Está en la página 1de 1

El Espritu del Seor es sobre m, por cuanto me ha ungido para predicar el evangelio a

los pobres; me ha enviado para sanar a los quebrantados de corazn; para pregonar a los
cautivos libertad, y a los ciegos vista; para poner en libertad a los quebrantados; para
pregonar el ao agradable del Seor. Jess

No sabis que sois templo de Dios y que el Espritu de Dios habita en vosotros?

Porque si hemos sido unidos a El en la semejanza de su muerte, ciertamente lo seremos


tambin en la semejanza de su resurreccin, sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue
crucificado con El , para que nuestro cuerpo de pecado fuera destruido, a fin de que ya no
seamos esclavos del pecado; porque el que ha muerto, ha sido libertado del pecado. Y si
hemos muerto con Cristo, creemos que tambin viviremos con El, sabiendo que Cristo,
habiendo resucitado de entre los muertos, no volver a morir; ya la muerte no tiene
dominio sobre El. Porque en cuanto El muri, muri al pecado de una vez para siempre;
pero en cuanto vive, vive para Dios. As tambin vosotros, consideraos muertos para el
pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jess.

Recibidlo, vived para Dios, y compartan las buenas nuevas de la libertad a travs de
Cristo Jess con los dems!

(Lucas 4:18-19; 1 Corintios 3:16; Romanos 6:5-11; cf. Mateo 28:18b-20)