Manifiesto frente a la precariedad laboral en Atención

Primaria
Somos “Gure Osasuna Zainduz”, un colectivo recientemente constituido por
profesionales de Atención Primaria que trabajamos habitualmente como
eventuales en Osakidetza. Nos une la condición de sustitutas; se estima que la
tasa de temporalidad en la sanidad pública de la CAV es del 36.3% (según datos
ofrecidos por sindicatos y la Encuesta de Población Activa (EPA) de 2015-
2016); ser trabajadoras precarias y la preocupación por cómo la política de
contratación de Osakidetza está afectando cada vez más a la calidad asistencial.

Se trata, de un sistema de contratación precario e inestable, con escasa
planificación, en el que predominan los contratos cortos, de días sueltos y en
ocasiones horas de duración, sin continuidad que permita conocer al resto del
equipo y mucho menos a las y los pacientes. Contratos propuestos en muchas
ocasiones en el último minuto, que obligan a una respuesta inmediata. Que más
a menudo de lo deseable incluyen realizar también el trabajo de otra compañera
o doblar la jornada.

Esta política de contratación no es nueva ni transitoria y tiene consecuencias a
múltiples niveles, de forma que la precariedad pasa a ser un problema no sólo
para las eventuales sino también para el resto del equipo y por supuesto, y lo
que es más preocupante, para la población al deteriorarse gravemente la calidad
asistencial del sistema público.

Por todo ello podemos asegurar que la precariedad es una forma de maltrato,
falta de respeto e indignidad para las profesionales, pero también para la
ciudadanía.

Manifiesto y Objetivos de este grupo

Por medio de este comunicado queremos manifestar que:

1.La precariedad laboral en la Atención Primaria afecta no sólo a eventuales,
sino a todos los estratos del sistema sanitario. Aumenta la presión asistencial
(menos tiempo por paciente), disminuye la calidad, aumentan los riesgos y la
iatrogenia (errores del sistema sanitario) y disminuye la satisfacción tanto de
profesionales como de usuarios. Todo ello sin rebajar los costes de forma
alguna.

2.Dado que en Atención Primaria el conocimiento y seguimiento del paciente
son piedras angulares, la precariedad laboral es especialmente dañina, ya que
genera dificultad para el funcionamiento del equipo (al variar constantemente
los miembros del mismo), repercutiendo inevitablemente en la relación de
confianza profesional-paciente.

3.A nivel de las sustitutas nos impide en lo profesional tener ningún tipo de
continuidad de cara a poder realizar nuestro trabajo con garantías, sin mención
de la obvia repercusión en lo personal ante dicha situación de inestabilidad y
falta de seguridad en el ámbito laboral.

4.Este grupo nace con la intención de sensibilizar e informar tanto a
profesionales de Osakidetza así como a la ciudadanía con la finalidad de
ampliarse y sumar fuerzas a la hora de exigir cambios y buscar respuestas a este
problema. Sirviendo de observatorio para la denuncia de las situaciones de
precariedad y sus derivados.

5.Reivindicamos un cambio en el modelo de contratación que evite el
progresivo deterioro de la atención sanitaria, a través de medidas como:
disminución de la eventualidad ofertando más plazas en futuras OPEs, contratos
eventuales de calidad con mayor continuidad en cuanto a tiempo y lugar y sin
pérdida de condiciones laborales dignas por ser eventuales, transparencia en la
contratación, mejora en la planificación de las vacaciones de las profesionales
con plaza propia (mayor antelación y distribución razonable).

6.Creemos que debemos tener cuidado y no confundir el problema estructural
y de tiempo atrás de la precariedad, y el coyuntural de la falta de personal
suficiente para cubrir las eventualidades. Se debe ver la situación actual como
una oportunidad para revisar la política de contratación de Osakidetza, sin caer
de nuevo en medidas que a la larga vayan a generar un deterioro de la calidad
asistencial, y tratar de buscar fórmulas consensuadas que cuiden tanto a las
trabajadoras como a las y los usuarios.

7.Para finalizar, y a modo de resumen, creemos que es compatible ser eventual
(esto debe seguir existiendo) con unos mínimos derechos sociales y laborales,
que eviten caer en la precariedad como modelo de contratación y prosigan con
el deterioro de la calidad asistencial.

Con el deseo y el convencimiento de que juntas podemos contribuir y construir
una AP que sea capaz de proporcionar la atención de calidad que se merece la
ciudadanía, firman este manifiesto más de 100 médicos de familia de todo
Euskadi, agrupados en

GURE OSASUNA ZAINDUZ
Kalitatezko osasun sistema publiko baten aldeko mugimendua.
Movimiento por un sistema público vasco de salud de Calidad

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful