Está en la página 1de 2

El

sacrifici Por Natalia Aldana Acua

o
Relacionado con todo lo que est pasando
en Colombia, la tan llamada Paz, hay
el miedo de la madre de perder a sus hijos
y el miedo de estos mismo al poner su
un problema que ha estado latiente desde vida en la primera lnea de fuego por no
militar
hace dcadas, hasta me atrevera a decir
siglos, y no solo en Latinoamrica sino en
tener una absurda cantidad de dinero para
salvarse de los camuflados y las balas; se
todo el mundo: El reclutamiento o como
los compatriotas lo llaman el Servicio
militar.
Para unos es solo una pequea muestra de
amor a la patria, la lucha por la salvacin
del pas y la seguridad nacional; para
otros es secuestro, simple y puro
secuestro que llega a ser legar si se hace
por parte de nuestro tan amado gobierno o
ilegal por las guerrillas del pas. Los
primeros tienen un pensamiento estatista, sabe muy bien que los nicos que van a la
llegando casi al fanatismo con algunos de guerra son los pobres, y son ellos mismos
los representantes en el poder, como los que pagan con su vida las absurdas
cierto grupo poltico que es mejor no propagandas de una guerra sin sentido
mencionar, liderada por grupos
Se sabe muy bien que los con los mismos
estas personas
nicos que van a la guerra son escrpulos.
manejadas
usualmente con los pobres, y son ellos mismos
No se puede negar
ideales los que pagan con su vida las que una de los
inhumanos e absurdas propagandas de una grandes problemas a
ilegtimos para guerra sin sentido. lidiar en los
bien de pocos, procesos de paz es la
sin importar la desmovilizacin, pero no solo de los
seguridad de la mayora. guerrilleros sino tambin desde nuestro
El reclutamiento ilegal de los grupos propio estado que est violando de igual
armados que el gobierno trata de luchar manera los derechos de libertad de los
cada da, en donde miles de nios caen en ciudadanos, la mayora jvenes.
un mar de armas sin salvacin, no es ms Estando a slo unos pasos de la era del
que lo que se hace ya desde los altos postconflicto, donde se ensear y se
cargos. Desde las calles se siente el miedo vivir para la paz, es incomprensible
cuando se ve a un solado en una esquina, como el gobierno sigue reclutando
inocentes, quitndole de esta forma mandatarios me llevan a preguntar
incluso la posibilidad de estudiar y de Cunto vale la vida de nuestros jvenes
elegir ellos mismo su camino. Estas al pas?
acciones por parte de nuestros