Está en la página 1de 225
Mecanizaav Produccion por Mecanizado a RealizaciOn de = Proyectos y Piezas =| y y en las Maquinas Herramienta Mhacxcs practicas Albert Ginjaume Felipe Torre , .~" Ya € a AC C ey Zi Paraninfo REALIZACION DE PROYECTOS Y PIEZAS EN LAS MAQUINAS HERRAMIENTAS. © ALBERT GINJAUME Y FELIPE TORRE Gerente Editorial Area Técnico Vocacion: Diseho de cubierta: M® José Lopez Flaso Montytexte Editoras de Produccién: ‘Clara M#. De la Fuente Rojo Consuelo Garcia Asensio Ciga NP Vicente Crespo Pre impresion: Montytexto Impresion: Graficas Rogar Po Ind. Alparreche Navalcarnero (Madrid) Resewados los derechos. para COPYRIGHT © 2008 int Sore er ee {odor los pales de longus. espa: Thoma Etc ola. De Conforidad con tdi " peso one arcu 270 del Cod {9 Penal vento, pedrn sr cast Magaianes, 25; fos con panas de mula y pve 28015 Madrid, ESPANA igpcdoe con panee ce cman or nde Iberlad quienes prod Teléfono: 902 688 240 jeren © plagiaren, en lado o en ele parla, ura obra ioraria.atsica 9 ounsBoecxiobonn ‘Gentfica fiada en cualquier tipo ‘ev paraninio.es do soporte nla preceptva suo. tteacen, Ninguna pare de ext Impreso en Espa jean, Indado ol eet Pome in Span perl cml elerd pie tae oer suetraastos sanenciamens enh ainsi: foes akon ene «1 mango e6nico Instrucciones para la reetifieadora 27 El entorno de trabajo y el medio ambiente. + 28 {Qué se debe hacer con Tos residuos del taller de mecanizado? ......-.. 28 Introduceién ........ coe 30 Breve eronologia de las medidas de dimensiones ..... 30 Referencias para la medicin ....... 3L Principios generales 32 ‘Medicisn y verficacién | 32 er 33 Precision 2... Mh Repetibilidad .. Mt Resolucidn (valor de la escala 0 divisin) MM Relacion 10:1... Mh Sensibilidad . cee Mb Campo de medida - oe Ob Posicién del instrumento con relacién al eje de. medicion 35 Variables de la medicign. 35 Calibracion .... 35 eerramental para la medieién y verifieacion 36 Medicion es... .csee o 36 4 Ejercicios con maquinas herramienta. __ 7 Introduceién ..... Toro. : Planos Fresadora Planos : Conjuntos ....... Planos 5 Ejercicios de medicién | -. 235 (GITES-Panaunro. La presente obra ha sido pensada para desarrollar y pro= fundizar en el manejo de las maquinas herramienta on la fabri- ceaciGn por mecanizado, tema que se planted en el Capitulo 7 del libra Ejecucidn de Procesas de Mecanizado, Conformado y Moniaje, publicado en esta misma editorial y que, dada ta importancia que tiene, se considers conveniente tratarlo en mas profundidad en otra obra junto con otros aspectos impor- tantes propios de este proceso, Hemos querido darle un enfogue eminentemente prictico ‘mediante la exposicin de conceptos fundamentalmente pric ticos y eon un nimero de ejemplos y propuestas de trabajo ‘muy ambicioso, Este cardcter prictico se muestra desde el principio det libro con una primera parte de consejos en materia de seguri- dad, dirigidos al operario, fundamentados sobre la aplicacién de la norma vigente de seguridad en el trabajo. Posteriormente se abordan aspectos fundamentales en ‘materia de precisin en la medicién, con una explicacién de conceptos fundamentales acompafados de ejemplos y, un ‘buen nimero de propuestas de aplicacisn prictica de los mis ‘mos al final del libro. La obra se completa con una muestra de diferentes piezas ¥y conjunios perfectamente definides para realizar en diferen- tes méquinas y en las que se incluye una hoja de proceso como muestra, ©ITES-Pananavo Prologo Creemos que esta obra sera de gran utilidad tanto para el ‘lumno como para el profesor e incluso para el operario de taller, pues se ha realizado en un lenguaje ficil partiendo de cconceptas basicos y avanzando en complejidad, de forma que sulte eGmodo seguir la obra y aleanzar un nivel de profun- didad en la materia importante E] alumno puede encontrar en el libro un lugar donde recordar y comprender mejor los conceptos explicados en el aula al plantearlos de forma clara, sencilla y prictica. ‘También puede llevar a cabo las prcticas planteadas por su cuenta para mejorar en sus procesos y ampliar conocimientos te6rico-practicns, El profesor puede apoyarse en las propuestas de trabajo a realizar en las méquinas, y por la forma en que se ha dispues to la obra puede adaptarla perfectamente a los diferentes medios 0 dotaciones de que dispone en el Centro y a su pro- pio criterio tanto en forma como en profundidad en el desa- rrollo de las actividades propuestas. Reiterar una vez més nuestro deseo de que estas obras sean de utilidad tanto para el profesor faciliténdole su labor, como para el alumno ayudindole a desarrollar sus capacidades y actitudes de la forma mas positiva y satisfactoria posibl Reinosa - Santander, marzo de 2005 VI Hh Introduccion Introduccion Este libro, complemento de EJECUCION DE PROCESOS DE MECANIZADO, CONFORMADO Y MONTAJE, contiene una serie de ejercicios de diversa dificultad, ‘que consideramos aconsejable y conveniente que realice el alumnado del ciclo formati- 10 de grado superior Produccisn por Mecanizado, complementados con una serie de instrucciones de seguridad en ef trabajo, metrotogia de taller y método de trabajo. 1m ellos intervienen los procesos mecénicos que implican arranque de material: ase~ rrado, taladrado, torneado, fresado, mortajado / brochado, roscado y escariado ‘manual, ete., como procedimientos en los que el arranque de viruta se produce a través de los filos ~determinados geométricamente~ de la herramienta, y rectificado, como proceso con filos no determinadas. Contenido Introduccion Método de trabajo Normas précticas Consejos Ovjetivos © Conover métodos de trabajo para adguirir el hdbito y la capacidad de analizar todos los elementos que intervienen en un proceso de mecanizado, P es Introduccién EI mecanizado de una pieza consta de una sucesién de opt raciones, definidas por un proceso de mecanizado que englo- ba de forma detallada, todas las transformaciones que debe sufrir ésta hasta su acabado final. Es necesario e importantisimo para la consecucién de los objetivos del médulo, que el alumnado plantee, desarrolle y plasme dicho proceso en la Hoja de Proceso, puesto que de esta forma conseguird confrontar durante la ejecueisn real de las piezas, los planteamientos teGricos presentados. Fsta es la azn principal por la que hemos decidido pre- sentar solo un ejemplo de Hoja de Proceso con los ejercivis, para que et alumnado pueda desarrollare rest. La estructura de Ios ejercicios en miquinas-herramienta es orientativa ~como no podia ser de otra forma~ puesto que la variedad de disposicién de mdquinas, tanto en cantidad como en tipo, de los diversos insttutos no permite desazvollar plan- teamientos cerrados. Asf pues, lo que en este libro se plant: es muy general, dejando a eriterio de cada profesor/a el ajus- tarse en més o en menos a Io presentado, ya que dispone de variedad para poder seleccionar, En los planos de los conjuntos mixtos (CM) ~exceptuando algunos no aparecen ni tolerancias dimensionales ni geomé- tricas, para que de esta forma quede a disposicién del profe- sorado el estipularlas, 0 ~como es nuestra intencién~ que sea 1 alumno/a quien estime y decida las que corresponden en. cada caso, NX Inicialmente habfamos decidido incluir al final de este libro una serie de tablas de taller, relacionadas con V, (velocidad de corte), f, (avance por vuelta), a, (profundidad de pasada), K, (fuerza specifica de corte), etc” pero debido al volumen que ‘ocupa el contenido actual, hemos declinalo su inclusién en esta obra para hacerlo en otra apart. Método de trabajo Previo al inicio de cualquier mecanizado debe elaborarse cl proceso de trabajo, primero en borrador, y luego en la hoja de proceso, Una vez elaborada la hoja de proceso, deben ejecutarse las ‘operaciones en el orden establecido, con las herramientas esti- puladas y los parimetros de corte adecuados. De no hacerlo asi, e originan vacilaciones y pérdidas de tiempo que desem- bocan en piezas de menos calidad en un tiempo mayor. Es importante no perder el objetivo de Ia productividad, puesto que es uno de los factores mas importantes en el des- rrollo de la aetividad industrial, buscando siempre la excelen- cia con la maxima rpidez en la ejecucién, Como trabajar con método Antes de la ejecucion 1, Estudio del plano © No debe empezarse la ejecucién sin haber reconocido perfectamente el plano con todos sus detalles. © Terminado este estudio, se debe buscar el mejor método de ejecucién, con todas sus fases, sub-fases y operacio- ne, establecienlo una lista de herramental necesario, ase- gurindose de que en el taller se encuentran disponibles. 2. El balanceo de cotas © El balanceo de cotas se realiza verificando si las cotas medidas a partir de los ejes elegidos dejan cantidades suficientes de material para la ejecucién, En caso con- twario, modifiear la posicién del eje central, 0 solicitar ‘oro trozo de material © Este balanceo debe hacerse cuidadosamente, de tal manera que jamds se pueda decir: "no tengo suficiente ‘material para terminar’ 3. Preparacién de ta maquina INSPECCION: © Comprobar el estado de limpieza: viruta, polvo, ete. y en ‘caso de no estar en condiciones, subsanar la anomalfa, © Comprobar el estado de las conexiones eléetrias: dife- renciales, interruptores, pulsadores, etc. y en caso de encontrar alguna anomalfa, si esté a nuestro aleance, subsanarla, si no, notificarlo para su reparacién, © Antes de poner en marcha cualquier maquina se deben ‘comprobar los niveles: = de aceite: cabeza, caja de avanees, carros, central de engrase, ete = del Iiquido reftigerante, En caso de enconirarse bajos, rellenar hasta su punto, En las msquinas con grupos hidrulieos, neumsticos combinados, comprobar niveles y presiones. Sila rmiquina requiere de presiones minimas para su funcio- hamiento, no arrancar hasta disponer de ells. © Comprobar estado de los circuitos hidrsulicos y/o neu- miticos: fugas, pores, filtras, ete, © Comprohar posiciones de los cabezales, contracahezales, esas, caros, ete. por si hubiera algiin bloqueo y/o aga- rrotamiento, asf como los tumbores gradusdos (ionius), 8 ITES-Panannro © Sino encontramos ningin bloqueo y/o agarrotamiento, poner en marcha los motores ~en vaefo~ para compro" bar su correcto funcionamiento, asi como el de los Srganos a los que transmiten el movimiento. PREPARACION; © Controlar que disponemos de todas las ruedas dentadas, necesarias ~si el trabajo To requiere— para su montaje en los distintos elementos donde se precise: lira del tomo, del aparato divisor, ee. © Preparar, alinear y fijar eVlos utillaje/s necesario/s para el mecanizado: mordaza, aparato divisor, portabrocas, punto fio 0 giratorio, soportes, lunetas, calzos, ete. © Posicionamiento, alineado y sujecién de Ia pieza a mecanizar sobre la superficie de partida (referenciada en el plano 0 en la hoja de proceso). 4. Preparacién del herramentat © Todas las Hlaves necesarias en In maquina o puesto de twabajo: planas, estrella, ipo Allen, de gancho, acoda- das, etc. deben estar disponibles en el armario o caja de herramientas de la méquina. De no ser asf, antes de ini- ciar el trabajo, y a poder ser en un solo viaje, las trae- remos todas dei almacén, © Lo mismo sucede con los mantllos: de acero, de nylon, de goma, de cobre, ete. con los que aplicaremos el ‘mismo procedimiento que en el punto anterior. © También con las brocas, escarindores, machos de © En caso de no estar referenciada en la hoja de proceso, como pauta para la selecci6n de la herramienta de corte, sugerimos contemplar: A, Pieza a mecanizar: ~ Material = Diseno. = Precisién / Acabadbo. B, Maquina: = Potencia, ~ Rigidez. = Sujecién, ©. Herramientas = Datos de corte. = Rendimiento. = Calidad, Por lo que, a Ia hora de seleccionar las herramientals y datos de corte, estableceremos por este orden: 1) Sistema de sujecisn, 2) Tipo de portaherramientas / portaplaquitas. 3) Geomeu ¥ calidad de la herramienta / plaquita 4) Tamatto de la herramienta / plaqui quita, ademss radio de punt En caso de pla- ‘Todo ello contemplando los datos y parmetros de corte relacionados con las caracteristicas de la pieza a meca- nizar (A) y de lafs mdquina/s (B) donde se va a realizar el mecanizade, ©ITES-Paranavo Introduccién | © Com tos aparatos de medici6n: pie de rey, micrémetros, ‘goniémetros, calas patrdn, ete., debemos tener especial ‘cuidado, por lo que mientras no los utilicemos estardn guardados dentro de sus cajas o fundas protectoras y en lugar seguro, separados del resto del herramental para ‘evitar incidentes irremediables, © Montaje y alineacién de las herramientas de corte nece~ sarias para el mecanizado, Durante la ejecucion 1, La preparacién © Realizar con todo euidado las caras de referencia y no retocarlas més que en caso de precisién absoluta 2, El desbaste © El desbaste no requiere un grado de precisién absoluto, pero ello no es motivo para eliminar esta parte del tra- bajo. © Emplear para el desbaste las herramientas adecuadas, ccapaces de eliminar mucho material en poco tiempo, ‘con el objetivo de Hevar el desbaste lo mis proximo a las medidas finales. neralmente, el radio de para quitar en el acahado. © Dejar el suficiente material punta de Ta herramienta~ 3. El acabado © Destinar Ia mayor parte posible del tiempo concedido para las operaciones de acabado, teniendo en cuenta {que Gnicamente se valora la habilidad y conocimientos ‘cuando el trabajo esti terminado. © No retocar una parte ya terminada de la pieza bajo el pretexto de darle un mejor acabado, En cambio, tomar las precauciones necesarias para que la pieza no se cestropee por los chogues, se arafte con las Timas 0 se oxide, 4. La verificacién durame la ejecucién © Todas las partes de la pieza deben poder medirse o veri- ficarse © Cada verificacién debe ejecutarse con cuidado. © Si se emplea unas galgas o plantillas, debemos estar seguros de que estin construidas con el mismo esmero y precisién que la pieza que se va a verificar © Las plantitlas ~en la medida de lo posible no deben st demasiado grandes, © Huir del tépico: “un ojo habil y experimentado es el mejor de los calibres” utilizando los ealibres y herra- mientas de medicién necesarios y adecuados, Después de la ejecucion 1. Control final © Antes que nadie, debe ser el propio alumnado quien realige el control de su trabajo. Es conveniente que sea muy exigente eonsigo mismo. P a 2. La presentacién y entrega © Desde el primer ejercicio, es conveniente que el alum= nado entregue las piezas Gnicamente cuando estén totalmente terminadas y con los acabados solicitados. © Es esencial que en la ejecucién de sus gjercicios, el alumnado aporte desde el primer momento, los prinei- pios de orden, Idgica y método. © Deben determinarse las diversas fuses, sub-fases y opera ciones necesarias para la realizacién del trabajo, por razo- namientos y consideraciones de orden enieo, y nunca Jmpulsadas por el eapricho, la improvisacién o el azar © Resumiendo, se debe trabajar con Kégica y no emprender nada que no pueda ser plenamente justificado, evitando de esta forma los errores, las verificaciones innecesarias y las pérdidas de tiempo, realizando més adecuada y ripidamente sus piezas, trabajdndolas como obra totai- ‘mente suya y con la seguridad de terminar eon acierto, Normas practicas Para obtener buenos resultados en el torno 1. Sujetar adecuadamente la pieza a mecanizar, 2, Estudiar y determinar con seguridad el mimero de revo- luciones y el avance. 3, Tornear un pequefio trozo de pieza y verificar el ¢ con el toro desembragado, 4, Antes de parar el torno retirar Ia cuchilla del corte. De no hacerlo puede quebrarse la punta ylo el filo 5. Al final del recorrido con arranque de viruta, eliminar el 6, Si se mecanizan piezas que pueden flexar, es recomen- dable trabajar con dngulos de posicién fuertes 7. Generalmente, se gana mucho tiempo si antes de iniciar el trabajo se desarrolla Ia hoja de proceso, 8, Hjecutar primero el desbaste y nego el acabado, 9, Es recomendable desarrollar el desbaste de una vez, siempre que la méquina tenga eapacidad para ello, estu- iando y determinando la seceién maxima de viruta ceapaz de arrancar el torno para una velocidad de corte y ‘material estindar, 10, El acabado sobre fundicién, siempre que las earacteris- ticas de acabado superficial lo permitan, se realiza con pasadas de avance alt. 11. Los puntos de centrado defectuosos originan piezas defectuosas, 12. Situar la punta del filo de la herramienta a la alwra de centros y reducir al maximo el vuelo del portaherra- mientas, 13. Es aconsejable utilizar mangos portaherramientas robustos para evitar vibraciones, 14. Enel torneado entre puntos eliminar, esencialmente en las primeras pasadas, la holgura del contrapunto. 15, Si en el cilindrado entre puntos la pieza vibra, ajustar el ‘contrapunto, y reducir el avance y/o el radio de punta de la herramienta, 16, En ccasiones, resulta peligroso trabajar con la cuchilla vuelta hacia abajo, Directrices para el fresado 1. Generalmente, se gana mucho tiempo si antes de inieiar €l trabajo se desarrolla la hoja de proceso, 2, Seleccién, revisiGn, montaje y puesta a punto de lox accesorios y elementos de sujecion (mordazas, divisor, ctc.), reglando su alineacién y/o posicién. . Montaje del herramental de corte Montaje de la pieza a mecanizar, sujetindola adecuada- ‘mente y cerciorindose de que los esfuerzas de corte no la van a mover. Evitar los amarres endebles y/o inestables. - Estudiar y determinar con seguridad la velocidad de el htimero de revoluciones y el avance. 6. Antes de iniciar cualquier proceso de arranque de viruta, comprobar que el sentido de giro de Ia herramienta es el ccorrecto, y que la herramienta -0 herramientas, en el caso de las plaquitas intereambiables- tiene los filos de corte cen el estado adecuado para proceder al mecanizado. En el ccaso de las plaquitas intercambiables, ademas, es necesa- rio asegurarse de que estén bien posicionadas en sus alo~ jamientos y los tornillos de sujecién no estén flojos. 7. A continuacidn, debe comprobarse que el desplazamien- to de la mesa en todas sus direcciones es el correspon- diente al indicado, 8. Es conveniente -en los casos de fresado frontal y com= binado- comprobar hacia dénde tiene la inelinacién el ccabezal porta-herramientas, y asf poder determinar el sentido de avance de Ja mesa durante el mecanizado, puesto que de lo contrario nos Hlevaremos sorpresas en Jas medidas, ya que la herramienta nos arrancaré més material del previsto. 9. Noes aconsejable ~en la medida de lo posible- cambiar de posicién la pieza antes de haber terminado todas las opera- ciones que se puedan ejecutar en la misma amarrada, 10. Si vamos a trabajar en coneordaneia es indispensable comprobar las holguras de la mesa y el husillo de ésta, corrigiéndolas si fuera necesario. 11, No detener nunca el movimiento de corte sin haber desembragado antes el/los movimiento de avance, y mejor todavia, habiendo retirado la herramienta del posible contacto con la pieza, Algunos consejos 1, Con las méquinas nuevas o recién ajustadas, no trabajar ‘con velocidades altas, especialmente si la temperatura ambiente es fria, por lo que no es deseabellado dejarlas tun poco en funcionamiento a baja velocidad, aunque sea 8 ITES-Panannro 2, Bvitar en la medida de lo posible la caida de virutas sobre las gufas de las maquinas: producen un répido des- gaste, 3, Jamés enderezar a golpe de marillo una barra entre pun- tos en el torno, 0 una placa sujeta en 1a mordaza de la fresadora, 4, Nunea centrar las piezas a martillazeos cuando estén suje~ tas en el plato. Aflojar el plato y golpear suavemente con rmaza de plastica (nylon, goma, etc.) 5. E] empleo de tubos u otros medios para aumentar el brazo de palanca de las llaves no debe ser prictica habi- tual y conviene desecharla, 6, Cuando existe el peligro de ser golpeadas al montar 0 desmontar piezas, aceesorios, platos, ete., deben prote- gerse las gufas y/o las mesas de las méquinas, p.ej.: con tuna tabl 7.No desmontar los platos haciendo palanea entre las garras de éste y el punto del tomo, 8,El abandono de material sobre las guias y las mesas puede provocar trabas en los movimientos de los carros y producir roturas, especialmente si tienen movimiento automiético. 9, Nunca montar platos y elementos de amarre poniendo fen marcha I maquina, 10. A menos que no dispongan de un sistema de vatiador electronica de velocidad, no tratar de cambiar de velo- cidad con la maquina en marcha, puesto que desembo- card en la rotura de los dientes de los engranajes. LILA menos que dispongan de movimiento individual, cuando funciona el avance de un carro, no se puede ©ITES-Pananavo 20, 2 Introduccién | embragar otto, pg: en el torno, cuando funciona el de cilindrar, no se puede embragar el de roscar. Algunas miquinas antiguas no disponen de mecanismos de seguridad, por lo que hay que estar atento, Siempre bloquear todos Ios sistemas de apoyo y suje- ccién necesarios para el proceso de mecanizado que vamos a realizar, p.ej.: el eje del contracabezal si ‘vamos a cilindrar entre puntos. Comprobar con atencin y regularidad a lubricacién de las méquinas que se utilizan, Siempre que surja la menor averia o ruide extrafo, avisar a tu profesorfa o inmediato superior. No olvidar que el valor econémico de tas méquinas es allo, asf que se deben extremar los cuidados. [Antes de iniciar un trabajo es necesario haberse fi liarizado con su modo de funcionamiento, No sobrecargar las méquinas, Seleccionar adecuada- mente las velocidades de corte, avances y refrigeracién, Limpiar las méquinas diariamente, secarlas y engrasar- las. Observar, especialmente, rodamientos, guias y husillos. Recoger frecuentemente las virutas, para que no se puedan producir enrrollamientos indeseados. En caso de observar algtin problema eléetrico, desco- nectar la mquina inmediatamente. No abandonar, ni dejar de vigilar la méquina mientras trabaja automaticamente. Vista y ofdos siempre atentos. ‘Antes de poner en marcha la miquina, comprobar que nada puede estorbar nuestros movimientos. r Seguridad en el trabajo 4 Introduccion Aunque este blogue quicé debiera rirularse " Seguridad en el taller mecénico”, lo hemos denominado Seguridad en el trabajo para facitiar la relacidn que existe con el Capitulo 4 de nuestro libro Ejecucién de procesos de mecanizado, conformado y montaje. De lo expuesto en el mencionado Capitulo 4, no exeluimos ni un dpice. Ast pues, (o que se expone aqui es un recordatorio de ello mds centrado en el quehacer cotidiano del taller mecénico, expuesto de forma pregunta-respuesta para su mds facil ubicacién ycomprensién. Contenido Introduccién La seguridad del operario Seguridad en et taller Intrucciones para el banco de trabajo Instrucciones con la sierra de mano Instrucciones para la taladradora Instrucciones para el torno Instrucciones para la fresadora Instrucciones para a limadora (cepilto) © Instrucciones para la rectificadora Ovjetivos © Complementar el conocimiento de las normas de uso y seguridad aplicables en tos diferentes equipos y mdquinas, asi como su aplicacién en el transcurso de diversas ‘operaciones. «Seguridad ene trabajo Introduccién La seguridad del operario Un aceidente en el taller mecsinico puede ser una experien- cia muy penosa y nefasta. La inmensa mayorfa de los acei- dentes que suceden en los talleres, son consecueneia de una falta de evidado y atencidn, puesto que la persona afectada =generalmente— sabe de antemano que no debe hacer lo que pretende, pero arriesga (se fa juega, como habitualmente se dice), alguna vez con suerte, pero el 99% restante con ACCIDENTE..!! Como resultado: dolor, pérdida de tiempo y dinero, herra mientas y equipo deteriorados, trabajo echado a perder, etc. A ello debe afiadirse la posibilidad de deformaciones / amputa- ciones e inhabilitacién permanentes. La formacién de un mecénico experto requiere tiempo y experiencia, por ello raramente se ve implicado en accidentes, puesto que sabe que no puede enfrentarse con la evidencia del Tuncionamiento de Ia miquina ni con la potencia de su movi- Existen reglas bisicas para ln adquisicién de habitos de seguridad en el trabajo. Estas deben ser primeramente com- prendidas y luego practicadas, hasta que se conviertan en un habito ‘Cualguier maquina se erige en un potencial peligro para la seguridad de un operario negligente, preeipitado y/o distraido. Contrariamente, el operario meticuloso observa ripidamente las probabilidades de peligro y determina una serie de com- portamientos en el trabajo que le impiden incurrir en précticas arriesgadas, Por tanto, durante el perfodo de trabajo en el taller meesini- 0, debe utilizarse la indumentaria adecuada a los prop6sitos de seguridad. No llevar nada que pueda quedar agarrado a la ‘maquina, pieza y/o herramienta en movimiento Es importante ser consciente del peligro que representan y de los terribles efectos que pueden causar en el ojo humano: las virutas que sallan de Ia piezas que se mecanizan, las mindsculas particulas que se desprenden de las muelas, las particulas procedentes de brocas y herramientas de corte, ete por lo que es vital Hevar puestas las gafas de seguridad desde que se entra en el taller hasta que sale de é] be Correcta atencién en el manejo de las herramientas de corte Indumentaia adecuads, afi Procurar que, alrededor del puesto de trabajo el suelo esté libre de aceites y/o grasas, asi como de pequefios trozos de material, manteniendo el orden y la limpieza para facilitar el trabajo seguro, Disponer separada y adecuadamente las piezas en bruto y las terminadas, eliminando la posibilidad de que el material amon- tonado estorbe los movimientos del operario alrededor de la maquina y constituys, por tanto, un riesgo para su seguridad. ‘Cuando una pieza a mecanizar ylo un accesorio de la miqui ‘na son demasiado voluminosos o pesados para que una sola per- sona pueda mangjarlos confortablemente, deben utilizarse los aparatos de elevacién correspondientes: puente gria, caretillas elevadoras, gris tipo pluma, etc., con el fin de evitar futuras Tesiones musco-esqueléticas (desgarros, eitica, hernia discal, ete.) En caso de no disponer de ellos, solictar ayuda para tal fin Son muchas las cosas y actitudes que un operario experto realiza para salvaguardarse de accidentes. Asf pues, el alum- nado debe observar y aprovechar las experiencias seguras de ‘operarios mecdnicas expertos que aparecen en este logue. Galas de seguridad, @ITES-Panannro Todos los operarios y/o aprendives de un taller mecénico cconacen los peligros que les rodean: han sido informados y formados sobre ellos, debiendo ser capaces de evaluar los bles riesgos y protegiéndose de aquellas que no se pueden evitar. Pero ello, parece ser que no es suficiente para conver- lirlo en un operario seguro. Para cualquier persona que desarrolle su trabajo en un taller mecéinico sea operario, aprendiz o ayudante— es imprescindi- ble que comprenda por s{ misma I importancia que tiene la prevencidn de accidentes y la existencia de los posibles riesgos que su trabajo encierra, desarrollanda técnicas seguras de tn Ihajo, estando alerta respecto a los posibles peligros que le aaguardan, y corrigiendo enérgicamente las condiciones o habii- ts de trabajo que puedan ocasionar aceidentes y/o dafios. Seguridad en el taller Fste es el primer apartado donde empezaremos a desarro- Har la forma de exposicin descrita en la introduceign de este logue: preguntarespuesta ©ITES-Paranavo Seguridad en el trabajo, Qué se entiende como indumentaria adecuada para el operario de taller? E] operario debe Hevar un buzo (también conocido como mono”) o traje-chaqueta de taller, ajustado, pero sin apretu- ras inc6modas ni que dificulten su movilidad, En los bolsillos, no hay que llevar algodones © trapos que sobresalgan, ni herramientas punzantes (destornilladores, etc.). En el easo de tener que utilizar un delantal ~o mandil— en trabajos que lo roquieran, p.ej: soldadura, éste iré por encima del buzo y las tiras del delantal se atarsn por detrés. Indumentaria inadecuada as batas no son muy aconsejables cuando se tiene contac to directo y permanente con las méquinas y sus elementos maviles, pi}. ejes, engranajes, ete. Deben eliminarse las corhatas, Tos relojes de pulsera y complementos tales como cadenas y colgantes, pendientes, brazaletes, anillos, ete Trapos que sobresalen, «Seguridad ene trabajo 10 Las mangas no const inguin peligro si se et hacia arriba, 0 llevan pufios ekisticos en perfecto estado -n0 deshilachados~ que se ajusten a las mufiecas, Resultado de a soltura dela bala emis, deben Hevarse puestas las gafas y ealzado de seguridad desde que se entra hasta que sale del taller. (Mangas hacia aba jab” a Paioselisicos éPor qué se entiende como peligroso para el operario que vista ropa olgada? 4s que en Ia holgura, el peligro se encuentra en los ele- _mentos del vestuario susceptibles de ser atrapados y arrastra dos por cualquier elemento movil, p.j.: punos de man desabrochados, tirllas, solapas... asf como los hilos de lo pufios deshilachados y los jerseys de lana u otras fibras e un jersey de lana se emplean hebras i una de ellas queda atrapada por una ntre una brida, el operario puede ser arras- a la miquina. Los husillos de las miquinas-herra- mienta giran a muchas revoluciones por minuto, y en una situacién como la planteada pueden ocasionar graves dafos antes de que sea posible detenerla, Targas y contin pieza giratoria 0 trado ha éPor qué no se puede utilizar calzado normal o deportivo en el taller de mecanizado? La parte superior de cualquier ealzado normal y del tropiece. Las suelas de eaucho de los deportives se eortan fécil- superficies mecaniz: daar el pie cero y con las aristas vivas de las pudiendo incluso perforarla y Las suelas de piel ~aunque mas duras, pero més delga- das que las de eaucho- son muy adecuadas para producie resbalones y las consecuentes cafdas, puesto que sobre cualquier liquido se deslizan muy ficilmente, asi como con las virutas elavadas, A todo ello cabe aftadir que son menos aislantes £1 calzado blando oftece poca protecciim, Adems, suele ser muy comin que los cordones se aflojen ¥y acaben desatados sin que el operario se dé cuenta de ello, ‘enerando una causa de tropiezo y caida, El calzado de seguridad, s6lido y provisto de puntera y/o centresuela de acero, ofrece en cambio una muy buena protec cid, tanto aislante como contra choque, inerustado de virutas y deslizamiento, @ITES-Panannro Calzado de seguridad, iEs necesario el uso de guantes en el taller de mecanizado? Aunque de todos es conocido el ref: «gato con gu no pilla ratones», no siempre es aconsejable cumplirlo al pie de la letra. Re Distintos modelos de guantes de proteccién. eben Ilevarse guantes cuando se transportan y/o manejan planchas, barra, 0 cualquier otro elemento que pueda dispo- ner de eantos agudos y/o tener rebabas, ©ITES-Pananavo Seguridad ene trabjo ‘También es necesario ponerse liquidos nocivos para la piel hun sario remover virutas metélicas tes cuando se manejan siempre que sea nece- Iquier forma o tamafo, Aunque aparentemente no conlleva manejo de eslingas, cables y cad de piezas grandes y/o barras- en aceidentes por aprisionam) le los hilos que forman los cables. Por tanto, en tambign es aconsejable el uso de guantes de prot Ni qué decir tiene, cuando manejamos piezas o elementos calientes. éPor qué es obligatorio el uso de gafas de seturidad por parte de todo el personal en el taller de mecanizado? Las particulas y lquidos (taladrinas y Iiquidos de corte) que se desprenden durante el en el mecanizado, por cual sea en méiquina 0 manualmente, te pudiendo causar graves dafos a la vista Los troz0s que saltan pueden aleanzar no sélo a la persona que se encuentra junto a la herramienta de corte, sino a cual uier otra que esté en el taller, puesto que se difunden en todas direceiones. Por tanto, todo el personal del taller y quien lo ¥ sita proteger su vista con gafas o pantallas de segui ccuadas: contra impacto y contra partfculas incandes 4Por qué no es conveniente llevar corbata cuando se trabaja en una maquina o se esta cerca de ella? ‘Aunque la corbata esté recogida dentro de la camisa y ésta abrochada, y a su vez el buzo cerrado, no serfa la primera vez que se deslizase hacia fuera, 11 «Seguridad ene trabajo ls cova ai slam un isan fines rods §Cu4l eg ef modo seguro de levantar se a cualquier parte giratoria de la méquina. El resulta spnioss. Lo mismo puede scederconios evens un Objeto pesado? las tras de sujecidn de un delantal, Por eso es aconsejable 4 que queden en la parte de la espalda, No conviene intentar levantar ninguna pieza 0 accesorio demasiado pesado y/o voluminoso para una sola persot Los hilos y troz0s de trapo o algodén que salen de Jos bole sillos del buzo, también son candidatos al mismo fin. Antes de levantar eualquier objeto, primero debemos ase- aguramos de que no hay ningtin obsticulo en la tra por la que transcurriremos con la carga; y si los hay. debemos retirarlos, Es importante aseguramos de que disponemos de una base fieme. Conviene tener los pies separados més de 30 em (apro~ ximadamente una distane a de los hombros) y con- inganse los pies cerca de Ia Curvamos las rodillas al agacharnos pero mantenemos Ia espalda reeta. Cuando se esta preparado para levantar, empu- jamos el cuerpo hacia atriba Es conveniente mantener el objeto lo ms eereano posible al cuerpo hasta tenerlo en la posicién adecuada para su transporte No es aconsejable andar a tropezones, se debe andar con paso firme, sin torcer el euerpo para cambiar de direccién, sino variando la posicién de los pi ‘Tampoco es adecuado retener la respinacién, eonviene res- pirar normalmente. Cuando contamos con Ia ayuda de otra persona para levantar un objeto, primero deberemos ponernos de acuerdo sobre la forma en que vamos a actuar, para luego, iQué es més seguro: enrollar manejar conjuntamente. las mangas hacia arriba o abotonarlas en los puiios? A menos que nuestra ropa de trabajo disponga de putios ekisticos que se ajusten a las mufecas, las mangas enrolladas, suponen mucho menos peligro que las mangas abotonadas. Las mangas abotonadas pueden desabrocharse porque salte el botén 0 se rompa el ojal, quedando sueltas y pudiendo, fécilmente, engancharse a la pieza o cualquier elemento en movimiento, lo que acarrea serias consecuen- cias al operario. Cémo deben transportarse dentro del taller las barras largas? Es muy comtin en Ios puesto que resulta fécil, He var barras largas sobre los hombros (véase figura de la pagina siguiente). Cabe remarear que no es un sistema seguro, pues to que la tendenc lar slo la parte comprendida en la direceiGn que se ‘olvidando lo que sucede detrés 1 2 @ITES-Panannro Las barras deben transportarse -en la medida de lo posi- ble- en posicidn vertical, de manera que se pueda controlar toda su longitud (véa jgura inferior, iEs peligroso dejar trozos, recortes de barra o alguna pieza en el suelo del taller? Ia costumbre de andar por el ;pacio eonoeido- mirando al suelo, wien pueda a que lo pise, tal como se muestra en la figura inferior, provocando el giro del cilindro y el desplazamiento del pie. Consecuencia de ello, una cafda descontrolada, Una cafda deseontroada puede causar lesiones muy se pero una caida hacia una miquina en movimiento puede ser uo © ITES-Pananavo Seguridad en el tra Si la grasa y los lubricantes son beneficiosos para la mayoria de mecanismos, écémo es que constituyen un peligro para la seguridad? Cuando gotean o se despartaman sobre el sulo dl tales, ‘cualquier mancha de pisada por un pie en movi- ‘miento puede ocasionar un accidente serio (véase figura inferior) te que Asi pues, hay que secar In grasa y/o el aceite que hayan ceaido en el suelo, asf como limpiar el exceso de lubricante que quede junto a los eojinetes, rodamientos, engrasaclores, etc Esta es una de las situaciones tipicas que muestran dejadez en la conservacién y mantenimiento de los equipos y/o mquinas: desgaste y/o rotura de tetenes, engrasadores, juntas, tricas, ete A veces, durante el mantenimiento de las mdquinas, se le- nan mas de lo necesario y estipulado los depositos de aceite de las maquinas. Conseeueneia de ello, fiqui- dente, provocando en alg wos la Los indicadores de nivel tienen su funcién, ¥y no es precisamente decorativa, iCudles son algunas de «las reglas basicas» que contribuyen a mantener la seguridad en un taller? Mantener los suelos, los pasillos y el espacio alrededor de las maquinas limpios y libres de piezas, de accesorios y de uti= Tiajes. En los sitios estipulados debe disponerse suficie dad de recipientes, correctamente ellos los residuos (trapos y/o papel Jas méquinas y escombro general, Los pasos entre méquinas deben estar claramente delimitados, aja 13 «Seguridad ene trabajo Conviene disponer de un lugar para cada herramienta, accesorio y utillaje, Cada uno de tos se volveré a colocar en su sitio una vez utilizado, —_= } Fle 5 2 Cémo deben eliminarse las virutas de la mesa, de la bandeja o de cualquier parte de la maquina? Puesto que las vrwtas tienen cantos agados ~como filos de cuchillo~ que generalmente penetsan en la piel y cortan, nunca deben tocarse con las manos. Las méquinas deben limpiarse periSdicamente de virutas, mediante el uso de una brocha y/o cepillo adecusdo (con forma para poder a 1 los distintos recodos), pistolas sopladoras, ganchos con pantalla protectors, dispositives para ranuras en T, etc “of mi | Brochasy cepills, 14 ya i —+ Gancho con pantalla protector. = =z, Dispostvo para ranuras en ae Brocha para ranuras en T a RR Qué precauciones deben tomarse antes de empezar a reparar una maquina? Sin excusa, y antes de sacar las protecciones o de tocar cualquier parte del mecanismo, debe desconectarse el dife- rencial que permite Ia alimentacién eléctrica de la maquina, A su vez, indicar o sefalizar con claridad el peligro de riesgo mel No manipular los sistemas de seguridad contra eléctrico anulando sus funciones de proteceidn («pueni diferencial) M7 eT le Ereucro b+ 8 AY CONECTAR Me 8 ITES-Panannro Seguridad en el trabajo, Bastantes operarios que menospreciaron esta to que pueden recibir el impacto de virutas proyectadas, entrar seguridad han perdido uno o varios dedos porque alguien -sin en contacto con engranajes y/t otros Grganos en movimiento. querer- apret6 el pulsador de arranque. No debe ponerse en marcha una miquina hasta que todas sus protecciones estén debidamente colocadas y operativas. Protecién del plato en un torn. 3 importancia sefializar el perimetro de Ia maqui- cin, con soportes y banda, y los correspondien- Sees ial uc scbas dames asi euce?** Instrucciones para el banco de trabajo iCual es la causa que provoca mayor siniestrabilidad en los operarios que trabajan en el banco? La mayorfa de los accidentes ~controlados~ sufridos en el ‘banco de trabajo, estin ocasionados por el uso inapropiado de iConlleva algin peligro el hacer Jas herramientas, eso es: de forma incorrecta o sin cuidado, funcionar una maquina a la que se le han quitado las protecciones? Las protecciones y resguardos que se hayan quitado para reparar 0 para efectuar modificaciones en una maquina, deben montarse de nuevo antes de conectar ésta a la ted eléctric, Un ejemplo elisico de la utilizacién inadecuada de una herramienta es: utilizar el destornillador como eineel, - aS Proteccién de los husillos en la bancada de un torno, ¥ ‘Trabajar con maquinas desprovistas de protecciones conlle- 2 va varios peligros de distinta indole, no slo para el propio ope- rurio, sino también para Urabajadores del taller, pues- Uso como cincel, ©ITES-Pananavo 1 5 «Seguridad en el trabajo En el mereado podemos encontrar destornilladores prepa rados para ser utilizados también como cincel. Estos y s6lo Estos, son los que podremos utilizar como tal / eta Destorillador preparado para su uso como cincel _——— sep Destornillador normal. Muchos accidentes lamentables han sido causados por herramientas puntiagudas. Qué es lo adecuado para evitar este tipo de accidentes? Las herramientas puntiagudas: cinceles, buriles, granetes, te, no deben Hevarse -habitual- -mente- en los bolsillas, Dehen colocarse en alojamientos apropiados ~tanto para su almacenaje, como para su uso- encima del banco de trabajo. De no ser asf, disp6nganse las herramientas sobre el banco encima de una tela 0 de un cartén- con los extremos afilados irigidos hacia la parte contraria a nuestra posici6n, ‘Céjanse con cuidado y wil para cada trabajo, Ja herramienta apropiada No utilizar una lima como martllo, Las particulas de ‘metal duro que saltan pueden atravesar la piel humana aleanzando una vena, y por el flujo sangufneo Hegar al ccoraz6n determinando una grave situaci6n, 4, No golpear una lima con un martillo, pues pueden saltar as metilicas con el mismo resultado que el punto 5. No usar una lima como palanca ni destornillador, pues to que no es su cometide y seguro que se rompers, sacima del banco 0 cuando se devuelvan al ccajén de las herramientas. 7. Conservar los dientes ‘metilicas. No dejar qui rmulen en las estrfas de la lim fembotada que se desliza sobs Tesiones en los nudillos, en el a limpios de particulas aceite y la sueiedad se acu- Una Tima engrasada y/o 1a seguro que causa sjor de fos casos. Qué condiciones deben contemplarse para el uso adecuado de los martillos? Qué reglas debemos observar para el uso de las limas? 1. Asegurarse de que Ia lima tiene mango y comprobar que Gste queda bien fijado, No usar nunca una lima sin mango, 2. Quitar las rebabas y los abrasivos del mango de Ia lima antes de usarlo ~generalmente si es de madera, a fin de evitar ampollas=. 16 1, Comprobar siempre la fijacién del mango en la eabeza del martillo, Asegurarse de que la cufia esté en su lugar y bien sujeta 2. No usar un martllo cuyo mango esté roto 0 astillado. 3. Quitar siempre el aceite, grasa y suciedad de la cara y del mango del martillo. 4.No usar nunea la eara del martillo para golpear contra ora herramienta templada, 5. Usar ef martillo de tamaho adecuado para el trabajo; tun mantillo de '%4 kg no puede hacer la funcién de uno de % kg. 8 ITES-Panannro iCuiles son las observaciones adecuadas para el uso seguro de las llaves? Consérvense las lla te, Ia grasa 0 cu eslizamiento, at s limpias, es preciso secar el acei- er otro elemento que pueda eausar le utilizar la lave, ‘Antes de hacer uso de una Have en una méquina, sea cual sea Ta operacidn: apretar, aflojar, desmontar 0 ajus~ que garantizar que la maquina esté totalmente parada 3. Asegurarse de que la tuerea ajusta adecuadamente en la ave. Una Have con mayor abertura suele deslizarse y redondear las aristas de Ia tuerea. aniobeas con las Ta smpre que sea posible y no La forma ade, ves es tirando dk cempujando. Mantener el equilibrio adecuado siempre que sea nece- sario accionar con fuerza sobre una llave: una piema detrés de la otra 6, Enel diseo de una llave ya se ha contemplado una lon- gitud de braza suficiente para proporcionar un esfuerzo seguro. Sin embargo, las cosas cambian fir una longitud suplementaria, ©ITES-Paranavo Seguridad en el trabajo, —————» En estos casos tenemos das opciones: utilizar una Tlave preparada pi mo la de Ia im i ~en caso de no disponer de este tipo de llaves y tener que prolongar sobre una comin, hay que tomar pre- cauciones de seguridad extraordinarias acoplar un tubo largo lo adecuado. 7. No golpear con el mariillo sobre el extremo de una llave comin, Esto motiva que yoca de la misma y ‘que se produzcan peligrosas rehabas en el extremo. Cuando se necesite golpeat,utilicese una llave adecuada existen en el mercado~ para tal cometido, 8. Solamente debemos ulilizar u sa) cuando no disponemos dk la de cualquier tipo fijo. Una Llave ajustable, y to sus mordazas tno estin diseRadas para realizar los esfuerz0s, pej.: de una llave de estrella fja, able (o ingle- Instrucciones con la sierra de mano iQué problemas nos puede acarrear el uso de una hoja de sierra embotada? Cuando una hoja de siera ests embotada,o ha perdido el triseado, no corta de un modo eficiente, por lo que en prime- ra instancia parece adecuado aplicar més presién, Craso error: més presi6n, con una aceién de corte deficien- te, causard Ia rotura de Ia hoja y, consecuentemente, alguna lesién en los nudillos, en los dedos, etc, al chocar con la pieza 6 las mordazas del tornillo de hanco, Asi pues, cuando la hoja est embotada, lo mejor es Lim= plarla, Si no desaparece el embotamiento y/o ha perdido el ro > — «Seguridad ene trabajo 18 iCémo se debe continuar un corte -sin haberlo terminado- después de cambiar la hoja de sierra? En realidad, el corte no continéa, sino que el aserrado con ln nueva hoja debe iniciarse por el lado opuesto al que hemos terminado antes de cambiarla, de forma que penetrard en el primer corte s6lo en 1 momento en que el segundo coincida, completindose asi Ia operacisn. ‘i continuaéramos con la nueva hoja en el primer corte, ésta se romperia ripidamente debido a los trabones, ya que su anchura es mayor ala del corte antiguo. 2En qué posicion debe montarse la hoja de sierra en el arco? Debe montarse con el dentado en la parte inferior y con la punta de los dientes dirigida hacia la parte delantera del arco, o sea, hacia el frente. Cuando Ta hoja de sierra es nueva, podemos observar que lleva pintada una flecha indicando el sentido, | MENA SAMO ten Ah OS TT « == La tensidn debe ser suficiente para mantener la hoja recta y evitar que se dable, puesto que exceptuando las que estin preparadas para ello, su posicién correcta de abajo no es toreida, éCual es la velocidad adecuada para el aserrado con sierra de arco manual? ‘AI igual que en el aserrado a maquina con la sierra alterna~ Jocidad se mide en carreras por minuto, Tanto el tipo de material como la forma del perfil a cortar tienen influencia en esa velocidad. ocidad mi ia para cortar acero laminado flexiones de Ia hoja ni chirrido de los diente: 40 a 60 carreras por minuto, Para fundiciones y matei endurecidos, la velocidad debe ser menor. El calor ori en la hoja indica la necesidad de refrigeracién y de di Ia velocidad. iEs conveniente disminuir la velocidad poco antes de que se complete el corte? Es buena prictica reducit la velocidad y la presién cuando el corte esta easi terminado, debido a que cuando la hoja de sierra deja la pieza al no encontrar material para eortar, el movimiento hacia adelante es més brusco y descontrolado, EI no recordar esta préctica ha causado muchas lesiones y cortes en nudillos y manos, 2Qué otras reglas practicas deben contemplarse en el aserrado con sierra de arco manual? 1. Sujet la pieza en ef torillo de banco de modo que el corte deba producirse lo mais cerca posible de las mor- Silo se aplica presidn en la carrera de avanee. 3. Iniciar el aserrado con un avance ligero y uniforme, manteniendo el arco eon cierta inelinacién hacia adelan- te, Cuando el corte quede establecido y guiado, mante- ner el nivel del arco y aserrar el ancho entero de la pieza. 4. Realizar la carrera lo mas larga posible, pero sin permi- tir que los pasadores que sujetan la hoja toquen a la pieza. Utilizar una hoja que tenga el nimero apropiada de ientes por unidad de longitud, segin las caracterfsticas de la pieza: paso fino para material delgado y tubular, paso hasto para piezas grandes. Tomillo de banco, Instrucciones para la taladradora producen debi Tndistin pieza debe estar per- inte mordaza, bridas, pernos 0 fectamente amarrada me cualquier otro sistema qus Tas fuerzas que le imprimn 8 ITES-Panannro iQué peligros comporta taladrar una pieza sujetada con la mano? incionamos, cuando Ia broca ~girando ri -ompaflados del lanzamiento incontrolado de la pieza .in punto del taller, pudiendo producit lesiones a ‘operario confiado que encuentre en su trayectoria, Por tanto, a la pregunta zcémo debe sujetarse ta pieza en la taladradora para su taladrado?, la vespuesta esti clara © mediante mordazas, © mediante bridas, pernos y/o cualquier otro sistema que guantice su inmovilidad frente a las fuerzas que le imprime la herramienta Distintostpos de mordaza. Si pie pty la pieza a taladrar en una rdaza, ’ésta debe amarrarse ala mesa mediante tornillos? Siempre que sea posible, la mordaza debe sujetarse a la mesa mediante pernos adectados, esto es: didmetro ajustado ©ITES-Pananavo Seguridad en el trabajo, 4 Ia entalla de la base de la mordaza dispuesta para ello, y adecuada calidad del material del perno. De esta forma evi- taremos el ya men pieza, Ia int Jo mas habitu plicaciones. ombinacién de varias com- una malograda Asi pues, en la medida de Io posible, no se debe intentar i Ia mordaza eon la mano, Cuando no es posible sujetarla mediante tornillos, icémo se debe amarrar la mordaza en la mesa de la taladradora? Aunque son contadas las ocasiones en las que no se puede sujetar Ia mordaza a la mesa, tampoco en estos casos es justi- ficable su sujecién con la mano, puesto que la fuerza de la broca aplicada al brazo de palanca que va desde el centro hasta el punto de agarre por parte del operario, puede vencer Ta fuerza de éste No siendo muy ortodoxo, a la mordaza se le puede procu- rar un apoyo firme poniéndola en contacto con la columna de in del giro le obligue a éPor cabello corto, recogido o cubrirse la cabeza? ué el operario debe llevar el de la méquina es importan- iren el mismo orden, 19 «Seguridad ene trabajo iPor qué es tan importante para la uridad del operario que la indumentaria sea la adecuada? Muchos accidentes se han generado como consecuencia de corhatas sueltas y delantales las mangas largas sin ajustar desatados. Es necesario, para la propia seguridad, enrallarse las man- del codo, quitarse la corbata y mantener Tas tras del delantal bien atadas por detrés. Ni qué decir tiene que sobran anillos, relojes, colgantes y pulseras. iUna broca embotada puede ser causa de accidente? Broca embotada, Qué se debe hacer si la pieza, con la broca introducida, es arrastrada por ésta? Primero, porar la méguina inmoditamente. Cuando ya no haya ningin tipo de movimiento, con la pieza introducida en su alojamiento, hacer girar a mano la broca hacia atrés (al revés). En las maquinas con palanca de retorno rapido, épor qué es importante rarse de que esté solidamente enclavada en su sitio? ‘Una palanca mal enclavada puede caer con fuerza sobre la cabe- ‘2a del operario causindole lamentables heridas, a la vez que dif cular las maniobras pudiendo provocar otro tipo de aceidentes, 20 Como debe sacarse una broca de mango c6nico del husillo de la taladradora? Si la maquina no dispone de un sistema propio de extrac~ cidn, las brocas de mango eénico o los manguitos eénicos deberd sacarse mediante un extractor de brocas en forma de otras funciones; empleando estos ut illo © el manguito pueden quedar pe mente deformados. También el mango roto de una lima puede ccausar lesiones. “a (Cia exractora SIN 317 Sg ma tractor semiautomatic, Cotesia Amfo Como se coloca adecuadamente el cénico de la broca dentro del husillo de la taladradora? Primero, con un tapo y no con los dedos, limpiese el ‘mango de la broca y el agujero e6nico del husillo, Después de aasegurarse de que la lenglieta de arrastre de Ia broca ests 8 ITES-Panannro correctamente alineada, introdizease la broca en el husillo on un empuje manual un poco fuerte ~para que se produzea el enclavamiento~, Nunca debe inteoducirse la broca con un maxtillo, porque Jo mismo la cabeza de éste que la punta de aquélla estén tem. plados; la punta de la broca se parti y saltarén particulas muy finas y microscépicas de acero duro que Pi se en cualquier parte de los brizos, eara, ete. con el riesgo importante de llegar al flujo sanguineo, lo que desembocaria en una extrema gravedad, Lengiteta de arrastre é = aSsss Resumen de instrucciones para trabajar con seguridad en la taladradora Pensar en lo que se esté haciendo y prestar toda la aten- cign al trabajo. Usar la vestimenta adecuada teniendo en cuenta la segu- ridad, Despojarse de anillos, relojes, brazaletes, colgan- tes y corbatas. Enrollarse las mangas por encima de los, codos, 3, Amarrar adecuadamente a 1a, mesa la pieza o Ia mordaza, 4, Antes de iniciar el taladrado, desalojar la mesa de ities, bridas, llaves, ete 5. Inmediatamente después de usarlos, retrar el extractor de brocas del husillo, o la llave del portabrocas, si esta- ‘mos utilizando un modelo de fijacién por lave ©ITES-Paranavo Seguridad en el trabajo, 6. Afilar eorrectamente la broca para el material que ha de cortar, 7. Sustituir o afilar Ia broca cuando empieza a mostrar seflales de desgaste ~dificultad para el corte, calenta- miento desproporcionado, ete.—. 8. Si la broca se rompe una ver iniciado el agujero, esto es, cestando ya dentro de la pieza, eliminar el avance y retirat. 9. Comprobar que la méquina esti parada para la realiza- cin de cualquier maniobra ~sea del tipo que sea, antes de medir 0 alinear Ia pieza~ 10 Una ver parada la méquina, usar el eepillo (también aire comprimido a baja presién) para quitar kas virutas y el exceso de refrigerante, Instrucciones para el torno Cuando se afloja la palanea de fijacién de Ia torreta porta herramientas, ésta puede oscilar interfiriendo con las garras del plato que gira, ~~ Polanca de fjacibn Asi pues, el fuerte impacto seguramente rompers dicha palanca saltando los tozos y pudiendo lesionat al operario ylo fa quien esté cerca, También existe el peligro de que Ia mano del operario quede aprisionada entze la palanca de la torreta y las garras del plato, con un muy nefasto resultado. Por tanto, debe pararse el torno antes de realizar cualquier _maniobra -del tipo que sea~ en/con la torreta portaherramientas iCémo se evita que las virutas se enrollen en la pieza? Principalmente utilizando el herramental adecuado, Esto es: + amarre y eentraje Sptimos, — calidad de la herramienta ajustada, —+ rompevirutas preparado para el trabajo a realizar (des- baste, acabado, etc), + parmetros de corte adecuados, especialmente la velo- ccidad de corte V, y el avance por vuelta f, 21 «Seguridad ene trabajo 1-Virutas | 2.Virutas | 3.Viutos | ,4iMiutns | SiVirutas |g. Virutas | 7. Virutas | 8. Virutas ae ( | see | | { oe YY, ue t at Larga [2.1 Large 3.1 Plana 4.1 Larga 5.1. Larga 62 Inconexa 1.2 Enredada | 2.3 Encedada 4.3 Enredada 5.3 Envedada Formas de vrutas producias en las operaciones de mecanizado. En el supuesto caso que siguiera formsndose una viruta larga (tipos: 1.1, 1.3, 2.1, 2.3, 4.1, 4.3, 3.1, 5.3), es conve- niente utilizar un gancho 0 un trozo de madera para empujar ln viruta enrollada en diteceién a la bandeja in! do que ésta descienda para su almacenaje en la misma. As Ia mayoria de los easos, 1a viruta se romperd y tendremos menos riesgo de que se enrolle en la pieza qu nizando. Las virutas queman y cortan a la ¥ deben tocarse nunea con las manos descubie éPor qué se considera peligrosa la acumulacion de virutas largas en la bandeja? arrastra Asi pues, en el supuesto de que las virutas enrolladas no eau sen lesiones al operatio, pueden causar graves deterioros a la pieza yfo a la herra 22 iQué tiene de peligroso dejar que se amontonen las virutas cuando mecanizamos magnesio (Mg)? E] magnesio (Mg) es el metal estructural més ligero—también sus aleaciones— pero sus pequelias virutas se oxidan répidamen- te, asf que la chispa més insignifieante puede eausar su ignicisn ¥ originar un fuego que proporciona gran cantided de calor. Esto puede ser provocado, mis que por el corte, por el rozamiento de la punta d "oF tanto, cuando Jas virutas se amontonan alrededor de la pieza o de la bande- jel peligra de incendio es muy grande. la herram Lo mas prudente es ir parando la maquina a intervalos cor- tos y no dejar que se acumulen las virutas del magnesio que se est mecanizando, yen caso de producirse el incendio, uti- lizar extintores del tipo D para metales. Mientras se esta trabajando, debe limpiarse de virutas el moleteador? S¥. Es un grave error ~a menos que no sea imperativamen- @ITES-Panannro En un proceso de moleteado se produce Ia acumulacién de Virutas muy finas como pelillos~ sobre la superficie de la de manera que cuando las ruedas del moleteador encuentran con ellas y pueden llegar a embotar las cavi- dades, lo que produciri un grafilado defectuoso, Por ello, eben quitarse cuidadosamente con un cepillo a con aire com- primido, nunca con borra © trapos de algodén. Moleteador doble de resin -Integi éPor qué crea riesgos para el operario el llevar joyas / alhajant Las joyas o ahajas suelen ajustarse suavemente, asf pues, un brazalete de identificacién, una medalla 0 un anillo, pue~ den ser atrapados con facilidad por na picza de la maquina que gire, la cual arrastrarfa una mano o un brazo hacia los ele nto, causando serias lesiones, También s to improvisado de virutas, provocando quemaduras y cortes serios. Por tanto, como el trabajar eon una méquina no es precisamente un pase de modelos donde tengamos que lucir las alhajas, lo mejor para nuestra seguri- dad es dejarlas en casa o en Ia taquilla, ya que no nos hacen ninguna falta Peligro ( y Peligro %Qué sucede si levantamos con los brazos el plato del torno hasta el husillo para montarlo? Sucede que al levantar un peso con un dngulo no habitual para nuestra columna, a menudo causa dolorosas dislocacio- nes en la espalda, ©ITES-Pananavo Seguridad ene trabajo Asi pues, si no disponemos de un aparato de elevacién (polipasto, puente gra, etc.) disponer de un soporte de made- ra dimensionado correctamente para cubrir la altura entre el plato y las gufas de Ia haneada, al que se le ha dado una forma en V para alojamiento del mismo, hace que el montaje de éste sea una operacisn segura y sin efectos secundarios. iPor qué se hace tanto hincapié con lo de: «No te olvides nunca de [a Ilave del plato»? Es habitual que un operario esté pensando en tres opera- ciones simultineamente; es por ello que, a veces, no concen tra bien su pensamiento en el presente, Io que favorece el que pueda dejarse olvidada la lave ~del plato~ en el plato, Mis tarde, sin acordarse ni darse cuenta de que la Ilave est cen el plato, puede poner en marcha el torno, haciendo que ésta sulga proyectada desde el plato pudiendo produeir importan- tes y graves lesiones, Por tanto, para evitar posibles daiios producidos por una lave de plato que ha salido proyectada, se aconseja seguir la regla del viejo lema: «No te olvides nunca de la lave det plato» hasta que haya sido colocada en el sitio adecuado, 23 «Seguridad en el trabajo ‘También es aconsejable utilizar laves de seguridad para el mmo la de la Gltima figura de la pagina anter expulsor. De esta forma, la Have nunca queda en su asiento, siendo expulsada hacia afvera en el momento que ccesa el esfuerzo de I mano del operario, fo es que si el toro esté equipado con los sistemas de seguridad requeridos por ‘caso no podria darse, puesto que la proteccién del plato impide su puesta en ‘marcha. Cuando debe tenerse especial cuidado al montar el portaherramientas en la torreta? : rnd jo mont el por jentas en la torreta en general y, cuando se trabaja junto lato es sitarlo en el alojamiento dela izquierda do la torreta. a Sil portaherramientas se fija en el alojamiento de la dere- cha, las mordazas pueden chocar con el canto de la torreta orientable, provocando la produccién de chispas, desgarros, ele. asi como una alta posibilidad de roturas en la mquina, Muchas méquinas muestran desperfectos producidos como ceonsecuencia del poco cuidado de eiertos operarios. éTiene el tronzado alguna caracteristica especial que le haga mas peligroso que cualquier otra operacidn de las que se pueden realizar en el torno? Generalmente no, al igual que el resto siempre que se cuide la preparacién y se las medidas adecuadas. 24 Las figuras muestran operaciones defeetuosas que suelen desembocar en rotura de herramientas y/o accidente. ‘como tampoco lo es la direccién empleada para penetrar en el material, Todo ello provoca excesivas flexiones ~tanto radia- s como axiales, excesivos rozamientos y esfuerzos desme- surados que repercuten en Ia rotura de la herramienta, inutili- zaciGn de la pieza, ete.~ iDebe desmontarse la herramienta antes de verificar -con calibre de tolerancias- un agujero torneado, cilindrico 0 cénico? Ante la imposibilidad ~remota~ de desplazar el carro sepa indolo de la pieza, la forma més segura de actuar es desmon- tar el portaherramientas ~con su herramienta~ de la torreta, Son varios los casos con dolorosos cortes como resultado, cuando el ealibre ednico se suelta de repente y la mano des protegida toca la herramienta @ITES-Pananro En el torno, éel operario también debe llevar el cabello corto, recogido o cubrirse la cabeza? Efectivamente, y con los mismos objetivos de siempre: cevitar que los mechones de cabello queden agarrados en el in elemento de transmisién con las virutas © producen durante el mecanizado, lo que produ- cir ~en el mejor de los casos serios desgarros en el cucro cabelludo, Si la potencia de la maquina es importante, los dafos suelen aumentar en el mismo orden. as Instrucciones para la fresadora Es habitual pensar que manejando solos los aecesorios pesados de la fresadora se ahorrard tiempo. Puede que ‘momenténeamente parezea que si, pero esta préctica aumenta Ia posibilidad de aceidente del operario y de deterioro del equipo de la méquina, ‘Cuando dos personas levantan una pieza 0 accesorio pesa do disminuye el riesgo de perjudicar tanto al operario, al equi- po, como a las superficies de la mesa, columnas, guias, ete. de Ja maquina, ero ~de cuslquier tipo disponen de filos cor- en manejarse con cuidado, Es conveniente ‘agarratlas con un trapo eon el fin de evitar os al operario y a las aristas cortantes (en caso de caida). ©ITES-Pananavo Seguridad ene trabjo Existe la mala co car las herramientas e lela fresadh mejor de los casos encima de una tabla dispuesta ‘Aunque esta tiltima opcién es mejor que la primera, ninguna es aconsejable, puesto que la mesa es para las piezas y/o uti- liajes de fijacisn, Las fresas que no estemos utilizando, llaves, utensilios de mediciSn, etc. deben colocarse en «su lugar apropiado» del ‘banco o armario de herramientas asignado a la méquina. Insis- timos en lo de su lugar apropiado ya que no deben mezclarse los utiles de medicidn con el resto de herramientas ~cortantes 16 no-, ya que éstos son elementos de precisién y deben tra- tarse como tales, iCudles son los lugares seguro e inseguro de una fresadora cuando la fresa esta girando? ‘Como regla general, y en especial en las fresadoras que no disponen de pantallas protectoras y otros elementos de segi- ridad, se debe permanecer en el lugar por donde la fresa sale de la pieza, cosa que se hallle sufieientemente cerca, y mientras el motor tenga suficiente potencia no parars, asf que es conveniente ‘mantenerse alejado de esta posibilidad. Es bastante comiin en Tos operarios que se inician en el tr bajo con la fresadora, el colocarse demasiado cerca del lugar donde a fresa esti arrancando metal. Esto facilita que las virutas que sobresalen fuera del radio de eobertura de la pro- teecién se claven en la piel de los brazos, de la cara, et 25 «Seguridad ene trabajo 26 Cabe recordar que es necesario tomar las medidas oportu- nas para evitar la acciGn de los vapores y las salpicaduras de algunos Iiquidos refrigerantes/lubricantes, cuando éstos se produzean Colocacién y fijacion de la fresa en el eje portafresas AT montar por ejemplo, 1a fesas de dio, eon demusiada frecuencia se comele el error de intentar apretar la tuerea del je portafresas antes de eolocar en su posicién la/s lunetals soporte De no hacerlo asi, el eje flexard, pudiendo producirse una leve deformacién que veremos reflejada en una pequefia excentricidad del mismo, lo que repereutirs en la calidad del mecanizado, tt A.su vez, debido a la flexién, el operario puede lesionarse al salir la Have de la tuerca del eje Por tanto, ls lunetals soporte del eje portaftesas siempre debeln colocarse en posicién y sujetarlals al brazo-soporte antes de apretar la tierea del eje portafresas 0 husitlo Nunca, y bajo ningiin precepto, debe ponerse en marcha contrario, siempre debe pararse totalmente en reposo, seleccionaremos la velocidad més lenta de la caja de velocidades y se procederi al apriete 0 afloje de la misma, Resumen de instrucciones para trabajar con seguridad en la fresadora 1. Asegurarse de la funcin de cada mando para cualquier joperacién. No presionar ningun pulsador, mover un Volante o una manivela, o accionar un embrague mien= ro de lo que hard la méiquina como maniobras. resultado de dicha Comprobar que todo esté bien sujeto antes de dar pasa da, Observar la fresa, los pernos que sujetan la mordaza, © cualquier accesorio, Cereiorarse de la fijacién de la pieza en la mordaza, en el plato 0 en el utillaje. 3, Llevar siempre puestas la fas de seguridad 4, Comprobar que no hay posibilidad de choque y libertad de movimiento en la pieza, fresa, husillo, lunetas del eje portafresas, mordaza o plato divisor, antes de poner en ‘mareha la maquina, 5. Observar sila velocidad de corte, el sentido de giro y el vance son correctos, antes de accionar el motor y dar pasada, 6. Parar Ia maquina antes de medir la pieza, operar en la superficie de la pieza, apretar un tornillo, cambiar la velocidad o invert el avanee. No es demasiado seguro reclinarse sobre la maquina, puesto que un descuido puede provocar un accidente ‘grave, Permanecer de pie junto a ella, a una distancia 1 en el lado de salida de la fresa. 8. Mantenerse fuera de la linea de accién directa de la fresa, 9. Quitar las virutas con aire comprimide 0 con una esco- billa por el lado de salida de la fre: 10. Mantener los cabos de algodén y los trapos alejados de cualquier parte de la maquina en funcionamiento. ill @ITES-Panannro Instrucciones para la limadora La m afectan herramienta y la pieza. de los aecidentes que ocurren en la limadora las manos del operario: dedos atrapados entre la Es muy peligroso pretender quitar las virutas con Ia mano, por lo que es bueno esperar hasta que la herramienta efectia su carrera de retroceso y, entonces, quitar las virulas con el pincel ‘También las virutas producidas por la herramienta suelen sallar con fuerza, por tanto ~y no es novedad~, no s6lo el ope rario de limadora, sino todos quienes se hallen cerca de la maquina, deben proteger sus ojos con gafas de seguridad, #Cémo pueden evitarse accidentes cuando se debe trabajar con el cabezal de la herramienta fijado fuera de su posicién vertical? Cuando es necesario fijar el eaberal de la herramienta for mando un dngulo, existe la posibilidad de que alguna parte det mismo choque con la columna de la maquina, Por lo que es conveniente mover a mano y Ientamente el carro a lo lango de un ciclo completo, observando atentamente si todas las partes del cabezal portaherramientas quedan separadas de la columna, Para efectuar esta observacién, el operario debe colocarse frente a la miquina para poder verificar mejor si existe algin © ITES-Pananavo Seguridad en el trabajo, iEs necesario comprobar la longitud de la carrera y la velocidad de corte antes de poner la maquina en funcionamiento? Es probable que tengamos problemas con ef mecanismo principal si optamos por la maxima longtud de eareray la velocidad mis rpida, aunque en teoria Ia maquina esté pre~ parada para ello, {de més eomprobar la carrera y la velo- cidad antes de acoplar el embrague, Después de fijar la profundidad de corte, es conveniente apretar el tornillo de blogueo del carro con el fin de evitar que el soporte de Ia herramienta se desplace hacia abajo debido a las vibraciones, Por tanto, si no bloqueamos el carro, no nos sorprendamos sila herramienta profundiza mas de lo estipulado en la pieza. Instrucciones para la rectificadora Las rectifieadoras no son mais peligrosas que las otras méquinas utilizadas en fabricacién mecénica, puesto que el ¢grado de peligrosidad de cualquier maquina depende en buena ‘medida del operario. ‘Todas las maquinas son peligrosas si no se usan adecuada- mente. A continuacién relacionamos algunas recomendacio- nes que preticamente eliminan la posibilidad de aecidente: 27 Seguridad en el tabajo RectficadoraPlanomat -Gentileza BLOHM 1. Llevar siempre puestas las gafas de seguridad, 2, Comprobar la consistencia de la muela y examinar si tiene alguna grieta antes de montarla en el husitlo de la méquina, 3. Comprobar los diémettos del easquillo de la muela y del hhusillo de la méiquina, El easquillo no debe sobresalir del ancho de la muela, ni ensamblarse de manera forza el husillo. 4, Las arandelas —de cartén~ de la muela deben ajustarse entre ésta y las pletinas, siendo del mismo didmetro 0 mayores que las tltimas, nunea menos. 5, Comprobar la velocidad de funcionamiento de la méiqui- nna y compararla con la recomendada por el fabrieante de Ja muela, 6, Antes de poner en funcionamiento la méquina, cercio- rarse de que todas las guarniciones y protecciones estan cn su lugar y bien sujetas, 7. También conviene asegurarse de que, efectivamente la mmuela esté separada de la pieza y el avance desembr gado, haciendo girar la mmiela a mano y comprobando {que no encuentra obstéculo. El entorno de trabajo y el medio ambiente No cabe la menor duda que trabajar en un mal ambiente perjudica la salud en todos sus aspectos. Por tanto, debemos 28 ccuidar al maximo todos los aspectos generales ~y también los puntuales~ que afectan a nuestra salud en el centro de traba- 4p. por ejemplo: 1. Microelima del taller (temperatura y humedad adecuadas).. 2. Agentes contaminantes del ambiente (fi y biol6gicos). 0s, quimicos 3. Sobrecargas fisicas y psfquicas (estnés, taajo a turnos, ete) 4, Relaciones con nuestro entorno de trabajo, Qué se debe hacer con los residuos del taller de mecanizado? Los residuos del taller de mecanizado son varios, pero centre los mis contaminantes se encuentran los aceites y tala drinas, Asi que actuaremos de modo respetuoso con el medio ambiente recogiéndolos en recipientes adecuados para desha- cemnos de ellos mediante un gestor de residuos, NUNCA los tiraremos por Ia alcantailla, lavabo, etc. puesto que sus efec~ tos son muy nocivos. Con Jos trapos impregnados de aceit mismo procedimiento. , seguiremos el 8 ITES-Panannro Medicion ~*~ Introduccion «Cuando usted puede medir aquello de lo que habla y expresarto en miimeros, usted sabe algo sobre ello, pero cuando no puede medirlo, cuando no puede expresarlo en rniimeros, su conocimiento es de naturaleza pobre y poco salisfactoria..» Lord Kelvin, 1883 Contenido Innroducetén Breve cronologia de las medidas de dimensiones Referencias para la medicién Principios generales Herramental para la medicién y verificacién Opjetivos Conocer los sistemas de unidades de medida més utilizados en el taller de meca~ nizado: longitudinales y angulares. Conocer los instrumentos y dispositivos de control empleados habitualmente en tos talleres de fabricacién mecénica, Conocer las téenicas merrotégicas que mds uso tienen en el conirol dimensional. Describir los errores de medida, Conocer los conceptos de: incertidumbre de medida, calibracién y trazabilidad. Mediciin Jy Introduccién Casi todos, independientemente de la actividad que reali- ccemos, estamos inmersos en un mundo de medidas. Una defi- nicién muy amplia de la medicién puede ser: la asignacin de un valor al tiempo, a la longitud y a ta masa. Con la mayor de las asepsias, podemos decir que: actual- ‘mente en el mundo industrializado no se puede eseapar a la medicién, La vida cotidiana esté intensamente influenciada por et reloj. Se mide la masa © el peso de casi cada producto con el que se comercia. La medida de la longitud va directamente incorporada en cualquier creacién humana, desde los compo- nentes microseépicos, p.ej.: de un mindsculo aparato de alta precisién, los muchos miles de kilimetros de las carreteras que cruzan los paises y continentes, hasta las distancias inte restelares. Actualmente, la medicién ha sufrido una gran transforma cién ~debido a Su evolueiénfundando el objetivo de lo que algunas corrientes consideran «una clencia exacta» conocida como metrologia, A medida que la tecnologia de los equipos se ha vuelto mas ‘compleja y precisa, mas tenemos que esmerarnos durante la preparacién y posterior fabricacién—con lo que denominamos ‘metrologia dimensional y geométrica, puesto que la produc cin en serie y a gran escala de mecanismos ~con sus corres pondientes piezas~ ha conducido a la creacién de sistemas bastante complejos para verificar y controlar las dimensiones fundamentales que regulan la normalizacién y la intercam- biabilidad de dichas piezas. Un ejemplo de ello lo constituyen los componentes de un automévil, que se fabrican en lugares muy distantes entre si, ppara luego enviarlos a una planta de montaje, a su vez muy dis tante de los fabricantes, con la seguridad de que todas las piezas se acoplarin unas con otras tal como se estipulé en el diseio, Con la notmalizacién -o estandarizacién— de las medidas, cl sector industrial ha podido diversificar su produccién. Esto ces: un fabricante puede hacer lo que mejor sabe hacer, diri- ‘giendo el esfuerzo de la fabricacién hacia la ealidad del pro- dducto y con un precio competitive. Por tanto, la metrologéa no s6lo afecta a los aspectos téeni= «608 de Tn produceién sino también a los aspectos econsmicos, puesto que es un hilo conductor que conecta la compleja ‘rama de la fabricacién, desde que se inicia en la fase de dise ‘no de las piezas hasta Ia expedicién para su transporte una vez elaboradas 30 Breve cronologia de las medidas de dimensiones ‘Cuando el hombre empez6 a construir se dio cuenta que era imprescindible algiin tipo de medida de dimensiones, por lo {que los primeros patrones de medida fueron algunas partes del cuerpo, @ITES-Panannro a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. Me dy 34 dicién En el primer ejemplo, si el operario no se hubiera molesta- do en confirmar el ajuste del instrumento antes de tomar la ‘medida, también podria haber resultado errénea, Por tanto, antes de utilizar el término vexacto» 0 wexacti- ud» recordemos lo que dijo Abbé Cayere y la conclusién de estos dos ejemplos que hemos presentado, Precision Al término eprecisidn» le sucede lo mismo que al término anterior. Asf que Io propio en cuanto a caracteristica de los, instrumentos de medida es: «Cualidad que caracteriza la aptitud de un instrumento de medida para dar indicaciones préximas al valor verda- dero de la magnitud medida, teniendo en cuenta tanto las errores sisteméticos como los errores aleatorios.» Ha sido préctica usual lamar precisiGn a la expresién euan- titativa de los errores de medida, Actualmente se reserva esta palabra como término cualitativo, y se utiliza «incertidumbres para la expresidn cuantitativa ‘Todavia existe una regla no eserita ~aunque bastante gene- ralizada~ que determina: cualquier medida que se hace a un nivel mas ajustado de medio milimetro con el instrumento de ‘medida apropiado, puede considerarse una medida de preci- sién, Nosotros no estamos de acuerdo con ella, Repel jad Consideramos la repetibilidad como: «el grado de concor- dancia entre los resuliadas de mediciones sucesivas de la ‘misma magnitud, obtenidos con el mismo méodo, por et ‘mismo operario, con los mismos instrumentos, en el mismo lugar y a imervaios de tiempo suficientemente cortos.» Te oo Resolucin (valor de la escala 0 division) La resslaciin se refine tad valor dno en que ext die dida ta escala o valor del itimo digito significativo que ‘muestran los sistemas digitales.» Relacién 1 Una regla de oro de la metrologfa, y que en algunos pafses es incluso norma (NF E60-150), es la de utilizar un instru mento cuya imprecisién sea como méximo la déeima parte (1/10) de la tolerancia que se va a controlar. Otra norma comin, menos restrictiva, es la de emplear ins {rumentos con una precisi6n (a veces resolucién) superior a la quinta parte (1/5) de la tolerancia eontrolada, Si los errores previstos son suficientemente pequefos, rea~ lizaremos la medicién, de lo contrario, rechazaremos el ins- trumento y/o método y procederemos a Seleccionar otro al que sometereios al mismo proceso hasta encontrar uno que cum- pla las exigencias previstas. Sensibilidad La sensibitidad de un instrumento de medida, para un valor dado de la magnitud medida, se expresa por el eociente entre el ineremento observado de la variable y el incremento corres pondiente a la magnitud medida, Campo de medida Es el imtervalo de valores que puede tomar la magnitud a medi con ese instrumento. Al valor miximo del campo de medida se le denomina aleance, @ITES-Panannro a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. «Medicion ad La replagraduada que se osufcientementerigidaytengaCalibraddores los bordes rectificados también puede ser utilizada como Calibra ftardaplanos,colocando im bord sobre la superficie com. probar'y mirando « contalue. Con este sistema podemos Aetectardesvissiones de 0,02 60,01 mm sin difieuld Para la inspeceisn y/o medida de las piezas mecanizadas se requieren distintos tipos de stiles de medicién: en algunos casos nos sirve una regla graduada, pero en In mayoria, es necesario el uso de una regla con nonio? lineal o vernier’ Quiz la mas popularmente conocida sea el «pie de rey “Transporte de medidas con compis. Principio del nonio o vernier El principio del noni 0 vernier se apli resolucién de todos los itiles de medicién de escala graduada Otro de los usos de la regla graduada es el transporte de que se utilizan tanto en el taller como en el laboratorio de medidas mediante compas de puntas y lectura de la medida metrolog entre puntas tanto del compas para interiores como del de exteriores, Un sistema de nonio consta de una escala principal y una scala del nonio. La eseala del nonio esié situada de forma adyacente a la escala principal, de manera que puedan obser vvarse, juntas, las praduaciones de ambas escalas. La separacién entre las graduaciones de la escala del nonio ces menor ~a veces, no siempre que la de las graduaciones de Ia escala principal. Por ejemplo, consideremos una escala principal dividida como en la figura: Te Escala principal 9 iviiones de la excala principal —_— 0123456789 0N 2191415 Ne ee 10 divisiones del nonio Escala nonio Se desea subdividir cada division de la escala prineipal en 10 partes mediante un nonio. La separacién entre cada dos divisiones de la escala del nonio es menor (1/10 de divisin de Ja escala principal) que la separaci6n entre cada dos marcas de Distintos compases de punta. Ja escala principal. Dicho ast puede parecer confuso, pero LUNES (o Nite), Pedro (Salaci, act. Aleacer do Sal 1502-Colmbra 1577-78), Matomatico y cosmégrafo ponugus, conocido tambign por su nombre lt nizao Nonnia. Esto matematcasen Salamanea. En 1529 fue nombrado osmprafo rel ering ss das como profesor en Coimbra En sus obras hizo ‘otables contbucionesceniiss ~algebr, geomet. iasrunenacinceaiia ssvoaomnia ees, mecinica.:slucions el peoblema de erepsculo smo (en De crepuscalis ier uns, 142), anon que la oxodrmica (ina de rumbo) es una espriforme (en De ave argue ratione navigandi, 1346). «ie ‘ono, que si Bien en sus primers aplicaciones no dio el restado esperado, en cambio, con las modiieaiones de Verier a lego hiss Ia atalidad > VERNIER, Pierre (Orman, condado de Bourgogne, 80-1637). Matemitico Fane, conocido sole tod pot la inven del instrumental eual ha queda 4 ligado su nombre, y que el misin Jeserbié en si obra Consructdn, oy propiader del muero cuadrunte de maemaicas (1631) 38 8 ITES-Panannro puede concebirse recordando que 10 divisiones de la escala del nonio eorresponden a nueve divisiones de la eseala principal, Asi pues, ahora el nonio permite a la escala principal apro- ximar a 1/10 de sus divisiones. Por tanto, se dice que la reso- lucién del nonio es de 0,1 El nonio funciona de la la Hinea cero de la figura siguiente iguiente manera: nos situamos en sscala del nonio, tal como se se ve en la Este fraceidn se eo Esa principal en ta escala det nonio o12aks67eomneD wis LI Lectura of uniaados / MS, Cee cacale rine Lines coiniante ane La tectura en la escala principal es tes, més una fraecin de una divisin, Para conocer la magnitud de la fracciGn que Sobrepasa a tes, observaremos la alineacién de las Kneas de In scala del nonio con las de la eseala principal, Durante esta bservacién, notaremos que dichas lineas se acercan hasta Ge una de la escala del nonio coincide con una linca de la scala principal, Esta es Ta linea coincidente del nonio que indica ln fraceién en décimas que debe agregase ala lectura de las unidades en la escaa principal EI nonio coincide en la séptima linea, Como la resolucién del nonio es 0,1 y la linea cero del nonio esta siete décimas as alld de Ia marca tres de la escala principal, la lectura de esta medicién es 37, Resolucién y aplicaciones de instrumentos con nonio Los instrumentos con nonio que se usan para medidas lineales generalmente tienen una resolucién de 0,05 mm (1/20 de milfmetro), aunque también tos podemos encontrar con resoluciones de 0,02 mm. En el sistema de pulgadas sue~ Jen aproximar a 0,001 pulg. (1/1000 de pulgada). Calibrador tipo mauser opie de rey - Mitutoyo. Los instrumentos con nonio mas comunes incluyen varios tipos de calibradores. El ealibrador comin con nonio tipo tomero~ se usa para medidas lineales exteriores e interiores Otro estilo de calibrador con nono =tipo mauser 0 pie de rey= puede medir profundidades ademas de medidas exteriores e interiores. El nonio también aparece en los calibradores para profundidades ~sonda-. ©ITES-Pananavo Bogieo par gust fro Calibrador tipo tomero -Etalon, Calibrador para profundidades(sonda) -Elalon, ‘También se utiliza el nonio en el calibrador para dientes de ruedas dentadas ~engranajes, incorporando dos de ellos, uno para la cota de posicionamiento (vertical) y el ot para la cota que se pretenden medir (Ia fiablidad de este sistema de medi- cin queda en entredicho, pero es tema de otro médulo) Como el principio del nonio también puede usarse subdividir una unidad de medida angular ~que es el original— también se aplica a diversos tipos de escuadras y transporta- dores que se usan para la medieién angular, Saliendo de sus aplicaciones més comunes, el nonio apare~ ce también en los gramiles, herramientas muy importantes para el trazado, Gramil analgico. TESA. Calibrador para rues dentadas.Etalon. Incertidumbre isin esperada de los instrumentos con noe La precisién de los calibradores con nonio depende en gran medida de su correcta utilizacién, Por el simple hecho de que el calibrador haya aumentado su resolucién respecto a la de 39 a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. Cuando quien va a efectuar la medicién es zurdofa, puede encontrar algén problema a la hora de maniobrar con el cali- ‘bre. Para este tipo de inconveniente, en el mereado podemos encontrar calibradores adecuados. Calibrador para zurdos - Mituoyo. Medici6n con los calibradores «pie de rey» Antes de realizar ninguna medicién con cualquier ealibe dor debemos conocer en qué condiciones de precisién vamos f realizarla, Para ello conviene que comprobemos el estado el il de medicién, Limpiaremos las superficies de contacto de las dos patas y acerearemos la pata mévil ~con la presién normal que utilizare- ‘mos para medir— hasta quedar en contacto con la pata fija. Sos- tendremos el calibradar contra una fuente de luz para ast cexaminar la alineacién de ambas patas —fija y mévil-. Si hay eygaste, se ver una linea de luz entre las caras de las pata. A cconiraluz puede verse un intermedio de hasta 0,002 mm, Siel contacto entre las patas es satisfactorio, seguidamen- te verificaremos Ia alineacién de Ta escala del nonio: Ia marea cero de la escala del nonio debe estar alineada con el cero de In eseala principal. En algunos calibradores puede ajustarse Ia ‘marca cero de éste para hacerla coineidir con la marca cera de la escala principal. Esta posibilidad es una caracteristica intrinseca en los ealibradores electtSnicos digitales actuales. Calibrador electrnico digital TESA. Un calibrador es una herramienta de precisién delicada y debe tratarse como tal. Es muy importante que se aplique la presion correcta al realizar las mediciones. Las patas o super ficies de medicidn deben disponer de contacto firme con la pieza sobre la que se ests midiendo, sin embargo, si se aplica © ITES-Pananavo Medicion., tuna excesiva presién, éstas serin forzadas, lo que provocard su abertura y oblendremos lecturas incorrectas, Al medir utilizaremos la pata fija como punto de referencia, maviendo luego la pata m6vil hasta que se logee el contact. Es conveniente asegurarse de que la regla del calibrador esti en Linea con las superficies que se estan midiendo, Siempre que sea posible, debe Teerse el calibrador estando todavia en contacto con la pieza, puesto que al mover el i trumento puede variar la lectura, Para tener cierta certe sobre una medida, es conveniente veces la misma medicién Mediciones Medlin do cuellos y ranuras 2a ET Trazado del contro El calibrador tipo tomer 0 «pie de rey de tornero» dispo- ne de un solo par de patas, con las que podemos medir dis- tancias entre superficies externas asi como enlre caras inter nas de los agujeros, Cuando se miden distancias entre caras interiores o dimetros interiores (tal como se muestra en la figura siguiente) se debe afadir ala lectura de la medida A un valor fijo B correspondiente al espesor de las patas, de tal ‘manera que la medida real C=A+B. wv 4 a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. Medicién,, a La presién de medicisn debe ser aproximadamente igual a _El campo de medicién y la resolucién de este instrumento la presién ejercida cuando se marea suavemente, con kipiz, un dependen del intervalo en que se encuentre la medida, y de la punto sobre ua trozo de papel, resolueisn del comparador que se utilice. Se emplea principalmente en aplicaciones de comparacién, ims que en aplicaciones de toma de medidas. En un calibrador de profundidades con nonio, las dimensio- nes se leen de la misma manera que en un calibrador estindat. a te 4 Ir Verticadores de profunddad- Mitutoyo. : Calibrador digital para profundidades Diversas formas de medicln con calibrador de profundidades. De igual forma que los calibradores estindar, los calibra dores de profundidades también tienen sus modelos digitales, (ros tpos de finales de regl: siendo de idéntico funcionamiento. ) i en punta on taén, Calibrador digital para profundidades - talon, Calibrador para profundidades con reloj Al igual que los calibradores estindar, los calibradores de profundidades también tienen sus modelos con reloj Funcionan de la misma manera que los estindar con reloj: lecturas directas sin necesidad de utilizar eseala de nonio. Tienen distinto campo de medida, dependiendo de Ia lon- aitud de la regla, y su resolucién viene reflejada en ef nime- h 10 de divisiones de la esfera del rel. o le Finales de eg - Ftalon, Bi — . Regia graduada Algunos calibradores «pie de rey» especiales Ajuste fino Calibrador sonda con rloj- Mitutoyo. Otro tipo de ealibrador de profundidades con reloj que no corresponde a fa gama de los instrumentos mencionados hasta ahora, pero que habitualmente se confunde~ es el verificador de profundidades, que utiliza un comparador de reloj. Pe de rey de tolerancas- Mitutoyo, © ITES-Pananavo 43 a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. Otros miltiplos utiizados: fyarda 3 ft | stam. mia [280] 1.760 | 1600,948 mm.| 1.609.348 m raring 7152,000 mn. | 1.852,000 m Conversion entre sistemas Gran parte de la dficultad que supone trabajar en un medio ‘con dos sistemas se experimenta al hacer conversiones de un sistema al otro, por lo que el operario debe tomar las debidas precauciones al realizarlas, Los errores mis comunes son de tipo aritmético, por lo que, ante la duda, se reeomienda usar ealculadora, I metro: es la longitud del trayecto recorrido en el vacto por ta tu: durante 1/299.742,458 de segundo. (UNE $2100- 1:1996) Factores de conversi6n y conversién matematica La evolucién histérica de los sistemas métrico y de pulga~ das ha sido bastante distinta, asf que no existen relacions obvias entre las unidades de Jongitud de ambos sistemas, y tienen que memorizarse los factores de conversisn. Sabemos que desde 1893 en los Estados Unidos de Améri- ca, la yarda se ha definido en funcién del metro mediante la relaciét 3600 1 yarda = 385° metro siendo la relacién en Inglaterra: 3600 1 yarda Ty metro La diferencia es pricticamente inmedible para el mecani- zado de piezas, por lo que adoptaremos el valor U.S.A., ¥ solamente contemplaremos esta diferencia en los easos de extrema precisién, © ITES-Pananavo Medicién,, Sin embargo, este factor de conversién no es muy maneja~ ble para el operario. Buscando uno més efectivo Hegamos al punto: 0,91.4401828 metro 1 pave Asf pues, si sabemos que una yarda es un miltiplo de ta pulgada (1 yarda=36 pulgadas) planteamos: re og1440 1 pulgada = 35091440 298% 002540005. metro Por tanto, s 1 metro= 1.000 mm 1 pul! El factor de conversién 1 pulgada = 25,4 mm es el més comin, por lo que es conveniente memorizarlo. ,02540005 x 1,000 = 25,4005 mm. Para disponer del valor en pulgadas de una dimensién conocida en milimetros, debe dividirse el nimero de milime- tros entre 25,4. Por ejemplo, queremos saber el valor en pul- gadas de 241,3 mm. 2413 25 5 pulgadas = 9° 4% Para simplificar el efleulo aritmético, toda conversién puede cambiarse siempre a la forma de multiplicacién, Esto es, en lugar de dividir 241,3/25,4 se multiplica por el reefproco de 2544 10039370078 = 241,3 x 0,039370078 = 254 Ahora disponemos de otro factor de conversién que tam- bién conviene que memoricemos: 1 milimetro = 0,03937 pulgadas Para convertir pulgadas a milimetros, se multiplican las pulgadas por el factor de conversi6n. Por ejemplo, el valor en ‘milimetros de 0,807 pulgadas: 25,4 x 0,807 10,4978 mm Si el valor que tenemos que convertir no esti en formato decimal, sino que esti en formato fraceionario, por ejemplo 5” 5/16, tenemos distintas opciones para solucionarlo: ) ~ Hallar el valor decimal de 5/16” = 0,312500 y afiadir- lo al valor entero, quedando en 5,312500 inch, = Multiplicar por el factor de conversién: 25,4 x 5312500 = 134,937 nom, >) ~ Halla el valor de 5”: 25,4 x $= 127,00 mm, = Hallar et yalor de 5/16” sabiendo el valor decimal: 0,312500 x 25.4 = 7.9375 mm. = Sumar ambos valores: 127,000 + 7,9375 = 134.9375 6) = Hallar el valor de 5°: 254 x 5 = 127,00 mm, = Hallar el valor de $/16” sabiendo el valor de 1/16” 1.5875 x 5 = 7.9375 mm. = Sumar ambos valores: 127,000 + 7.9375 1349375 mm, a 45 a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. se Micrdmeto de contactos en forma de boa - Mituloyo ‘Micrémetro con contactos especiales para la medicion de roscas exteriores ® EI micrémetro para roscas —como normalmente se deno- mina esti diseiado especificamente para la medicién del didmetro medio sobre el flanca de las roscas. Las puntas del husillo y la punta del tope fijo tienen una forma que ajusta en cl perfil de la rosea que se pretende medir. asl | doe Micrémetro con comparador Micrémetro que puede ser uiilizado para la medida absolu- tao bien por comparacién. Es idéneo para medidas repettivas de piezas pequentas de precision. La cota nominal se regula sobre el tambor y las diferencias se leen directamente sobre el comparador. El tope mévil es retrictl a través de un pulsador, La regu- (Micro de punta paca la medion de roses «TESA. JaciGn del comparador se realiza por rotaci6n del cuadrant En algunos modelos suelen incorporar un soporte regulable para el apoyo de las piezas. Varillas para la medicién de roscas exteriores con micrémetro estindar Estas varillas, montadas sobre soportes que se adaptan alas puntas de los micrometros de exteriores estandar, se utlizan para la medicién de roscas exteriores segiin el métoda de los, tres hilos. El didmetro medio sabre flancos d, se determina por eéleulo © bien con ayuda de tablas de conversién, sobre la base de la cota M medida, ‘También son utilizadas para la verifieacién de los tampo- nes roscados. Micrémetros com comparador «Ei 52 8 ITES-Panannro a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. Se dispone de muy diversos tipos y formas constructivas, por lo que, segdn el sistema de amplificacién utilizado, suelen clasificarse en comparadores de: © amplificacién mecdnica (comparadores meciinicos), © amplificacién neumatica ( ‘neumsticos), © amplificacisn eleetrinica ( electrénicos) © amplificacién éptica ¥ aplicaciones especiales, que pueden ser combinacién de algunos de los mencionados o formas especificas de alguno de ellos. También podriamos citar los aparatos proyectores de pperfiles © comparadores Spticos, que permiten comparar un perfil 0 verificar con un perfil-base, aumentindolo, Distntos mecanismos de ampliicacion de comparadores rmecinicos de eser - Mitutoyo. No seria correcto plantear que en fabricacién mecsinica los comparadores mis utilizados son los de amplificacién mecd- nica, dependiendo del tipo de piezas, precisiones requeri tipo de produccién, ete. Cada taller adoptari los comparado- res que més se ajusten a sus necesidades, si bien es cierto que pricticamente en todas los talleres se dispone de ellos. “fp, Comparadores meciinicos Se les llama comparadores mecsinicos por su principio de funcionamiento para la amplificacién de medida, general- ‘mente de 100 a 1000 veces, que se consigue mediante palan- cas, engranajes,flejes, etc YY, puesto que generalmente son de los que se dispone en todos los talleres, nos centraremos en éstos, agrupados en: © Comparadores de esfera o cuadrante: palpador no orientable, — palpador orientable, ~ interiores. © Especiales, ©ITES-Pananavo Medicién,, CComparador de esfera 0 cuadrante ‘También se le conoce como «comparador de contacto» y como «reloj comparador>. En este tipo de comparador, el ele ‘mento palpador (no orientable) y el sistema de amplificacion y lectura forman un mismo cuerpo, lo que los hace volumino- sos y molestos para determinados tipos de mediciones, Tt sf — contacto —— En estas casos es eonveniente el uso de los de palpador orientable también se les conoce como de palpador oseilan- te- en cualquiera de sus opciones, que permiten el acceso a lugares précticamente inaccesibles para los de palpador no orientable, ‘Sistema de omphiticacién wy iecturs Ll Comparadores mecinicos de esera 59 a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. $, Regular un micrsmetro a la medida obtenida con el cali- bbrador de la pieza, redondeada al milimetro mas cei tno, El micrémetro lo egularemos girando el tambor en sentido contrario al que habitualmente utilizamos para ‘medi; finalmente frenaremos el micrémetro. Cuando la precisién solicitada es grande, para ealibrar utilizaremos Dloques, anillos o piezas patrén. 6. Introdueir el instrumento en el patrén o en el mieréme- to utilizado para calibrar y moverlo de forma similar al ‘micrémetro de interiores hasta que obtengamos la medi- dda mas pequeta 7. En esta posicidn, mover la esfera para que eoincida el 0 de ésta con la aguja grande, 8, Ahora es el momento de introducir algo més o retirar algo el comparador que hemos introducido en el punto ccuarto, de manera que ahora que tenemos la aguja gran- de en 0 pondremos la pequefia que nos marque un valor {que a nosotros nos sirva de referencia, 9, Repetiremos los puntos 6, 7 y 8 tantas veces como sea necesario hasta conseguir una correcta contrastacidn del ‘comparador 10. Con la certeza de una correcta contrastacién lo intro= ddueimos en la pieza apoyando el contacto fijo contra una de las paredes de la picza, haciéndolo bascular en ambos sentidos para determinar la medida minima ~de al manera para interlores eilindricos como para prismiticos~ que es la medida real del agujero. © ITES-Pananavo 11. Mantenigndolo en ta posicién del valor minimo, lee ‘mos el valor que nos indican las agujas y la sumamos ala medida utilizada en la calibracién, Este es el valor real del agujero medido. ‘También existen otros modelos para la medicién répida de interiores, como el que se muestra a continuaci6n: Ss cal radorripido con comparador para mediciones intriores- Mitutoyo. Cuidado de los comparadores Los comparadores son instrumentos de precisién y se deben tratar como tales: © No deben dejarse caer ni exponerse a impactos bruseos y fuertes. Si caen, puede doblarse el palpador, lo que posiblemente inutilizara el instrumento. © Los golpes ylo impactos, p.ej.: los golpes sobre una pieza estando el contacto del palpadar todavia en cone- xi6n, pueden daftar el delicado mecanismo de amplifi- ceacién, © El palpador debe mantenerse limpio de polvo y sucie dad. De no hacerlo pueden obturarse y/o pegarse cier- tas partes, lo que procurars lecturas falsas. © Es importante comprobar el recorrido del comparador antes de utilizarlo, tanto Ta longitud eomo la eorreecin del recorrido. © Cuando no so esté utilizando un comparador, debe estar ‘cuidadosamente guardado en su caja, con especial aten- ccién en la proteceién del palpador 65 a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. «Medicion a Para efectuar Ia medicién es conveniente seguir este orden 1. Aflojar un poco la tuetea de bloqueo y apoyar la pieza sobre el brazo fijo. Destizar la pieza contra la regla hasta que ésta asiente totalmente sobre la otra cara a medi, 3, Apretarla tuerea de bloqueo del giro del disco giratorio. 4, Cerciorarse que no ha habido variaci6n en el dngulo y, por eso, que tanto el brazo fijo como la regla apoyan correctamente en las caras de la pieza. 5. Realizar la lectura del éngulo en la escala y caleular et valor del dngulo medido, Con las mismas caracterfsticas que el anterior, pero con el cfreulo graduado © limbo cerrado dentro de una caja, La lee tura se realiza a través de una lente cuyo eampo de visién barca parte de la escala, asi como el indice de medicin, Visi de la lente. La palanca de bloqueo que se encuentra encima de la tapa permite fijar © liberar el destizamiento de la regla, Para la fija- cin de la posicién angular entre la regla y el brazo en escua- dra —segin los modelos- se consigue mediante un anillo ‘moleteado, Gonidimetro éptico, El proceder para realizar la medicién es exactamente igual que el anterior y, aunque su resolucién suele ser de 5’ depen diendo de la destreza del operatio pueden aproximarse valo- ze inferiores, 70 Goniémetro con rel TESA. Verificacién y comprobacién Los patrones son euerpos que materializan con Ia mayor precisién posible y maxima inalterabilidad una unidad 0 una ‘magnitud determinada, p.gj.: en el taller, cierta cantidad de milimetros o fracciones de él Calibre de ites lndrcoPasa-No Pas, Cortesia de Senior SA - Reino, Asi pues, por la forma de conformar la longitud que repro- dducen, pueden ser © De trazos: a longitud queda delimitada por la distan- cia entre trazos sobre una superficie plana, © De wopes o de superficies planas: en los que la distan- cia entre dos superficies estrictamente planas y parale- las determina la longitud, © De topes esféricas: en los que el diémetro de la super- ficie esférica establece su longitud. © Cilindricos: en los que el valor del ditmetm de una superficie cilindrica delimita la longitud LLos patrones y calibres, segin su utlizacign, se clasifican en © De trabajo: empleados en el taller a pie de ‘maquina. Es vital que sean los mas nuevos o los de toleraneias mis estrechas, 8 ITES-Panannro a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. Bloqus patron de acer. ‘loques patrn de ceimica- Mitutoyo Actualmente también se dispone de bloques patrén en ‘metal duro y en cermica, aportando cada tipo unas caracte- ristieas determinadas: © Acero: Dureza media 800 HY (64 HRe) con estabi- lidad garantizada por envejecimiento artifi- cial. Utilizados adecuadamente, duran muchos afios conservando un buen grado de precision. Sin embargo, deben limpiarse ‘cuidadosamente después de cada uso, alma- ccenarlos en un lugar sin humedades y pro- tegidos contra la corrosién, © Metal duro: Dureza 1500 HY, gran resistencia al despas~ le y fuerte adhereneia. Cuando se necesita gran dureza de superficie, es aconsejable clegir bloques de metal duro —generalmente ccarburo de tungsteno- que tienen mayor dduracién que los de acero, © Cerimica: Dureza 1400 HY, bajo coeficiente de roza miento y coeficiente de dilatacién térmica semejante al del acero, Fabricados en éxido de zirconio estabilizado y tratado especial- mente pata mejorar las propiedades de resistencia, tienen probada una extrema robuste7 y resistencia al desgaste, asi como cexcepcionales propicdades de estabilidad y adherencia. Por su gran resistencia a la corrosién son pricticamente insensibles a los ataques deidos © basicos. ‘Todas las caras de estos bloques estén finamente rectificadas y dos de ella la proporcionando un estado superficial rigurosamente plano y liso; distando entre si, con extremado paralelismo, Ia longitud nominal grabada sobre el patrén a la temperatura de referencia de 20 °C los primeros conjuntos de Dloques patrén Johansson estaban referenciados 3 0 ©ITES-Pananavo Medicién,, La caracteristica particular de estos patrones es Ia de poder fagruparse por superposicidn, de manera que la longitud del _fupo formado queda dentro de los limites de precisisin reque= ridos para su empleo como patr6n, Por ello, con una eantidad de patrones relativamente pequeiia, podemos formar tal nimero de combinaciones que pricticamente cubrimos todas, Jas necesidades de taller en cuanto a patrones para la compro- bacidn de instrumentos y aparatos de verificacién y medida, Por tanto, en todos los talleres de mecanizado en Tos que se requiere cierto grado de precision, el uso de los bloques patrén es incuestionable, pudiéndose afirmar que han sido clementos vitales en el desarrollo de la fabricacién en serie de piezas intercambiables. Los bloques patrén se presentan y utilizan como conjuntos de un determinado nimero de ellos, de dimensiones escalona- das de tal forma que combinando un mimero muy reducido de ellos (de 3 a 5), puede formarse cualquier medida comprendi- da entre sus limites de empleo, siendo la diferencia entre las combinaciones més prOximas de 0,01, 0,005, 6 0,001 milime- sgn la composicisn del juego del que se disponga. E] escalonamiento de los bloques se estructura de manera que atadiendo a las subdivisiones de un grupo las subdivisiones del {grupo anterior, se obtienen para é todas las subdivisiones del orden de las de éste. Asi por ejemplo: si dentro del primer grupo se estableciesen las divisiones de milésima en miésima, y en el segundo las divisiones de centésima en centésima, desde 1,00 hhasta 1,09 mm se podrian lograr todas las divisiones de milési- ‘ma.en milésima desde 1,00 hasta 1,099 mm por Ia superposicisn de blogues del primer grupo con los del segundo, tras En a figura inferior se muestra un escalonamiento teérico que ppermitnia formar todas las combinaciones desde 1,005 «200 mm, de centésima en centésima agrupando un maximo de cuatro blo- ques, Para ello seria necesario un juego de 103 blogues. po? 73 a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. Rechazo. — Pasa: NO pasa - No Pasa: NO pasa = Cota mayor que la méxima = Rechazo, ‘ota menor que © Verificacién de agujero Pasa: SI pasa - No Pasa: SI pa que la méxima => Rechazo, = Pasa: NO pasa ~ No Pasa: NO pasa = que la minima = Rechazo, sa = Cota mayor CallbresPasa-No Pasa para vrificacon de ees. yy | rye 7 Calibres Pasa-No Pasa para verlicacin de agujros. 80 Generalmente, en vez de dos calibres distintos se utiliza uno solo que equivale a ambos, puesto que materializa en una sola pieza los dos mencionados, cuyas medidas eorresponden, respectivamente a cada una de las medidas limite: méxima y minima, A estos calibres también se les conoce como «cali bres pasa-no pasa». Para que el calibre cumpla con el enunciado de su funcién, ces necesario que en su consiruccidn se respete al maximo lo queen 1905 enuncis FW. Taylor, conocido como principio de Taylor, que dice: © Elcalibre PASA debe estar diseftado de forma que com- pruebe simultneamente todas las medidas, amoldsin- dose perfectamente a la geometria ideal de la pieza a controlar, es decir: a las de su maximo material. Como ejemplo diremos: que para controlar un agujero, el calibre PASA deberd ser un cilindro completo y per- fecto, de una longitud igual ala de la pieza y de un did- metro similar al de la dimensién més pequefta de la pieza, pieza en méximo materia Ot Calbeetampén Pasa © El calibre NO PASA debe estar diseiado de forma que ‘comprucbe las medidas de una en una, Para ello este calibre dispondrd generalmente de dos contactos, 0 de tres si se pretende detectar defectos de triangulacisn, Como ejemplo diremos: que para controlar un agujero supuestamente ovalado, el calibre debers tener dos con- tactos estféricos diamettalmente opuestos, cuyo didime- tro sea similar al de la dimensién mis grande de la pieza. Z Calibre No Pasa. (arila de extremos eséricos) Este principio de diseno de los calibres, garantiza que las incorrecciones ~dimensionales y/o geométricas— de la pieza no superan los valores establecidos en las tolerancias, No siempre resulta féeil aplicar el principio de Taylor, y por ello se toleran ciertas excepciones, que debersin verse en €1 médulo Control de Calidad en Fabricacién Mecsiniea, de este ciclo formativo, ‘Como todo, los calibres de limites tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Asf pues, a continuacién relacionaremos algunos: @ITES-Panannro a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. Me dy 82 dicién ‘También los podemos encontrar en forma de calibres pla nos, senecillos 0 dobles, que son mis ligeros que los tampon. =a la vex que mis econémicos— y que también permiten loca lizar incorrecciones tipo ovalizacién, La parte desfavorable es que suelen desgastarse con mayor rapidez, Los dobles pueden ser de un solo lado, pero en uno de ellos ccon los dos Ifmites de tolerancia inferior y superior-, 0 dobles para didmetros relativamente pequefios. Calibresplanossencillos. ‘Ota forma de calibre de limites para agujeros es la de vari- llas de extremos esférieas, ya sea montadas sobee un mango o separads. Estas ultimas incorporan empufaduras aislantes para su manejo. Varilas de extremos esfricos. Calibre de vailas de extemosesiéticas montadas sobre mango dnc, Dentro del grupo de calibres de limites de construcciones especiales encontramos los calibres para agujeros realizados en mandrinadora Dicho de esta forma no parece que se presente nada espe- cial, puesto que un agujero realizado en la mandrinadora lo podemos verificar con cualquiera de los que hemos presenta do hasta ahora. Y asf es, pero para hacerlo requiere que la barra de mandrinar no esté por el medio, mientras que con este calibre podemos verificar el agujero sin tener que retirar © desmontar la arra, lo que sin duda alguna ahora tiempo. Esto se consigue con la forma abierta de este calibre que le permite «cabalgars sobre la barra P— Piece Calibre de limites para veriicaragujeros que se estin realizando ‘ena mandrinadora. El calibre de limites Te-Bo esti basado en el principio que para el lado «pasa» garantiza que toda la superficie a verifi- car es exterior (agujero) al calibre, mientras que para el lado ‘eno pasa» es de contacto local asegurando que en ninguna zona la cota efectiva esti fuera de los Ifmites adoptados, ya sei por ovalizacién © por incorreeciones de redondez, 8 ITES-Panannro a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. Me dy 84 dicién El proceso de calibracién es exactamente igual, regulindo- se la cabeza superior para la cota «pasa y Ia inferior para la cota «no pasa». Por supuesto, a estos micrémetros también se les conoce como «micrémetros pasa ~ no pasa», Uno de los grupos de calibres de limites con caracteristicas especiales son los destinados a la verificacién de roscas En los talleres suele ser bastante habitual realizar la veriti- ceacién de roscas con ealibres tampén para tuereas, y anillo para los tornillos, pero, en ambos casos, utilizando un solo calibre «pasa». Asi de esta manera se asegura el roscado de tomillos y tercas entre sf, pero no se puede garantizar Ia correccién de las roscas, puesto que no pueden determinarse los ertores de paso, juego y dngulo, provecands ~en ocasio- nes que las roscas sélo trabajen en un sentido o en un solo ppunto, lo que origina cargas y fatigas anormales que desem- ‘hocan en el afloje y/o rotura de las ijaciones. A veces, algunos operarios piensan que utilizando el cali- ‘bre ~en lugar de como elemento de control— como macho 0 terraja para el acabado del mecanizado de la rosca, ajustard adecuadamente. Grave error, puesto que ademds los ealibres van a perder su eficacia a pasos agigantados, por Jo que el supuesto «macho de roscar» 0 «terraja» quedaré inutilizado +pidamente. Asi que nunca y bajo ningtin concepto deben utilizarse los calibres para otro uso que no sea la verifieacién, Conjunto de calles para roscas: ampéins y anil», Hahnrlter, La verificacién de las roseas con calibres de limites tiene la particularidad del empleo de calibres especiales «no pasa», ademds de los calibres normales e's/S'Z v-LL¥9 OSI zz" ‘p06 SPX |! Sopejooe ou seUEYEUD, e'S/S'Z V-LL¥9 OSI 99 ©ITES-Pananavo a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. Kericios con miquinas herramienta 101 Cb ——— ara} ad [owners] YOIMLNSIOXA cones OavENVOSN HOA aay Noloondoud ‘sevopenesao | ored 5 ET (081'0- OOF 0 (hoo © ITES-Paranavo a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. “t sara 23d VOINLNADX3S } oavzinvoaw od NgIoONGOud aun V aura sag —| aaa sevonenesao | ose [orque ssuosvowa | jeunery So Kjericios con miquinas herramienta a SEZ oo ExEa [wer PR] husst 103 ©ITES-Pananavo a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. ‘OaVZINVORN Od Noloondodd ISWdOLSSVSN3ud | Kercicios con miquinas herramienta ose TET 107 ©ITES-Pananavo , Bercicios con méquinas herramienta OGVZINVOSW Hod VIGAWH3LNI vdsnu ara Noloondowd 8 ITES-Panannro 108 a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. Kericios con miquinas herramienta ‘OGVZINVOSN Od Ngloondowd Vola WOSOU OTIINSOL Sane ‘9nug uo seuorsuauG ca} zo 5 |S} 111 ©ITES-Pananavo _ Bercicis con miquinas herramienta OGVZINVOSN HOd NoIooNGOwd VaVOSON VOldS3 7 a 8 ITES-Pananro 112 a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. , Bercicios con méquinas herramienta 200098000 OGVZINVOSW HOd NoIoondoud VOINLSWISV VWZaaVvo 4d VTIINOYOH ‘euneoo V0 or 190-4 ‘uo1"g| 00-08 a Som Bp @ITES-Panaunro 116 a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. 122 15:1 4 . ‘5: ARBOL MOTRIZ a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. “F Kjericios con miquinas herramienta LLP9 OSI opestuss ap souainby : EIN, Noloonaowd ‘sevoseveeao | omg [onuquesauosuowg] jeusen | upneuwousg [ow | oexore | oe PRBS Tia zee usr @uoz [duet] zHsz [ivet|z ALSTXGEW 129 © ITES-Pananavo a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. Kjericios con miquinas herramienta “st 299019890 ‘rug. souo;sveug BIT ‘00F'05 08 €'SIS'ZW-L1¥9 OSI 131 ©ITES-Pananavo a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. 137 a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. a You have either reached 2 page thts unevalale fer vowing or reached your ievina tit for his book. _ Bercicis con miquinas herramienta “i 6) Accesorios montados en el plato de garras blandas. Minatos OF Monier y desmontar garrs bandos. 5,000 2 | Restifoar gras bandas 4500 ‘Aa: por coda mimeo de eiferencia onto la flaca inal yl final do cada gorra 0.300 C MONTAJE DE UTILLAIES 1) Usilajes montados en el husllo del cabeza. - ajusiar vaulter pirza con soporte cbnico avtoconiranto, 0700 ova barra/ sistema de traccién 0200 az | Pater sustary uitr tomeador con sistema de eono autocentrante. 0860 Ata i leva bara sistema do tacién 2.700 2) Utilajes montados en plato de ranuras © de arrastre iso ‘Montar, cenirar/ estar y desmontar utile, centrande mediante cono en el histo del caberal y 9 | fend al plato por medi de ries y tories ato Monta, centr /austary desmontar ui, eentrando mediante pasadore iss) sobre ol plato y 2 | fiend a por mado de brides y tris. am os | Mar, cers dexmontrwilee, evo eon aon y fade asta par mado de D-| gang ‘Montar center austary desmortar ula, contado con comparador centesimaly Fado ol plato 0 | or medio de eridas ytornilos io 3) Utillajes montados en plato de garras independiente (4 garas) 81 | Monier contra susie y desmontar utile, contrando mediante cono enol hilo ol cabea 2300 G2 | Montar centrar/ ajustary desmontar utils, cenirando mediante pasadores fis) sobre el plato, | 3200 88 | Monier ventas ajustar y desmontar ule, centrado con gram 6.00 (04 | Montr, centrar/ austr y desmontr utiles, contra con comperador certesimal 3200 4) Utiljes montados en plato universal 3 garas,autocentrant), OF | Monier eontrar7 esto ydosmontar uso, conrando modiante cono on el hase dol cabeza | 0,600 G2 | Montar eontar/ ast y desmontar ull, conrando modianto pasadores js) sobre wl plato. | 1,700 G3 | Motor center ast y desmontar ule, contrado con gral 5500 04 | Monts, ontiar/ ajustary desmontr utllao,contado eon comperador contesimal 7,000 5) Utilajes montados en el euro transversal 1 | Monier ydesmortar esovadra, eda con brides v tonillos. 5500 @2 | Monta y desmontarsuplomenio, fad ean brides ytornilon 3000 @3_| Montary dosrnortar ule (gondii), fd eon brides vtornllon. 33200 ‘Adi Por centado con gram 8,000 = Por centrado con omparadorcentsimal 12,000 152 ITES-Panannro _ Bercicis con méquinas herramienta of 3) Barra, tubular 6 maciza, cortadla a medida y con amarre: plato-punto. Minatos Coger azo de material, posiionarlo, canirar a mano y quilar + Pleza pequeria, 0,300 01 | Fieza medina 0,700 Pees grande. 1,200 Coser trozo de material, posicionario, eontrar con gramily qultar: -Pioza pequeiia 0850 02 | Fioza medians. 1,050 = Plaza grande. 1.550 Coger trozo de material, posicionario, centrar con comparador centesimnal y quia -Pieza pequefia, 1,000 03 | Pleza madiana 1400 = Pieza grande. 1,900 4) Barra, tubular o maciza, a medida y cogida entre puntos. Conger trozo de material, montarle el perro de arrastre, montarlo entre puntos y quitari -Pieza pequela, 1,300 01 | Plea median 2,760 = Pleza grande, 3,450 5) Piezas fundidas 0 forjadas, amarradas en el plato de garra independientes. Coger le pieza, montari entre garres,fjala y quitar Plaza pequeiia de forma regular 1,200 or | _-Pieza pequeta irregular 6 mediana regular 1,050 ~ Plaza mediana iregular © grande regu 2,000) ~Piaza grande iregular 3.000) (02 | Contrado manual con ayuda de contrapunto. 0.850 03 | Centrado con gram 3,000 (04, | Cenirado con comparador centesimal -cficuted bajaimecdta, 3,000 05 | Centrado con comparador centesimal ificulted media/ah, 5,000 6) Piezas fundidas o forjadas, amarradas en el plato universal Coger Is pieza, montaris entre garras, Aria y quitala Plaza pequetia de forma regular 0,700 ot [__-Pieza pequefia irregular @ modiana regular 1.050 ~ Pieza mediana iregularo grande regula 2,000 ~Pieza grande iregular. 2.500 02. | Centrado manual con ayuda de contrapunto. 0350 (03 | Centrado con gramil "3.000 (04 | Contrado con comparador contesimal ificulted bajamedia, 3.000 (05 | Contrado con comparador centesimal