Está en la página 1de 6

Colegio Profesional de Antropólogos de Lima

Carlos Monsiváis y nosotros


Rosina Valcárcel.
Carlos Monsiváis Aceves nació el 4
de mayo de 1938 en Ciudad de
México. Crítico e irónico, fue según
el poeta José Emilio Pacheco, el
único escritor "que la gente reconocía
en la calle". La obra que deja es
sustantiva, variada y copiosa,
principió en 1966, cuando nuestro
escritor publicó su primera Antología
de la poesía mexicana del siglo XX.
Calificado como un gran cronista de
la vida cotidiana de los mexicanos,
del arte y de sus personajes
populares, escribió con pasión,
originalidad y maestría, montón de
ensayos, un libro de fábulas, así como
biografías de personajes que han
dejado huella en la vida mexicana
como Salvador Novo. Estudió
economía y filosofía y letras de la
Universidad Nacional Autónoma de
México (UNAM), fue uno de los participantes del movimiento estudiantil de
1968 que, según los mexicanos, abrió una puerta a la democracia. Entre sus
obras representativas se encuentran Días de guardar (1970); Notas sobre la
cultura mexicana en el siglo XX, en Historia General de México (1976); Amor
perdido (1976); El Crimen en el cine (1977). Y las antologías La poesía
mexicana del Siglo XX (1966); Poesía mexicana II, 1915-1979 (1979); A
Ustedes Les Consta. Antología de la Crónica en México (1980); Lo fugitivo
permanece. 21 cuentos mexicanos (1984); La poesía mexicana II, 1915-1985
(1985). El autor fue sido distinguido con muchos premios, entre ellos el Príncipe
Claus que otorga Holanda (1998), la medalla Gabriela Mistral que entrega Chile
(2001), Doctor Honoris Causa de la Universidad de San Marcos de Perú (2005),
1

el Premio FIL de Literatura de Guadalajara (antes Premio de Literatura


Página

Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo) de 2006, así como con un Doctorado
Honoris Causa de la Universidad de Arizona (2006).
Jr. Lampa 208, segundo piso, Lima Cercado E-mail: Tutaykiri@gmail.com
(Esquina con el Jr. Ancash, frente a la Iglesia de San Francisco). Teléfonos Celulares: 993136063
Teléfono: 4296107 (de 9 am. a l pm). 995145917
Colegio Profesional de Antropólogos de Lima

Con un trabajo diario en la prensa


escrita y en la televisión, así como en
foros públicos, Monsiváis fue uno de
los grandes difusores de la cultura
mexicana comprometido con su tiempo.
Mi padre, Gustavo Valcárcel, y nuestro
personaje cultivaron una amistad
singular. Por fortuna lo pude conocer el
20 de julio de 2005, en el Salón de
Grados del Centro Cultural, cuando fue
incorporado a mi Alma Mater. Lo
saludé sin titubeos, me dio un abrazo
cálido –recordando a Gustavo- y dijo
presto: “Estoy escribiendo un ensayo
sobre la obra de tu padre, que valdrá de
prólogo para la obra literaria que el
Congreso de la República del Perú se
ha comprometido a editar, recuérdale a Rafael Tapia”. Al instante el colega
Gorka Tapia asomó con un fotógrafo y eternizó ese momento maravilloso. Antes
de despedirnos le alcancé la reedición de La prisión (de G.V) y uno de mis
libros.

Algunos aspectos del Doctor Honoris Causa de San Marcos

El discurso estuvo a cargo de Edmundo Lévano La Rosa, Profesor de la Facultad


de Letras y Ciencias Humanas de la UNMSM. Lévano, estuvo agudo, entre
otros aspectos argumentó: “…una de las virtudes del magisterio público de
Monsiváis ha consistido en practicar un periodismo que se preocupa de los
grandes problemas de nuestras sociedades y nuestras economías con los dones
de la literatura. Se aúnan en él, no sólo el respeto por las ideas, sino también por
la palabra cargada de emoción y belleza” (…) en épocas en que muchos
intelectuales y periodistas se acercaban a cobrar en la ventanilla del Estado, allá
por 1981:
2
Página

Jr. Lampa 208, segundo piso, Lima Cercado E-mail: Tutaykiri@gmail.com


(Esquina con el Jr. Ancash, frente a la Iglesia de San Francisco). Teléfonos Celulares: 993136063
Teléfono: 4296107 (de 9 am. a l pm). 995145917
Colegio Profesional de Antropólogos de Lima

<En México, en los sesentas


y en los setentas, mueren –
con o sin certificado de
defunción- los dirigentes de
la Liga de la Decencia , los
grandes y pequeños del
muralismo, los propietarios
retóricos de la Revolución
Mexicana , los símbolos del
machismo y la decencia
nacional, los humanistas de
tiempo completo en horario
Triple A, las glorias de
provincias aferradas a una interpretación memoriosa de lo mexicano, los
intelectuales y periodistas “nacionalistas revolucionarios” esquina con el PRI,
los educadores nacionalistas, los jóvenes que dicen okey olvidándose de citar a
López Velarde, los administradores de Stalin que juzgan proimperialista
cualquier crítica a la Unión Soviética , los derechistas aferrados al lenguaje
castizo como baluarte de la pureza de costumbres».

Por eso pudo decir Carlos Fuentes, veinte años después, cuando apareció en la
escena latinoamericana y mundial la Revolución Zapatista de Chiapas y del
comandante Marcos: <Marcos es hijo de Carlos».

Monsiváis, solitarios y sin hijos, resultaba así progenitor de uno de los


movimientos indígenas más resueltos y puros de las últimas décadas en este
continente de Túpac Amaru (Cf: pp.5-6)
CARLOS MONSIVÁIS: “Doy gracias, y luego, ¿cómo utilizo los minutos a mi
disposición?”

¿Qué mayor prueba de agradecimiento que la brevedad? Y la pregunta


complementaria: ¿En qué invertir mi tiempo discursivo? En estas circunstancias,
quiero laurearme pero me encebollo y, ni que decirlo, quiero decir muchísimo y
me atollo. ¿De qué manera prosigo? Tal vez debo citar a Orson Welles: <Dos
preguntas que las personas inteligentes se hacen: ¿por qué estoy en el mundo? Y
la segunda, ¿qué voy a hacer ahora?>, y aunque acudí al truco subliminal de,
3

como de paso calificarme de inteligente, me aboco a la pregunta a mi alcance, la


Página

que sólo admite una respuesta: ¿Qué hacer? Asumir lo irremediable. La

Jr. Lampa 208, segundo piso, Lima Cercado E-mail: Tutaykiri@gmail.com


(Esquina con el Jr. Ancash, frente a la Iglesia de San Francisco). Teléfonos Celulares: 993136063
Teléfono: 4296107 (de 9 am. a l pm). 995145917
Colegio Profesional de Antropólogos de Lima

Universidad de San Marcos


me otorga el doctorado
Honoris Causa, y esto me
arraiga simbólicamente en
Perú… (cf: p.13).
En materia editorial, la
globalización no ha
funcionado en América
Latina y, por el contrario,
afirma el aislamiento o el
localismo de la producción
incesante de novedades
bibliográficas. Paradojas
del siglo XXI: estamos más
informados de lo que pasa
en política pero mucho menos de la vida artística y literaria, algo que también
afecta el cine con las excepciones de rigor. Sí compartimos, y solidariamente,
desgracias y tragedias pero la cultura en el sentido clásico se conoce por
síntomas. ¿Es esto inevitable? Mario Vargas Llosa y Alfredo Bryce Echenique
se leen profusamente, Fernando de Szyszlo es un pintor muy reconocido, y en
los medios especializados se ha estudiado Siete ensayos de interpretación de la
realidad peruana, y algunos aún lo tienen presente: el APRA se fundó en el ex
Colegio de San Ildefonso. Y sin embargo, México y Perú comparten el peso de
su gran población indígena y el indigno racismo consiguiente, y los pueblos
jóvenes y las ciudades perdidas (o colonias populares) son un signo del
desarrollo que amplía las ciudades prácticamente al infinito, y la economía
informal es aquí y allá el método de intromisión de la sobrevivencia en los
destinos bien trazados de la formalidad de la clase dirigente. Pero lo que se vive
a dúo no ha sido suficiente como para crear los espacios del desarrollo
compartido (cf: p.14). (…) Es hora de mencionar el neoliberalismo que no
obstante lo que digan los teóricos del <capitalismo salvaje> es una realidad
omnívora que entre nosotros (y uso nosotros no para subrayar la evidente
vinculación de Perú y México, sino para incluirme) profundiza la desigualdad,
obliga a las grandes migraciones, hace de la desesperanza el fundamento del
optimismo posible, convierte a la desigualdad en el paisaje idílico de la clase
gobernante, le aplica la reingeniería del fatalismo a la metáfora del Arca de Noé,
4

subraya la condición Terminal de casi todo empleo, le da a la violencia el


Página

carácter de lenguaje básico del encierro social, le obsequia al sectarismo de

Jr. Lampa 208, segundo piso, Lima Cercado E-mail: Tutaykiri@gmail.com


(Esquina con el Jr. Ancash, frente a la Iglesia de San Francisco). Teléfonos Celulares: 993136063
Teléfono: 4296107 (de 9 am. a l pm). 995145917
Colegio Profesional de Antropólogos de Lima

ultraizquierda sus disfraces


proféticos y homicidas, le
garantiza al impulso de la
ultraderecha lo que le queda
de eficacia a sus
prohibiciones, bajo el lema
beatífico: <Ya que no
podemos cambiar la realidad,
acordémonos de prohibirla».

Elena Poniatowska lamenta la muerte de su amigo


Carlos Monsiváis

Tras sentir la muerte de Carlos Monsiváis, la escritora Elena Poniatowska


enfatizó que si alguien le hace falta a México, es precisamente ese escritor y
cronista. En entrevista, Poniatowska agregó que la cabeza de Carlos Monsiváis
era una guía para los intelectuales de este país, ya que en su mayoría lo
consultaban para escribir sus libros incluso, para recibir consejos de manera
personal. Recordó que además de colegas eran grandes amigos desde 1956,
cuando platicaron por primera vez. Por ello, la muerte del escritor es una pérdida
dolorosa en lo personal, para Elenita, como la llaman sus amigos. Dijo que el
legado que deja el poeta es incalculable, toda vez que su obra es gigantesca,
abarca muchos campos, como la crónica, análisis, el ensayo, periodismo; era
crítico de pintura y de política. En el ámbito laboral, juntos realizaron crónica,
principalmente en los escenarios que dejó el terremoto de 1985. Añadió que era
un intelectual muy preocupado por su país y que por ello decidió incursionar en
la lucha social, con lo que se ganó ser la voz que más pesaba en el medio, por su
gran espíritu crítico; además nadie poseía la información y generosidad que
tenía. Elena Poniatowska lamentó que apenas este viernes murió José Saramago
y este día Carlos Monsiváis, de quienes dijo que eran dos grandes hombres de
izquierda, uno en Europa que obtuvo el Premio Nóbel de Literatura, otro en
México, que dio todo de sí durante, su estancia en esta vida. (Notimex |
5

Culturas: Sábado 19 de Junio, 2010).


Página

Jr. Lampa 208, segundo piso, Lima Cercado E-mail: Tutaykiri@gmail.com


(Esquina con el Jr. Ancash, frente a la Iglesia de San Francisco). Teléfonos Celulares: 993136063
Teléfono: 4296107 (de 9 am. a l pm). 995145917
Colegio Profesional de Antropólogos de Lima

HASTA PRONTO
MAESTRO

El 19 de junio murió Monsiváis


a los 72 años de edad, tras meses
de enfermedad causada por una
fibrosis pulmonar. El deceso
ocurrió alrededor de las 13:48
horas, en el Instituto Nacional
de Ciencias Médicas y Nutrición
"Salvador Zubirán" donde
estaba internado confirmó a
MILENIO Moisés Rosas,
director del Museo del
Estanquillo, el cual fue creado
por el cronista urbano para
exhibir sus colecciones de
dibujos, fotografías y objetos
que recolectó a lo largo de su vida.
Innegablemente, como se notó en su funeral, Carlos Monsiváis, los gatos
siempre fueron parte cardinal en la vida del escritor, 22 eran las mascotas que lo
custodiaban en sus noches de trabajo, en sus días de lectura, todos tenían
nombre, y como lo describió J. E. Pacheco, a todos les reunía e identificaba por
su nombre: Pio Nonoalco, Carmelita Romero, Evasiva, Nana Nina Ricci,
Chocorrol, Posmoderna, Fetiche de peluche, Fray Gatolomé de las bardas,
Monja desmatecada, Mito genial, Ansia de militancia, Miau Tse Tung, Miss
oginia, Miss antropía , Caso omiso, Zulema Maraima, Voto de castidad,
Catzinger, Peligro para México, Copelas o maullas… (c/f: alvamarquina).

¡Hasta pronto Maestro!

Nota: Documento Ceremonia de Incorporación Dr. Carlos Monsiváis Aceves


como Doctor Honoris Causa.
6
Página

Jr. Lampa 208, segundo piso, Lima Cercado E-mail: Tutaykiri@gmail.com


(Esquina con el Jr. Ancash, frente a la Iglesia de San Francisco). Teléfonos Celulares: 993136063
Teléfono: 4296107 (de 9 am. a l pm). 995145917

Intereses relacionados