Está en la página 1de 4

Acusa la Comisión de Salud de la Asamblea

Legislativa al Congreso de la Unión de


“congelar” una ley local para combatir
obesidad y sobrepeso en escuelas primarias

La Comisión de Salud de la ALDF fue directo al tema:


la SEP Federal traba la impartición de la materia de
Educación para la Salud, en los programas de 4º y 5º
grados de primaria para el ciclo escolar 2010/2011 que
inicia en agosto próximo. Sustenta su posición en el
hecho de que la Asamblea Legislativa aprobó una
reforma a la Ley General de Educación, que hace
obligatoria la materia de salud en las escuelas de la Ciudad de México, misma que remitió al
Congreso de la Unión para los efectos legales.

Sin embargo, insiste la Presidenta de la Comisión, Diputada Maricela Contreras Julián “la Cámara
de Diputados tiene en la congeladora dicha reforma, cuyo objetivo es fomentar la educación para
la salud, como parte indispensable en el desarrollo pleno de los educandos”.

Ante esta actitud, la legisladora informó que solicitará una cita con el titular de la Administración
de Servicios Escolares de la SEP, para que de una explicación, creíble, de las razones por las que
se encuentra detenida la Ley de prevención del sobrepeso y la obesidad en la población escolar del
DF.

Llama la atención esta actitud, denunció Contreras Julián, ya que la Secretaría de Salud del DF
realizó un estudio denominado Obesidad en Escuelas Primarias de la Ciudad de México que
remitió a la SEP en donde revela que los pequeños consumen más del 10% de las recomendaciones
de carbohidratos para su edad; en el horario escolar existen más de cinco oportunidades para el
consumo de alimento; el sobrepeso afecta a 21% de educandos y la obesidad en 14% de los niños
de 4º y 5º años de educación básica.

Aun más, el estudio explica que con Un peso los pequeños se pueden comprar de 65 a 140
kilocalorías (dulces, refrescos, chatarra) en el recreo y en promedio gastan 8 pesos diariamente en
la cooperativa escolar. Ante lo evidente, precisó la titular de la Comisión de Salud de la Asamblea,
tenemos que educar y modificar los hábitos de consumo en los niños, y es a través de la Ley
aprobada como enfrentaremos el reto, pero primero debe “descongelarla” la Cámara de Diputados
Federal.
Las obras urbanas del GDF han depredado de
más la riqueza arbórea de la Ciudad

El GPPVEM en la ALDF solicitó a la Secretaría de Medio


Ambiente del Distrito Federal un informe sobre las medidas
de mitigación que se han realizado hasta la fecha, de acuerdo
con los estudios de impacto ambiental por las diferentes obras
urbanas que se realizan en la Ciudad.

En voz del Diputado Norberto Solís Cruz, advierte que se


debe reflexionar sobre estas acciones ya que el GDF ha talado
aproximadamente 6 mil 119 árboles por la construcción de
las tres líneas del Metrobús y de la línea dorada del Sistema
de Transporte Colectivo, Metro.

Estimó que para sembrar 100 árboles se necesita de una hectárea, por lo que restituir los
ejemplares arrasados se requieren 61 hectáreas de área verde, cantidad que representa más de la
mitad de la superficie con que cuenta el Bosque de Aragón.

Solís Cruz comentó que de acuerdo con la Ley Ambiental del DF la compensación de esas
especies arbóreas se puede realizar de forma física en el mismo lugar ó lo más cercano, pero al no
tener opción la compensación se podrá realizar de manera económica.

Y es que, a pesar de que este ordenamiento jurídico obliga a la SMA precisar el lugar de la
reforestación en los estudios correspondientes a las líneas 1 y 2 del Metrobús y la línea 12 del
Metro, sólo se indica cuántas especies se repondrán pero no cuando y el lugar.

El diputado verde ecologista explicó que para la construcción del Metrobús Insurgentes se autorizó
retirar mil 349 árboles, más los 443 que se cortaron por la ampliación (hasta la Terminal El
Caminero) por lo que tendrán que restituir con 2 mil 614 ejemplares.

Lamentó que la tala que más preocupa son los mil 172 especies cortadas para el tramo del
Metrobús Tacubaya a Tepalcates, que de acuerdo con el impacto ambiental de la Línea 2 del
mismo proyecto, el derribo se realizó principalmente en las delegaciones Iztacalco e Iztapalapa,
zonas que apenas alcanzan tres metros cuadrados arbolados por habitante.

El diputado Norberto Solís Cruz llamó a la Secretaría del Medio Ambiente local a manejar con
transparencia estas acciones contra la naturaleza, pues su deber es proteger y fomentar el cuidadao
del medio ambiente.

.
El DF no está exento de inundaciones
como la sufrida en Monterrey, ¿estamos
preparados?

No es tiempo de festinar, retar a la naturaleza y


descartar inundaciones de proporciones similares a
las sucedida en Monterrey y municipios vecinos, en
el DF como lo han manifestado el Jefe de Gobierno,
Marcelo Ebrard y el Secretario de Protección Civil
Elías Miguel Moreno Brizuela, pues las autoridades deben ejercer debidamente los recursos
destinados a reforzar los operativos que disminuyan los daños ocasionados por las lluvias
manifestó el Diputado Sergio Eguren Cornejo, integrante de la Comisión de Protección Civil de la
ALDF.

Al criticar la actitud de ambos funcionarios, el panista sostuvo que “parte de nuestro trabajo en la
Asamblea es pedir cuentas claras y, en este caso, el Jefe de Gobierno debe informar en qué se
gastó el dinero que asignado al programa de desazolve de la ciudad, el porcentaje de avance,
revisar los mecanismos implementados esta temporada de lluvias, como el Operativo Tormenta
para evaluar su efectividad.

Al considerar que se requiere mayor difusión entre la ciudadanía la manera de encarar algún
siniestro: inundaciones, deslaves, hundimientos y otros fenómenos asociados con las
precipitaciones, la autoridad tiene que intensificar los programas de limpia en las calles, pues ha
quedado demostrado que la basura, que taponea el drenaje, es la principal causa de las secuelas de
la lluvia.

Eguren Cornejo exigió al GDF supervisar que todas las obras y construcciones que se ejecutan en
la ciudad, cuenten con un plan de manejo de desechos sólidos, como lo establece la normatividad
en la materia tirarlos en los sitios autorizados.

“Se debe garantizar que el cascajo, tierra y asfalto levantados no escurran hacia la red de drenaje
primario, secundario, drenaje profundo, barrancas, cauces de ríos, zonas de conservación o sitios
no autorizados, lo que genera contaminación, afectaciones al ecosistema o lo que es peor,
inundaciones en perjuicio de la población”
.
Operan de manera irregular casetas
telefónicas en el DF, que evaden los
impuestos correspondientes

Empresas telefónicas lucran en la vía pública del


DF al instalar desmedidamente de cientos de
casetas sin los permisos y autorizaciones de las
autoridades de telecomunicaciones, denunció la
Diputada Claudia Elena Águila Torres.

Aseguró que a pesar de que la legislación del


Distrito Federal, establece que estas compañías deben contar con el permiso de la Secretaría de
Comunicaciones y Transportes para ubicarse, operar y explotar telefonía pública; y comprobar el
dictamen técnico expedido por la Secretaria de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), el Permiso
Administrativo Temporal Revocable expedido por la Dirección General de Patrimonio Inmobiliario,
entre otras obligaciones, esto no ocurre y la mayoría de ellas explota el servicio de manera ilegal.

La legisladora del PRD denunció la proliferación de casetas y cabinas telefónicas en la modalidad de


prepago con tarjeta o monedas; su instalación es visiblemente desordenada y no cumplen con la
planeación bajo un esquema de diseño e imagen urbana, mucho menos con principios de
consideración y respeto a la movilidad peatonal.

Claudia Elena Águila sostuvo que el crecimiento desproporcionado de las cabinas se debe a la falta
de control de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, encargada de revisar el emplazamiento
de éstas, situación que ha sido aprovechada por las empresas para ampliar su negocio en todo el
Distrito Federal.

Por esta anarquía las autoridades delegacionales, pierden millones de pesos, por recaudación
tributaria, aplicable en la utilización de bienes de uso urbano, como lo señala el artículo 307 del
Código Fiscal del Distrito Federal, lo que daña considerablemente al erario público.

Es tiempo de frenar esta desmedida práctica de las empresas telefónicas, la ALDF las meterá en
cintura y exhorta a la SCT federal a revisar sus procedimientos porque el usufructo de los bienes de
la ciudad se está quedando en manos de particulares.