DOS HERMANOS CON RAÍCES VALDEORRESAS, JULIA Y CARLOS MAYO, SALTARON

HACE DÍAS A LAS PORTADAS DE LAS REVISTAS DE ARQUEOLOGÍA TRAS DESCUBRIR EN
PANAMÁ EL YACIMIENTO PRECOLOMBINO MÁS IMPORTANTE DE LAS ÚLTIMAS
DÉCADAS.
En la cima de la arqueología

El parque El Caño, situado en Panamá, es considerado el hallazgo arqueológico más importante
de las últimas décadas. A su frente está Julia Mayo, panameña de nacimiento, pero valdeorresa
de corazón, al igual que su hermano Carlos, co-investigador del mismo proyecto, pues su padre
es originario de Arnado (Vilamartín). El resto del equipo lo forman una treintena de investigadores
de distintas nacionalidades.
Julia Mayo, doctorada en Antropología Americana por la Universidad Complutense de Madrid, es
la directora del yacimiento arqueológico. Aunque nació en tierras panameñas, llegó a Valdeorras
poco después de haber cumplido dos años. 'Me considero gallega. Estudié en el colegio Condesa
de Fenosa y en el Instituto Martaguisela, antes de marchar a Santiago. Ahí tengo a mis sobrinos',
dijo. Añadió que suele visitar O Barco durante las Navidades. Si este año faltó a su cita fue
debido a los compromisos derivados del importante descubrimiento.
La directora del parque arqueológico explicó que en 2005 realizaron las prospecciones geofísicas
que condujeron al hallazgo de un círculo de tumbas, datadas en torno al año 1.000 d.C. Los
enterramientos sacaron a la luz los restos de personas de alto rango, cuyos cuerpos fueron
sepultados con adornos de oro, piedras preciosas y semipreciosas.
El valor del yacimiento no reside en el oro localizado en las tumbas. 'No es importante por el oro,
sino por la cantidad de información que ofrece', explicó Julia Mayo. El parque arqueológico El
Caño sacó a la luz el tipo de sociedad existente, dando datos muy diversos, desde el comercio o
los materiales empleados en las construcciones hasta el lugar de donde fueron extraídos.
'Reconstruyes todo lo relacionado con aquella sociedad', dijo la directora de los trabajos. Para dar
a conocer sus trabajos, creó la Fundación El Caño, que desarrolla programas de investigación,
conservación y difusión de los descubrimientos.
Carlos Mayo es licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Santiago de Compostela. En
El Caño, estudia los componentes estilísticos y la tipología de las piezas de cerámica. Al igual que
su hermana, nació en Panamá, y coincide con ella en defender su galleguidad. Afirmó que 'todos
los años voy a O Barco. La última vez que estuve fue hace seis meses'.
La investigación que los hermanos Mayo desarrollan en Panamá los lanzó a la portada de la
edición estadounidense del último número del National Geographic y ¿por qué no? puede que en
breve les lleve a la misma cima de la arqueología mundial.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful