Está en la página 1de 36

CÓMO PENSAR EL CAMBIO HOY
APUNTES Y PROPUESTAS PARA EL COMPROMISO
Jesús Sanz

Prólogo: Diario del cambio en un cambio de época .............................. 3
1  Vientos de cambio en un mundo en transformación ......................... 5
1.1  Contexto para el cambio ...............................................................  5
1.2  Rasgos que caracterizan este “cambio de época” ............................  7
2  Cambio, pero… ¿qué cambio?
Pensando la transformación social y las vías del cambio hoy ...... 9
2.1  Pensar el cambio en medio de la crisis de las utopías .....................  9
2.2  Las posibles vías del cambio ......................................................... 12
3  ¿Qué hacer? Un paseo por algunos posibles espacios
para trabajar por el cambio social ...................................................... 17
3.1  La dimensión personal .................................................................. 17
3.2  La dimensión comunitaria ............................................................ 20
3.3  De la dimensión comunitaria a la dimensión sociopolítica .............. 22
4  Conclusiones y apuntes finales ............................................................ 26
Notas ............................................................................................................. 28
Cuestiones para la reflexión .................................................................... 32

Marzo 2017 Protección de datos: La Fundación Lluís Espinal le comunica que sus datos están registrados en un fichero de nombre BDGACIJ. por su paciencia y cariño”. Puede ejercitar sus derechos de acceso. Con la esperanza de que viva en un mundo mejor”.ISSN (virtual): 2014-6574 Impreso en papel y cartulina ecológicos . cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a c/ Roger de Llúria 13. Barcelona.“Para Luna. rectificación.E-mail: info@fespinal. Miembro del equipo de Cristianisme i Justícia. . .08010 Barcelona Tel.com . Sólo se usan para la gestión del servicio que le ofrecemos. titularidad de la Fundación Lluís Espinal. y para mantenerlo informado de nuestras actividades.www.cristianismeijusticia.Revisión y corrección del texto: Cristina Illamola Maquetación: Pilar Rubio Tugas .L. 13 . 186.Dibujo de la portada: Roger Torres Edición: Anna Pérez i Mir . Cambio de época ¿cambio de rumbo? Aportaciones y propuestas desde los movimientos sociales.: 93 317 23 38 .net Imprime: Ediciones Rondas S. ha publicado junto a Oscar Mateos el cuaderno núm. Edita: Cristianisme i Justícia Roger de Llúria. Es miembro del espacio de consumo responsable El Rincón Lento y de otras organizaciones so- ciales. “A Anna.Depósito Legal: B 7776-2017 ISBN: 978-84-9730-390-3 .ISSN: 0214-6509 . Jesús Sanz es profesor de Antropología Social en la Universidad Complutense de Madrid. que vendrá a este mundo al mismo tiempo que este cuaderno vea la luz.

Ciudadanos se presenta continuamente como el partido del “cambio tranquilo”. Además. Barcelona. Mayo de 2015. Diversas fuerzas y coaliciones electorales ganan las elecciones municipales en Madrid. 5 . partido que irrumpirá con éxito en las elec- ciones europeas.PRÓLOGO: DIARIO DEL CAMBIO EN UN CAMBIO DE ÉPOCA 15 de octubre de 2011. estas mareas de protesta son un síntoma de un sector creciente de la sociedad que reclama mayor participación y que quiere dejar de ser un mero espectador para pasar a ser protagonista en el plano político. las políticas de austeridad y por el deterioro de la confianza en las instituciones como consecuencia de la co- rrupción. El periodista Juan Luis Sánchez publica su libro Las diez mareas del cambio2. Sánchez recorre las diver- sas movilizaciones sociales que se produjeron desde 2011 en defensa de los servicios públicos como la sanidad. Durante la precampaña. posteriormente. En muchas de estas ciudades y. Decenas de ciudadanos publican un manifiesto denominado «Mover ficha: convertir la indignación en cambio político». sin importarles los costes humanos o ecológicos»1. que concentró a decenas de miles de personas en Madrid. Segunda mitad de 2015. en algunos casos. ya en las conversaciones posteriores a las elecciones de marzo de 2016. mientras que el PSOE. En el manifiesto de esta movilización. se invita a la ciudadanía a manifestarse para «reclamar sus derechos y pedir una auténtica democracia» a la vez que se denuncia cómo «los poderes establecidos actúan en beneficio de unos pocos. centenares de mi- les de personas se manifiestan en casi mil ciudades de más de ochenta países de los cinco continentes. Zaragoza o A Coruña después de. un texto a caballo entre el ensayo y el reportaje en el que reconstruye la historia de las diversas mareas y movimientos ciudadanos que se han ido constituyendo desde el 15-M. En su libro. Para el periodista. Dicho manifiesto se convertirá en el germen de Podemos. la educación o la gestión del agua. Diciembre de 2013. interesadas en co- nectar con un sector de la sociedad deseoso de nuevos horizontes en un contexto marcado por las consecuencias de la crisis económica. Enero de 2014. Valencia. algunas fuerzas políticas como el PSOE o Ciu- dadanos enarbolan constantemente la bandera del “cambio”. Meses después del estallido del 15-M. apelar durante la campaña a la necesidad de extender la «ola de cambio y movilización popular». en otras constituiran posteriormente los denominados “gobiernos del cambio”. habla de la necesidad de formar un “Gobierno para el cambio”. Durante gran parte de la precampaña de las elecciones generales de diciembre de 2015. en enero de 2015. desoyendo la voluntad de la gran mayoría. bajo el lema “Unidos por un cambio global”. esta misma fuerza política convo- cará la denominada “Marcha del Cambio”.

acercándonos a las diferentes vías de actuación que existen para su consecución. apelan a tomar caminos diferentes que se bifurcan a nivel social y político. “mareas del cambio”. a diferentes escalas. a la vez que otros. en los últimos años. llevaremos a cabo una reflexión sobre el momento actual a través de algunos de los acontecimientos políticos más relevantes que se han producido. por momentos. También durante los últimos años hemos visto como movi- mientos de carácter independentista. y a contribuir a gestar una nueva realidad más digna para tod@s4. parece que el curso de la historia se está acelerando. bajo la promesa de que las cosas van a cambiar. Donald Trump afirma que con su mandato comienza «un movimiento muy especial por el cambio». No es este el único hecho que obliga a repensar el proyecto europeo. “Cambio global”. busca inspirar y animar a trabajar desde la esfera cotidiana. han tensado las costuras de lo posible en el actual esquema sociopolítico. En su discurso de toma de posesión como presidente de los Es- tados Unidos de América. Y tal como puede verse en algunas de las citas anteriores. “cambio político”. como es el caso del referéndum escocés de septiembre de 2014 o del proceso catalán que empezó en 2010. Al día siguiente. “gobiernos del cambio”. aunque a veces no sea fácil. como El País.Junio de 2016. Los ciudadanos británicos deciden en referéndum iniciar el pro- ceso para abandonar la Unión Europea (UE). destacan cómo el referéndum británico fuerza a la UE a em- prender un «cambio de rumbo». a partir de un malestar por el estado de cosas existente. ya en clave más personal. en una época en la que. Por tanto. “cambio tranquilo”. nos acercamos a algunos ámbitos desde los que se puede trabajar por el cambio y la transformación social. y una de las más repetidas. Enero de 2017. En segundo lugar. realizamos una aproximación al sentido que las nociones de “cambio” y “transformación” tienen actualmente. en las próximas páginas proponemos un acercamiento a esta noción desde tres perspectivas diferentes. quienes. las portadas de diferentes periódicos subrayan las repercusiones de esta consulta. intentando partir de una mirada espe- ranzada sobre la realidad. En primer lugar. Por ello. esta palabra la invocan actores muy distintos. Esta última parte. “cambio de rumbo”… Como se ha visto. 6 . nos hallamos ante una realidad en la que el malestar sirve de combus- tible para la acción y actúa como energía de transformación social3. la palabra “cambio” ha sido una de las más repetidas y que más ha estado presente en el debate social y político en los últimos años. tanto desde nuestra individualidad como a partir de la dimensión colectiva. Finalmente. El cambio ─acercándonos a él desde una mirada poliédrica─ y la transforma- ción social son los temas centrales sobre los que queremos reflexionar en este cuaderno. y en las que mucha población indignada –que muchas veces ha visto mermada su economía─ proyecta sus ilusiones hacia aquel proyecto colectivo que les ofrece esperanza y/o seguridad.

existentes. en el ámbito estatal. parece claro que. ciudadanas en defensa de los servicios 7 . podemos ver en la crisis finan- ciera de 2008 un punto de inflexión y una fecha de referencia inevitable para entender muchos de los acontecimientos que se han sucedido en los últimos años a nivel estatal. democracia existente. En el contexto es. a rescatar el sistema bancario6.1  VIENTOS DE CAMBIO EN UN MUNDO EN TRANSFORMACIÓN En los últimos años. y el surgimiento un creciente descontento entre grandes en los meses posteriores de las mareas sectores de la población que se ha vis. podemos socialmente el 15 de mayo de 2011 ver que. las elec. mi- rando la realidad con cierta perspectiva. la descentralización del movimiento la gestión poco equitativa que se hizo en asambleas surgidas en muchas lo- de esta5 y las denominadas “políticas calidades y barrios. y en tados por la Hipoteca. Si bien algunos de estos procesos vienen de más atrás. como la lucha contra los sembocaron en un fuerte aumento del desahucios de la Plataforma de Afec- desempleo y de la desigualdad. 1. Luego llegó pañol. el fortalecimien- de austeridad” impuestas por parte de tos de otros movimientos sociales ya la denominada “troika europea” de. cimientos más destacados que se han El malestar acumulado eclosionó sucedido en los últimos años. estamos asistiendo a importantes acontecimien- tos y transformaciones sociales y políticas que están modificando las coordenadas que regían nuestras vidas a diferentes niveles. algunos de los aconte. con la manifestación que dio lugar a ciones celebradas en 2016 parecen ha. la crisis del sistema financiero. las acampadas de Sol y que situaba ber terminado –de momento– con un en el centro de la protesta al sistema largo ciclo político cuyo inicio pode. europeo y mundial. financiero y al funcionamiento de la mos situar en 2008.1  Contexto para el cambio to empobrecida mientras se dedicaban ingentes cantidades de dinero público Recapitulando.

tras cia de intereses contrapuestos. Esta portante aumento de su deuda. Y mientras tanto. de 2008 y en las consecuencias eco. Y. En segundo lugar.públicos. después. mas. lo que ha supuesto una viene a evidenciar el deseo de cambio creciente divergencia política entre es- político por parte de sectores muy am. la pobreza se está croni. Finalmente. cha socioeconómica entre el norte y el Ello. cabe aña- de una nueva fuerza. unido al declive del bipartidismo. convocatoria supuso la emergencia En el contexto europeo. los cuales. seguimos Gran Bretaña de la Unión Europea o en un contexto en el que el fin de la la aparición de partidos antieuropeístas crisis y la recuperación no llegan a los y euroescépticos en muchos países de hogares y donde la fractura social se la Unión. a la vez unas primeras elecciones generales que ha evidenciado la incapacidad de –que evidenciaron el fuerte retroceso la UE para dar una respuesta coordina- del bipartidismo y supusieron una nue. Además. acción que trajo consigo un im- elecciones europeas de 2014. sur de Europa. la crisis ha puesto de manifies- supusieron una modificación sustan. fuerte recesión a los países de la UE. el empleo que se crea es muy dad de la UE para responder de forma precario y la falta de oportunidades es eficaz a este fenómeno. En primer municipales y autonómicas de 2015 lugar. ciclo electoral iniciado en 2014 y el ci. Finalmente. puestas institucionales basadas en los En el ámbito europeo. tas zonas. to los fallos de diseño institucional del cial del mapa político en muchas de las euro hasta el punto de hacer peligrar su grandes ciudades con la llegada al go. Todo ese malestar social y las pos. el gobierno formado a finales supuesto una importante pérdida de de 2016 cierra de algún modo el largo legitimidad del proyecto comunitario. Asimismo. así como las denominadas sigo. La crisis de ese año llevó a una “Marchas de la dignidad”7. que se supone que ocurridos en los últimos años también estaban en concordancia con sus valo- tienen su origen en la crisis financiera res fundacionales. consecuencia de la existen- plios de la sociedad. ha evidenciado la falta de operativi- ficando. y un dir que la crisis y la posterior imposi- importante retroceso electoral del PP ción de las políticas de austeridad han y el PSOE. la crisis bierno de fuerzas emergentes de corte ha traído consigo un aumento de la bre- progresista y de carácter municipalista. las elecciones tenido otras repercusiones. Todo ello ha supuesto que el propio nómicas y políticas que esta trajo con. ha la coordenada que caracteriza el futuro mostrado su incapacidad para dar res- de los más jóvenes8. la gestión de la crisis ha queo–. muchos de valores de solidaridad y respeto por los los acontecimientos más destacados derechos humanos. está normalizando y no parece remitir. como por ejemplo la salida de zó en 2011. a su vez. que se ha expresado de diferentes for- clo de movilización social que comen. da y solidaria a la crisis financiera. Podemos. existencia. la crisis de refugiados Al contrario. proceso de construcción europea haya 8 . va repetición electoral y meses de blo. se vieron obliga- teriores movilizaciones encontraron dos a acudir en ayuda del sistema ban- su traducción electoral a partir de las cario.

en la que las apela. un pac- tadas de sus problemáticas. En primer lugar. estos sectores ven coordenadas que regían el orden social a la inmigración como un elemento de y la vida cotidiana. pero también Gran Bre. y tras la crisis del petróleo y el inicio cipalmente clases medias en declive– de la última revolución tecnológica en que perciben a la globalización neoli. proteccionistas a nivel nacional. primeras medidas tomadas por Donald estamos asistiendo a un auge del na. terior12. entre configuración de las alianzas políticas otros) cuyas formas de apelación po. podemos la aparición de líderes en numerosos mencionar el repunte de las políticas países (EUA. establecidas en el orden internacional11 lítica están dominadas por una retórica y la puesta en práctica de medidas de marcada por el populismo y el nacio. hacemos y vivimos en la actualidad. tecimientos hay que contextualizarlos Para muchos. En- Trump. a la vez que afirman ofrecer protección y seguridad a aque- llos ciudadanos que consideran parte 1.sido ampliamente cuestionado y que el Aunque todavía es pronto para mismo futuro de la UE esté hoy. Trump. ajenos a las élites. en el marco de otras transformaciones deres se basa fundamentalmente en de profundo calado que han acontecido haber conectado con las frustraciones –especialmente desde los años setenta y miedos de amplios sectores –prin. to tácito entre capitalismo industrial y 9 . en el ámbito mundial. Rusia. A su vez. estamos asistiendo a un “cam- En este contexto. sí parece deducirse que esta- cionalismo. en entredicho. nómeno a medio plazo. En este sentido. Donald nificativos en el panorama político. cuyo mayor exponente es mos asistiendo a algunos cambios sig- el nuevo presidente de EUA. ción que nos planteen si acaso no es- ciones y reivindicaciones a la nación. hay que resaltar el fin tes a las que perciben como desconec.2  Rasgos que caracterizan este de la comunidad nacional10. y lo que malestar invocando al miedo –al terro. “cambio de época” se busca capitalizar la reacción de una ciudadanía frente a unas élites dirigen. cabe destacar tre los giros más importantes. el contexto de globalización– y que beral como la principal culpable de su han modificado sustancialmente las situación. rismo o al extranjero. China o Turquía. importantes discontinuidades respecto toritarismo han sabido canalizar este a lo que hacíamos y vivíamos. la re- taña. los líderes cercanos bio de época” en el que se detectan a la extrema derecha no exentos de au. a partir de las Por último. fuerte corte xenófobo o antiinmigra- nalismo agresivo. más valorar las repercusiones de este fe- que nunca. del llamado “contrato social”. por ejemplo– y pero en el que no existe la capacidad de presentándose frecuentemente como vislumbrar las coordenadas de futuro. riesgo que pone en peligro su identidad Como señalábamos en un texto an- nacional y sus valores tradicionales9. estos recientes acon- tarias. el éxito de estos lí. taremos asistiendo a la emergencia de a la comunidad identitaria y la defensa una suerte de neofascismo emergente. Sea como sea. de las fronteras aparecen como priori. Con ello.

la política sigue académico ha creado un sentido común siendo lastimosamente local»13. Este relato fue popularizado por Estado y el marco de actuación del po. O. vidad financiera promovida por unos Por último. el Estado nación ha sido les entre los países occidentales y los incapaz de controlar y regular la acti. las retóricas identitarias o nacionalistas cado. tipo redistributivo y el despliegue de En tercer lugar. lo que ha entonces públicos y por la imposición desembocado de facto en una «división de políticas de austeridad. libertad de mercado y estado mí- creciente entre la esfera reguladora del nimo. El de estas ideas en el plano mediático y poder ya es global. mirse en pocas palabras: individualis- cia. se ha quitado de encima a la política En los últimos decenios. nimo TINA (“There is no alternative” entre una política que sigue jugándo. el capitalismo y la mun- hacia unas esferas financieras que ope. [no hay alternativa]. emergentes. la globalización ha políticas sociales dirigidas a establecer facilitado la movilidad de capital y que una serie de derechos sociales conside. por sus iniciales se en el obsoleto mapa de los Estados en inglés). Margaret Thatcher quien. la difusión y una política despojada de poder. esto ha producido una asimetría mo. Las contrapoder ha ido derivando progresi. Este marco mano de obra más barata que permita que otorgaba al Estado una suerte de rebajar los procesos de producción. internacional del trabajo»14. 10 . En el contexto de la adquisitivo y de las condiciones socia- globalización. bajo el acró- der financiero. En consecuen. a la par que la en gasto social. En palabras de al negar cualquier alternativa posible Bauman: «Hoy tenemos un poder que ante esta mirada de la realidad. Mediante este nes atrapadas en un contexto aún terri- se otorgaba al Estado un papel redis. en palabras de ción a la baja de los salarios. deslocalizaciones industriales han su- vamente –y más aún a partir de 2008– puesto un proceso de industrialización en un proceso marcado por los recortes de los países del Sur. debe destacarse cómo mercados que operan en el orden glo. cabe señalar el ha llevado a un aumento del desempleo «divorcio entre poder y política» de y a un cierto proceso global de iguala- los últimos decenios. todos estos procesos han ido acompa- bal y en los que el crédito y la deuda se ñados del triunfo de un pensamiento convierten en dispositivos disciplina.trabajo que dio forma a los llamados precisamente la crisis de las institucio- “estados del bienestar”. del poder Zygmun Bauman. torial o nacional lo que está en la base tributivo y corrector de la desigualdad de fenómenos como la emergencia de generada por la economía de libre mer. por la privatización y desindustrialización –al menos parcial– la mercantilización de sectores hasta de muchos países del Norte. Y es hegemónico en el plano ideológico. Todo ello En segundo lugar. dicho de otro modo. destacaba de qué manera nación y el desplazamiento del poder el mercado. cuyo relato puede resu- dores hacia los países. a través de un sistema fiscal de mencionadas anteriormente. dialización eran fenómenos necesarios ran en el plano global. estas grandes corporaciones busquen rados de carácter universal. neoliberal15.

En segundo lugar. sino infinitas rutas posibles.2  CAMBIO. gran parte del siglo xx. sociales mundiales celebrados desde fi- ras16. podemos advertir cómo la crisis cultural puede observarse y como un financiera de 2008 y sus consecuencias espacio en el que quedan expuestos a han hecho que el debate de las alterna- nuestros ojos no solo el camino exis. a diferencia de lo que sucedió durante Al adentrarnos en la cuestión del cam. lo primero que podemos con el socialismo. Prueba de ello es la advertir es cómo la caída del Muro afirmación por parte de los movimien- de Berlín y el fracaso del denomina.1  Pensar el cambio en medio tarse la ausencia de un relato alternativo de la crisis de las utopías que alimente la acción transformadora. 2. como un refugio exter. la cuestión de cómo se producen estos 11 . cómo debe ser esa alternativa. presente que nunca. tos sociales críticos con la globaliza- do “socialismo real” desembocaron en ción neoliberal y en los diferentes foros una crisis de las utopías emancipado. Sin em- no desde donde nuestro propio sistema bargo. actúan en un sentido mundo es posible”. PERO… ¿QUÉ CAMBIO? PENSANDO LA TRANSFORMACIÓN SOCIAL Y LAS VÍAS DEL CAMBIO HOY Frente a la afirmación de “no hay alternativa” que niega la posibili- dad de otras alternativas existentes al estado actual de las cosas. nos adentramos a reflexionar sobre cómo podemos pensar el cambio y la transformación social en el contexto actual. sin llegar a precisar “constitutivo”. bio social. como señala nales de los años noventa de que “otro Paul Ricoeur17. tivas al sistema actual esté más vivo y tente. Volviendo a la crisis de las utopías. y en relación con en los últimos decenios puede consta. por ejemplo. Unas utopías que.

En tercer lugar. que la desigualdad está alcanzan- ción de nuevas formas de confluencia do niveles escandalosos21. iniciados por cambio. En las visiones más “clásicas” demos señalar que existe un cierto giro y ortodoxas de este cambio. to de servicios públicos de carácter lidad de colectivos y actores sociales universal y otras posibles medidas extremadamente diversos»20. mentaria. po. en la aparición de un “hombre nuevo” manente. Emilio Santiago el establecimiento de mecanismos Muiño destaca cómo la transformación de redistribución social como una social debe partir de «una realidad en fiscalidad justa. se hace que vayan agregándose a partir de ob. Sin embargo. bre nuevo”. se da la mis. podemos señalar cuatro grandes nativas. en cuarto lugar. cretando un poco más los elementos ma importancia al procedimiento para que deben estar presentes en esa hipo- avanzar que al resultado final. influen- en torno a cómo estos deben ser pensa. Se con.procesos de transformación social. siguiendo lo plan- giro en la reflexión sobre qué tipo de teado por autoras como Fraser22. sociedad industrial y durante la mayor lejos de esa figura mitificada del “hom- parte del siglo xx. Para el Seminario Taifa18 a inicios y la creencia en el progreso continuo del siglo xxi. etc. En un contexto en el iniciativas. más que un diseño cerrado y ejes fundamentales de trabajo: previo. la lucha contra los red viva y muy diversa que entrelaza paraísos fiscales. social. cuando se considera. valores diferente al hegemónico y en mación de acuerdo con las directrices y los que el proceso de cambio personal el plan que ellos establecían. de empoderamiento colectivos.). guiados por un imaginario de debían encabezar el intento de transfor. compacto y coherente del cráticos y desde abajo. el establecimien- confluencias y alianzas de una plura. debe ser un proceso en continua construcción. grupos y colectivos en coope- y a los sindicatos como los agentes que ración. ción flexible del cambio que busca Finalmente. cial. esta visión está cada la que perduró durante los períodos de la vez más desechada pues se asume que. también existe un Por otro lado. y cuando se veía a los partidos sujetos. demo- te elaborado. y global se produce de forma comple- De esta forma. necesaria una apuesta decidida por jetivos compartidos. tética propuesta de emancipación so- sidera que la construcción de las alter. y el ensayo y la explora. la sujeto debe protagonizar el cambio búsqueda de la justicia social debe 12 . que protagonizaría el proceso de cam- Esta concepción se aleja bastante de bio. desde esta concep. en múltiples debe concebirse de forma dinámica. ocasiones se vinculó el cambio a la fe flexible y abierta a la construcción per. ciadas por las ideas de la modernidad dos. elaborado por el cuerpo • La apuesta por una sociedad que social de abajo a arriba a partir de la avance hacia la equidad y la jus- interconexión y la suma de diferentes ticia social. la transformación social como motor de la historia. y con- trazar «rutas sin mapa»19. la transformación social ba que la construcción de una alternativa surge desde la apertura de procesos debía partir de un diseño completamen. (salarios mínimos y máximos.

desliga- bienes comunes y derechos sociales do de la acumulación constante de que se fortalecen desde las institu. modernidad una concepción antro- tos relacionados con la aceptación pocéntrica de la realidad en la que y el reconocimiento de las diferen. En los últimos años. el uso intensivo de los recursos28. bienes materiales y vinculado a una ciones sociales»25. 13 . llado diferentes disciplinas como estamos percibiendo que las de. dad que no pasen por la posesión y pacios de deliberación. De este talista. que asuma que hablar Este enorme reto pasa por un im- de política es referirse a la capaci. al servicio de este. • La necesidad de dar respuesta al mensional que incorpore tanto la contexto de crisis ecológica y civili- dimensión redistributiva asociada a zatoria en la que nos encontramos. Así. se es mínimo. asistimos a un vaciamiento consumo desaforado y la lógica de creciente de la capacidad de la ciu. como aquellos aspec. un reparto más justo de los recursos Nuestro mundo ha heredado de la y la riqueza. en definitiva. prescindible cambio cultural y una dad de dar respuesta a los problemas ruptura con el imaginario dominan- colectivos y que combine la lógica te que recree otras formas de felici- representativa con la creación de es. ante la subordinación ha visto acompañada y agravada al poder financiero de los espacios por la lógica de acumulación capi- de representación políticos. crecer. En este escenario en el que el sario pasar de una «democracia de riesgo de colapso ecosocial resul- baja intensidad» a una «democracia ta cada vez más probable. la economía26. para más allá de la participación electo. mitado es posible. límites del planeta y construya un ción y autogobierno sobre la base de ideal compartido de vida. un sistema económico depredador dadanía para influir en la política de los recursos materiales que. Esta tendencia. lo que a su vez ha generado una fabricar bienes. En este contexto se hace nece. ral. trucción de cualquier propuesta de cho más allá de la elección de go. la cons- de alta intensidad»24 que vaya mu. consumir energía y mayor desafección por la política. Una democracia. ignorando los tantes cuya capacidad para actuar límites materiales y humanos de la sobre el futuro real de la sociedad tierra. la naturaleza se concibe como una cias y las múltiples identidades en realidad externa al ser humano y un mundo cada vez más complejo23. incorporar una concepción bidi. generar residuos inevitablemente. transformación social debe pasar bernantes y que esté asociada a la por una sociedad que asuma los apertura de «procesos de participa. necesita extraer materiales. vida más comunitaria y sencilla27. su expansión a través de un modo. falsa premisa: el crecimiento ili- cedimental: se escoge a represen. Y es desde esta • Una propuesta que ahonde en la concepción utilitaria e instrumental democracia y en la participación de la naturaleza que se han desarro- ciudadana. además. la concepción mocracias están reduciéndose cada económica dominante parte de una vez más a un plano meramente pro.

esta posibilidad. la participación o el vida digna. cooperación y colaboración crecimiento de miles de iniciativas so. nos hace ser pesimistas ante vilización popular no violenta32. nas con la que poder desarrollar partiendo de premisas como la coope- todas las capacidades para una ración. no van bien y cada vez parece haber rantizar un mínimo vital que permi. esa hipotética transformación social. no se basa en la lógica de la acumula- mación social debe basarse en una ción capitalista. b) ga. más partidarios que comparten la ne- ta vivir con dignidad y c) construir cesidad de transitar por caminos dife- una economía que se ajuste a los rentes ante la gravedad de la situación límites impuestos por el planeta y actual31. podemos preguntarnos por las preguntarse si una iniciativa así tiene formas de actuación para avanzar hacia cabida dentro de una economía capita. sociales Más bien parece necesario avan- zar hacia otro modo de producción La vía de los contrapoderes sociales más justo. La realidad de un sistema que es grandes rasgos. y no a las y a la crisis de las utopías. a pesar de no contar con organización del trabajo responda un relato alternativo muy definido que a las necesidades de la vida y del se contraponga al “no hay alternativa” cuidado de las personas. en diversos ámbitos de la vida cotidia- ciales y comunitarias surgidas en nu. A lista. pacios de autonomía que apuesten por te nazca dentro del mismo seno del lógicas basadas en los principios de so- capitalismo30. podemos identificar tres incapaz de satisfacer las necesidades posibles vías de actuación: la vía de la básicas de todas las personas y pre. na. construida gracias a su compromiso con el entorno. se basa en la creación de diversos es- Un modo cuya transición seguramen. se busca que merosos ámbitos cuyo funcionamiento este tipo de iniciativas que se basan en 14 .2. tal vez de la suma y del lidaridad.2  Las posibles vías del cambio Ante esta última cuestión de cómo Dando un paso más en nuestra argumen- esbozar una economía diferente. la equidad. democrático y sostenible. Ello se suma al el fra- caso previo de algunas iniciativas an- teriores que apostaban por «refundar el 2. apueste plena participación. la servar las condiciones ambientales de vía institucional y la apuesta por la mo- la Tierra. cabe tación. por dar ya respuestas colectivas a los ción de esta alternativa pasa por: enormes retos a los que nos enfrenta- a) construir una economía donde la mos. Y es que. 2. que. economía al servicio de las perso.• Cualquier propuesta de transfor. existe una necesidades del proceso de acumu. La construc. creación de contrapoderes sociales. asuma que la justicia ambiental y la justicia social son ámbitos indisociables. a su vez.1  La vía de los contrapoderes capitalismo»29 sobre bases éticas. conciencia creciente de que las cosas lación de capital como ahora. Una suerte de poscapitalismo que. A través de esta vía.

Se refiere al intento de cam- alternativos que de alguna manera biar la sociedad a través de la vía insti- 15 . las huertas comunitarias o los centros Finalmente. potencial emancipador que tienen este Con ello. que cubran necesidades surgidas a par. de crecimiento que pueden tener más talismo. Por todo ello.2. sible. conectando y vinculando progresi. Este tipo de lógicas podemos y los momentos electorales. tipo de espacios al mostrar. la mirada tir de la organización colectiva. mún de un espacio o momento en el Sin embargo. parecen tener que animó a muchos colectivos a pasar serias limitaciones para alcanzar cam- de la protesta a la propuesta. las cooperativas de energía tar la puesta en práctica de proyectos renovable. pues se convierten en la que más ha predominado durante el espacios de socialización en valores siglo xx. sociales autogestionados. bios de carácter estructural o. calado que solo pueden ser rebasados a cias de cambio. que lleve a pensar que pueden prote- to de «cambiar el mundo sin tomar el gerse de los marcos institucionales poder»35. deñarse la importancia pedagógica y el vamente entre sí. creando diferentes iniciativas allá de un determinado umbral. con hacia este tipo de iniciativas no debe el objetivo de “ensanchar la grieta” y hacernos caer en una “ilusión social”36 con el objetivo más o menos implíci. dificulta la realización de cambios de ciedad para iniciar pequeñas experien.2  La vía de las instituciones Además. no es necesario esperar a que se si recurriendo únicamente a esta vía se realice la transformación de toda la so. este tipo de experien- cias tienen un importante componen. convierten en laboratorios que antici- pen y experimenten con otras formas de hacer diferentes a las hegemónicas. este tipo de iniciativas. La segunda vía es la más conocida y te moralizador. en su Esta vía tiene algunas ventajas. también hay algunas que afirmamos un modo diferente de limitaciones y críticas asociadas a esta hacer»34 y donde se contrapone aquí vía. Con ello. 2. de modo que estas se partir del «asalto a las instituciones»37. se apuesta por el «méto. cipan en estas. Junto a esta cuestión. los grupos de consumo. para redistribuir la La principal es mostrar que. capacidad efectiva. Para ello. surgidos en si bien pueden ser útiles para resolver gran medida por el impulso post-15-M necesidades colectivas. que el cambio es po- grieta «la creación perfectamente co.modos de hacer no capitalistas. no debe des- do. entendiendo como ejemplo práctico. se busca actuar iniciativas y las posibles limitaciones en los espacios intersticiales del capi. actúen transforman a las personas que parti- a modo de “isla” para irse expandien. aunque riqueza más allá de una determinada se presenta como un proyecto a largo escala. La principal tiene que ver con el y ahora una lógica diferente a la del potencial de extensión de este tipo de capitalismo. a través del do de la grieta»33. cabe preguntarse plazo. de este tipo. Hay que encontrarlas en muchos proyectos de tener en cuenta que la importancia de ámbitos como la economía social y estos marcos puede favorecer o dificul- solidaria.

que se consideren factibles de lograr a movilización social y en un alejamiento corto plazo. sería la participación popular no vio. a la vez que se considera lectiva puede contribuir a solucionar que el control institucional puede ser esa situación más que su actuación un elemento que acelere los procesos individual. estudiosos de la acción colectiva para zarse ciertos cambios (por ejemplo. mente va acompañada de la estrategia ción del Estado y al plano institucional. para que bordinar toda la acción colectiva a la sea efectiva. pables de la situación. desde el lenta. cil que la acción colectiva se perciba Además. a la vez que por la vía institucional.tucional y con la que se busca llegar y Desde esta vía. apostar por la participación introducir nuevos temas en la agenda electoral o la actividad política en las política y centrar en ellos la acción so- instituciones entraña el riesgo de su.2. la apuesta exclusiva sotros” en oposición a un “ellos” cul- por esta vía no está exenta de riesgos. se asume que hay que lógica electoral. racterizada por la persuasión moral. una estrategia ca- como advertía Daniel Bensaid38. y que identifiquen en este de cambio y de transformación social. aunque. de la no violencia. que esta sea útil. personas se vean agredidas por una si- blecimiento de una fiscalidad que per. La movilización popular frecuente- duzca toda la acción política a la ac. Todo ello lleva aumenta la conciencia sobre aquello a prevenirnos sobre la necesidad de no por lo que se lucha. Según han destacado diversos desde las instituciones pueden alcan. cial. la última propuesta pende de nosotros. proceso más que su actuación un “no- Sin embargo. y con la expectativa de que sea gene- Desde esta vía. es necesario que las promulgando leyes o a partir del esta. Según García Jané39. se asume que solo ralizada. Desde la perspectiva de la transforma. Frecuentemente. Para completar este recorrido y dado que parte de considerar que la gran que la acción política no se agota en el debilidad del adversario es que de- plano institucional. es más fá- de la base social que apoya el cambio. desde esta misma perspectiva. que crean que la acción co- la riqueza). la capacidad pedagógica y la presión so- cial. de carácter disruptivo tido político. como algo útil y suponga un incentivo no debe desdeñarse el riesgo de buro. social sostenida. De este modo.3  La vía de la participación en tres principios: popular no violenta • El principio de no cooperación. tuación que atribuyen a un sistema o mita una redistribución equitativa de gobierno. lo que puede degenerar empezar por campañas con objetivos a medio plazo en una dinámica de des. para que los participantes sigan traba- cratización que puede existir al apostar jando de forma conjunta. esta se basa 2. normalmente. se apuesta por el controlar a las instituciones por la vía cambio a través de una movilización electoral y a través de la forma de par. cual los medios son parte del fin. lo 16 . • El principio de coherencia. esta vía permite ción social. caer en una “ilusión estatista” que re.

hay que tener en que en el contexto actual el papel del cuenta que. dentro de las limita. cabe preguntarse si dificultades que encuentran muchas recurriendo únicamente a esta vía no iniciativas sociales para extenderse a se choca con una especie de techo de partir de un determinado umbral al no cristal que solo puede rebasarse por contar con apoyo institucional. la movilización rentes escalas de actuación. en el que se busca aislar al oponente. pero no su- propuestas no está exenta de riesgos y ficiente y más aún si se tiene en cuenta limitaciones. cada una obedece a lógicas y a tiempos • El principio de aislamiento. o las dificul- ciones que presenta la vía de la movi. Todo ello. a la vez que se busca tejer riedad de la recogida selectiva de re- alianzas sociales amplias que permitan siduos41. si bien las diferentes vías Estado como principal eje vertebrador 17 . debemos señalar las za en Grecia para llevar a cabo su pro- dificultades que suele tener en muchas grama. estatal y supraestatal. teniendo en cuenta las comple- de manera interconectada mentariedades que pueden darse entre las diversas vías presentadas. Cómo acabamos de ver. aumentar la participación en la protes. cabe pensar que el cambio clusiva por cada una de las estrategias institucional es necesario. así como muchos local.4  La necesidad de pensar entre las diferentes escalas de actua- el cambio y sus vías ción. quiera de sus formas. popular no es suficiente para forzar un De forma similar. Otra cuestión importante es aquella ta. en cultades que pueden darse entre dife- múltiples ocasiones. tienen los ayuntamientos. Por ello. haber posibles conexiones entre ellas. temáticas que son objeto de acción de ganándose el apoyo de la mayoría los movimientos sociales como la eco- social y de los “neutrales” ante el logía y en las dificultades que pueden conflicto. nos lleva a reafirmar que cualquier proceso de cambio social debe pensarse de forma interconectada 2. que implica renunciar totalmente a pueden ser complementarias y puede la violencia como método. la apuesta ex. en cual. Además. relacionada con las diferentes interco- cedidas tras el 15-M es un buen ejem. Pensemos. nexiones que se dan entre las escalas plo en esta dirección. El escaso otros ejemplos históricos40. de las interrelaciones y posibles difi- te un tiempo considerable. por las imposiciones marcadas ocasiones prolongar y sostener una desde la UE. son dos buenos ejemplos movilización entre la población duran. Así. por diferentes. por ello. por ejemplo. surgir al tomar medidas concretas des- de el plano institucional. cómo podrían ser las restricciones para ción que descoloquen a los poderes usar vehículos privados o la obligato- dominantes. cabe reseñar las cambio. se con el apoyo de una mayoría social busca ensayar nuevas formas de ac. tades que encontró el gobierno de Syri- lización popular. El fenómeno de las acampadas su. margen de maniobra que actualmente Finalmente. desde esta estrategia. otras.2. al no contar Para ello.

nomía que apuesten por recrear res centrales de la representación y el y potenciar el vínculo social y la poder. dimensión comunitaria a partir de lan Della Porta y Diani. como con. nitaria y personal se puede construir cabe señalar que cualquier proceso de una sociedad más justa. asalariada con la búsqueda de un nes. la energía. una En primer lugar. 18 . en armonía cambio en clave emancipadora debe con el medio ambiente y que genere un concebirse desde la acción coordinada contrapoder que cuestione la hegemo- y complementaria en.) determinada visión del mundo. colectivas conjuntas ante necesida- mentaria en España42–. Hay que destacar. • La construcción de una economía secuencia de la gran concentración de más justa. adecuada protección social y unas de la organización de la sociedad civil condiciones laborales dignas. vinculando la esfera estructural. puede surgir con la apertura de proce. que «cuanto pequeñas iniciativas (centros so- más intensa es la socialización en una ciales. diversos agentes privados. huertos comunitarios. a modo de hipótesis. que se consideran injustas por ir en namente nuestros comportamientos se contra de los derechos humanos46. al menos por dos razo. afirmo vinculado a los espacios de repre- que una transformación profunda solo sentación ciudadana. el des comunes. cinco nía neoliberal imperante en todas las dimensiones diferentes: esferas de la vida cotidiana. forjan fundamentalmente en espacios • El trabajo en espacios de auto- de socialización alejados de los luga. Y es en de solidaridad social de forma co- este plano en el que los espacios de lectiva. como seña. tes ambientales. democrática y que la alimentación –donde siete empresas apunte hacia la búsqueda de salidas controlan el 75% de la distribución ali. • El ámbito vinculado al mundo del sos sociales que vayan más allá de lo trabajo: tanto en su dimensión institucional. asumiendo los lími- sector farmacéutico o las finanzas43. Más bien. autonomía ya mencionados permiten experimentar. como –con un apoyo decidido a nivel insti. al menos. más que a su vez generen mecanismos impetuosa será la acción»44. reparto equitativo del trabajo. comu- Por todo ello. no centrada en lógicas mercado en sectores estratégicos como de acumulación. porque solo des. porque los cam.de las relaciones económicas y sociales • El ámbito político-institucional está muy debilitado. • El ámbito de la movilización y la bios en cuestiones como las formas de desobediencia civil frente a leyes vida o los valores que orientan cotidia. En segundo lugar. etc. crear y contagiar otras Solo desde el trabajo conjunto e formas de vida alejadas del imaginario interrelacionado en diversos planos y de valores dominante. en la necesidad de avanzar en una tucional– pueden generarse iniciativas distribución social más equitativa que contrarresten el poder que tienen del cuidado45.

ahondar en ofrecer algunas pistas para Ante esta realidad. pero esperanzada sobre la realidad. como decía el poeta Miquel portado que su visión del mundo se Martí i Pol. otras posibilidades –recordemos el peranzadora. samiento cuyo relato se basa en pila- do profundas transformaciones y en un res como una política subordinada a contexto que a veces puede invitar al la economía. vale la pena exaltación del hiperconsumo. Por ello. afirmar. nuación ofrecemos una serie de pistas. 19 . resaltando la importancia y la necesidad de trabajar en diferentes esferas de forma interconectada. a conti- ámbito cultural.1  La dimensión personal posible adoptando una mirada crítica. cabe preguntar- se cómo podemos situarnos y qué po- demos hacer para abrir los límites de lo 3. “No hay alternativa”–. un individualismo exacerbado o la tancias que nos desbordan. que «todo está por hacer haya convertido en hegemónica en el y todo es posible»47. y El auge del neoliberalismo ha com. con un marco de pen. y destacando cómo muchos de estos espacios para trabajar por el cambio se aso- cian al plano cotidiano y a la esfera individual. Para ello. ta.3  ¿QUÉ HACER? UN PASEO POR ALGUNOS POSIBLES ESPACIOS PARA TRABAJAR POR EL CAMBIO SOCIAL En la concepción del cambio que hemos presentado en el epígrafe anterior. una mirada economicis- desánimo ante sufrimientos y circuns. en un mundo que está sufrien. que además se la reflexión que animen a trabajar en la nos presenta negando la existencia de construcción de una realidad más es. hemos destacado la importancia de descentrar el papel que tiene el plano institucional.

que pretenda tener una intentan elaborar otro tipo de perio- mirada interconectada entre la dimen. con los paraí. Además de esta mirada fragmenta- da. cooperativa o colectivo49. grandes empresas con el fisco. con la distribución de rramienta para pensar sobre cómo la riqueza en el mundo. como por ejemplo conflictos olvi- larización. información relacionada con las forma de presentar las cosas es una mi. profundo que vaya a las causas de los flictos bélicos en Oriente Próximo y acontecimientos sin dejarse llevar por a los posibles intereses de carácter la lógica de la inmediatez. lizadora y no fragmentada a la hora de en algunos casos. De esta for- tes fenómenos.2  Avanzar hacia un consumo más vez son noticia en los grandes medios responsable de comunicación como. Así. camente el precio e intentemos pensar formada y crítica pasa por buscar in. dios de comunicación. El relato resultante de esta dados. sas. Afortunadamente. además de estar. laboral o ambiental. por ejemplo. nos proporcionan gaces que hablan de acontecimientos información crítica oculta muchas ve- inconexos y superpuestos. un primer paso individual a comprar no tengamos en cuenta úni- para cultivar una conciencia más in. hallamos múltiples temas que rara 3. no exentos ces invisibilizada en los medios de ma- de su dosis de morbo y de espectacu. condiciones laborales o ambientales de rada fragmentada y dispersa que bana. neo intentando migrar)51. nuestros hábitos conectan con otras sos fiscales o el volumen de economía cuestiones más globales de carácter sumergida ni con la relación de las social. es fundamental que cuando vayamos Por ello. y que pro- geopolítico que pueda haber detrás de ponen otro acercamiento a la realidad. no permite un análisis o llaman la atención sobre fenómenos profundo de las causas que están detrás que tenemos normalizados (como las de cualquier acontecimiento y no esta.1  Cultivar una mirada crítica formación alternativa alejada de la que hacia la realidad aparece en los medios de comunica- ción de masas controlados por grandes Ello tiene que ver con la necesidad de grupos de poder48. por ejemplo. propios trabajadores. muchos de ellos quier cadena observamos cómo se nos digitales y algunos especializados en presenta una sucesión de piezas fu.3. la llegada masiva ma. desarrollar una conciencia crítica hacia cada vez existen más iniciativas que nuestro mundo. estos conflictos.1. alejado de los grandes grupos sión global y lo que ocurre en el plano y cuya línea editorial la deciden sus más local. los relacionados con los negocios de El consumo es una excelente he- venta de armas. cabo un acercamiento más sosegado y se presenta totalmente ajena a los con. la producción de algunas empresas50 liza la realidad. personas que mueren en el Mediterrá- blece interrelaciones entre los diferen.1. e informarnos sobre las condiciones 20 . estas iniciativas tratan de llevar a de refugiados a Europa. temáticas concretas. gestionadas por una analizar los fenómenos sociales. dismo. así como una mirada globa. Para ello. Estos me- Si miramos el telediario de cual.

cios realizados por uno mismo (ropa. fiscal con la consecuente proliferación res. y a un aumento de la desigualdad. este proceso se ha tra- zar hacia una forma de vida más sobria. para avan. Desde el punto tancia de nuestros hábitos. y que tenga en cuenta el La combinación de la menor re- impacto medioambiental. permite están detrás de cada producto. Así pues. Por ello.3  Actuar de forma responsable ticas que no concuerdan con nuestros a nivel fiscal valores o favorecer aquellas iniciativas que actúan de acuerdo a ellos. Para ello. 3. Así. de vista fiscal. descubrir y potenciar talentos propios Y es que es importante tener en y es una buena forma de avanzar en cuenta que cada vez que compramos la simplicidad voluntaria. caudación a los estados55. fraude fiscal ronda los 60.000 millones tos que siguen criterios enmarcados en de euros. Desde los años 80.laborales. Otra posibilidad pasa por Hacienda estima que la evasión y el apoyar con nuestras compras a proyec. mica internacional ha estado dominada vierte al consumo en una herramienta por la desregulación de los mercados útil para la transformación social y ayu. Finalmente. el mente. Afortunada. lo que nos debe. en los últimos años. estamos optando de alguna manera por podemos preguntarnos sobre qué pa- un determinado modelo económico. pitalismo financiero. ducido en un aumento de la evasión sencilla y coherente con nuestros valo. podemos penalizar a aquellas empresas que ejercen prác.1. el sindicato de Técnicos de generados53. reciclar y re. De esa cantidad. o reducir al máximo el to diversos informes. otra posibilidad de regresiva ha llevado a una erosión de actuación pasa por probar y buscar los mecanismos de cohesión y equi- otras formas de aprovisionamiento que dad. de estas prácticas a nuestro entorno de ría hacer más conscientes de nuestras trabajo. hecho de que el grueso de la evasión ducido un fuerte crecimiento de este fiscal se concentre en las grandes for- tipo de iniciativas54.000 millones de euros). a la solidaridad den a grandes fortunas y empresas con los excluidos de la “mano invisible (casi 43. como han puesto de manifies- utilizar objetos. vinculada al auge del ca- da a tomar conciencia sobre la impor. en el caso desperdicio de alimentos o los residuos de España. todos estos factores de- alimentos u otros objetos). tunas y la existencia de una fiscalidad Por otro lado. además de berían concienciarnos sobre la impor- 21 . dado que lo que ha generado problemas de re- el abastecimiento de productos o servi. la política econó- Una mirada desde esta óptica con. sociales y ambientales que suponer un ahorro económico. gresiva. se ha pro. caudación por parte de los Estados. financieros. del mercado”. el 72% de el ámbito de un consumo responsable los impuestos no pagados correspon- acorde a valores éticos. sos podemos dar para extender algunas social y ambiental. son diversas las acciones de numerosos paraísos fiscales y una que podemos realizar como reducir el política impositiva cada vez más re- consumo a lo necesario. elecciones cotidianas52. con nuestras compras. vayan más allá del mercado.

Vivimos en una sociedad que rinde culto continuamente al individualismo posesivo y al hedonismo. es necesario el cultivo de una por diversos movimientos sociales. porque una mirada empática la presentación de demandas ante las atravesada por una visión profunda ha. como que supone. «la indiferencia y la pér- dida de sensibilidad ante el dolor social y ecológico constituyen el cemento del 3.1. los movimientos sociales ahora no una sociedad humana y justa»58. a través de 3. como señala Subirats61. en un momento. criterios de progresividad. en el que los vínculos sociales se han hemos asistido a una proliferación de debilitado notablemente y en el que la múltiples proyectos de carácter comu- fragmentación social se extiende. y en la colectivas basadas en la cooperación. sino que también buscan cia la injusticia. de manera espectacularizada.2  La dimensión comunitaria mecanismos como la publicidad o el consumo en un contexto marcado por la En la construcción de la transforma- crisis de las utopías y un cierto vacío de ción social. es fundamental construir iniciativas ñaló el filósofo Guy Debord57. Para la compasión como paso para construir él. de la sociedad civil ante la crisis finan- diferencia y a ser meros espectadores. un afirma Jorge Riechmann. y acercar. que invita a la in. Más allá de la utilidad concreta puede ser muy útil la educación de lo que tienen este tipo de iniciativas. Bienestar. y nuestros compromisos. lo que. Una sociedad en la que la pre. hay 22 . institucional y como respuesta ante los breza. podamos desarrollar en el plano indivi- sentación de la realidad llega a menudo dual de las que ya hemos dado cuenta. Y es que. mente tras la emergencia del 15-M. Para han sido protagonizadas y generadas evitarlo. como señala. canalizan su actuación únicamente en camente.tancia que tiene el pago de nuestros que Rafael Díaz-Salazar denomina el impuestos para sufragar los servicios “yo interior”. mental para vincular progresivamente flexionar sobre la necesidad de exigir la dimensión interior y la dimensión un modelo fiscal más justo y basado en política de la vida humana59. ciera. la desconfianza hacia el plano corremos el riesgo de normalizar la po. en tanto que paso funda- públicos básicos y para hacernos re. la exclusión social y otras situa. Muchas de estas iniciativas nos a ellas desde la indiferencia. nitario en cierta medida como reacción En este contexto. además de las acciones que sentido56. nos en muchos casos presentan un fuerte interpela por nuestros estilos de vida componente de innovación social.4  Cultivar una mirada empática consenso pasivo que hace posible la re- producción del desorden existente»60. lo mirada empática hacia el otro o. como se. que frecuentemente se banaliza el dolor En los últimos años. Bási. Para ello. recortes y el retroceso del Estado del ciones marcadas por el dolor. a su vez. instituciones. una «ética de giro en sus formas de actuación. y especial- y el sufrimiento ajeno. el empobrecimiento y dar respuesta directa a través de la rea- el sufrimiento invita sin duda a nuestro lización de iniciativas y acciones que descentramiento.

para las personas que forman par. los huertos comunitarios. inspirándose en blico Miguel Hernández de Getafe o el muchos casos en la economía social y Hospital de Campaña de la parroquia solidaria. el espacio de in- comunitarias que tratan de luchar con. constituyen un espacio de algunos equipamientos e infraestruc- socialización prepolítica62 con valores turas como el cohousing. encontramos ratón de Cuentos de Guadalajara por una enorme diversidad de iniciativas su carácter inclusivo. En este marco. las coopera- diferentes al individualismo imperan. jóvenes de más de 21 nacionalidades. interesantes serían el club de fútbol zás la más numerosa. las tiendas de ropa a coste cero63 o las y. en primer lugar podemos vos. te en un momento en el que existe una la producción comunitaria de energía carencia de espacios de socialización renovable de producción comunitaria contrahegemónicos. cabe destacar y po- mutuo. nes vecinales. como con lógicas cooperativas a personas los denomina Ecologistas en Acción en en situación de vulnerabilidad a partir la interesante y sugerente recopilación de necesidades concretas y partien. o algu. culturales y deportivas. qui. tienen un valor mentarias. pensado 23 . O te de ellas. Muchos de estos espacios son funda- la Red de Solidaridad Popular. mentales para promover la cohesión nas despensas solidarias o comedores y la inclusión social.que destacar que su valor es triple: son denominada “economía colaborativa”. un espacio que permite afirmar desde Ello sucede. do de la autoorganización y el apoyo En tercer lugar. tercambio La recicleta del colegio pú- tra la exclusión social. ner en valor el papel que en muchas tuar iniciativas como las asambleas ocasiones juegan algunas asociacio- de parados que han surgido: la deno. redes de intercambio de servicios. Así. minada “obra social de la Plataforma las Asociaciones de Madres y Padres de Afectados por la Hipoteca”. podemos si. que realiza de estos. está conformada Los Dragones. que alberga en su equipo a constituirse en una iniciativa alternati. rrio de San Francisco (Bilbao). cial y comunitario. tivas de vivienda en derechos de uso. va en sí misma y que se caracterizan en la fiesta de Arroces del mundo del ba- muchas ocasiones por su carácter in. y otras de Alumnos o algunas parroquias. Algunos ejemplos Una segunda línea de trabajo. educativo importante en sí mismas. en el cooperativismo o en la de Santa Anna (Barcelona). comunitarios o solidarios que se destacar aquellas propuestas que in. el Ma- novador y creativo. por ejemplo. y constituyen un solidarios creados a la luz de centros espacio privilegiado para favorecer la sociales. iniciativas asociadas a los desahucios. con prácticas la práctica que es posible realizar las como las monedas sociales y comple- cosas de otra manera. o los medios de comunicación de ca- Si hacemos un breve recorrido por rácter comunitario… Muchas de estas las iniciativas de carácter comunitario iniciativas beben de procesos colecti- que existen. en el barrio de Lavapiés por aquellos proyectos que tratan de (Madrid). asambleas populares y otras convivencia y fortalecer el tejido so- iniciativas similares. constituyen como verdaderos «inge- tentan ofrecer respuestas colectivas y nios de producción colectiva»64.

queremos en otro campo: qué se enseña. aparece de cuela que vincule el desarrollo perso- forma periódica el debate sobre la nal con los retos actuales de nuestra necesidad de implementar cambios realidad y la necesidad del cambio so- en el sistema educativo. 3. clasificar a los centros y al alumnado en lugar de dedicar recursos y tiempo a desarrollar sus potencialidades indivi. Claro que tenemos que innovar en la transformación social radicalmente las formas de enseñar y de aprender. se suele vincular truye nuestra comprensión del mundo mucho más a aspectos como la imple. a la dimensión sociopolítica En segundo lugar. la importancia que tienen los espacios mos destacar. valores diferentes al individualismo blemáticas y temáticas sociales en las contrahegemónico. En primer lugar. existe una clara desconexión entre los contenidos es. Y es de refugio abierto las 24 horas del día. pero lo decisivo se juega Aunque sea brevemente. las iniciativas tablecidos en el currículum educativo comunitarias son fundamentales como y la realidad del mundo actual. Basta pensar en las social. cuando esa cuestión aparece en el los espacios centrales donde se cons- discurso dominante. sin duda. ner para el cambio social. nes»66. queremos llamar la atención sobre Entre diversas cuestiones quere. como tal. es necesaria una es- En los últimos años. dos aspec. qué se hacer algunas reflexiones relacionadas aprende. Pero esta dimen- que están ausentes65 los contenidos sión no basta para promover cambios 24 . cial puesto que la educación es uno de go. Por todo ello. que como afirma Rafael Díaz-Salazar: «identificar renovación educativa con innovación didáctica es una gran tram- 3.2. sobre todo. más allá de la escue- la educación en el contexto actual. para qué y al servicio de quie- con el papel que la educación puede te. Como hemos destacado. y. con espacios de socialización en otros una educación ajena a muchas pro. de educación no formal vinculados al tos fundamentales. en lugar de al debate sobre los fines de Finalmente. la. un intersante ámbito continuas evaluaciones externas que se de trabajo para el cambio y transfor- han implementado con la intención de mación social. ocio y al tiempo libre de niños y jó- en términos generales el sistema edu.para acoger a personas que duermen en de carácter ecosocial que deberían ser la calle durante las olas de frío y que ha centrales en medio de la crisis ecoló- acabado siendo un lugar de acogida y gica en la que nos encontramos.1  El papel de la educación pa. puede estar al servicio de mentación de las nuevas tecnologías o la reproducción del sistema capitalista el aprendizaje de lenguas extranjeras o de la transformación social.3  De la dimensión comunitaria duales y colectivas como personas. venes como espacios propicios para cativo actual potencia mucho más la promover formas de socialización en lógica de la competitividad que la de la dirección propuesta de cambio eco- la cooperación. Y sin embar.

por ejemplo.3. de participación sociopolítica más clá- tan. Sin política. se hace ne- plataformas que buscan una redistri. al momento actual. El recorrido por los diferentes espa- ciales.2  Los partidos políticos han conseguido repolitizar el debate público señalando algunas causas so. necesitamos un último ámbito de actuación lo con- organizarnos en diferentes espacios forman aquellas acciones o iniciativas que realicen una función de mediación que denuncian la vulneración de los sociopolítica a pesar de los defectos e derechos humanos o de algún derecho imperfecciones que. aun las denominadas Marchas de la Digni. encontramos gru. las en múltiples ocasiones una muestra de iniciativas que solicitan el cierre de los compromiso y de amor civil y político.3. a través de su acción e incidencia sicos como los partidos políticos. la justicia social. políticas y económicas en un cios de actuación nos lleva a espacios contexto de crisis. y algunos movimientos sociales que han alcanzado un crecien- te protagonismo. clusión de cientos de miles de personas rentes iniciativas. abordar cuestiones relaciona. Sin por una Fiscalidad Justa. dentro de aquellas en el momento presente.1  Los movimientos sociales Ley 16/2012 relacionado con la aten- ción sanitaria y que ha supuesto la ex- En los últimos años. duda. junto 25 . Pero. tucionalizadas. siguen siendo herramientas úti- das con la garantía de unos ingresos les para trabajar por la transformación mínimos básicos. cional a través de una lógica basada en o el trabajo realizado por la Plataforma la delegación y la representación. cos han jugado en numerosas ocasiones tizada. sentan” popularizado en el 15-M. o el social. como afirmaba el lema “no nos repre- tuar iniciativas como la Iniciativa Le. Centros de Internamiento de Extranje- ros. Estos movimientos 3. la aparición de internet. cesaria una cierta adecuación de estos bución de la riqueza. Por su parte. si bien en los últimos años se cumplimiento efectivo de los derechos ha visto cuestionado su papel como in- humanos. como cualquier social. Tradicionalmente. Para ello. iniciada para poner Es indudable que los partidos políti- en marcha una Renta Mínima Garan. gislativa Popular. podemos si. o el trabajo de Yo Sí Sanidad Uni- versal. Finalmente. del derecho a recibir atención sanitaria. cada una de estas insti. han surgido dife. más o menos insti. embargo. tal Dentro de este marco. con otra institución.estructurales. Así sucede. reconociendo su importancia también dad. el movimiento por una Renta un papel importante como herramienta Básica. o las movilizaciones dentro de para la transformación social. termediadores en el plano político. la ya citada Plataforma de Afectados tuciones pueda tener. La participación por la Hipoteca y sus reclamaciones en algunos de estos espacios puede ser en torno al derecho a la vivienda. por la retirada del Real Decreto 3. a la vez que inten. pos como ATTAC y su solicitud de un su función era vehicular las demandas impuesto que grave las transacciones de la sociedad hacia el poder institu- financieras con carácter especulativo.

3. fundamentalmente desde el mo- marles otros dos elementos que han in. pleo. muy estructuras. sus formas de actuación tradicional. donde los sindicatos eran más fuertes. ción creciente que se han producido en nía y una creciente demanda para que un mercado laboral con un grupo de profundicen en otras formas de acción trabajadores que mantiene cierta pro- y movilización política basadas en la tección social y un creciente porcenta- horizontalidad. je de trabajadores cuya realidad labo- cisa la aparición de nuevas formas de ral se caracteriza por la precariedad. 2) Al apoyo de aquellas iniciativas A todos estos factores hay que su. secuencia de la pérdida de centralidad ción por parte de la sociedad. al menos. que actúen guiadas por la especialmente. como intermediadores en las relacio. se pre. mensiones más: lización en el Norte y los cambios en 1) Al sostenimiento. ha erosionado esta primer lugar. más participativas dentro y fuera de En este contexto. distribución social del cuidado más cidad de presión y de negociación. Y ello se que el lugar de trabajo ha tenido como ha traducido en un cuestionamiento de espacio de referencia e identificación. diciones más precarias y una menor organización por parte de los trabaja- dores67. Dentro de las causas el compromiso en diversas acciones que están detrás de su debilitamiento. litamiento de la identidad de clase con- poner de nuevas formas de participa. hemos asistido a la dualiza- progresivo alejamiento de la ciudada. En equitativa y un reconocimiento de to- 26 . los procesos de desloca. un A su vez. lo que dificulta la acción colectiva en tividad. de las personas en situación de desem- frente a un sector industrial en declive. chan por una mejora de las condiciones van el cambio desde dentro de estas laborales se hace fundamental y. se requiere el ámbito de las organizaciones que lu- la presencia de personas que promue. a tres di- nivel global. el compromiso en la organización. se ha producido un debi- función tradicional. hay que reseñar que nes laborales. y ha permitido dis. reivindican una cidido en el debilitamiento de su capa. En este sentido. deliberación que desde la representa. que. vimiento feminista. Más aún si se tiene en cuenta 3. relacionadas con el mundo del trabajo se encuentra la competencia salarial a puede extenderse. acompaña- el sistema productivo que han llevado miento y apoyo a la autoorganización a la consolidación del sector servicios.con otros factores. los sindicatos se han producido en los últimos años también se han visto afectados por la a diferencia de lo sucedido en otros crítica a la representatividad a la vez ámbitos como el de los partidos y los que han visto cuestionado su papel movimientos sociales68. y la generación de estructuras torno a objetivos comunes. en aquellos sectores o búsqueda del bien común y que tengan realidades laborales donde existen con- vocación de servicio. organización que trabajen más desde la la desregulación y los bajos salarios. A su vez.3  Los sindicatos el retroceso generalizado de derechos laborales y las escasas novedades que En los últimos años. Finalmente.

pero que que tienen entre sus objetivos incidir guardan relación con la justicia social políticamente en algún ámbito secto. fugio o la justicia ambiental. En primer lugar. por ejemplo. y es difícil tra. como el cooperativismo o la militancias a partir de un primer cues- economía social y solidaria. la con todos aquellos aspectos relacio- migración.das aquellas formas de trabajo no asa. Para ello. el re- la denuncia de situaciones estructu. y que rara vez es central en la ONG es muy diverso. 27 . a la vez lariado que son fundamentales para la que una forma de socialización prepo- reproducción de la vida. rial: como los derechos humanos. cabe dentro del proyecto de vida. la ecología o la nados con la realidad Norte-Sur. que ha predominado un relato de la mente variadas y su enfoque va desde crisis esencialmente “occidentalocén- un asistencialismo acrítico y despoliti. discusión política o en la acción de los zar un panorama completo de estas. un erradicación de la pobreza. la participación Pero. colaboración con alguna de estas ONG Eso sí. siva con otros compromisos concretos tos y acciones que desarrollan. o con temáticas zado. a la promoción de las personas.3. hacia alguna realidad concreta. desde un análisis centrado en la en las formas de mediación aquí seña- dimensión sociopolítica y más allá del ladas requiere una integración progre- valor concreto que tienen los proyec. la coherencia en los diferentes ámbitos. el refugio. destacar dos cuestiones en relación es necesario intentar evitar “departa- con su labor. especialmente aquellas el punto de vista electoral. tionamiento de las causas de la injusti- cia a nivel estructural en el ámbito del voluntariado. Son muchas las personas que han nomía que prime a las personas frente optado por otro tipo de compromisos y al lucro. hay que destacar Gubernamentales que el papel de estas organizaciones es fundamental para trabajar algunos as- Para acabar nuestro recorrido por las pectos no muy presentes en el debate diversas formas de mediación sociopo. ámbito ampliamente trabajado por las Es cierto que el panorama de las ONG. relacionadas con la inmigración. político o para incidir en temáticas que lítica. trico” de la realidad. a otro tipo de compromisos posterio- torno laboral más equitativo y una eco. nuevos movimientos sociales en los puesto que sus acciones son enorme. sin fustigarnos con nuestras puede ser en múltiples ocasiones una contradicciones cotidianas y mirando a excelente manera de sensibilización la realidad con humildad y esperanza70. lítica que interpele a la persona sobre 3) A la promoción de todas aquellas las causas de esa situación y la lleve iniciativas que buscan construir un en. aunque no son pocos los mentos estancos” en nuestra vida e dilemas y contradicciones a los que es. rales o la incidencia política directa. Así sucede. res. y ambiental. 3. queremos mencionar el papel de tienen una dudosa rentabilidad desde algunas ONG. En cualquier caso.4  Las Organizaciones No En segundo lugar. intentar avanzar progresivamente en tas se enfrentan69.

necesitamos adop. sobre todo. y que la 28 . existen numerosos que nos enfrentamos. hemos presentado en un momento pro. me que otro mundo es posible frente a tende ser un relato contra el fatalis. y una invitación como inevitable el desastre y el colap- a la acción y al compromiso personal so dentro de la crisis de civilización en en alguno de los múltiples planos que la que nos encontramos. vicción de que la historia es un proceso Este planteamiento tal vez sea visto abierto al curso de los acontecimien- por algunos y algunas como ingenuo e tos y no determinado de antemano. Para ello. jornada laboral de 8 horas. en mento también se pensaba que eran un momento marcado por la crisis de imposible cambiar –como el fin de la sentido y la ausencia de grandes rela. hemos tratado de explorar algunas posibles formas de actuación para la transformación social asumiendo la interrelación existente entre la dimensión personal y global. esta reflexión pre. esclavitud o la segregación racial. Pero.4  CONCLUSIONES Y APUNTES FINALES A lo largo de estas páginas hemos intentado realizar una reflexión so- bre cómo entender la noción de “cambio” hoy. Y inocente ante los enormes retos a los que dentro de esta. Partiendo de este análisis. a partir de un acerca- miento poliédrico: partiendo de una reflexión sobre el momento con- vulso que nos toca vivir y las profundas transformaciones que se están produciendo. nos apoyamos en la con- fundamente convulso. cho al voto de las mujeres–. la tos emancipadores. o el dere- tar una mirada esperanzadora que afir. a ejemplos de realidades que en su mo- pesar de las dificultades existentes. y analizando las posibles vías de transformación social de las que disponemos. presentando algunas ideas sobre cómo puede pensarse hoy el cambio. los discursos pesimistas que presentan mo y la resignación. Sin embargo.

al apuntar más pero es todo el tiempo allá de las coordenadas existentes «es. tica ponen en duda la separación entre realidad y utopía y formulan propues. Es tarde Ahondar en algunas de estas prácticas pero es madrugada es el primer paso para afirmar que es si insistimos un poco. suficientemente reales para no ser des- cartadas con facilidad por inviables»71. no es fácil el reto que te- la realidad no se reduce a lo que existe nemos ante nuestros ojos. de la reflexión sobre proposiciones que representen formas de sociedad más Es tarde justas». Es tarde tas lo suficientemente utópicas para pero somos nosotros representar un desafío al statu quo. Sin duda. Es tarde ble por medio de la experimentación y pero es nuestra hora.72 29 . como afirma Boaventura mundo es posible» aquí y ahora. y esta hora tardía. trar con pequeños hechos que «otro Y es que. que tenemos a mano tas formas de pensamiento y de prác. De esta forma. pero como sino que «la función de las prácticas y afirma Pedro Casaldáliga: del pensamiento emancipadores con- siste en ampliar el espectro de lo posi. de Sousa desde el pensamiento crítico.movilización social y la organización posible construir otra realidad y mos- colectiva hicieron posibles. para hacer el futuro.

camente se habían recuperado 2. El precariado. Sánchez. Madrid: Roca Editorial. desigualdad y la xenofobia. el impacto de las nuevas tecno- fuerza vulnerable: el malestar como energía logías por el miedo y la ansiedad que gene- de transformación social». del capitalismo del desastre. Por ejemplo. su manifiesto en el web 16. Barcelona: Pasado y Pre- dedicó 61. y las políticas de 13. 186. Juan Luis (2013). de la desigualdad a raíz de la crisis. La doctrina del shock. se (2013). Cambio social. liberalismo antiliberal». Jesús (2013). Ideología y utopía. dio de los efectos sociales y económicos que Barcelona. en la obra citada Zambrana. Según datos del Banco de España. 11. Fernández-Savater. Paul (2009). esta misma entidad señalaba que úni. Son numerosos los informes de diferentes or. Federico (2016). Guy. rescatar el sistema financiero. puede consultar en internet el informe de la Seminario de Economía Crítica Taifa. Causas milar. señala que este fenómeno encarna tiempos (núm. Ricoeur. Zygmun. Económicas. de Revista Alternativas drid: Fondo de Cultura Económica. núm. En septiembre 15. Ma- crisis y sus efectos». Daños colaterales. sobre todo.495 millones de euros en ayudas a sente. y el creciente desencanto hacia la democracia 4. Nuevas militancias para nuevos en la nota 3. 110. Bauman. Eldiario. contexto de mucha creatividad e innovación 12. el Estado nueva clase social. «Una del Bienestar.866 millones Naomi (2007). por ejemplo. Standing. Amador Fernández-Savater.NOTAS 1. Una argumentación más pro- otros textos de los cuadernos de Cristianisme funda de estos factores puede verse en Otero. 30 . Es el caso del texto ¿No hay nada que del rechazo a la globalización: más allá de la hacer?… A la escucha del Espíritu (núm. enero de 2017. este cuaderno es deudor de representativa. Amador (2017). (2011). podemos reseñar de Marchas de la Dignidad. de época ¿cambio de rumbo? Aportaciones y 5. El auge de euros del dinero invertido. i Justícia que apuntaban en una dirección si. Utopía. Un buen monográfico que realiza un compen. YA! 9. Las diez mareas vinculan la emergencia de estos líderes tam- del cambio. 7. El texto que aquí diversas paradojas. ha tenido la crisis financiera. puesto que estos discursos se presenta busca profundizar en la búsqueda críticos frente al establishment son encunados de propuestas que apelen al compromiso y la por un «establishment anti-establishment». 1995) y. del texto de Lourdes 10. 27 de ran por el riesgo a destruir algunos empleos. Seminario de Economía Crítica Taifa de políticas de austeridad. Cristianisme i Justícia.es. En cierta medida. austeridad es «83 gráficos para comprender la Desigualdades sociales en la era global. nario del libro de Tomas Moro. en 2016. Madrid: Paidos. Véase. Una explicación de cómo se ha ido producien- de 2016. Mateos. Una 6. (2013). acción individual y colectiva ahondando en una «élite anti-elitista» y presentan un «neo- algunas reflexiones que en ese texto se plan. Reflexionando sobre las alternativas. 2001). Oscar y Sanz. 2015. ganismos que ponen de manifiesto el aumento 17. Además de estos dos factores. otros autores 2. bién con fenómenos como la crisis del Estado 3. el reparto Barcelona: Gedisa. se conmemoró el quinto cente- 8. teaban y presentando otras iniciativas novedo. La buena relación entre Trump y Putin es un sas que han surgido en los últimos años en un buen ejemplo. realizado de sus costes y la puesta en marcha 18. 69. 14. que. Al mencionar esta palabra. propuestas desde los movimientos sociales. Miguel y Steinberg. Manifiesto «No somos mercancías en manos OCDE Income inequality remains high in the de políticos y banqueros» !Democracia Real face of weak recovery. do este proceso puede encontrarse en Klein.

Las restricciones de uso de vehículos privados Cyril Dion. Íbidem. 15M-2031. Tomo aquí parte del sugerente libro Santiago pitalismo sólo puede nacer en el seno de éste» Muiño. Esa expresión está tomada del libro: Ho- cula narra la alianza establecida entre mineros lloway. Salir de la crisis desde los nuevos sujetos 37. Más allá de los dogmas. ¿Redistribución o Re. Zubero. Boaventura. 178 32. Barcelona: Icaria. García Jané en García Jané. Buenos Aires. 59. 56- XXI. rizontes de transición ecosocial. José Manuel (2006). Ibidem. El hacer contra el verse a la luz de esa reivindicación del recono. tegia se plantea en Holloway. democrático y desigualdad económica». La idea del método de la grieta como estra- 23. Calle. residuos pueden ser dos buenos ejemplos de zy tras la crisis financiera de 2008. págs. John (2003). pág. Adiós. García. Op. social. John (2002). por medidas que. En «¿Qué sociedad saldrá de la una democracia de alta intensidad». de Melanie Laurent y 41. Ferrán (2016). Es muy llamativo que. 125. Algunos ejemplos interesantes que apuntan en civiles en EUA o la lucha por la independencia esta dirección pueden verse en el inspirador en la India. encontrarse en Naredo. Imanol (2014). 51% de los jóvenes norteamericanos entre 18 21. Esta pelí. el articulo «Sarkozy propone refun. De Sousa Santos. documental Mañana. 71-108. Por ejemplo. cit. las reivindicaciones feministas. Op. cuidado del medio ambiente. o la obligatoriedad de la recogida selectiva de 29. El País. Elogio de la política Raíces económicas del deterioro ecológico y profana. 22. Daniel (2009). Ma- 25. INTERMON OXFAM de José Luis Sánchez «¿Qué viene después del (2014) «Gobernar para las élites. Rutas sin mapa. Secuestro capitalismo?» donde comenta dicha encuesta. Madrid: La 31. Emilio (2016). blación y ser de dudosa rentabilidad desde el 30. trar resistencias notables por parte de la po- 26 de septiembre de 2008. reciente de la Universidad de Harvard. Fraser. Sigo aquí la clasificación que propone Jordí Informe de Oxfam.19. «Dos menos uno. cit. ble. 36. págs. el seno del feudalismo y la alternativa al ca. drid. pueden encon- dar sobre bases éticas el capitalismo».) VII la teoría crítica y reinventar la emancipación Informe sobre Exclusión y Desarrollo Social social. Nancy (2006). Jordi (2012). los últimos años en muchas iniciativas muni- 26. 38. en España. «Las alternativas ya 24. gobierno de Margaret Thatcher en los años 80. el movimiento por los derechos 28. Santiago Muiño. Emilio (2016). Propuesta y declaraciones de Nicolas Sarko. Son numerosos los informes que alertan sobre y 29 años declaraban no confiar en el sistema la creciente desigualdad a nivel mundial y capitalista. tomar el poder: el significado de la revolución les (lucha por el reconocimiento) durante el hoy. el 20. siendo favorables a un mayor ejemplo. 33. García Jané. Madrid: Morata. Véase. 40. Boaventura (2006). Jordi (2012). Por ejemplo. Ho. bastante bien esta cuestión es Pride. cipalistas. cimiento. Taifa: «La transición al capitalismo nació en 42. Renovar rá esta sociedad? en Lorenzo. Por ejemplo. Icaria. Se recomienda el siguiente artículo estatal. Madrid: Fundación Foessa. indígenas o del movimiento LGTBI pueden Agrietar el capitalismo. dos. F.. 433-441. «Para están aquí». en De actual crisis? ¿Qué salida de la crisis impulsa- Sousa Santos. Quién decide el precio de los alimentos». Madrid: Siglo 39. las cuales se nutrían de cantidades ciones que tiene esta concepción del medio de activistas procedentes de múltiples inicia- ambiente y de la que parte la economía puede tivas sociales. Barcelona: conocimiento? Un debate Político-filosófico. Barcelona: Península. Una explicación más amplia de las implica. Barcelona: El Viejo Topo. Bensaid. Una inspiradora película que ilustra 34. trabajo. Utilizo aquí una expresión muy utilizada en políticos. capitalismo. (2006). Cambiar el mundo sin (lucha por la redistribución) y los homosexua. Podemos recordar las palabras del Seminario punto de vista electoral. 31 . pág. (Seminario de Economía (2013:9)). según un estudio Catarata. Ángel (2013) La transición inaplaza. 27. págs. 35. (coord. 24.

podemos Fútbol. Díaz-Salazar (2016). Diagonal o La Marea en el plano Madrid: La Catarata. También ciudadano. 2016. Casanovas. Este texto es reseñable el trabajo de algunas iniciativas aporta interesantes sugerencias para una que nos acercan a zonas geográficas a las que propuesta educativa y pedagógica dirigida al apenas se les presta atención en los grandes cultivo de ese yo interior partiendo tanto de medios de comunicación como sucede con diferentes tradiciones religiosas. En clave medioambiental. destacar iniciativas como Alternativas eco. núm. 169-176. núm. núm. la basura 1. que tot està per fer i tot Económicas «33 alternativas para vivir de otra és possible». Alternativas Económicas o La Marea.9 millones de kilos de comida. informes centrados en cuestiones como la de.000 las personas 60. Debord. también 48. Revista El Ecologista. Papeles. 46. ción en España: una propiedad tan concentra. Madrid: 53. Crespo. Mario Entreparéntesis. producida. Riechmann. 59. Boletín Ecos. El trabajo: pre.189. Entre los numerosos recursos existentes sobre da como el negocio». 43. Salvador (2016). nivel mundial supone el 30% de la comida 45. Fuhem Ecosocial. Riechmann. cada año acaban en cia. Salazar». Barcelona: Cristianisme i Justí. la indus. En el plano de enti. Jorge (2015). Cuadernos. de medios como página web de Mecambio. Los movimientos sociales. Léase el artícu. Setem o Foessa. 98. Jorge (2014). según datos del sente y futuro. pág. págs. que el autor denomina «meditación laica». 2016. 54. 58. Algunos datos sobre la concentración de los puede consultarse el monográfico publicado medios de comunicación en España se pueden también por Alternativas Económicas «32 consultar en el artículo «Grupos de comunica. 52. 135.000 muertos en naufragios en 2016 en cambio global. también podemos destacar la 49. 83. Ministerio de Agricultura. el 42% del desperdicio alimentario iniciativa Yo Sí Sanidad Universal frente a la se produce en los hogares. en el plano del consumo crítico. en el artículo «Mirando más allá del precio». Francesc (2014) 50. tivas que existen en diferentes ámbitos puede 47. 44.es. 23 de diciembre de junio-agosto. esta temática. López Arnal. Madrid: Pre-textos. Madrid: Editorial PPC. 198.) (2016). el Mediterráneo». Teresa (ed. Otro ejemplo significativo es el de los sumi. el 39% en fase de exclusión sanitaria de aquellas personas en si. núm. 51. o La transformación cultural que necesitamos. Es el caso. el 14% en la de restauración y el tuación irregular o el trabajo de la Plataforma 5% en la de distribución. como de lo Mundo Negro y la información sobre África. Guy (2005). Papeles de relaciones ecosociales y lo «5. «Educación que murieron en el Mediterráneo intentando y cambio ecosocial. 2 de octubre hídrica. La sociedad del espec- dades que periódicamente realizan estudios e táculo. Autoconstrucción. 32 . Xavi y Mateu. Cristianisme i Justícia. Del yo interior al activismo el trabajo de Oxfam. 57. Existen algunos indicadores que tratan de nistros agrícolas en el que tres empresas aportar información sobre la generación de controlan casi el 60% de las semillas y el 70% residuos que va aparejada a la producción de de los pesticidas y productos químicos para el un bien como la mochila ecológica o la huella cultivo de alimentos (Eldiario. núm. 55. desigualdad e impuestos. Según la ONU. se estima en 5. manera». El País. Barcelona. Entrevista a Rafael Díaz- migrar hacia Europa en 2016. «Crisis de sentido y sigualdad o las condiciones de producción en ecosocialismo». Puede encontrarse más información de 2016). Saltamos. En el caso español. Una revisión bastante completa de las inicia- ción de desahucios. (2011). podemos citar ecosocial. Opcions. Versos del poema Ara mateix de Miquel Martí consultarse en el monográfico de Alternativas i Pol: «…I via fora!.324. ideas para vivir de forma más ecológica». Donatella y Diani. Algunos ejemplos en esta dirección son la De ellos. Della Porta. ámbitos como el mundo financiero. por ejemplo. Se estima que el desperdicio de alimentos a Editorial Complutense y CIS. de Afectados por la Hipoteca en la paraliza. nómicas en el plano de la economía crítica: 56. Citando algunos de estos medios. Educación y cambio tria textil o la industria bélica. 31 de octubre de 2016. de la información crítica. 35. fabricación.

135. El ejemplo de «Las Kellys». 68. 67. o empresas que muchas de ellas tienen y las 65. pág. podemos destacar el proyecto «99 de realizar trabajo de incidencia política o preguntas y 99 experiencias para aprender denuncia. en el ámbito de las 72. Madrid: Trotta. Subirats. Boaventura (coord. Entrevista a Rafael Díaz. Entiendo por prepolítica a la dimensión que acción colectiva emergentes en sectores con alude a la formación de las convicciones poca tradición de organización laboral. En el web de Alternativas de Consumo se puede 69. 64. En este punto podemos recordar las palabras 63. México: Fondo de cambio global. 66.61. Joan (2014). núm. Pedro (2006). Tal vez el principal dilema al que se enfrentan encontrar más información del interesante muchas de estas organizaciones tiene que ver proyecto Ingenios de Producción Colectiva de con la dependencia económica de instituciones Ecologistas en Acción. De Sousa Santos. necesitamos con urgencia es un sindicato». «Es tarde». camareras de piso.) y cambio ecosocial. dos ejemplos inspiradores de nuevas formas de 62. Cultura Económica. Una excelente recopilación de muchas de de César Rendueles: «Estamos obsesionados estas iniciativas se puede encontrar en el web con juntar un partido y realmente lo que de Vivero de Iniciativas Ciudadanas. 16 de febrero de 2014. o «Territorio doméstico». a vivir en un mundo justo y sostenible» 70. 17. suponen El País. Los caminos de la Salazar» Papeles de relaciones ecosociales y producción no capitalistas. morales personales. 172. Algunas notas interesantes sobre el sentido desarrollado por Ecologistas en Acción y el que debe tener la militancia puede encontrarse equipo de trabajo de la Federación de MRPs de en el cuaderno de Lourdes Zambrana. citado Madrid. «¿Reivindicar o ser?». Entre las escasas propuestas que abordan esta limitaciones que esto puede crear a la hora realidad. 33 . en Antología Personal. Casaldáliga. pág. el ámbito de las empleadas del hogar. Salvador (2016) «Educación 71. (2011) Producir para vivir. en la nota 4. López Arnal.

¿Qué espacios y vías de actuación crees que se debe privilegiar en la acción sociopolítica para avanzar en la transformación social? ¿Qué posi- bles contradicciones y complementariedades ves en la apuesta por cada una de estas vías? 3. ¿qué crees que puede aportar la espiritualidad cristiana en el momento actual para una transformación social en sentido emanci- pador? 34 . ¿Cómo crees que debe ser entendida la noción de cambio social en el momento presente? ¿Qué añadirías o criticarías sobre la concepción del cambio que se propone en el cuaderno? 2.CUESTIONES PARA LA REFLEXIÓN 1. En clave cristiana. ¿Qué prácticas y experiencias concretas que trabajen por el cambio social conoces en tu entorno más próximo? ¿Qué balance y análisis haces de las formas de actuación de estas experiencias que conoces de forma más cercana? 4.