Está en la página 1de 24
Y su acercamiento a la américa independista Mateo Gallego Flórez

Y su acercamiento a la américa independista

Mateo Gallego Flórez

Fue un naturalista extraordinario, que no

volvió a repetirse tras su desaparición. Sus

viajes de exploración le llevaron desde Europa a América del Sur y

del Norte hasta Asia Central. Se especializó

en diversas áreas de la ciencia como

la etnografía, la antropología, la física,

la zoología (especialmente en ornitología), la climatología, la oceanografía,

la astronomía, la geografía, la geología,

la mineralogía, la botánica, la vulcanología y el humanismo.

“Padre de la geografía moderna universal”

Viajó a París y planeó un viaje por África. Este proyecto se vio truncado, por
Viajó a París y planeó un viaje por África.
Este proyecto se vio truncado, por lo que
decidió partir a explorar América del
Sur y Centroamérica (1799). En compañía
del francés Aimé Bonpland, y del
ecuatoriano Carlos de Montúfar
(desde 1802) recorrió diez mil kilómetros
en tres etapas continentales.
Los viajes de Alexander von Humboldt a América
(1799-1804).
El 5 de junio de 1799 zarparon de La Coruña, 14 días después hicieron escala

El 5 de junio de 1799 zarparon de La Coruña, 14 días después hicieron escala en las Islas Canarias donde organizaron una expedición para

subir hasta el cráter del volcán Teide. Retoman el rumbo hacia las Indias Españolas, pero
subir hasta el cráter del volcán Teide. Retoman el
rumbo hacia las Indias Españolas, pero una
epidemia los hizo desviarse hacia Tierra Firme y
desembarcar en Cumaná al oriente
de Venezuela el 16 de julio de ese año.

Se dedicaron a explorar los alrededores de la ciudad y el 2 de enero de 1800 ascendieron a la Silla de Caracas. Exploraron el río Orinoco, sus

afluentes y en particular el brazo Casiquiare, un

peculiar afluente que comunica las cuencas del Orinoco y el Amazonas.

La expedición se ocupó del estudio de

los recursos naturales (flora, fauna,

minerales, ríos, suelo, fenómenos, etc.), así

como de la observación de las costumbres

indígenas y del resto de la sociedad. Bonpland fue el encargado de recolectar las plantas, la mayoría de ellas desconocidas por la ciencia de la época.

En marzo de 1801 Humboldt y Bonpland regresaron a Sudamérica tras haber estado en tierras

En marzo de 1801 Humboldt y Bonpland regresaron a Sudamérica tras haber estado en tierras cubanas, La Habana, Batabanó y Trinidad. Llegaron por accidente a Cartagena de Indias, luego de que una tormenta desviara su barco.

Su llegada a Santa fé constituyó una especie de marcha triunfal. “Ha bían enviado una

Su llegada a Santafé constituyó una especie de marcha triunfal. “Habían enviado una carroza, y

con ella vinieron los notables de la ciudad, por lo cual entramos con un séquito de más de sesenta

personas montadas a caballo”.

El fin de su llegada era visitar a Mutis: “quien por su avanzada edad, su prestigio en la Corte y su carácter personal es tenido en extraordinario respeto”. El acercarse a él significaba “dar a nuestra llegada cierta solemnidad, honrándolo a él en nuestras personas”.

Humboldt realizó varias ascensiones a los Andes ecuatorianos, entre ellos al Chimborazo, el nevado más alto del Ecuador. También subió el volcán Cayambe. Humboldt recorrió

prácticamente toda la Sierra del Ecuador,

realizando mediciones de las montañas y recolectando plantas. El alemán se mostró muy interesado en el estudio de las ruinas incaicas existentes en el actual Ecuador.

Su estancia en Cuba suma en total unos tres meses: del 19 de diciembre de

Su estancia en Cuba suma en total unos tres meses: del 19 de diciembre de 1800

hasta el 15 de marzo de 1801, y del 19 de

marzo hasta el 29 de abril de 1804. En ambas ocasiones estaba, en cierto sentido, de tránsito: primero camino de Venezuela a

Colombia, y en la siguiente, de México a Estados Unidos.

Describe de manera sistemática las

características de dicha isla y finaliza describiendo su viaje hacia Batabanó y

Trinidad. Como un añadido posterior, hizo

un alegato contra la esclavitud de gran valor ético.

En un México construido con las ruinas de la capital de los aztecas, Humboldt descifra

En un México construido con las ruinas de

la capital de los aztecas, Humboldt descifra

el calendario azteca o Piedra del Sol que fue desenterrado en la Plaza Mayor, y hace varias excursiones en los alrededores.

El 20 de enero de 1804 salió del centro cultural iberoamericano y fue a Veracruz. Durante su viaje midió el Popocatépetl, el Iztaccíhuatl y escaló el Cofre de Perote.

La medición de los volcanes fue una evidente

prioridad de su viaje, en particular el Pico de Orizaba, que Humboldt midió solo de lejos; esto tiene una importancia para los navegantes que se

acercaban a la costa mexicana.

El remate a la gran expedición americana fue una visita a los Estados Unidos, donde

El remate a la gran expedición americana

fue una visita a los Estados Unidos, donde Humboldt ya era considerado como

investigador y científico. Su visita fue

aprovechada por el presidente Thomas Jefferson, quien lo tuvo tres semanas como "huésped" en Washington DC y Filadelfia.

En agosto de 1804 después de cinco

años de viaje - Alexander de Humboldt

regresó con su material científico a París y

fue recibido y celebrado por

personas. A partir de ese momento, entusiasmó y

cautivó a la gente con su curiosidad y su

saber.

diez

mil

Mateo Gallego Flórez

Mateo Gallego Flórez