Está en la página 1de 329
rea Wt ca EDICIONES UNIVERSIDAD DE TARAPACA 2006 AJEDREZ CONCEPTUAL GM Johan Hellen Primera edicion Mayo 2006 Diagramacién, diseio ¢ impresién ‘Agencia Altamira, Arica INDICE, Prétogo Mi, Conceptos de finales de peones 165, Pref 9 | Tnvedteaén ie Invodeciéa i | Gots is 1. Conceptos de medio juego B oe ia Tract 15 | Qin pe Mejoramiento de las piezas 26 Obmteciéa ome 18 ue ea ‘Avance 77 Hosa 3 ‘ — B | Tanguactn 7 Cala conjgadr ra) oe Be Trasposicién 180, Elrey 57 Pos La pareja de alfiles 62 | IV. Conceptos y posiciones bisi Cambios 4 de finales de torres Ven te 74 | nadsctn Free sere on 77 | Toney pein conc one Cambios pesos 8 | Lede pas ‘Cambios defensivos 84 Ladefensa de Philidor Uastiad de pes 7 | Elpene Sactificios posicionales 92 La defensa del lado largo Tapa deals m2 | Lavoe sds Debilidades 95 El ataque frontal Reone pasado 100 | Trey ds peoes one Blogues ver | "om edn 1. Concpos de ae eves Introduccién mn ‘cones separados ; Trey pcos ey ea El rey activo 13, EF nh " La defensa activa 122, pees mi pen Dos debilidades 136 ‘eo Feral 4s Tale 156 ee ‘V. Conceptos de apertura 27 Inroduccién 229 Desarollo 233 ‘Vencajas materiales 233 Venajas poscionales 240 Lalucha pore centro 247 Centro de peones 247 Centro dominado por una piers 251 Centro controlado 2 distancia 258 Resticeién 265 Resttccidn de desarrollo 265 Restriccin de una pieta 270 Resticcién de contajuego 275 Dela apercuraal final 280 Apéndice 295 Soluciones de las tareas 303 1-12: Mejoramiento dela ubi cién de as pietas 305 13-18; Cambios 309 19-23; Sarificios posici 311 24-26: El rey activo 312 27-29: La defensa activa 313 30-32; Dos debilidades 33 33-35: Fortaleza 314 315 39-48: Finales de peones 316 49-63: Finales de torres, 318 64-66; Desarrollo 321 67-69: Lalucha pore centro 322 70-72: Resrcci6n 323 73-75: Delaaperturaalfinal 324 Indice de jugadores, téoricos y compositores Bibliograla PROLOGO El ajedrez es un vicio. Es un vicio que agatra y no suelta. Una ver que disfrutas del ajedez, lo buscars y lo seguiris por el resto de tus dia. ‘Muchas veces se ha asociado el ajedrer la inteligencia. Se sabe que Bobby Fischer cenia un coeficiente intelectual similar al de Albert Einstein. Un genio del ajedrexes un viruoso que despliega su talento sobre 64 casas, en donde cstd en juego el honor y el amor propio. EL ajedrez es es0 y mucho mas. Es intligencia e ceatvidad y es temple. Es vigor intelectual y fuerza interior para domina la ansiedad, para enfientar el temor y para salir ‘roso, Enel ajedrez no basta con una buena memoria, s¢ equiete gran memoria, pero ésa es insuficente, ya que sin talento y sin fuer zavital nose logra el ito. La vision estratégic, la lgica la capacidad de proyeccién, la capacidad de concenttacién, el desarrollo de la creatividad, el fortaleci_ iento de la volun- tad, la vialidad intelectual, y la valentia emergen de la prictica del ajedee. ‘Un deporte implica disfrutar. El ajedeer es dsfruar y prepararse para la vida. Es un deporte ciencia, y que mejor que impulsarlo donde nace y se proyecta la ciencia: en una Universidad. La Universidad de Tarapacd, universidad de verdad, pablica, regional con wocacién de servicio, ha apostado al desatrollo del ajedrezen sus aus y cuen- 1a con el apoyo del Gran Maestro Internacional Johan Hellsten. Johan es el reciente ganador de medalla de bronce (2° cblero) en el Cam- peonato Europeo por Equipos 2005, es el jugador con mayor ELO que esti en Chile, superando en ranking a Grandes Maestros de la talla de Ivin Moro- vie y Rodrigo Visquer. Jugador olimpico por Succia, ganador de muchos comeos internacionales, entre otos el torneo Copa Entel 2005, donde supers ‘en puntaje a los mejores jugadores de esta parte dl orbe, ales como Julio Granda, Rubén Felgar, Rafael Letao y al propio Rodrigo Visquet. CCiertamence, es para mi un privilegio presentar este libro de ajedrez. Un trabajo cealizado al amparo de la Universidad de Tarapacd, en el cual el Gran Maestro sueco muestra su talento no sélo sobte el tblero sino como un ver- dadero académico universtaio. Me asite el pleno convenei_iento que este cexto seri de utildad para los {que dsfruran del deporce cienciay es un aporte de nuestra casa de estudios 2 ta comunidad nacional ¢ internacional. Dr. Emilio R. Rodriguez Ponce Rector de la Universidad de Tarapacd Viceptesidente del Consejo de Rectores del Centro Oeste Sudamericano Vicepresidente de la Agrupacién de Universidades Regionales de Chile PREFACIO En marzo de 2003 comenzaron mis clases de ajedeet de nivel superior en a Universidad de Tarapacd. Un dia, durante una reunién con su rector, Emilio Rodriguer, gran amigo del deporte ciencia Je paséuna ia. Luego us libro!” de hojearlo un poco, me dijo “Johan, tienes que exci Laidea, sinceramente, no me habia pasado por la mente Ha pasado largo tiempo desde que Emilio, con sus palabras es- ppontineas, dio inicio al proyecto del libro, y hoy me da muchisimo agrado por fin tener listo. El trabajo con este libro no solamente sirvié para subi mi propio nivel de juego, lo cual finalmente me llevé al etulo de Gran Maesto Internacional (luego de loger cuatro formas de GM en menos de un afo mientras ensefaba en la Uni ‘ersidad, sino también me dio muchos momentos gratos analzan do y buscando “la verdad” de tal o cual posicién. Confio en que este libeo habré de contribuir a que el lector aprenda algo nuevo; 0, por timo, dejarse encantar algunos instantes por la belleza de nuestro deporte ciencia. ‘Agraderco a la Universidad de Tarapacs, en la persona de su rector, Emilio Rodriguet, por apeyar este proyecto. ‘Agradecimientos también al GM Stellan Brynell, quien, desde Suecia, se encargé de revisarcuidadosamence la parte anaitica, y asimismo cortgis y mejoré gran cantidad de lineas y comentarios, ademés de aportar con varios consejos generales. Quisiera agradecer también a Héctor Mamani y Patricio Flores por su ayuda en la revi- sign lingistica-ajedrecistica Gracias a Agencia Altamira, en la persona de Jaime Aramayo por diagramar, editar¢ imprimir est libro. Finalmente, expreso mis reconoci cos a las personas claves ‘ene proyecto. Me refiero a mis alumnos, en particular a Guillermo Pea, Héctor Mamani y Juan Meruvia, quienes han soportade mis clases desde que comenzaron hasta el dia de hoy. Sin mis alumnos mis clases no tendrian sentido; sin sus valiosos aportes analiticos. este libro seria mucho més modesto. Johan Hellscen ‘Arica, marzo de 2006 Introduccién ‘Antes de comenzar ler el libro es conveniente imponerse de esta introduccibn, puesto que cn ella se plantean algunos temas que, aunque generales, son importants. ‘Contenido y proporciones. Muchos libros de ajedrer se dedican a un tema particular; por ejem- plo, a finales de torres, ala Apertura Espafoa, oa a realizacién de pequefas ventajas en el medio juego. Asi se puede centrar la atencién en dichos temas (mencionados a modo de ejemplos) inves tigatlos en toda su profundidad. Ese libro, en cambio, contiene un poco de todo. Ello se debe a que cl material y la estructuracién de la obra provienen principalmente de mis cases de ajedtex en la Universidad de Tarapacé, donde estoy abordando una variedad de tema con el fn de que mis alum- ros obtengan un conocimiento lo més amplio posible. Por lo tanto, cada concepto vertido en este libro viene slo con 5 10 ejemplos (paridas, fagmentos de partidas, posiciones tebricas y estudios), aun cuando pudieran ser cientos. Estructura. Ese libro esti estructurado en cinco capitulos, a saber: Conceptos de medi juego, ‘Conceptos de finales, Conceptos de finales de peones, Conceptos y posiciones bisicas de fnales de torres y Conceptos de apertura. A su ver, cada capitulo esté dividido en subcapitulos. Debo recono- cer que los tiulos pueden parecer algo ambiciosos,considerando que en estas tescentas iginas slo cabe una pequefa porcién de rodo lo que se podria investigar en dichos mbitos. Mi ambicién y esperanza es poder continuar con la preparacién de nuevos tomo, afin de complementar paulacina- mente lo que se presenta en éte. La palabra concepto. Con “concept me refiero a alguna idea © principio que se puede aplicar, y ‘también extraer, de una partida de ajedeer. Soy de la opinién que cualquier partida o fragmento de partida que sea bien anotada, permite al ajedrecista aprender algo nuevo. Si el material viene catego- rizado segin ciertos conceptos, ypresentado en conjunto con éos, el efecto didictico debe ser atin mayor Estilo y metas generales. Algunas obras de instruccién ponen el énfasisen explicar con palabras lo que estésucediendo en el tableo, mientras los Informadoresy otros vienenllenos de lineas anali- ticas, Cada estilo tiene su aspecto postiv: en este libro yo he tatado de combinarlos para que el material sea didéctico sin perder profundidad analtica. Hablando mis detalladamente, ances de empezar a anotar ls partidasy los ragmentos de patidas, me puse cuatro metas generale: 1) buscar ‘cursory mejora tambiin parse ado inferior; 2) termina bien as linea, en el rertido de que st la evaluacién fina es “ganan” 0 “ventaja decsi", esto no dee al lector con dudas; 3) motivar en palabras las evaluaciones, como, por ejemplo “pequefia ventja" 0 “ventaja clara” cuando no hay certeza sobre las causa de tal ventaja ; 4) anotar gran parte de las jugadas es decir, no dejar decenas de jugadas sin comentarios, como si fueran autométicas © axiomas. Si encuentra exagerada la canti- dad de lineas 0 de comentarios en algunas partidas o fragmentos, el motivo se descubricé en algunas de esas cuatro metas. Aprovecho de comentar que entre ls libros que he lido iltimamente, "Com- ‘render Ajedres jugada ¢ Jugada’, de John Nun, me agradé bastante por su extenso y detallado esti lo. Ese libro s un intento en la misma direccién. Uso de inteligencia artificial. Pasando a otto tema, son escasos los autores que no utilzan un software de aedsex en el proceso de revisar tal o cual posicién, Dicho apoyo computaritado a mi me sirve bastante en términos de indicarme recursos tcticos y rechazar mis sugerencias cuando ésas Fallan cécticamence, Ademis, es grato tener al lado “alguien” que siempre esti dispuesto 2 analizar contigo. Sin embargo, como es bien sabido, la maquina en ciertas posciones se confunde, sobre todo cen las cerradas, caracterizadas por un juego de maniobras y con pocor recurs tctcos, También puede desorientase en algunos finales y (en rodas las eapas del uego) cuando la fuera reltiva de as pieas se a alterado, por ejemplo en el contexto de un sacrifiio posicionalo en la construccin de tuna fortalera. Por lo tanto, he incluide con cuidado la sugerencias del amigo artificial ‘Material Sobre el material de libro, he utlizado una considerable cantida de ejemplos cisco, que me parecen bastante didictcos, considerando que las ideas y conceptos 2 menudo permitian realiarse con mucha evidencia. También he incluido varios ejemplos contemporineos, digamos desde 1990 en adelante, para que veamos los conceptos en las manos de los maestros de hoy. Entre 111096 y el 15% de ls ejemplos provienen de mi préctica propia. Pienso que cualquier autor 0 en- ‘renadot utiliza ejemplos propios con agrado, debido a que le resulta més fcilexplicar el razona- _miento ajedrecstco durance la partda; ademas, conocer en profundidad los mistrios de tal o cual partida, ebido a que él mismo la estuvo jugando. Ejemplosreuilizados. Si algunos letores se decepcionan al volver a encontrarse con ejemplos ya observados en otras obras, lo lamento; sin embargo, aprovecho de comentar que, aparte de revsar cuidadosamente dichos ejemplos, he tatado de agregar algo nuevo a ellos: alguna line adiciona, algin comentario, segin lo que me parecia apropiado, En todo cas, la gran mayora de tales ejem- plos eran nuevos para mi cuando inicié la ensefanca de ajedreten la Universidad de Tarapacs, de ‘modo que en ellos algo nuevo debe haber para el lector. ‘Tareas. Al final de cada capitulo o subcapitulo hay una serie decreas, ls cuales permite aplcar

También podría gustarte