Está en la página 1de 13

MÉTODO DE IMPROVISACIÓN EN EL PASILLO DE LA REGIÓN ANDINA COLOMBIANA

3

ppja #1

pppppp

Francy Lizeth Montalvo López Javier Alcides Pérez Sandoval

MÉTODO DE IMPROVISACIÓN EN EL PASILLO DE LA REGIÓN ANDINA COLOMBIANA

Beca Nacional en Investigación Ministerio de Cultura 2006

Francy Lizeth Montalvo López Javier Alcides Pérez Sandoval MÉTODO DE IMPROVISACIÓN EN EL PASILLO DE LA
Francy Lizeth Montalvo López Javier Alcides Pérez Sandoval MÉTODO DE IMPROVISACIÓN EN EL PASILLO DE LA

5

pppppp

ppja #1

PRIMERA EDICIÓN

Septiembre de 2006

DIAGRAMACIÓN - IMPRESIÓN - ENCUADERNACIÓN

(Sic) Editorial Ltda. Proyecto Cultural de Sistemas y Computadores S.A.

Centro Empresarial Chicamocha Of. 222 Telf: (7) 6343558 - Fax (7) 6455869 E-mail: siceditorial@hotmail.com Página web: www.syc.com.co/sic Bucaramanga - Colombia

ISBN: 958-708-224-9

Prohibida la reproducción parcial o total de esta obra, por cualquier medio, sin autorización escrita del autor.

Impreso en Colombia

Diagramación y Edición Musical: Javier Alcides Pérez Sandoval

javierfiji@gmail.com

Diseño de cuadros: Miguel Ramírez

iddesigner@msn.com

Diseño de carátula: Julián Rivera.

Orlando_Rivera@dell.com

6

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN

...........................................................................................................................

9

AGRADECIMIENTOS

..................................................................................................................

11

HISTORIA DEL PASILLO COLOMBIANO

13 ...............................................................................

ANÁLISIS DE ELEMENTOS MUSICALES

19 ...............................................................................

IMPROVISACIÓN

........................................................................................................................

63

IMPROVISACIÓN EN EL PASILLO

...........................................................................................

79

BIBLIOGRAFÍA

115

DISCOGRAFÍA

117

ÍNDICE TRACKS CD

118

DATOS Y CRÉDITOS DEL CD

119 .................................................................................................

LISTA DE TEMAS ANALIZADOS

120 ...........................................................................................

7

ppja #1

pppppp

INTRODUCCIÓN

“MÉTODO DE IMPROVISACIÓN EN EL PASILLO DE LA REGIÓN ANDINA COLOMBIANA” es un texto que busca estimular un estudio consiente y concienzudo de la improvisación en el Pasillo, género musical Colombiano tradicionalmente no improvisado; para esto se tomará como punto de partida el análisis de los elementos musicales del Pasillo de la región Andina con el objetivo de involucrarlos con conceptos de improvisación aplicados en el Jazz.

En la historia de la música la improvisación ha estado presente en distintas épocas, géneros y culturas. En el Siglo XX el Jazz ha sido la música que más aportó y revitalizó la improvisación y gracias a su permeabilidad, permite su encuentro con distintas músicas del mundo, por lo cual en la actualidad las raíces musicales de los intérpretes de Jazz son de gran influencia e interés en su desarrollo artístico.

Las fusiones entre el jazz y músicas del mundo se dan desde los años setenta. Desde entonces varios músicos han explorado entorno a la agrupación de elementos rítmicos de diferentes culturas y la práctica de la improvisación propia del Jazz. Este trabajo se puede apreciar en la propuesta de músicos y proyectos como: Mahavishnu Orchestra (1971), liderada por el guitarrista John McLaughlin, Chick Corea, Antonio Carlos Jobim (Tom Jobim) y Joa Gilberto, Chano Domínguez (España), Avishai Cohen (Israel), Danilo Pérez (Panamá), David Sánchez (Puerto Rico) Eliane Elias (Brazil) entre otros.

En Colombia estas manifestaciones musicales surgen a finales de siglo XX, cuando diversas agrupaciones y músicos mezclan elementos folklóricos con elementos tomados del Jazz. Estas propuestas han surgido gracias a nuevas necesidades de expresión de los músicos que las han llevado a cabo, por lo tanto es importante realizar una investigación profunda de los aspectos y las formas en las que se pueden dar estas manifestaciones.

La posible agrupación de elementos rítmicos y melódicos del Pasillo, junto a conceptos improvisatorios comunes en el Jazz, requiere en primer lugar un estudio minucioso que permita describir y precisar las principales características que definen la sonoridad del Pasillo instrumental de la región Andina Colombiana.

En el contexto de esta publicación la improvisación es asociada como un proceso espontáneo que puede tener como punto de partida pautas basadas en modelos rítmicos, melódicos ó armónicos. Nuestro objetivo es que dichos modelos conserven la sonoridad del Pasillo de la región Andina Colombiana y que en el proceso de improvisación sean tratados aplicando conceptos y herramientas que son empleados en el Jazz.

Este libro es resultado de una investigación denominada “Aplicación de conceptos de improvisación en el Pasillo y el Bambuco de la región Andina Colombiana” ganadora de Beca Nacional de Investigación en Música del Ministerio de Cultura, 2006.

9

N BLANCO

ssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss

OJA EN BLA

10

AGRADECIMIENTOS

Por su valiosa colaboración y apoyo queremos agradecer a todos los organismos y personas que han contribuido con este proyecto especialmente a:

Ministerio de Cultura

Patrocinador de esta investigación

A Fabián Forero Valderrama

Por su valiosa y acertada orientación en el desarrollo de esta investigación y darnos las mejores

herramientas en su labor de asesor y amigo.

A Germán Darío Pérez

Por compartir con nosotros sus grandes conocimientos, por su amistad, apoyo musical, moral, por

su paciencia, y especialmente por enseñarnos a amar nuestra música colombiana.

A Javier Cerón y Leonardo Rivera

Por su colaboración en la etapa inicial de esta investigación.

A Julián Rivera

Por el diseño de la portada

A Miguel Ramírez

Por su valiosa colaboración en la diagramación del libro

A (Sic) Editorial

Por la publicación.

A Álvaro Rubio y Musiproducción Germán Darío Pérez

Por la elaboración del CD

A Pedro Acosta, Sandra Sánchez, Cesar Medina, Juan Felipe Mayorga y Gustavo Campos

Por su colaboración en la grabación del CD

A nuestros maestros Magdalena Pérez, William Maestre, Ricardo Márquez, Pedro Acosta, César Medina, Luis Guevara, Fabio Martínez y Enrique Mendoza,

Por sus enseñanzas a lo largo de nuestras carreras.

A nuestros grandes e incondicionales amigos

Por compartir con nosotros las mismas ilusiones darnos la alegría, la fuerza y el apoyo para sacar

nuestros proyectos adelante.

A Nuestras familias por apoyarnos siempre y ser cómplices de nuestros sueños.

11

HOJA EN BLANCO

ssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss

HOJA EN BLANCO

12

HISTORIA DEL PASILLO COLOMBIANO

El Pasillo Colombiano tiene su origen en las músicas de salón de los siglos XVIII y XIX, en el campo cultural y artístico las primeras décadas del siglo XIX se caracterizaron por la influencia de movimientos culturales originarios de Europa. De todos los países y regiones del antiguo continente y especialmente de los más desarrollados como Alemania, Francia, Austria y España llegaban a diario danzas e instrumentos musicales que poco a poco fueron arraigándose en la vida cotidiana de las más altas clases sociales del país. En esta época, especialmente en vísperas de la independencia, hacia el año 1800, tomaron gran importancia los bailes de salón, en los que predominaban ritmos como la contradanza, el paspie, el minué y la valenciana. 1

Estos ritmos tuvieron su mayor auge durante las dos primeras décadas del siglo XIX, con gran importancia en la vida social de la época y formando parte de las celebraciones populares, militares y religiosas. 2 . Con el tiempo algunos de estos ritmos empezaron a ser desplazados por el vals, el cual llega a Colombia hacia 1823 3 .

Posterior a este auge y contemporáneo a estos bailes, aparece el vals colombiano el cual se deriva de la contradanza y de los valses que se escuchaban en la época 4 . Se caracterizaba por ser tocado en tempos lentos en un formato muy variable en el cual se podía encontrar diversidad de instrumentos como: piano, flauta, tambora, guitarra, triángulo, clarinete, trombón, redoblante, bombo y platillos. El vals Colombiano se componía de dos partes, la primera parte era de 16 compases donde las parejas bailaban tomándose de las puntas de los dedos realizando posturas

  • 1 ESCOBAR, Luis Antonio. “La Música En Cartagena De Indias”. Íntergráficas. Bogotá 1985

  • 2 No nos extrañe, por lo tanto, que desde sus inicios las conmemoraciones patrias tuvieran como evento central el baile. Para el primer aniversario de la Batalla de Boyacá, además de las celebraciones populares se ofrecieron dos bailes: uno el día 7 de agosto en el Palacio Presidencial y otro de máscaras, el día 10, organizado en el Coliseo. El reglamento de éste ultimo siguió muy cercanamente las instrucciones que en su tiempo había expedido el virrey Amar, y los danzantes ejecutaron contradanzas, minués y boleros venidos de España intercalados con el novedoso vals. Por entonces la independencia era únicamente política y no cultural.MARTÍNEZ, C. Aída. “Valses y revoluciones baile y sociedad en la guerra y en la paz” Revista Credencial. Bogota Colombia edición 168 2003 Los bailes de máscaras, fiestas populares a las cuales se accedía comprando una boleta, fueron una innovación introducida en Madrid por el conde de Aranda hacia 1775, con gran aceptación por parte de la nobleza, que gustaba de confundirse durante unas horas en el bullicio de la fiesta. Llegaron a Santafé con el virrey Amar y Borbón, y en su honor se ofrecieron dos en el año de 1803, cuidadosamente organizados y reglamentados según consta en el folleto titulado: Prevenciones que se deben observar en los dos bailes de mascaras, que el comercio de esta capital ofrece al feliz arribo a ella del Excmo. señor Virrey don Antonio Amar y Borbon, cuyo articulado dice así: Para que todos los concurrentes puedan divertirse según su carácter y genio, al prudente arbitrio de los directores corresponde interponer los bailes de Minué, Paspie, Bretaña, Amable, contradanza Fandango, Torbellino, Manta, Punta, que son las clases de los que se permiten”. MARTÍNEZ, C. Aída. Un baile de máscaras en el coliseo de Santafé, 1803Revista Credencial. Bogota Colombia edición 168 2003

  • 3 AÑEZ, Jorge. “Canciones y Recuerdos”, Imprenta Nacional. Bogotá 1951

  • 4 AÑEZ, Jorge. “Canciones y Recuerdos”, Imprenta Nacional. Bogotá 1951

13

elegantes y académicas. La segunda tenía el nombre de Capuchinada, en la cual los danzantes se dejaban transformar por un baile más libre y extravagante, convirtiéndolos en verdaderos energúmenos. 5 Esta vivacidad era influencia de “la valenciana” cuyo baile era muy alegre y enérgico.

Hacia 1843 y 1846, aproximadamente, llegaron los valses de Johann Strauss a Colombia, 6 convirtiéndose en parte importante de la vida musical y social de la época. Contemporáneo a estos valses se dio la introducción de nuevos ritmos como el chotiz, la cracoviana, la cuadrilla, los lanceros, las polcas y mazurcas de Chopin. 7

Estos ritmos tuvieron gran difusión en Santafé de Bogotá gracias a tres hechos importantes:

La implementación y difusión de clases de baile por parte de la compañía dramática Fournier, quien se encargó de dict ar clases de baile a señoritas y caballeros de la época, donde se utilizaban polcas, valses de Strauss, mazurcas, contradanzas y valses Colombianos. 8

La creación de la Sociedad Filarmónica de Santafé de Bogotá hacia 1848, la cual impulsó el desarrollo musical en el país incentivando a los compositores a nuevas creaciones. La sociedad filarmónica ofrecía un concierto mensual cuyo programa constaba de dos partes. La primera era una obertura a gran orquesta que incluía 3 piezas para piano, canto y violín y la segunda se diferenciaba de la primera en que concluía con valses de Strauss. 9

El tercer hecho se debe a que para esta época, según un censo realizado en la ciudad de Santafé de Bogotá, había aproximadamente 300 pianos, en los cuales las familias tomaban clases de este instrumento. 10

Posteriormente los valses de Strauss se expandieron por todo el territorio nacional; de esto hay memoria en Medellín y Cali. 11

Con la difusión de esta música aparecen grandes compositores de valses colombianos los cuales elaboran sus obras con una estructura bastante similar al vals europeo. Entre estos

  • 5 CORDOVEZ Moure J. Reminiscencias de Santafé de Bogota Ed Elisa Mújica. Instituto Colombiano de Cultura. Bogotá 1978

  • 6 AÑEZ, Jorge. Canciones y Recuerdos. Imprenta Nacional. Bogotá 1951

  • 7 CORDOVEZ Moure J, Reminiscencias de Santafé de Bogota Ed Elisa Mújica. Instituto Colombiano de Cultura Bogotá 1978

  • 8 “la famosa compañía dramática de Fournier, la mejor que ha venido al país, contaba en su seno a la brillante pareja de baile español compuesta de los hermanos Paquita y Magín Casanova. Paquita enseñaba a bailar a las señoritas y Magín a los caballeros, para lo cual se reunían dos veces cada semana en la casa de alguna de los discípulos. De esa época data la introducción en nuestros bailes de la Polca, del Vals de Strauss, de la Mazurca, chotis, Cracoviana, Cuadrilla, Lanceros y la proscripción de la contradanza y el Colombiano” CORDOVEZ Moure J, “Reminiscencias de Santafé de Bogota”. Ed Elisa Mújica. Instituto Colombiano de Cultura Bogotá 1978

  • 9 CORDOVEZ Moure J, “Reminiscencias de Santafé de Bogota”. Ed Elisa Mújica. Instituto Colombiano de Cultura Bogotá 1978

    • 10 CORDOVEZ Moure J, “Reminiscencias de Santafé de Bogota Ed Elisa Mújica”. Instituto Colombiano de Cultura Bogotá 1978

    • 11 AÑEZ, Jorge. “Canciones y Recuerdos”. Imprenta Nacional. Bogotá 1951

14

compositores encontramos a: Julio Quevedo (1829-1896), compositor de obras para orquesta, banda y piano solo. Manuel García Párraga (1826-1895), José María Ponce de León(1846-1882), quien fue el primer compositor en llevar a cabo su formación académica en el exterior 12 .

El Pasillo Colombiano de la región andina se desarrolló a partir de la difusión de los valses europeos y nacionales en Santafé de Bogotá. Son diversas las versiones sobre el origen del nombre "pasillo", pero el concepto más repetido afirma que el nombre se deriva de la manera de dar pequeños pasos o "pasillos" por sus bailadores.

La transformación del vals en pasillo se comienza a dar cuando se empiezan a tocar ciertas partes del vals más rápido. La primera mención del pasillo se encuentra en la Historia de la música en Colombia, donde se citan algunas composiciones de Enrique Price fundador de la Academia Nacional de Música, en el año 1843. Estas composiciones eran reseñadas como vals al estilo del país, llamado así por el mismo Enrique Price. 13

La estructuración y consolidación del pasillo se da a finales del siglo XIX gracias al aporte de Pedro Morales Pino (1863-1926), persona que le dio forma al pasillo, al bambuco, a la danza y la guabina; es el padre de la música Andina colombiana. Su aporte fue decisivo en la constitución de la música Andina tanto en su estructura como en su formato. Algunas de sus contribuciones fueron:

Definir una estructura de tres secciones (conocida hoy en día). Reestructurar la bandola (tanto en su forma, modificando el número de órdenes, como en la importancia de esta en el formato). Establecer un formato específico (tiple, bandola, guitarra) y comenzar a escribir sus distintas composiciones o arreglos. La Creación de la Lira Colombiana

Los aportes de Morales Pino son importantes ya que a finales de siglo XIX la música nacional tenía gran cantidad de problemas como la ausencia de un carácter profesional y predominio de un ambiente muy bohemio.

Gracias a Pedro Morales Pino, de formación académica, aparecen formatos enriquecidos influenciados por su agrupación denominada la “Lira Colombiana”. Fundada en 1881 fue una estudiantina conformada por importantes músicos de la época como: Gregorio Silva, Julio Valencia, Luis A Calvo, Blas Forero entre otros. El formato de Lira esta compuesto por cuatro bandolas, dos tiples, dos guitarras, cello y un dueto vocal. Con la aparición de la Lira Colombiana se amplía el repertorio, además de impulsar la difusión de la música tanto en el país como en el exterior. Recorrió varias ciudades del país y visitó algunos países como Panamá, San Salvador, Guatemala y, más tarde Estados Unidos. Este modelo de estudiantina tuvo sus primeras

  • 12 INSTITUTO Colombiano de cultura “Compositores Colombianos, vida y obra”. Instituto Colombiano de Cultura. Bogotá 1992

  • 13 AÑEZ, Jorge. “Canciones y Recuerdos”. Imprenta Nacional. Bogotá 1951

15