Está en la página 1de 1

El otro Aline Pettersson

Salir de m para llegar al otro


el otro el amado?
que lentamente desteji lazos
urdidos para la brevedad nfima
del tiempo
el otro la familia?
deshacindose en la opacidad cruel
de incomprensin y usura
el otro mi pas?
que arde sordo y ciego azuzado
por los perros de la inquina
el otro yo?
esta desconocida que se busca
en el erial de la palabra
mas la palabra no aprehende el aleteo
de una ilusin perpleja
el otro la muerte?

Acaso ella sea custodia


de esa respuesta imperturbable.

REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE MXICO | 81