Está en la página 1de 79
CONTENIDO 2 Presentación I. Problema que la Gran Misión “¡A TODA VIDA! Venezuela” apunta a resolver I.1.- Caracterización del problema I.2.- Interrelación de Factores generadores I.2.1.- Estructurales I.2.2.-Situacionales I.2.3.- Institucionales I.3.- Consecuencias II. Enfoque, marco político-conceptual y principios de la Gran Misión “¡A TODA VIDA! Venezuela” II.1.- Democracia socialista, convivencia solidaria y seguridad ciudadana II.2.- Conceptualizando el derecho a la seguridad ciudadana y la convivencia solidaria II.3.- Principios que orientan la Gran Misión “¡A TODA VIDA! Venezuela” III. Objetivos y Vértices y Proyectos de la Gran Misión “¡A TODA VIDA! Venezuela” III.1.- Prevención Integral y Convivencia Solidaria III.2.- Fortalecimiento de los órganos de seguridad ciudadana III.3.- Transformación del Sistema de Justicia Penal y Creación de mecanismos alternativos de Resolución de Conflictos III.4.- Modernización del Sistema Penitenciario venezolano III.5.- Sistema Nacional de Atención a Víctimas de Violencia III.6.- Creación y socialización de conocimiento para la convivencia y la seguridad ciudadana IV. Alcance, territorio y sectores participantes de la Gran Misión “A TODA VIDA! Venezuela” V. Organización de la Gran Misión “A TODA VIDA! Venezuela” 3 PRESENTACIÓN E El Gobierno Bolivariano, como parte de su manda- El sentido de las Grandes Misiones to constitucional, de hacer cumplir los fines esenciales del Estado, cuales son: “… la defensa y el desarrollo de la La Revolución Bolivariana, como gestión de gobier- persona y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de no y en tanto proceso de participación popular, se ali- la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y menta, entre otros, de dos hitos – procesos fundantes, amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar a saber: del pueblo…” (Art. 3) se ha propuesto lanzar una Gran Misión destinada a atender el problema de la violencia e 1) La promesa de la refundación de la República a inseguridad que, de acuerdo a diversos estudios, consti- través de la Asamblea Constituyente cuya realización tuye hoy en día la principal preocupación de la mayoría (y resultante Constitución Bolivariana) abrieron los de los y las venezolanas. Se trata de una tarea prioritaria causes a la democracia participativa y protagónica. Au- que nos interpela como Estado y como Gobierno y que nado a un programa de gobierno –concebido desde el también nos desafía debido a su enorme complejidad. año 1999- para resolver la situación de exclusión social El propósito de esta Gran Misión es construir una po- propia de la estructura capitalista de la sociedad vene- lítica pública que tenga como centro la preservación de la zolana y heredada del puntofijismo; un programa que VIDA, como valor supremo de todas y todos los que vivi- nos conduciría –en el medio de los ataques de la derecha mos en el territorio nacional; una VIDA que se entienda nacional y del imperio- a la construcción del Proyecto desde la convivencia solidaria y la resolución pacífica de Nacional Simón Bolívar con sus siete directrices estra- los conflictos y que tribute a la construcción colectiva de tégicas. una democracia socialista, cuyas instituciones respon- dan a los problemas de la seguridad con criterios de justi- 2) Las Misiones Sociales como política para la lucha cia y equidad para que podamos decir que esta revolución por la superación de la pobreza, la miseria y la exclusión y el país, avanzan A TODA VIDA. De allí su nombre Gran desde una nueva institucionalidad y con participación Misión ¡A TODA VIDA VENEZUELA! popular. Las Misiones dieron una perspectiva radical a los principios constitucionales de participación y co- rresponsabilidad al plantear la superación de la lógica asistencialista y colocar a la sociedad toda y a los secto- PRESENTACIÓN 4 res y grupos vulnerables como sujetos de atención y de la lucha por la erradicación de la pobreza crítica, que impli- acción. Estos procesos fundantes contextualizan desde ca una visión integral en el diseño y ejecución de la política, una perspectiva sociopolítica el devenir del Proyecto Bo- exigiendo la potenciación del ejercicio de articulación entre livariano en la transición hacia una sociedad socialista. instituciones del Estado Revolucionario, Misiones Sociales, asumiendo la creación de Órganos Superiores como espacios Las primeras Misiones, aquellas de los años 2003 y de dirección, potenciando la participación protagónica del 2004 como la Misión Barrio Adentro, Misión Alimenta- pueblo organizado y la movilización permanente como accio- ción, Misión Robinson I y II, Misión Ribas y Misión Su- nes sistemáticas en el combate a las causas estructurales de cre, se diseñaron para atender la situación de exclusión la pobreza, rumbo a la construcción de un sistema de preven- social a partir de una población amplia, abierta, gene- ción, protección y seguridad social”2. ral. Las misiones educativas, de alimentación y de salud La Gran Misión A TODA VIDA VENEZUELA –orien- son ejemplo de esta universalidad; y sin embargo, esta- tada a resolver los déficit de convivencia solidaria y la se- ban orientadas a atender una problemática específica a guridad ciudadana- es una continuación de las Grandes partir de una atención prioritaria a los sectores de la po- Misiones como estrategia que nace de los principios de blación más necesitados y tradicionalmente excluidos. visión integral en el diseño y la ejecución de la política, Con el diseño y puesta en marcha de otras Misiones ejercicio de la articulación entre instituciones y con el Sociales –Madres del Barrio, Identidad, Negra Hipólita, pueblo organizado, Órganos Superiores de dirección, co- José Gregorio Hernández- el Gobierno Bolivariano confi- rresponsabilidad del poder popular y fortalecimiento del gura un andamiaje “orientado hacia la conformación de un gobierno comunal. Pero, la Gran Misión A TODA VIDA Sistema de Protección y Prevención Social Integral, concebi- VENEZUELA también es novedosa por las implicaciones do no como un ámbito de intervención generalmente asocia- que tiene el tema de la seguridad ciudadana –tanto por do a la seguridad social y el trabajo, sino como un conjunto su referencia constitucional, como por la complejidad y de acciones que las comunidades organizadas y los diferentes multifactorialidad del problema que atiende-, a saber: agentes del Estado Revolucionario desarrollan a fin de elimi- tiene un enfoque universal y una mirada focalizada en nar las consecuencias del sistema capitalista”1. Un sistema los sectores y grupos sociales más vulnerables. para asegurar el ejercicio pleno de los derechos de la po- La situación actual de la seguridad – inseguridad y blación y la igualdad sustantiva, en tanto se reconoce el delito, desnuda de manera cruda el carácter clasista y atienden a los sectores y grupos sociales vulnerables. que aún persiste en nuestra sociedad, en tanto son los A partir del año 2010 el Gobierno Bolivariano asu- sectores populares urbanos las principales víctimas de me el diseño de políticas para la búsqueda de solucio- la violencia. Una política integral que combine la pre- nes a los problemas estructurales que aún persisten en vención con el control ante un problema de tal comple- la sociedad venezolana, especialmente, para atender la jidad estructural, representa un nuevo estadio de la situación de pobreza crítica. Nacen, bajo esta lógica, las Revolución Bolivariana como Gobierno. En este sentido, Grandes Misiones, las cuales representan “una estrategia la Gran Misión A TODA VIDA VENEZUELA requiere de de avanzada dirigida a la profundización y radicalización de una efectiva complementariedad con las otras Grandes 1 GOBIERNO BOLIVARIANO DE VENEZUELA (2010): “.Grandes Misiones. Misiones, una eficiente articulación interinstitucional y Estrategia para la profundización de la lucha por la erradicación de la pobreza”. s/ edit., s/pp. 2 Idem. PRESENTACIÓN 5 una protagónica participación popular –entendida ésta última como procesos dialécticos de movilización, con- cienciación – formación y organización. En este sentido, la tarea de dirección desde el Órgano Superior implica la profundización de la lógica de coor- dinación –puesta en práctica desde las Vice Presidencias de Área (territorial, económica-productiva, económica financiera, social, política) y en otras misiones. Requiere también, desde las instituciones y desde la organización popular, el ejercicio mancomunado y la profundización de la dialéctica Estado – Pueblo organizado para avan- zar en la corresponsabilidad y cogobierno del Poder Pop- ular. El presente documento recoge en su Capítulo I una caracterización del problema de la criminalidad, la acci- dentalidad vial y los déficit de convivencia al interior de las comunidades. Igualmente, presenta una explicación de algunos de los factores que los generan, la forma en que se interrelacionan y las consecuencias que implican estos problemas para la sociedad. El Capítulo II desarrolla el marco político conceptual de la Gran Misión, es decir, el enfoque desde el cual se comprende la seguridad ciudada- na y sus principios. El Capítulo III contiene las propuestas de acción de la Gran Misión, expresadas en su objetivo general, líneas estratégicas y acciones programáticas, las cuales se han agrupado en seis vértices estratégicos. El Capítulo IV delimita el alcance de la Gran Misión en el en- tendido de que una tarea tan compleja implica un nivel de priorización para garantizar su mayor efectividad. Final- mente, el Capítulo V propone una estructura organizativa para asegurar la implementación de la Gran Misión sobre la base de una necesaria articulación interinstitucional y con amplia participación popular. ¡Independencia y patria socialista! ¡Viviremos y Venceremos! Caracas, Marzo de 2012 6 I PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! Venezuela! APUNTA A RESOLVER I.1.- Caracterización del problema I.2.- Interrelación de Factores generadores I.3.- Consecuencias I.1.- CARACTERIZACIÓN DEL PROBLEMA I.1.1.- Las manifestaciones de la criminalidad. I.1.2.- La situación de la accidentalidad vial que, como La identificación de la inseguridad ciudadana como se observará en atención a los datos reportados, ge- el principal problema del país, en la percepción de la po- nera un número muy alto de muertes violentas blación, ha sido expresada a través de múltiples y coin- I.1.3.- Los déficit de convivencia al interior de las comu- cidentes encuestas públicas y privadas desde, aproxi- nidades, asociados a faltas, “incivilidades” y delitos. madamente, 2006. La necesidad de abordaje de este problema es un tema de consenso en ámbitos políticos, I.1.1.- Manifestaciones de la criminalidad comunitarios, académicos y técnicos. Resulta necesario un análisis de las principales ten- La percepción sobre la inseguridad que tiene la dencias en manifestaciones de la criminalidad en Vene- población tiene un correlato en las altas tasas de ocu- zuela, así como de la prosecución policial del delito en- rrencia delictiva y, en particular, en la incidencia de los tre 2009 y 2011, aportando un énfasis especial en este delitos violentos. Sin embargo, el problema de la insegu- último año toda vez que permite examinar la coyuntura ridad no se agota en la ocurrencia delictiva. La concep- atendiendo al comportamiento más reciente que repor- ción de seguridad ciudadana plasmada en la Constitu- tan los indicadores seleccionados para el estudio. ción de la República Bolivariana de Venezuela, incluye Se trabaja con datos de fuentes oficiales: el Cuerpo la protección del Estado frente a un conjunto de situa- de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas ciones vinculadas con el delito, faltas, “incivilidades”3, (CICPC), así como los resultados de la Encuesta Nacio- accidentalidad vial, desastres o emergencias que consti- nal de Victimización y Percepción de Seguridad Ciuda- tuyan amenaza, vulnerabilidad o riesgo para el disfrute dana, realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas de los derechos de la población. Son estos, por tanto, los en el año 2009. problemas objeto de la presente Gran Misión. El análisis abarca una preselección de delitos, en Para caracterizar el problema se priorizan sus si- función de su relevancia social y de la confiabilidad y guientes dimensiones: validez que como indicador puede tener, a saber: delitos 3 Concepto acuñado en el contexto francés, para hacer referencia a aque- totales únicamente a manera de referencia y contexto; llos comportamientos socialmente considerados indeseables, aun cuando no sean considerados delitos en términos de técnica jurídica - aunque los ejemplos que homicidio por ser la manifestación más cruenta de los comúnmente se brindan podrían ser referidos a las faltas o contravenciones.” (Soz- zo, 2002). delitos contra las personas y representar un indicador PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 7 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER que cuando menos en teoría debería contar con uno de otros delitos como las lesiones personales y los hurtos des- los menores niveles de subregistro; lesiones personales, cienden, mientras que los niveles de ocurrencia delictiva robos4, hurtos5, y finalmente lo relativo al tráfico, pose- total –a pesar de su comportamiento oscilante- permiten sión y consumo de drogas. Luego se realiza una com- reconocer en términos generales su sostenimiento entre paración con las informaciones surgidas de la Encuesta unas bandas medianamente estables. Nacional de Victimización, Por tanto, y como demuestran las cifras que se presen- De esta manera, la caracterización de la ocurren- tan a continuación, nos encontramos ante un desplaza- cia delictiva del país da cuenta de parte importante de miento o reordenamiento de los delitos que se registran a las situaciones sobre las que el Estado debe intervenir. nivel nacional, siendo esto especialmente así para los últi- Por ello el análisis se realiza sobre los delitos registrados mos tres (3) años, periodo de estudio considerado en este atendiendo a los principales tipos. No obstante, ello no documento. agota el panorama de los comportamientos tipificados Se han distinguido dos (2) criterios claves para el aná- normativamente toda vez que, de acuerdo a la división lisis de las cifras que caracterizan la criminalidad en el país: que plantea el Código Penal Venezolano, en las “faltas” (a) por una parte identificar con claridad los delitos que pueden encontrarse conductas sociales que deben ser mayor concentración y presencia tienen en el escenario objeto de atención. Sin embargo, la no disponibilidad de nacional; (b) por la otra precisar las entidades federales datos sobre la materia obstaculiza la necesaria caracte- donde mayormente ocurren estos eventos. rización de esta dimensión del problema. Respecto a los tipos de delitos y su comportamiento.- I.1.1.a.- Tendencias de la criminalidad 2009/2011 Un examen de las tasas de “delitos totales” registrados según la estadística oficial en el país durante los últimos 21 años revela un compor- Aún cuando existen pruebas empíricas suficientes tamiento oscilante que se mantienen dentro de una banda para demostrar que la dimensión subjetiva y objetiva máxima y mínima en un rango que va desde los 1.276 de- de la seguridad no siempre se comportan en la misma litos por cien mil habitantes6 hasta los 885dpcmh7 respec- dirección, la percepción de inseguridad entre los vene- tivamente. zolanos y las venezolanas, encuentra sustento en un de- Para el año 2011 el Cuerpo de Investigaciones Cien- terioro de los principales indicadores de criminalidad y tíficas, Penales y Criminalísticas (CICPC) registró a nivel violencia, ocurrido en las últimas 2 décadas. nacional un total de 275.889 delitos, colocando la tasa De esta manera, los homicidios, como uno de los deli- nacional de ocurrencia delictiva general en 942 delitos tos que más preocupación y consternación, prácticamente por cien mil habitantes. Ello representa un incremento de ha cuadruplicado su tasa de ocurrencia en los últimos 20 3% en el número total de los conocidos respecto al año in- años, al pasar de 13 por cien mil habitantes en 1991 a 50 mediato anterior. De esta manera, la tasa de delitos totales en 2011. Considerando el mismo periodo, el comporta- para Venezuela en 2011 resulta superior a la tasa de 2010 miento al ascenso se mantiene para el robo de vehículos, (932) pero inferior a la de 2009, 2008 y 2007 como se que triplica su tasa de ocurrencia nacional. Ahora bien, observa a continuación. 4 Se incluye robo de automóviles, camiones y motos; además de las 6 Corresponde al año 1993. categorías “robo lesión” y “robo violación” que trabaja el CICPC. 7 Tasa registrada en el año 2005 donde se encuentra la cifra histórica más 5 De igual manera se incluye el hurto de automóviles, camiones y motos. baja de los últimos 20 años PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 8 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER Delitos totales conocidos según entidad federal (Tasas por cien mil habitantes) Entidad/ año 2007 2008 2009 2010 2011 VENEZUELA 969 993 965 932 942 Dto. Capital 2354 2323 2301 1.749 1.891 Amazonas 1104 843 866 882 722 Anzoátegui 882 781 859 802 838 Apure 1120 955 906 515 503 Aragua 1183 1044 1054 1.065 1.115 Barinas 825 783 734 761 665 Bolívar 1133 1333 1189 1.238 1.047 Carabobo 1213 1345 1275 1.045 1.195 Cojedes 753 793 572 1.234 1.007 Delta Amacuro 1172 867 792 910 984 Falcón 759 761 793 813 801 Guárico 910 998 957 808 1.073 Lara 755 820 846 787 589 Mérida 1040 1094 906 857 1.181 Miranda 716 754 771 1.141 1.063 Monagas 987 988 1018 1.047 1.242 Nueva Esparta 927 1109 1113 1.084 1.031 Portuguesa 629 675 568 605 608 Sucre 780 817 823 808 716 Táchira 698 729 729 550 583 Trujillo 768 799 734 786 798 Vargas 1445 1474 1377 1.251 1.285 Yaracuy 1010 1019 976 1.054 1.045 Zulia 483 514 490 496 498 Fuente: CICPC, cálculos propios. Si bien la tendencia de incremento en 2011 respecto Sin desmedro de lo anterior, a nivel nacional el au- a 2010 en cuanto a la tasa de delitos totales conocidos mento que se observa en 2011 rompe con el compor- se mantiene para la mayoría de las entidades federales tamiento descendente de la tasa total de delitos que se del país, resulta particularmente llamativo el caso del observaba desde el año 2007, ratificando el carácter Estado Apure donde la tasa de delitos totales desciende oscilante de la cifra sin llegar al record histórico de los entre 2009 y 2010 en 43% manteniendo este compor- últimos 20 años. tamiento decreciente en 2011. Los otros estados donde Si se observa la composición de este agregado de la se mantuvo la tendencia a la disminución -con magni- criminalidad en el país se puede identificar el incremen- tudes variables pero en ningún caso próximas a la situa- to sostenido de los delitos que se cometen contra las per- ción descrita para Apure- fueron: Amazonas, Barinas, sonas. Si bien porcentualmente la mayoría continúan Bolívar, Cojedes, Falcón, Lara, Miranda, Nueva Esparta siendo delitos contra la propiedad (52,7% para el año y Sucre. 2011 y de 54% promediando los últimos tres años), se PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 9 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER observa un incremento en aquellos tipos delictivos que nalidad y la delincuencia en el país. Ello resulta evidente no se cometen contra las personas, que para 1990 cons- sólo por el incremento sostenido de los homicidios, especial- tituían el 13% de los conocidos, para el año 2000 el mente en ciudades como Caracas, sino también por el au- 21,8%, para 2011 el 26,6% y en promedio durante los mento del porcentaje total de los delitos contra la propiedad últimos tres años la cifra es de 27,33%. que se realizan con recurso a la violencia. En efecto, como se La manifestación e intensificación de la violencia en los observa en la tabla siguiente, entre 2009 y 2011, la tasa na- delitos registrados es otra de las características de la crimi- cional de robos supera a la de hurtos entre 42 y 64 puntos. Hurtos y robos conocidos según entidad federal (Tasas por cien mil habitantes) Hurtos Robos Entidad /año 2009 2010 2011 2009 2010 2011 VENEZUELA 190 175 169 254 224 211 Distrito Capital 594 394 377 537 392 349 Amazonas 185 212 165 132 152 204 Anzoátegui 186 167 168 294 235 201 Apure 118 78 89 145 130 94 Aragua 234 218 198 296 256 239 Barinas 131 129 116 227 263 219 Bolívar 164 175 137 466 408 342 Carabobo 237 149 199 353 245 285 Cojedes 89 202 138 165 251 245 Delta Amacuro 172 198 213 96 105 111 Falcón 132 134 116 159 154 127 Guárico 152 124 149 269 209 220 Lara 172 157 126 233 206 169 Mérida 157 158 167 114 100 95 Miranda 132 232 212 151 219 218 Monagas 233 214 236 256 256 288 Nueva Esparta 327 285 286 276 254 176 Portuguesa 87 111 97 156 177 168 Sucre 145 140 127 135 100 123 Táchira 131 115 101 158 137 133 Trujillo 138 132 118 126 125 106 PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 10 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER Hurtos Robos Entidad /año 2009 2010 2011 2009 2010 2011 Vargas 315 290 288 203 158 156 Yaracuy 113 129 148 195 190 164 Zulia 89 89 93 218 192 178 Fuente: CICPC, cálculos propios. Son los estados Distrito Capital, Aragua, Barinas, caracteriza a demás por su letalidad toda vez que, mien- Bolívar, Carabobo, Cojedes, Guárico, Miranda y Mona- tras que las tasas de lesiones personales vienen dismi- gas los que superan el promedio nacional de 211 robos nuyendo desde 2005, las tasas de homicidios en el país por cien mil habitantes para el año 2011. sostienen su tendencia al incremento desde 2004, con Como se viene apuntando, los datos dan cuenta de un leve descenso en 2010 cuando pasa de 49 a 45 ho- una contención o ligera tendencia al descenso en los micidios por cien mil habitantes para retomar su com- principales delitos contra la propiedad, mientras que portamiento creciente en 2011 alcanzando entonces la los delitos contra las personas aumentan. Se trata de un tasa a los 50hpcmh.. incremento en la comisión de delitos violentos que se Homicidios conocidos según entidad federal (Tasas por cien mil habitantes) Entidad/ año 2007 2008 2009 2010 2011 VENEZUELA 48 52 49 45 50 Distrito Capital 130 127 71 81 95 Amazonas 23 25 21 14 16 Anzoátegui 49 47 42 36 33 Apure 48 34 36 30 21 Aragua 49 54 60 54 52 Barinas 46 60 45 37 39 Bolívar 49 54 51 57 52 Carabobo 62 79 71 65 62 Cojedes 33 42 22 58 41 Delta Amacuro 17 24 23 24 26 Falcón 19 17 20 17 20 Guárico 38 33 26 32 44 Lara 32 35 35 36 39 Mérida 28 33 26 26 21 Miranda 49 51 51 68 70 Monagas 26 27 26 29 38 Nueva Esparta 38 53 58 56 40 Portuguesa 30 35 28 37 36 PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 11 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER Sucre 48 57 51 38 43 Táchira 25 38 37 28 36 Trujillo 24 26 27 30 30 Vargas 80 101 97 68 69 Yaracuy 33 48 45 35 32 Zulia 38 40 38 30 32 Fuente: CICPC, cálculos propios. Atendiendo a lo anterior, puede observarse también tudios desarrollados a nivel regional e internacional in- que para 2011 por cada homicidio se registraron 1,7 dican que en promedio cerca de un 15% de las personas personas lesionadas8; lo que ratifica una vez más la rele- lesionadas en hechos violentos terminan falleciendo lo vancia que adquieren los delitos violentos. Aun cuando que da cuenta en un plazo mayor al registro policial de- no existen registros formales de ello, la bibliografía y es- lictivo de una letalidad de los delitos violentos superior a 8 Para 2011 según cifras oficiales del CICPC se registraron 13.658 homici- la que inicialmente podría reportar. dios y 23.887 lesiones personales a nivel nacional. Lesiones personales conocidas según entidad federal (Tasas por cien mil habitantes) Entidad/ año 2007 2008 2009 2010 2011 VENEZUELA 111 104 94 82 82 Distrito Capital 258 262 250 161 182 Amazonas 245 131 122 81 62 Anzoátegui 57 60 59 59 58 Apure 162 133 142 44 45 Aragua 133 115 83 69 68 Barinas 120 72 55 68 53 Bolívar 107 114 85 86 78 Carabobo 141 125 110 110 105 Cojedes 73 44 41 95 81 Delta Amacuro 228 152 146 149 145 Falcón 98 91 83 78 66 Guárico 132 160 120 77 112 Lara 39 43 58 35 18 Mérida 130 126 104 92 143 Miranda 101 95 87 113 102 Monagas 160 145 123 135 155 Nueva Esparta 84 69 68 59 67 Portuguesa 89 75 64 66 67 Sucre 108 95 100 94 80 Táchira 104 95 95 50 44 Trujillo 138 110 119 92 104 Vargas 183 222 204 152 181 PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 12 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER Entidad/ año 2007 2008 2009 2010 2011 Yaracuy 186 163 137 143 131 Zulia 22 20 19 19 16 Fuente: CICPC, cálculos propios. Otro indicador a considerar serían los casos de “re- Los delitos vinculados con sustancias estupefacien- sistencia a la autoridad” categoría de registro muy am- tes, en virtud de las dinámicas violentas que giran alre- bivalente que termina reuniendo a una pluralidad de si- dedor de ellas, son muy relevantes en la caracterización tuaciones que pasan desde lesiones personales hasta ho- del delito. Las cifras oficiales no permiten, sin embargo, micidios por la actuación de funcionarios de los Cuerpos avanzar en análisis más detallados de la situación. Pese de Seguridad del Estado en el ejercicio de sus funciones. a ello, algunos elementos pueden ser destacados. En esta ambigüedad inciden tanto imprecisiones técni- En primer lugar destacan las categorías definidas cas como directrices políticas, aunque probablemente por el CICPC; a saber posesión, tráfico y consumo de dro- también refleja la violencia y el enfrentamiento entre gas, sin que ésta última esté considerada como un delito ciudadanos y agentes estatales. en el país. En cuanto a la posesión y tráfico destacan, en Casos conocidos de “Resistencia a la autoridad” primer lugar, la gran diferencia entre las tasas de pose- Total Venezuela y Caracas 2009/2011 sión y de tráfico de drogas, resultando, para 2011, diez veces superior la primera en relación con la segunda. La posesión predomina en Nueva Esparta, Aragua y Falcón mientras que el tráfico parece concentrarse en Vargas, Guárico y Sucre.. Fuente: CICPC Consumo, posesión y tráfico de droga según entidad federal (Tasas por cien mil habitantes) Consumo de drogas Posesión de drogas Tráfico de drogas Entidad/delito 2009 2010 2011 2009 2010 2011 2009 2010 2011 VENEZUELA 0,04 0,7 7,7 33 61 39 0,9 0,1 3,5 Distrito Capital 0,05 3,6 4,4 8 48 24 10,8 0,9 6,2 Amazonas 0,00 0,0 10,8 36 61 14 0,0 0,0 0,0 Anzoátegui 0,26 0,0 3,4 25 62 54 0,1 0,0 0,0 Apure 0,00 0,0 11,1 16 14 9 0,0 0,0 1,7 Aragua 0,06 0,0 10,3 31 105 93 0,8 0,4 8,1 Barinas 0,00 0,0 5,2 19 31 14 0,0 0,0 0,2 PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 13 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER Consumo de drogas Posesión de drogas Tráfico de drogas Entidad/delito 2009 2010 2011 2009 2010 2011 2009 2010 2011 Bolívar 0,00 0,0 14,7 38 70 34 0,0 0,0 4,2 Carabobo 0,00 0,0 5,8 47 77 47 0,0 0,0 2,9 Cojedes 0,00 0,0 4,6 37 97 69 0,0 0,0 1,9 Delta Amacuro 0,00 0,0 0,0 54 64 60 0,0 0,0 0,0 Falcón 0,00 0,0 15,1 45 80 80 0,6 0,0 0,0 Guárico 0,00 2,9 4,9 32 57 50 0,0 0,4 18,2 Lara 0,16 0,1 5,8 54 78 15 0,1 0,0 0,1 Mérida 0,11 0,0 15,4 33 69 50 0,0 0,0 1,4 Miranda 0,00 0,0 12,8 39 69 36 0,0 0,0 2,6 Monagas 0,00 0,0 20,9 49 50 32 0,0 0,0 4,0 Nueva Esparta 0,00 0,0 0,0 70 86 137 0,0 0,0 0,2 Portuguesa 0,00 0,0 1,6 29 24 16 0,0 0,0 2,1 Sucre 0,00 0,1 5,4 77 88 36 0,0 0,0 16,6 Táchira 0,00 0,0 2,0 18 23 16 0,3 0,0 1,2 Trujillo 0,00 0,0 6,9 28 94 75 0,0 0,0 0,0 Vargas 0,00 0,0 0,0 21 43 20 0,0 0,0 26,0 Yaracuy 0,00 0,0 2,2 38 64 61 0,0 0,0 0,0 Zulia 0,03 2,8 5,7 12 32 17 0,0 0,1 0,7 Fuente: CICPC, cálculos propios. Respecto al lugar de ocurrencia.- absolutos, respecto al número total de delitos conocidos Las cifras disponibles permiten diagnosticar y priorizar en el país. Esta distribución, probablemente, está ma- las estrategias de intervención de la Gran Misión en los luga- yormente sometida a variaciones interanuales y podría res donde deben concentrarse las acciones desde una doble resultar pertinente para controlar el desplazamiento o perspectiva: control situacional de la incidencia delictiva total. i. Por una parte, desde una perspectiva que podríamos lla- Combinando ambos criterios a partir del delito de mar “densidad delictiva”, que toma en cuenta las tasas homicidio que, como se conoce refleja las cifras más de los principales delitos. Las cifras aquí se vinculan con confiables por su alta denunciabilidad y el ser un delito la población total de una entidad federal determinada. de acción pública, se obtiene una lista de 79 municipios (23,5% del total de municipios del país) distribuidos en ii. Por la otra, desde una perspectiva de “distribución espa- las 24 entidades, que concentran el 86,02 % de los ho- cial” que establece la proporción de delitos en entidades micidios del país. La lista de municipios que se presenta federales respecto al total de los conocidos en el país. El a continuación incluyen los que tienen tasas más altas punto de referencia aquí, o base de comparación, no es al promedio nacional (es decir, más de 50 muertes por lo que ocurre respecto a la totalidad de la población de la cada 100.000 habitantes) y los que tienen los números entidad sino la concentración proporcional en términos absolutos más elevados. PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 14 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER Distribución geográfica de los municipios priorizados PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 15 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER Homicidios por entidad federal y municipios priorizados (HOMICIDIOS de acuerdo a datos 2.011) Entidad Municipio N° % Entidad Municipio N° % VENEZUELA 12.294 86,02 Acevedo 100 0,70 Distrito Capital Libertador 1.796 12,56 Andrés bello 24 0,17 Amazonas Atures 21 0,15 Baruta 83 0,58 Anaco 62 0,43 Brion 63 0,44 Sotillo 123 0,86 Buroz 36 0,25 Anzoátegui Simón Bolívar 282 1,97 Cristóbal rojas 128 0,90 Simón Rodríguez 55 0,38 Guaicaipuro 207 1,45 Miranda Apure San Fernando 68 0,48 Independencia 217 1,52 Bolívar 56 0,39 Lander 187 1,31 Girardot 231 1,62 Paz castillo 111 0,78 José Félix ribas 88 0,62 Plaza 163 1,14 Libertador 79 0,55 Sucre 610 4,27 Aragua Santiago Mariño 143 1,00 Urdaneta 128 0,90 Sucre 84 0,59 Zamora 172 1,20 Zamora 165 1,15 Monagas Maturín 208 1,46 Francisco linares a. 89 0,62 Díaz 42 0,29 Barinas Barinas 152 1,06 Nueva Esparta García 71 0,50 Caroní 383 2,68 Mariño 120 0,84 Bolívar Heres 297 2,08 Araure 75 0,52 Carlos Arvelo 103 0,72 Portuguesa Guanare 87 0,61 Diego Ibarra 127 0,89 Páez 138 0,97 Guacara 114 0,80 Bermúdez 88 0,62 Sucre Juan José Mora 50 0,35 Sucre 233 1,63 Carabobo Libertador 184 1,29 Ayacucho 37 0,26 Los Guayos 142 0,99 Bolívar 33 0,23 Naguanagua 135 0,94 García de Hevia 37 0,26 Puerto cabello 96 0,67 Táchira María Ureña 24 0,17 San Joaquín 51 0,36 Urdaneta 3 0,02 Cojedes Zamora 73 0,51 San Cristóbal 131 0,92 Delta Amacuro Tucupita 3 0,02 Torbes 45 0,31 Falcón Miranda 75 0,52 Trujillo Valera 48 0,34 Infante 75 0,52 Peña 46 0,32 Yaracuy Miranda 74 0,52 San Felipe 89 0,62 Guarico Monagas 46 0,32 Cabimas 69 0,48 Roscio 125 0,87 Lagunillas 47 0,33 Iribarren 520 3,64 Zulia Mara 51 0,36 Lara Moran 74 0,52 Maracaibo 554 3,88 Alberto Adriani 63 0,44 San francisco 169 1,18 Mérida Campo Elías 53 0,37 Vargas Vargas 267 1,87 Libertador 68 0,48 Carabobo Valencia 928 6,49 Fuente: CICPC, cálculos propios. PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 16 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER I.1.1.b.- La Encuesta Nacional de Victimización Tasa de victimización por ciudades. y Percepción de Seguridad Ciudadana 2009: El Área Metropolitana de Caracas registra tasas x tendencias espaciales, demográficas y 100.000 habitantes, considerablemente mayores que situacionales el resto de las ciudades para los delitos de homicidio (233), lesiones personales (429), robo (8.951), y hurto Tasa Nacional de Victimización. (2.020). Las ciudades de menos de 50.000 habitantes Se han registrado aumentos en las tasas por presentan las tasas más bajas de homicidio (50) y robo 100.000 habitantes en relación a los datos de la Encues- (2.633), aunque no siempre para lesiones y hurtos. De ta de 2006 para: homicidio (75 vs 50) y robo (5.076 vs. esto se desprende que el AMC concentra la mayor parte 3.882). Se han registrado disminuciones para lesiones de los casos de violencia delictiva a nivel nacional, y es personales (272 vs 435) y hurto (1.734 vs 2.058). la responsable del incremento significativo de la tasa na- cional de homicidios. TASA DE OCURRENCIA SEGÚN DOMINIO (Tamaño de la localidad) Y DELITO (POR CADA 100.000 HABITANTES) Delitos Estimación Tasa x 100.000 Área Metropolitana de Caracas Homicidios 8.047 233 Lesiones 14.798 429 Robos 308.970 8.951 Hurtos 69.716 2.020 Ciudades + 250.000 Homicidios 3.806 50 Lesiones 16.383 217 Robos 515.968 6.834 Hurtos 127.962 1.695 Ciudades – 250.000 + 50.000 Homicidios 2.964 66 Lesiones 19.388 436 Robos 269.213 6.059 Hurtos 79.640 1.792 Ciudades – 50.000 Homicidios 6.325 50 Lesiones 33.906 267 Robos 334.461 2.633 Hurtos 210.705 1.659 PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 17 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER Tasas de victimización por dominio fronterizo. disminuciones de las tasas de homicidio (-50%), lesio- La Frontera occidental (estados Amazonas, Apure, nes (-20%) y robo (-14%), aunque hay aumentos en los Táchira y Zulia) no constituye, como podría pensarse, hurtos (+ 5%). Pareciera que, en general, la violencia es un entorno más proclive a la criminalidad. En dichos relativamente más controlada en la frontera. estados, comparados con el resto del país, se observan TASA DE OCURRENCIA SEGÚN DOMINIO Fronterizo (POR CADA 100.000 HABITANTES) Delitos Estimación Tasa x 100.000 Todos los estados con excepción de frontera Homicidios 18.887 84 Lesiones 63.904 429 Robos 1.777.740 5.220 Hurtos 386.753 1.714 Estados Amazonas, Apure, Táchira y Zulia Homicidios 2.245 40 Lesiones 12.698 217 Robos 250.872 4.492 Hurtos 101.260 1.813 Denunciabilidad y razones para denunciar y para el robo y 11% para el hurto. No más del 15% del no denunciar. total de la población menciona como apropiado el apoyo El índice de denuncia total de los delitos es de 31%, recibido, si bien la no respuesta a esta pregunta resultó prácticamente igual al observado en la Encuesta de muy elevado (82%). 2006. Se observan variaciones de acuerdo al tipo de delito. Los más denunciados son los homicidios, en un Variables personales en la victimización. 84%. Los hurtos registran un porcentaje bajo de de- nuncia (22%), seguidos el robo (32%) y por las lesio- Sexo de la víctima nes personales (59%). Esto explica la gran discrepancia Las mujeres en total resultan proporcionalmente entre la tasa de victimización de la encuesta y la tasa menos víctimas que los hombres (38% vs 62%). Para el establecida mediante la estadística policial. Incluso para homicidio representan 19%, para las lesiones 42%, para el homicidio. el robo 38% y para el hurto 40%. Nivel socioeconómico de la víctima Apoyo institucional a las víctimas. La victimización acumulada pareciera afectar a los Solo un 18% de las víctimas manifiestan haber reci- grupos de mayor nivel socioeconómico, niveles I y II (son bido apoyo institucional después de haberse cometido el el 11% de la población y registran el 16% de la victimi- delito, y en ningún caso este porcentaje supera el 45% zación), a los grupos de clase media baja, nivel III (17% y para el homicidio, siendo de 40% para las lesiones, 19% 21% respectivamente) que a los grupos de pobreza, nivel IV PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 18 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER (54% y 51% respectivamente) y de pobreza extrema, nivel representa el 19% y el grupo etario 25-44 representa V (19% y 11%, respectivamente). Sin embargo, el análisis el 29% de la población total del país para 2009, la vio- de delitos por separado muestra una mayor victimización lencia física directa, representada por el homicidio y las por violencia directa contra las personas de los sectores lesiones no es atribuible inequívocamente al grupo jo- más pobres (homicidios 57% del nivel IV y 27% del nivel V, ven de la tarda adolescencia y primera juventud (15-24 lesiones 21% nivel V) mientras se observa una mayor victi- años). mización contra la propiedad en los sectores menos pobres (robos y hurtos 17%, niveles I y II). Conocimiento del victimario por la víctima En los homicidios, víctima y victimario se descono- Edad de la víctima cen en un 55% de los casos, y como en las lesiones se El grupo de edad que predomina como víctima es el da una situación inversa (66%, conocía al victimario) comprendido entre 25 y 44 años (43% del total acumu- es posible que en esta diferencia incida la asociación del lado de delitos). Sin embargo, de acuerdo a los diversos homicidio con el robo, que es un delito de elevada anoni- delitos se observan tendencias diversas. En los delitos midad, donde el 92% desconocía al victimario. violentos, como homicidio, lesiones y robo predominan los grupos jóvenes de la población, entre 15 y 44 años, Armas de fuego con porcentajes entre 60% y 80% de la victimización re- portada. En el hurto predomina el grupo entre 45 y 64 Los homicidios y robos se cometen en 79% y 74%, años con 40%. respectivamente, con armas de fuego. Las lesiones per- sonales, en un 26%. Los datos muestran con claridad Sexo del victimario la asociación entre armas de fuego y delincuencia de Los hombres representan el 78% en homicidios, el tipo violento. Las armas de fuego se utilizan, consisten- 86% en lesiones personales y el 90% en robo de todos temente en mayor frecuencia contra desconocidos que los victimarios. Las mujeres sólo para lesiones superan contra conocidos, y las diferencias observadas son muy el 5% de las victimarias. En asociación con hombres lle- marcadas y estadísticamente significativas para la tota- gan a representar, como máximo, el 13% de victimarias lidad de los delitos en otros delitos, lo cual comprueba datos criminológi- La variable independiente que guarda mayor estabi- cos bien establecidos en el sentido de la escasa participa- lidad y fortaleza en relación con el uso del arma de fuego ción femenina en la criminalidad. es el género. Conforme con lo que reiteradamente ha es- tablecido la literatura criminológica, las mujeres resul- Edad del victimario tan consistentemente menos involucradas en episodios Los victimarios predominan, al igual que las vícti- con uso de armas de fuego, bien como víctimas o bien mas, entre el grupo de edad entre 25 y 44 años, repre- como victimarias, para la totalidad de los delitos. Para el sentando 70% en los homicidios y 61% en las lesiones, delito de robo, proporcionalmente a su participación en salvo para el robo, donde predomina el grupo entre 15 el mismo utilizan más frecuentemente armas de fuego y 24 años, con un 60%. Dado que el grupo etario 15-24 que los hombres. PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 19 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER hay uso de armas de fuego, la victimización diferencial Los grupos más jóvenes (hasta 25 años de total predomina en los sitios más alejados, aunque no edad) participan consistentemente en mayor cuando se analizan los subconjuntos de robo y delitos proporción que los restantes en la comisión de alternativos al robo por separado. cualquier delito con armas de fuego. Para la to- talidad de los delitos y para el delito de robo, el Hora de comisión delictiva grupo etario mayormente victimizado mediante armas de fuego es el comprendido entre los 45 Los diversos delitos tienden a distribuirse entre las y los 54 años. En contra de lo que generalmen- mañanas, tardes y primera parte de la noche. Excepcio- te se supone, no es la cualidad juvenil la única nes son los homicidios, que se concentran en un 72%, o probablemente determinante condición a ser las lesiones, en un 58% y los hurtos, en un 55%, entre 6 evaluada a los efectos de minimizar los riesgos de de la tarde y 6 de la mañana. El robo predomina ligera- la victimización. mente en la primera parte de la noche, pero su distribu- ción es equilibrada entre mañana, tarde y primera parte En cuanto al estrato socioeconómico, el estrato de la noche. Como se aprecia, la violencia interpersonal 4 que corresponde a los pobres, es el consistentemen- directa, representada por lesiones y homicidios, se en- te mayormente victimizado, seguido del estrato 3, que cuentra asociada a la nocturnidad, fuera de las horas de corresponde a la clase media baja, luego de los estratos trabajo. La nocturnidad también resulta muy asociada 1-2, que corresponden a clases medias y altas, y final- al uso del arma de fuego, exceptuando los robos en los mente el estrato 5, que corresponde a los más pobres. cuales se utiliza indistintamente de la hora. Las diferencias entre los pobres y los más pobres son las más apreciables, con diez o más puntos porcentuales de Variables específicas asociadas al hurto y robo diferencia para la totalidad de la victimización, la vic- timización por robo y la victimización de los delitos di- Aproximadamente el 80% de todos los robos son co- versos al robo por separado. Los resultados indican que metidos por hasta tres personas. Los robos de vehículos no existe una victimización por arma de fuego centrada son cometidos en un 90% con armas de fuego, frente a unívocamente en los sectores más pobres de la pobla- 71% de los restantes robos. La pérdida económica de los ción. robos ordinarios es, en un 89% de los casos, hasta bs. 5.000, mientras en caso de robos de vehículos, el 61% Lugar de comisión delictiva supera esta cantidad. La pérdida de los hurtos ordinarios es, en un 86% de los casos, hasta bs. 5.000, mientras en Los homicidios, lesiones y hurtos se cometen entre el hurto de vehículos, el 60% supera esta cantidad. No 60% y 70% en el mismo barrio o urbanización de resi- hay, pues, diferencias apreciables en los montos de las dencia de la víctima. Los robos en un 49% de los casos. pérdidas entre los robos y los hurtos. Entre el 23% y el Esto sugiere un patrón fundamentalmente local de co- 24% de los vehículos objeto de robo y hurto se encontra- misión y victimización delictiva. Sin embargo, cuando ban asegurados, y la recuperación del objeto del delito PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 20 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER operó en un 18% de los casos de robos de vehículos y Venezuela ocupa el décimo cuarto (14°) lugar en en un 22% de los hurtos de vehículos, por los propios mundo y el quinto (5°) en Latinoamérica en la tasa de medios del agraviado, lo cual sugiere negociaciones di- mortalidad por accidentes viales, según las estimacio- rectas entre víctimas y victimarios. En este sentido, el nes de la OMS1. apoyo de los organismos del Estado, para recuperar el El Instituto Nacional de Tránsito Terrestre reportó vehículo, representa solo 11% en casos de robos de ve- para el cierre del 2008 la muerte de 20 personas dia- hículos y 6% en casos de hurtos de vehículos. Para el riamente por causa de accidentes de tránsito (más de delito de robo el uso del arma de fuego se incrementa 7.000 personas al año), de ellas 57% mueren en el sitio, progresivamente a medida que se incrementa el mon- mientras que 16 % fallecen durante el traslado al hospi- to de la pérdida o el presumible valor del objeto sobre el tal y 27% en el hospital. Ocurre un accidente por hora y cual versa la victimización. una persona muere cada 90min2 Respecto a las causas de muerte en accidentes de I.1.2.- Situación de la Accidentalidad Vial tránsito, los datos del Instituto Nacional de Tránsito Te- En nuestro país, los accidentes de tránsito son la rrestre (INTT) revelan: quinta (5°) causa de muerte después del cáncer, las en- fermedades cardiovasculares, los homicidios y diabetes; y 1 Observatorio Mundial de la Salud: seguridad vial http://www.who.int/ gho/road_safety/en/index.html. afecta principalmente a la población entre 14 y 45 años. 2 INTTT. Causas de los accidentes de tránsito 2005 2006 2007 Causas Número % Número % Número % Imprudencias 78.101 69,79 92.529 71,86 26.795 16,97 Exceso de velocidad 21.482 19,20 25.397 19,72 87.775 55,59 Ingesta alcohólica 5.669 5,07 5.853 4,55 22.790 14,43 Fallas del vehículo 1.775 1,59 1.387 1,08 4.564 2,89 Condiciones de la 4.252 3,80 3.515 2,73 12.047 7,63 vías Otras causas 633 0,57 82 0,06 3.931 2,49 Fuente: INTT. PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 21 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER Principales causas de accidentes de tránsito en Venezuela Según la data del INTT 2007, alrededor de un 90% de los accidentes recae en la responsabilidad humana y el restante es debido a factores ambientales, defectos del ve- hículo y la vialidad deteriorada, lo que evidencia défict en la cultura de prevención y seguridad vial de la población. En cuanto a las principales víctimas, resaltan una vez más que son los hombres jóvenes, especialmente en el grupo etario de 20 a 24 años de edad como muestra el gráfico siguiente: Muertes por accidentlidad vial 2008 Según género y grupos etarios Elaboración: Universidad Nacional Experimental de la Seguridad Fuente: Anuario Mortalidad 2008 MPP para la Salud PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 22 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER Cabe señalar que uno de los sectores más vulnerables de la accidentalidad vial son los motoriza- dos y motorizadas. Este grupo representa el 25,73% de las muertes en accidentes de tránsito. I.1.3.- Déficit de Convivencia dentro de las comunidades En el ámbito comunitario los déficit de convivencia se viven no sólo asociados al delito, sino tam- bién, y sobre todo, a faltas e “incivilidades” que suelen generar conflictos, muchos de ellos violentos, sin que la comunidad (vía autoregulación3) o el Estado (vía regulación externa), tengan mecanismos de precautelación4 de violencia, eficaces. El Centro de Estudios Sociales (CES) en un estudio realizado en 2009, focalizado en la región capital, encontró que los principales problemas de convivencia que observan los habitantes de los cinco municipios de Caracas, se distribuían de la siguiente manera: Principales situaciones de conflicto y violencia (%) Problemas (%) 1. Peleas entre vecinos 16,80 2. Venta de drogas 10,91 3. Problemas en fiestas, matinés, reuniones 9,39 4. Alto volumen de los equipos de sonido 7,74 5. Violencia entre jóvenes/bandas 6,34 6. Problemas por el lugar para botar la basura 6,34 7. Uso inadecuado de las vías públicas 5,89 8. Peleas por razones políticas 4,86 9. Problemas con policías 4,28 10. Peleas por venta de alcohol 4,20 Fuente: Centro de Estudios Sociales (CES): Estudio Caracterización de la Violencia, Criminalidad e Inseguridad en Caracas: perspectiva comunitaria, 2009. El listado citado muestra algunas situaciones problemáticas en las que no parece evidente que estén relacionadas a la comisión de delitos (peleas entre vecinos, problemas en fiestas, alto volumen de los equipos de sonido, problemas por el lugar para botar basura, uso inadecuado de vías públicas). Conflictos que podríamos considerar menores en el marco del uso del espacio común, tales como el volumen de la música, el uso de las vías o la realización de fiestas, surgen como causas frecuentes de disputas y de quiebre de relaciones entre vecinos. Estos conflictos, pueden escalar a formas mayores de violencia e implicar, entonces, la ocurrencia de hechos delictivos. Estas situaciones que ocurren diariamente en el ámbito vecinal y que podría esperarse se resol- vieran de manera rápida y sencilla, no siempre logran canalizarse de forma adecuada. El mismo es- 3 Se entiende la autoregulación comunitaria como la capacidad de las comunidades de administrar sus problemas y dificultades de convivencia de forma pacífica y democrática, logrando resolver o administrar sus conflictos con equidad y justicia, a través de consensos en torno a normas de con- vivencia y su aplicación. 4 Precautelar: “Prevenir y poner los medios necesarios para evitar o impedir un riesgo o peligro” (Drae) PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 23 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER tudio revela que en la percepción de casi un 30% de los de las armas se debe a acciones dirigidas a hacer ajustes entrevistados y entrevistadas, las personas no intervie- de cuentas, entendidos como situaciones que sí se des- nen para resolver los conflictos reportados, lo cual im- prenden de conflictos previos no resueltos, muchos de plica el riesgo de la escalada violenta. En segundo lugar ellas vinculadas con hechos delictivos. aparecen los propios involucrados e involucradas como Por su parte, el Estudio Cuantitativo de Opinión so- artífices de la solución, mientras que los organismos po- bre los Consejos Comunales, elaborado por Jesús Macha- liciales, es decir, figuras externas a la comunidad asocia- do del Centro Gumilla en 2009, refleja que el problema das al uso de la fuerza ocupan el tercer lugar en esta per- de la inseguridad/delincuencia ocupa el primer lugar cepción. El papel de la comunidad ocupa el cuarto lugar. en la percepción de las necesidades de las comunidades Estas cifras hablan de un déficit de las comunidades para con un 46% de respuestas, junto con las necesidades de autoregularse y del Estado para realizar una regulación vialidad, asfaltado y arreglo de calles, a la vez que cons- externa. Expresan, igualmente, el riesgo permanente de tituye el servicio peor evaluado en cuanto a la acción de que estos pequeños conflictos escalen a situaciones que las autoridades para resolverlo. En la escala del 1 al 100 impliquen una mayor de violencia y la ocurrencia de construida para esta evaluación, los consultados dieron hechos delictivos. un puntaje de 13,43 a los servicios de seguridad ciuda- La posesión y uso extendido de armas de fuego, jun- dana lo que la califica entre pésimos y malos. to a otros factores, como patrones culturales vinculados al consumo excesivo del alcohol o la idea de “respeto” La participación comunitaria en el abordaje de la asociada a la autoafirmación masculina, común a la violencia y la inseguridad cultura patriarcal popular venezolana, aumentan los Los Consejos Comunales se han convertido en los riesgos de violencia asociados a los déficit de conviven- últimos años, en la instancia de mayor organización y cia al interior de las comunidades (Zubillaga, 2007). participación de las comunidades hacia la exigencia y Consultas abiertas con distintos sectores sociales, de resolución de sus necesidades. De acuerdo a las cifras carácter exploratorio, realizadas en 2011 y 2012 por la ofrecidas por el Ministerio del Poder Popular para las Comisión Presidencial para el Control de Armas, Muni- Comunas, el número de consejos comunales que existe ciones y Desarme5, dan indicios de que, aunque el prin- en el país se sitúa en 43.000. De estos, 45,6% es decir, cipal motivo por el que se usan las armas es el robo, un 19.621 poseen Comités de Seguridad y Defensa Integral. porcentaje significativo de la población (que lo ubica en Estos comités de Seguridad y Defensa Integral, combi- el segundo lugar), usa las armas para resolver conflictos nan una amplia gama de acciones no exclusivamente interpersonales no asociados a la comisión de un delito relacionadas con la seguridad y la convivencia ciudada- previo; es decir, para resolver situaciones similares a las na, que van desde la coordinación de actuaciones ante descritas anteriormente, que se presentan en el ámbito desastres naturales, la formación para la defensa ante cotidiano y que al no encontrar otros canales de reso- una posible agresión extranjera (milicias) o la movili- lución, van escalando en niveles de violencia. En tercer zación para enfrentar rupturas internas del hilo cons- lugar, según esta consulta abierta y exploratoria, el uso titucional, hasta la intervención en conflictos vecinales, 5 Coordinación de Consulta y Sistematización de la Comisión Presidencial acciones prevención de la delincuencia y promoción de para el Control de Armas, Municiones y Desarme, “Informe Preliminar de la Consul- ta”. Caracas, 2012. PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 24 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER la convivencia. De allí que sea muy difícil determinar ción y Percepción de Seguridad Ciudadana, elaborada cuántos de estos Consejos dedican una acción efectiva a por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en 2009, la prevención de los delitos y la administración pacífica la percepción sobre las labores de prevención del delito de los conflictos en sus comunidades. que realizan los Consejos Comunales, es muy negativa Lo que parecen indicar algunos estudios, es que la siendo que 52,78% de los consultados y consultadas la seguridad ciudadana no forma parte de manera priori- consideran entre mala y muy mala, y solo un 1,73% la taria de la agenda de las organizaciones comunitarias, considera muy buena; lo que leído en el contexto de los en especial de los Consejos Comunales. De acuerdo al ci- datos presentados arriba, puede deberse al escaso traba- tado estudio del Centro Gumilla “… las comunidades están jo desarrollado por estas organizaciones en la materia. utilizando los consejos comunales para resolver problemas de Por último, también es necesario resaltar que, a pe- infraestructura, en especial la infraestructura habitacional sar de que casi el 80% de los entrevistados y entrevista- y servicios concomitantes” (Machado, 2009). Machado das en la consulta el CES, citada anteriormente, respon- resalta que las actividades asociadas con temas de in- dió positivamente a la pregunta de si la inseguridad es seguridad tienden más bien a delegarse o a trabajarse un problema que se puede controlar en la comunidad, en coordinación con las autoridades. Así, “Otras accio- también un 59% manifestó estar de acuerdo con la afir- nes realizadas a través de los consejos comunales son reu- mación de que la inseguridad es un problema sin solu- niones de trabajo con diferentes entes gubernamentales para ción, mientras que 68% manifestó estar de acuerdo con plantear problemas en búsqueda de soluciones a los mismos la afirmación de sentir que no se puede hacer nada fren- con una temática amplia que abarca temas de inseguridad, te a la inseguridad. Estas respuestas pueden leerse como la escasez de electricidad y las deficiencias en la vialidad…” expresión de deseperanza frente al problema, probable- (Machado, 2008). mente asociada a la ausencia de una presencia estatal Por su parte, un estudio elaborado por el Instituto que precautele la violencia, intervenga efectivamente de Investigaciones Económicas y Sociales de la UCAB, en los conflictos y persiga los delitos y/o a las dificulta- denominado La Participación Social en Venezuela: una des de las propias organizaciones comunitarias para ha- aproximación cuantitativa, coincide con estas afirmacio- cer valer los derechos de la comunidad en contextos de nes al señalar que “Un 70% de los problemas que activan actuación de grupos en conflicto con la ley (“bandas”, la participación están asociados a la vivienda y sus servicios, grupos criminales, etc), que poseen y usan armas de ello va a prefigurar el tipo de la participación predominan- fuego y que ejercen, de facto, un poder sobre el territorio te…” (IIES, 2008). El mismo estudio agrega en relación de la comunidad. con temas asociados a la seguridad, que “… problemas que se consideran privados como lo es la violencia doméstica I.2.- INTERRELACIÓN DE FACTORES o problemas de salud pública como alcoholismo y drogas o GENERADORES embarazo adolescente parecen no formar parte de la agenda No existen factores que, por sí mismos y de mane- de organización y participación social en Venezuela” (IIES, ra suficiente, expliquen la ocurrencia de los problemas 2008). arriba caracterizados. Por el contrario los fenómenos De acuerdo a la Encuesta Nacional de Victimiza- que nos ocupan debe interpretarse como producto de PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 25 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER una serie de factores interrelacionados que los hacen ta. De tal forma que, prácticas extendidas como la vio- posible. Por otra parte, no existe suficiente evidencia lencia contra la mujer por sus parejas, los castigos cor- empírica como para jerarquizar claramente cuál de es- porales contra niñas y niños a lo interno de la familia o tos factores ejerce mayor peso para generar déficit de las prácticas violentas para resolver conflictos familiares convivencia, delitos, faltas, accidentalidad vial, por lo o vecinales, implican situaciones contrarias a la convi- que se trata de un asunto que requiere investigación vencia pacífica y solidaria. permanente y actuaciones, preventivas y de control, de amplio espectro. I.2.1.2.- Relación violencia y medios de Ilustraremos aquí, con los datos disponibles, algu- comunicación nos de estos factores (particularmente, pero no exclusi- Es un tema altamente controversial, que enfrenta vamente, todo ellos, asociados a la ocurrencia de delitos, perspectivas teóricas y amplios soportes documentales faltas e incivilidades), sin pretender abarcarlos en su to- en diversos sectores, el de la influencia de los medios de talidad ni profundizar en los debates sustantivos sobre comunicación, y en especial la televisión, en la cons- los mismos. Serán agrupados en función de tres tipos: trucción de estereotipos, estímulo a conductas e iden- factores estructurales (sociales, económicos, cultura- tidades violentas. Entre estas teorías se encuentra la les), factores situacionales y factores institucionales6. que considera que los medios tiene un limitado efecto Los factores estructurales o sociales se refieren a las directo y que su mayor influencia es de sedimentación condiciones de vida material o cultural que pueden fa- (Dammert, L. 2005). Es esta la que sirve de referencia al vorecer la violencia y el crecimiento de la criminalidad. presente indirecta, mediada por filtros personales y am- Los factores Situacionales son condiciones presentes bientales7, actuando a modo documento. que, sin ser causa directa, crean oportunidades y favo- Según estudios de consumo cultural realizados en recen los riesgos de ocurrencia de hechos violentos o de- las principales ciudades del país, el 74,6% de sus habi- litos. Los factores institucionales aluden a la capacidad tantes dedica su tiempo libre a ver televisión (DATANA- del Estado para controlar o prevenir el delito y la violen- LISIS; 2004). Otros sondeos indican que el 92% de la cia. población de Caracas ve televisión todos o casi todos los días. Mientras que el promedio de exposición a la TV en I.2.1.- Factores Estructurales el país, ha sido estimado en 274 minutos en niños/as y I.2.1.1.- Socialización en la violencia familiar 258 minutos en jóvenes. Es decir, que los/as jóvenes y La familia es la primera fuente de socialización. Los niños/as venezolanos/as, ven en promedio más de cua- valores, principios y prácticas familiares ejercen impor- tro horas de televisión al día. La presencia de la violen- tante influencia en la constitución de la personalidad y cia, tanto en la programación informativa como en la de rasgos culturales de las/os niños/as y jóvenes: referen- entretenimiento, es una constante en la programación tes, modos de relacionarse, valores y códigos de conduc- de la TV, como lo revelan, desde hace ya más de treinta años, los estudios sobre la programación televisiva en 6 La clasificación fue tomada de ONU-Hábitat, “Programa Ciudades Seguras (Documento Conceptual). Un enfoque democrático en materia de seguridad urbana”, nuestro país (Santoro, 1996, Barrios, 1993). 2009. Consulta en línea: 7 Dammert, Lucía, “Violencia, miedos y medios de comunicación: desafíos http://www.onuhabitat.org/index.php?option=com_docman&task=cat_ y oportunidades”. En: Mauro Cerbino (ed.) La violencia en los medios de comunica- view&gid=65&Itemid=73. ción, generación noticiosa y percepción ciudadana. Quito: Flacso, 2005. PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 26 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER En cuanto al modo en el que puede influir la progra- en el mismo período alcanzó, para la población entre 15 mación de entretenimiento, de tipo violenta, cabe citar y 24 años, un 16,5%; es decir, más del doble de la tasa un estudio internacional, financiado por la UNESCO, general. Durante los últimos tres años, con algunas pe- entre 1996 y 1997 que abarcó a 23 países de diferentes queñas fluctuaciones, esta relación se ha mantenido. regiones del mundo y consultó a 5 mil niños y niñas de Por otro lado, las cifras del Ministerio del Poder Pop- 12 años de edad, de distintos grupos y zonas de estos paí- ular para la Educación reflejan que, aunque la matrícu- ses. El mismo concluyó que: a) Existe una relación clara la de la educación secundaria ha venido aumentando y entre la visualización de TV y la tendencia a escoger hé- la deserción escolar disminuyendo en los últimos años, roes de acción (con perfiles violentos) como modelos a para el período escolar 2009/2010, todavía un 7,4% de seguir, lo cual se incrementa si los espectadores habitan jóvenes abandonan los estudios de forma permanente en entornos de conflictividad; b) En entornos agresivos, y 700 mil de ellos con edades entre 15 y 17 años, se la experiencia vital de los niños/as y la programación encuentran aún fuera del sistema educativo. Al cruzar mediática tienden a afirmar que la violencia es natural estas dos realidades encontramos que existe una consid- y que es una manera exitosa de resolver los problemas y erable cantidad de jóvenes que no estudian ni trabajan. c) Existe una relación comprobada entre la preferencia Esta situación se agrava si se enmarca en la tensión de programación violenta y el interés de participar en existente entre la cultura que aún promueve nuestra situaciones agresivas y de riesgo (Groebel, J. 1999). sociedad, basada en el éxito económico y el prestigio so- Por otra parte, como ha señalado Jesús Martín – cial, por un lado y, por otro, la inequidad en las opciones Barbero, “los medios viven de los miedos” (Martín Barbe- materiales y los medios legítimos para alcanzarlos. Las ro, J. 1990). El tratamiento a las noticias de sucesos y brechas existentes entre expectativas y medios son tam- los análisis del tema de la inseguridad, constituyen for- bién expresión de la desigualdad que aún vive nuestra mas de la explotación de los temores de la población a la sociedad. violencia y la delincuencia, problemas reales sin duda, que reporta réditos económicos y, en el caso venezolano, I.2.1.4.- Identidades de género y violencia también políticos. Al interior de cada cultura existen distintos modos Es por ello, que los medios de comunicación deben de construir la identidad de género masculina. No ob- ser sometidos a debate público y construcción de acuer- stante, en sociedades patriarcales como Venezuela, existe dos sobre su responsabilidad en la promoción de la con- un modelo hegemónico de masculinidad, que comparte, vivencia pacífica y solidaria. entre otras características, la competitividad y compor- tamientos agresivos que permiten la autoafirmación (Zu- billaga, 2007). I.2.1.3.- Exclusión material y simbólica de las/os Caroso (2008) apunta que en Venezuela “ser varón jóvenes es un factor de riesgo”. Esto puede ilustrarse, de manera De acuerdo a las cifras el Instituto Nacional de Esta- explícita y dramática, en las estadísticas generales de mor- dística, la tasa nacional de desocupación se ubicó para talidad violenta (homicidios y accidentes de tránsito) de la el segundo semestre de 2011 en 7,8%. Esta misma tasa, población venezolana y en la prevalencia masculina de la PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 27 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER población penitenciaria. En ellas se observa una diferencia Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, significativa en comparación a los índices de mortalidad de instrumento legal que las ampara y que tiende a sacar las mujeres. Índices que se equiparan entre ambos sexos el tema del ámbito privado. De acuerdo a cifras ofreci- entre los grupos etarios de los 1 a los 14 años y luego de los das por el Ministerio Público, en 2008, más de cien mil 60 para adelante; en ellas se advierte una tendencia amplia casos fueron denunciados ante este órgano. Por su par- de muertes del género masculino en el rango de edad que te, de las detenciones realizadas por el CICPC durante comprende de los 15 a los 50 años, período que comprende 2011, casi 10% correspondieron a violencia contra la la conformación de la identidad (en la adolescencia) y que mujer, lo que las ubica en el tercer lugar de detenciones, da inicio al posicionamiento social del sujeto hombre en el luego de los robos y los hurtos. Las anteriores cifras evi- espacio público. dencian la necesidad de que esta forma de violencia se Siguiendo a Kaufman (1989) se puede señalar que aborde desde otros ámbitos y no sólo desde el legal –so- la violencia de la masculinidad hegemónica se ejerce bre todo si se toma en cuenta que son muchas las muje- en tres planos: contra sí mismo, contra otros hombres res que no denuncian a pesar del riesgo para sus vidas-. y contra las mujeres. La violencia contra sí mismo, puede ser ejemplificada, en Venezuela, por la presencia I.2.1.- Factores Situacionales de conductas de riesgo como el manejo vehicular im- prudente: según estudios internacionales (CAF: 2010) I.2.1.1.- Posesión y uso de armas de fuego el 86% de las muertes como ocupantes de vehículos El 79% de los homicidios y el 74% de los robos son corresponden a hombres. La violencia contra otros cometidos con armas de fuego, según la Encuesta Nacio- hombres, se ejemplifica en que más del 80% de los ho- nal de Victimización y Percepción de Seguridad Ciuda- micidios son cometidos por hombres (ENVPSC 2009) dana 2009 (ENCVSC). Los datos de casos de homicidios con un porcentaje similar de hombres victimizados. procesados por el CICPC en el 2010 (13.080), reflejan Y, la violencia contra las mujeres, se expresa en que una situación de aun mayor gravedad: el 98% fueron los hombres aparecen como los principales victimarios cometidos con armas de fuego. en caso de violencia de género, incluyendo la violen- La calidad, confiabilidad y actualidad de los datos cia sexual contra mujeres (89,57%, según la ENVPSC públicos sobre el número de armas de fuego, legales e ile- 2009). gales, que existen en el país es muy deficiente, razón que Las identidades de género tradicionales con las que subraya la relevancia de la citada Comisión Presiden- hombres y mujeres hemos sido socializados naturalizan cial para el Control de Armas Municiones y Desarme. e invisibilizan la violencia contra las mujeres convirtien- No obstante, la información disponible expresa una alta do sus hogares en espacios inseguros para ellas y, al mis- disposición de la población a armarse y gran facilidad mo tiempo, un ámbito de reproducción de la violencia. para acceder a un arma. En la citada encuesta del CES, Las cifras relativas a la violencia de género reflejan que realizada en el Área Metropolitana de Caracas, se expre- en los últimos años ha habido un incremento del nivel saba que el 71,99% de la población consideraba que, en de denuncias. Esto puede deberse, en parte importan- caso de desearlo, resultaba fácil conseguir un arma de te, a la entrada en vigencia de la Ley Orgánica sobre el fuego. PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 28 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER Los datos procesados en distintos estudios de per- to similar a la distribución de drogas. Se ha relaciona- cepción, son coincidentes en señalar un imaginario do el consumo de drogas y alcohol con la ocurrencia de social sobre las armas, que las asocian, por un lado, al violencia intrafamiliar, específicamente con la violencia poder (estatus, prestigio, dominio, respeto, protección, de género, así como con la accidentabilidad vial. El uso ideario de masculinidad y virilidad, admiración) y, por de los escasos espacios públicos (zonas verdes, parques, otro, a una garantía de seguridad ante posibles agresio- canchas, entre otros) para el consumo de alcohol; así nes. En el contexto venezolano, este imaginario actúa, como, el control territorial de los mismos como plazas claramente, a favor de procesos de arme de la población, para la venta de drogas, propiciando homicidios, en- en particular la masculina. frentamientos, robos y otro tipo de transgresiones; con- llevan al abandono de estos espacios por parte de las co- I.2.1.2.- Comercio y consumo irracional de munidades que hacen vida en los sectores, aumentando alcohol y drogas ilegales por una parte, la sensación de inseguridad y por otra, Los informes de la Oficina Nacional Antidrogas ubi- estancando los procesos de desarrollo local impulsados can el rango de edad de la población que participa en por el poder popular y el Gobierno Bolivariano. el tráfico, distribución y consumo de drogas ilegales8 en Venezuela, entre los 15 y 24 años, siendo en su mayo- I.3.1.- Factores Institucionales ría hombres. En la encuesta realizada por el CES en el Área Metropolitana de Caracas, citada previamente, se I.3.1.1.- Situación de los Cuerpos policiales señala que en el Municipio Libertador, los tres principa- Desde el año 2006 se viene adelantando la reforma les lugares de venta de drogas ilegales en la comunidad policial. Se realizó un diagnóstico institucional a profun- son, en orden decreciente: “casas específicas que todos didad de los cuerpos policiales y una consulta popular conocen”, “plazas y parques de la zona” y “puesto de sobre la policía venezolana y sobre la base de dicha in- venta de cerveza”9. Si bien, tradicionalmente el comer- formación nació un modelo policial que se concretó en la cio a pequeña escala de drogas ilegales es ejercido por Ley Orgánica del Servicio de Policía y del Cuerpo de Poli- pequeñas bandas que compiten y se enfrentan de ma- cía Nacional Bolivariana aprobada en el año 2008 y en nera armada por el control territorial; como fenómeno la Ley del Estatuto de la Función Policial aprobada en el reciente, hay indicaciones de que el llamado microtrá- año 2009. Se instala el Consejo General de Policía en el fico es una actividad que sirve de sostén económico de año 2009 y comienza un proceso de unificar los criterios familias en nuestros sectores populares. En este sentido, de actuación, organización y funcionamiento de la poli- el fenómeno aparece como otra expresión de la lógica cía venezolana con la idea de adecuarla al nuevo modelo económica de subsistencia –como forma de producción policial. En ese marco se han aprobado 25 resoluciones de la vida material- ya puesta a prueba en la venta ilegal diferentes y de obligatorio cumplimiento para todos los de cerveza en nuestros barrios. cuerpos policiales. De manera concurrente, la venta ilegal de alcohol, Como es común en los procesos de cambio, todavía en las distintas localidades presenta un comportamien- la policía venezolana no ha logrado traducir el mode- 8 Resumen del informe de caracterización de consumo de drogas, ONA, lo normativo en prácticas concretas; la evaluación que 2009. 9 CES, Op. Cit. PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 29 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER hace el Consejo General de Policía al 2011 en ese senti- habiendo serios problemas de funcionamiento en las do, reporta que seguimos con una tasa policial de 3 po- oficinas de control de la actuación policial y en las ofi- licías por cada 1000 habitantes cuando debería estar en cinas de desviaciones policiales, así como en los conse- el orden de los 4 policías por cada mil. El 45% de los po- jos disciplinarios. Esta novísima institucionalidad debe licías del país siguen prestando servicio administrativos ser fortalecida para no admitir ninguna práctica po- no policiales, la custodia de edificaciones gubernamen- licial desviada; sin embargo, seguimos teniendo altos tales o funciones de escoltas, en lugar de estar en funcio- niveles de corrupción y conductas desviadas que, ade- nes estrictamente policiales. Sólo el 13 % de la población más, al quedar sin sanción, genera desconfianza en la policial es femenina, ubicándose por debajo del estándar población en general y pone en juego la legitimidad de reglamentado para todos los cuerpos policiales. las instituciones encargadas de velar por la justicia. En Aunque se ha logrado que buena parte de la policía el nuevo modelo policial debe haber controles externos reglamente su estructura de funcionamiento, aún te- que hagan equilibrio con los mecanismos internos, sin nemos un 28% que no tiene estructuras organizativas embargo aún es muy incipiente la regulación sobre los claramente definidas y el 58% no posee manuales de comités ciudadanos de control policial. Apenas están normas y procedimientos. constituidos 25 comités de los 150 que deberían estar Los sistemas de comunicación policial siguen te- organizados a nivel nacional, lo que representa un reto niendo una fuerte debilidad, porque el 10% de los cuer- para la organización popular. pos policiales no tiene ningún sistema de comunicación El 80% de los cuerpos policiales del país no presta y el 85% tiene dificultades para comunicarse entre sí y el servicio de patrullaje policial en los tres niveles de su- con los demás cuerpos policiales; no se han unificado los pervisión y según las normas de sectorización (como se sistemas de comunicación policial en el país. De igual establece en el estándar nacional de obligatorio cumpli- forma, hay un importante déficit en la dotación indivi- miento) y por otra parte sólo el 30% tiene la sala situa- dual e institucional de los cuerpos policiales dado que cional para el registro y el análisis del delito que comple- todos tienen un déficit del 60% en la dotación requerida menta el servicio de patrullaje. De la misma manera, el para funcionar, como lo demandan los estándares na- servicio de policía comunal es de vital importancia para cionales. El 78% de los cuerpos policiales sigue rotando que funcione el nuevo modelo policial, por la proximi- sus armas de fuego porque no se ha asignado un arma dad que eso significa en la recolección y procesamiento para cada funcionario policial según lo señala la norma de información criminal, además de los programas de y, por otra parte, el 60% de las policías no tiene armas prevención del delito que se pueden promover desde este intermedias para el ejercicio de las funciones policiales. servicio. Y sin embargo, el 53% de los cuerpos policiales El 43% de los cuerpos policiales siguen sin adecuar los no ha logrado organizarlo. uniformes policiales y centros de coordinación policial La formación policial sigue siendo muy precaria con las fórmulas de identificación individual e institu- y aunque se creó la Universidad Nacional Experimen- cional según lo establece la ley. tal de la Seguridad (UNES), haciendo énfasis en la ex- Aunque hay un reporte de avances en la estructu- pansión de la Policía Nacional Bolivariana, se requiere ración de los mecanismos de controles internos, sigue avanzar en procesos de masificación de la formación bá- PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 30 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER sica y continua y especialización de algunas funciones servicios que deben ser desarrollados y expandidos en policiales para elevar la calidad del servicio y el desem- todo el país. Hasta la fecha no pasan de 7 mil los oficiales peño individual y agregado. El 70% de los policías del de la nueva policía, sin embargo, se requiere de una polí- país no cuenta con entrenamiento especializado en el tica sostenida de crecimiento que logre alcanzar la cifra uso progresivo y diferenciado de la fuerza, lo que consti- de, al menos 30 mil funcionarios y funcionaras para de- tuye una amenaza a la hora de disminuir los niveles de sarrollar el modelo policial con los servicios especiales resistencia de los ciudadanos o el uso de las armas otor- que manda la ley, ajustados al nuevo modelo policial. gadas legalmente por el Estado para la defensa propia o de terceros. Lo que pone a la UNES en un reto impor- I.3.1.2.- Patrones de persecución y tante de cualificar el servicio de la policía mediante la procesamiento policial de la delincuencia. profesionalización, dado que aún el 70% de los funcio- Una somera revisión de las estadísticas del CICPC narios y funcionarias siguen siendo apenas bachilleres. durante 2011 permite establecer una relación entre in- Por otra parte, la Ley del Estatuto de la Función Policial dicadores policiales de activación que tienen incidencia exige a los funcionarios y funcionarias, como requisito en el procesamiento ulterior de la delincuencia. Estos de ascenso, la formación en el campo policial y por ello dos indicadores son la detención del sospechoso y la re- hay que crear, no sólo los cursos básicos para la gestión misión de un expediente al Ministerio Público, con la del servicio de policía sino, cursos de reentrenamiento finalidad de proseguir con la investigación hasta la for- que permita a los 89 mil policías del país alcanzar la ca- mulación de un acto conclusivo. En la tabla siguiente rrera propuesta. se trata de establecer la relación, para los delitos más La Constitución de la República ordena al Ejecutivo frecuentemente perseguidos, entre la aprehensión físi- Nacional organizar un Cuerpo de Policía Nacional con ca del sospechoso y la remisión del expediente al fiscal, competencia en todo el territorio nacional y por ello se asumiendo que ambas decisiones son indicativas de ac- crea la Policía Nacional Bolivariana en el año 2009 y el tivación policial para la persecución y procesamiento de ordenamiento interno le da competencias en múltiples la delincuencia. Relación entre detenciones policiales y expedientes remitidos al Ministerio Público por el CICPC Venezuela 2011 % Expedientes remitidos Delitos Casos Detenciones % detenciones Expedientes conocidos (cc) /cc remitidos casos detenciones conocidos Homicidios 13.658 2.584 19 9.619 33 70,43 Lesiones personales 23.887 2.258 9 22.619 90 90,69 Violencia contra la mujer 26.573 4.837 18 26.614 43 100,15 Robos 61.665 2.698 4 22.816 123 37,00 Hurtos 49609 1.845 4 28.337 137 57,12 Consumo de droga 2.241 2.043 91 2.851 1 127,22 PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 31 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER % Expedientes remitidos Delitos Casos Detenciones % detenciones Expedientes conocidos (cc) /cc remitidos casos detenciones conocidos Posesión de droga 11.555 12.310 107 12.904 4 111,67 Tráfico de droga 1.021 1.316 129 1.298 1 127,13 Resistencia a la autoridad 3.036 1.997 66 3.567 5 117,49 Todos los delitos 275.889 44.328 16 209.875 33 76,07 Fuente: CICPC año 2011, cálculos propios Los datos en su conjunto muestran una gran des- nes tales como el cumplimiento de la la cuota mensual proporción, para algunos tipos penales, entre la apre- de productividad exigida. hensión del sospechoso y su enjuiciamiento, cuyas ra- Los homicidios, registran una baja tasa de resolu- zones podrían dar lugar a varias conjeturas y suposicio- ción ya que, considerando el total de los conocidos, sólo nes, difíciles de evaluar solo con estos datos. en el 19% de los casos se realizan detenciones. Estos Si se asume que la detención de un sospechoso es un casos, por consiguiente, o bien no fueron investigados indicador de activación policial que pretende el proce- debidamente o fueron objeto de medidas de coacción ne- samiento penal del caso, y que la vía prevista para este gociadas con posterioridad con los sospechosos. La bají- procesamiento es a través del Fiscal del Ministerio Públi- sima proporción de casos remitidos en materia de dro- co, independientemente del acto conclusivo que adopte, gas y resistencia a la autoridad abona con mayor fuerza estos resultados parecen sorprendentes e indican que la esta interpretación. policía detiene en forma sobreabundante, especialmen- Un dato interesante es que la violencia contra la te en los delitos vinculados a las drogas y resistencia a mujer se investiga y se procesa con un 10% mayor de la autoridad. Para los casos de drogas que constituyen eficiencia (a juzgar por el porcentaje de remisión a la Fis- delitos (posesión y tráfico) se detiene a más personas calía) que los homicidios. Salvando cualquier interpre- que los casos conocidos, en lo cual podría incidir la pre- tación que sugiera patrones diversos de negociación de sencia de múltiples sospechosos; sin embargo, en casos la detención, al menos este dato demuestra que se está como consumo, que no constituyen delitos, detiene a dando más importancia al procesamiento de estos casos más del 90% de los consumidores. La resistencia a la au- que a los homicidios. toridad implica también sobre activación policial, pues se detiene proporcionalmente más de tres veces que en I.3.1.3- Respuesta institucional del sistema de los homicidios. Sin embargo, en cuanto a fundamentos justicia penal frente al delito de la investigación, un máximo de 4% de las detencio- Además de conocer la proporción de delitos que ingre- nes por posesión de drogas y un 5% de las vinculadas a san al sistema a través de una averiguación policial, para resistencia a la autoridad terminan remitidas al Fiscal. evaluar la respuesta del sistema de justicia10 al problema 10 El tratamiento de la situación delictiva ha tenido, tradicionalmente y La sobre proporción de hurtos y robos remitidos, sin mayoritariamente, una respuesta centrada en la hiperactividad policial (con opera- tivos ineficientes pero ostentosos y prácticas policiales desviadas de la legalidad) detención del sospechoso, podría deberse al a situacio- y la acción penal (también ineficiente y plagada de múltiples mecanismos que expresan la desigualdad y discriminación en el acceso al sistema de justicia y la PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 32 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER objeto de la Gran Misión, es necesario conocer el número das en cada fase del proceso (control, juicio y ejecución) y de investigaciones abiertas por el Ministerio Público y saber compararlo con el total de salidas, a la fase siguiente o de- cuántas de ellas concluyen con una presentación del caso finitivas (eficacia) y además, evaluar los recursos y tiempo ante un tribunal penal, para la apertura de una causa. Este empleados para atender las mismas (eficiencia). No obs- último dato, junto a las querellas a instancia de parte, re- tante, un ejercicio simple puede ilustrar superficialmente presentan la cantidad de causas ingresadas al sistema ju- la capacidad de respuesta con que cuenta el sistema para dicial, el cual constituye uno de los indicadores de eficacia atender la demanda de casos. Para el año 2010 – 2011, del Poder Judicial. Por último, el resultado final del proceso el Poder Judicial contó con 727 tribunales, distribuidos en se mide al ver la cantidad de sentencias definitivas dictadas funciones de control, juicio, ejecución y cortes de apelacio- por los tribunales penales, lo que daría cuenta de la eficacia nes, en jurisdicción ordinaria, jurisdicción especial de ni- del Sistema a la demanda de justicia de la población. ños, niñas y adolescentes y los de violencia de género. La Para ello es necesario contar con datos confiables. El distribución por fase y jurisdicción es la siguiente: sistema informático JURIS diseñado y desplegado por el Corte apel. Poder Judicial para el registro y control de causas, no se en- Ejecución Control TOTAL Juicio cuentra instalado en todas las sedes judiciales del país, por lo que existe una dualidad de fuentes de información, auto- Ordinaria 258 162 96 37 553 matizada y manual, para la concentración y centralización LOPNA 69 35 34 2 140 Vio. de género 24 10 0 0 34 de la data, lo que hace suponer altos márgenes de error en TOTAL 351 207 130 39 727 la recolección y reporte de la información. Por otra parte, los indicadores de eficacia y eficiencia del Poder Judicial no Descartando las jurisdicciones especiales y las cor- están estandarizados, siendo el caso que algunas sedes re- tes de apelaciones, para simplificar aún más el ejercicio portan estadísticas que describen un tipo de actuaciones y y reducirlo a la delincuencia común, procesada por ju- otras sedes reportan otras, lo que impide acumular y pro- risdicción ordinaria en las fases regulares del proceso, cesarlas bajo una misma categoría. es decir, excluyendo las cortes de apelaciones, queda un El número total de casos investigados por el Minis- total de 516 tribunales. Si cada delito reportado por el terio Público representa el número de casos potencial- CICPC equivale a un caso y por tanto a un proceso, en el mente ingresados al sistema de justicia y que deberán año 2011 los tribunales ordinarios en funciones de con- seguir su rumbo hacia los tribunales penales, inclu- trol, juicio y ejecución debían haber atendido un prome- yendo decisiones tempranas como la desestimación de dio de 250 casos por tribunal, sin contar, obviamente, la denuncia. Por tanto, el efecto embudo aparece para las causas acumuladas en cada fases, provenientes de que ingresen a proceso penal sólo aquellos casos efec- años anteriores. tivamente cerrados policialmente y que entran por las Pero no sólo es la deficiente cantidad de tribunales delgadas puertas del Poder Judicial. penales lo que debilita la capacidad de respuesta del sis- Para conocer exactamente el nivel de rendimiento de tema de justicia, sino la distribución de los mismos por los tribunales penales haría falta conocer el total de entra- etapas del proceso. Para atender el ingreso de causas al sistema, el Poder Judicial cuenta con apenas 351 tri- posibilidad de satisfacción de los derechos de la población) que, en todo caso, no han ofrecido un escenario prometedor que supere la realidad delictiva del país. bunales de control, de los cuales 69 atienden la juris- PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 33 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER dicción especial de niños, niñas y adolescentes y 24 los país, no fue a juicio sino que admitió los hechos. casos de violencia contra la mujer. En síntesis, dejando Si a la deficiencia del Poder Judicial, como árbitro del de lado los casos de estas dos jurisdicciones especiales, proceso, se le suman las deficiencias de los otros actores 258 tribunales de control a nivel nacional deben aten- del proceso, especialmente del Ministerio Público, vista der toda la materia penal. Suponiendo que todos los de- desde la cantidad de Fiscales disponibles para procesar la litos reportados por el CICPC durante el año 2011 cul- cantidad de denuncias y averiguaciones abiertas, asistir minaran con una acusación penal y por tanto en una al proceso en fase de juicio y supervisar y garantizar la causa, y promediando este número entre los 12 meses ejecución penal, la situación se torna aún más grave. del año, se presume que cada tribunal de control debió Esto supone la apertura de nuevas Fiscalías y nue- haber ingresado un promedio de 42 casos mensuales, vos tribunales penales, por jurisdicción o circuito judi- sin contar las querellas particulares,. Para atender 42 cial, es decir, por materia o por territorio, deben realizar- ingresos mensuales y no generar acumulación de cau- se de manera conjunta. sas mes a mes, el tribunal debería celebrar al menos 84 El Diagnóstico Socio Demográfico de la Población audiencias mensuales, entre presentación y preliminar, Privada de Libertad 2010-2011 muestra la distribución sin contar otras decisiones y actuaciones del tribunal de porcentual de las causas abiertas con privación de liber- control. tad para el período octubre – diciembre 2010. Igualmente, 162 tribunales están disponibles a ni- Al ver la relación, en términos porcentuales, se ob- vel nacional para atender la jurisdicción ordinaria, en serva que los delitos de robo, homicidio y drogas (este una etapa que se caracteriza por ser la de mayor debate último agrupado en la categoría Otros) ocupan las pro- y concurrencia de partes y recursos en el proceso pe- porciones más alta de causas abiertas con privación de nal. De allí que la cantidad de causas acumuladas por libertad, ya sea en proceso o en ejecución. Los delitos de tribunal limita las posibilidades reales de obtener una drogas fueron segregados con otras categorías menos respuesta efectiva, en términos de calidad y oportuni- representadas, a pesar de la proporción, para efectos dad, por parte del mismo. El retardo que se estima pueda comparativos con la ENVPSC. Es importante ver cómo, existir en la fase de juicio ha producido un fenómeno de apartando los delitos de drogas, el resto del espectro de- normalización sobre la admisión de los hechos, figura lictual en prisión se concentra en los delitos violentos. jurídica que permite que el reo, una vez formulada la En el caso del homicidio, las proporciones, a pesar de los acusación por parte del Fiscal en la fase de control, ad- números absolutos, lucen acorde con la naturaleza, está mita los hechos y cargos que le son imputados, lo que poco representado en la ocurrencia delictiva total, ocu- trae como consecuencia la imposición inmediata de la pa el cuarto lugar entre los delitos más representados en pena que le corresponde, con una reducción que va des- la estadística policial, es decir, el cuarto delito más regis- de un tercio a la mitad, de acuerdo con las circunstan- trado por el CICPC, y es el segundo más representado en cias particulares del caso. prisión. Es el delito más grave, uno de los más visibles en De acuerdo con el Diagnóstico Sociodemógráfico de términos policiales y uno de los más sancionados. la Población Privada de Libertad 2010-2011, el 75,5% El hurto, está poco representado en la población pri- de las personas encarceladas y sentenciadas en todo el vada de libertad, apenas el 4,21% de las causas pendien- PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 34 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER tes, mientras que, en términos de ocurrencia delictiva, celeridad para la resolución definitiva de las mismas. acapara el 20,64% y, lo que luce más grave, ocupa el En el caso del delito de robo el número de casos con segundo lugar entre los delitos más reportados por el CI- privación de libertad, entre procesos y ejecución, es su- CPC con un 3,7% del total de casos. Esta desproporción mamente bajo, 15.393 causas, con relación al número sugiere una direccionalidad de la acción punitiva hacia total de ocurrencia reportada de este delito, 1.428.612 aquellos delitos considerados más graves por el tipo de delitos, lo que representa un 1,07% de casos atendidos daño causado (sobre las personas), dejando de lado una con privación de libertad. amplia cantidad de hechos que igualmente constituyen En relación con la población privada de libertad hay delitos de alta frecuencia e impacto social. que resaltar que la evolución del número de personas Así mismo es preciso indicar que de las causas abier- encarceladas en los últimos años da cuenta de un enfo- tas por homicidio con privación de libertad, sólo se en- que severamente punitivo, asentado en el uso indiscri- contraban para el 2010 en fase de ejecución, el 36,6%, minado de la prisión como mecanismo de contención mientras el 63,4% se encuentran en proceso, lo que per- al delito. El siguiente gráfico muestra la evolución de la mite presumir, sino retardo procesal, al menos falta de población privada de libertad en los últimos 7 años: PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 35 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER En términos relativos, la tasa se comporta de igual manera: Los gráficos ilustran cómo de una situación más o población privada de libertad no había sido condenada, menos estable entre los años 2005, 2006 y 2007, se estaba en proceso, y apenas el 39,8% había sido penada. pasa a un crecimiento continuo desde el año 2008, Estos porcentajes son muy similares a los alcanzados en con un aumento exponencial para el 2009 y más del la década de los 90 a la luz del antiguo Código de Enjui- doble para el 2011. Sin embargo, estos números no di- ciamiento Criminal. cen mucho por sí solos. Para caracterizar parcialmente Precisar cuáles son las fallas específicas del proceso el comportamiento del sistema de justicia en el marco penal y del sistema de justicia en general, ameritaría da- de la política de seguridad, habría que mirar los datos tos no disponibles. No obstante, el desempeño del proce- en relación con otras variables. Un dato, poco más que so se puede ver en otros datos del estatus jurídico de la evidente, vinculado a los gráficos anteriores señala que población carcelaria. para el año 2011, el 40% de la población tiene menos de un año en prisión y el 80% de la población peniten- ciaria tiene menos de 3 años en prisión, lo que dice in- mediatamente que es producto de una política repre- siva de encarcelamiento compulsivo. Este crecimiento poblacional desencadena otra realidad, el 60,2% de la PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 36 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER Distribución de la población procesada según el Distribución de los privados y privadas de libertad por estatus de la causa sexo Distribución de los privados y privadas de libertad por edad El gráfico da cuenta del elevado número de perso- nas que se encuentran en proceso, sin sentencia y sobre los cuales pesa el principio de presunción de inocencia, el 87,64% se encuentra en etapas tempranas del proce- so, lo que da cuenta de la incapacidad del sistema para procesar expedita y oportunamente todos los ingresos. Es una alerta inminente del futuro retardo proceso que casi el 90% de la población penitenciaria esté judicial- mente en fase de control. Es un número que demuestra la ausencia de coordinación entre la política de seguri- dad ciudadana, especialmente la acción policial, y el sis- tema de justicia, una coordinación que debería imponer el crecimiento proporcional de las capacidades para evi- tar la acumulación de causas, y por ende de personas, en instancias intermedias del proceso. Otros datos del sector penitenciario permiten identi- ficar algunas variables vinculadas con los sujetos crimi- nalizados por el sistema. PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 37 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER Distribución de los privados y privadas de libertad por De acuerdo con estas cifras, la población penitencia- estrato socioeconómico ria venezolana no difiere de lo que tradicionalmente ha sido la criminalización en América Latina y buena par- te del mundo, ya que es una población principalmente masculina, con edades comprendidas entre los 18 y 40 años (distribuidas uniformemente en dos segmentos de 18 a 25 y de 26 a 40, lo que desmitifica, en parte, la percepción de estar encarcelando principalmente a los jóvenes), perteneciente a los estratos más bajos de la so- ciedad (casi el 70% se agrupa en los estratos IV y V que constituyen sectores de pobres y de pobreza crítica res- pectivamente), con bajo nivel educativo y encarcelada por delitos violentos (más del 60% están procesados o penados por delitos de daño directo a las personas, de acuerdo con la distribución vista anteriormente. La población criminalizada con penas privativas de libertad, coincide con los datos del victimario responsa- ble de delitos violentos presentado en la ENVPSC, lo que permite suponer que son los sectores más vulnerables Grado de instrucción de la Población privada de de la sociedad, los jóvenes varones, lo que ameritan ser libertad atendidos con carácter de urgencia. I.3.1.4.- La escuela y el control de la violencia Las dificultades de la escuela para garantizar una mayor prosecución estudiantil se reflejan en las cifras de exclusión escolar citadas arriba (que persisten pese a los enormes avances en materia de inclusión educa- tiva). Éstas, guardan relación con la mayor vulnerabili- dad ante la violencia (como víctima o victimario) de la población excluida; pero además, la Escuela en sí misma reproduce la violencia de su contexto, siendo un lugar de exposición a riesgos y de normalización de conductas violentas e incivilidades. En el estudio sobre violencia en las escuelas reali- zado por Machado y Guerra para el Centro Gumillas (2009), en 49 centros educativos adscritos a la AVEC y PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 38 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER Fe y Alegría, ubicados en las parroquias Petare y Sucre, I.3.1.5.- Falta de control sobre los servicios de se evidenció que entre las dificultades para recibir cla- seguridad privada ses, se sitúa como segunda causa los problemas entre En el marco de las transformaciones sufridas por el estudiantes (41%), hecho que indica -según los investi- Estado desde los años 80, se ha ampliado sustancialmen- gadores- que el plantel no posee mecanismos de control te la puesta en acción de mecanismos de control penal no que permitan evitar que estos problemas afecten la di- estatal, que persiguen un fin de lucro en la protección de námica escolar formal. los ciudadanos. Se puede comprobar este fenómeno en el De los estudiantes encuestados, 73% han presen- desbordante crecimiento de los servicios privados de vi- ciado situaciones violentas dentro del plantel. Los tipos gilancia, protección e investigación, que ofrecen desde el de violencia que ocurren en las instituciones escolares enrejado de las casas, puertas blindadas, alarmas, cáma- han sido: agresiones verbales (88%), agresiones físicas ras de video-filmación, hasta personal de seguridad. Los (79%), abuso de poder (24%) y abuso sexual (5%). El objetivos de esta vigilancia responden a una lógica pre- lugar en el que ocurren estos hechos violentos son: en ventiva, es decir de anticipación a las posibles acciones la salida del plantel (72%), en el patio (60%), el aula de delictuales, de reducción de potenciales riesgo, de recupe- clase (59%), en los pasillos (39%), en los baños (28%), y ración de los objetivos que han sido blanco del delito, toda un 1% responde que en otros lugares. vez que sus metas no se encuentran dirigidas a la lucha En este estudio se concluye que: La violencia estu- contra el crimen, sino en la defensa y custodia de los es- diantil forma parte del estado de la sociedad. No es un pacios privados, y al manejo de los potenciales ofensores, hecho fortuito, aislado, pues el estudiantado está inmer- objetivos estos para los cuales han sido contratados. so en una sociedad violenta en su cotidianidad. Existe Estamos ante el hecho incontrovertible de la seguri- una clara identificación de la comunidad educativa de dad privada, el cual se dirige hacia un proceso de conso- quienes son los violentados y los victimarios pero exis- lidación, cada vez más fuerte y dentro del cual, la seguri- te el silencio cómplice, por acción u omisión, porque se dad ciudadana dejó de ser sólo una preocupación pública, evitan las consecuencias, por lo general con saldos trá- para comenzar a formar parte de una actividad que poco gicos. Docentes y estudiantes están conscientes de las si- a poco comenzó a ser absorbida por las agencias privadas, tuaciones de violencia que se viven en los planteles. Pero y regirse con las mismas estrategias del mercado y sus re- los docentes no saben en detalle las dinámicas violentas glas, al operar como cualquier otra actividad comercial. que tiene el estudiantado. En Venezuela no existen registros confiables sobre las Los datos reflejan que las escuelas y liceos son, en empresas de seguridad y, en particular, las dedicadas a la sí mismos, unos espacios que ameritan intervención en vigilancia privada que, en muchas ocasiones manejan ar- el campo de la prevención y el control para mejorar su mas y municiones. Ello dificulta el diseño y establecimien- seguridad y convivencia, al tiempo que para fortalecer el to de políticas que permitan una clara subordinación de rol de esta institución en la inclusión material y simbóli- la seguridad privada al sistema de justicia, cuando se tra- ca de los/as niñas/os y jóvenes y para promover modos te de perseguir delitos; la transparente separación entre se socialización pacífica y solidaria. los espacios de seguridad pública y privada; el control de las armas que utilizan; la revisión de la normativa de los PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 39 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER servicios privados de vigilancia, protección e investiga- cidios) y contrastarlo con la percepción de inseguridad por ción, para adaptarla a las necesidades del país; así como el estrato, resultaba claro el temor más generalizado en los diseño de mecanismos preventivos, de colaboración entre sectores de mayores ingresos, que eran, sin embargo, radi- las empresas y el Estado, de cara al suministro de infor- calmente, menos victimizados. El carácter emocional de la mación que facilite los servicios de seguridad ciudadana. percepción de inseguridad, alimenta una amplificación de los hechos y un clima social de temor al otro, que dificulta, I.3.- CONSECUENCIAS a su vez, la convivencia pacífica. Casos de linchamientos o peticiones de políticas de “Mano Dura”, que implican, por La consecuencia más grave y dramática de las altas lo general la criminalización de la pobreza y un efectismo tasas delictivas, en particular de los delitos violentos; los punitivo, reproductor del status quo, con pocos beneficios altos índices de accidentalidad vial; y los conflictos comu- sociales a mediano y largo plazo, son comunes cuando la nitarios, muchos de los cuales escalan a formas violentas, población actúa desde el temor. También es estimulado son los altos números de muertes y lesiones (permanentes por el temor, la tendencia a la privatización de la seguridad o temporales) que producen y, con ello, la destrucción de (llegando incluso a la conformación de grupos irregulares proyectos de vida de miles de personas, familias y colec- para la “autodefensa”), el crecimiento del mercado de la se- tivos. Al dolor de la pérdida, se suman las nuevas cargas guridad privada (sin control público) y la estigmatización económicas que suponen la ausencia o limitación de algu- de sectores sociales o geográficos. nos de los integrantes de la familia (en caso de que fuera El déficit de convivencia, en especial aquel que impli- proveedor/a), los tratamientos de atención y rehabilitación ca violencia interpersonal, obstaculiza la organización y y las consecuencias psicológicas que generan eventos tan movilización popular. Con ello, afectan negativamente a la traumáticos. La mayoría de las consecuencias violentas apuesta por el fortalecimiento del Poder Popular, inherente de los problemas aquí ilustrados, recaen sobre los sectores a la construcción de un modelo propio de democracia so- populares, lo que en sí mismo expresa la pervivencia de cialista, que fue avalado por la mayoría de la población, en desigualdades en nuestra sociedad, que son reproducidas las elecciones presidenciales de 2006. El control del espacio y alimentadas por los daños ocasionados por la violencia. público por grupos armados, el temor de las comunidades Una segunda gran consecuencia es la generalizada a realizar reuniones nocturnas, la tendencia a recogerse a sensación de inseguridad. Como lo demuestran todas las sus hogares más temprano, limitando espacios cotidianos encuestas públicas y privadas realizadas, a nivel nacional, de encuentro, marchan a contra vía de las necesidades de en los últimos 5 años, la inseguridad es considerada el prin- un contexto promotor de la organización y movilización cipal problema del país. La ENVSC 2009, indicaba que la popular. Los déficit de organización y abandono de los es- población de todos los estratos sociales considera que la in- pacios públicos, por su parte, también abren posibilidades seguridad es un problema “muy grave”. La misma encues- para la ampliación de los espacios de violencia, retroali- ta, sin embargo, evidenciaba que no existe una relación mentando el problema y sus consecuencias. directa entre probabilidades de victimización real y percep- Finalmente, también es una consecuencia relevante ción o sensación de inseguridad. Al presentar los datos de la presión que la sociedad ejerce sobre las instituciones victimización por estrato social (en particular para homi- para contar con respuestas rápidas, ante un problema PROBLEMA QUE LA GRAN MISIÓN ¡A TODA VIDA! 40 VENEZUELA! APUNTA A RESOLVER que no tiene soluciones fáciles ni prontas y que requiere ético-políticos, a una dirección contraria al modelo de so- mesura en las intervenciones y articulación entre el con- ciedad radicalmente democrática que se aspira construir. trol democrático y la prevención. Las políticas punitivis- La articulación racional entre políticas de prevención y tas, basadas en el aumento de las penas, la presencia po- de control democrático, produce mejores resultados, pero licial efectista y, en general, la represión a sectores popu- a mediano plazo, por lo que insistir en esta vía, consisten- lares, suelen ser aclamadas por la población (incluso por te con la democracia socialista, implica un gran esfuerzo los sectores populares que son sus principales víctimas) en la construcción de consensos sociales que permitan y ofrecidas por líderes demagógicos e irresponsables, en avanzar sin la deslegitimación de las instituciones, ni del momentos de temor y sensación generalizada de insegu- proceso de cambios. ridad ciudadana. Estas políticas apuntan, en términos 41 II ENFOQUE, MARCO POLÍTICO CONCEPTUAL Y PRINCIPIOS DE LA GRAN MISIÓN A TODA VIDA VENEZUELA II.1.- Democracia socialista, convivencia solidaria y seguridad ciu- dadana II.2.- La dimensión multifactorial de los problemas de inseguridad y la dimensión multiagencial de las estrategias de seguridad II.3.- Conceptualizando la convivencia solidaria y el derecho a la se- guridad ciudadana II.4.- Principios II.1.- Democracia socialista, convivencia solidaria pensamiento y las prácticas revolucionarias ampliar la y seguridad ciudadana visión sobre la igualdad sustancial, centrada en lo so- cioeconómico, a otras dimensiones igualmente sustan- Venezuela avanza a la construcción de un modelo ciales, como la cultural. Tanto las luchas por la igualdad propio de democracia socialista. La búsqueda perma- socioeconómica, que demandan una justa redistribu- nente de la justicia social y la igualdad sustantiva y de ción de la riqueza, como las luchas por la ampliación formas de autogobierno y protagonismo popular, son de espacios y mecanismos para el ejercicio del poder dos pilares fundamentales de su modelo en construc- popular, como la igualdad cultural, que demanda una ción. justa valoración y reconocimiento de las diferencias; in- La idea de igualdad sustantiva trasciende la visión terpelan el principio de igualdad formal y a las políticas liberal de la igualdad ante la ley y de la igualdad de opor- compensatorias, animadas por el principio de igualdad tunidades para competir por bienes y servicios. Se trata de oportunidades. Todas coinciden en la necesidad de de la búsqueda de la igualdad tanto en el acceso a los reducir las asimetrías entre grupos sociales que colocan bienes materiales y los medios para producirlos (igual- a unos en una sistemática y estructural desventaja fren- dad socioeconómica), como en la posibilidad de partici- te a otros, facilitando su dominación. Aquellas desigual- pación en la definición de los asuntos y decisiones públi- dades que inferiorizan, tienden a articularse y reforzar- cos (igualdad política) y de la valoración de los diversos se unas a otras y a transmitirse intergeneracionalmen- estatus sociales (igualdad cultural o reconocimiento y te reproduciendo estructuras de clase, género, etnia, no discriminación de estatus culturales diversos). “raza”, entre otras, cuya tendencia es la perpetuación1. 1 El que las personas negras, indígenas, mestizas o las mujeres sean discriminadas, como consecuencia de la valoración de su estatus (discriminación cultural), no es independiente de su menor participación en los espacios de de- Luchas de diversos sectores sociales por el recono- cisión política de la sociedad (discriminación política estructural) o de su mayor proporción entre las personas pobres (discriminación socioeconómica estructural). cimiento (negritudes, sexualidades no hegemónicas, La estructura colonial patriarcal ha sobrevivido a la independencia y a diversos regímenes políticos, conformando instituciones sociales y sedimentando valores mujeres, pueblos indígenas, entre otros) permitieron al que reproducen jerarquizaciones de “raza”, etnia, género y clase. Para mayor de- ENFOQUE, MARCO POLÍTICO CONCEPTUAL Y PRINCIPIOS 42 DE LA GRAN MISIÓN A TODA VIDA VENEZUELA La comprensión de estas dimensiones ha estado pre- desigual de derechos (Artículo 21,1) y obliga al Estado sente desde el inicio del proceso revolucionario venezo- a adoptar medidas positivas (no solo jurídicas, sino tam- lano. Subrayando la articulación entre ambos pilares bién “administrativas”) para convertir la igualdad formal (poder popular y búsqueda de la igualdad), el presidente en igualdad “real y efectiva” (Artículo 21,2) de goce y Chávez ha dicho “Nuestra línea estratégica es la igual- ejercicio de derechos. Reconoce, con ello, la existencia dad, […] nosotros tenemos que acelerar esa línea que hemos de desigualdades fácticas que deben ser corregidas, definido estratégicamente y que debe servir de referencia a trascendiendo así la concepción clásica de la igualdad todo lo que hagamos en este marco social ¿Cómo lograr una jurídica y expresando la búsqueda de la igualdad sus- sociedad justa, de iguales? ¿Cómo eliminar la pobreza?: dán- tantiva. dole poder a los pobres. Esa es una consigna estratégica que Las desigualdades fácticas que sobreviven en la so- deben dominar todo plan, toda acción de todos nosotros en ciedad venezolana se expresan, tanto en las asimetrías cada ente, en cada ámbito, en cada espacio” 2. en la distribución del ingreso o la propiedad de los medios La política pública en materia de convivencia soli- de producción material y simbólica, como en el disfrute daria y derecho a la seguridad que aquí se presenta, se de los derechos de la población; entre ellos el derecho la enmarca en esos pilares del proyecto de sociedad que seguridad ciudadana y el derecho a la justicia. Así, “… nos proponemos construir y se enraiza con el resto de en sociedades desiguales los pobres son tres veces víctimas: las políticas públicas del Gobierno Bolivariano, orienta- víctimas de las condiciones de exclusión y de las injusticias das a respetar, proteger y garantizar los derechos de la sociales…; víctimas del delito, al estar menos protegidos y población. más expuestos a distintos riesgos; y finalmente víctimas de las políticas injustas con que se pretende enfrentar el crimen, II.1.1.- Igualdad sustantiva, justicia social, pero que realmente sólo sirven para perpetuar el orden de co- convivencia y seguridad sas dominantes” (Antillano, 2009). En efecto, la data dis- La “justicia social y la igualdad sin discriminación ni ponible demuestra que son los sectores populares quie- subordinación alguna” es un derecho enunciado en el nes viven una mayor victimización por delitos violentos Preámbulo de la Constitución de la República Bolivari- como el homicidio, por malas prácticas policiales o ju- ana de Venezuela (CRBV). Es, también, un valor superior diciales que constituyen violación a sus derechos y que del ordenamiento jurídico y de la actuación del Estado: conforman cerca del 70% de la población penitenciaria. “Venezuela se constituye en un Estado democrático y social La Gran Misión A TODA VIDA Venezuela se plantea de Derecho y de Justicia, que propugna como valores supe- la búsqueda de la igualdad en el disfrute del derecho a riores de su ordenamiento jurídico y de su actuación […] la la seguridad ciudadana, el derecho a la justicia y la re- igualdad, la solidaridad” (CRBV, Artículo 2). Es, además, paración y la convivencia solidaria, transformando los un derecho autónomo, consagrado en el artículo 21. factores y condiciones que generan o facilitan la violen- El artículo 21 de la CRBV prohíbe expresamente cia, los delitos, los déficit de convivencia o de acceso y situaciones cuyo “resultado” sea un goce o ejercicio satisfacción de la justicia, incluyendo y priorizando a los sectores que más lo necesitan. sarrollo de esta visión tridimensional del tema de la igualdad, puede consultarse: Nancy Fraser “Reinventar la justicia en un mundo globalizado”. New Left Review N° 36, Enero/Febrero 2006. 2 Chávez, El Nuevo Mapa Estratégico, 2004: párrafo 171. ENFOQUE, MARCO POLÍTICO CONCEPTUAL Y PRINCIPIOS 43 DE LA GRAN MISIÓN A TODA VIDA VENEZUELA II.1.2.- Poder popular, autoregulación y policial “vigilantista”, sino de un conjunto de posibles convivencia solidaria acciones transformadoras de la realidad y favorecedo- La participación popular es consagrada en la CRBV ras de la convivencia pacífica, en donde el Estado no como un “…medio necesario para lograr el protagonismo abdica de sus obligaciones y la comunidad ejerce poder [del pueblo] que garantice su completo desarrollo, tanto in- sobre la vida colectiva. Algunos ejemplos de estas ac- dividual como colectivo” (artículo 62). La participación ciones son el establecimiento de normas de conviven- y el autogobierno popular, en el mundo de la produc- cia y la organización para la autoregulación de la vida ción o en la vida comunitaria, trascendiendo el caráct- comunitaria y la resolución pacífica de conflictos; la er puramente local para articularse en un proyecto de contraloría social a la función policial; la correspon- país, es un elemento central del modelo de democracia sabilidad en la protección de sectores vulnerables ante socialista en construcción3. la violencia y en el estímulo a su participación y pro- La CRBV prevé la “…participación de los ciudadanos y tagonismo en la transformación de las condiciones que ciudadanas en los programas destinados a la prevención, se- los oprimen (jóvenes, niñas/os, mujeres, ancianos/as) guridad ciudadana y administración de emergencias” (Artí- o; la intervención del hábitat, modificando su uso para culo 55). La organización y protagonismo popular se prácticas violentas por un uso colectivo. relacionan de diversas maneras con los temas de vio- La Gran Misión A TODA VIDA Venezuela se pro- lencia y convivencia. Por una parte, en comunidades pone incentivar los círculos virtuosos existentes entre, desorganizadas, fragmentadas y con débiles lazos cul- por una parte, la participación, organización y protago- turales, la violencia y los déficit de convivencia, en gen- nismo popular y, por otra, los ambientes libres de miedo, eral, se empoderan y generan un círculo vicioso que seguros y de convivencia solidaria que facilitan el ejer- obstaculiza las posibilidades de la organización popu- cicio de los derechos. lar; ocurriendo justo lo contrario en las comunidades más organizadas, con lazos fuertes y una cultura de II.2.- La dimensión multidimensional de los la convivencia pacífica más extendida. Por otra parte, problemas de inseguridad y la dimensión como lo señala el presidente Chávez, existen múltiples multiagencial de las estrategias de seguridad mecanismos de participación que coadyuvan a la se- guridad ciudadana en los espacios locales: “…el tema Los nuevos escenarios de la inseguridad se desmar- de la seguridad ciudadana, la seguridad en las calles. Ese can de la comprensión tradicional del delito, tanto por es un tema que sin la participación del pueblo […] no tiene involucrar conductas y procesos no tipificado como ta- arreglo. Es algo que no tiene solución sin la participación les (las llamadas “incivilidades”, el debilitamiento de la organizada. Se trata del poder del pueblo para combatir esos tolerancia y la convivencia ciudadana, el miedo al delito, males sobre su espacio” 4. necesidad de atención a víctimas y grupos vulnerables), No se trata de que la comunidad asuma obligaciones como por la importancia causal de factores que no son del Estado en materia del uso de la fuerza o una lógica tratados por las estrategias penales y convencionales 3 Hugo Chávez, en Aló Presidente Teórico Nª 1. Publicado en: Comunas, (exclusión social, factores situacionales, organización y Propiedad y Socialismo. Minci, 2009 Caracas. Consulta en línea: http://www.iutcaru- pano.edu.ve/libros_iut/comunas_propiedad_y_socialismo.pdf ). participación de la comunidad, etc.). 4 Ídem. ENFOQUE, MARCO POLÍTICO CONCEPTUAL Y PRINCIPIOS 44 DE LA GRAN MISIÓN A TODA VIDA VENEZUELA Esta naturaleza diversificada, compleja y multifac- La evaluación de las intervenciones en seguridad seña- torial o multidimensional de la inseguridad requeriría lan que los efectos de la intervención aislada de deter- su abordaje por parte de diversos actores, no necesaria- minada agencia pueden verse neutralizados o incluso mente restringidos al ámbito penal o a tareas de seguri- revertidos por las intervenciones de otras agencias del dad, que puedan actuar desde distintos enfoques sobre mismo Estado. De igual forma, para que una interven- las manifestaciones y condicionantes de estos proble- ción funcione, debe plantearse dentro de un contexto mas. Adicionalmente, considerando esta misma ver- más general de procesos y prácticas que definen formas satilidad de los problemas de inseguridad, frente a una más amplias de control social, sobre las que la interven- misma situación puede acudirse a los servicios de una u ción puntual debería apoyarse, pues de lo contrario sus otra agencia, o requerirse la intervención simultánea y efectos serán limitados y dudosos. conjunta de distintos organismos. Las estrategias convencionales de control, centra- II.3.- Conceptualizando la convivencia solidaria y das exclusivamente en la respuesta reactiva al delito, no el derecho a la seguridad ciudadana parecen suficientes para atender a los nuevos escenarios de la inseguridad, requiriéndose en contraste medidas El reconocimiento del carácter multidimensional que se dirigen a la detección y reducción de riesgos si- de la seguridad y la multiagencialidad de sus políticas, tuacionales y a la gestión de grupos vulnerables, así ha conducido incluso a redefinir el concepto mismo de como a actuar sobre factores estructurales que se aso- seguridad. Tradicionalmente, la noción de seguridad (o cian con estos riegos y vulnerabilidades. Esto demanda sus equivalentes, como orden público, seguridad nacio- definir nuevas estrategias que actúan más allá del ám- nal, seguridad pública, etc.) se asoció con la protección bito penal, y reorientar estrategias no vinculadas en su del orden legal (reducción y represión de delitos) o con el origen a la criminalidad (políticas de salud, intervencio- mantenimiento del orden institucional, revistiendo un nes urbanas, medidas de atención social, estímulo a la talante puramente punitivo o, en el segundo caso, auto- organización, autoregulación y protagonismo popular) ritario, propio de los regímenes militares que plagaron el hacia objetivos preventivos. continente. En ese sentido, el discurso de “la seguridad” Por otro lado, las intervenciones atomizadas de las se vinculó casi exclusivamente a la cuestión de la crimi- distintas agencias suponen, incluso entre las instancias nalidad, común o política (Baratta, 1997; Sozzo, 2000; penales, descoordinación y desencuentro, por lo que se Pegoraro, 2001). requiere sustituir o complementar la actuación autóno- Las nuevas conceptualizaciones de la seguridad ciu- ma e independiente, muchas veces en competencia con dadana, por el contrario, enfatizan en su relación con otras agencias, por esquemas de cooperación y coordi- las condiciones para el libre ejercicio de los derechos y la nación. ciudadanía, el desarrollo integral de la persona y de la Finalmente, ninguna intervención opera en un es- comunidad, el logro de la convivencia pacífica y solida- pacio social e institucional vacío, sino que interactúa ria, la participación, la inclusión social y la gobernabi- con otras políticas públicas, así como expectativas y lidad democrática. Superando los estrechos límites de la prácticas sociales que concurren en el mismo espacio. lucha contra el delito o su subordinación a las agendas ENFOQUE, MARCO POLÍTICO CONCEPTUAL Y PRINCIPIOS 45 DE LA GRAN MISIÓN A TODA VIDA VENEZUELA de las élites e instituciones. La seguridad se entiende en- ganos de seguridad ciudadana, en los procesos de pre- tonces como un estado que se orienta a garantizar los vención y control de delitos, faltas, conflictos violentos, derechos, promover el desarrollo y construir contextos “incivilidades”, desastres naturales o cualquier otra situ- más democráticos e inclusivos, lo que supone la necesi- ación que puedan afectar el ejercicio de derechos. dad de involucrar a actores diversos que se relacionan con estos objetivos. Más que de lucha contra la delin- II.4.- Principios de la Gran Misión A TODA VIDA cuencia, la seguridad se orienta a crear ambientes y so- Venezuela ciedades propicios para la convivencia solidaria, la paz, y el desarrollo pleno. Los principios que orientan la Gran Misión A TODA En este contexto debe ser entendido el concepto de VIDA Venezuela, son los siguientes: seguridad ciudadana presente en la CRBV. El artículo 55 del texto constitucional plantea los alcances del derecho a la seguridad, indicando que “toda persona tiene derecho II.4.1.- Igualdad Sustantiva y Derecho a la no a la protección por parte del Estado a través de los órganos Discriminación de seguridad ciudadana regulados por ley, frente a situacio- Basado en los principios y derechos constitucionales nes que constituyan amenaza, vulnerabilidad o riesgo para citados previamente, la Gran Misión apunta a mejorar la integridad física de las personas, sus propiedades, el dis- las condiciones de convivencia y seguridad ciudadana frute de sus derechos y el cumplimiento de sus deberes”. Se para toda la población, sin discriminación, apuntando trata, claramente, de un concepto que coloca el énfasis a corregir inequidades en el disfrute de los derechos de en la protección de los derechos de las personas (y no en la población. La búsqueda de la igualdad sustantiva y el “orden público” o la “seguridad nacional”), frente a la universalización del desfrute de los derechos, a partir situaciones que incluyen pero trascienden la ocurrencia del reconocimiento de las desigualdades fácticas, impli- delictiva. Las amenazas a los derechos pueden ser de ori- ca priorizar la acción de la Gran Misión en aquellos te- gen antrópico (accidentes generados por el ser humano, rritorios y poblaciones que más lo necesiten. delitos, faltas, conflictos violentos, “incivilidades”, etc) o natural (desastres o accidentes naturales), por lo que II.4.2.- Corresponsabilidad, participación y movilización son órganos de seguridad ciudadana las policías osten- popular sivas (que incluyen el servicio de vigilancia y seguridad La Gran Misión generará alianzas con sectores vial), las policías de investigación, los bomberos y el ser- sociales y organizaciones populares, tanto para la va- vicio de protección civil y administración de desastres lidación de su diseño (diagnóstico, objetivos y medios), (Artículos 332). que se asume provisorio e insumo para la discusión pú- Pero al estar centrado en la protección de los blica; como para la ejecución y evaluación de la propia derechos, este concepto de seguridad ciudadana debe Gran Misión. El fortalecimiento de la organización y mo- ser entendido a la luz del principio de interdependencia vilización popular en torno a sus derechos, es entendido e indivisibilidad de los derechos (Artículo 19), lo que aquí como un componente fundamental de la conviven- involucra a otras agencias estatales, además de los ór- cia solidaria, que la Gran Misión apunta promover. ENFOQUE, MARCO POLÍTICO CONCEPTUAL Y PRINCIPIOS 46 DE LA GRAN MISIÓN A TODA VIDA VENEZUELA II.4.3.- Enfoque de derechos e interdependencia Gran Misión, es el criterio rector de la gestión. La Gran Misión adopta el enfoque de derechos BARRIOS, L. (1993): Familia y Televisión. Caracas: humanos. En consecuencia, sus acciones son vistas Monte Ávila Editores Latinoamericana. como el cumplimiento de obligaciones del Estado en ma- (1999) “La violencia en los medios. Estudio global teria de garantía de derechos, que pueden y deben ser de los medios”. En: Boletín 49 Proyecto Principal de exigidas por la población. En el desarrollo de la Gran Mi- Educación en América Latina y el Caribe. Santiago de sión la población, y en particular los sectores populares, Chile, UNESCO, agosto.S, E (1996): “La televisión ve- deben ser fortalecidos y empoderados en su conciencia nezolana y la formación de estereotipos en el niño, 30 de derechos, en el acompañamiento crítico-propositivo años después”,en Extramuros Nº 8, Caracas, Facultad del desarrollo de la Gran Misión. de Humanidades y Educación UCV. La Gran Misión involucra el cumplimiento de un conjunto interdependiente de derechos, entre los que se encuentran el derecho a la seguridad, a la justicia, a la vida, a la libertad personal, a la integridad personal, a la educación, al trabajo, a la seguridad social, a la parti- cipación y la democracia directa, a la recreación, entre otros. Por tal razón, se trata de una política pública en- raizada al resto de las políticas del Gobierno Bolivariano, orientadas a la construcción de la máxima felicidad po- sible y la vida digna. II.4.4.- Interagencialidad y Articulación La Gran Misión es un esfuerzo interagencial, en donde se articulan de manera colaborativa instituciones del sistema de justicia penal con instituciones públicas responsables de derechos sociales y atención a grupos vulnerables II.4.5.- Transparencia y eficiencia La Gran Misión es transparente en su gestión, por lo que contará con un sistema de indicadores de estruc- tura, proceso y resultado que permita su monitoreo, evaluación y rendición de cuentas. El uso racional del talento humano y de los recursos materiales y presu- puestarios, en función del logro de sus metas y objetivos, en apegado a los principios y enfoque ético-político de la 47 III VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A TODA VIDA VENEZUELA III.1.- Prevención Integral y Convivencia Solidaria III.2.- Fortalecimiento de los órganos de seguridad ciudadana III.3.- Transformación del Sistema de Justicia Penal y Creación de mecanismos alternativos de Resolución de Conflictos III.4.- Modernización del Sistema Penitenciario venezolano L III.5.- Sistema Nacional de Atención a Víctimas de Violencia III.6.- Creación y socialización de conocimiento para la convivencia y la seguridad ciudadana La Gran Misión A TODA VIDA VENEZUELA, tiene sistema penitenciario venezolano; 5. Sistema Nacional de como objetivo general: Atención Integral a Víctimas de Violencia, y 6. Creación y Socialización de conocimiento para la convivencia y la “Disminuir la ocurrencia de situaciones vin- seguridad ciudadana. culadas con el delito, faltas, incivilidades, acciden- Si bien, estos vértices tienen una especificidad, deben talidad vial, desastres o emergencias que consti- ser entendidos en una perspectiva articulada, puesto que tuyan amenaza, vulnerabilidad o riesgo para el van a requerir de la acción conjunta de diferentes instan- disfrute de los derechos de la población, a través cias del gobierno y poderes del Estado. de la modificación de las condiciones estructura- Cada vértice establece un objetivo general del cual se les, situacionales e institucionales que las hacen desprenden varias líneas estratégicas, de las cuales a su posible, en el campo de la prevención y el control, vez, se desprenden un conjunto de acciones programáti- en un marco de estímulo a la organización y movi- cas. En total se proponen 29 líneas estratégicas y 124 lización popular, la búsqueda de la igualdad social acciones programáticas. sustantiva y con perspectiva de derechos huma- Las acciones programáticas contenidas en cada vér- nos”. tice tendrán alcance nacional en algunos casos y foca- lización territorial en otros. Los criterios de prioridad se Para alcanzar este objetivo la Gran Misión se erigirá explican en el capítulo correspondiente al alcance de la sobre seis ejes estratégicos o vértices, construidos a partir Gran Misión. de los factores generadores de la violencia que se mencio- naron anteriormente. Estos vértices son: 1. Prevención III.1.- PREVENCIÓN INTEGRAL Y CONVIVENCIA integral y convivencia solidaria; 2. Fortalecimiento de los SOLIDARIA órganos de seguridad ciudadana; 3. Transformación del sistema de Justicia Penal y creación de mecanismos alter- Concepto nativos de resolución de conflictos; 4. Modernización del La prevención integrada, incluye y articula tácti- VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 48 TODA VIDA VENEZUELA cas de prevención social, situacional y comunitaria5. Se arriba citados se concentran en situaciones vinculadas trata de intervenciones ex – ante, que apuntan a evitar con la ocurrencia delictiva, los conflictos violentos, las la ocurrencia de las situaciones identificadas como lesi- faltas e incivilidades; las situaciones lesivas que se prio- vas para el disfrute de derechos de la población, es decir, rizan de cara a su prevención en la Gran Misión A TODA “procurando llegar antes que el delito con las soluciones, el VIDA VENEZUELA, incluyen, también, a la accidenta- protagonismo de los ciudadanos y de sus organizaciones en lidad vial, emergencias, desastres y accidentalidad en la toma de decisiones que les atañen, la capacitación, la soli- general. daridad, la coordinación intergubernamental, la articulación La Gran Misión A TODA VIDA VENEZUELA, prioriza entre organismos oficiales y organizaciones no estatales” un enfoque participativo, por lo que más que destina- (Ciafardini, 2005). tarios de una política se busca el protagonismo de las La prevención social incluye medidas de corte es- poblaciones involucradas, en la transformación de los tructural que implican la promoción del “…bienestar de contextos y condiciones que los hacen vulnerables. las personas y fomentar un comportamiento favorable a la sociedad mediante la aplicación de medidas sociales, econó- micas, [culturales,] de salud y de educación”6. La preven- Objetivo General ción social puede ser difusa, dirigida hacia toda la socie- Reducir el riesgo de ocurrencia delictiva, faltas, con- dad, o concentrada, dirigida a sectores particularmente flictos violentos, accidentalidad vial, desastres o emer- vulnerables a la violencia. La prevención comunitaria gencias, a través de intervenciones multiagenciales y apunta a “modificar las condiciones existentes en los vecin- procesos de participación popular, que se anticipen a la darios [comunidades] que influyen en la delincuencia, la comisión de las mismas, actuando sobre sus factores ge- victimización y la inseguridad […] mediante el fomento de neradores y promoviendo la convivencia solidaria y una iniciativas, la aportación de experiencia y la decisión de los cultura de derechos humanos. miembros de la comunidad”7. La prevención situacional actúa “…reduciendo oportunidades de cometer [delitos], 1. Línea estratégica aumentando para los delincuentes el riesgo de ser detenidos y Promover un nuevo sistema de valores morales, reduciendo al mínimo los beneficios potenciales, incluso me- principios y prácticas orientado a la nueva ética socia- diante el diseño ambiental, y proporcionando asistencia e in- lista, la convivencia pacífica, los derechos humanos, la formación a víctimas reales y potenciales”8. La prevención solidaridad y la prevención de la violencia, el delito, las para la reintegración supone proporcionar “…asistencia faltas, las “incivilidades” y la accidentalidad, así como la para la reintegración social de los delincuentes y otros meca- adecuada actuación ante emergencias y desastres, en el nismos preventivos (programas de reintegración)”9. ámbito familiar, comunitario y social. Aunque, por ser los más extendidos, los conceptos Acciones programáticas 5 Se excluye de este Vértice las intervenciones del sistema de justicia penal que pueden implicar prevención de hechos delictivos, faltas o incivilidades, a. Diseño y ejecución de una campaña por la pues están incluidas en otro Vértice de la Gran Misión A TODA VIDA VENEZUELA. 6 Directrices para la prevención del Delito, Resolución 2002/13 del Conse- Convivencia Pacífica y Solidaria, que in- jo Económico y Social de la Organización de Naciones Unidas 7 Ídem volucre la difusión de mensajes por medios 8 Ídem 9 Ídem VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 49 TODA VIDA VENEZUELA masivos y acciones públicas de movilización, dres que ejecute un programa nacional de for- debate y formación, y que incluya de manera mación familiar, facilitado por una alianza de prioritaria las siguientes líneas temáticas: 1.- instituciones y organizaciones sociales, prio- Prevención del consumo irracional de alcohol, rizando la convivencia y el respeto a los dere- 2.- Prevención del consumo de drogas y otras chos. Alcance: Nacional con énfasis en territorio sustancias adictivas; 3.- Prevención de la vio- priorizado. lencia contra la mujer y la niñez 4.- Promoción de un modelo de masculinidad no violenta, 5.- 2. Línea estratégica Prevención de la accidentalidad vial, 6.- Pre- Promover en centros educativos e instituciones de vención de riesgos y actuación adecuada ante educación superior, la movilización en torno a los dere- emergencias, 7.- Interpelación al consumismo chos humanos, la creación y aplicación de las normas juvenil, señalando su vínculo con la violencia, de convivencia, la prevención de accidentes de tránsito y 8.- Aspiracional juvenil: modelos de ser joven, la actuación adecuada en emergencias y desastres. alegres y transformadores/as, visibilizando al- ternativas a la violencia 9.- Promoción del des- Acciones programáticas arme 10.- Promoción de la resolución pacífica a. Diseño y aplicación de un Programa Nacio- de los conflictos, 11.- Promoción de la organi- nal de formación y estímulo a la organi- zación del poder popular para la convivencia zación estudiantil sobre seguridad ciuda- solidaria. Alcance: Nacional en su dimensión me- dana y convivencia solidaria a fin de incen- diática y en territorio priorizado, en su dimensión tivar una cultura a favor de la resolución pací- presencial. fica de conflictos en el ámbito escolar. Alcance: b. Realización de una consulta abierta y plural Escuelas y Liceos del Territorio priorizado con el fin de construir un Acuerdo Nacional b. Diseño y aplicación de un Programa de pro- sobre el rol de los medios de comunicación y moción del servicio comunitario univer- la publicidad, para la convivencia y la solidari- sitario para los grupos sociales y comunida- dad. Alcance: Nacional des con problemas de violencia que permita c. Creación de un Observatorio sobre violen- ampliar su atención, al mismo tiempo que se cia en los medios de comunicación ma- propicia la incorporación de estos temas en la siva a fin de identificar tendencias y levantar formación de nuevos y nuevas profesionales. alertas para elaborar recomendaciones al po- Alcance: Escuelas y Liceos del Territorio prioriza- der público nacional y a la sociedad en general, do. tendientes a promover la convivencia y la paz c. Diseño de un Programa Nacional de forma- y el tratamiento adecuado de la violencia, en ción docente para la investigación, pre- particular la criminal. Alcance: Nacional vención y abordaje de la violencia a fin de d. incentivar una cultura a favor de la conviven- e. Creación de una Escuela para Padres y Ma- cia, la no discriminación y la resolución pacífi- VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 50 TODA VIDA VENEZUELA ca de conflictos en el ámbito escolar, impulsada b. Ejecución de un proceso masivo de inclu- por los y las docentes. Alcance: Escuelas y Liceos sión educativa para jóvenes que estén fuera del Territorio priorizado. del sistema escolar, a través del reimpulso y d. Plan para el fortalecimiento de los procesos puesta en funcionamiento de ambientes de la de acuerdos en torno a las normas de con- Misión Ribas y Misión Ribas Técnica, especial- vivencia y la promoción de defensorías mente diseñados para jóvenes y el estímulo a escolares a fin de consolidar mecanismos que la prosecución de estudios para la formación favorezcan una cultura de la resolución pací- profesional y técnica. Alcance: Comunidades del fica de conflictos en el ámbito escolar. Alcance: Territorio priorizado y expansión progresiva Escuelas y Liceos de Nacional Territorio priorizado c. Instauración y fortalecimiento de Escuelas y e. Diseño y ejecución de un programa escolar programas de Creación Cultural y Movi- con tres componentes: prevención de lización para jóvenes que problematicen y su- accidentes de tránsito, emergencias y de- peren la cultura del consumo mediante el acti- sastres, a fin de asegurar que existan conoci- vismo y la elaboración de productos culturales. mientos adecuados que permitan desarrollar Alcance: Comunidades del Territorio priorizado conductas responsables frente a estos eventos. d. Promoción de prácticas deportivas perma- Alcance: nacional con territorio priorizado. nentes en comunidades, a través de la do- tación de equipos, entrenadores/as y adecua- ción de espacios con el fin de promover la sana 3. Línea estratégica recreación. Alcance: Comunidades del Territorio Aumentar la inclusión juvenil, a través de una oferta priorizado y expansión progresiva. institucional que disminuya la desocupación, la exclu- sión escolar y aumente la producción cultural crítica de 4. Línea estratégica los/as jóvenes en situación de vulnerabilidad o en con- Promover una cultura a favor de la convivencia flicto con la ley, al tiempo que estimule su protagonismo. solidaria y la resolución pacífica de conflictos en los es- Acciones programáticas pacios formales y no formales de recreación y uso del a. Diseño y ejecución, en el marco de la Gran tiempo libre. Misión Saber y Trabajo, de un Programa na- cional de economía comunal y trabajo Acciones programáticas socio-productivo para jóvenes en situa- a. Impulso del Plan Nacional de Recreación ción de vulnerabilidad o en conflicto con la dirigido por el Ministerio de Educación con ley, que incluya procesos de formación laboral un enfoque lúdico simbólico que promueva la y ético-política, facilitación de acceso a desti- convivenca solidaria y la resolución pacífica de nos laborales públicos y privados, desarrollo de conflictos. Alcance: territorio priorizado Acciones programáticas socioproductivos y de b. Creación de espacios formativos y lúdico- acompañamiento. Alcance: Comunidades del Te- recreativos permanentes y no permanentes rritorio priorizado y expansión progresiva VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 51 TODA VIDA VENEZUELA para niños, niñas y adolescentes que promue- Comunidades del Territorio priorizado y expansión va el sano uso del tiempo libre. Alcance: territo- progresiva rio priorizado c. Creación de un Fondo Nacional para el fi- c. Fortalecimiento de las organizaciones co- nanciamiento de Acciones programáticas munitarias juveniles que se dediquen a la de investigación y comunitarios de conviven- promoción y desarrollo de iniciativas recreati- cia pacífica y solidaria, prevención del delito, vas con énfasis en la convivencia y la resolu- de las faltas, de la violencia, de la accidentali- ción pacífica de conflictos. Alcance: territorio dad vial y el manejo de desastres y emergen- priorizado cias, que priorice Acciones programáticas tipo en áreas estratégicas y facilite un acompaña- 5. Línea estratégica miento técnico y la sistematización de expe- Promover la organización y movilización popular riencias. Alcance: Nacional en torno a la convivencia pacífica y solidaria; la preven- ción de delitos, faltas, “incivilidades” y conflictos violen- 6. Línea estratégica tos; y la administración de desastres y accidentalidad, Diseñar e implementar una política pública integral a través del financiamiento de Acciones programáticas sobre el control de armas y municiones y el desarme, que modifiquen las condiciones dentro de las comunida- con el fin de reducir oportunidades para la ocurrencia des, el acompañamiento técnico-político, la formación de la violencia delictiva. en la materia, el registro y estímulo a buenas prácticas Acciones programáticas y el impulso a espacios de articulación social de expe- a. Diseño y recomendación a los órganos y entes riencias. competentes, políticas públicas para la ejecu- ción de procesos de control, regulación le- Acciones programáticas gal y desarme, basadas en la realización de a. Diseño y ejecución de un Registro nacional investigaciones especializadas y una consulta de experiencias de promoción de la convi- pública nacional. Alcance: nacional vencia solidaria, la prevención del delito y de b. Diseño y recomendación a los órganos y entes las faltas, la conflictividad violenta, la acci- competentes, los operativos de registro y dentalidad vial y la actuación ante desastres marcaje de armas y de municiones, a fin y emergencias, con el fin de conocer, articular, de controlar y hacer seguimiento a las armas difundir, estimular y premiar buenas prácticas y municiones utilizadas en la comisión de he- en la materia. Alcance: Nacional chos delictivos y determinar los responsables b. Diseño y ejecución de un Programa nacional en los casos donde se empleen las armas de fue- de formación popular para la convivencia go, con el propósito de ejercer medidas contra pacífica y solidaria, la prevención del delito, de el tráfico ilegal de municiones, especialmente las faltas, la violencia, la accidentalidad vial y las desviaciones por parte de los funcionarios el manejo de desastres y emergencias. Alcance: adscritos a los organismos de seguridad públi- VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 52 TODA VIDA VENEZUELA ca. Alcance: Nacional h. Promover a los órganos y entes competentes, c. Diseño y recomendación a los órganos y entes la suscripción de instrumentos normati- competentes, la implementación de proto- vos mediante los cuales se acuerde la Restric- colos de formación policial en materia de ción y Control de armas en espacios específi- decomiso, recolección, almacenaje y, even- cos. Alcance: Nacional tualmente, destrucción de armas, así como la i. Sugerir a los órganos y entes competentes, ini- definición de estándares para las salas de evi- ciar el desarme dentro de los centros peni- dencia. Alcance: Nacional tenciarios, estableciendo los controles nece- d. Diseño y recomendación a los órganos y entes sarios para impedir el reingreso de las mismas competentes, el despliegue de una política a la población privada de libertad. Alcance: Na- de prevención, control, detección sobre cional adolescentes que porten, exhiban y, eventual- j. Recomendación a los órganos y entes compe- mente, usen armas de fuego, incluyendo medi- tentes, la adopción de normas de restric- das preventivas especiales para el sistema esco- ción del porte y uso de armas de fuego en lar. Alcance: Nacional espacios públicos como parques, plazas, es- e. Diseño y recomendación a los órganos y entes pacios deportivos, centros nocturnos y otros, competentes, la aplicación de procesos de re- así como en áreas geohumanas determinadas. cepción, almacenaje temporal y destruc- Alcance: Nacional ción de las armas, contemplando procesos k. Establecimiento de controles y restricciones so- de entrega voluntaria o entrega compulsiva, bre la importación y comercialización de de ser necesario. Alcance: Nacional armas y municiones para la población civil. f. Recomendación a los órganos y entes compe- l. Recomendación a los órganos y entes compe- tentes, la aplicación de auditorías de todas tentes, la supervisión y restricción al otor- las armas que reposan en las salas de eviden- gamiento de portes de armas para la pobla- cia de los cuerpos policiales, a fin de calificar ción civil. Alcance: nacional el estatus jurídico de las mismas. Alcance: Na- cional 7. Línea estratégica g. Recomendación a los órganos y entes compe- Organizar un sistema de prevención del consumo de tentes, la destrucción masiva y permanen- drogas legales e ilegales y el control y regulación de la te de las armas recuperadas, especialmente venta de alcohol; así como la atención a personas con aquellas que reposan en las salas de evidencia adicción, mediante mecanismos institucionales y co- de los cuerpos de policía, implementando el uso munitarios que potencien la organización popular en de la prueba anticipada (registro de la eviden- torno a estos problemas. cia), a fin de proceder a corto plazo a destruir el arma incautada o vinculada con la comisión Acciones programáticas de un hecho punible. Alcance: Nacional a. Fortalecimiento y ampliación de la ofer- VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 53 TODA VIDA VENEZUELA ta de tratamiento, mediante la creación de 9. Línea estratégica comunidad terapéutica, grupos de apoyo soli- Definir una política pública en materia de seguridad dario y ambulatorios. Ampliación de la capa- privada que coadyuve a la prevención en el campo de cidad de atención del hospital y creación de la seguridad ciudadana, mediante el establecimiento de programas de tratamientos de alcohólicos y mecanismos de regulación y control para las empresas tóxico-dependientes. Alcance: nacional con énfa- de vigilancia privada y de coordinación de sus activida- sis en los territorios priorizados des con los órganos de seguridad del Estado. b. Control y regulación de venta de alcohol, Acciones programáticas mediante mecanismos como el toque de queda a. Elaboración a partir de un diagnóstico y una para venta de bebidas alcohólicas, la regula- consulta nacional, de un modelo de opera- rización de ventas ilegales, las sanciones a la ción para las empresas que se dedican a la se- venta ilegal que persista y el control de ingreso guridad privada en el país. Alcance: Nacional de transportes de bebidas alcohólicas a las co- b. Estandarización y control público de los munidades. Alcance: nacional con énfasis en los procesos de ingreso de personal, capacitación territorios priorizados y reentrenamiento, equipamiento y dotación, organización y funcionamiento de las empre- 8. Línea estratégica sas de vigilancia privada, inlcuyendo las que Favorecer la recuperación, construcción, ocupación contrata el sector público, de modo que haya y uso de espacios públicos, que posibiliten a las comu- criterios compartidos en torno a esta actividad nidades la convivencia, la recreación y la organización y renovar la legislación vigente al respecto. Al- popular. cance: Nacional c. Fortalecimiento de una estructura nacional Acciones programáticas pública que realice el mapeo de las empresas a. Elaboración por parte de organizaciones popu- privadas y establezca directrices y espacios de lares de cartografías participativas de la coordinación para su colaboración subordi- violencia y de los espacios públicos de las nada con los órganos de seguridad ciudada- comunidades a fin de diagnosticar las necesi- na; además que esté facultada para habilitar, dades de intervención espacial. Alcance: nacio- intervenir o suspender el servicio si no siguen nal con énfasis en los territorios priorizados las orientaciones y normas mínimas comunes b. Realización de intervenciones espaciales exigidas por el Órgano Rector en la materia. Al- en las comunidades y zonas de gran mo- cance: nacional vilidad, en alianza pueblo-gobierno, con el fin d. Diseño de un sistema de alertas tempranas de propender al mejoramiento del hábitat y la que permita detectar posibles hechos punibles disminución de situaciones conflictivas y vio- y atender la situación con prontitud con los ór- lentas. Alcance: nacional con énfasis en los terri- ganos de seguridad que corresponda. Alcance: torios priorizados Territorio priorizado. VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 54 TODA VIDA VENEZUELA do que favorezca un estado de sosiego, certidumbre y confianza en la población, además de respuestas in- III.2.- FORTALECIMIENTO DE LOS ÓRGANOS DE mediatas e integrales a los problemas de seguridad. SEGURIDAD CIUDADANA La unificación de criterios en torno a las funciones, com- petencias, niveles de intervención, la puesta en marcha Concepto de sistemas compartidos de información, la estandariza- La constitución de la República Bolivariana de Ve- ción de formas de actuación, del equipamiento y la do- nezuela, en su artículo 55, expresa que todas las perso- tación, así como de la profesionalización, los regímenes nas tienen derecho a la protección por parte del Estado, de organización y funcionamiento interno, son parte de a través de los órganos de seguridad regulados por Ley, un proceso de refundación de un sistema funcionarial frente a situaciones que constituyan amenazas, vulne- en el ámbito de la seguridad que requiere de miradas sis- rabilidad o riesgo para la integridad física de las per- témicas que potencien la integralidad en la intervención sonas, sus propiedades, el disfrute de sus derechos y el temprana y en la reacción oportuna frente a situaciones cumplimiento de sus deberes. El mandato constitucio- que constituyan amenaza, vulnerabilidad o riesgo. nal expresa claramente que los órganos de seguridad del El objetivo de este vértice de la Gran Misión A TODA Estado respetarán la dignidad humana y los derechos VIDA VENEZUELA es transformar y potenciar a los órga- humanos de todas las personas. nos de seguridad ciudadana desde un enfoque integral Adicionalmente el artículo 332 señala que el Ejecu- y sistémico que les permita garantizar efectivamente el tivo Nacional, para mantener y restablecer el orden pú- derecho a la seguridad ciudadana, bajo estricto apego blico, proteger a los ciudadanos y ciudadanas, hogares y a los derechos humanos, observando los principios de familias, apoyar las decisiones de las autoridades com- comunicación, reciprocidad y cooperación para el logro petentes y asegurar el pacífico disfrute de las garantías de sus propósitos. constitucionales, de conformidad con la ley, organizará un cuerpo uniformado de Policía Nacional, un cuerpo Objetivo general de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, Crear las condiciones institucionales para confor- un cuerpo de Bomberos y Bomberas y administración mar una estructura nacional, estadal, municipal y pa- de emergencias de carácter civil y finalmente una orga- rroquial conformada por los organismos competentes nización de Protección Civil  y administración de desas- en materia de prevención y control del delito, con una tres. perspectiva integral a fin de garantizar el disfrute y ejer- El mandato constitucional de garantizar el dere- cicio de los derechos de la población. cho a la seguridad a través de los órganos destinados para tal fin, exige avanzar hacia un proceso de trans- 1. Línea estratégica formación institucional de estos órganos para: 1) do- Lograr la puesta en funcionamiento eficiente del sis- tarlos de las facultades profesionales, técnicas y ma- tema integrado de policía de cara a optimizar el servicio teriales que les permitan ser eficaces y eficientes en el de la policía ostensiva bajo el enfoque del nuevo modelo. ejercicio de sus funciones, 2) diseñar mecanismos de Acciones programáticas articulación institucional para el trabajo coordina- VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 55 TODA VIDA VENEZUELA a. Fortalecimiento del Órgano Rector con fa- rrollo de las salas situacionales y los centros de cultades de dirección, control y evaluación de operaciones de los cuerpos policiales corres- los órganos que forman parte del sistema inte- pondientes. Alcance: Territorio priorizado grado de policía, mediante el diseño de pro- e. Dotación básica e institucional a todos los tocolos de organización y funcionamien- cuerpos policiales del país, de acuerdo a las to para la habilitación, intervención y sus- necesidades identificadas y según los criterios pensión de los cuerpos policiales, así como los técnicos diseñados por el Consejo General de protocolos para la instalación, organización y Policía como órgano asesor al Ministerio del funcionamiento del sistema integrado de poli- Poder Popular con competencia en materia de cía según lo ordena la legislación vigente, ha- seguridad ciudadana. Alcance: Nacional con én- ciendo énfasis en la oficina nacional de super- fasis en el territorio priorizado visión disciplinaria para el control de prácticas f. Expansión y consolidación de la Universidad policiales desviadas. Alcance: Nacional Nacional Experimental de la Seguridad b. Desarrollo, según los criterios del Ejecutivo (UNES) como la institución universitaria espe- Nacional, del plan de despliegue territorial cializada en la profesionalización y el desarro- del Cuerpo de Policía Nacional Bolivaria- llo integral de funcionarias y funcionarios de na con la totalidad de los servicios básicos y la seguridad ciudadana, mediante el desarrollo aquellos servicios especializados que le asigna de una política de inversión para desplegar el la legislación vigente, mediante el desarrollo plan de construcción de las sedes universita- de una política de inversión que garantice un rias de acuerdo la división político territorial servicio policial adecuado a los estándares na- del país, así como para generar una formación cionales. Alcance: Nacional con énfasis en el terri- de calidad bajo el modelo educativo implemen- torio priorizado. tado por UNES. Alcance: Nacional. c. Adopción de los protocolos y estándares g. Fortalecimiento del Fondo Interguber- vinculados con la estructura, organización, namental para el Servicio de Policía, me- carrera, régimen funcionarial, actuación, des- diante el cual las autoridades de policía podrán empeño, supervisión y controles de cara a con- acceder a recursos para el mejoramiento insti- solidar el nuevo modelo policial venezolano, tucional. Alcance: Nacional con énfasis en el te- mediante la puesta en marcha de un sistema rritorio priorizado de asistencia técnica y evaluación del servicio h. Diseño e implementación de la Red de Tele- de policía. Alcance: Nacional con énfasis en el te- comunicaciones policiales para la seguri- rritorio priorizado dad ciudadana que permita a todos los cuer- d. Adopción del sistema de vigilancia y patru- pos policiales recibir y transmitir voz, data o llaje en el territorio priorizado, según lo indica imágenes, mediante frecuencia y claves comu- el nuevo modelo policial, junto al programa nes para actuar de manera coordinada y con nacional de atención a las víctimas y el desa- alta concordancia en los tres niveles político- VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 56 TODA VIDA VENEZUELA territoriales de modo que se haga eficiente su en el marco del sistema de justicia y dentro de la accionar operativo. Alcance: Nacional estructura de los Poderes Públicos como órgano i. Diseño e implementación del sistema 171 a constitucional de seguridad ciudadana especiali- nivel nacional que permita a los ciudadanos zado en investigación criminal y apoyo a la justicia solicitar y recibir auxilio oportuno en casos de penal. Alcance: nacional emergencia o denunciar delitos o faltas que re- b. Promoción de la Ley de Medicina y Ciencias quieran atención inmediata por alguno de los Forenses, que debe contemplar aspectos orga- órganos de seguridad ciudadana. Alcance: Na- nizativos y técnicos especializados de las áreas y cional el trabajo a desempeñar con respecto a estas dos j. Diseño e implementación del sistema de in- cuestiones de relevancia para la investigación cri- formación del servicio de policía que per- minal. Esta Ley debe dar paso a la creación de un mita monitorear el desarrollo institucional organismo especializado para dar mayor relevan- de los cuerpos policiales y tenga un portal de cia y objetividad a la labor de investigación crimi- transparencia para el control externo de los nal. Alcance: nacional ciudadanos y ciudadanas. Alcance: Nacional c. Aprobación de un nuevo marco legal que re- k. Puesta en marcha del Registro Nacional de gule el resguardo de evidencias que especifi- Huellas Dactilares (AFIS) en todos los cuer- que metodológicamente y con criterios técnicos la pos policiales para favorecer la identificación preservación de esas evidencias, especialmente fí- de transgresores a nivel nacional. Alcance: Na- sicas que por intervención de factores ambientales cional y temporales tienden a deteriorarse y desaparecer o generar situaciones graves con respecto a la sa- 2. Línea estratégica lud pública. Ello conlleva la creación de unidades Crear un sistema integrado de investigación penal y especializadas con infraestructura adecuada y de auxiliar al sistema de justicia, adscrito al Ministerio con última tecnología para mejorar la disposición de competencia en materia de seguridad ciudadana, con el bienes. Alcance: nacional fin de hacer más eficiente y efectiva la investigación y d. Fortalecimiento del Observatorio Venezo- detección de todo tipo de delitos incluyendo el crimen lano de Seguridad Ciudadana para el proce- organizado y los hechos de corrupción, disminuir los samiento y análisis de información estadística en índices de impunidad y generar mayor gobernabilidad materia criminal generada por los organismos sobre la gestión y los diferentes procesos de la investiga- de seguridad, así como la medición de los costos ción penal. sociales de la violencia y la inseguridad personal. Alcance: nacional Acciones programáticas e. Desarrollo de un plan de mejoramiento de la a. Diseño del nuevo marco legal (Ley, Reglamento capacidad técnica para la investigación cri- y Estatuto de personal) que permita re-definir su minal mediante el incremento del pie de fuerza, función, organización, carrera y funcionamiento el equipamiento general y especializado, el desplie- VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 57 TODA VIDA VENEZUELA gue y acondicionamiento de las sedes del cuerpo y coordinación y aplicación de estrategias la cualificación especializada del personal que tra- de logística que permitan la adquisición, do- baja en las diferentes dependencias del CICPC y el nación, almacenamiento, mantenimiento y desarrollo de líneas de investigación internas para distribución de materiales, equipos e insumos mejorar las práctica de investigación criminal. Al- para la administración de desastres, así como cance: nacional también la dotación de materiales y equipos a los organismos de respuesta inmediata o pri- 3. Línea estratégica marios. Alcance: Nacional. Organizar en un sistema integrado los órganos de e. Consulta nacional en torno al modelo de seguridad ciudadana encargados de las emergencias de actuación ante emergencias de carácter civil carácter civil y la administración de desastres, responsa- y administración de desastres, que culmine bles de planificar, coordinar, ejecutar y supervisar todas en una reforma integral de la legislación las acciones, medidas y procesos de prevención y aten- vigente vinculada a los órganos encargados, a ción, necesarios para garantizar la protección de toda fin de hacerlos más eficientes y eficaces. Alcan- persona ante situaciones que impliquen amenaza, vul- ce: nacional nerabilidad o riesgo. f. Fortalecimiento del registro nacional de vo- luntarios y voluntarias y su articulación Acciones programáticas en una Red Nacional para la actuación de a. Realización de un diagnóstico nacional so- acuerdo a los parámetros profesionales que re- bre los diferentes Cuerpos de Bomberos y Bom- quieren las emergencias. Alcance: Nacional. beras y de Protección Civil de cara al diseño de g. Fortalecimiento y municipalización del Siste- un sistema nacional integrado que favorezca ma Nacional de Prevención y Atención de una gestión articulada. Alcance: Nacional Emergencias y Desastres (SINAPRED) que b. Estandarización de los criterios de organi- permita obtener y procesar información rela- zación, funcionamiento, equipamiento y ac- tiva a los riesgos que pueden derivar en desas- tuación de los órganos de seguridad ciudadana tres. Alcance: Nacional. precitados y el fortalecimiento de instancias de h. Despliegue nacional de la Protección Ci- coordinación nacional. Alcance: Nacional. vil y del Cuerpo de Bomberos y Bomberas c. Fortalecimiento de los Fondos para equipa- y el aumento de su pie de fuerza, siguiendo los miento, dotación y preparación para la estándares internacionales en esa materia. Al- atención de eventuales emergencias, el cual cance: Nacional con énfasis en los territorios prio- canalizará los aportes y ayudas humanita- rizados rias garantizando una estricta administración transparente que permita rendir cuentas. Al- 4. Línea estratégica cance: Nacional. Favorecer medidas tendientes a evitar la ocurrencia d. Diseño y ejecución de un plan para la de accidentes, mitigar las consecuencias en el momen- VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 58 TODA VIDA VENEZUELA to de producirse y medidas de auxilio y asistencia que e. Mejoramiento de la seguridad a través de me- atenúen las consecuencias posteriores, a través de la or- didas estandarizadas de infraestructura ganización de un sistema integrado de aseguramiento vial sobre la base de un diagnóstico pre- vial que agrupe a los órganos encargados del control y vio, priorizando: la colocación de señales in- la vigilancia del tránsito. formativas preventivas, demarcación de los Acciones programáticas pavimentos con líneas centrales y laterales; a. Integración del Cuerpo de Vigilancia de señalización de curvas, intersecciones y sitios Tránsito y Transporte Terrestre al Cuerpo peligrosos; dotación de servicios de comunica- de Policía Nacional, ajustando el pie de fuerza ción para emergencias en las principales vías; necesario para cubrir todo el territorio nacio- colocación de pinturas en muros y barandas nal. Alcance: nacional de puentes; colocación de barreras de conten- b. Fortalecimiento de los órganos encargados ción y absorbedores de impacto; ampliación de de realizar y verificar el control de la circula- carriles; construcción de zonas de estaciona- ción del tránsito, del transporte de personas y miento; áreas de descanso de servicio; medidas de carga, en las carreteras, autopistas o vías de protección contra la inestabilidad de talu- expresas de todo el país. Alcance: Nacional. des; iluminación de intersecciones, puentes y c. Diseño e implementación del sistema nacio- sitios identificados como peligrosos durante la nal unificado de información de tránsito noche; descontaminación visual de las vías y que permita registrar y mantener información retiro de vallas comerciales que no cumplan actualizada, autorizada y validada sobre acci- con los estándares establecidos en la Ley ca- dentes de tránsito, conductores, licencias de rriles para motocicletas, entre otros. Alcance: conducir, infracciones y vehículos para mejo- nacional rar los mecanismos de control y prevención. f. Recuperación y mantenimiento de las Alcance: Nacional vías públicas extendiendo medidas como la d. Fortalecimiento de las medidas de vigilancia fiesta del asfalto a todo el país, a fin de asegurar y control del cumplimiento de las normas de su óptimo estado. Alcance: nacional tránsito relativas a: control de alcoholemia a g. Instalación de un sistema de dispositivos conductores de vehículos, control de velocidad electrónicos para el control de la velocidad y de vehículos, uso del cinturón de seguridad y atender los accidentes de tránsito en las auto- asientos porta bebés, uso del casco apropiado pistas y vías expresas. Alcance: nacional por parte de conductores de motocicletas y de h. Creación de la escuela de conductores de la sus acompañantes, uso de los teléfonos móvi- UNES para favorecer una cultura de tránsito les mientras se conduce, exceso de cargas y pa- cuyo principio sea la vida como valor supremo. sajeros y control para el transporte de sustan- Alcance: nacional cias peligrosas, control del ingreso de armas al i. Diseño y ejecución de una política nacio- transporte público. Alcance: Nacional nal destinada a la protección de los moto- VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 59 TODA VIDA VENEZUELA rizados que incluya entre otras cuestiones: el cumplimiento de normas básicas de registro y III.3.- TRANSFORMACIÓN DEL SISTEMA marcaje de motocicletas y partes, fiscalización JUSTICIA PENAL Y CREACIÓN DE MECANISMOS aleatoria de motorizados, programa de forma- ALTERNATIVOS DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS ción, seguridad vial, organización y coordina- ción de planes de seguridad. Alcance: nacional Concepto j. Protección a transporte público de pasa- La transformación del sistema de justicia involucra jeros urbano e interurbano, mediante la tres dimensiones fundamentales. Una primera dirigida a implementación de un sistema regular de revi- mejorar los procesos y prácticas judiciales que ocurren sión y acceso a financiamiento para el mejora- en su interior, para otorgarle mayor celeridad a los pro- miento de las unidades; implementación de un cedimientos y hacerlos accesibles a toda la población. Es sistema para la reducción del uso de efectivo decir garantizar a todas y todos, el derecho efectivo de para el pago del servicio; financiamiento para acceso a la justicia. la adquisición de equipos GPS, coordinación de En segundo lugar, y particularmente en el ámbito planes de seguridad y sistemas de alertas tem- de la justicia penal, es necesaria una reorganización y pranas con comunicaciones fluidas. Alcance: revisión de la actual legislación penal y procesal ante la nacional dispersión normativa y la proliferación de leyes penales k. Organización del Fondo de apoyo a la segu- que tipifican múltiples faltas y delitos y en muchos ca- ridad vial con el objetivo de optimizar la pres- sos, establecen procedimientos especiales para ello. tación del servicio de vigilancia y seguridad En tercer lugar, esta revisión supondría dejar de vial en el territorio nacional, mediante la ela- pensar en teorías de la pena y comenzar a pensar en boración de programas y Acciones programá- teorías de la “intervención jurídica”. Ello implica la ticas de inversión en materia de equipamiento creación de mecanismos que brinden la posibilidad de y educación vial. Alcance: Nacional intervenir algunos conflictos menores por una vía dife- l. Revisión del marco legal e institucional vin- rente, alternativa al sistema punitivo, es decir, una in- culado a los sistemas de control de tránsito tervención jurídica que no suponga una pena privativa automotor tales como el sistema de sanciones de libertad, sino otra medida diferente. De esta forma, la por infracciones, el otorgamiento de licencias privación de libertad se enmarca en la persecución de de conducir, las experticias a vehículos, entre los delitos más graves. Así, para la concreción de una otros a fin de adecuarlo a las necesidades ac- política criminal innovadora cuyo objetivo principal sea tuales y garantizar su máxima efectividad. Al- la convivencia ciudadana y la paz social resulta funda- cance: Nacional. mental promover formas alternativas de resolución de conflictos, como también que las comunidades partici- pen conjuntamente con las instituciones del Estado en la elaboración y gestión de estrategias de prevención del delito. VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 60 TODA VIDA VENEZUELA Finalmente, se precisa la articulación de la organi- Venezuela. Alcance: nacional. zación y funcionamiento del sistema de justicia con la b. Promulgación de un nuevo Código Penal política criminal del Estado. para la definición de un nuevo paradigma que contemple la revisión de los tipos penales y del Objetivo general marco sancionatorio. Alcance: Nacional Transformar el sistema de justicia penal para ade- c. Promulgación de un nuevo Código Orgá- cuarlo a la garantía efectiva de los derechos humanos nico Procesal Penal (COPP) a fin de rescatar donde la justicia, y en particular los procedimientos la naturaleza acusatoria y garantista, superar penales y los mecanismos alternativos de resolución de los obstáculos que impone el sistema actual y conflictos, sean accesibles, imparciales, idóneos, trans- lograr un sistema accesible, imparcial, idóneo, parentes, autónomos, independientes, responsables, transparente, autónomo, independiente, res- equitativos y expeditos, sin dilaciones indebidas, ni for- ponsable, equitativo y expedito, sin dilaciones malismos o reposiciones inútiles, de acuerdo a lo estipu- indebidas, ni formalismos o reposiciones in- lado en la Constitución de la República Bolivariana de útiles y descongestionar el sistema judicial de Venezuela. aquellos casos que, por su gravedad y natura- leza extra penal, pueden ser solucionados en- 1. Línea estratégica tre las partes. Alcance: nacional. Lograr la transformación integral del Código Penal para la definición de un nuevo paradigma penal que 2. Línea estratégica contemple la revisión de los tipos penales y del marco Coordinar la acción de los integrantes del sistema sancionatorio; y del Código Orgánico Procesal Penal, a de justicia penal para luchar contra la impunidad de los fin de rescatar su naturaleza acusatoria y garantista, delitos priorizados por la Gran Misión y mejorar la ac- para superar los obstáculos que impone el sistema ac- tuación en la persecución penal y la gestión de los inte- tual. grantes del sistema. Acciones programáticas Acciones programáticas a. Construcción de un gran consenso nacio- a. Instalación de la Comisión para la coordi- nal a través de una consulta y otras estrate- nación entre los integrantes claves del gias que faciliten la promulgación de una nue- Sistema de Justicia Penal (Poder Judicial, va legislación penal y procesal que dé cuenta Ministerio Público, Defensa Pública, Ministe- del espectro delictivo de la sociedad venezola- rio con competencia en materia de seguridad na de hoy y prevea sanciones y procedimien- ciudadana y Ministerio del Poder Popular para tos acorde con un Estado social de derecho y el Servicio Penitenciario), para la construcción de justicia, priorizando las penas distintas a la de un nuevo paradigma de corresponsabilidad, privación de libertad, tal y como lo establece la cual se realizará en dos niveles: nacional y la Constitución de la República Bolivariana de regional, a través de las máximas autoridades VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 61 TODA VIDA VENEZUELA de cada integrante del Sistema de Justicia, y relevantes, mediante el establecimiento de sanciones descentralizado en cada entidad federal. Alcan- alternativas a la privación de libertad. ce: nacional. Acciones programáticas Alternativas: a. Elaboración de una Ley de Faltas, que dero- • Opción 1: Instalar la Comisión Nacional del gue el Libro de Faltas del Código Penal, y esta- Sistema de Justicia (Ley del Sistema de Justicia) y blezca sanciones a las mismas. Alcance: Nacio- adscribirla al Consejo de Estado. nal • Opción 2: Crear una Comisión Presidencial de b. Constitución de Tribunales y Fiscalías con coordinación de todos los órganos del Sistema de competencia en materia de Faltas. Alcance: Na- Justicia. cional y territorio priorizado. b. Creación de un Sistema de Información 4. Línea estratégica Único para el seguimiento de los casos en todo Fortalecer la justicia penal para conocer de forma el sistema de Justicia Penal, a los fines de me- exclusiva los delitos priorizados por la Gran Misión. jorar su eficacia y eficiencia. Alcance: nacional. c. Creación de un sistema de información público Acciones programáticas: sobre la base de indicadores de seguimien- a. a) Creación de nuevos circuitos judiciales to de gestión de los integrantes del Sistema de penales, despachos del Ministerio Público Justicia Penal, para medir su eficiencia y efica- y de la Defensa Pública para conocer delitos cia. Alcance: nacional. violentos, circunscritos a municipios o parro- d. Fortalecimiento de una nueva generación quias priorizadas por la Gran Misión. Supone de integrantes del sistema de justicia me- el despliegue de unidades de la Policía Nacio- diante el mejoramiento de la formación, selec- nal Bolivariana y del Cuerpo de Investigacio- ción e incorporación de personal, generando nes Científicas, Penales y Criminalísticas, para nueva ética de la justicia. Alcance: nacional. intervenir en los procesos conocidos por estos e. e) Realización de una encuesta de percep- nuevos circuitos judiciales penales y asegurar el ción judicial con la participación de jue- adecuado funcionamiento y la eficacia del Siste- ces, fiscales, expertos y comunidad en general, ma de Justicia. Alcance: territorio priorizado. a fin de medir la actuación de la justicia. Alcan- ce: nacional. 5. Línea estratégica Desconcentrar y flexibilizar la administración de 3. Línea estratégica justicia a través de la creación de espacios comuni- Crear un sistema de faltas para definirlas y estable- tarios de mediación y abordaje de conflictos que cer un procedimiento sencillo, expedito, accesible, eco- permitan su resolución a través de mecanismos alterna- nómico y eficaz que permita conocer y decidir las más tivos. VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 62 TODA VIDA VENEZUELA Acciones programáticas humano y desarrollo de una verdadera cultura organiza- b. Constitución de Centros Comunales inte- cional que fomente sentido de pertenencia a la institución grales de Resolución de Conflictos confor- y adherencia a las expectativas del servicio penitenciario. mados por Defensorías de Niños, Niñas y Ado- La segunda dimensión articula los distintos ám- lescentes, Defensorías de la Mujer, instancias bitos que impactan de manera directa en la calidad de no penales de resolución de conflictos, entre vida de los privados y privadas de libertad. Aquí resalta otros, que brinden asesoría y mediación en ca- el tema de la infraestructura, la que abarca no solo la sos de problemas de convivencia entre perso- planta física, sino la prestación de servicios básicos – luz nas. Alcance: Nacional y territorio priorizado. y agua potable – así como la dotación suficiente en in- c. Incorporación de nuevos profesionales sumos para la atención a la población interna. Además egresados de la Universidad Bolivariana de de la infraestructura, mejorar la calidad de vida en estos Venezuela (UBV), la Misión Sucre y otras ins- términos también incluye el aseguramiento de la ali- tituciones públicas de educación universitaria, mentación para toda la población reclusa. Otro ámbito a los Centros Comunales Integrales de Resolu- dirigido a mejorar la calidad de vida es el vinculado con ción de Conflictos en todo el país. Alcance: Na- los servicios de atención integral al interno e interna, cional y territorio priorizado. entendiendo por estos todos aquellos subsistemas de ac- tividades – oportunidades que se ofertan a la población III.4.- MODERNIZACIÓN DEL SISTEMA a fin de procurar su rehabilitación y mejorar sus aptitu- PENITENCIARIO VENEZOLANO des y posibilidades para su reinserción social. La tercera dimensión está relacionada con el ase- Concepto guramiento del orden interno de los establecimientos La modernización del sistema penitenciario venezola- penitenciarios, garantizando el derecho a la vida y a la no comprende un conjunto de procesos que permitan su integridad personal de los privados y privadas de liber- refundación para adecuarlo, en primer lugar, al precepto tad, sus visitantes, trabajadores y cualquier otra perso- constitucional, y en segundo lugar, a los estándares inter- na que, de forma temporal o permanente, se encuentre nacionales que han sido diseñados a partir de experiencias en tales centros. positivas y buenas prácticas en la materia. Este proceso im- La cuarta dimensión se dirige a fomentar la articu- plica cuatro grandes dimensiones, cada una de las cuales lación de los distintos componentes del sistema peni- se desarrolla en objetivos, Acciones programáticas y accio- tenciario, con el propósito de darle la mayor celeridad nes a corto, mediano y largo plazo, con el fin de atender de posible a los procesos multiagenciales que inciden en la manera inmediata la situación de vulneración a los Dere- ejecución de la pena. chos Humanos que padecen las personas privadas de liber- tad y al mismo tiempo fortalecer la capacidad de respuesta Objetivo general del órgano rector del servicio penitenciario. Transformar el sistema penitenciario venezolano La primera dimensión está orientada al fortalecimien- con el fin de garantizar la prestación de un servicio pe- to institucional, especialmente en los ámbitos del talento nitenciario garante de los derechos humanos de las per- VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 63 TODA VIDA VENEZUELA sonas privadas de libertad, minimizando los efectos no- 2. Línea estratégica civos del encarcelamiento y facilitando los medios ade- Crear un sistema integral de profesionalización del cuados para procurar la rehabilitación del delincuente y personal penitenciario, que responda a las necesida- mejorar sus posibilidades de reinserción social. des de atención de las personas privadas de libertad y compense laboralmente, al trabajador y trabajadora, de 1. Línea estratégica acuerdo con la magnitud de la responsabilidad y riesgo Promulgar un nuevo marco normativo para el sis- que implica el ejercicio de las funciones del sistema. tema penitenciario que dé cuenta de los nuevos para- digmas que orientan la ejecución de las penas privati- Acciones programáticas vas de libertad y garantice la celeridad, transparencia, c. Promulgación de la Ley del Estatuto del Ser- oportunidad y profesionalismo en la ejecución de los vicio Penitenciario, que tutele y prevea por procedimientos propios y necesarios para la prestación ley las especificidades necesarias para regular del servicio penitenciario. el trabajo, beneficios y disciplina del personal del sector, de acuerdo con la alta especialidad Acciones programáticas de la labor y función que desempeña. Alcance: a. Promulgación del Código Orgánico Penitencia- Nacional. rio (COP), como cuerpo normativo que regule de manera integral todos los aspectos relacionados 3. Línea estratégica con la ejecución de las penas privativas de libertad, Superar las debilidades del orden interno y disci- tanto en el ámbito orgánico, de lo sustantivo y de plinario de los establecimientos penitenciarios a través los procesos generales del sistema. Además de esto, de planes, programas y procedimientos de seguridad y el COP debe crear un sistema de faltas y sanciones custodia penitenciaria dirigidos a garantizar la vida y la disciplinarias para las personas privadas de liber- integridad personal de las personas privadas de libertad, tad, que le otorgue carácter legal a los procesos sus familiares y visitantes, así como del personal que la- sancionatorios del orden disciplinario interno de los bora en los establecimientos penales. establecimientos penitenciarios y evitar así abusos y violaciones a los derechos humanos por parte del Acciones programáticas personal, al tiempo que asegura un sistema justo de a. Despliegue del componente penitenciario control sobre el comportamiento individual y co- de la Policía Nacional Bolivariana como lectivo dentro de los centros penitenciarios. Alcance: cuerpo de seguridad externa penitenciaria. Al- Nacional cance: localizado por centros prioritarios hasta dar b. Creación del sistema de clasificación y agru- cobertura nacional. pación penitenciaria, a través de un reglamento b. Desarrollo de un plan nacional de clasifi- que dé certeza de procedimientos técnicos objetivos cación penitenciaria, de acuerdo con crite- y transparentes de evaluación y seguimiento. Al- rios técnicos de mínima, media y máxima se- cance: Nacional. guridad, según procedimientos previstos en el VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 64 TODA VIDA VENEZUELA manual respectivo e instalando a nivel nacio- Acciones programáticas nal las juntas de clasificación establecidas en a. Descongestionamiento de la población el Código Orgánico Procesal Penal; así como privada de libertad, a través de una acción implantar manuales de agrupación interna conjunta con el poder judicial, ministerio pú- dentro de los centros que, no solo minimice blico y defensa pública a nivel nacional para el los riesgos de conductas vandálicas, sino que aceleramiento de las causas en proceso, otor- mejore las posibilidades de atención grupal por gamiento oportuno de medidas cautelares a parte del personal de asistencia. Alcance: Nacio- delitos menos graves, otorgamiento oportuno nal del beneficio de suspensión condicional de la c. Desarrollo de un plan de desarme de los ejecución de la pena a quienes cumplan los centros penitenciarios, que implique un requisitos de tiempo para ello y actualización programa de canje voluntario de armas por del régimen de beneficios de prelibertad a ni- oportunidades significativas dentro del proce- vel nacional. Esta acción implica la instalación so de ejecución de la pena, así como un plan de consejos regionales penitenciarios que de requisas generales que permita la detección evalúen los avances y den cuenta de la situa- y decomiso de aquellas armas que no sean en- ción en forma periódica para ajustar perma- tregadas voluntariamente, acompañando es- nentemente los alcances del plan. Alcance: Na- tos decomisos con las sanciones disciplinarias cional. correspondientes. Alcance: localizado por centros b. Plan nacional de rehabilitación de cen- prioritarios. tros penitenciarios, implica la realización d. Implantación del sistema de visitas planifi- de un diagnóstico dirigido a clasificar las reha- cadas, que permita, por un lado, prever la can- bilitaciones que ameritas la sedes del sistema tidad de personas que ingresarán diariamente penitenciario de acuerdo con la magnitud de a los centros penitenciarios, y por el otro, man- las mismas y hacer un plan de abordaje por las tener un mejor control en el régimen de con- más sencillas hasta lograr las más complejas. tactos de la persona privada de libertad con el Alcance: Nacional mundo exterior. Alcance: localizado por centros c. Plan de construcciones penitenciarias, prioritarios. acorde con un modelo arquitectónico que dé cuenta de las necesidades y características de 4. Línea estratégica la población penitenciaria, tomando en cuenta Definir el modelo arquitectónico del sistema peni- la regionalización de la población penitencia- tenciario venezolano y adecuar su capacidad instalada ria y con criterios de clasificación de la pobla- a las necesidades de la población privada de libertad y a ción en mínima, media y máxima seguridad, las características del mapa delictivo nacional. construyendo nuevas sedes que cumplan con los estándares de seguridad y que garanticen a la población privada de libertad los servicios VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 65 TODA VIDA VENEZUELA básicos para una adecuada convivencia social. con el Ministerio del Poder Popular para el De- Alcance: Nacional. porte. Alcance: Nacional. f. Creación de cooperativas mixtas de inter- 5. Línea estratégica: nos/internas y familiares, a fin de sentar las Brindar a la población privada de libertad la aten- bases de futuros procesos de reinserción labo- ción necesaria para mejorar sus aptitudes y capacidades ral y comunitaria, facilitando el control de la en pro de su rehabilitación y de su proceso progresivo de familia sobre el proceso de ejecución de la pena reinserción social. al tiempo que se incrementan las fuentes de in- greso familiar, incluyendo la productividad del Acciones programáticas propio privado o privada de libertad. Alcance: a. Masificación de las oportunidades de localizado por centros prioritarios. empleo, a través de convenios con empresas g. Fortalecimiento de los procesos de inclu- públicas y privadas de cada región para la in- sión educativa de la población privada de li- corporación de mano de obra interna en pro- bertad en todos sus niveles. Alcance: localizado cesos de manufactura, que permitan remune- en centros prioritarios raciones y beneficios laborales a los privados y h. Fortalecimiento del sistema de atención a privadas de libertad acorde con la ley. Alcance: los hijos e hijas de las privadas de libertad que Nacional. hacen vida en los centros penitenciarios. Al- b. Extensión de nuevos núcleos de la orques- cance: localizado en centros prioritarios ta sinfónica penitenciaria, hasta lograr al menos un 50% de los establecimientos penales 6. Línea estratégica del país. Alcance: localizado por centros con condi- Superar las debilidades que presentan los centros de ciones de seguridad para albergar el sistema. privación de los y las adolescentes en conflicto con la ley c. Creación del sistema nacional de teatro pe- penal. nitenciario, partiendo de experiencias profe- sionales previas. Alcance: localizado por centros Acciones programáticas con condiciones de seguridad para albergar el sis- a. Diagnóstico de la situación procesal y de las tema. condiciones de reclusión en las que se encuen- d. Fortalecimiento de la actividad artística tran los adolescentes privados de libertad. Al- en los centros penitenciarios (incluye otras cance: nacional manifestaciones artísticas como pintura, crea- b. Construcción de un nuevo modelo programá- ción audiovisual, literatura). Alcance: localizado tico para la atención de los y las adolescentes por centros con condiciones de seguridad para al- en conflicto con la ley penal. Alcance: Nacional bergar el sistema c. Diseño de un nuevo modelo arquitectónico y e. Masificación de la actividad deportiva en construcción de nueva infraestructura ade- los centros penitenciarios a través del convenio cuada a las necesidades de los y las adoles- VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 66 TODA VIDA VENEZUELA centes privados y privadas de libertad. Alcance: convertirla en un proceso que trasciende lo individual Nacional e impacta en el colectivo, toda vez que los procesos de búsqueda de justicia y verdad, contribuyen a disminuir III.5.- SISTEMA NACIONAL DE ATENCIÓN la impunidad y a fortalecer la organización y moviliza- INTEGRAL A VÍCTIMAS DE VIOLENCIA ción de los y las afectadas. En esta misma perspectiva se entiende que la atención a las víctimas debe ser integral Concepto y considerar diversos elementos, a saber: Este vértice tiene como propósito crear una políti- a) Atención y acompañamiento integral: mediante el ca pública que tenga como centro a las víctimas de de- cual se prestarán servicios de salud, atención psicosocial litos que son quienes padecen las consecuencias más y rehabilitación cuyo fin es asegurar que los y las afec- directas de estos hechos. A tal fin, se creará un Sistema tadas reciban los tratamientos y apoyos necesarios para Nacional de Atención Integral a Víctimas de Violencia que puedan retomar sus vidas en el menor plazo posible; que actuará sobre las personas víctimas de delitos vio- al mismo tiempo que convertir estos eventos traumáti- lentos intencionales (quedando excluidos otro tipo de cos en oportunidades de reflexión y organización con delitos menos graves y no intencionales), las violacio- otras víctimas que propendan a su fortalecimiento indi- nes de derechos humanos perpetradas por funcionarios vidual y colectivo y tributen al proceso de cambios en el del Estado, así como sobre sectores vulnerables: mujeres que se encuentra inmerso nuestro país. y niños, niñas y adolescentes. El sistema operará a tra- b) Asignación dineraria, como parte de las garantías vés del fortalecimiento de las instancias de atención a del derecho a la seguridad social, cuyo fin es aliviar los víctimas ya existentes en organismos competentes, tales efectos económicos que estos hechos generan para los como las Oficinas de Atención a Víctimas de los orga- sobrevivientes de homicidios (hijos, parejas y padres o nismos policiales, Medicaturas Forenses, del Ministerio madres dependientes) y de los lesionados y lesionadas Público, los servicios que presta el Ministerio de la Sa- temporal o permanentemente. lud, las oficinas de atención del Ministerio de la Mujer c) Seguimiento jurídico a los casos: cuyo fin es ase- y del Instituto Autónomo de Derechos del Niño, Niña y gurar que las víctimas accedan a la justicia frente a las Adolescente, entre otros, asegurando su adecuada arti- instancias pertinentes y se disminuyan los efectos tan culación; y en la creación de nuevas instancias cuando negativos de la impunidad. se amerite. Debe garantizarse que todas las medidas y e) Reparaciones: aplica para los casos de violaciones acciones propuestas para este vértice cuenten con espa- graves de derechos humanos por parte de organismos cios de consulta con las propias víctimas. de seguridad del Estado (derecho a la vida, integridad Se parte de comprender a las víctimas desde su con- y desaparición forzada), y pueden ser de carácter pecu- dición de sujetos y sujetas de derechos tales como el ac- niario o simbólico. Su fin, además de aliviar las cargas ceso a una atención integral, rehabilitación, reparación económicas, es proporcionar garantías de no repetición y garantías de no repetición (estos últimos en casos de y salvaguardar la memoria de los hechos. violaciones de derechos humanos). Se pretende resig- nificar una experiencia dolorosa y muy negativa, para VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 67 TODA VIDA VENEZUELA Objetivo general carácter integral de este Sistema. Alcance: nacional Asegurar que, mediante una atención integral, b. Creación y puesta en funcionamiento de un sis- oportuna y pertinente a las víctimas de la violencia, se tema de Asignaciones dinerarias para so- reconozcan y atenúen sus efectos negativos sobre perso- brevivientes de víctimas de violencia grave nas y colectivos y se incremente la respuesta efectiva del intencional, que operará a través del Seguro Estado, para lograr tanto la reducción de estos delitos Social Obligatorio para los sobrevivientes directos como la impunidad que los acompaña. de víctimas de homicidios (hijos e hijas, parejas y madres y padres dependientes), así como de los le- 1. Línea estratégica sionados y lesionadas con graves discapacidades Diseñar un sistema de registro e información físicas. Alcance: nacional con énfasis en los territorios de víctimas de violencia que permita facilitar su acce- priorizados. so al Sistema de Atención Integral, al mismo tiempo que c. Creación y aplicación de protocolos estandari- allane el proceso de seguimiento de sus casos, informe zados para la atención y acompañamiento sobre patrones de criminalidad e impunidad y abra la de víctimas de violencia en el campo jurídico, oportunidad para la creación de espacios organizativos de la salud, atención psicosocial y rehabilitación, de las víctimas de estos hechos. así como para el impulso a procesos grupales que permitan a las víctimas rehacer sus vidas en una Acciones programáticas perspectiva empoderadora. Alcance: nacional con a. Creación de un Registro Nacional de Vícti- prioridad territorial mas de Violencia grave intencional iniciando d. Creación de clínicas jurídicas o pasantías para la por aquellos estados y municipios priorizados actualización y seguimiento de casos de vio- por la Gran Misión. Alcance: nacional lencia delictiva, conformadas por estudiantes de las carreras de derecho y programas nacionales de 2. Línea estratégica formación en estudios jurídicos, de la Universidad Crear y poner en funcionamiento un Sistema Na- Bolivariana de Venezuela, Misión Sucre y univer- cional de Atención Integral a Víctimas de Violen- sidades experimentales y coordinadas con las ca- cia que facilite la superación consciente y problematiza- sas integrales de justicia. Alcance: nacional con prio- dora de estos eventos y contribuya a su empoderamien- ridad territorial to personal y colectivo. e. Reconstrucción integral de casos emblemá- ticos de violaciones graves de derechos humanos Acciones programáticas que comprenda el derecho a la vida, integridad y a. Impulso a la adopción de una Ley para la Coor- desapariciones forzadas, mediante su registro y dinación del Sistema de Atención Integral a sistematización a fin de recuperar su memoria, so- Víctimas de Violencia que establezca los meca- cializar su conocimiento y garantizar su no repeti- nismos de articulación y coordinación interinsti- ción. Alcance: nacional. tucional pertinentes, la asignación de recursos y el f. Creación de una sala situacional que realice se- VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 68 TODA VIDA VENEZUELA guimiento jurídico inmediato a los casos em- gran paradoja puesto que, siendo la inseguridad el prin- blemáticos de derechos humanos, a fin de garan- cipal problema que señalan los venezolanos y venezola- tizar su solución en el menor lapso posible y esta- nas, muy poco se investiga y profundiza sobre él de una blezca los criterios y mecanismos para atender las forma integral, es decir, trascendiendo los estudios que reparaciones pecuniarias y simbólicas a las vícti- limitan este grave problema a sólo cifras de fallecidos. mas de estas violaciones. Alcance: nacional La Gran Misión A TODA VIDA VENEZUELA estaría incompleta, si no contempla un vértice específicamente 3. Línea estratégica destinado a construir conocimiento útil para la com- Diseñar y aplicar un Programa Nacional de Ca- prensión de la violencia y de su expresión más extrema, pacitación a funcionarios y funcionarias públicas la criminalidad, así como de sus manifestaciones con- con el fin de asegurar que brinden una atención idónea, trarias, la convivencia y la seguridad, aportando al mis- acorde con los principios de derechos humanos y no re- mo tiempo información clave para el diseño de políticas victimizante, a las víctimas de violencia. públicas pertinentes. Es fundamental asegurar que este conocimiento sea Acciones programáticas construido desde un enfoque que visibilice claramente a. Creación de un registro cuantitativo y cua- la multicausalidad de la violencia y que le otorgue una litativo de las oficinas de atención a víc- mirada acorde con el nuevo modelo de sociedad que timas de violencia a fin de determinar sus queremos construir, que testimonie no solo las dificul- recursos humanos, técnicos y sus necesidades tades que se presentan en las comunidades en relación de capacitación. Alcance: nacional con la violencia, sino también las experiencias que se b. Diseño y aplicación de un programa nacio- están emprendiendo para hacerle frente. nal de capacitación en derechos de las víc- Es también fundamental, asegurar que este conoci- timas y atención no revictimizante para fun- miento sea difundido ampliamente en diversos ámbitos cionarios y funcionarias públicas de los orga- de la sociedad, especialmente entre quienes tienen la nismos, oficinas e instituciones competentes. responsabilidad de diseñar y ejecutar políticas públicas Alcance: nacional con prioridad territorial en el campo de la seguridad; pero también entre quienes la padecen de manera más dramática, convertidas en III.6.- CREACIÓN Y SOCIALIZACIÓN DE alternativas útiles para disminuir el delito y superar la CONOCIMENTO PARA LA CONVIVENCIA Y LA violencia en la vida cotidiana. SEGURIDAD CIUDADANA Por ello es ineludible posicionar a la seguridad ciu- dadana como un campo de conocimiento prioritario en Concepto la agenda de los entes que impulsan la investigación en La atención de la seguridad en nuestro país y en nuestro país, para asegurar la existencia de los recursos particular de la violencia criminal, ha adolecido de in- técnicos, financieros y el talento humano necesario. formación científica, técnica y oportuna que permita di- señar medidas eficaces para su abordaje. Se trata de una VÉRTICES ESTRATÉGICOS DE LA GRAN MISIÓN A 69 TODA VIDA VENEZUELA Diseñar un sistema de estímulo a la creación y so- Objetivo General cialización de conocimientos en el campo de la preven- Organizar un sistema nacional de investigacio- ción del delito, criminalidad, violencia y Seguridad Ciu- nes en el campo de la convivencia, la seguridad ciudada- dadana. na, el delito y la violencia, dirigido de manera conjunta por el Ministerio del Poder Popular con competencia en Acciones programáticas materia de seguridad ciudadana, el Ministerio del Poder a. Implementación de un programa de finan- Popular para la Ciencia y Tecnología y la Universidad ciamiento a la investigación y de apoyo a Nacional Experimental de la Seguridad (UNES), en el que la formación especializada y al intercambio participen investigadores, activistas, trabajadores comu- científico en el campo de la prevención del delito, nitarios, instituciones públicas y privadas para la crea- criminalidad, violencia y seguridad ciudadana y ción y socialización de conocimientos en esta materia. accidentalidad vial en una acción conjunta entre el Ministerio del Poder Popular con competencia en 1. Línea estratégica seguridad ciudadana, el Ministerio del Poder Popu- Promover el desarrollo de estudios e investigacio- lar de Ciencia y Tecnología y la Universidad Nacio- nes estratégicas que permitan un mayor conocimiento nal Experimental de la Seguridad (UNES). Alcance: del fenómeno de la violencia en el país y que tributen a nacional la consolidación de una política pública en este campo, b. Diseño de un sistema de estímulos a las inves- consistente con la realidad. tigaciones de mayor impacto social y de reduc- ción de la criminalidad con premios nacionales, Acciones programáticas becas o mayor financiamiento. Alcance: nacional a. Desarrollo de la encuesta nacional bianual c. Impulso a una política editorial especializa- de percepción de seguridad y victimiza- da en el campo de la seguridad ciudadana, con- ción bajo la dirección del Instituto Nacional de vivencia solidaria, prevención de delito, justicia Estadística (INE) y la Universidad Nacional Ex- penal y criminalidad, con el fin de contribuir a la perimental de la Seguridad (UNES) con el apoyo socialización del conocimiento. Alcance: Nacional del Ministerio del Poder Popular para la Ciencia d. Creación de un Consejo Editorial mancomu- y la Tecnología. Alcance: nacional nado con el Ministerio del Poder Popular con b. Creación de un sistema de documentación e competencia en materia de seguridad ciudada- información de investigaciones, reportes, indi- na, el Ministerio del Poder Popular de Ciencia y cadores y datos en el campo de la convivencia, Tecnología, el Ministerio del Poder Popular para la seguridad ciudadana y el sistema de justicia la Educación Universitario, el Ministerio del penal que tribute a la evaluación y el diseño de Poder Popular para la Cultura y la Universidad las políticas públicas en este campo. Alcance: Na- Nacional Experimental de la Seguridad (UNES) cional que sirva para la socialización masiva de las in- 2. Línea estratégica vestigaciones. Alcance: nacional 70 IV ALCANCE, TERRITORIO Y SECTORES PARTICIPANTES DE LA GRAN MISIÓN “A TODA VIDA VENEZUELA” E El alcance de la Gran Misión A TODA Venezuela, se tivas (no solo jurídicas, sino también “administrativas”) define a partir de su despliegue territorial y de la priori- para convertir la igualdad formal en igualdad “real y zación de sujetos sociales con los que trabaja. En ambos efectiva”. casos, el criterio para jerarquizar la intervención se basa En relación con el primer criterio, la Gran Misión se en el reconocimiento de la existencia de desigualdades despliega en todo el país, a partir de proyectos de alcance fácticas que deben ser corregidas, según el mandato del nacional y proyectos en territorios priorizados. Se trata artículo 21 de la CRBV que prohíbe expresamente situa- de 124 proyectos, 81 de los cuales son de alcance nacio- ciones cuyo “resultado” sea un goce o ejercicio desigual nal y 43 en territorios priorizados, según se presenta en de derechos y obliga al Estado a adoptar medidas posi- el siguiente cuadro: Alcance Alcance Vértice territorio Total Nacional priorizado Prevención integral y convivencia solidaria 19 20 39 Fortalecimiento de los órganos de seguridad ciudadana 30 6 36 Transformación del sistema justicia penal y creación de mecanismos alternativos 9 4 13 de resolución de conflictos Modernización del sistema penitenciario venezolano 12 9 21 Sistema nacional de atención integral a víctimas de violencia 5 4 9 Creación y socialización de conocimiento para la convivencia y la seguridad ciudadana 6 - 6 Total 81 43 124 Los territorios priorizados son los 79 municipios (23,5% del total de municipios del país) distribuidos en las 24 entidades, que concentran el 86,02 % de los ho- micidios del país. ALCANCE, TERRITORIO Y SECTORES PARTICIPANTES 71 DE LA GRAN MISIÓN “A TODA VIDA VENEZUELA” Territorio priorizado Entidad Municipio Entidad Municipio VENEZUELA Acevedo Distrito Capital Libertador Andrés bello Amazonas Atures Baruta Anaco Brion Sotillo Buroz Anzoátegui Simón Bolívar Cristóbal rojas Simón Guaicaipuro Rodríguez Miranda Apure San Fernando Independencia Bolívar Lander Girardot Paz castillo José Félix ribas Plaza Libertador Sucre Aragua Santiago Urdaneta Mariño Sucre Zamora Zamora Monagas Maturín Francisco Díaz linares a. Nueva Esparta Barinas Barinas García Caroní Mariño Bolívar Heres Araure Carlos Arvelo Portuguesa Guanare Diego Ibarra Páez Guacara Bermúdez Sucre Juan José Mora Sucre Carabobo Libertador Ayacucho Los Guayos Bolívar Naguanagua García de Hevia Puerto cabello Táchira María Ureña San Joaquín Urdaneta Cojedes Zamora San Cristóbal Delta Amacuro Tucupita Torbes Falcón Miranda Trujillo Valera Infante Peña Yaracuy Miranda San Felipe Guarico Monagas Cabimas Roscio Lagunillas Iribarren Zulia Mara Lara Moran Maracaibo Alberto Adriani San francisco Mérida Campo Elías Vargas Vargas Libertador Carabobo Valencia ALCANCE, TERRITORIO Y SECTORES PARTICIPANTES 72 DE LA GRAN MISIÓN “A TODA VIDA VENEZUELA” Los sujetos priorizados por esta Gran Misión son los grupos considerados como más vulnerables dentro de nuestra población. En este sentido, podemos hacer re- ferencia a los/as niñas/os, adolescentes y jóvenes de los sectores populares, a las mujeres y a la población priva- da de libertad. Se plantea así, la corresponsabilidad del Estado y la comunidad, en la protección de estos sectores ante la violencia y en el estímulo a su participación y protago- nismo en la transformación de las condiciones y factores que generan o facilitan la violencia, los delitos, los déficit de convivencia o de acceso y satisfacción de la justicia, para el logro de la igualdad. 73 V ORGANIZACIÓN DE LA GRAN MISIÓN “A TODA VIDA VENEZUELA” l La organización de la Gran Misión A TODA VIDA Coordinación Ejecutiva del Órgano Superior Venezuela, se rige por los principios de integralidad en La Coordinación Ejecutiva del Órgano Superior está el diseño y en la ejecución de la política y de articula- a cargo del Vicepresidente del Consejo de Ministros para ción entre instituciones y órganos del Poder Público. el Área Política. Dentro del Órgano Superior, las funcio- Una forma organizativa, que es fiel a la racionalidad que nes de dirección implican la profundización de la lógica apuntala el funcionamiento de las Vice Presidencias de de coordinación para el ejercicio mancomunado y ar- Áreas y de las otras Grandes Misiones. También, expresa ticulado del diseño y ejecución de la política. La Coor- la orientación estratégica del impulso de la correspon- dinación Ejecutiva es la encargada de la formulación y sabilidad del pueblo organizado en la gestión revolucio- diseño del Plan Estratégico de la Gran Misión A TODA naria. A continuación se lista la estructura organizativa VIDA Venezuela. de la Gran Misión y con las funciones correspondientes. ÓRGANO SUPERIOR GRAN MISIÓN A TODA VIDA ESTADO MAYOR DE COORDINACIÓN VENEZUELA Supeditado al Órgano Superior, se establece una Es presidido por el Jefe de Estado y Presidente de la instancia estructural de coordinación nacional encar- República Bolivariana de Venezuela, Comandante Hugo gada de consolidar un sistema de seguridad ciudadana Chávez Frías; le acompaña el Vicepresidente Ejecutivo de mediante la articulación con los órganos de seguridad la República. Esta instancia de dirección se convierte en ciudadana, el Sistema de Justicia Penal y el Sistema de el interlocutor con los otros órganos del Poder Público, a Protección Social y Prevención. Esta instancia opera saber el Tribunal Supremo de Justicia, la Defensa Públi- como una secretaría técnica apuntando a una gestión ca, la Defensoría del Pueblo y el Ministerio Público. Para táctica, a partir de referentes estratégicos, con visión y la dirección y coordinación estratégica de la Gran Mis- poder nacional para organizar y ordenar la gestión del ión, el Órgano Superior está integrado, en primer lugar delito y el desempeño de los órganos de administración por el Vicepresidente del Consejo de Ministros para el de justicia, las agencias policiales y de prevención y las Área Política –quien asume su Coordinación Ejecutiva-, agencias de prevención y protección social. la Vicepresidenta del Consejo de Ministros para el Área Social y parte del Gabinete Ejecutivo. ORGANIZACIÓN DE LA GRAN MISIÓN 74 “A TODA VIDA VENEZUELA” Grupo de Trabajo de Análisis Situacional, tanto sus funciones y tareas están asociadas a la políti- Información y Seguimiento de la Gestión ca social del Gobierno Bolivariano, por una parte; y, por Es una instancia subordinada con la responsabili- otra, hacia los temas de prevención y preparación ante dad de aportar al Estado Mayor de Coordinación insu- emergencias y desastres naturales. mos de información y análisis sobre la ocurrencia de la violencia delictiva, el estado de la convivencia comuni- DIRECCIONES DE VÉRTICE taria y el funcionamiento de los sistemas de justicia pe- Es un nivel estructural subordinado al Estado Ma- nal, prevención y protección social y órganos de seguri- yor de Coordinación, consta de seis ámbitos de dirección dad ciudadana. (uno por cada vértice de la Gran Misión), a saber: • Dirección de Fortalecimiento de los órganos de Grupo de Enlace con el Sistema Integrado de seguridad ciudadana; Policía • Dirección Prevención integral y convivencia so- Es un ámbito organizativo que tiene el objetivo de lidaria; coordinar las acciones relativas al ámbito del control so- • Dirección Transformación del sistema justicia bre los actores y las situaciones de ocurrencia del delito; penal y creación de mecanismos alternativos de se caracteriza por una relación subordinada al Estado resolución de conflictos; Mayor de Coordinación. • Dirección Modernización del sistema peniten- ciario venezolano; Grupo de Enlace con el Sistema de Justicia • Dirección Sistema nacional de atención integral Penal a víctimas de violencia; y Es un ámbito organizativo donde agentes claves • Dirección Creación y socialización de conoci- integrantes del Sistema de Justicia Penal (las agencias miento para la convivencia y la seguridad ciu- policiales, el Ministerio Público, la Defensa Pública y el dadana. sistema de ejecución de penas) desarrollan con un en- Cada una de éstas se conforma a partir de equipos foque táctico coordinaciones y acuerdos focalizados, de trabajo que tienen la responsabilidad de velar por la temporales y flexibles en torno a los municipios y terri- efectiva coordinación operativa para la ejecución de los torios priorizados. Este ámbito se caracteriza por tener proyectos de cada vértice y la coherencia de las varian- una relación marcadamente política, bajo el entendido tes operativas del Plan Estratégico de la Gran Misión en de que en la misma participan actores institucionales relación a los mismos. Así mismo, son las encargadas integrantes de otros Poderes Públicos. de evaluar el desarrollo de cada vértice de la política y reportar al Estado Mayor de Coordinación. Grupo de Enlace con el Sistema de Protección Social y Prevención COMANDO TÁCTICO LOCAL DE COORDINACIÓN Es un ámbito organizativo donde establece una re- INTERAGENCIAL lación de coordinación direccionada y de cooperación Esta instancia estructural es la más próxima a los te- priorizada hacia los temas de seguridad ciudadana, en rritorios priorizados (uno en cada uno de los territorios). ORGANIZACIÓN DE LA GRAN MISIÓN 75 “A TODA VIDA VENEZUELA” Es la responsable de desarrollar las variantes operativas Grupos de Tareas del Plan Estratégico y coordinar el desarrollo de los pro- Es la organización de trabajo de base, ordenada a par- yectos. Articula en un solo cuerpo a los componentes: tir de la concentración de proyectos por vértices. Trabaja órganos de seguridad, protección social y prevención, en relación estrecha y subordinada al Comando Táctico justicia penal y penitenciario. Tiene un Coordinador Local de Coordinación Interagencial. Se nutre de los cua- responsable nombrado por el Órgano Superior de la dros políticos y técnicos de las instituciones del Gobierno Gran Misión. Bolivariano y otros órganos del Estado; así como, de la es- tructura y capacidad institucional existente. ESTRUCTURA ORGANIZACIÓN DE LA GRAN MISIÓN 76 “A TODA VIDA VENEZUELA” ORGANIGRAMA ÓRGANO SUPERIOR TSJ / MP GRÁN MISIÓN DP/ DdP A TODA VIDA VENEzUELA Instancia Coordinación Ejecutiva Vicepreesidente del Área Política (MPPRIJ) de Dirección Estratégica Grupo de trabajo de Análisis FONDO Situacional Grupo Enlace con los ESTADO MAYOR DE COORDINACIÓN Órganos de Seguridad Grupo Enlace con el Sistema Instancia de Justicia Penal de Coordinación Operativa de Proyectos Grupo Enlace con el Sistema de Protección Social y Prevención DIRECCIONES DE VÉRTICE 1 2 3 4 5 6 Fortalecimien- Prevención Transformación Modernización Sistema Creación y to de los integral y integral del del sistema Nacional de socialización de Equipos örganos de convivencia sistema justicia penitenciario atención conocimiento de Trabajo seguridad solidaria penal y integral a las para la por Vértice ciudadana creación de víctimas de convivencia y la mecanismos violencia seguridad alternativos de ciudadana resolución de coni ctos COMANDO TÁCTICO LOCAL DE INTEGRACIÓN Equipos Territorios Priorizados de Trabajo o Ministerios GRUPO DE TAREA y otros Órganos 1 2 3 4 5 6 77 Bibliografía de referencia Anitua, G.I. (2010): Historia de los pensamientos criminológicos. 2da. Reimpresión. Editorial Editores del Puerto. Argentina. Antillano A. (2009): Claves para una política progresista de seguridad ciudadana. Ciudad CCS, 16 de agosto. Baratta, A. (1997) Política criminal: entre política de seguridad y política social, en Delito y Seguridad de los habi- tantes. Elias Carranza (coord). México: Siglo XXI. BARRIOS, L. (1993): Familia y Televisión. Caracas: Monte Ávila Editores Latinoamericana. Centro de Estudios Sociales. Estudio caracterización de la violencia, criminalidad e inseguridad en Caracas. Mayo 2009. Ciafardini, M. (2006): Delito urbano en la Argentina: Las verdaderas causas y las acciones posibles. Editorial Ariel. Argentina. CODESARME. Informe parcial Proceso de Consulta y Sistematización Por una Convivencia Sin Armas. Resumen Ejecutivo. Caracas, 2012. Comisión Interamericana de Derechos Humanos. (2010): Informe sobre Seguridad Ciudadana y Derechos Humanos. Daroqui A. (2003): Las seguridades perdidas. Argumentos. Revista de Crítica Social Nº 1 (2). Instituto de Investiga- ciones Gino Germani, Facultad de Ciencias Sociales, UBA, Universidad de Buenos Aires, Ciudad Autonoma de Buenos Aires, Argentina: Argentina. Fraser N. (2006): “Reinventar la justicia en un mundo globalizado”. New Left Review N° 36, Enero/Febrero. Groebel, J. (1999) “La violencia en los medios. Estudio global de los medios”. En: Boletín 49 Proyecto Principal de Educación en América Latina y el Caribe. Santiago de Chile, UNESCO, agosto. 78 Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales. UCAB. La participación social en Venezuela. Una aproxima- ción cuantitativa. Caracas, abril 2008. Instituto Nacional de Estadística. Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de Seguridad Ciudadana 2009. Caracas, Mayo 2010. Informe parcial Proceso de Consulta y Sistematización Por una Convivencia Sin Armas. Resumen Ejecutivo. Caracas, 2012. Caracas, Mayo 2008. Kaufman, M. (1989): “La construcción de la masculinidad y la tríada de la violencia masculina” en Hombres. Placer, poder y cambio”. Ediciones Populares Feministas. Colección Teoría, 1989. Machado J. (2008): Consejos comunales. Seguimiento de prensa. En: SIC. Fundación Centro Gumilla, Caracas. Año 71, nº 705, Junio. Págs. 228-229 Machado J. (2009): Estudio Cuantitativo de los Consejos Comunales en Venezuela. Caracas, Junio. Machado, J., y Guerra, J.G. (2009). Investigación sobre violencia en las escuelas. Informe Final. Caracas: Centro Gumillas. Martin-Barbero, J. (1990), “Comunicación y Ciudad. Entre Medios y Miedos”. Consulta en línea: http://es.scribd. com/doc/7578971/Comunicacion-y-ciudad-entre-medios-y-miedos. Pegoraro, J. (2001) Derecha criminológica, neoliberalismo y política penal, en Delito y Sociedad, 15/16, 141-160. Perez, N. y Nuñez, G. (2008). La participación comunitaria en la prevención del delito: experiencias recientes en el área Metropolitana de Caracas. Cap. Criminol. [online]. abr. 2008, vol.36, no.2 [citado 12 Febrero 2012], p.093- 121. Disponible en la World Wide Web: . ISSN 0798-9598 Sain, M. (2008): El Leviatán Azul: Política y política en Argentina. Editorial Siglo Veintiuno Editores. Argentina. Santoro, E. (1996): “La televisión venezolana y la formación de estereotipos en el niño, 30 años después”, en Extra- muros Nº 8, Caracas, Facultad de Humanidades y Educación UCV. Sozzo, M. (2000) ¿Hacia la Superación de la Táctica de la Sospecha?. Notas sobre Prevención del Delito e Institución 79 Policial, en: CELS/CET: Detenciones, Facultades y Prácticas Policiales en la Ciudad de Buenos Aires. Buenos Aires. Sozzo, M. (2000): Seguridad urbana y tácticas de prevención del delito. Cuadernos de Jurisprudencia y Doctrina Penal, Ad-Hoc, Buenos Aires, N. 10.   Zubillaga V (2007), “Los Varones y sus clamores. Los sentidos de la demanda de respeto y las lógicas de la violencia entre jóvenes de vida violenta de barrios en Caracas”. Revista Espacio Abierto, Vol. 16, Nª 3, Julio/Septiembre, 2007, Maracaibo.