Está en la página 1de 25

“Libro de escritos y poemas”

Antología grupal

Recopilado por los
pacientes, familiares y profesionales
del Servicio de Oncología

Hospital General de Agudos Parmenio Piñero
20 de julio 2010
Anécdota contada por Atahualpa Yupanqui.

Justino Leiba…era un hombre…ya tenía bigote gris… ‘¿qué es un amigo
pa usted Justino?’ – hablando así, entre ellos – ‘¿qué es un amigo pa
usted Don Justino?’. A Don Leiba, el del bigote gris, un poco marrón acá
por el tabaquito… dejaba su cigarrito acá y le tenía su bigote… y dijo una
cosa que, todo el mundo se rió, y yo acompañé la sonrisa o la risa de la
gente sin darme cuenta. Años después me di cuenta que había “ahondao”,
que había dicho cosas con tercera dimensión…

‘… un amigo’… lo pensó…y dijo: ‘Un amigo… es uno mismo, con
otro cuero.’

Si bien la amistad se basa en un encuentro aceptando la diferencia,
este trabajo conlleva la unión en un lugar donde pacientes y
trabajadores de la salud no hacemos diferencia.

Si este libro llega a tus manos es porque sos un amigo muy querido
para nosotros. Disfrutemos juntos de este regalo.

Gracias por estar.

Todo el material publicado en este libro se encuentra también en
serviciodeoncologia.blogspot.com.

-2-
Lidia Amábile
Antigua bendición celta

Que el camino salga a tu encuentro. Que el viento siempre esté detrás de ti y la lluvia
caiga suave sobre tus campos. Y hasta que nos volvamos a encontrar, que Dios te
sostenga suavemente en la palma de su mano.

Que vivas por el tiempo que tú quieras, y que siempre quieras vivir plenamente.

Recuerda siempre olvidar las cosas que te entristecieron, pero nunca olvides recordar
aquellas que te alegraron.

Recuerda siempre olvidar a los amigos que te resultaron falsos, pero nunca olvides
recordar a aquellos que permanecieron fieles. Recuerda siempre olvidar los problemas
que ya pasaron, pero nunca olvides recordar las bendiciones de cada día.

Que el día más triste de tu futuro no sea peor que el día más feliz de tu pasado.

Que nunca caiga el techo encima de ti y que los amigos reunidos debajo de él nunca
se vayan.

Que siempre tengas palabras cálidas en un anochecer frío, una luna llena en una
noche oscura, y que el camino siempre se abra a tu puerta.

Que vivas cien años, con un año extra para arrepentirte.

Que el señor te guarde en su mano, y no apriete mucho su puño. Que tus vecinos te
respeten, los problemas te abandonen, los ángeles te protejan, y el cielo te acoja. Y
que la fortuna de las colinas celtas te abracen.

Que las bendiciones de San patricio te contemplen.

Que sus bolsillos estén pesados y su corazón ligero.

Que la buena suerte te persiga, y cada día y cada noche tengas muros contra el viento,
un techo para la lluvia, bebidas junto al fuego, risas para que te consuelen aquellos a
quienes amas, y que se colme tu corazón con todo lo que desees.

Que Dios esté contigo y te bendiga, que veas a los hijos de tus hijos, que el infortunio
te sea breve y te deje rico en bendiciones. Que no conozcas nada más que la felicidad.

Desde este día en adelante, que Dios te conceda muchos años de vida, de seguro Él
sabe que la tierra no tiene suficientes ángeles.

Que el camino salga a tu encuentro. Que el viento siempre esté detrás de ti y la lluvia
caiga suave sobre tus campos…

...¡así sea cada año y para siempre!

-3-
Rosa Balbuena

Celebra la vida
Axel

No sé si soñaba,
No sé si dormía,
y la voz de un ángel dijo que te diga,
celebra la Vida.

Piensa libremente
ayuda a la gente
y por lo que quieras
lucha y sé paciente
lleva poca carga,
a nada te aferres,
porque en este mundo,
nada es para siempre.

Búscate una estrella,
que sea tu guía,
no hieras a nadie,
reparte alegría.

Celebra la vida,
celebra la vida,
que nada se guarda
que todo te brinda.
Celebra la vida,
celebra la vida,
segundo a segundo,
y todos los dias.

Y si alguien te engaña,
al decir te quiero,
pon más leña al fuego
y empieza de nuevo.

No dejes que caigan
tus sueños al suelo
que mientras más amas
más cerca está el cielo.

Grita contra el odio,
contra la mentira,
que la guerra es muerte
y la paz es vida.

-4-
Celebra la vida,
celebra la vida,
que nada se guarda
que todo te brinda.
Celebra la vida,
celebra la vida,
segundo a segundo.

No sé si soñaba,
No sé si dormía,
y la voz de un ángel dijo que te diga..

Celebra la vida,
celebra la vida,
y deja en la tierra tu mejor semilla.
Celebra la vida,
celebra la vida,
te escucho más bella
cuando tu me miras.

Celebra la vida,
celebra la vida..

***

Mira a tu alrededor
Alejandro Lerner

Mira hacia tu alrededor,
mira los ríos, el cielo y la flor.
Mira hacia tu alrededor,
siente el latido de tu corazón.

Cuando la lluvia no deja ver,
y los caminos van a ningún lugar.
Cuando te sientas naufragar
seré tu mano, seré tu voz.
Cuenta conmigo,
que allí estaré.

Hasta ese día que salga el sol,
seré cobija, seré calor.
Cuenta conmigo, que allí estaré.

-5-
Y cuando sientas que ya no hay más,
que ya no hay fuerza ni pa´ soñar.
Las estrellas siempre brillarán,
no hay mal que dure una eternidad.
Cuenta conmigo,
que allí estaré.

Mira hacia tu alrededor,
mira los ríos, el cielo y la flor.
Mira hacia tu alrededor,
siente el latido de tu corazón,
siente el latido de mi corazón.

***

Hay una luz en algún lugar
Autor: Alejandro Lerner

Hay una luz en algún lugar
adonde van los sueños de la humanidad
hay una luz dentro de ti,
adonde están los sueños que van a venir.

Para volver a despertar
no te olvides, nunca dejes de soñar,
nunca dejes de soñar.

Hay una luz que no se ve,
brilla desde adentro, desde la niñez
Hay una luz en algún lugar
allí donde mis sueños se hacen realidad.

Más allá del sol, más allá del mar
más allá del tiempo sé que hay un lugar
donde quiero ir, donde quiero estar
hoy la fantasía se hace realidad.

***

-6-
Color esperanza
Diego Torres

Sé que hay en tus ojos con sólo mirar
que estás cansado de andar y de andar
y caminar girando siempre en un lugar.

Sé que las ventanas se pueden abrir,
cambiar el aire depende de ti
te ayudara vale la pena una vez más.

Saber que se puede, querer que se pueda,
quitarse los miedos, sacarlos afuera,
pintarse la cara color esperanza
tentar al futuro con el corazón.

Es mejor perderse que nunca embarcar,
mejor tentarse a dejar de intentar,
aunque ya ves que no es tan fácil empezar.

Sé que lo imposible se puede lograr,
que la tristeza algún día se irá,
y así será, la vida cambia y cambiará.

Sentirás que el alma vuela
por cantar una vez más.

Vale más poder brillar
que sólo buscar ver el sol.

-7-
Idalicia Benitez
“Acá les deje mis poemas, besos para todos!!! Espero que le gusten!! ♥♥♥"

Amistad
10 rosas a ti te ofrezco.
1 por tu amistad,1 por amor,
1 por salud ,1 por suerte,
1 por las nuevas amistades,
1 por la felicidad,1 por la familia,
1por la paz, 1por la sinceridad
y la última rosa por una
larga y feliz vida...♥♥♥♥♥

***

Un día mis hijos verán aquellas fotografías y preguntarán: quiénes son esas persona?
entonces responderé: fueron mis amigos, y fue con ellos que pasé los mejores
momentos de mi vida!! el tiempo pasa demasiado rápido y algún día viviremos esa
realidad... espero que nunca llegue a decir fueron...si no son mis amigos...♥♥♥

***

Hoy regalo este mensaje a mis amigos que viven lejos y los que están cercas los
antiguos los recientes los que veo todos los días y a quienes hace tiempo no veo, los
que siempre recuerdos y a quienes a veces olvido, hoy les quiero decir gracias por ser
parte de mi vida...Y por permitirme ser parte tuya!!! ♥♥♥

-8-
Mariela Roxana Campanero
Fragmento del libro de Jorge Bucay, “El camino del encuentro”.

“Seguramente hay un rumbo
posiblemente
y de muchas maneras personal y único.
Posiblemente hay un rumbo
seguramente y de muchas maneras
y el mismo para todos.
Hay un rumbo seguro y de alguna manera posible.
De manera que habrá de encontrar ese rumbo y empezar a recorrerlo. Y posiblemente
habrá que arrancar solo y sorprenderse al encontrar, más adelante en el camino, a
todos los que seguramente van a la misma dirección.
Este rumbo último, solidario, personal y definitivo, seria bueno no olvidarlo, es
nuestro puente hacia lo demás, el único punto de conexión que nos une
irremediablemente al mundo de lo que es.
Llamemos al destino final como cada uno quiera: Felicidad, autorrealización,
elevación, iluminación, darse cuenta, paz, éxito, cima o simplemente final…lo mismo
da. Todos sabemos que arribar con bien allí es nuestro desafío.
Habrá quienes se pierden en el proyecto y se condenan a llegar un poco tarde y habrá
también quienes encuentren un atajo y se transformen en expertos guías para los
demás.
Algunos de estos guías me han enseñado que hay muchas formas de llegar, infinitos
accesos, miles de maneras, decenas de rutas que nos llevan por rumbo correcto.
A lo largo de mi propio viaje he vivido consultando los apuntes que otros han dejado
de sus viajes y he dejado parte de mi tiempo en trazar mis propios mapas del
recorrido.
Mis mapas se constituyeron en estos años en hojas de rutas que me ayudaron a
retomar el rumbo cada vez que me perdía.
Quizá estas hojas de ruta puedan servir a algunos de los que, como yo, suelen perder
el rombo, y quizá, también a aquellos que sean capaces de encontrar atajos. De todas
maneras el mapa es el territorio y habrá que ir corrigiendo el recorrido cada vez que
nuestra propia experiencia encuentre un error del cartógrafo. Solo así llegaremos a la
cima.
Ojalá nos encontremos allí.
Querrá decir que ustedes han llegado.
Querrá decir que lo conseguí también yo…"

-9-
María Elena Carrera
“Se lo dedico a todas las mujeres”

Mujeres de nadie

Esta mujer que puedo ver
es toda fuerza y decisión,
Parece frágil....., No lo es.
No necesita alzar la voz.
Esta mujer tiene una luz,
que es un escudo en su interior
que la protege como cruz de la mentira y el temor
Puede llorar, puede caer......Pero se vuelve a levantar
de las cenizas y el dolor con más coraje para amar.
Mujer de nadie....
Mujer que es sólo propiedad de ella y el aire
Mujer que es símbolo de amor inalterable.
Mujer sin dueño
Mujer de nadie.....

- 10 -
Ofelia Ceballos
Para la libertad
Miguel Hernández y Joan Manuel Serrat

Para la libertad sangro, lucho y pervivo.
Para la libertad, mis ojos y mis manos,
como un árbol carnal, generoso y cautivo,
doy a los cirujanos.

Para la libertad siento más corazones
que arenas en mi pecho. Dan espumas mis venas
y entro en los hospitales y entro en los algodones
como en las azucenas.

Porque donde unas cuencas vacías amanezcan,
ella pondrá dos piedras de futura mirada
y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan
en la carne talada.

Retoñarán aladas de savia sin otoño,
reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida.
Porque soy como el árbol talado, que retoño
y aún tengo la vida.

- 11 -
Silvia Coselli
Bendición celta

Que la luz de tu alma te guíe.
Que la luz de tu alma bendiga tu trabajo con el amor secreto
y el calor de tu corazón.
Que veas en lo que haces la belleza de tu alma.
Que la santidad de tu trabajo lleve salud, luz y renovación a los
que trabajan contigo y a los que ven y reciben tu trabajo.
Que tu trabajo nunca te canse.
Que libere en ti manantiales de renovación,
inspiración y animación.
Que estés presente en lo que haces.
Que nunca te pierdas en ausencias insulsas.
Que el día nunca te pese.
Que el alba te encuentre despierto y atento,
esperando el nuevo día
con sueños, posibilidades y promesas.
Que la noche te encuentre en estado de gracia y realizado.
Que comiences la noche bendecido, abrigado y protegido.
Que tu alma te serene, consuele y renueve.

Párrafo del Libro de la Sabiduría Celta
“Este párrafo se lo dedico al Dr. Gil, la persona que más admiro y quiero”

El celta vivía en plena naturaleza. Es fácil tener conciencia creativa del día cuando se
vive en presencia de esa gran divinidad llamada Naturaleza. Para los celtas, la
naturaleza no era materia, sino una presencia luminosa plena de profundidad,
potencialidad y belleza.
Un bello poema antiguo, La brama del ciervo, invoca el día:
Me levanto hoy
por la fuerza de Dios que me dirige,
el poder de Dios que me sostiene,
la sabiduría de Dios que me guía,
el ojo de Dios que me mira,
el oído de Dios que me oye,
las palabras de Dios que me hablan,
la mano de Dios que me cuida,
el camino de Dios que aparece ante mí,
los escudos de Dios que me protegen,
las huestes de Dios que me salvan
de las trampas de los demonios,
de las tentaciones de los vicios,
de todo el que me desee el mal.
lejos y cerca,
solo y entre la multitud.

- 12 -
Adriana Demirdjián
La jirafa que de pronto comprendió que todo es relativo
Augusto Monterroso

Hace mucho tiempo, en un país lejano, vivía una Jirafa de estatura regular pero tan
descuidada que una vez se salió de la Selva y se perdió.
Desorientada como siempre, se puso a caminar a tontas y a locas de aquí para allá, y
por más que se agachaba para encontrar el camino no lo encontraba.
Así, deambulando, llegó a un desfiladero donde en ese momento tenía lugar una gran
batalla.
A pesar de que las bajas eran cuantiosas por ambos bandos, ninguno estaba dispuesto
a ceder un milímetro de terreno.
Los generales arengaban a sus tropas con las espadas en alto, al mismo tiempo que la
nieve se teñía de púrpura con la sangre de los heridos.
Entre el humo y el estrépito de los cañones se veía desplomarse a los muertos de uno
y otro ejército, con tiempo apenas para encomendar su alma al diablo; pero los
sobrevivientes continuaban disparando con entusiasmo hasta que a ellos también les
tocaba y caían con un gesto estúpido pero que en su caída consideraban que la
Historia iba a recoger como heroico, pues morían por defender su bandera; y
efectivamente la Historia recogía los gestos del uno, como la que recogía los gestos
del otro, ya que cada lado escribía su propia historia; así, Wellington era un héroe
para los ingleses y Napoleón era un héroe para los franceses.
A todo esto, la Jirafa siguió caminando, hasta que llegó a una parte del desfiladero en
que estaba montado un enorme Cañón, que en ese preciso instante hizo un disparo
exactamente unos veinte centímetros arriba de su cabeza, más o menos.
Al ver pasar la bala, tan cerca, y mientras seguía con la vista su trayectoria, la Jirafa
pensó:
"Qué bueno que no soy tan alta, pues si mi cuello midiera treinta centímetros más esa
bala me habría volada la cabeza; o bien, qué bueno que esta parte del desfiladero en
que está el Cañón no es tan baja, pues si midiera treinta centímetros menos la bala
también me habría volado la cabeza. Ahora comprendo que todo es relativo."

- 13 -
Arturo Gil
"No me mueve, mi Dios, para quererte"

No me mueve, mi Dios, para quererte
el cielo que me tienes prometido,
ni me mueve el infierno tan temido
para dejar por eso de ofenderte.

Tú me mueves, Señor, muéveme el verte
clavado en una cruz y escarnecido,
muéveme ver tu cuerpo tan herido,
muévenme tus afrentas y tu muerte.

Muéveme, en fin, tu amor, y en tal manera,
que aunque no hubiera cielo, yo te amara,
y aunque no hubiera infierno, te temiera.

No me tienes que dar porque te quiera,
pues aunque lo que espero no esperara,
lo mismo que te quiero te quisiera.

Sobre este soneto:
Han sido muchos los intentos de atribución de este soneto a uno u otro autor, sin que
la crítica se haya sentido suficientemente comprometida a corroborar una autoría,
falta de argumentos probatorios suficientes. San Juan de la Cruz, santa Teresa, el P.
Torres, capuchino, y el P. Antonio Panes, franciscano perteneciente a la Provincia de
Valencia, figuran entre otros de probabilidad más dudosa. La atribución a los dos
carmelitas responde al tema del amor desinteresado, que anticipa la mística
franciscana, de donde bebe santa Teresa, al menos. El estilo que muestra el soneto,
rico en juegos formales, no nos recuerda la riqueza imaginativa que singulariza al de
Fontiveros, ni el más simple y llano de la santa abulense. Consta, además, en cartas
que conserva la Orden, que antes de las fechas en que vive el P. Torres, los
misioneros franciscanos enseñaban este soneto y el Bendita sea tu pureza, del P.
Panes, a sus indios americanos, como oraciones cotidianas de la propia devoción
seráfica.

El soneto, por su perfecta factura, figura como modélico en todas las antologías que
se precien, desde que lo incluyó en la suya de las Cien Mejores Poesías de la lengua
castellana don Marcelino Menéndez Pelayo.

Nunca el amor a Cristo crucificado había alcanzado tal grado de pureza e intensidad
en la sensibilidad de la expresión poética. En fechas en que la superficialidad cifraba
en el temor al destino dudoso del hombre en el más allá, la moción de la piedad
popular, este poeta acierta a olvidar premios y castigos para suscitar un amor que, por
verdadero, no necesita del acicate del correctivo interesado, sino que nace limpio y
hondo de la dolorosa contemplación del martirio con que Cristo rescata al hombre.

- 14 -
Esa es la única razón eficaz que puede mover a apartarse de la ingratitud del ultraje a
quien llega a amarte de manera tan extrema.

Concluido el desarrollo del tema en el espacio de los dos cuartetos, trazada la
preceptiva línea de simetría armoniosa que distingue y define la bondad del soneto
clásico, vuelven a retomar el desarrollo temático las dos estrofas restantes, mediante
cambios sintácticos que encadenan sucesivas concesiones ponderativas, tendentes a
reforzar de manera excluyente y convencida el propósito de amar a Cristo por encima
de cualquiera otra consideración espuria y cicatera.

El estilo es directo, enérgico, casi penitencial por lo desnudo de figuras y recursos
ornamentales. No es la belleza imaginativa del lenguaje lo que define a este soneto,
sino la fuerza con que se renuncia a todo lo que no sea amar a cuerpo descubierto a
quien, por amor, dejó destrozar el suyo. El lenguaje, renunciando a los afeites del
lenguaje figurado, se atiene y acopla, en admirable conjunción, desde la forma recia y
musculosa, a la mística desnudez del contenido. (Fr. Ángel Martín, o.f.m.).

- 15 -
Rosa Martín
"Qué suerte"
Chico Novarro

Qué suerte, qué suerte,
¡qué suerte que esta noche voy a verte!
Qué suerte, qué suerte,
¡qué suerte que esta noche voy a verte!

Qué suerte que tengo
una madre tan buena,
que siempre vigila
mi ropa y mi cena.

Qué suerte la vida
qué corre en mis venas,
qué suerte que hay noches
de luna serena.

¡Qué suerte! ah ah ayy
Qué esta noche voy a verte.

Qué suerte mi padre
callado y sereno,
qué suerte saberlo
tan justo y tan bueno.

Qué suerte la paz,
qué suerte la escuela,
qué suerte escuchar
la voz de la abuela.

¡Qué suerte! ah ah ayy
Qué esta noche voy a verte.

Qué suerte que hay gente
qué siente cariño,
qué suerte las flores,
qué suerte los niños.

Qué suerte el amor,
qué suerte encontrarte,
qué suerte querer,
qué suerte besarte.

¡Qué suerte! ah ah ayy
Qué esta noche voy a verte

- 16 -
Nora Scazzari
"Encontrarás a Dios"
Arturo Gutiérrez Martín

Dondequiera que pongas tu mirada,
dondequiera que fijes tu atención,
dondequiera que un átomo subsista,
encontrarás a Dios.

En las formas diversas de las nubes,
en los rayos dorados que da el sol,
en el brillo que lanzan las estrellas,
encontrarás a Dios.

En los dulces balidos que en los prados
el rebaño da al silbo del pastor,,
en los trinos cambiantes de las aves.
encontrarás a Dios.

En la sangre que corre por tus venas,
en la misma conciencia del tu YO,
en los propios latidos de tu pecho,
encontrarás a Dios.

En la santa figura de la madre
cuyo seno la vida te donó,
en la franca sonrisa de una hermana,
encontrarás a Dios.

En las lindas pupilas de la joven
que de amores prendó tu corazón,
en la grata visión de un ser querido,
encontrarás a Dios.

En las horas de sombra y amargura
cuando a solas estés con tu dolor
si le buscas en la sombría noche,
encontrarás a Dios.

- 17 -
Guillermo Serret
“Como pienso que la Angustia no siempre connota la perversión, sino que puede ser
una buena amiga, envío este poema mío que me acompaña fielmente en momentos
difíciles desde hace muchos años. Tal vez a una primera mirada desprevenida o
demasiado precavida, parezca inapropiado para el día del Amigo. Es posible. Así
como también lo es que el mejor Amigo esté dentro de uno mismo y sea la resultante
de los que ya no están, salvo en La Angustia. Porteña en este caso.”

Angustia Buenos Aires

Hola angustia, chau angustia,
Querida angustia, aborrecida angustia,
Sos la amante ardiente, la muerte helada,
El grito sofocado en el sollozo.
Estás en la sonrisa fingida,
En el tropel de soledad arracimada
En la caricia recibida, en la caricia dada...
En las mejillas sonrosadas
de esos pedazos míos
que se agitan con algarabía trémula
de desconcierto.
En el pucho compartido
con la amiga trasnochada...

Plaza Francia tan bacana,
Tan sutil angustia perfumada
Hola angustia de mate con facturas
En las tardes de mi gente en el Lezama
Hola angustia de Corrientes desolada
Atravesada por un tango de Piazzola,
Sola, solo, solos, juntos.
Hola angustia, chau angustia
Hasta mañana.

- 18 -
Rosita Zakarián
1 Corintios Capítulo 13

1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo caridad, vengo a ser como
metal que resuena, ó címbalo que retiñe. 2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos
los misterios y toda ciencia; y si tuviese toda la fe, de tal manera que traspasase los
montes, y no tengo caridad, nada soy. 3 Y si repartiese toda mi hacienda para dar de
comer a pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo caridad, de
nada me sirve.

4 La caridad es sufrida, es benigna; la caridad no tiene envidia, la caridad no hace
sinrazón, no se ensancha; 5 No es injuriosa, no busca lo suyo, no se irrita, no piensa el
mal; 6 No se huelga de la injusticia, mas se huelga de la verdad; 7 Todo lo sufre, todo
lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

8 La caridad nunca deja de ser: mas las profecías se han de acabar, y cesarán las
lenguas, y la ciencia ha de ser quitada; 9 Porque en parte conocemos, y en parte
profetizamos;10 Mas cuando venga lo que es perfecto, entonces lo que es en parte
será quitado.11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba
como niño, mas cuando ya fui hombre hecho, dejé lo que era de niño. 12 Ahora
vemos por espejo, en obscuridad; mas entonces veremos cara á cara: ahora conozco
en parte; mas entonces conoceré como soy conocido. 13 Y ahora permanecen la fe, la
esperanza, y la caridad, estas tres: empero la mayor de ellas es la caridad.

- 19 -
Anexo

Milan Kundera: “Mi amigo es un puerto donde pasar las tormentas. Un oasis verde
en mitad de mis desiertos. Mi amigo es un valle repleto de flores donde yo busco el
color y el aroma de la vida. Mi amigo es a veces un silencio inextricable que debo
aprender a respetar: mi amigo es una cumbre desde donde puedo mirar sin caerme. Mi
amigo es el pozo mullido donde caigo sin golpearme.”

Tato Ortega: “La amistad es un tipo de amor que lleva a la luz, a la paz, a la alegría
profunda. Es un tipo de amor que no decepciona nunca y que deja libre al otro.”

Phil Bosmans: “Un sueño es solamente un sueño si lo soñamos a solas, pero si lo
soñamos con nuestros amigos, será el comienzo de algo real.

Helder Cámara: “Un amigo es aquel que nos ayuda a descubrir la meta que quereos
alcanzar y camina con nosotros una parte del camino.”

Francesco Alberoni: “Nunca se llega a puerto. Pero cuando dos rutas amigas
coinciden, todo el mundo nos parece, por una hora, el anhelado puerto.”

Hermann Hesse: “Que reconfortante es sentirse a salvo con alguien. No tener que
pensar los pensamientos ni medir las palabras sino soltarlas libres, como surgen, la
cizaña y el trigo juntos, sabiendo que una mano fiel los recogerá, los habrá de separar,
guardará lo valioso y con un soplo de comprensión, echará el resto al viento.”

Dinah Maria Mulock: “La luz del Sol es para las flores, mismo que la sonrisa es
para los amigos. No se trata más que de pequeñeces, es verdad, pero esparcidas a lo
largo del camino de la vida, nos brindan un bien inapreciable.”

Joseph Addison: “En la amistad hay algo de todas las relaciones y algo que esta por
encima de todas ellas. Es un hilo dorado que une el corazón de todos con los
corazones
del mundo.”

John Steimberg: “Más que una mano extendida, más que una sonrisa, más que la
alegría del encuentro. La amistad es la fuerza espiritual que una persona recibe
cuando descubre que hay otra que cree y confía en ella.”

Alice Walker: “Deben buscarse amigos como se buscan libros, acertar en la
búsqueda no reside en que sean muchos ni extraordinarios, sino en que sean pocos,
buenos y bien conocidos.”

Mateo Alemán: “El mundo nos parece muy vacío si sólo pensamos en montañas.
Ríos y ciudades… pero si hay alguien, en algún lugar que piensa en nosotros y siente
con nosotros y que, aun a la distancia, está cerca en espíritu, la Tierra se convierte, y
en, entonces, en un jardín deshabitado.”

- 20 -
Johann Wolfgang von Goethe: “La amistad es una renuncia de dos egoísmos y la suma
de dos generosidades.”

Joaquín A. Peñaloza: “Un amigo noble y bueno jamás nos será arrebatado,
definitivamente, pues dejará un rastro luminoso en nuestra vida. Así como las estrellas
apagadas hace mucho tiempo son visibles para los habitantes de la Tierra aún hoy.”

Thomas Carlyle: “Algunos de los más bellos y enriquecedores momentos en una
amistad ocurren en los imprevistos espacios abiertos entre las actividades planeadas. Es
importante permitir que estos espacios existan.”

Christine Leefeldt: “No pueden impedir que uno sufra; no pueden reemplazar a la madre
de ni al padre, no pueden confundirse, no con el amante ni con el hijo, no evitan que uno
cometa errores; no impiden que el amor duela, ni aseguran que el amor ame. Los amigos
solamente hacen que el espejo nos de vuelva la imagen de alguien capaz de ser amado.
Los amigos solamente hacen que la vida valga la pena ser vivida.”

Aida Bortnik: “La amistad conoce el tiempo exacto de las palabras y de los silencios.”

Fernández Lafuente: “Es un abrazo de perdón, un aplauso que te estimula. Un encuentro
que te regocija. Un favor sin recompensa, un dar sin exigir, una entrega sin calcular y un
esperar sin cansancio.”

Cecilia Prezioso: “No ser deseado ni querido, ser olvidado de todos es un hambre, una
pobreza mayor que la de quien nada tiene para comer; pero basta un toque de amor para
curar la soledad, porque crear una relación, tener un amigo, consuela ese hambre.”

Madre Teresa de Calcuta: “Entre los amigos siempre hay un espacio para las sutiles
diferencias y semejanzas que llevan a competir o a complacer. Y hay espacio también
tanto para la desilusión como para el asombro.”

Christine Downing: “Amigo es aquel que te sabe tanto como te saben tus venas. El que
te recuerda, te conoce, te acompaña y te espera. De ti hablo ahora, amigo mío. De ti, que
siempre apareces cuando bramo mi pena.

Alejandro Anderson: “La amistad es tan innecesaria como la filosofía, tan superflua
como el arte. No tiene valor de supervivencia pero es, en realidad, una de esas cosas que
dan valor a la búsqueda de supervivencia”

C. S. Lewis. Pequeña historia de una amistad.
“Mi amigo no ha regresado del campo de batalla, señor. Solicito permiso para ir a
buscarlo.”
“Permiso denegado” -replicó el oficial-. “No quiero que arriesgue usted su vida por un
hombre que probablemente ha muerto.”
El soldado, haciendo caso omiso de la prohibición, salió y una hora más tarde regresó
mortalmente herido, transportando el cadáver de su amigo. El oficial estaba furioso: “¡Ya
le dije yo que había muerto! ¡Ahora he perdido a dos hombres! Dígame, ¿merecía la pena
salir para traer un cadáver?”, el soldado, moribundo, respondió: “-¡Claro que sí, señor!
Cuando lo encontré todavía estaba vivo y pudo decirme: ‘Juan estaba seguro de que
vendrías’.”

- 21 -
M. Sarmiento Vargas: “El canto del río brota desde su cauce y desde allí se
desparrama. El fuego brota del corazón de la leña y desde allí se comunica y se
comparte. Si no hay fuego en los troncos, no hay llamarada entre ellos. De la misma
manera es del corazón de donde brotan las realidades que se comparten entre los
corazones. La paz y la alegría estarán entre los amigos si previamente están en el
corazón de cada uno de ellos.”

Mamerto Menapace: “¿Puede la distancia separarnos verdaderamente de los
amigos? Si quieres estar con alguien, ¿no estás allí ahora? Si nuestra amistad depende
de cosas como el espacio y el tiempo, entonces, cuando por fin superemos el espacio
y el tiempo, ¡habremos destruido nuestra propia hermandad! Pero supera el espacio, y
nos quedará solo un Aquí. Supera el tiempo, y nos quedará solo un Ahora. Y entre el
Aquí y el Ahora, ¿No crees que podremos volver a vernos un par de veces?”

Richard Bach: “Deja al amigo libre como una mariposa que, con alas livianas, vuela
de un corazón a otro. Si encierras a una mariposa, no puede volar. Si encierras a un
amigo, se asfixia.”

Phil Bosmans: “Compañera usted sabe que puede contar conmigo no hasta dos o
hasta tres sino contar conmigo.”

Mario Benedetti: “El amigo es, ante todo, alguien que no juzga. El amigo es quien
abre la puerta al viajero con todas sus limitaciones sus muletas, su bastón y no le pide
que dance para juzgar su danza.”

Antoine De Saint-Exupéry: “Mis amigos son mi fortuna. Ruego que perdonen mi
avaricia por acapararlos.

Emily Dickinson: “La amistad consiste en olvidar lo que uno
da y recordar lo que uno recibe.”

Alejandro Dumas: “No tan cerca del amigo que bien querido se sabe ni tan lejos del
amigo que en ansiedad nos reclama. Gozar con el viejo amigo nuestra moneda más
nueva, sufrir con el viejo amigo nuestra más vieja querella.”

Ernesto Abad y Soria: “Ante la duda, confía en tu amigo. Más vale errar por amor
que por desconfianza.”

Alfonso Milagro: “La alegría de la amistad derriba la pared que te aísla y con los
ladrillos construye un puente para poder llegar al amigo.”

Joaquín A. Peñaloza: “Canto y baile. Música y luces. Movimiento y ritmo. Amigos.
Grupo. Encuentro. Alegría y reunión. Hacemos fiesta porque sentimos la vida y ella
nos alegra. Porque el amor que tenemos nos impulsa a encontrarnos. Porque
existimos,
simplemente, y nos movemos y cantamos.”

Miguel Ortega Riquelme: “La pena puede cuidar de sí misma, pero para sacar todo
el partido de una alegría, has de tener alguien con quien compartirla.

- 22 -
Mark Twain: “Cada día es necesario querer al amigo con nuevo afecto, observarlo
con nueva atención, perdonarlo con nueva comprensión y abrir las ventanas del alma
para que el viento lleve el polvo de lo rutinario.”

Sara Bronzino: “Y un adolescente le dijo al profeta: Háblanos de la amistad. Y él
respondió, diciendo: Que no haya otra finalidad en la amistad que no sea la
profundización del espíritu. Pues el amor que procura otra cosa que no sea la
revelación de su propio misterio no es amor, sino una red tendida en la que sólo se
atrapará lo inútil. Y que lo mejor de vosotros mismos sea para vuestro amigo. Si él
conoce vuestra pleamar: Pues, ¿qué será de vuestro amigo si solo le buscáis para
matar el tiempo? Buscadle siempre para las horas vivas. Satisfará vuestras
necesidades y no vuestro vacío. En la dulzura de la amistad, que haya risas y placeres
compartidos. Porque el corazón encuentra su amanecer y se refresca en el rocío de las
pequeñas cosas.”

Khalil Gibran: “Para el espíritu humano, un igual, un compañero, un corazón
comprensivo es aquel que puede compartir nuestra forma de mirar la vida. Quien
junto a nosotros, a nuestro lado en el triunfo o en el desastre, rompe el hechizo de
nuestra soledad.

Henry Myers: “La verdadera amistad se manifiesta cuando, entre dos personas, el
silencio resulta algo cálido y reconfortante.”

Dave Tyson Gentry: “Que la tierra se haga camino ante tus pasos, que el viento
sople siempre a tus espaldas, que el sol brille tibio sobre tu rostro, que la lluvia caiga
suavemente en tus campos y, hasta que volvamos a encontrarnos, que Dios te guarde
en la palma de su mano.”

Bendición Irlandesa: “Lo más importante que hay en el mundo es el gesto de tu
mano apretando la mía. Esto significa mucho más que la compasión, el hospedaje o el
pan y el vino ofrecidos. Porque el hospedaje termina cuando la noche se va y el pan
sólo dura un día. Pero el roce de una mano y el sonido de una voz viven para siempre
en el alma.”

Spencer M. Free: “Un hombre puede bastarse a sí mismo; pero a diez hombres,
Unidos por la amistad y el afecto, Serían capaces de hacer lo que diez mil, no
podrían.”

Thomas Carlyle: “Quiero ser tu amigo para siempre, sin pausa ni desmayo. Hasta
que las colinas se allanen y se sequen los ríos; hasta que truene y nieve en verano.
Hasta que se junten la tierra y el cielo no me alejaré de ti.”

Texto Chino del siglo 1º d.c.: “En este día un hombre descubrió el oro y la fama.
Otro voló sobre mares tormentosos. Uno logró poner el mundo en llamas. Otro
descubrió el virus de una enfermedad. Pero en mi destino también ocurrió algo
trascendente: porque yo, hoy, He encontrado un amigo.”

- 23 -
Helen Baker Parker: “La amistad no nace de un momento preciso: es una tarea
continua, crece sin precipitaciones, porque es una gigantesca edificación que no debe
derrumbarse ante cualquier temblor.”

James Boswell: “Queda decretado que el hombre no precisará nunca más dudar del
hombre. Que el hombre confiará en el hombre como la palmera confía en el viento.
Como el viento confía en el aire, como el aire confía en el campo azul del cielo. El
hombre confiará en el hombre como un niño confía en otro niño.”

Thiago De Mello: “La apertura del alma a un amigo produce dos efectos contrarios,
Pues redobla las alegrías y divide las penas por la mitad; ya que no hay hombre que al
compartir sus alegrías no las goce más. Ni que al compartir sus penas con el amigo no
las lamente menos.”

Francis Bacon: “Nuestra amistad comenzó durante nuestros años jóvenes.
Compartíamos entonces sin límites los sueños, las ilusiones, los miedos y alguna
locura. Luego vinieron la prudencia, uno o dos desengaños y, abriéndose paso con
esfuerzo, la madurez. Nuestros caminos ya no eran paralelos: diferentes intereses nos
separaron en alguna bifurcación, aunque todavía alcanzábamos a divisarnos cuando la
ruta se allanaba. Más tarde, casi sin que nos diéramos cuenta, llegó el silencio. Y otras
voces reemplazaron el coro de las nuestras. Sin embargo, ninguna otra amistad ocupó
en mi ida el lugar que estrenó la tuya. Y muchas veces he creído escuchar tus palabras
hablándome en el viento. Por aquellos recuerdos, por tu presencia que no ha cesado,
por nuestra amistad, hoy te abrazo a través del silencio y la distancia.”

Lidia María Riba: “Compartimos con los amigos tantos momentos de la vida. Nos
ayudan, nos sostienen, nos dan ánimo. Cerrando un círculo de afecto, nosotros
también somos para ellos la fuerza vital donde encuentran apoyo y consuelo. Este
libro celebra a todos los amigos: a aquellos que no vemos con frecuencia; a los que
están siempre a nuestro lado; a los que han crecido junto a nosotros y también a aquel
que se alejó porque no dijimos una palabra a tiempo. Este libro es el modo de
expresar a ese amigo o a esa amiga que la gran amistad que nos une permanece
intacta, invalorable, más allá del tiempo o de la distancia.”

- 24 -
Índice

Prólogo 2
Lidia Amábile 3
Rosa Balbuena 4
Idalicia Benítez 8
Mariela Roxana Campanero 9
María Elena Carrera 10
Ofelia Ceballos 11
Silvia Coselli 12
Adriana Demirdjian 13
Arturo Gil 14
Rosa Martín 16
Nora Scazzari 17
Guillermo Serret 18
Rosita Zakarián 19
Anexo 20

- 25 -