Está en la página 1de 4

Torrente de Vida y Adoracion

Objetivo del Programa: Conocer cómo participan los componentes de la sangre


en el fortalecimiento de nuestro cuerpo, y cómo los diferentes departamentos
de la Escuela Sabática nutren al cuerpo eclesiástico.

Sugerencias para el Director:

1. Adorne la plataforma con un corazón rodeado de sus venas y arterias. En el


centro del corazón, coloque el grupo HEM que forma parte de la hemoglobina y
juntos le dan ese color rojo a la sangre.

Pinte las venas de azul, las arterias y el corazón, de rojo. Coloque también un
letrero grande que diga: "TORRENTE DE VIDA Y ADORACIÓN".

2. Proporcione a cada participante del dibujo de la célula que los identifique.

3. Participantes: Glóbulo Rojo, Glóbulo Blanco, Plaqueta, Plasma, Corazón,


Venas y Arterias.

a. Glóbulo Rojo: Coloque el nombre "Glóbulo Rojo" en el pecho del participante.


Vístalo de color rojo y, en el hombro, debe llevar una prenda de color negro. En
la mano, puede llevar un tanque de oxígeno, elaborado con cartón pintado de
color azul.

b. Glóbulo Blanco: Coloque el nombre "Glóbulo Blanco" en el pecho del


participante. Vístalo de color blanco y con una espada en la mano.

c. Plaqueta: Coloque el nombre "Plaqueta" en el pecho del participante. Vístalo


de color café oscuro. En sus manos traerá tapones y parches, hilo y aguja, pues
necesita simular que tapa fugas y remienda heridas.

d. Plasma: Coloque el nombre "Plasma" en el pecho del participante. Vístalo de


color amarillo, con gorro de cocinero, un mandil(delantal), cucharón y cazuela
(cacerola) en mano.

e. Corazón: Vístalo como un típico obrero, que lleva a cabo un trabajo pesado y
constante. Puede ser un overol(mahón) azul y una camisa roja. Debe parecer
robusto y muy fuerte. Coloque un dibujo del corazón en su pecho, y que en su
centro se destaque el dibujo del grupo HEM. En sus manos debe llevar una
bomba de aire.

f. Venas y Arterias: Coloque el nombre "Venas y Arterias" en el pecho de cada


participante, respectivamente. El que represente las Venas, irá de color azul y
llevará una o varias mangueras de color azul en sus manos. El que represente
las arterias, irá de color rojo y una o varias mangueras de color rojo en sus
manos. Ambos deben estar siempre tomados de la mano y con un volante de
automóvil, con el cual simularán ir conduciendo.

Desarrollo:

Corazón: (Entra) Hoy les presentaré a mi equipo de trabajo. Todos contribuimos


de alguna manera para el fortalecimiento de nuestro cuerpo.

Sean bienvenidos a este maravilloso viaje a través del aparato circulatorio. El


corazón les da la bienvenida.

Glóbulo Rojo: (Entra) Mi función se inicia en los pulmones. Tomo el oxígeno que
ellos me entregan y lo llevo a cada célula del cuerpo, inyectándoles vitalidad y
energía. También les remuevo el bióxido de carbono. Por eso es que me retiro
un poco manchadito de negro (muestra su prenda negra), pero de nuevo lo
llevo a los pulmones y allí nos deshacemos de él, pues es un tóxico que, de
quedarse, nos haría daño. Los pulmones y yo trabajamos unidos. De no
respirar, el cuerpo moriría, pues no habría oxígeno que transportar. Nada mejor
que el canto para ponernos a trabajar y así llenarnos de vitalidad y alegría.

Busquemos el himno Núm. 294, "Comprado con sangre por Cristo", del
Himnario Adventista.

Glóbulo Blanco: (Entra vestido de blanco, marchando con su espada,


moviéndose constantemente y alerta en todo momento.)

Soy el responsable de la seguridad del cuerpo humano. Localizo al enemigo y


lo destruyo. No trabajo solo; somos un grupo bien entrenado para identificar al
enemigo. Algunos morimos en la lucha. Nos reunimos para estudiar las
estrategias del invasor, evitando así que nos tome desprevenidos. También
tenemos una clave secreta como voz de alarma, que cuando alguno la
pronuncia, todos acudimos en su ayuda.

Te invito a tomar tu espada, que es la Palabra de Dios, y en ella verás las


estrategias del enemigo. Pero recuerda utilizar tu clave secreta que es la
oración para que todo el cielo acuda en tu ayuda. Nunca trabajes solo.

Lectura Bíblica: (Versículo de memoria)

Oración de Rodillas: (El "Glóbulo Blanco" lee y ora.)

Plaqueta: (Entra) Soy la Plaqueta, y represento un grupo de miles de nosotros,


que siempre estamos moviéndonos por todo el organismo. Viajamos grandes
distancias sanando heridas (mueve sus manos y cuerpo, como tapando algo o
zurciendo) y así evitamos que la sangre se salga y se pierda. ¡Imagínense si no
hiciéramos bien nuestro trabajo; este líquido vital saldría sin detenerse!

Somos como la obra misionera, la cual mantiene viva a la iglesia, evita que
muchos se salgan y la sangre de Cristo se pierda. Son millones trabajando en
todas partes del mundo y sanando al enfermo por medio de la predicación del
evangelio.

Lectura del Relato Misionero por algún invitado.

Plasma: (En este momento, entran al escenario los participantes que


representan a las Venas, el Plasma y las Arterias, en orden, y, tomando de la
mano al Plasma, lo conducen a la plataforma.)

Venas y Arterias: (Hablan) Somos los conductos de transporte del fluido


sanguíneo, incluyendo al Plasma. Nosotros marcamos el rumbo que debe
seguir llevando sus nutrientes y estamos conectados a cada punto específico
del cuerpo.

Plasma: (Interviene. Lleva su vestuario característico: Un cocido o preparado


caliente que desprenda vapor y olor agradable y sabroso.)

Contengo todos los nutrientes necesarios para alimentar a cada parte del
organismo. Pero necesito que me provean de ellos por medio de una
alimentación sana y en cantidades suficientes para fortalecer adecuadamente
al cuerpo. Por mí mismo no puedo llevarlos. Necesito que me marquen el
rumbo que sirve para nutrir y fortalecer al cuerpo de Cristo".

(Se relatan experiencias por quienes han recibido bendiciones al usar el Fondo
de Inversión, con el propósito de que las mismas se convierten en un canal que
nos ayude a incrementar nuestra fe y a ser agradecidos.)

(El Plasma presenta y lee Marcando el Rumbo.) Informe Secretarial:

(En este momento, todos se juntan al micrófono para anunciar, a una voz, al
órgano más importante y del cual depende que todos los elementos de la
sangre funcionen adecuadamente.)

(Se anuncia el himno Núm. 460, "Corazones siempre alegres", del Himnario
Adventista, a, una sola voz.)

Corazón: (Al terminar el himno, entra y habla con voz fuerte y decidida.) Soy el
órgano principal del aparato circulatorio. Con mi fuerza y vigor, impulso a todas
las células de la sangre para que lleven a cabo su trabajo y lleguen
rápidamente a cada parte del cuerpo. Si por algún momento mis latidos
fallaran, el sistema en general se alteraría.
En la parte central de mis músculos llevo una pilita eléctrica que envía
impulsos eléctricos para que mis palpitaciones sean constantes y firmes. Esto
fue obra de mi Creador.

La Escuela Sabática es la parte central y el órgano más importante del cuerpo


eclesiástico. Sin ella, las células (de Escuela Sabática) dejarían de funcionar
eficientemente, al igual que todos sus departamentos. La pila que envía
impulsos es el Espíritu Santo que nuestro Dios nos envío para estar con
nosotros.

Conclusión: (El Director pasa a la plataforma junto con todos los participantes.)

Nuestro Dios dedicó tiempo para crear este líquido rojo que aporta vida a
nuestro organismo. Hoy hemos recibido un mensaje que el Creador puso en
ellos (señalando a los participantes) para nosotros. Demos gracias al Señor por
este valioso "Torrente de Vida".

Himno Final: Núm. 351, "Yo quiero trabajar", del Himnario Adventista

Oración Final: El repaso de la lección fortalece la unión en el trabajo de todo


miembro del cuerpo de Cristo y lo motiva para cumplir su misión.

(El Corazón hace la oración para el Repaso de la Lección.)

(Al terminar, el Corazón sale y todos los demás participantes le siguen


marchando juntos.)

Repaso de la Lección de Escuela Sabática: