Está en la página 1de 19

UADER

Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales

Profesorado en Lengua y Literatura

Cátedra: Literatura Inglesa

Profesora: Ariela Borgogno

Alumna: Alejandra Perez

Monografía

Tema: Las figuras del héroe en la novela

Por quién doblan las campanas

de Ernest Hemingway

Nadie es una isla, completo en sí mismo;
cada hombre es un pedazo del continente
una parte de la tierra (…); la muerte de
cualquier hombre me disminuye, porque
estoy ligado a la humanidad; y, por
consiguiente, nunca hagas preguntar por
quién doblan las campanas; doblan por ti.

Fragmento del Epígrafe escrito por John Done de Por quién doblan las campanas

1

Pág. Colección Debolsillo. el regreso y las llaves.”3 Como la historia narrada en Por quién doblan las campanas. La telaraña del sueño mítico cayó. es decir: la partida. Desde una perspectiva psicoanalítica. 1. Joseph. etapas que suelen involucrar evolución psíquica o moral del personaje. Por quién doblan las campanas. Psicoanálisis del mito. 1. Campbell se refiere a las características del héroe moderno: “El lastre del pasado. analizaremos si sus protagonistas se corresponden –y si es así. 2 . Para realizar dicho análisis se partirá de los escritos teóricos realizados por el mitólogo Joseph Campbell en El héroe de las mil caras2. Joseph. Fondo de Cultura Económica. 3 Campbell. Buenos Aires. Buenos Aires.el autor da cuenta de las fases típicas por las que atraviesa el héroe clásico en su periplo. sobre los cuales haremos referencia en este trabajo. Ernest. Op. Cit.2. 2007. Ed. la mente se abrió a la íntegra conciencia despierta.al héroe moderno caracterizado por Campbell y si comparte algunos rasgos de otros tipos de héroes. y el hombre moderno surgió de la ignorancia de los antiguos. Sudamericana. transcurre en el siglo XX durante la Guerra Civil Española contra las fuerzas falangistas de Francisco Franco. 2 Campbell. en el que realiza una suerte de clasificación de tipos de héroes.1. 2006. Objetivos En la presente monografía se analizará las figura del héroe en la novela Por quién doblan las campanas1 del escritor norteamericano Ernest Hemingway. Contexto que reconstruye la novela La historia se desarrolla hacia finales de la década del treinta en España durante la Guerra Civil Española que comenzó en julio de 1936 –con la sublevación de una parte del Ejército contra la Segunda 1 Hemingway. 3. este autor estudia la forma en que ha sido construida la figura del héroe en el transcurso de la historia literaria y mitológica. Epílogo: El mito y la sociedad. Este tema es retomado en el Capítulo III de la segunda parte. veremos hasta qué medida. El héroe de las mil caras. En la primera parte de la obra –La aventura del héroe. 341. la iniciación. En el punto tres del Epílogo. El héroe de hoy. la atadura de la tradición han sido destruidos con seguros y poderosos golpes. Introducción 1. como una mariposa de su capullo o como del amanecer surge del vientre de la madre noche.

Desde el comienzo de la guerra. con el apoyo de Italia. Esta dictadura se prolongó hasta 1975. en la que debemos ubicar la novela de Hemingway. Los sublevados pretendieron. terminó con el éxito republicano.y desembocó en la sublevación antes mencionada.las tropas falangistas lograron desgajar el cinturón de hierro de las defensas de Bilbao el 19 de junio de 1937.que ganó las elecciones en febrero de 1936. la cual fue víctima del ataque de las tropas insurrectas y tuvo como consecuencia el acontecimiento bélico conocido como batalla de Madrid. La batalla de Guadalajara. El general Francisco Franco instauró un régimen dictatorial fuertemente represivo que reemplazó al sistema parlamentario republicano. Es. Esto ocasionó la reacción de los sectores de derecha vinculados con el catolicismo –hecho por el cual también se llama al movimiento franquista nacionalcatolicismo. El acontecimiento bélico de esta guerra suele dividirse en tres fases. centraron sus operaciones en el norte de España. el dominio de sendos bandos en cada uno de los territorios estaba en relación directa al resultado de las elecciones de 1936: los militares “alzados”4 lograban la victoria en aquellas provincias donde fueron más votadas las candidaturas de derechas. en esta segunda fase de la guerra. En la primera se destaca la importancia que los bandos opuestos le concedieron a la ocupación de Madrid. En general. infructuosamente. con el triunfo del franquismo. las intenciones de marchar sobre Madrid. el territorio español quedó fragmentado en zonas dependiendo de la inserción exitosa que lograron los militares sublevados. seguían en pie. Esto significó un cambio de estrategia por parte de los alzados que. a la vez que eran derrotados en las regiones en las que había triunfado electoralmente el Frente Popular.República Española. Así lo indica Juan Villoro en el Prólogo: 4 Alzamiento: nombre dado por los rebeldes al levantamiento contra el gobierno constitucional Republicano. En la segunda fase –desde septiembre de 1936 hasta finales de 1937-. que se mantuvo entre el 8 y el 21 de marzo de 1937.y terminó el 1º de abril de 1939. es decir. acceder a la capital desde el norte y desde el sur. hasta que murió el líder falangista. 3 . Con el sostén determinante de la aviación constituida por la Legión Cóndor alemana -que llevó a cabo un brutal ataque a la localidad vizcaína de Guernica en abril de 1937. El falangismo era la versión española del fascismo y constituyó una embestida contra el Frente Popular de izquierdas –en gestación desde la proclamación de la Segunda República en abril de 1931 y liderado por el Partido Socialista Español (PSOE).

fue fundamental: aportó blindados. Ernest Hemingway conocía bien este contexto puesto que él mismo había participado activamente como voluntario. Prólogo. era una corresponsal de guerra con quien había iniciado una apasionada relación a pesar de haberse casado poco tiempo atrás con Pauline Pfeiffer. También formaron parte de estas brigadas. a quién dedica el libro. La Tercera Internacional -o KOMINTERN. El gobierno republicano también recibió el auxilio de Brigadas Internacionales. se basa en el profesor norteamericano Robert Merriman. instruyó a jóvenes españoles en el manejo del fusil. aviones y equipos de asesores militares. “Por quién doblan las campanas narra tres días en mayo de 1937. La primera visita de Hemingway fue un acontecimiento: el general húngaro Lukacs 5 Martha Gellhorn. 6 Hemingway. 8. Cit. (…) … de acuerdo con el historiador Hugo Thomas. “En 1937. tuvo hondas repercusiones a nivel internacional a partir de sus vínculos ideológicos con los partidos de izquierdas y de los movimientos fascistas a nivel mundial. Ernest. 11. El apoyo de la URSS. (…) El novelista se presentó en el frente como si posara para la metralla de luces de Robert Capa. Uno y otro bando recibieron apoyo de países extranjeros. luego. voluntarios antifascistas de diversos países. Mientras que España recibió el apoyo de los regímenes fascistas de Italia y de Alemania y la ayuda de voluntarios portugueses –entre otras colaboraciones-. como se puede observar en la novela.” Hemingway. El protagonista.”6 La guerra civil española. excediendo los deberes de un simple corresponsal: por ejemplo. En ese tiempo Hemingway estaba en Nueva Cork. que no sobrevivió a la guerra y a quien Ernest y su compañera 5 conocieron en Valencia. el gran tema de Martha era la guerra de España. La mayor parte de los partidos políticos y potencias europeas quedaron implicados en el conflicto. Ernest. cuyo número rondaría en los 40. y en buena medida a ella se debe que el escritor se involucrara en la contienda. Pág. el de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). el Frente Popular obtuvo en un principio el de Francia y. Prólogo. en el bando republicano. Op. (…) Abundan los testimonios que acreditan el valor y la entereza de Hemingway en el frente de la guerra. que el cual debemos contextualizar en el mapa de alineación internacional propia de la década de 1930. 4 . Pág. Cit. Así se explica en el Prólogo de la edición de la obra citada: “Hemingway llegó a la guerra civil con el corazón dividido por sus amoríos. Op. el afán casi desesperado de encontrar un tema literario y el de que sus facultades empezaran a mermar. a pesar de ser un conflicto interno.000 a lo largo de toda la guerra.instauró un comité internacional con el fin de organizar a sus miembros y que tuvo la participación de dirigentes comunistas de distintas partes del mundo. gobernada por Stalin. «desempeñó un papel activo en la guerra. el joven fotógrafo húngaro que ganaría celebridad en la contienda y consideraría a Hemingway como a un segundo padre. su segunda esposa. Robert Jordan. pero conocía bien el terreno.

El héroe primordial y el héroe humano. el héroe de Por quién doblan las campanas El protagonista. nos ocuparemos de analizar sus características. Jordan. 285. los héroes estaban dotados de “fuerzas extraordinarias desde el momento de su nacimiento. Joseph.envió una invitación al pueblo vecino para que las muchachas asistieran al banquete». Ese modelo clásico se corresponde a un tipo de heroísmo al cual el 7 Hemingway. Pág. es un joven profesor norteamericano de ideología comunista. hasta que al fin.sí se pueden adaptar a la aventura de nuestro héroe. Ernest. Op. sus fuerzas. Cit. Capitulo III: Transformaciones del héroe. 8 Campbell. aparentemente. La infancia del héroe humano. el héroe. cuyo desafío era el de volar un puente con la ayuda de un grupo de gente que le es desconocida y en la que no sabe si puede confiar. Pero. Capitulo III: Transformaciones del héroe. Prólogo. antiguamente. Para esto se puso en contacto con un grupo guerrillero comandado. entre otras cuestiones.no se ajusta al de nuestro protagonista. en el Capítulo III de la Segunda Parte de la obra citada. así que retomaremos sólo aquéllos con los cuales Jordan comparte algunas características.1. Págs. por un personaje llamado Pablo. sobre el que nos ocuparemos más adelante.1. Cit. Toda la vida del héroe se muestra como un conjunto de maravillas con la gran aventura central de su culminación. con el pasar de los siglos se fue humanizando a medida que iba perdiendo sus características divinas o semidivinas. la leyenda desemboca a la luz del día del tiempo hecho crónica. Cit. Joseph. con el tiempo. Campbell. los “héroes se vuelven menos y menos fabulosos. 9 Campbell. Segunda Parte: El ciclo cosmogónico.1. cuya historia en la novela comienza in media res.7 2.” 9 Es decir. 8 a 9. Op. Sin embargo. Como se expresó en 1.. Sería excesivo para el contexto de este trabajo hacer un raconto de cada uno de ellos. Campbell explica que. su valentía extraordinaria y su moralidad intachable.1. antes. en los estadios finales de las diversas tradiciones locales. voluntario en la Guerra Civil Española y al que se le ha dado la orden de volar un puente para facilitar una maniobra del bando republicano. 2. describe cómo se ha transformado el héroe a lo largo de la historia de la humanidad y cómo se fueron generando distintas tipologías de acuerdo al contexto histórico. 282. Op. 5 . El recorrido del héroe clásico según Cambpell –esbozado en el 1. Robert Jordán.” 8 Pero. o aun desde el momento de su concepción. de este trabajo. Segunda Parte: El ciclo cosmogónico. explica el mitólogo. algunos de las fases de esta estructura descripta por el mitólogo –como veremos. Pág.

2005. Friedrich. Pág. (Buscar cita) Sin embargo. le habló así a su corazón: «¡Será posible! ¡Este viejo santo en su bosque no ha escuchado todavía nada de que Dios ha muerto!»” Nietzsche. Se levantó. como dice el filósofo. Es el ciclo del héroe de la edad moderna. No creo en esas cosas. 11 No hay destino pero. Joseph. desde el momento de su concepción. y el desarrollo de los métodos científicos de investigación han transformado la vida humana en tal forma que el universo intemporal de símbolos hace mucho tiempo heredados ha sufrido un colapso.personaje se hallaba predestinado. Cuando Zaratustra se encontró solo. 340 a 341. Aunque no creo en esas cosas. incluso. ha muerto. El héroe de hoy. ese motivo es la República. hay causas por los cuales luchar. El ejemplo arquetípico es el de Aquiles que sabía que su hado le permitía alcanzar la gloria aunque al costo de morir joven. −¿Qué es en lo que usted cree? −En muchas cosas. la maravillosa historia de la especie humana que llega a la madurez. y tengo curiosidad por saberlo. Directamente no hay dios. pero no como grandes protagonistas sino como simples engranajes. Buenos Aires. −¿En qué? 10 Campbell. esta negación del héroe moderno de un destino prefijado es puesta en tela de juicio en la misma novela: “Jordán extendió su mano y la mujer se la abrió. 6 . La divergencia está en la conciencia del papel de transformación histórica que poseen estos personajes. Epílogo: El mito y la sociedad. Cit. 19. el anciano y el hombre. en los tiempos modernos. el mitólogo también expresa: “… el ideal democrático del individuo que se determina a sí mismo. Op. Es una lucha en el que el personaje se juega la vida y. Jordán se puso también en pie y vio que ella también le miraba sin sonreír. Págs. Ni siquiera hay un dios descentrado. los personajes típicos no son juguete de un destino que le han marcado los dioses –como le ocurría al héroe clásico-. 11 “Y así se separaron uno del otro. Esta idea del destino está quebrada en el héroe moderno que se constituye en el principal constructor de su futuro. le pasó el pulgar por la palma con cuidado y se la volvió a cerrar. la retuvo. Respecto al héroe de hoy. Así habló Zaratustra. −Sí. no se diferencia con el héroe clásico. es al moderno. 3. Es una fábula que se ha repetido de mil maneras. es la pugna contra el fascismo. riendo como ríen dos muchachos. En el caso de Jordan. pero no en eso. −¿Qué es lo que ha visto? −preguntó Jordán−. no he visto nada. en esto. ha visto usted algo. (…)”10 Es decir que. no va usted a asustarme. ¿Es así en el caso de Jordán? No cabe duda que el protagonista de la novela de Hemingway. Gradifco. al modelo de héroe que mejor se adapta. −Nada −dijo ella−. la invención de los artefactos mecánicos y eléctricos. A esto se refieren en el Zaratustra de Nietzsche las trascendentales palabras que anuncian una época: «Muertos están los dioses».

Sin embargo. ¿quién es el que perdona? No lo sé. Déjales a ellos que tengan Díos. Desde que no tenemos Dios. Cit. hay una posibilidad. Cit. Op. 65 a 66. en su curiosidad se trasluce un vestigio de duda. Entonces. el deber a sus intereses personales..Pág. al que no le podía perdonar que se haya suicidado. −Ellos dicen que es suyo. Ya disponemos de varios datos para reconstruir la personalidad del protagonista.. en una especie de carpe diem trágico.con su padre. que se me pueda perdonar. Si hubiese Dios. Pero ahora un hombre tiene que se responsable ante sí mismo. 7 . La angustia del hombre moderno que ha matado a Dios. −Bueno. no sólo se refleja en la figura del protagonista sino también en el de Pilar y en el de Anselmo que representa –de algún modo.a su padre perdido. Ernest. destino que él también eligió para sí mismo. claro que no. ni su hijo ni Espíritu Santo. ¿Serán estos sus últimos días? Es que en la guerra. −En mi trabajo. El personaje quiere anteponer la razón. −Entonces eres tú mismo quien tiene que perdonarte por haber matado. la de aunarse con los otros para enfrentar la angustia y las adversidades. hombre. según puede observarse en la novela. y lo haría otra vez. Págs. Sin embargo.”12 Pilar ve un augurio negativo en las líneas de sus manos. Ernest. −¿Ya no teneis Dios? −No. porque he sido educado en la religión. Sabemos que descree de las religiones. años más tarde. −Sí. la muerte es familiar. (…)”14 Ahora el hombre debe ser responsable ante sí mismo: ése es el drama del hombre moderno que debe enfrentar huérfano su angustia existencial. de lo sobrenatural. Sin embargo. 14 Hemingway. Los diálogos que mantiene con el viejo le permite reencontrarse – reconciliarse. como si fueran los últimos. y desdeña el supuesto presagio de muerte que leyó en la expresión de la gitana. 13 Este mismo conflicto lo habría padecido el autor. que es la actitud propia del hombre moderno. cuyo padre también se había suicidado.13 −(…) Estoy en contra de matar hombres. 76. Op. ¿el destino existe? El protagonista se resiste a creerlo. sin hacer mal a nadie. trataré de vivir de otra manera. Es por eso que el protagonista decide vivir esos tres días que transcurren desde su llegada hasta el momento de volar el puente. no hubiera permitido lo que yo he visto con mis propios ojos. Pero. la duda permanece implícita. cotidiana y no se sabe si cada amanecer será el último. en forma intensa. si después de esto sigo viviendo. Jordan también se caracteriza por anteponer su trabajo. Capítulo II. −Pero los has matado. −¿Por quién? −No lo sé. hasta el punto del autosacrificio: 12 Hemingway. yo lo hecho de menos.

eso y el saber en quién confiar. 4. Capítulo II. cuando el personaje se enamora. ahora eso mismo es el padre…”17 En el fondo. Cit. Y así como antes la madre ha representado el «bien» y el «mal». de algún modo. Sólo el dar importancia a lo que pudiera pasarle a uno. Primera parte: La aventura del héroe. Op. pasa. La reconciliación con el padre. 17 Campbell. Capítulo II. espiritualmente. al momento de trabajar. Joseph. Lo sepa o no. La reconciliación con el padre. Ernest. Volviendo a la figura del padre. el protagonista nunca había logrado superar el suicidio del padre. La relación empática que mantuvo con “el viejo” puede ser una suerte de reconciliación simbólica con su padre 18 y también pudo 15 Hemingway. 137. y se obliga. El héroe trasciende la vida y su peculiar punto ciego. a pensar y a actuar fríamente16 y hasta en forma desapasionada. Contempla la cara del padre. El problema del héroe es penetrar.. son el secreto germinal del padre. y por un momento se eleva hasta tener una visión de la fuente. y donde la posibilidad del perfecto conocimiento se debilita.”15 El personaje. Kashkin.. comprende y los dos se reconcilian. sacudir y aniquilar ese nudo clave de su existencia limitada. Pág. Era tan fácil moverse detrás de las líneas del enemigo como cruzarlas. Cit. 18 “La paradoja de la creación. y para su hija. Pág. así fue cómo actuó cuando tuvo que sacrificar al dinamitero ruso. Pág. Joseph. era lo que hacía la cosa arriesgada. en la señal del trabajo futuro. en cada sistema de teología hay un punto umbilical. 8 . 16 Actitud que se pondrá a prueba. a la causa de la que está convencido. El problema del héroe que va a encontrar al padre es abrir su alma a tal grado y haciendo caso omiso del terror. existen diversos indicios que nos pueden llevar a pensar que Anselmo cumplía el papel. de “sustituto” simbólico del padre de Jordán.) Tenía hambre con frecuencia. Primera parte: La aventura del héroe. Cit. que es constitutivo para el hombre occidental. La iniciación. Por lo tanto. al que le guardaba resentimiento por este hecho. De acuerdo a lo que él mismo le cuenta al grupo de guerrilleros. como veremos. y con él su mundo. 4. supedita su voluntad al deber. entonces. quien se había suicidado cuando aún era un niño de etapa colegial. el padre es el sacerdote iniciador a través del cual el adolescente entra a un mundo más amplio. Op. 29. porque no le daba importancia a lo que pudiera ocurrirle a él mismo y conocía por experiencia lo fácil que era moverse detrás de las líneas del enemigo en toda aquella región. pero habitualmente no se notaba preocupado. que adquiera la madurez para entender cómo las enfermizas y enloquecidas tragedias de este vasto mundo sin escrúpulos adquieren plena validez en la majestad del Ser. La iniciación.” Campbell. “(. si era atrapado. precisamente a través de ese punto. Op. y sin importar cuál sea su posición en la sociedad. que fue herido mortalmente. que se convierte. la llegada de las formas del tiempo desde la eternidad. Esto significa que el padre estaba ausente en el rito de iniciación. si se contaba con un buen guía. en el futuro marido. No se puede explicar en forma completa. como lo explica Cambpell: “(…) Cuando el niño sobrepasa el idilio con el pecho materno y vuelve a enfrentarse con el mundo de la acción adulta especializada. 127. un talón de Aquiles que ha sido tocado por el dedo de la madre vida. para su hijo. a la esfera del padre. con el fin de que no sufriera y con el objetivo de no perjudicar la misión.

Sin embargo.haberle recordado a su abuelo. un peligroso mirar hacia atrás.el dominio de la técnica: por medio de ella. Si consideramos las tipologías de héroes descriptas en la Segunda Parte del libro de Campbell. La modernidad del héroe la encontramos en: . «todo de que hablas 9 .en el hecho de enfrentarse a la muerte sin la esperanza de la vida eterna.que se dividen para enfrentarse al mundo que se revela en el uso del discurso. y a pesar de que Jordán se ajusta al prototipo del héroe moderno. Él se muestra satisfecho de que al menos su agonía no se prolongará tanto y de que al menos tuvo la oportunidad de vivir intensamente: “¿Para quién es más fácil la cosa? ¿Para los que creen en la religión o para los que toman las cosas por las buenas? La religión los consuela mucho. hace que enfrente la muerte en forma positiva. dice respecto al personaje de Jordán: “El protagonista padece otro tipo de simplificación. 20 Hemingway. el hombre logra destruir un puente magnánimo en muy poco tiempo y en el hecho de manipular maquinarias para matar en forma efectiva.en el dominio de su racionalidad. Ernest. Juan Villoro. Efectivamente. Prólogo. un peligroso estremecerse y detenerse. pero nosotros sabemos que no hay nada 21 que temer. 79. que el tipo de nihilismo que profesa Jordán. lo que se puede amar en el hombre es que éste es un tránsito y un ocaso. Op. ¿quieres tú impedírselo?» « Por mi honor. Luego habló así: El hombre es una cuerda tendida entre el animal y el superhombre. el equilibrista destrozado recuperó la conciencia y vio a Zaratustra arrodillado junto a él. Un peligroso transitar al otro lado. figura que habría sido muy significativa durante su niñez.en su lucha anónima. Jordán piensa que había tenido mucha suerte por haber encontrado al “viejo. pensó. 16. La grandeza del hombre está en ser un puente y no un fin. sus virtudes son tantas que se acumulan en su contra.”19 Por otro lado.”20 Es probable que Juan Villoro tenga razón. casi hasta parece optimista. Cit.” “(…) Al poco tiempo. el prologuista de la edición que estamos analizando. amigo». Cit. Morir sólo es malo cuando uno 19 Hemingway. Op. Pág. un peligroso caminar. el autor pierde la oportunidad de enriquecerlo con debilidades y defectos. Ernest. «¿Qué haces aquí?». respondió Zaratustra. . . . una cuerda tendida sobre el abismo. . Esto se pone en evidencia. al final de la obra. podemos comprobar que comparte varios rasgos de cada uno de ellos. (La seriedad exterior de Jordán no siempre se condecía con su estado interno). «desde hace mucho sabía yo que el diablo me pondría el pie. especialmente. podemos observar en este framento de su diálogo interior. 21 “Zaratustra contempló al pueblo y se maravilló de él. Ahora me empuja al infierno. dijo por.en el individuo fragmentado en múltiples “yo” –en múltiples sujetos. Pág.

no existe. Ernest. Los lectores pueden conocer lo que ocurrió en momentos previos a los hechos de las sierras de Guadarrama. más irregular es la vida. por el siguiente diálogo que mantiene con Golz: “(. sino también en los pequeños gestos. no tengo tiempo para chicas. Bastante tengo en qué pensar como ocuparme de chicas –dijo con acento duro. Op. no hay nada concreto que lo obligue a sumarse en esta lucha. porque en la novela se explicita el pensamiento del protagonista –que en gran medida se da como un diálogo interior-. así. -No lo creo. primer paso que corresponde a la partida. Tu alma estará muerta aún más pronto que tu cuerpo. Ya ves: tú has tenido muchísima suerte. Cit.) -No... Sabemos. Pág. El llamado a la aventura. abandonando su puesto cómodo de profesor universitario de Castellano en Estados Unidos. (. También necesita usted un corte de pelo. esto era más comprensible porque era su “patria”. Pág. por ejemplo. que veremos en los próximos puntos. No te ha pasado nada parecido. 10 .”22 Por otra parte. podremos comprobar que la primera de ellas. a fuerza de golpes u magros alimentos. la impronta de su padre y de su abuelo que participaron en el bando republicano luchando por sus ideales en Estados Unidos. que corresponde a la partida. «Si tú dices la verdad». no hay ni diablo ni infierno. Ernest.)” 23 2. Cit. descriptas por Campbell.. ¿Por qué decide Jordán.de una voz interior que le dice que es correcto luchar por la causa repúblicana en contra del fascismo. viene de –de algún modo. ¡no temas ya por nada!» El hombre alzó su mirada con desconfianza. cuanto más irregular es el servicio. 34. en el caso del protagonista de Por quién doblan las campanas había ocurrido un año atrás. No soy mucho más que una bestia a la que se le ha enseñado a bailar. Pero. Op.falla. como si quisiera cortar la conversación-. Estaría bonito que me dejase pelar como Golz. Decíamos que esta historia comienza in media res. -Voy a la peluquería cuando me hace falta –contestó Jordán. que Jordán no se trata de una persona afecta a lo superfluo.. Lo que sí está presente es el ejemplo.»” 22 Hemingway. Más allá de sus filiaciones comunistas. La partida Si nos remitimos a las distintas fases por las que atraviesa el héroe clásico en su aventura. 616. Tiene usted un servicio muy irregular.2. «no pierdo nada perdiendo la vida. pensó-. 23 Hemingway. respondió luego. que por lo tanto. y que es serio en su trabajo (aunque se permite hacerse bromas en su diálogo interno) y que se resiste a las imposiciones arbitrarias. la grandeza del personaje no sólo la conocemos a través de sus hazañas y sacrificios. Morir es malo solamente cuando se tarda mucho tiempo y hace tanto daño que uno se siente humillado.

Armando. Si cree que no puede hacerlo.no cree en la idea nacionalista de patria. por el amor que sentía hacia España y.”24 Por otra parte. Juan M. podríamos agregarle otra causa más que lo habría decidirse entrar en esta guerra: la de probarse a sí mismo que tenía el valor suficiente para enrolarse en un lucha que considera justa y honorable. Juan M.3. Pág. Robert acepta la misión con firmeza de decisión. A pesar de las mismas. La iniciación. 31 a 32. y 304.” 25 2. es el momento de iniciación por excelencia. 114. BMPress. Ed. Cit. hay un claro desdén por el patriotismo. El camino de las pruebas26 Existe otro rito de iniciación que el personaje de Jordan comparte con los típicos héroes de guerra. En: Costa Picazo. 325. dadas las condiciones en las que debía hacer su tarea de dinamitero. el más difícil de los que ha atravesado en el transcurso de la guerra. dentro de este primer llamado a esta aventura que lleva a Jordan a dejar Estados Unidos para arribar a España. 325. el acontecimiento cuyas marcas indelebles lo atormentarán siempre. Cit. el paso definitivo del niño al hombre. Dentro de esta primera partida. Op. 25 Hemingway. otro desafío. por su sentido de la solidaridad que excede las fronteras de su nación. Pág. pero no puedo decir que la cosa me guste demasiado.entonces. existe otro llamado. Op. si duda. en tercer lugar. enrolarse en la lucha por la liberación de España de las hordas fascistas? En primer lugar. Es la orden de Golz de volar el puente al momento que se desencadenaba la ofensiva republicana. Joseph. Op. En el país de los sueños posibles. Juan Melone explica: “La importancia de la guerra en el aprendizaje del héroe es insoslayable. en segundo lugar. Enajenación y exilio en el primer Hemingway. los héroes de Hemingway dejan bien claro que no se hallan en el frente por esa razón. Buenos Aires. de hecho. firmeza que formará parte del carácter del personaje: “-Comprendo –dijo Jordan-. Lo haré como es debido. una prueba para sí mismo. Al respecto. 26 Campbell. Si no quiere encargarse de este cometido. 2006. un verdadero reto para el héroe. -Tampoco me gusta a mí. Ernest.” 27 24 Melone. Cit. 11 . Rolando / Capalbo. Págs. De esto da cuenta Juan Melone: “Si las guerras son el ámbito más propicio para la expresión del nacionalismo (forma última y exasperada del patriotismo). dígalo ahora mismo. porque Jordán –al igual que el autor y que la mayor parte de los héroes creados por Hemingway. Págs. dígalo ahora. -Lo haré –contestó Jordan-. Esto fue. 27 Melone.

”28 Las pruebas por las que debe pasar el héroe para lograr el cometido de volar el puente. Ernest. debía trabajar con la gente aliada que encontrara en la montaña pero que no luchaba bajo las órdenes del ejército sino que se había organizado en forma espontánea. en esos tres días. en su imposibilidad de utilizar lo que ha aprendido: “Has llevado una vida tan buena como la del abuelo –que también había estado en la guerra. gracias a estos últimos días. este no era el principal impedimento sino el de que eran. Es 29 hombre de confianza. sobre todo. Éstas eran las principales dificultades: el momento justo de volar el puente debía deducirlo él mismo. luchando por sus ideales-.” Hemingway. Jordan sabe al instante si puede contar con una persona. acepta su destino trágico de morir joven –como Aquiles. Es decir. Respecto a esto último. ante la muerte inminente. Has llevado una vida tan buena como pueda ser la vida. como de alguna manera le había sugerido Golz. aunque no haya sido tan larga. Sin embargo. de las relaciones que Hemingway. por medio del dominio del discurso) y por su sencillez. 28 Golz le había dicho: “El hombre que va a acompañarle acaba de llegar de allí. su tragedia consiste.porque puede decir que ha vivido y que ha amado intensamente. Usted verá si lo es. según dicen ellos. Pero. Tienen gente en las montañas. no sabía si ellos confiarían en él.29 Por el contrario. Dotado del sentido de la intuición. fundamentalmente. Pero me gustaría que hubiese un modo de transmitir lo que he aprendido. no tenía forma de enterarse si la orden se había suspendido o aplazado. no cosificado. objetivándolos. Cit. Luego sigue pensando: “No vas a quejarte ahora. Esta forma de “conquista” conciente que logra el personaje a través del respeto de la idiosincrasia del pueblo español. 31. Pág. no significa que los utilice como simples piezas de ajedrez. que no tenía hábitos de disciplina militar ni tenía por qué acatar las órdenes de los generales. para él. a la vez que logra generar en ella confianza y simpatía. son diversa. Hágase con todos los hombres que necesite. Éste es uno de los primeros logros del héroe. pero utilícelos. Utilice los menos que pueda. Op. Ernest. personas desconocidas y no sabía si podría confiar en ella (en un doble sentido: en su forma de trabajo y en su lealtad) y. Cit. cuando has tenido semejante suerte. esta empatía hacia Jordan nacía del carácter humano. Esto lo alcanza por medio del interés y valoración de las pequeñas o grandes cosas que realizan cada uno de estos personajes (es decir. Op. 614.” Esto significa que lo que le faltó su vida en extensión lo ganó en intensidad y esto es lo que valora el héroe. Pág. Jordan reconoce lo mucho que ha aprendido en esa guerra. Jordan. 12 . el protagonista debe pasar por el desafío de lograr esta confianza y de conquistarlos con el fin de que lo ayudasen en su trabajo.

y al momento vio que podría confiar en ella-. como veremos. 48. 31.. –Hizo un guiño a Jordan-. 62. -Me alegro –dijo ella. Op. -Es para los zorros –dijo-. Cit. 13 .)”32 En el caso de Pilar. y el asunto del puente no era más difícil que cualquier otro. Cit. ¿Ha venido para que volemos otro tren? -No –contestó Jordan. Le miraba sin rebozo y Jordan vio que tenía unos bonitos ojos grises-. Este palo los mata. “-¿Qué está usted haciendo? –preguntó Jordán. sonriendo-. Desprovisto de soberbia.”33 30 En el Capítulo 3. Ernest. por primera vez. Cit. analfabetos la mayoría de ellos.. lograba su confianza: “Aquel Anselmo había sido un buen guía y era un montañero considerable. Sin embargo.” 31 A continuación se transcribe el fragmento de un diálogo que mantiene con el gitano . Jordán mantiene un diálogo profundo con “el viejo” y allí se entera de cuáles son sus valores. en todo salvo en su juicio: no había tenido ocasión de saber lo que pensaba. a su vez. ¿Cómo va usted y como van las cosas de la República? -Bien –contestó Jordan. sentándose al lado del gitano.) Hasta ahora Robert Jordán confiaba mucho en el viejo. Op. de la culpa que le produce matar hombres –a pesar de lo cual.. en ningún momento deja hace relucir estas ventajas que poseía respecto a estas personas. no se sentía inquieto por Anselmo. Ernest.. Era una trampa en forma de rectángulo y estaba tallando el travesaño. si la causa lo requiere-. cambia automáticamente el tono de voz cuando se dirige.. Pág. Esta escena sirve como ejemplo del interés que mostraba por las tareas que realizaba cada personaje y los gestos humildes que tenía con ellos. Pág. Ernest. y.uno de los miembros de la guerrilla comandada por el grupo de Pilar. 32 Hemingway.al que acaba de conocer. el cual anteponía a sus afectos. 31 Hemingway. (.al momento de hacer su trabajo. de su deseo de – una vez terminada la guerra. (. Podemos dar varios ejemplos en los que Jordán intuía cuándo podía confiar en una persona y de la manera en que él.entablaba. 33 Hemingway. a Jordán: “(. en todo caso. lo haría una y otra vez. el averiguar si se podía o no tener confianza en él era de su incumbencia. 30 No. Pág. Esta humildad adquiere mayor valor si se tiene en cuenta que él era un profesor universitario y que el grupo de guerrilleros estaba compuesto por gente de pequeños pueblos y campesinos. y devolvió el estrecho apretón-. Op. luego de hablar duramente al gitano. He venido para volar un puente.. Les rompe el espinazo.) ¡Hola –dijo a Robert Jordan. que se lo mostró. estos valores los dejaba de lado –aunque no sin pasar por un conflicto interno.de retirarse a vivir una vida pacífica y retirada en contacto con la tierra y de su afición por la caza de animales (gusto que poseía el mismo Hemingway). La República y yo vamos bien. y le tendió la mano. Jordan.

teme a la muerte. 2. será el único con el que no podrá mantener este tipo de vínculo. La forma en que Roberto –como lo llamaban los españoles al protagonista. Él espera. Incluso. esta actitud no le sirve de nada puesto que ya ha perdido. Evitarlo se convierte en un nuevo desafío para el protagonista. Ella le cuestiona el hecho de que se haya entregado al alcohol y su actual “flojera”. La piedad del héroe. unirse nuevamente a sus camaradas y ayudarlos. desplazado por su mujer. que Pablo recapacite. entonces. gesto que es bien recibido por todos. Pero. Todos intuyen que puede echar a perder los planes damnificando. Pablo. paciente. Por momentos. según veremos en el siguiente apartado. Él. lo cual dificulta aún más la tarea de Jordan que debe reestructurar el plan. Pero el duelo nunca se produce. aunque siempre en alerta. Luego. los guardias civiles. hay otra cuestión más que Jordán mismo la intuye: la lucidez de Pablo le hace ver las consecuencias que va a tener para el grupo la voladura del puente. Pablo.reacciona a la actitud de Pablo. al castigo de la Justicia divina y a perder a sus amados caballos que obtuvo matando a sus dueños.4. también sirve para conocer los rasgos de este héroe. también se manifiesta en otras ocasiones. por Jordán. lo cual muestra el carácter piadoso del héroe. Esta actitud de Pablo tiene una explicación. Esto lo lleva a la traición que comete tirando al río parte de la dinamita. se arrepiente de su actitud al tomar conciencia de su soledad y de que sólo sé es en relación a los otros. también el protagonista considera esta posibilidad. con esto. lo cual se constituye en uno de los triunfos de Robert. los horrores de la guerra lo han llevado a este estado. Robert lo mate. la lucha a favor de la República. El cambio de actitud de Pablo. Decide. Pablo se aferra a la precaria tranquilidad que han logrado en las montañas y no acepta que alguien foráneo le dispute su liderazgo. en el fondo. que no lo admitía en el grupo. Pero los horrores más no son los que cometieron los del bando enemigo. incluso. Más de un integrante del grupo espera que. Pero. Trata de comprenderlo y le da múltiples oportunidades. Pablo se convierte en su antagonista. No sólo desconfía de él sino que este hosco personaje le manifestará. La mujer como tentación: el héroe como amante 14 . como respuesta a las provocaciones de Pablo. su liderazgo. demuestra finalmente que valió la pena no sacrificar una vida humana –aunque esto haya dificultado los planes-. desde el principio. sino los que él mismo infligió con suma crueldad.

304. Segunda Parte: El ciclo cosmogónico.revelan otros rasgos positivos del héroe. 36 Campbell.37 La segunda vez que hacen el amor. por contraste. el lector contemporáneo puede compartir algunos reparos de Fitzgerald. Prólogo. Según Campbell. Pág. Pág.. Op. Capítulo III: Transformaciones del héroe. Op. Francis Fitzgerald. En el caso de Jordán. Jordan. 304. El héroe como amante.y el amor haría que el pasado quedara en segundo plano. Segunda Parte: El ciclo cosmogónico. Cit. Cit. cada vez que la miraba. La prisión de ella es su pasado -el asesinato de sus padres por parte de los falangistas. como la ternura y la sensibilidad. Cit. 38 Ver Anexo (B) y (C) 15 . y si él es un guerrero. 37 Ver Anexo (A). Jordan se enamora de una chica ultrajada y primitiva. En su fuero interno –expresado por el 34 Campbell. 35 Hemingway. por el trauma de la violación. en la que Robert demuestra su paciencia y su comprensión hacia esta joven mujer que había pasado por traumáticos momentos. una especie de Carmen de la montaña que debe proteger.) Ella es «la otra» porción del héroe mismo. Capítulo III: Transformaciones del héroe. la mujer del héroe “es la imagen del destino que él debe sacar de la prisión de la circunstancia que lo envuelve.. la mujer de la cual se enamora Jordán? Lectores críticos han descalificado a este personaje. ella es el mundo. ella es la fama. Op. Joseph. se podría decir que. Ernest. Pág. El héroe como amante.”36 La prisión que lo envuelve a él es el de las propias preocupaciones. el lector más sagaz que tuvo Hemingway. Una de las piezas endebles de la novela es María. Dice Campbell: “(. en el escenario de un bosque de pinos. Pensar en ella hace que se alivien sus tensiones: es una forma de evasión y una de las formas de su esperanza. Para ambos. la experiencia adquiere matices sobrenaturales. principalmente. pues «cada uno es ambos»: Si la estatura de él es la de monarca del mundo. lo cual contrasta con el trasfondo realista de la obra. este hecho marca un antes y un después. la falta de brillo en el personaje de María hace relucir con mayor nitidez el de Jordán. Juan Villoro explicita: “A pesar de la perdurable vitalidad de Por quién doblan las campanas. Los personajes aseguran haber sentido que “la tierra se les movía” 38. El relato de la relación de Robert y María –que comenzó como un amor a primera vista. le plantea un dilema: ahora tiene a alguien concreto por quién vivir y a quién proteger. se le anudaba la garganta. la cárcel de Valladolid. las violaciones y los ultrajes.” 34 ¿Es así en el caso de María. Joseph.”35 A pesar de esto. El primer encuentro amoroso es una escena de profunda dulzura. signo de que la mujer lo conmovía. 16. como el escritor contemporáneo de Hemingway.

Me parece que tiene que haber la posibilidad de vivir toda una vida en setenta horas lo mismo que setenta años. pensó.”40 Esto da cuenta de una transformación del héroe que comienza a vacilar sobre sus convicciones.monólogo interior. Jordán. y el encuentro amoroso logra consumarse. 2. 42 Este sacrificio fue un acto de piedad de parte de Jordán. Pero. Renunciaría con gusto a un final de héroe o mártir. y que en vez de durar setenta años no dure más que setenta horas. ¿no es así? Oh. Le manifiesta que posee fuertes dolores que. Jordán decide entonces “ganar en intensidad lo que pierde en duración” y en esto resume toda su vida en estos días que le quedan antes de volar el puente. Cit. eran secuelas de las violaciones que había sufrido y que no podrían hacer el amor. 231. Este amor que surge en medio del horror de la guerra como flor en medio del desierto hace que viva sus últimos días en forma intensa. en esta lucha dialéctica mental. Op. Op. María llega avergonzada a su bolsa de dormir. el compromiso con la República y decide aferrarse a lo único seguro. Cit. el cual parece tener su recompensa: María se duerme y despierta al rato. Ernest. O quizás setenta y dos. 233. 16 . 41 Hemingway. al mismo tiempo. Finalmente. se impone el deber. disimulando su desencanto. cree. La última noche. Jordán tiene la oportunidad de probar la profundidad de su amor. como ya se expresó antes. Se pregunta acerca del sentido de esta guerra y se perfila una crítica vedada del comunismo estalinista y a su forma de proceder sumamente burocratizado. claro que sí. 39 Se sentía tentado abandonar todo por la mujer que ama y tampoco deseaban poner en riesgo al grupo de guerrilleros. perdiendo sus anteriores certezas. el ahora: “Pero María sí ha ido bien. 42 Ver Anexo (E) y (F). Puede que sea esto mi vida. recibiendo la última gracia. Quizá es lo único que pueda pedirle a la vida. El héroe como redentor del mundo43 39 Ver Anexo (D). si contamos los tres días.a reniega de las órdenes de Golz. le expresa que no tiene importancia y que a él le basta que ella duerma a su lado.5. sabía que ella perjudicaba su fanatismo: “Hasta ahora la muchacha no había dañado su capacidad de resolución. Ernest. con la condición de que sea una vida plena hasta el instante en que comiencen las setenta horas y que se haya llegado ya a cierta edad. sin dolor alguno. pero notaba que prefería por el momento no morir. 40 Hemingway.”41 En lo que respecta a su amor por María. Pág. Pág.

. a pesar de esto.en la maquinaria de la lucha contra el falangismo y el fascismo mundial. hacen que se constituya en la heroína de la novela. esto le cuesta la vida a Anselmo. Su singularidad. en ocasiones muestra su costado tierno y piadoso. el héroe se convierte en mártir. Cit. mundo por el cual se sacrifica. su capacidad de decisión y su pragmatismo.a María. cuando decide llevar y proteger –a pesar de las dificultades que le acarreaba. Pero.. Ella logra. que muere a causa de la explosión. Segunda Parte: El ciclo cosmogónico. hasta llegar al límite del insulto. Él comprende. 310. Pero.6. Se construye como una persona frontal y sincera en el hablar. Unas palabras acerca de Pilar. 2. sabe que la herida es mortal y que si el grupo lo socorre retrasará la huída. 17 . Esto pondría a todos en peligro ya que las tropas falangistas estaban cerca. El héroe como redentor del mundo. para que ella se salve. Jordán reconoce la gravedad de la situación. la heroína El análisis del personaje de Pilar merece ser tema de otra monografía. Robert es uno de los tantos redentores del mundo. alcanza su objetivo logrando volar el puente para facilitar la ofensiva republicana. Op. Capítulo III: 43 Transformaciones del héroe. por ejemplo. sus dotes de liderazgo. a pesar de las dificultades. debe seguir adelante. De esta forma. imponerse como líder en un grupo de hombres. Ella es reconocida como su líder natural porque pudo demostrar su legitimidad a partir de su don de mando. como buen redentor. ahora comandado por Pablo. Jordán parece haberle ganado al destino. pero le dedicaremos aquí algunas palabras. A pesar de su carácter recio y autoritario. Nuestro héroe logra consagrarse puesto que. que debe sacrificar su vida para que el grupo. El grupo. se organiza para la huída. desplazando a su propio concubino. Pág. éste es inexorable y le juega una mala pasada: su caballo cae y se hiere una pierna provocándole una hemorragia interna. En este sentido. su fuerza de carácter. Campbell. en un tiempo en el que aún la liberación femenina debía recorrer aún un largo trecho. Jordán es conciente de que su trabajo es sólo un pequeño engranaje –aunque necesario. Joseph. Pero. aunque demasiado ruda y poco diplomática.

piedad. con sus rasgos nihilistas. Ernest. logra sentirse “guapa” y ha tenido varios amores en el transcurso de su vida. honor. porque el personaje luchará hasta el final. querrás decir. solidaridad. 44 Hemingway. De que soy. La idea del desafío personal y la del convencimiento que se puede ser destruido pero no ser derrotado. le sirve para afrontar sus últimos momentos. Fondo de Cultura Económica. soy.. 18 . tratando de explotar al máximo su talento: esto es lo que lo convierte en protagonista. Cit. sobrellevar el dolor agudo de la pierna y poder utilizar sus postreras fuerzas para enfrentar al enemigo. son los rasgos que caracterizan a nuestro héroe y que sintetizan a todos los héroes de la humanidad. en héroe. Pág. su ser que lucha contra la fragmentación y su dominio de la técnica. Psicoanálisis del mito. Esta fuerza de voluntad es uno de los principales rasgos que define al héroe de la novela y a los héroes de Hemingway en general. 613. ternura y sensibilidad. Conclusiones Valor.. Buenos Aires. El héroe de las mil caras. 5. 2006. Eso es. A pesar de su “fealdad” (de acuerdo a los cánones estéticos occidentales). También posee características del héroe moderno. 4. Tampoco se puede decir que haya fracasado en el amor. Él necesita desafiarse a sí mismo que “es” porque fue capaz de hacer algo por los ideales que exceden su propia individualidad y de los que está convencido. es lo que lo separa de la mediocridad: “Lo he intentado con todo el talento que era capaz. Joseph. Pilar.”44 Esta afirmación existencial. no sólo se enfrenta a un mundo dominado por hombres sino que logra comandarlos exitosamente. BIBLIOGRAFÍA Campbell. su racionalidad. Op.

Sudamericana. 2006. Ed. Nietzsche. 2007. Melone. Por quién doblan las campanas. Completar. En el país de los sueños posibles. Buenos Aires. Gradifco. Ernest. BMPress. 19 . Juan M. 1999. 2005. Ed. Buenos Aires. Colección Debolsillo. Buenos Aires. Tomo 9. Nuestro camino conduce a la victoria. Friedich. Armando. Rolando / Capalbo. Visor Encinclopedias Audiovisuales. Codevilla. Así habló Zaratustra. Consulta Enciclopédica: Enciclopedia Visor. Arturo. Enajenación y exilio en el primer Hemingway. En: Costa Picazo. Hemingway. Buenos Aires.