Está en la página 1de 80
LAS MAZORCAS DE MAÍZ ERAN TAN LARGAS Preparados Básicos en Agricultura Orgánica

LAS MAZORCAS DE MAÍZ ERAN TAN LARGAS

Preparados Básicos en Agricultura Orgánica

LAS MAZORCAS DE MAÍZ ERAN TAN LARGAS Preparados Básicos en Agricultura Orgánica

Primer trabajo de redacción y acopio: Janis Corda y Eric Vides Borrel. Adaptación y revisión: Cecilia Erna Gutierrez González y Susanna Debenedetti. Diseño de portada e interiores: Jesús Cruz Caba. Ilustración de portada e interiores: Ana Laura Toledo Vásquez. Cuidado editorial: Hector Veyna Rodríguez.

Supervisión: Jairo Restrepo Rivera.

Este libro es libre de reproducirse por cualquier medio mecánico o electrónico.

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN

¿QUÉ NOS APORTA CADA INGREDIENTE?

ABONOS ORGÁNICOS FERMENTADOS Bocashi Subproducto del bocashi

BIOFERTILIZANTES

Captador de microorganismos Biofertilizante elaborado con captador de microorganismos Biofertilizante supermagro sencillo Jarabe biofertilizante

Biofertilizante supermagro sencillo Jarabe biofertilizante CALDOS MINERALES PARA EL TRATAMIENTO DE PLAGAS Y

CALDOS MINERALES PARA EL TRATAMIENTO DE PLAGAS Y ENFERMEDADES CALDOS FRÍOS Caldo bordelés al 1%

Caldo bordelés al 1% enriquecido con permanganato de potasio Caldo bordelés al 1% enriquecido con caldo sulfocálcico Caldo visosa

Caldo enriquecido con bicarbonato de sodio CALDOS CALIENTES

Caldo sulfocálcico (azufre más cal) o caldo azufrado Pasta sulfocálcica enriquecida con sulfato de zinc
Caldo sulfocálcico (azufre más cal) o caldo azufrado
Pasta sulfocálcica enriquecida con sulfato de zinc
Caldo silicosulfocálcico
Caldo ceniza
Emulsión ceniza

5

7

13

14

23

25

26

32

34

42

47

48

54

56

58

60

62

69

71

75

78

INTRODUCCIÓN

Estos preparados, básicos para el trabajo de recuperación del suelo y mejoramiento de los cultivos, permiten aprovechar mejor los re- cursos disponibles. Como no todas las comunidades cuentan con las mismas condiciones y recursos para preparar los abonos, es impor- tante comprender la función de cada uno de los ingredientes para, en caso necesario, sustituirlo o intercambiarlo por otro semejante, de la misma manera que una buena cocinera emplea, cuando le hace falta algún ingrediente, otro parecido para preparar un buen platillo.

Las mazorcas de maíz eran tan largas que se llevaban abrazadas. Las cañas de bledos eran muy largas y gordas y que subían por ellas como por árboles. Sembraban y cogían algodón de todos colores: colorado, encarnado, amarillo, morado, blanquecino, azul, prieto, pardo anaranjado y leonado, y estos colores de algodón eran naturales, puesto que así nacían.

Leyendas del Tollan

En general, recomendamos que las proporciones de los ingredientes principales se respeten; sin embargo, la práctica de la agricultura orgánica requiere observación y experimentación constante, utilizando lo que el medio le ofrece. Por eso conviene probar primero los prepa- rados en una parte de la parcela antes de extenderlos a todo el culti- vo. Igualmente útil es compartir las dudas y los resultados con otras personas para encontrar las mejores soluciones. La misma experiencia se encargará de establecer las cantidades e ingredientes, o sus sus- titutos, más apropiados para la elaboración de estos preparados.

¿QUÉ NOS APORTA CADA INGREDIENTE?

Agua

En los abonos, permite mezclar los ingredientes y ayuda a distribuir de manera pareja la humedad entre todas las partes del abono, favorece las condiciones para el buen desarrollo de la actividad y reproducción de los microorganismos que lo transforman. En los biofertilizantes, integra todos los elementos del preparado, es el medio líquido donde ocurre todo el proceso. Muchos microorganismos presentes en la fermentación viven más uniformemente en la masa líquida, donde, al mismo tiempo, los nutrientes (vitaminas, enzimas, péptidos, etcétera) se trans eren o transforman más fácilmente.

Cal

Contribuye al equilibrio de la acidez tanto en la fermentación de los abonos como en la preparación de los caldos, además de reaccionar con el azufre, haciéndolo soluble (en el caso del caldo sulfocálcico). Para los preparados se tiene que usar cal viva, cal para construcción de la mejor calidad o hidróxido de calcio.

Carbón

Mejora las características físicas del suelo, lo que permite una mejor distribu- ción de las raíces, una mejor aireación y absorción de humedad y del calor (energía). Por su alto grado de porosidad, incrementa la oxigenación del abono, bene cia la actividad de los microorganismos, retiene, ltra y libera nutrientes y actúa como regulador de la temperatura del suelo aumentando la resisten- cia de las raíces durante las bajas temperaturas nocturnas.

Ceniza

Fuente importante de sales minerales que, además de activar y enriquecer la fermentación, nutren y fertilizan el suelo y las plantas. El abono bocashi puede mejorarse usando harina de rocas en lugar de ceniza.

Estiércol

Principal fuente de nitrógeno. Mejora la calidad y la fertilidad de la tierra con algunos nutrientes, como fósforo, potasio, calcio, magnesio, zinc, cobre y boro. En general, el estiércol mejora las condiciones biológicas, químicas y físicas del terreno. El estiércol de vaca fresco aporta microorganismos vivos que son indispensables para dar inicio al proceso de fermentación del biopreparado. Aporta las semillas (o inóculos) de levaduras, hongos y bacterias responsables

de digerir y transformar todos los nutrientes que se encuentran en la mezcla, en alimento fácil de asimilar para las plantas.

Hojarasca

Cuando la hojarasca se descompone crea los alimentos necesarios para nutrir y permitir la reproducción de los microorganismos encargados de transfor- mar la materia orgánica en alimento disponible para las plantas. Es necesario cuidar que la hojarasca que se utiliza sea lo más diversa posible y de buena calidad, porque a una mayor diversidad de hojas corresponde una mayor diversidad de microorganismos.

Leche o suero

Proporciona las condiciones adecuadas para que los microorganismos se multi- pliquen gracias a los aminoácidos, vitaminas, grasas y proteínas que contiene.

Levadura

Se compone de organismos microscópicos que se encargan de iniciar el pro- ceso de fermentación o transformación de la materia orgánica en nutrientes. Es el ingrediente que facilita o impulsa el arranque de la fermentación (como el ocote para encender el fuego).

Piloncillo o melaza

Aporta la energía necesaria para que los microorganismos realicen el trabajo de descomposición de la materia.La melaza, o el piloncillo disuelto en agua, impul- sa el proceso de fermentación, es decir, ayuda al desarrollo de microorganismos encargados de transformar la materia orgánica en nutrientes fáciles de asimilar para las plantas (es como el combustible para la fermentación, como el fuego que permite el cocimiento de los alimentos para facilitar su digestión). Es rica en potasio, calcio, fósforo, magnesio y en micronutrientes, como boro, zinc, manganeso y hierro.

Pulidura (harina o salvado) de arroz, trigo o maíz

Es un ingrediente abundante en vitaminas complejas que estimulan la activación de las hormonas del crecimiento, aumentando la fermentación en el abono. Además es rico en carbohidratos, proteínas, minerales (nitrógeno, fósforo, calcio, potasio y magnesio). Estos componentes son muy importantes porque constituyen un alimento fundamental para los microorganismos encargados de descomponer la materia orgánica (proceso indispensable para que pueda ser asimilada por las plantas).

Rastrojo

Contiene mucho silicio, lo que favorece a las plantas, pues las hace más resistentes a las enfermedades. Se incorpora al abono picado muy menudito, facilita la aireación, la absorción de la humedad y la retención de los nutrientes; incrementa la actividad de los microorganismos de la tierra. Brinda estructu- ra al abono y al suelo, además permite una mejor distribución de las raíces.

Sales minerales (azufre, cobre, bórax, sodio, magnesio, zinc)

Activan y enriquecen la fermentación, nutren y fertilizan el suelo y fortalecen las plantas. De esta forma disminuyen los ataques de plagas, enfermedades y hongos; los insectos llegan a las plantas cuando hay un desequilibrio mineral, las plantas bien nutridas son más fuertes.

Azufre

Ayuda al equilibrio nutricional de las plantas, incluso, pueden agregarse hasta 40 kilogramos de azufre por hectárea directamente en el abono (por ejemplo, tipo bocashi). El azufre solo no es soluble en agua (en los caldos necesita ser acompañado con cal y la presión del calor para que se pueda disolver).

Tierra

Permite integrar bien todos los componentes del abono y distribuir la hume- dad, es el medio propicio para el desarrollo de la actividad microbiológica (fundamental para una buena fermentación). Tiene la capacidad de retener y ltrar los nutrientes y liberarlos para ser aprovechados por las plantas.

Para la preparación del bocashi se considera que la tierra más adecuada es la de origen arcilloso; esta tierra es abundante en minerales indispensables para el desarrollo de las plantas. En algunos casos es necesario cernirla para quitarle piedras, terrones y maderas.

ABONOS ORGÁNICOS FERMENTADOS

ABONOS ORGÁNICOS FERMENTADOS

Bocashi (en japonés, fermentación precocinada)

El bocashi es un abono orgánico fermentado cuyos ingredientes se obtienen

a partir del calor que se genera durante su preparación. Este tipo de abono ha sido utilizado con buenos resultados por campesinos de muchas comunidades. Los ingredientes pueden cambiar dependiendo de las condiciones de cada lugar, por eso es importante conocer el proceso general para su preparación

y para qué sirve cada ingrediente.

Los mejores ingredientes para los campesinos son los que tienen a su alcance.

Usos

El bocashi nutre el suelo, distribuye mejor las raíces y fertiliza las plantas, ya que contiene diferentes tipos de nutrientes solubles (macro y micro- nutrientes) disponibles para los cultivos de forma inmediata.

Utensilios

Ingredientes

Para preparar 60 costales de abono (cantidad que necesita una hectárea de suelo en recuperación para sembrar hortalizas y granos).

o 1 galón de melaza (miel de caña).

granulada para pan.

o cascarilla de arroz.

de trigo o maíz bien molido (como harina). se dispone de carbón, también se puede usar ceniza

Preparación Acondicionamiento del lugar: Para proteger el abono del sol, el viento y la lluvia

Preparación

Preparación Acondicionamiento del lugar: Para proteger el abono del sol, el viento y la lluvia (factores

Acondicionamiento del lugar:

Para proteger el abono del sol, el viento y la lluvia (factores que alteran la fermentación

y la calidad final del abono), se elabora dentro de un espacio techado —o debajo de una

cubierta de palma, paja, plástico o lona que quede separada de la superficie del abono para evitar una humedad excesiva y una fermentación sin oxígeno (anaeróbica)—

y con piso de ladrillo, firme de cemento o tierra bien compactada con canales laterales para evitar la acumulación de humedad.

¡A mezclar los ingredientes!

¡A mezclar los ingredientes! a) En 20 litros de agua hirviendo se disuelve piloncillo, cuando todavía

a) En 20 litros de agua hirviendo se disuelve piloncillo, cuando todavía está tibia

se agrega levadura y se bate. Se conserva esta mezcla en una tina.

b) En el piso donde se va a trabajar el abono se dispondrá el contenido de los costales,

hasta acabar con ellos, por capas en el siguiente orden:

Primera capa: 10 centímetros (un saco) de rastrojo o cascarilla de arroz. Segunda capa: 10 centímetros (un saco) de tierra. Tercera capa: 10 centímetros (un saco) de estiércol. Cuarta capa: 3 paladas de pulidura de arroz. Quinta capa: 4 paladas de carbón en trozos muy pequeños. Entre capa y capa se rociará, poco a poco, la mezcla de piloncillo y levadura disuelta en agua

18

trozos muy pequeños. Entre capa y capa se rociará, poco a poco, la mezcla de piloncillo
c) Voltear tres veces con la pala este montón hasta obtener una mezcla pareja. Mientras

c) Voltear tres veces con la pala este montón hasta obtener una mezcla pareja. Mientras se va volteando y revolviendo la mezcla, se rocía agua por única vez sobre el bocashi hasta que obtenga la humedad ade- cuada, ya que mucha o poca lo echa a perder.

la humedad ade- cuada, ya que mucha o poca lo echa a perder. Para revisar la

Para revisar la humedad se emplea la prueba del puño: se toma un puño de la mezcla y se aprieta, el punto adecuado es, cuando después de apre- tarse, se forma un terrón que fácilmente se desmorona con la misma mano dejándola húmeda. Si al abrir la mano se desmorona por sí mismo, significa que le falta agua; si se escurre es que tiene agua de más. Para corregir el ex- ceso de agua se agrega más rastrojo o tierra seca.

Fermentación

Una vez terminada la etapa anterior se forma una cama con una altura máxima de 1.40 metros en los primeros días. Al principio se alcanzan temperaturas muy altas de hasta 70 °C que pueden perjudicar el abono. Para evitar esto se airea y enfría el abono los primeros tres días, volteándolo por la mañana y por la noche como se explicó antes. Al segundo día de fermentación, lo primero que hay que ver es que no huela a podrido. A partir del cuarto día se voltea una sola vez. La temperatura del abono se debe controlar todos los días con un termómetro o introduciendo la mano en el mismo, la cual no debe ser mayor a 60 °C. En caso de considerarse necesario se recomienda voltear dos veces al día. La etapa de fermentación dura entre 12 y 15 días. En esta etapa el abono orgá- nico fermentado ya ha logrado su maduración, y su temperatura será igual a la temperatura ambiente, su color es gris claro y su aspecto es arenoso seco y de consistencia suelta.

Recuerde que durante el proceso de fermentación la mezcla debe permanecer en la sombra y es fundamental que no se le agregue más agua, de tal manera que el abono vaya perdiendo humedad y calor gradualmente. Con el volteo es más importante retirar humedad que calor.

Aplicación

Tipo de cultivo

Dosis para viveros

Aplicación en campo

Milpa.

De 3 a 5 toneladas por hectárea (un puño en el surco donde se siembran las semillas para después taparlo con tierra).

Cultivos en vivero.

1 parte de bocashi por 4 de tierra (20% de abono, 80% de tierra). Para la germinación en charolas se usa el abono sin mezclar con tierra.

Hortaliza.

50

a 80 gramos por cada hoyo

de hortaliza (la misma dosis 8 o 12 días después). Se esparce alrededor de la mata y se cubre con tierra.

Jitomate.

De 250 a 500 gramos alrededor de la mata y se tapa con tierra.

Frutales de vivero.

Al trasplantar la mata a un hoyo de

2 partes de bocashi por 3 partes de tierra (40% de abono, 60% de tierra).

50 x 50 x 50 centímetros se coloca

el abono revuelto con la tierra

de puro abono por hoyo.

Para remineralizar los suelos también se pueden utilizar entre 2 y 3 toneladas de polvo de roca cada 3 a 4 años en los terrenos de cultivo.

Recomendaciones

¿Cómo acumular y guardar el estiércol para hacer abono orgánico? Para la preparación del bocashi es mejor utilizar estiércol con poca humedad (semiseco). Para guardar el estiércol que posteriormente se utilizará en la preparación del abono se recomienda mezclarlo con rastrojo en costales y resguardarlos del sol y la lluvia.

¿Qué hacer si la temperatura de la mezcla llega a rebasar los 60 °C? Se voltea la mezcla hasta que baje la temperatura, pero en ningún caso se le agrega agua.

¿Por qué es mejor que la mezcla permanezca en la sombra? Porque la luz del sol disminuye la actividad microbiológica, es decir, mata los microorganismos necesarios en el proceso de fermentación y pierde su fuerza.

¿Qué hacer si los ingredientes no están bien secos? No es indispensable que todos los ingredientes estén bien secos. Cuando se encuentren húmedos, es suficiente con agregar menos agua a la mezcla. Lo importante es que al final del volteo la humedad se mida respetando la prueba del puño.

NOTA. A esta receta se puede añadir un costal de cal agrícola o cal de construcción para bajar la acidez del abono o equilibrarla.

Subproducto del bocashi

Este preparado se puede realizar cuando, en la fase de fermentación del bocashi, se crea un arco biológico (capa de color blanco ceniza que se forma en la superficie de un montón) compuesto por microorganismos formado por el propio abono.

Usos

Este preparado se utiliza para reforzar la defensa natural de las plantas contra enfermedades e infecciones.

Utensilios

con agroquímicos o venenos.

Ingredientes

o melaza.

Preparación

se deja reposar en la sombra unas horas y luego se cuela para disolverla melaza.

24

Aplicaciones

Se prepara en la mañana y se aplica en la tarde del mismo día después de la caída del sol. Se rocía sobre las hojas, de preferencia en la parte de abajo de las mismas para favorecer su absorción, y de abajo hacia arriba de la planta.

de preferencia en la parte de abajo de las mismas para favorecer su absorción, y de
BIOFERTILIZANTES

BIOFERTILIZANTES

Captador de microorganismos

teku cana (vida en movimiento, en mixteco)

Usos

Este preparado se utiliza para atraer y reproducir los microorganismos encargados de descomponer el suelo y que actúan como “cocineros” en la transformación de la materia orgánica en nutrientes fáciles de asi- milar para las plantas. Este producto, que se aplica a los biofertilizantes, agiliza el proceso de descomposición de la materia orgánica (solamente descompuesta se transforma en alimento para las plantas). Además, aplicado directamente a las hojas las fortalece y las protege de las plagas. Usado como complemento del alimento para el ganado, hace más efi- ciente su aprovechamiento, ayuda en la digestión y mejora la fermen- tación en el proceso de rumia.

Utensilios

(que no permita la entrada de aire después de cerrar), es importante no reutilizar recipientes que hayan almacenado agroquímicos o vene- nos, pues aunque se laven, es imposible retirar los residuos tóxicos.

Ingredientes

formada por pequeños pedazos de hojas, corteza, ramillas, flores, frutos y otras sustancias vegetales, que han caído y que están des- compuestas o semidescompuestas) que no contengan hojas verdes. que se desprende al pulir los granos de arroz integral) de trigo o de harina de maíz.

Preparación 1. Se mezcla la hojarasca con la pulidura de arroz o de trigo, o

Preparación

1. Se mezcla la hojarasca con la pulidura de arroz o de trigo, o con la harina de maíz, fuera del tambo.

arroz o de trigo, o con la harina de maíz, fuera del tambo. 2. En caso

2. En caso de no tener melaza, se disuelve el piloncillo en un galón de agua caliente y una vez tibia se agrega

a

la revoltura de hojarasca y pulidura de arroz o de trigo

o

de harina de maíz.

y pulidura de arroz o de trigo o de harina de maíz. 3. Se vacía la

3. Se vacía la mezcla en el tambo.

o de harina de maíz. 3. Se vacía la mezcla en el tambo. 4. Con un

4. Con un palo o pisón se golpea la mezcla para compactarla bien (golpes verticales, de arriba abajo).

5. El tambo debe quedar bien sellado con una tapa con empaque. Es importante no reutilizar tambos que contuvieran algún tipo de químicos.

Fermentación Una vez cerrado el tambo, se deja fermentar de 30 a 45 días bajo

Fermentación

Una vez cerrado el tambo, se deja fermentar de 30 a 45 días bajo la sombra. Es una fermenta- ción de tipo anaeróbico, es decir, que ocurre sin presencia de oxígeno, por esto es necesario que el tambo no tenga ningún agujero y que la tapa selle bien. Es muy probable que la tapa del tambo se infle, lo cual es señal de que el proceso está funcionando.

El tambo debe permanecer cerrado hasta que acabe la fermentación (nunca se debe abrir el tambo antes de los 30 a 45 días necesarios para que el proceso termine).

Aplicación

Terminado el tiempo de fermentación, el captador de microorganismos se puede utilizar de varias maneras:

1. Como fertilizante (aplicación foliar). En otro tambo con sistema atrapagases —en el que se perfora la tapa para instalar un niple a presión bien sellado para colocar una manguera de plástico sujeta con alambre a una botella con agua, lo que permite que los gases que se producen dentro del tambo puedan salir sin que entre aire—, se mos en 100 litros de agua. Se deja fermentar de 8 a 10 días. Una vez cumplido este plazo se usan de 8 a 10 litros que nuevamente hay que diluir en 100 litros de disuelto. El preparado se dispersa con una bomba para fumigar (que no se haya utilizado para aplicar productos químicos) por debajo de las hojas de las plantas en la madrugada o al atardecer.

haya utilizado para aplicar productos químicos) por debajo de las hojas de las plantas en la
2. Para mejorar la calidad del bocashi: de captador de microorganismos. Es importante que se
2. Para mejorar la calidad del bocashi: de captador de microorganismos. Es importante que se

2. Para mejorar la calidad del bocashi:

de captador de microorganismos. Es importante que se añada al bocashi cuando esté completamente listo.

que se añada al bocashi cuando esté completamente listo. 3. Como complemento en el alimento del

3. Como complemento en el alimento del ganado, mejora el proceso de digestión de los rumiantes, reconstruye la flora intestinal y estimula la actividad microbacteriana. Se recomienda aplicar por día en el alimento de las vacas de 200 a 300 gramos, en el de los cerdos, 50 gramos, en el de las cabras y borregos, 30 gramos y en el caso de conejos y gallinas, 20 gramos.

4. En la elaboración de compostas con desechos orgánicos. Sobre cada capa de desechos orgánicos se coloca otra de captador de microorganismos en un tambo, caja de compostero o en el suelo. Este procedimiento ayuda a quitar el mal olor y favorece la descomposición de la materia orgánica.

5. Para quitar el mal olor de chiqueros y gallineros, se aplica una pequeña capa del preparado en el piso.

orgánica. 5. Para quitar el mal olor de chiqueros y gallineros, se aplica una pequeña capa

Biofertilizante elaborado con captador de microorganismos

Este preparado es un excelente biofertilizante parecido al supermagro sencillo donde se sustituye el estiércol de vaca por el captador de microorganismos. El principio de elaboración y aplicación es el mismo.

Utensilios

perfectamente, que no permita la entrada de aire. para acoplarse al niple y sujetarse con una abrazadera metálica.

Ingredientes

Preparación

en el tambo. la manguera con la botella (el tambo no se debe llenar hasta el tope, se debe dejar un espacio de15 centímetros, aproximadamente, para la formación de gases).

Este biofertilizante se usa, fermenta y aplica igual que el supermagro, que se explica en seguida (páginas 34 - 41).

Este biofertilizante se usa, fermenta y aplica igual que el supermagro, que se explica en seguida
Este biofertilizante se usa, fermenta y aplica igual que el supermagro, que se explica en seguida

Biofertilizante supermagro sencillo

A scue`nu (el que hace crecer en mixteco)

Uso

Sirve para alimentar directamente las plantas a través de las hojas, ya que gracias a sus nutrientes esenciales (minerales, vitaminas, levaduras y fitohormonas) estimula el crecimiento de las plantas. Además, protege la planta contra el ataque de insectos y enfermedades.

Utensilios

con tapa que selle perfectamente y que impida la entrada de aire

desechable.

Ingredientes

de estiércol fresco de vaca que se alimente, preferentemente, por libre pastoreo.

adecuado para mezclar los ingredientes dentro del tambo.

de 50 centímetros de largo.

o polvo muy fino de roca de diferentes piedras.

(un poco más si el estiércol no está tan fresco).

o suero.

Preparación Se hace un hoyo en la tapa para instalar un niple a presión bien

Preparación

Se hace un hoyo en la tapa para instalar un niple a presión bien sellado, cuidando que no entre nada de aire, para colocar en él uno de los extremos de una manguera de plástico transparente y el otro extremo dentro de una botella con agua que se amarra con alambre al tambo de tal manera que cuando se cierre queda colgando del mismo, lo que permite que los gases que se producen dentro del tambo puedan salir sin que entre aire (sistema atrapagases o sello de agua).

Una vez preparado este sistema se siguen los siguientes pasos:

sin que entre aire (sistema atrapagases o sello de agua). Una vez preparado este sistema se
vez preparado este sistema se siguen los siguientes pasos: 1. Revolver enérgicamente, dentro del tambo, hasta

1. Revolver enérgicamente, dentro del tambo, hasta que se mezclen bien el estiércol y la ceniza en 100 litros de agua. 2. Disolver el piloncillo en media cubeta de agua hirviendo. Cuando todavía esté tibia, agregar la levadura y, posteriormente, la leche, se revuelve y se agrega al tambo. Mezclar con fuerza de tal manera que los ingredientes queden bien integrados.

leche, se revuelve y se agrega al tambo. Mezclar con fuerza de tal manera que los

3. Agregar agua limpia, hasta completar 180 litros aproximadamente, y volver a mezclar todo.

Tener cuidado de no llenar el tambo hasta el tope porque se tiene que dejar espacio para la formación de gases.

se tiene que dejar espacio para la formación de gases. 4. Cerrar perfectamente la tapa para
se tiene que dejar espacio para la formación de gases. 4. Cerrar perfectamente la tapa para
se tiene que dejar espacio para la formación de gases. 4. Cerrar perfectamente la tapa para
se tiene que dejar espacio para la formación de gases. 4. Cerrar perfectamente la tapa para

4. Cerrar perfectamente la tapa para que no entre ni salga aire y colocar el sistema atrapagases.

Fermentación Una vez que el tambo se cierra y se coloca el sistema atrapagases, inicia

Fermentación

Una vez que el tambo se cierra y se coloca el sistema atrapagases, inicia un proceso de fermentación de tipo anaeróbico, es decir sin presencia de aire ni oxígeno, por eso es muy importante cuidar que quede perfectamente cerrado.

es muy importante cuidar que quede perfectamente cerrado. El tambo se deja reposar a la sombra,

El tambo se deja reposar a la sombra, protegido del sol y la lluvia, debajo de un techo o un árbol, al menos 30 días sin sacar la manguera de la botella con agua. Si todo está funcionando bien se puede dejar por más tiempo para obtener un mejor biofertilizante.

El proceso de fermentación se desarrollará correctamente cuando, una vez que se haya cerrado el tambo, ese mismo día, o al siguiente, el gas forma burbujas que mantienen el agua por debajo del nivel de la botella.

Pasado un mes, se puede abrir el tambo para revisar que la mezcla no huele

Pasado un mes, se puede abrir el tambo para revisar que la mezcla no huele a podrido y que no tiene un color azul violeta, lo que indicaría que no está fermentándose correctamente.

El mal funcionamiento se debe a la entrada de aire

por sacar la manguera de la botella, porque la tapa no sella bien o por pequeñas fisuras en el niple. También influye la calidad de los ingredientes

o

un retraso en la fermentación.

Si

el biofertilizante no está fermentando correctamente,

conviene taparlo nuevamente y esperar algunos meses hasta que el olor haya disminuido para aplicarlo diluido en agua directamente en la tierra y no en las hojas. No se obtendrá el mismo resultado, pero aportará algunos nutrientes al suelo.

Aplicación

Una vez que el biofertilizante está listo, se diluye en agua en las siguientes proporciones:

es decir, una dilución del 5 al 10% es decir, una dilución del 5 al 10%.

del 5 al 10% es decir, una dilución del 5 al 10%. Por la mañana, muy

Por la mañana, muy temprano, o en las tarde, a la caída del sol, se aplica de manera foliar en el envés de las hojas (en la parte de abajo) para que absorba mejor los nutrientes.También se puede usar para abonar el suelo, aplicándolo sobre la cobertura verde o sobre la tierra después de limpiarla.

Para fertilizar las plantas se recomienda aplicarlo cada 15 días en el envés de la hojas. Es necesario cuidar que la bomba que se utilice no esté contaminada con venenos químicos. El biofertilizante se puede aplicar en cualquier etapa del desarrollo de las plantas y en cualquier tipo de cultivo:

hortalizas, flores, cítricos, maíz, jitomate, etcétera. Ayuda a la alimentación de las plantas descomponiendo la materia orgánica, las protege de los ataques de insectos y nutre el suelo.

Recomendaciones

¿Qué hacer si no se consiguen 50 kilogramos de estiércol fresco en un solo día?

El

estiércol fresco de cada día se cubre, sin mezclarlo, con una capa fina de melaza

o

piloncillo diluido en agua, se tapa y, al día siguiente, se hace la misma operación

hasta conseguir el estiércol que se necesita.

¿Cuál es el mejor estiércol para la preparación del biofertilizante?

El mejor estiércol es el que está todavía en la panza de la res al momento de sacrificarla,

por lo que si se tiene cerca un rastro, conviene aprovecharlo. Cuando esto no sea posible,

es necesario recolectar el estiércol lo más fresco que se pueda obtener.

¿Qué es lo que nos permite tener un buen fertilizante?

componentes de la mezcla. los pasos para su preparación.

Jarabe biofertilizante

Uso

Se usa en árboles frutales y se elabora con desechos de pulpa de frutas que se pueden obtener en mercados, fiestas o reuniones.

Utensilios

o plástico, del diámetro interno del tambo con perforaciones. para bajar la pulpa.

Ingredientes

Preparación del tambo para sacar el jarabe cuando esté listo. tambo. (ver páginas 36-37). Preparación

Preparación del tambo

para sacar el jarabe cuando esté listo. tambo. (ver páginas 36-37).

jarabe cuando esté listo. tambo. (ver páginas 36-37). Preparación de la tapa pueda colocarse dentro del

Preparación de la tapa

tambo. (ver páginas 36-37). Preparación de la tapa pueda colocarse dentro del tambo. Hacerle varios hoyos

pueda colocarse dentro del tambo. Hacerle varios hoyos para que pase el líquido que sale de la fermentación de la pulpa.

Preparación del compuesto

Depositar en el tambo capas de pulpa de fruta de aproximadamente 15 centímetros y cubrir cada una con piloncillo diluido o melaza hasta llenar el tambo. Agregar (opcional) 50 gramos de polvo de roca o ceniza entre capa y capa.

diluido o melaza hasta llenar el tambo. Agregar (opcional) 50 gramos de polvo de roca o
diluido o melaza hasta llenar el tambo. Agregar (opcional) 50 gramos de polvo de roca o

Colocar la tabla perforada con un piedra pesada encima para que vaya bajando conforme avance el proceso de descomposición. Cerrar hermética- mente el tambo e instalar la manguera y la botella del sistema atrapagases.

e instalar la manguera y la botella del sistema atrapagases. Fermentación Pasados 30 a 40 días,
e instalar la manguera y la botella del sistema atrapagases. Fermentación Pasados 30 a 40 días,

Fermentación

Pasados 30 a 40 días, se podrá emplear el jarabe biofertilizante.

Aplicación

Disolver de 7 a 10 litros de jarabe biofertilizante concentrado en 100 litros de agua y aplicar directamente en el revés de las hojas para facilitar su absorción. Las aplicaciones se pueden hacer con una bomba para fumigar, que no haya sido utilizada para químicos, en la mañana muy temprano o en la tarde después de la caída del sol, de preferencia cuando la luna esté entre cuarto creciente y llena.

Recomendaciones

guanábana, etcétera). para llenar el tambo de una sola vez, se pueden ir acumulando las capas cubiertas por piloncillo o melaza paulatinamente a lo largo de una semana como máximo. También se puede emplear un bote más pequeño para realizar más pronto su llenado.

CALDOS MINERALES PARA EL TRATAMIENTO DE PLAGAS Y ENFERMEDADES

CALDOS MINERALES PARA EL TRATAMIENTO DE PLAGAS Y ENFERMEDADES

CALDOS FRÍOS Caldo bordelés al 1%

Uso

Este caldo frío a base de sulfato de cobre es excelente en el tratamiento de enfermedades causadas por hongos. Es muy bueno para controlar la mancha negra del jitomate, la roya de los cítricos y del trigo, el tizón temprano y el tardío, el chahuixtle y el chamusquillo, además de diversos tipos de hongos como la atracnosis.

Es muy efectivo en cultivos de jitomate, berenjena, tomate verde, etcétera (cultivos de la familia de las solanáceas).

Utensilios

Ingredientes

o hidróxido de calcio.

Preparación

Preparación pequeña de plástico. de agua limpia. 3. Después de tener disueltos los dos ingredientes anteriores

pequeña de plástico. de agua limpia. 3. Después de tener disueltos los dos ingredientes anteriores por separado, se mezclan, agregando el preparado del sulfato de cobre sobre el preparado de cal (siempre debe ser así y no la cal sobre el preparado de sulfato de cobre). Finalmente, batir hasta que los ingredientes queden integrados.

Aplicación

Se aplica directamente sobre las hojas de las planta. Cuando la enfermedad del cultivo es grave, se puede emplear sin diluir, si no es recomendable diluirlo en agua para evitar quemar los cultivos más sensibles, de acuerdo con las siguientes sugerencias.

Cultivo

Cebolla ajo, jitomate, remolacha y otros.

Usos

Dosis

Dilución 3:1 (Tres partes de caldo por una de agua).

Frijol, vainas, pepino, coles.

Dilución 1:1 (Una parte de caldo por una de agua).

Tomate y papa.

Después de que las plantas tengan 30 centímetros de altura, aplicarlo gradualmente con intervalos de entre 7 y 10 días.

Dilución 2:1 (dos partes de caldo por una de agua).

Cítricos.

Contra la verrugosis y el paño fungoso o fieltro.

Rociar los árboles después de cada floración, si el daño

es grande se pueden hacer dos aplicaciones: una antes de la floración y otra cuando dos ter- cios de los pétalos hayan caído.

Guayaba.

Controla principalmente las royas y pecas.

Se puede alternar con caldo sulfocálcico, se aplica en condiciones climáticas de alta humedad y temperaturas amenas [templadas o que no sean extremas].

Mango.

Controla principalmente atracnosis (manchas hundidas de diversos colores en las hojas, tallos, frutos o flores causadas por este hongo).

Se rocían los árboles antes de cada floración mojando bien todas las hojas. Se hace una segunda aplicación durante el florecimiento. A partir de este momento se sigue aplicando cada 15 o 20 días de acuerdo con las condiciones del tiempo y la incidencia de la enfermedad.

Cereza, manzana, durazno, pera y ciruela.

Controla enfermedades fungosas (causadas por hongos) principalmente entomosporiosis.

Rociar con caldo bordelés o caldo solfocálcico, principalmente después de la poda, hasta el inicio de la formación de los frutos.

Higo.

Controla principalmente la roya.

Aplicar desde la yema hasta la maduración de los frutos. En el periodo de poda y poscosecha se pueden tratar los árboles con pasta y caldo sulfocálcico.

Recomendaciones

Caldo bordelés al 1%

enriquecido con permanganato de potasio

Uso

Se recomienda en casos de fuertes ataques simultáneos de los hongos mildeu y oidio (cenicillas), así como para el chahuixtle

o

roya.También se utiliza en ataques severos de tizón temprano

y

tizón tardío, que afectan a las hortalizas, en particular,

a

cultivos de jitomate, papa y chile.

Utensilios

de 100 litros, el otro puede ser más pequeño).

Preparación

Disolver permanganato diluido en agua en el caldo bordelés (página 48 - 53) recién preparado.

Aplicación

Se aplica en concentración de 1:1 (una parte de caldo por una de agua) y se rocía directamente sobre las hojas.

Ingredientes

del avance de la enfermedad: 25 gramos en el caso de pocas plantas afectadas, 50 gramos cuando la enfermedad está empezando o 125 gramos cuando la enfermedad está más avanzada).

afectadas, 50 gramos cuando la enfermedad está empezando o 125 gramos cuando la enfermedad está más

Caldo bordelés al 1%

enriquecido con caldo sulfocálcico

Uso

Se recomienda en casos de fuertes ataques de chahuixtle o roya y en casos de ataques de tizón temprano y tizón tardío, que afecta sobre todo a las hortalizas, en particular a los cultivos de jitomate, papa y chile.

Utensilios

de 100 litros.

Ingredientes

preparado al 1%.

Preparación

Agregar 4 litros de caldo sulfocálcico a 100 litros de caldo bordelés

y mezclarlos con un bastón o pala de madera.

bordelés y mezclarlos con un bastón o pala de madera. Aplicación Este caldo se usa inmediatamente

Aplicación

Este caldo se usa inmediatamente después de prepararlo

y

muy avanzada se puede utilizar directamente sin diluir, si no es tan grave el problema se aplica en una concentra-

ción de 1:1 (una parte de caldo por una de agua).

se aplica sobre las hojas. Cuando la enfermedad está

Nota. Este caldo representa una alternativa al caldo bordelés al 1% enriquecido con permanganato de potasio, pues sus ingredientes se consiguen más fácilmente.

Caldo visosa

Uso

Este caldo se recomienda para cultivos que presentan carencias de minerales y para el combate de enfermedades causadas por hongos, control de la roya del café, y en cultivos de maíz, frutales; papas y hortalizas.

Utensilios

Ingredientes

o hidróxido de calcio.

Preparación

1. Disolver, en una cubeta de plástico, los sulfatos de cobre, zinc, magnesio y el bórax en 20 litros de agua.

2. En un tambo se diluye la cal en 80 litros de agua y se mezcla con un palo.

3. Se vierten los sulfatos en el tambo que contiene cal y agua (nunca al revés) y se mueve constantemente.

4. Se aplica inmediatamente.

Aplicación

Se aplica sin disolver sobre las hojas inmediatamente después de su preparación. Se puede emplear cada 30 días, pero es importante no hacerlo en el momento de la floración. Se puede usar piloncillo diluido o jabón en la solución para mejorar la adherencia del caldo visosa a las hojas.

Dosis

En la mayoría de los cultivos se aplica sin diluir, en el caso de papas y hortalizas, se utiliza un dilución 1:1 (para una preparación de 100 litros se utiliza 50 litros de caldo visosa y 50 litros de agua).

Este caldo se emplea de forma inmediata, sin guardarlo.

Caldo enriquecido con bicarbonato de sodio

Uso

Se usa contra diferentes tipos de hongos principalmente la cenicilla y la mancha blanca que afectan principalmente cultivos de calabaza, pepino, uva, estropajo, melón, sandía, fresa, frijol, ejote, haba, jitomate, rosas, chile y cebolla. Su preparación es muy sencilla y barata.

Materiales

Ingredientes

Preparación

Mezclar directamente el bicarbonato en el agua y agitarlo hasta obtener una mezcla homogénea y transparente.

Aplicación

Se aplica inmediatamente sin diluir sobre las hojas después de su preparación.

CALDOS CALIENTES

Caldo sulfocálcico (azufre más cal)

o caldo azufrado Uso

Los caldos preparados a base de azufre ayudan a solucionar algunas deficiencias nutricionales y enfermedades en los cultivos. Este caldo controla más de 40 enfermedades en los cultivos con buenos resultados, como las cenicillas y diferentes tipos de arañas diminutas (ácaros) que dañan las plantas, como la araña roja, y otro tipo de insectos, como pulgones, coleobrocas o taladradores, trips, cochinilla, roya, gusanos masticadores, así como huevos y gusanos de diferentes tipos de mariposas y pulgones.También es excelente en el control de enfermedades causadas por hongos. Se recomienda especialmente para cultivos de nopal y frutales. Además, se puede utilizar para el tratamiento contra garrapatas y sarna en el ganado.

Restricciones

No aplicar en los cultivos cuando están floreciendo ni en cucurbitáceas, como melón, sandía, pepino, chayote, calabazas, etcétera, porque pueden quemarse con este compuesto.Tampoco debe usarse en brotes o retoños de cualquier clase de cultivo.

Utensilios

Ingredientes

(para preparar 100 litros de caldo sulfocálcico):

(no emplear yeso, cemento blanco o cal agrícola).

Preparación

1. Se ponen a hervir 100 litros de agua, manteniendo un fuego fuerte durante todo el tiempo de preparación. Aparte se contará con agua caliente para reponer la que se vaya evaporando durante el proceso.

para reponer la que se vaya evaporando durante el proceso. 2. En el recipiente de plástico,
para reponer la que se vaya evaporando durante el proceso. 2. En el recipiente de plástico,

2. En el recipiente de plástico, se mezclan en seco

3. Una vez que el agua está hirviendo, se vierte cuidadosamente la mezcla de azufre con cal.

4. Se revuelve constantemente con un palo durante 25 a 45 minutos hasta que la preparación vaya tomando un color vino o ladrillo intenso mientras el azufre y la cal se disuelven. Si esto no ocurre hay que seguir moviendo por más tiempo con fuego intenso, pues el caldo queda mejor preparado a mayor temperatura.

5. Para mantener siempre los 100 litros de agua es importante tener agua hirviendo aparte para reponer la que se vaya evaporando.

6. Una vez concluida su preparación, se deja enfriar y reposar, se filtra y se envasa en recipientes oscuros (color ámbar o de plástico opaco) para que no les llegue la luz directa. Para evitar el contacto con el oxígeno que queda en la botella, se agrega al final un poco de aceite de cocina para formar un sello protector y se tapa bien.

7. En el fondo de la tina que se usó para la preparación va a quedar la pasta sulfocálcica que es un asiento arenoso color verde-amarillento compuesto por la cal y el azufre que no se mezclaron y que se utiliza para el tratamiento de troncos y ramas, por lo que se debe guardar en recipientes bien cerrados y ponerle al tope un poco de aceite de cocina para evitar que se eche a perder.

poco de aceite de cocina para evitar que se eche a perder. Conservación Se puede guardar

Conservación

Se puede guardar hasta un año, en lugares sombreados y en recipientes oscuros.

Aplicación

Aplicación Se recomienda diluir de 5 a 7 litros de caldo sulfocálcico en 100 litros de

Se recomienda diluir de 5 a 7 litros de caldo sulfocálcico en 100 litros de agua que equivale a medio o un litro de caldo por bomba de 20 litros. Se aplica de manera foliar, de preferencia en el revés de las hojas con una bomba que no esté contaminada por químicos.

El mejor momento para su aplicación es en la mañana, antes de que el sol sea muy fuerte, y al atardecer.

Las dosis pueden variar dependiendo del tipo de cultivo, es importante experimentar antes de extender su aplicación, a continuación se hacen algunas sugerencias:

Dosis

Cultivo

Cebolla, frijol y habichuela.

2 litros en 20 litros de agua.

Frutales, especialmente cítricos con problemas de ácaros, como la araña roja.

Cebolla y ajo con piojillo o trips.

1 litro en 20 litros de agua.

Recomendaciones para el uso de la pasta sulfocálcica

La pasta sulfocálcica se utiliza para el tratamiento de troncos y ramas de árboles que han sido atacados

principalmente por cochinillas, brocas o taladradores

o que estén sufriendo algún tipo de cáncer,

principalmente en cultivos de aguacate, mango

y cítricos. Ayuda a la cicatrización de los árboles

recién podados y en los injertos.

Fríjol y tomate con piojillo o trips.

Ayuda a la cicatrización de los árboles recién podados y en los injertos. Fríjol y tomate

Dosis

Cultivo

En árboles recién podados para estimular

la cicatrización, se aplica con brocha directa-

mente en la herida.

En cualquier tipo de árbol que tenga problemas de cochinilla u otros insectos, se aplica con brocha directamente sobre el tronco y ramas.

En árboles frutales cubiertos de musgos

y líquenes, primero se raspan con un cepillo

de alambre para limpiar los troncos y luego se aplica con brocha la pasta diluida.

Pasta sulfocálcica

enriquecida con sulfato de zinc

Uso

Esta pasta es muy eficaz contra el cáncer del tronco que afecta principalmente a los cultivos de cítricos, aguacates, duraznos y mangos.

Utensilios

Ingredientes

Preparación Se agrega sobre el caldo sulfocálcico (páginas 62 -67) una parte de sulfato de

Preparación

Se agrega sobre el caldo sulfocálcico (páginas 62 -67) una parte de sulfato de zinc por cinco partes de pasta sulfocálcica y se mezcla con el bastón de madera.

Aplicación

y se mezcla con el bastón de madera. Aplicación Se limpia el tronco enfermo con un

Se limpia el tronco enfermo con un cepillo de alambre y después se aplica el preparado con una brocha. En el caso en que la mezcla quede muy espesa se puede diluir con más agua para untar fácilmente con la brocha.

En el caso en que la mezcla quede muy espesa se puede diluir con más agua

Caldo silicosulfocálcico

Uso

Fortalece las hojas de los cultivos, haciéndolas más gruesas y resistentes, protegiéndolas de esta manera del ataque de insectos raspadores y chupadores. Este caldo, a diferencia del sulfocálcico, protege todavía más a las hojas, haciéndolas más resistentes.

Restricciones

De la misma manera que el caldo sulfocálcico, no se debe utilizar en cultivos de la familia de las cucurbitáceas (melón, pepino, sandía, calabaza vinatera o porongo, chayote, calabazas) y tampoco en el tiempo de floración ni en brotes y retoños de cualquier clase de cultivo.

Utensilios

Ingredientes

o hidróxido de calcio.

Utensilios Ingredientes o hidróxido de calcio. Preparación 1. Se ponen a hervir 100 litros de agua,

Preparación

1. Se ponen a hervir 100 litros de agua, manteniendo un fuego fuerte durante todo el tiempo de preparación. Aparte se contará con agua caliente para reponer la que se vaya evaporando durante el proceso

2. En el recipiente de plástico se mezclan en seco gramos de ceniza. 3. Una

2. En el recipiente de plástico se mezclan en seco gramos de ceniza.

3. Una vez que el agua está hirviendo, se vierte cuidadosamente la mezcla de azufre, cal y ceniza.

se vierte cuidadosamente la mezcla de azufre, cal y ceniza. 5. Para mantener siempre los 100
se vierte cuidadosamente la mezcla de azufre, cal y ceniza. 5. Para mantener siempre los 100

5. Para mantener siempre los 100 litros de agua es importante tener agua hirviendo aparte para reponer la que se vaya evaporando.

4. Se mueve constantemente con un palo durante un tiempo aproximado de 30 a 45 minutos y después se retira del fuego.

6. Cuando se retira el caldo del fuego adquiere un tono oscuro y se deja reposar; en cuanto esté frío, se puede aplicar de inmediato.También se puede envasar en recipientes oscuros, recuerde que antes de tapar hay que poner un poco de acei- te de cocina para evitar la oxidación.

Aplicación

Aplicación Se aplica en el revés de las hojas durante la madrugada o por la tarde

Se aplica en el revés de las hojas durante la madrugada o por la tarde después de la caída del sol, utilizando una bomba que no esté contaminada con venenos químicos. Se puede aplicar a cualquier tipo de cultivo.

Dosis

Disolver 1 litro del preparado en 15 litros de agua o de 7 a 10 litros en 100 llitros de agua,

Caldo ceniza

Usos

La ceniza contiene potasio y silicio, que son muy eficaces para controlar la mosca blanca,

la cochinilla, los pulgones, los insectos chupadores y raspadores de las hojas, las escamas

y el gusano cogollero del maíz.

El caldo ceniza se puede combinar con las aplicaciones de los biofertilizantes

y de los caldos minerales (visosa y bordelés, véase “Caldos fríos”) .

Este caldo ceniza es adherente y refuerza la protección de las hojas.

Materiales

de 100 litros. fuego de 30 a 40 minutos.

Ingredientes

partida en pequeños pedazos o en escamas.

Preparación

Preparación 1. Poner el agua a hervir en el tambo o tina. 2. Agregar la ceniza

1. Poner el agua a hervir en el tambo o tina.

Preparación 1. Poner el agua a hervir en el tambo o tina. 2. Agregar la ceniza

2. Agregar la ceniza y el jabón (bien partido o raspado) en el agua hirviendo y mover durante 15 minutos hasta que se disuelva el jabón.

el agua hirviendo y mover durante 15 minutos hasta que se disuelva el jabón. 3. Quitarlo

3. Quitarlo del fuego y dejarlo enfriar.

Aplicación

Una vez que esté frío el caldo está listo para usarse. El caldo sobrante puede guardarse para emplearlo en otra ocasión.

Este caldo funciona para todos los cultivos y se aplica, en la mañana temprano o en la tarde, sobre las hojas con una bomba que no esté contaminada con venenos químicos.

Dosis

una sola bomba o utilizar de 5 a 10 litros de caldo ceniza en 100 litros de agua. 100 litros de mezcla.

Emulsión ceniza

Uso

Se usa para el control de insectos de cuerpo ceroso y escamas, así como para el control de la cochinilla y para limpiar los tallos y troncos de los frutales.

Restricciones

Nunca aplicar esta emulsión en los árboles frutales caducifolios cuando estén en floración o en desarrollo vegetativo o cuando los frutales estén cargados.

Materiales

de 100 litros. durante 15 minutos aproximadamente.

Ingredientes

Preparación

1. Poner el agua a hervir en el tambo o tina.

Preparación 1. Poner el agua a hervir en el tambo o tina. 2. Agregar la ceniza
Preparación 1. Poner el agua a hervir en el tambo o tina. 2. Agregar la ceniza
Preparación 1. Poner el agua a hervir en el tambo o tina. 2. Agregar la ceniza

2. Agregar la ceniza y el jabón (bien partido o raspado) en el agua hirviendo y mover durante 15 minutos hasta que se disuelva el jabón.

3. Se quita del fogón y se deja reposar un momento para agregar el petróleo o queroseno y se mezcla.

Aplicación Diluir de 1 a 2 litros de emulsión ceniza en 100 litros de agua

Aplicación

Diluir de 1 a 2 litros de emulsión ceniza en 100 litros de agua para aplicar directamente en los tallos y troncos de los árboles.

Es mejor aplicarlo en invierno, cuando los árboles están descansando.

Este libro se terminó de imprimir y encuadernar en el mes de marzo de 2010, en los talleres de Impresos Roland de la ciudad de México. Para su formación se utilizaron tipos de la familias Myriad y Barcelona. Se tiraron 1000 ejemplares.

México, 2010