Está en la página 1de 1

Muy buenas noches tengan todos ustedes, quiero agradecer en

primer lugar a Dios, dador de vida y de amor, a mis padres Elena


y Pedro, que desde el cielo tambin se regocijan con esta unin y
que hoy nos congregan en un da tan especial para todos y en el
que Jean Carlos y Carmen, nos han querido hacer partcipes de su
amor y la gran felicidad que les embarga con motivo de su boda.

En esta velada tan especial, he sido la elegida para pronunciar


ste brindis por los novios, algo de lo que me siento muy honrada
y agradecida.

Para ustedes que comienzan esta nueva etapa de su vida les tengo
que decir no es nada fcil, la vida matrimonial, es algo que se
tiene que cuidar como una planta, hay que regarla da con da,
semana tras semana, ao tras ao, para que crezca y perdure
para siempre, an en los peores momentos. Hay que cuidarla para
que no se marchite y llegue a ser algo que se pueda admirar y ver
desde la distancia.

Por esta razn Carmen y Jean, la vida de cada uno de ustedes es


como un largo camino que el da de hoy se han encontrado y se
unen para definir un solo sendero, el cual recorrern a partir de
ahora juntos, esperamos todos los aqu reunidos, que esta unin
que hoy se consuma, sea tan slida que nada ni nadie pueda
deshacer, donde dos personas maravillosas que conozco me han
enseado a m y a todos nosotros lo que es el verdadero amor.

Estoy muy feliz y le deseo toda la felicidad del mundo, y a todos


ustedes los invito a disfrutar de esta gala como ellos se lo
merecen.

Gracias.

Salud por los novios y por su hermosa felicidad!