Está en la página 1de 391

Prefacio

Este libro presenta los elementos de la teor´ıa de la relatividad. El texto
se dirige especialmente a estudiantes de pregrado; pensando en ellos, he
intentado presentar la teor´ıa as´ı como yo habr´ıa deseado leerla cuando la
estudi´e por vez primera, hace a˜
nos.

La primera parte del libro se dedica a la relatividad especial, y la segun-
da parte a la general. La fundamentaci´on de la teor´ıa especial, en el primer
cap´ıtulo, se apoya fuertemente en el experimento de Michelson y Morley.
Esta ruta es probablemente cuestionable desde un punto de vista hist´ori-
co, pero tiene la ventaja de aprovechar las ense˜
nanzas y sugerencias que se
derivan de ese experimento, y lo hacen pedag´ogicamente valioso.

Para algunos la esencia de la relatividad especial est´a en las transforma-
ciones de Lorentz, y la covariancia de las ecuaciones de Maxwell resulta al
final, como una virtud de las transformadas. Este punto de vista tiene ven-
tajas pedag´ogicas, y por eso lo he seguido en los primeros cap´ıtulos, que se
dedican a mostrar la estructura de la teor´ıa.

Pero tambi´en se puede pensar que la esencia del proyecto relativista es el
empe˜ no por extender el principio de la relatividad al electromagnetismo: que
las ecuaciones de Maxwell sean las mismas para todos los observadores in-
erciales; en busca de este objetivo se encuentran, como un paso intermedio,
las transformaciones de Lorentz y la constancia de la velocidad de la luz. Me
gusta este punto de vista, aunque admito que tiene dificultades did´acticas.
El lector interesado puede ir al ap´endice, donde se ejecutan en detalle los
pasos correspondientes.

Los cap´ıtulos 5 y 9 dan los fundamentos del c´alculo tensorial que se usa
en la relatividad especial, y en la general, respectivamente. Si bien la teor´ıa
especial puede estudiarse sin tensores, la general se entiende con el uso de-

i

cidido del c´alculo tensorial.

El cap´ıtulo 11 es crucial, y desarrolla la idea de que la gravitaci´ on puede
entenderse como un hecho geom´etrico. El 12 construye la ecuaci´on de los
campos gravitacionales, de Hilbert-Einstein, y el cap´ıtulo 13 est´a dedicado
a la soluci´on de Schwarzschild. En este u´ltimo cap´ıtulo se enfatiza el asunto
de las part´ıculas en ca´ıda libre, que siguen trayectorias geod´esicas. As´ı se
justifica que se haya dedicado antes todo un cap´ıtulo, el 10, al estudio de las
l´ıneas geod´esicas.

La teor´ıa de la relatividad es la gloria de la f´ısica te´orica. Si hay un lec-
tor que, inici´andose en el camino de esa teor´ıa, encuentra que este libro es
de alguna ayuda, yo sentir´e que mi trabajo ha sido bien pagado.

Lorenzo de la Torre
Medell´ın, diciembre de 2006

ii

´
Indice General

Prefacio I

1. El origen de la relatividad 1
1.1. Corp´ usculos y ondas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3
1.2. El ´eter . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5
1.3. El experimento de Michelson y Morley . . . . . . . . . . . . . 8
1.4. La transformaci´on de Galileo . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11
1.5. La constancia de la velocidad de la luz . . . . . . . . . . . . . 12
1.6. El principio de la relatividad . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13
1.7. Homogeneidad del espacio y el tiempo . . . . . . . . . . . . . 14
1.8. El concepto de observador . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15
1.9. Transformaciones de coordenadas . . . . . . . . . . . . . . . . 17
1.10. Las transformaciones de Lorentz . . . . . . . . . . . . . . . . 20

2. Propiedades del espaciotiempo 31
2.1. Las separaciones espacial y temporal son relativas . . . . . . . 32
2.2. El intervalo es absoluto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 32
2.3. Clases de intervalos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33
2.4. La simultaneidad es relativa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 36
2.5. Tiempo propio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 37
2.6. Longitud propia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41
2.7. Comparaci´on de longitud propia y tiempo propio . . . . . . . 44
2.8. Un caso de simultaneidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 44
2.9. La adici´on de velocidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 45
2.10. La adici´on de aceleraciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 49
2.11. Gr´aficos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50
2.12. M´as gr´aficos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 53

iii

3. Mec´ anica 61
3.1. La conservaci´on del momentum . . . . . . . . . . . . . . . . . 62
3.2. Las nuevas cantidades din´amicas . . . . . . . . . . . . . . . . 65
3.3. La energ´ıa en la relatividad especial . . . . . . . . . . . . . . 69
3.4. E = mc2 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 73
3.5. La velocidad l´ımite . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75
3.6. Las transformaciones de p , E , m , F . . . . . . . . . . . . . . 76
3.7. Masa y potencial electrost´atico . . . . . . . . . . . . . . . . . 82
3.8. La aceleraci´on . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83
3.9. Movimiento circular . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 85

4. El campo electromagn´ etico 93
4.1. Transformaci´on de los campos E y B . . . . . . . . . . . . . . 93
4.2. Dos cantidades invariantes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99
4.3. El campo electromagn´etico total . . . . . . . . . . . . . . . . 101
4.4. Una carga con velocidad uniforme . . . . . . . . . . . . . . . 102
4.5. Un alambre recto con corriente . . . . . . . . . . . . . . . . . 104
4.6. Anulando el campo menor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 108
4.7. La corriente el´ectrica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 110
4.8. Covariancia de la electrodin´amica . . . . . . . . . . . . . . . 111

5. Tensores en la relatividad especial 119
5.1. Sub´ındices y super´ındices . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 119
5.2. Los vectores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 123
5.3. Otros tensores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 128
5.4. Matrices . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 135
5.5. Ecuaciones tensoriales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 137
5.6. El principio de la relatividad . . . . . . . . . . . . . . . . . . 139
5.7. Los tensores m0 , xµ , dτ, U µ , pµ , k µ y J µ . . . . . . . . . . . 140
5.8. Aberraci´on de la luz y efecto Doppler . . . . . . . . . . . . . 143

6. La electrodin´ amica
manifiestamente covariante 147
6.1. El cuadripotencial Aµ . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 148
6.2. Las dos ecuaciones de Maxwell . . . . . . . . . . . . . . . . . 150
6.3. La fuerza de Lorentz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152
6.4. El tensor electromagn´etico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 155
6.5. La transformaci´on de los campos . . . . . . . . . . . . . . . . 158
6.6. Dos escalares . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 159

iv

7. Las leyes de conservaci´ on 161
7.1. La nube de part´ıculas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 161
7.2. Otras corrientes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 164
7.3. El tensor de energ´ıa y momentum . . . . . . . . . . . . . . . . 165
µν µν
7.4. ∂µ Tmec = 0 , ∂µ Tmec 6= 0 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 166
7.5. La corriente de momentum angular . . . . . . . . . . . . . . . 172
7.6. Generalizaci´on . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 173

8. Din´amica lagrangiana 177
8.1. Teor´ıa lagrangiana para una part´ıcula . . . . . . . . . . . . . 177
8.2. Teor´ıa lagrangiana para coordenadas continuas . . . . . . . . 185
8.3. El tensor energ´ıa-momentum . . . . . . . . . . . . . . . . . . 188
8.4. Formulaci´on lagrangiana del campo electromagn´etico . . . . . 193

9. Transformaciones generales
de coordenadas 199
9.1. Sub´ındices y super´ındices . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 199
9.2. Transformaciones generales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 202
9.3. Los vectores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 203
9.4. Otros tensores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 207
9.5. La derivada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 210
9.6. Matrices . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 213
9.7. Coordenadas esf´ericas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 214
9.8. La relatividad especial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 217
9.9. Ecuaciones tensoriales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 218
9.10. Covariancia general . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 220
9.11. El elemento invariante de volumen . . . . . . . . . . . . . . . 221
9.12. El s´ımbolo de Christoffel . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 222
9.13. La derivada covariante . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 226
9.14. El tensor de Riemann . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 230
9.15. Plano y curvo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 233
9.16. Coordenadas adaptadas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 236
9.17. Las identidades de Bianchi . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 238
9.18. El tensor de Riemann es el u´nico . . . . . . . . . . . . . . . . 240
9.19. Obligar a gµν a que tome el valor que queramos . . . . . . . 244
9.20. Dos transformaciones sucesivas . . . . . . . . . . . . . . . . . 246
9.21. Un ejemplo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 248

v

10. Las geod´ esicas 253
10.1. La ecuaci´on diferencial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 253
10.2. Par´ametros afines . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 256
10.3. Constantes del movimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 258
10.4. Las ecuaciones algebraicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 260
10.5. Derivada a lo largo de una curva . . . . . . . . . . . . . . . . 267
10.6. Rαβµν y la curvatura . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 269

11. El principio de equivalencia 273
11.1. El postulado de las geod´esicas . . . . . . . . . . . . . . . . . 274
11.2. El principio de Galileo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 275
11.3. Coordenadas geod´esicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 276
11.4. El principio de equivalencia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 277
11.5. El acople m´ınimo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 281
11.6. Ejemplos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 282

12. La ecuaci´ on del campo gravitatorio 287
12.1. El l´ımite newtoniano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 288
12.2. Los 10 potenciales gµν . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 288
12.3. El potencial g00 en coordenadas cartesianas . . . . . . . . . . 290
12.4. La ecuaci´on de Hilbert-Einstein . . . . . . . . . . . . . . . . . 292
12.5. Las coordenadas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 298

13. La soluci´on de Schwarzschild 301
13.1. Campo is´otropo est´atico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 301
13.2. La geometr´ıa del espaciotiempo . . . . . . . . . . . . . . . . 307
13.3. Subespacios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 308
13.4. Relojes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 311
13.5. Corrimiento hacia el rojo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 316
13.6. Constantes del movimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 317
13.7. Una tercera constante del movimiento . . . . . . . . . . . . . 319
13.8. J y D en t´erminos de r, v y vϕ . . . . . . . . . . . . . . . . . 320
13.9. Las cuatro variables t, T, τ y λ . . . . . . . . . . . . . . . . . 323
13.10. La ca´ıda vertical . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 324
13.11. Potencial efectivo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 328
13.12. Puntos de retorno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 332
13.13. Eliminaci´on del par´ametro af´ın λ . . . . . . . . . . . . . . . 335
13.14. La variable u . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 336
13.15. Deflexi´on de un rayo de luz . . . . . . . . . . . . . . . . . . 338
13.16. La precesi´on an´omala del perihelio de Mercurio . . . . . . . 339

vi

13.17. Coordenadas temporaloides y espacialoides . . . . . . . . . . 344
13.18. El cono de la luz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 345
13.19. Singularidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 347
13.20. Las coordenadas de Kruskal-Szekeres . . . . . . . . . . . . . 349

A. La constancia de la velocidad de la luz 357
A.1. El principio de la relatividad . . . . . . . . . . . . . . . . . . 358
A.2. Transformaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 360
A.3. La velocidad de la luz . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 361
A.4. Las transformaciones de Lorentz . . . . . . . . . . . . . . . . 366
A.5. Regreso al campo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 367
A.6. Conclusiones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 369

Bibliograf´ıa 373

vii

viii .

era necesario aceptar la existencia de un medio (al que llamaron ´eter) que soportara la propagaci´on de la onda luminosa. supuestamente soportaba a las ondas electromagn´eticas.. Para darle fundamento a la teor´ıa ondulatoria de la luz. A´un as´ı. etc. y de otro lado era como una corporizaci´on del es- pacio absoluto en que se apoyaba la mec´anica newtoniana. absurdas y contradictorias. Era importante que la idea del ´eter tuviera un respaldo experimental. los cient´ıficos tuvieron que admitir que ´el deb´ıa tener un conjunto de propiedades extra˜ nas. sin el medio. para ajus- tarlo al conocimiento de la ´epoca. El concepto del ´eter penetr´o con dificultad en la f´ısica te´orica. Para trasladar este concepto al estudio de la luz. la onda no puede propagarse. el agua.Cap´ıtulo 1 El origen de la relatividad En este primer cap´ıtulo nos proponemos construir las primeras bases de la teor´ıa especial de la relatividad. conviene que presentemos un recuento breve de la pol´emica ondas-corp´ usculos que acom- pa˜naba a la ´optica desde siglos atr´as. Antes de revisar las dificultades de la f´ısica en esa ´epoca. Comenzamos mostrando algunas de las di- ficultades en que se hallaba la f´ısica a fines del siglo XIX. El experimento de Michelson y Morley dio un resultado sorpresivo: v debe ser 1 . donde se encuentra el origen hist´orico de la relativi- dad. en un intento por sacar de all´ı los elementos conceptuales que pudieran servirles para la luz. y el instrumental ´opti- co de fines del siglo XIX contaba ya con la precisi´on suficiente para medir la velocidad v que nuestro planeta supuestamente ten´ıa respecto al ´eter. Ellos ten´ıan muy claro que la onda ac´ustica se propaga en medios el´asticos como el aire. en la crisis del electromagnetismo. es all´ı. y que. los cient´ıficos de los siglos XVIII y XIX se apoyaron en aquella otra onda que conoc´ıan bi- en. los cuerpos s´olidos. ese medio curioso que cumpl´ıa una doble funci´on: de un lado. los f´ısicos se aferraron a su creencia en el ´eter. el sonido.

planos inclinados. pero s´ı es incre´ıble. que dice que lo que ocurre para un observador inercial tambi´en puede ocurrir para cualquier otro observador inercial. Este resultado no es il´ogico. el principio de la relatividad s´ı abarca los fen´omenos del electro- magnetismo. seg´ un Pais. simple y llanamente porque el ´eter era. Estas dos palabras de Einstein son. No se nos escapa que nuestra presentaci´on es cuestionable. dentro de esta estructura. “la declaraci´on m´ as crucial que Einstein jam´ as hiciera acerca de los or´ıgenes de la teor´ıa de la relatividad”[?]. cuando se dieron las bases de la ciencia. El Michelson-Morley no fue lo que condujo a Einstein hacia la relatividad. y que ellos dos “fueron suficientes”. Hab´ıa otro conjunto de experiencias para las cuales no cre´ıan que valiera el prin- cipio de la relatividad: las de la electricidad y el magnetismo. que el espacio y el tiempo tienen una estructura galileana. pero no a Einstein. El principio de la relatividad. Pero tambi´en se 1 Einstein conoci´ o antes de 1905 los resultados del experimento de Michelson y Morley. inexistente. asuntos que estudiaremos en los cap´ıtulos 4 y 6. co- mo las que se realizan con resortes. ¿Por qu´e los cient´ıficos anteriores a 1905 pensaban que el Principio no se aplica a los fen´omenos electromagn´eticos? Porque ellos cre´ıan. el estudio de este experimento dispara una variedad de ideas sug- estivas que se conectan con el principio de la constancia de la velocidad de la luz y con el principio de la relatividad. La teor´ıa de la rela- tividad encuentra la verdadera estructura y demuestra que. Se puede pensar que la parte fuerte de la teor´ıa de la relatividad es en- contrar la estructura verdadera del espaciotiempo y que. Hemos preferido esta ruta did´actica porque el an´alisis del experi- mento trae unas ventajas pedag´ogicas que no podemos despreciar. Nuestra presentaci´on se basa fuertemente en el experimento de Michelson y Morley. Cuando. lo aceptaron los cient´ıficos desde el siglo XVIII. p´endulos. Pero lo aceptaban u´nicamente para experiencias de mec´anica. la teor´ıa electromagn´etica resulta v´alida para todos los observadores inerciales. El experimento impresion´ o a muchos. Decimos esto porque se sabe que ´el hab´ıa estudiado el art´ıculo [1] de Lorentz de 1895 en el que el f´ısico holand´es discut´ıa en detalle los resultados del experimento. para ´el. Tal como veremos. ¿Por qu´e no? Porque ´el ya sab´ıa que el resul- tado del experimento ten´ıa que ser nulo. a˜ nos despu´es. equivocadamente. respondi´ o que la aberraci´ on y el experimento de Fizeau le mostraron el camino. este es el punto de vista que se sigue en el cap´ıtulo presente. en cuanto los historiadores aceptan1 que el ex- perimento no fue decisivo en las motivaciones que tuvo el joven Einstein en aquellos a˜ nos de creaci´on de la teor´ıa. le preguntaron a Einstein sobre las motivaciones que hab´ıa tenido para formular la relatividad especial.cero. 2 . despu´es. etc.

Este segundo punto de vista se sigue en el ap´endice. con longitud de onda. con ondas longitudinales. La interpretaci´on ondulatoria mostr´o su eficacia al explicar los fen´omenos de difracci´on y de interferencia en l´aminas delgadas. difracci´on e interferencia.1 Corp´ usculos y ondas La ´optica moderna naci´o en el siglo XVII. En cambio. la descomposici´on espectral. la ley de refracci´on de Snell. propuesto por New- ton: “la luz tiene lados”. cuando los cient´ıficos lograron controlar. por ejemplo. La interpretaci´on ondulatoria de la luz tuvo numerosos adeptos. con argumentos elementales. Huygens. en el laboratorio. los fen´omenos b´asicos de la luz. seg´ un el cual todo punto de un frente de onda origina una onda esf´erica secundaria. mientras otros prefer´ıan pensar a la luz como un fen´omeno ondulatorio. no conceb´ıa la onda como una perturbaci´on continua. sino m´as bien como pulsos de duraci´on finita. y el frente de on- da est´a formado por la envolvente de las ondas secundarias emitidas por el frente anterior. estudiaron la propagaci´on rectil´ınea de un rayo de luz. y que para darle cumplimiento a esa motivaci´ on es necesario averiguar cu´al es la estructura verdadera del espaciotiempo. enunciado que hoy se interpreta como si ´el hubiera querido decir que los corp´ usculos luminosos son ovalados y se pueden ajustar 3 . Los primeros seguidores de la interpretaci´ on ondulatoria se encontraron con un escollo que no pudieron vencer. La potencia explicativa de este principio se manifest´o r´apida- mente. no pudo explicar la po- larizaci´on. Animados por el esp´ıritu experimental. que es la polarizaci´on de la luz. porque condujo a una visi´on cuantitativa y exacta de la interferencia y la difracci´on. y permiti´o deducir. 1. La base te´orica de la visi´on ondulatoria est´a en el principio de Huygens. La teor´ıa ondulatoria inicial. ya que ´esta pone de manifiesto unas propiedades perpendiculares a la direcci´on de propagaci´on. la polarizaci´on. los seguidores de la interpretaci´ on corpuscular s´ı ten´ıan al menos un intento de explicaci´on. Esta fase inicial de la ´optica se dio dentro de un debate intenso respecto a la naturaleza de la luz. aunque se debe tener en cuenta que la palabra onda no significaba lo mismo para todos. ya que unos cre´ıan que la luz estaba compuesta de corp´ usculos.puede pensar que la parte fuerte de la teor´ıa es su motivaci´ on: que las leyes electromagn´eticas sean v´alidas para todos los observadores inerciales.

y fue lo que condujo a Newton a preferir la teor´ıa corpuscular. debido. Renovada. tan puntual y precisa. altamente generalizada. midi´o la velocidad de la luz y demostr´o. de que Newton fuera el padre de la teor´ıa corpuscular. Pero en los primeros a˜ nos del XIX resurgi´o vigorosamente la idea ondu- latoria. como por ejemplo esta: Si un haz de luz que ha pasado por un agujero bien peque˜ no se dirige hacia un disco opaco. Este matem´atico y f´ısico franc´es piensa que no puede haber un punto brillante en la regi´on de las sombras y que. Interpretando la luz como corp´usculos. que ´el nunca tom´o partido decidido por ninguna de las dos teor´ıas de la luz. con una serie de observaciones astron´omicas. Uno de los seguidores m´as importantes de la interpretaci´ on corpuscular fue Bradley quien. Fresnel presen- 4 . entonces detr´as del disco. como una moneda por ejemplo. en parte. el ingl´es explic´o este efecto. entre los que se contaba Poisson. Es justo anotar. difracci´on. sin embargo.as´ı a las exigencias de las placas de polarizaci´on. Una predicci´on de estas. Que la teor´ıa ondulatoria inicial fuera incapaz de explicar la polarizaci´on de la luz incomodaba a muchos. que po- dr´ıamos decir que el cambio se efectu´o “de un d´ıa para otro”. ´esta se impuso durante casi todo el siglo XVIII. y por eso carece de funda- mento la creencia. La teor´ıa undulatoria substituy´o a la corpuscular tan s´ ubitamente. no puede pasar desapercibida a los rivales de la teor´ıa ondulatoria. Estas ob- servaciones astron´omicas y la explicaci´on subsecuente aportada por Bradley. la teor´ıa ondulatoria fue capaz de explicar una gran variedad de fen´omenos de interferencia y difrac- ci´on. por consiguiente. A Young se le ocurre una idea que habr´ıa de cambiar radicalmente el rumbo de la ´optica: la polarizaci´on se entiende f´acilmente si las ondas de la luz no son longitudinales. y tambi´en pudo hacer predicciones. sino que en cierto lugar deber´a aparecer un punto brillante. refracci´on y polar- izaci´on a partir de ondas transversales. no todo es obscuridad. Fresnel toma esta idea y en poco tiempo reconstruye toda la teor´ıa de interferencia. En efec- to. a la gran precisi´on. en el eje ´optico. nunca antes vista. en la zona de la sombra debe aparecer un punto brillante. se dieron en un per´ıodo dominado por la interpretaci´ on corpuscular. la predicci´on debe estar equivocada. que se es- taba logrando en los experimentos de interferencia y difracci´on. que la Tierra se mueve anualmente alrededor del Sol. por primera vez. sino transversales. descubri´o la aberraci´on de la luz de las estrellas.

Pero la ondulatoria es hermana del ´eter. la teor´ıa corpuscular no necesita ´eter. Un medio con estas caracter´ısticas debe causar rozamiento en los planetas. Debe ser suficientemente r´ıgido para transmitir las ondas con una velocidad tan grande. Que el espacio entre los astros pueda estar vac´ıo era inadmisible. El que estamos discutiendo es el ´eter lu- min´ıfero. pero en la cultura de los siglos anteriores la idea del vac´ıo era dif´ıcil de aceptar.2 El ´ eter Anotamos arriba que el sonido era bien conocido y se le entend´ıa. el puntico brillante en medio de la sombra.ta su teor´ıa ondulatoria a la Academia Francesa en 1815. en una escena memorable de la historia de la f´ısica. ¿qu´e es lo que vibra en los fen´omenos luminosos? Hoy por hoy se acepta que lo que vibra es el campo electromagn´etico. y mostr´o a los acad´emicos pasmados. por la cual caminan los astros. No hay una definici´on precisa4 de en qu´e consiste este medio transmisor de la luz. l´ıquido o s´olido. correc- tamente. porque los hombres ten´ıan horror a la idea del vac´ıo. Sin embargo. y que esta ondulaci´on puede darse en el vac´ıo. 3 La teor´ıa corpuscular se basa en la supuesta existencia de las part´ıculas lumin´ıferas. Prefirieron pensar en una substancia que rellena tal espacio. un medio a trav´es del cual viajan los astros y la luz: estas son las caracter´ısticas principales de lo que se ha denominado2 el ´eter3 . dado que ´estas podr´ıan perfectamente propagarse en el vac´ıo. Pero. un retar- do en sus trayectorias. motivando as´ı un frenado. bien sea gaseoso. porque de lo contrario no podr´ıamos recibir la luz que proviene de las estrellas. 1. el ´eter. 4 El Diccionario de la Real Academia Espa˜ nola de 1780 trae esta definici´ on de ´eter: /La esfera. Tambi´en apuntamos que los primeros ´opticos partidarios de la teor´ıa ondulatoria trasladaron a la luz las propiedades cono- cidas del sonido: la luz debe de ser una vibraci´on longitudinal. que es un gas usado en medicina como antiespasm´ odoco y anest´esico. 5 . ´ o cielo del fuego/Se toma tambien muy freq¨ uentemente por la substancia celeste y pura desde la atm´ osfera arriba. como las vibraciones longitudinales de un medio material. Este se debe distinguir del ´eter et´ılico. La teor´ıa ondulatoria fue acatada desde ese momento. Poisson se opone a esta teor´ıa y. un frenado acumulado ser´ıa f´acilmente 2 La palabra ´eter tiene varios significados. pero podemos rese˜ nar algunas de sus propiedades. Arago recibe la objeci´on de Poisson como un reto y se dispone a montar un experimento para establecer si tal punto brillante verdaderamente existe o no. El ´eter debe invadir todo el universo. para atacarla. trae a cuento la predicci´on del punto brillante en la sombra de la moneda.

Fres- nel5 dice que un medio ´optico de ´ındice de refracci´on n. tal co- mo hemos mencionado. 6 V´ease la ecuaci´ on (2. Y como la velocidad de la luz es tan alta. la teor´ıa ondulatoria pas´o de ondas longitudinales a transversales y aqu´ı hay un problema. debe ser un s´olido. sino que hay un par´ametro temporal efectivo dado por t0 = t−vx/c2 . porque el ´eter se cuela a trav´es de ellos libremente. y quien hace los esfuerzos iniciales para someterlo a la observaci´on experimental. muy sutil: cuando los astros viajan en el espacio no lo notan. Lorentz propone que no hay arrastre de ´eter. sino adem´as en el te´orico. Debemos entender que un medio transmisor tan contradictorio se presta a m´ultiples interpretaciones. Es ´el quien introduce la idea del ´eter en reposo absoluto en 1818. dado que los astr´onomos no han notado el m´as m´ınimo indicio de frenado. el´astica y se cuela entre los objetos m´oviles sin rozarlos. Pero hay un detalle crucial acerca de esta isotrop´ıa. Mientras la luz sea ondas longitudinales. Para que el ´eter transmita las nuevas ondas transversas de la luz. el ´eter lumin´ıfero es una substancia que no atrae ni es atra´ıda gravitacionalmente. 6 . Para Stokes el ´eter es completamente arrastrado por un cuerpo en movimiento. Con esto queremos decir que la velocidad c de un pulso de luz tiene una magnitud c que no depende de la direcci´on del vector c. la velocidad de la luz es is´otropa. inm´ovil. En pocas palabras. transpar- ente. arrastra parcialmente al ´eter consigo y le imparte6 una ve- locidad (1 − n−2 )v.31). y se le considera el padre de la hip´ otesis et´erea.detectable en las observaciones astron´omicas y. En el siglo XIX se dan los grandes avances del electromagnetismo. una reuni´on expresada en las cuatro ecuaciones de Maxwell. y es que como las ecua- ciones de Maxwell se consideraban v´alidas u ´nicamente para un observador inercial O en reposo respecto al ´eter. as´ı “como la brisa fluye entre los ´arboles con poca o ninguna oposici´on”. 5 Fresnel fue quien m´as empe˜ no puso en fundamentar el concepto del medio transmisor de la onda luminosa. Se propusieron toda clase de explicaciones. cuando se mueve con velocidad v. no s´olo en el lado experimental. s´olida. A fines de ese siglo se pro- duce una compilaci´on de la teor´ıa electromagn´etica. el ´eter como un gas sutil no est´a mal. ya que los gases no transmiten ondas transversas. se concluye que el ´eter debe ser un gas delgad´ısimo. Planck dice que probablemente el ´eter es compresible y se acumula con gran densidad alrededor de los cuerpos grandes. y ´estas tienen una velocidad c que es la misma en todas las direcciones. el s´olido debe ser muy el´astico y muy r´ıgido. r´ıgida. la velocidad de la luz se consideraba. Estas ecuaciones hacen una predicci´on definitiva: debe haber ondas electromagn´eticas. En conclusi´on. pero.

Queda la soluci´on del signo superior: " r # v v2 c0 = c − cos θ0 + 1 − 2 sen2 θ0 (1. que era is´otropa u ´nicamente respecto a O: se pensaba que para los otros observadores inerciales la velocidad de la luz no pod´ıa ser is´otropa. v y c 0 . Llamaremos c 0 a la velocidad del pulso de luz respecto a O0 . y sus dos soluciones son " r # v v2 c = c − cos θ0 ± 0 1 − 2 sen2 θ0 c c La soluci´on con el signo inferior da una c0 negativa. En esta figura se ve claramente que c cos θ = v + c0 cos θ0 .2) donde θ es el ´angulo que se forma entre c y v . La Figura 1.3) c c N´otese que c0 depende expl´ıcitamente de θ0 : la velocidad c0 de la luz es 7 . el ´angulo θ. Remplazando este valor en el lado derecho de (1.1) Esta ecuaci´on implica que: c02 = c2 + v 2 − 2vc cos θ . y el ´angulo θ0 que se forma entre c 0 y v . y por eso es inaceptable. Quiz´as no sea equivocado pensar que c0 = c − v (1. Veamos esto.2) se llega a: c02 = c2 + v 2 − 2v(v + c0 cos θ0 ) c02 + 2v cos θ0 c0 − (c2 − v 2 ) = 0 Esta u ´ltima es una ecuaci´on de segundo grado.1 muestra los vectores c. (1. Consideremos un observador inercial O0 que se mueve con velocidad v re- specto a O.tambi´en.

de modo que en P emergen dos rayos perpendiculares.3 El experimento de Michelson y Morley El interfer´ometro de Michelson est´a capacitado para mostrar la supuesta anisotrop´ıa de la velocidad c0 . En O0 la velocidad de la luz es anis´otropa. Ser´ıa interesante averiguar la velocidad v de la Tierra respecto a O.2. el otro rayo va hacia el punto B. presumiblemente. hay in- terferencia constructiva y la pantalla muestra mucho brillo. la luz demor- 8 . las ecua- ciones de Maxwell se cumplen u ´nicamente para un observador inercial. la ecuaci´on (1. como muestra la Figura 1. Y si t0P AP − t0P BP es un n´umero impar de semiper´ıodos. 1. Uno de los rayos va hacia el punto A. Llamemos t0P AP al tiempo total que tarda la luz para recorrer el trayecto P AP . las velocidades involucradas con nuestro planeta son muy bajas en comparaci´on con c. alta intensidad. Este observador es especial. que a fines del siglo XIX los instrumentos ´opticos ya hab´ıan alcanzado un nivel de precisi´on suficiente. Se necesitar´ıa un instrumental sumamente fino para averiguar la v de la Tierra a trav´es de la f´ormula (1. En el experimento se usa un interfer´ometro cuyos brazos P A y P B tienen la misma longitud L. Hemos llegado a una idea importante: si la f´ ormula (1. por ejemplo. privilegiado. donde hay otro espejo. felizmente. En O se cumplen las ecuaciones de Maxwell y por consiguiente la velocidad de la luz es is´otropa. La luz incide sobre un espejo semitranspar- ente P colocado a 45o . Ocurr´ıa.1) es v´alida. es decir. En la pantalla se observa la interferencia de las se˜ nales que provienen de los espejos que hay en A y B. o sea que para ese observador no se deben cumplir las ecuaciones de Maxwell. Si la velocidad c0 de la luz fuera la misma en todas las direcciones. y t0P BP para el trayecto P BP . 104 veces m´as peque˜ na que c.1) podr´ıa utilizarse para medir v: la anisotrop´ıa de la velocidad c0 indicar´ıa la mag- nitud de v.1) ocurre la fracci´on v/c que. es muy peque˜ na. La interferencia en la pantalla depende del retardo t0P AP − t0P BP de una se˜ nal respecto a la otra. En efecto. se observa interfer- encia destructiva: cero intensidad y pantalla opaca. Si t0P AP − t0P BP es un n´ umero entero de per´ıodos.anis´otropa.1). Si dec- imos que O0 es un laboratorio fijo en la Tierra. la velocidad de la Tierra respecto al Sol es tan s´olo 30 km/s. Los rayos reflejados en los espejos A y B se re´ unen finalmente en una pantalla de observaci´ on. La gran dificultad experimental se centra en el hecho de que en (1. donde hay un espejo.

Para el trayecto P B hacemos θ0 = α + π/2 y para BP se tiene θ0 = α − π/2. en consecuencia.ar´ıa el mismo tiempo recorriendo los trayectos P AP y P BP . Pero la f´ormula (1. como muestra la Figura 1.3): " r # v v2 c0 = c − cos α + 1 − 2 sen2 α c c El tiempo que demora la luz en este trayecto es L/c0 : " r #−1 L v v2 t0P A = − cos α + 1 − 2 sen2 α c c c Para el trayecto AP hacemos θ0 = α + π en la f´ormula (1.2. Para el recorrido P A hacemos θ0 = α en la f´ormula (1.4) 1 − v 2 /c2 c c 9 .3) afirma que c0 es anis´otropa y. el retardo t0P AP − t0P BP tambi´en debe ser anis´otropo: esto significa que el grado de interferencia en la pantalla debe depender de la orientaci´on que se le d´e al interfer´ ometro. Llegamos a " r #−1 L v v2 t0AP = + cos α + 1 − 2 sen2 α c c c " r #−1 L v v2 t0P B = + sen α + 1 − 2 cos2 α c c c " r #−1 L v v2 t0BP = − sen α + 1 − 2 cos2 α c c c El retardo t0P AP − t0P BP es la diferencia (t0P A + t0AP ) − (t0P B + t0BP ): "r r # 2L/c v2 v2 t0P AP − t0P BP = 1 − 2 sen2 α − 1 − 2 cos2 α (1.3). Llamamos α al ´angulo formado por v y la direcci´on P A. y se observar´ıa interferencia constructiva en la pantalla. Veamos el an´alisis que hace un observador en reposo respecto a la Tier- ra.

no es aconsejable que se use un s´olo valor de α. pero si v 6= 0 la ecuaci´on (1. el patr´on de interferencia permaneci´o inmutable. sino permitir que α tome todos los valores dentro de un rango continuo. se hiciera rotar continuamente. Haciendo (1. α es la orientaci´ on que se le da al interfer´ ometro y v es la velocidad de la Tierra. el patr´on de interferencia fuera cam- biando paulatinamente. Esto significa que la derivada (1. En tal caso nos interesa tomar la derivada de t0P AP − t0P BP respecto a α: d 0 (t − t0P BP ) = dα P AP   (Lv 2 /c3 ) sen 2α  1 1  (1. Michelson y Morley efectivamente montaron el interfer´ometro sobre un “lago” de mercurio. El problema es que el grado de inter- ferencia no es una cantidad f´acil de medir. si el interfer´ ometro. porque implica que una can- tidad positiva iguale a una cantidad negativa.6) es absurda. Pero. concentremos nuestra atenci´on en tres de las vari- ables que en ella participan: t0P AP − t0P BP corresponde al grado de interfer- encia.5) tiene que ser cero para todos los valores del ´angulo α.6) es v = 0. sin mostrar ning´ un cambio paulatino.5) igual a cero se llega a: r r 2 v2 v2 v 1 − 2 cos2 α = −v 2 1− sen2 α (1. Hay dos posibilidades: La primera es v = 0.Al mirar esta ecuaci´on. Escogiendo un α y midiendo el grado de interferencia. Esta conclusi´on dice que 10 . es decir. En tales circunstancias el patr´on de interferencia deber´ıa ir cambiando a medida que pasa el tiempo. La u ´nica implicaci´on v´alida de (1. deber´ıamos ser capaces de deducir el valor de v. ¿Qu´e esperaban ellos? Ellos esperaban que.5) − r + r  1 − v /c2 2  2 2  v v 1 − 2 sen2 α 1 − 2 cos2 α c c Podr´ıamos utilizar esta ecuaci´on si α cambiara a medida que pasa el tiempo.6) c c2 Esta ecuaci´on corresponde al resultado experimental. Por tal motivo. para su sorpresa. La segunda posibilidad es v 6= 0. lo que les permiti´o rotar- lo suave y continuamente. a medida que rotaran el espectr´ometro. no puede ser v´alida. como un todo.

La gu´ıa te´ orica: la ecuaci´on (1.. De otro lado.. la Tierra ser´ıa ese u ´nico y priv- ilegiado observador en el que se cumplen las ecuaciones de Maxwell.7) r0 = r − v t 11 .. c000 . c0 . O000 . .1) es el paso d´ebil. c00 .1) es falsa. la frase escrita en bastardilla en la p´agina 8 se˜nala que la ecuaci´on (1. Este enunciado es El Principio de la Constancia de la Velocidad de la Luz. Eso es incre´ıble. nos vemos impulsados a pensar que alguna de las suposiciones en que se basa el an´alisis est´a probablemente equivocada. 1. etc. Volviendo sobre los pasos del estudio reci´en hecho. deben ser is´otropas.la Tierra estar´ıa en reposo respecto al ´eter. Demos un salto adicional: supongamos que c = c0 = c00 = c000 . nos damos cuenta de que la suposici´on (1. en palabras. En nuestro haber tenemos un hecho experimental y una gu´ıa te´orica: El hecho experimental: la velocidad de la luz es is´otropa respecto a la Tierra.etc: todas las velocidades c. De ahora en adelante vamos a pensar que (1.. si la velocidad de la luz es is´otropa respecto al observador inercial O0 . se espera que tambi´en sea is´otropa respecto a todos los otros observadores inerciales O00 . El hecho experimental trae consigo una pregunta inmediata: ¿acaso el plan- eta Tierra es el u´nico observador respecto al cual la velocidad de la luz es is´otropa? Nos parece prudente responder de esta manera: No vemos ninguna raz´on que nos lleve a pensar que este planeta es especial..1) es un impedimento. desaparece el impedimento y se nos abre un camino interesante: la posibilidad de que las ecuaciones de Maxwell sean v´alidas para todos los observadores inerciales. si ahora adoptamos la gu´ıa te´ orica reci´en mencionada. .4 La transformaci´ on de Galileo El siguiente conjunto de ecuaciones: t0 = t (1. dice que la velocidad de la luz es la misma para todos los observadores inerciales. El salto.1) es falsa. el que podemos abandonar. ese observador en el que la velocidad de la luz es is´otropa. Como el an´alisis de los resultados del experimento conduce a una conclusi´on incre´ıble..

(1.9) Estas ecuaciones son tradicionales en la f´ısica cl´asica. Esto muestra que en el fondo de (1. 2) El Principio de la Relatividad.7). Para encontrar la nueva transformaci´on nos basaremos en estos tres postulados: 1) El Principio de la Constancia de la Velocidad de la Luz. porque la teor´ıa de la mec´anica newtoniana es invariante bajo las transformaciones (1. 7 As´ı la llam´ o Philipp Frank en 1909. Tomando una derivada temporal se llega a la f´ormula galileana para la adici´on de velocidades: u0 = u − v .8) se convierte en (1.8). lo que verdaderamente queremos abandonar es la transfor- maci´on de Galileo (1. y segundo.recibe el nombre de la transformaci´ on de Galileo 7 .10) 3) El Principio de la Homogeneidad del Espacio y el Tiempo. la ecuaci´on (1. N´otese de paso que haciendo u = c y u 0 = c 0 . porque la ecuaci´on (1.1). 12 . La teor´ıa de la relatividad repudia la transformaci´on de Galileo. nos parece “natural” y razonable.8). dado que queremos abandonar (1. Han tenido gran pres- tigio por dos razones: primero.1).8) y tomando otra derivada temporal: a0 = a (1. (1.5 La constancia de la velocidad de la luz La velocidad de la luz en el vac´ıo es la misma para todos los observadores inerciales: ´este es el principio de la constancia de la velocidad de la luz. Las pr´oximas secciones est´an dedicadas a la descripci´on de estos tres postu- lados. Queremos substituir la transformaci´on de Galileo por otra que est´e de acuer- do con la isotrop´ıa de u 0 que resulta en el experimento de Michelson y Mor- ley.1) est´a (1. 1.8) es cercana a nuestra intuici´on.

Uno puede comer. obtiene 300. porque el pulso se aleja con velocidad 300.000 km/s.000 km/s. Pensemos en un observador inercial que tambi´en viaja hacia el norte en un cohete de alta velocidad.000 km/s. es lo que afirma el 13 . el resultado del experimento de Michelson y Mor- ley no presenta ninguna paradoja y es enteramente entendible: la luz tiene la misma velocidad en los dos brazos del interfer´ ometro y por consiguiente tarda lo mismo en recorrer ambas rutas. que ning´ un observador inercial es preferido. si mide la velocidad del pulso de luz.6 El principio de la relatividad La experiencia de viajar en autom´ovil en l´ınea recta y a velocidad constante es muy simple: no se siente nada especial. todos ellos registran que la velocidad del pulso de luz es 300. Todos los observadores inerciales. Y si el observador huye del pulso de luz. del mismo modo como se realizan esas activi- dades en casa. No hay tal cosa como “la velocidad de la luz respecto al ´eter”. Cualquiera que sea el estado de movimiento del observador inercial. nunca lo logra. o sea que las franjas de interferencia no tienen por qu´e mostrar variaciones. Pensemos a´ un en otro observador inercial que viaja hacia el oriente.000 km/s. los que viajan en esta direcci´on. Esto. al establecer que todos los observadores inerciales son equiva- lentes. 1.000 km/s.000 km/s.El sentido de este principio se puede entender con el siguiente ejemplo. En realidad las experiencias en el carro y en casa son iguales. tomar caf´e y recoger un l´apiz que se cay´o. Estamos poniendo de manifiesto una de las observaciones m´as importantes de la f´ısica. de nada le vale viajar muy r´apido porque el pulso siempre tendr´a velocidad 300. y un instante despu´es la apaga. ´este queda devaluado y se puede incluso considerar la posibilidad de erradicarlo de la f´ısica. la prende. Si el observador persigue al pulso con intenci´on de darle alcance. Pensemos en otro observador inercial que viaja hacia el sur en un cohete de alta velocidad. ´el siempre registra que la velocidad del pulso es 300. Supongamos que alguien apunta una linterna hacia el norte.000 km/s. los que viajan en esa otra direcci´on. El principio que estamos discutiendo afirma que la velocidad de la luz es independiente de la velocidad relativa entre el observador y la fuente de luz. La velocidad de este pulso es 300. obtiene 300. Si este principio es v´alido. de este modo se forma un pulso de luz que viaja hacia el norte. si este observador mide la velocidad del pulso de luz. obtiene 300. los lentos.000 km/s. los veloces. si este observador mide la velocidad del pul- so de luz.

1. El nuevo observador registra que el momentum antes del choque es p0a . y pd al mo- mentum total despu´es del choque. Las leyes de la f´ısica son las mismas para todos los sistemas inerciales. Si el sistema solar en pleno se trasladara a otro lugar B del universo.12) N´otese que las ecuaciones (1.11) Esto es lo que registra un observador inercial O.7 Homogeneidad del espacio y el tiempo La observaci´on directa nos permite afirmar que la Luna da una vuelta alrede- dor de la Tierra en 28 d´ıas. all´a funcionar´ıa como funciona aqu´ı. lo que el principio de la relatividad afirma es que tal ecuaci´on se cumple para todos los observadores inerciales.12) tienen la misma forma. Esta ley de conservaci´on se expresa mediante una ecuaci´on. este observador tambi´en registra que se conserva el momentum: p0a = p0d (1. y ´esta dar´ıa una vuelta alrededor del “nuevo” Sol en 365 d´ıas. y despu´es p0d . formalmente. Respecto al tiempo 14 . Ahora introducimos otro observador inercial O0 . el principio de la relatividad: las ecuaciones que representan las leyes de la f´ısica tienen la misma forma para todos los observadores inerciales. La ley de la conservaci´ on del momentum dice que pa = pd (1.11) y (1. Este ejemplo del choque de dos part´ıculas nos ha servido para ver la manera como se expresa. llamando pa al momentum total antes del choque. ¿C´omo se aplica este principio. La ecuaci´on que expresa la ley de conservaci´ on tiene la misma forma para todos los observadores inerciales. sin ninguna modificaci´on: la “nueva” Luna tomar´ıa 28 d´ıas para darle una vuelta a la “nueva” Tierra. y ´esta da una vuelta alrededor del Sol en 365 d´ıas. de qu´e modo se implementa en las ecua- ciones de la f´ısica? Para responder esta pregunta presentemos un ejemplo: la ley de la conservaci´on del momentum debe ser v´alida en todos los sistemas inerciales. M´as concretamente. Pensamos que el sistema solar funcionar´ıa lo mismo en un lugar A y en otro B. pensemos en el choque de dos part´ıculas.Principio de la Relatividad: lo que ocurre para un observador inercial tam- bi´en puede ocurrir para cualquier otro observador inercial.

8 El concepto de observador Las coordenadas (x. funcionar´ıa como funciona ahora. Es preciso sincronizar- los. y esperamos a que el pulso regrese al punto inicial. En un punto del espa- cio tenemos un reloj. y. La diferencia entre estos dos lugares no indica que esos puntos del espacio sean inequivalentes. A esta gran malla r´ıgida de relojes se le llama observador. Si suponemos que todos los relojes son igualmente construidos. o al menos suficientemente aislado. Registramos el tiempo ∆t que toma el pulso en el viaje total de ida y vuelta. Dicho de otra manera. Supong- 15 . Conviene anotar que las ideas reci´en expresadas se basan en la suposici´on de que el sistema solar est´a aislado del exterior. Ahora suponemos que en todo punto del espacio hay un reloj en reposo. En general. y todos los instantes son equivalentes: ´este es el principio de la homogeneidad del tiempo y el espacio. como explicaremos enseguida. Todo punto en el espacio se caracter- iza por medio de sus tres coordenadas (x. A pesar de que tengan la misma frecuencia. y. z). De esta manera se establecen las distancias entre todos los puntos y podemos calibrar o marcar las escalas de los tres ejes cartesianos. el reloj uno env´ıa un pulso de luz hacia el reloj dos. y mide el tiempo ∆t que tarda el pulso en ir y regresar. todos los puntos del espacio son equiv- alentes. podemos afirmar que marchan a la mis- ma frecuencia. enviamos un pulso de luz a otro punto donde hay un espejo. sin ninguna modificaci´on. z) de los puntos del espacio se pueden establecer con relojes y pulsos de luz. y tambi´en funcionar´ıa lo mismo si se le trasladara en el tiempo. Para sincronizar dos relojes.tenemos una idea similar: si el sistema solar se trasladara en pleno al futuro o al pasado. form´andose as´ı una gran red tridimensional. Las interacciones que se dan entre los objetos f´ısicos que pueblan el universo hacen que en un lugar ocurran fen´omenos diferentes de los que ocurren en otro lugar: no es lo mismo pararse en la superficie de la Luna y pararse en la superficie de la Tierra. podr´ıa ser que marquen horas diferentes por haber comenzado a marchar en diferentes instantes. r´ıgida e infinita. 1. cualquier sistema aislado funcionar´ıa lo mismo si se le trasladara en el espacio. los relojes podr´ıan estar descuadrados. es decir. y finalmente decimos que la distancia entre los dos puntos es 12 c∆t. la diferencia proviene de las interacciones que se dan entre los objetos f´ısicos que hay en el universo.

”. desaparecen las nociones de espacio y tiempo absolutos. En esa f´ısica la variable t se refiere al tiempo absoluto. y cada una de ellas tiene su propio sistema de co- ordenadas.m. N´otese que los relojes no necesitan enviar datos a un computador central ni hay un reloj principal: el observador no es un ser humano que usa la vista. As´ı se establece la posici´on de la part´ıcula como funci´on del tiempo. y otro. Nos imaginamos dos mallas de relojes. En cada punto del espacio hay dos relojes. no hay ninguno preferido. cuadre las manecillas de su reloj en la hora 4:00 p. sino que es un l´atice infinito con un reloj en cada punto. Veamos de qu´e manera este observador registra el vuelo de una part´ıcula puntual. pas´o por aquel otro punto en este otro instante. De esta manera se pueden sincronizar todos los relojes de un observador inercial. todos registran las mismas leyes de la f´ısica: las ecuaciones que expresan las leyes de la f´ısica tienen la misma forma para todos estos observadores. de manera que el de O0 se desplaza con velocidad v respecto al de O. y los relojes de los puntos visitados registran a qu´e hora fueron visitados. Como todos los observadores inerciales est´an en un plano de igualdad. Podemos pensar que hay un n´ umero infinito de obser- vadores inerciales. las dos mallas se cuelan una a trav´es de la otra. siempre que hablemos de observador inercial. Cada observador tiene pleno derecho a medir distancias y tiempos. Llamemos O a un observador inercial. y los resultados de sus mediciones son distancias verdaderas y tiempos verdaderos. Aqu´ı se establece una diferencia radical con la f´ısica preeinsteiniana. la part´ıcula visita un punto. etc. en cada punto del espacio hay un n´ umero infinito de relojes que pertenecen a todos los observadores inerciales. Todos los observadores inerciales son igualmente dignos. estas mallas se cuelan unas entre las otras. Luego se recogen todos los registros y se reconstruye la trayec- toria: la part´ıcula pas´o por tal punto en tal instante. A medida que transcurre el tiempo. una para O y otra para O0 . no habiendo ninguno que sea especial. cuando en el reloj uno sean las 3:57 p. y O0 a otro observador inercial que se mueve con cierta velocidad (constante) v respecto a O. ese flujo imperturbable dentro del cual se supon´ıa que las cosas del mundo f´ısico 16 . hemos de entender que sus relojes est´an sincroniza- dos. y otro.amos que ∆t = 6 minutos. M´as tarde. uno pertenece a O y el otro pertenece O0 . En lo sucesivo. el reloj uno env´ıa otra se˜ nal luminosa hacia el reloj dos con la siguiente instrucci´on: “en el instante en que reciba esta se˜ nal. y cada uno es una malla r´ıgida de relojes..m.

z) de la manera siguiente.9 Transformaciones de coordenadas Un evento es un punto en el espaciotiempo. Debe existir una manera de averiguar las cuatro coordenadas (t0 . y. y.est´an inscritas. Tal como veremos en la secci´on 3. el observador O usa cuatro n´ umeros (t. z 0 ) son las coordenadas de un mismo evento para dos observadores diferentes.2. y. As´ı como en la secci´on anterior. y aqu´ı radica la importancia. Un evento no es un suceso. pero a´ un as´ı queremos presentarla desde ya. El lector notar´a. x0 . Con t y t0 queremos decir que en el sitio y en el instante del evento hay dos relojes que pertenecen a O y O0 . obviamente. z) y (t0 .4. Para caracterizar un evento. como por ejemplo la desintegraci´ on de una part´ıcula. Esta afirmaci´on est´a de acuerdo con el hecho de que no se observan part´ıculas masivas que viajen a la velocidad de la luz. 1. no se trata de encontrar 17 . cuando estudiemos la din´amica relativista. gen´erico.6) y que el reloj que se encuentra en ese punto marca t = 9 en el instante de la desintegraci´ on. x. y 0 .4. x. Nota. para realizar este proceso habr´ıa que darle a la part´ıcula una energ´ıa infinita. x. pensemos en dos observadores inerciales O y O0 tales que el segundo se mueve respecto al primero con cierta ve- locidad (constante) v . (t.6). Pero. En la relatividad especial t es lo que marca un reloj. y 0 . Un evento cualquiera. y. esto quiere decir que el fen´omeno ocurre en aquel lugar cuyas coordenadas espaciales son (2. y 0 . z). x0 . z 0 ) cuando se conocen v y las cuatro coordenadas (t. Los laboratorios (los laboratorios constan de objetos masivos como relojes) tienen velocidades que son menores que c: la velocidad relativa entre dos observadores inerciales es siempre menor que c. Supongamos que deseamos acelerar una part´ıcula masiva con el prop´osito de que adquiera la velocidad de la luz c. x0 . x. no es algo que ocurre. En un evento pueden ocurrir fen´omenos. sino que es un simple punto en el cuadriespacio. z 0 ) en el sistema O0 .5. tiene coordenadas (t. que esta nota desubicada introduce un elemen- to de desorden. porque pronto nos ser´a u´til. z) en el sistema O y tiene coordenadas (t0 . Antes de concluir esta secci´on queremos hacer un comentario ac- erca de la velocidad que puede tener un observador inercial respecto a otro. supongamos que una part´ıcula se desintegra en el evento (9. y por eso es imposible: no se puede acelerar una part´ıcula masiva hasta darle la veloci- dad c.

18 . Ey . y 0 . y. Ez0 . se debe recono- cer que (t. sin embargo.las f´ormulas de conexi´on para un evento particular. Ez . x. hay s´olo una transformaci´on que verdaderamente corresponde a los registros de las dos mallas infinitas de relojes (la red primada y la no primada). Para que se pueda ejecutar la conversi´ on de una de las ecuaciones en la otra. z) A cualquier conjunto de cuatro ecuaciones como (1. Por ejemplo. y la deduciremos en el cap´ıtu- lo 4). t. Hay. x. Es decir. y. y. Bz0 ) cuando se conocen las (Ex . Bx . z 0 ) son variables algebraicas. Bz ) (a esa f´ormula se le dice “la transformaci´on del campo electromagn´etico”. En las pr´oximas secciones concentraremos el esfuerzo en encontrar la trans- formaci´on verdadera. By0 . para los observadores O y O0 la ecuaci´on de Maxwell ∇ · B = 0 se escribe ∂Bx ∂By ∂Bz + + = 0 ∂x ∂y ∂z ∂Bx0 ∂By0 ∂Bz0 + + = 0 ∂x0 ∂y 0 ∂z 0 Debemos ser capaces de pasar de una ecuaci´on a la otra: que las dos ecua- ciones sean equivalentes. x. y. Bx0 . el gran objetivo del proyec- to relativista: que se cumpla el principio de la relatividad: que las leyes de la f´ısica se expresen mediante ecuaciones que tengan la misma forma para todos los observadores inerciales. y. en t´erminos matem´aticos. Ey0 . la teor´ıa de la relatividad debe suministrar: 1) La f´ormula que permita averiguar las variables (Ex0 . el prop´osito a largo plazo. t. Ese es nuestro prop´osito a corto plazo. x0 . t. z) (1.13) se le llama transfor- maci´on de coordenadas. z) x0 = x0 (v .13) y 0 = y 0 (v . z) z 0 = z 0 (v . x. un n´ umero infinito de transfor- maciones de coordenadas. pero s´olo una es verdadera. x. sino las f´ormulas de conexi´on para todos los eventos. z) y (t0 . t. No podemos olvidar. By . por supuesto. Las coordenadas primadas deben ser funciones de las no primadas: t0 = t0 (v .

M´etodo b): Establecer un conjunto de primeros principios. deducir una transformaci´on de coordenadas a partir de ellos y luego estudiar si las ecuaciones de las leyes f´ısicas son covariantes: si lo son. µ ¶ ∂ ∂ ∂ 2) La f´ormula que permita averiguar las variables . esta f´ormula se llama “la transformaci´on verdadera de las coordenadas”. . y la de- duciremos enseguida. en- tonces la transformaci´on es muy probablemente la transformaci´on verdadera de coordenadas. El prop´osito 2) de encontrar la transformaci´on verdadera de coordenadas es v´alido de por s´ı.14) 1 − v 2 /c2 y0 = y z0 = z 19 . como por ejemplo (1. cuan- µ ¶ ∂x0 ∂y 0 ∂z 0 ∂ ∂ ∂ do se conocen las . x. En la pr´oxima secci´on seguiremos el m´etodo b) y encontraremos: v t− 2 x t0 = p c 1 − v 2 /c2 x − vt x0 = p (1. x0 . z 0 ) cuando se conocen las (t.10). pero ese prop´osito cobra una gran importancia cuan- do se inscribe dentro del principio de la relatividad 1). Hay dos m´etodos para encontrar la transformaci´on verdadera de coorde- nadas: M´etodo a): Acudir a las ecuaciones que expresan las leyes de la f´ısica y averiguar la transformaci´on de coordenadas que las deja invariantes (esta ruta se explora en el ap´endice). y 0 . . la f´ormula que permite ∂x ∂y ∂z averiguar las variables (t0 . . y. La transforma- ci´on verdadera de coordenadas deja invariantes las ecuaciones que describen las leyes de la f´ısica. M´as precisamente. que pide que las ecuaciones que expresan las leyes de la f´ısica sean las mismas para todos los observadores inerciales (que las ecuaciones sean invariantes). z).

el 20 .Einstein dedujo estas transformaciones en su c´elebre art´ıculo [2] de 1905 en el que funda la relatividad especial. en estas condiciones podemos decir que los dos eventos son (t.10) para derivar las transforma- ciones de Lorentz. z).14) ya hab´ıan sido obtenidas. Comencemos el estudio demostrando que las ecuaciones (1. Ellas son quiz´a las ecuaciones m´as importantes de la f´ısica del siglo XX.15) ∂x La homogeneidad del espacio nos permite afirmar que. Aqu´ı seguiremos la presentaci´ on de Resnick [6] que nos parece m´as ordenada y pedag´ogica.13) deben ser lineales. y. la variable t0 era simplemente una cantidad auxiliar. para un δx dado. y.14) (sin embargo. Lorentz pensaba en 1904 que mientras t es el tiempo verdadero. por Hendrik Antoon Lorentz [4] unos meses antes. ∂t ∂x ∂y ∂z pero δt = δy = δz = 0. x + δx. Einstein. x. usando el m´etodo a). entonces ∂x0 δx0 = δx (1. Para tal efecto consideremos dos eventos que son iguales en todo.14). que no conoc´ıa este trabajo de Lorentz. As´ı como en las secciones anteriores. por un error de c´alculo. excepto en la coordenada x. Lorentz no le dio al t0 de estas ecuaciones la importancia que luego habr´ıa de lograr en la relatividad. suponemos que la velocidad de separaci´on v es paralela al eje com´ un xx0 . Tomando diferenciales δ en la segunda de las ecuaciones (1. porque las ecuaciones (1. z) y (t. Asumiendo que δx es infinitesimal nos preguntamos cu´al es la separaci´on δx0 de acuerdo con el observador O0 . cuando el holand´es prob´o la covariancia de los campos el´ectrico y magn´etico bajo la transformaci´on (1.10 Las transformaciones de Lorentz Einstein [2] se basa en los tres principios (1. 1. en efecto. El origen de este nombre es curioso.13) escribimos: ∂x0 ∂x0 ∂x0 ∂x0 δx0 = δt + δx + δy + δz. y se conocen como las transforma- ciones de Lorentz. dedujo indepen- dientemente las transformaciones (1. s´olo pudo probar la covariancia hasta primer orden en v/c).

las condi- ciones {y = z = 0} y {y 0 = z 0 = 0} se implican mutuamente: {y = z = 0} ⇔ {y 0 = z 0 = 0} De aqu´ı podemos concluir que a20 = a21 = a30 = a31 = 0.20). Formalmente: z=0 ⇔ z0 = 0 21 . ∂x0 /∂y. es decir. a13 constantes.valor δx0 debe ser igual en todas las regiones del espacio. invocando la homogeneidad del espacio y del tiempo. Los puntos que pertenecen al plano xy (los que tienen z = 0) tambi´en pertenecen al plano x0 y 0 . y.17) 0 x = a10 t + a11 x + a12 y + a13 z (1. z. a12 . y luego atacaremos las dos primeras ecuaciones (1.16) con a10 . As´ı mismo.13).19) 0 z = a30 t + a31 x + a32 y + a33 z (1.17) y (1. Los puntos que pertenecen al eje x (los que tienen y = z = 0) tambi´en pertenecen al eje x0 . tienen z 0 = 0. con resultados similares a (1. la homogeneidad del tiem- po dice que δx0 debe ser igual en todas las ´epocas. (1.18) 0 y = a20 t + a21 x + a22 y + a23 z (1. nos llevan a afirmar que ∂x0 /∂t.19) y (1. la derivada ∂x0 /∂x es una con- stante. En conclusi´on.10). tienen y 0 = z 0 = 0. La segunda funci´on (1. o sea que ∂x0 /∂x es independiente del tiempo.20) Aqu´ı los 16 coeficientes aµν son constantes. Consideraciones parecidas. a11 . ∂x0 /∂z son tambi´en constantes. es decir.18). Formalmente.13) debe ser: x0 = a10 t + a11 x + a12 y + a13 z.16): t0 = a00 t + a01 x + a02 y + a03 z (1. o sea que ∂x0 /∂x debe ser independiente de x. Primero vamos a averiguar los ocho coeficientes de las dos u ´ltimas ecuaciones (1. Ahora procedemos a averiguar los valores de estos coeficientes utilizando los tres principios (1. Se puede repetir este razonamiento para las otras tres funciones de (1.

0. Un an´alisis parecido nos permitir´a concluir que a33 = 1. 0.22). x. o sea que a00 debe ser positiva: 22 .19). Para estos eventos la condici´on t > 0 debe implicar que t0 > 0. coordenadas no primadas y = 0 y y = L/a22 . Ya hemos averiguado los ocho coeficientes de las ecuaciones (1. x. Vamos a probar que a22 = 1 al comparar estas dos situaciones: Situaci´on 1: En t = 0 hay una varilla en reposo respecto a O parada en el eje y. coordenadas primadas y 0 = 0 y y 0 = a22 L. Veamos de qu´e manera el observador O registra este objeto: claramente se trata de una varilla que viaja hacia la derecha y cuyos extremos tienen. −y. 0) y (0.De aqu´ı se deduce que a32 = 0. con sus extremos en los puntos y = 0 y y = L. L. de acuerdo con (1. la Situaci´ on 1 y la Situaci´ on 2 son equivalentes.10). con sus extremos en los puntos y 0 = 0 y y 0 = L. ambos eventos deben tener la misma coordenada temporal t0 . y. on 2: En t0 = 0 hay una varilla en reposo respecto a O0 parada Situaci´ en el eje y 0 . 0. L. 0. z0 = z (1.18). 0. 0). de acuerdo con (1. Veamos de qu´e manera el observador O0 registra este objeto: claramente se trata de una varilla que viaja hacia la izquierda y cuyos extremos tienen.19) y (1. Un razonamiento similar (con el plano xz) nos lleva a que a23 = 0 . los eventos de este plano cumplen la ecuaci´on t0 = a00 t.22) Pensemos en los eventos del plano x = 0. 0). z) y (t.20).17) se ha convertido en t0 = a00 t + a01 x (1. 0.19). Un an´alisis parecido nos conduce a que a03 = 0. En vista de (1. Entonces a22 L = L/a22 .17) y (1. ecuaciones que ahora se escriben: y0 = y . Comencemos considerando dos eventos (t. Hasta el momento la ecuaci´on (1. de acuerdo con la ecuaci´on (1.17) concluimos que a02 = 0. Por la homogeneidad del espacio. z). de donde a22 = 1.21) Nos falta estudiar las ecuaciones (1. o sea que los dos extremos tienen coordenadas no primadas (0. o sea que los dos extremos tienen coordenadas primadas (0. De acuerdo con el principio de la relatividad (1. 0) y (0.

cuyos puntos cumplen la condici´on X = vT . Z) pertenece al plano x0 = 0.26) encontramos: a11 > 0 (1. de donde a10 = −va11 .24) Si hacemos T = X = 0 en (1. Y. x > vt ⇒ x0 > 0.25) dice que a10 T + a11 v T = 0. En otras palabras. Z) las coordenadas no primadas de un evento cualquiera en el plano x0 = 0.18) escribimos: a10 T + a11 X + a12 Y + a13 Z = 0 (1. Para tal efecto consid- eremos aquellos eventos que est´an a la derecha del origen de O0 .27) Hagamos un resumen de lo que hemos averiguado hasta el momento: 23 .24) para escribir a10 T + a11 X = 0 (1. entonces a12 = a13 = 0.26) Demostraremos enseguida que a11 debe ser positiva.24) se obtiene a12 Y + a13 Z = 0 Como esta u´ltima ecuaci´on debe cumplirse para todos los (arbitrarios) val- ores de Y y de Z. X. Con este resultado regresamos a (1. Haciendo x0 = 0 en (1. a00 > 0 (1. Al poner esto en (1. claramente la ecuaci´on (1. Y.18) se ha convertido en x0 = a11 (x − vt) (1. esos eventos cumplen las condiciones x0 > 0 y x > vt. Hasta el momento la ecuaci´on (1.23) Sean (T.25) No olvidemos que (T. X.

como condici´on suplementaria. a01 y a11 . Para individualizar una transformaci´on partic- ular es necesario dar los valores de a00 .28). y 0 . Pero todav´ıa hay tres coeficientes desconocidos a00 . a01 .28) no es una transformaci´on particular. sino una familia de transformaciones. Pero c0 = c. y las primadas son (t0 . la transformaci´on de Galileo (1. este pulso llega a un evento E. Las coordenadas no primadas de E son (t. La transformaci´on de Lorentz tambi´en pertenece a la familia de transforma- ciones (1. por el principio de la constancia de la velocidad de la luz: p x2 + y 2 + z 2 c = p t x + y02 + z02 0 2 c = t0 Estas dos ecuaciones pueden escribirse as´ı: c2 t2 − (x2 + y 2 + z 2 ) = 0 (1. Por ejemplo.pz). y 2 2 2 para O0 la velocidad del pulso es c0 = x0 + y 0 + z 0 /t0 .7) pertenece a la familia de transformaciones (1. Para obtener Galileo a partir de (1. a11 .28) y0 = y z0 = z Hasta aqu´ı se llega usando los principios de la relatividad y de la homogenei- dad del espacio y del tiempo. lo que se logra imponiendo alguna condici´on suplementaria.28) se impone la condici´on suplementaria a01 = 0.28). a00 = a11 = 1. y. x. Para O la velocidad del 2 2 2 p pulso es c = x + y + z /t. a01 . tal como veremos enseguida. En efecto. z 0 ). al implementar este principio quedan un´ıvocamente determinados los tres coeficientes a00 . x0 . t0 = a00 t + a01 x x0 = a11 (x − vt) (1. Einstein obtiene la transformaci´on de Lorentz usando.30) 24 . Un tiempo despu´es. o sea que (1. a11 . el principio de la constancia de la velocidad de la luz. Supongamos que un pulso de luz sale del origen de coordenadas cuando los or´ıgenes de O y O0 coinciden.29) 2 2 2 2 c2 t0 − (x0 + y 0 + z 0 ) = 0 (1.

utilizando (1. Adoptamos entonces on.29) y (1. igua- lando los coeficientes correspondientes se llega a: c2 a200 − v 2 a211 = c2 a211 − c2 a201 = 1 c2 a00 a01 + va211 = 0 Este es un sistema de tres ecuaciones para las tres inc´ognitas a00 .Usar ahora las cuatro ecuaciones (1. t´ermino a t´ermino. la primera soluci´ on est´a descartada. las ecuaciones (1. a00 = − p 1 − v 2 /c2 1 − v 2 /c2 1 − v 2 /c2 Segunda soluci´ on: 1 v/c2 1 a211 = . a211 .31) + 2 (c2 a00 a01 + va211 ) xt = 0 Vamos a comparar. a01 = − p 1 − v / c2 1 − v / c2 p He aqu´ı el factor 1/ 1 − v 2 /c2 . que aparece innumerables veces en la rela- tividad. Tradicionalmente se le conoce como γ: 25 . a01 = − p .30) para que (1. a01 . a00 = p 1 − v 2 /c2 1− v 2 /c2 1 − v 2 /c2 En vista de (1. Hay dos soluciones: Primera soluci´ on: 1 v/c2 1 a211 = . a01 = p .31).23).30) quede en t´erminos de cantidades no primadas: (c2 a200 − v 2 a211 )t2 − (a211 − c2 a201 )x2 − y 2 − z 2 (1.27) al tomar la ra´ız cuadrada de a211 : la segunda soluci´ 1 v/c2 a11 = a00 = p .28) en (1.

1 γ = p (1. y en este sentido ellas son del ´ambito de la f´ısica te´orica. respecto a O. y. con una velocidad v que apunta en la direcci´on del eje com´un x x0 . z0 = z Estas son las transformaciones de Lorentz. y que este u ´ltimo es un caso l´ımite del pensamiento relativista. Lo importante es que ellas tambi´en son del ´ambito de la f´ısica experimental: innumerables experimentos real- izados durante el siglo XX han confirmado. Hemos asumido que O0 se mueve. cuando v apunta en cualquier direcci´on: 26 . entonces. x.34) y = y0 . z.33) se convierten en (1. Las hemos presentado como una consecuencia directa de los tres postulados de la relatividad. y sin ninguna excepci´on. Si queremos expresar las coordenadas no primadas en t´erminos de las pri- madas. Anotemos que las transformaciones de Lorentz se confunden con las de Galileo a bajas velocidades.7) cuando v ¿ c. que consiste en lo siguiente: en cada una de las cuatro ecuaciones se cambia v por −v y se intercambian coordenadas primadas y no primadas: v 0 t = γ (t0 + x) c2 x = γ (x0 + vt0 ) (1. podemos resolver estas cuatro ecuaciones simult´ aneas y despejar t. Esta observaci´ on deja en claro que la relatividad especial abarca al pensamiento newtoniano. pero la diferencia es notoria u ´nicamente a altas velocidades. que las transformaciones de Lorentz son buenas. una y otra vez. El espaciotiempo relativista es diferente del newtoniano para todos los valores de v.32) 1 − v 2 /c2 Los tres coeficientes son.33) y0 = y . a11 = a00 = γ. Pero hay otra manera m´as simple. En efecto. a01 = −γv/c2 y el resul- tado final de las transformaciones queda: v t0 = γ (t − x) c2 x0 = γ (x − vt) (1. z = z0 Generalizaci´ on. las ecuaciones (1. Enseguida escribimos el caso [7] general.

33) calculamos estas seis derivadas: ∂t0 ∂x0 ∂t0 γv = = γ. En diferenciales.42) v2 Las derivadas: A partir de las transformaciones (1.40) Tambi´en podemos escribir las ecuaciones (1. la regla de la derivaci´on en cadena dice que 27 .37) c2 ∆x0 = γ(∆x − v∆t) (1. 1 t0 = γ(t − 2 v · r) µc ¶ (1.36) 0 γ−1 0 0 r=r + v · r + γt v v2 Los diferenciales.35) 0 γ−1 r =r+ v · r − γt v v2 1 t = γ(t0 + 2 v · r0 ) µc ¶ (1.39) c2 ∆x = γ(∆x0 + v∆t0 ) (1.41) µc ¶ 0 γ−1 ∆r = ∆r + v · ∆r − γ∆t v (1. ∂t ∂x ∂x c (1. =− 2.38) Y las inversas proceden de (1.33) son: v ∆t0 = γ(∆t − ∆x) (1.43) ∂x0 ∂y 0 ∂z 0 = −γv. = =1 ∂t ∂y ∂z Ahora.34): v ∆t = γ(∆t0 + ∆x0 ) (1.35) en diferenciales: 1 ∆t0 = γ(∆t − 2 v · ∆r) (1. las dos primeras ecuaciones (1.

De la misma manera se cal- culan ∂x .43): ∂ ∂ ∂ = γ 0 − γv 0 . Despu´es de refle- jarse en los espejos. ∂t ∂t ∂x que escribimos cortamente ∂t = γ ∂t0 − γv ∂x0 . ∂ ∂t0 ∂ ∂x0 ∂ ∂y 0 ∂ ∂z 0 ∂ = 0 + 0 + 0 + . 28 . ∂t ∂t ∂t ∂t ∂x ∂t ∂y ∂t ∂z 0 entonces. ∂y .44) c ∂y = ∂y0 ∂z = ∂z 0 c c' q q' Luz a v Figura 1. y ∂z : ∂t = γ ∂t0 − γv ∂x0 γv ∂x = γ ∂x0 − 2 ∂t0 (1. utilizando las derivadas (1. En P la luz se reparte hacia A y B.2 Interfer´ ometro de y c 0 tales que c = v + c 0 Michelson. v Figura 1. los haces se encuentran de nuevo en P y de all´ı salen juntos hacia el detector.1 Las velocidades c.

Los ejes x y x0 coinciden. La velocidad de separaci´on v apunta en direc- ci´ on x. 29 .3 Definici´on de los sis- temas coordenados. los ejes y y y 0 son paralelos y los ejes z y z 0 tam- bi´en son paralelos. y x y' z x' z' Figura 1.

30 .

Consideremos dos eventos E1 y E2 . Supongamos que para O la separaci´on entre los dos eventos es puramente es- pacial. sino que forman un todo espaciotemporal.42) muestran que para O0 los dos eventos tienen separaciones espacial y temporal.41) y (1. El observador O registra que estos dos eventos tienen coordenadas (t. r + ∆r). r0 ) y (t0 + ∆t0 . en gen- eral. 31 .42) muestran que para O0 los dos eventos tienen separaciones espacial y temporal. La m´as importante se refiere a dos eventos que son simult´aneos para un observador: para otros observadores. y los dos relojes de O0 marcan t0 y t0 + ∆t0 . As´ı mismo. Para O0 las coordenadas1 de E1 y E2 son (t0 . las ecuaciones (1. entre su espacio y su tiempo. el modo como se adicionan velocidades y como se adicionan acelera- ciones.41) y (1. respectivamente. r) y (t + ∆t.Cap´ıtulo 2 Propiedades del espaciotiempo En este cap´ıtulo nos proponemos estudiar las consecuencias m´as directas de las transformaciones de Lorentz. supong- amos que para O la separaci´on entre los dos eventos es puramente temporal. ∆r = 0. en general. es decir. r0 + ∆r0 ). es decir. Vemos as´ı que el espacio y el tiempo no son independientes uno del otro. pero el 1 Estamos mencionando cuatro relojes: los dos relojes de O marcan t y t + ∆t. Las implicaciones de estos dos resultados son inmediatas. ∆t = 0. las ecuaciones (1.42). ∆t0 y ∆r0 est´a dada por las f´ormulas (1. un lindero. esos dos eventos no son simult´aneos. La conexi´on entre ∆t. la longitud propia.41) y (1. ∆r. Directamente conectado con esto aparece otro efecto curioso: la longitud de un objeto cualquiera depende. del estado de movimiento del observador que la registra. la gran idea que revolucion´o el pensamiento cient´ıfico: el espacio y el tiempo no son independientes uno del otro. Surge un conjunto de definiciones y efectos de primera importancia: el tiempo propio. Cada observador inercial puede establecer un corte. Estos asuntos est´an cobijados por la idea central de la relatividad.

2. Comparando. Tambi´en decimos que una can- tidad es absoluta cuando.42).1 Las separaciones espacial y temporal son rel- ativas Las ecuaciones (1. al registrarla diferentes observadores.41) y (1. hay una funci´on de ∆t y ∆r que resulta absoluta. 2.41) y (1. Definamos: ∆s2 = c2 (∆t)2 − (∆r)2 (2.7) dan t02 − t01 = t2 − t1 y x02 −x01 6= x2 −x1 . en general. En palabras: en Galileo la separaci´on temporal es absoluta y la separaci´on espacial es relativa. As´ı mismo. en general ∆r0 6= ∆r: la separaci´on espacial tambi´en es relativa. obteni´endose: γ2 c2 (∆t0 )2 = γ 2 c2 (∆t)2 + (v · ∆r)2 − 2γ 2 ∆t(v · ∆r) c2 γ2 −(∆r0 )2 = −(∆r)2 − (v · ∆r)2 + 2γ 2 ∆t(v · ∆r) − γ 2 v 2 (∆t)2 c2 Ahora sumar lado a lado estas dos ecuaciones: 32 . por esto decimos que la separaci´on temporal entre dos eventos es relativa. sino relativas. todos ob- tienen el mismo resultado.2 El intervalo es absoluto A pesar de que las separaciones espacial y temporal son relativas. las transformaciones de Galileo (1. Acabamos de probar que en la relatividad es- pecial las separaciones espacial y temporal no son absolutas. El adjetivo relativo se aplica a cualquier cantidad que. Para tal efecto se eleva al cuadrado cada uno de los lados en las ecuaciones (1. ∆t0 6= ∆t. registrada por difer- entes observadores.1) 2 ∆s0 = c2 (∆t0 )2 − (∆r0 )2 En palabras: el cuadrado de la separaci´on temporal menos el cuadrado de la separaci´on espacial. Enseguida probaremos que ∆s02 = ∆s2 . da resultados diferentes.42) muestran que.lindero que establece O es diferente al que establece O0 .

debe registrar que los dos eventos ocurren en el mismo punto del triespacio. lumi- noide o espacialoide. El intervalo es la separaci´on espaciotemporal.5) ∆t 33 . porque el intervalo tiene un signo − que es crucial. Intervalos temporaloides. respectivamente. c2 (∆t0 )2 − (∆r0 )2 = c2 (∆t)2 − (∆r)2 (2. el intervalo entre dos eventos diferentes puede ser cero. En las geometr´ıas euclidianas la definici´on de distancia involucra u ´nicamente signos +.2) Es decir. Para que ∆s2 sea positivo debe cumplirse la siguiente desigualdad: c|∆t| > |∆r| (2. Vamos a estudiar por separado cada uno de estos casos.4) Este intervalo tiene dos propiedades interesantes: a) Un observador inercial que recorra el espacio ∆r en el lapso ∆t. La separaci´on espacial es relativa. el intervalo es temporaloide. la separaci´on temporal es relativa. sino del mismo punto. negativa o cero. ∆s02 = ∆s2 (2. Esto tiene una consecuencia importante: la distancia entre dos puntos diferentes es siempre positiva. La geometr´ıa del espaciotiempo no es euclidiana. o sea que que si la distancia entre dos puntos es cero es porque se trata.3) A ∆s2 se le llama intervalo. cero o negativo. la sep- araci´on espaciotemporal es absoluta. 2. no de dos puntos.3 Clases de intervalos Cuando ∆s2 es positivo. Es- cribamos la velocidad de este observador inercial: ∆r v = (2. En el espaciotiempo la cantidad ∆s2 puede ser positiva.

41) se obtiene ∆t0 = 0. En conclusi´on: si dos eventos tienen intervalo temporaloide. Al imponer la condici´on ∆t0 = 0 en (1. lo que es imposible (ver la frase en bastardilla en la p´agina 17). b) ¿Existe acaso un observador inercial O0 para el cual los dos eventos ocurren en el mismo punto r0 ? Respondamos esta pregunta averiguando la velocidad v que deber´ıa tener O0 . Intervalos espacialoides.6) ∆t Sin embargo.42) se obtiene ∆r0 = 0.7) Este intervalo tiene dos propiedades interesantes: a) Los observadores inerciales que cumplen la condici´on ∆r v· = c2 ∆t registran que los dos eventos son simult´ aneos.Para verificar que esto es cierto. ning´ un observador registra que son simult´ aneos.6) implica que v tendr´ıa que ser mayor que c. Para que ∆s2 sea negativo debe cumplirse la siguiente desigualdad: |∆r| > c|∆t| (2.42) se obtiene µ ¶ γ−1 ∆r + v · ∆r − γ∆t v = 0 v2 34 . Al imponer la condici´on ∆r0 = 0 en (1. la combinaci´on de (2.41) se obtiene ∆r v· = c2 (2. Podemos convencernos de que esto es cierto de la manera siguiente: al poner v · (∆r/∆t) = c2 en (1. notemos que al colocar el valor v = ∆r/∆t en (1.4) y (2. b) ¿Existe acaso un observador inercial O0 para el cual los dos eventos son simult´aneos? Respondamos esta pregunta averiguando la velocidad v que deber´ıa tener O0 .

µ ¶ ∆r γ−1 ∆r = − v · − γ v (2.7) y (2. 35 .8) es un vector en direcci´on ∆r/∆t y el lado derecho es un vector en direcci´on v .8) ∆t v2 ∆t Multiplicar escalarmente ambos lados de esta ecuaci´on por el vector v : µ ¶ ∆r ∆r 2 v· = − (γ − 1) v · − γv ∆t ∆t ∆r 0 = −v · + v2 (2.6) y (2. para que la ecuaci´on sea v´alida es necesario que esos dos vectores sean paralelos o antiparalelos. Al imponer la condici´on ∆t0 = 0 en (1.10) implica que |v| ten- dr´ıa que ser mayor que c. En conclusi´on: si dos eventos tienen intervalo espacialoide. lo que es imposible (de nuevo. ning´ un observador registra que ocurren en el mismo punto del triespacio. o sea que v · ∆r/∆t = ±|v||∆r/∆t|.9) ∆t El lado izquierdo de la ecuaci´on (2. Escogemos el signo +: ¯ ¯ ¯ ∆r ¯ ¯ |v| = ¯ ¯ (2.6). Intervalos luminoides.41) se obtiene (2. El intervalo entre dos eventos es cero si c|∆t| = |∆r| (2. Sin embargo. la frase escrita en bastardilla en la p´agina 17).9) se ob- tiene |v| = ± |∆r/∆t|. la combinaci´on de (2. El signo − es inadmisible. porque permitir´ıa que una cantidad positiva fuera igual a una negativa. lo que es imposible. Al poner este valor en la ecuaci´on (2.10) ∆t ¯ El problema es que la combinaci´ on de (2.11) Hay dos preguntas interesantes: a) ¿Existe acaso un observador inercial O0 para el cual los dos eventos son simult´aneos? Respondamos esta pregunta averiguando la velocidad v que deber´ıa tener O0 .11) implica que v tendr´ıa que mayor que c.

lo que constituye una propiedad de primera importancia: dos eventos que aparecen simult´ aneos para O pueden aparecer simult´aneos o no simult´aneos para O0 . el reloj primado en el primer evento marca t01 = 3:27 a.41) encontramos γ ∆t0 = − v · ∆r (2.m. ning´ un observador registra que son simult´aneos y ning´un observador registra que ocurren en el mismo punto del triespacio. y O0 registra que los relojes de O est´an desincronizados.m..12) c2 Si v · ∆r 6= 0. 36 . vali´endonos de la nota es- crita al pie de la p´agina 31. 2. por ejemplo. Aparecen simult´ aneos para todos los observadores O0 que tengan v perpendicular a ∆r. entonces ∆t0 6= 0. lo que es imposible. El observador O dice que todos sus relojes (los no primados) est´an de acuer- do. Pero los dos relojes de O0 est´ an marcando horas diferentes.11) implica que v tendr´ıa que ser igual c.4 La simultaneidad es relativa Consideremos dos eventos que aparecen simult´ aneos para el observador O.b) ¿Existe un observador inercial O0 para el cual los dos eventos ocurren en el mismo punto r0 ? Al imponer la condici´on ∆r0 = 0 en (1. y aparecen no simult´ aneos a todos los O0 cuya v no sea perpendicular a ∆r. Vemos as´ı que la simultaneidad no es absoluta. Desincronizaci´ on de relojes.10).10) y (2. sino relativa. el observador O0 tambi´en dice que todos sus relojes (los primados) est´an sincronizados. dependiendo de la direcci´on de la ve- locidad v . Tambi´en se puede entender la f´ormula (2. Los dos relojes de O est´an marcando la misma hora. Pero O registra que los relo- jes de O0 est´an desincronizados. En conclusi´on. por ejemplo t = 3:29 a. est´an sincronizados. Haciendo ∆t = 0 en (1. cuando el intervalo entre dos eventos es luminoide.42) se obtiene la ecuaci´on (2.m. y el reloj primado en el segundo evento marca t02 = 3:31 a. es decir. El problema es que la combinaci´ on de (2.12) en t´erminos de desincronizaci´on de relojes.

Este ∆t0 se llama tiempo propio y c se denota por medio del s´ımbolo ∆τ. (2. 37 .5) en (1. existe un observador que registra que los dos eventos ocurren en el mismo tripunto y con una sep- araci´on temporal ∆τ. y esto implica necesari- amente que ∆τ 2 < ∆t2 : el tiempo propio es el menor de los tiempos.2) se reescribe as´ı: c2 ∆τ 2 = c2 (∆t)2 − (∆r)2 + (∆r0 )2 En el lado derecho tenemos ∆r0 = 0 y (∆r)2 > 0. y los dos tiempos t0 y t0 + ∆t0 los registra aquel reloj primado que ocupa el tripunto. Otros observadores registran.15). dan pie a las siguientes dos observaciones: 1) El tiempo propio τ es un concepto que se aplica u ´nicamente a inter- valos temporaloides. en general.13) p ∆τ = ∆t 1 − v 2 /c2 (2. ya que O0 usa solamente un reloj.5). Las f´ormulas (2. Veamos ahora cu´al es la separaci´on temporal ∆t0 que registra ese observador O0 . que son de primera importancia.41) se obtiene ∆t0 = 1 γ(∆t − 2 v · v ∆t) = γ(1 − v 2 /c2 )∆t. Utilizando el resultado (2.5 Tiempo propio Al estudiar los intervalos temporaloides vimos que la separaci´on espacial aparece nula para aquel observador O0 que tiene una velocidad dada por (2.2.14) < ∆t (2. Llegamos as´ı a una clave que puede ser u´til en momentos de confusi´on: el tiempo propio τ lo mide un solo reloj. que los dos eventos ocurren en lugares diferentes y con una separaci´on temporal mayor que ∆τ : el tiempo propio es el menor de los tiempos. Dado un intervalo temporaloide.15) La ecuaci´on (2.14) y (2. En general se trata de cuatro relojes. pero el caso del tiempo propio es especial. Es claro que para el observador primado los dos eventos ocurren en un punto fijo del triespacio. En conclusi´on: ∆r0 = 0 (2. 2) Regresemos a la nota al pie de la p´agina 31.13).

Pensamos en un reloj atado a la part´ıcula. o sea que los registran relojes diferentes. y un pulso de luz que se refleja una y otra vez en los espejos. Para O0 los dos eventos ocurren en el mismo punto. se les aplica el concepto de tiempo propio τ. ¿C´omo se mide el τ de estos intervalos? Para responder esta pregunta supongamos el m´as simple de los casos. que la 38 . Part´ıcula libre.2. por eso los eventos de sus trayectorias tienen intervalos temporaloides y. De acuerdo con O0 . el tiempo que el pulso de luz tarda en regresar a uno de los espejos es 2δ ∆t0 = c Suponemos que este reloj tiene sus espejos paralelos al plano z 0 x0 . un reloj de estos. o sea que ∆t viene dado por: q ¡ ¢2 2 δ 2 + 12 v∆t ∆t = c Despejar (∆t)2 para obtener µ ¶ 2δ 2 c (∆t)2 = 1 − v 2 /c2 ∆t0 ∆t = p 1 − v 2 /c2 Los dos eventos (salida y regreso del pulso) se registran de manera difer- ente por los dos observadores. que es el de una part´ıcula masiva libre. en consecuencia.Medici´ on de τ . Veremos en la secci´on 3. Para O el viaje del pulso de luz es como en qla l´ınea punteada de la Figura 2. como muestra la Figura 2.1.5 que las part´ıculas masivas tienen velocidades inferiores a c. el ¡1 ¢2 recorrido total es dos hipotenusas: 2 δ 2 + 2 v∆t . En cada tripunto de O0 se encuentra. Para O los dos eventos ocurren en puntos diferentes. o sea que los registra el mismo reloj: tiempo propio. Supongamos que los relojes se construyen con dos espejos paralelos separados una distancia δ. fijo.

Supongamos que. es el tiempo que marca un reloj atado a la part´ıcula). τ es un par´ametro que sirve para caracterizar los eventos de la trayectoria. Pero otros obser- vadores que no acompa˜ nan a la part´ıcula tambi´en pueden utilizar a τ para caracterizar los puntos de la trayectoria de la part´ıcula. X. Llegamos as´ı a una f´ormula de gran utilidad en el estudio de las trayectorias de las part´ıculas libres: ds2 = c2 dτ 2 . siendo τ el tiempo que marca un reloj que acompa˜ Para un observador que acompa˜ na a una part´ıcula masiva. El fot´on viaja con velocidad c.1). en estas coordenadas el intervalo entre dos puntos de la trayectoria es puro tiempo. Otro ejemplo de part´ıcu- la estable es el prot´on. 7.acompa˜ na en todo instante: el tiempo que marca este reloj es τ. 8). deber´ıamos decir “aproximadamente la mitad”. X. seg´ un los registra un observador inercial cualquiera. Deber´ıa definirse el 2 Esta f´ormula. es tambi´en v´ alida cuando la part´ıcula no es libre. Hay un sistema coordenado inercial para el cual la part´ıcula est´a siempre en reposo. como hemos dicho. (2. porque es relativo. La idea es que cada una de las cuatro coordenadas (T. Y = Y (τ ) y Z = Z(τ ). Y. Un electr´on solo y aislado sigue siendo electr´on indefinidamente. y es c2 τ 2 . y por esto decimos que es estable. de la manera sigu- iente. Decimos entonces que T (23) = 5. Escribimos entonces T = T (τ ). Y (23) = 7 y Z(23) = 8.. para los cuales no se aplica el concepto de tiempo propio: el concepto de tiempo propio no se aplica a part´ıculas de masa cero. El tiempo de vida media se define como el tiempo que tarda una poblaci´on de part´ıculas id´enticas en reducirse a la mitad3 . Tiempo de vida media. y debido a la incertidumbre esencial que asiste al proceso cu´antico de la desintegraci´on. y por esta raz´on los eventos de su trayec- toria tienen intervalos luminoides. como veremos en la ecuaci´ on (8. 3 En verdad. Z) se puede con- siderar como funci´on de τ (que. ya que casi todas las part´ıculas tienden a desintegrarse. cuando τ = 23. Pero la estabilidad es una propiedad escasa. 39 . Nos interesa en este momento resaltar que el enuncia- do “tiempo que tarda. 6. que hemos encontrado para part´ıcula libre. Obs´ervese que este tiempo propio lo mide un s´olo reloj. Sean (T. la part´ıcula ocup´o el evento (5. X(23) = 6..” es ambiguo. Y. X = X(τ ). Z) las coordenadas de los eventos de la trayectoria de una part´ıcula libre.16) na a la part´ıcula2 .

99 ct = 54.6 × 10−8 s t = p = √ = 18.74 m y no 7. no relativos. 40 .7). Supongamos ahora que este grupo de piones tiene una velocidad de 0. que el 99.98770 % de las veces se desintegran as´ı: π + → µ+ νµ π − → µ− ν¯µ con τ = 2. cuando en los relojes de este observador hayan transcurrido 2. el resultado es bien diferente. Se ha convenido en que “el tiempo que tarda una poblaci´on en reducirse a la mitad. las can- tidades ∆t y ∆t0 ser´ıan iguales.74 m : Relatividad Si. en vez de usar las transformaciones de Lorentz.99c respecto al laboratorio.72 m: la relatividad especial confirmada.14): τ 2.tiempo de vida media en t´erminos absolutos. Supongamos un conjunto de 700 piones que se encuentran en reposo re- specto a un observador O0 . muy diferente a 54. ¿cu´anto tiempo t (el que marca un reloj del laboratorio) se demora la poblaci´on de piones para pasar de 700 a 350? Para responder esta pregunta utilizamos la ecuaci´on (2.43 × 10−8 s 2 1 − v /c2 1 − 0. y el trayecto recorrido por los piones antes de desintegrarse ser´ıa v ∆t0 = 7. De acuerdo con las ecuaciones (1. desde un punto de vista experimental es el siguiente.99 2 El trayecto recorrido por los piones antes de desintegrarse es vt: v t = 0. y nos preguntamos: seg´ un el reloj del labo- ratorio. En el laboratorio el experimento da 54.6 × 10−8 segundos. Veamos por ejemplo los piones no neutros.74 m. aprox- imadamente” significa lo siguiente: el que registra un observador en reposo respecto a las part´ıculas.6 × 10−8 s : Vida media El significado de τ. la poblaci´on de piones ser´a 350 aproxi- madamente.72 m : Galileo. se usan las de Galileo.

la fotograf´ıa queda corrida o borrosa. Esta L0 recibe el nombre de longitud propia. se cumple la ecuaci´on v · L = 0 y en consecuencia L = L0 : las longitudes perpendiculares a v no sufren ning´ un cambio. la longitud del avi´ on seg´ un la registra O. si L y v son paralelos. y no sirve: en general. En el caso especial en que el avi´on est´a en reposo. De otro lado. La estudiaremos en dos casos: cuando L y v son perpendiculares. Si son perpendiculares.18) c Esta f´ormula sirve en general.41): µ ¶2 1 2 2 c γ ∆t − 2 v · ∆r − L20 = c2 (∆t)2 − (∆r)2 c Queremos que |∆r| sea L. Entonces: µ ¶2 2 2 1 c γ v · L − L20 = −L2 c2 O sea que γ2 L20 = L2 + 2 (v · L)2 (2. para medir la longitud de un objeto se deben registrar los dos extremos simult´ aneamente. Tal como acabamos de explicar. ∆t = 0. La ecuaci´on (2. los registros de los dos extremos no tienen que ser simult´aneos. y llamemos L0 = |∆r0 | a su longitud para O0 .2) se escribe: c2 (∆t0 )2 − L20 = c2 (∆t)2 − (∆r)2 (2. y cuando L y v son paralelos. para medir esta L se deben registrar los dos extremos en el mismo valor de t.18) da 41 .17) Ahora utilizar la ecuaci´on (1. Supongamos pues que el avi´ on est´a en reposo en O0 . es decir. la f´ormula (2. porque si se abre durante mucho tiempo.6 Longitud propia Para medir fotogr´aficamente la longitud de un avi´ on volando se debe tener en cuenta que el diafragma de la c´amara fotogr´afica se abra por muy poco tiempo.2. cualquiera que sea el ´angulo formado por el avi´on L y la velocidad de separaci´on v .

y cada uno de estos cubitos aparece deformado para O. La cantidad V0 es el volumen propio.21) donde V0 = L30 . seg´un O0 .e. y en consecuencia la relaci´on entre los vol´ umenes es q V = V0 1 − u2 /c2 . el volumen es L30 1 − v 2 /c2 para O. es decir.19) > L (2. sino de un paralelep´ q ıpedo recto rectangular -i. 42 . y 0 y z 0 . Vemos as´ı que para O no se trata de un cubo. Ahora supongamos un cuerpo de cualquier forma. claramente. ya que mientras el volumen es L30 para O0 . Llamemos L0 a la lon- gitud de las aristas. Volumen propio. p L0 = L/ 1 − v 2 /c2 (2. la forma de los objetos tridimensionales depende del estado de movimiento del observador que los registra: la forma es relativa. L0 . Nos preguntamos en seguida de qu´e manera registra O a este cuerpo. Esto repercute en qel volumen.17) se reescribe as´ı: L20 = (∆r)2 − c2 (∆t)2 + c2 (∆t0 )2 No olvidemos que ∆t = 0 y (∆t0 )2 > 0. L0 1 − v 2 /c2 . lo que implica necesariamente que L20 > (∆r)2 : la longitud propia es la mayor de las longitudes. Lo importante es que q todos los cubitos se ven afectados por el mismo factor de deformaci´on 1 − v 2 /c2 . y que las longitudes paralelas a v se afectan por un factor 1 − v 2 /c2 . En esta ecuaci´on estamos hablando de cualquier cuerpo tridimensional que tiene velocidad u respecto a O.de aristas L0 . Presentemos un ejemplo de esta deformaci´on. Dado que las longitudes perpendiculares a vq no sufren cambios. el que registra un observador para el cual el cuerpo est´a en reposo. pero las aristas paralelas al eje x tienen una longitud contra´ıda L0 1 − v 2 /c2 . suponiendo que en O0 hay. (2.: un “cubo achatado”. en reposo. las aristas paralelas a los ejes y y z son de longitud q L0 . un cubo con sus aristas paralelas a los ejes x0 .20) La ecuaci´on (2. es claro que O0 lo puede considerar como la yuxtaposici´on de muchos cubitos. respectivamente.

Y si cada part´ıcula tiene una carga el´ectrica q.22) V Seguidamente estudiaremos lo que registra otro observador inercial O0 que. En vista de la ecuaci´on (2. y en vez de ser V.25) V0 1 − u2 /c2 La ecuaci´on (2. de acuerdo con la ecuaci´on (2. 43 . entonces la densidad de part´ıculas por unidad de volumen es n/V. se han realizado suficientes pruebas experimentales que muestran confiablemente [8] que q no depende de la velocidad de la part´ıcula: la carga el´ectrica es invariante bajo las transformaciones de la relatividad especial.Densidad propia. tiene velocidad u: es claro que para este observador el volumen mencionado en el p´arrafo anterior est´a en reposo.23) V0 La cantidad ρ0 recibe el nombre de densidad propia de carga por unidad de volumen. en el instante t. El observador O registra que en un punto r y en un instante t la velocidad de la nube es u. entonces para el observador O la densidad de carga por unidad de volumen es nq ρ(r. 4 La carga el´ectrica q es la misma para todos los observadores inerciales.21). Pensemos en un peque˜ no volumen V alrededor de r.21): ρ0 ρ = q (2. es V0 .24) 1 − u2 /c2 nq = q (2. En efecto. que en el instante t tiene la misma velocidad u: claramente este volumen V est´ a acompa˜ nando a las part´ıculas. t) = (2. Consideremos una nube de part´ıculas. o sea que para el nuevo observador4 la densidad de carga por unidad de volumen es: nq ρ0 (r. t) = (2. Si dentro de V hay n part´ıculas.24) dice que ρ0 < ρ: la densidad propia es la menor de las densidades. El volumen V0 tambi´en contiene n part´ıculas de carga q.

la longitud propia |∆r0 | es la mayor de las longitudes. como en la Figura 2.2. Para O0 . 44 . las dos se˜ nales llegan a A y B en los instantes t0A y t0B . as´ı mismo.26). Pensemos en otro observador O que se desplaza con una velocidad v respecto a O0 . porque resulta de hacer ∆r0 = 0 en esta ecuaci´on.2): +c2 (∆t0 )2 − (∆r0 )2 = +c2 (∆t)2 − (∆r)2 (2. sino puntos en el espacio tridimensional. la contracci´ on de la longitud y la relatividad de la simultaneidad son los efectos m´as dram´aticos de la relatividad. como veremos en seguida. O registra que las dos se˜ nales luminosas llegan a A y B en los instantes tA y tB . La f´ormula (1.3. Hay sin embargo cierto parecido formal entre ellos. L0 > L porque O0 registra los dos eventos en instantes diferentes. y la direc- ci´on de esta velocidad es hacia la izquierda. porque resulta de hacer ∆t = 0 en (2. Sean A y B dos puntos en reposo5 en el sistema O0 .7 Comparaci´ on de longitud propia y tiempo pro- pio Hemos dicho que el concepto de tiempo propio s´olo se aplica a intervalos temporaloides.39) da v (t0B − t0A ) + 2 (x0B − x0A ) tB − tA = p c 1 − v 2 /c2 5 A y B no son eventos. y es justo dedicarle tambi´en a la simultaneidad un ejemplo y una discusi´on. 2.26) Los signos + y − en esta ecuaci´on son cruciales: el tiempo propio ∆t0 es el menor de los tiempos. La ecuaci´on fundamental es la invariancia del intervalo (2. as´ı mismo. respectivamente. En otras palabras: ∆t > ∆τ porque O registra los dos eventos en tripuntos diferentes. Vemos as´ı que estos dos conceptos son esen- cialmente diferentes y nunca se aplican al mismo intervalo. respectivamente. En las dos u´ltimas secciones vimos c´omo se miden el tiempo propio y la longitud propia. De la misma manera. En el punto medio se emite un pulso de luz. el concepto de longitud propia s´olo se aplica a intervalos espacialoides.8 Un caso de simultaneidad La dilataci´on del tiempo.

para O no son simult´ aneas. un poco complejo.39) es dt = γ(dt0 + 2 dx0 ). Pero debemos admitir que tiene un elemento muy simple: no hemos tenido necesidad de aclarar si la fuente de luz se est´a moviendo o no. es claro que t0B = t0A . c en el lado derecho se saca dt0 como factor com´ un.27). mientras O0 afirma que son simult´aneas.10). Este an´alisis relativista puede pare- cer. o sea que v 0 2 (xB − x0A ) tB − tA c = p 6= 0 1 − v 2 /c2 Vemos as´ı que la llegada de las dos se˜ nales a A y B es registrada de manera muy diferente por los dos observadores ya que. 2. en el prerrelativista es necesario decir c´omo se mueve la fuente de luz.28) dt vu dt0 1 + 2x c 45 . o de lo contrario faltan datos para resolver el problema. para obtener µ ¶ vu0x dt = γ 1 + 2 dt0 c 1 γ −1 1 = 0 (2. en efecto. La simplicidad del an´alisis relativista est´a ausente en el an´alisis prerrelativista.27) Veremos enseguida que en relatividad especial la regla de adici´on de veloci- v dades no es tan simple como (2. como todo en la relatividad. Hemos utilizado el principio de la constancia de la velocidad de la luz (1. respecto a ninguno de los dos obser- vadores. que tiene velocidad u respecto a O.9 La adici´ on de velocidades Consideremos un punto m´ovil. La ecuaci´on (1. y tiene velocidad u0 respecto a O0 . que afirma que la velocidad de la luz es independiente del estado de movimiento de la fuente de luz. De acuerdo con la f´ısica galileana (1.Ahora.7) se tiene: u = u0 + v (2.

29) para obtener u0x + v ux = (2. Si u0x ¿ c o v ¿ c. Notemos que u0x = c ⇒ ux = c: un punto matem´atico que tenga velocidad c para O0 .Repitamos el proceso µ 0 para¶la coordenada x.30) vu0 1 + 2x c Observaciones: 1. el denominador de (2.40) es dx = 0 0 dx γ(dx + vdt ) = γ + v dt0 : dt0 dx = γ(u0x + v)dt0 (2. Podemos expandir el lado derecho de (2. 2. y entonces ux ≈ u0x + v. que es la transformaci´on de Galileo (2. es decir: µ ¶ u02 x ux ≈ u0x + 1 − 2 v. 3.28) y (2. Esta es una generalizaci´on del postulado (1.30) como un polinomio en poten- cias de v : ux = (u0x + v)(1 + vu0x /c2 )−1 = (u0x + v)(1 − vu0x /c2 + · · ·) = u0x + v − vu02 2 x /c + · · · ≈ u0x + v − vu02 2 x /c .29) Ahora multiplicar lado a lado las ecuaciones (2. c 46 .30) es aproximadamente 1. La ecuaci´on (1. tambi´en tendr´a velocidad c para todos los otros observadores O.10) de la constancia de la ve- locidad de la luz.27): la teor´ıa relativista abarca a la galileana.

30) es la ley de la adici´on de las velocidades paralelas u0x y v. Todav´ıa nos queda la tarea de deducir las f´ormulas que expresan a las velocidades transversas uy y uz en t´erminos de velocidades primadas. La f´ormula (2. lo que se escribe dt dt 1 uy = dy 0 dt Ahora usar (2. Ya hab´ıamos mencionado esta ecuaci´on en la p´agina 6. Para tal efecto tomamos diferenciales en ambos lados de la ecuaci´on y = y 0 . la adici´on relativista de velocidades es as´ı: u0x + v ux = (2.31) n Esta es la c´elebre f´ormula que Fresnel deriv´o en 1818. cuando estaba inves- tigando la velocidad de la luz en medios m´oviles. es decir = dy 0 .33) vu0x 1+ 2 c 47 .32) vu0 1 + 2x p c 1 − v 2 /c2 0 uy = uy (2. dy 1 obteni´endose dy = dy 0 .y haciendo n = c/u0x : µ ¶ 1 ux ≈ u0x + 1− 2 v (2.28): p 1 − v 2 /c2 0 uy = uy vu0 1 + 2x c Similarmente se deduce que p 1 − v 2 /c2 0 uz = uz vu0 1 + 2x c En resumen.

33) y (2. nos damos cuenta de que (2.34). p 1 − v 2 /c2 0 uz = uz (2.32) es complicada. En cambio (2.40) v · u0 ⊥ 1+ 2 c 48 .33) es complicada u ´nicamente por la transformaci´on temporal (2. a partir de (2. sino adem´as por la transformaci´on espacial (2.33) y (2.37) 1− 2 c Las ecuaciones (2. cambiando v por −v e intercambiando velocidades primadas y no primadas: ux − v u0x = vux (2.34) sirven cuando la velocidad de sepa- un xx0 . Debemos ahora generalizar para raci´on v es en direcci´on del eje com´ cuando v es en cualquier direcci´on.36) 1− 2 p c 1 − v 2 /c2 u0z = vux uz (2. (2. (2.28).33) y (2.38) dt v · u0 dt0 1+ 2 c y la adici´on de velocidades (2. Las transformaciones inversas se obtienen.39) v · u0 1+ 2 p c 1 − v 2 /c2 0 u⊥ = u (2.33) y (2.29).28) se convierte en p 1 1 − v 2 /c2 1 = .34) se generaliza as´ı: u0k + v uk = (2. no s´olo por la transformaci´on temporal (2.32). Para ver esto anotemos que (2.35) 1− 2 p c 1 − v 2 /c2 u0y = vux uy (2. (2. Claramente (2.34) vu0x 1+ 2 c Estas tres f´ormulas son complicadas.28).32).34).32) es m´as complicada que (2.32). (2. y cuando rastreamos los pasos que con- dujeron a ellas.

42) v · u0 3 c 1+ 2 c El t´ermino v · u0 a0 ⊥ − v · a0 u0 ⊥ que aparece en el lado derecho de esta ecuaci´on se trata de la manera siguiente: 49 .40): p ½µ ¶ ¾ 1 − v 2 /c2 v · u0 0 0 v · du 0 du⊥ = µ ¶ 1+ 2 du ⊥ − u ⊥ v · u0 2 c c2 1+ 2 c Se multiplican.41) v · u0 3 1+ 2 c Esta es la manera como transforman las aceleraciones paralelas.39): µ ¶ v · u0 v · du0 1+ 2 du0k − (u0k + v) 2 c c 1 − v 2 /c2 0 duk = µ 0 ¶ 2 = µ 0 ¶2 duk v ·u v ·u 1+ 2 1+ 2 c c Ahora usar la ecuaci´on (2.2. dt v · u0 3 dt0 1+ 2 c es decir: (1 − v 2 /c2 )3/2 0 ak = µ ¶ ak (2.10 La adici´ on de aceleraciones Tomar diferenciales en ambos lados de la ecuaci´on (2. esta ecuaci´on y la ecuaci´on (2. lado a lado.38): ½ ¾ 1 − v 2 /c2 0 1 £ 0 0 0 0 ¤ a⊥ = µ ¶ a⊥+ 2 v ·u a⊥−v ·a u⊥ (2. Pasamos ahora a deducir la transformaci´on de las aceleraciones perpendiculares.38): 0 duk (1 − v 2 /c2 )3/2 duk = µ ¶ . toman- do diferenciales en ambos lados de (2.

es claro que v · a0 u0 k − v · u0 a0 k es un on de v . pero con dimensiones de longitud. y (2. Consideramos pun- tos que se mueven u ´nicamente en el eje x. respectivamente. Conviene usar variables de espacio y tiempo que tengan las mismas dimensiones. (2.45) 1 − v 2 /c2 o las inversas: 6 Recordar la identidad A × (B × C) = A · C B − A · B C 7 Como u0 k y a0 k apuntan en la direcci´ on de v .33) toman una forma sim´etrica entre x y ct: v x − ct x0 = p c (2. vector en direcci´ 50 .11 Gr´ aficos Ahora estudiaremos el m´etodo gr´afico de Minkowski [10]. Los dos primeros6 suman v × (a0 × u0 ) y los dos u ´ltimos suman7 cero. La magnitud de este vector es va0k u0k − vu0k a0k = 0.43) v · u0 3 c 1+ 2 c 2. entonces: v · u0 a0 ⊥ − v · a0 u0 ⊥ = v × (a0 × u0 ).42) queda: ½ ¾ 1 − v 2 /c2 0 1 0 0 a⊥ = µ ¶ a ⊥ + 2 v × (a × u ) (2. y por eso vamos a usar la variable ct en vez de t. La variable ct significa tiempo. Las coordenadas x y t tienen dimensiones de metro y segundo. v · u0 a0 ⊥ − v · a0 u0 ⊥ = v · u0 (a0 − a0 k ) − v · a0 (u0 − u0 k ) = v · u0 a0 − v · a0 u0 + v · a0 u0 k − v · u0 a0 k El lado derecho de esta ecuaci´on tiene cuatro t´erminos. Las transformaciones de Lorentz (1.44) 1 − v 2 /c2 v ct − x (ct)0 = p c .

x. En el caso importante de un pulso de luz. y negativa si va hacia la izquierda.48) |u| Si se trata de una part´ıcula masiva. Es importante notar que en esta u ´ltima trayectoria la pendiente es >1 en todos los instantes.4 muestra cuatro trayectorias: La l´ınea recta de 45o de inclinaci´on es para un pulso de luz. la recta con inclinaci´on >45o es para part´ıcula libre. Un punto en reposo mantiene constante su coordenada x. v x0 + (ct)0 x= p c 1 − v 2 /c2 v (2.10) le dice el principio del mundo absoluto.47) u La cantidad u es positiva si el punto viaja hacia la derecha.48) dice que |pend| tiene que ser >1 en todos los instantes. y. y su trayectoria se representa por medio de una l´ınea recta vertical. A la totalidad t. Al principio de la relatividad (1. Las otras tres curvas representan trayectorias de part´ıculas masivas: la recta vertical corresponde a part´ıcula en reposo. z) es un punto en el mundo y la trayectoria de 51 . x. Minkowski escribe con grandilocuencia.46) (ct)0 + x0 ct = p c 1 − v /c2 2 Se grafica el eje ct vertical y el eje x horizontal. la velocidad es infralum´ınica. y en estos casos pend es positiva o negativa. la trayectoria es una l´ınea recta con |pend| = 1: la trayectoria es la bisectriz del ´angulo formado por los ejes ct y x. z la llama el mundo. esta ecuaci´on es c pend = (2. y la l´ınea curva para part´ıcula forzada. la ecuaci´on (2. Estudiemos ahora un punto m´ovil cuya velocidad es u = dx/dt: d(ct) c = dx u Llamando “pend” a la pendiente de la curva. La Figura 2. y por consiguiente |u| < c. y. un evento (t. Tomar valor absoluto: c |pend| = (2.

En un principio consider´o que el trabajo de Minkowski era redun- dante y carec´ıa de profundidad. El dan´es cre´ıa que dos sucesos en E1 y E2 pueden estar correlacionados sin necesidad de una se˜ nal energ´etica que viaje desde un evento hasta el otro. El mismo Einstein tard´o a˜ nos en reconocer su impor- tancia. Lo que ocurre en la regi´on del pasado puede ser causa de lo que ocurre en E1 . La visi´on geom´etrica de Minkowski est´a llena de contenido conceptual. y pudo apreciar el trabajo de su antiguo profesor. temporaloide y cono de la luz. aunque no siempre se apreci´o as´ı. y as´ı lo hicieron en un debate que dur´ o treinta a˜ nos. La trayectoria del pulso que va hacia la derecha tiene pendiente 1. tambi´en decimos que los eventos que est´an en las dos rectas est´an dentro del cono de la luz. o de masa diferente de cero. Como esta se˜ nal est´a dentro del cono de la luz de E1 .) es porque hay una se˜ nal energ´etica que va desde E1 hasta E2 . Bohr y Einstein ten´ıan que chocar. En conclusi´on: Lo que ocurre dentro del cono de la luz de E1 puede tener una conexi´on causal con lo que ocurre en E1 . Las se˜nales energ´eticas son part´ıculas. sus trayectorias tienen |pend| ≥ 1. 8 Bohr pensaba que la causalidad einsteiniana no es la u ´nica posible. 52 . bien sea de masa cero como el fot´on. La uni´on de las dos rectas se llama el cono de la luz del even- to E1 . Es ´el quien introduce en la f´ısica las palabras luminoide. La causalidad einsteiniana es una conexi´on entre el pasado y el futuro8 . Las dos rectas que pasan por E1 cortan al mundo en cuatro partes: izquierda. lleg´o al convencimiento de que la relatividad general deb´ıa ser planteada en t´erminos geom´etricos. espacialoide. Lo que ocurre en la regi´on del futuro puede ser efecto de lo que ocurre en la regi´on del pasado.una part´ıcula es una l´ınea en el mundo. Lo que ocurre en la regi´on del futuro puede ser efecto de lo que ocurre en E1 . de donde concluimos que las trayectorias de las se˜ nales energ´eticas que pasan por un evento E1 est´an completamente dentro del cono de la luz de E1 . Las partes izquierda y derecha est´an fuera del cono de la luz. es claro que tambi´en E2 tiene que estar dentro del cono de la luz de E1 . derecha. Einstein pensaba que si un suceso (que ocurre en el evento E1 ) es causa eficiente de otro suceso (que ocurre en el evento E2 . pasado y futuro. en 1912. La Figura 2. finalmente. y la trayectoria del pulso que va hacia la izquierda tiene pendiente −1.5 muestra un evento E1 y las l´ıneas en el mundo de dos pulsos de luz que pasan por E1 : uno viaja hacia la izquierda y el otro hacia la derecha. La causalidad. ´el admit´ıa la posibilidad de que hubiera tambi´en unas correlaciones cu´ anticas que no est´ an mediadas por se˜ nales energ´eticas. el futuro y el pasado est´an dentro del cono de la luz.

Vemos as´ı que el eje ct0 se representa por medio de una recta que pasa por el origen. El intervalo AE es espacialoide. haciendo x0 = 0 en (2.11) llegamos a que la recta que une dos eventos con intervalo espacialoide tiene |pend| < 1. As´ı mismo. El eje x0 se caracteriza por la condici´on t0 = 0. y L. el intervalo AT es temporaloide y el intervalo AL es lumi- noide. y la recta que une dos eventos con intervalo luminoide tiene |pend| = 1. a marcar el 0. los que tienen intervalo temporaloide est´an dentro del cono de la luz y los que tienen intervalo luminoide est´an justo en el cono de la luz.6 muestra cuatro eventos A. x0 ) dibujados en el plano (ct.7) y (2. . El eje x0 es una recta de pendiente v/c < 1. El cono de la luz corta en cuatro partes al espaciotiempo. es decir. y que hace con el eje ct un ´angulo <45o . de acuerdo con la desigualdad (2. (2.Clases de intervalos: Supongamos dos eventos cuyo intervalo es tem- poraloide. en los ejes ct0 y x0 .7 muestra los ejes (ct0 .4). La Figura 2. esta recta tiene |pend| > 1.12 M´ as gr´ aficos Ya que hemos construido los ejes ct y x del mundo de O.45) se llega a v ct = x (2. Tomemos el eje x0 : ¿d´onde ponemos la marca 1? La respuesta a esta pregunta es: en aquel evento P 53 . T. E. para una velocidad v/c = 3/8. Trazamos una recta que pase por los dos eventos. haciendo t0 = 0 en (2. x). el 2.50) c Esta es la ecuaci´on del eje x0 . Es claro que la condici´on x0 = 0 identifica al eje ct0 . 2. los eventos con intervalo espacialoide est´an fuera del cono de la luz. .44) encontramos: c ct = x. . La Figura 2. x0 ) en el plano (ct. o sea que hace con el eje x un ´angulo <45o . x). procedemos a dibujar los ejes ct0 y x0 del mundo de O0 : queremos trazar los ejes (ct0 . entonces.49) v que es una l´ınea recta con pendiente c/v > 1. el 1. Una vez trazados los ejes primados procedemos a calibrarlos. utilizando las f´ormulas (2. En general.

Part´ıculas en reposo. replicando esa distancia sobre el eje x0 se ubica la marca 2. Para calibrar el eje ct0 se piensa en el evento Q. 1). La Figura 2. para averiguar la coordenada x0 de un evento no se traza una perpendicular al eje x0 . cuyas coordenadas pri- madas son (1. de esta manera se llega a que las coordenadas no primadas de P son (γv/c. es preciso averiguar las coordenadas no primadas de P . 1) y (3.12 muestra. 0). sino que se traza una paralela al eje ct0 . B y C. es preciso averiguar las coordenadas no primadas de Q. etc. En la Figura 2. en trazo grueso. medimos la distan- cia de P al origen. Ya tenemos calibrado el eje x0 . replicando de nuevo se ubica la marca 3. replicando de nuevo se localiza la marca 3. las trayectorias de dos part´ıculas. La Figura 2. de esta manera se llega a que las coordenadas no primadas de Q son (γ. lo que se hace colocando los valores ct0 = 0 y x0 = 1 en las ecuaciones (2. ct). En la Figura 2. Marcamos el evento Q y luego. lo que se hace colocando los valores ct0 = 1 y x0 = 0 en las ecuaciones (2. ct0 ) es diferente a la de los ejes (x. Para medir la 54 .11 aparecen tres even- tos A. una varilla en reposo en O0 .10 muestra. en l´ıneas punteadas. Una est´a en reposo en O0 y la otra est´a en reposo en O. replicando sobre el eje ct0 . Marcamos el evento P y luego. seg´ un este observador. As´ı mismo. Los eventos A y B son simult´ aneos para O pero no son si- mult´aneos para O0 . B y C son simult´ aneos para O0 pero no son simult´aneos para O. Relatividad de la simultaneidad.cuyas coordenadas primadas son (0. Contracci´ on de la longitud. γv/c).9 hemos usado esta prescripci´on para marcar los eventos cuyas coordenadas primadas son (0. 2) . con una regla graduada.8 muestra claramente que la calibraci´on de los ejes (x0 . se localiza la marca 2. etc. As´ı se calibra el eje ct0 . De la misma manera.46). Para averiguar la coordenada ct0 de un evento no se traza una perpendicu- lar al eje ct0 sino que se traza una l´ınea paralela al eje x0 : all´ı donde esta paralela corta al eje ct0 queda marcada la coordenada ct0 del evento. ella mide 2 metros. Para ubicar este evento en el plano no primado. La Figura 2. γ). Las l´ıneas punteadas son las l´ıneas en el mundo de sus extremos. Para ubicar este evento en el plano no primado.46).

la l´ınea en el mundo de un reloj en reposo en el origen de O. y el eje x0 hacia a la derecha. en la Figura 2. o sea que para este O0 los eventos E y A son simult´ aneos. una varilla en reposo en O. es claro que existe un ob- servador O0 (con cierta velocidad v) cuyo eje x0 pasa por E.16. existe un observador O0 (con cierta velocidad 55 . En la Figura 2. la l´ınea en el mundo de un reloj en reposo en el origen de O0 . Este reloj marca un tiempo (propio) de 2.6.14 aparece. Para medir la longitud de la varilla. Un vistazo a las Figuras 2. De nuevo con la Figura 2. el observador O registra los dos extremos simult´ anea- mente y obtiene una longitud menor que 2. seg´ un este observador. y las cuatro partes en que queda cortado el espaciotiempo. Las l´ıneas punteadas son las l´ıneas en el mundo de sus extremos. el observador O0 registra los dos extremos simult´ aneamente y obtiene una longitud menor que 2.7 y 2. Para O0 el tiempo transcurrido es mayor que 2. Dilataci´ on del tiempo. la Figura 2.15 aparece. O sea que para estos eventos la relaci´on pasado-futuro no es absoluta. ella mide 2 metros. en trazo grueso. pero sin invertir la direcci´on del eje x0 . en trazo punteado. y el eje x0 siempre apunta hacia la parte de la derecha.16 nos muestra una constante: el eje ct0 siempre apunta hacia la regi´on del futuro. Cuando O0 viaja hacia la izquierda. Este reloj marca un tiempo (propio) de 2. los ejes x y x0 apuntan en la misma direcci´on. De igual modo. O0 se dirige hacia la izquierda. y todos los observadores con velocidad > v registran que E ocurre m´as temprano que A. en trazo punteado. En estos casos los ejes primados se dibujan como en la Figura 2. Es decir.longitud de la varilla. El eje ct0 hacia arriba.6. Aprendemos as´ı una cosa interesante: cualquier evento que est´e fuera del cono de la luz aparece m´as tarde que A para unos observadores y m´as temprano que A para otros observadores.13 muestra. Relaciones relativas. Todos los otros observadores con velocidad < v registran que E ocurre m´as tarde que A. As´ı mismo. Para O el tiempo transcurrido es mayor que 2. sino relativa. En base a la Figura 2. Pensemos en el cono de la luz referido al origen de coordenadas.

7.7. absolutamente en el pasado y absolutamente en el futuro. Aprendemos as´ı que los eventos que est´an dentro del cono de la luz tienen una relaci´on pasado-futuro absoluta.16. 56 . Los nombres izquierda.16.v) cuyo eje ct0 pasa por T . pasado y futuro que les hemos dado a las cuatro regiones. respecto al v´ertice del cono. ni con la Figura 2. Es decir. Aprendemos as´ı algo interesante: cualquier evento que est´e dentro del cono de la luz aparece a la derecha para unos observadores y a la izquierda para otros observadores. son adecuados: los eventos de estas regiones est´an. absolutamente a la derecha. los eventos que est´an fuera del cono de la luz tienen una relaci´on izquierda-derecha absoluta. y todos los observadores con velocidad > v registran que T est´a a la izquierda de A. un observador inercial para el cual T ocurra antes que el origen. Similarmente. O sea que para estos eventos la relaci´on izquierda-derecha no es absoluta. absolutamente a la izquierda. ni con la Figura 2. ni con la Figura 2. o sea que para este O0 el evento T y A ocurren en el mismo lugar. Todos los otros observadores con velocidad < v registran que T est´a a la derecha de A. Relaciones absolutas. sino relativa. ni con la Figura 2. Regresando al evento E del pen´ ultimo p´arrafo anotamos que no es posible conseguir. en referencia al evento T del pen´ ultimo p´arrafo anotamos que no es posible conseguir. derecha. un observador inercial para el cual E aparezca a la izquierda del origen.

Desde el punto medio se derecha: part´ıcula masiva libre. env´ıan dos se˜ nales luminosas ha. resenta el registro hecho por un observador O0 que est´a en reposo respecto al reloj. specto al reloj. part´ıcula en reposo.3 Para el observador Figura 2.1.2 El mismo reloj de la con dos espejos paralelos y un Figura 2. seg´un lo registra otro pulso de luz que se refleja en ellos observador O que se mueve re- repetidamente. d Figura 2. ct A B x Figura 2.1 Un reloj se construye Figura 2. Este dibujo rep. 57 .4 Trayectorias de cu- O0 los puntos A y B est´an en atro part´ıculas. y part´ıcula forzada. pulso de luz cia A y B. De izquierda a reposo.

5 El cono de luz Figura 2. ct ct ct' ct' 4 3 3 2 x' x' v/c 2 arctan 3 1 1 2 1 x c arctan v/ x 1 2 3 4 Figura 2. T L Futuro E Izquierda Derecha A E1 Pasado Figura 2. OP es 1. (0.8 Para O0 . uno viaja hacia la poraloide y luminoide. tem- sos de luz. la distancia mueve respecto a O con veloci. etc.2). 58 . Replicamos esta medida dad v = 3c/8. a lo largo del eje x0 para marcar aquellos eventos cuyas coorde- nadas primadas son (0.6 Los intervalos AE. respecti- izquierda y el otro hacia la vamente derecha. AT y AL son espacialoide.3). est´a comprendido entre dos pul.4). (0.7 El observador O0 se Figura 2.

seg´ un este observador.12 El trazo grueso rep- son simult´aneos para O. pero O tud es menor que 2. registra que B ocurre antes que C. resenta una varilla en reposo en bargo. eje ct0 queda marcada la coorde. B y C mide 2 metros. Para O la longi- son simult´aneos para O0 .10 La l´ınea puntea- coordenada ct0 de un evento se da vertical es la trayectoria de traza una l´ınea paralela al eje x0 : una part´ıcula que est´a en re- all´ı donde esta paralela corta al poso respecto al observador O. una part´ıcula que est´a en reposo respecto a O0 .11 Los eventos A y B Figura 2. La otra l´ınea punteada es para nada ct0 del evento.9 Para averiguar la Figura 2. O0 registra que B ocurre O0 . sin em. 59 . ct ct' 3 x' 2 1 2 1 x Figura 2. ella antes que A. x' C 2 A B x 2 Figura 2. As´ı mismo.

2. mueve hacia la izquierda respec- poso en el origen de O0 . Comparar con la Figura marca un tiempo (propio) de 2. ct ct ct' ct' 2 2 x x x' Figura 2. ct ct' x' x' 2 2 2 x 2 Figura 2. Para O0 el tiempo transcurrido es mayor que 2. (propio) de 2.13 El trazo grueso rep.16 El observador O0 se es la trayectoria de un reloj en re. ella reloj en reposo en el origen de mide 2 metros. Este reloj marca un tiempo gitud es menor que 2.7: en ambas gr´aficas el eje ct0 Para O el tiempo transcurrido es apunta hacia el futuro. x0 apunta hacia la derecha. O. 60 . seg´un este observador. Para O0 la lon. Este reloj to a O. Figura 2.15 El trazo punteado Figura 2. y el eje mayor que 2.14 El trazo punteado resenta una varilla en reposo en es la l´ınea en el mundo de un O.

las aplicaciones a los cuerpos celestes. De acuerdo con el principio de la relatividad. nos preguntaremos c´omo debe ser la funci´on desconocida m(u) para que la con- servaci´on del momentum sea v´alida en todosp los sistemas de referencia iner- ciales. una vez aceptadas las nuevas propiedades del espa- ciotiempo. 1 Cuando decimos “mec´ anica newtoniana” nos referimos. que si se mantiene la defini- ci´on de momentum p = mu con m constante. que es el efecto de la relatividad en la din´amica. la ley de la conservaci´ on del momentum no se cumple para todos los observadores inerciales.Cap´ıtulo 3 Mec´ anica Si la relatividad ha cambiado nuestro entendimiento del espaciotiempo. 61 . Este cap´ıtulo explora la primera de las repercusiones. sino adem´ as a los aportes que los f´ısicos hicieron en los dos siglos siguientes: las formulaciones lagrangiana y hamiltoniana. para nuestra sorpresa. la ley de la conservaci´ on del mo- mentum debe ser v´alida en todos los sistemas de referencia inerciales. viol´andose as´ı el principio de la relatividad. donde m(u) es alguna funci´on desconocida de la magnitud de la velocidad u. etc. debemos estar preparados para indagar y asimilar los efectos de esos cam- bios. o abandonar la ley de la conservaci´ on del momentum (tampoco queremos abandonarla). o modificar la vieja definici´on de momentum p = mu. El momentum es el primero de los conceptos que la relatividad reforma. Hay tres caminos para salir de esta cri- sis: abandonar el principio de la relatividad (no queremos abandonarlo).1 tomaremos el tercer camino. En la secci´on 3. Ver- emos que la nueva din´amica trae sutilezas te´oricas y efectos sorprendentes que la separan de la vieja mec´anica1 newtoniana. y descubriremos que m(u) = m(0)/ 1 − u2 /c2 . Pero la relatividad muestra. propondremos p = m(u)u. Se espera que. etc. no s´ olo a la mec´ anica que New- ton formul´o. tengamos que introducir modificaciones en los estudios de la din´amica. la mec´anica ondulatoria.

4 trae una discusi´on de este asunto y luego. Esta f´ormula dice que el contenido de masa de un objeto es una medida de su energ´ıa total. Uno podr´ıa. Con una mirada a la Figura nos damos cuenta de que. queremos que la ley de la conservaci´ on del momentum tambi´en se cumpla en los otros observadores inerciales. Lo que m´as nos interesa por el momento es que el momentum total se conserva: el momentum ganado por la part´ıcula B es igual al perdido por A . La Figura 3. Comence- 62 .1 muestra el choque seg´ un lo registra un observador O que est´a en reposo respecto al centro de masa. y es uy hacia arriba despu´es. por el Principio de la Relatividad. como un caso particularmente interesante. La secci´on 3. con una velocidad v hacia la derecha: vamos a exigir que en O0 se cumpla la ley de la conservaci´ on del momentum. el momentum total es cero. en O. para el observador O. expresada en la ecuaci´on E = mc2 .5 mostramos que una part´ıcula masiva no puede llegar a tener la velocidad c. que tienen el siguiente significado: La part´ıcu- la B tiene una velocidad horizontal ux hacia la derecha en todo instante. Ahora. las cantidades escritas en la Figura fueron expresamente definidas para que. se cumpla la ley de la conser- vaci´on del momentum. el movimiento circular. De hecho. pero su velocidad vertical es uy hacia abajo antes del choque. Nosotros vamos a seguir la ruta contraria: exigir que la conservaci´ on del momentum valga en todos los sistemas de referencia inerciales y. La secci´on 3. y su velocidad vertical pasa de ser uy hacia arriba antes del choque. la velocidad horizontal de A es ux hacia la izquierda en todo instante. definir el momentum de una part´ıcula (intentar por ejemplo la definici´on newtoniana mu) y luego indagar si la conservaci´on del momentum se cumple en todos los observadores inerciales. a ser uy hacia abajo despu´es. en la secci´on 3. La part´ıcula A va de derecha a izquierda y la part´ıcula B de izquierda a derecha. que es la asociaci´on masa-energ´ıa. En forma similar. Nos proponemos analizar la colisi´on de estas dos part´ıculas desde el punto de vista de otro observador inercial O0 que se mueve.1 La conservaci´ on del momentum Nos proponemos estudiar [6] la colisi´on el´astica de dos part´ıculas de igual masa. de entrada. 3.El nuevo concepto de masa conduce a uno de los hallazgos m´as importantes de la relatividad.9 trata. La figura incluye las cantidades positivas ux y uy . respecto a O. averiguar c´omo se debe definir el momentum de una part´ıcula. a partir de esta exigencia.

36) no pueden usarse directamente..35) y (2. para la part´ıcula B. ³q ´ As´ı mismo. son cantidades positivas. el momentum vertical perdido por A es 2m u0Ax 2 + u0 2 0 Ay uAy . donde m(u) es una funci´on desconocida de la magnitud de la velocidad u . T´engase en cuenta que las ecuaciones (2. uy . u0Ay .mos con una propuesta bien general. las ecuaciones (2.35) (2. u0Ax . y esto se hace con las f´ormulas de la adici´on relativista de velocidades.2 muestra de qu´e manera el observador O0 registra el choque de las dos part´ıculas. uy y v. u0B = u0Bx 2 + u0 2 . By ³q ´ entonces el momentum vertical ganado por B es 2m u0Bx 2 + u0 2 0 By uBy . u0Bx y u0By en t´erminos de las cantidades nos primadas ux . Veremos que esta exigencia es suficiente para averiguar la funci´on desconocida m(u) . Para la part´ıcula B el momentum vertical despu´es del choque es m(u0B )u0By y antes del choque es −m(u0B )u0By . Ahora.35) y (2. en cambio en la presente secci´on las ux .. . La ley de la conservaci´on del momentum dice que el momentum vertical perdido por una part´ıcula es igual al ganado por la otra: ³q ´ ³q ´ 0 0 m u0Ax 2 + u0 2 Ay u Ay = m u0 2 + u0 2 Bx By uBy (3.1) En este momento debemos expresar las cuatro variables u0Ax .36) las ux . porque hay una confusi´on en la notaci´on: en las f´ormulas (2. Con esta advertencia en mente procedemos a usar. u0By . Vamos a exigir que la ley de la conservaci´on del momentum se cumpla en todos los observadores in- erciales.36) dan: 63 . para la part´ıcula A las ecuaciones (2. entonces su momentum es m(u)u .36): ux − v u0Bx = vux 1− 2 p c 1 − v 2 /c2 u0By = vux uy 1− 2 c As´ı mismo. La Figura 3. uy son variables algebraicas (que pueden tomar valores positivos o negativos). Entonces el mo- q mentum vertical ganado por B es 2m(u0B )u0By . digamos que si una part´ıcula tiene velocidad u .35) y (2.

Para simplificar su escritura hagamos 2v estos dos cambios en la notaci´on: m(0) → m0 y →u : 1 + v 2 /c2 m0 m(u) = q (3. −ux − v −u0Ax = v(−ux ) 1− p c2 1 − v 2 /c2 u0Ay = u v(−ux ) y 1− c2 Al colocar estas cuatro ecuaciones en (3. escojamos aquel que tiene v = ux : µ ¶ 2v 1 + v 2 /c2 m = m(0) 1 + v 2 /c2 1 − v 2 /c2 m(0) = s µ ¶2 2v/c 1− 1 + v 2 /c2 Esta es la respuesta que busc´abamos.1) se llega a: q  (ux + v)2 + (1 − v 2 /c2 )u2y m vux  1+ 2 c q  vux (ux − v)2 + (1 − v 2 /c2 )u2y 1+ 2 = m  c vux vux 1− 2 1− 2 c c Llevemos esta ecuaci´on al l´ımite uy → 0:     vux |u + v| |u − v| 1+ 2 m x  = m x  c vux vux vux 1+ 2 1− 2 1− 2 c c c De todos los observadores inerciales.2) 1 − u2 /c2 64 .

entonces la ley de la conservaci´on del momentum es v´alida para todos los observadores inerciales. pero todas con la nueva masa m(u). u0Bx = ux − v . F = dp/dt.27) ¿ad´onde habr´ıamos llegado? Para responder esta pregunta apliquemos la f´ormula (2. Nota: Releamos las palabras que siguen a la ecuaci´on (3.2 Las nuevas cantidades din´ amicas En la f´ısica newtoniana el momentum. se con- cluye que m no puede ser una funci´on. con lo que llegamos a: −u0Ax = −ux − v . he aqu´ı una modificaci´on esencial en el concepto de masa. De esta manera hemos llegado a un viejo resultado de la f´ısica newtoniana: cuando se usan las transformaciones de Galileo. u0Ay = uy y u0By = uy . En general.1). siempre que escribamos m. debe entenderse m(u): p = mu (3. Energ´ıa cin´etica = el trabajo que se realiza para llevar a la part´ıcula desde el reposo hasta velocidad u. y se define p = mu con m constante.27) a las part´ıculas A y B. uy y v. Si en vez de usar la adici´on relativista de velocidades hubi´eramos empleado la adici´on galileana (2.5) dt 65 .4) 1 − u2 /c2 dp F = (3. 3. la fuerza. Trabajo = F · dr.1) se obtiene ³q ´ ³q ´ m (ux + v)2 + u2y =m (ux − v)2 + u2y Si esta ecuaci´on ha de cumplirse para valores arbitrarios de ux . La din´amica relativista conserva estas definiciones.Esta es la ecuaci´on m´as importante de la mec´anica en la teor´ıa especial de la relatividad. el trabajo R y la energ´ıa cin´etica se definen as´ı: p = mu.3) m0 u = q (3. sino que es funci´on de la velocidad u de la part´ıcula. sino que tiene que ser una constante. La masa de una part´ıcula no es una constante. Al poner estas cuatro ecuaciones en la f´ormula (3.

8) 66 . por definici´on. elevando al cuadrado ambos lados de la ecuaci´on (3. Z Z Z Z dp dr Trabajo = F · dr = · dr = dp · = d(mu) · u . La energ´ıa cin´etica K (que es. la energ´ıa que hay que invertir para llevar una part´ıcula desde el reposo hasta velocidad u) es un trabajo muy especial: el que se necesita para cambiar la masa desde m0 hasta m: Z m K = c2 dm m0 K = mc2 − m0 c2 (3. dt dt o sea que Z Trabajo = (m du · u + dm u2 ) (3.2) se obtiene: ³ u · u´ m2 1 − 2 = m20 c Tomar diferenciales en ambos lados: u · du 2m dm − 2m dm u2 /c2 − 2m2 = 0.6) da: Z 2 Trabajo = c dm (3.7) Esta f´ormula establece una nueva interpretaci´ on del trabajo: en la relatividad el trabajo es el cambio de masa.6) De otro lado. c2 de donde: m u · du + dm u2 = c2 dm Esto en la ecuaci´on (3.

Las Fig- uras 3. que representamos mediante la letra E .11) ¿Por qu´e llamar energ´ıa a la cantidad mc2 ? A primera vista parece apresura- do llamar energ´ıa a una cantidad reci´en encontrada.4.10) = mc2 (3. Hallemos por ejemplo algunas de esas relaciones.12) 1 − u2 /c2 Esta ha sido una presentaci´on r´apida de las cuatro cantidades din´amicas m. p.11) escribimos: m0 c2 E=q (3.5 y 3. y E .3. Para expresar u en t´erminos de p.9) La energ´ıa mec´anica total de la part´ıcula.6 muestran cualitativamente estas curvas einsteinianas marcadas con la letra e .2) en la (3. u son redundantes.13) m20 c2 + p2 67 .3. ya tendremos ocasi´on de justificar este nombre en la secci´on 3. y despejar u2 /c2 : m20 c2 u2 /c2 = 1 − (3.8) se sigue que K + m0 c2 = mc2 (3. es la suma K + m0 c2 : E = m0 c2 + K (3. podemos elevar al cuadrado cada uno de los lados de la ecuaci´on (3.4). K. Claramente las cuatro cantidades din´amicas E. 3. si m0 est´a dada: conocida una cualquiera de ellas se puede averiguar las otras tres. p. K. se deben comparar con las curvas newtonianas que aparecen marcadas con la letra n. 3. Si usamos la ecuaci´on (3. tal como quedan redefinidas en la relatividad especial.De la ecuaci´on (3.

Las f´ormulas anteriores se simplifican considerablemente: k = E/c para masa cero.15) En forma similar se encuentran todas las conexiones entre las cuatro vari- ables: p m0 c2 E = m0 c2 + K = (m0 c2 )2 + p2 c2 = p 1 − u2 /c2 p m0 c2 K = E − m0 c2 = (m0 c2 )2 + p2 c2 − m0 c2 = p − m0 c2 1− u2 /c2 1p 2 1p m0 u p = E − (m0 c2 )2 = (m0 c2 + K)2 − (m0 c2 )2 = p c c 1 − u2 /c2 s s µ ¶2 µ ¶−2 m0 c2 K c u = c 1− =c 1− 1+ 2 =s µ ¶ E m0 c m0 c 2 1+ p Masa cero: Para part´ıculas de masa cero. (3.16) p Bajas velocidades: El factor 1/ 1 − u2 /c2 se puede expandir usando la f´ormula del binomio de Newton: 68 .Para expresar u en t´erminos de E. y despejar u2 /c2 : m20 c4 u2 /c2 = 1 − (3. podemos elevar al cuadrado cada uno de los lados de la ecuaci´on (3.14): E 2 = m20 c4 + p2 c2 (3.13) y (3. igualamos los lados derechos de las ecua- ciones (3. y su magnitud es k. el momentum se denota por medio de la letra k.12). como el fot´on.14) E2 Para expresar E en t´erminos de p.

De la mis- ma manera.3 La energ´ıa en la relatividad especial El momentum newtoniano es m0 u. llamados A y B. Esta presentaci´ on podr´ıa parecer extra˜na. Con este resultado c 2 c2 llegamos a: 1 K → m0 u2 2 µ ¶ u2 m → m0 1 + 2 → m0 2c µ ¶ u2 p → m0 u 1 + 2 → m0 u 2c µ ¶ 2 u2 E → m0 c 1+ 2 → m0 c2 2c 3. En este caso 1/ 1 − u2 /c2 → 1 + . los objetos se escogen as´ı para que la colisi´on sea completamente inel´astica seg´ un un observador O que est´a en reposo respec- to al centro de masa. La Figura 3. la energ´ıa relativista se define como en (3. seg´ un O. y el relativista es mu. tienen velocidad u 69 . La redefinici´on m0 u → mu se hace con el prop´osito expreso de que la ley de la conservaci´ on del momentum se cumpla para todos los observadores inerciales.10) para que la ley de la conservaci´on de la energ´ıa se cumpla absolutamente. vamos a definir momentum y energ´ıa de una manera que garantice que las dos leyes de conservaci´ on sean absolu- tamente v´alidas. las situaciones antes y despu´es del choque: los dos cuerpos.7 muestra. el prop´osito de esta secci´on es probar que la energ´ıa se conserva absolutamente si se define como E = m0 c2 + K . µ ¶− 12 p 1 u2 1 u2 3 u4 1/ 1 − u2 /c2 = r = 1− 2 = 1+ + +··· u2 c 2 c2 8 c4 1− c2 Si la velocidad es suficientemente baja podemos despreciar los t´erminos del u4 p 1 u2 orden de 4 .1 vimos que el momentum se conserva abso- lutamente si se define como p = mu . pero es sana: en vez de probar que el momentum y la energ´ıa se conservan absolutamente. En la secci´on 3. Pensemos que uno de los objetos es una piedra y el otro es de alg´ un ma- terial blando como barro. Estudiemos [6] la colisi´on de dos objetos que tienen la misma masa en reposo m0 .

en reposo.8 muestra las situaciones para O0 . 2 1 − u0 /c2 un O0 : y el momentum despu´es. seg´ m0 u0 mu0 = q . un s´olo cuerpo.35). deben satisfacer la ecuaci´on (2. de donde u(−u) 1− c2 70 . como estas u y u0 se refieren seg´ al mismo cuerpo. Notemos que el objeto B tiene velocidad u un O. N´otese que como este cuerpo final queda en reposo para O. Como resultado del choque queda. al final. y tiene velocidad u0 respecto a O0 . respecto a O. tambi´en seg´ M0 u Mu = q 1 − u2 /c2 Para O0 la ley de la conservaci´ on del momentum dice que M0 u m u0 q = q 0 2 1 − u2 /c2 1 − u0 /c2 q u0 1 − u2 /c2 M0 = m0 q (3. cuya masa en reposo es M0 . el momentum total antes del choque: Veamos cu´al es.35) es: (−u) − u (−u0 ) = . Haciendo u0x = −u0 . este observador registra que la energ´ıa cin´etica se ha perdido por completo: para O la colisi´on es completamente inel´astica.antes del choque. para que en la ecuaci´on (3. antes y despu´es del choque: claramente el cuerpo final M0 tiene velocidad u. La Figura 3. Es claro que para O0 la part´ıcula A est´a en re- poso antes del choque. ux = −u y v = u. un O0 . la part´ıcula B tiene una velocidad que llamaremos u0 .17) u 2 1 − u0 /c2 Queremos expresar u0 en t´erminos de u. con velocidad u hacia la derecha. la ecuaci´on (2.17) aparezca una sola velocidad u. Ahora consideremos otro observador O0 que se mueve.

se llega a 2m0 M0 = q (3.8) para calcular la energ´ıa cin´etica antes y despu´es del choque: 00 00 00 Kantes = KA + KB = (m00A c2 − m0 c2 ) + (m00B c2 − m0 c2 )     m0 c2 m0 c2 = q − m0 c2  +  q − m0 c2  00 2 2 00 2 2 1 − uA /c 1 − uB /c 71 . y el cuerpo final de masa M0 tiene velocidad U 00 .35): u−ω −u − ω 0−ω u00A = uω . con una velocidad arbitraria ω. de acuerdo con un obser- vador inercial cualquiera O00 que se mueve. Para el observador O00 los cuerpos A y B tienen velocidades u00A y u00B . respecto a O . Para la trans- formaci´on entre los observadores O y O00 usamos la f´ormula de adici´on de velocidades (2. la masa en reposo total no se conserva. 2u u0 = 1 + u2 /c2 Al poner este valor de u0 en la ecuaci´on (3.18) 1 − u2 /c2 Este resultado es novedoso: ya que M0 6= 2m0 . U 00 = = −ω (3.19) 2 2 1 − u /c Calculemos ahora el cambio en la energ´ıa cin´etica. Utilizamos la ecuaci´on (3. El cambio de la masa en reposo es:   1 M0 − 2m0 = 2m0  q − 1 (3. seg´un O00 . cu´anto es la energ´ıa cin´etica perdida en la colisi´on.17). u00B = uω .20) 1− 2 1+ 2 1−0 c c Calculemos.

lo que quiere decir que el cambio en la energ´ıa cin´etica es el mismo para todos los observadores inerciales: es absoluto.   2 1 00 Kdespu´ 00 2 2 es = M c − M0 c = M0 c q − 1 00 2 2 1−U /c Entonces el cambio de energ´ıa cin´etica ∆K 00 = Kdespu´ 00 00 es − Kantes es:   2 1 00 Kdespu´ 00 es − Kantes = M0 c q − 1 1 − U 00 2 /c2     (3.23) 2 2 1 − u /c Ahora. al sumar lado a lado las ecuaciones (3. por esta raz´on hemos borrado la doble prima en K 00 .21) se obtiene   1 Kdespu´es − Kantes = −2m0 c2  q − 1 (3.22) 2 2 1 − u /c N´otese que en el lado derecho de esta ecuaci´on no aparece la velocidad ω del observador O00 .22) y (3. Si multiplicamos ambos lados de la ecuaci´on (3.23) se obtiene: Kdespu´es − Kantes + (M0 − 2m0 )c2 = 0 2m0 c2 + Kantes = M0 c2 + Kdespu´es 72 .19) por c2 encontramos:   1 (M0 − 2m0 ) c2 = 2m0 c2  q − 1 (3.21) m0 c2 m0 c2 − q − m0 c2  −  q − m0 c2  00 2 2 00 2 2 1 − uA /c 1 − uB /c Al poner las ecuaciones (3.20) en la ecuaci´on (3.

2 .10). En otras palabras. albergar. m0.Escribamos la u ´ltima ecuaci´on sugestivamente: (m0 c2 + KA. sino absoluta. Siguiendo una tradici´on de muchos siglos. m0.3 . La energ´ıa total de una part´ıcula es su energ´ıa cin´etica m´as su masa en reposo multiplicada por c2 . o sea que la ley de conservaci´ on (3. De una manera gr´afica podemos de- cir que la inercia de un cuerpo corresponde a la presi´on que sentimos en las manos cuando lo empujamos.24) Consideremos un conjunto de cuerpos que chocan. 3. Un cuerpo puede contener.24) cumple el principio de la relatividad (1. (3. M0 − 2m0 es igual a la energ´ıa cin´etica perdida.24) dice que la cantidad X (m0. La llamamos energ´ıa total o tambi´en energ´ıa mec´ anica.10) le hubi´eramos dado el nombre de energ´ıa.i c2 + Ki ) (3.25) i es una constante del movimiento. en el choque esta energ´ıa cin´etica se ha convertido en movimiento rotacional y vibracional de las mol´eculas. es masa. antes ) + (m0 c2 + KB. calor. · · · . As´ı justificamos. a posteriori. es decir. el au- mento de masa en reposo M0 −2m0 es un aumento de la energ´ıa total interna. Todo este calor es energ´ıa interna. no aparece en (3.25) debe ser importante. antes ) = M0 c2 + Kdespu´es (3. Queremos recalcar que la velocidad ω del observador O00 . la cantidad f´ısica asociada a la inercia de un cuerpo es la masa.1 . que a la cantidad (3. En cualquier instante el conjunto consta de cuerpos con masas en reposo m0. · · · y energ´ıas cin´eticas K1 . muchas clases de energ´ıa: masa 73 . En efecto. y decimos en consecuencia que el cami´on tiene m´as inercia que una naranja. al empujar una naranja o un cami´on sen- timos muy diferentes grados de presi´on en nuestras manos. Respecto al choque inel´astico que estudiamos en la secci´on anterior.4 E = mc2 La palabra inercia se usa para denotar aquella oposici´on que presentan los cuerpos cuando se intenta acelerarlos. K3 .24). K2 . La f´ormula (3. es inercia.24) no es relativa. y podemos afirmar que la cantidad conservada (3.

en pal- abras de Einstein. Para verlo con claridad introducimos a continuaci´on el concepto de energ´ıa de enlace. podemos afirmar que tienen la misma masa y por consiguiente el centro de masa de la mol´ecula est´a en el punto medio de la l´ınea que los une. di- jo claramente que “la radiaci´on transporta inercia”. pero si uno de los ´atomos est´a en un estado excitado y el otro no. El deuter´on es una part´ıcula formada por un prot´on y un neutr´on.11). “el pensamiento m´as feliz de mi vida”. La suma de todas estas energ´ıas internas se manifiesta como masa. claramente. calcula la energ´ıa cin´etica de un cuerpo que emite dos pulsos de luz. Esta es.en reposo de las part´ıculas que lo componen. y que ambos cambios tienen exactamente la misma magnitud. Cuando Einstein public´o su ecuaci´on E = mc2 . Conviene recalcar que aunque la masa y la energ´ıa est´an conectadas por una relaci´on tan simple como E = mc2 . supongamos una mol´ecula for- mada por dos ´atomos id´enticos. En t´erminos de mec´anica cu´antica. la masa del cuerpo es una medida de la suma de todas esas energ´ıas internas. y ´el lo presenta como una continuaci´ on del art´ıculo principal [2] de la rel- atividad. vali´endonos de un ejemplo de la f´ısica nuclear. Decenios de experi- mentaci´on en f´ısica nuclear y en part´ıculas elementales habr´ıan de corrob- orar la validez de esta afirmaci´on. puede haber la segunda sin que haya la primera: el fot´on tiene energ´ıa. De hecho. Afirmamos arriba que la masa de un sistema f´ısico es una medida de su energ´ıa interna. esto no significa que masa y energ´ıa sean conceptos id´enticos. fue. energ´ıa cin´etica de ellas y toda clase de energ´ıas de interacci´ on entre ellas. Energ´ıa de enlace. el primero tiene mayor masa que el segundo y en consecuencia el centro de masa de la mol´ecula no queda en el punto medio de la l´ınea que los une. tambi´en sufre un cambio en su masa gravitacional. Para ilustrar lo que estamos mencionando. mas no masa. dada por la ecuaci´on (3. El art´ıculo en el que public´o este resultado [3] tiene una extensi´on de menos de tres p´aginas. Las masas en reposo de estas tres part´ıculas son 74 . la masa es mayor cuan- do el sistema ocupa un estado excitado que cuando ocupa el estado b´asico. una referencia a la masa inercial del cuerpo. habr´ıan de pasar seis a˜ nos para que se diera cuenta de que cuando un cuerpo sufre un cambio en su masa inercial. si los dos ´atomos est´an en el mismo estado cu´antico. La relaci´on entre masa y energ´ıa. Para deducir la relaci´on entre masa y energ´ıa.

produci´endose un prot´on y un neutr´on. puede desintegrarlo.28) R´apidamente nos damos cuenta de que mp + mn 6= md . y es lo que ocurre en las plantas de energ´ıa nuclear.23 MeV.5 La velocidad l´ımite p La ecuaci´on K = m0 c2 / 1 − u2 /c2 − m0 c2 que aparece en la p´agina 68 dice claramente que K → ∞ cuando u → c .30) Ya que el fot´on porta energ´ıa. El proceso general (3.27) md = 1875. concluimos que ning´ un objeto masivo se puede llevar 75 .29) se llama fusi´on nuclear y es lo que ocurre en el Sol. es claro que la masa en reposo del n´ ucleo 3 tiene que ser menor que la suma de las masas en reposo de los n´ ucleos 1 y 2.26) mn = 939. en los n´ ucleos pesados es frecuente la reacci´on: n´ ucleo pesado → n´ ucleo1 + n´ ucleo 2 + fot´on (3. As´ı mismo. la energ´ıa del fot´on debe ser igual o mayor que 2. Como es imposible usar una canti- dad infinita de energ´ıa. la masa en reposo del n´ ucleo pesado tiene que ser mayor que la suma de las masas en reposo de los n´ ucleos 1 y 2.27 MeV/c2 (3. un prot´on y un neutr´on libres pueden formar un deuter´on.57 MeV/c2 (3. En palabras. mp = 938.23 MeV.29) Ya que el fot´on porta energ´ıa. Cuando un fot´on in- cide sobre un deuter´on. La energ´ıa de enlace es. El proceso general (3. para llevar un objeto masivo desde el reposo hasta que tenga la velocidad de la luz. cuando esto ocurre se emite un fot´on de energ´ıa 2. Para que esto ocurra. De otro lado. 3. donde dos hidr´ogenos se pueden fusionar para producir un fot´on y un ´atomo de helio. (mp + mn )c2 − md c2 = 2. Lo que hemos mencionado para el deuter´on tambi´en ocurre f´acilmente con otros n´ ucleos livianos: n´ ucleo liviano 1 + n´ ucleo liviano 2 → n´ ucleo 3 + fot´on (3.23 MeV.30) se llama fisi´ on nuclear. en este caso.61 MeV/c2 (3. es necesario a˜ nadirle una cantidad infinita de energ´ıa.

por consiguiente. Esta es la raz´on por la que escribimos la frase en bastardilla en la p´agina 17. m . Debemos tener en cuenta que el espaciotiempo de la relatividad especial tiene un intervalo est´atico. Las cantidades f´ısicas que registra O son p . velocidades mayores que c. Cuando se estudien condiciones que se salen del marco de la relatividad especial.31) 2 1 − u /c 2 1 − u /c 1 − v 2 /c2 0 2 2 Esta ecuaci´on ser´a utilizada varias veces a lo largo de esta secci´on.1) es constante. respecto a nosotros. obteni´endose: ¡ ¢ ¡ ¢ (u0 + v)2 1 − v 2 /c2 u0y2 1 − v 2 /c2 u0z2 u2x =µ x ¶ . u2z = µ ¶ vu0x 2 vu0x 2 vu0x 2 1+ 2 1+ 2 1+ 2 c c c Ahora sumamos. estas tres ecuaciones: 1 £ 0 ¡ ¢¡ 02 ¢¤ u2x + u2y + u2z = µ 0 2 2 2 ¶2 (ux + v) + 1 − v /c uy + u0z2 vu 1 + 2x c 76 . el intervalo entre dos eventos fijos no es constante. u2y = µ ¶ . no cambia en el tiempo. E . F .34). Para deducir la ecuaci´on (3. no puede sorprendernos que ocurran cosas diferentes a las que hemos discutido. Nos proponemos encontrar las ecuaciones que expresan las cantidades primadas en t´erminos de las no primadas. Por ejemplo.33) y (2.32) . F0 . dados un ∆t y un ∆r. no puede ser llevado desde el reposo hasta c . m . y las de O0 son p0 . y en consecuencia[?] algunas galaxias pueden tener. E .hasta la velocidad de la luz. F Consideremos una part´ıcula de masa en reposo m0 sobre la cual se ejerce una fuerza. (2. lado a lado. E 0 . 3. como afirma la teor´ıa del big-bang. Antes de ejecutar esta tarea es conveniente que demostremos la f´ormula: vu0x 1 1+ p =p c2 p (3. en efecto.31) elevamos al cuadrado cada uno de los lados de las ecuaciones (2. m0 . el intervalo (2.6 Las transformaciones de p . si el espacio est´a explotando. Un sistema de referencia es un cuerpo de reglas y relojes y.

vu0x 2 1+ 2 c 77 . en el lado derecho identificamos u0y2 + u0z2 = u0 2 − u0x2 : ¡ ¢¡ ¢ 2 (u0x + v)2 + 1 − v 2 /c2 u0 2 − u0x2 u = µ ¶ vu0 2 1 + 2x c µ 0 ¶2 v 2 u0 2 vux v 2 + u0 2 − 2 + + 2vu0x c c = µ ¶ vu0x 2 1+ 2 c ´ltimos t´erminos del numerador.En el lado izquierdo identificamos u2x + u2y + u2z = u2 . si sumamos c2 se com- Observemos los dos u pleta el cuadrado: µ ¶ v 2 u0 2 2 2 vu0x 2 v2 + u0 2 − 2 −c +c 1+ 2 2 c c u = µ 0 ¶2 vu 1 + 2x c v 2 u0 2 v 2 + u0 2 − 2 − c2 = c + c2 µ ¶ vu0x 2 1+ 2 c v 2 u0 2 −v 2 − u0 2 + 2 + c2 c2 − u2 = c µ ¶ vu0x 2 1+ 2 c c2 (1 − v 2 /c2 )(1 − u0 2 /c2 ) = µ ¶ vu0x 2 1+ 2 c Ahora dividir ambos lados por c2 : (1 − v 2 /c2 )(1 − u0 2 /c2 ) 1 − u2 /c2 = µ ¶ .

31). Ya es- tamos en condici´on de calcular la transformaci´on del momentum.y de aqu´ı se sigue la f´ormula (3.34) 78 . que es lo que quer´ıamos demostrar.32) y en el denominador usamos la ecuaci´on (3.31): Ã ! 1 m0 u0x m0 c2 v px = p p +p 1 − v 2 /c2 02 1 − u /c2 1 − u /c 2 02 2 c vE 0 p0x + 2 = p c 1 − v 2 /c2 Con procedimientos similares se encuentra que py = p0y y que pz = p0z . Ataquemos ahora la transformaci´on de la energ´ıa: m0 c2 E=p 1 − u2 /c2 En el denominador usamos la ecuaci´on (3. Comence- mos con px que es m0 ux px = p 1 − u2 /c2 En el numerador usamos la ecuaci´on (2.32) ³ v ´ px = γ p0x + 2 E 0 (3.31): Ã ! 1 m0 c2 m0 u0x E = p p +v p 1 − v 2 /c2 1 − u02 /c2 1 − u02 /c2 E 0 + vp0x = p 1 − v 2 /c2 Reunamos las transformaciones obtenidas hasta el momento: E = γ (E 0 + vp0x ) (3. pz = p0z (3.33) c 0 py = py .

as´ı: (E/c .8.32) de la manera siguiente: mc2 = γ (m0 c2 + m0 vu0x ) . px ↔ x. py ↔ y. p) transforma como (ct . sin embargo. etc.A partir de estas cuatro ecuaciones se obtienen las transformaciones inversas cambiando v por −v e intercambiando variables primadas con no primadas: E 0 = γ (E − vpx ) ³ v ´ p0x = γ px − 2 E (3. p0z = pz Dedujimos las transformaciones de E y p estudiando una part´ıcula cualquiera.36) se dice.35) son como las cuatro ecuaciones (1. de donde: µ ¶ vu0x m = γ 1+ 2 m0 (3. ya que se aplican a cualquier sistema f´ısico. dedicado a los tensores de la relatividad especial. si se admite la correspondencia E/c ↔ ct. Debemos anotar. un planeta. pz ↔ z. De otro lado. de masa m0 . as´ı se definen los vectores. Pensemos que las u´ltimas ocho ecuaciones son las f´ormulas de transformaci´on de la en- erg´ıa y el momentum de cualquier sistema (una nube. La transformaci´on de la masa se obtiene muy f´acilmente si reescribimos la ecuaci´on (3. r). M´as concisamente: µ ¶ E . estamos a un paso de definir el momentum del fot´on y deducir las f´ormulas de la aberraci´on de la luz y del efecto Doppler. que estas transformaciones tienen validez general.).36) c La asociaci´on (3.35) c p0y = py . asunto que trataremos en detalle en el cap´ıtulo 5. r) (3. pero aplazamos esta tarea hasta la secci´on 5.33). Las cuatro ecuaciones (3.p ↔ (ct . en palabras.37) c ³ vux ´ m0 = γ 1 − 2 m (3.38) c 79 .

o sea que dt c 1 v Fx = 0 (Fx0 + 2 F0 · u0 ) vu c 1 + 2x c Repitamos este an´alisis para Fy : γ −1 d Fy = py vu0x dt0 1+ 2 c dpy0 γ −1 Pero py = p0y y = Fy0 .47) dice que 0 = 2 F0 · u0 . y para Fz un dt0 vu0x y 1+ 2 c resultado similar.Nos queda por calcular la transformaci´on de la fuerza. dpx Escribimos Fx = y usamos la ecuaci´on (2.28): dt γ −1 d Fx = px vu0x dt0 1+ 2 c Ahora utilizamos la f´ormula (3. entonces Fy = F 0 . la ecuaci´on (3.33): µ ¶ 1 dp0x v dE 0 Fx = + vu0 dt0 c2 dt0 1 + 2x c dp0x En el par´entesis del lado derecho reconocemos que = Fx0 y que E 0 = dt0 m0 c2 . En conclusi´on: 80 . Comencemos con Fx . entonces 1 0 dm0 Fx = (F + v ) vu0x x dt0 1+ 2 c dm0 1 Ahora.

por la acci´on de un campo magn´etico. y la situaci´on de desequilibrio tambi´en es absoluta. En este mo- mento el cap´ıtulo cambia el rumbo que tra´ıa. Comenzamos con el estudio de una part´ıcu- la cargada que viaja en una regi´on donde hay un potencial electrost´atico. Es 81 .39) vu0 1 + 2x c γ −1 Fy = F0 (3. v 0 0 Fx0 + u ·F Fx = c2 (3. Adem´as F0 6= 0 ⇔ F 6= 0: si una part´ıcula no aparece en equilibrio para un observador. describe una trayectoria circular. la part´ıcula es libre) para un observador. En otras palabras: la condici´on de equilibrio es absoluta. Las rec´ıprocas de las u ´ltimas tres ecuaciones son v Fx − u·F Fx0 = c2 (3. para dedicarse al estudio de ejemplos y casos particulares.44) 1− 2 c ¦¦¦¦¦¦¦¦¦¦¦¦¦ Ya hemos sentado las bases de la nueva mec´anica.41) vux0 z 1+ 2 c Estas ecuaciones dicen claramente que F0 = 0 ⇔ F = 0: si una part´ıcu- la aparece en equilibrio (en otras palabras. luego planteamos el problema general de la aceleraci´on relativista y final- mente aplicamos este estudio al caso importante de la part´ıcula cargada que.42) vux 1− 2 c γ −1 Fy0 = vux Fy (3. relativista.40) vux0 y 1+ 2 c γ −1 Fz = F0 (3. tambi´en aparece en equilibrio para todos los otros observadores inerciales.43) 1− 2 c γ −1 Fz0 = vux Fz (3. entonces todos los otros observadores inerciales regis- tran que la part´ıcula no est´a en equilibrio.

en el caso del electr´on se tiene m0 c2 = 0. y lo m´as natural es compararla con m0 . para simplificar los c´alculos.45) Vi Obs´ervese que si q es positiva y ∆V es negativo. ¿Es la masa ganada −q∆V grande o peque˜ na? Para responder esta pre- gunta debemos comparar −q∆V con alguna otra masa.5 megavoltios. pero lo hacemos en aras de enfatizar los aspectos relativistas de la mec´anica. El problema es altamente relativista si −q∆V À m0 c2 . Esto significa que para llevar un electr´on al r´egimen altamente relativista se necesita que la diferencia ∆V sea mucho mayor que 0. y el problema no es relativista si −qV ¿ m0 c2 . 3.5 megavoltios. El an´alisis detallado de esta radiaci´on es intrincado y. podr´ıa distraernos de nuestro prop´osito principal. Para simplificar el an´alisis supongamos que el movimiento de la part´ıcula es en la direcci´on x. a otro punto donde el potencial es Vf : Z Vf Trabajo = −q dV = −q(Vf − Vi ) ≡ −q∆V (3. y todo estudio riguroso deber´ıa tener en cuenta esta p´erdida de momentum y energ´ıa. es decir gana masa.bien sabido que las cargas el´ectricas aceleradas emiten radiaci´on electro- magn´etica. Gana energ´ıa cin´etica. el r´egi- men altamente relativista es e∆V À 0. Escribamos el trabajo total cuando la part´ıcula pasa de un punto donde el potencial es Vi . que es de- scribir la ideas esenciales de la mec´anica relativistas. nos olvidaremos de la radiaci´on. cuando ∆V sea mucho menor que 0. La masa que gana la part´ıcula es −q∆V /c2 .7 Masa y potencial electrost´ atico Estudiemos el movimiento de una part´ıcula cargada que se mueve en una regi´on donde hay un potencial electrost´atico V . entonces el trabajo es posi- tivo: la carga positiva gana velocidad a medida que desciende en el potencial electrost´atico. es decir: ∆V À 0. El campo el´ectrico es −dV /dx. podremos confiadamente pensar que el r´egimen no es relativista. De aqu´ı se saca una ense˜nanza: Cuando la energ´ıa cin´etica de una part´ıcula es mucho mayor 82 .511 MeV. de seguirlo. la fuerza es −q dV /dx y el trabajo que realiza el campo cuando la part´ıcula se desplaza dx es (−q dV /dx) dx = −q dV. Sabemos que de esta manera se cometen errores esenciales. As´ı mismo.5 MeV. Por este motivo.5 MV. Por ejemplo.

es decir. Por eso la soluci´on no relativista que Schroedinger le dio a este ´atomo en 1926 funciona bien. o sea que para averiguar la trayectoria se puede partir de la aceleraci´on a . Ahora. el r´egimen no es relativista.que su masa en reposo.5) para escribir: d du dm F = (mu) = m +u dt dt dt dm = ma +u (3. Es interesante anotar que la ecuaci´on (3. que los efectos relativistas en este ´atomo. Y si la energ´ıa cin´etica es mucho menor que la masa en reposo. esto quiere decir que la energ´ıa cin´etica es del orden de 1 eV. la fuerza no es simplemente ma. aunque peque˜ nos. Claramente. pueden notarse con instrumentos de alta precisi´on. En conclusi´on.3) y (3. u = dr/dt y a = du/dt. no se notan lo efectos relativistas. el r´egimen es altamente relativista. para partir de la aceleraci´on es necesario conocer la fuerza F. e integrar dos veces. Para comparar esta energ´ıa cin´etica con la masa en reposo formamos el cociente as´ı: eV ≈ 10−5 0.46) es v´alida tanto en la mec´anica newtoniana (un cometa pierde agua por evaporaci´on cuando se acerca al Sol. Debemos apuntar. podemos afirmar que en el ´atomo de hidr´ogeno no son prominentes los efectos relativistas.8 La aceleraci´ on Averiguar la trayectoria de una part´ıcula es llegar a una expresi´on del vector posici´on r como funci´on del tiempo t . sin embargo. Usamos las ecuaciones (3. cuando la masa var´ıa con el tiempo. Las energ´ıas t´ıpicas del ´atomo son electronvoltios. Apliquemos el criterio establecido en el u ´ltimo p´arrafo al caso del electr´on en el ´atomo de hidr´ogeno. y en consecuencia dm/dt 6= 0) como en la mec´anica relativista (cuando la part´ıcula gana u su masa aumenta y en consecuencia 83 . para averiguar la trayectoria de una part´ıcula es necesario precisar c´omo se averigua a cuando se conoce F.5 MeV Como 10−5 es bastante menor que 1.46) dt Esta f´ormula dice que. 3.

y cuando F es perpendicular a u. no es un resultado exclusivo de la relatividad especial.47) c2 Colocando esta ecuaci´on en (3. es decir: (3.49) m mc2 Vemos as´ı que en la relatividad especial la aceleraci´on no es. de que a no sea en general paralela a F. sino que ya era posible en la mec´anica newtoniana. Se presentan sin embargo dos situaciones excepcionales en las que fuerza y aceleraci´on s´ı son paralelas: cuando F es paralela a u.dm/dt 6= 0). en general. seg´un (3.10) y (3. dK es un diferencial de trabajo F · dr: dm 1 dr = 2 F· dt c dt 1 = F·u (3.49) da: F a = m 84 .11): dm 1 dE 1 d 1 dK = 2 = 2 (m0 c2 + K) = 2 dt c dt c dt c dt Ahora.46) escribimos: F·u F = ma + u. Si F es paralela a u la ecuaci´on (3. si F y u son perpendiculares.48) c2 F F·u a = − u (3. la ecuaci´on (3.50) m0 Ahora.46).49) da: F F uu a = − m mc2 ¡ ¢F = 1 − u2 /c2 m ¡ ¢ F 3 = 1 − u2 /c2 2 para F k u (3. Para calcular dm/dt en el caso relativista usamos las ecuaciones (3. el hecho. paralela a la fuerza.

En conclusi´on. y el vector 1θ es perpendicular a r.51) m0 La f´ormula (3.49) dice que la aceleraci´on tambi´en es perpendicular a u. θ). La u fuerza sobre la part´ıcula es q × B.50) se usa en el caso de los aceleradores lineales. Es bien sabido [?] que: dr dθ u = 1r + 1θ r dt dt à µ ¶2 ! µ ¶ d2 r dθ dr dθ d2 θ a = 1r −r + 1θ 2r +r 2 dt2 dt dt dt dt Si colocamos este resultado en la ecuaci´on general (3. La f´ormula (3. 3.49) se obtiene à µ ¶2 ! µ ¶ d2 r dθ dr dθ d2 θ F F·u 1r −r + 1θ 2r +r 2 = − u (3.51) se usa en los ciclotrones y.52) queda: dt dt dt µ ¶2 dθ q −1r r = u×B dt mc µ ¶2 dθ |q|Bu r = dt mc 85 .9 Movimiento circular Estudiemos el movimiento de una part´ıcula en un plano en coordenadas polares (r. en general. la fuerza ocasiona un cambio constante en la direcci´on de u sin que cambie u.52) dt2 dt dt dt dt m mc2 Pensemos ahora que se presentan estas condiciones: E = 0. El vector unitario 1r apunta en direcci´on de r. resultando as´ı un movimiento circular uniforme. ¡ ¢ F = 1 − u2 /c2 para F ⊥ u (3. Esta fuerza es perpendicular a u y la c ecuaci´on (3. Es claro que dr d2 r d2 θ = 2 = 2 = 0. y la ecuaci´on (3. siempre que una carga el´ectrica se mueva en un lugar donde hay un campo magn´etico uniforme. B es uniforme y una part´ıcula ingresa con una velocidad u que es perpendicular a B.

54): m0 c2 E1 /B1 r= p : C´alculo relativista (3. 2 (E1 /B1 ) ¿ 1: m0 c2 E1 r= : C´alculo prerrelativista (3. c c si u1 × B1 = −E1 . Una part´ıcula de carga q y velocidad u experimenta una fuerza dada 1 1 por q(E1 + u1 × B1 ). es decir.53) |q|B Part´ıcula preparada en un filtro de velocidades.55) |q|B 1 − (E1 /B1 )2 En este momento nos preguntamos cu´al ser´ıa el radio si hici´eramos el c´alculo de acuerdo con la f´ısica prerrelativista. dθ Ahora. La f´ormula (3. r = u. es decir. antes de entrar en el campo B.55) la aproximaci´ on u2 /c2 ¿ 1. Pensemos en una part´ıcula que emerge de este filtro de velocidades y luego entra en la regi´on donde existe el campo B. Sabemos [?] que un filtro de velocidades se construye con campos E1 y B1 perpendicu- lares. son aquellas que ingresan al filtro con una velocidad cuya mag- nitud es c E1 /B1 y cuya direcci´on es perpendicular a E1 y a B1 . Hacemos entonces u = cE1 /B1 en la ecuaci´on (3.54) |q|B 1 − u2 /c2 Esta f´ormula es u´til si u es dado. la part´ıcula es preparada en un filtro de velocidades. sin desviarse. entonces dt u2 |q|Bu = r mc muc r = (3.53) se puede escribir: m0 c u r= q (3. Las u ´nicas part´ıculas cargadas que siguen derecho. Esta fuerza es cero si E1 + u1 × B1 = 0. Tal es el caso cuando. Para contestar esta pregunta basta que tomemos en la ecuaci´on (3.56) |q|BB1 86 .

Considere un filtro de velocidades construido con un campo magn´etico de 2000 gauss y un campo el´ectrico de 1800 statvolt/cm. Un electr´on emerge de este filtro y entra en una regi´on donde hay un campo magn´etico de 1500 gauss (al entrar en esta regi´on la velocidad del electr´on es perpendicular al campo de 1500 gauss).60) |q|B Ejemplo. Las cantidades f´ısicas de este problema son: 87 .59) |q|B 2m0 c2 Nos preguntamos de nuevo cu´al habr´ıa sido r si hubi´eramos hecho el c´alculo usando la f´ısica prerrelativista.Part´ıcula preparada en un acelerador.45) se tiene K = −q∆V = |q∆V |. traigamos de la p´agina 68 la f´ormula pc = (m0 c2 + K)2 − (m0 c2 )2 .58) |q|B Esta f´ormula es u ´til cuando K es dado. Basta que en la ecuaci´on (3. entonces: 1 p r = (m0 c2 + |q∆V |)2 − (m0 c2 )2 |q|B p s 2m0 c2 |q∆V | |q∆V | = 1+ (3.57) |q|B p De otro lado.57) encontramos 1 p r= (m0 c2 + K)2 − (m0 c2 )2 (3. Si usamos este valor de pc en la ecuaci´on (3. Calcule el radio del c´ırculo descrito por el electr´on de dos maneras: usando la teor´ıa de la relatividad y usando la f´ısica prerrelativista. antes de entrar en el campo B. es decir. de acuerdo con la ecuaci´on (3. Supongamos que una part´ıcula de carga q es acelerada a trav´es de una diferencia de potencial ∆V . ¿1: m0 c2 p 2m0 c2 |q∆V | r= : C´alculo prerrelativista (3. Tal es el caso si. De acuerdo con la f´ormula (3. la part´ıcula es preparada en un acelerador.59) se haga la |q∆V | aproximaci´on u2 /c2 ¿ 1.53): pc r= (3.

o sea que eV/dina = 1. La masa del prot´on es 938 MeV/c2 . eV = 1. Ejemplo. (3. en este caso. B = 1500 gauss La f´ormula (3.56).63) Para el c´alculo prerrelativista usamos la ecuaci´on (3.511 MeV. La causa de esto no es dif´ıcil de rastrear.55) da.6 × 10−12 ergio.511 MeV 1800/2000 r = −10 s µ ¶ 4.62) r = 2. la diferencia entre los dos c´alculos est´a en la ra´ız cuadrada en el denominador de la ecuaci´on (3.55).8 × 10−10 esu (3. Las cantidades f´ısicas de este problema son: 88 . B1 = 2000 gauss. que es justamente el que causa el crecimiento de la masa de una part´ıcula en la teor´ıa de la relatividad.8 × 10 × 1500 dina 1800 2 1− 2000 Ahora. (3. y se obtiene: r = 1. m0 c2 = 0.64) La comparaci´on entre las ecuaciones (3.02 cm C´alculo prerrelativista.63) y (3. 0. y esto debe notarse como una ampliaci´on del c´ırculo. y luego usando la f´ısica prerrelativista.61) E1 = 1800 statvolt/cm. Se esperaba que el resultado del c´alculo relativista fuera mayor que el prerrelativista.6 × 10−12 cm (3. Un prot´on se acelera desde el reposo a trav´es de una diferencia de potencial de 5 MV y luego ingresa en una regi´on donde hay un campo magn´etico de 30000 gauss. porque en el primero la part´ıcula es m´as masiva que en el segundo. en efecto. |q| = 4.35 cm C´alculo relativista.64) muestra que el resultado relativista es mayor que el prerrelativista. Calcular el radio del c´ırculo de acuerdo con la teor´ıa de la relatividad.

|q∆V | = 5 MeV Con estas cantidades la f´ormula (3. El resultado da como en la ecuaci´on (3. 89 .59) es: p r 2 × 938 × 5 × (MeV)2 5 r = 1+ 4. La part´ıcula A va de derecha a izquierda y la part´ıcula B de izquierda a derecha.1 El choque de dos part´ıculas seg´ un lo registra un observador O que est´a en reposo respecto al centro de masa.0027 cm = 10.76 cm : C´alculo prerrelativista.65) es mayor que (3.65). |q| = 4.76 1 + 0.77 cm (3. uy ux B uy ux A uy ux ux uy Figura 3.66) porque la part´ıcula tiene mayor masa en la relatividad especial. m0 c2 = 938 MeV.65) El c´alculo prerrelativista se hace con la ecuaci´on (3. ux y uy son cantidades positivas.8 × 10−10 × 30000 dina 2 × 938 Usar la f´ormula (3.66) De nuevo.60). (3. pero sin la ra´ız cuadrada: r = 10.8 × 10−10 esu B = 30000 gauss. el resultado (3.62): √ r = 10.

3 La masa como fun. 90 .1. seg´un lo registra otro observador O0 que viaja ha- cia la derecha con velocidad v. La ver- newtoniana tiene la marca n. u'By u'Bx u'Bx u'By u'Ay u'Ax u'Ax u'Ay Figura 3.2 El mismo choque de la Figura 3. y la einsteiniana tiene la mar- ca e.4 El momentum como ci´on de la velocidad. n. La versi´ on funci´on de la velocidad. m e p e n n u u c c Figura 3. Figura 3. y si´on newtoniana tiene la marca la einsteiniana tiene la marca e.

K E e e n n u u c c Figura 3. antes del choque el cuerpo A est´a en reposo y el cuerpo B tiene velocidad u0 hacia la izquierda. La ver. Antes del choque las part´ıculas tienen velocidad u . ca n. La si´ on newtoniana tiene la marca versi´ on newtoniana tiene la mar- n. reposo A B Figura 3. Antes Después mo mo u u M0. y la einsteiniana tiene la mar. Para O0 . Antes Después Reposo u' u M0 A B Figura 3. Despu´es del choque el cuerpo final M0 tiene velocidad u hacia la izquierda.6 La energ´ıa total co- funci´on de la velocidad.7 El choque de dos part´ıculas de masas iguales.7. mo funci´on de la velocidad. y la einsteiniana tiene la ca e. Claramente la energ´ıa cin´etica final es cero: para O la colisi´on es completamente inel´astica. pero ahora desde el punto de vista de un observador O0 que se mueve hacia la derecha con velocidad u . marca e. 91 . de acuerdo con un ob- servador O que est´a en reposo respecto al centro de masa. El choque deja como resultado un cuerpo final en reposo de masa M0 .8 El mismo choque de la Figura 3.5 Energ´ıa cin´etica en Figura 3.

92 .

etc. El mismo campo electromagn´etico tiene. momentum. en el fondo. 4. las mismas para todos los observadores inerciales1 .1 Transformaci´ on de los campos E y B De acuerdo con el observador O. energ´ıa. El tema es de primera importancia. De un lado. Finalmente veremos que la electrodin´amica cumple el principio de la relatividad. el principio de la relatividad nos mostr´o de qu´e manera se establece una comparaci´on entre las dos mediciones. y presentaremos dos ejemplos interesantes: la carga m´ovil y el alambre que porta una corriente. para O0 . fuerza. la idea central de su trabajo: las leyes del electromagnetismo deben ser. Concentraremos nuestra atenci´on en la transformaci´on del campo electro- magn´etico. nos vimos poco menos que obligados a gen- eralizar los conceptos newtonianos de masa. B. en el primer p´arrafo del art´ıcu- lo [2] en que publica su relatividad especial. con los registros de otro observador. La palabra cuerpo quiere decir observador inercial. Y de otro lado. cuando dos observadores inerciales toman medidas de longitud. es decir. 93 . El cap´ıtulo presente se refiere a la segunda clase de consecuencias: estudiaremos c´omo se com- paran los campos el´ectrico y magn´etico que registra un observador. que las ecuaciones de Maxwell y la ley de fuerza de Lorentz son covariantes bajo las transformaciones de Lorentz.Cap´ıtulo 4 El campo electromagn´ etico En los cap´ıtulos anteriores discutimos algunas consecuencias del principio de la relatividad. tiempo. componentes 1 El art´ıculo lleva por t´ıtulo Sobre la electrodin´ amica de cuerpos en movimiento.. etc. como lo demuestra el hecho de que el mismo Einstein. presenta as´ı la motivaci´ on. las componentes del campo electromagn´etico son E.

1) son: 1 ∂t Bz = ∂y Ex − ∂x Ey (4.5). Tomemos dos de las ecuaciones de Maxwell: 1 ∂E = ∇×B (4.E0 .10). (4.7) son: 1 ∂t0 Ey0 = ∂z 0 Bx0 − ∂x0 Bz0 (4. B0 en t´erminos de las componentes E.3) c ∂t0 1 ∂B0 = −∇0 × E0 (4.7) c Las ecuaciones de O0 que corresponden a (4. De acuerdo con el principio de la relatividad (1. Nos proponemos encontrar la transformaci´on entre E.5) c As´ı mismo.1) c ∂t 1 ∂B = −∇ × E (4. la forma de estas ecuaciones debe ser la misma para todos los obser- vadores inerciales.6) y (4. la parte z de (4. vamos a encontrar las f´ormulas que nos permiten escribir las com- ponentes E0 . B. es decir. Siguiendo el principio de la relatividad. afir- mamos que para O0 : 1 ∂E0 = ∇0 × B0 (4.6) c 1 ∂t Ez = ∂x By − ∂y Bx (4.8) c 94 . B0 . B0 .2) y la parte z de (4. Para hallar las f´ormulas de la transformaci´on del campo electromagn´etico asumiremos que las ecuaciones de Maxwell representan fielmente a las leyes f´ısicas del electromagnetismo. B y E0 .1) es: 1 ∂t Ey = ∂z Bx − ∂x Bz (4.2) c ∂t As´ı son para el observador O.4) c ∂t0 La parte y de la ecuaci´on (4.

y. la comparaci´on de las ecuaciones (4.14) c Bx0 = f (v)Bx (4.8) y (4. introduciendo otro factor h(v).13) da: 95 .17) c Ex0 = g(v)Ex (4.9) y (4.12) c c c 1 ³ v ´ ³ v ´ ∂t0 γ Ez + By = ∂x0 γ By + Ez − ∂y0 Bx (4. que Bx0 debe ser proporcional a Bx . y que Bz0 debe ser c v proporcional a γ(Bz − Ey ). c Esta f debe ser independiente de t.9) c 1 ∂t0 Ez0 = ∂x0 By0 − ∂y0 Bx0 (4. Finalmente.5)-(4. en principio.10) c Ahora ponemos las cuatro derivadas (1.13) c c c Al comparar las ecuaciones (4. 1 ∂t0 Bz0 = ∂y0 Ex0 − ∂x0 Ey0 (4. Llamemos f al factor de proporcionalidad.11) vemos que Ey0 debe ser proporcional v a γ(Ey − Bz ).18) ³ v ´ Ey0 = g(v)γ Ey − Ez . la comparaci´on de las ecuaciones (4.12) da: ³ v ´ Bz0 = g(v)γ Bz − Ey (4. (4.10) y (4. pero puede.44) en las ecuaciones (4.11) c c c 1 ³ v ´ ³ v ´ ∂t0 γ Bz − Ey = ∂y0 Ex − ∂x0 γ Ey − Bz (4. x.19) c donde g(v) es alg´ un factor de proporcionalidad.16) c De la misma manera.7) para obtener: 1 ³ v ´ ³ v ´ ∂t0 γ Ey − Bz = ∂z 0 Bx − ∂x0 γ Bz − Ey (4. ser funci´on de v: ³ v ´ Ey0 = f (v)γ Ey − Bz (4. z.15) ³ v ´ Bz0 = f (v)γ Bz − Ey (4.

y finalmente escogeremos el signo superior +.24) c ³ v ´ Ez0 = f (v)γ Ez + By (4. ³ v ´ Ez0 = h(v)γ Ez + By (4.29): Bz00 = f (−v)γBz (4. Para probar esto seguiremos tres pasos: primero probaremos que f (v) = f (−v).29) Ahora pensemos en un tercer observador O00 que se mueve. en este caso la ecuaci´on (4.23) ³ v ´ Ey0 = f (v)γ Ey − Bz (4.20) c ³ v ´ By0 = h(v)γ By + Ez (4. luego probaremos que f (v) = ±1. con velocidad v en direcci´on −x. En vista de la ecuaci´on (4.22) dicen que h = f .21) c Bx0 = h(v)Bx (4.28) c Nos queda por averiguar la funci´on desconocida f (v). respecto a O. afirmamos que f (v) es igual a 1.16) y (4.30) 96 .17) dicen que g = f .15) y (4. y las ecuaciones (4. Anticip´andonos al re- sultado final.27) c ³ v ´ Bz0 = f (v)γ Bz − Ey (4.25) c Bx0 = f (v)Bx (4.28) da: Bz0 = f (v)γBz (4. De este modo vemos que las seis componentes del campo electromagn´etico transforman as´ı : Ex0 = f (v)Ex (4.26) ³ v ´ By0 = f (v)γ By + Ez (4.22) Las ecuaciones (4. Supongamos por un momento que Ey = 0.

f = 1.31) Pasemos ahora a escribir las rec´ıprocas de las ecuaciones (4.32) debemos escoger el signo superior.31): ³ v 0´ Ey = f (v)γ Ey0 + B c z ³ v 0´ Bz = f (v)γ Bz0 + E c y Entonces.29) y (4. finalmente: 97 . −. entonces la comparaci´on de las ecua- ciones (4.Claramente Bz0 y Bz00 deben ser iguales. y las ecuaciones (4. El signo inferior.32) Las ecuaciones (4.32) dicen que Ex0 = ±Ex .23)- (4. c o sea que f 2 = 1: f = ±1 (4. Entonces en la ecuaci´on (4.23) y (4. que es incre´ıble.28) son. expresa una inversi´on del campo. colocando estas expresiones de Ey y Bz en el lado derecho de (4. c y y en vista de (4.30) da: f (−v) = f (v) (4. Para tal efecto intercambiamos variables primadas con no primadas y cambiamos v por −v: ³ v 0´ Ey = f (−v)γ Ey0 + B c z ³ v 0´ Bz = f (−v)γ Bz0 + E .24) y (4.28).24) encontramos: h³ v ´ v³ 0 v ´i Ey0 = f 2 γ 2 Ey0 + Bz0 − Bz + Ey0 c c c µ ¶ v2 = f 2 γ 2 1 − 2 Ey0 .

Ex0 = Ex (4.33)
³ v ´
Ey0 = γ Ey − Bz (4.34)
c
³ v ´
0
Ez = γ Ez + By (4.35)
c

Bx0 = Bx (4.36)
³ v ´
By0 = γ By + Ez (4.37)
c
³ v ´
Bz0 = γ Bz − Ey (4.38)
c

Estas seis ecuaciones de transformaci´on se pueden escribir de un modo m´as
general, as´ı:

v
E0 = E + (γ − 1)E⊥ + γ ×B (4.39)
c
v
B0 = B + (γ − 1)B⊥ − γ × E (4.40)
c

La ecuaci´on (4.39) dice que el campo E0 se construye con dos aportes: de un
v
lado, el campo E, y del otro lado el campo inducido (γ − 1)E⊥ + γ × B.
c
As´ı mismo, la ecuaci´on (4.40) dice que el campo B0 se construye con dos
aportes: de un lado, el campo B, y del otro lado el campo inducido (γ −
v
1)B⊥ − γ × E . Fijemos nuestra atenci´on en los campos inducidos.
c
Lo primero que debemos notar es que el campo inducido depende crucial-
mente de la velocidad v, ya que es cero cuando v es cero, y es una funci´on
mon´otonamente creciente de v. Por esto debemos acostumbrarnos a pensar
que el campo inducido es inducido por v: es el movimiento de O0 lo que hace
aparecer un campo inducido en O0 . Pero no basta que O0 se est´e moviendo
respecto a O. Se requiere adem´as que en O haya campos perpendiculares
B⊥ o E⊥ , seg´un se lee en las ecuaciones (4.39) y (4.40). Son los campos
perpendiculares en O los que inducen campos en O0 . Los campos paralelos
Ek y Bk no inducen campos en O0 .

Las seis ecuaciones (4.33)-(4.38) expresan a los campos primados en t´erminos
de los no primados. Las ecuaciones rec´ıprocas se obtienen intercambiando
variables primadas y no primadas, y cambiando v por −v:

98

Ex = Ex0 (4.41)
³ v 0 ´
Ey = γ Ey0 + B (4.42)
c z
³ v 0´
Ez = γ Ez0 − B (4.43)
c y

Bx = Bx0 (4.44)
³ v 0´
By = γ By0 − E (4.45)
c z
³ v 0´
Bz = γ Bz0 + E (4.46)
c y

Escribimos tambi´en las rec´ıprocas de las ecuaciones (4.39) y (4.40):

v
E = E0 + (γ − 1)E0⊥ − γ × B0 (4.47)
c
v
B = B0 + (γ − 1)B0⊥ + γ × E0 (4.48)
c

4.2 Dos cantidades invariantes
En esta secci´on nos proponemos demostrar que las cantidades E·B y E 2 −B 2
son invariantes, es decir, que:

E · B = E0 · B0 (4.49)
E 2 − B 2 = E 02 − B 02 (4.50)

Para probar la ecuaci´on (4.49) comenzamos escribiendo el producto E0 ·B0 en
la forma Ex0 Bx0 +Ey0 By0 +Ez0 Bz0 . Ahora procedemos a expresar esta cantidad en
t´erminos de variables no primadas, para lo cual utilizamos las seis ecuaciones
(4.33)-(4.38):

E0 · B0 = Ex0 Bx0 + Ey0 By0 + Ez0 Bz0
³ v ´³ v ´
= Ex Bx + γ 2 Ey − Bz By + Ez
c c

99

³ v ´³ v ´
+γ 2 Ez + By Bz − Ey
c c

= Ex Bx + Ey By + Ez Bz

= E·B

De la misma manera se prueba la ecuaci´on (4.50): comenzamos escribiendo
E 02 − B 02 en la forma Ex02 + Ey02 + Ez02 − Bx02 − By02 − Bz02 , y luego procedemos
a expresar esta cantidad en t´erminos de variables no primadas, para lo cual
utilizamos las seis ecuaciones (4.33)-(4.38):

E 02 − B 02 = Ex02 + Ey02 + Ez02 − Bx02 − By02 − Bz02

³ v ´2 ³ v ´2
= Ex2 + γ 2 Ey − Bz + γ 2 Ez + By
c c
³ v ´2 ³ v ´2
−Bx02 − γ 2 By + Ez − γ 2 Bz − Ey
c c

= E2 − B2

Usaremos las cantidades E = |E| y B = |B|; es claro que E y B son mayores
o iguales a cero. La ecuaci´on (4.50) tiene varias consecuencias interesantes:

E < B ⇐⇒ E 0 < B 0 (4.51)
B < E ⇐⇒ B 0 < E 0 (4.52)
E = B ⇐⇒ E 0 = B 0 (4.53)

Estas tres implicaciones, en palabras, rezan: Si uno de los campos (bien sea
el el´ectrico o el magn´etico) es menor que el otro en un sistema de referencia,
lo ser´a tambi´en en todos los otros sistemas de referencia. Si los dos campos
son de igual magnitud para un observador, ser´an de igual magnitud para
todos los observadores.

100

La existencia de dos cantidades invariantes, E·B y E 2 −B 2 , no es accidental,
sino que responde a la existencia de simetr´ıas de fondo, como veremos en la
secci´on 6.6.

4.3 El campo electromagn´
etico total

Supongamos que para el observador O0 el campo electromagn´etico aparece
puramente el´ectrico, es decir, B0 = 0. ¿C´omo aparece el campo electro-
magn´etico para otro observador O que se mueve, respecto a O0 , con veloci-
dad −v ? La respuesta se obtiene haciendo B0 = 0 en las f´ormulas (4.47) y
(4.48):

E = E0k + γE0⊥ (4.54)
v
B = γ × E0⊥ (4.55)
c

La ecuaci´on (4.55) muestra que para O existe, en general, campo magn´etico.
Vemos as´ı que un campo electromagn´etico que es puramente el´ectrico para
un observador aparece, a otros observadores, en general, como una mezcla de
campos el´ectrico y magn´etico. Del mismo modo, cuando un campo electro-
magn´etico es puramente magn´etico para un observador, otros observadores
registran un campo magn´etico y adem´as un campo el´ectrico.

Esto nos recuerda los primeros p´arrafos del Cap´ıtulo 2, donde consider´abamos
dos eventos con separaci´on puramente espacial o puramente temporal, para
un observador. Apunt´abamos en esa ocasi´on que para otros observadores
los eventos aparecen, en general, con separaciones espacial y temporal. Y
conclu´ıamos entonces que el espacio y el tiempo no son entidades inde-
pendientes, sino que forman un todo. Del mismo modo nosotros, ahora
hablando del campo electromagn´etico, afirmamos que los campos el´ectrico y
magn´etico no son independientes uno del otro, sino que forman un todo elec-
tromagn´etico que es irreductible. Cada observador inercial puede establecer
un corte, un lindero, entre su campo el´ectrico y su campo magn´etico, pero
el lindero que establece O es diferente al que establece O0 .

101

4.4 Una carga con velocidad uniforme
Para mostrar una aplicaci´on de la transformaci´on (4.41)-(4.46), queremos re-
solver un problema cl´asico de electromagnetismo, que consiste en averiguar
los campos el´ectrico y magn´etico que produce una carga que tiene velocidad
rectil´ınea uniforme u . Este problema se puede resolver [9] por medio de los
potenciales de Li´enard-Wiechert, en los que se tiene en cuenta que la se˜ nal
electromagn´etica toma cierto tiempo para viajar desde la part´ıcula hasta el
punto de observaci´on, lo que hace necesario que se usen tiempos retardados.
Este modo de atacar el problema es complicado. En esta secci´on lo resolver-
emos muy f´acilmente, utilizando nuestros conocimientos de relatividad. La
estrategia es resolver inicialmente el problema de acuerdo con un observador
inercial O0 en reposo respecto a la part´ıcula; una vez obtenidos E0 , B0 , uti-
lizamos las seis ecuaciones (4.41)-(4.46) para averiguar los campos E, B que
registra otro observador que se mueve, respecto al anterior, con velocidad
constante −u .

Para O0 el fen´omeno es muy simple. Como la carga est´a en reposo, no hay
campo magn´etico B0 , y el campo el´ectrico E0 es el de Coulomb:

B0 = 0 (4.56)
q
E0 = 1r0
r02

Aqu´ı, 1r0 es un vector unitario que apunta en la direcci´on de r0 . Claramente
r0 qr0
1r0 = 0 y el campo el´ectrico es E0 = 03 . Las tres componentes cartesianas
r r
de este campo son:

qx0 qy 0 qz 0
Ex0 = ; Ey0 = ; Ez0 = (4.57)
r03 r03 r03

Tal como hemos indicado, O0 se mueve respecto a O con velocidad u . N´ otese
que esta u est´a jugando el papel que siempre le hemos asignado a v , lo que
quiere decir que el γ de la ecuaci´on (1.32) ahora quiere decir

1
γ=p (4.58)
1 − u2 /c2

102

En este momento suponemos que el eje x est´ a orientado paralelo a la ve-
locidad u de la part´ıcula, y podemos colocar los campos primados (4.56) y
(4.57) en las seis ecuaciones (4.41)-(4.46) para obtener:

qx0
Ex = Bx = 0
r03
γqy 0 quγ z 0
Ey = 03 By = −
r c r03
γqz 0 quγ y 0
Ez = 03 Bz =
r c r03

Estos son los campos para el observador O. Debemos, sin embargo, pulir
estas expresiones para que contengan u ´nicamente variables no primadas,
utilizando las transformaciones de Lorentz (1.33). Al ejecutar esta tarea se
debe recordar que r03 = (x02 + y 02 + z 02 )3/2 = [γ 2 (x − ut)2 + y 2 + z 2 ]3/2 :

qγ(x − ut)
Ex =
− ut)2 + y 2 + z 2 ]3/2
[γ 2 (x
qγy
Ey = 2 (4.59)
[γ (x − ut)2 + y 2 + z 2 ]3/2
qγz
Ez = 2
[γ (x − ut)2 + y 2 + z 2 ]3/2

Bx = 0
quγ
z
By = − 2 c
[γ (x − ut)2 + y 2 + z 2 ]3/2 (4.60)
quγ
y
By = 2 c
[γ (x − ut)2 + y 2 + z 2 ]3/2

La Figura 4.1 muestra el campo E para u = 0; n´otese que E es radial e
isotr´opico. La Figura 4.2 es para u 6= 0: el campo E es radial (respecto a la
posici´on de la part´ıcula) pero no es isotr´opico.

El flujo de energ´ıa. La densidad de energ´ıa por unidad de volumen es
1 ¡ ¢
(campo el´ectrico)2 + (campo magn´etico)2 de donde vemos que tanto

103

para O0 como para O, hay energ´ıa electromagn´etica. Ahora, como para O0
la carga est´a en reposo, la energ´ıa electromagn´etica tambi´en est´a en reposo.
Sin embargo, para O la part´ıcula se mueve y este observador deber´ıa registrar
que la energ´ıa electromagn´etica fluye. La cantidad adecuada para describir
el flujo de la energ´ıa electromagn´etica es el vector de Poynting:

c
S= E×B (4.61)

S es la cantidad de energ´ıa electromagn´etica que, por unidad de tiempo,
cruza la unidad de ´area perpendicular. Utilizando las seis ecuaciones (4.59)
y (4.60) obtenemos:

q 2 uγ 2 (y 2 + z 2 )1x − (x − ut)(y1y + z1z )
S=
4π [γ 2 (x − ut)2 + y 2 + z 2 ]3

Podemos especializar esta f´ormula en z = 0:

q 2 uγ 2 y 2 1x − (x − ut)y1y
S= (4.62)
4π [γ 2 (x − ut)2 + y 2 ]3

4.5 Un alambre recto con corriente
A continuaci´on vamos a estudiar [6] lo que ocurre con un alambre recto que
porta una corriente, desde el punto de vista de la relatividad. Llegaremos a
un resultado interesante: si el alambre aparece neutro para un observador,
entonces aparece cargado para otros observadores.

Para comprender este efecto es importante que nos demos cuenta del modo
como est´an repartidas las part´ıculas cargadas dentro de un metal. Los iones
positivos forman una red aproximadamente inm´ovil, y algunos electrones
forman un fluido que viaja, que se cuela a trav´es de la malla r´ıgida, cuan-
do hay una diferencia de potencial. La Figura 4.3 muestra un modelo para
entender la corriente en un alambre recto, de acuerdo con un observador O
que se encuentra en reposo respecto a los iones positivos. Los electrones se
mueven hacia la derecha con una velocidad u, o sea que la corriente el´ectrica
va hacia la izquierda.

104

de acuerdo con2 la ecuaci´on (2.64) Para O la densidad neta es: d = d0+ + d − (4. seg´ un el observador O. Claramente.Supongamos que para O el alambre es neutro. Esto quiere decir que las cargas positivas y negativas son equidistantes. N´otese el sub´ındice cero en la densidad positiva. Sin embargo. En esta figura aparecen. d0+ > 0 .65) mientras que la densidad neta para O0 es d0 = d + + d0− (4.63) Para el observador O0 los electrones est´an en reposo y forman una densidad de carga d0− . d + > 0 (4. las trayectorias de los iones y de los electrones. d − < 0 (4. Llamemos d0+ y d − a las densidades de carga positiva y negativa.58). para O0 . Claramente. seg´ un muestra la Figura 4. Estudio formal. Veamos de qu´e manera las ecuaciones de la teor´ıa de la relatividad dan cuenta del fen´omeno que acabamos de describir cualitativa- mente. Esto quiere decir que.4.66) Ahora. d0− < 0 . y los iones positivos tienen una velocidad u y forman una densidad de carga d + . 105 . N´otese que para O0 la distancia entre electrones es mayor que la distancia entre iones positivos. acentuando que para O las cargas positivas est´an en reposo. el fen´omeno debe aparecer diferente a otro observador O0 que se mueve con velocidad u hacia la derecha. en l´ıneas punteadas. la densidad de carga positiva por unidad de longitud es mayor que la densidad negativa: el alambre que es neutro para O es cargado para O0 .24): 2 Aqu´ı tambi´en γ est´ a dada por la ecuaci´ on (4.

entonces la ecuaci´on (4.73) Los campos. Pasemos ahora a calcular los campos el´ectrico y magn´etico.68) entonces las ecuaciones (4. y las ecuaciones (4.64).71) dice que d0 > d: la densidad de carga por unidad de longitud es mayor para O0 que para O.70) N´otese que d0 = d + (γ − 1)(d0+ − d0− ) (4.65) y (4.75) al observador O: 106 .71) Recordemos. de acuerdo con las f´ormulas (4.74) y (4. es bien sabido que el campo el´ectrico a una distancia R del alambre est´a dado por: 2 × carga por unidad de longitud campo el´ectrico = (4.71) se convierten en: d − = −d0+ (4.63) y (4.75) cR Apliquemos las f´ormulas (4.68) y (4.69) d0 = γd0+ + d0− (4. d + = γd0+ (4.67) d − = γd0− . Pensemos en el problema general de un alambre recto que tiene cierta carga por unidad de longitud.66) son: d = d0+ + γd0− (4.74) R y si el alambre porta una corriente se usa la ley de Biot-Savart: 2 × corriente campo magn´etico = (4.72) d0 = (γ − γ −1 )d0+ (4. Si d = 0. entonces la ecuaci´on (4.69) da d0− = −d0+ /γ. (4. que d0+ y −d0− son cantidades positivas.

107 . como en la Figura 4. es neutro y porta una corriente el´ectrica hacia la izquierda.72): 2ud0+ B= (4.73) y (4. As´ı mismo. cR y en vista de las ecuaciones (4. Esta es una peque˜na prueba de consistencia de nuestra teor´ıa relativista del electromagnetismo. el lado CD est´a cargado positivamente y el lado AB negativamente.5.38). conviene anotar que las ecuaciones (4. Circuitos.78) R + 2γud0 B0 = (4. para O. Hemos estudiado un alambre recto que.74) y (4.79) cR Finalmente. cR donde hemos puesto el signo − para que la magnitud B resulte positiva.76).79) satisfacen las reglas de transformaci´on (4.77).78) y (4.77) cR Tambi´en podemos usar las f´ormulas (4. para O0 el alambre aparece cargado positivamente. Para O0 . (4.76) 2ud − B = − . dando como resultado [?] un momento dipolar el´ectrico que apunta hacia arriba. (4.67): 2(γ − γ −1 )d0+ E0 = (4. El observador O0 puede leg´ıtimamente concluir que los circuitos el´ectricos que se mueven tienen momento dipolar el´ectrico. Pensemos ahora en un circuito rectangular que porta una corriente el´ectrica. E = 0 (4. si para O la corriente es hacia la izquier- da.34) y (4.75) para el observador O0 : 2d0 E0 = R 2ud + B0 = . En vista de la ecuaci´on (4. entonces para O0 el alambre aparece cargado negativamente.

Supongamos por ejemplo que el campo magn´etico es anulable y llamemos O0 al observador que registra que el campo magn´etico es cero: B0 = 0. estas dos propiedades son invariantes.52). Para identificar a O0 basta decir cu´al es la velocidad v que O0 tiene respecto a O . decimos que el campo el´ectrico (magn´etico) es anulable. el producto escalar de los dos campos es cero y el campo magn´etico es menor que el el´ectrico.80) c En ambos lados de esta ecuaci´on multiplicamos escalarmente con v : v v · B + (γ − 1)v · B⊥ − γv · ×E = 0 c Esta ecuaci´on es v · B + 0 − 0 = 0. Entonces B⊥ = B. Nos preguntamos ahora si para alg´un observador se vuelve cero alguno de los dos campos.6 Anulando el campo menor Hemos visto que los valores de los campos el´ectrico y magn´etico dependen del estado de movimiento del observador. Un resultado similar se obtiene cuando el campo el´ectrico es anulable. Si para alg´ un observador el campo el´ectrico (magn´etico) es cero.82) c 108 .40) queda as´ı: v B + (γ − 1)B⊥ − γ ×E = 0 (4. Pero.4.49) y (4. para cualquier observador. Esta ecuaci´on implica que E0 · B0 = 0 y que B 0 < E 0 . R´apidamente nos damos cuenta de qu´e condiciones se deben cumplir para que un campo sea anulable. podemos escribir B0 = 0 y la ecuaci´on (4. Tambi´en abordaremos el asunto importante de identificar al observador O0 para el cual uno de los dos campos es nulo.80) se simplifica: v B = ×E (4. Suponiendo que para O0 el campo magn´etico se anula.81) c vE B = sen α (4. Anulaci´ on del campo magn´ etico. y la ecuaci´on (4. de acuerdo con (4. de donde podemos concluir que. o sea que v es perpendicular a B.

Entonces E⊥ = E. hay un n´ umero infinito de observadores inerciales para los cuales el campo magn´etico se anula. La anulaci´ on del campo el´ectrico es muy parecida a la del campo magn´etico. Claramente existe un n´umero infinito de vectores v que satisfacen la ecuaci´on (4. podemos escribir E0 = 0 y la ecuaci´on (4.39) queda as´ı: v E + (γ − 1)E⊥ + γ ×E = 0 (4.85) c vB E = sen β (4.7 muestra los campos E y B perpendiculares. Claramente existe un n´ umero infinito de vectores v que satisfacen la ecuaci´on (4. Suponiendo que para O0 el campo el´ectrico se anula. Esto quiere decir que cuando E < B y E es ortogonal a B.80) se simplifica: v E = − ×B (4.6 muestra los campos E y B perpendiculares. La Figura 4. La Figura 4.84) c En ambos lados de esta ecuaci´on multiplicamos escalarmente con v : v v · E + (γ − 1)v · E⊥ + γv · ×B = 0 c Esta ecuaci´on es v · E + 0 − 0 = 0.83). hay un n´ umero infinito de observadores inerciales para los cuales el campo el´ectrico se anula.86) c v E sen β = (4. y adem´as al vector v que es perpendicular a B. Anulaci´ on del campo el´ ectrico.83) c E Aqu´ı α es el ´angulo entre E y v .87) c B Aqu´ı β es el ´angulo entre B y v . 109 .87). Esto quiere decir que cuando B < E y E es ortogonal a B. y la ecuaci´on (4. y adem´as al vector v que es perpendicular a E. v B sen α = (4. o sea que v es perpendicular a E.

El trivector J se define as´ı: J = ρu .89) V0 1 − u2 /c2 La magnitud de J es la cantidad de carga que. Una de las peculiaridades de la luz es que.90) V0 dt 1 − u2 /c2 De otro lado. 4. En resumen. de los dos campos. por unidad de tiempo. v tiene que ser perpendicular a B . el campo magn´etico no es anulable. as´ı mismo.91) V0 dt 1 − u2 /c2 En los denominadores de las dos u ´ltimas ecuaciones reconocemos el tiempo propio dτ : 110 . Como B ≮ E. Si E es anulable. multiplicando ambos lados de la ecuaci´on (2. Llamemos r al vector posici´on del peque˜no volumen de nube que estamos estudiando. cruza una unidad de ´area perpendicular a u.7 La corriente el´ ectrica Estudi´abamos en la p´agina 43 una nube de part´ıculas cargadas.Conclusi´ on. en todo punto r y en cualquier instante t. La luz no es anulable.25): nqu J = p (4. v tiene que ser perpendicular a E .88) y en vista de (2. y en consecuencia la ecuaci´on (4. Claramente u = dr/dt. el campo el´ectrico tampoco es anulable. el menor es anulable y el otro no.89) queda as´ı: nq J = p dr (4. v debe ser perpendicular al campo menor. si B es anulable. y como E ≮ B. los campos el´ectrico y magn´etico tienen la misma magnitud. La anulaci´ on de un campo puede darse cuando se cumplen estas dos condiciones: que sean perpendiculares entre s´ı y que no tengan la misma magnitud. (4. y llam´abamos u a la trivelocidad promedio de una peque˜na porci´on de la nube.25) por c llegamos a nq ρc = q cdt (4.

100) c 111 . dr).93) 1 − v 2 /c2 Jy = Jy0 (4. J) transforman. Entonces.34) para escribir v ρ0 + 2 Jx0 ρ = p c (4. J = dr V0 dτ V0 dτ nq Notemos que en estas expresiones el quebrado es un escalar. En esta secci´on probaremos tal covariancia. nq nq ρc = cdt .97) c ∂t c ∇·B = 0 (4.98) ∇ · E = 4πρ. de acuerdo con el principio de la relatividad (1.96) c ∂t 1 ∂E 4π ∇×B− = J (4. podemos utilizar las ecuaciones (1. las ecuaciones de Maxwell y la ley de fuerza de Lorentz deben ser covariantes cuando se pasa de un observador inercial a otro.94) Jz = Jz0 (4.8 Covariancia de la electrodin´ amica Tenemos confianza en que las ecuaciones de Maxwell y la ley de Fuerza de Lorentz representan leyes de la naturaleza. bajo un cambio de coordenadas. (4. que son: 1 ∂B ∇×E+ = 0 (4. as´ı como transforman los cuatro diferenciales (cdt.92) 1 − v 2 /c2 J 0 + vρ0 Jx = px (4. M´as concretamente.99) y luego seguiremos con la fuerza de Lorentz: ³ u ´ F=q E+ ×B (4.95) 4.10). Comenzaremos con las ecuaciones de Maxwell. Esto es V0 dτ importante porque indica que las cuatro cantidades (cρ.

111) c 1 ∂x Ey − ∂y Ex + ∂t Bz = 0 (4.96)- (4.Covariancia de las ecuaciones de Maxwell. usamos coordenadas cartesianas y llamamos x a la direcci´on de v .104) Para probar la covariancia debemos demostrar que las ecuaciones (4.101)-(4. las partes que son paralelas y perpendiculares a v : µ ¶ 1 ∂B ∇×E+ = 0 (4.108) µ ¶ 1 ∂E 4π ∇×B− − J = 0 (4.103) ∇0 · E0 = 4πρ0 (4.102) c ∂t0 c ∇0 · B0 = 0 (4.101) c ∂t0 1 ∂E0 4π 0 ∇0 × B0 − = J (4.104).96) y (4.105) c ∂t ⊥ µ ¶ 1 ∂E 4π ∇×B− − J = 0 (4.107) c ∂t k ∇·B = 0 (4.105)-(4.106) c ∂t c ⊥ µ ¶ 1 ∂B ∇×E+ = 0 (4. Las ocho ecuaciones (4. Comencemos separando.97).112) c 1 4π ∂z Bx − ∂x Bz − ∂t Ey = Jy (4. Para el observador O0 las ecuaciones de Maxwell son: 1 ∂B0 ∇0 × E0 + = 0 (4.110) son: 1 ∂z Ex − ∂x Ez + ∂t By = 0 (4.99) implican las ecuaciones (4. en (4.109) c ∂t c k ∇ · E = 4πρ (4.113) c c 112 .110) Para realizar los c´alculos concretamente.

124) 1 4π 0 ∂y0 Bz0 − ∂z 0 By0 − ∂t0 Ex0 = J (4.125) c c x ∂x0 Ex0 + ∂y0 Ey0 + ∂z 0 Ez0 = 4πρ0 (4.46).115) c ∂x Bx + ∂y By + ∂z Bz = 0 (4.123) c ∂x0 Bx0 + ∂y0 By0 + ∂z 0 Bz0 = 0 (4.117) c c ∂x Ex + ∂y Ey + ∂z Ez = 4πρ (4. las seis ecuaciones (4.111)-(4.120) c 1 4π 0 ∂z 0 Bx0 − ∂x0 Bz0 − ∂t0 Ey0 = J (4. de las ocho ecuaciones (4. utilizando: las cuatro ecuaciones (1.127) c 113 . una a una.121) c c y 1 4π 0 ∂x0 By0 − ∂y0 Bx0 − ∂t0 Ez0 = J (4. y las cuatro ecuaciones (4.119) c 1 ∂x0 Ey0 − ∂y0 Ex0 + ∂t0 Bz0 = 0 (4.126) En las ocho ecuaciones (4.122) c c z 1 ∂y0 Ez0 − ∂z 0 Ey0 + ∂t0 Bx0 = 0 (4.92)-(4.118) vamos a cambiar todas las variables no primadas por variables primadas.118): 1 ∂z 0 Ex0 − ∂x0 Ez0 + ∂t0 By0 = 0 (4.114) c c 1 ∂y Ez − ∂z Ey + ∂t Bx = 0 (4.95). Se ob- tienen estas ocho ecuaciones que proceden.111)-(4. 1 4π ∂x By − ∂y Bx − ∂t Ez = Jz (4.41)-(4.118) Las ocho ecuaciones primadas correspondientes son: 1 ∂z 0 Ex0 − ∂x0 Ez0 + ∂t0 By0 = 0 (4.116) 1 4π ∂y Bz − ∂z By − ∂t Ex = Jx (4.44).

satisfaci´endose as´ı el principio de la relatividad. Para el observador O0 se debe cumplir que: µ ¶ 0 0 u0 0 F =q E + ×B (4. (4. que (4. Pero el conjunto de las dos ecuaciones (4.120) y (4. que (4.132) no son iguales. O sea que las ecuaciones de Maxwell son co- variantes bajo el grupo de las transformaciones de la relatividad especial.123). (4.132) c v 1 v¡ ¢ ∂y0 Bz0 − ∂z 0 By0 − ∂t0 Ex0 + ∂x0 Ex0 + ∂y0 Ey0 + ∂z 0 Ez0 c c (4.128) son iguales.123) y (4.129) son iguales y que (4.127) son iguales.126) y (4.122) y (4.133) no son iguales.129) c c y 1 4π 0 ∂x0 By0 − ∂y0 Bx0 − ∂t0 Ez0 = J (4. ecuaci´on (4.130) son iguales.126). las ecuaciones de Maxwell no primadas implican el conjunto de las ecuaciones primadas. (4.134) 4π 0 c = J + 4πρ0 c x v Obs´ervese que las ecuaciones (4. 1 ∂x0 Ey0 − ∂y0 Ex0 + ∂t0 Bz0 = 0 (4. As´ı mismo (4.133).131) c c 1 c ¡ ¢ ∂y0 Ez0 − ∂z 0 Ey0 + ∂t0 Bx0 = ∂x0 Bx0 + ∂y0 By0 + ∂z 0 Bz0 (4.124) y (4.121) y (4.125) y (4.131).134) no son iguales.132) implica el conjunto de las dos ecuaciones (4.119) y (4.125).130) c c z 1 v ¡ ¢ ∂y0 Ez0 − ∂z 0 Ey0 + ∂t0 Bx0 = ∂x0 Bx0 + ∂y0 By0 + ∂z 0 Bz0 (4.100).124). (4. Obs´ervese que (4. Ahora pasamos a demostrar la covariancia de la fuerza de Lorentz. Covariancia de la fuerza de Lorentz. Pero el conjunto de las dos ecuaciones (4.133) 4π 0 v = Jx + 4πρ0 c c 1 c ¡ ¢ ∂y0 Bz0 − ∂z 0 By0 − ∂t0 Ex0 + ∂x0 Ex0 + ∂y0 Ey0 + ∂z 0 Ez0 c v (4.135) c 114 .134) implica el conjunto de las dos ecuaciones (4. (4.128) c 1 4π 0 ∂z 0 Bx0 − ∂x0 Bz0 − ∂t0 Ey0 = J (4.131) no son iguales y que (4. En conclusi´on.

138) se vuelve (4.35)-(2.139)-(4.33)-(4.37).136) se convierte en (4. y para tal efecto debemos expresar las tres primeras ecuaciones en t´erminos de variables no primadas.139) c c µ ¶ 1 1 Fy = q Ey + uz Bx − ux Bz (4.137) deviene (4.44) y las seis ecua- ciones (4.138) c c As´ı mismo las tres partes de la ecuaci´on (4. la ecuaci´on (4.140) y la ecuaci´on (4.137) c c µ ¶ 0 0 1 0 0 1 0 0 Fz = q Ez + ux By − uy Bx (4.100) son: µ ¶ 1 1 Fx = q Ex + uy Bz − uz By (4. las tres3 ecuaciones (3.139).141) c c Debemos probar que las tres ecuaciones (4.42) se debe tener en cuenta que ³ u ´ u · F = u · q E + × B = qu · E c 115 .138) implican las ecua- ciones (4.38).136)-(4. Entonces la ecuaci´on (4.136) c c µ ¶ 1 1 Fy0 = q Ey0 + u0z Bx0 − u0x Bz0 (4.140) c c µ ¶ 1 1 Fz = q Ez + ux By − uy Bx (4. 3 Al utilizar la ecuaci´ on (3. Queda as´ı demostrada la covariancia de la fuerza de Lorentz.141).Podemos desplegar las tres partes de esta ecuaci´on: µ ¶ 1 0 0 1 0 0 Fx0 0 = q Ex + uy Bz − uz By (4.141). Utilicemos entonces las tres ecuaciones (2.42)-(3.

ut

Figura 4.1 El campo el´ectrico Figura 4.2 El campo el´ectrico
para un observador que est´a en de una carga que tiene velocidad
reposo respecto a una carga pos- constante. Las l´ıneas del campo
itiva. Las l´ıneas del campo son son radiales, mas no is´otropas.
radiales e is´otropas.

ct'

x'

x

Figura 4.3 Un alambre rec- Figura 4.4 L´ıneas en el mun-
to que porta corriente el´ectri- do de los iones positivos (tra-
ca, seg´
un un observador en re- zos punteados verticales) y de
poso respecto a los iones posi- los electrones (trazos puntead-
tivos. Los electrones se mueven os inclinados). Para O, la dis-
hacia la derecha. tancia entre electrones contigu-
os es igual a la distancia entre
iones positivos contiguos. Para
O0 , la distancia entre electrones
es mayor que la distancia entre
iones.

116

C + + + + D

i

A B

Figura 4.5 Un circuito el´ectri-
co. Para un observador que vi-
aje hacia la derecha, el lado
CD est´a cargado positivamente y
el lado AB negativamente, dan-
do como resultado un momento
dipolar el´ectrico que apunta ha-
cia arriba.

E

E
a
v
v
b
B
B

Figura 4.6 Campos E y B per- Figura 4.7 Campos E y B per-
pendiculares, con B < E . Otro pendiculares, con E < B . Otro
observador O0 tiene velocidad v observador O0 tiene velocidad v
con inclinaci´on α . Las variables con inclinaci´on β . Las variables
v y α se pueden ajustar de modo v y β se pueden ajustar de modo
que B 0 sea cero. que E 0 sea cero.

117

118

Cap´ıtulo 5

Tensores en la relatividad especial

El prop´osito de este cap´ıtulo es darle a la relatividad especial una pre-
sentaci´on formal, tensorial. Hemos visto que el espacio y el tiempo se un-
en para formar un ente mayor, el espaciotiempo; y los campos el´ectrico y
magn´etico no son objetos separados, sino que forman una totalidad electro-
magn´etica. En este cap´ıtulo expresaremos estas uniones, y otras tambi´en,
en una notaci´on condensada que se adec´ ua a las necesidades y exigencias
de la f´ısica te´orica. Debemos advertir, sin embargo, que en este tratamiento
hay algo m´as que notaci´on compacta y elegante: hay, sobre todo, una visi´on
profunda y geom´etrica de la relatividad especial.

5.1 Sub´ındices y super´ındices
Tal como hemos descrito varias veces, el observador O consta de una malla
tridimensional de relojes, uno en cada punto. Suponemos adem´as que este
observador erige un sistema cartesiano de coordenadas, de modo que cada
evento tiene cuatro coordenadas xµ , as´ı:

(x0 , x1 , x2 , x3 ) = (ct, x, y, z)

Los ´ındices griegos, como por ejemplo µ, van de cero a tres: µ = 0, 1, 2, 3 . En
algunas escasas ocasiones desearemos ir u´nicamente de uno a tres, y entonces
usaremos ´ındices latinos, como por ejemplo a = 1, 2, 3 . Siempre seguiremos
la convenci´on de Einstein: cuando en un mismo t´ermino aparece dos veces
un ´ındice, se supone que hay una suma sobre los cuatro (o tres) valores que
puede tomar ese ´ındice.

Pensemos ahora en el intervalo que hay entre el origen de coordenadas

119

(0,0,0,0) y el evento (x0 , x1 , x2 , x3 ) . De acuerdo con la definici´on (2.1) este
intervalo viene dado por:

(∆s)2 = (x0 )2 − (x1 )2 − (x2 )2 − (x3 )2 (5.1)

Si definimos la matriz

 
1 0 0 0
 
 
 0 −1 0 0 
 
ηµν =


 (5.2)
 0 0 −1 0 
 
 
0 0 0 −1

la ecuaci´on (5.1) se escribe:

(∆s)2 = ηµν xµ xν (5.3)

Ahora definimos η µν como la inversa de ηµν :

η µλ ηλν = δ µ ν (5.4)

Claramente esta inversa es
 
1 0 0 0
 
 
 0 −1 0 0 
 
η µν =


 (5.5)
 0 0 −1 0 
 
 
0 0 0 −1

A partir de las cuatro cantidades xµ y la matriz ηµν definimos otras cu-
atro cantidades xµ de la manera siguiente:

120

xµ = ηµλ xλ (5.6)

Escribamos en detalle las cuatro componentes xµ y las cuatro componentes
xµ :

xµ = (x0 , x1 , x2 , x3 ) = (ct, x, y, z) (5.7)

xµ = (x0 , x1 , x2 , x3 ) = (ct, −x, −y, −z) (5.8)

N´otese que

xµ = η µλ xλ (5.9)

Las ecuaciones (5.6) y (5.9) dicen que ηµλ sirve para bajar un super´ındice y
η µλ sirve para subir un sub´ındice. Ahora, a η µλ tambi´en se le puede bajar
el super´ındice λ , para lo cual basta multiplicarlo por ηλν :

η µλ ηλν = η µ ν

Comparando esto con la ecuaci´on (5.4) llegamos a

ηµν = δµν (5.10)

Consideremos ahora este conjunto de 16 cantidades: (−Bx , 0, Ez , −Bz , 0,
Ex , −By , 0, −Ey , Bx , −Ex , By , −Ez , 0, Bz , Ey ) , el cual organizamos en este
arreglo cuadrado:

 
0 −Ex −Ey −Ez
 
 
 Ex 0 −Bz By 
 
F µν
=


 (5.11)
 Ey Bz 0 −Bx 
 
 
Ez −By Bx 0

121

Si queremos bajar el super´ındice µ multiplicamos por ηλµ , as´ı: Fλ ν = ηλµ F µν :
  
1 0 0 0 0 −Ex −Ey −Ez
  
  
 0 −1 0 0   By 
   Ex 0 −Bz 
Fλ ν = 





 0 0 −1 0   −Bx 
   Ey Bz 0 
  
0 0 0 −1 Ez −By Bx 0

 
0 −Ex −Ey −Ez
 
 
 −Ex 0 Bz −By 
 

=  

 −Ey −Bz 0 Bx 
 
 
−Ez By −Bx 0

Si adem´as queremos bajar el super´ındice ν multiplicamos Fλ ν por ηρν , as´ı:
Fλρ = ηρν Fλ ν = ηνρ Fλ ν = Fλ ν ηνρ . Ejecutemos pues el producto Fλ ν ηνρ :

  
0 −Ex −Ey −Ez 1 0 0 0
  
  
 −Ex 0 Bz −By   0 
  0 −1 0 
Fλρ = 





 −Ey −Bz 0 Bx   0 
  0 0 −1 
  
−Ez By −Bx 0 0 0 0 −1

 
0 Ex Ey Ez
 
 
 −Ex 0 −Bz By 
 
= 



 −Ey Bz 0 −Bx 
 
 
−Ez −By Bx 0

122

Diremos que un evento que tiene coorde- nadas xµ para el observador O . z 0 ) Pensamos que O0 tiene velocidad constante v respecto a O y que. x01 . Por ejemplo. como super´ındice y como sub´ındice. en B µ Cν los ´ındices µ y ν son libres.2 Los vectores El observador O0 consta de otra malla infinita de relojes primados y erige otro sistema de ejes cartesianos.1): (∆s)2 = (∆x0 )2 − (∆x1 )2 − (∆x2 )2 − (∆x3 )2 = η µν ∆xµ ∆xν = ηµν ∆xµ ∆xν = ∆xµ ∆xµ 5. Por ejemplo.El asunto de subir y bajar ´ındices no tiene complicaci´on. en cierto 123 . tiene coordenadas x0µ para el observador O0 : (x00 . y 0 . x03 ) = (ct0 . Reunamos las formas diferentes que conocemos de escribir la ecuaci´on del intervalo (5. Por ejemplo: Aα β γ = ηνβ Aανγ Aαβγ = η νβ Aα ν γ ∂ µ = η µν ∂ν ∂ν = ηµν ∂ µ dxµ = ηµν dxν Cuando un ´ındice aparece una sola vez en un t´ermino. en B µ Cµ los ´ındices µ est´ an contra´ıdos. decimos que es libre. x0 . x02 . Si una misma letra aparece dos veces en un t´ermino. decimos que se trata de ´ındices contra´ıdos.

un vistazo a las ecuaciones (1.13). los y y y 0 son siempre paralelos y tambi´en los ejes z y z 0 . ∂x02 /∂x2 = ∂x03 /∂x3 = 1 . Es muy importante que reconozcamos que todas las diez y seis derivadas son constantes. propiedad1 que usare- mos crucialmente m´as tarde.instante. Por el momento tomemos diferenciales en ambos lados de (5.35) nos muestra que las derivadas son constantes. Los ejes cartesianos de O y O0 se orientan de modo que los ejes x y x0 son siempre paralelos. teniendo en cuenta que es constante: ∂xν 1 Debemos dejar claro que las diez y seis derivadas son constantes no s´ olo en la trans- formaci´on particular (5. En efecto. 124 .42) a (5.13) x02 = x2 x03 = x3 Calculemos las diez y seis derivadas ∂x0µ /∂xν . Cada una de las coordenadas primadas x0µ debe ser funci´on de las no pri- madas xν : x0µ = x0µ (xν ) (5. en general. las coor- a lo largo del eje com´ denadas primadas y no primadas est´an conectadas por las transformaciones de Lorentz: x00 = γ(x0 − βx1 ) x01 = γ(x1 − βx0 ) (5. En el instante de la coincidencia se cuadran en t = 0 y t0 = 0 . y las seis no nulas son: ∂x00 /∂x0 = ∂x01 /∂x1 = γ .33).12) p Llamemos β = v/c y γ = 1/ 1 − β 2 y supongamos que el desplazamiento es un x x0 . los dos relojes que est´an en los or´ıgenes de O y O0 . los or´ıgenes de O y O0 coinciden. de acuerdo con las ecuaciones (1. en el paso de (5. respectivamente.12) para obtener ∂x0µ ν dx0µ = dx (5. diez de estas derivadas son cero.43). sino en cualquier transformaci´ on de Lorentz.14) ∂xν ∂x0µ Ahora integrar. para cualquier transformaci´on de Lorentz. ∂x00 /∂x1 = ∂x01 /∂x0 = −γβ .

17) ∂xν entonces decimos que A es un vector. no podemos decir que A es un vector por s´ı s´olo.15) nos damos cuenta de que A transforma como x. Comparando (5. y xµ se llaman las componentes covariantes.35): µ ¶ 00 0 1 A =γ A − v ·A c µ ¶ (5. Nosotros no podemos asegurar de antemano cu´al es la relaci´on entre las A0µ y las Aµ . No cualquier conjunto de cuatro cantidades.18) 0 γ−1 γ 0 A =A+ v ·A− A v v2 c Las cuatro cantidades xµ se llaman las componentes contravariantes del vec- tor x . El concepto de vector es m´as abstracto que el concepto de componentes. Si la velocidad del observador O0 respecto a O es v . Decimos que A es un vector porque trans- forma como el vector prototipo (obs´ervese que uno no prueba que x es un vector). Pero si ocurre que ∂x0µ ν A0µ = A . bien sea por medio de sus componentes 125 . mientras que en las coordenadas primadas aparecen como A0µ . aunque se rotulen con ´ındices. porque en ambas ecuaciones ∂x0µ se usan los mismos coeficientes . y decimos que el vector x se puede representar de dos maneras. la transformaci´on del vector debe ser como en las f´ormulas (1. sino que el car´acter vectorial de A es una propiedad que tiene A en referen- cia a la transformaci´on de coordenadas xµ → x0µ .15) ∂xν ∂xµ 0ν xµ = x (5. As´ı mismo: (5. (5. Que A sea un vector no es una propiedad intr´ınseca de A. el vector prototipo. ∂x0µ ν x0µ = x . El concepto de vector aparece inseparablemente ligado al concep- to de las transformaciones de coordenadas. Las cuatro cantidades xµ constituyen.17) con (5.16) ∂x0ν Pensemos enseguida en un conjunto de cuatro cantidades que en las coor- denadas no primadas aparecen como Aµ . es un vector. ∂xν por definici´on.

A1 . el vector A se caracteriza por medio de sus componentes con- travariantes Aµ . La ecuaci´on (5. −Az ) = (A0 . Ya que sabemos que las com- ponentes contravariantes Aµ transforman seg´ un (5. As´ı como en las f´ormulas (5.15): ∂x0λ ∂x0ρ µ ν = ηλρ x x . para calcular intervalos. Ay . Lo primero es reescribir la ecuaci´on (2.17). −Ay .19) Aµ = (A0 . Pero para lle- var a efecto esa tarea es preciso deducir antes una identidad importante.8). escribimos ahora Aµ = (A0 .22) ∂xµ ∂xν 126 . A2 . o por medio de sus componentes covariantes xµ .contravariantes xµ .21) es. o por medio de sus componentes covariantes Aµ . Ax .21) Esta ecuaci´on dice que. Del mismo modo. todos los observadores in- erciales usan la misma matriz ηµν . A2 . la cantidad dentro del par´entesis debe ser cero: ∂x0λ ∂x0ρ ηλρ = ηµν (5. A3 ) = (A0 . ∂xµ ∂xν reunir todo en el lado izquierdo: µ ¶ ∂x0λ ∂x0ρ ηµν − ηλρ xµ xν = 0 ∂xµ ∂xν Como esta ecuaci´on debe ser v´alida para todos los eventos. Az ) = (A0 . Utilizar (5. −A) (5.20) Transformaci´ on de las componentes Aµ . A) (5. pasemos a averiguar de qu´e manera transforman las componentes covariantes Aµ . obviamente: λ ρ ηµν xµ xν = ηλρ x0 x0 . A3 ) = (A0 . −Ax .7) y (5.2) en nuestra notaci´on compacta: µ ν ηµν xµ xν = ηµν x0 x0 (5. A1 .

de acuerdo con la regla de la derivaci´ on en cadena. la regla de ∂x0ω ∂xµ ∂xµ ∂x0λ ∂x0λ la derivaci´on en cadena dice que = = δω λ .24) es: ∂x0λ ∂xπ = δµ π (5.25) ∂xµ ∂x0λ Igualemos entonces los lados izquierdos de las ecuaciones (5.26) ∂x ∂x ∂x ∂x0ω ∂xµ ∂x0λ ∂xµ ∂x0λ En ambos lados de esta ecuaci´on aparece el factor .24) ∂xµ Ahora.25): ∂x0λ νπ ∂x0ρ ∂x0λ ∂xπ η η λρ = . ∂xµ ∂xν ∂xµ ∂x0λ ∂xµ y multipliquemos ambos lados de esta ecuaci´on por : ∂x0ω ∂xµ ∂x0λ νπ ∂x0ρ ∂xµ ∂x0λ ∂xπ 0ω µ η ηλρ ν = (5. o sea que la ∂x0ω ∂xµ ∂x0ω ecuaci´on (5.10): ∂x0λ νπ ∂x0ρ η ηλρ = δµ π (5.26) es 127 .23) y (5. ∂xµ ∂xµ ∂x0λ o sea que la ecuaci´on (5.23) ∂xµ ∂xν Como las coordenadas xη son independientes.Ahora multiplicar ambos lados de esta ecuaci´on por η νπ y utilizar la ecuaci´on (5. podemos afirmar que ∂xπ = δµ π (5. ∂xπ ∂x0λ ∂xπ = .

Por supuesto que las componentes xµ transforman de la misma manera: ∂xπ x0ω = xπ (5.17) para obtener: ∂xπ ηωρ A0ρ = Aπ ∂x0ω Ya hab´ıamos indicado.21). finalmente: ∂xπ A0ω = Aπ (5. De aqu´ı vemos que ηωρ A0ρ debe ser A0ω . ∂x0ρ ∂xπ δω λ η νπ ηλρ = δω λ ∂xν ∂x0λ ∂x0ρ ∂xπ η νπ ηωρ = (5.3 Otros tensores Pasemos a estudiar la estructura Aµ B ν .27) ∂xν ∂x0ω Esta es la ecuaci´on importante que quer´ıamos deducir. justo despu´es de la ecuaci´on (5. Ahora multiplicar ambos lados por Aπ : ∂x0ρ ν ∂xπ ηωρ A = Aπ ∂xν ∂x0ω En el lado izquierdo utilizamos la ecuaci´on (5. que todos los observadores inerciales usan la misma matriz η .28) ∂x0ω Este es el modo como transforman las componentes covariantes de cualquier vector A .17). y la u ´ltima ecuaci´on es. las componentes contravari- antes de A y B transforman as´ı: A0µ = (∂x0µ /∂xα )Aα y B 0ν = (∂x0ν /∂xβ )B β . Multipliquemos lado a lado estas dos ecuaciones para obtener: 128 . De acuerdo con la regla de transformaci´on (5. lo que quiere decir que O0 utiliza a η para subir y bajar ´ındices.29) ∂x0ω 5. cuando A y B son vectores.

de la mis- ma manera. es decir.30) ∂xα ∂xβ Las componentes contravariantes de T transforman como Aµ B ν .31) ∂x0µ ∂x0ν y las componentes mixtas transforman como Aµ Bν : ∂x0µ ∂xβ α T 0µ ν = T β. (5. ∂x0µ ∂x0ν α β A0µ B 0ν = A B ∂xα ∂xβ Los tensores de rango 2 se definen por comparaci´on con la u ´ltima ecuaci´on: T es un tensor de rango 2 si ∂x0µ ∂x0ν αβ T 0µν = T (5. Algunas de las componentes de un tensor C de rango 3 transforman as´ı: ∂x0µ ∂x0ν ∂x0δ αβγ C 0 µνδ = C ∂xα ∂xβ ∂xγ ∂xα ∂xβ ∂xγ C 0 µνδ = Cαβγ ∂x0µ ∂x0ν ∂x0δ ∂xα ∂x0ν ∂xγ C0 µ ν δ = Cα β γ ∂x0µ ∂xβ ∂x0δ 129 . (5.33) ∂x0µ ∂xβ Generalizamos diciendo que los tensores de rango j tienen j ´ındices. 4j cantidades.32) ∂xα ∂x0ν y como Aµ B ν : ∂xα ∂x0ν T0 µ ν = Tα β (5. y los de rango 1 se llaman vectores. las componentes covariantes de T transforman como Aµ Bν : 0 ∂xα ∂xβ Tµν = Tαβ . Los tensores de rango 0 reciben el nombre de escalares.

Finalmente. ya que todas estas derivadas son constantes en este cap´ıtulo y uno podr´ıa reducir la notaci´on.es muy f´acil. El uso de las derivadas recarga. As´ı mismo: ∂x0ν ∂x0ν 0 Aµ = A ∂xµ ν Esto para tensores de rango 1. sin duda. con lo que se llega a: ∂x0µ ∂xα 0µ ∂xα ∂x0µ ν A = A = δ α ν Aν = Aα ∂x0µ ∂x0µ ∂xν Hemos obtenido: ∂xµ 0ν Aµ = A . porque nuestro deseo es que el presente cap´ıtulo sirva de pre´ambulo al cap´ıtulo 9: all´ı las derivadas no ser´an constantes. Para los de rango 2: ∂xµ ∂xν 0αβ T µν = T ∂x0α ∂x0β ∂x0α ∂x0β 0 Tµν = T ∂xµ ∂xν αβ 130 . El camino inverso -las no primadas en t´erminos de las primadas.34) ∂xα ∂xβ ∂xλ ∂x0ρ En este momento es conveniente que hagamos una pausa y reconsideremos la ∂x0ν notaci´on que estamos usando. y podemos preguntarnos si vale la pena toda esta complicaci´on. Las transformaciones inversas. No queremos reducir- la. Hasta el momento hemos presentado la manera de averiguar las componentes primadas de un tensor en t´erminos de las no primadas. un tensor de rango 4: ∂x0µ ∂x0ν ∂x0σ ∂xγ αβλ A0µνσ ρ = A γ (5. La pregunta est´a justificada. Multipliquemos ambos lados de la ecuaci´on (5.17) ∂xα por . ∂xβ la escritura.

35) 131 . Contracci´ on de ´ındices. en general. Estudiemos la estructura Aµ Bµ . Usando las reglas de transformaci´on (5. en- ∂xα ∂x0µ ∂xα tonces: ∂xβ α A0µ B 0 µ = A Bβ = δα β Aα Bβ = Aα Bα ∂xα O sea que A0µ B 0 µ = Aµ Bµ (5. un tensor de rango j > 0 transforma como transforma el producto de j vectores. la regla de la derivaci´on en cadena dice que = . ∂xµ ∂x0β 0α Tµ ν = T β ∂x0α ∂xν ν ∂x0α ∂xν 0 β T µ = T ∂xµ ∂x0β α Y los de rango 3: ∂xµ ∂xν ∂xδ 0αβγ C µνδ = C ∂x0α ∂x0β ∂x0γ ∂x0α ∂x0β ∂x0γ 0 C µνδ = C ∂xµ ∂xν ∂xδ αβγ ∂x0α ∂xν ∂x0γ 0 β Cµνδ = C γ ∂xµ ∂x0β ∂xδ α La importancia del vector xµ . Gran parte de la estructura de los ten- sores se fundamenta en el vector prototipo xµ . En efecto: 1) En la ecuaci´on (5. cuando A y B son vectores. 2.17) y (5. y 3 a partir de vectores. 2) en esta secci´on hemos construido tensores de rangos 0. En general.17) hemos definido los vectores.28) escribimos ∂x0µ ∂xβ α A0µ B 0 µ = A Bβ ∂xα ∂x0µ ∂x0µ ∂xβ ∂xβ Ahora. por comparaci´on con xµ y.

ya que. Para tal efecto recordemos que todos los observadores inerciales usan la misma η . de acuerdo con ecuaci´on (5. Un espacio m´etrico tiene adem´as una prescripci´on. es el que ejecuta la distancia entre dos eventos.30). 132 . invariante y el intervalo xµ xµ es un caso particular. podemos escribir ηλρ λρ : ∂x0λ ∂x0ρ 0 ηµν = η . de acuerdo con la ecuaci´on (5. la contracci´ on de dos ´ındices en un tensor de rango j produce un tensor de rango j − 2. Probemos ahora que η es un tensor. ∂xα ∂xβ que es la forma como transforman los tensores de rango 2. ∂xµ ∂xν λρ y ´esta es justamente la forma como transforman los tensores de segundo rango.En palabras. En general. entonces A0µνρ ρ es un ten- sor de rango 2. Probemos que δµ ν es un tensor. El tensor m´ etrico.3). en general. Este es un tensor de primera importancia y recibe el nombre de tensor m´etrico.33). Pero = δλ γ . 0 en vez de η en la ecuaci´on (5. o sea que.22). entonces ∂xα ∂xβ ∂xλ ∂x0ρ ∂xλ ∂x0ρ ∂x0µ ∂x0ν αβλ A0µνρ ρ = A λ. Probemos que si A es un tensor de rango 4. En efecto. de acuerdo con la ecuaci´on (5. Para tal efecto comen- ∂x0ν zamos escribiendo δµ0 ν = y luego usamos la regla de la derivaci´ on en ∂x0µ cadena: ν ∂x0ν ∂x0ν ∂xα ∂x0ν ∂xβ α δµ0 = = = δβ . ∂x0µ ∂xα ∂x0µ ∂xα ∂x0µ que es ciertamente el modo como transforman los tensores de rango 2. el producto Aµ Bµ es. δ de Kronecker. si hacemos σ = ρ en la ecuaci´on (5.34) obtenemos ∂x0µ ∂x0ν ∂x0ρ ∂xγ αβλ ∂x0ρ ∂xγ A0µνρ ρ = A γ . Una cosa es un espacio formado por una simple acumulaci´on de puntos.

− = . La derivada. El tensor de Levi-Civita se define as´ı:   +1 si αβγδ es una permutaci´ on par de 0123 ²αβγδ = −1 si αβγδ es una permutaci´ on impar de 0123 (5. Consideremos la contracci´ µν αβ −S Aαβ : S µν Aµν = −S αβ Aαβ (5.− . Cantidades sim´ etricas y antisim´etricas.∇ (5.39) ∂xµ c ∂t ∂x ∂y ∂z c ∂t µ ¶ µ ¶ ∂ ∂ ∂ ∂ ∂ ∂ ∂µ = = .40) ∂xµ c ∂t ∂x ∂y ∂z c ∂t 133 . S es sim´etrico bajo la permutaci´ on µ À ν y A es on total S Aµν = −S νµ Aνµ = antisim´etrico. Esta afirmaci´on es verdadera en general. = . S µν Aµν = 0 (5. Por esta raz´on decimos que el tensor m´etrico contiene toda la informaci´on acerca de la estructura geom´etrica de un espacio. . y sea Aµν = νµ −A .37) es entonces S µν Aµν = −S µν Aµν . sin necesidad de exigir que S y A sean tensores.una regla.37) Si cambiamos α → µ y β → ν. y el tensor m´etrico es el encargado de suministrar tal regla.38) En palabras: la contracci´on total de una cantidad sim´etrica con otra anti- sim´etrica da cero. .36)  0 si dos ´ındices son iguales La prueba de que ²αβγδ es verdaderamente un tensor se encuentra f´acilmente en la literatura [11]. el lado derecho de (5. para establecer la distancia entre dos puntos. Para la derivada se usa una notaci´on compacta: µ ¶ ¶µ ∂ ∂ ∂ ∂ ∂ ∂ ∂µ = = . Sea S µν = S νµ .− . El tensor de Levi-Civita. En palabras.37) se convierte en −S µν Aµν . −∇ (5. es decir. La ecuaci´on (5.

43) ∂x0µ ∂xβ pero ´esta. ∂x0µ ∂x0µ ∂xα ∂x0µ ahora usamos la ecuaci´on (5. Hemos probado as´ı que la derivada de un tensor es otro tensor2 .17): ∂xα ∂x0ν β ∂µ0 A0ν = ∂α A (5. es la manera como transforman los ten- sores de rango 2. La derivada de un tensor es un tensor. entonces ∂µ φ es un vector.42) ∂x0µ ∂xβ ∂x0ν No olvidemos que las son constantes. (5.28). para probarlo tomemos por ejem- ∂ plo ∂µ0 A0ν = A0ν y usemos la regla de la derivaci´ on en cadena: ∂x0µ ∂ ∂xα ∂ ∂xα ∂µ0 A0ν = A0ν = A0ν = ∂α A0ν . ∂x0µ ∂x0µ ∂xν ∂x0µ que es verdaderamente la manera como transforman los vectores. En las transformaciones gen- 134 . en el cap´ıtulo 9. de acuerdo con la ecuaci´on (5.El producto ∂ µ ∂µ = ∂ 0 ∂0 + ∂ a ∂a es: 1 ∂2 ∂ µ ∂µ = − ∇2 (5. 2 M´ as tarde. vamos a abandonar las transformaciones de Lorentz para estudiar las transformaciones generalizadas de coordenadas.33).41) c2 ∂t2 Probemos que si φ es un escalar. Comenzamos ∂ escribiendo ∂µ0 φ = φ y luego usamos la regla de la derivaci´ on en cadena: ∂x0µ ∂ ∂xν ∂ ∂xν ∂µ0 φ = φ = φ = ∂ν φ. entonces ∂xβ ∂xα ∂x0ν ∂µ0 A0ν = ∂α Aβ . seg´ un la ecuaci´on (5.

13):   γ −γβ 0 0      −γβ γ 0 0    Λ=    (5.43) es inv´ alido: v´ease el paso de la ecuaci´ on (9.5. respectivamente. 135 .17) y (5.42) a (5.4 Matrices Para los tensores de rangos 1 y 2.29) a (9.44) ∂xν Con Λ podemos reescribir las ecuaciones (5.48)). entonces A0 µ = Λ Aν (5. es muy c´omoda la notaci´on matricial.30).47)  0 0 1 0      0 0 0 1 erales los coeficientes ∂x0ν /∂xβ no son constantes.45) F 0 µν = Λ F αβ Λ (5. y por consiguiente el paso de (5.30): A0 µ = Λµ ν Aν F 0 µν = Λµ α F αβ Λν β = Λµ α F αβ ΛT β ν O m´as concisamente: A0 µ = Λ Aν F 0 µν = Λ F αβ ΛT Ocurre sin embargo que Λ resulta ser sim´etrica (ver (5. Definamos la matriz cuadrada ∂x0µ Λµ ν = (5. que son los que tienen 1 y 2 ´ındices.46) Calculemos la matriz Λ para el caso particular de la transformaci´on (5.

Ocurre que el determinante de Λ es 1 para todas las transformaciones de Lorentz. que es el determinante de la matriz formada con las derivadas ∂x/∂u . w.35) se obtiene:   γ −γβx −γβy −γβz      β2 βx βy βx βz   −γβx 1 + (γ − 1) x2 (γ − 1) (γ − 1)   β β2 β2      Λ=     −γβ βy βx βy2 βy βz   y (γ − 1) 1 + (γ − 1) (γ − 1)   β2 β2 β2       βz βx βz βy βz2  −γβz (γ − 1) (γ − 1) 1 + (γ − 1) β2 β2 β2 (5.. y. en las que la veloci- dad v es en la direcci´on del eje x.49) En palabras: el diferencial de volumen d4 x es un escalar. El lector puede verificar que el determinante de (5..48) tambi´en es 1 .48). Concluimos entonces que para todas las transformaciones de Lorentz se cumple que dx00 dx01 dx02 dx03 = dx0 dx1 dx2 dx3 . Esto se ve f´acilmente en la matriz (5. la Λ viene dada por (5. El diferencial de volumen: Para cualquier clase de transformaci´on de coordenadas (x. v. esta matriz es sim´etrica. ∂x/∂v.. z.. donde J es el jacobiano de la transformaci´on.13).47) que corresponde a una ve- locidad v en direcci´on x.Esta matriz corresponde a las transformaciones (5. 136 . lo que cortamente se escribe: d4 x0 = d4 x (5. entonces dx00 dx01 dx02 dx03 = (det Λ) dx0 dx1 dx2 dx3 . En nuestro caso el jacobiano es el determi- nante de Λ. Para una v en cualquier direcci´on.48) Tal como anunciamos arriba. etc.) → (u. . Para la transformaci´on m´as general (1.) los diferenciales de volumen satis- facen [12] la ecuaci´on dx dy dz · ·· = J du dv dw · ··. .

podemos reemplazar Aµ ν = A β . as´ı: det F 0 = det(ΛF Λ) = (det Λ)(det F )(det Λ)= det F : det F 0µν = det F µν (5.52) 137 . tienen la misma forma en todos los observadores iner- ciales. a) La m´as importante es que las ecuaciones tensoriales son autom´aticamente covariantes. ∂x0α ∂xν ∂xµ 0α ∂x0β 0 Bµ = B y C ν = C en la ecuaci´on (5. Para ver esto consideremos por ejemplo la ecuaci´on Aµ ν = B µ Cν (5. B y C son tensores.46).5 Ecuaciones tensoriales En esta secci´on vamos a ver algunas propiedades importantes de las ecua- ciones entre tensores.51) para escribir ∂x0α ∂xν β ∂xµ ∂x0β 0α ∂xµ ∂x0β 0α 0 A β = B Cβ ∂x0α ∂xν ∂x0α ∂xν ∂x0σ ∂xν Multiplicar ambos lados de esta ecuaci´on por : ∂xµ ∂x0ρ ∂x0σ ∂xµ ∂xν ∂x0β 0α ∂x0σ ∂xµ ∂xν ∂x0β 0α 0 A β = B Cβ ∂xµ ∂x0α ∂x0ρ ∂xν ∂xµ ∂x0α ∂x0ρ ∂xν δ σ α δ β ρ A0α β = δ σ α δ β ρ B 0α Cβ0 A0σ ρ = B 0σ Cρ0 (5.50) 5. es decir.51) ∂xµ ∂x0β 0α Si A.Una cantidad invariante: Que el determinante de la matriz Λ sea 1 tiene otra consecuencia interesante: el determinante de F µν es invariante bajo el grupo de las transformaciones de Lorentz. Para probarlo tomemos determinante en ambos lados de la ecuaci´on (5.

51) y (5.13) han sido corroboradas miles de 138 .52) vemos que ∂x0σ µ B 0σ = B .Comparando (5.51) nos damos cuenta de que tienen la misma for- ma: (5. ∂xµ ∂x0β 0α ∂x0β 0 Reemplazando Aµ ν = A β .51) es una ecuaci´on covariante porque es la igualdad de dos tensores. debemos expresar las leyes de la f´ısica mediante ecuaciones tensoriales. Para mostrar que esto es cierto supongamos que la ecuaciones (5.52) con (5. Pensemos que esta ecuaci´on tiene n elementos (factores o sumandos) y supongamos que n − 1 de ellos son tensores. entonces el otro elemento tambi´en tiene que ser tensor. y Cν = C en (5. Si queremos que se cumpla el principio de la relatividad.51) escribi- ∂x0α ∂xν ∂xν β mos: ∂xµ ∂x0β 0α ∂x0β µ 0 A β = B Cβ ∂x0α ∂xν ∂xν ∂x0σ ∂xν Multiplicar ambos lados de esta ecuaci´on por : ∂xµ ∂x0ρ ∂x0σ ∂xµ ∂xν ∂x0β 0α ∂x0σ ∂xν ∂x0β µ 0 A β = B Cβ ∂xµ ∂x0α ∂x0ρ ∂xν ∂xµ ∂x0ρ ∂xν ∂x0σ β δ σ α δ β ρ A0α β = δ ρ B µ Cβ0 ∂xµ ∂x0σ µ 0 A0σ ρ = B Cρ ∂xµ Comparando la u ´ltima ecuaci´on con (5. que es lo que nos propusimos demostrar.52) son verdaderas y que A y C son tensores. probaremos que B tambi´en es tensor. ∂xµ que es la forma como transforman los vectores: B es un vector. c) Las transformaciones de Lorentz (5. b) Supongamos que una ecuaci´on es v´alida en todos los sistemas iner- ciales.

decimos que. Esto quiere decir que cuando se comparan las mediciones que O0 hace con sus reglas y relojes. lleno de motivaci´ on filos´ofi- ca y valor est´etico. las encargadas de relacionar las observaciones de dos sistemas de referen- cia inerciales. Admitiendo que las transformaciones de Lorentz (TL) son. Aµν = Bµ Cν . En otras palabras. Por ejemplo el campo el´ectrico hace parte del tensor electromagn´etico Fµν y la energ´ıa de una part´ıcula hace parte del cuadrivector momentum pµ . Este es un principio profundo. 4. las leyes de la f´ısica deben ser enunciados invariantes bajo las TL. 64 ··· componentes. 5. todos los observadores inerciales son equivalentes. al multiplicar ambos lados de (5. Entonces terminamos en esta conclusi´on: el principio de la relatividad se satisface si las leyes de la f´ısica se expresan mediante ecuaciones tensoriales. todas es- tas ecuaciones son equivalentes: Aµ ν = B µ Cν . Las cantidades f´ısicas deben ser componentes de tensores. As´ı mismo. esas dos mediciones cumplen las relaciones (5. d) Si multiplicamos ambos lados de la ecuaci´on (5. Vemos as´ı que dos ´ındices libres e iguales en ambos lados de una ecuaci´on se pueden subir o bajar. Ahora. de acuerdo con el Principio. pero s´ı podemos afirmar que ´el gu´ıa el trabajo de la f´ısica al indicar el camino y el m´etodo que se debe seguir: utilizar ecuaciones tenso- riales. Los 139 . pero debe ser traducido a t´erminos pr´acticos para que sea u ´til.51) por ηµσ obtenemos Aσν = Bσ Cν . verdaderamente. 4.51) por η νσ obtenemos Aµσ = B µ C σ . En conclusi´on.veces durante todo un siglo. El Princi- pio no se reduce simplemente a la frase “las leyes de la f´ısica son ecuaciones tensoriales”. 16. Finalmente. Vemos as´ı que toda cantidad f´ısica debe ser miembro de alguna familia de 1. 64 · · · miembros. Acabamos de ver que las ecua- ciones tensoriales son autom´aticamente covariantes bajo las TL. 16. hemos vis- to que los tensores de rango j tienen 4j componentes. si multiplicamos ambos lados de Aµσ = B µ C σ por ηµν se obtiene Aν σ = Bν C σ . lo que quiere decir que los tensores tienen 1. Aµν = B µ C ν y Aµ ν = Bµ C ν .13). con las mediciones que O hace con sus reglas y relojes.6 El principio de la relatividad Este principio afirma que las leyes de la f´ısica deben ser las mismas en todos los sistemas inerciales.

los escalares y los tensores m´as importantes en problema del movimiento de una part´ıcula masiva. y. p y dura un tiempo propio que llamaremos dτ . para p este observador el intervalo es puro tiempo. un sistema de coordenadas que la acompa˜ ne permanentemente ser´ıa no iner- cial y.n´umeros 1. Pensamos en una porci´on infinitesimal de trayectoria durante la cual la velocidad se puede considerar aproximadamente constante. Claramente c2 dτ 2 = ηµν dxµ dxν . En esa porci´on infinitesimal de trayectoria hay un observador inercial para el cual la part´ıcula est´a aproximadamente en reposo. y en consecuencia hay un observador inercial para el cual la part´ıcula est´a siempre en reposo. z) a las coordenadas del evento x. no podr´ıa usarse enpla relatividad especial. por lo tanto. Pero si la part´ıcula tiene aceleraci´on. En caso de que la part´ıcula sea libre su velocidad es con- stante. m0 es la masa de una part´ıcula. Para este observador la porci´on de trayectoria es puramente temporaloide. en general. es el tiempo propio: c2 dτ 2 = ηµν dxµ dxν . pµ . x. aqu´ı dτ es el tiempo 140 . Queremos ahora presentar. ya que antes hab´ıamos usado x para denotar. 5. Llamamos x a un evento de la trayectoria de una µ part´ıcula y x = (ct. xµ . En conclusi´on. ηµν dxµ dxν es el intervalo a lo largo de la trayec- toria de la part´ıcula. dτ. k µ y J µ Durante todo este cap´ıtulo nos hemos dedicado b´asicamente a estudiar las propiedades tensoriales del grupo de las transformaciones lineales de coorde- nadas. como ejemplos. 63 miembros. Sin embargo vamos a ver que la f´ormula c2 dτ 2 = ηµν dxµ dxν sigue siendo v´alida si el s´ımbolo dτ adquiere un significado ligeramente diferente del que ten´ıa hace un par de renglones. porque indican los u ´nicos tama˜nos que las familias pueden tener: no hay familias de 10. 16. Esta constante es claramente un escalar. El vector posici´ on. La masa en reposo. 4. esta f´ormula es v´alida para part´ıculas libres y aceleradas. El lector se acostumbrar´a a distin- guir por el contexto cu´ando xµ son las coordenadas de un evento cualquiera o de un evento de una l´ınea en el mundo. 15.7 Los tensores m0 . p El tiempo propio dτ . 64 · · · son muy importantes para la f´ısica. U µ . N´otese que es- tamos cambiando la notaci´on. seg´ un la mide un observador para el cual la part´ıcula est´a en reposo. los eventos del espaciotiempo.

La velocidad. Sus componentes son: µ ¶ µ c dt dx dy dz U = . Calculemos pµ pµ = m20 U µ Uµ usando (5.55) El momentum.35) la cantidad U µ Uµ es escalar. ya que es el producto de dos tensores. dτ dτ dτ dτ p Pero dτ = dt 1 − u2 /c2 . entonces à ! µ c u U = p .56) podemos escribir las componentes de pµ : à ! µ m0 c m0 u p = p .55): pµ pµ = (m0 c)2 (5.56) Obviamente es un tensor.57) Con (5. . dτ es un escalar.54) y (5. .53) dτ Ya que dxµ y dτ son tensores.54) 1 − u2 /c2 1 − u2 /c2 De acuerdo con la ecuaci´on (5. Una vez aclarado el significado de dτ pasamos a definir la velocidad: dxµ Uµ = (5. Averig¨ uemos cu´anto vale: U µ Uµ = U 0 U0 − U a Ua = c2 (5. Ahora definimos el momentum de una part´ıcula: pµ = m0 U µ (5.propio que registra un observador inercial que acompa˜ na moment´ aneamente a la part´ıcula. concluimos que U µ es tambi´en un tensor. p 1 − u2 /c2 1 − u2 /c2 141 . p (5.

Para part´ıculas de masa cero. p E= (m0 c2 )2 + (pc)2 (5.60) Al igualar los lados derechos de (5. mostrar´a su utilidad cuando veamos las corrientes en el cap´ıtulo 7.65) c 142 . pero m = E/c2 . escribimos k = |k| n. entonces pν = (E/c2 ) (dxν /dt). Las ecuaci´on (5. El momentum del fot´ on.60) escribimos.63) |k| = E/c (5. la energ´ıa y el momentum.15). el momentum se denomina k ν . finalmente.62) dt E Esta f´ormula. como el fot´on. Si se trata de un pulso de luz que se propaga en direcci´on del vector unitario n. n) (5.58) = (E/c . o sea que dxν c2 ν = p (5. aunque es una mezcla inusual de vectores y cantidades no tensoriales.61) Esta es la misma ecuaci´on (3. mu) (5.56) dice que pν = m dxν /dt.64) E kµ = (1.57) y (5. Las ecuaciones de pν se simplifican considerablemente: k µ kµ = 0 (5.59) Utilizamos esta ecuaci´on para calcular el producto pµ pµ : pµ pµ = E 2 /c2 − p2 (5. p) (5. = (mc . Queremos presentar una u ´ltima f´ormula que combina la velocidad.

66) 5.18) son. ny = sen θ. La ecuaciones (5. Las componentes de n0 se averiguan f´acilmente con la f´ormula (5. pero debemos admitir que no es simple.68): cos θ − v/c n0x = v cos θ 1− c 143 .68) es general. Respecto al observador O tiene energ´ıa E y se propaga en direcci´on del vector unitario n. en este caso: µ ¶ 00 0 1 k = γ k − v ·k c µ ¶ γ−1 γ 0 k0 = k+ v ·k− k v v2 c En vista de (5. Ya hab´ıamos demostrado en la p´agina 111 que (ρc. J) transforma como un vector. Respecto a O la energ´ıa es E 0 y se propaga en direcci´on n0 .8 Aberraci´ on de la luz y efecto Doppler Pensemos en un pulso de luz. Escribimos entonces nx = cos θ. al que llamaremos J µ : J µ = (ρc. Para apreciar el significado de la aberraci´on supongamos que v es en direcci´on x y que n es paralela al plano xy y hace un ´angulo θ con el eje x.La corriente el´ ectrica.65). estas dos ecuaciones quedan as´ı: ³ v · n´ E 0 = Eγ 1 − (5. J) (5.68) γ 1− c Aberraci´ on: La ecuaci´on (5.67) c · µ ¶ ¸ 0 0 γ−1 γ E n = E n+ v ·n− v v2 c Para aislar la variable n0 basta dividir lado a lado estas dos ecuaciones: µ ¶ γ−1 γ n+ 2 v ·n− v v c n0 = ³ v · n´ (5.

Ahora. los frentes de onda para O no son frentes de onda para O0 . en cierto instante dado. De esta manera llegamos a una conclusi´on importante: en una onda luminosa. es un conjunto de eventos simult´ aneos que ocupan una regi´on extendida en el espacio. Recuperar esta f´ormula centenaria es uno de los hallazgos de la rel- atividad. por definici´on. en general. la intersecci´ on de esos dos planos es una l´ınea recta. En otras palabras. 1 sen θ n0y = γ v cos θ 1− c Vamos a dividir. Doppler: Si suponemos que en la luz la energ´ıa es proporcional a la fre- cuencia (E = hν. concluimos que la direcci´on de propagaci´on para O es diferente a la direcci´on de propagaci´on para O0 . un frente de onda es el lugar geom´etrico de todos los puntos que. lado a lado. Recordemos que. en general no aparece simult´ aneo a otros observadores. Vemos as´ı que los eventos de un frente de onda para O no forman un frente de onda para O0 . como la direcci´on de propagaci´on de la onda es perpendicular a los frentes de onda. tienen la misma fase. en cierto instante.69) γ cos θ − v/c Esta es la ecuaci´on de la aberraci´on estelar que Bradley dedujo en el siglo XVIII.67) queda: ³ v · n´ ν 0 = νγ 1 − (5. Cada observador inercial regis- tra sus propios frentes de onda3 . Ya hemos advertido que la simultaneidad es relativa: un objeto extenso que aparece simult´ aneo a un observador. En nue- stro caso decimos que los eventos que constituyen un frente de onda para O no son. por ejemplo) la ecuaci´on (5.70) c 3 Consideremos un frente de onda para O y un frente de onda para O0 . El frente de onda es un objeto extendido en el espacio. tambi´en son simult´ 144 . No es dif´ıcil entender la causa de la aberraci´on de la luz desde un punto de vista ondulatorio. Al cociente n0y /n0x lo llamamos tan θ0 : 1 sen θ tan θ0 = (5. estas dos ecuaciones. simult´aneos para O0 . los eventos de esa l´ınea son simult´ aneos para O y aneos para O0 .

71) vale cuando la luz y O0 viajan en la misma direcci´on. f´ormula (5.71) 1 + v/c s 0 1 + v/c ¿ ν = ν (5.73) para direcciones perpendiculares.Hay tres casos particularmente claros: cuando n y v son paralelos (⇒). ya se conoc´ıan antes de 1905. era desconocido hasta 1905. (5.70) da: s 1 − v/c ⇒ ν0 = ν (5. conocidas como efecto Doppler longitudinal.72) para direcciones opuestas y (5.72) 1 − v/c →↑ ν 0 = γν (5. 145 . Las dos primeras f´ormulas. y cuando son perpendiculares (→↑).73). y se constituye como una novedad de la teor´ıa especial de la relatividad. cuando son antiparalelos (¿). En estos casos la f´ormula (5.73) La f´ormula (5. El efecto Doppler transverso.

146 .

8. que sean manifiestamente covariantes. Dicho en otras palabras. Sin em- bargo. Ya vimos en la 147 . es justo advertir que la relatividad no afecta esencialmente la es- tructura formal de la teor´ıa electromagn´etica. equivalentes a las cinco mencionadas.4) c ∂t c dp ³ u ´ = q E+ ×B (6.2) c ∂t ∇ · E = 4πρ (6. tal como tuvimos ocasi´on de probar en la secci´on 4. porque unifica los campos el´ectrico y magn´etico. No olvide- mos sin embargo que esa secci´on es larga y engorrosa: las cuatro ecuaciones de Maxwell y la fuerza de Lorentz son covariantes.5) dt c Hemos visto que la relatividad especial le da al electromagnetismo una apari- encia interesante. Por este motivo decimos que la covariancia de las cinco ecuaciones. pero esa covariancia es dif´ıcil de ver.1) 1 ∂B ∇×E+ = 0 (6. Conviene formular la electrodin´amica utilizando otras ecuaciones.Cap´ıtulo 6 La electrodin´ amica manifiestamente covariante La electrodin´amica est´a formalmente contenida en las ecuaciones de Maxwell y en la fuerza de Lorentz: ∇·B = 0 (6. aunque es verdadera e indudable.3) 1 ∂E 4π ∇×B− = J (6. la electrodin´amica es covariante bajo las transformaciones entre observadores inerciales. no es manifiesta.

Esto es lo que se espera. A0 ) y los campos (φ.5 que las ecuaciones tensoriales son autom´aticamente covariantes. al darnos cuenta de que ∇ × A0 = ∇ × A 1 ∂A0 1 ∂A −∇φ0 − = −∇φ − . B) y (φ. los campos (E. A) son equivalentes. En efecto. 6. A) . ya que para describir a (E.secci´on 5. A) . Sin embargo. ex- pres´andolos en t´erminos de otros campos φ y A . o sea que a los (φ.8) c ∂t A0 = A + ∇χ (6. ya que los campos (E. para darle a la electrodin´amica una escritura manifiestamente covariante.1 El cuadripotencial Aµ Los campos E y B son enteramente suficientes para describir el campo elec- tromagn´etico. as´ı: 1 ∂χ φ0 = φ − (6. Esto indica que para describir una realidad (E. de la manera siguiente: B = ∇×A (6. bien sea con (φ. B) no estamos 148 . c ∂t c ∂t es decir. B) hay un n´umero infinito de opciones (φ. A0 ) equivalentes a los viejos (φ. A) se les pueden agregar t´erminos sin afectar sus derivadas.6) 1 ∂A E = −∇φ − (6. y aqu´ı viene un asunto de primera importancia. o con (φ0 .9) Podemos r´apidamente verificar que los campos (φ0 . utilizando cualquier funci´on derivable χ se pueden producir unos nuevos campos (φ0 . B) se producen como derivadas de los campos (φ.7) c ∂t Sin embargo. A) . A) no es uno a uno. A) . la relaci´on entre (E. entonces nuestro proyecto es este: convertir a las cinco ecuaciones en ecua- ciones tensoriales. podemos abandonar los campos E y B . A0 ) . B) se pueden calcular.

el subconjunto de todos los campos (φ. Si queremos una formulaci´ on manifiestamente covariante de la electrodin´amica. A) . y una ecuaci´on que sea relativistamente v´alida debe tratar al espacio y al tiempo en un plano de igualdad. sino que tenemos una cierta lib- ertad en la escogencia. podemos escoger. La Figura 6. En esos problemas no se as- pira a usar una formulaci´on covariante. una formulaci´on relativista resulta excesiva y torpe. A ba- jas velocidades. no debemos usar el gauge de Coulomb. Las condiciones de gauge m´as conocidas son la de Coulomb y la de Lorentz: ∇ · A = 0 es la condici´on de gauge de Coulomb.obligados a usar unos (φ.10) c ∂t A primera vista esta ecuaci´on no parece covariante. Si una ecuaci´on menciona el espacio sin mencionar el tiempo. A) . El hecho de que la condici´on de Coulomb no sea covariante la hace inapropiada cuando se desea formular covariantemente una teor´ıa. A) determinados. Es usual escoger dentro de D el subconjunto de campos (φ. Ahora. y tal es el caso con la ecuaci´on ∇ · A = 0. A) . Como queremos una expresi´on manifiestamente covariante de la electrodin´ami- ca. pero si definimos Aµ = (φ. y en muchos problemas de f´ısica at´omica y estado s´olido.11) la ecuaci´on (6. La libertad gauge es poder usar cualquier punto del conjunto D. Investiguemos la condici´on de gauge de Lorentz: 1 ∂φ +∇·A=0 (6. no un punto. Pero a cada punto en el plano (E. no puede ser covariante. Una de las ense˜ nanzas de la relatividad especial es la uni´on del espacio y el tiempo. y el gauge de Coulomb es apropiado. B) le corresponde en el plano (φ. sino un conjunto infinito de puntos que denotamos D. un subconjunto.1 muestra que para describir un campo electromagn´etico se puede usar las variables (E.10) se escribe muy cortamente: 149 . A) que cumplen alguna condici´on que nos parezca conveniente. que recibe el nombre de libertad gauge. (6. B) o las variables (φ. A) que cumplen una ecuaci´on subsidiaria que recibe el nombre de condici´on de gauge. Esto no quiere decir que esta condici´on gauge sea in´ util. debemos buscar una condici´on de gauge covariante. dentro de D.

3) y (6. en efecto.2 Las dos ecuaciones de Maxwell Al colocar las definiciones (6. En general. si utilizamos el gauge de Lorentz (6. es evidente que con las definiciones (6. Esta es una ense˜nanza.6) y (6.5) en t´erminos del poten- cial Aµ .4) y la fuerza de Lorentz (6.6) y (6. Esto es lo que haremos en las pr´oximas dos secciones.2). uno no piensa en cuatro ecuaciones de Maxwell.4) se obtiene f´acilmente 1∂ (∇ · A) + ∇2 φ = −4πρ (6. En efecto. las dos ecuaciones homog´eneas de Maxwell se satisfacen autom´aticamente. no por cua- tro ecuaciones (de Maxwell). la ecuaci´on (6. Expresemos pues las dos ecuaciones inhomog´eneas (6. 6. ya que los campos Aµ quedan regidos. Pero ellas se pueden desacoplar muy f´acilmente. una gu´ıa pr´actica: cuando se usa Aµ .5) en t´erminos del tensor Aµ . Queremos expresar las cinco ecuaciones (6.3) y (6.15) c2 ∂t2 150 . sino por dos apenas: las inhomog´eneas (6. ∂µ Aµ = 0 (6.7) se cumplen autom´aticamente las ecuaciones homog´eneas (6.12) dice que en el gauge de Lorentz Aµ es un vector.13) y (6.14) quedan as´ı: 1 ∂2φ − ∇2 φ = 4πρ (6. y aqu´ı encontramos una de las ventajas del nuevo tratamiento: cuando se usa Aµ .3) y (6. A lo largo de todo este cap´ıtulo supondremos que el potencial Aµ cumple la condici´on ∂µ Aµ = 0.13) c ∂t µ ¶ 1 ∂2A 2 1 ∂φ 4π 2 2 −∇ A+∇ +∇·A = J (6.10) las dos ecuaciones (6.1)-(6.12) Como ∂µ es un operador vectorial.1) y (6. cuando se necesite una formulaci´on manifiestamente covariante se puede usar el gauge de Lorentz.14) c ∂t c ∂t c En estas dos ecuaciones las variables φ y A est´ an acopladas de una manera complicada. Esta es una simplificaci´on. sino en dos.4).7) en las ecuaciones inhomog´eneas (6.

los lados derechos de las ecuaciones (6. En efecto.19) c Esta f´ormula expresa las dos ecuaciones inhomog´eneas de Maxwell de una manera manifiestamente covariante.18) en (6. sino hay cargas ni corrientes.12).41) las ecuaciones (6. En vista de la f´ormula (5.15) y (6. la ecuaci´on (5.17) dan: 4π ν ∂µ ∂ µ Aν = J (6. (6. J) .16) son cero. Operando con ∂ν en ambos lados de esta ecuaci´on se obtiene 4π ∂ν J ν = ∂µ ∂ µ ∂ν Aν c Ahora. Antes de concluir esta secci´on anotemos que en ausencia de cargas y corrientes la teor´ıa de Maxwell admite la existen- cia de ondas electromagn´eticas. J) forman un cuadrivector: J µ = (ρc. debido a la condici´on (6.17) ∂µ ∂ µ A = J c De otro lado.11) y (6. y en consecuencia: 151 . el lado derecho de esta ecuaci´on es cero. entonces ∂ν J ν = 0 (6. 1 ∂2A 4π − ∇2 A = J (6.18) entonces las ecuaciones (6. adem´as.20) Esta es la ecuaci´on de continuidad. tienen una simetr´ıa evidente.15) y (6.16) c2 ∂t2 c La ganancia es considerable: ahora las ecuaciones de movimiento de φ y A est´an desacopladas y.16) se escriben muy cortamente: ∂µ ∂ µ φ = 4πρ 4π (6.66) nos ense˜ n´o que las cantidades (ρc.

25) dt c Modifiquemos la escritura de la primera ecuaci´on. la ecuaci´on (5. Si hacemos cero los lados derechos de las ecuaciones (6.17) se llega a ∂µ ∂ µ Aν = 0 (6.22) Ez = −(∂ 0 A3 − ∂ 3 A0 ) Bz = −(∂ 1 A2 − ∂ 2 A1 ) Ya estamos en condici´on de atacar la fuerza de Lorentz.3 La fuerza de Lorentz Al desplegar las ecuaciones (6.21) Esta es la ecuaci´on de ondas en una forma manifiestamente covariante. uz = γ −1 U 3 .23) dt c dpy q = [cEy + uz Bx − ux Bz ] (6.7) en todas sus componentes llegamos a: Ex = −(∂ 0 A1 − ∂ 1 A0 ) Bx = −(∂ 2 A3 − ∂ 3 A2 ) Ey = −(∂ 0 A2 − ∂ 2 A0 ) By = −(∂ 3 A1 − ∂ 1 A3 ) (6.24) dt c dpz q = [cEz + ux By − uy Bx ] (6. entonces dpx q£ 0 ¤ γ = U Ex + U 2 Bz − U 3 By dt c 152 .6) y (6. 6. uy = γ −1 U 2 .139)-(4. Las ecuaciones (4.141) son: dpx q = [cEx + uy Bz − uz By ] (6.54) dice que c = γ −1 U 0 . µ ¶ 1 ∂2 2 −∇ φ = 0 c2 ∂t2 µ ¶ 1 ∂2 2 −∇ A = 0 c2 ∂t2 Estas son ecuaciones de ondas.

dτ c es decir: dp1 q£ 1 0 ¤ = (∂ A − ∂ 0 A1 )U0 + (∂ 1 A2 − ∂ 2 A1 )U2 + (∂ 1 A3 − ∂ 3 A1 )U3 dτ c N´otese que esta ecuaci´on se puede escribir dpa q = (∂ a Aν − ∂ ν Aa )Uν (6. γ = : dt dτ dp1 q£ 0 ¤ = U Ex + U 2 Bz − U 3 By dτ c Tambi´en usamos tres de las ecuaciones (6.1) y (6.22) para obtener: dp1 q£ 1 0 ¤ = (∂ A − ∂ 0 A1 )U 0 − (∂ 1 A2 − ∂ 2 A1 )U 2 − (∂ 1 A3 − ∂ 3 A1 )U 3 .26) a las cuatro ecuaciones (6.27).26).27) dτ c En conclusi´on: con la condici´on (6.24) y (6. Ahora damos un salto interesante.25) corresponden a la ecuaci´on (6.27) es una generalizaci´on.12).26) proponemos: dpµ q = (∂ µ Aν − ∂ ν Aµ )Uν (6.23). Nota: El salto de las tres ecuaciones (6. Las ecuaciones homog´eneas (6. en vez de la ecuaci´on (6. La conexi´on entre Aµ y los campos E y B est´a en (6.2) no constituyen un resultado adicional (ver p´agina 150). las ecuaciones de la electrodin´amica manifiestamente covariantes son (6. Es f´acil darse cuenta de que tambi´en (6. dpx dp1 De otro lado. porque agrega una cuarta ecuaci´on.19) y (6.7).6) y (6. para µ = 4 : dp0 q = (∂ 0 Aν − ∂ ν A0 )Uν dτ c 153 .26) dτ c En esto se ha convertido la ecuaci´on (6.

que es algo de por s´ı valioso. No es esta la primera vez. hemos descubierto algo nuevo. o pueden ser informaci´on nueva.¿Qu´e significa esta ecuaci´on. la ecuaci´on (6. ni ser´a la u ´lti- ma.26) a (6. En el segundo caso. entonces dE = qE·u dt En el lado derecho de esta ecuaci´on podemos sumar u × B · u = 0 : dE u = q [E + × B] · u dt c = F·u Esta ecuaci´on es Potencia = F · u . esto ya lo sab´ıamos? Para responder estas preguntas notemos que esta ecuaci´on se puede escribir as´ı: dp0 q 0 a = (∂ A − ∂ a A0 )Ua dτ c dp0 q γ = γ (∂ 0 Aa − ∂ a A0 )ua dt c dp0 q q = (Ea )ua = E · u dt c c Ahora. p0 es la componente cero del cuadrivector momentum: p0 = Energ´ıa/c = E/c. y es aqu´ı donde aparece informaci´on adicional. ecuaciones adicionales. Lo que acabamos de ver ocurre a menudo cuando uno quiere convertir una ecuaci´on no covariante en otra ecuaci´on que s´ı sea covariante. Por lo general este proceso incluye una generalizaci´on (co- mo el paso de (6. En el primer caso la general- izaci´on aporta unificaci´on. En otras palabras.27) unifica la fuerza de Lorentz con la ecuaci´on de potencia. Estas ecuaciones adicionales pueden ser informaci´on ya conocida.27)). la generalizaci´on aporta nueva f´ısica y abre las puertas a la observaci´ on de fen´omenos insospechados. 154 . en que la relatividad unifica. que es una ecuaci´on ampliamente conoci- da en la mec´anica.

que son justamente las tres componentes de E y las tres componentes de B.28) La derivada ∂ µ es un operador vectorial y Aµ es un vector en el gauge de Lorentz. F µν es de rango 2. (6.27) sugieren decididamente que definamos la cantidad F µν = ∂ µ Aν − ∂ ν Aµ (6.6. y (6.29) Bx = F 32 . By = F 13 . Bz = F 21 O.12). Ez = F 30 (6.30)  Ey Bz 0 −Bx      Ez −By Bx 0 Ahora pasamos a expresar las ecuaciones de la electrodin´amica en t´ermi- nos del nuevo tensor F µν . Ey = F 20 .27). entonces tiene solamente 6 componentes libres. Las ecuaciones (6. 155 .22) y (6. luego las homog´eneas y por u ´ltimo la fuerza de Lorentz. entonces F µν es un tensor en el gauge de Lorentz.4 El tensor electromagn´ etico La teor´ıa electrodin´amica est´a escrita de modo manifiestamente covariante en las ecuaciones (6. asuntos que veremos en los cap´ıtulos 7 y 8. en forma matricial:   0 −Ex −Ey −Ez      Ex 0 −Bz By    F µν =    (6. y se le conoce como el tensor electromagn´etico. Primero veremos las ecuaciones inhomog´eneas de Maxwell. Lograr esta escritura covariante era uno de los objetivos principales de este cap´ıtulo. pero es antisim´etrico. y por tanto tiene 16 componentes.22) muestran que Ex = F 10 . Para comenzar anotemos que las ecuaciones (6.19). pero conviene adem´as que presentemos un nuevo tensor F µν que trae ventajas en el estudio de las leyes de conservaci´on y la formulaci´on lagrangiana.

32) En la ecuaci´on (6.32) hacer α = 0 . o sea que ∂ α F µν + ∂ ν F αµ + ∂ µ F να = 0 (6. Estas se expresan medi- ante (6. F´acilmente vemos que el lado derecho de esta ecuaci´on es cero.31) c Las ecuaciones homog´ eneas de Maxwell. Por la definici´on del tensor F es claro que ∂ F + ∂ ν F αµ + ∂ µ F να = ∂ α (∂ µ Aν − ∂ ν Aµ ) + ∂ ν (∂ α Aµ − µν α µν ∂ µ Aα ) + ∂ µ (∂ ν Aα − ∂ α Aν ). 4π ν entonces queda J = ∂µ (∂ µ Aν − ∂ ν Aµ ).32) hacer α = 0 . µ = 3 y ν = 2 : ∂ 0 F 32 + ∂ 2 F 03 + ∂ 3 F 20 = 0 En la ecuaci´on (6. µ = 1 y ν = 3 : ∂ 0 F 13 + ∂ 3 F 01 + ∂ 1 F 30 = 0 En la ecuaci´on (6.32) hacer α = 0 .19): 4π ν J = ∂µ (∂ µ Aν ) c = ∂µ (∂ µ Aν − ∂ ν Aµ + ∂ ν Aµ ) = ∂µ (∂ µ Aν − ∂ ν Aµ ) + ∂ ν ∂µ Aµ El u ´ltimo t´ermino del lado derecho es cero por la condici´on de Lorentz. µ = 2 y ν = 1 : ∂ 0 F 21 + ∂ 1 F 02 + ∂ 2 F 10 = 0 156 . es decir c 4π ν ∂µ F µν = J (6. µ = 2 y ν = 3 : ∂ 1 F 23 + ∂ 3 F 12 + ∂ 2 F 31 = 0 En la ecuaci´on (6.Las ecuaciones inhomog´ ´ eneas de Maxwell.32) hacer α = 1 .

29). contenidas en (6. Se obtiene entonces estas cuatro ecuaciones: ∂1 Bx + ∂3 Bz + ∂2 By = 0 ∂0 Bx + ∂2 Ez − ∂3 Ey = 0 ∂0 By + ∂3 Ex − ∂1 Ez = 0 ∂0 Bz + ∂1 Ey − ∂2 Ex = 0 Estas ecuaciones son. claramente. En ambos casos el lado derecho de esta ecuaci´on es cero: dpµ = 0 Part´ıcula libre (6. −∂1 . −∂2 . la ecuaci´on (6.12).2). ∂ 1 .34) dτ d2 xµ = 0 Part´ıcula libre (6.32) no constituyen un resultado adicional (ver p´agina 150). substituir ∂ 0 . ∂ 2 .35) dτ 2 Para concluir digamos que la formulaci´ on covariante de la electrodin´amica es as´ı: con la definici´on (6. cambiar las com- ponentes F µν por las entradas de la matriz (6.32) es una escritura manifiestamente covariante de las dos ecuaciones inhomog´eneas de Maxwell.En estas cuatro ecuaciones haremos dos cosas: primero. En conclusi´on. las ecuaciones de la electrodin´amica son (6.1) y (6. las dos ecuaciones homog´eneas (6. 157 . En la ecuaci´on (6.33) dτ c El problema de part´ıcula libre ocurre cuando q = 0 o cuando no hay campo electromagn´etico.30) y. ∂ 3 por ∂0 . La conexi´on entre F µν y los campos E y B est´a en (6. −∂3 . respectivamente.31) y (6. La fuerza de Lorentz.33). segundo.27) reconocemos la definici´on del tensor electromagn´etico: dpµ q = F µν Uν (6. Las ecuaciones homog´eneas.28) y la condici´on (6.

1 encontramos las reglas de transformaci´on de los campos E y B. Para esto utilizamos las ecuaciones (5. que el camino seguido en esa ocasi´on fue largo y dispendioso. Como en esta notaci´on no se usan E.46) .30). B.6. En este momento queremos deducir de nuevo esas re- glas con las herramientas que nos suministra la notaci´on covariante. sino F µν . (5. sin embargo.47) y (6.   E0 Bz0 0 −Bx  0  y    Ez0 −By0 Bx0 0 identificamos: 158 .5 La transformaci´ on de los campos En la secci´on 4. lo que hacemos primero es en- contrar la transformada del tensor electromagn´etico. Recu´erdese. as´ı:     γ −γβ 0 0 0 −Ex −Ey −Ez γ −γβ 0 0          −γβ γ 0 0   By   0     Ex 0 −Bz   −γβ γ 0           0 0 1 0   −Bx   0     Ey Bz 0  0 0 1      0 0 0 1 Ez −By Bx 0 0 0 0 1 Obtenemos esta expresi´on de F 0 µν :   0 −Ex −γ(Ey − βBz ) −γ(Ez + βBy )        Ex 0 −γ(Bz − βEy ) γ(By + βEz )    F 0 µν  =    γ(E − βB ) γ(B − βE ) 0 −Bx   y z z y      γ(Ez + βBy ) −γ(By + βEz ) Bx 0 Comparando con   0 −Ex0 −Ey0 −Ez0    0   Ex 0 −Bz0 By0    F 0 µν =  .

es decir. Al desarrollar estos productos ma- triciales se obtiene F αβ Fαβ = −4E · B : escalar (6.50)) que es el determinante de F αβ .     0 −Bx −By −Bz 0 Bx By Bz          Bx 0 Ez  −Ey   −Bx 0 Ez −Ey     F αβ =  . F αβ Fαβ y F αβ Fαβ . son productos de dos campos. Con productos de cuatro campos tambi´en se puede construir un escalar (ver la ecuaci´on (5.50).49) y (4. El resultado es det F αβ = (E · B)2 : escalar 159 .1). Los escalares (6.36)) se puede construir otro.36) son cuadr´aticos en los campos. que se llama el tensor electromagn´etico dual: F αβ ≡ 12 ²αβγδ Fγδ . que son F αβ Fαβ .6 Dos escalares Con F µν y el tensor ²αβγδ de Levi-Civita (ver la ecuaci´on (5. 6. Ex0 = Ex Bx0 = Bx Ey0 = γ(Ey − βBz ) By0 = γ(By + βEz ) Ez0 = γ(Ez + βBy ) Bz0 = γ(Bz − βEy ) Estas son las mismas reglas de transformaci´on de la secci´on (4.36) F αβ Fαβ = −F αβ Fαβ = 2(E 2 − B 2 ) : escalar Estas son las dos cantidades invariantes que vimos en las ecuaciones (4. Fαβ =       By −Ez 0 Ex   −By −Ez 0 Ex          Bz Ey −Ex 0 −Bz Ey −Ex 0 Con los tensores F µν y F αβ se puede construir tres cantidades escalares.

160 . A) no es biun´ıvoca: a unos valores dados de (E . A) . B D f. B) les corresponde todo un conjun- to D de valores (φ . A Figura 6. B) y (φ .1 La relaci´on entre (E . E.

el tensor energ´ıa-momentum y las leyes de conservaci´on. t) = δ 3 (x − xn (t)) (7. 7. Despu´es de presentar estos temas concluimos el cap´ıtulo con la corriente del momentum angular.Cap´ıtulo 7 Las leyes de conservaci´ on Ha llegado el momento de estudiar las corrientes. que es suficientemente simple para admitir un tratamiento matem´atico sencillo. x3 (t). Nuestro prop´osito ahora es hacer un tratamiento m´as refinado. . La densidad ρpar de part´ıculas y la densidad Jpar de corriente se definen as´ı: X ρpar (x. (7. x2 (t). atendiendo a la con- tribuci´on que cada part´ıcula individual aporta a la densidad y a la corriente. Para tal efecto nos valdremos de un sistema f´ısico.7 supon´ıamos que a un peque˜no volumen de la nube se le pod´ıa asignar una velocidad u.1) n X dxn (t) Jpar (x.. Pensamos en un conjunto de part´ıculas en los puntos x1 (t).. pero tiene adem´as una complejidad sufi- ciente para mostrar las sutilezas de las leyes de conservaci´ on.1 La nube de part´ıculas Al estudiar la nube de part´ıculas en la secci´on 4.2) n dt 161 . la nube de part´ıculas. t) = δ 3 (x − xn (t)) .

162 . o sea que es cero. 2 Los f´ısicos le dicen polvo a un conjunto de part´ıculas tal que todas ellas est´ an en reposo respecto a alg´ un observador inercial. Lo que queremos estudiar en este cap´ıtulo no es una nube de polvo. tal como veremos enseguida. 2.5) dN Tomar la derivada y usar la ecuaci´on (7. las cantidades ρpar (x. recorre1 todas las part´ıculas de la nube2 . en- dt ∂xa dt tonces: X dxa (t) ∂ n ∇ · Jpar = a δ 3 (x − xn (t)) n dt ∂x X dxa (t) ∂ n = − a δ 3 (x − xn (t)) n dt ∂x n X ∂ ∂ = − δ 3 (x − xn (t)) = − ρpar n ∂t ∂t De donde vemos que ∂ρpar + ∇ · Jpar = 0 (7.20)). El n´ umero N de part´ıculas es: Z N= d3 x ρpar (x.3) n ∂xa dt ∂xa dt dxan (t) ∂ dxan (t) Ahora. 3. ∂ a Tomemos ahora la divergencia ∇ · Jpar = J .4) ∂t Esta es la c´elebre ecuaci´on de continuidad (v´ease la ecuaci´on (6..4) dt 1 La ventaja de este tratamiento. . t) (7. radica en el hecho de que aunque la nube est´ a compuesta de part´ıculas en posiciones discretas. t) son campos que dependen de las coordenadas continuas (x. tomado de Weinberg [11]. depende u ´nicamente de t. t). t) y Jpar (x. Es muy importante.donde el ´ındice n = 1.. se obtiene: ∂xa par Xµ ∂ ¶ a dxn (t) ∂ dxan (t) 3 3 δ (x − xn (t)) + δ (x − xn (t)) (7. porque trae consigo la conservaci´ on del n´umero de part´ıculas.

t) = δ 3 (x − xn (t)) n dt X dxan (t) a Jpar (x. t) dt ∂t El lado derecho es un integral de volumen que. de modo que µ Jpar = (cρpar . Si lla- mamos x0n (t) = ct. o m´as cortamente. es igual a una integral en la superficie que cubre al volumen. t) = d3 x = − d3 x ∇ · Jpar (x. Es importante que escribamos la corriente en notaci´on covariante.8) n dt µ Vamos a probar que Jpar es un Rvector. Las ecuaciones (7. xµn (t).1) y (7.7) X dxµn (t) µ 3 Jpar = δ (x − xn (t)) (7. para lo cual multiplicamos el lado derecho de la ecuaci´on (7.6) dt En conclusi´on.4) implica que el n´ umero total de part´ıculas de la nube se conserva. Vemos as´ı que dN =0 (7. la ecuaci´on de continuidad (7.2) son X dx0n (t) cρpar (x. el evento (ct.8) por dx0 δ(x0 − x0n ) = 1: XZ dxµn (t) µ Jpar = dx0 δ(x0 − x0n )δ 3 (x − xn (t)) n dt 163 . Jpar ) (7. Si este volumen es suficientemente grande para abarcar todas las part´ıculas. xn (t)) . seg´ un el teorema de Gauss. la corriente J es cero en la superficie y el integral es cero. xn (t)) que ocupa la part´ıcula n se puede escribir (x0n (t). Z Z dN ∂ρpar (x. t) = δ 3 (x − xn (t)) n dt 0 = cρ Para unificar estas dos ecuaciones definimos Jpar par .

49)). la corriente Jelec es un µ ν vector. concluimos que δ 4 (x − xn ) es un escalar. de la misma manera.12) da la ν-´esima componente de la densidad de corriente de µ momentum µ. La ecuaci´on de continuidad (7. o sea que δ 4 (x − xn )d4 x es un escalar. etc. J ν . Como dxµn y δ 4 (x − xn ) son µ tensores. Esa trayectoria crea varias corrientes: la el´ectrica.2 Otras corrientes La n-´esima part´ıcula de la nube tiene carga el´ectrica qn y momentum pνn . regresamos al lado derecho de la ecuaci´on (7. Hecha esta observaci´ on.4) se escribe tambi´en: µ ∂µ Jpar (x) = 0 (7. como qn es un escalar. simult´aneamente: Jpart elec pµ 164 .10) 7.9) n R De otro lado. una trayectoria en el espaciotiempo.12) n dt dxµn (t) En la ecuaci´on (7. XZ dxµn = dx0 δ 4 (x − xn ) n dt XZ = c δ 4 (x − xn )dxµn (7.11) podemos interpretar que qn δ 3 (x − xn (t)) es dt la densidad de corriente el´ectrica que aporta la n-´esima part´ıcula para la µ construcci´on de la densidad total de corriente el´ectrica Jelec . la funci´on δ 4 satisface la ecuaci´on δ 4 (x − xn )d4 x = 1. la ecuaci´on (7. como pn (t) es un vector. y de esta manera se obtienen otras dos corrientes: X dxνn (t) ν Jelec (x) = qn δ 3 (x − xn (t)) (7. En el lado derecho de la ecuaci´on (7.11) n dt X dxνn (t) Jpνµ (x) = pµn (t) δ 3 (x − xn (t)) (7. Con los aportes de todas las part´ıculas se obtienen las corrientes totales de la nube. Cada part´ıcula de la nube tiene una l´ınea en el mundo.9).8) podemos multiplicar cada sumando por qn o por pνn . entonces Jpar es un vector. As´ı mismo. N´otese que. J ν . la de momentum µ. Lo interesante es que existen varias corrientes ν . Jpµ es un tensor de segundo rango. como d4 x es un escalar (ver la ecuaci´on (5. etc.

11). 7. o sea que sus derivadas son cero y se llega limpiamente a una ecuaci´on como (7.4): ∂µ J µ (x) = 0 (7. Veremos m´as tarde que hay otros tensores de 3 De ahora en adelante omitiremos el sub´ındice “elec” que aparece en (7.16) n En Esta ecuaci´on muestra que el tensor se construye con las propiedades mec´anicas de las part´ıculas. la carga el´ectrica total de la nube permanece constante a medida que transcurre el tiempo.3 El tensor de energ´ıa y momentum La densidad de corriente del momentum µ que presentamos en (7.13) Este es un resultado importante: la corriente el´ectrica satisface la ecuaci´on de continuidad.9): XZ µν Tmec (x) =c pµn δ 4 (x − xn ) dxµn (7. de modo a simplemente J ν . 165 .11) tenemos en cuenta que la carga q es invariante (ver p´agina 43). Al tomar la diver- gencia en la ecuaci´on (7.15) n La f´ormula (7.62): X pµn pν µν n Tmec (x) = c2 δ 3 (x − xn (t)) (7.12) se µν escribe usualmente Tmec : X dxνn (t) µν Tmec (x) = pµn (t) δ 3 (x − xn (t)) (7.14) puede transformarse usando la ecuaci´on (5.Vamos a demostrar que corriente el´ectrica3 se conserva. As´ı la hemos llamado en cap´ıtulos que la corriente el´ectrica se llamar´ anteriores. En consecuencia. que son los momentos pµn . por esta raz´on escribimos el µν sub´ındice “mec” en Tmec .14) n dt o como en la ecuaci´on (7.

es decir. si µν µν ∂µ Tmec = Tmec . Pensamos que este volumen es mayor que el volumen ocupado por la nube de part´ıculas. para el campo grav- µν itatorio. µν De otro lado. de manera que Tmecaν y sus derivadas valen cero en la superficie. Esos otros tensores no son de naturaleza mec´anica como Tmec .19) n 00 (x) es la densidad de energ´ Estas ecuaciones dicen que Tmec 0a (x) es ıa y Tmec µν c veces la densidad de momentum en direcci´on a. ∂µ Tmec 6= 0 Es importante que nos detengamos a estudiar lo que ocurrir´ıa si la diver- µν gencia de Tmec fuera cero.energ´ıa y momentum: para el campo electromagn´etico. el lado derecho de esta ecuaci´on es igual a un integral en la superficie que cubre al volumen. etc. Por esta raz´on Tmec (x) recibe el nombre de tensor de energ´ıa y momentum. En estas condiciones el lado derecho de la u ´ltima ecuaci´on es cero y 166 .16) tambi´en dice que Tmec es sim´etrico: µν νµ Tmec (x) = Tmec (x) (7. µν µν 7.4 ∂µ Tmec =0.17) 0µ Las cuatro componentes Tmec son especialmente importantes: X 00 Tmec (x) = En δ 3 (x − xn (t)) (7.20) Esta ecuaci´on implica que ∂ 0ν ∂ aν T = −c a Tmec ∂t mec ∂x Z Z ∂ 0ν 3 ∂ aν 3 Tmec d x = −c T d x ∂t ∂xa mec De acuerdo con el teorema de Gauss.18) n X 0a Tmec (x) = c pan δ 3 (x − xn (t)) (7. la ecuaci´on (7.µ = 0 (7.

21) dt R 0ν 3 O sea que las cuatro cantidades Tmec d x son constantes. Z d 0ν Tmec (x) d3 x = 0 (7. ¿en toda clase de nubes?. n dt 167 . Acabamos de llegar a una conclusi´on importante. En vista de que estas cuatro cantidades son la energ´ıa total y el momentum total. ¿en cu´ales s´ı y en cu´ales no? Para responder estas preguntas vayamos en detalle a los t´erminos que conforman µν µν µ0 µa la divergencia de Tmec . podemos µν afirmar que cuando ∂µ Tmec = 0 se conservan la energ´ıa total y el momentum total de la nube. cual es que las leyes de conservaci´on de momentum y energ´ıa est´an expresadas en la ecuaci´on µν µν ∂µ Tmec = 0. ∂t ∂t ∂t o sea que la ecuaci´on (7.22) es µν µ0 ∂ X µ 3 X dpµn ∂ν Tmec = ∂0 Tmec − pn δ (x − xn (t)) + δ 3 (x − xn (t)) ∂t n n dt X dpµn µ0 µ0 = ∂0 Tmec − ∂0 Tmec + δ 3 (x − xn (t)) .22) n ∂t El u ´ltimo t´ermino del lado derecho es de la forma ∂ 3 ∂ ∂p 3 p δ = (p δ 3 ) − δ . Esta divergencia es ∂ν Tmec = ∂0 Tmec + ∂a Tmec : µν µ0 ∂ X µ dxan (t) 3 ∂ν Tmec = ∂0 Tmec + p (t) δ (x − xn (t)) ∂xa n n dt X dxan (t) ∂ 3 µ0 = ∂0 Tmec + pµn (t) δ (x − xn (t)) n dt ∂xa X ∂xan ∂ 3 µ0 = ∂0 Tmec − pµn (t) δ (x − xn (t)) n ∂t ∂xan X ∂ 3 µ0 = ∂0 Tmec − pµn (t) δ (x − xn (t)) (7. Pero ¿verdaderamente se cumple la ecuaci´on ∂µ Tmec = 0 en las nubes?.

es decir: X dpµn µν ∂ν Tmec (x) = δ 3 (x − xn (t)) (7. a) Part´ıculas libres. las part´ıculas tienen movimiento rec- dpµn til´ıneo uniforme. Este momentum es constante. sumado. Se conser- dt 0 n n van la energ´ıa y el momentum. o sea que d X µ µν p 0 es cero. 168 . Denotando por R el punto donde ocurre un choque. las derivadas son cero.23) es ∂ν Tmec = 0.23) es: µν XX dpµn0 ∂ν Tmec (x) = δ 3 (x − R(t)) dt R n0 Aqu´ı hay una suma sobre todos los choques R. X d X µ µν ∂ν Tmec (x) = δ 3 (x − R(t)) p 0 dt 0 n R n P La sumatoria pµn0 es el momentum total. b) Choques puntuales. En este caso la ecuaci´on (7. de todas las part´ıculas n0 que intervienen en la colisi´on en R. interact´ uan en forma instant´ anea: varias part´ıculas coinciden en un evento e intercambian energ´ıa y momen- tum en un proceso instant´ aneo. Bajo estas condiciones regresamos al lado dpµn derecho de la ecuaci´on (7. Pensemos ahora que la nube no interact´ ua con el exterior.23) n dt Esta ecuaci´on establece que la energ´ıa y el momentum de la nube se conser- P dpµn 3 van si se cumple la condici´on δ (x − xn ) = 0. Se conservan la energ´ıa y el momentum. En este caso las part´ıculas no interact´ uan entre s´ı ni con el exterior. y otras que no la cumplen. Veremos que hay unas n dt nubes que satisfacen esta condici´on.23) y notamos que las derivadas difieren de dt cero u ´nicamente durante los choques. como no hay choques. y el ´ındice n0 recorre u ´nica- mente las part´ıculas que intervienen en el choque en R.23) da ∂µ Tmec = 0. y en consecuencia la f´ormula µν dt (7. la f´ormula (7. pero las part´ıculas chocan.

11) reconocemos la densidad de corriente el´ectrica: µν 1 µ ∂ν Tmec (x) = F α (x)J α (x) (7. b) y c) que acabamos de rese˜ nar indican cu´ales son las condi- µν ciones din´amicas que se deben cumplir para que la divergencia ∂ν Tmec sea µν cero. En el caso a) la nube est´a aislada del exterior y del interior: la energ´ıa 169 . La clave est´a en reconocer en qu´e casos el tensor Tmec se refiere a un sistema f´ısico aislado.23) da: X qn dxαn 3 µν ∂ν Tmec (x) = F µ α (xn ) δ (x − xn (t)) n c dt X qn dxαn 3 = F µ α (x) δ (x − xn (t)) n c dt 1 µ X dxα = F α (x) qn n δ 3 (x − xn (t)) c n dt Con (7. dt c dt y esto en la ecuaci´on (7.33) es: dpµn qn µ = F α (xn )Unα dτn c qn µ dxα = F α (xn ) n c dτn dτn Multiplicar ambos lados por : dt dpµn qn µ dxα = F α (xn ) n .c) La nube de part´ıculas cargadas.24) c Los casos a). Para la part´ıcula n-´esima la fuerza de Lorentz (6.

que µν tienen una energ´ıa-momentum enteramente mec´anica descrita por Tmec y 2) el campo electromagn´etico. El tensor Tmec se refiere apenas a uno de los subsistemas y µν por eso no se espera que ∂ν Tmec sea cero. Ese tensor total no es Tmec . Veremos en la ecuaci´on (8. Estos dos subsistemas interact´ uan.y el momentum total de la nube se forman exclusivamente con las contribu- µν ciones mec´anicas. En el caso c) existe el campo electromagn´etico creado por las mismas part´ıcu- las cargadas que forman la nube. no µν puede sorprendernos que ∂ν Tmec sea cero.ν + Fαν F µα.59) que este tensor es 1 µα ν 1 µν θµν = F Fα + η Fαβ F αβ (7. Es decir.ν Fα ν + 2η µν Fαβ F αβ .ν = F Fα . de modo que la suma (Tmec + θµν ) exprese la µν totalidad. no puede sorprendernos que se conserven la energ´ıa y el momentum. all´ı no hay interacciones a distancia. no µν µν hay campo.ν + Fαβ F αβ .µ 4π 4π 8π 170 . y este campo tiene energ´ıa y momen- tum. y portanto la energ´ıa y el momentum totales s´ı se deben conservar.25) 4π 16π ∂ Tomar la derivada : ∂xν 1 µα ν 1 µα 1 θµν . y por eso ∂ν Tmec 6= 0. El caso c) aclara lo que ocurre cuando entre las part´ıculas de la nube hay interacciones a distancia. Tmec s´ı expresa un sistema total y por eso ∂ν Tmec = 0.ν + F . deteng´amonos en el tensor energ´ıa-momentum del campo electromagn´etico. Hay un sistema total que tiene dos subsistemas: 1) las part´ıculas. intercam- bian momentum-energ´ıa. De regreso al caso c) que nos ocupaba hace un par de p´arrafos. La totalidad part´ıculas-campo debe tener un tensor total de energ´ıa. Tmec menciona la totalidad de un sistema f´ısico.momentum cuya µν µν divergencia sea nula. Las interacciones a distancia denotan la presencia de un campo. Algo muy diferente ocurre en el caso b). campo que tambi´en tiene energ´ıa y momentum. o sea que ninguno de los dos conserva energ´ıa- µν momentum.ν 4π 4π 16π 1 µα ν 1 1 = F Fα . y en consecuencia tenga divergencia nula: ∂ν (Tmec + θµν ) = 0. Debe existir otro tensor θµν que de cuenta de la en- µν erg´ıa-momentum del campo. El sistema total part´ıculas-campo s´ı est´a aislado del exterior.

24) y (7.ν + Fαβ F µα.β + Fαβ F βµ.ν = F Fα . ya que F µν = −F νµ la ecuaci´on de Maxwell (6.ν = 0 (7.26) c 4π es decir.ν = − Jα .ν = F Fα . Entonces c 1 θµν .27) para obtener: µν (Tmec + θµν ).ν + Fαν F µα.ν + Fαβ F αβ .µ = − J .µ 4π 8π 8π 8π El tercer t´ermino del lado derecho es 1 1 1 1 Fαν F µα.µ 4π 8π 8π 8π 1 µα ν 1 = F Fα .ν = − F µα Jα (7.ν 4π Ahora.ν + Fαβ (F µα.α = Fαβ F βµ.ν + Fαν F µα.β + F βµ.α + Fαβ F αβ . Fα ν .α 8π 8π 8π 8π Entonces: 1 µα ν 1 1 1 θµν .32) para obtener: 1 µα ν θµν .α + F αβ .27) c En este momento sumamos lado a lado las ecuaciones (7.ν = Fβν F µβ .31) es 4π ν F νµ .Partir en dos el segundo t´ermino del lado derecho: 1 µα ν 1 1 1 θµν . (7.28) 171 .ν = F Fα .µ ) 4π 8π En el lado derecho de esta ecuaci´on usamos la ecuaci´on de Maxwell (6.ν = Fβα F µβ .

M´as espec´ıficamente.29) es adecuada.12) definimos las corrientes asociadas a q y pµ . y Mmec es la densidad del momentum c c angular en direcci´on z. Las part´ıculas tambi´en tienen momentum angular L y quisi´eramos definir la densidad de corriente que le corresponde. Estas identificaciones indican que la escogencia (7. otra componente sea la densidad de momentum angular y y otra componente sea la densidad de momentum angular z.12): X dxνn (t) Ln (t) δ 3 (x − xn (t)) n dt Pero esta cantidad tiene un defecto grave: no es un tensor.11) y (7.ν µν La ecuaci´on (7.28) dice que la energ´ıa y el momentum contenidos en Tmec + µν θ se conservan.11) y (7. c 1 013 1 021 Mmec es la densidad en direcci´on y. buscamos un tensor tal que una de sus componentes sea la densidad de momentum angu- lar en direcci´on x. Proponemos este tensor: µνδ µν Mmec (x) = Tmec (x)xδ − Tmec µδ (x)xν (7. 7. As´ı mismo.25): Ã ! X pµn pν 1 µα ν 1 µν n c2 δ 3 (x − xn ) + F Fα + η Fαβ F αβ =0 En 4π 16π n .16) y (7. Un primer intento ser´ıa imitar lo de (7. Debemos buscar otra manera de producir una corriente de momentum angular que s´ı sea tensorial.29) X µ ν ¶ 3 µ dxn δ dxδn ν = δ (x − xn (t)) pn x − x (7. usando las ecuaciones (7. Entonces esta cantidad no puede ser una corriente en un tratamien- to covariante.30) n dt dt 1 032 La densidad de momentum angular en direcci´on x es Mmec .5 La corriente de momentum angular En las ecuaciones (7.M´as expl´ıcitamente. 172 . porque L no es un tensor.

18) y (7. y M es la densidad del momen- c c tum angular en direcci´on z. ni necesitamos comprometernos con que ∂ν T µν = 0 o ∂ν T µν 6= 0. c 1 013 1 021 M es la densidad en direcci´on y.32) Esta ecuaci´on expresa la conservaci´ on de la energ´ıa y el momentum. La ecuaci´on (7. es decir 173 . con B νδ = −B δν . la componente T 00 (x) es la densidad de energ´ıa y T 0a (x) es c veces la densidad de momentum en direcci´on a.33) Esta ecuaci´on dice que ∂0 M 0νδ = −∂a M aνδ . Ejemplos concretos de este tensor son Tmec y θµν . on. en general. El T µν que mencionamos es general.31) 1 La densidad de momentum angular en direcci´on x es M 032 . As´ı mismo. y no tenemos que decidir de antemano si T µν = T νµ o T µν 6= T νµ .19). analicemos la estructura Aµ B νδ . De aho- ra en adelante nos referiremos. Como B νδ tiene 6 componentes independientes. Para saber cu´antas componentes independientes tiene. Asociado a la energ´ıa-momentum contenidas en T µν hay un M µνδ que se define en forma similar a (7. Veamos ahora qu´e ocurrir´ıa si la divergencia de M µνδ fuera cero: ∂µ M µνδ = 0 (7. El tensor M µνδ es antisim´etrico bajo el inter- cambio de los ´ındices νδ. As´ı como en las ecuaciones (7. entonces M µνδ tiene 24 componentes inde- pendientes.29): M µνδ (x) = T µν (x)xδ − T µδ (x)xν (7.6 Generalizaci´ on Lleg´o el momento de abandonar la nube de part´ıculas que tanto nos ha servido para establecer los conceptos de corrientes y conservaciones.20) se generaliza as´ı: Leyes de conservaci´ ∂µ T µν = T µν .7. ni tenemos que decidir desde ya si T µν se refiere a una parte o a la totalidad de un sistema f´ısico.µ = 0 (7. a cualquier tensor de energ´ıa y µν momentum T µν (x).

En conclusi´on. Tambi´enZ son constantesZlas componentes en direcci´on y y en 1 1 direcci´on z. que es el momentum angular total en direcci´on c x. M 032 d3 x .33): 0 = ∂µ (T µν xδ − T µδ xν ) = (∂µ T µν )xδ − (∂µ T µδ )xν + T µν ηµ δ − T µδ ηµ ν = (∂µ T µν )xδ − (∂µ T µδ )xν + T δν − T νδ (7. c c Lo que acabamos de ver es ya rutina: una divergencia nula corresponde a una ley de conservaci´ on.34) dt R O sea que lasZ10 cantidades M 0νδ d3 x son constantes del movimiento. 174 . Entonces el integral es cero y queda Z d M 0νδ (x)d3 x = 0 (7. En 1 particular. all´ı. que son M 013 d3 x y M 021 d3 x. Para responder esta pregunta colocamos (7. ∂ 0νδ ∂ M = −c a M aνδ ∂t ∂x Z Z d 0νδ 3 ∂ M d x = −c M aνδ d3 x dt ∂xa El lado derecho de la u´ltima ecuaci´on es un integral de volumen. Lo interesante es aclarar bajo qu´e condiciones se anula la divergencia de M µνδ . la ecuaci´on ∂µ T µν = 0 expresa la conservaci´ on de la energ´ıa.31) en (7. el momentum angular se conserva cuando se cumplen estas dos condiciones: ∂µ T µν = 0 y T µν = T νµ . cero. el momentum y el momentum angular. respectivamente. de acuerdo con el teorema de Gauss. se conserva. Pensemos que esta superficie cubre completamente al sistema f´ısico. Resumen: la ecuaci´on ∂µ T µν = 0 expresa la conservaci´ on de la energ´ıa y el momentum. es igual a un integral en la superficie que envuelve al volumen. de manera que M aνδ y sus derivadas son. si T µν = T νµ .35) Esta ecuaci´on se cumple si ∂µ T µν = 0 y T δν = T νδ . qu´e se necesita para que se conserve el momentum angular. es decir.

Buscaremos siempre tensores de energ´ıa-momentum que sean sim´etricos por dos razones: 1) Para que que la ecuaci´on ∂µ T µν = 0 exprese no solamente la conservaci´on de la energ´ıa-momentum. 2) Para que la ecuaci´on del campo gravitatorio no sea inconsistente (v´eanse los comentarios acerca de la simetr´ıa del tensor en- erg´ıa-momentum que aparecen en la p´agina 298). sino tambi´en la conservaci´on del momentum angular. 175 .

176 .

Escojamos uno cualquiera de ellos y d´emonos cuenta de que existe un obser- vador inercial respecto al cual la part´ıcula est´a aproximadamente en reposo. todos los sistemas f´ısicos. Un poco de tiempo despu´es. Y si. ella repite la trayectoria del primer experimento. El presente cap´ıtulo desarrolla estas ideas en una formulaci´ on manifiestamente covariante. y la part´ıcula libre ser´a un caso particular de nuestro estudio. ¿Qu´e tiene especial esa trayectoria. Vamos a estudiar el movimiento de una part´ıcula masiva. Del conjunto total formado por la trayec- toria verdadera y las imaginadas. sino imaginadas. al evolucionar. En general. ´esta 177 . la verdadera se distingue por la siguiente caracter´ıstica: en ella se minimiza la acci´on. 8. ella sigue cierta trayectoria. Es como si la part´ıcula estuviera obligada a seguir esa trayectoria.Cap´ıtulo 8 Din´ amica lagrangiana Cuando a una part´ıcula se le imponen unas condiciones iniciales. as´ı como en la la secci´on 5. repitiendo el experimento. Las trayectorias variadas no son rutas verdaderas.1 Teor´ıa lagrangiana para una part´ıcula Parametrizaci´ on de una curva. que la trayectoria total de la part´ıcula est´a compuesta de muchos fragmentos infinitesimales.7. Continuamos con la notaci´on habitual. Para ganar generalidad suponemos que el movimiento es acelerado. toman aquella ruta en la que se minimiza la acci´on. qu´e la distingue? Para responder esta pregunta los f´ısicos han elaborado la idea de trayectorias vari- adas: otras rutas que la part´ıcula no sigue. y debido a la aceleraci´on de la part´ıcula. a la part´ıcula se le im- ponen de nuevo las mismas condiciones iniciales. en la que xµ son las coordenadas de un evento cualquiera del espaciotiempo y ηµν dxµ dxν es el intervalo entre dos eventos cercanos. Pensemos.

Sean E1 y E2 dos eventos de la trayectoria verdadera. Vemos as´ı que diferentes observadores. x ¯2 (3. respectivamente. dependen- cia que escribimos en la forma habitual x ¯µ = x¯µ (τ ).ya no estar´a en reposo respecto al primer observador inercial. Consideramos curvas virtuales arbi- trarias.7) = 33. x cribir x ¯1 (3.7 las coordenadas de la part´ıcula son (22. 55).2) El c´ alculo de variaciones. Ya que cada dτ es un invariante. Esto quiere decir que las variaciones δxµ deben ser cero en los extremos E1 y E2 . Esta trayectoria es el re- sultado de las fuerzas que sobre ella operan y de las condiciones iniciales.7) = 44. pero con la condici´on de que pasen por E1 y E2 . A cada punto x ¯ de la trayectoria verdadera le corresponde un valor de τ . o sea que las coordenadas del nuevo punto ser´an x ¯µ (τ ) + δxµ (τ ) . en otras palabras. en los cuales el tiempo propio vale τ1 y τ2 . las x ¯µ son funciones del par´ametro escalar τ . Pensemos ahora en otra curva imaginaria.7) = 22.7) = 55. concluimos que τ es tambi´en un escalar. se relevan para acompa˜ nar a la part´ıcula en fragmentos infinitesimales sucesivos. Cada uno de los observadores registra un dτ dado por: p c dτ = ηµν dxµ dxν en la trayect. Curvas variadas. 33. Llamaremos trayectoria verdadera a la l´ınea en el mundo que verdadera- mente sigue la part´ıcula que estamos estudiando. el cual se ha vuelto obsoleto y debe ser substituido por otro observador para el pr´oximo fragmento de trayectoria. Por ejemplo. 44. Vemos as´ı que todos los puntos de la trayectoria verdadera y todos los puntos de la nueva curva son funciones del mismo par´ametro escalar τ . si en τ = 3. esta “trayectoria virtual” se construye punto a punto de la manera siguiente: el punto x¯µ (τ ) se corre una cantidad δxµ (τ ) . podemos es- ¯0 (3.1) R y el tiempo propio se define como τ = dτ . x ¯3 (3. todos iner- ciales. lo que se escribe δxµ (τ1 ) = δxµ (τ2 ) = 0 (8. diferente a la trayectoria verdadera. de la part´ıcula (8. Ahora pensamos que la trayectoria verdadera se distingue de las variadas porque en la primera se minimiza el integral de l´ınea de una funci´on L: 178 . un escalar.

3) se encarga de determinar cu´al es la funci´on L.2).3) se encarga de determinar cu´al es la curva verdadera que pasa por E1 y E2 . la condici´on (8.5) τ1 dxα ∂xα dτ ∂ Z τ2 ³ dτ ∂L α ∂ L dδxα ´ = δx + dτ (8. y la f´ormula (8. la condici´on (8. as´ı:  ¯τ2   Z ¯ Z τ2 τ2 ∂L dδx α ¯  ∂L α ¯  d ∂L  α dτ =  α δx ¯ −   δx dτ τ1 dxα dτ dx ¯ τ1 dτ dxα ∂ ∂ ¯ ∂ dτ dτ τ1 dτ En esta ecuaci´on el primer t´ermino del lado derecho es cero debido a (8. Pasemos a desarrollar (8. como esta ecuaci´on debe ser v´alida para valores arbitrarios de δxα .3) τ1 Si L es dada. Si la curva verdadera es dada. es necesario que el integrando sea cero: ∂L d ∂L − = 0 (8.7) ∂x α dτ dxα ∂ dτ 179 .3): Z τ2 0 = δL dτ (8.6) queda:   Z τ2  ∂L d ∂L  α 0 =  α −  δx dτ τ1 ∂x dτ dxα ∂ dτ Finalmente. Z τ2 δ L dτ = 0 en la trayectoria verdadera (8.6) τ1 ∂xα dxα dτ ∂ dτ El u ´ltimo t´ermino del lado derecho se integra por partes.4) τ1 Z ³ ∂L τ2 ∂L dxα ´ = δxα + δ dτ (8.

si estas ecuaciones coinciden con la ecuaci´on conoci- da de la trayectoria verdadera.8) ∂xα Verdadera dτ dxα ∂ dτ Verdadera dxα L es en general una funci´on de xα . las derivadas se calculan en el punto de referencia (en la trayectoria verdadera).5).10): 180 . En efecto. que se obtiene combinando las ecuaciones (2. y τ . en que las (8. o sea que la ecuaci´on (8. y u es la trivelocidad de la part´ıcula. entonces la L de prueba es buena. Hay otra manera de escribir la acci´on. La acci´on debe ser un escalar. segundo.9) y (8. (8.14). lo que implica que L tambi´en es escalar. El principio varia- cional (8.10) τ1 p Aqu´ı. Escribimos entonces L = µ ¶ dτ dx α L xα . La lagrangiana L y la acci´on A se definen as´ı: dτ 1 L = L lagrangiana (8. los dos primeros t´erminos de una serie de Taylor.4) a la (8.3) se expresa mediante la ecuaci´on diferencial (8. Se propone tentativamente una L de prueba. esto es lo que se entiende al pasar de la ecuaci´on (8.7) se puede escribir m´as claramente as´ı:   · ¸ ∂L d  ∂L  −   = 0 (8.Estas son las c´elebres ecuaciones de Euler y Lagrange.7) son invariantes bajo transformaciones generales de coorde- nadas y.7) correspondientes. y seguidamente se procede a desarrollar las ecuaciones (8. En verdad. las ecuaciones de Euler-Lagrange no suelen ser muy u ´tiles en problemas pr´acticos. Debemos tener presente que el c´alculo variacional utiliza. Usualmente uno conoce la ecuaci´on de la trayectoria verdadera y desea averiguar cu´al es la funci´on L adecuada. La importancia del m´etodo lagrangiano radica. 1/γ = 1 − u2 /c2 .7). en el fondo. As´ı como en toda serie de Taylor. por el impacto que tienen en amplias ´areas de la f´ısica te´orica. Pero la la- grangiana L no es escalar. τ . . primero.9) γ Z τ2 A = L dτ Acci´on (8.

Comencemos aclarando cu´anto vale L en la trayectoria verdadera. Z t2 A = L dt (8.16) L dτ La ecuaci´on (8.13) dτ dτ dτ Para desarrollar las ecuaciones (8. o sea que: dτ dτ dUα = 0 (8. estudiemos el caso de la part´ıcula libre.11) t1 Part´ıcula libre.16) en la trayectoria ver- dadera. Proponemos: µ α ¶ r α dx dxµ dxν L x .7) procedemos a calcular los t´erminos ∂L d ∂L y : ∂x α dτ dxα ∂ dτ ∂L = 0 (8.34) podemos escribir = m0 = 0.14) y (8. Como una aplicaci´on sencilla de la formulaci´ on lagrangiana reci´en vista.15) 2L dτ 1 dxα = (8.12) dτ Buscamos una funci´on L tal que su ecuaci´on (8.14) ∂xα · ¸ ∂L 1 ∂ dxµ dxν = η dxα 2L dxα µν dτ dτ ∂ ∂ dτ dτ · ν ¸ 1 µ dx dxµ ν = ηµν η α + ηµν η α 2L dτ dτ 1 dxν = 2ηνα (8.13) podemos escribir 181 . De acuerdo con la ecuaci´on (8.8) exige que evaluemos (8. De acuerdo con la dpα dUα ecuaci´on (6.7) de Euler-Lagrange coin- cida con (8. = ηµν (8.12).

18) γ dτ dτ Part´ıcula en un campo Aµ .12).8) da. Sabemos que la ecuaci´on de movimiento est´a dada por la fuerza de Lorentz (6. lo que nos permite concluir que la es- cogencia (8. y al evaluar (8.33): 182 . Con (8.9) se sigue que un lagrangiano para part´ıcula libre es r 1 dxµ dxµ L= (8. Pronto usaremos este: r m0 c dxµ dxµ L=− (8.16) en la trayectoria verdadera se obtiene:   · ¸  ∂L  1 dxα  dxα  = c dτ Verdadera ∂ dτ Verdadera La ecuaci´on (8. Por ejemp- lo. cualquier m´ ultiplo de (8. Veamos el caso de una part´ıcula de carga q en un campo electro- magn´etico Aµ . finalmente.13) es apropiada.17) es tambi´en bueno para part´ıcula libre. Despu´es de estudiar la part´ıcula libre.1) dice que "r # dxµ dxν ηµν =c dτ dτ Verdadera Combinando las dos u ´ltimas ecuaciones resulta [ L ]Verdadera = c.17) γ dτ dτ El m´etodo lagrangiano no determina un´ıvocamente la funci´on L. "r # dxµ dxν [ L ]Verdadera = ηµν dτ dτ Verdadera De otro lado la ecuaci´on (8. · ¸ 1 d2 xα − = 0 c dτ 2 Verdadera Esta ecuaci´on coincide con (8. pase- mos al pr´oximo nivel de complejidad estudiando la part´ıcula sometida a una fuerza.

El L buscado debe ser (8.18) m´as un t´ermino que exprese la interacci´ on part´ıcula-campo: r m0 c dxµ dxµ L∼− + t´ermino de interacci´ on γ dτ dτ La forma prerrelativista L = T − V = T − qφ sugiere que el t´ermino de interacci´on es parecido a −qφ : r m0 c dxµ dxµ L∼− − qφ . entonces el L escogido es bueno. entonces: r dxµ dxµ q 0 L ∼ −m0 c − p A0 dτ dτ m0 c Sin embargo L debe ser un escalar.7) de Euler-Lagrange de este L coincide con (8.9): r dxµ dxµ L ∼ −m0 c − qγφ dτ dτ E p0 Ahora. Adem´as m0 c2 m0 c φ = A0 . tenemos γ = = .20) dτ dτ m0 c ¿Es este L bueno? Para responder esta pregunta debemos averiguar si la ecuaci´on (8.19).20) es una buena escogencia. como E = mc2 = γm0 c2 . Si su ecuaci´on (8.7) de Euler-Lagrange coincide con (8. dpα q = F αβ Uβ (8.19). que consiste en proponer un L.7): 183 . γ dτ dτ y en vista de (8. lo que sugiere que intentemos cambiar p0 A0 por pµ Aµ : r dxµ dxµ q µ L = −m0 c − p Aµ (8.19) dτ c Seguiremos la rutina habitual. Veremos en- seguida que efectivamente (8. Para demostrarlo calculemos todas la derivadas que intervienen en (8.

∂L q µ α =− p Aµ.α (8.1). la ra´ız cuadrada que aparece en el lado izquierdo de (8.α (8.16). escribimos entonces: ∂L m0 c dxα q ∂ dxµ = −r − Aµ dxα dxµ dxµ dτ c dxα dτ ∂ ∂ dτ dτ dτ dτ m0 c dxα q = −r − Aµ ηα µ dxµdxµ dτ c dτ dτ m0 c dxα q = −r − Aα (8.α dτ c dτ m0 c dpα q dxµ ∂Aα q µ + = U Aµ.21) dx m0 c r ∂L ∂ dxµ dxµ q ∂ = − m c − pµ Aµ dxα dxα 0 dτ dτ m0 c dxα ∂ ∂ ∂ dτ dτ dτ El primer t´ermino del lado derecho ya fue calculado en (8.21) y (8. Entonces.7): d m c dxα q d q µ − r 0 − Aα = − p Aµ.8): todos los t´erminos en (8.α dτ c dτ ∂xµ c 184 .23) deben calcularse en la trayectoria verdadera. una vez m´as.23) es c: d q d q µ pα + Aα = p Aµ. lo que dec´ıamos respecto a la ecuaci´on (8.22) en (8.22) dxµdxµ dτ c dτ dτ Ya podemos colocar (8. de acuerdo con la f´ormula (8.23) dτ dx dxµ dτ µ c dτ m0 c dτ dτ Recordemos.

20) y mostramos que. asunto que atacaremos enseguida. Es nece- sario que desarrollemos la teor´ıa lagrangiana para coordenadas continuas.20) es una buena escogencia. sino que adem´as se aplica a los campos. r) al campo que queremos estudiar: ´esta es una funci´on continua de las coordenadas (t.12). El campo Aµ (x) juega el papel de coordenada gener- alizada.2 Teor´ıa lagrangiana para coordenadas continuas La formulaci´on lagrangiana no se reduce al estudio de las trayectorias de las part´ıculas.13) y mostramos que.µ U µ = Fαµ U µ . Vemos as´ı que (8. que es part´ıcula libre. dτ c c que coincide con (8. r) de los eventos del espaciotiempo. Al compendiar todos los puntos r del espacio se crea el concepto de “la trayectoria verdadera de ω en todo el 185 . efectivamente. Queremos ahora atacar el pr´oximo nivel. Llamemos ω(t. que son las ecuaciones de Maxwell. es decir. para L propusimos (8. hay tambi´en un n´umero infinito de coordenadas Aµ (x) que forman un continuo. la ecuaci´on de Euler-Lagrange coincide con la ecuaci´on de movimiento (8. Para un r fijo. que son aquellas canti- dades f´ısicas que son funciones continuas del espacio y del tiempo. 8.α − Aα. que es describir el movimien- to del campo. efectivamente. la ecuaci´on de Euler-Lagrange coincide con la ecuaci´on de movimiento (8. Como hay infinitos eventos x que forman un continuo.µ = U µ Aµ.19). Despu´es pasamos al siguiente nivel de complejidad. En estos dos niveles iniciales hemos podido describir el movimiento de la part´ıcula. para L propusimos (8. dando µ dτ dx = U µ: dτ dpα q q + U µ Aα. el campo ω es una funci´on u´nicamente de t.α dτ c c dpα q¡ ¢ q = Aµ. Primero estudiamos el problema m´as simple. Deteng´amonos un momento para mirar hacia atr´as. funci´on a la que llamamos “la trayectoria verdadera del campo ω en el punto fijo r”. las ecuaciones de evoluci´ on del campo. la derivada debe evaluarse en la trayectoria verdadera. que es la part´ıcula sometida a las fuerzas del campo electro- magn´etico. dxµ De nuevo.19).

25) El lagrangiano L es el integral de volumen de una densidad lagrangiana L: Z L = L d3 x (8.µ ∂x ∂x ∂ω.24) δω(t. En vista de (8. y en un volumen V bordeado por una superfi- cie S. trayectorias que no ocurren realmente.µ dt d3 x ∂ω ∂ω. r) que cumplen estas condiciones de frontera: δω(t1 .27) La acci´on (8. Imaginemos trayectorias variadas.µ 186 . Alrededor de ´esta podemos imaginar variaciones.28) escribimos: ZZ 0 = δL dt d3 x (8.11) es entonces: Z t2 Z Z 3 A = L dt d x = L d4 x (8. para todo t (8.espacio”.µ ∂x ∂ω. con unas variaciones δω(t.µ ∂xµ En el lado derecho reconocemos que · ¸ ∂L ∂ ∂ ∂L ∂ ∂L µ δω = µ δω − δω µ . r) = 0 en S. ∂ω. ∂µ ω(x)) (8. Pensemos ahora en una porci´on del espaciotiempo comprendida entre t1 y t2 .30) ∂ω ∂ω.26) V L = L(ω(x).µ ZZ µ ¶ ∂L ∂L ∂ = δω + δω dt d3 x (8.28) t1 V El principio de Hamilton dice que δA = 0 en la trayectoria verdadera.29) ZZ µ ¶ ∂L ∂L = δω + δω. r) = δω(t2 . r) = 0 para todo r (8.

0 t1 V ∂x . la cantidad entre par´entesis debe ser cero: ∂ ∂L ∂L = (8.31) ∂ω ∂x ∂ω.µ ∂ω Como las variaciones δω son arbitrarias.1.33) ∂xµ ∂ω.3: Z Z t2 · ¸ Z t2 Z · ¸ ∂ ∂L 3 ∂ ∂L LD = − δω dtd x − a ∂ω δω d3 x dt V t1 c ∂t ∂ω. Para hacer la formulaci´on lagrangiana se comienza proponiendo una L.µ ∂ω Esta es la ecuaci´on de Euler-Lagrange para un campo ω.25) dice que el resultado es cero. Del mismo modo.31) queda: ZZ µ ¶ ∂ ∂L ∂L δω µ − dt d3 x = 0 ∂x ∂ω.32) En el primer t´ermino de (8. En otras ocasiones se desea construir una teor´ıa que tenga ciertas propiedades y se debe comenzar proponiendo de entrada una L con la simetr´ıa deseada.30) es: ZZ µ ¶ ZZ · ¸ ∂L ∂ ∂L 3 ∂ ∂L δω − µ dt d x = − δω dt d3 x (8.32) se ejecuta la integraci´ on temporal y (8.a (8. Aqu´ı hay cierta dosis 187 . Este lado derecho es una suma de cuatro t´erminos. seg´ un µ recorre los valores 0. decimos que la escogencia de L fue apropiada. As´ı se hace para formular lagrangianamente una ecuaci´on de movimiento dada. Vemos as´ı que LD es cero y (8. en base a la cual se desarrolla la ecuaci´on (8.o sea que (8. en el segundo t´ermino de (8.32) se ejecuta la integraci´on espacial y (8.33) de Euler-Lagrange. Si el resul- tado de ese desarrollo coincide con la ecuaci´on de movimiento del campo.µ Llamemos LD al lado derecho de esta ecuaci´on. Supongamos que se conoce la ecuaci´on de movimiento de un campo.µ ∂xµ ∂ω.2.24) dice que el resultado es cero.

En estos dos puntos.49) dice que el diferencial de volumen dt d3 x es escalar. adem´ as la ecuaci´ on (5. Ahora vamos a pensar en una translaci´on activa de un sistema f´ısico aislado: el sistema f´ısico (el campo). El valor del campo en p2 despu´es de la translaci´on es ω(p1 ). El valor del campo en p2 ha sufrido un cambio: ω(p2 ) → ω(p1 ) = ω(p2 − b). A continuaci´ on veremos que este tensor surge natu- ralmente en el estudio de las translaciones en el espaciotiempo. se translada una cantidad b. El valor del campo en p2 antes de la translaci´on es ω(p2 ). Sean p1 y p2 dos puntos del espacio xyz. mientras permanecen fijos los ejes coordenados y los puntos p1 y p2 : El valor del campo en p1 antes de la translaci´on es ω(p1 ). 188 . pero al proponer una densidad lagrangiana se debe verificar que la L propuesta sea verdaderamente un escalar1 . En general : ω(r) → ω(r − b) Para una translaci´on infinitesimal b = −δa: ω(r) → ω(r + δa) En este momento hacemos una generalizaci´on a cuatro dimensiones.de libertad. Para tal efec- to debemos demostrar primero que bajo una translaci´on infinitesimal δaµ el campo ω y su derivada ∂µ ω sufren unas variaciones dadas por δω = (∂ν ω)δaν y δ∂µ ω = (∂µ ∂ν ω)δaν . el campo ω adopta los valores ω(p1 ) y ω(p2 ). y sea b = p2 − p1 .3 El tensor energ´ıa-momentum La formulaci´on lagrangiana conduce a la formulaci´ on hamiltoniana y al ten- sor energ´ıa-momentum.28) dice entonces que L es escalar. Cuando 1 Ya vimos que A es escalar. la ecuaci´ on (8. 8. El grupo de las translaciones en el espaciotiempo.

Enseguida procedemos a calcular la variaci´on δL ocasionada por una translaci´on infinitesimal δaν . La primera es: ∂L ν δL = δa (8.34) Esta es la f´ormula que nos propusimos demostrar.38) ∂ω ∂∂µ ω 189 . Ella dice c´omo var´ıa el campo bajo la translaci´on. el valor del campo en el evento xµ sufre un cambio: ω(xµ ) → ω(xµ + δaµ ) . Calculamos esta δL de dos maneras. queda finalmente: δ∂µ ω = (∂µ ∂ν ω)δaν (8. ahora veamos c´omo var´ıa la derivada del campo. El tensor can´ onico de energ´ıa y momentum. Tomar derivada ∂µ en ambos lados de(8.34): ∂µ δω = (∂µ ∂ν ω)δaν + (∂ν ω)∂µ δaν δ∂µ ω = (∂µ ∂ν ω)δaν + (∂ν ω)∂µ δaν (8. ∂ω o sea que δω(x) = ω(xµ + δaµ ) − ω(xµ ) = δaν .37) ∂xν y la segunda manera es con la regla de la derivaci´ on en cadena: ∂L ∂L δL = δω + δ∂µ ω (8.el sistema f´ısico se translada una cantidad constante −δaµ .35) Como δaν es constante.36) Concluye as´ı la tarea preliminar que nos hab´ıamos propuesto de calcular las variaciones δω y δ∂µ ω. M´as cortamente: ∂xν δω = (∂ν ω)δaν (8.

µ Igualamos los lados derechos de (8.ν − η µ ν ∂µ L = 0 ∂ω.µ µ ¶ ∂L .µ Ahora.39): µ ¶ ∂L ∂µ ω.40) ∂ω.ν −η ν ∂µ L δaν = 0 ∂ω.En el primer t´ermino del lado derecho utilizar la ecuaci´on (8.ν δaν (8. como las δa son arbitrarias.ν − η ν L = 0 (8.37) y (8.ν µν ∂µ ω −η L = 0 ∂ω.µ Es decir: · µ ¶ ¸ ∂L µ ∂µ ω.µ µ ¶ ∂L µ ∂µ ω.33): µ ¶ ∂L ∂L δL = ∂µ δω + δ∂µ ω ∂∂µ ω ∂∂µ ω Ahora usamos (8.34) y (8. la cantidad entre par´entesis debe ser cero: µ ¶ ∂L ∂µ ω.36): ·µ ¶ ¸ ∂L ∂L δL = ∂µ ∂ν ω + ∂µ ∂ν ω δaν ∂∂µ ω ∂∂µ ω µ ¶ ∂L = ∂µ ∂ν ω δaν ∂∂µ ω µ ¶ ∂L = ∂µ ω.µ 190 .39) ∂ω.ν δaν = (∂ν L) δaν ∂ω.

ω. en vez de la ecuaci´on (8. (8. y por esta raz´on escribimos el sub´ındice “can”.µ Este T µ ν se llama el tensor can´ onico de energ´ıa-momentum. Para un sistema que interact´ua con el exterior. ω˙ = ∂ω/∂t.µ ). la L no es como en (8.ν − η ν L 6= 0 . La conservaci´on de energ´ıa-momentum es consecuencia del aislamiento del sistema.27).ν Tcan (x) = ω − η µν L (8.µ 191 . y al final.21) nos indic´o cu´ales son las cuatro cantidades que se conser- van cuando la divergencia del tensor energ´ıa-momentum es cero. sino L = L(x. La ecuaci´on (7. ∂ω.42) ∂ω. ω.La u ´ltima ecuaci´on se escribe µν ∂µ Tcan = 0. En nuestro caso el tensor can´onico tambi´en tiene divergencia cero.41) con µν ∂L .40) resulta: µ ¶ ∂L µ ∂µ ω. y en consecuencia las cuatro cantidades conservadas son: Z 0ν Tcan (x) d3 x Las cuatro cantidades que hay dentro del integrando dan las densidades de energ´ıa y de momentum: 00 ∂L H = Tcan = ω˙ − L ∂ ω˙ → − 1 0a ∂L − → P = Tcan = − ∇ω c ∂ ω˙ Aqu´ı. Que L dependa expl´ıcitamente de x agrega algunos t´erminos en las ecuaciones que hemos escrito.

en vista de (8.o sea que no hay divergencia nula ni conservaciones. Pero si en µν νµ µν alg´ un problema resulta que Tcan 6= Tcan . necesitamos tensores energ´ıa-momentum que sean sim´etricos. De he- µν νµ cho.45) Ahora.41) concluimos que ∂µ B µν = 0 (8.42) que los ´ındices µ y ν intervienen disparejamente. entonces Tcan es insatisfactorio y se µν µν necesita encontrar otro tensor θ que s´ı sea satisfactorio. es decir. el Tcan es satisfactorio. Se trata de apoyarse en Tcan para construir otro tensor de energ´ıa-momentum θµν que sea satisfactorio. tensor asim´ etrico. En aquellos µν νµ µν problemas felices en los que Tcan = Tcan . Pero regresemos al sistema aislado. Tensor sim´ etrico.44) Se trata de averiguar el tensor desconocido B µν . Para tal efecto vamos a colocar la θµν de la ecuaci´on (8. El Tcan asim´etrico µν debe ser “simetrizado”.43) se obtiene ∂µ Tcan + ∂µ B µν = 0 y. que llamamos B µν : θµν = Tcan µν + B µν (8. o sea que el tensor can´onico µν Tcan no es necesariamente sim´etrico bajo el intercambio de µ y ν. como dec´ıamos en la p´agina 175. en algunos problemas ocurre que Tcan = Tcan y en otros ocurre que µν νµ Tcan 6= Tcan . pero en un primer intento podemos sumarle a Tcan un nuevo tensor. aun desconocido. N´otese en la definici´on (8. es decir: 192 .43).44) en las dos ecuaciones (8.43) µν νµ llegamos a Tcan + B µν = Tcan + B νµ . para el cual la divergencia del tensor can´onico es cero (se conservan la energ´ıa y el momentum). Esto es preocupante ya que.44) en la primera de las condiciones (8.44) en la segunda de las condiciones (8. que cumpla estas dos condiciones: ∂µ θµν = 0 (8. utilizando la ecuaci´on (8.43) θµν = θνµ µν ¿C´omo construir θµν a partir de Tcan ? No hay una regla que sirva para µν todos los casos. Al poner µν (8.

Proponemos: 1 1 L=− Fαβ F αβ − Jα Aα (8.µ µ ¶ 1 ∂Fαβ ∂Fαβ αβ =− F αβ + F 16π ∂Aσ. Comenzamos.46). que en este caso son las cua- tro ecuaciones de Maxwell (6.1-6. en la p´agina 150.45) y (8. La pr´oxima secci´on muestra c´omo se µν simetriza el Tcan del campo electromagn´etico. que la definici´on Fµν = Aν .ν garantiza que las dos ecuaciones homog´eneas de Maxwell se satisfagan autom´aticamente. como es costumbre. debemos construir un nuevo tensor energ´ıa-momentum θ satisfactorio.31). Se propone θµν = Tcan + B µν .µ 193 .4 Formulaci´ on lagrangiana del campo electromagn´etico El campo electromagn´etico nos ofrece una oportunidad para ilustrar con un ejemplo las ideas que hemos desarrollado acerca de la formulaci´ on la- grangiana de los campos. proponiendo una densidad lagrangiana L tal que sus ecuaciones de Euler-Lagrange co- incidan con las ecuaciones de movimiento.2).µ 16π ∂Aσ. B µν − B νµ = Tcan νµ µν − Tcan (8.33) de Euler- Lagrange.µ 1 αβ ∂Fαβ =− F 8π ∂Aσ.µ − Aµ.43). un θµν que cumpla las µν µν condiciones (8. La inc´ognita B µν debe cumplir las ecuaciones (8.µ ∂Aσ. Entonces la u ´nica tarea que debe cumplir L es reproducir a las dos ecuaciones inhomog´eneas. condensadamente escritas en la f´ormula (6.µ ∂Aσ. El campo es Aσ : ∂L 1 ∂ =− F αβ Fαβ ∂Aσ. es decir.46) µν En conclusi´on: cuando Tcan resulta asim´etrico.µ µ ¶ 1 ∂Fαβ ∂F αβ =− F αβ + Fαβ 16π ∂Aσ. 8. Ya vimos sin embargo.47) 16π c Calculemos los t´erminos que intervienen en la ecuaci´on (8.

Nos interesa particularmente el campo de radiaci´on en el vac´ıo.µ 8π ∂Aσ.48) ∂Aσ.33) de Euler-Lagrange es: 1 1 − ∂µ F µσ = − J σ .50): µν 1 µ σ.51) ∂Aσ.µ 4π De otro lado: ∂L 1 = − J σ.47) es una buena densidad lagrangiana. en este caso la ecuaci´on (8.47) da 1 L=− Fαβ F αβ : radiaci´on libre (8. ∂L 1 αβ ∂ = − F (Aβ .49) 4π c que coincide con la ecuaci´on (6. ∂Aσ c entonces la ecuaci´on (8.31) que quer´ıamos obtener.µ 1 αβ σ µ = − F (η β η α − η σ α η µ β ) 8π 1 = − (F µσ − F σµ ) 8π ∂L 1 µσ = − F (8.µ En el lado derecho usamos (8. Vemos as´ı que (8.42).50) 16π µν El tensor can´ onico Tcan . donde Jα es cero.52) 4π 16π 194 .ν 1 µν Tcan =− F σA + η Fαβ F αβ (8.48) y (8. (8. usando la f´ormula (8.β ) ∂Aσ. Vamos a calcular el tensor can´onico de energ´ıa- momentum.α − Aα.ν − η µν L (8. que en nuestro caso es: ∂L µν Tcan = Aσ .

µ − Aµ.46).46). La nueva cantidad debe cumplir las condiciones (8.µ B µν − B νµ = F σA − F σA (8.53) es: 1 µ σ. como en (8. que en vista de (8.56) 4π 1 µσ 1 1 = F ∂σ Aν = ∂σ (F µσ Aν ) − (∂σ F µσ )Aν 4π 4π 4π En el u ´ltimo t´ermino del lado derecho usar la ecuaci´on (7.45) y (8.ν 1 ν σ. esto se resuelve calculando la νµ µν diferencia entre Tcan y Tcan : νµ µν 1 µ σ.σ ) 4π 4π 1 µ ν .µ Tcan − Tcan = F σA − F σA 6= 0 (8.57) 4π c y en el vac´ıo se tiene J µ = 0: 1 B µν = ∂σ (F µσ Aν ) (8. tentativamente. Vamos a remediar este defecto µν a˜ nadi´endole a Tcan una cantidad B µν .σ B µν = F σA (8.26): 1 1 B µν = ∂σ (F µσ Aν ) + J µ Aν (8.53) 4π 4π O sea que el tensor can´onico es asim´etrico.ν − Aν .σ + Aν .σ + Aµ.54) 4π 4π 1 µ 1 ν = F σ (Aσ.σ 1 ν µ. Deteng´amonos inicialmente en la condici´on (8.σ ) − F σ (Aσ.44).σ = F σA − F σA (8.58) 4π 195 .Por las razones que expusimos en la p´agina 175 es importante que inves- µν tiguemos si Tcan es sim´etrico o asim´etrico.ν 1 ν σ. la siguiente propuesta: 1 µ ν .55) 4π 4π Esto sugiere que probemos.σ ) 4π 4π 1 µ 1 ν = F σ (F νσ + Aν .σ ) − F σ (F µσ + Aµ.

ν − Aν . porque es la contracci´on total de un tensor sim´etrico con otro antisim´etrico (v´ease la ecuaci´on (5.Esto es lo que se obtiene al imponer la condici´on (8.56) en (8.52) y (8.58): 1 ∂µ B µν = ∂µ ∂σ (F µσ Aν ) 4π El lado derecho es cero. los tensores θµν y θµ ν son: 196 . Es claro entonces que la escogencia (8.44): 1 µ σ.56) es adecuada.38)). aplicando la derivada ∂µ en ambos lados de (8. Debemos todav´ıa ponerle atenci´on a la condici´on (8.56) es bueno si esa B µν cumple la condici´on (8. Veamos que efectivamente la cumple. El intento (8. Ya estamos en condici´on de colocar (8.46).59) 16π 4π 1 µ 1 µσ θµ ν = η ν Fαβ F αβ − F Fνσ 16π 4π En forma matricial.σ θµν = − F σA + η Fαβ F αβ + F σA 4π 16π 4π 1 µν 1 µ = η Fαβ F αβ − F σ (Aσ.σ ) 16π 4π 1 µν 1 µ νσ = η Fαβ F αβ − F σF 16π 4π He aqu´ı la respuesta final: 1 µν 1 µσ ν θµν = η Fαβ F αβ − F F σ (8.ν 1 µν 1 µ ν .45).45).

 1 2  2 (E + B2) (E × B)x (E × B)y (E × B)z      1 2   (E + B 2 ) −Ex Ey −Ex Ez   (E × B)x 2   −Bx By −Bx Bz   −Ex2 − Bx2        1  1 2  θµν =  −Ex Ey (E + B 2 ) −Ey Ez  4π   (E × B)y 2    −Bx By −Ey2 − By2 −By Bz         1 2 2   −Ex Ez −Ey Ez (E + B )   (E × B)z 2   −Bx Bz −By Bz 2  2   −Ez − Bz  1 2  2 (E + B2) −(E × B)x −(E × B)y −(E × B)z      1   − (E 2 + B 2 ) Ex Ey Ex Ez   (E × B)x 2   +Bx By +Bx Bz   +Ex2 + Bx2        1  1  θµ ν =  Ex Ey − (E 2 + B 2 ) Ey Ez  4π   (E × B)y 2    +Bx By +Ey2 + By2 +By Bz         1 2    (E × B)z Ex Ez Ey Ez − (E + B 2 )    2   +Bx Bz +By Bz 2 2  +Ez + Bz 197 .

198 .

(9.1 Sub´ındices y super´ındices La forma fundamental gµν dxµ dxν se llama intervalo. en general. 9. x. funciones de las coordenadas xα . si quer´ıamos usar coordenadas cartesianas (t. Este cap´ıtulo. de Einstein. z). Estos coeficientes forman una matriz n×n que es sim´etrica. que a eso se dedica. y as´ı lo establecimos en la p´agina 21. Para probar que es sim´etrica notemos que si en (9. pretende dar las bases matem´aticas necesarias para la formulaci´ on de la teor´ıa general de la relatividad. las ecuaciones deb´ıan ser lineales. • El determinante de gµν no es cero. Decimos que un espacio (con coordenadas xµ ) es riemanniano si se cumplen las siguientes tres condiciones: • Existe una forma fundamental gµν dxµ dxν que es invariante bajo trans- formaciones generalizadas de coordenadas.Cap´ıtulo 9 Transformaciones generales de coordenadas Cuando dedujimos las transformaciones de Lorentz nos dimos cuenta de que.1) intercambiamos los nombres de los ´ındices mudos µ y ν obtenemos (ds)2 = gνµ dxν dxµ = gνµ dxµ dxν . • Todas las segundas derivadas de gµν existen y son continuas.1) donde los n2 coeficientes gµν son. Al 199 . y la denotamos (ds)2 : (ds)2 = gµν dxµ dxν . Para el estudio de la relatividad general es necesario salirse de las ecuaciones lineales y abordar las transformaciones generales de coordenadas. y. Comenzamos definiendo los espacios de Riemann.

Por ejemplo. Hay otra matriz muy importante que es la identidad. como por ejemplo: Cµ = gµν C ν C µ = g µν Cν Aα β γ = gνβ Aανγ Aαβγ = g νβ Aα ν γ Claramente podemos usar a g µα para subir un ´ındice en gαν . decimos que es libre. Si multiplicamos ambos lados de la ecuaci´on Aµ ν = B µ Cν por gµσ obten- emos Aσν = Bσ Cν . Ahora definimos la matriz g µα como la inversa de gαν : g µα gαν = δ µ ν (9. Los ´ındices se pueden bajar y subir no s´olo en dxα y en dxα . As´ı mismo. es decir: dxξ = g ξµ dxµ (9.3) Ahora. que denotamos por medio del s´ımbolo δ µ ν . as´ı: g µα gαν = gµν = δµν : gµν = δµν gµ ν = δµ ν Cuando un ´ındice aparece una sola vez en un t´ermino. sino adem´as en cualquier otra cantidad.3) y (9.comparar esto con (9. en B µ Cν los ´ındices µ y ν son libres. si multiplicamos ambos lados de esta ecuaci´on por g ξµ y utilizamos la ecuaci´on (9. como super´ındice y como sub´ındice.4) Las ecuaciones (9.1) concluimos que gµν = gνµ . en B µ Cµ los ´ındices µ est´an contra´ıdos.2) A partir de las n cantidades dxν y la matriz gµν definimos otras n cantidades dxµ de la manera siguiente: dxµ = gµν dxν (9. Por ejemplo. decimos que se trata de ´ındices contra´ıdos.2) encontramos g ξµ dxµ = δ ξ ν dxν . al multiplicar ambos lados de Aµ ν = B µ Cν 200 .4) indican que g µν sirve para “subir” un sub´ındice y gµν sirve para“bajar” un super´ındice. Si una misma letra aparece dos veces en un t´ermino.

ϕ) . Aµν = B µ C ν y Aµ ν = Bµ C ν .por g νσ obtenemos Aµσ = B µ C σ . El intervalo es (ds)2 = (dx1 )2 + r2 (dx2 )2 . x2 ) se calculan usando las f´ormulas (9.3) y (9. (x1 )2 x2 ) = (r.6) 0 1/x1 Finalmente.5) 0 (x1 )2 F´acilmente calculamos el inverso de esta matriz. y la llamamos g αβ : " # 1 0 g αβ = ¡ ¢2 (9. Finalmente.5). las componentes (x1 . x2 ) . Aµν = Bµ Cν .1) identificamos las cuatro entradas de la matriz gαβ : " # 1 0 gαβ = (9. Vemos as´ı que dos ´ındices libres e iguales en ambos lados de una ecuaci´on se pueden subir o bajar. todas estas ecuaciones son equivalentes: Aµ ν = B µ Cν . En conclusi´on. para obtener (x1 .1): (ds)2 = g µν dxµ dxν = gµν dxµ dxν = dxµ dxµ Ejemplo: En el plano podemos usar coordenadas cil´ındricas (r. si multiplicamos ambos lados de Aµσ = B µ C σ por gµν se obtiene Aν σ = Bν C σ . r2 ϕ) La derivada tiene una notaci´on muy compacta: ∂ ∂ ∂µ = = gµν ∂ ν ∂µ = = g µν ∂ν ∂xµ ∂xµ 201 . Reunamos las formas diferentes que conocemos de escribir la ecuaci´on del intervalo (9. que llamaremos (x1 . que escribi- mos sugestivamente as´ı: (ds)2 = dx1 dx1 + (x1 )2 dx2 dx2 + 0 dx1 dx2 + 0 dx2 dx1 y al comparar esto con (9.

∂x02 /∂x1 = sen x2 . x02 ) a las cartesianas. Ahora. si se usa otro sistema de coorde- nadas. y) . x02 = x1 sen x2 (9.2. ϕ) a coordenadas carte- sianas (x. Las transformaciones no lineales son interesantes desde un punto de vista matem´atico. Queremos resaltar un asunto de primera importan- cia: las derivadas ∂x0µ /∂xν no son constantes.9. la transformaci´on ser´ıa: 1 z 0 = z − (v0 t + at2 ) . pensando ahora en la trans- formaci´on que lleva de coordenadas cil´ındricas (r. Si queremos generalizar esta teor´ıa debemos pensar en la transformaci´on que lleva de un observador inercial a otro observador acelerado.2 Transformaciones generales Hemos dicho que xν son las coordenadas de un punto del espacio en un sis- tema de coordenadas no primado.8) Notemos que ∂x01 /∂x1 = cos x2 . asunto que se hace evidente cuando se desea generalizar la relatividad especial. en relatividad galileana y en notaci´on standard. pero tambi´en desde un punto de vista f´ısico. Esto muestra que a´ un 202 . co- mo veremos enseguida: En la relatividad especial se trata de observadores inerciales. podemos escribir la transformaci´on entre los dos sistemas coordenados: x01 = x1 cos x2 . 2 de donde vemos que ∂z 0 /∂t = −v0 − at 6= constante. Este ejemplo pone de presente la importancia de las transformaciones no lineales. ∂x01 /∂x2 = −x1 sen x2 . Llamando (x1 . x2 ) a las coordenadas cil´ındricas y (x01 . lo que marca una diferencia fundamental con las transformaciones lineales discutidas en la secci´on 5.7) ¿Son estas funciones lineales o no lineales? Para responder esta pregunta continuemos el ejemplo de la secci´on anterior. Cada una de las coordenadas primadas x0µ debe ser funci´on de las no primadas xν : x0µ = x0µ (xν ) (9. Pensemos en un observador primado que tiene aceleraci´on a en direcci´on z respecto al no primado. el mismo punto tendr´a coordenadas x0ν . y ∂x02 /∂x2 = x1 cos x2 .

dxµ es. Lo importante es que conociendo las compo- nentes no primadas del vector (que son las dxµ ) podemos llegar a conocer las componentes primadas del vector (que son las dx0µ ) por medio de la f´ormula (9. porque en ambas ecua- ∂x0µ ciones se usan los mismos coeficientes . dedicado a las transformaciones generales de coordenadas.para generalizar la m´as simple de las relatividades. como es la de Galileo. Pensemos enseguida en un conjunto de cuatro cantidades que en las co- ordenadas no primadas aparecen como Aµ .10) ∂xν entonces decimos que A es un vector. es preciso utilizar transformaciones no lineales. mientras que en las coordenadas primadas aparecen como A0µ . Entre dos puntos infinitamente pr´oximos la diferencia de coordenadas no primadas es dxµ y la diferencia de coordenadas primadas es dx0µ . (9.9) ∂xν Una de las piezas m´as importantes en la teor´ıa de transformaciones gener- alizadas de coordenadas es el vector dxµ .9) nos damos cuenta de que A transforma como dx .10) con (9. el vector prototipo. Pero si ocurre que ∂x0µ ν A0µ = A . En este contexto de las transformaciones generalizadas de coordenadas se definen los vectores: 9. Que A sea un vector 203 . El concepto de vector aparece inseparablemente ligado al concepto de las transformaciones de coordenadas.. Nosotros no podemos asegurar de antemano cu´al es la relaci´on entre las A0µ y las Aµ .e. por definici´on.3 Los vectores Tomando diferenciales en ambos lados de la ecuaci´on (9. Decimos que A es un vector ∂xν porque transforma como el vector prototipo (obs´ervese que uno no prueba que dx es un vector). aquellas en las que las derivadas ∂x0µ /∂xν no son constantes.7) encontramos ∂x0µ ν dx0µ = dx (9. Comparando (9. Vemos as´ı plenamente justificado este cap´ıtulo.9). i.

dx3 · ··. El vector dx se caracteriza por sus n componentes contravariantes dx0 . y en particular al paso que se da entre las ecuaciones (5. A1 . en el sentido de que el car´acter vectorial de una cantidad no es una propiedad exclusiva de esa cantidad.no es una propiedad intr´ınseca de A. en vez de las ecuaci´on (5. Vemos que un conjunto de n cantidades puede ser vector respecto a un grupo de transformaciones. de esta manera confirmamos la afirmaci´on que hicimos arriba.11) nos damos cuenta de que xν no transforma como el vector prototipo dxν . La f´ormula (9.9) y (9. y tambi´en c´omo se construyen las cantidades Aµ : Aµ = gµν Aν Decimos entonces que todo vector A se caracteriza por sus n componentes contravariantes A0 .14) y (5. en s´ı misma. dx1 .15). sino que adem´as se refiere a un grupo de transformaciones. generales (9.2.3) dice c´omo se construyen las cantidades dxµ . debemos ahora escribir: ∂x0µ ν x0µ 6= x Transf. Ese paso es inv´ alido en las transfor- maciones generales. y tambi´en se puede caracterizar por sus n componentes covariantes A0 . dx1 . o sea que. Para tal efec- to es preciso deducir antes una identidad importante. y debemos averiguar de qu´e manera transforman las componentes covariantes Aµ . Invitamos al lector a regresar a la secci´on 5. dx3 · · · . A3 · ··.10). Hemos visto que las compo- nentes contravariantes Aµ transforman seg´ un (9. A1 . A3 · · · . pero tambi´en se puede caracterizar por sus n componentes covariantes dx0 .11) ∂xν Comparando las ecuaciones (9. Entonces xν no es un vector bajo el grupo de las transformaciones generales de coordenadas. Hemos dicho que el intervalo (ds)2 es un escalar. es decir. No cualquier conjunto de n cantidades. dx2 . no podemos decir que A es un vector por s´ı s´olo. aunque se rotulen con ´ındices. Aunque s´ı es vec- tor bajo el grupo de las transformaciones lineales. A2 . A2 . sino que el car´acter vectorial de A es una propiedad que tiene A en referencia a la transformaci´on de coordenadas xµ → x0µ . es un vector. Transformaci´ on de las componentes Aµ . dx2 . da lo mismo en todos los sistemas 204 .15). y no serlo respecto a otro grupo.

entonces ∂xπ /∂xµ = δµ π .2): ∂x0λ νπ 0 ∂x0ρ g gλρ = δµ π (9. ∂xµ ∂xν ∂xµ ∂x0λ 205 .9): ∂x0λ ∂x0ρ µ ν gµν dxµ dxν = gλρ 0 dx dx .14) y (9.1) dice que gµν dxµ dxν = gµν Esta ecuaci´on es.13) ∂xµ ∂xν Ahora multiplicar ambos lados de esta ecuaci´on por g νπ y utilizar la ecuaci´on (9. coordenados. ∂xµ ∂xν reunir todo en el lado izquierdo: µ 0λ 0ρ ¶ 0 ∂x ∂x gµν − gλρ dxµ dxν = 0 ∂xµ ∂xν Como esta ecuaci´on debe ser v´alida para todos los valores de dxµ . Ahora. 0 dx0 µ dx0 ν . utilizando la ecuaci´on (9.15): ∂x0λ νπ 0 ∂x0ρ ∂x0λ ∂xπ g gλρ = . la regla de la derivaci´ on en cadena dice que esta ecuaci´on es igual a: ∂x0λ ∂xπ = δµ π (9. la cantidad dentro del par´entesis debe ser cero: 0 ∂x0λ ∂x0ρ gλρ = gµν (9. como las coordenadas xπ son independientes.15) ∂xµ ∂x0λ Igualemos entonces los lados izquierdos de las ecuaciones (9. entonces la ecuaci´on (9.12) Entonces. λ ρ gµν dxµ dxν = gλρ 0 dx0 dx0 (9. obviamente.14) ∂xµ ∂xν De otro lado es claro que.

o sea que la ∂x0ω ∂xµ ∂x0ω ecuaci´on (9.10) para obtener: 0 ∂xπ gωρ A0ρ = Aπ . finalmente: ∂xπ A0ω = Aπ (9. ∂x0ω o sea que. Por supuesto que las componentes dxµ transforman de la misma manera: ∂xπ dx0ω = dxπ (9. ∂xµ y multipliquemos ambos lados de esta ecuaci´on por : ∂x0ω ∂xµ ∂x0λ νπ 0 ∂x0ρ ∂xµ ∂x0λ ∂xπ g gλρ = (9. la regla de ∂x0ω ∂xµ ∂xµ ∂x0λ ∂x0λ la derivaci´on en cadena dice que = = δω λ .16) ∂x0ω ∂xµ ∂xν ∂x0ω ∂xµ ∂x0λ ∂xµ ∂x0λ En ambos lados de esta ecuaci´on aparece el factor .19) ∂x0ω 206 .16) es ∂x0ρ ∂xπ δω λ g νπ gλρ 0 = δω λ ∂xν ∂x0λ ∂x0ρ ∂xπ g νπ gωρ 0 = (9. Ahora multiplicar ambos lados por Aπ : 0 ∂x0ρ ν ∂xπ gωρ A = Aπ ∂xν ∂x0ω En el lado izquierdo utilizamos la ecuaci´on (9.17) ∂xν ∂x0ω Esta es la ecuaci´on importante que quer´ıamos deducir.18) ∂x0ω Este es el modo como transforman las componentes covariantes de cualquier vector A .

21) ∂x0µ ∂x0ν y las componentes mixtas transforman como Aµ Bν : ∂x0µ ∂xβ α T 0µ ν = T β. las componentes covariantes de T transforman como Aµ Bν : 0 ∂xα ∂xβ Tµν = Tαβ . Los tensores de rango 0 reciben el nombre de escalares.22) ∂xα ∂x0ν y como Aµ B ν : ∂xα ∂x0ν T0 µ ν = Tα β (9. Multipliquemos lado a lado estas dos ecuaciones para obtener: ∂x0µ ∂x0ν α β A0µ B 0ν = A B ∂xα ∂xβ Comparando con esta f´ormula.4 Otros tensores Pasemos a estudiar la estructura Aµ B ν . y los de rango 1 se llaman vectores.10). de la mis- ma manera.20) ∂xα ∂xβ Las componentes contravariantes de T transforman como Aµ B ν . las componentes contravari- antes de A y B transforman as´ı: A0µ = (∂x0µ /∂xα )Aα y B 0ν = (∂x0ν /∂xβ )B β . pasamos a definir lo que es un tensor de rango 2. (9.23) ∂x0µ ∂xβ Generalizamos diciendo que los tensores de rango j tienen j ´ındices. De acuerdo con la regla de transformaci´on (9. (9.9. cuando A y B son vectores. Algunas de las componentes de un tensor C de rango 3 transforman as´ı: 207 . de este modo: T es un tensor de rango 2 si ∂x0µ ∂x0ν αβ T 0µν = T (9.

un tensor de rango 4: ∂x0µ ∂x0ν ∂x0σ ∂xγ αβλ A0µνσ ρ = A γ (9.10) por ∂xα se llega a: ∂x0µ ∂xα 0µ ∂xα ∂x0µ ν ∂xα ν A = A = A = δ α ν Aν = Aα ∂x0µ ∂x0µ ∂xν ∂xν Reescribamos esto: ∂xµ 0ν Aµ = A . Para los de rango 2: ∂xµ ∂xν 0αβ T µν = T ∂x0α ∂x0β ∂x0α ∂x0β 0 Tµν = T (9. As´ı mismo: ∂x0ν ∂x0ν 0 Aµ = A ∂xµ ν Esto para tensores de rango 1. Multiplicando ambos lados de la ecuaci´on (9.25) ∂xµ ∂xν αβ ∂xµ ∂x0β 0α Tµ ν = T β ∂x0α ∂xν 208 . El camino inverso -las no primadas en t´erminos de las primadas.24) ∂xα ∂xβ ∂xλ ∂x0ρ Las transformaciones inversas: Hasta el momento hemos presentado la manera de averiguar las componentes primadas de un tensor en t´erminos de las no primadas. ∂x0µ ∂x0ν ∂x0δ αβγ C 0 µνδ = C ∂xα ∂xβ ∂xγ ∂xα ∂xβ ∂xγ C 0 µνδ = Cαβγ ∂x0µ ∂x0ν ∂x0δ ∂xα ∂x0ν ∂xγ C0 µ ν δ = Cα β γ ∂x0µ ∂xβ ∂x0δ Finalmente.es muy f´acil.

entonces A0µνρ ρ es un ten- sor de rango 2. En general. Contracci´ on de ´ındices: Estudiemos la estructura Aµ Bµ . por comparaci´on con dxµ y. En efecto. en general.24) obtenemos ∂x0µ ∂x0ν ∂x0ρ ∂xγ αβλ ∂x0ρ ∂xγ A0µνρ ρ = A γ . En efecto: 1) En la ecuaci´on (9.26) En palabras.10) y (9. si hacemos σ = ρ en la ecuaci´on (9. = δα β . Probemos que si A es un tensor de rango 4. 2. 2) en esta secci´on hemos construido tensores de rangos 0. ∂xα ∂x0µ ∂x0µ ∂xβ Ahora. en general.10) hemos definido los vectores. ν ∂x0α ∂xν 0 β T µ = T ∂xµ ∂x0β α Y los de rango 3: ∂xµ ∂xν ∂xδ 0αβγ C µνδ = C ∂x0α ∂x0β ∂x0γ ∂x0α ∂x0β ∂x0γ 0 C µνδ = C ∂xµ ∂xν ∂xδ αβγ ∂x0α ∂xν ∂x0γ 0 β Cµνδ = C γ ∂xµ ∂x0β ∂xδ α La importancia del vector dxµ : Gran parte de la estructura de los tensores se fundamenta en el vector prototipo dxµ . y 3 a partir de vectores. entonces ∂xα ∂x0µ A0µ B 0 µ = Aµ Bµ (9.18) escribimos ∂x0µ ∂xβ α A0µ B 0 µ = A Bβ . El ejemplo m´as importante es el intervalo dxµ dxµ . entonces ∂xα ∂xβ ∂xλ ∂x0ρ ∂xλ ∂x0ρ 209 . invariante. Pero = δλ γ . un tensor de rango j > 0 transforma as´ı como transforma el producto de j vectores. cuando A y B son vectores. el producto Aµ Bµ es. Usando las reglas de transformaci´on (9.

tambi´en ser´a antisim´etrico en todos los otros sistemas coordenados: T µν = T νµ ⇔ T 0µν = T 0νµ (9.10): ∂A0ν ∂xα ∂ = A0ν (9.20) se prue- ba f´acilmente que si T µν es un tensor sim´etrico en unas coordenadas.25) nos damos cuenta de que gµν transforma como un tensor. En general. El tensor m´ etrico.5 La derivada Veamos la derivada del vector A0µ . Tensores sim´ etricos y antisim´ etricos: Con la ecuaci´on (9. de acuerdo con la ecuaci´on (9. Al comparar las ecuaciones (9. ∂xα ∂xβ que es la forma como transforman los tensores de rango 2. Para tal efecto comen- ∂x0ν zamos escribiendo δµ0 ν = y luego usamos la regla de la derivaci´ on en ∂x0µ cadena: ν ∂x0ν ∂x0ν ∂xα ∂x0ν ∂xβ α δµ0 = = = δβ . δ de Kronecker. tam- bi´en ser´a sim´etrico en cualquier otro sistema coordenado. la contracci´ on de dos ´ındices en un tensor de rango j produce un tensor de rango j − 2. ∂x0µ ∂x0ν αβλ A0µνρ ρ = A λ.28) ∂x0µ ∂x0µ ∂xα 210 . Probemos que δµ ν es un tensor. Se llama el tensor m´etrico y es de primera importancia porque contiene toda la informaci´on acerca de la geometr´ıa del espacio.20). Esto significa que gµν es un tensor.27) F µν = −F νµ ⇔ F 0µν = −F 0νµ 9. empezamos usando la regla de la derivaci´ on en cadena y luego utilizamos la ecuaci´on (9. Y si F µν es anti- sim´etrico en unas coordenadas. ∂x0µ ∂xα ∂x0µ ∂xα ∂x0µ que es ciertamente el modo como transforman los tensores de rango 2.13) y (9.23). de acuerdo con ecuaci´on (9.

de acuerdo con la ecuaci´on (9. en este caso ∂µ s´ı es covariante. en ∂xα ∂xβ consecuencia el segundo t´ermino en el lado derecho de (9.30) ∂x0µ ∂xβ ∂x0µ ∂xα ∂xβ Observemos bien el lado derecho de esta ecuaci´on. La m´as importante de las transformaciones lineales es la de Lorentz y. 211 . ∂xα ∂ ∂x0ν β = A (9.31) no es una operaci´on covariante Esta regla (9.43)). pero esta vez con un escalar φ .23). Si el segundo t´ermino fuera cero. tal como se recuerda.23).30) es cero. Es claro que en este caso las segundas derivadas son cero y.31) ocurre con las transformaciones lin- ∂ 2 x0ν eales. la derivada ∂µ (9. En efecto.42) a la (5.28) a (9. all´ı la derivada de un tensor s´ı era un tensor (v´ease el paso de la ecuaci´on (5. de acuerdo con (9. Pero en el grupo de las transformaciones generalizadas de coordenadas ese segundo t´ermino no es cero. para obtener ∂µ φ = ∂µ0 φ0 : La derivada de un escalar (9. de donde concluimos que la derivada de un vector no es un tensor: En general. sigamos de nuevo los pasos que llevaron de (9.30). quedar´ıa claramente la ley de transformaci´on de los tensores de rango dos. quedan- do limpiamente la transformaci´on de los tensores de rango 2.31) tiene dos excepciones importantes: La primera es cuando el tensor es de rango 0.32) s´ı es una operaci´on covariante La segunda excepci´on de la regla (9.29) ∂x0µ ∂xα ∂xβ ∂xα ∂x0ν ∂Aβ ∂xα ∂ 2 x0ν = + Aβ ∂x0µ ∂xβ ∂xα ∂x0µ ∂xα ∂xβ Escribamos de nuevo la u ´ltima ecuaci´on con notaci´on ∂µ : ∂xα ∂x0ν ∂xα ∂ 2 x0ν ∂µ0 A0ν = ∂α Aβ + Aβ (9.

212 . as´ı: ∂A0µ 0σ ∂A0µ ∂xν ∂A0µ ν dA0µ = dx = dx0σ = dx ∂x0σ ∂xν ∂x0σ ∂xν ∂A0µ ν Es decir. Pero esas segundas derivadas no son cero en las transformaciones generalizadas de coordenadas. Para ver esto en detalle. en el u ´ltimo rengl´on.ν = ∂xν ∂x0ν ∂xν Para mostrar que la derivada de un vector no es una operaci´on covariante hemos seguido unos c´alculos similares a los de la p´agina 134. usemos de nuevo la regla de la derivaci´on en cadena para calcular dA0µ . y concluimos que en las transformaciones generales el diferencial dAµ no es un vector: en general.ν = A0µ. El uso se aclara con los siguientes ejemplos: ∂Aµ ∂A0µ ∂F αβ Aµ. quedar´ıa ∂xν ∂xπ ∂x0µ dA0µ = dAπ .ν = F αβ .Existe una notaci´on concisa para la derivada. dA0µ = dx : ∂xν ∂ dA0µ = (A0µ ) dxν ∂xν µ 0µ ¶ ∂ ∂x = A dxν π ∂xν ∂xπ ∂ 2 x0µ π ν ∂x0µ ∂Aπ ν = A dx + dx ∂xν ∂xπ ∂xπ ∂xν ∂ 2 x0µ π ν ∂x0µ = A dx + dAπ ∂xν ∂xπ ∂xπ ∂ 2 x0µ Si. las segundas derivadas fueran cero. y corriendo el riesgo de repetir un argumento que se ha presentado ya. el diferencial de un tensor no es un tensor. y lo hemos hecho as´ı para mostrar el contraste entre las transformaciones lineales y las generales. que es la regla de transformaci´on de los vectores: en ∂xµπ tal caso dA ser´ıa un vector. Pero la falta de covariancia radica en un nivel m´as profundo: es el diferencial dAµ el que carece de covariancia. y es a trav´es de la coma.

35) Estamos desarrollando una teor´ıa general que puede aplicarse a transfor- maciones cuadridimensionales en el espaciotiempo.20): A0 µ = Λµ ν Aν F 0 µν = Λµ α F αβ Λν β = Λµ α F αβ ΛT β ν O m´as concisamente: A0 µ = Λ Aν (9.La derivada es una operaci´on de primera importancia en la f´ısica.33) ∂xν Con Λ podemos reescribir las ecuaciones (9. como son los simples cambios entre coordenadas cartesianas. parab´olicas. Como ejemplo veamos la transfor- maci´on de coordenadas cartesianas a esf´ericas.13 y 10. Nosotros quisi´eramos escribir esas ecuaciones de modo tensorial.34) F 0 µν = Λ F αβ ΛT (9. que no involucran el tiempo. respectivamente.10) y (9. En las secciones 9. que son los que tienen 1 y 2 ´ındices. cil´ındricas. 213 . y que s´ı son covariantes.5 presentaremos esas nuevas operaciones que se parecen a ∂µ y a d. es muy c´omoda la notaci´on matricial. El problema es que la derivada ∂µ y el difer- encial d no son operaciones covariantes y. que s´ı sean covariantes: estas nuevas operaciones s´ı pueden ser usadas tranquilamente en las ecuaciones de la f´ısica. como lo muestra el hecho de que las ecuaciones de movimiento son ecuaciones difer- enciales. Definamos la matriz cuadrada ∂x0µ Λµ ν = (9. etc.6 Matrices Para los tensores de rangos 1 y 2. como las que ocurren en la gravitaci´on einsteiniana. Pero nuestra teor´ıa general de transformaciones tambi´en puede usarse para resolver problemas sencillos tridimensionales. es preciso que tengamos mucho cuidado cuando queramos utilizarlas. 9. en consecuencia. Debemos construir otras operaciones que se parezcan a ∂µ y d. para que sean covariantes.

x02 . Igualemos estas dos expresiones: ˆ x Vx + 1 1 ˆ y Vy + 1 ˆ z Vz = 1 ˆ r Vr + 1 ˆ θ Vθ + 1 ˆ ϕ Vϕ (9. Vy . 1 ˆθ . r. 1 Las relaciones entre los vectores unitarios (1 ˆy . La primera manera es V = 1 ˆ x Vx + 1 ˆ y Vy + 1 ˆ z Vz y la ˆ ˆ ˆ segunda es V = 1r Vr + 1θ Vθ + 1ϕ Vϕ .37) ˆ ϕ = −1 1 ˆ x sen ϕ + 1 ˆ y cos ϕ Al colocar estas tres ecuaciones en el lado derecho de la ecuaci´on (9. en forma equivalente: Vr = Vx sen θ cos ϕ + Vy sen θ sen ϕ + Vz cos θ Vθ = Vx cos θ cos ϕ + Vy cos θ sen ϕ − Vz sen θ (9. Un trivector cualquiera V se puede expresar en componentes cartesianas y tambi´en en componentes esf´ericas. x1 . Las primeras son (x0 . Vϕ ) : Vx = Vr sen θ cos ϕ + Vθ cos θ cos ϕ − Vϕ sen ϕ Vy = Vr sen θ sen ϕ + Vθ cos θ sen ϕ + Vϕ cos ϕ (9. x3 ) = (ct. y las se- gundas son (x00 . x01 . ϕ). Vθ .36) se encuentran las relaciones que existen entre las componentes cartesianas (Vx .9. Vz ) y las esf´ericas (Vr . x03 ) = (ct. deteng´amonos brevemente para recor- dar un asunto del c´alculo vectorial en el triespacio (x. z).38) Vz = Vr cos θ − Vθ sen θ O.7 Coordenadas esf´ ericas Antes de ejecutar esta transformaci´on. 1 ˆ ϕ ) son ˆr = 1 1 ˆ x sen θ cos ϕ + 1 ˆ y sen θ sen ϕ + 1 ˆ z cos θ ˆθ = 1 1 ˆ x cos θ cos ϕ + 1 ˆ y cos θ sen ϕ − 1 ˆ z sen θ (9. z). x. y.39) Vϕ = −Vx sen ϕ + Vy cos ϕ Ya estamos en condici´on de ejecutar la transformaci´on de coordenadas carte- sianas a esf´ericas. θ. 1 ˆ z ) y (1 ˆr . La transformaci´on es: 214 .36) ˆx. x2 . y.

41) y (9. de acuerdo con (9. −1). −r .35). por medio de la f´ormula (9.1) en coordenadas cartesianas es ds2 = c2 dt2 − dx2 − dy 2 − dz 2 (9.43) Esta es claramente la m´etrica de Minkowski que utilizamos en el cap´ıtulo 5 de la relatividad especial. −1. −1. Usamos entonces (9. −1.40) x02 = arc cos p (x1 )2 + (x2 )2 + (x3 )2 x2 x03 = arctan 1 x Procedemos a calcular las entradas de la matriz Λ. −1. x00 = x0 p x01 = (x1 )2 + (x2 )2 + (x3 )2 x3 (9. Pasamos ahora a calcular el tensor m´etrico en µν coordenadas esf´ericas. que es gEsf´ ericas = αβ Λ gCartesianas ΛT . La inversa de esta matriz es: µν gCartesianas = diag (1.42) Cartesianas Al comparar esta ecuaci´on con (9.44) 215 . −1.33).1) identificamos la matrix diagonal gµν = diag (1. −1. −1. y obtenemos: µν −2 −2 gEsf´ ericas = diag (1. −1) (9.43) para ejecutar el producto de las tres matrices.41)  0 cos θ cos ϕ cos θ sen ϕ −   r r r       sen ϕ cos ϕ  0 − 0 r sen θ r sen θ El intervalo (2. −(r sen θ) ) (9. para obtener   1 0 0 0      0 sen θ cos ϕ sen θ sen ϕ cos θ        Λ= sen θ  (9.

44) es: Esf´ ericas gµν = diag (1. reconocemos las componentes Jr .47)  + −   r r r      Jx sen ϕ Jy cos ϕ − + r sen θ r sen θ Comparando las tres u ´ltimas filas de (9. −1. Jy .45) Esta f´ormula dice que ds2 = dt2 − dr2 − r2 dθ2 − r2 sen2 θ dϕ2 . Jx . Utilizando estas componentes y la ma- triz Λ en la ecuaci´on (9. Tomaremos como ejemplo el vector densidad de la f´ormula (6.46) que es el mismo intervalo (9.42). escrito ahora en coordenadas esf´ericas. µ que es JCartesianas = (ρc. (9. −r2 sen2 θ) (9. Calculemos ahora las componentes de un vector cualquiera en coordenadas esf´ericas.18).34) se obtienen las componentes contravariantes en coordenadas esf´ericas:    1 0 0 0 ρc        0 sen θ cos ϕ sen θ sen ϕ   cos θ   J      x  µ    JEsf´ = sen θ    ericas  0 cos θ cos ϕ cos θ sen ϕ −     r r   r   Jy        sen ϕ cos ϕ    0 − 0 Jz r sen θ r sen θ   ρc    J sen θ cos ϕ + J sen θ sen ϕ + J cos θ   x y z      =  Jx cos θ cos ϕ Jy cos θ sen ϕ Jz sen θ  (9.47) con las formas generales (9. o sea que 216 .La matriz inversa de (9. Jθ y Jϕ .39). −r2 . Jz ).

y. Ejecutamos el producto de las tres matrices para llegar a 217 .8 La relatividad especial Este es un momento oportuno para presentar un ejemplo con transforma- ciones tetradimensionales.47).41) y (6.13).30) para ejecutar el producto de las tres matrices. Ez .35).38). Bx . z) → (ct0 . El resultado es una matriz complicada que contiene las seis componentes carte- sianas (Ex . para lo cual utilizamos f´ormulas del tipo (9. Ey . z 0 ) que es- cribimos en las ecuaciones (5.35) dice que η 0 µν = Λη αβ ΛT . Una de las m´as sencillas de todas. y 0 . Usamos entonces (9. que es FEsf´ ericas = Λ FCartesianas Λ .49)  Eθ Bϕ Br   0 − 2   r r r sen θ       Eϕ Bθ Br  − 0 r sen θ r sen θ r2 sen θ 9. Se llega a:   Eθ Eϕ  0 −Er − −  r r sen θ      Bϕ Bθ   Er 0 −   r r sen θ  µν   FEsf´ ericas =  (9. y no por eso trivial.43).   ρc    Jr    µ   JEsf´ ericas =  Jθ   (9. El tensor m´etrico en las coordenadas no primadas η µν est´a dado por la ecuaci´on (9. µν αβ T por medio de la f´ormula (9. La matriz Λ ya fue calculada en (5. x. es la transformaci´on de Lorentz (ct. Tal matriz se simplifica considerablemente al expresar esas seis componentes cartesianas en t´erminos de las componentes esf´ericas.48)    r    Jϕ r sen θ Calculemos finalmente el tensor electromagn´etico en coordenadas esf´ericas. By . La f´ormula (9. Bz ). x0 .

es decir. 9. podemos reemplazar Aµ ν = A β . como puede verse comparando (6. en particular en los comentarios que siguen a la ecuaci´on (5. Por lo general.9 Ecuaciones tensoriales En esta secci´on veremos algunas propiedades importantes de las ecuaciones entre tensores. las com- ponentes de los tensores sufren grandes modificaciones cuando se hace un cambio de unas coordenadas a otro.50) ∂xµ ∂x0β 0α Si A. ∂x0α ∂xν ∂xµ 0α ∂x0β 0 Bµ = B y Cν = C en la ecuaci´on (9. Esto ya lo hab´ıamos elaborado anteriormente.21). tienen la misma forma en todos los sistemas coordenados. no cambian bajo ninguna transfor- maci´on de coordenadas.44).50) para escribir ∂x0α ∂xν β ∂xµ ∂x0β 0α ∂xµ ∂x0β 0α 0 A β = B Cβ ∂x0α ∂xν ∂x0α ∂xν ∂x0σ ∂xν Multiplicar ambos lados de esta ecuaci´on por : ∂xµ ∂x0ρ 218 . B y C son tensores. por definici´on.43) con (9.49). Esta regla tiene dos excepciones notables: 1) los escalares. a) La m´as importante es que las ecuaciones tensoriales son autom´atica- mente covariantes. o comparando (9.   1 0 0 0    0 −1 0 0    η 0 µν =     0 0 −1 0    0 0 0 −1 En palabras: la m´etrica de Minkowski es invariante bajo transformaciones de Lorentz. Para ver esto consideremos por ejemplo la ecuaci´on Aµ ν = B µ Cν (9. y 2) la m´etrica de Minkowski η es invariante bajo las transformaciones de Lorentz.30) con (9.

51) Comparando (9. y C ν = C en (9.50) es una ecuaci´on covariante porque es la igualdad de dos ten- sores. b) Supongamos que una ecuaci´on es v´alida en todos los sistemas coorde- nados.51) vemos que ∂x0σ µ B 0σ = B .51) con (9. probaremos que B tambi´en es tensor.50) y (9. Las ecuaciones tensoriales son autom´aticamente covariantes. Pensemos que esta ecuaci´on tiene k elementos (factores o sumandos) y supongamos que k − 1 de ellos son tensores.50) escribi- ∂x0α ∂xν ∂xν β mos: ∂xµ ∂x0β 0α ∂x0β µ 0 A β = B Cβ ∂x0α ∂xν ∂xν ∂x0σ ∂xν Multiplicar ambos lados de esta ecuaci´on por : ∂xµ ∂x0ρ ∂x0σ ∂xµ ∂xν ∂x0β 0α ∂x0σ ∂xν ∂x0β µ 0 A β = B Cβ ∂xµ ∂x0α ∂x0ρ ∂xν ∂xµ ∂x0ρ ∂xν ∂x0σ β g σ α g β ρ A0α β = g ρ B µ Cβ0 ∂xµ ∂x0σ µ 0 A0σ ρ = B Cρ ∂xµ Comparando la u ´ltima ecuaci´on con (9. ∂xµ ∂x0β 0α ∂x0β 0 Reemplazando Aµ ν = A β . ∂xµ 219 . ∂x0σ ∂xµ ∂xν ∂x0β 0α ∂x0σ ∂xµ ∂xν ∂x0β 0α 0 A β = B Cβ ∂xµ ∂x0α ∂x0ρ ∂xν ∂xµ ∂x0α ∂x0ρ ∂xν g σ α g β ρ A0α β = g σ α g β ρ B 0α Cβ0 A0σ ρ = B 0σ Cρ0 (9. Para mostrar que esto es cierto supongamos que la ecuaciones (9. entonces el otro elemento tambi´en tiene que ser tensor.51) son verdaderas y que A y C son tensores.50) nos damos cuenta de que tienen la misma forma: (9.

A2 . Si las cantidades f´ısicamente medidas Aµ y A0µ satisfacen la ecuaci´on (9. de alguna manera. A1 . independientes de los sistemas coordenados. Las cantidades f´ısicas deben ser componentes de tensores. Vemos as´ı que toda cantidad 220 . Por ejemplo el campo el´ectrico hace parte del tensor electromagn´etico Fµν y la energ´ıa de una part´ıcula hace parte del cuadrivector momentum pµ . las leyes deben expresarse por medio de enunciados que sean invariantes bajo el grupo de las transformaciones gen- eralizadas de coordenadas. d) Mencion´abamos en la p´agina 213 la necesidad de utilizar otras versiones de ∂µ y d que sean covariantes. A01 . A2 . Este es el Principio de la Covariancia General. La segunda es emp´ıricamente: en las coordenadas xµ se miden las cantidades A0 . Ahora. El Principio indica un m´etodo y una gu´ıa: al formular una teor´ıa f´ısica se deben buscar ecuaciones tensoriales. como en la nota b) hace un par de p´arrafos. A02 . 4.10 Covariancia general Podemos pensar que las leyes de la f´ısica se ubican por encima de los sis- temas coordenados. Acabamos de ver que las ecuaciones tensoriales son autom´aticamente covari- antes bajo el grupo de las transformaciones generalizadas de coordenadas. hemos vis- to que los tensores de rango j tienen 4j componentes. pero podemos pensar que las leyes son. lo que nos lleva a concluir que el Principio se satisface si las leyes de la f´ısica se expresan mediante ecuaciones tensoriales. · · ·. 16. El mismo pensamiento se aplica para establecer si un conjunto de n2 cantidades es un tensor de rango 2: bien sea invocan- do una ecuaci´on en la que aparezca el conjunto en cuesti´on. La primera es invocando una ecuaci´on en la que aparez- can esas cantidades.34). · · · y en las coordenadas x0µ se miden las cantidades A00 . entonces Aµ es un vector. que es lo que nos propusimos demostrar. M´as concretamente. c) Hay dos maneras de establecer si un conjunto de n cantidades A0 . · · · es un vector. o de manera emp´ırica usando la condici´on (9.que es la forma como transforman los vectores: B es un vector. lo que quiere decir que los tensores tienen 1. 9. Por supuesto que para utilizar num´ericamente una ley es necesario erigir antes un sistema coordenado particular. 64 ··· componentes. A1 .35).

O sea que que para demostrar la validez de una ecuaci´on covariante basta probar que la ecuaci´on (9. 64 · · · elementos. Tomemos determinante en ambos lados de esta ecuaci´on: det g 0 µν = det Λ det g αβ det ΛT = (det Λ)2 det g αβ . porque indican los u ´nicos tama˜ nos que las familias pueden tener: no hay familias de 10. Si una ecuaci´on tiene forma covariante y es v´alida en un sistema coordenado. 16. Supongamos que queremos saber si determinada ecuaci´on tensorial es v´ali- da: si la ecuaci´on se cumple en un sistema coordenado. es decir: p | det g 0 µν | | det Λ| = p | det g αβ | De otro lado. entonces tiene que cumplirse en todos los sistemas de coordenadas. de donde: det gαβ p | det gαβ | | det Λ| = q 0 | | det gµν Llamar g ≡ det gαβ y g 0 ≡ det gµν 0 . Entonces: 221 . 16.52) se cumple en un sistema coordenado. 63 miembros. entonces es v´alida en (9. 9.11 El elemento invariante de volumen La f´ormula (9.53) todos los sistemas coordenados.2) 1 vemos que det g αβ = .f´ısica debe ser miembro de alguna familia de 1. Los n´ umeros 1.35) dice que g 0 µν = Λg αβ ΛT . 15. 4. 64 · · · son muy importantes para la f´ısica. tomando determinante en ambos lados de la ecuaci´on (9. 4.

La cantidad Bαβ . pero adem´as es sim´etri- ca.54): p |g| n = p d x.β + gβν. suponiendo que Bαβ = Bβα .α − gαβ.ν ) (9. entonces Aµ Bαβ tiene n2 (n + 1)/2 componentes independientes. el s´ımbo- lo de Christoffel tiene n2 (n + 1)/2 componentes independientes. Para tal efecto comparemos la estructura de Γµ αβ con la estructura de Aµ Bαβ . Es claro entonces que: Z · ¸ · ¸ un tensor p Alg´ Otro tensor |g| d4 x = (9. El Teorema Principal del umenes n-dimensionales dn x0 y dn x cumplen C´alculo Integral dice que los vol´ la condici´on dn x0 = | det Λ| dn x . entonces s´olo tiene n(n + 1)/2 componentes independientes. Contemos cu´antas componentes independientes tiene Γµ αβ utilizando un argumento similar al que empleamos en la secci´on 7.54) |g 0 | | det Λ| se llama el Jacobiano de la transformaci´on.55) p Esto es importante: |g| d4 x es un escalar. como es de dos ´ındices.12 El s´ımbolo de Christoffel El s´ımbolo de Christoffel Γµ αβ se define de la manera siguiente: 1 Γµ αβ = g µν (gνα. p |g| | det Λ| = p (9.5 cuando quer´ıamos calcular el n´ umero de componentes del tensor M αβδ . As´ı mismo.57) 2 Lo primero que debemos notar es que el s´ımbolo de Christoffel es sim´etrico bajo el intercambio de los dos sub´ındices: Γµ αβ = Γµ βα . usar (9.56) de rango j de rango j 9. De otro 222 . y se puede tomar como el ele- mento diferencial de volumen. tiene n2 componentes. o sea que: |g 0 | p p |g 0 | dn x0 = |g| dn x (9.

57) determina totalmente las derivadas gµν . En el fondo estos dos conjuntos son equivalentes: de un lado.α independientes. por ser sim´etrico. (9. Usar (9. o sea que hay n2 (n + 1)/2 derivadas gµν .65) determinan totalmente los s´ımbolos Γ en t´erminos de las derivadas gµν .59) el conjunto de las primeras derivadas de gµν .α : los s´ımbolos Γ son como las primeras derivadas del tensor m´etrico.21): 2 ∂x0β β→α β→ν µ ¶ 1 0µν ∂ ∂xσ ∂xρ = g gσρ + [ ] − [ ] 2 ∂x0β ∂x0ν ∂x0α µ ¶ 1 0µν ∂xσ ∂xρ ∂ = g gσρ + [ ] − [ ] 2 ∂x0ν ∂x0α ∂x0β µ ¶ 1 ∂ h ∂xσ ∂xρ i + g 0µν gσρ +[ ]−[ ] 2 ∂x0β ∂x0ν ∂x0α Para facilitar los c´alculos escribamos este u ´ltimo resultado as´ı: Γ0µ αβ = M + N (9. tiene n(n + 1)/2 componentes independientes. y viceversa. En notaci´on obvia:      ν→β ν→α 1 µν  ∂gνα  Γµ αβ = g + α → ν  −  α → β  . Γµ αβ no es un tensor.α en t´erminos de los s´ımbolos Γ. entonces todas las primeras derivadas gµν .α (9.58) son cero.ν independientes. y de otro lado las ecuaciones (9. y con primas: 2 ∂xβ β→α β→ν      0 ν→β ν→α 1 0µν  ∂gνα  Γ0µ αβ = g + α → ν  −  α → β  .lado el tensor m´etrico gµν . Vemos pues que n2 (n+1)/2 es el n´ umero de s´ımbolos Γµ αβ independientes y 2 n (n+1)/2 es el n´ umero de derivadas gαβ. Si todos los s´ımbolos de Christoffel son cero.60) 223 . El conjunto de los s´ımbolos Γ es como (9.

57) reconocemos Γξ ρω : ∂x0µ ∂xρ ∂xω ξ M= Γ ρω (9.61) ∂xξ ∂x0α ∂x0β Ahora ataquemos el t´ermino N .ω + gση.ω g η + g η − g η 2 ∂xξ ∂x0α ∂x0β ∂x0β ∂x0α ∂x0α ∂x0β 1 ∂x0µ ξη h ∂xρ ∂xω ∂xσ ∂xω ∂xσ ∂xρ i = g gηρ.η 2 ∂xξ ∂x0α ∂x0β ∂x0β ∂x0α ∂x0α ∂x0β ∂x0µ ∂xρ ∂xω 1 ξη = g (gηρ.ω + [ ] − [ ] 2 ∂x0ν ∂x0α ∂x0β µ ¶ 1 ∂x0µ ∂x0ν ξη ∂xσ ∂xρ ∂xω = g gσρ.ρ − gρω. µ ¶ 1 0µν ∂xσ ∂xρ ∂ M = g gσρ + [ ] − [ ] 2 ∂x0ν ∂x0α ∂x0β µ ¶ 1 0µν ∂ h ∂xσ ∂xρ i N = g gσρ + [ ] − [ ] 2 ∂x0β ∂x0ν ∂x0α Desarrollemos por separado cada uno de los t´erminos M y N . El t´ermino M es µ ¶ 1 ∂xσ ∂xρ ∂xω M = g 0µν gσρ.ω η 0ν 0α 0β + 0β 2 ∂x ∂x ∂x ∂x ∂x ∂x ∂x0ν ∂x0α ∂xσ ∂xρ ∂xω i − ∂x0α ∂x0β ∂x0ν 1 ∂x0µ ξη h ρ ω σ ∂xω σ ∂xρ i σ ∂x ∂x ρ ∂x ω ∂x = g gσρ.ω + gωη.ω − gσρ.η ) ∂xξ ∂x0α ∂x0β 2 Con (9.ω +[ ]−[ ] 2 ∂xξ ∂xη ∂x0ν ∂x0α ∂x0β 1 ∂x0µ ξη ∂x0ν h ∂xσ ∂xρ ∂xω ∂xσ ∂xρ ∂xω = ξ g gσρ. que es: 224 .

63) ∂xξ ∂x0α ∂x0β ∂xρ ∂x0α ∂x0β ´til una versi´on de Γ0µ αβ ligeramente diferente de (9.61) y (9.62) ∂xρ ∂x0α ∂x0β Al colocar (9. como esto es una constante.63). sus derivadas son cero: ∂ ∂x0µ ∂ ∂x0µ ∂xρ ∂x0µ ∂ 2 xρ ∂xρ ∂ ∂x0µ 0= = = + ∂x0β ∂x0α ∂x0β ∂xρ ∂x0α ∂xρ ∂x0α ∂x0β ∂x0α ∂x0β ∂xρ Aislar el primer t´ermino del lado derecho: ∂x0µ ∂ 2 xρ ∂xν ∂ ∂x0µ ∂xν ∂xσ ∂ 2 x0µ = − = − ∂xρ ∂x0α ∂x0β ∂x0α ∂x0β ∂xν ∂x0α ∂x0β ∂xν ∂xσ Entonces (9.63) se convierte en 225 . que se Nos ser´a u obtiene muy f´acilmente. µh σ ¶ 1 0µν ∂x ∂ 2 xρ ∂xρ ∂ 2 xσ i N = g gσρ + 0α +[ ]−[ ] 2 ∂x0ν ∂x0α ∂x0β ∂x ∂x0β ∂x0ν La operaci´on [ ] − [ ] es un poco tediosa. Cuatro t´erminos se cancelan mutuamente y al final se obtiene: 1 0µν ∂xσ ∂ 2 xρ N = g gσρ 2 2 ∂x0ν ∂x0α ∂x0β ∂x0µ ∂x0ν ∂xσ ∂ 2 xρ = gσρ g ξη ∂xξ ∂xη ∂x0ν ∂x0α ∂x0β µ ¶ ∂x0µ ∂x0ν ∂xσ ∂ 2 xρ = gσρ g ξη ∂xξ ∂xη ∂x0ν ∂x0α ∂x0β ∂x0µ ∂ 2 xρ = gσρ g ξη (gη σ ) ∂xξ ∂x0α ∂x0β ∂x0µ ∂ 2 xρ = (9.60) llegamos finalmente a: ∂x0µ ∂xρ ∂xω ξ ∂x0µ ∂ 2 xρ Γ0µ αβ = Γ ρω + (9.62) en (9. pero no tiene ninguna dificultad especial. Es claro que ∂x0µ /∂x0 α = gα µ = δα µ .

las cuales se deben en- tender como el resultado de multiplicar a gµξ por Γξ αβ . Desarrollemos el t´ermino V utilizando ∂x0β 1 Sin embargo Γµ αβ s´ı es un tensor bajo el subgrupo de las transformaciones lineales. ∂x0µ ∂xσ ∂xτ ν ∂xν ∂xσ ∂ 2 x0µ Γ0µ αβ = Γ στ − (9. Se define entonces Γµαβ ≡ gµξ Γξ αβ .13 La derivada covariante Dec´ıamos en la p´agina 213 que necesitamos una operaci´on derivada que tenga car´acter tensorial.γ = −g µβ Γα µγ − g µα Γβ µγ (9. γ = Γαβγ + Γβαγ (9. s´ı sirve para construir la derivada covariante que necesitamos. Debemos aclarar. 226 . por ejemplo.65) g αβ .57): gαβ . ∂ 2 x0µ pues en ´estas las segundas derivadas son cero y entonces tambi´en es cero el u ´ltimo ∂xσ ∂xν t´ermino del lado derecho de (9. Al escribir las componentes de los tensores hemos sido muy cuidadosos de no poner un super´ındice encima de un sub´ındice.66) 9. Esta escritura Γµαβ no debe causar confusi´on. Pero. (9. El prop´osito de esta secci´on es construir esta derivada tensorial. tendr´ıamos la ley de transformaci´on de un tensor de rango tres con un ´ındice contravariante y dos covariantes. que en la mayor´ıa de los libros aparece Γµαβ . Hay dos identidades u´tiles que se prueban con facilidad a partir de la definici´on (9. sin embargo. es decir. De otro lado. hemos escrito Γµ αβ aunque Γ no es un tensor. nunca hemos escrito Tαµ .64). Es oportuno hacer un comentario acerca de la notaci´on.67) ∂x0β ∂A0µ donde V = y W = Γ0µ αβ A0α .64) ∂xν ∂x0α ∂x0β ∂x0α ∂x0β ∂xσ ∂xν Si el segundo t´ermino del lado derecho fuera cero. Comencemos escribiendo: ∂A0µ + Γ0µ αβ A0α = V + W .64) no es cero: El s´ımbolo de Christoffel Γµ αβ no es un tensor1 . en general. en algunas es- casas ocasiones es preciso usar las cantidades Γµαβ . el segundo t´ermino del lado derecho de (9. Siguiendo esta costumbre. Aunque Γµ αβ no es un tensor. que al actuar sobre un tensor produzca un tensor.

∂xσ 227 .10): ∂x0β ∂xρ ∂xρ ∂ ∂x0µ σ ∂xρ ∂x0µ ∂Aσ ∂xρ ∂ 2 x0µ σ = A = + A (9. la derivada covariante s´ı lo es.69) en (9.68) y (9.68) ∂x0β ∂xρ ∂xσ ∂x0β ∂xσ ∂xρ ∂x0β ∂xρ ∂xσ Pasemos a desarrollar el t´ermino W usando la ecuaci´on (9.69) ∂xν ∂x0β ∂x0β ∂xσ ∂xν Ya estamos en condici´on de poner (9.10): ∂x0α ξ W = Γ0µ αβ A0α = Γ0µ αβ A ∂xξ Ahora utilizar la ecuaci´on (9. el modo como transforman los tensores de rango 2.22). ∂Aν + Γν ρσ Aσ (9. En conclusi´on. y se llama Derivada Covariante. utilizar (9.64): µ ¶ ∂x0µ ∂xσ ∂xτ ν ∂xν ∂xσ ∂ 2 x0µ ∂x0α ξ W = Γ στ − A ∂xν ∂x0α ∂x0β ∂x0α ∂x0β ∂xσ ∂xν ∂xξ µ ¶ ∂x0µ σ ∂xτ ν ν ∂x σ ∂ 2 x0µ = gξ Γ στ − g ξ Aξ ∂xν ∂x0β ∂x0β ∂xσ ∂xν ∂x0µ ∂xτ ν σ ∂xσ ∂ 2 x0µ ν = Γ στ A − A (9.67) para obtener finalmente: · ¸ ∂A0µ 0µ 0α ∂x0µ ∂xρ ∂Aν ν σ + Γ αβ A = + Γ σρ A ∂x0β ∂xν ∂x0β ∂xρ Pero este es.la regla de la derivaci´on en cadena: ∂xρ ∂ V = A0µ . Es muy importante. seg´ un la regla (9. ∂Aν Aunque y Γν ρσ Aσ no son tensores.70) ∂xρ es un tensor de rango 2.

74) F µν σ . La expresi´on (9. β tam- bi´en transforman como un tensor de rango 2. no hay motivo de preocupaci´on. pero ¿qu´e hacer para tomar la derivada covariante de un escalar? Para resolver esta dificultad recordemos el enunciado (9.73) dice que 228 . y por eso es buena para las ecuaciones tensoriales. y podemos definir la derivada covariante de un escalar como su derivada corriente: φ. β + Γµ βα F αν + Γν βα F µα (9. β = Fµν .β − Γα µβ Aα (9.73) Fµν . seg´un el cual la derivada corriente de un escalar es una operaci´on covariante. Acabamos de ver que la derivada covariante de un vector es un tensor de rango 2. la derivada covariante convierte tensores en tensores. β = Aµ . Aµ . La derivada covariante de tensores de rango mayor que 0 introduce un s´ımbolo de Christoffel por cada ´ındice: F µν . β + Γµ βτ F τ ν σ + Γν βτ F µτ σ − Γτ σβ F µν τ Esta es la regla para tomar la derivada covariante de tensores de rango mayor que 0.71) es la derivada covariante de un vector contravariante. la derivada covariante de un tensor de rango j es un tensor de rango j + 1 . β − Γα µβ Fαν − Γα νβ Fµα (9. α = φ. β = F µν . β transforman como un tensor de segundo rango. De manera independiente se puede probar que las Aµ .71) Aqu´ı estamos usando una notaci´on muy c´omoda: la coma quiere decir deriva- da corriente y el punto y coma quiere decir derivada covariante. β = F µν σ . β = Aµ . La ecuaci´on (9.32). Para las com- ponentes covariantes se escoge: Aµ . β + Γµ βα Aα (9. α En conclusi´on.72) Hemos probado que las componentes Aµ . En general. de acuerdo con la necesidad que mencion´abamos en la p´agina 213 de utilizar operaciones covariantes.

74).73) y (9. ν . ν + Γτ βν Aβ ) − Γτ νµ Aα . µ . El conmutador es: Aα . µ = (Aα . µ = Rα βµν Aβ . ν − Γτ νµ Aα . a diferencia de las derivadas simples. 229 .75) o sea que la derivada covariante cumple la regla usual de la derivada del producto de dos factores. ν . µ + Γα τ µ Aτ . ν basta intercambiar los ´ındices ν y µ.78) Antes de concluir esta secci´on presentamos una identidad importante: gµν . ν ) . µ = (Aα . ν − Γα βν . En general la derivada covariante se maneja con tranquilidad. con soltura. ν − Aα . Esta identidad se prueba f´acilmente a partir de las ecuaciones (9. µ = −Rβ αµν Aβ (9. g µν . β = C µ . α = 0. µ . β Dν + C µ Dν . µ + Γα τ µ (Aτ .76) donde Rα βµν = Γα βµ . la derivada covariante del tensor m´etrico es cero. µ − Γσ βν Γα σµ + Γσ βµ Γα σν (9. debido a la propiedad (9. (C µ Dν ) . ν − Aα . τ Para Aα . las derivadas covariantes no conmutan: Aα . es que. τ = (Aα . (9. ν + Γα τ ν Aτ ). La u ´nica advertencia. ν . muy importante.77) As´ı mismo: Aα .79) En palabras. β (9.α = 0 (9. ν ) . µ .75).

81) y (9. ν − gλη Γσ µκ Γη σν (9.ν + Rα βνσ .83).88) 230 .77).85). µ = 0 (9. Para tal efecto debemos bajar el ´ındice contravariante de Rα βµν . α y Aν son tensores.84) y (9. (9. β . por su origen en las ecuaciones (9.9. µ = 0 (9.80) ∂xρ ∂xσ ∂xπ ∂xδ El tensor de Riemann.78): Debido a que las can- tidades Aµ . y con otra contracci´ on se obtiene el escalar de curvatura R: Rβµ ≡ Rα βµα = Rµβ (9. ex- presa la no conmutatividad de las derivadas covariantes.76) y (9. Que ´este sea un ten- sor significa que bajo una transformaci´on general de coordenadas xµ → x0µ ocurre lo siguiente: ∂x0α ∂x0β ∂x0µ ∂x0ν ρσπδ R0 αβµν = R (9.85) Rα βµν .84) Rλµνκ + Rλκµν + Rλνκµ = 0 (9.83) Rλµνκ = −Rµλνκ = −Rλµκν = Rµλκν (9.86) 1 (Rµ ν − g µ ν R). Aµ . κ + gλη Γσ µν Γη κσ − gλσ Γσ µκ .78). α .77) por gλα : Rλµνκ = gλσ Γσ µν .82) Los tensores (9. Una contracci´on de ´ındices produce el tensor de Ricci Rβµ . β . podemos afirmar que Rν µαβ tambi´en es un tensor: se llama tensor de Riemann.87) 2 Nos disponemos a probar la validez de las identidades algebraicas (9.14 El tensor de Riemann Deteng´amonos un momento en la ecuaci´on (9.82) satisfacen cinco ecuaciones: tres alge- braicas y dos diferenciales: Rλµνκ = Rνκλµ (9.81) R ≡ Rµ µ (9.(9. σ + Rα βσµ . lo que se logra multiplicando ambos lados de la ecuaci´on (9.

η . µ − gµν . en la secci´on 9. κ + gµκ . tendremos ocasi´on de probar la validez de las otras dos identidades (9. κ − Γσ µν (gλξ Γξ σκ + gσξ Γξ λκ ) 2 1 η¡ ¢ = gλ gηµ . λ . µ − gµν .En el lado derecho de esta ecuaci´on los dos u ´ltimos t´erminos se obtienen intercambiando los ´ındices κ y ν en los dos primeros t´erminos: Rλµνκ = gλσ Γσ µν .89) queda finalmente as´ı: 1 Rλµνκ = (gνλ . η . Entonces: 1 ¡ ¢ gλσ Γσ µν . µ .85). κ = gλ η gηµ .84) y (9. κ 2 1 ¡ ¢ = gλσ g ση gηµ . ν + gνη . λ . Entonces (9. ν + gνη . ν − gµν .84).85) son correctas. 231 . Vemos as´ı que las ecuaciones (9. Tambi´en es clara la validez de la ecuaci´on (9. µ − gµν . ν + gνη . η . con (9. ν + gνη . µ − gµν .90) σ ξ σ ξ + gσξ (Γ µκ Γ λν −Γ µν Γ λκ ) Por inspecci´on. κ 2 1 ¡ ¢ − g ση gηµ . κ 2 1¡ ¢ + gηµ . κ − gσξ Γξ λκ Γσ µν − gλξ Γσ µν Γξ σκ 2 N´otese que el u ´ltimo t´ermino del lado derecho cancela exactamente al se- gundo t´ermino de la ecuaci´on (9. κ − gκλ . ν + gνη . (9. ν + gνη . µ − gµν . µ − gµν . κ 2 Ahora.86) y (9. η . es clara la validez de las ecuaciones (9. κ = −g ση (gλξ Γξ σκ + gσξ Γξ λκ ). ν ) 2 (9. (9.83) y (9.87). µ − gµν .17. Luego. η gλσ g ση .89) Desarrollemos el primer t´ermino del lado derecho de esta ecuaci´on: 1 £ ¡ ¢¤ gλσ Γσ µν . η (gλξ Γξ σκ + gσξ Γξ λκ ) 2 1 η¡ ¢ = gλ gηµ .83). κ = gλσ g ση gηµ . µ .83) y (9. κ + gλη Γσ µν Γη κσ − (ν ­ κ) (9. ν + gνη .66) se prueba f´acilmente que gλσ g ση .84).89). η .

92) Rαβµν tiene n2 (n2 −1)/12 componentes independientes. o sea que hay s´olo 6 parejas αβ independientes. la ecuaci´on (9.85) vamos a hacer ν = µ (no sumar ´ındices repetidos): Rλµµκ + Rλκµµ + Rλµκµ = 0 (9. Como Rαβµν tiene cuatro ´ındices. independientes: 232 . pero s´ı lo verificaremos en el caso particular n = 4.La ecuaci´ on (9.84) reducen a 36 el n´umero de componentes independientes. para un espacio de dimensi´on 4 la u´nica informaci´on novedosa contenida en (9. Demostremos que las f´ormulas (9.85) suministra informaci´on nueva cuando los cuatro ´ındices toman valores diferentes. que cuando en (9. Se puede verificar.91) El segundo t´ermino de esta ecuaci´on es cero (debido a (9. En seguida vamos a comprobar que en una geometr´ıa de dimensi´on 4 el tensor de Riemann tiene 20 componentes independientes. Vemos as´ı que (9. Escogemos: µν : 010203121323 Escribamos estas 36 componentes de Rαβµν que son. y cada ´ındice adopta cuatro valores. En Rαβµν la pareja αβ es antisim´etrica. No probaremos esto en general.84)).84). Rαβµν tiene 44 = 256 componentes.83) y (9.85) hay dos ´ındices repetidos se obtiene una ecuaci´on que redunda con (9. escogemos estas seis: αβ : 010203121323 As´ı mismo hay s´olo seis parejas µν independientes.85) es: R0123 + R0312 + R0231 = 0 (9. hasta el momento.91) no aporta nada nuevo.85): En la ecuaci´on (9. En un espa- cio de n dimensiones el tensor de Riemann tiene n2 (n2 − 1)/12 componentes independientes. En conclusi´on.84)) y la suma del primero y el tercero da cero (debido a (9. en general. Por ejemplo.

es sim´etri- co. Decimos que un espacio es curvo si no es plano: un espacio es curvo en un punto dado. con un inter- valo ds2 = dr2 + r2 dθ2 + r2 sen2 θ dϕ2 . si al menos una de las componentes del tensor de Riemann difiere de cero. Una matriz 6 × 6 sim´etrica s´olo tiene 21 entradas independientes (por ejemplo. o matriz. que en un espacio de n dimensiones el tensor de Riemann tiene n2 (n2 − 1)/12 componentes independientes. El diferencial de longitud es la ra´ız cuadrada del intervalo: p ds = dr2 + r2 dθ2 + r2 sen2 θ dϕ2 Pensemos en una circunferencia ecuatorial de radio a. la ecuaci´on (9.15 Plano y curvo Decimos que un espacio es plano en un punto dado. si en ese punto el tensor de Riemann vale cero. 9. es decir. R0101 R0102 R0103 R0112 R0113 R0123 R0201 R0202 R0203 R0212 R0213 R0223 R0301 R0302 R0303 R0312 R0313 R0323 R1201 R1202 R1203 R1212 R1213 R1223 R1301 R1302 R1303 R1312 R1313 R1323 R2301 R2302 R2303 R2312 R2313 R2323 Ahora. Hemos verificado. la ecuaci´on (9. El tensor m´etrico es   1 0 0   g [3] µν =   0 r 2 0   2 2 0 0 r sen θ Para esta geometr´ıa todas las componentes del tensor de Riemann son cero.84) dice que este arreglo cuadrado. en el caso particular n=4. Ejemplo. Los puntos de esta 233 . Finalmente. es decir. las de la diagonal y las que se encuentran por encima de ´esta).92) reduce a 20 el n´ umero de componentes inde- pendientes. si todas las componentes del tensor de Riemann son cero. Consideremos una geometr´ıa en tres dimensiones. o sea que el espacio es plano. si en ese punto el tensor de Riemann no es cero.

es espacio es curvo: 234 . por esta raz´on podemos afirmar que el espacio bidimensional es curvo.93) 0 a2 sen2 θ El tensor de Riemann tiene una componente que difiere de cero: R[2] 1212 = a2 sen2 θ. que es el mismo resultado de la geometr´ıa euclidiana. La l´ınea radial pasa por el polo norte o por el polo sur. La l´ınea radial pasa por el centro R de coordenadas R y tiene θ = π/2. aunque algunas componentes Rα βµν sean diferentes de cero. Al dividir circunferencia sobre radio se obtiene 2πa/a = 2π. y la longitud del radio es ds = dr = a. y la longitud total de la circunferencia es ds = a dϕ = 2πa. Al dividir circunfer- encia sobre radio se obtiene 2πa/(πa/2) = 4. Cuando. Consideremos un espacio bidimensional con intervalo ds2 = a2 dθ2 + a2 sen2 θ dϕ2 . en consecuencia. Para esta geometr´ıa el tensor m´etrico es " # [2] a2 0 g µν = (9. puede ocurrir que todas las Rαβ sean cero y. A lo largo de la circunferencia el elemento R deR longitud es ds = adϕ. dθ = 0.circunferencia tienen θ = π/2. dθ = dϕ = 0. A lo largo de la circunferencia el elemento R Rde longitud es ds = adϕ. dr = 0. Ahora calculemos el radio. r = a. o sea que la longitud del radio es la cuarta parte de la longitud de la circunferencia. R tambi´en sea cero: en este caso. y la longitud total de la circunferencia es ds = a dϕ = 2πa. que es diferente al resultado de la geometr´ıa euclidiana. dθ = 0. al estudiar un espacio. como el que estudiaremos enseguida. aunque el tensor de Ricci y el escalar de curvatura sean cero. Ahora calculemos el radio. el u ´nico indicador de curvatu- ra es Rα βµν . Pensemos en un espacio curvo. es decir πa/2. podemos asegurar que el espacio no es euclidiano y que es curvo. Los puntos de esta circunferencia tienen θ = π/2. Rαβ y R no son indicadores de curvatura. Inmersos en este espacio tridimensional plano puede haber subespacios bidi- mensionales curvos. descubrimos que se puede trazar un c´ırculo tal que el cociente de circunferencia sobre radio no es 2π. Terminado este ejemplo. El diferencial de longitud es la ra´ız cuadrada del intervalo: p ds = a2 dθ2 + a2 sen2 θ dϕ2 Pensemos en una circunferencia ecuatorial de radio a. regresemos a las consideraciones generales sobre curvatura en un espacio de Riemann.

El tensor de Riemann es un campo. o si es plano. As´ı mismo. gµν . una cantidad que cambia de punto a punto del espacio. podemos decir que gµν (E) = diag(±1. la curvatura es una propiedad local. al evaluarse en E. podremos escoger estas coordenadas de modo que todas las primeras derivadas del tensor m´etrico. en otros puntos del espacio. La demostraci´on no es dif´ıcil. Demostraremos que (9. M´as aun. ±1.20. Un espacio puede ser curvo en unos puntos y plano en otros. Con la palabra in- tr´ınseca queremos decir que la curvatura no depende de cu´al es el sistema de coordenadas usado.α (E) = 0.95) α Alguna R βµν 6= 0 ⇒ espacio curvo La curvatura es una propiedad intr´ınseca de un espacio. Un espacio curvo no se puede aplanar con ning´ un cambio de coordenadas. 9. La curvatura es una propiedad local. es decir. si un espacio aparece plano en unas coordenadas. el tensor m´etrico no ser´a diag(±1. espacio plano (9. · · ·) ni los s´ımbolos de Christoffel ser´an cero.3. pero s´ı es larga. · · ·). al evaluarse en E. ±1. y nos tomar´a las secciones 9. curvos o planos. 9. · · ·). es decir. den cero: gµν (E) = diag(±1. En vista del enunciado (9. · · ·). ±1. Γα µν (E) = 0 (9. espacio plano Todas las Rαβ = 0 . ±1.59). Se puede adaptar un sistema de coordenadas de manera que el tensor m´etrico. aparecer´a plano en todos los sistemas coordena- dos: un espacio plano no se puede curvar con ning´un cambio de coordenadas. ser´a cero en todos los sistemas coordenados. En general. En varias secciones de este libro nos dedicaremos a estudiar una propiedad importante que tienen los espacios de Riemann. 235 . sea diag(±1.16.21 y 11.96) es posible en todos los casos: si en el punto E el espacio es curvo.96) se cumplen u ´nicamente en el punto E escogido. Se escoge un punto cualquiera E. ±1.94) Todas las Rα βµν = 0 ⇒ espacio plano R 6= 0 ⇒ espacio curvo Alguna Rαβ 6= 0 ⇒ espacio curvo (9. ±1. ±1. Si el tensor de Riemann es cero en unas coordenadas. R = 0 . ±1.96) Al escribir (E) estamos enfatizando que las condiciones (9.

9.16 Coordenadas adaptadas
Teorema. Es posible [13] erigir un sistema adaptado de coordenadas tal
que, en alg´
un punto E del espaciotiempo, todos los s´ımbolos de Christoffel
valgan cero.

Sea xµ un sistema general, cualquiera, de coordenadas, sin ninguna restric-
ci´on, y sea E un evento cualquiera. Vamos a construir en E un sistema de
coordenadas adaptadas, que llamaremos x ˜µ , y que tiene la siguiente pecu-
˜µ , todos los s´ımbolos de Christoffel valen cero
liaridad: en las coordenadas x
cuando se eval´ uan en E. Para demostrar el teorema propondremos un cam-
bio de coordenadas xµ → x ˜µ y enseguida demostraremos que en las nuevas
˜ dan cero cuando se les eval´
coordenadas los s´ımbolos Γ ua en E. Empecemos
pues proponiendo este cambio de coordenadas:

1 µ
˜µ = (xµ − xµE ) +
x Γ αβ (xα − xαE )(xβ − xβE ) (9.97)
2

Debemos ahora transformar los s´ımbolos de Christoffel a las nuevas coorde-
˜µ , para lo cual utilizamos la f´ormula (9.64):
nadas x

˜µ ∂xσ ∂xτ ν
˜ µ αβ = ∂ x ∂xν ∂xσ ∂ 2 x˜µ
Γ Γ στ − (9.98)
∂xν ∂ x
˜α ∂ x
˜β ˜α ∂ x
∂x ˜β ∂xσ ∂xν

Para desarollar esta f´ormula se toma la derivada en ambos lados de la
ecuaci´on (9.97):

∂x˜µ 1
ν
= gν µ + Γµ αβ , ν (xα − xαE )(xβ − xβE ) + Γµ αβ (xα − xαE )gν β
∂x 2
2
∂ x˜ µ 1
σ ν
= Γµ αβ , ν , σ (xα − xαE )(xβ − xβE ) + Γµ αβ , ν (xα − xαE )gσ β
∂x ∂x 2
+ Γµ αν , σ (xα − xαE ) + Γµ αν gσ α

Ya que debemos evaluar estas derivadas en E, hacemos xα = xαE :

¯ ¯
˜µ ¯¯
∂x ∂2x˜µ ¯¯
= gν µ = Γµ σν |E (9.99)
∂xν ¯E ∂xσ ∂xν ¯E

236

¯
˜ µ ¯
Cuando ponemos estos valores en (9.98) se obtiene Γ αβ ¯ = 0, que es lo
E
que quer´ıamos demostrar.

Veamos c´omo transforman las componentes de los tensores cuando se hace
el cambio de coordenadas xµ → x
˜µ . Tomemos un tensor cualquiera (llamar-
µν
lo T , por ejemplo); de acuerdo con la regla general de transformaciones
(9.20) podemos escribir

˜µ ∂ x
∂x ˜ν αβ
T˜µν = T
∂xα ∂xβ

Esta f´ormula dice que en un punto cualquiera, arbitrario, del espacio, T˜µν
no es igual a T µν . Pero en el punto E las derivadas son deltas de Kronecker,
un (9.99), y en consecuencia T˜Eµν = g µ α g ν β TEαβ = TEµν . En palabras: en el
seg´
punto E, las componentes de los tensores en coordenadas xµ son iguales a las
componentes en coordenadas x ˜µ . Como casos particulares de este resultado
general mencionemos el tensor m´etrico y el tensor de Riemann:

µν µν ˜ αβµν = Rαβµν
g˜E = gE R E E (9.100)

Ya que en el punto E y en coordenadas adaptadas x ˜µ los s´ımbolos de
Christoffel son cero, la derivada covariante (;) es igual a la derivada cor-
riente (,), lo que representa una simplificaci´on considerable. Esto nos mueve
a trazar una estrategia general de simplificaci´on de los procesos matem´aticos.
Pensemos por ejemplo que queremos demostrar la validez de una ecuaci´on
que tiene una derivada covariante. Si queremos demostrar la ecuaci´on en
cualquier sistema coordenado xµ , la derivada covariante nos obliga a calcu-
lar los Γµ αβ , y esto es dispendioso. La idea es escoger un punto, llamarlo
¯ Ey
erigir un sistema de coordenadas adaptadas x µ
˜ . Hemos visto que Γ˜ αβ ¯¯ = 0
µ
E
y, en consecuencia, la derivada covariante (;) se reduce a la derivada corri-
ente (,), que es m´as f´acil de manejar. Si logramos demostrar la ecuaci´on
en coordenadas x ˜µ , la f´ormula (9.52) nos asegura que la prueba ser´a v´alida
tambi´en en cualquier otro sistema de coordenadas xµ . En la pr´oxima secci´on
usaremos esta estrategia para demostrar la validez de la primera identidad
de Bianchi (9.86).

Finalmente, en vista de (9.58), el teorema de esta secci´on dice que es posible

237

˜µ tal que, en alg´
erigir un sistema adaptado de coordenadas x un punto E del

espaciotiempo, todas las primeras derivadas g˜αβ , µ = g˜αβ sean cero.
˜µ
∂x

9.17 Las identidades de Bianchi
Ya estamos en condici´on de demostrar las identidades de Bianchi (9.86) y
(9.87). Comenzaremos con la primera, (9.86). Montamos un sistema coor-
denado x˜µ adaptado al punto E. En estas nuevas coordenadas el tensor de
˜α
Riemann y el s´ımbolo de Christoffel se escriben con tilde: R ˜α
βµν y Γ βµ . De
acuerdo con la definici´on (9.77) :

˜α
R ˜α ˜α ˜σ ˜α ˜σ ˜α
βµν = Γ βµ , ν − Γ βν , µ − Γ βν Γ σµ + Γ βµ Γ σν

˜
Evaluar esta ecuaci´on en el evento E, donde los s´ımbolos de Christoffel Γ
son cero:
¯ ³ ´¯
R˜ α ¯¯ = Γ ˜α − ˜α
Γ
¯
(9.101)
βµν βµ , ν βν , µ ¯
E E


Tomar la derivada :
˜σ
∂x
¯ ³ ´¯
˜α ¯ ˜α ˜α ¯
R βµν , σ ¯ = Γ βµ , ν , σ − Γ βν , µ , σ ¯ . As´ı tambi´en:
E E
¯ ³ ´¯
˜α ¯ ˜α ˜α ¯
R βσµ , ν ¯ = Γ βσ , µ , ν − Γ βµ , σ , ν ¯
E E
¯ ³ ´¯
˜α ¯ ˜ α ˜ α ¯
R βνσ , µ ¯ = Γ βν , σ , µ − Γ βσ , ν , µ ¯
E E

Sumar lado a lado estas tres ecuaciones para obtener

³ ´¯
˜α ˜α ˜α ¯
R βµν , σ + R βσµ , ν + R βνσ , µ ¯ = 0
E

Como en estas coordenadas adaptadas las derivadas corriente y covariante
coinciden, podemos cambiar los signos (,) por los signos (;):

³ ´¯
˜α ˜α ˜α ¯
R βµν ; σ + R βσµ ; ν + R βνσ ; µ ¯ = 0
E

238

Esta ecuaci´on covariante es v´alida en un sistema de coordenadas x˜µ . La
f´ormula (9.53) asegura que tambi´en es v´alida en cualquier otro sistema xµ :

¡ α ¢¯
R βµν ; σ + Rα βσµ ; ν + Rα βνσ ; µ ¯E = 0

La escritura enfatiza que la ecuaci´on es v´alida en el punto E. Pero lo que
hicimos para E tambi´en se puede hacer para cualquier otro punto, o sea que
la ecuaci´on es v´alida en todos los puntos del espacio:

Rα βµν ; σ + Rα βσµ ; ν + Rα βνσ ; µ = 0 (9.102)

Hemos probado as´ı la primera identidad de Bianchi (9.86). Demostremos
ahora la segunda. En (9.102) hacer µ = α:

Rα βαν ; σ + Rα βσα ; ν + Rα βνσ ; α = 0
↓ ↓ ↓
α
−R βνα ; σ Rσβ ; ν g αρ Rρβνσ ; α
↓ ↓
−Rβν ; σ g αρ Rνσρβ ; α

La ecuaci´on queda entonces:

−Rβν ; σ + Rσβ ; ν + g αρ Rνσρβ ; α = 0

Multiplicar por g βν y utilizar la propiedad (9.79):

−R; σ + Rν σ ; ν + g αρ g βν Rνσρβ ; α = 0

−R; σ + Rν σ ; ν + Rα σ ; α = 0

Es decir

1
Rα σ ; α − R;σ = 0 (9.103)
2

239

1
(Rα σ − g α σ R); α = 0
2

Quedan entonces demostradas las identidades de Bianchi. Esta u ´ltima iden-
tidad la queremos presentar en una forma ligeramente diferente, que nos
´til m´as tarde. Multiplicando la ecuaci´on (9.103) por g µσ escribimos
ser´a u
R ; α = 12 g µσ R;σ , y como Rαµ = Rµα tenemos Rµα ; α = 12 g µσ R;σ , es decir:
αµ

1
Rµν ; ν = g µν R;ν (9.104)
2

Esta f´ormula es equivalente a la identidad de Bianchi. Ahora ataquemos el
problema de demostrar que

9.18 El tensor de Riemann es el u
´ nico
que contiene linealmente las primeras derivadas del s´ımbolo de Christoffel
Γ. Lo demostraremos [13] siguiendo este derrotero: calcular las derivadas
Γα µν , δ , averiguar c´omo transforman ( y darse cuenta de que no son ten-
sores), proponer una combinaci´ on lineal de derivadas Γα µν , δ que s´ı trans-
forma como un tensor (al que llamaremos Rρ ξη , σ ), probar que este tensor
Rρ ξη , σ es igual al tensor de Riemann Rρ ξη , σ y, finalmente, demostrar que
siempre se llega al tensor Rρ ξη , σ y no a otro.

∂xσ
Multiplicar ambos lados de (9.63) por :
∂x0µ

∂xσ 0µ ∂xρ ∂xω σ ∂ 2 xσ
Γ αβ = Γ ρω +
∂x0µ ∂x0α ∂x0β ∂x0α ∂x0β


Tomemos la derivada en ambos lados de esta ecuaci´on:
∂x0κ

∂xσ ∂Γ0µ αβ ∂ 2 xσ 0µ ∂xρ ∂xω ∂Γσ ρω
+ Γ αβ =
∂x0µ ∂x0κ ∂x0κ ∂x0µ ∂x0α ∂x0β ∂x0κ
µ ρ ¶
σ ∂ ∂x ∂xω ∂ 3 xσ
+ Γ ρω +
∂x0κ ∂x0α ∂x0β ∂x0κ ∂x0α ∂x0β

240

∂Γσ ρω ∂xη ∂Γσ ρω
En el primer t´ermino del lado derecho hacemos = , y la
∂x0κ ∂x0κ ∂xη
ecuaci´on queda:

∂xσ ∂Γ0µ αβ ∂ 2 xσ 0µ ∂xρ ∂xω ∂xη ∂Γσ ρω
+ Γ αβ =
∂x0µ ∂x0κ ∂x0κ ∂x0µ ∂x0α ∂x0β ∂x0κ ∂xη
µ ρ ¶
σ ∂ ∂x ∂xω ∂ 3 xσ
+ Γ ρω +
∂x0κ ∂x0α ∂x0β ∂x0κ ∂x0α ∂x0β

∂x0λ
Multiplicar ambos lados por y reordenar t´erminos:
∂xσ

∂Γ0λ αβ ∂x0λ ∂xρ ∂xω ∂xη Γσ ρω ∂x0λ ∂ 3 xσ
= +
∂x0κ ∂xσ ∂x0α ∂x0β ∂x0κ ∂xη ∂xσ ∂x0κ ∂x0α ∂x0β
µ ¶
∂x0λ ∂ ∂xρ ∂xω ∂x0λ ∂ 2 xσ
+ Γσ ρω − Γ 0µ
αβ
∂xσ ∂x0κ ∂x0α ∂x0β ∂xσ ∂x0κ ∂x0µ

Y en notaci´on con comas:

∂x0λ ∂xρ ∂xω ∂xη σ ∂x0λ ∂ 3 xσ
Γ 0λ αβ , κ = Γ ρω , η +
∂xσ ∂x0α ∂x0β ∂x0κ ∂xσ ∂x0κ ∂x0α ∂x0β
µ ¶
∂x0λ ∂ ∂xρ ∂xω ∂x0λ ∂ 2 xσ
+ Γσ ρω − Γ0µ
αβ
∂xσ ∂x0κ ∂x0α ∂x0β ∂xσ ∂x0κ ∂x0µ

Observemos bien esta ecuaci´on. Si en el lado derecho hubiera u ´nicamente
el primer t´ermino, podr´ıamos decir que Γλ αβ , κ es un tensor. Pero el lado
derecho tiene m´as t´erminos, y por eso las derivadas Γλ αβ , κ no son tensores.
En seguida veremos que hay una combinaci´ on lineal de estas derivadas que
s´ı es tensor.

˜µ en vez de xµ , y escribimos
Cambiemos ahora la notaci´on: escribimos x
˜0µ en vez de x0µ :
x

˜ 0λ αβ , κ = ∂ x ˜ρ ∂ x
˜0λ ∂ x ˜ω ∂ x˜η ˜ σ ˜0λ
∂x ∂3x ˜σ
Γ Γ +
∂x ˜σ ∂ x
˜0α ∂ x ˜0κ ρω , η
˜0β ∂ x ˜σ ∂ x
∂x ˜0κ ∂ x
˜0α ∂ x
˜0β
µ ρ ¶
˜ σ ˜0λ ∂
∂x ∂x˜ ∂x ˜ω ˜ 0µ ∂ x˜0λ ∂ 2 x ˜σ
+ Γ ρω − Γ αβ ∂ x
∂x˜σ ∂ x
˜0κ ∂ x ˜0α ∂ x
˜0β ˜σ ∂ x
˜0κ ∂ x
˜0µ

241

Supongamos en este momento que tanto las x ˜µ como las x
˜0µ son coordenadas
adaptadas al punto E. Vamos a evaluar la u
´ltima ecuaci´on en E, recordando
˜=Γ
que en ese punto Γ ˜ 0 = 0:

¯ ¯ ¯
¯ ˜0λ ∂ x
∂x ˜ρ ∂ x
˜ω ∂ x
˜η ˜ σ ¯ ∂x˜0λ ∂3x ˜σ ¯
˜ 0λ
Γ αβ , κ ¯ = ¯
Γ ρω , η ¯ + ¯
E ∂x σ
˜ ∂x 0α
˜ ∂x 0β
˜ ∂x˜ 0κ ∂ x
˜ σ ∂ x
˜ 0κ ∂ x
˜ 0α ∂ x
˜ 0β ¯
E E
(9.105)

Sea G el grupo de todas las transformaciones de coordenadas, y sea G 0 el
subgrupo de las transformaciones que llevan de unas coordenadas adaptadas
a otras adaptadas. Observemos la ecuaci´on (9.105). Si en el lado derecho
hubiera u ´nicamente el primer t´ermino, podr´ıamos decir que Γ ˜ 0λ αβ , κ es un
0
tensor bajo el subgrupo G . Pero el lado derecho tiene otro t´ermino, y por eso
˜ 0λ αβ , κ no es un tensor bajo el subgrupo G 0 . En seguida veremos que hay
Γ
una combinaci´on lineal de estas derivadas que s´ı es tensor bajo el subgrupo
G 0 . Se trata de erradicar al segundo t´ermino del lado derecho de (9.105), y
esto no es dif´ıcil. En efecto, notemos que el segundo t´ermino del lado derecho
de (9.105) es sim´etrico bajo la permutaci´ on κ ® β ; entonces, si en ambos
lados de (9.105) restamos la permutaci´ on κ ® β , debe desaparecer el t´ermi-
no inc´omodo:
³ ´¯
˜ 0λ ακ , β ¯¯
˜ 0λ αβ , κ − Γ
Γ
E

µ ¶¯
∂x ˜ρ ∂ x
˜0λ ∂ x ˜ω ∂ x
˜η ˜ σ ˜0λ ∂ x
∂x ˜ρ ∂ x
˜ω ∂ x
˜η ˜ σ ¯
= σ 0α 0β 0κ
Γ ρω , η − σ 0α 0κ 0β
Γ ρω , η ¯¯
∂x
˜ ∂x ˜ ∂x ˜ ∂x˜ ∂x
˜ ∂x ˜ ∂x ˜ ∂x˜ E

En el segundo t´ermino del lado derecho intercambiar los nombres de los
´ındices η y ω:
³ ´¯
˜ 0λ ακ , β ¯¯
˜ 0λ αβ , κ − Γ
Γ
E

µ ¶¯
∂x ˜ρ ∂ x
˜0λ ∂ x ˜ω ∂ x
˜η ˜ σ ˜0λ ∂ x
∂x ˜ρ ∂ x
˜η ∂ x
˜ω ˜ σ ¯
= σ 0α 0β 0κ
Γ ρω , η − σ 0α 0κ 0β
Γ ρη , ω ¯¯
∂x
˜ ∂x ˜ ∂x ˜ ∂x˜ ∂x
˜ ∂x ˜ ∂x ˜ ∂x ˜ E

˜0λ ∂ x
∂x ˜ρ ∂ x
˜ω ∂ x˜η ³ ˜ σ ´¯¯
= ˜
Γ ρω , η − Γ ρη , ω ¯¯
σ
˜σ ∂ x
∂x ˜0α ∂ x
˜0β ∂ x
˜0κ E

Definiendo

242

˜ λ αβ . Nuestro inter´es ha sido construir un tensor que contenga linealmente las primeras derivadas del s´ımbolo de Christoffel.105) nosotros restamos la permutaci´ on κ ® β . sino en R λ βακ . y hemos encontrado que ese tensor es el tensor de Riemann.59) podemos afirmar que 243 . Debemos adem´as probar que fuera del ten- sor de Riemann no hay otro tensor que contenga linealmente las primeras derivadas del s´ımbolo de Christoffel. Claramente. (9. Esto es f´acil. κ − Γ R αβκ ¯ = Γ (9. esta segunda ruta produce otra componente del tensor de Rie- mann. Cuando rastreamos ha- cia atr´as el camino recorrido encontramos que hay otra ruta posible: para erradicar el t´ermino inc´omodo de (9.107) E ∂x σ ˜ ∂x 0α ˜ ∂x 0β ˜ ∂x ˜ 0κ ¯ E ˜ λ αβκ transforma como Esta ecuaci´on dice que. En conclusi´on.106) E E podemos escribir ¯ ¯ ¯ ∂ x ˜ 0λ ∂ x ˜ ρ ∂x ˜ ω ∂x ˜ η ¯ ˜ αβκ ¯ = R 0λ ˜ ρωη ¯ Rσ (9. ˜ λ ¯ Pero R αβκ es tensor bajo G. Anotemos finalmente que lo hecho para el pun- to E tambi´en se puede hacer para cualquier otro punto. ¯ ³ ´¯ ˜ λ ¯ ˜ λ ακ. esto nos per- mite afirmar que en todos los puntos del espacio se cumple la igualdad R λ αβκ = R λ αβκ . pero no produce un tensor diferente al de Riemann. no en R λ αβκ .106) para afirmar que ¯ ¯ ˜ λ αβκ ¯¯ = R R ˜ λ αβκ ¯¯ (9. lo que se escribe R ˜ λ αβκ ¯¯ ¯ ¯ E E ⇒ R λ αβκ ¯E = R λ αβκ ¯E . entonces la ecuaci´on ¯ ˜ λ αβκ ¯ tambi´en es tensor bajo G.β ¯¯ .108) dice que R E Ahora. En vista de (9. Por el momento comparemos las ecuaciones (9. en tal caso terminamos.108) E E En palabras: en el punto E y en coordenadas adaptadas. pero el t´ermino inc´omodo tambi´en se puede erradicar restando la permutaci´on κ ® α . las dos rutas llegan al mismo tensor. en el punto E. si dos tensores son iguales en un sistema coordenado. la cantidad R un tensor bajo el grupo G 0 .¯ tambi´en ser´a¯ n ˜ λ αβκ ¯¯ = R iguales en otro sistema coordenado. R ˜ λ αβκ coincide con el tensor de Riemann.101) y (9.

pero no una transformaci´on cualquiera.109) 2) Las gµν .111) 244 . R λ αβκ es el u ´nico tensor en el que: 1) Aparecen las derivadas gµν . De otro lado. en cierto evento. x (9. Rµν y R tambi´ en son u´ nicos: Veamos que cuando se contraen dos ´ındices en el tensor de Riemann. con m´etrica g αβ . y el u ´nico escalar es R . 9. cualquier valor que nosotros arbitrariamente queramos. tome alg´un valor que nosotros queramos Teorema: Es posible erigir un sistema de coordenadas x ¯µ de tal manera que el tensor m´etrico tome.β (9. sino lineal: ¯µ = bµ ν xν . que es R. Para demostrar este teorema supongamos que tenemos un sistema de co- ordenadas xµ .α y gµν . Analicemos en detalle las posibles contracciones de Rαβµν para producir un tensor de rango dos: Contraer α y ν : g να Rαβµν = Rβµ Contraer α y µ : g µα Rαβµν = −g µα Rαβνµ = −Rβν Contraer α y β : g αβ Rαβµν = 0 Contraer β y µ : g βµ Rαβµν = g βµ Rβανµ = Rαν Contraer β y ν : g βν Rαβµν = −g βν Rβαµν = −Rαµ Vemos as´ı que siempre se termina en el tensor de Ricci.α. siempre se produce el tensor de Ricci.110) a partir de R λ αβκ es Rµν .19 Obligar al tensor m´etrico a que. En conclusi´on: El u ´nico tensor de rango dos que se puede obtener (9.α.β aparecen linealmente. Vamos a hacer una transformaci´on a otro sistema coordenado x¯µ . es claro que con Rµν hay una s´ola contracci´ on posible. en alg´ un punto E del espacio.

tomamos a estos bµ ν como si fueran inc´ognitas.114) es un conjunto de (n2 + n)/2 ecuaciones independientes. pero adem´as es sim´etrico. Derivando dos veces se encuentra: ∂2x¯µ =0 (9. entonces s´olo tiene (n2 +n)/2 componentes independientes.113) Esta ecuaci´on es v´alida en todos los puntos del espacio.111): g¯µν = bµ α bν β g αβ (9. Como el tensor m´etrico es de dos ´ındices.20) para calcular el tensor m´etrico en las nuevas coordenadas: ¯µ ∂ x ∂x ¯ν αβ g¯µν = g . que los datos (que son g µν (E) y g¯µν (E)) admiten la existencia de los coeficientes bµ ν . ∂xα ∂xβ y utilizando (9. en el punto E : g¯µν (E) = bµ α bν β g αβ (E) (9.114) Asignemos a las componentes g¯µν (E) cualesquiera valores que nosotros ar- bitrariamente queramos darles. Tenemos pues (n2 + n)/2 ecuaciones y n2 inc´ ognitas. sin consistencia interna? ¿Ten- emos realmente plena libertad para asignar a las componentes g¯µν (E) los val- ores que caprichosamente queramos? La pregunta se concreta de la manera siguiente: ¿existe el conjunto de coeficientes bµ ν capaz de llevar del g µν (E) inicial al g¯µν (E) caprichoso? Veremos que s´ı existe el conjunto de coeficientes bµ ν .con bµ ν constante. es decir. tiene n2 componentes.112) ∂xσ ∂xν Ahora usamos la ecuaci´on (9. es 245 . En particular. La cuesti´on importante es esta: ¿Acaso esta- mos construyendo un g¯µν (E) contradictorio. y nos preguntamos si acaso hay su- ficientes ecuaciones para averiguar las n2 las inc´ognitas. pero n2 >(n2 + n)/2 . Para demostrar que los datos son compatibles con los coeficientes bµ ν . Esto nos permite afirmar que (9.

evaluados en E .115): en esta f´ormula las variables g¯µν (E) y g µν (E) son datos.. y por consiguiente hay un n´ umero infinito de soluciones para las inc´ognitas bµ α .115) Como hay un n´ umero infinito de soluciones para la matriz b . La primera transformaci´on sigue al teorema de la secci´on 9.80): g¯µν = bµ ρ bν σ g ρσ ¯ αβµν = bα ρ bβ σ bµ δ bν π Rρσδπ R (9.Esto es claro..decir. la ecuaci´on 9. siguiendo las f´ormulas (9. o las de g¯µν (E 00 ) . ya que para obtener g¯µν (E) se necesita hacer una transformaci´on de coordenadas (un conjunto de coefi- cientes bµ ν ) y para obtener g¯µν (E 0 ) se necesita otra transformaci´on. en un punto dado.20 Dos transformaciones sucesivas Ahora vamos a considerar dos transformaciones: xµ → x ˜µ → x¯µ . evaluados en E .19. En conclusi´on.116) 9. cualquier valor que nosotros queramos darle.. evaluado en E . Pero no podemos escoger arbitrariamente las de g¯µν (E) y las de g¯µν (E 0 ) y las de g¯µν (E 00 ). El tensor g¯µν . Podemos escoger las componentes de g¯µν (E) arbitrariamente. s´ı es posible asignar a las componentes g¯µν (E) los valores que nosotros arbitrariamente queramos darles2 . El potencial gravitacional Φ puede ser subido o bajado a nuestro ama˜ no para que Φ adopte. M´as precisamente: en las coordenadas xµ el tensor m´etrico es g µν y los s´ımbolos de Christoffel son Γα µν . 246 . Esta matriz b se averigua por inspecci´on directa de la ecuaci´on (9.16 y la segunda sigue al teo- rema de la secci´on 9. siguen siendo cero.113) y (9. Escribamos de qu´e manera quedan el tensor m´etrico y el de Riemann de- spu´es de esta transformaci´on de coordenadas. 2 Algo similar ocurre en la teor´ıa newtoniana de la gravitaci´ on. no podemos aspirar a deducirla. son cero.. En coordenadas x ˜µ el tensor m´etrico es g˜µν y los s´ımbolos de Christoffel. o las de g¯µν (E 0 ). En coordenadas x ¯µ el tensor m´etrico es g¯µν y los s´ımbolos de Christof- fel.114) se escribe concisamente de la manera siguiente: g¯µν (E) = b g αβ (E) bT (9. tiene cualesquiera componentes que nosotros queramos. Pensan- do en una matriz b cuyas entradas son bµ α . hay m´as inc´ognitas que ecuaciones: el sistema de ecuaciones est´a sub- determinado.

g µν y g¯µν (E) son datos. En conclusi´on.97) y (9. los de Christoffel Γ ˜ sabido que los Γ(E) se volvieron cero en la primera transformaci´on. utilizando la f´ormula (9. cero. en general. en efecto. y Γ pero en E s´ı es cero. sea g¯µν (E) .100): 1 µ ρ ¯µ = bµ ρ (xρ − xρE ) + x b ρ Γ δπ (xδ − xδE )(xπ − xπE ) (9. en el punto E no s´olo Γ ¯=0. La pregunta es ¿c´omo son las coordenadas finales x ¯µ y c´omo son las componentes de los tensores en es- tas coordenadas finales? Para resolver esta pregunta se siguen los siguientes 247 . La segunda transformaci´on x ˜→x ¯ es.118) ¯ αβµν R = bα ρ bβ σ bµ δ bν π Rρσδπ (9. O sea que E . evaluada en el punto E . En efecto.Uno podr´ıa poner en duda que en las u ´ltimas coordenadas x¯ los s´ımbo- ¯ (E) sigan siendo cero. verdaderamente.117) 2 g¯µν = bµ ρ bν σ g ρσ (9. Uno quiere que la m´etrica final. ¯ αβµν = bα ρ bβ σ bµ δ bν π R R ˜ ρσδπ .111) y (9. Se conoce la m´etrica g µν en las coordenadas ini- ciales xµ .64) para escribir la transformaci´on x ˜→x ¯ encontramos: ¯µ ∂ x ¯ µ αβ = ∂ x ˜σ ∂ x ˜τ ˜ ν ˜ν ∂ x ∂x ˜σ ∂ 2 x¯µ Γ Γ στ − ∂x˜ν ∂ x ¯α ∂ x ¯β ¯α ∂ x ∂x ¯β ∂ x ˜σ ∂ x ˜ν ¯ µ αβ no es. Esta ecuaci´on es v´alida en todo el espacio. ¿c´omo garantizamos que siguen siendo cero despu´es de la segunda transformaci´on de coordenadas? En otras palabras: ¿c´omo garantizamos que las x¯ sean coor- denadas adaptadas? Pues as´ı ocurre. y en vista de (9.116). de acuerdo con las f´ormulas (9.112). en E ambos t´erminos del lado derecho son cero: el primer t´ermino porque Γ ˜ ν στ (E) = 0.119) Hagamos una breve recopilaci´on de la doble transformaci´on: Se escoge un punto E . tambi´en Γ (9. y el segundo t´ermino por ˜ = 0 . g¯µν = bµ ρ bν σ g˜ρσ . Esta duda es justificada porque. as´ı: ¯µ = bµ ρ x x ˜ρ .

9. evaluado en E . lo que da como resultado la ecuaci´on (9. por inspecci´on. sin vestigios de la transformaci´on intermedia xµ → x ˜µ . estas ecuaciones muestran una transformaci´on directa xµ → x¯µ .14). que corresponde a M = 0 . Debe resaltarse que estas tres ecuaciones son v´alidas en todos los puntos del espacio. r. rE . que corresponden a las coordenadas in- ˜µ .115) y.120) De otro lado. en otras palabras.pasos: Se escribe la ecuaci´on (9. n´otese que en estas ecuaciones no aparecen cantidades del tipo x ˜ αβµν . al evaluarse en E .21 Un ejemplo A continuaci´on traemos un ejemplo de la doble transformaci´on. g˜µν ni R termedias. Este tensor.119). En la secci´on 13. Conocidos los coeficientes bα ρ .44).1 tendremos ocasi´on de estudiar un problema de primera importancia. en la secci´on 13. en esa expresi´on la variable s . θE .14).117)- (9. las componentes no nulas de los s´ımbolos de Christoffel y del tensor de Riemann. representa a la masa M .14). ϕE ) y el tensor m´etrico est´a dado por (13. O sea que aunque s tiene unidades de longitud. que se llama el radio de Schwarzschild. quiere decir 2GM/c2 . Tambi´en veremos. Veremos que el tensor m´etrico est´a dado por la matriz (13. Finalmente. uno ejecuta las tres ecuaciones (9. queremos que en las coordenadas finales x¯µ el tensor m´etrico. que es el campo gravitatorio ocasionado por una masa puntual M .44): 248 . θ. se obtiene haciendo s = 0 en la ecuaci´on (13. En las coordenadas iniciales xµ = (ct. es:   (1 − s/rE )−1 0 0 0      0 −(1 − s/rE ) 0 0    g (E) =  µν     0 0 −2 −rE 0      0 0 0 −(rE sen θE )−2 (9. de modo que el l´ımite del espacio plano. ϕ) el evento E tiene coordenadas xµE = (ctE . se averigua la matriz b . sea (9.2.

de que una b posible es la siguiente matriz diagonal: à ! p 1 b = bT = diag 1 − s/rE .122) en la f´ormula (9.120) y (9.   1 0 0 0      0 −1 0 0    g¯ (E) =  µν    (9. obteni´endose: ¯ 0101 = R ¯ 1010 = −R ¯ 1001 = −R ¯ 0110 = s R r3 ¯ 0202 = R ¯ 2020 = −R ¯ 2002 = −R ¯ 0220 = s(1 − s/rE ) R − 2r5 (1 − s/r) ¯ 0303 = R ¯ 3030 = −R ¯ 3003 = −R ¯ 0330 = s(1 − s/rE ) R − 5 2r (1 − s/r) sin2 θ ¯ 1212 = R ¯ 2121 = −R ¯ 2112 = −R ¯ 1221 = s(1 − s/r) R 2r5 (1 − s/rE ) ¯ 1313 = R ¯ 3131 = −R ¯ 3113 = −R ¯ 1331 = s(1 − s/r) R 2r5 (1 − s/rE ) sin2 θ ¯ 2323 = R ¯ 3232 = −R ¯ 3223 = −R ¯ 2332 = s R − 7 2 r sin θ Para calcular el tensor m´etrico g¯µν en las coordenadas finales x ¯µ debemos colocar las matrices (13.1 (9. p .119).121) en la ecuaci´on (9.2) y la matriz (9.121)  0 0 −r−2 0   E    0 0 0 −(rE sen θE )−2 Para averiguar la matriz b debemos poner las matrices (9.122) 1 − s/rE Conocida la matriz b . Al hacerlo nos damos cuenta. por simple inspecci´on. Para tal efecto se ponen las vie- jas componentes R ρσδπ (de la secci´on 13. es muy f´acil calcular las componentes R ¯ αβµν del tensor de Riemann en las coordenadas finales x ¯µ .1.122) en la f´ormula (9.118) para obtener: 249 .14) y (9.115).

lleg´andose a: p ¯0 = x 1 − s/rE (ct − ctE ) 1 h s(1 − s/r)(ct − ctE )2 s(r − rE )2 ¯1 = p x 2(r − rE ) + 2 − 2 2 1 − s/rE 2r 2r (1 − s/r) i − r(1 − s/r)(θ − θE )2 − r(1 − s/r)(sen θ)2 (ϕ − ϕE )2 1 1 ¯2 = θ − θE + (r − rE )(θ − θE ) − sen θ cos θ(ϕ − ϕE )2 x r 2 1 ¯3 = ϕ − ϕE + (r − rE )(ϕ − ϕE ) + cot θ (θ − θE )(ϕ − ϕE ) x r El espacio no es plano en el evento E .2 y la matriz (9. No sobra. Para calcularlas se utilizan los t´erminos de Christoffel de la secci´on 13. Ya hemos visto que lo que indica si un espacio es plano o curvo es el tensor de Riemann: acabamos de demostrar que algunas componentes de este tensor difieren de cero.122) en la f´ormula (9. El ejemplo que acabamos de estudiar.121) es la misma (9. y 2) los s´ımbolos de Christoffel son cero.123)      0 0 −r−2 0      0 0 0 −(r sen θ)−2 Es interesante apuntar que pudimos calcular los R ¯ αβµν y los g¯µν sin necesi- dad de averiguar antes las coordenadas finales x ¯µ . En vista de estas dos propiedades uno podr´ıa precipitarse a afirmar que en E el espaciotiempo es plano.   1 − s/rE  1 − s/r 0 0 0         1 − s/r   0 − 0 0  µν g¯ =  1 − s/rE   (9. pero esta afirmaci´on es falsa. y por eso el espaciotiempo descrito por (9.44) del espaciotiempo plano. pone de presente una propiedad general: en todo espacio 250 .123) no es plano ni en E ni en ning´ un otro evento. como ocurre en el espaci- otiempo plano.117). aunque se refiere a un espacio particu- lar de dimensi´on 4.123) es curvo. que presentemos estas coordenadas finales. En el evento E ocurren dos cosas interesantes: 1) la m´etrica (9. sin embargo. ya que el espaciotiempo descrito por (9.

Esto nos dota de herramientas suficientes para construir una teor´ıa general de la relatividad. tal como hab´ıamos mencionado en la p´agina 235. de cualquier dimensi´on n. Damos por terminada la tarea que nos hab´ıamos planteado en la p´agina 235: demostrar que es posible adaptar al punto E un sistema de coorde- nadas de modo que se cumplan las dos condiciones (9. de modo que en E la m´etrica y los s´ımbolos de Christoffel sean como los de un espacio plano. 251 . es posible construir un sistema de coordenadas adaptadas a un punto (llam´emoslo E). asunto que nos ocupar´a a partir del cap´ıtulo 11. pero ese pensamiento es err´oneo: la curvatura o planitud del espacio en E es una propiedad intr´ınseca de la geometr´ıa.96). A primera vista se podr´ıa creer que el espacio se ha aplanado en E .de Riemann.

252 .

cuando la funci´on es estacionaria. esta curva no es la u´nica que pasa por E1 y E2 ya que. Este es un concepto variacional que se refiere a la geod´esica y a todas las curvas arbitrarias cercanas a ella.Cap´ıtulo 10 Las geod´ esicas Pensemos en dos puntos P1 y P2 en la superficie de una esfera. la geod´esica se define como aquella curva en la que la distancia total es estacionaria (en vez de estacionaria se puede usar tambi´en la palabra extremal). Nos preguntamos ahora en cu´al de las curvas la distancia P1 P2 resulta m´ınima. En nuestro caso decimos que a lo largo del arco menor la distancia es esta- cionaria: el c´alculo de la distancia arroja el mismo resultado bien sea que se ejecute a lo largo del arco menor o a lo largo de cualquier otra curva. Existe un n´umero infinito de curvas que pasan por ambos puntos. que pase por P1 y P2 . 10. en efecto. Sean E1 y E2 dos puntos en ese espacio. Pensemos ahora en una curva R E2 pque pasa por estos dos puntos y llamemos longitud total al integral E1 gµν dxµ dxν ejecutado a lo largo de esa curva. Nos proponemos desarrollar el c´alculo variacional para encontrar la geod´esica. hay un n´ umero 253 . en general.1 La ecuaci´on diferencial de las geod´esicas Consideremos un espacio de Riemann con coordenadas xµ e intervalo ds2 = gµν dxµ dxν . es decir. y la respuesta es bien conocida: en el arco menor del c´ırculo m´aximo que pasa por ambos puntos. El c´alculo elemental nos ense˜ na que una funci´on se minimiza cuando se anula una primera derivada. a lo largo de las cuales se puede medir la distancia P1 P2 . Sin embargo. muy cercana al arco menor. Para cualquier geometr´ıa.

on.3) Las ecuaciones de Euler-Lagrange. Dentro del infinito n´umero de curvas que conectan a E1 con E2 hay una muy especial.2 el estudio de los intervalos nulos y negativos. si se hace el cambio L → L. y cada una tiene su propia longitud. M´as expl´ıcitamente. Las variaciones δxµ son infinitesimales y arbitrarias. Llamamos (dλ)2 al intervalo a lo largo de la geod´esica: Parametrizaci´ ·q ¸ dλ = µ gµν (x) dx dxν (10. escribimos x¯=x ¯(λ) . llamada la geod´esica. las co- ordenadas de x ¯ tambi´en son funciones de λ. con la lagrangiana L definida as´ı: r dxµ dxν L ≡ gµν (10.4) dλ dλ 254 .3). pero deben ajustarse a la condici´on de que la curva variada ¯µ + δxµ tambi´en pase por E1 y E2 : x δxµ = 0 en E1 y en E2 (10.infinito de curvas. en la que se extremaliza la longitud total: Z E2 p δ gµν dxµ dxν = 0 en la geod´esica. Pensemos ahora en otra curva diferente a la geod´esica.1) E1 p Hemos cometido una ligereza al tomar la ra´ız cuadrada gµν dxµ dxν . que se construye punto a punto de la manera siguiente: el punto x ¯(λ) se corre una cantidad δx(λ) . o sea que las coordenadas del nuevo punto ser´an x ¯µ (λ) + δxµ (λ) . Vemos as´ı que todos los puntos de la geod´esica y todos los puntos de la nueva curva son funciones del par´ametro escalar λ . es decir. El par´ametro λ es propiedad de la geod´esica y sirve para caracterizar los puntos que a ella pertenecen. Por el momento vamos a suponer que los intervalos son positivos y aplazamos para la secci´on 10. denotando por x ¯ a los puntos de la geod´esica. El problema variacional contenido en la ecuaci´on (10. (10.2) Geod´ esica R La integral λ = E1 dλ es la longitud parcial de la geod´esica desde E1 hasta un punto cualquiera de ella. xµ ¯ =x µ ¯ (λ) . cosa que s´olo puede hacerse cuando el intervalo no es negativo.1) es matem´aticamente igual al de la ecuaci´on (8.

en vez de (8.α − gµα 2 dλ dλ dλ dλ 255 .5) ∂xα Geod´ esica dλ dxα ∂ dλ Geod´esica Los parecidos con el Cap´ıtulo 8 no cesan aqu´ı. entonces (10.8). En efecto.6) es: µ ¶ 1 dxµ dxν d dxν gµν .α − gνα =0 (10. la ecuaci´on (10.6) 2L dλ dλ Geod dλ L dλ Geod Ahora.α − gνα =0 2 dλ dλ dλ dλ Procedemos a transformar la apariencia de esta ecuaci´on: 1 dxµ dxν d ³ dxµ ´ 0 = gµν .α ∂xα 2L dλ dλ La an´aloga de (8.Nos ahorramos los pasos que llevan de (8. en cambio en el problema que ahora nos ocupa ocurre que gµν es variable.15) es ∂L 1 dxν α = gνα dx L dλ ∂ dλ Pongamos ahora las dos u ´ltimas ecuaciones en (10. Concretamente. y simplemente escribimos las ecuaciones de Euler-Lagrange (8.2) afirma que [ L ]Geod = 1. el lector podr´a re- conocer que el problema que queremos atacar es muy parecido al que re- solvimos en los pasos que llevan de la ecuaci´on (8.16).5): · ¸ · ¸ 1 dxµ dxν d 1 dxν gµν .13) a la (8. Pero hay una diferencia importante: en esa ocasi´on la m´etrica ηµν era constante.8) con L en vez de L:   · ¸ ∂L d  ∂L  −   = 0 (10.3) a (8.14) debemos ahora escribir ∂L 1 dxµ dxν = gµν .

4). 10. la ecuaci´on de Euler-Lagrange asociada a la L de (10. µ es antisim´etrico bajo la permutaci´ on µ À ν. µ dλ2 2 dλ dλ d2 xσ σ dxµ dxν 1 σα ¡ ¢ dxµ dxν = + Γ µν + g gαµ . lo que significa que es covariante bajo el grupo de las transforma- ciones generales de coordenadas. ν − gαν . de acuerdo con la ecuaci´on (5.α − gµα. ν − gµν .2 Par´ ametros afines λ recibe el nombre de par´ ametro af´ın.8) es una ecuaci´on tensorial. 1 dxµ dxν ³ d ´ dxµ d2 xµ = gµν . la contracci´on total es cero.8) dλ2 dλ dλ Esta es la ecuaci´on diferencial de las geod´esicas. En otras palabras. En este momento damos un giro a 256 . Conviene apuntar que aunque en el lado izquierdo de (10. µ (10. o sea que: d2 xσ σ dxµ dxν + Γ µν = 0 (10. α dλ 2 dλ dλ d2 xσ 1 σα ¡ ¢ dxµ dxν = + g gαµ . entonces. En la ecuaci´on diferencial de las geod´esicas (10. ν − gαν .8) aparece λ como el par´ametro importante.ν − gµα 2 dλ dλ dλ2 Multiplicar ambos lados por g σα : d2 xσ 1 ¡ ¢ dxµ dxν 0 = 2 + g σα 2gαµ .7) dλ2 dλ dλ 2 dλ dλ ¡ ¢ Se observa que gαµ . Ella es. α + gαµ . ν + gνα . Vemos as´ı que el u ´ltimo t´ermino del lado derecho de la ecuaci´on (10. µ − gµν . La definici´on inicial (10.7) es cero.2) aclara cu´al 2 es el significado de dλ : es el intervalo a lo largo de la geod´esica.8) ninguno de los dos t´erminos es tensor. la variable independiente. en el fondo. ν − g να . (10.α − gµα − gµα 2 dλ dλ dλ dλ dλ2 h1 i dxµ dxν d2 xµ = gµν .38). la suma s´ı da el tensor cero. µ ν mientras que dx dx es sim´etrico.

8). entonces ds2 = dλ2 . podemos afirmar que λ0 = aλ + b tambi´en es un par´ametro af´ın. Hagamos una pausa para ver un ejemplo u ´til de lo que puede ser un par´ametro af´ın. De acuerdo con la ecuaci´on (8.8).8). Decimos que. basados en esa suposici´on. para definir al par´ametro af´ın en base a la ecuaci´on de las geod´esicas: si la ecuaci´on de una geod´esica es (10. entonces λ es un par´ametro af´ın de esa geod´esica.10) ds2 ds ds d2 xσ σ dxµ dxν + Γ µν = 0 part´ıcula masiva (10. En el caso particular del espaciotiempo. Ahora. llamando λ0 = aλ + b.12) 257 . (10. entonces aλ + b tambi´en es par´ametro af´ın (a y b constantes).la presentaci´on.1) supusimos que el intervalo ds2 era positivo y. pero tal afirmaci´on es apresurada: (10.9) Si esta part´ıcula sigue una trayectoria geod´esica.8) es.8) es v´alida u´nicamente para geod´esicas de intervalos positivos. en general.1): ds2 = c2 dτ 2 (10.11) dτ 2 dτ dτ Despu´es de definir el par´ametro af´ın en base a la ecuaci´on de la geod´esica. la ecuaci´on de todas las geod´esicas. A primera vista podr´ıamos afirmar que (10. estamos en condici´on de abordar el asunto de los intervalos nulos y nega- tivos. la ecuaci´on (10.8) se convierte en d2 xσ σ dxµ dxν + Γ µν = 0 dλ02 dλ0 dλ0 Como esta ecuaci´on es de la forma (10. sean ´estas de intervalos positivos. si λ es un par´ametro af´ın de una geod´esica. En efecto. consideremos el tiempo propio dτ de una part´ıcula masiva. en general ds2 = ² dλ2 . Recordemos que justo antes de escribir la ecuaci´on (10. dedujimos la ecuaci´on de las geod´esicas (10. que son s y τ : d2 xσ σ dxµ dxν + Γ µν = 0 part´ıcula masiva (10. nulos o negativos. Hay dos par´ametros afines importantes.

3 Constantes del movimiento dxσ Si llamamos V σ ≡ .8) es: dλ d σ V = −Γσ µν V µ V ν (10. donde encontrar´ a un ejemplo de c´omo las geod´esicas ayudan a determinar el par´ametro af´ın. El valor ² = 0 es para intervalos nulos.13) dλ dλ Esta es la ecuaci´on del intervalo entre dos puntos de la geod´esica. ±1. es claro que dλ2 es directamente el intervalo.donde ² = 0. Para intervalos positivos. Si esos dos puntos pertenecen a la geod´esica. la ecuaci´on de las geod´esicas (10. o sea que gµν dxµ dxν = ²dλ2 . el lector interesado puede dirigirse a la ecuaci´on (13. mientras que ² = ±1 para intervalos positivos o negativos. Para intervalos nulos no hay una regla general que se aplique a todos los casos. En todos los casos dλ2 es una canti- dad positiva. y para intervalos negativos dλ2 es el negativo del intervalo. lo que usualmente ocurre es que la misma ecuaci´on de la geod´esica indica cu´al es el par´ametro af´ın λ que se debe emplear. ds2 = ²dλ2 . De aqu´ı se sigue que dxµ dxν gµν =² (10.45).14) dλ Multiplicar ambos lados de esta ecuaci´on por gασ : d σ gασ V = −gασ Γσ µν V µ V ν dλ d d (gασ V σ ) − V σ gασ = −gασ Γσ µν V µ V ν dλ dλ Es decir: d d (gασ V σ ) = V σ gασ − gασ Γσ µν V µ V ν dλ dλ 258 . 10. El intervalo entre dos puntos cualesquiera del espacio es gµν dxµ dxν = ds2 .

entonces gασ dxσ /dλ es una constante del movimiento.8) y la ecuaci´on gασ dxσ /dλ = constante forman un conjunto redundante.µ − gµν .µ − gµν .ν + gνρ.η − gασ g σρ (gρµ.15) dλ Este es el modo de identificar las “constantes del movimiento”: si la m´etrica es independiente de la coordenada xα . Queda entonces d 1 (gασ V σ ) = gµν .8).15) dice.38) es cero.α = 0 ⇒ gασ es constante (10. Es importante que se reconozca que gασ dxσ /dλ = constante proviene de las ecuaciones (10. en total. y por (5.η − (gαµ. De otro lado. Decimos que una coordenada xα es c´ıclica si xα no aparece en el tensor m´etrico gµν . las n ecuaciones (10. lo que significa que.ρ ) V µ V ν 2 1 = V σ V η gασ.α V µ V ν + (gαµ. entonces.ν + gνα. que a toda coor- denada c´ıclica le corresponde una constante del movimiento. α V µ V ν dλ 2 Esta ecuaci´on dice claramente que dxσ gµν .4) muestra que las coordenadas c´ıclicas tam- poco aparecen en la lagrangiana. 259 . La f´ormula (10. un vistazo a la definici´on (10.η − gασ Γσ µν V µ V ν dλ 1 = V σ V η gασ. En mec´anica cl´asica se usa exactamente el mismo enunciado.µ ) V µ V ν 2 2 Obs´ervese que el u´ltimo t´ermino del lado derecho es la contracci´ on total de un factor sim´etrico con otro antisim´etrico.ν − gνα. dxη = Vσ gασ. o sea que a toda coordenada xα que no aparezca en la lagrangiana se le asocia una constante del movimiento.α ) V µ V ν 2 1 1 = gµν .

15).8). o sea que podremos escribir la ecuaci´on de la l´ınea geod´esica sin que aparezca λ.8).19) K2 µ ¶2 dr La ecuaci´ on del intervalo: Como ² = 1 . entonces. que ahora escribimos cortamente as´ı: dλ 260 . El tensor m´etrico es · ¸ 1 0 gµν = (10.13).8) son ecuaciones de segundo grado.16) 0 r2 La constante del movimiento: La m´etrica es claramente independiente de la dθ variable θ. en estas situaciones.15). en todos ellos el par´ametro af´ın λ ser´a erradicado por completo. Ejemplo: Averiguar las ecuaciones algebraicas de las geod´esicas de la sigu- iente geometr´ıa: ds2 = dr2 + r2 dθ2 . Como las (10. uno debe utilizar la (10.10.17) = Constante (10. su soluci´on puede presentar dificultades. uno dispone de una o varias ecuaciones (10. adem´as de las (10.18) r4 θ˙−2 = (10. En comparaci´on. Para la geometr´ıa dada el intervalo es positivo y podemos escoger el par´ametro af´ın λ igual a s. La llamaremos K: K = r2 θ˙ (10. Es decir. la cantidad gθθ = gθθ θ˙ = r2 θ˙ dλ es constante del movimiento.13) es + dλ µ ¶2 dθ r2 = 1 . A continuaci´ on veremos algunos ejemplos. en los que hay constantes del movimiento. Como recomendaci´on general. la ecuaci´on (10.13) y de las n ecuaciones diferenciales (10.13). de acuerdo con (10. Se presen- tan ocasionalmente casos felices. ² = 1. la (10. y por esto puede ser m´as tratable que las (10.13) tiene derivadas de primer grado.4 Las ecuaciones algebraicas de las geod´ esicas En el caso general disponemos de la ecuaci´on del intervalo (10.8) y de las (10.

llamando z = K/r: dz dθ = − √ 1 − z2 Integrar desde z = 1: Z θ Z z dz dθ = − √ θ0 1 1 − z2 θ − θ0 = arc cos(z) O sea que r cos(θ − θ0 ) = K (10.23) dθ K2 Todav´ıa queda la tarea de resolver esta ecuaci´on.21) dλ dθ dλ dθ µ ¶2 dr Entonces (10. asunto que se facilita si la dr K dr/r2 reescribimos de la manera siguiente: dθ = p = p . µ ¶2 dr + r2 θ˙2 = 1 (10. r4 /K 2 − r2 1 − (K/r)2 Entonces.22) dθ Desenlace: Al colocar la ecuaci´on (10.19) en (10.22) obtenemos: ³ dr ´2 r4 + r2 = (10.20) queda θ˙2 + r2 θ˙2 = 1 .20) dλ Truco: dr dr dθ dr ˙ = = θ (10. de donde: dθ µ ¶2 dr + r2 = θ˙−2 (10.24) 261 .

Esta ecuaci´on del intervalo tiene dos ven- tajas: primero. Si hay constantes del movimiento. ya que la identificaci´ on de las constantes del movimiento (10. pudimos desembarazarnos de dλ uti- lizando combinadamente: a) la constante del movimiento y.8).13).15) se ejecuta a trav´es de la ecuaci´on diferencial de las geod´esicas (10. ellas pueden ser dif´ıciles de resolver o manipular. la ecuaci´on diferencial de las geod´esicas no es independiente de la ecuaci´on del intervalo. De otro lado.14). como (10. 5. s´ı las hemos usado indirectamente. el cual proviene de la ecuaci´on del intervalo ds2 = gµν dxµ dxν . 4. segundo.24).8) y (10. En el ejercicio que acabamos de resolver. En alg´ un mo- mento del an´alisis es preciso erradicar al par´ametro inc´omodo λ. En una geometr´ıa de n dimensiones hay n ecuaciones diferenciales del tipo (10. Es preciso aclarar que aunque no hemos usado las (10. Se dispone de un conjunto de elementos de informaci´on: la ecuaci´on diferencial de las geod´esicas. Estas ecuaciones tienen dos desventajas: primero. en efecto. Recopilaci´on: 1.8) es preciso usar los s´ımbolos de Christoffel. 3. Adem´as de las n ecuaciones diferenciales del tipo (10. los cuales provienen del tensor m´etrico. b) el truco dr/dλ = (dr/dθ)(dθ/dλ).15).13) disponemos de las ecuaciones adicionales (10. Aqu´ı vemos la utilidad de las constantes del movimiento: us´andolas hemos logrado averiguar las l´ıneas geod´esicas sin emplear directamente las ecuaciones (10.8) de las geod´esicas. segundo.8).Esta es la ecuaci´on de la l´ınea recta que est´a a una distancia K del origen y que forma un ´angulo π/2 + θ0 con el eje x. Este conjunto de elementos de informaci´on es redundante. porque adem´as de (10.8) directamente. por 262 . tenemos la ecuaci´on del intervalo (10. 2. porque hay que calcular todos los s´ımbolos de Christoffel. es una ecuaci´on diferencial de primer grado. por ser ecuaciones diferenciales de segundo grado. ella usualmente hace parte de los datos de un problema y. para la construcci´on de (10. lo que la hace com- parativamente f´acil de integrar y manipular. no contenga a la variable λ . la ecuaci´on del intervalo. y las constantes del movimiento. y. desarrollar- las puede ser laborioso. En estos casos podemos aspirar a que la soluci´on final. la soluci´on del problema se facili- ta enormemente.

y). en este caso existe un sistema coordenado x¯µ en el que el tensor m´etrico g¯µν es independiente de todas las coordenadas. que es el de un espacio plano bidimensional. Para apreciar esto regresemos al caso feliz re- ci´en visto.16) sino: · ¸ 1 0 0 1 Es claro que el nuevo tensor m´etrico es independiente de x y de y. La m´etrica.15). la cantidad gϕϕ = gϕϕ ϕ˙ dλ 2 2 = a ϕ˙ sen θ es constante del movimiento. cuando usamos coordenadas cil´ındricas (r. Entonces. independientes del sistema coordenado usado. obviamente. el intervalo se escribir´ıa ds2 = dx2 + dy 2 y el tensor m´etrico no ser´ıa (10. Ejemplo: Averiguar las ecuaciones algebraicas de las geod´esicas de la sigu- iente geometr´ıa: ds2 = a2 dθ2 + a2 sen2 θ dϕ2 . de acuerdo con (10. Si en un espacio hay m constantes del movimiento. el espacio es plano. en efecto. Es decir. y) nos damos cuenta de que hay dos constantes del movimiento. y por consiguiente hay dos constantes del movimiento. θ) us´aramos coordenadas (x. Si el espacio es de dimensi´on n entonces. m ≤ n. Para que nos demos cuenta de la existencia de alguna constante del movimien- to se debe escoger un sistema coordenado adecuado. Si en vez de (r. Otro asunto es si somos capaces de darnos cuenta de si en cierto espacio hay constantes del movimiento. 6. las constantes del movimien- to existen o no existen. Si m = n. La constante del movimiento: Para la geometr´ıa dada el intervalo es pos- itivo y podemos simplemente escoger el par´ametro af´ın λ igual a s. pero no nos damos cuenta f´acilmente de que hay una segunda constante del movimiento. Las geod´esicas existen en el espacio antes de que nosotros tracemos sobre ´este alg´un sistema de coordenadas. Introducimos una constante κ: 263 . Cuando se usan coorde- nadas cartesianas (x. este tensor m´etrico es constante ⇒ su tensor de Riemann es cero ⇒ el espacio es plano. existe un sistema coordenado x¯µ en el que el tensor m´etrico g¯µν es independiente de m coordenadas.las anotaciones consignadas en el numeral 4. dada en la ecuaci´on (9. As´ı mismo.93). es claramente independiente de dϕ la variable ϕ. θ) nos damos cuenta de que hay una constante. ² = 1.

Integrar: dϕ Z Z dθ ± dϕ = √ sen θ κ sen2 θ − 1 Las tablas de integrales [14] traen esta integral para κ > 1: cos θ tan(ϕ + ϕ0 ) = ∓ √ κ sen2 θ − 1 No es dif´ıcil convertir esta f´ormula en algo m´as manejable.13) es ³ dθ ´2 ³ dϕ ´2 a2 + a2 sen2 θ = 1 dλ dλ ³ dθ ´2 a2 + a2 sen2 θ ϕ˙ 2 = 1 (10. de donde: dϕ µ ¶2 dθ + sen2 θ = (a ϕ) ˙ −2 (10.27) dλ dϕ dλ dϕ Entonces (10.25) La ecuaci´ on del intervalo: Como ² = 1.26) queda as´ı: ³ dθ ´2 a2 ϕ˙ 2 + a2 sen2 θ ϕ˙ 2 = 1 .28) obtenemos: dθ p = ± sen θ κ sen2 θ − 1 .26) dλ Truco: dθ dθ dϕ dθ = = ϕ˙ (10. Para tal efecto 264 . 1 a ϕ˙ sen2 θ = √ . la ecuaci´on (10.28) dϕ Desenlace: Al colocar la ecuaci´on (10. de donde: κ ˙ −2 = κ sen4 θ (a ϕ) (10.25) en (10.

esa intersecci´on es un c´ırculo m´aximo. el cateto opuesto cos θ. X. Sin embargo. el cateto adyacente √ κ sen2 θ − 1 y la hipotenusa κ − 1 sen θ. entonces las tres expresiones entre par´entesis en la u ´ltima ecuaci´on repre- sentan las coordenadas cartesianas X. es decir. de tal manera que uno de los ´angulos agudos sea ϕ + ϕ√0 . De ese dibujo leemos el seno del ´angulo ϕ + ϕ0 : cos θ sen(ϕ + ϕ0 ) = √ κ − 1 sen θ y expandimos sen(ϕ + ϕ0 ) = sen ϕ0 cos ϕ + cos ϕ0 sen ϕ: cos θ sen ϕ0 cos ϕ + cos ϕ0 sen ϕ = √ κ − 1 sen θ 1 sen ϕ0 (a sen θ cos ϕ) + cos ϕ0 (a sen θ sen ϕ) = √ (a cos θ) κ−1 Hasta el momento las coordenadas (θ. ellos configuran la intersecci´ on entre el plano y la superficie esf´erica. Y y Z son las coordenadas de los puntos que pertenecen a ese plano.dibujemos esta f´ormula en un tri´angulo rect´angulo. que son las geod´esicas. Conclusi´on: a trav´es de dos puntos cualesquiera de la esfera pasa un c´ırculo m´aximo. carentes de significado. Ahora. 265 . este c´ırculo tiene dos arcos. pero como esos puntos tambi´en pertenecen a la su- perficie esf´erica. si pensamos que ellas son coordenadas esf´ericas. Y y Z de los puntos que pertenecen a una superficie esf´erica de radio a: 1 sen ϕ0 X + cos ϕ0 Y = √ Z κ−1 Esta ecuaci´on es de la forma AX + B Y + C Z = 0 Aqu´ı reconocemos claramente la ecuaci´on de un plano que pasa por el cen- tro de la esfera. ϕ) son signos abstractos.

La propuesta (10. entonces.30) verdader- amente soluciona el problema. (10. No aspiramos a encontrar la f´ormula general de la m´etrica que corresponde a la pendiente p(x) dada. la cantidad gyy dλ = gyy y˙ = f (x) y˙ es constante del movimiento. de acuerdo con (10. Introducimos una constante a: p f (x) y˙ = ²/a .31) es 266 .30) es claramente independi- dy ente de la variable y. a−1/2 es la constante del movimiento asociada a la coordenada y.30) es particular: una m´etrica diagonal e in- dependiente de la coordenada y. Para resolver este problema basta seguir de atr´as hacia adelante alguno de los dos ejemplos reci´en vistos. En esta m´etrica. y): dada la pendiente p(x) = dx de una geod´esica.29) es decir:  ³ ´  a f 2 (x) − f (x) p2 (x) 0   gµν =   (10. a es una constante y f (x) es cualquier funci´on de x.32) La ecuaci´ on del intervalo: La ecuaci´on (10.15). Para probar que (10. No es dif´ıcil verificar que una soluci´on es: ³ ´ ds2 = a f 2 (x) − f (x) p2 (x) (dx)2 + f (x) (dy)2 .29) escribimos ³ ´ µ ¶2 µ ¶2 2 2 dx dy a f (x) − f (x) p (x) + f (x) = ² (10. de donde: ˙ −2 = a f 2 ²(y) (10.31) dλ dλ La constante del movimiento: La m´etrica (10.13) y (10.30): Reescribir la ecuaci´ on (10.29): Combinando las ecuaciones (10. encontremos las geod´esicas de (10.30) 0 f (x) Aqu´ı.El problema inverso. averiguar una m´etrica. Consideremos el siguiente problema para un es- dy pacio bidimensional en coordenadas (x.

dy p (x) Concluimos entonces que la m´etrica de la f´ormula (10. cuyos puntos est´an caracterizados por medio del par´ametro escalar Λ (no hemos querido llamarlo λ. que es la hip´otesis inicial de este problema. que s´ı es covariante. de donde: dy ³ ´ µ ¶2 2 2 dx a f − f p (x) + f = ²y˙ −2 dy Desenlace: En el lado derecho de la u ´ltima ecuaci´on usamos la ecuaci´on (10.5 Derivada a lo largo de una curva Apunt´abamos en la p´agina 213 que el diferencial d no es una operaci´on co- variante.33) queda as´ı: ³ ´ µ ¶2 2 2 dx a f − f p (x) y˙ 2 + f y˙ 2 = ² . 267 . no necesariamente geod´esica. Ha llegado el momento de definir otra operaci´on. porque el s´ımbolo λ lo reservamos exclusivamente para denotar el par´ametro af´ın de las geod´esicas). Consideremos una curva cualquiera.29) es verdaderamente una soluci´on. que denotaremos con la letra may´ uscula D. ³ ´ µ ¶2 2 2 dx a f (x) − f (x) p (x) ˙ 2=² + f (x) (y) (10. dy a f 2 − f p2 (x) µ ¶ dx 2 1 o sea que = 2 . es decir: dy µ ¶2 dx a f2 − f =³ ´ .32).33) dλ Truco: dx dx dy dx = = y˙ dλ dy dλ dy Entonces la ecuaci´on (10. 10. para obtener: ³ ´ µ ¶2 2 2 dx a f − f p (x) + f = af 2 . Supongamos que en la regi´on del espacio donde ella est´a.

ν .35) en la u ´ltima ecuaci´on: D2 Aµ d2 Aµ d Γµ αβ α dxβ µ dAα dxβ µ 2 β α d x = + A + Γ αβ + Γ αβ A DΛ2 dΛ2 dΛ dΛ dΛ dΛ dΛ2 dAσ dxρ dxβ dxρ + Γµ σρ + Γµ σρ Γσ αβ Aα dΛ dΛ dΛ dΛ 268 . Al vector (10. dxν y dΛ . y en lo que sigue. Ahora. deseamos que tal cantidad sea un tensor bajo el grupo de las transformaciones general- izadas de coordenadas. ν (10.35). Motivados por dAµ /dΛ. Nuestro primer intento ser´ıa proponer dAµ /dΛ. ν = Aµ . y como estamos en el contexto de las transformaciones de coordenadas.35) se le puede tomar de nuevo la derivada a lo largo de la curva: µ ¶ D2 Aµ D DAµ = DΛ2 DΛ DΛ µ ¶ µ ¶ d DAµ DAσ dxρ = + Γµ σρ dΛ DΛ DΛ dΛ Coloquemos (10.34) y (10.34) DΛ dΛ N´otese que este es verdaderamente un tensor (un vector). entonces DAµ ∂Aµ dxν µ α dx ν = + Γ αν A DΛ ∂xν dΛ dΛ dAµ dxν = + Γµ αν Aα (10. pasamos a definir un tensor que se llama la derivada a lo largo de una curva: DAµ dxν = Aµ . ν + Γµ αν Aα . Queremos asignarle a este concepto una cantidad matem´atica.tambi´en hay un campo vectorial Aµ . Un concepto importante es la rata de cambio del campo a medida que se recorren los diferentes puntos de la cur- va. Aµ . se entiende que xν son las coordenadas de un punto gen´erico de la curva.35) dΛ dΛ En las ecuaciones (10. porque es pro- ducto de los tensores Aµ . pero esta cantidad no es un tensor.

Ahora pensemos que la curva es una geod´esica. Es razonable suponer que en un espacio plano las dos curvas se separan (o se acercan) a ritmo constante. Se har´a evidente que Rαβµν es el que indica si el espacio es plano o curvo.6 Rαβµν y la curvatura En esta secci´on veremos por qu´e Rαβµν se llama el tensor de curvatu- ra. Escojamos que Λ sea el par´ametro af´ın λ: D2 Aµ d2 Aµ µ ν α dx dx β µ dAα dxβ = + Γ αβ .36): D2 Aµ d2 Aµ µ ν α dx dx β µ dAα dxβ = + Γ αβ . ν A + 2Γ αβ Dλ2 dλ2 dλ dλ dλ dλ (10. d2 Aµ µ ν α dx dx β µ dAα dxβ = + Γ αβ . se cumple la ecuaci´on (10. ν A + 2Γ αβ dΛ2 dΛ dΛ dΛ dΛ d2 xβ β α dx dx ρ + Γµ αβ Aα + Γ µ σρ Γ σ αβ A dΛ2 dΛ dΛ Esta expresi´on vale para cualquier curva.36) d2 xβ β α dx dx ρ + Γµ αβ Aα + Γµ σρ Γ σ αβ A dλ2 dλ dλ Como es una geod´esica.37) dxκ dxλ dxβ dxρ − Γµ αβ Γβ κλ Aα + Γµ σρ Γσ αβ Aα dλ dλ dλ dλ 10. La noci´on de curvatura se capta f´acilmente al analizar lo que ocurre con dos geod´esicas.8): d2 xβ β dxκ dxλ = −Γ κλ dλ2 dλ dλ y usamos esto en el pen´ ultimo t´ermino de la ecuaci´on (10. ν A + 2Γ αβ Dλ2 dλ2 dλ dλ dλ dλ (10. Desviaci´ on geod´ esica. 269 . Comenzaremos estudiando la rata a la que se separan o acercan dos geod´esicas y de all´ı extraeremos el verdadero significado de la curvatura de un espacio.

40): µ ¶µ ¶ d2 xµ d2 ξ µ dxα dξ α dxβ dξ β + + Γµ αβ (x + ξ) + + = 0 (10. σ (x)ξ σ Colocamos esto en (10.39) dλ2 dλ dλ d2 X µ dX α dX β + Γµ αβ (X) = 0 (10.40) dλ2 dλ dλ Ponemos (10.8) para escribir las ecuaciones de las dos geod´esicas: d2 xµ dxα dxβ + Γµ αβ (x) = 0 (10. y tambi´en X µ = X µ (λ).41) dλ2 dλ2 dλ dλ dλ dλ La cantidad Γµ αβ (x + ξ) se expande en serie de Taylor: ∂ µ Γµ αβ (x + ξ) = Γµ αβ (x) + Γ αβ (x)ξ σ + · · · ∂xσ Ahora suponemos que las dos geod´esicas son muy cercanas. de modo que las xµ son funciones de λ.38) en (10. as´ı: xµ = xµ (λ).38) Usemos la f´ormula (10.Pero en un espacio curvo el ritmo de separaci´on (o de acercamiento) no es constante. Pensemos en dos geod´esicas. Para determinar si un espacio es curvo en una regi´on. llamando xµ a los puntos de una de ellas y X µ a los puntos de la otra. A continuaci´on definimos las funciones ξ µ (λ) de la manera siguiente: ξ µ (λ) = X µ (λ) − xµ (λ) (10. uno puede estudiar dos geod´esicas y determinar si se juntan (o se separan) “acelerada- mente”. Para ambas geod´esicas usamos el mismo par´ametro λ.41) y expandimos conservando t´erminos hasta primer orden en ξ: 270 . de modo que en la serie de Taylor tomamos u ´nicamente los dos primeros t´erminos: Γµ αβ (x + ξ) ' Γµ αβ (x) + Γµ αβ .

77) del tensor de Riemann: D2 ξ µ dxβ dxα = −Rµ βασ ξ σ .42) µ dξ α dxβ + 2Γ αβ = 0 dλ dλ Ahora restamos. σ ξ − 2 Γ αβ (10. tras lo Dλ2 cual se obtiene: D2 ξ µ µ µ ω µ ω µ β σ dx dx α = −(Γ βα .39): d2 ξ µ µ α σ dx dx β µ dξ α dxβ = − Γ αβ . α + Γ βα Γ ωσ − Γ βσ Γ ωα ) ξ Dλ2 dλ dλ En la expresi´on dentro del par´entesis reconocemos la definici´on (9.σ ξ dλ2 dλ2 dλ dλ dλ dλ (10.43) dλ2 dλ dλ dλ dλ D2 ξ µ Queremos calcular .44) Dλ2 dλ dλ Anotamos arriba que la curvatura de un espacio se manifiesta en la “acel- D2 ξ µ eraci´on” a la que se separan (o se acercan) dos geod´esicas. Por esta raz´on Rµ ασβ se llama el tensor de curvatura. 271 .43) en (10.37). lado a lado.84): Dλ2 dλ dλ dxβ dxα = Rµ βσα ξ σ dλ dλ D2 ξ µ dxα dxβ = Rµ ασβ ξ σ (10.42) menos la ecuaci´on (10. Para esto colocamos (10. y en los lugares donde Rµ ασβ 6= 0 el espacio es curvo. La ecuaci´on Dλ2 (10. d2 xµ d2 ξ µ µ dxα dxβ µ α σ dx dx β + + Γ αβ + Γ αβ . En aquellos lugares donde Rµ ασβ = 0 el es- pacio es plano. σ − Γ βσ .44) dice claramente que la curvatura (la “aceleraci´on”) es una funci´on del tensor de Riemann Rµ ασβ . la ecuaci´on (10. usar (9.

272 .

es decir. Para captar esta idea pensemos en el espacio que ocupa el sistema solar. dado por ds2 = gµν dxµ dxν . No olvidemos que el intervalo entre dos eventos. y en consecuencia ds2 va variando a medida que G se prende o se apaga. la presencia del campo afecta las distancias entre los eventos. depende expl´ıcitamente de gµν . est´a determinado por las trayectorias del Sol. Una vez captada la idea central. y como ´este depende del campo gravitacional. y pren- derla es el proceso opuesto. Despu´es de apagar la gravitaci´on comencemos a prenderla de nuevo: a medida que G crece el campo se instala en el espaciotiempo. El campo gravitatorio en cada punto de ese espacio.Cap´ıtulo 11 El principio de equivalencia La idea central de la teor´ıa de la gravitaci´on de Einstein es la siguiente: la gravitaci´on afecta al tensor m´etrico gµν . los planetas y todos los otros objetos del sistema solar. dado por ds2 = gµν dxµ dxν . Este campo gravitacional tiene una magnitud que depende de la constante G de la gravitaci´ on universal. se plantean los dos problemas b´asicos de la relatividad general: de qu´e manera la gravitaci´ on afecta las ecuaciones que 273 . podemos afirmar que las distancias ds2 dependen del campo gravitatorio. Imaginemos ahora un proceso matem´atico (no f´ısico) que consiste en “prender” o “apagar” la gravitaci´on. el tensor gµν llega al valor que tiene en el espaciotiempo plano de la relatividad especial. Este ejemplo imaginario aclara la idea importante que queremos establecer: el campo gravitatorio afecta los intervalos ds2 . A medida que el campo se va apagando. y eso se manifiesta como una modificaci´on paulatina de los gµν . y en cada instante. gµν se modifica gradualmente y. Apagarla es anular paulatinamente la constante G → 0. En otras palabras. depende del tensor m´etrico. El intervalo entre dos eventos cer- canos. cuando G llega al valor 0. la gravitaci´ on se man- ifiesta como un hecho geom´etrico.

2. ϕ). plano. En vez del concepto newtoniano de fuerza gravitacional. Supongamos que una part´ıcula se suelta desde el piso 14 de un edificio. Pero la din´amica einsteiniana no utiliza el concepto de fuerza: el campo gravitatorio afecta al s´ımbolo de Christoffel Γµ αβ y ´este1 a su vez influye en la ecuaci´on de las geod´esicas. si hay una masa M en el origen de coordenadas. y que en el mismo instante se suelta otra desde el piso 15. ¿De qu´e manera el campo gravitatorio afecta la trayectoria de una part´ıcula en ca´ıda libre? La respuesta de esta pregunta se encuentra en el Postulado de las Geod´esicas. V´ease la secci´ on 13. Si suponemos que no hay atm´osfera. 274 . y estas al- teraciones afectan el desarrollo de los fen´omenos.expresan las leyes fundamentales de la f´ısica y. la gravitaci´ on influye en los fen´omenos a trav´es de la geometr´ıa del espaciotiempo. La gravitaci´ on se manifiesta en los fen´omenos de una manera indirecta: lo que ella hace es alterar las propiedades geom´etricas del espacio y el tiempo. de qu´e manera los astros. y que la grav- itaci´on es la causa de la curvatura. En otras palabras. Una vez que se acepta el postulado de las geod´esicas. 11. determinan al ten- sor m´etrico. de la relatividad especial. la teor´ıa de Einstein propone que la influencia gravi- tatoria se expresa geom´etricamente: eso es “geometrizar” la fuerza gravita- cional. r. En este cap´ıtulo atacamos el primer problema y reservamos el segundo problema para el pr´oximo cap´ıtulo. Se dice que una part´ıcula est´a en ca´ıda libre cuando est´a sometida u ´nica- mente a la interacci´on gravitatoria. se tiene Γr θθ = −r + 2GM/c2 .1 El postulado de las geod´ esicas La gravitaci´on influye sobre la geometr´ıa del espaciotiempo. hay serias razones para pensar que el espaciotiempo es probablemente curvo. Sin embargo. de otro lado. En el espaciotiempo vac´ıo. eso lo conocemos muy bien: la fuerza gravitacional produce una aceleraci´on en la part´ıcula. seg´ un el cual las part´ıculas en ca´ıda libre siguen l´ıneas geod´esicas en el espaciotiempo. En la din´amica newtoniana el campo gravitacional afecta la trayectoria de la part´ıcula. la energ´ıa en general. y esta influencia se describe mediante la ecuaci´on a = F/m. θ. se tiene Γr θθ = −r. debemos admitir que est´an 1 Tomemos por ejemplo el s´ımbolo Γr θθ en coordenadas (ct. Llamemos r1 y r2 a las posiciones de las part´ıculas en cualquier instante t. y esta geometr´ıa influye en los fen´omenos f´ısicos. las nubes de galaxias.

mientras la masa gravitacional mg figura en la fuerza gravitacional. y que esta curvatura se debe al campo gravitacional. o sea que la aceleraci´on de una respecto a la otra es GM (1/r12 − 1/r22 ) 6= 0: La aceleraci´on relativa entre las part´ıculas en ca´ıda libre no es cero.en ca´ıda libre.1). Los planetas. en vista de la ecuaci´on (11. Cualquier proyecto te´orico que adopte el pos- tulado geod´esico se compromete con la posibilidad de que el espaciotiempo sea curvo. Las aceleraciones de las dos part´ıculas se pueden averiguar usando la f´ısica newtoniana. Entonces. F = Gmg Mg /r2 (11. la aceleraci´on relativa entre las geod´esicas no es cero: he aqu´ı la desviaci´on geod´esica que estudiamos en la secci´on 10. Modernamente entendemos estos fen´omenos a la luz del principio de Galileo. que afirma que todos los cuerpos en ca´ıda libre caen de igual manera.6. de acuerdo con el postulado de las geod´esicas. est´an en ca´ıda libre. Lo m´as razonable es pensar que la Tierra ocasiona esa curvatura. si la atm´osfera no existiera. En la mec´anica newtoniana el principio de Galileo se organiza al combinar la segunda ley de Newton y la ley de la gravitaci´on universal. lo que nos lleva a la conclusi´on final: las dos part´ıculas se mueven en un espaciotiempo curvo. por ejemplo.2) podemos afirmar entonces que el cociente mg G/mi es igual para todos los cuerpos. la aceleraci´on a es la misma para todos los cuerpos.1) Es importante advertir que la masa inercial mi es la que aparece en la segunda ley de Newton. un cuerpo que se soltara desde lo alto de un edificio caer´ıa libremente. 11. Vimos en esa secci´on que la desviaci´on geod´esica es el indi- cador de curvatura. Para la ca´ıda libre igualamos las dos ecuaciones (11. as´ı mismo.2) mi r2 El principio de la ca´ıda de los cuerpos afirma que.2 El principio de Galileo Hemos dicho que un cuerpo est´a en ca´ıda libre cuando sobre ´el act´ ua u ´nica- mente la fuerza gravitacional. La constante gravitacional G se define de manera que mg y mi sean num´ericamente iguales: 275 . obteniendo: mg GMg a= (11. para Mg y r dados. y est´an dadas por GM/r12 y GM/r22 . que escribimos a continuaci´ on en la forma tradicional: F = mi a.

como el per´ıodo es mi /mg 2π L/g. pero son construidas deliberadamente para que en el evento E la m´etrica tome el valor ηµν y los s´ımbolos de Christoffel 276 . 11. en el evento E todas las part´ıculas de C tienen la misma aceleraci´on y en consecuencia la aceleraci´on relativa entre cualesquiera dos part´ıculas de C es cero. Conviene recalcar que cuando se determina que mi = mg para un objeto dado no se logra gran cosa ya que. y es cuando se desea que el tensor m´etrico final. El sistema coordenado en el que se satisfacen las condiciones de este coro- lario se llama coordenadas geod´esicas. M´as a´un. etc) para ver si mi = mg en todos los casos. y experimentos m´as recientes llegan a |mg /mi − 1| < 10−11 . sea el de Minkowski ηµν : Corolario: Es posible [13] erigir unas coordenadas tales que en un evento E: a) la m´etrica sea ηαβ . De acuerdo con el principio de Galileo.20 tiene un caso especial. La m´as inmediata es dejar caer objetos de diferentes substan- cias para ver si en todos los casos se obtiene p mi =pmg . mi = mg De muchas maneras se puede someter el enunciado mi = mg a la prueba experimental. Estas coordenadas son expresamente construidas para el evento E . Por supuesto que las coordenadas geod´esicas abarcan todo el espaciotiempo. cualquiera que sea su composici´on qu´ımica. Esto fue lo que hizo E¨otv¨os a fines del siglo XIX. si un observador registra que todas las part´ıculas de C tienen aceleraci´ on cero respecto a ´el. hielo. obteniendo |mg /mi −1| < 10−9 . Lo importante es que mi = mg resulte v´alido para todo objeto. y supongamos adicionalmente que entre ellas no hay inter- acci´on ni choques. evaluado en E .3 Coordenadas geod´ esicas El proceso de dos transformaciones sucesivas que vimos en la secci´on 9. Con experimentos en los que intervienen fuerzas ficticias tambi´en se puede cuestionar si mi es verdaderamente igual a mg para objetos de diferente composici´on qu´ımica. Pensemos en un conjunto C de part´ıculas en ca´ıda libre que coinciden en alg´ un evento E. entonces ese observador tambi´en est´a en ca´ıda libre en E. como hemos anotado. se pueden hacer pruebas con diferentes materiales (aluminio. y b) todos los s´ımbolos de Christoffel sean cero. Otra forma es con p´endulos simples. vidrio. el valor de la constante gravitacional G se ajusta precisamente para que eso ocurra. madera.

No es muy importante el valor que adopta gµν en un evento dado (valor que podemos hacer igual a ηµν con una simple transformaci´on de coordenadas). Decimos entonces. como vimos al final de la secci´on 9. pues es en ellas donde radica la informaci´on acerca de la curvatura. Y si es plano. Esto significa que podemos evaluar en E todos los t´erminos de la u ´ltima ecuaci´on.11). as´ı mismo. no son en general cero. curvil´ıneo y no ortogonal.β . Esta ecuaci´on es v´alida en todos los sistemas coordena- dos. que es el que representa a la curvatura.se vuelvan cero. con un cambio de coordenadas. en general. los s´ımbolos de Christoffel. no existe ning´ un sistema coordena- do en el que todas las segundas derivadas sean cero. en otros eventos. y ahora nos conviene escribirla utilizando coordenadas geod´esicas: d2 x ¯α ¯ α d¯xµ d¯ xν + Γ µν = 0 dτ 2 dτ dτ Supongamos que esta part´ıcula pasa por el evento E. en paralelo con nuestros comentarios en la p´agina 235. ser´a una matriz 4 × 4 complicada. que en un espacio curvo es imposible [16]. 11. en cualquier evento del espaciotiempo. volver cero todas las segundas derivadas de la m´etrica. En todo el espaciotiempo el sistema coordenado geod´esico es. obteniendo ¯ ¯ ¯ α ¯¯ d2 x ¯ α xν ¯¯ xµ d¯ d¯ + Γ µν (E) = 0 dτ 2 ¯E dτ dτ ¯E 277 . En efecto.4 El principio de equivalencia Ahora procedemos a combinar las ideas principales de las tres u ´ltimas sec- ciones. Lo que s´ı es muy importante es el conjunto de las segundas derivadas gµν . pero se vuelven cero en el evento E. Cuando un espacio es curvo. pero en E ocurre algo [15] especial: las coordenadas geod´esicas se cruzan ortogonalmente.α (que se pueden anular en cualquier punto con una transformaci´on de coorde- nadas.α. El corolario pone de manifiesto que la m´etrica gµν tiene cierto grado de arbitrariedad. formando un sistema de ejes cartesianos. existen sistemas coordenados en los que todas las segundas derivadas de la m´etrica son cero. pero esta matriz se vuelve ηµν en el even- to E. Una part´ıcula en ca´ıda libre cumple la ecuaci´on diferencial de las geod´esicas (10.16). El tensor m´etrico. ya hemos visto que con las segundas derivadas de la m´etrica se construye el tensor de Riemann. Tampoco son muy importantes sus primeras derivadas gµν .

respecto a ese observador.35) y al segundo la ecuaci´on (11. las ecua- ciones que expresan las leyes de la f´ısica son las mismas que se cumpl´ıan en ausencia de gravitaci´ on. respecto a ese sistema de referencia. 2) De otro lado. no s´olo a la ecuaci´on de part´ıcula libre.3) es la ecuaci´on m´as conocida de la f´ısica elemental: (11. Hay dos situaciones diferentes: 1) De un lado.3). son. Pero la ecuaci´on de part´ıcula libre no es la u ´nica ecuaci´on diferencial importante en la f´ısica.32) y (7. un observador en ca´ıda libre en E que use coordenadas geod´esicas. aceleraci´on cero. Uno podr´ıa pensar que las dos situaciones. (6. entonces Pero Γ µν ¯ ¯ α ¯¯ d2 x = 0 (11. de alguna manera. las part´ıculas en ca´ıda libre que pasan por E tienen. la part´ıcula libre en la rel- atividad especial. aunque diferentes. Este es el Principio de Equivalencia. en la relatividad especial.32).3) es la ecuaci´on de la trayectoria de una part´ıcula en equilibrio. registra que las part´ıculas en ca´ıda libre que pasan por E cumplen la mis- ma ecuaci´ on que satisfac´ıan las part´ıculas libres en ausencia de gravitaci´ on. invocando la frase escrita en bastardilla en la p´agina 276. podemos afirmar que ese observador tambi´en est´a en ca´ıda libre. Esto indica claramente que (11. estudiada en coordenadas cartesianas. como por ejem- plo (6.3) dτ 2 ¯E No olvidemos. Tambi´en hay otras ecuaciones diferenciales importantes. en coordenadas carte- sianas. en la relatividad especial. Entonces. Al primer problema le corresponde la ecuaci´on (6.31). sino adem´as a todas las ecuaciones tensoriales que expre- san leyes f´ısicas en la relatividad especial en coordenadas cartesianas: para un observador en ca´ıda libre en E que use coordenadas geod´esicas. Vemos as´ı que para un observador que erija un sistema de coorde- nadas geod´esicas centradas en E. ¯ α (E) = 0. aceleraci´on cero. Con el prop´osito de dar un 278 . equivalentes. tal como vimos en la secci´on 11. en coordenadas cartesianas. que en E las coordenadas geod´esicas se cruzan ortogonalmente formando un sistema de ejes carte- sianos. En este punto hacemos una suposici´on crucial: asumir que la equivalencia reci´en mencionada se aplica.3. la part´ıcula en ca´ıda libre estudiada por un observador en ca´ıda libre que usa coordenadas geod´esicas. Dig´amoslo as´ı: un observador en ca´ıda libre en E registra que las part´ıculas en ca´ıda libre que pasan por E tienen. La misma ecuaci´on se aplica a dos situaciones diferentes. En conclusi´on.

como son v´alidas en coordenadas geod´esicas. tomemos las tres ecuaciones ten- soriales mencionadas (6. (6. podemos eliminar el sub´ındice E: 279 .) en vez de (.).): ¯ ¯ ¯ µν ¯ 4π ¯ν ¯¯ F . Esto implica que en coordenadas geod´esicas.ν ¯ = 0 E No olvidemos que en coordenadas geod´esicas.32) y (7.ν + F¯να. tam- bi´en han de ser v´alidas en cualquier otro sistema de coordenadas: ¯ ¯ 4π ν ¯¯ F µν . O sea que en las tres u ´ltimas ecuaciones podemos escribir (. de acuerdo con el Principio de Equivalencia: ¯ ¯ ¯ 4π ¯ν ¯¯ F¯ µν.µ ¯E = 0 ¯ T µν .ν ¯ = 0 E Estas ecuaciones tensoriales est´an escritas de manera manifiestamente co- variante.µ ¯E = 0 ¯ ¯ T¯µν.α + F¯αµ.ejemplo de la utilizaci´on de este Principio. Pero.µ ¯ = J ¯ E c E ¡ ¢¯ F¯µν .32).α + Fαµ. y en E. y en E.31). ecuaciones similares deben cumplirse en cualquier otro evento.µ ¯ = J ¯ E c E ¡ ¢¯ F¯µν .α + F¯αµ.ν ¯E = 0 Estas ecuaciones son v´alidas en el evento E. los s´ımbolos de Christof- fel valen cero.) coincide con la operaci´on punto y coma (. como E no es un evento especial.ν + Fνα. En consecuencia.µ ¯E = J ¯ c E ¡ ¢¯ Fµν . la op- eraci´on coma (. por esta raz´on.µ ¯E = 0 ¯ ¯ µν ¯ T .ν + F¯να.

) por (.4) las coordenadas son generales.).32) las coordenadas son cartesianas. La ecuaci´ on T µν. no hay campo gravitatorio y las cantidades xµ . etc.31)-(6. al usar la regla (.) El paso de las ecuaciones (6. Ante todo. F µν .32): todas las formas de energ´ıa-momentum. Esto es claro. excepto la energ´ıa-momentum del campo gravitatorio.) por la derivada covariante (. En esta u ´ltima ecuaci´on T µν significa lo mismo que significaba en (7. F µν . Veamos en detalle los pasos que conducen de ´ltima de las ecuaciones (11.µ = 0 (11.32) a la u ecuaci´on (7.4). Con es- ta observaci´on queremos resaltar que (. hay campo gravitatorio y las cantidades dxµ .32) a las ecuaciones (11.) excepto la energ´ıa-momentum del cam- po gravitatorio.31)-(6.) → (.) → (. 4π ν F µν . En cambio.µ = J c Fµν . el segundo paso es cambiar (. potencial.). en las ecuaciones (11. equivocadamente.) → (. el tensor T µν de la (7.ν = 0 en presencia de un campo gravitacional.4) se hace cambiando la derivada simple (.) es una regla estrictamente simb´olica.32)-(7. porque en la relatividad especial no hay cam- po gravitacional. J µ y T µν son tensores bajo el grupo de las transformaciones de Lorentz.4). Ahora.ν = 0 La regla (. en coordenadas cartesianas. Consignemos esta idea en una frase corta que ser´a importante en la construcci´on de la ecuaci´on del campo gravitatorio en el cap´ıtulo 12: si T µν es el tensor que recoge todas las for- mas de energ´ıa-momentum que no son gravitatorias. este tensor cumple la ecuaci´on T µν. dice que para escribir la ecuaci´on difer- encial de un campo en presencia del campo gravitatorio se siguen dos pasos: el primero es escribir la ecuaci´on diferencial tal como se la conoce famil- iarmente en la relatividad especial. como puede apreciarse en la siguiente observaci´on: En las ecuaciones (6. que el paso de unas ecuaciones a las otras es simple. visual.4) T µν .32) representa todas las formas de energ´ıa-momentum (calor´ıfi- ca.32)-(7. La regla se expresa en palabras tan simples que uno corre el riesgo de creer. 280 . masas en reposo.ν + Fνα. Esta regla.ν = 0.α + Fαµ. En realidad el paso dista de ser simple. Esta f´ormula se conoce como la regla cambiar coma por punto y coma.) se llega a la u ´ltima de las ecuaciones (11. en general. J µ y T µν son tensores bajo el grupo de las transformaciones generales de coordenadas.

El prin- cipio de equivalencia afirma que.. Algunos t´erminos de la forma [1Riem] podr´ıan ser R. los t´erminos [1g] son como el s´ımbolo de Christoffel. etc.: 4π ν F µν . al incluir los efectos de la gravitaci´ on. los t´erminos [2g] son como el tensor de Riemann. El cam- po gravitatorio no entra en esas ecuaciones diferenciales a trav´es del tensor de Riemann ni a trav´es de ninguna de las derivadas de Rν αβρ . Algunas leyes f´ısicas se expresan mediante ecuaciones diferenciales. la legitimidad matem´atica de que la gravitaci´on se acople a los fen´omenos f´ısicos a trav´es de la primera derivada del tensor de Riemann.. Algunos t´erminos de la forma [Riem] podr´ıan ser Rν αβρ F αβ Aρ . etc.. el factor [1Riem] expresa la posibilidad.µ = J + [1g] + [2g] + [3g] + · · · c El s´ımbolo [3g] quiere decir “t´erminos que contienen linealmente la tercera derivada del tensor m´etrico”. terceras. etc. [Christ] representa a los t´erminos que contienen al s´ımbolo de Christof- fel. sumarles a esas ecuaciones algunos otros t´erminos que contengan altas derivadas del tensor m´etrico. estrictamente matem´atica. Los t´erminos [1Riem]. 281 . derivadas de gµν : 4π ν F µν . Rαβ F αβ Aν . los t´erminos [Riem].11.µ = J + [Christ] + [Riem] + [1Riem] + [2Riem] + · · · c Aqu´ı. [1Riem]. [2Riem] representa a los t´erminos que contienen segundas derivadas del tensor de Riemann. Ahora. no se realiza en el mundo f´ısico. los [3g] son como la primera derivada del tensor de Riemann. RF να Aα . Rνβ βα F αρ Aρ .5 El acople m´ınimo Vamos a ver el principio de equivalencia desde otra perspectiva [11]. Tomemos por ejemplo la ecuaci´on (6. por ejemplo. Rαβ .δ F να Fα δ . Para tal efecto nos planteamos el siguiente ejercicio interesante: tomar las ecua- ciones de la relatividad especial escritas en coordenadas cartesianas y. segundas. dicho de otra man- era. El acople grav- itatorio se realiza u ´nicamente a trav´es del s´ımbolo de Christoffel. que esos t´erminos aparecen multiplicados por unos coeficientes que son cero.δ Aα Aβ Aδ Aν . etc. [2Riem] · ·· no aparecen. pero el coeficiente 0 que lo acompa˜ na dice que tal posibilidad.31) para sumarle t´erminos que contengan primeras. para a˜nadir los efectos de la gravitaci´on. es decir. aparecen del modo 0[1Riem] .

9) queda as´ı: 4π ν F µν . 11.α − Γρ να Fµρ − Γρ µα Fρν + Fαµ.32) cambiamos coma por punto y coma: 4π ν F µν .31)-(6.µ + Γµ αµ F αν + Γν µα F µα = J (11.α + Fαµ.9) c Ahora. de acuerdo con (5. mientras que F µα es antisim´etrico.µ − Γρ νµ Fρα − Γρ αµ Fνρ = 0 282 . Γν µα es sim´etrico bajo el intercambio µ ­ α.8) Estudiemos primero las dos ecuaciones inhomog´eneas de Maxwell.µ = 0 (11.74) en (11.38). entonces.ν + Fνα.µ = 0 (11.7) T µν .6 Ejemplos Queremos mostrar en ejemplos concretos la manera como aparecen los s´ımbo- los de Christoffel cuando se trata de incluir la influencia del campo gravitato- rio.ν − Γρ αν Fρµ − Γρ µν Fαρ + Fνα.µ + Γµ αµ F αν = J c Utilizando (9. el t´ermino Γν µα F µα es cero y la ecuaci´on (11.5) c Fµν .6) J µ .13)-(7. en las ecuaciones de Maxwell y las leyes de conservaci´on (6.32)-(7.5) se llega a: 4π ν F µν . Para tal efecto.).µ = J (11. A esto se le dice el acople m´ıni- mo: s´olamente a trav´es de los s´ımbolos de Christoffel el campo gravitatorio influye en las ecuaciones tensoriales que expresan a las leyes f´ısicas.6) se llega a: Fµν .73) en (11.a trav´es de la operaci´on punto y coma (. Utilizan- do (9.µ = 0 (11.

73) y llegamos a T µν.ν + Fνα. es decir: Fµν .µ + Γµ αµ T αν + Γν αµ T µα = 0 (11.µ + Γµ αµ T αν + Γν αµ T µα = 0. lo que nos permite escribir Fµν .µ + Γµ αµ J α = 0 (11.13) c Fµν .7) con ayuda de (9. Hemos descubierto.71).ν + Fνα.µ = 0.µ = 0 se cambia punto y coma por coma. lo que queda es tambi´en una ecuaci´on covariante: Fµν .14) 283 .Esta ecuaci´on se puede reescribir as´ı: Fµν .α + Fαµ.α + Fαµ.µ − (Γρ µα Fρν + Γρ αµ Fνρ ) − (Γρ να Fµρ + Γρ αν Fρµ ) − (Γρ µν Fαρ + Γρ νµ Fρα ) = 0 .8). En resumen as´ı son las leyes de conservaci´ on y las ecuaciones de Maxwell en presencia de un campo gravitatorio: J µ .µ + Γµ αµ F αν = J (11.ν + Fνα.10) En otras palabras: la ecuaci´on Fµν . utilizamos la f´ormula (9. se obtiene J µ . que si en la ecuaci´on Fµν .µ = 0 (11.µ − (Γρ µα Fρν − Γρ µα Fρν ) − (Γρ να Fµρ − Γρ να Fµρ ) − (Γρ µν Fαρ − Γρ µν Fαρ ) = 0 Obs´ervese que en esta ecuaci´on son cero las cantidades contenidas en los tres par´entesis.ν + Fνα.µ + Γµ αµ J α = 0.ν + Fνα. Finalmente desarrollemos la ecuaci´on (11.α + Fαµ.µ = 0 ⇔ Fµν .α + Fαµ. curiosamente.α + Fαµ. Ataquemos ahora la tercera ecuaci´on (11.α + Fαµ.α + Fαµ.ν + Fνα.µ = 0 (11.ν + Fνα.ν + Fνα.µ = 0 no contiene s´ımbo- los de Christoffel.11) T µν.12) 4π ν F µν .α + Fαµ.

T 12 significa T rθ . por ejemplo.µ + J + J θ cot θ = 0 r 2 s 1 T µt. Los s´ımbolos de Christoffel de ese campo gravitacional (secci´on 13.12) quedan as´ı: 2 r J µ . que es el causado por una masa puntual M que no tiene carga el´ectrica ni momentum angular. s = 2GM/c2 es una medida de la masa M . No olvidemos que estamos con coordenadas esf´ericas.11) y (11. Cuando s = 0 se tiene M = 0. que el campo gravitacional afecta a los s´ımbolos de Christoffel. las ecuaciones de conservaci´ on (11. Vemos aqu´ı. Las leyes de conservaci´ on. etc. Conviene desarrollarlas en detalle para un caso particular.µ + T tr + T tθ cot θ = − 2 T tr r 2r 1 − s/r 2 rr T µr.µ +T + T rθ cot θ − r T θθ − rT ϕϕ sen2 θ r s ³ 1 ´ = − 2 (1 − s/r) T tt − T rr − sT θθ − sT ϕϕ sen2 θ 2r 1 − s/r 284 . y lo estudiaremos en el cap´ıtulo 13. en tal caso estos s´ımbolos regresan a la forma que ten´ıan en el espaciotiempo plano en coordenadas esf´ericas. cualquiera que sea el campo gravitacional.2) son: s Γ0 01 = Γ0 10 = 2r(r − s) s(r − s) s Γ1 00 = Γ1 11 = − 2r3 2r(r − s) Γ1 22 = −r + s Γ1 33 = −(r − s) sen2 θ 1 Γ2 33 = − sen θ cos θ Γ2 12 = Γ2 21 = r 1 Γ3 13 = Γ3 31 = Γ3 23 = Γ3 32 = cot θ r En estas expresiones. aunque tiene unidades de longitud. Estas cuatro ecuaciones son v´alidas en general. Este se conoce como la soluci´on de Schwarzschild. el campo gravitacional se anula y el espaciotiempo se aplana. o sea que. de manera patente. Utilizando los s´ımbolos de Christoffel reci´en escritos.Schwarzschild. Hay un campo gravitacional muy conocido.

Colocando estos s´ımbolos en las ecuaciones (11.µ + T + T θθ cot θ − T ϕϕ sen θ cos θ = 0 r 4 T µϕ.13).µ + T rϕ + 3T θϕ cot θ = 0 r Estas cinco ecuaciones est´an escritas de modo sugestivo. 4 rθ T µθ. contenidas en (11. los lados derechos de estas ecuaciones se vuelven cero y las ecuaciones regresan a la forma que ten´ıan en el espaciotiempo plano. en el espaciotiempo de Schwarzschild el campo gravitatorio no se manifiesta en ninguna de las ecuaciones de Maxwell. Acabamos de comentar que la presencia del campo gravitatorio no influye en las dos ecuaciones homog´eneas de Maxwell.14) no hay s´ımbolos de Christoffel. Si M = 0 se tiene s = 0. Las ecuaciones de Maxwell. utilizamos los s´ımbolos de Christoffel que escribimos en la p´agina 284. En el caso particular de Schwarzschild. debido a que en la ecuaci´on (11. que a trav´es de ellos el campo gravitatorio manifieste su presencia. al final. O sea que el campo gravitatorio de Schwarzschild tampoco se manifiesta en las dos ecuaciones inhomog´eneas de Maxwell. en principio. 285 . el campo gravitacional se anula. a un resultado curioso: la variable s desaparece. Toda dependencia con s aparece en los lados derechos. En conclusi´on. Veamos ahora las dos ecuaciones inhomog´eneas de Maxwell.13) se llega. Este ejemplo muestra claramente que el campo gravitatorio influye en algunas de las ecuaciones diferenciales que expresan a las leyes de conservaci´ on. En esta ecuaci´on s´ı hay s´ımbolos de Christoffel y es posible.

286 .

sino que se presentan varias posibilidades. como caso particular. y por eso la f´ormula es insatisfactoria. Es claro que para generalizar una ecuaci´on no hay un camino u ´nico.1). (12. a la ecuaci´on (12. y al lado derecho aparece la densidad de masa ρ. Veremos que la ecuaci´on (12. En este cap´ıtulo seguiremos el camino de Einstein y llegaremos a la c´elebre ecuaci´on 1 8πG Rµν − gµν R = 4 Tµν . y nos sentir´ıamos satisfechos. Tµν el tensor de energ´ıa y momentum y G = 6. En el lado izquierdo aparecen las segundas derivadas del campo gravitatorio Φ. una nueva f´ormula en la que todas las cantidades sean tensores y que contenga. M´as precisamente.2) surge como una gener- alizaci´on natural de (12.Cap´ıtulo 12 La ecuaci´ on del campo gravitatorio La ecuaci´on de Poisson: ∇2 Φ = 4πGρ (12. a la vieja teor´ıa gravitacional de Newton. Einstein construy´o esta ecuaci´on en un proceso 287 .1).2) 2 c donde Rµν es el tensor de Ricci. como caso l´ımite. Si las cantidades que intervienen en esta f´ormula fueran tensores bajo el grupo de las transformaciones generales de coordenadas. la causa del campo.1). tendr´ıamos una ecuaci´on tensorial. ni Φ ni ρ son tensores. R es el escalar de curvatura. Se espera que la nueva f´ormula sea la expresi´on de una nueva teor´ıa gravitacional m´as amplia que contenga. Queremos construir una ecuaci´on ten- sorial que sea una generalizaci´on de (12.670 × 10−8 cm3 gr−1 seg−2 es la constante de la gravitaci´on universal. que es la fuente. Pero ni ∇2 .1) es la f´ormula maestra de la gravitaci´ on newtoniana.

18. El r´egimen de campo d´ebil y bajas velocidades se llama el l´ımite newtoniano.µ . Rβµ . la capacidad predictiva y explicativa de esa teor´ıa se ha mostrado en m´ultiples problemas que ata˜ nen al movimiento de los planetas y sus lunas. donde puede apreciarse el m´erito de la propuesta gravitacional de Einstein.2 Los 10 potenciales gµν El campo gravitacional afecta las trayectorias de las part´ıculas y afecta la evoluci´on de los otros campos. Curiosamente.penoso que le tom´o varios a˜ nos y que concluy´o [17. Γµαβ . 19. Esto indica que en el sistema solar el campo gravitacional es muy d´ebil. obtenemos Φ/c2 ≈ −10−6 y −10−9 . respectivamente. Hilbert se adelant´ o a Einstein y public´o esta f´ormula cinco d´ıas antes [21].1) a (12. La nueva teor´ıa gravitacional que nosotros construyamos debe reproducir los resultados de la vieja teor´ıa en aquellos casos que se encuentran dentro del l´ımite newtoniano. Γµαβ.1) admite varias generalizaciones. aunque no son rigurosos. Para recorrer el camino que conduce de (12. y se acopla con los otros campos a trav´es del s´ımbolo de Christoffel Γα µν . 20] en noviem- bre de 1915.2) va- mos a proponer algunos argumentos que.1) . Es aqu´ı.2). Rαβµν . La gravitaci´on podr´ıa ser un asunto geom´etrico: ella se manifiesta a trav´es de las propiedades geom´etricas del espaciotiempo. donde la vieja teor´ıa gravitacional es exitosa. Es aqu´ı. En el cap´ıtulo 11 vimos que la gravitaci´ on se acopla con las trayectorias a trav´es de las geod´esicas. Por tal motivo (12. en el l´ımite newtoniano. s´ı son razonables y convincentes.1 El l´ımite newtoniano Si calculamos el valor num´erico de Φ/c2 en la superficie del Sol o de la Tierra. Acabamos de anotar que (12.1 12. como por ejemplo el viaje de un pulso de luz.δ . 12. basados en una secuencia de 1 Advertencia: Hay muchas situaciones interesantes que no est´ an en el l´ımite newtoni- ano. gαβ. (12. det(g). 288 . ¿Cu´al de las propiedades geom´etricas del espaciotiempo expresa al campo gravitacional? Tenemos a nuestra disposici´on muchas can- tidades geom´etricas: gαβ . La velocidad de la luz no es baja. Adem´as las velocidades de los planetas y sus sat´elites son muy bajas en comparaci´on con c. o sea que (12. R : ¿cu´al de ellas representa al campo gravitacional? De todas las posibilidades es- cogeremos a gαβ para representar al campo. En efecto.1) se llama la ecuaci´ on de Hilbert-Einstein. en los argumentos convincentes.

∂x ∂x gµν ∼ Φ Esta f´ormula asocia el campo gravitacional newtoniano.4) para escribir ∂gµν ∂Φ ∼ . en ese l´ımite. recordemos la hip´otesis geod´esica que vimos en la secci´on 11. con el tensor m´etrico: de esta manera se justifica la propuesta de escoger al tensor m´etrico gµν como el campo gravitacional en la teor´ıa que queremos construir. muy laxa. o sea que cumplen la ecuaci´on (10. Pero gµν tiene diez componentes independientes: ¿cu´al de las diez es la que coincide con Φ? 289 .11): d2 x dx dx 2 ∼ Γ dτ dτ dτ El lado izquierdo de esta f´ormula es como aceleraci´on. entonces: aceleraci´ on ∼ Γ Recordemos. La teor´ıa que buscamos debe coincidir con la vieja teor´ıa gravitacional en el l´ımite newtoniano y por eso esperamos que. De acuerdo con la gravitaci´ on newtoniana.3) ∂x De otro lado.3) y (12.4) ∂x Finalmente conectamos los lados derechos de (12.ideas. que expondremos enseguida. O sea que la u ´ltima f´ormula es ∂gµν aceleraci´on ∼ (12. que es Φ. de acuerdo con la definici´on (9. gµν coincida con Φ. es decir. que Γ es como las derivadas de gµν . la aceleraci´on de una part´ıcula en ca´ıda libre es −∇Φ: ∂Φ aceleraci´on ∼ (12.1: las part´ıculas que caen libremente siguen curvas geod´esicas.57).

11) se convierte en d2 xα dx0 dx0 ≈ −Γα00 dτ 2 dτ dτ µ ¶2 2 α dt = −c Γ 00 (12.b + t´erminos de orden 2. y.0 − g00.57): 1 Γα00 = g ασ (gσ0. y la ecuaci´on (10.2) y hαβ es una matriz 4 × 4 en la que todas sus componentes son muy peque˜ nas: |hαβ | ¿ 1. x. z).0 + g0σ.0 = 0. La ecuaci´on 1 1 (12. que el campo es est´atico.b = αb αb 2 2 1 αb − η h00. En la u ´ltima ecuaci´on s´olo sobreviven las derivadas espaciales g00.0 = g0σ. De acuerdo con la definici´on (9. para simplificar el problema.6) es entonces Γα00 = − (η +h )(η00.5) 2 queda aproximadamente 290 .6) 2 Si el campo es d´ebil podemos escribir gαβ = ηαβ + hαβ .b : 1 Γα00 = − g αb g00.3 El potencial g00 en coordenadas cartesianas Para responder esta pregunta regresemos al estudio de una part´ıcula en ca´ıda libre en coordenadas cartesianas xµ = (ct.7) donde ηαβ es la m´etrica de Minkowski (5.b +h00.σ ) 2 En este momento suponemos. o sea que todas las derivadas temporales son cero: gσ0.b (12. que despreciaremos.54) muestra que la componente U 0 es mucho mayor que las otras tres U a .12.b ) = − (η αb +hαb )h00. (12.5) dτ Para desarrollar esta ecuaci´on debemos calcular el s´ımbolo de Christoffel Γα00 . o sea que dxa /dτ es despreciable en comparaci´on con dx0 /dτ . La ecuaci´on (5. La ecuaci´on (12.

la gravitaci´on newtoniana dice que d2 r = −∇Φ. de donde d2 d d dt d dt d 2 = = . µ ¶2 d2 xα c2 αb dt = η h00. dt2 Igualemos ahora los lados derechos de las dos u ´ltimas ecuaciones: 291 . La regla de la derivaci´on en cadena dice que d/dτ = (dt/dτ )(d/dt) .8) dτ 2 dτ La primera de estas ecuaciones dice que dt = constante (12.9) dτ Dejemos esto all´ı un momento. dτ dτ dτ dτ dt dτ dt y usando (12. mientras nos concentramos en la derivada d/dτ .9): µ ¶2 d2 dt d2 = dτ 2 dτ dt2 Utilizamos esto en el lado izquierdo de (12.b dτ 2 2 dτ Escribamos esta ecuaci´on para α = 0 y para α = a: d2 t = 0 dτ 2 µ ¶2 d2 r c2 dt 2 = − ∇h00 (12.8) para escribir d2 r c2 = − ∇h00 dt2 2 De otro lado.

Colocando estos valores en la u´ltima ecuaci´on descubrimos que la constante es cero. Como queremos una ecuaci´on tensorial escribimos Tµν en vez de ρ en el lado derecho de (12.10) c2 2Φ g00 = 1 + en el l´ımite newtoniano (12. En ese punto la m´etrica gµν es igual a ηµν . Demos el primer paso diciendo que buscamos una ecuaci´on de la forma: Alguna funci´on de las derivadas de gµν es ∼ ρ (12. o sea que: 2Φ h00 = (12. que son (12. sino solamente la componente T00 de alg´ un tensor Tµν de energ´ıa-momentum. vamos a apoyarnos en el ejemplo que nos dan las dos grandes ecuaciones de fuentes de la f´ısica cl´asica.12). pero no da informaci´on acerca de los otros nueve potenciales.19).4 La ecuaci´ on de Hilbert-Einstein Ha llegado el momento de construir una ecuaci´on tensorial de fuentes para el campo gravitatorio gµν .12) Ahora. Escojamos un punto donde Φ sea cero. Estas dos ecuaciones tienen varios aspectos en com´ un: al lado derecho aparece la fuente del campo y al lado izquierdo aparecen derivadas del campo. Con este prop´osito. 12. Entonces el lado izquierdo tambi´en tiene que ser un tensor de rango 2: 292 .11) c2 Aprendemos as´ı que de los diez potenciales relativistas hay uno.1) y (6. Por el momento no tenemos una idea clara de qu´e es este tensor: no estamos seguros de si Tµν contiene o excluye los aportes del campo gravitatorio. g00 . y en consecuen- cia hµν es cero. 2 ∇h00 = ∇Φ c2 2Φ h00 = + constante c2 La constante de integraci´on que aparece en el lado derecho de esta ecuaci´on se puede averiguar en cualquier punto del espacio. ρc2 no es un tensor. El an´alisis reci´en hecho establece qu´e es g00 . que est´a conectado al potencial newtoniano Φ de acuerdo con la u ´ltima ecuaci´on.

ν Hasta el momento no hemos tenido necesidad de precisar qu´e es Tµν .14) donde b. y las derivadas de grado 2 aparecen linealmente.110) para afirmar que la forma m´as general del lado izquierdo de (12. tienen en el lado izquierdo derivadas del campo. Λ0 y κ0 son constantes. Queda: Rµν. donde a. ν En el lado izquierdo los dos u ´ltimos t´erminos son cero debido a la identidad (9. (12. ν + bg µν R.13) es una combinaci´on lineal de Rµν . Alg´ un tensor de rango 2 que es derivadas de gµν es ∼ Tµν (12. ν = κTµν.15) Averiguar la constante b y precisar qu´ e es Tµν : Si se toma la diver- gencia covariante (punto y coma) en ambos lados de la u ´ltima ecuaci´on se llega a: Rµν. ν = κTµν. Λ y κ son constantes que debemos determinar.13) Las dos ecuaciones cl´asicas que sirven de modelo. R y gµν : aRµν + b0 gµν R + Λ0 gµν = κ0 Tµν . o sea que en el lado izquierdo de (12.109) y (9. Subiendo ´ındices en la u ´ltima ecuaci´on se obtiene: Rµν + bg µν R + Λg µν = κTµν (12.α 2) debe tener segundas derivadas gµν.α. ν + bg µν. b0 .β deben aparecer linealmente.79). Para seguir el ejemplo queremos proponer ahora una ecuaci´on de ese estilo.α. ν R + Λg µν. Estas derivadas no son de grado superior a 2. Dividiendo ambos lados por a llegamos a: Rµν + bgµν R + Λgµν = κTµν . De 293 .1) y (6.19). ν + bg µν R.13) queremos escribir alg´ un tensor de rango 2 con las siguientes propiedades: 1) puede tener gµν y gµν.β y 3) las segundas derivadas gµν. Acudimos a los enunciados (9. (12.

17) deviene µ ¶ 1 α Rµν = κ Tµν − gµν T α (12. Quede claro que el T µν que aparece en la ecuaci´on (12. Resolveremos estas dos ambig¨ uedades con un solo movimiento.14) queda as´ı: 1 Rµν − gµν R + Λgµν = κTµν (12.17) 2 En esta ecuaci´on podemos subir el ´ındice µ para obtener Rµν − 21 g µν R = κT µν . excepto la contribuci´ on del campo gravita- torio.16).19) 2 En particular.otro lado. Si adem´as hacemos ν = µ escribimos Rµµ − 12 g µµ R = κT µµ .16) recoge todas las formas de energ´ıa-momentum.16) 2 Hemos escrito T µν en vez de Tµν para seguir nuestra notaci´on habitual.18) Con este resultado la ecuaci´on (12. Queda entonces R − 2R = κT µµ : R = −κT µµ (12. pero ´estos no hacen parte del T µν de la ecuaci´on (12. La constante Λ: La propuesta inicial [20] de Einstein fue con Λ = 0: 1 Rµν − gµν R = κTµν (12. Por supuesto que el campo gravitatorio tiene energ´ıa y momentum. y la traza g µµ es igual a 4. la frase escrita en bastardilla en la p´agina 280 afirma que Tµν. la constante b est´ a todav´ıa sin determinar. ν = 0 y al comparar esto con la identidad de Bianchi (9. ν + bg µν R. Digamos que Tµν re´ une todas las formas de energ´ıa-momentum que no son gravitatorias. de modo que la u ´ltima ecuaci´on es: Rµν. ν = 0. La ecuaci´on (12. la componente R00 es 294 . La traza Rµµ es el escalar de curvatura R.104) descubrimos que b = −1/2 .

ν + gνρ.µ − gµλ.1) cuando el campo es d´ebil y las velocidades son bajas: al establecer esta coincidencia quedar´a determinado el valor de la inc´ognita κ.ν 1 λρ = η [hνρ.7) y despreciamos t´erminos cuadr´aticos en hµν . y para hacerlo queremos obligar a la gravitaci´on einsteiniana a que contenga a la newto- niana. las derivadas de gαβ son iguales a las derivadas de hαβ .µ − hµλ.ν El tensor de Ricci Rµν = Rλµνλ es.ρ ) 2 .σ − Γλµσ. En consecuencia los productos Γ Γ son de orden 2 en potencias de hµν y.77): Rλµνσ ≈ Γλµν.ν Usamos la f´ormula (12. podremos despreciar los productos Γ Γ en el lado derecho de la definici´on (9.ν + hνρ.ν + hµλ.λ + gλρ.ρ ) 2 .λ 2 .20) a que coincida con (12.57) para escribir 1 h λρ i 1 h λρ i Rµν = g (gρµ. Para ejecutar este proyecto obligaremos a la ecuaci´on (12.ρ ) − η (hρµ.ρ. y en vista del enunciado (9.λ − hλρ.ρ. Rµν ≈ Γλµν.λ + hλρ.λ − hµν.µ.7).59) podemos afirmar que Γ es como las derivadas de hµν . haremos que la nueva teor´ıa coincida con la vieja en el l´ımite newtoniano. En particular. De acuerdo con la ecuaci´on (12.ν ] 2 Concentrarse en la componente R00 : 295 . µ ¶ 1 R00 = κ T00 − g00 T αα (12.20) 2 La constante κ: Nos queda por determinar la constante κ.λ 2 .µ. de esta manera se llega a 1 h λρ i 1 h λρ i Rµν = η (hρµ.λ − Γλµλ.µ − hµν.µ − gµν.ν En el lado derecho usamos la definici´on (9. entonces. suponiendo que este campo hµν es d´ebil.ρ ) − g (gρµ.

Ahora transformemos el lado derecho de (12. y podemos escribir 1 ab 1 R00 = − η h00. Entonces. aproximadamente.22) es. µ ¶ 1 1 κ (g00 )2 T 00 − (g00 )2 T 00 = κ(g00 )2 T 00 (12.10) llegamos 2 2 finalmente a 1 2 R00 = ∇ Φ (12.0 ] 2 Si el campo es est´atico las derivadas respecto a x0 son cero (recu´erdese que en coordenadas cartesianas x0 = ct) y queda 1 R00 = − η λρ h00. Bajo estas condiciones la expresi´on (12.23) 2 2 De otro lado.λ − hλρ.20) que es: µ ¶ 1 κ g0µ g0ν T µν − g00 gαβ T αβ (12.24): 1 2 1 2 ∇ Φ = κρc2 (g00 )2 c 2 296 .ρ. y en vista de (12.22) 2 La ecuaci´on (5.ρ.16). las derivadas respecto a x0 son cero.λ − h00.0 + h0λ.ρ. a bajas velocidades.21) c2 Este es el lado izquierdo de (12.23) es 1 κρc2 (g00 )2 (12. de acuerdo con (7.20).21) y (12. es decir R00 = ∇2 h00 .24) 2 Ya podemos igualar las expresiones (12. apuntamos en la p´agina 166 que T 00 es la densidad de energ´ıa ρc2 .a.b . entonces (12. 1 λρ R00 = η [h0ρ. podemos afirmar que T 00 À T a0 y T 00 À T ab . o sea que en el lado derecho de esta ecuaci´on sobreviven u ´nicamente los ´ındices latinos. p0 À pa .0.λ 2 De nuevo.58) dice que.0.

cualquier energ´ıa-momentum que en ese evento haya proviene.1) descubrimos que κ = 8πG/c4 . 2 y comparando con (12. Lo que s´ı podemos afirmar es que si en alg´ un evento se cumple Tαβ = 0. 297 . La ecuaci´on (12.25) 2 c Esta es la ecuaci´ on de Hilbert-Einstein que quer´ıamos construir. En la regi´on r < a los tensores Tαβ y Rµν son. sin duda. Ahora estudiemos lo que ocurre en la regi´on r > a: 1) Si el planeta tiene cargas o corrientes el´ectricas se genera un campo electromagn´etico y.25) llegamos a µ ¶ 8πG α β 1 αβ Rµν = 4 gµ gν − gµν g Tαβ c 2 Obs´ervese que Tαβ = 0 ⇒ Rµν = 0 (12. 2Φ De nuevo. la ecuaci´on (12.27) Ya hemos dicho que Tαβ recoge todas las formas de momentum y energ´ıa diferentes a las producidas por el campo gravitatorio.26) c4 Al poner esto en la ecuaci´on (12. no dicen nada acerca de la energ´ıa-momentum del campo grav- itatorio.11) da g00 = 1 + ≈ 1: c2 1 ∇2 Φ = κρc4 .17) queda finalmente as´ı: 1 8πG Rµν − gµν R = 4 Tµν (12. Las ecuaciones Tαβ = 0 y Tαβ 6= 0. Supongamos por ejemplo que el u ´nico objeto del universo es un astro de radio a. De otro lado.18) se convierte en 8πG α R = − T α (12. del campo gravitacional. para campo d´ebil la ecuaci´on (12. en general. diferentes de cero.

cero. Tiempo universal y campo constante. 298 . N´otese que el lado izquier- do de la ecuaci´on (12. azul y roja) no colineales. ya que x0 no viene necesariamente en segundos. la es- cogencia de las cuatro coordenadas es bastante libre y puede ser. en un espaciotiempo dado. Si Tµν no es sim´etrico. es posible escoger un sistema coordenado xµ tal que todas las componentes gµν sean2 independientes de la coordenada temporal x0 .25). caprichosa. esto es entendible.5 Las coordenadas Antes de concluir este cap´ıtulo es conveniente que nos detengamos para es- tablecer algunas nociones generales acerca de las soluciones de la ecuaci´on del campo gravitatorio (12. debemos revisar juiciosamente que el tensor de energ´ıa-momentum que estamos usando sea verdaderamente sim´etrico. el tensor de la ecuaci´on (8.25) es sim´etrico bajo el intercambio de los ´ındices µ y ν. lo que quiere decir que Tµν tambi´en tiene que ser sim´etrico (Tµν tiene que ser igual a Tνµ ). coordenada temporal.por consiguiente. incluso.52) es asim´etrico. como muestra la Figura 12. entonces x0 se lla- 2 En tal caso x0 es una coordenada c´ıclica.3). hay un Tαβ 6= 0: el tensor Rµν no es.25). y por eso no se puede usar en la ecuaci´on de Hilbert-Einstein. y se le asocia una constante del movimiento en las curvas geod´esicas (v´ease la secci´ on 10.1. y en consecuencia es l´ıcito usarlo en la ecuaci´on (12. Pero el tensor de la ecuaci´on (8. etc. Por ejemplo. en general. sino que puede estar dada en metros. En principio. es necesario escoger las coordenadas xµ que mejor se ajustan a las condiciones particulares del problema. Cuando se trata de resolver esta ecuaci´on en un problema particular. A la coordenada x0 no se le dice tiempo sino. La coordenada temporal se establece con otra estrella (blanca) m´ovil. la ecuaci´on de Hilbert-Einstein es inconsistente. en general. Debemos hacer un comentario acerca de T µν . como la que propone Ohanian [13]: Para las coordenadas es- paciales de un punto P se utilizan los rayos de luz de tres estrellas fijas (amarilla. Si. en radianes. se adopta como coordenada temporal el ´angulo formado en P por los rayos rojo y blanco. 2) Si el planeta no es fuente de campo electromagn´etico se cumple que Tαβ = 0 y en consecuencia Rµν = 0 . Al enfrentar cualquier problema particular. 12. se adop- tan como coordenadas espaciales los tres ´angulos que se forman entre los tres rayos que convergen en P .59) s´ı es sim´etrico.

28) y (12. Los campos est´ aticos son un subconjunto de los esta- cionarios. y en consecuencia las curvas geod´esicas tienen. y ´esto a su vez debe afectar al campo producido por la estrella. La inversi´ on del tiempo universal. La operaci´on x0 → −x0 modifica as´ı al intervalo: (ds)2 → g00 dx0 dx0 + gab dxa dxb − ga0 dxa dx0 − g0a dx0 dxa (12.29) nos damos cuenta de que. decimos que el campo gravitatorio es estacionario (tambi´en se le dice constante). pero no est´atico. una constante del movimiento. Si la estrella gira alrededor de su eje. asociada a x0 .29). el campo es estacionario. El tiempo universal es una co- ordenada c´ıclica. adem´as de que los gµν sean independientes de la coordenada temporal. la inversi´ on del tiempo universal trae como consecuencia ω → − ω . en efecto. Modernamente.ma tiempo universal.28) Supongamos que x0 es un tiempo universal. llegamos a (ds)2 → (ds)2 . el intervalo es. Lo del tiempo universal y el campo constante es s´olo de inter´es acad´emico porque. la distinci´on estacionario-est´atico 299 . Separemos los ´ındices latinos en la f´ormula del intervalo (9. decimos que el campo no s´olo es estacionario sino adem´as est´atico. en general.29) Al comparar (12.1): (ds)2 = g00 dx0 dx0 + gab dxa dxb + ga0 dxa dx0 + g0a dx0 dxa (12. cuando hay varios cuerpos las atracciones mutuas producen unas aceleraciones que hacen que el campo cambie con el transcurso del tiempo. Pero si la estrella rota con velocidad angular ω . estrictamente. (ds)2 9 (ds)2 . En tal caso. La diferencia entre estacionario y est´atico se aprecia f´acilmente con un ejem- plo. En efecto. El campo producido por una estrella que no gira es est´atico. se cumple que ga0 = g0b = 0. Si. sensible a la inversi´ on del 0 0 tiempo universal x → −x . debemos ad- mitir [22] que s´olo puede ser constante el campo producido por un cuerpo. Pero si ga0 = g0a = 0 en la ecuaci´on (12. Campo est´ atico. En palabras. En los campos est´aticos el intervalo es insensible a la inversi´on del tiempo universal: (ds)2 → (ds)2 . en general. la operaci´on x0 → −x0 no ha de afectar el campo de una estrella quieta.

La coordenada temporal es el ´angu- lo formado en P por los rayos de la estrella roja y de una cuarta estrella m´ovil. Las coordenadas es- paciales de un punto P son los tres ´angulos que forman en P las luces que provienen de tres es- trellas (amarilla. 300 . azul y roja). y si no rota. lla ari am azul roja P Figura 12. el campo es est´atico (soluci´on de Schwarzschild).es importante en el problema de la masa puntual: si la masa rota.1 Las coordenadas de Ohanian. el campo es estacionario (soluci´on de Kerr).

301 . El caso de la part´ıcula puntual fue el prob- lema escuela de la f´ısica newtoniana y de la mec´anica cu´antica. Einstein resolvi´o este problema en 1915. Con ese prop´osito vamos a desarrollar sucesi- 1 Schwarzschild. sino aproximada. La gravitaci´ on newtoniana resolvi´o este problema con gran ´exito: trescientos a˜nos de astronom´ıa han confirmado la bondad de la soluci´on de Newton. la mec´anica cu´antica naciente habr´ıa de resolver de nuevo este problema que se conoce bajo el nombre de ´atomo de hidr´ogeno. M´as tarde. resolvi´ o el problema mientras prestaba sus servicios como soldado en el frente oriental. a los 42 a˜ nos de edad. aunque no en forma exacta. por la infecci´ on de una herida. Y as´ı como ocurri´o con la versi´on newtoniana y con la versi´ on cu´antica. Schwarzschild [23] resolvi´o exactamente el problema de la masa puntual en diciembre de 1915. unas pocas semanas despu´es de que Einstein y Hilbert encontraran la ecuaci´on (12. profesor de la universidad de Gotinga. Tambi´en en la gravitaci´on Einstein atac´o el problema de la masa puntual. en esa soluci´on aproximada logr´o explicar la precesi´on del per- ihelio de Mercurio y pudo predecir la desviaci´on de un rayo de luz al pasar cerca del Sol. 13.Cap´ıtulo 13 La soluci´ on de Schwarzschild El problema m´as simple de la f´ısica cl´asica es el del universo vac´ıo. entren´ o a los cient´ıficos en las sutilezas de la teor´ıa y les exigi´o m´etodos de c´alculo especiales. Muri´ o cinco meses despu´es. este viejo prob- lema fue la escuela de la relatividad general. en la d´ecada de 1920.1 Campo is´ otropo est´ atico Nos proponemos averiguar la forma m´as general que puede tener un campo gravitatorio is´otropo est´atico. El prob- lema que le sigue es el estudio de los efectos causados por la presencia de una part´ıcula puntual.25) de los campos gravitacionales1 .

t}(dt)2 + {r · r. t} son. De otro lado. que son t y dt. en principio. En este caso el intervalo ds2 debe ser un escalar bajo el grupo de las rotaciones en el espacio tridimensional. r · dr y dr · dr. r · r. diferentes. o sea que el intervalo ds2 se simplifica: ds2 = {r · r}(dt)2 + {r · r}r · drdt + {r · r}(r · dr)2 + {r · r}dr · dr Campo is´ otropo est´ atico. No se nos escapa que esta notaci´on es ambigua porque podr´ıa sugerir.5 debemos imponer la condici´on de que las entradas g0a del tensor m´etrico sean cero. t}dr · dr En esta f´ormula la escritura {r · r. r · dr y dr · dr : ds2 = {r · r. el intervalo is´otropo m´as general se construye con t. Utilizando de nuevo la secci´on 12. t} que aparecen en la f´ormula son iguales. dr = dr 1 En coordenadas esf´ericas r = r 1 ˆ r + rdθ 1 ˆ θ + r sen θdϕ 1 ˆ ϕ . y los productos punto entre ellos son r · r. Campo is´ otropo estacionario. t}(r · dr)2 + {r · r. Disponemos u ´nicamente de los vectores r y dr. con dos vectores A y B se consigue una cantidad escalar mediante el producto punto A · B. En conclusi´on. Campo is´ otropo. Para proponer o construir un ds2 debemos acudir a cantidades escalares. Debemos entender que las cuatro funciones {r · r. ¿Cu´ales son las cantidades escalares disponibles? Con la coordenada temporal ct se producen dos escalares. que las cuatro funciones {r · r. Sabemos por la secci´on 12. Debemos encontrar vectores para ejecutar el producto punto. t}r · drdt + {r · r. Los productos escalares son: r · r = r2 302 . estacionario y est´atico. t} es una manera corta de decir “alguna funci´on de r · r y de t ”. equivocadamente. dt.vamente los casos is´otropo. Queda: ds2 = {r · r}(dt)2 + {r · r}(r · dr)2 + {r · r}dr · dr ˆ r .5 que para campos estacionarios las componentes gµν del tensor m´etrico son indepen- dientes del tiempo universal.

ϕ).2)  0 0 −ρ2 0    0 0 0 −ρ2 sen2 θ Esta es la m´etrica del problema m´as general de campo est´atico is´otropo. r · dr = rdr ³ ´ dr · dr = (dr)2 + r2 (dθ)2 + sen2 θ(dϕ)2 Con estas expresiones regresamos a ds2 : ³ ´ ds2 = {r}dt2 + {r}dr2 + {r} dr2 + r2 (dθ2 + sen2 θdϕ2 ) = {r}dt2 + {r}dr2 + {r}r2 (dθ2 + sen2 θdϕ2 ) Pongamos nombres a las tres funciones {r}: ds2 = D(r)dt2 − E(r)dr2 − F (r)r2 (dθ2 + sen2 θdϕ2 ) Ahora hacemos una transformaci´on de coordenadas (ct. El tensor de Ricci tiene s´olo cuatro componentes no nulas: 1 ³ 00 02 0 0 0 ´ R00 = − 2ρABA − ρBA − ρAA B + 4ABA 4ρAB 2 1 ³ 00 02 0 0 2 0 ´ R11 = 2ρABA − ρBA − ρAA B − 4A B 4ρA2 B 303 . donde la nueva coordenada ρ est´a definida por medio de la ecuaci´on ρ2 ≡ 2 F (r)r : ds2 = A(ρ)c2 dt2 − B(ρ)dρ2 − ρ2 (dθ2 + sen2 θdϕ2 ) (13. ρ.1) Este intervalo corresponde al tensor m´etrico:   A(ρ) 0 0 0    0 −B(ρ) 0 0    gµν =    (13. r. θ. ϕ) → (ct. θ.

Esto significa que: A(ρ)B(ρ) = una constante (13.2) debe coincidir con (9. las funciones A(ρ) y B(ρ) tienden al valor 1. etc. una bola de polvo. al comparar (13.4) son iguales. A partir de este momen- to supondremos que la distribuci´on de momentum y energ´ıa Tµν est´ a concen- trada en una regi´on finita del espacio: estamos pensando en una estrella. 1 ³ 0 0 2 ´ R22 = − − ρBA + ρAB + 2AB − 2AB 2AB 2 R33 = sen2 θR22 Aqu´ı la prima (0 ) quiere decir derivada respecto a ρ. Al imponer las ecuaciones R00 = 0. Si esta bola de polvo o estrella no es fuente de campo electromagn´etico podemos afirmar. es decir (AB)0 = 0.3) 2ρABA00 − ρBA02 − ρAA0 B 0 = 4A2 B 0 (13.45) vemos que. Vamos a estudiar u ´nicamente la regi´on exterior. a grandes distancias.6) Para averiguar el valor de esta constante recordamos que a grandes distancias la m´etrica (13.7) A(ρ) Al colocar este resultado en la ecuaci´on (13.6) es 1: A(ρ)B(ρ) = 1 1 B(ρ) = (13. de acuerdo con la discusi´on de la p´agina 298. Pues bien.45). entonces los lados derechos tambi´en tienen que ser iguales: −4ABA0 = 4A2 B 0 .5) se obtiene ρA0 + A = 1.3) y (13.2) con (9.5) Obs´ervese que los lados izquierdos de (13. que los tensores Tµν y Rµν son cero. o sea que AB 0 + BA0 = 0. un planeta.4) −ρBA0 + ρAB 0 + 2AB 2 − 2AB = 0 (13. y por consiguiente la constante de la ecuaci´on (13. Esta distribuci´on de momentum y energ´ıa tiene cierto radio. es decir 304 . R11 = 0 y R22 = 0 se obtiene: 2ρABA00 − ρBA02 − ρAA0 B 0 = −4ABA0 (13.

d (ρA) = 1 dρ La soluci´on de esta ecuaci´on es k A=1+ (13.11) dice que 2GM A ' 1− c2 r k 2GM Al comparar con (13.2) son: µ ¶ µ ¶ 2 2GM 2 2 2GM −1 2 2 2 ds = 1 − 2 c dt − 1 − 2 dr −r (dθ +sen2 θdϕ2 ) (13.9) c r c r  2GM  1− 0 0 0  c2 r     µ ¶     2GM −1   0 − 1− 2 0 0  gµν =  c r   (13.8) y (13.8) ρ donde k es una constante cuyo valor debemos averiguar. Con esta elecci´on la 2GM constante k queda determinada: k = − 2 .8) vemos que = − 2 . Para hacerlo es- tudiemos la situaci´on a distancias grandes.7) c dan finalmente 1 2GM A = = 1− 2 B c r El intervalo (13. donde esperamos que se logre el l´ımite newtoniano.1) y la m´etrica (13. Esto significa que ρ es ρ c r proporcional a r. Las ecuaciones (13. Lo m´as sencillo es escoger ρ igual a r. El potencial newtoniano es Φ = −GM/r y la ecuaci´on (12.10)      0 0 −r2 0      0 0 0 −r2 sen2 θ 305 .

que es el origen de coordenadas.10) ser´a v´alida en todos los puntos del universo. Antes de cerrar esta secci´on anotemos que. En tal caso la m´etrica (13. De ahora en adelante nos concentraremos en lo que se llama el problema de Schwarzschild: cuando toda la energ´ıa- momentum representada por Tµν se acumula en un punto. s = 2GM/c toma valores sorprendentemente peque˜ nos. En efecto.12)   1 − s/r 0 0 0        0 − (1 − s/r)−1 0 0    gµν =    (13. excepto en r = 0 .Esta es la soluci´on en la regi´on “de afuera”.45) del espacio plano.13)    0 0 −r2 0      0 0 0 −r2 sen2 θ La inversa de esta matriz es   (1 − s/r)−1 0 0 0        0 −(1 − s/r) 0 0    g µν =    (13. Ya que la cantidad 2GM/c2 aparece fre- cuentemente. y cuando M es la masa de la Tierra se obtiene s ' 9 mm. como la constante de la gravitaci´on G 2 es muy baja. conviene darle un nombre. cuando M es la masa del Sol se obtiene s ' 3 km. 306 .. se llama el radio de Schwarzschild : 2GM s ≡ (13. en el exterior de la distribuci´on esf´erica de energ´ıa y momentum.11) c2 ds2 = (1 − s/r) c2 dt2 − (1 − s/r)−1 dr2 − r2 (dθ2 + sen2 θ dϕ2 ) (13.14)  0 0 −r−2 0        0 0 0 −(r sen θ)−2 Para s = M = 0 se recupera el tensor m´etrico (9.

porque algunas componentes del tensor de Riemann no son cero. ya que muchas de ellas se obtienen de las otras. y por consiguiente el escalar de curvatura tambi´en es cero. 9. 9. La larga lista de las componentes no nulas del tensor de Riemann es excesiva. N´otese.27).13) procedemos a calcular los s´ımbolos de Christoffel y las componentes contravariantes del tensor de Riemann. que si s → 0 (es decir. si M → 0) el espaciotiempo se vuelve plano. pudimos 307 . sin embargo. En vez de escribir toda la lista. utilizando las tres identi- dades algebraicas (9.85). de acuerdo con (12.2 La geometr´ıa del espaciotiempo Con la m´etrica (13.13.83.84. Resulta que las cantidades no nulas son s Γ0 01 = Γ0 10 = 2r(r − s) s(r − s) s Γ1 00 = Γ1 11 = − 2r3 2r(r − s) Γ1 22 = −r + s Γ1 33 = −(r − s) sen2 θ 1 Γ2 33 = − sen θ cos θ Γ2 12 = Γ2 21 = r 1 Γ3 13 = Γ3 31 = Γ3 23 = Γ3 32 = cot θ r s R0101 = R1010 = −R1001 = −R0110 = r3 s R0202 = R2020 = −R2002 = −R0220 = − 2r4 (r − s) s R0303 = R3030 = −R3003 = −R0330 = − 4 2r (r − s) sen2 θ s(r − s) R1212 = R2121 = −R2112 = −R1221 = 2r6 s(r − s) R1313 = R3131 = −R3113 = −R1331 = 2r6 sen2 θ s R2323 = R3232 = −R3223 = −R2332 = − 7 r sen2 θ Todas las componentes del tensor de Ricci son cero. El espaciotiempo es obviamente curvo.

El biespacio (r.12) y (13. Rθϕθϕ = −sr sen2 θ 2(r − s) 2(r − s) Este triespacio es curvo. ϕ) podemos hacer un corte de t constante (es decir dt = 0) y lo que queda es un espacio tridi- mensional. porque algunas componentes del tensor de Riemann no son cero. Al poner dt = 0 en las ecuaciones (13. ϕ).17) 308 . Al poner dt = dϕ = 0 en las ecuaciones (13. θ.12) y (13.13) queda este espacio tridimensional: ds2 = − (1 − s/r)−1 dr2 − r2 (dθ2 + sen2 θdϕ2 ) (13. ´nicamente R0101 . La curvatura de este triespacio es un efecto gravitacional. De ahora en adelante. para ahorrar espacio. θ. ϕ) podemos hacer un corte de t constante y ϕ constante (es decir dt = dϕ = 0) y lo que que- da es un espacio bidimensional.13) queda este espacio bidimensional: ds2 = − (1 − s/r)−1 dr2 − r2 dθ2 (13. no dar u era necesario dar Γ2 21 .16)   0 0 −r2 sen2 θ Las componentes covariantes no nulas del tensor de Riemann son s s sen2 θ Rrθrθ = . Rrϕrϕ = . En el cuadriespacio (ct. R1313 y R2323 . r. no escribiremos aquellas componentes que pueden averiguarse f´acil- mente utilizando las f´ormulas de las identidades algebraicas. θ. En el cuadriespacio (ct. 13. θ). R0303 . Γ3 31 ni Γ3 32 .15)   − (1 − s/r)−1 0 0     gµν =  0 −r2 0   (13. R0202 .3 Subespacios El triespacio (r. R1212 . Pero estas se vuelven cero (y el triespacio se aplana) cuando M → 0 . As´ı mismo. r.

este biespacio no se aplana: la superficie esf´erica es curva con M 6= 0 y tambi´en es curva con M = 0. La curvatura de este biespacio es un efecto gravitacional.12) y (13. Si en las ecuaciones (13. r). Si en las ecuaciones (13. que es una superficie esf´erica. El biespacio (θ. Pero estas se vuelven cero (y el biespacio se aplana) cuando M → 0.20) 0 −r2 sen2 θ Las componentes covariantes no nulas del tensor de Riemann son Rθϕθϕ = −r2 sen2 θ Este biespacio.13) hacemos dθ = dϕ = 0. queda un espacio bidimensional: ds2 = −r2 dθ2 − r2 sen2 θdϕ2 (13.12) y (13. La curvatura de esta superficie no es un efecto gravitacional. ϕ). queda un espacio bidimensional: ³ s´ 2 2 ³ s ´−1 2 ds2 = 1 − c dt − 1 − dr (13. porque algunas componentes del tensor de Riemann no son cero. porque algunas com- ponentes del tensor de Riemann no son cero.18) 0 −r2 Las componentes covariantes no nulas del tensor de Riemann son: s Rrθrθ = 2(r − s) Este biespacio es curvo. es curvo. El biespacio (t.   − (1 − s/r)−1 0 gµν =   (13.21) r r 309 .19)   −r2 0 gµν =   (13. Cuando M → 0 .13) hacemos dt = dr = 0.

θ). Si en las ecuaciones (13.12) y (13.13) hacemos dt = dθ = 0.12) y (13. queda un espacio bidimensional: ds2 = (1 − s/r) c2 dt2 − r2 dθ2   1 − s/r 0 gµν =   0 −r2 Todas las componentes del tensor de Riemann son cero. Vemos as´ı que el biespacio (t. θ) es plano con M 6= 0 y tambi´en con M = 0.   1 − s/r 0 gµν =   (13. queda un espacio bidimensional: ds2 = − (1 − s/r)−1 dr2 − r2 sen2 θdϕ2 (13.23)   − (1 − s/r)−1 0 gµν =   0 −r2 sen2 θ Las componentes covariantes no nulas del tensor de Riemann son 310 .22) −1 0 − (1 − s/r) Las componentes covariantes no nulas del tensor de Riemann son: s Rtrtr = r3 Este biespacio es curvo. La curvatura de este biespacio es un efecto gravitacional. El biespacio (r. porque algunas componentes del tensor de Riemann no son cero. Si en las ecuaciones (13. Pero estas se vuelven cero (y el biespacio se aplana) cuando M → 0. cualquiera que sea el valor de M .13) hacemos dr = dϕ = 0. ϕ). El biespacio (t.

y concentrarnos en aquellas figuras que est´an en el plano ecuatorial. ya que para s = 0 el espacio se aplana.26).27) se convierte en el valor euclidiano 2πrdr. y da 2πr.26) Calculemos el ´area de la corona comprendida entre los radios r y dr. que es lo que se esperaba. y para segmentos de circunferencia hacemos dr = 0: 1 dl = p dr : segmento radial (13.27) 1 − s/r Pero esto difiere del resultado euclidiano. y en consecuencia el intervalo (13. Para comprender la curvatura de este biespacio podemos simplificar la es- critura usando longitudes positivas en (13.24). Pero estas se vuelven cero (y el biespacio se aplana) cuando M → 0.12) queda simplemente: 311 . para lo cual hacemos θ = π/2: dl2 = (1 − s/r)−1 dr2 + r2 dϕ2 (13.23). Este ejemplo muestra que el biespacio (r.24) Para segmentos radiales hacemos dϕ = 0 en (13. 1 s sen2 θ Rrϕrϕ = 2 r−s Este biespacio es curvo. porque algunas componentes del tensor de Riemann no son cero.4 Relojes Un punto en reposo tiene dr = dθ = dϕ = 0. mientras s sea diferente de cero. Entonces el ´area de la corona es el producto de 1/ 1 − s/r dr con 2πr: ´ 2πrdr Area =p (13.25). 13. que es 2πrdr. ϕ) es curvo. La distancia entre los dos c´ırculos est´a dada por (13.25) 1 − s/r dl = rdϕ : arco de circunferencia (13. y la longitud de la circunferencia menor se calcula pcon (13. La curvatura de este biespacio es un efecto gravitacional. Por supuesto que para M = 0 se tiene s = 0 y el ´area (13.

que est´a en el infinito: dl/dt no es una medida local. Si el reloj que est´ pa en reposo se encuentra en el infinito.28) p = dt 1 + 2Φ/c2 (13. La cantidad dl/dt es es una velocidad medida con un reloj t lejano. as´ı: v = dl/dT . bien sea usando dt o dT .12) da la longitud tridimensional dl: q dl = (1 − s/r)−1 dr2 + r2 dθ2 + r2 sen2 θ dϕ2 La velocidad de un punto m´ovil se puede definir de dos maneras. Saquemos c2 dt2 como factor com´ un en la f´ormula del intervalo (13. ds2 = c2 (1 − s/r) dt2 Ahora supongamos que en ese punto se encuentra un reloj y llamemos T al tiempo que marca ese reloj que est´a en reposo. Φ = −GM/r es el potencial gravitacional newtoniano.12): " µ ¶2 # 2 1 dl ds = 1 − s/r − 2 c2 dt2 (13. es Combinando las dos u decir: p dT = dt 1 − s/r (13. La f´ormula del intervalo (13. Esta u ´ltima ser´a llamada velocidad local y le asignaremos el s´ımbolo v. De esta manera se aclara el significado de la coordenada t que hemos usado desde el principio: t es un tiempo universal. El intervalo es: ds2 = c2 dT 2 ´ltimas ecuaciones llegamos a dT 2 = (1 − s/r) dt2 .29) Aqu´ı. la ecuaci´on (13. La cantidad dl/dT es una velocidad medida con un reloj local T que se encuentra en reposo.28) da dT∞ = dt 1 − s/∞ = dt.30) c dt 312 . un reloj que se encuentra en reposo en r = ∞ marca un tiempo t.

30) se convierte en: ¡ ¢ ds2 = (1 − s/r) 1 − v 2 /c2 c2 dt2 (13. como es costumbre.32) p = dt (1 + 2Φ/c) (1 − v 2 /c2 ) (13.32) se convierte en (13.1 trae tres l´ıneas rectas horizontales.33) muestra que el reloj τ se atrasa respecto a t por dos causas diferentes: por tener velocidad. dτ = dT y la ecuaci´on (13. la ecuaci´on (13. La Figura 13. al tiempo que marca un reloj que la acompa˜na. medida localmente con un reloj en reposo. llaman- do dτ . En palabras: la velocidad de la luz. todos los eventos contenidos en la primera l´ınea tienen el mismo valor t = 7.31) para escribir: p dτ = dt (1 − s/r) (1 − v 2 /c2 ) (13.28). 3) Cuando el reloj est´a en reposo en el infinito. y la ecuaci´on (13. Hacemos ds2 = c2 dτ 2 en (13. no es c. ya que podemos imaginar cortes de simultanei- dad.Esta f´ormula da un resultado interesante para pulsos de luz. s´ı es c.28). La ecuaci´on general (13.32) se convierte en (2. 2) Cuando el reloj est´a en el infinito y tiene velocidad v. Concentr´emonos ahora en lo que ocurre con una part´ıcula m´ovil. La existencia de un tiempo universal t facilita la comprensi´on del espaci- otiempo de Schwarzschild. y por estar en un campo gravitacional.14). como veremos ensegui- da.31) Haciendo ds2 = 0 en esta ecuaci´on se llega a v = c.33) Esta es una f´ormula general. con tres casos particulares importantes: 1) Cuando el reloj est´a en reposo. dt o sea que la velocidad no local de la luz. En vista de (13. Veamos en detalle este u´ltimo. Afortu- nadamente la velocidad local. asimismo. dada por dl/dT . ya que si hace- mos ds = 0 encontramos dl p = c 1 − s/r . τ = t. es c. podemos escribir (dl/dt)2 = (1 − s/r) (dl/dT )2 = (1 − s/r)v 2 . todos 313 . dada por dl/dt. asunto que ya se ha estudiado en la relatividad especial.

El primer reloj mide el tiempo ∆T1 que transcurre entre dos proyectiles sucesivos emitidos y el segundo reloj mide el tiempo ∆T2 que transcurre entre dos proyectiles recibidos.28) dice que: p ∆T1 = ∆t1 1 − s/r1 p ∆T2 = ∆t2 1 − s/r2 Dividir lado a lado esta dos ecuaciones y utilizar la ecuaci´on (13. θ1 . Como todas las l´ıneas curvas de la Figura 13. debido a que el espaciotiempo de Schwarzschild es est´atico (v´ease la m´etrica (13.34) Pensemos ahora que en los dos puntos hay dos relojes en reposo. Supong- amos ahora que desde el punto (r1 . peri´odicamente. m´as se atrasa.1 son similares. las trayectorias de esos proyectiles.34): s 1 − s/r2 ∆T2 = ∆T1 (13. θ2 . etc. La f´ormula (13.1 son repetitivas. Los relojes se atrasan bien sea a causa del campo gravitatorio o a causa de la velocidad translacional que ellos tengan. La Figura tambi´en trae dos l´ıneas rectas verticales. y ∆t2 al lapso entre dos proyectiles sucesivos recibidos en el segundo punto. θ1 . las trayectorias de todos los proyectiles son similares. es claro que: ∆t1 = ∆t2 (13. ϕ2 ). ϕ2 ). Lo interesante es que. Uno podr´ıa preguntarse si 314 .13)). Llamemos ahora ∆t1 al tiempo universal que transcurre entre dos proyectiles sucesivos emitidos en el primer punto. y llamemos T1 y T2 a los tiempos que ellos marcan. en l´ıneas curvas.35) 1 − s/r1 N´otese que r2 < r1 ⇒ ∆T2 < ∆T1 : mientras m´as hundido est´a un reloj en el campo gravitacional. y todos ellos se lanzan de la misma manera (con la misma velocidad inicial y la misma inclinaci´on). θ2 . La Figura muestra. y la otra representa a otro tripunto fijo (r2 . ϕ1 ). y en conse- cuencia todas las l´ıneas curvas de la Figura 13. ϕ1 ) se lanza una serie de proyectiles hacia (r2 . una representa a un tripunto fijo (r1 .los eventos contenidos en la segunda l´ınea tienen el mismo valor t = 8.

Antes de concluir esta secci´on vamos a completar el estudio de la velocidad local v = dl/dT . vθ = 0 y la ecuaci´on (13. o sea que: Ã ! vr2 v 2 vϕ2 = 1− 1− 2 + 2 c2 c c En el segundo t´ermino del lado derecho multiplicar y dividir por (1 − s/r): 315 .12) da la longitud tridimensional dl y sus tres componentes dlr . vθ y vϕ : dl q v = = vr2 + vθ2 + vϕ2 (13. La f´ormula del intervalo (13. dlθ y dlϕ : q dl = (1 − s/r)−1 dr2 + r2 dθ2 + r2 sen2 θ dϕ2 dr dlr = p (13. Si el movimiento se desarrolla u ´nicamente en el plano ecuatorial.37) dice que vr2 = v 2 − vϕ2 .36) 1 − s/r dlθ = r dθ dlϕ = r sen θ dϕ Al dividir estas cantidades por dT se obtienen las componentes vr . escribiendo en detalle sus tres componentes. en los que los relojes (sistemas at´omicos) no registran atrasos debidos a la acel- eraci´on.38) dT 1 − s/r dT dlθ dθ vθ = = r (13.37) dT dlr 1 dr vr = = p (13. La respuesta es no: se han realizado experimentos con aceleraciones extremas en ciclotrones.39) dT dT dlϕ dϕ vϕ = = r sen θ (13.acaso la aceleraci´on tambi´en ocasiona alg´ un atraso. v y vϕ .40) dT dT A continuaci´on vamos a deducir una ecuaci´on interesante que combina las variables r.

2 En ´optica. Si dividimos lado a lado estas dos ecuaciones se obtiene ν2 /ν1 = ∆T1 /∆T2 . y se llama corrimiento hacia el rojo.35) se llega finalmente a: s 1 − s/r1 ν2 = ν1 (13. Si r2 > r1 entonces ν2 < ν1 . le disminuye su frecuencia2 y la corre hacia el rojo. en general. en la imaginaci´on. es decir. que mientras la luz baja (hacia la masa M ) se fortalece. aumenta su frecuencia y se corre hacia el azul. cuando la luz pasa por una regi´ on donde hay campo gravitacional. 316 .5 Corrimiento hacia el rojo Consideremos de nuevo los dos relojes de la secci´on anterior. su frecuencia y su color no cambian. Pero en la relatividad einsteiniana. y la frecuencia a la que se reciben es ν2 = 1/∆T2 . su frecuencia y su color son cambiantes. Pero hay una excepci´on importante: cuando la trayectoria del punto m´ovil es una geod´esica. v y vϕ . As´ı mismo.  " #2  vr2 ³ s ´  1 − v 2 /c2 rvϕ /c 1 2 = 1− 1− + p c r 1 − s/r 1 − s/r r2 Esta ecuaci´on se escribe concisamente as´ı: ³ µ ¶ vr2 s´ J2 = 1− 1− D+ 2 . y en vista de (13. son constantes del movimiento. 13.42) 1 − s/r 1 − s/r c Las cantidades D y J son funciones de r. Uno se puede figurar. cuando la luz pasa por materiales transparentes de diversos ´ındices de refracci´ on. subir debilita a la luz. Esto lo veremos pronto.41) c2 r r donde 1 − v 2 /c2 r vϕ D = . D y J van cambiando a medida que el punto m´ovil progresa en su trayectoria. J = p (13. las cantidades D y J se mantienen constantes.43) 1 − s/r2 Si r2 < r1 entonces ν2 > ν1 : esto se llama corrimiento hacia el azul. (13. La frecuencia a la que se emiten los proyectiles es ν1 = 1/∆T1 .

Pensemos en un pulso de luz emitido en la superficie de una estrella (la coordenada radial de este punto de emisi´on es r1 = R) y recibido en otro punto cuya coordenada radial es r2 = ∞.43) da en este caso ν∞ = νR [1 − s/R]1/2 . Esta diferencia es peque˜na. pero se ha observado. Al subir. Expandir el binomio: ν∞ = νR [1 − s/2R + · · ·]. causado por la velocidad fuente-receptor y explicado por la relatividad especial en la secci´ on 5. Y al bajar se azulea. (ν¯ −ν∞ )/ν¯ es cerca de dos millon´esimas. le aumenta la frecuencia y su color tira hacia el azul. bien sea m = 0 o m 6= 0. La f´ormula (13. Tal como hemos visto. es decir · ¸ GM ν∞ = νR 1 − 2 (13.12 × 10−6 ) En otras palabras.3 13. la trayectoria es una geod´esica. obteniendo ν∞ = νR [1 − s/2R]. Para darnos cuenta de la magnitud del corrimiento pongamos en la f´ormula la masa y el radio del Sol: M¯ = 1. R¯ = 6. como por ejemplo Sirio y Eridani.99 × 1033 g. explicado en esta secci´ on por la relatividad general.8. la luz sube de un lugar donde el potencial gravitacional newtoniano Φ = −GM/R es negativo. 2) El del efecto Doppler. la luz se enrojece. 3) el gravitacional. Tambi´en se ha observado el corrimiento hacia el rojo en la luz de otras estrellas.6 Constantes del movimiento A continuaci´on vamos a estudiar la ca´ıda libre de una part´ıcula de cualquier masa. su frecuencia disminuye y su color tira hacia el rojo. Si s/R es peque˜ no conservamos los dos primeros t´erminos en esta serie. se corren hacia el rojo la luz de las galaxias y la radiaci´ on de fondo. a otro donde es cero. en este ascenso la luz se de- bilita. ¿Qu´e podr´ıamos decir de la luz que viaja desde el infinito hacia la estrella?: el descenso la fortalece. 317 . Lo primero es identificar las constantes del movimiento siguiendo 3 Hay tres clases de corrimiento hacia el rojo : 1) Debido a la explosi´ on del espacio (big bang).96 × 1010 cm: ν∞ = ν¯ (1 − 2.44) c R O sea que la frecuencia recibida en r = ∞ es menor que la emitida en la estrella: corrimiento hacia el rojo. Finalmente. En el viaje desde la estrella hasta el in- finito.

12) y (13. Esto es lo que ocurre si la part´ıcula se mueve en un plano que pasa por los polos norte y sur.45) dϕ J = r2 sen2 θ (13.la regla (10.15). Pero J es proporcional a dϕ/dλ. podemos asegurar que g0β dxβ /dλ y g3β dxβ /dλ son constantes del movimiento: dxβ dx0 dt dt g0β = g00 = cg00 = c (1 − s/r) dλ dλ dλ dλ dxβ dx3 dϕ g3β = g33 = −r2 sen2 θ dλ dλ dλ Ajustamos el par´ametro af´ın de manera que la primera constante valga 1 y a la segunda constante la llamamos −J. dθ = 0 en las ecuaciones (13.49) dλ r2 4 Recordemos la manera como se trata.13). dλ = c (1 − s/r) dt (13. entonces ella nunca abandonar´a ese plano4 .48) dλ dϕ J = (13. tambi´en ser´a cero en todos los instantes. y podemos afirmar en consecuencia que si dϕ/dλ es cero en un instante.46) se obtiene: ds2 = (1 − s/r) c2 dt2 − (1 − s/r)−1 dr2 − r2 dϕ2 (13.47) dϕ J = r2 (13. Para simplificar la escritura conviene que orientemos al eje zeta de modo que el plano del movimiento sea el plano ecuatorial. tambi´en ser´a cero en todos los instantes. Esta idea se generaliza afirmando que si en un instante la part´ıcula se mueve en un plano (cualquiera) que pase por el centro. Como x0 y x3 no aparecen en la m´etrica (13. es decir. Escribimos entonces c(1−s/r)dt/dλ = 1 y −r2 sen2 θdϕ/dλ = −J. el problema de una part´ıcula sujeta a una fuerza central: el torque es cero ⇒ el momentum angular es constante ⇒ el movimiento se desarrolla en un plano. 318 . haciendo θ = π/2. Si J es cero en un instante.46) dλ Vamos a demostrar que el movimiento de la part´ıcula se desarrolla en un plano. en mec´ anica newtoniana.

Nos falta por considerar las otras dos ecuaciones de las geod´esicas: d2 x1 1 dxµ dxν + Γ µν =0 (13. lo cual. al identificar las dos constantes del movimiento de la secci´on anterior. obtenemos: µ ¶2 µ ¶2 µ ¶2 d2 r s dr c2 s(r − s) dt dϕ 2 − + − (r − s) =0 dλ 2r(r − s) dλ 2r3 dλ dλ En el tercer t´ermino usar (13. Nos queda entonces la ecuaci´on (13.49): µ ¶2 d2 r s dr s(r − s) ³ s ´−2 J 2 (r − s) 2 − + 1 − − =0 dλ 2r(r − s) dλ 2r3 r r4 2r dr Multiplicar ambos lados de esta ecuaci´on por : r − s dλ µ ¶3 2r dr d2 r s dr s dr 2J 2 dr 2 − + − =0 r − s dλ dλ (r − s)2 dλ (r − s)2 dλ r3 dλ Reunir los dos primeros t´erminos con un com´ un denominador: µ ¶3 dr d2 r dr 2r(r − s) −s dλ dλ2 dλ s dr 2J 2 dr + − =0 (r − s)2 (r − s)2 dλ r3 dλ 319 .51) dλ2 dλ dλ Utilizando los s´ımbolos Γ0 µν de la p´agina 307. r usando los coeficientes Γ µν de la p´agina 307 y la condici´on θ = π/2.45) y en el cuarto t´ermino usar (13. dθ = 0.8) de las geod´esicas ya hemos ejecutado dos.50). no es u ´til. y la escogencia θ = π/2.7 Una tercera constante del movimiento De las cuatro ecuaciones (10.50) dλ2 dλ dλ d2 x2 2 dxµ dxν + Γ µν =0 (13.51) se convierte en d2 θ/dλ2 = 0 . si bien es cierto.13. dθ = 0. es evidente que la ecuaci´on (13.

el segundo t´ermino es − . v y vϕ Las variables naturales de la cinem´atica son la posici´on y la velocidad. Para ejecutar esta tarea debemos encontrar ini- cialmente la relaci´on que existe entre el par´ametro λ y el tiempo local p T : bas- ta combinar las ecuaciones (13.52) se puede escribir tambi´en as´ı : µ ¶2 ³ µ ¶ dr s´ J2 =1− 1− D+ 2 (13.48) y (13.8 J y D en t´ erminos de r. La ecuaci´on es entonces dλ r2  µ ¶2  dr r d   dλ r J2    − + 2=0 dλ  r − s r−s r  o sea que la cantidad entre par´entesis es una constante.28) y (13. Si nosotros conocemos la posici´on y la velocidad de una part´ıcula en cierto in- stante.45)para obtener dλ = cdT 1 − s/r. Con este resultado las ecuaciones (13. El primer t´ermino es d r(dr/dλ)2 d r igual a . deber´ıamos ser capaces de utilizar esa informaci´on para averiguar los valores de las constantes J y D. a la que llamaremos −D: µ ¶2 dr 1− dλ J2 D ≡ s − (13.52) 1− r2 r dD = 0 (13. En esta secci´on nos proponemos deducir las f´ormulas correspondientes.53) dλ La ecuaci´on (13.52) dan: 1 dϕ J = r2 p c 1 − s/r dT 320 .54) dλ r r 13. y el tercer t´ermino dλ r − s dλ r − s d J2 es .El lado izquierdo de esta ecuaci´on tiene tres t´erminos.

las condiciones iniciales) determinan un´ıvocamente la trayectoria futura y pasada: en otros instantes la part´ıcula tiene que ajustar los valores de r. Es claro que ellas se combinan para producir esta otra relaci´on. µ ¶2 1 dr 1− 2 µ ¶2 c (1 − s/r) dT r2 dϕ D = − 2 1 − s/r c (1 − s/r) dT Aqu´ı reconocemos las velocidades locales vr . Continuemos con el examen de las ecuaciones (13.55) y (13. las ecuaciones (13. lo que nos permite escribir: r vϕ J = p (13.37). no podr´a abandonarla jam´as. que ser´a u ´til dentro de poco: Dr2 1 − v 2 /c2 = (13.56).38) y (13. Esto de ajustar es lo que quiere decir que J y D sean constantes del movimiento. y que al pasar por r tiene velocidades locales v y vϕ . que son los valores que adoptan J y D.57) J2 vϕ2 /c2 De otro lado.55) 1 − s/r c 1 − v 2 /c2 D = (13.55) y (13. Una vez que la part´ıcula ha escogido determinada geod´esica (es decir.58) c2 r 321 . Los valores r. v y vϕ que la part´ıcula tiene en cierto instante (es decir.40).56) nos permiten averiguar los valores de J y D. (13. entonces las ecuaciones (13.56) se pueden invertir para expre- sar v y vϕ en t´erminos de las constantes D y J: v2 ³ s´ = 1− 1− D (13. determinados valores de J y D). vϕ y v 2 que hab´ıamos definido en las ecuaciones (13. v y vϕ de modo que las cantidades J y D adopten los mismos valores que adoptaron en el instante inicial.55) y (13.56) 1 − s/r Estas son las f´ormulas que busc´abamos. ya que abandonarla ser´ıa como cambiar los valores iniciales de J y D. Si sabemos que una part´ıcula en ca´ıda libre pasa por r. Cada geod´esica en el espaciotiempo de Schwarzschild est´a caracterizada por dos n´ umeros.

entonces ³ µ ¶ vr2 s´ J2 =1− 1− D+ 2 (13.60) y (13. vϕ2 ³ s´ J2 = 1− (13. mien- tras que en la segunda ecuaci´on las cantidades D y J son constantes del movimiento. Para un pulso de luz se tiene v = c.58) es clara: dado un valor de D. En pal- abras.59) c2 r r2 Restamos lado a lado estas dos ecuaciones para obtener: ³ µ ¶ v 2 − vϕ2 s´ J2 =1− 1− D+ 2 c2 r r Pero v 2 − vϕ2 = vr2 .60) c2 r r Obs´ervese que dr dT dt dr p 1 dr dlr vr = = 1 − s/r = = .41) y (13.55)da cJ ' rvϕ . la veloci- dad local v depende u ´nicamente de la coordenada r. en general. A grandes distancias. Observemos tambi´en la diferencia que existe entre las ecuaciones (13. y en en este caso la ecuaci´on (13. Cuando la part´ıcula se acerca. Para part´ıcula masiva la ecuaci´on (13. para s/r muy peque˜ no la ecuaci´on (13.56) es D = (1 − v 2 /c2 )(1 − s/r)−1 = (1 − v 2 /c2 )(1 + s/r + · · ·) 322 .54) son equivalentes. las cantidades D y J son. a grandes distancias cJ tiende al momentum angular zeta por unidad de masa. Esta ecuaci´on es an´aloga a la ecuaci´on newtoniana que dice que la energ´ıa total (que es con- stante) es la suma de la energ´ıa cin´etica y la energ´ıa potencial. la constante J tiene un significado que es familiar.60): en la primera ecuaci´on. (13. La constante D permite tambi´en algunos comentarios. La analog´ıa se confirma al estudiar el comportamiento de D en el l´ımite newtoniano: la ecuaci´on (13. variables. r disminuye y la velocidad v tiene que aumentar.61) dλ dt dλ dT c(1 − s/r) dT cdT c o sea que las ecuaciones (13.56) dice que D = 0. En efecto.

93 km. con lo expuesto en las p´aginas anteriores. v = 0. τ y λ.4. Un reloj en reposo en r = ∞ marca un tiempo t. Vemos c2 2 1 as´ı que (1 − D)c2 /2 → v 2 + Φ. concluimos que J/s ' 5000 y D ' 1 + 0. Antes de hacerlo conviene que repasemos el signifi- cado de esas variables. (1 − D)c2 /2 tiende a la energ´ıa 2 total (prerrelativista) por unidad de masa. donde dτ es el tiempo que marca un reloj que acompa˜ na a la part´ıcula. El tiempo T es el que marca un reloj en reposo en un punto con coordena- da radial r. La Tierra en su ´orbita alrededor del Sol tiene una r promedio de 1. µ ¶ 2 1 2 → (1 − v 2 /c2 )(1 + s/r) ' 1 − (v 2 /c2 − s/r) = 1 − v + Φ . como el s del Sol es 2. estudiando dos casos bien diferentes: el del planeta Tierra y el de una part´ıcula de alta ve- locidad que pasa por las cercan´ıas del origen. en palabras. Aprendemos que para los planetas solares J/s es un n´umero muy grande y que D es muy cercano a 1. 13.63) D √ dτ = D (1 − s/r) dt (13.98 × 10−4 c .49 × 1013 cm y una velocidad promedio de 0. Se puede verificar. y mayor que 1. que las relaciones entre las cuatro variables son: dλ = c (1 − s/r) dt (13. Para una part´ıcula masiva el intervalo ds2 es igual a c2 dτ 2 .65) 323 . Pensemos ahora en una part´ıcula masiva de alta velocidad.8c y r promedio igual a 10s.00000001.9 Las cuatro variables t.64) p dT = 1 − s/r dt (13. t es un tiempo universal.62) c dλ = √ dτ (13. en este caso se obtiene J/s ' 8 y D ' 0. El par´ametro af´ın dλ es el que participa en las ecuaciones de las geod´esicas. ¿Cu´ales son los valores num´ericos que adoptan las constantes J y D? Es- peramos responder esta pregunta. τ y λ Queremos hacer una recopilaci´on de las relaciones que existen entre las cua- tro variables t. T. al menos medianamente. T.

68) 1 − s/r0 Igualando los lados derechos de las ecuaciones (13. que es la que de- scribe una part´ıcula masiva que se suelta desde cierta altura. haciendo v = 0 en la ecuaci´on (13. la ecuaci´on dice cu´al es la altura m´axima que ella alcanza.70) responde dos preguntas: a) si se sabe que una part´ıcula tiene (en r) una velocidad v hacia abajo. como lo demuestra el inter´es que Galileo le prest´o al construir las bases de la ciencia moderna. Este es. y.56) y (13.67) c 1 − s/r 13. uno de los problemas m´as importantes de la f´ısica. b) si una part´ıcula se dispara (en r) hacia arriba.10 La ca´ıda vertical Hagamos una pausa para estudiar una trayectoria simple.69) da respuesta a dos pre- guntas: a) da la velocidad (en r) que tiene una part´ıcula que se suelta en r0 y. Este dato deber´ıa ser suficiente para determinar la constante D. sin duda. su velocidad disminuye hasta que se vuelve cero en r0 . la ecuaci´on nos permite averiguar desde qu´e altura fue soltada. Vemos as´ı que la ecuaci´on (13. 324 .66) D (1 − s/r) 1 dT = p dλ (13.68) se obtiene: s s/r − s/r0 v = c (13.69) 1 − s/r0 1 − v 2 /c2 r0 = s (13.56) encontramos 1 D= (13. Del mismo modo. en efecto. el de una part´ıcula masiva que inicialmente est´a en r y que se dispara hacia arriba con una velocidad v. A medida que asciende. Suponemos que la part´ıcula se suelta desde una altura r0 . b) da la velocidad vertical que hay que impartirle a una part´ıcula para que alcance una altura m´axima r0 .70) s/r − v 2 /c2 Pensemos en este momento en el problema rec´ıproco. 1 dT = p dτ (13. la ecuaci´on (13.

69) tiene un caso interesante. la constante J es cero y la ecuaci´on (13. con un disparo vertical. escogemos el signo − porque la part´ıcula est´a cayendo: √ r ³ D dr s´ =− 1− 1− D. y es cuando r0 = ∞: p v = c s/r para r0 = ∞ (13. se le debe impartir una velocidad local mayor o igual que c s/r.63): Ã√ !2 D dr ³ s´ =1− 1− D (13. D−1 2 sr − r D y utilizando la ecuaci´on (13.68): rdr cdτ = −r s 2 sr − r r0 325 .54) queda as´ı: µ ¶2 dr = 1 − (1 − s/r)D (13.71) En palabras: si. c dτ r es decir: rdr cdτ = − r .La ecuaci´on (13.72) dλ Utilizar la ecuaci´on (13. se quiere enviar una part´pıcula al infinito.73) c dτ r Al tomar ra´ız cuadrada surge un ±. que es el c´alculo del tiempo que transcurre entre r0 y r. Como el movimiento se da u ´nica- mente en la direcci´on radial. Concentr´emonos ahora en otro aspecto de la ca´ıda vertical.

74) sr0 r r 2 − r0 r0 Llamar x ≡ r/r0 e integrar.72) es µ ¶2 1 dr = 1 − (1 − s/r)D .2 de [14].75) 0 sr0 1 x − x2 La integral del lado derecho se resuelve con ayuda de la f´ormula 2. asumiendo que el reloj τ comienza a marchar cuando la part´ıcula se suelta: Z τ Z r/r0 r2 xdx c dτ = − √ 0 √ (13.62) la ecuaci´on (13. ¶ µ r r d r2 r0 r0 cdτ = −√ 0 s µ ¶ (13. Veamos: en vista de la ecuaci´on (13. y esto es un poco m´as dif´ıcil.264.75) es entonces s  µ ¶2 µ ¶ r02  r r 1 2r π cτ = √ − + arc sen 1 − + (13. (1 − s/r)2 cdt 1 − s/r0 de donde despejamos cdt: 326 . (1 − s/r)2 cdt y utilizando la f´ormula (13. que es Z p xdx 1 √ = − x − x2 − arc sen(1 − 2x) x−x 2 2 La ecuaci´on (13.68): µ ¶2 1 dr 1 − s/r =1− . el tiempo coordenado.76) sr0 r0 r0 2 r0 4 Tambi´en nos interesa calcular t .

y en trazo punteado el tiempo coordenado t dado por la f´ormula (13. Como esta energ´ıa es una constante del movimiento podemos escribir c2 sm 1 c2 sm − + mu2 = − + 0.78). en la gravitaci´on de Newton el potencial grav- itacional es −GM/r = −c2 s/2r. p 1 − s/r0 dr cdt = − p (13.76). y por consiguiente la energ´ıa total para una part´ıcula de masa m es −c2 sm/2r + 12 mu2 .78) di- verge en r = s . Observemos que el logaritmo en el lado derecho de la ecuaci´on (13. En la secci´on 13.77) (1 − s/r) s/r − s/r0 Para integrar el lado derecho de esta ecuaci´on conviene [24] hacer el cambio de variable η = arc cos(2r/r0 − 1) . No- toriamente. para cercio- rarse de ello basta verificar que la ecuaci´on (13.78).77).77) se obtiene tomando diferenciales en ambos lados de (13.76).19 abordaremos de nuevo este asunto. Esto quiere decir que para llegar a r = s la part´ıcula toma una cantidad infinita de tiempo coordenado t . es interesante anotar que la f´ısica newtoniana da la misma re- spuesta (13. el tiempo propio τ es una funci´on de buena conducta. En efecto.4 muestra dos curvas: en trazo continuo el tiempo propio τ dado por la f´ormula (13.78) Esta es verdaderamente la integraci´on de la ecuaci´on (13. mientras que el tiempo coordenado t tiene un comportamiento muy preocupante. para finalmente llegar a ¯r r ¯ ¯ r0 r0 ¯ ¯ − 1 ¯¯ ¯ s −1+ r ct = s ln ¯¯ r r ¯ + ¯ ¯ r0 r0 ¯ ¯ − 1 − − 1 ¯ s r  s  r ³ ´ µ ¶ µ ¶2 r0 r0 2r r0 r r s −1  + 1 arc cos −1 + +  s 2s r0 s r0 r0 (13. Finalmente. La Figura 13. 2r 2 2r0 de donde 327 .

81) dT 2 dlr Esta ecuaci´on es de la forma “aceleraci´on es menos el gradiente del po- tencial”. si d2 V /dr2 < 0. o sea que el tiempo newtoniano es el mismo tiempo dado por la ecuaci´on (13. el 328 . y por esta raz´on V recibe el nombre de potencial efectivo. y all´ı donde V es una funci´on creciente.11 Potencial efectivo Definimos ³ µ ¶ s´ J2 V = 1− D+ 2 (13. µ ¶ 1 1 u2 = c2 s − r r0 Esta ecuaci´on newtoniana coincide con la ecuaci´on relativista (13. la part´ıcula puede moverse u ´nicamente en aquellas regiones donde V est´a por debajo de la l´ınea horizontal de altura 1.79) r r de modo que la ecuaci´on (13. o sea que c dT dT dT dlr dlr dvr c2 dV =− (13. El movimiento circular ocurre cuando se cumplen estas dos condiciones: V = 1 y dV /dr = 0.60) es vr2 = 1−V (13. El gr´afico de V versus r es sumamente u ´til.80) tambi´en tiene que ser ≥ 0: el movimiento de la part´ıcula est´a permitido solamente en aquellas regiones del espacio donde V ≤ 1.81) corresponde a un problema ficticio unidimensional en el que la fuerza es proporcional a −dV /dr.80) c2 Al tomar la derivada d/dT en ambos lados de esta ecuaci´on se obtiene 2vr dvr dV dlr dV dV 2 =− =− = −vr . En aquellas regiones donde V es una funci´on decreciente de r. La ecuaci´on (13. En un mismo gr´afico se traza la funci´on V versus r y se traza una l´ınea hor- izontal a una altura 1.73).76). la fuerza es atractiva. la fuerza es repulsiva. Como vr2 ≥ 0. Los puntos de retorno ocurren en aquellos valores de r en los que V = 1. el lado derecho de la ecuaci´on (13. 13.

movimiento circular es inestable. Hay sin embargo una diferencia importante entre los gr´aficos de la mec´anica cl´asica y los de la soluci´on de Schwarzschild: en los primeros la l´ınea horizontal representa energ´ıa total y es de altura variable. y si d2 V /dr2 > 0 es estable.3 es para una part´ıcula masiva que tiene D = 0. A y B son puntos de re- torno: el movimiento es posible u ´nicamente en las regiones r < rA y r > rB .79): µ ¶ dV sJ 2 Dr2 2r = +3− (13. El lector seguramente reconoce el mismo m´etodo y los mismos elementos gr´aficos que se usan en mec´anica cl´asica: potencial efectivo. usando la ecuaci´on (13. La Figura 13. pozos de potencial.2 muestra las posibilidades que tiene un fot´on (D = 0) que tiene un valor de J dado por J = 2. puntos de re- torno.82) se obtiene: Dr2 2r 2 +3− = 0 (13. M´aximos y m´ınimos de V (r). en la gr´afica. La Figura 13.7s . Al hacer dV /dr = 0 en (13.5 y J = 2. Calculemos las dos primeras derivadas del potencial efectivo. en la primera regi´on las ´orbitas son ligadas y en la segunda desligadas. etc. tambi´en en esta gr´afica A y B son puntos de retorno: el movimiento es posi- ble u´nicamente en las regiones r < rA y r > rB .83) dr2 r5 J s En los m´aximos y m´ınimos ocurre que dV /dr = 0.7s . en cambio en los segundos la l´ınea horizontal es de altura fija 1.82) dr r4 J2 s µ ¶ d2 V 2sJ 2 Dr2 3r = − 2 −6+ (13. en la primera regi´on las ´orbitas son ligadas y en la segunda desligadas.85) Ds J2 Para que los m´aximos y m´ınimos verdaderamente existan es necesario que 329 .84) J s Las soluciones de esta ecuaci´on son: " r # J2 3Ds2 r= 1± 1− (13.

Leamos finalmente la ecuaci´on (13.87) vemos que con el signo superior se obtiene d2 V /dr2 > 0. La ecuaci´on (13.88).89). el m´aximo se presenta en las cercan´ıas del origen.89) Ds J2 N´otese que (13.89): si el m´aximo y el m´ınimo de V ocurren (ver condici´on (13.85) da los valores de r en t´erminos de las constantes D y J. ¿En cu´al de ellos ocurre un m´aximo y en cu´al un m´ınimo? Para responder esta pregunta debemos evalu- ar la segunda derivada d2 V /dr2 en los puntos (13. es decir.57) en (13.85) sean cantidades reales. y el m´ınimo en las lejan´ıas. Es en este u ´ltimo pozo de potencial donde est´an los planetas del sistema solar.85) as´ı: " r # J2 3Ds2 r = 1− 1− V es m´aximo (13. y para tal efecto usamos la ecuaci´on (13. y con el signo inferior d2 V /dr2 < 0.85) en (13.87) dr2 r5 3Ds2 J2 Utilizando (13.85) y determinar si d2 V /dr2 es negativa o positiva. Tambi´en es deseable expresar estos r en t´erminos de las velocidades locales v y vϕ . All´ı comien- za a ascender de nuevo y tiende asint´ oticamente al valor V = D.83) se obtiene: Ã " r # ! d2 V 6J 2 s J2 3Ds2 = 1± 1− −1 (13.85) presenta dos valores de r.88) Ds J2 " r # J2 3Ds2 r = 1+ 1− V es m´ınimo (13.86) en (13.88) es menor que (13.84). All´ı comienza a descender hasta que logra el m´ınimo en el r dado por (13. que 3Ds2 1− sea ≥ 0: J2 J2 ≥1 (13. Al colocar (13. Una curva t´ıpica es as´ı: V es cero en r = s y asciende mon´otonamente hasta el r dado por (13.los valores dados en la ecuaci´on (13.86)).86) 3Ds2 La f´ormula (13. con lo que se llega al siguiente resultado: 330 .

y es estable si V es m´ınimo. J s y en vista de (13. utilizamos la ecuaci´on (13.92): 1 − v 2 /c2 3 1 − 2 2 −6+3+ <0 v /c 2 v 2 /c2 Despejar v/c para llegar finalmente a v/c > 1/2. En otras palabras.91) Trayectoria circular. La ´orbita es circular si se cumplen simult´ anea- mente las condiciones (13. Si deseamos expresar estas desigualdades v/c ≷ 1/2 en t´erminos de r.92) s 2 v 2 /c2 La trayectoria circular es inestable si V est´ a en el m´aximo.91).92).93) v > c/2 ⇐ inestable ⇒ r < 3s 331 . obteni´endose r ≶ 3s. Investiguemos entonces bajo qu´e condiciones d2 V /dr2 < 0 utilizando la ecuaci´on (13. inestable para d2 V /dr2 < 0. Para movimiento circular estable se obtiene v/c < 1/2. r 3 1 − v 2 /c2 = + V m´ aximo o m´ınimo (13.90) s 2 2vϕ2 /c2 ´ Puntos de retorno.91): 1 − v 2 /c2 3r − −6+ <0 v 2 /c2 s Ahora utilizar (13. y estable para d2 V /dr2 > 0.57) y 13. En conclusi´on: v < c/2 ⇐ estable ⇒ r > 3s (13.90) y (13. Estos ocurren en aquellos valores de r donde vr = 0. Combinando estas dos ecuaciones obtenemos r 1 1 = 1+ ´orbita circular (13.83): Dr2 3r − 2 −6+ <0 inestable. es decir: vϕ = v puntos de retorno (13.

98) D−1 sJ 2 r1 r2 r3 = (13. en general n´ umeros complejos. La ecuaci´on (13. tres soluciones. naturalmente.12 Puntos de retorno En ocasiones lo que se conoce de la trayectoria de una part´ıcula es los puntos de retorno.60): ³ µ ¶ s´ J2 1− 1− D + 2 = 0. r2 .94) se puede escribir de esta otra manera: (r − r1 )(r − r2 )(r − r3 ) = 0 (13. para llegar a: sD r1 + r2 + r3 = (13.95) Al expandir todos los productos en esta ecuaci´on se obtiene r3 − (r1 + r2 + r3 ) r2 + (r1 r2 + r2 r3 + r3 r1 ) r − r1 r2 r3 = 0 (13.13.94) D−1 D−1 D−1 Esta es una ecuaci´on de tercer grado y tiene.96) Ahora comparamos uno a uno los t´erminos de las ecuaciones (13. En los puntos de retorno se hace cero el lado derecho de la ecuaci´on (13. que llamaremos r1 .97) D−1 J2 r1 r2 + r2 r3 + r3 r1 = (13.96).94) y (13. r3 son. Las tres ra´ıces r1 .99) D−1 332 . En esta secci´on nos proponemos aprovechar esa informaci´on para averiguar el valor de las constantes D y J 2 . r r es decir: sD 2 J2 sJ 2 r3 − r + r− = 0 (13. r2 y r3 . y denotan puntos verdaderos de retorno cuando son n´ umeros positivos.

por ejemplo. Si tomamos r1 y r2 como el perihelio y el apelio de la ´orbita terrestre.104) s r1 r2 Los planetas.101) r1 + r2 r1 r2 − s(r1 + r2 ) + s2 Es claro que en estas expresiones la pareja r1 . La primera es ex- presar a las ra´ıces r1 . Comparando esto con s = 2. (13. La segunda es expresar a las constantes D y J 2 en t´erminos de dos ra´ıces r1 y r2 : sr1 r2 r1 r2 − s(r1 + r2 ) + r1 + r2 D = (13. r1 . r2 y r3 existe una relaci´on muy simple.100) y despreciar −s(r1 + r2 ) + s2 en el denominador de (13.102) para obtener: 1 1 1 1 + + = .102) s D−1 Igualamos los lados izquierdos de las ecuaciones (13.Estas tres ecuaciones se pueden utilizar de dos maneras. r3 o por r3 .100) r1 r2 − s(r1 + r2 ) + s2 s (r1 r2 )2 J2 = (13.98) y (13. La ´orbita de la Tierra.99) por s: r1 r2 r3 J2 = (13. equivalentemente: · ¸ r3 s s −1 = 1− − (13.101).93 × 105 cm nos damos cuenta de que la raz´on entre estas dos cantidades es del orden de 10−8 . Para deducirla dividamos ambos lados de (13. tiene un radio promedio de 1. vemos que s/r1 y s/r2 son cantidades muy peque˜ nas. para escribir esas ecuaciones de esta forma aproximada: 333 . Entre las tres ra´ıces r1 . del orden de 10−8 . Es razonable despreciar s2 en el denominador de (13. r2 y r3 en t´erminos de las constantes D y J 2 : se obtienen unas ecuaciones sumamente complicadas.103) r1 r2 r3 s o. r2 puede ser substituida por r2 .49 × 1013 cm. En el sistema solar los planetas est´an en la zona lejana.

98 × 10−8 .104) y (13. µ ¶ sr1 r2 D ' r1 r2 − s(r1 + r2 ) + [r1 r2 − s(r1 + r2 )]−1 (13.98 × 10 + 0. el potencial V (r) en todo el rango 1 ≤ r/s ≤ ∞. 334 . En r/s = 1 el potencial vale cero y crece r´apidamente para alcanzar el valor V = 3.51 × 108 . en una sola p´agina.8 × 106 en r/s = 3/2.52 × 1013 cm. All´ı comienza a descender lentamente hasta llegar al m´ınimo: V = 1 − 0. Entonces comienza a crecer de nuevo hasta V = 1+0. Entonces: r3 ' 1 + 3.255 × 108 s2 Con estos resultados el potencial efectivo para la Tierra es: ³ µ ¶ s´ −8 8 s2 V (r) = 1 − 1 + 0.105) se expanden con la f´ormula del binomio de Newton y se desprecian los t´erminos en s2 .255 × 10 × 2 r r No es f´acil dibujar. en el que reside nuestro planeta. debido a que ocurren n´ umeros muy dispares. as´ı: (r2 − r1 )/r2 = 0.107) r1 + r2 r3 s s ' 1+ + (13.95×10−8 . Los puntos de retorno est´an en r3 /s = 1+3.105) r1 + r2 sr1 r2 J2 ' (13.04: apenas un 4 % .52×108 .95 × 10−8 s D ' 1 + 0. en r1 /s = 0. Es claro que en la zona lejana se forma un pozo de potencial.98 × 10−8 en r/s = 0.98 × 10−8 J2 ' 0.47 × 1013 cm y r2 = 1.106) r1 + r2 Los factores [ ]−1 que aparecen en (13.98×10−8 en r/s = ∞.108) s r1 r2 En el caso particular de la ´orbita terrestre los datos astron´omicos son r1 = 1. nos podemos formar una idea del ancho dividiendo a r2 − r1 sobre r1 . y as´ı llegamos a estas dos ecuaciones: s D ' 1+ (13. Este pozo es muy pando y muy angosto.50×108 y en en r2 /s = 0. Su profundidad respecto a la l´ınea recta de altura 1 es apenas 0.

ϕ) de la part´ıcula son funciones de λ. para obten- er µ ¶ ³ µ ¶ J 2 dr 2 s´ J2 =1− 1− D+ 2 . Queremos eliminar el par´ametro af´ın.46): d J d = 2 2 dλ r sen θ dϕ Ahora.54) y (13. y en vista de la ecuaci´on (13. dλ r dϕ y elevando al cuadrado: µ ¶2 µ ¶2 dr J2 dr = 4 (13.21) y (10.110) r4 dϕ r r es decir: s µ ¶ 1 dr 1 ³ s´ J2 =± 1− 1− D+ 2 . Las ecuaciones (10. (13.13.111) r2 dϕ J r r o tambi´en: 335 . Siguiendo esta recomendaci´on hacemos d/dλ = (dϕ/dλ)(d/dϕ) .13 Eliminaci´ on del par´ ametro af´ın λ Las coordenadas (r.109). (13. como todas las trayectorias que estamos estudiando pertenecen al plano ecuatorial: d J d = 2 dλ r dϕ Aplicar ambos lados de esta ecuaci´on a la variable r: dr J dr = 2 .27) nos ense˜ naron que para tal eliminaci´on debemos intentar una derivaci´ on en cadena.109) dλ r dϕ Igualamos los lados derechos de las ecuaciones (13.

En aquellos puntos donde u0 6= 0 podemos dividir ambos lados de (13. 13.115) 2J 2 Comparaci´ on. ya que esta ecuaci´on no muestra ninguna dependencia expl´ıcita con el par´ametro af´ın λ. 1 dr dϕ = ± s r2 (13. positiva es la 336 . y lla- r mamos u0 = du/dϕ.114) 2J 2 2 En los puntos de retorno ocurre que u0 = 0. τ ni T. ni con ning´ un tiempo t. Recu´erdese en particular un resultado de la geometr´ıa anal´ıtica elemental seg´un el cual u00 + u = const.115) y (13. En este momento es importante establecer una compara- ci´on con los resultados [25] de la mec´anica newtoniana: s u00 + u = : Newton (13. La ecuaci´on (13.116) son diferentes.113) Tomamos otra derivada respecto a ϕ: µ ¶ 00 0 sD 3s 2 (u + u)u = + u u0 (13.110) es entonces J 2 u02 = 1 − D + sDu − J 2 u2 + sJ 2 u3 (13. lo que quiere decir que las teor´ıas newtoniana y einsteiniana predicen trayectorias diferentes para las part´ıculas en ca´ıda libre.114) por u0 para obtener: sD 3s 2 u00 + u = 2 + u : Einstein (13.112) ³ µ ¶ 1 s´ J2 1− 1− D+ 2 J r r Hemos logrado nuestro prop´osito.14 La variable u 1 Hacemos un cambio de variable usual en mec´anica celeste: u ≡ .116) 2J 2 Las ecuaciones (13.

337 . estos dos t´erminos. por estar m´as cercano al sol.117) muestran que en la teor´ıa einsteiniana las trayectorias no son curvas c´onicas. tal como veremos m´as tarde cuando estudiemos la precesi´on del perihelio de Mercurio. y u00 + u = 0 es la ecuaci´on de la l´ınea recta: u00 + u = const.115) de la manera siguiente: s s(D − 1) 3s 2 u00 + u = 2 + + u : Einstein (13.119) nos damos cuenta de que la diferencia entre las trayectorias newtoniana y einsteiniana procede de los dos u ´ltimos t´erminos del lado derecho de (13. aunque peque˜ nos.118) vemos que. En el caso de Mercurio.116) y (13.119) 2J 2J 2 2 Observando las ecuaciones (13.115) y (13. son de un tama˜ no suficiente para producir diferencias observables.120) 2 Comparando esta ecuaci´on con (13.ecuaci´on general de las curvas c´onicas.119). las ecuaciones (13. Para mejor comparar las ecuaciones einsteiniana y newtoniana podemos reescribir la ecuaci´on (13. al usar los valores num´ericos de la p´agina 334 descubrimos que estos dos u ´ltimos t´erminos son 108 veces m´as peque˜nos que el primer t´ermino del lado derecho de (13.119). haciendo D = 0 en la ecuaci´on (13.117) muestran que en la teor´ıa newtoniana las trayectorias son curvas c´onicas. Antes de cerrar esta secci´on veamos la ecuaci´on de la trayectoria de un pulso de luz. de acuerdo con la teor´ıa einsteiniana.118) Las ecuaciones (13.115): 3s 2 u00 + u = u (13. asunto de primera importancia que trataremos enseguida. En algunos casos estos dos t´erminos son de tama˜ no considerable y no pueden despreciarse.116) y (13. positiva : c´onicas (13.117) u00 + u = 0 : l´ınea recta (13. la trayectoria de un pulso de luz no es una l´ınea recta. ¿Podemos despreciar estos dos t´erminos en el movimiento de los planetas alrededor del Sol? En el caso de la Tierra.

Dividir ambos lados de esta ecuaci´on por u20 y definir x ≡ u/u0 para escribir: x02 = (Ju0 )−2 − x2 + su0 x3 Utilizar la ecuaci´on (13.121): x02 = 1 − su0 − x2 + su0 x3 = 1 − x2 − su0 (1 − x3 ) · µ ¶¸ 2 1 = (1 − x ) 1 − su0 x + 1+x Como x0 = dx/dϕ.15 Deflexi´ on de un rayo de luz Vamos a estudiar la trayectoria de un rayo de luz que incide desde la derecha. disminuye gradualmente hasta que alcanza un m´ınimo valor r0 .113) da u02 = J −2 − u2 + su3 . Claramente r0 es un punto de retorno. En t´erminos de u0 = 1/r0 esta ecuaci´on se escribe: (Ju0 )−2 = 1 − su0 (13. que inicialmente es infinita. como muestra la Figura 13. y la ecuaci´on (13. La coordenada r.121) Por tratarse de la luz. D = 0 y la ecuaci´on (13. Despu´es de este punto la coordenada r crece mon´otonamente.55) da (J/r0 )2 = (1 − s/r0 )−1 .13. la u ´ltima ecuaci´on se puede escribir de esta otra manera equivalente: dx dϕ = ± s · µ ¶¸ 2 1 (1 − x ) 1 − su0 x + 1+x · µ ¶¸−1/2 dx 1 = ±√ 1 − su0 x + 1 − x2 1+x Ahora usamos la f´ormula del binomio de Newton para expandir el factor [ ]−1/2 conservando solamente los dos primeros t´erminos en la serie: 338 .5. y por consiguiente vϕ = v = c.

74 segundos.425 × 10−29 cm/g. M´as precisamente. y b = R¯ = 6. podemos hablar del ´angulo que barre el planeta mientras va del perihelio al apelio. M = M¯ = 1. La llamamos α: 2s 4GM α = 2su0 = = 2 (13. tal ´angulo ser´ıa π. Pero las observaciones astron´omicas muestran 339 . Esta cifra. entonces s ser´ıa cero y se tendr´ıa 2ϕ(r0 ) = π . Si se tratara de una elipse perfecta. 13.16 La precesi´ on an´ omala del perihelio de Mer- curio Se sabe que la ´orbita mercurial no es est´atica. predicha por Einstein [19] en 1915.99 × 1033 g. · µ ¶¸ dx 1 1 dϕ ' ± √ 1 + su0 x + 1 − x2 2 1+x Integrar: Z ϕ(r0 ) Z 1 · µ ¶¸ dx 1 1 dϕ = ± √ 1 + su0 x + 0 0 1 − x2 2 1+x à à √ !!¯1 1 p 1 − x2 ¯ ¯ ϕ(r0 ) = ± arc sen x − su0 1− x2 + ¯ 2 1+x ¯ 0 ³π ´ = ± + su0 2 El doble de este ´angulo es la direcci´on en la que el rayo emerge: 2ϕ(r0 ) = π + 2su0 Si no hubiera la masa M . Esto quiere decir que 2su0 es la deflexi´on ocasionada por M .122) r0 c r0 Usando en (13. sino que su perihelio rota alrededor del Sol.122) los valores num´ericos G/c2 = 7. ha sido confirmada en m´ ultiples ocasiones.96 × 1010 cm se obtiene α = 1.

Vemos as´ı que la teor´ıa newtoniana da cuenta de 5025 + 532 = 5557 seg/siglo. sin ´exi- to.73 seg/siglo. u1 .123) Las constantes u1 . que es la Tierra. rotante. Y por eso se llam´o “la precesi´on an´omala”del perihelio de Mercurio. u2 y u3 son los puntos de retorno. especialmente Venus. Tierra y J´ upiter. La velocidad angular de esta precesi´on es 5600. En este momento escribimos de nuevo la ecuaci´on (13. La ecuaci´on (13. La diferencia. por fin.73 segundos de arco cada siglo. u2 y u3 : u1 + u2 + u3 = 1/s 340 . La gravitaci´on newtoniana admite dos causas para la precesi´on. Pensemos que u1 y u2 son el perihelio y el apelio de Mercurio.11 parec´ıa inexplicable.que el ´angulo no es exactamente π. lo que significa que la ´orbita no es exac- tamente el´ıptica. sino que el perihelio precesa.113) es 1 − D sD u02 = + 2 u − u2 + su3 J2 J Escrib´amosla de manera factorizada: u02 = s(u − u1 )(u − u2 )(u − u3 ) (13. y que u3 es el tercer punto de retorno. Einstein la pudo explicar [19] en el contexto de su teor´ıa gravitacional. Los astr´onomos buscaron. Pero la precesi´on observada no es 5557 seg/siglo sino 5600. que es 5600.73 − 5557 = 43. u2 y u3 son las soluciones de la ecuaci´on s(u − u1 )(u − u2 )(u − u3 ) = 0 es decir.103) en t´erminos de las cantidades u1 . La primera (que da cuenta de 5025 seg/siglo) se debe a que las observaciones se ha- cen desde un sistema m´ovil. muy cercano al centro de coordenadas. La segunda (que da cuenta de 532 seg/siglo) se debe a las perturbaciones ejercidas por los otros planetas. una explicaci´on de esta “anomal´ıa”hasta que. La precesi´on an´omala fue un misterio durante 69 a˜ nos.

123) se llega a: µ ¶ 02 1 u = s(u − u1 )(u − u2 ) u − + u1 + u2 s £ ¤ = −(u − u1 )(u − u2 ) 1 − su − s(u1 + u2 ) · ¸ s(u1 + u2 ) = −(u − u1 )(u − u2 )(1 − su) 1 − 1 − su Como u0 = du/dϕ. que es una cantidad peque˜na. as´ı : 1 1 (1 − su)−1/2 = 1 + su + .. Al poner esta expresi´on en (13..de donde u3 = 1/s − u1 − u2 . esta ecuaci´on es: · µ ¶¸ s(u1 + u2 ) −1/2 dϕ = ±du −(u − u1 )(u − u2 )(1 − su) 1 − 1 − su Expresar el lado derecho como el producto de tres factores: µ ¶ −1/2 −1/2 s(u1 + u2 ) −1/2 dϕ = ±du [−(u − u1 )(u − u2 )] (1 − su) 1− 1 − su Los dos u´ltimos factores se expanden como potencias de su. ' 1 + su 2 2 µ ¶ s(u1 + u2 ) −1/2 ¡ ¢−1/2 1− = 1 − s(u1 + u2 )(1 − su)−1 1 − su ' (1 − s(u1 + u2 ))−1/2 1 ' 1 + s(u1 + u2 ) 2 Entonces regresamos a la ecuaci´on de dϕ para escribir: µ ¶µ ¶ −1/2 1 1 dϕ = ±du [−(u − u1 )(u − u2 )] 1 + su 1 + s(u1 + u2 ) 2 2 341 .

µ ¶ 1 1 + 21 su = ± 1 + s(u1 + u2 ) p du 2 −(u − u1 )(u − u2 ) Ya estamos en condici´on de integrar. Se verifica f´acilmente que Z 1 + 21 su 1 p p du = − s −(u − u1 )(u − u2 ) − −(u − u1 )(u − u2 ) 2 µ ¶ 1 u1 + u2 − 2u 1 + s(u1 + u2 ) arc sen 4 u1 − u2 O sea que Z ϕ(u2 ) µ ¶ 1 dϕ = ± 1 + s(u1 + u2 ) × ϕ(u1 ) 2 · µ ¶ ¸¯ 1 p 1 u1 + u2 − 2u ¯¯u2 − s −(u − u1 )(u − u2 ) − 1 + s(u1 + u2 ) arc sen ¯ 2 4 u1 − u2 u1 µ ¶· µ ¶¸ 1 1 ϕ(u2 ) − ϕ(u1 ) = ± 1 + s(u1 + u2 ) −π 1 + s(u1 + u2 ) 2 4 µ ¶ 3 1 2 2 = ∓π 1 + s(u1 + u2 ) + s (u1 + u2 ) 4 8 µ ¶ 3 ' ∓π 1 + s(u1 + u2 ) 4 Escoger el signo positivo: 3π 2 (ϕ(u2 ) − ϕ(u1 )) = 2π + s(u1 + u2 ) 2 El u ´ltimo t´ermino del lado derecho es la precesi´on an´omala: el ´angulo que se corre el perihelio en cada vuelta: 3π ∆ ≡ s(u1 + u2 ) 2 3πGM = (u1 + u2 ) c2 342 .

cada siglo 0.241 a˜ nos = 0.Ahora.67 × 10−8 )(1. ya que al construir la soluci´on relativista nos hemos apoyado firmemente en el potencial gravita- cional cl´asico Φ = −GM/c2 r .8).99 × 1033 ) ∆ = (3 × 1010 )2 (5.79 × 1012 )(1 − 0. o sea que u2 6πGM ∆= (13. a grandes distancias. como puede verse en los pasos que siguen a la ecuaci´on (13. Esto no puede sorprendernos. A cortas distancias las diferencias son radicales: cuando 343 .00241 siglos. con efectos como la precesi´on del peri- helio de Mercurio. tenemos: 5.00241 = 44.124) los datos de Mercurio: 6π(6. A medianas distancias comienzan a notarse las diferencias entre las dos teor´ıas gravitacionales. podemos expresar a u1 y u2 en t´erminos de la excentricidad ² y el semieje mayor b: 1 = r1 = (1 − ²)b u1 1 = r2 = (1 + ²)b . cada vuelta Como el per´ıodo es 0.2062 ) = 5.9 segundos cada siglo ¦¦¦¦¦¦¦¦¦¦¦ La soluci´on de Schwarzschild coincide.01 × 10−7 rad.124) c2 b(1 − ²2 ) Pongamos en la ecuaci´on (13. con la grav- itaci´on newtoniana.01 × 10−7 ∆ = rad.

la coordenada r es igual a s aparece un horizonte. para llegar a: c2 dt2 > (1 − s/r)−2 dr2 (13. Haciendo dθ = dϕ = 0 en la ecuaci´on (13. es decir.126) (1 − s/r) c2 dt2 − (1 − s/r)−1 dr2 > 0 . va necesariamente acompa˜ nado de un cambio en la coordenada t. la ecuaci´on (13. el cual puede ser positivo. Esto quiere decir que el progreso del movimiento. el desarrollo del fen´omeno. En la regi´on r > s.128) Esta desigualdad se cumple u ´nicamente si dt 6= 0 . 13. y por eso a r le decimos coordenada espacialoide. m 6= 0 (13. Podemos dividir ambos lados de la desigualdad (13. y por esta raz´on t se lla- ma coordenada temporaloide.125) Para un pulso de luz se tiene ds2 = 0 y para part´ıcula masiva hacemos ds2 > 0 : (1 − s/r) c2 dt2 − (1 − s/r)−1 dr2 = 0 .127) por (1 − s/r) sin afectar el signo >. m=0 (13. La desigualdad (13.127) En la zona exterior. r > s y la cantidad (1 − s/r) es positiva. Para r < s la relatividad predice unos efectos sorprendentes: la coordenada t se vuelve espacialoide. la co- ordenada r se vuelve temporaloide y el centro r = 0 adquiere la cualidad de atractor inevitable. una superficie que s´olo se puede cruzar hacia adentro.12) muestra que al diferencial temporaloide dt lo acompa˜ na el factor positivo (1 − s/r).12) escribimos: (1 − s/r) c2 dt2 − (1 − s/r)−1 dr2 = ds2 (13.17 Coordenadas temporaloides y espacialoides Consideremos de nuevo la trayectoria de un punto que se mueve radialmente. En lo que resta del cap´ıtulo vamos a estudiar estos efectos curiosos. mientras que al diferencial espacialoide dr lo acompa˜ na el factor 344 .128) no impone ninguna condici´on sobre dr. negativo o cero.

Acto seguido se procede a averiguar en qu´e direcci´on est´a orientado este cono de luz. Con el prop´osito de simplificar el an´alisis. el primero vertical y el segundo horizontal. y por eso a t le decimos coordenada espacialoide. negativo o cero. Ahora veamos lo que ocurre en la zona interior. es decir.127) por (1 − s/r) debemos cambiar el signo > por el signo < . entonces el cono de luz es tambi´en horizontal. como veremos enseguida. de modo que podamos hacer dibujos bidimensionales. aquellas que cumplen la condici´on ds = 0.12) muestra que al diferencial temporaloide dr lo acompa˜ na el factor positivo −1 − (1 − s/r) . rodea a esa L´INEA. r < s : la cantidad (1 − s/r) es negativa. La desigualdad (13. cruz´andose en el evento central escogido. el cual puede ser positivo. mientras que al diferencial espacialoide dt lo acompa˜ na el factor negativo (1 − s/r) . Trazamos. la ecuaci´on (13. θ). En seguida se dibuja la L´INEA en el mundo de los even- tos que tienen la misma coordenada espacialoide del evento central. va necesariamente acompa˜ nado de un cambio en la coordenada r. y si la L´INEA es horizontal.18 El cono de la luz El cono de luz en un evento dado se construye trazando las curvas lumi- noides.negativo − (1 − s/r)−1 . concentr´emonos en las coordenadas (r. En la regi´on r < s. el desarrollo del fen´omeno. y por esta raz´on r se lla- ma coordenada temporaloide. Esto quiere decir que el progreso del movimiento. Veamos: 345 . Esto trae consigo una rotaci´on del cono de luz. as´ı: dr2 > (1 − s/r)2 c2 dt2 (13. est´a acostado. est´a erguido. La clave est´a en identificar que el cono de luz acoge. 13. Reconocemos as´ı que al pasar del exterior al interior las coordenadas t y r in- tercambian sus papeles: la coordenada temporaloide se vuelve espacialoide.129) Esta desigualdad se cumple u ´nicamente si dr 6= 0 . Si multiplicamos ambos lados de la desigualdad (13.129) no impone ninguna condici´on sobre dt. entonces el cono de luz es tambi´en vertical. y la espacialoide se vuelve temporaloide. y eso de- termina la orientaci´on del cono: si la L´INEA es vertical. los ejes de t y de r.

y ninguno viaja hacia afuera. la direcci´on derecha-izquierda: la Figura 13. en general. una exclusi´on porque. el hueco negro es el sector r < 0 y el horizonte es la superficie esf´erica r = s. en la Figura 13.9. el cono debe ser horizontal.7 muestra el cono de luz centrado en el evento C .6 muestra el cono de luz centrado en el evento A . Todos los objetos viajan del pasado al futuro.9 es la correcta. Como esta l´ınea es horizontal. pero s´olo pueden moverse hacia adelante en la coordenada temporaloide. es decir. 346 .Para la regi´on exterior r > s la Figura 13. es una regi´on del espacio a la que se puede entrar. por el contrario. La l´ınea CD es la trayecto- ria de un punto que mantiene constante la coordenada espacialoide t . para los objetos que est´an dentro. y ninguno viaja del futuro al pasado: en la regi´on interior r < s todos los objetos se mueven hacia el centro r = 0 . Demostremos que la Figura 13. El hueco negro es un corte en el espaciotiempo. el pasado est´a abajo y el futuro arriba. Los objetos pueden moverse hacia atr´as o hacia adelante en la coordena- da espacialoide.4. Un agujero negro. como en la Figura 13. La l´ınea AB es la trayectoria de un punto que mantiene constante la coordenada espacialoide r .9 es la cor- recta. la regi´on exterior es inaccesible. Una part´ıcula masiva que se suelta desde cierta altura sigue la curva punteada ct de la Figura 13. En la regi´on exterior r > s los objetos pueden moverse hacia atr´as o hacia adelante en la coordenada espacialoide r. Estas consideraciones ponen de manifiesto uno de los asuntos m´as intrig- antes de la f´ısica te´orica del siglo XX. o si. y esa curva indica que el fen´omeno progresa de derecha a izquierda. La Figura 13. Pero debemos adem´as aclarar si el pasado est´a a la izquierda y el futuro a la derecha. el pasado est´a a la derecha y el futuro a la izquierda. Como esta l´ınea es vertical. Pero en la regi´on interior r < s el an´alisis trae sorpresas.7. que es la existencia de huecos negros. Ning´un objeto puede viajar del futuro al pasado. pero s´olo pueden moverse hacia adelante (hacia t = ∞) en la coordenada temporaloide t . es un aislamiento. como en la Figura 13. En la regi´on interior r < s los objetos pueden moverse hacia atr´as o hacia adelante en la coordenada espacialoide t. la relaci´on pasado-futuro es.8. Esa superficie recibe el nombre de hor- izonte. el cono debe ser vertical. El punto r = 0 es el futuro ineludible para todos los objetos que se encuentren en la regi´on interior r < s . es decir. En el caso particular del espaciotiempo de Schwarzschild. pero s´olo pueden moverse hacia adelante (hacia r = 0) en la coordenada temporaloide r . pero no salir: ning´ un objeto puede cruzar hacia afuera la superficie que bordea a la regi´on mencionada.

4. y lo llamamos x ¯ en la secci´on 9. tal como puede verse en la secci´on 13. Nos preguntamos si este es un efecto f´ısico real. contradiciendo nuestras expectativas. En 347 . r). esto quiere decir que en la superficie de Schwarzschild las fuerzas de marea y la desviaci´on geod´esica son finitas. ϕ) se comportan mal en la superficie r = s. Para responder la pregunta recordemos que el tiempo propio τ no exhibe ninguna discon- tinuidad en r = s. sino que es el resultado de usar unas coordenadas (ct. que tienen comportamientos muy diferentes en el horizonte. el hecho matem´atico de que t sea infinito en el horizonte no expresa un hecho f´ısico real. es decir. si. o es acaso un defecto de las coordenadas (ct. r).4. Hay otro asunto que pone en evidencia el comportamiento patol´ogico de las coordenadas (ct. ¿Cu´al de los dos tiempos es m´as confiable? La respuesta de esta pregunta es enf´atica: τ es m´as confiable porque es un escalar. El hecho es que este otro sistema coordenado existe. y es que en r = s algunas compo- nentes del tensor de Riemann Rαβµν valen infinito. si. En conclusi´on. Hay dos tiempos. este tiempo propio resulta perfectamente finito en el horizonte. en vez de (ct. El caso mencionado en el p´arrafo anterior nos mueve a desconfiar de las coordenadas (ct.21. una cantidad invariante. como se ve en la curva de trazo continuo de la Figura 13. la part´ıcula nunca llegar´ıa al horizonte. r) que se comportan mal en r = s. r. r) que se comportan mal en r = s. En conclusi´on. el hecho matem´atico de que Rαβµν sea infinito en el horizonte no expresa un hecho f´ısico.19 Singularidades Uno de los resultados m´as curiosos en el problema del cuerpo que se suelta desde cierta altura es que el tiempo coordenado t se vuelve infinito en el hor- izonte r = s. t y τ . el tensor de Riemann R¯ αβµν queda perfectamente finito en el horizonte. θ. que todas las componentes R¯ αβµν del tensor de Riemann son finitas y de buena conducta en r = s. El lec- tor est´a invitado a reconocer. r) usamos unas coordenadas sanas x ¯. Nos preguntamos si ´este es un efecto f´ısico re- al. Las coordenadas (ct. r) en el horizonte. y un cuerpo extenso que atravesara el horizonte sufrir´ıa desgarrones infinitos. y en consecuencia nos preguntamos si existe acaso otro sistema coordenado en el que el tensor de Riemann sea finito en el horizonte.2. en vez de t usamos un tiempo sano τ . Si ´este fuera un efecto f´ısico verdadero. como muestra la curva de trazo punteado en la Figura 13. sino que es el resultado de usar unas coordenadas (ct. Si este fuera un efecto f´ısico verdadero. o es acaso un defecto de las coordenadas (ct.13. las fuerzas de marea ser´ıan infinitas en r = s. r). en la p´agina 249.

estas coordenadas son singulares en θ = π. 348 . El error del mapa es grave: el polo norte. en el segundo caso. es un asunto peliagudo. 6 En general. no nos sorprende que cuando r tiende a cero el tensor de Riemann y las fuerzas de marea tiendan a valores infinitos. como tambi´en lo es. que son aquellas en que los paralelos aparecen como l´ıneas rectas horizontales y los meridianos como rectas verticales. Pero los infinitos que ocurren en r = 0 tienen6 una explicaci´on f´ısica. por el contrario. Por ejemplo. que es un punto y tiene extensi´on cero. Si acaso en alg´ un punto P de ese espacio las coordenadas no describen [16] fielmente la geometr´ıa. Para estudiar las propiedades geom´etricas de un espacio cualquiera se debe escoger un sistema coordenado. y la respuesta es inmediata: desde un punto de vista geom´etrico. La singu- laridad de las coordenadas (θ. porque all´ı la coordenada ϕ es indefinida. esas coordenadas son singulares en r = s. los polos norte y sur no tienen ninguna peculiaridad. y por eso recibe el nombre de pseudosingu- laridad. π se manifiesta claramente en los mapamundis que usan proyecciones cil´ındricas. la secci´on 13. o sea que los Rαβµν de la secci´ v´ on 13. construir otro sistema coordenado libre de singularidades [26. entonces el problema debe ser del mapamundi y la proyecci´ on cil´ındrica falla: las coordenadas (θ. la l´ınea AB representa al polo norte y CD al polo sur. no hay nada en la geometr´ıa intr´ınseca que haga especiales a los polos. La Figura 13. y es que all´ı la densidad de masa es infinita.10 muestra uno de esos mapas. ya que puede tomar cualquier valor entre 0 y 2π . no necesariamente la de Schwarzschild. decimos que el sistema coordenado es singular en el punto P . as´ı mismo. Uno se pre- gunta si este error es un defecto del mapa o es un problema intr´ınseco de la geometr´ıa. discernir si una singularidad es f´ısica o si.2 no se deben evaluar en r=0. est´a representado en el mapa por medio de la l´ınea AB . Hagamos una pausa para discutir el asunto de las singularidades en una geometr´ıa cualquiera.t´erminos t´ecnicos. y ´este debe describir adecuadamente la geometr´ıa. ϕ) son singulares en los polos. ϕ) en θ = 0. De regreso a la geometr´ıa de Schwarzschild.2 muestra que el tensor de Riemann diverge5 en r = 0 y en r = s . All´ı. Ya hemos visto que la singularidad en r = s es espuria. 27]. Para ser m´ as cuidadosos deber´ıamos decir que el tensor de Riemann tiende a infinito en el origen. cuya longitud no es cero. las coordenadas esf´ericas (θ. 5 Ya hemos mencionado en la p´ agina 306 que la soluci´ on de Schwarzschild no debe ser alida en el origen de coordenadas r=0. ϕ) presentan una singularidad en θ = 0 . es un defecto del sistema coordenado.

134) ct = 2s arctanh v/u . tal como muestra la Figura 13.13. la curva de t versus r es discontinua y tiene una as´ıntota. Ya hemos mencionado que estas dificultades no reflejan problemas intr´ınsecos de la geometr´ıa. u.132) 2s p ct u = er/2s r/s − 1 cosh (13. Se han encontrado varias soluciones a este problema. θ.136) 349 . se conocen varios sistemas coordenados que no pre- sentan las anomal´ıas mencionadas. para r < s (13.131) 2s y en la regi´on r > s : p ct v = er/2s r/s − 1 senh (13. donde las nuevas coordenadas (v. θ. sino que son defectos exclusivamente achacables a las coordenadas (ct. de otro lado. r.130) 2s p ct u = er/2s 1 − r/s senh . Se trata de ejecutar el cambio de coordenadas (ct. θ. θ.135) (r/s − 1) er/s = u2 − v 2 .4. En la regi´on r < s : p ct v = er/2s 1 − r/s cosh (13. u) est´an definidas de la manera siguiente. ϕ) . entre los cuales podemos mencionar el de Eddington-Finkelstein. en el que las l´ıneas en el mundo sean continuas y sin as´ıntotas. gµν y Rαβµν toman valores infinitos y. para r > s (13. Ser´ıa bueno encontrar un sistema de coordenadas sano. ϕ) presentan varias anomal´ıas indeseables: de un lado. (13. r. para todo r (13. r. el de Painlev´e-Gullstrand y el de Kruskal-Szekeres. En esta secci´on vamos a presentar este u ´ltimo sistema de coordenadas. ϕ) → (v. en efecto.133) 2s Las transformadas inversas son ct = 2s arctanh u/v .20 Las coordenadas de Kruskal-Szekeres Hemos visto que en la superficie de Schwarzschild r = s las coordenadas (ct. ϕ) . un sistema coordenado en el que gµν y Rαβµν sean funciones regulares.

(13. 4s 1 − s/r de donde: 1 − s/r ds2 = 4s2 (dv 2 − du2 ) − r2 (dθ2 + sen2 θ dϕ2 ) u2 − v 2 Finalmente usamos la ecuaci´on (13. obteni´endose: 1 u2 − v 2 £ 2 ¤ (dv)2 − (du)2 = 2 c (1 − s/r) dt2 − (1 − s/r)−1 dr2 4s 1 − s/r En el lado derecho podemos usar la ecuaci´on (13.137) r Olvidando las coordenadas angulares (θ.133) llegamos a estas expresiones que son v´alidas para todos los valores de r : c 1 dv = u dt + (1 − s/r)−1 v dr 2s 2s c 1 du = v dt + (1 − s/r)−1 u dr 2s 2s Elevamos al cuadrado cada una de estas dos ecuaciones y luego restamos lado a lado. ϕ). u).12): 1 u2 − v 2 £ 2 ¤ dv 2 − du2 = 2 ds + r2 (dθ2 + sen2 θ dϕ2 ) .130).11 muestra el es- paciotiempo (v.132) y (13. En este dibujo se debe entender que r significa r/s y t 350 .131).136): 1 − s/r ds2 = 4s2 (dv 2 − du2 ) − r2 (dθ2 + sen2 θ dϕ2 ) (r/s − 1) e r/s 4s3 −r/s ds2 = e (dv 2 − du2 ) − r2 (dθ2 + sen2 θ dϕ2 ) (13. la Figura 13.La u ´ltima ecuaci´on debe entenderse como una definici´on impl´ıcita de r en t´erminos de las variables v y u . (13. Tomando diferenciales en las ecuaciones (13.

137) escribimos 4s3 −r/s e (dv 2 − du2 ) = ds2 (13. La gr´afica es la superposici´on de un conjunto de l´ıneas rectas radiales (que son regiones de t constante) y otro conjunto de hip´erbolas (que son regiones de r constante). Esta desigualdad se cumple u ´nicamente si dv 6= 0 . el cuadrante de arriba es un agujero negro. r mientras que al diferencial espacialoide du lo acompa˜ na el factor negativo 3 4s −r/s − e . el de- sarrollo del fen´omeno. con el pasado abajo y el futuro arriba. El cono de la luz. el de la izquierda y el de abajo. Consideremos la trayectoria de un punto que se mueve radialmente. Los objetos pueden 351 .11. el cual puede ser positivo. va necesariamente acompa˜ nado de un cambio en la coordenada v. La respuesta es: se traza una l´ınea vertical. Haciendo dθ = dϕ = 0 en la ecuaci´on (13. la trayecto- ria de un punto que mantiene constante la coordenada espacialoide u. 4s3 −r/s que al diferencial temporaloide dv lo acompa˜na el factor positivo e . y por esta raz´on v es una coordenada temporaloide. part´ıcula masiva (13.139) r 4s3 −r/s e (dv 2 − du2 ) > 0 . negativo o cero. Vemos as´ı que el progreso del movimiento. el de arriba. en la ecuaci´on (13. La de- sigualdad dv 2 > du2 no impone ninguna condici´on sobre du.140) quiere decir dv 2 > du2 .significa t/s . para la luz (13.138) r Para un pulso de luz se tiene ds2 = 0 y para part´ıcula masiva hacemos ds2 > 0 : 4s3 −r/s e (dv 2 − du2 ) = 0 . en la Figura 13. y por eso u es una coordenada espacialoide. N´otese. Por razones que expondremos prontamente. Entonces el cono de luz debe tam- bi´en ser vertical. La coordenada v es temporaloide en todo el espaciotiempo y la coordenada u es espacialoide en todo el espaciotiempo.140) r La desigualdad (13. r Ahora nos preguntamos c´omo se dibuja. Las rectas t = ∞ y t = −∞ parten el espaci- otiempo en cuatro cuadrantes: el de la derecha.137).

La frontera entre el cuadrante derecho y el de arriba. nos damos cuenta de que. Por esta raz´on. Esto del hueco blanco es una n ˜apa que nos da la Figura 13. TODAS estas trayectorias avanzan hacia valores decrecientes de r . hacia la hip´erbola r = 0 . Recordando que los conos de luz est´an bordeados por trayectorias de pulsos de luz. 352 . se le podr´ıa llamar hueco blanco. es decir. pero s´olo pueden moverse hacia adelante en la coordenada temporaloide v (s´ olo se pueden mover de abajo hacia arriba en la Figura 13. u) los conos de luz tienen una apertura angular de 90 grados.139).6. r = 1) . En el cuadrante de abajo TODAS las trayectorias de part´ıculas avanzan hacia valores crecientes de r y penetran en los cuadrantes derecho e izquier- do. lo que significa que este cuadrante es verdaderamente un hueco negro. En el cuadrante derecho.11. o sea que du = ±1 (13.11). la recta (t = ∞. pues dice que las trayectorias de los pulsos de luz tienen una inclinaci´on de ±45 grados en el espacio (v. as´ı como en la relatividad es- pecial. lo que significa que este cuadrante es el exterior del hueco negro. algunas trayectorias de part´ıculas avanzan hacia valores crecientes de r y otras avanzan hacia valores decrecientes de r .11.moverse hacia atr´as o hacia adelante en la coordenada espacialoide u . esta ecuaci´on dice que du2 = dv 2 . al cuadrante de abajo. esa “membrana” que s´olo se puede cruzar en una direcci´on.141) dv Esta ecuaci´on tiene un significado interesante.11. u) . hacen ´angulos de ≤ 45 grados a lado y lado de la direcci´on vertical en la Figura 13. Si dibujamos l´ıneas curvas que en todo punto hacen ´angulos de ≤ 45 grados a lado y lado de la direcci´on vertical en la Figura 13. es la superficie de Schwarzschild. es decir. Los pulsos de luz satisfacen la ecuaci´on (13. en un juego de palabras. pero no podemos precipitarnos a afirmar la existencia real de estos objetos en el universo [13]. seg´ un la Figura 2. llegamos a la siguiente conclusi´on: en el espacio (v. Las trayectorias de las part´ıculas (masivas o no masivas) quedan contenidas dentro del cono de luz. en el cuadrante de arriba.

5 s 2.7s .5 r 3s 6s s r Figura 13. para un pulso de luz con J = tiles que se lanzan peri´odica. Co. Las marcas A y B denotan mente de un punto a otro. t=8 t=8 V(r) 1 Dt2 A B Dt1 0.5 y J = 2.5 s Figura 13. V(r) 8 t 1 A B 6 t 4 t 2 0. En trazo con- 0.2 Potencial efectivo representan una serie de proyec. trazo punteado el tiempo coorde- nado t . puntos de retorno. mo todos los lanzamientos son id´enticos.7s .1 Las l´ıneas curvas Figura 13.4 Un cuerpo se suelta para part´ıcula masiva con D = desde cierta altura.5 t=7 t=7 r 1. y en B denotan puntos de retorno. Las marcas A y tinuo el tiempo propio τ .3 Potencial efectivo Figura 13. 353 . 2. las l´ıneas curvas son tambi´en iguales.

origen de coordenadas. Figura 13.7 Dentro del hueco Figura 13.8 Dentro del hue- negro el cono de luz est´a acosta. el cono de luz est´a erguido: trayectoria se deflecta debido a el pasado abajo y el futuro arri- la presencia de la masa M en el ba. t s r Pasado Futuro D C C Figura 13. La recta AB representa el polo norte. co negro. Su gro.5 Un pulso de luz in. ¿Est´a el futuro a la cil´ındrica: los meridianos son izquierda? rectas verticales y los paralelos son rectas horizontales. derecha? A B Futuro Pasado C C D Figura 13.6 Fuera del hueco ne- cide de derecha a izquierda. 354 . t Futuro B s r A r Pasado ro j x Figura 13. ¿Est´a el futuro a la do. y recta CD representa el polo sur.9 Dentro del hue.10 Proyecci´on co negro. Figura 13.

3 1 -1. r= 1. Las regiones de t constante son l´ıneas rectas radiales.55 9 0. 55 t= 0 32 r= 7 0.7 r= 0 8 t= r= t= .2 r= 9 r= 1 . r= t= 0.0 r= t=.9 r= -1 0. 1 t= t= r= 2 8 r= 1. t =0.v t=0 t= 5 8 t = -0. El cuadrante superior es un agujero negro.2 1.3 32 t= 1.5 .0 r= 1. 355 .55 t=0 t=0 0 r= 0. .1 1 8 r= -1 0 1 u Figura 13.9 2 1 -1.11 Coordenadas de Kruskal-Szekeres. Las regiones de r constante son hip´erbolas.

356 .

en la segunda p´agina del art´ıculo en el que presen- ta su teor´ıa de la relatividad especial [2]. PriRel y de las ecuaciones de Maxwell. ya se aceptaba [28] que el espacio es infinito. en efecto demostraremos que PriVel se puede deducir a partir de PriHomo. Einstein lo introduce abruptamente.1 y probamos que la luz tiene la misma velocidad en todos los 357 . El prop´osito de este cap´ıtulo es un intento de suministrar la motivaci´ on deseada. En efecto. no se nos escapa que el principio de la constancia de la velocidad de la luz (que aqu´ı llamaremos cortamente PriVel) es de un car´acter muy diferente a los otros dos. justo antes de Newton.3 regresamos al an´alisis de la secci´on A. En la secci´on A. whether that space is at rest. La aparici´on s´ ubita de PriVel lo hace particularmente dif´ıcil de aceptar.Ap´ endice A La constancia de la velocidad de la luz Al mirar los tres postulados (1. De un lado. s´ı desear´ıamos creer que el surgimiento de las ideas cient´ıficas tiene alguna motivaci´on. En la secci´on A. o entender. Newton escribe: “The motions of bodies included in a given space are the same among themselves. homog´eneo e is´otropo.10) que fundamentan a la relatividad espe- cial. Para esto se requiere un conjunto de reglas (transformaciones) que relacionen las coordenadas espaciotemporales de dos observadores inerciales. el principio de la homogeneidad del tiempo y del espacio (PriHomo) y el principio de la relatividad (PriRel) son extensiones esperadas de ideas que hab´ıan estado presentes en el pensamiento cient´ıfico desde hac´ıa mucho tiempo. or moves uniformly forwards in a right line without any circular motion” [29]. a comienzos del siglo XVII.1 aplicamos el PriRel a las ecuaciones de Maxwell. El PriVel es inesperado y extra˜ no. De otro lado. Aunque la evoluci´ on del pensamiento cient´ıfico no es una secuencia suave y continua de pasos cortos. El PriVel carece de esta motivaci´ on.2 establece el tratamiento gen- eral de esas transformaciones. la secci´on A. sin motivaci´on manifiesta.

sin duda. No hab´ıa simetr´ıa entre las dos situaciones. seg´ un se la entend´ıa a finales del siglo XIX y principios del XX. no pod´ıa aceptar la equivalencia de los dos fen´omenos. como tampoco lo son las nociones de 1 La asimetr´ıa se hac´ıa patente en que. Propone entonces que el PriRel. para ellos.sistemas inerciales. en las cercan´ıas. y en la secci´on A. De hecho. es el hecho observado importante. que i1 sea igual a i2 . en el Fen´ omeno 1 es el metal el que est´a en reposo respecto al ´eter (est´a en reposo absoluto). mientras que en el Fen´ omeno 2 el im´an es el que est´a en reposo absoluto. muy f´acilmente. En el Fen´ omeno 2 hay un im´an en reposo y. A. no es m´as importante que los otros. Es claro que en el metal se produce una corriente el´ectri- ca que llamaremos i2 .4 deducimos las transformaciones de Lorentz. Con esto queda cumplido el prop´osito de este cap´ıtulo. debe tam- bi´en ser v´alido en los fen´omenos electromagn´eticos: todos los observadores inerciales deben ser igualmente leg´ıtimos. El viejo observador en reposo re- specto al ´eter. y nos mueve a pensar que los dos fen´omenos son equivalentes. Si en los dos fen´omenos participan imanes iguales y conductores iguales. y quiere resolverla. los f´ısicos supon´ıan que las ecuaciones de Maxwell eran v´alidas u ´nicamente para un observador en re- poso respecto al ´eter y que. 358 . Esto. Es claro que en el metal se produce una corriente el´ectrica que llamaremos i1 . Para los cient´ıficos de la ´epoca los dos fen´omenos mencionados eran esencial- mente diferentes. mientras que en el Fen´ omeno 2 no hay ning´ un campo el´ectrico. en el Fen´omeno 1 hay un campo el´ectrico (de este campo el´ectrico da cuenta la ecuaci´ on de Maxwell c∇ × E = −∂B/∂t).1 Einstein se siente inc´omodo con esta asimetr´ıa. el que estaba en “reposo absoluto”. y si los arreglos de los dos fen´omenos son similares. portanto. que i1 = i2 .1 El principio de la relatividad Einstein comienza su art´ıculo estudiando dos fen´omenos: En el Fen´ omeno 1 hay un material que conduce la electricidad (un trozo de metal por ejemplo) en reposo y hay un im´an en las cercan´ıas que se desplaza con una veloci- dad v respecto al metal. hay un trozo de metal que se desplaza con una velocidad −v respecto al im´an. adem´as de ser v´alido en los fen´omenos de la mec´anica. Pero la teor´ıa electromagn´etica de Maxwell. El ´eter no es necesario.5 deducimos las reglas de transformaci´on del campo electromagn´etico. pero no podemos perder la oportunidad de dar. podemos afirmar. otros dos pasos interesantes: en la secci´on A.

Para aplicar el PriRel cuantitativamente utilizamos los dos observadores inerciales O y O0 . Segun- do. B) → (E0 . Para entender que las leyes del electromagnetismo son v´alidas en todos los observadores inerciales se necesitan tres cosas: Primero.reposo absoluto ni espacio absoluto. z 0 ) y de- duciremos la transformaci´on (E. z) → (t0 . B0 ).2) tomamos la parte z : 1 ∂t Ey = ∂z Bx − ∂x Bz (A. y. tomaremos otra ruta: Supondremos que las ecuaciones de Maxwell son covariantes. z 0 ). Einstein decide resolver primero el problema (t. hallaremos c´omo debe ser la transformaci´on (t.5) c 359 . averiguar c´omo es la verdadera transformaci´on de coordenadas (t. x0 . con ´esto y con PriHomo demostraremos la constancia de la velocidad de la luz. z 0 ) (introduciendo un nuevo principio. x0 .1) tomamos la parte y . que los pasos Primero y Segundo se unan de modo que las ecuaciones de Maxwell sean covariantes. y. y de la ecuaci´on (A.2) c ∂t Para el observador O0 las ecuaciones correspondientes son 1 ∂E0 = ∇0 × B0 (A.4) c0 ∂t0 Probaremos que c0 = c. averiguar c´omo es la transformaci´on de los campos (E. y. B0 ). B) → (E0 . B0 ) y la covariancia de las ecuaciones. x. y 0 . z) → (t0 . B) → (E0 . y 0 . De la ecuaci´on (A.1) c ∂t 1 ∂B = −∇ × E (A. es decir. Nosotros ahora. x0 . que la velocidad de la luz es la misma para todos los observadores inerciales. y 0 .3) c0 ∂t0 1 ∂B0 = −∇0 × E0 (A. x. z) → (t0 . x. dos de las ecuaciones de Maxwell en el vac´ıo son: 1 ∂E = ∇×B (A. Y tercero. el de la ve- locidad de la luz) y deja para despu´es el problema (E. en este ap´endice. Para O.

tal como hemos hecho en otras ocasiones.6) deben ser equivalentes a las ecuaciones (A. Reescribamos este conjunto de ecuaciones t0 = a00 t + a01 x (A. x. a01 (v) y a11 (v).6) c ∂ donde. (A.8).7) c0 1 ∂t0 Bz0 = ∂y0 Ex0 − ∂x0 Ey0 (A. x0 . las ecuaciones (A. a00 (v). y. z). A.8) c0 Supondremos que las ecuaciones de Maxwell expresan leyes f´ısicas. En particular. Debe existir entonces un conjunto de cuatro funciones que expresen las coordenadas primadas (t0 . 1 ∂t Bz = ∂y Ex − ∂x Ey .5) y (A. ∂t quiere decir . o sea que deber´ıamos escribir.10) 0 y = y (A.7) y (A.13) a11 (v) > 0 (A.2 Transformaciones Recordemos que las cuatro ecuaciones (1. probaremos que los coeficientes a00 (v) y a11 (v) satisfacen las siguientes condiciones: a00 (v) > 0 (A. ∂t Para O0 las ecuaciones correspondientes son: 1 ∂t0 Ey0 = ∂z 0 Bx0 − ∂x0 Bz0 (A.9) 0 x = a11 (x − vt) (A.11) z0 = z (A. a esto nos dedicamos enseguida. de man- era que a ellas se aplica el PriRel. propiamente.28) se obtuvieron utilizando u ´nica- mente los principios de la relatividad y de la homogeneidad del espacio y el tiempo. Antes de seguir adelante. z 0 ) en t´erminos de las no primadas (t.14) 360 . etc.12) Los tres coeficientes desconocidos a00 . y 0 . a01 y a11 son funciones de la velocidad v.

para estos eventos la condici´on t > 0 debe implicar que x0 < 0. los eventos de este plano satisfacen las ecuaciones t0 = a00 (v) t (A.10). Tal como indicamos hace poco. esto prue- ba la ecuaci´on (A.12) son una familia de transformaciones.15) Para probar estas f´ormulas consideremos el plano x = 0 . con velocidad v en la direcci´on −x . a00 (−v) = a00 (v) (A.16).5 se dedujeron las transformaciones de los campos electromagn´eticos E y B. Asumiremos v´alidos el principio de la homogeneidad del espacio y el tiempo. esto prueba la ecuaci´on (A.16) vemos que a00 (−v) = a00 (v).13).15) consideramos otro observador O00 que se mueve. Las cuatro ecuaciones (A. Al comparar esta ecuaci´on con la ecuaci´on (A.18) es t0 = a00 (−v) t . De la misma manera. el principio de la relatividad y algunas de las ecuaciones de Maxwell.18) Ahora. en vista de la ecuaci´on (A. deduciremos las transformaciones de Lorentz y deduciremos las reglas de transformaci´on de E y B .9) y (A. Luego. de acuerdo con las ecuaciones (A. en la secci´on 4.15). el coeficiente a00 (v) debe ser positivo.17). respecto a O. en este Ap´endice tomaremos otra ruta. t00 debe ser igual a t0 .17) Para estos eventos la condici´on t > 0 debe implicar que t0 > 0. en vista de la ecuaci´on (A.16) x0 = −a11 (v) vt (A.9)-(A. Para probar la ecuaci´on (A. entonces.3 La velocidad de la luz En el cap´ıtulo 1 seguimos la exposici´on convencional: se presentan los tres principios de la relatividad especial y a partir de ellos se deducen las trans- formaciones de Lorentz. entonces. Esta es la prueba de la ecuaci´on (A. el coeficiente a11 (v) debe ser positivo. Dos miembros de esta familia son las transformaciones de Galileo y las de 361 . y a partir de estos supuestos. entonces la ecuaci´on (A.14). A.1 y de nuevo en la secci´on 6.16) escribimos: t00 = a00 (−v) t (A. en vista de la ecuaci´on (A.

Lorentz. La transformaciones galileanas se obtienen haciendo a00 = a11 = 1
y a01 = 0. Demostraremos que las transformaciones de Lorentz se obtienen
al aplicar el PriRel a las ecuaciones de Maxwell, es decir, explotando la
equivalencia que existe entre las ecuaciones (A.5), (A.6) y las ecuaciones
(A.7), (A.8).

Para tal efecto, las derivadas no primadas ∂t , ∂x , ∂y , ∂z se expresar´an
en t´erminos de las derivadas primadas ∂t0 , ∂x0 , ∂y0 , ∂z 0 , de modo que
las ecuaciones (A.5) y (A.6) se “conviertan” en otras ecuaciones que usan
derivadas primadas. Al comparar t´ermino a t´ermino las ecuaciones “conver-
tidas” con las ecuaciones (A.7) y (A.8), descubriremos la constancia de la
velocidad de la luz. Esto nos llevar´
a a las transformaciones de Lorentz en
la secci´on A.4 y a las transformaciones del campo electromagn´etico en la
secci´on A.5.

Para escribir las derivadas no primadas en t´erminos de las primadas us-
amos la regla de la derivaci´
on en cadena. Se ve f´acilmente que, usando las
ecuaciones (A.9)-(A.12), la regla de la derivaci´
on en cadena da:

∂t = a00 ∂t0 − va11 ∂x0
∂x = a11 ∂x0 + a01 ∂t0 (A.19)
∂y = ∂y0 ∂z = ∂z 0

Colocamos estas derivadas en las ecuaciones (A.5) y (A.6) para obtener:

µ ¶ ³
1 c0 v ´
∂t0 a00 Ey + a01 c0 Bz
= ∂z 0 Bx − ∂x0 a11 Bz − Ey (A.20)
c0 c c
µ 0 ¶ ³
1 c 0 v ´
∂t 0 a B
00 z + a 01 c Ey = ∂ 0
y x E − ∂ 0 a
x 11 Ey − Bz (A.21)
c0 c c

Comparemos estas dos ecuaciones con las ecuaciones (A.7) y (A.8); los cam-
pos en la ecuaci´on (A.7) deben ser proporcionales a los campos en la ecuaci´on
(A.20):

µ ¶
c0
Ey0 = f a00 Ey + a01 c0 Bz (A.22)
c
Bx0 = f Bx (A.23)

362

v
Bz0 = f a11 (Bz − Ey ) (A.24)
c

Aqu´ı, f (v) es una funci´on que depende solamente del par´ametro v. De la
misma manera, introducimos una funci´on g(v) para comparar la ecuaci´on
(A.8) con la ecuaci´on (A.21):

µ ¶
c0
Bz0 = g a00 Bz + a01 c0 Ey (A.25)
c
Ex0 = g Ex (A.26)
v
Ey0 = g a11 (Ey − Bz ) (A.27)
c

Las funciones f (v) y g(v) son desconocidas. Pasamos a probar que g(v) =
f (v). Para tal efecto notemos que los lados derechos de las ecuaciones (A.22)
y (A.27) deben ser iguales:

v c0
ga11 Ey − g a11 Bz = f a00 Ey + f a01 c0 Bz
c c

Los coeficientes de Ey deben ser iguales entre s´ı, y los de Bz tambi´en deben
ser iguales entre s´ı:

c0
g a11 = f a00 (A.28)
c
v
−g a11 = f a01 c0 (A.29)
c

Del mismo modo, al igualar los lados derechos de las ecuaciones (A.24) y
(A.25) obtenemos:

c0
f a11 = g a00 (A.30)
c
v
−f a11 = g a01 c0
c

Con una mirada a las ecuaciones (A.28) y (A.30) nos damos cuenta de que

363

g 2 = f 2 , es decir, g = ±f . Para descubrir cu´al de los dos signos es adecuado,
se pone la condici´on g = ±f en la ecuaci´on (A.28), obteni´endose

c0
a11 = ± a00
c

Sin embargo, de acuerdo con las ecuaciones (A.13) y (A.14), los coeficientes
a00 y a11 son positivos, o sea que debemos escoger el signo superior: g = +f .
Poniendo la condici´on g = f en las ecuaciones (A.28) y (A.29) se obtiene

c0
a11 = a00 (A.31)
c
v
− a11 = a01 c0
c

Estas dos ecuaciones implican que

v
a01 = − a00 (A.32)
c2

En vista de las ecuaciones (A.31) y (A.32) y la condici´on g = f , reescribi-
mos las seis ecuaciones de transformaci´on (A.22)-(A.27) de esta manera
compacta:

Ex0 = f (v) Ex0 (A.33)

Bx0 = f (v) Bx0 (A.34)
c0 ³ v ´
Ey0 = f (v) a00 (v) Ey − Bz (A.35)
c c
c0 ³ v ´
Bz0 = f (v) a00 (v) Bz − Ey (A.36)
c c

Demostremos r´apidamente que f (v) debe ser una funci´on par de v. Para tal
efecto supongamos que Ey = 0, de modo que la ecuaci´on (A.36) da

c0
Bz0 = f (v) a00 (v) Bz (A.37)
c

364

Ahora consideremos otro observador inercial O00 que se mueve, respecto a O,
con velocidad v en la direcci´on −x ; en vista de la ecuaci´on (A.37) escribimos:

c0
Bz00 = f (−v) a00 (−v) Bz (A.38)
c

Claramente, Bz0 y Bz00 deben ser iguales, y podemos formar una nueva ecuaci´on
con los lados derechos de las ecuaciones (A.37) y (A.38):

c0 c0
f (v) a00 (v) Bz = f (−v) a00 (−v) Bz ,
c c

o sea que, apoy´andonos en la ecuaci´on (A.15):

f (−v) = f (v) (A.39)

Para hallar el rec´ıproco del sistema de ecuaciones (A.35) y (A.36) inter-
cambiamos variables primadas y no primadas, y escribimos −v en vez de
v:

c ³ v 0´
Ey = f (−v) a00 (−v) Ey0 + B
c0 c0 z
c ³ v ´
Bz = f (−v) a00 (−v) 0 Bz0 + 0 Ey0 ,
c c

y usamos las ecuaciones (A.15) y (A.39):

c ³ v ´
Ey = f (v) a00 (v) Ey0 + 0 Bz0
c0 c
c ³ v 0´
0
Bz = f (v) a00 (v) 0 Bz + 0 Ey
c c

Finalmente, ponemos estas expresiones de Ey y Bz en el lado derecho de la
ecuaci´on (A.35) para obtener:
·µ ¶ µ ¶ ¸
v2 1 1
Ey0 = f 2 a200 0
1 − 0 Ey + v 0 − Bz0 (A.40)
cc c c

365

Ya que Ey0 y Bz0 son variables independientes, los coeficientes de Ey0 en ambos
lados de la ecuaci´on deben ser iguales, y los coeficientes de Bz0 tambi´en:

µ ¶
v2
1 = f 2 a200 1− 0 (A.41)
cc
1 1
0 = − (A.42)
c0 c

La ecuaci´on (A.42) dice que

c0 = c (A.43)

En palabras, la velocidad de la luz es la misma en todos los sistemas de
referencia inerciales.

A.4 Las transformaciones de Lorentz
Si usamos la ecuaci´on (A.43) en la ecuaci´on (A.41) se obtiene

µ ¶
v2
f 2 a200 1 − 2 = 1 ,
c

1 1
y en vista de la ecuaci´on (A.13) llegamos a a00 = p :
|f | 1 − v 2 /c2

γ
a00 = (A.44)
|f |

1
Aqu´ı estamos usando el s´ımbolo convencional γ = p . Ha llegado
1 − v 2 /c2
el momento de agrupar las ecuaciones (A.31), (A.32), (A.43) y (A.44) para
reescribir las ecuaciones de transformaci´on (A.9) y (A.10):

γ v
t0 = (t − 2 x) (A.45)
|f | c
γ
x0 = (x − vt) (A.46)
|f |

366

Ahora demostraremos que la funci´on |f | que aparece en estas ecuaciones es 1.
Consideremos un pulso de luz que conecta los p eventos (0,0,0,0) y (t, x, y, z).
x2 + y 2 + z 2
La velocidad c es espacio sobre tiempo: c = ; de aqu´ı se sigue
t
que

c2 t2 − (x2 + y 2 + z 2 ) = 0 (A.47)

Similarmente:

c02 t02 − (x02 + y 02 + z 02 ) = 0 (A.48)

Queremos escribir esta ecuaci´on en t´erminos de variables no primadas, y para
tal efecto ponemos las ecuaciones (A.11), (A.12), (A.43), (A.45) y (A.46) en
la ecuaci´on (A.48), obteni´endose as´ı:

1 2 2
(c t − x2 ) − y 2 − z 2 = 0
f2

Al comparar esta ecuaci´on con la ecuaci´on (A.47) descubrimos que f 2 = 1,
lo que significa que |f | = 1, y los denominadores de las ecuaciones (A.45) y
(A.46) se simplifican. Por u ´ltimo, utilicemos las ecuaciones (A.11), (A.12),
(A.45) y (A.46) para escribir la forma final de las transformaciones de
Lorentz

v
t0 = γ (t − x)
c2
x0 = γ (x − vt) (A.49)
y0 = y , z0 = z

A.5 Regreso al campo
Hemos probado que |f | = 1, es decir, que f = ±1. Debemos decidir cu´al de
los dos signos es el correcto. Si insertamos la condici´on f = ±1 en la ecuaci´on
(A.33) se obtiene Ex0 = ±Ex ; el signo inferior no sirve, porque implicar´ıa una
inversion incre´ıble Ex0 = −Ex . Por esta raz´on escogemos el signo superior y

367

escribimos f = 1. Ya estamos en condici´on de usar las ecuaciones (A.43) y
(A.44) en las transformaciones (A.33)-(A.36), para obtener:

Ex0 = Ex (A.50)
³ v ´
Ey0 = γ Ey − Bz (A.51)
c
0
Bx = Bx (A.52)
³ v ´
Bz0 = γ Bz − Ey (A.53)
c

Estas son cuatro de las seis ecuaciones de transformaci´on que est´abamos
buscando. A´ un nos falta por averiguar las ecuaciones de Ez0 y By0 . Para tal
efecto anotemos r´apidamente que, de acuerdo con los resultados obtenidos,
las derivadas (A.19) se han simplificado:

∂t = γ ∂t0 − vγ ∂x0
∂x = γ ∂x0 − (vγ/c2 ) ∂t0 (A.54)
∂y = ∂y0 ∂z = ∂z 0

Estas son, por supuesto, las mismas ecuaciones (1.44). La parte z de la
ecuaci´on (A.1) es
1
∂t Ez = ∂x By − ∂y Bx , (A.55)
c

y la parte z de la ecuaci´on (A.3) es

1
∂t0 Ez0 = ∂x0 By0 − ∂y0 Bx0 (A.56)
c

Utilizando las derivadas (A.54) en la ecuaci´on (A.55) llegamos a:

γ ³ v ´ ³ v ´
∂t Ez + By = γ ∂x By + Ez − ∂y0 Bx
0 0
c c c

Al comparar esta ecuaci´on con (A.56) introducimos una funci´on h(v), de-
sconocida hasta el momento:

368

6 Conclusiones En su art´ıculo [2]. Queremos resaltar que en la otra estructura la constancia de la velocidad de la luz es un teorema. asume el PriHo- mo y con estas tres bases deduce las transformaciones de Lorentz. y esto nos permite aplicar el PriRel a las ecuaciones de Maxwell. las transformaciones de Lorentz y las transfor- maciones del campo electromagn´etico. y esto nos muestra que h(v) = 1. Final- mente toma el PriRel. pues es un resultado de otras suposiciones 369 .52). Esta ser´a llamada la otra estructura l´ogica de la relatividad. A partir de aqu´ı se deducen f´acilmente la constancia de la velocidad de la luz. Escribamos finalmente las dos ecuaciones que nos faltaban: ³ v ´ Ez0 = γ Ez + By (A. Einstein propone el PriVel y el PriRel. Pero el art´ıculo de Einstein tambi´en se puede leer de atr´as hacia adelante.58) c A. las ecuaciones de Maxwell y las transformaciones de Lorentz reci´en obtenidas. en la otra estructura la constancia de la velocidad de la luz aparece m´as suavemente. tal como hemos hecho en este ap´endice: Se asumen el PriHomo y el PriRel.57) c ³ v ´ By0 = γ By + Ez (A. Mientras en la standard el PriVel aparece s´ ubitamente. sin motivaci´on expl´ıcita. se asume que las ecuaciones de Maxwell verdaderamente representan a las leyes f´ısicas del electromagnetismo. ³ v ´ Ez0 = h(v) γ Ez + By ³ c 0 v ´ By = h(v) γ By + Ez c Bx0 = h(v)Bx En este momento comparamos la u ´ltima ecuaci´on con (A. mientras que en la estructura standard el PriVel es un postulado. A esta estructura l´ogica la llamaremos la estructura standard de la relatividad. para deducir las transformaciones del campo elec- tromagn´etico.

o a´ un otras estructuras. 4. 2. a˜ nos despu´es. podemos imag- inar que el espaciotiempo es una simple yuxtaposici´on de puntos hasta que 370 . usando otras teor´ıas f´ısicas (QCD.m´as familiares. la estructura standard est´a vinculada al electromagnetismo. la relatividad contiene las transformaciones de Lorentz. Vemos as´ı que la m´etrica del espaciotiempo resulta. La importancia del PriRel ya ha sido ampliamente reconocida durante un siglo. una estructura. se podr´ıan construir a´ un otras es- tructuras para la relatividad. Dar a luz a la relatividad es algo enorme. En la otra estructura la relatividad aparece. Vemos as´ı que la standard es una estructura m´as robusta que la otra. Probablemente no sea equivocado pensar que. como una parte del electromagnetismo. y ´estas dan pie a la m´etrica de Minkowski. En la comparaci´on entre estas dos estructuras l´ogicas de la relatividad podemos avanzar algunos comentarios: 1. dan a luz a la teor´ıa de la relatividad. en parte. nosotros reconocemos que Einstein podr´ıa haber basado su relatividad. en cierto modo. Vemos as´ı que la conexi´on entre la estructura standard y el electromagnetismo no es muy fuerte. En otras palabras. en la otra estructura las ecuaciones de Maxwell para el electromagnetismo juegan un papel esencial. Hemos usado la covariancia de las ecuaciones de Maxwell para construir la otra estructura. nos muestra un PriRel m´as f´ertil: cuando ´este se une a una teor´ıa f´ısica concreta. sino en esta generalizaci´on: “cualquier part´ıcu- la no masiva se mueve con una velocidad c que es la misma para todos los observadores inerciales”. 5. como el electromagnetismo por ejemplo. m´as f´aciles de aceptar. sino que adem´as tiene una m´etrica. En nuestra mente. no en el PriVel. 3. que es la m´etrica del espaciotiempo. Pero la existencia de otra estructura. del contacto con las leyes f´ısicas. y refiri´endose este principio a la luz. Si se llegara a encontrar alg´ un defecto en la teor´ıa de Maxwell. En cambio. El espaciotiempo no es una simple acumulaci´ on de even- tos. esto prob- ablemente repercutir´ıa muy fuertemente en la otra estructura. pero quiz´as la estructura standard podr´ıa salir ilesa. ya que ´esta establece la m´etrica del espaciotiempo. la relatividad le da realce a la teor´ıa de Maxwell. Ahora. La estructura standard se basa en el PriVel. por ejemplo). En efecto.

las leyes de la naturaleza. una m´etrica. las que rigen a los objetos f´ısicos. 371 . le imprimen a esa yuxtaposici´on una estructura. una organizaci´on.

372 .

45. Proceedings of the Academy of Sci- ences in Amsterdam.M.New York (1968) [7] J. Wiley. Traducido al ingl´es como Does the inertia of a body depend upon its energy-content? en Referen- cia [5]. Annalen der Physik. Internet: http://dbserv. Annalen der Physik. Ponencia en la 80 Asamblea de Cient´ıficos Naturales y M´edicos Alemanes. 18(1977).New York (1952) [6] R.(1905).(1905).D. Traducido al ingl´es como Michelson’s interference experiment.1 [10] H. el 21 de sep- tiembre de 1908.su/ elan/src/einstein05b/eng.9 [9] Referencia [7]. Schwarz. 17. Traducido al ingl´es como On the electrody- namics of moving bodies. secci´on 11. Traducido al ing´es bajo el t´ıtulo Space and Time. Jackson: Classical Electrodynamics. Minkowski: Raum und Zeit. Einstein: Zur Elektrodynamik bewegter K¨ orper.A. Dover. Lorentz: Electromagnetic phenomena in a system moving with any velocity less than that of light.su/ elan/src/einstein05c/eng. Lorentz: Versuch einer Theorie der elektrischen und optischen Erscheinungen in bewegten K¨orpern.ihep. 17.Phys.Bibliograf´ıa [1] H. Resnick: Introduction to Special Relativity. Am.(1905).pdf [4] H. secci´on 14. en Referencia [5]. Einstein: Ist die Tr¨ agheit eines K¨ orpers von seinem Energiegehalt abh¨angig?.ihep. en Referencia [5] [2] A. en Colonia. Existe otra traduc- ci´on al ingl´es: H.New York (1975) [8] Referencia [7]. Traducido al ingl´es en Referencia [5] [5] The Principle of Relativity.A. en Referencia [5] 373 .pdf [3] A.J. Wiley. Internet: http://dbserv. 1904. Leiden. 6.

S.Dordrecht (1974) [22] L.2. Series and Prod- ucts. Goldstein: Mec´ anica Cl´ asica. Academic Press.Sitzungsber. 831-839 [20] A. Ryzhik: Table of Integrals. 1915. 189- 196(1916) [24] A. R. 799-801 [19] A. Addison- Wesley. Landau. Press. Kay: Tensor Calculus.599. Schutz: A first course in general relativity.Cambridge(1999) [17] A.C. Mc Graw Hill. Schwarzschild: Ueber das Gravitationsfeld eines Massenpunk- tes nach der Einsteinschen Theorie. Einstein: Preussische Akademie der Wissenschaften. f´ormula 2.New York(1988) [16] B.F.New York(1983). Aguilar. I. Sitzungs- berichte. 844-847 [21] J. Cambridge U. 1915. Sitzungs- berichte. 1915. Princeton U.2.[11] S. Press. Price. Einstein: Preussische Akademie der Wissenschaften.M. Mehra: Einstein. Second Edition.P. Einstein: Preussische Akademie der Wissenschaften.H. Lifshitz: Teor´ıa cl´ asica de campos. Ohanian.Wiss. Weinberg: Gravitation and Cosmology: Principles and Applications of the General Theory of Relativity. Preuss.Reading (1965) [13] H.Princeton (1975) [25] H. ec. Thomas: Calculus and Analytic Geometry. Teukolsky: Problem book in relativity and gravitation. W.M.A. Re- vert´e. Gradshteyn.Madrid(1963). E.H. Ruffini: Gravitation and Spacetime. p. pt. pp.D.New York (1972) [12] G. R.2. 1915. p. Wiley. Schaum’s Outlines. and The Theory of Gravitation.Ak. p.6 [15] D. Press. Hilbert.Barcelona (1966) [23] K. Rei- del. Einstein: Preussische Akademie der Wissenschaften.B. pp.New York(1994) [14] I. Norton. 778-786 [18] A.2. Lightman.S. 3-34 374 . Sitzungs- berichte. pp. Sitzungs- berichte. pp.

Chicago.. Dover. 110 [29] I. p. U. Chicago Press. Newton: Mathematical Principles of Natural Philosophy (Ency- clopaedia Britannica Inc. New York(1996) [28] M. 1993). 19 375 .Chicago (1984) [27] R. Jammer: Concepts of Space (Dover. Wald: General Relativity. 1952).[26] R. Corolary V. p. New York. Torretti: Relativity and Geometry.

140. 105 Apelio. v´ease Coordenadas de hidr´ogeno. v´ease Schwarzschild y leyes f´ısicas. 74 Cartesianas. Acci´ on. 5 m´ ovil. 148–157. 87. 159 Campo equilibrio. 73 carga el´ectrica. 302 conexi´on. 314 Af´ın estacionario. v´ease Schwarzschild y geod´esicas. 277 no c´ onicas. v´ease Campo gravita- Acelerador. 301 Causalidad. 106. 106 m´ aximo. 253. 180. 238. 4. 274. v´ease Γµ αβ is´ otropo. v´ease Regla E · B y E 2 − B 2 . 274. 278 Aislado. 76. 102 ´ Atomo. v´ease Coordenadas β. v´ease Par´ ametro y ca´ıda libre. 83. 299 de velocidades. 15. 265 Bradley. 147–159 Adici´ on Campo gravitatorio. 185–197 A. 108–110 densidad. 144 Conexi´ on af´ın. 287 de aceleraciones. 45 est´atico. 199 de carga m´ ovil. 281 inducido. 273. 278 Aberraci´ on de la luz. 180 en general. 296. 317 C´ırculo. 106. 340 376 . 31. 186 170–172. 104 intervalo. 104 Anulando E o B. 317 Agujero blanco. 340 Ca´ıda libre. v´ease Schwarzschild Arago. 104 de alambre recto. 182. 102 izquierda-derecha. 85–89. 301 par´ametro. 315 torio Acople m´ınimo. 33. 317 Agujero negro. 85. 193–197 observador en. 185 Aceleraci´ on. 147–159. 82. 233. 276.). 52. 294 Cil´ındricas. 297 Alambre recto. 99–101. 337. v´ease Relojes Christoffel. v´ease Coordenadas magn´etico. 124 Ciclotr´ on. 93–115. 177. v´ease Luz C´alculo variacional. 147–159 pasado-futuro. 31. 31. 337. 98 Adaptadas. 315 Bianchi.) → (. 351 Atraso. 56 electromagn´etico. 273. 49 constante. 302. 345. 102. 299. 274. 169 Carga el´ectrica. 299. v´ease Γµ αβ C´onicas. 234. 43. 49. 56 el´ectrico. 102. 81 de alambre recto.´ Indice Alfab´ etico Aµ . v´ease Γµ αβ C´ıclica. v´ease Coordenadas Big-bang. 311 Biot-Savart. 43 Cambiar (. 253–256 Absoluto Calor. 182. 315 gravitatorio.

61–65. 144. 43 cil´ındricas. v´ease Luz de part´ıculas. 199. 369 de T . 74 el´ectrica. 69 manifiestamente. 55 big bang. 280 electrodin´ amica. 220 de energ´ıa-momentum. v´ease Efecto Doppler 377 . 317 Dirac. 147–159 Doppler. 280. 43. 143. 213. 258–267. 166–175. 191. v´ease δ de Dirac efecto Doppler. 265. 172–175 µν 157. 104 D s´ı es covariante. 248. 111–115. 191 cartesianas. 212. 110. 111–114. 278. 204 del momentum. 349 es tensorial. 105. 351 de carga. 164. 279 de Ohanian. 147– de Mmec . 162–169. 299. 284 ecuaci´ on. 137. 276. 302. 55. 172–175 no manifiestamente. 147 del n´ umero de part´ıculas. v´ease Schwarzschild Deflexi´ on de la luz. 316 de volumen. 267 Corrimiento al azul. 277 Desincronizaci´ on de relojes. v´ease Espacio curvo Constante cosmol´ ogica Λ. 103. 41. 211 esf´ericas. 210 de Kruskal-Szekeres. 302 de corriente. 316 covariante. 263 continuas. 233. 214. 149 de θµν . 114 Conservaci´ on las ecuaciones de las leyes. 298. 196 Covariancia de de J µ .Cono de la luz. 237. 185 Derecha. 192. 165 µνδ ecuaciones de Maxwell. 189– Covariante 197. 163 Curvo. v´ease Schwarzschild Continuidad. 265. 186 c´ıclicas. 134. 348 Desligada. v´ease Ecuaci´ on δ de Dirac. 296 Coordenadas de masa. 132. 267 en circuito el´ectrico. 349 covariante. 213. no es tensorial. 14. 300 en una curva. 172 Contracci´ on de la longitud. 297. v´ease Geod´esica del momentum angular. 54 δ de Kronecker. 36 singulares. 52. 279 geod´esicas. 170. 345. 44. 317 propia. 266. 287 adaptadas. 263. 201. 161 Coordenada temporaloide. 267 de Painlev´e-Gullstrand. 294 Constantes del movimiento. 121. 344–346. 226. 214. 172–175 Deuter´on. 201. 56. 127. 56 de Eddington-Finkelstein. 351 de energ´ıa. 358 Diferencial en alambre recto. 351 fuerza de Lorentz. 317 Divergencia gravitacional. 163 geod´esica. 259. 147 del momentum angular. 236 de momentum. 359. 133. 55. 263. 299 D. 139 de la energ´ıa. 69 ´ındice. 164 de rayo de luz. 280. 37. 125. 189–197. 316. 161 280 lagrangiana. 344–346. 166–175. de part´ıculas. 210. 320 en Schwarzschild. 237 Contravariante. 144. 211 348 simple. 164. 349 Derivada. v´ease Schwarzschild Corriente Desviaci´on de momentum. 221 Corrimiento al rojo Dilataci´ on del tiempo. 136. 44. 237. 110 Coordenada temporal. 260. v´ease ´Indices Densidad Coordenada espacialoide. 293 Coulomb. 260. 107 d no es covariante. 298.

351 Geod´esica. 74 en 1912. 47 Electr´on. 298 ´ Eter. 2 joven. 20. 215. 139. 180. 62. 359. 12. 287 Euler-Lagrange. 93–99. 166–175. 114. 142 Electrodin´ amica. 152–154. 82 Energ´ıa-momentum. 150. 6. 152 Euclidiano. 93–115 Fresnel. 287 euclidiano. 156. 6. 305. 183. 287. 287. v´ease Geod´esica torio de Hilbert-Einstein. 276 Galaxias. 215. 147–157. 217 viejo. 357. 344–346. 76 ²αβγδ . 148 222. 253. 120. 79. 86 en 1905. 220. 199. 62. 369 son y Morley en campo grav. 297 gravitacional. 65–69. v´ease Ecuaci´ on co. 230. 274. 311 de Euler-Lagrange. 24. 144 Electromagnetismo. 46. 164. 99–101. 93. 156. 287 E¨otv¨os. 273. 280. 13. 119 Filtro de velocidades. 52. 343 Einstein segunda derivada. 79. 262. 75 en 1915. v´ease Ecuaci´ on de Euler- de tercer grado. B. 26. 69–75 Espacio Ecuaci´ on tensorial. 194. 304. 358. 193–197. 280. 358 de ondas. 56. v´ease Schwarzschild 228. 222. 254 Est´atico. 294. 147. 339. plano. 2. 87 Fuerza. 233. 209. 151.. 264. 218. 218 Ecuaci´ on de Riemann. 244. 275. 234. 250. curvo. 157. 2 F µν . de Lorentz. 51. 136. 144. 278. 274. 132. 228. 288 378 . 276 de Hilbert-Einstein inconsistente. 301. 165 no euclidiano. 306 187. 52. 148. v´ease Schwarzschild Lagrange del intervalo. 74. 149. de Schwarzschild. 155. 69–75 Fusi´on nuclear. 1–11. v´ease Michel- 114. 287 Estacionario. 287 de Coulomb. 74. 82. 266 Experimento Ecuaciones de Maxwell. 294. 233. 67. 253. 288 Escalar. 234. 234 de continuidad. 369 F´ısica nuclear. v´ease Espacio de Poisson. 281. 74 Fot´on. v´ease Coordenadas Gauss. 287 convenci´ on de. 162. 133 Galileo. 144 Efecto Doppler. 150 Esf´ericas. 149 de curvatura R. 75 de enlace. 288. 253 covariante. 193 Fase de una onda. 361 Eridani. 307 variante de Minkowski. v´ease Campo gravita- de geod´esica. 233. 317 Φ. 285 Extremal. 346. 274 Energ´ıa. 68.E = mc2 . 74 Futuro. 193 inhomog´eneas. 324. 6. 55. 4. 260. 294. 65–69 del campo E. 188. 103 G: constante gravitacional. 51 Fisi´on nuclear. 302 condici´ on de. 181. 269. 351 cin´etica. 137. 253 homog´eneas. Gauge. 274. 178. 111. 306 182 no gravitacional. 159 de Lorentz. v´ease Teorema de Gauss Espacialoide. 276. 340 Fizeau. 111– de Michelson-Morley. 149 E · B y E 2 − B 2 . 147–159 Frente de onda. v´ease Campo gravitatorio de fuentes. 150. 292 ηµν . 258. 317 Γµ αβ . 256. 129. 75.

J. 295. v´ease δ de Kronecker Hamilton. 143. 288 Kerr. 251 negativo. 39. 34. 200 estacionario. 132 luminoide. 343 Kay. 132. 288 Geometr´ıa Intervalo. 178. v´ease Schwarzschild Λ. 180 Hilbert-Einstein. 290. 336 Jammer. 204 desviaci´ on. 229. 119 ecuaci´ on diferencial. 327 201 L´ımite newtoniano. 51. 300 kµ . 180. 289 222 g00 = 1 + 2Φ/c2 . 125. 243. 52 intr´ınseca. 273. 135. 299 Levi-Civita. 288. 35. 335 Huygens. gµν es como Φ. 264. 259 Horizonte. 287. 209. 182. 305 contra´ıdos. 188.α . 301 L.β . 216 Gravitaci´ on del polvo. 302 de Schwarzschild. 159 Identidades de Bianchi. 123. 51. 288. 43. 128. 201. 119 ecuaci´ on algebraica. Izquierda. 349 Hidr´ ´ ogeno. 139. 142 ~. 3 Landau. v´ease Principio de Hamilton Kruskal. 140. 33.α. 253 Inercia. 257 y gravitaci´ on. 37. 52 derivada covariante gµν. 288 nulo. 123. 139. 99–101. 122. v´ease Schwarzschild temporaloide. 295. 51. 273. 262. 305 E · B y E 2 − B 2 . 269. 277 libres. 275 griegos. 200. 163 comparaci´ on Newton-Einstein. 288. v´ease Atomo Hilbert. 26. 257 de Schwarzschild. 293 Invariante. 293 segunda derivada gµν. v´ease Schwarzschild bajar o subir. 274 Interacci´on. 243. 273. v´ease Bianchi Li´enard-Wiechert. 255. 102 ´Indices Ligada. 33. v´ease Velocidad local 379 . 51 contravariantes. 318 293 Jackson. 253 Inercial. 102 altas derivadas. 139. 151. 73 extremal. 326 J µ . v´ease Schwarzschild espacialoide. 253. 164 idea central. 318. 133. 120. v´ease Observador Geod´esico postulado. Lightman. v´ease Schwarzschild L. 177. 253. 257 gµν . 186 Hueco blanco. 204 Local. 199. 222 Goldstein. 200 L´ınea en el mundo. 292 L. 123. 316. 260 latinos. 336 el´ectrica. v´ease Principio de Lagrangiana. 294 Hueco negro. 223. 273.α . 281 Jacobiano. coordenadas. 76. 301. 340 newtoniana. 273 J´ upiter. 277 y geometr´ıa. 210 positivo. 254. 277. 226. 275. 136. 125. 357 Gradshteyn. 199–251 209. 56 277. 55. 336. de Riemann. 52 euclidiana. v´ease Schwarzschild λ. v´ease Coordenadas covariantes. 159 primera derivada gµν. 178 Homogeneidad. 144 Kronecker.

74. 4. 172–175 Onda-corp´ usculo. 257 newtoniana. 168. 345 Nuclear. 346. 262. 335 Mec´anica Part´ıcula cu´antica. 274 Momentum angular. 357. 338 Onda velocidad. 162 Luminoide. Pasado. 140. 269. 8–11. 337. 370 Perihelio. v´ease M´etrica de Minkowski Plano. 85 Potencial Mundo. 348 ´ Optica. 132. 148. 144 frente de. v´ease Mec´ anica pozo de. 4. 330. 81. 352 rayo de. 301 ca´ıda libre.. 74 Luz aberraci´ on. 52. 50. 276. 267 θµν y θµ ν . 4 Observador no inercial. 152 369 fase de. 74. 182 Mehra. 3.. 6–13. 144. 300. 339. 3. 168. 370 181. 41. 301. 69. 20. 357 gravitatorio. 4. 6. 4 Ohanian. 79 Observador inercial. 202 difracci´on. v´ease Momentum Momento dipolar el´ectrico. 1. cono de luz. 51. 135. 254. 361–366. 328. 2. 51 pµ . 347. 61. 215. 240. electromagn´etica. 65. 236. 2 Λ. 218. 333 Minkowski. 83. 182 Newton. v´ease Espacio plano Minkowski H. 3. 44 de part´ıculas cargadas. 35. 51. 169 Lorentz. 263. 287 Momentum. 13. 82.Longitud. 6. 8–11 Ca´ıda libre polarizaci´on. v´ease Pozo de potencial 380 . 51 efectivo. 288 forzada. 79. 318. 41. 31. 74. 196 af´ın. 61–85. 177 de m 6= 0. 141. 82. v´ease Schwarzschild de Schwarzschild. v´ease Schwarzschild libre. 120. 169. 149. 275. 61–73. 334 electrost´atico. 337. 4. 274 de Minkowski. 54 Nube propia. v´ease Cono de la luz 177. 74 escalar φ. 172–175 Potencia. v´ease Schwarzschild Planck. 1–8 Mapamundi. v´ease interferencia. 155 Pais. M´etrica. 298. v´ease Ca´ıda libre 86–89. 256. 177. 55. v´ease Φ Newtoniana. 3–11 Mareas. 157. 2. 177 Mercurio. 213 Par´ ametro. v´ease Schwarzschild Matriz F µν . v´ease Ca´ıda libre lagrangiana. 110. 142 Postulado geod´esico. 275 ´ Orbita mercurial. 140. 276. v´ease Schwarzschild inercial. en campo grav. 150 de polvo. 7. 275 ´ Orbita ligada. 336. 162 del fot´on. 51. 93. 202. 348 ´ Orbita desligada. 2. 31. 301. 39. 154 Movimiento circular. 177. 140. 52. 13 Planetas. 144 µνδ Mmec . 44. 76. 318. 107 Poisson. 290. v´ease Schwarzschild gravitacional. 141 Polvo. 87 Neutr´ on. 83 ´ Orbita terrestre. 46. 67. 3. v´ease Schwarzschild Masa. 15. v´ease Schwarzschild variable. 56. 140 ´ Orbita de un rayo de luz. 1. 39. 38. 327. 351 276. 3. 343 en un campo Aµ . 6 Michelson y Morley.

370 el subespacio (r. 317. 326 PriRel. 277 Riemann tensor de. 352 izquierda-derecha. 12. 232 Huygens. 346. 2. 308 Rango de un tensor. v´ease Ppio. 324 257. 276. 178. 310 el subespacio (r. 12. 348 densidad.). 317 tiempo. 333 Prot´ on. 110. 360. 42 consts. 351 motivaci´ on. 140. 310 Red shift. 236. 37. 334 Relojes. 69 sincronizaci´on. 37. Galileo. 280 escalar R. ϕ). 369 es curvatura.. 369 Ruffini. 313 Schwarzschild atraso por aceleraci´ on. 32. vectorial A. ϕ). 253 equivalencia. es u ´nico. 32. 313. 300 la velocidad de la luz. 54 Pozo de potencial. 104 separaci´on temporal. 316. 207. 357. 220 Riemann espacio de. 269 la relatividad.) → (. 300. r). 275 348 Hamilton. 345–348 pasado-futuro. 88 tercera const. 319 Prototipo. 13. 345. θ. 240. 51 Ryzhik. 369 de masa puntual. 3. 302 361–366. 94. 61–65. 2.. ϕ). 357. ca´ıda libre vertical. de relatividad PriVel. 332 Puntos de retorno. 233. 31. v´ease Schwarzschild el subespacio (θ. 244. 311 Precesi´on del perihelio de Mercurio. Rotaci´on 139. 104 69 Ricci Rβµ . 357 geometr´ıa de. 44. del mov. 182 separaci´on espacial. 41. 311 cono de luz. 327 atraso por movimiento. 307 Relatividad especial espacio de. 277. θ). 301 longitud. 314 Press. 229–244. 351 volumen. 20. 309 el subespacio (r. de tiem. 54 Poynting. 287. 55 hueco negro. v´ease Ppio. de la luz Schroedinger. 248 estructura. 308 QCD. 12. 62. v´ease Corrimiento al rojo el subespacio (t. 144 hueco blanco. 346. 14. grupo de. Resnick. 303 covariancia general. v´ease atraso gravitacional. 74. 330. 36. de la vel. 284 381 . 240. 55. 46. 323 po y espacio en reposo. 347 frente de onda. 43 Schwarzschild. 55 leyes f´ısicas en. 16 conservaci´ on del momentum. 313. 357. v´ease Ppio. 313 Price. 360. 248 Relativo horizonte. 199. 38. 293 pacio. 344. v´ease Vector ecuaci´ on de tercer grado. 313. 36 PriHomo. de homog. 230 la homogeneidad del tiempo y el es. 44 ca´ıda libre. 19 futuro. 129. 347. 323 conservaci´ on de la energ´ıa. 359. 298. 230. 148. 352 mundo absoluto. del mov. 209 el subespacio (t. 2. 3 cinco identidades. 309 Regla (. 111. 138. 69. 327 desincronizaci´ on. en el infinito. 82 Propio Schutz. 264. 186 n2 (n2 − 1)/12 componentes. 323 Principio de en reposo en el infinito. θ). 277.

193–197. 330. 209 o ´rbita mercurial. 192. 51. 327 Szekeres. 351 de energ´ıa-momentum. 333. 207. 311. 306. 337. 159 apelio terrestre. 308 gµν . 323. 348 Temporaloide. 189–197 pasado. 141 Singularidad. 248. 337. v´ease Γµ αβ sim´etrico. 222 Stokes. 165–175. 346. 270 Riemann. 338 Aµ . 175. 331 Tensor µνδ o ´rbita desligada. 170. 132. 155. 134 precesi´ on perihelio mercurial. 248 Tcan . 323. 344–346. 333. 323. 54. 148. 172–175 perihelio terrestre. 189–197 mareas. v´ease Riemann Sistema f´ısico Teor´ıa de la gravitaci´ on. 210. 196 Thomas. 280 perihelio mercurial. 332. 326. 339 197. 132 singularidad. 339 antisim´etrico. 129. 172–175 o ´rbita de un rayo de luz. 333 de momentum angular. 311. 136 τ . 36. 329 Aµ Bµ es un tensor. v´ease Gravitaci´ on aislado. 142 tiempo τ . v´ease Serie de Taylor T . 311. 132 pozo de potencial. 337. 37. 217 336. 337 asim´etrico. v´ease Tiempo propio Tiempo Taylor. 199. 195. 163. 328. 317 Tensor de Riemann. v´ease Schwarzschild vector. 318. Tcan . 143. 189– apelio mercurial. 3 de las coordenadas adaptadas. v´ease Riemann S´ımbolo de Christoffel. 16 U µ es un tensor. 339 del tensor m´etrico. 244 Sonido. 189–197 µν 313 θ . µν m´etrica de. 169 Teorema no aislado. 334 δµ ν es un tensor. 339 de Levi-Civita. 155. 180. electromagn´etico. 189– planetas. 331. 132 s´ımbolos Γµ αβ . 163. 1. 15. 335 can´ onico Tcan . 317. 5 principal del c´ alculo. 209 µν Simultaneidad. 193–197. 79. 236 Sol. 311. 196 Sincronizaci´ on de relojes. 323 rango de un. 129. 338. 209 o ´rbita terrestre. 209 Serie de Taylor. 347 Levi-Civita. 217 subespacios. 192. 347 pµ es un tensor. 329 Mmec . 141 tiempo universal. 166. 132. 52. 273 tiempo t. 327. 334 ∂ µ ∂µ . 139 puntos de retorno. 169 de Gauss. 170. 31. 348 ecuaciones. 203 o ´rbita ligada. 133 radio de. 306 escalar. 307 kµ del fot´ on. 133 tiempo T . 347 F µν . 351 o ´rbita circular. 349 θµν . 193–197. 340 ²αβγδ es un tensor. 339 ∂µ φ y ∂µ Aν son tensores. 330. 195 µν par´ametro af´ın. 6 Teukolsky. 192. 323 m´etrico. 182. 199. 134 pseudosingularidad. 216 tensor Rα βµν . 170. 333 197 potencial efectivo. 288. 347. 166 Snell. 307 J µ . 129 Sirio. 192. 328. 178. 210 tensor Rµν . 34. 137. 333 del campo electromagn´etico. 307 ηµν es un tensor. 311 382 . 44. 144.

178 universal. 125. 348 T µν . 82 Transformaci´ on de p . F. 65. 39 257. 143. 140. 175. 209 unitario. 31. 306 propio. 280. 195. 280. 164. 119 Unitario. 17. 209 prototipo. 37. 141 coordenado. 119 de espacio y tiempo. v´ease C´ alculo variacional Vector. 188 Trayectoria de una part´ıcula. 321 de vida media. m . 298 Torretti. 360. 8–11. 166–175. J). 359. 101. 199. 4. Vida media. 177 en campo grav. 340 propio. 315. 44. 62. 294. 79. 110. 138. 111 gauge. 203. 369 de Galileo. 136. 158 de J µ = (cρ. 26.. 306. τ . 12. 124. 288. 85. 294 Weinberg. v´ease Tiempo Variacional. 367–369 de F µν . 311 140. 280 Wald.ν = 0. 311.ν = 0. 298 T µν . 24. 361 generales. v´ease Coordenada tem. 333. 218. 359. 16. 178. 17. 4 Trabajo. 287. 124. t. E . 281 sim´etrico. 140. 65–69. 93–115. 142. 62 poral Velocidad local. v´ease Ca´ıda libre u = 1/r. 192. 199. 192. 46. 299 de nube. 298. 311 Velocidad de una part´ıcula. 214 383 . 323 Volumen inversi´ on. 31. 17. 366–367 familia de. 39 Venus. 361 de Lorentz. 24. 76 de E y B. 129. 195. 131. 347 Virtual. 166. 141 Uni´ on de E y B. 39. 162. 148 Transformaciones de coordenadas. 125. 336 U µ . 202 Translaciones. 280 lineales. 348 Young. 323. 312. 55. 110 Tierra. 158. 304. 337 diferencial de. 199–251. 280. 221 T µν . 313. 244 no lineales. 139. 140. 42 asim´etrico. 75. 203. v´ease Vector Universal. 20. 133. Velocidad de un observador. 20–28.