Está en la página 1de 61
EL CUERPO EN LA ESCRITURA voice ldo bom de Bos Ae ay 2 Seamer ro 1, Ceci Soca Roveniou lem, PROLOGO oan ea Zalema Rosenbaum. INTRODUCCION 1 tic (Cuerpo Palabra scritura. Tamato . ‘Trazos: mancha, lea, letra Blespacio del azo. i linea De la marca al azo. Descarga - Deslizamiento, —“Trozado ~Trazado al bo, 204 hart aorta Free pier doce eh 1138 Eporatneaes Nose pre een pu ow mace, age, rane ‘sos nantemacn e eag xn opoogt ‘Seta mecca ccna isan esata ins pic eas ceo ulna es pendepor niger ID ye pen we de iin en Per Tle Ha m “6s [La mano que aprende a esribie 7 7 onditanes pra el ape ‘azo ico La toma del pine Trazo y laterlizacin ELeuaderd Interiores Geogeatia, 78 Posiciones. a 8 Elespacio en blanco, 7 83 {La apropiacin del euaderno an 85 La mala letra 89 {Eseritura a mano Escrtura a maquina 31 ‘Bl cuaderno y el alumno. . El cuaderno compartido Del estlete al estilo, 1a letra densa ‘La eseritura em Antonia Artaud S01 Ww, 101 Las palabras, us Noras, 1 BIBLIOGRAFIA, n9 fistas han sido décadas dorante las cuales psicomotrcistas, pslcopedagogos y (pscoterapeutas del lenguaje dimos ingreso fla subjetividad, entendigndola como efecto del itersubjetivo, Tal concepeidn levé al trabajo interdiscplinario y ao que ha dado ea Hamarse ransdiseplinariedad. El texto. de Daniel Calmels sintetiza un tiempo de elabora- ‘in sobre la propia protcay acerca de las relaciones con otras Aiseiplinas que conducen 2 la conceptualizaciones refetidas a esos “objets que surgen a pensar el sujeto -niio, adolescent, txluto~sujetado y puesto, generalmente or otros, ene ugar de Ta consulta. ay un reconocimiento en el sentido de que nuestra disipli- ras bordean constantemente la cuesti6n normativa junto con Ia problematica dela ibertad expresiva. En ol texto el planteo es ‘aro: acompatiamos para el lgro de producciones confirma de ‘ada alo, Por es0 se cuestionaaqut la tiulariad del cuaderno ‘ae, en os hechos,constituye un tema a repensar en el mareo de Ja conduceién de les aprendizajes. En relacién con la Mea precedente, el autor se pre-ocupa + Be poe fs ex or Zens Roan pr a ine tn “cel. so he pei ecoocendn sores inca cn ablefo ‘eso lebron ever. Tove suerte coe en x ‘io, Fr sald es pteonales ave acompuoron oa immense or rc eal ea ei i eas ae ome Sugoi as dconciminor come gen cate erg de ef casas in orgy sem, coca ete es Bis rene shop certeramente por el esguardo de Ia identidad implicado en et ‘manejo que el sueto haga de su trazo, de la forma y de lugar en quello taza Desde ya, estas consieraciones no nos dejan al margen de ‘un compromiso con la norma, en una posiidn de “todo vale” en la sesn, Sf nos compromete a otorgar sentido en tn trabajo al Jerior de las moivacionesinrasubjetivas, Pensar la relacion letra escialey, la relaclén cuerpo-pale- bra, son tareas que Calmels emprende mostrando una mitada de acuerdo con la cual “el cuerpo es una produecién humana Jmpensable sin la palabra", La eonstruccién que el sujeto hace de este objeto la escrtura- es emtendida como un eje de com- promiso corporal y una circunstancia en la que el cuerpo alll enredado se expresa, habla tanto si produce como sino lo hace Esto coloca al aprendiz "en un proceso fundamental de enrigue- clmiento del universo simbolio”. Trasladado a la consideraion de los espacios en blanco, el autor afirmard que se trata de "no- ‘mentos plenos en si mismos’, por lo que metecen una atenci6n partcularisima, Daniel Calmelsreconoce un proceso coastructivo, un compro- rmiso de ls recursos cognitivos del aprendiz,afirmando que “la escritua es activa no porque refeje el pensamient, sino porque produce pensamiento; no porque plasine las imgenes, sino por fue crea imagenes”. La esritra,entonces, es consteucei6n que ‘consiruye: “En la tachadura, en la correccién, en ol ttubeo, $6 ‘encuentra el ato de conocimiento ‘De acuerdo con esta provduccén, podemos decir que esritura < metafora del conocimiento humano, ya que le exige al cuerpo yal psiqusmo, y de este mado amalgamna, une lo disociada, leva | pensarun "cuerpo-mente™ i "laeta stempre es singular, es una estela que la mano dela «on los gestos plurales de la lengua eseriia’,hablamas de una ‘que sera el lugar prvilegiado del encuentro incrdls- sta produccldn da cuenta de ds desarrollo la experiencia en ‘bservar los datos elinios desde una poscin “meta” no enten- lida como legada, sino como vsién panorsmica.Y,finalmente, ‘nos habla de su experiencia interdseplinaria, por lo cual esta Tectura evoca encuentros en torn 2 situaciones generadoras de ‘cuestionamientos a nuestras respeetivas dscilinas esas que en In interconsultaconvocan a marcar los bords de cada na, sin ‘eras ls fronteras, para iaventar dlspositivesconjuntos y ego, Segui las huellas gue las respetivasintervenciones han dejado, compartendo el proceso. Por tlt -y no solo por las citas~ este texto-no ha perdido ct cardcter hdieo y poético de la otra cara dl oficio de Daniel Camels. ‘alema Rosenbaum Profesraen Ciencias dea Fueacin,Psicopedagogs INTRODUCCION objetivo de este libro es desarrollar un conjunto de relexio- res que aticulen el cuerpo con el fenémeno de a escrtura, Des- Ge tal perspectva, el interés se cenrard en el aprendizale del ‘azo gréfico, para el cual la mano infantil deberd inibir los im- pulsos y aprender los gests mas suis, movimienios que dara, hacimiento ala mancha, a linea yl letra “Asimismo, nos ocuparemos dela letra escita como represen tacin de ale. Breve historia dela sumision del cuerpo a la le tra, enla que el aprendizae de a escrtura es protagonist. Bajo testa mirada, el sintoma disgrtico puede ser tomado como na indiseiplina que compromete ala instivui6n escolar, ubicando al | “io disgrdico” en el lugar del transgresor y al maestro, como gente corrector. [Lt earga de subjtividad que compromete y configura la pala~ bra eserita ace de est acto un fendmenorevelador dela vida det ‘nfo. A partir de elo, el euaderno escolar seréanalizado como tuna zona delitigio entre elnino y las insttuciones, “También se incluyen algunas reflexions en torno a la eserit- podtie, vinlpalmente la del pots francés Antonin Artaud, Finalmente, sb integra un eapttulo dedicado a los téminos fombrat las diferentes pares que conforman el nos en su mayeria vinculados con el cuerpo como a palabras pertenecients al Ambito educativo. slecidas desmuden, tanto en Jo telativo al «escribir como parte de un proceso fundamental de enrique ‘icnte del universo simbelic, ‘La primera ec de est libro fue publicada en 1998 en Ed iones o & sen su colecién “Capituos de psicomatrcidad’”. Fue presentado como un libro “provisaria’ a sabiendas de que iba 2 Sesarrollarse y a ampliarse. El resultado de ese desarrollo y es ampliacin es esta neva ecm, Mem Art Gary othe Unveray of Recher in ‘Es necesario situa el concepto de cuerpo con el cual pensare- “mos i eseritura;concepto y ampo de problematicas que ocupa igen parce de mi obra. En ut ibfo anterior, nfancia del cuerpo, destaqué Ia impor- tanela de los primero aftos de vida, cuando se construyen las Draxiasfandamenales que se verin, luego, implicadas en apren- tizajes més complejo; euando se organizan la expresvidad de fas emoclonesy lo afectos mas primaros; cuando se construye tum rosto,aspecto notable de laidentidad, sobre la base anato- mmiea dela ata; cuando se insaura la posturay se organiza el ‘cuerpo alrededor desu ee axial como referencia ordenadora del {spacio, cuando se desarrolla un gran mimero de actitudes pos farales, carga poteneial de movimiento y gestualidad expresia; fevando comienzan a combinarse la mirada y la visin en proce- sos de comunicacin y aprendizafe; cuando se gestan [as caps- cidades de atencién y escucha; cuando se construyen las bases festuales de Ia comunicacin; cuando los gusto primaris van ‘anid lugar a itil sabores; cuando la voz, cuerpo al fn, se onsruye tomando en referencia la prosodia familiar, como un {spejo sonoro sobre el cual ensayar las primeras voces? En los primeros cince afios de vida se construyen, pues, las bases del Cuerpo y de sus manlfestaciones, bases que tendran una configu- racign en el nivel dela imagen (imagen del cuerpo? ~una imagen Darticulat, tinea y original y en la construccin de un esquerta xrpora que permite la localizacionespactal del cuerpo en sos 1. pieenciamos ae de piars. vor aor al eng etal eo Sun oocs fe tata elo que aces Dera (909) etl por gape Sse mento enue ales no ha ac tga cuando ata (nm yal go, ero no estos el dca 2. La imagen del euro eae mento mer Javineneelacoa a ane leo essa Den ta unagen instr del cup, ncnsctet de toda ara Fragase segmentasy artculaciones, asf coms el aceionarefcaz sobre objeos y el medio circundante, A diferencia de la vida orginica, el cuerpo es una construc ‘dn que no nos es dada biolégicamente, Naver en procura de la eonstruceién de un euerpo que ya tiene sus primeras gests en la vida intrauterna, através de la presencia corporal de la madre en los ritmos (respizatorio, cardiaco, marcha, etc), las vibraciones de Ia voz, los contacts, etcetera, En La genesis del inconscionse Sara Pain afrma que “el cuer po forma parte de la mayoria de los aprendizajes no slo como fensefa sino como instrumento de apropiciin del conoeimiento En la caracterizacion que aqui propongo, ef cuerpo, al mismo tiempo que es instrumento de apropiacisn del conocimiento y tesefa como plantea Sara Pain, se constituye a su vez en insig- hia en un distri que a mismo terpe me diferencia de unos 4y me identifi con otros primero con los cetcanos euerpos de Ja familia, lego con los dela colectividad que compart Us0s ¥ sodas de manifesiarse, De esta forma, el cuerpo se conforma como wna insignia familar y colectiva, ‘Ast ver, el cuerpo se construye elas elaciones on ios otros significatvos que cumplen una funccn eorporzante,Fundar un ‘cuerpo es el mayor de los aprenizajes ‘Decimos,entonces, que e cuerpo “es en sus manifestaciones, 1a prosenci elas manitestaciones corporal es la prueba de [a ‘existeneia del cuerpo. A partir del contacto, los sabores, aati postural, la mirada, los amas, la escuca, la vo, el rsto (can sus mips semblantes), los gestosexpresios, las praxas tc. cuerpo cobra existencia. Sino existira ninguna de estas ma ifestacones, por na haberte consruido o por haberlas perdido, por ejemplo a causa de un acidente (que provocara, por elemplo, 5. “Bl cumpo es ens pes» Nd de ii "como hae pero oe tad psa ae dels vr la vetemenla dl et ‘estado vegetativo}, podriamas afirmar que no habria cuerpo de Ii expresin y a comunicacion. ‘a alteracién en Ia constriceién de las maniesaciones corpo- rates funeionaria como un indicador de anomelis en el desarco- io, Nos alertara sobre algin conflict localzado en el cuerpo. De este modo, tales conceptos podrian funcionar dentro de un progtama de prevencién, partied de la idea de que el cuerpo ‘ho es tun descubvimiento sino una construecin. ‘Cunnpo - Paranna ~Bscerrura Tas yeido a exe mado que no en tiende nada sin palabras cast sn palabras. ‘Antonio Powchla, Hoes cuerpo y palabra, una dleotomia de insistencl, pares bina ios que es necesazio descomponer, ‘nnd, em fncin de ann en engnen,eenle tos diversos aspects, Puede scr de uilidad estar atenos 2 Hfntancn cnn eal i dtrencia se wsele din. Cuepo ¥ Palabra son os consruccloneselaboradas sobre un mismo si- Jeo de observa, La cueston debe cosistirencuaificar las Iiradas, no eh encegueceis co la preela del dogina que propia de un seid como sl ura ons os sno, ‘hlos edicadresylerapeals cargo denies se es impone el cuerpo augue stn atenos ala palabra. Del mimo modo, tuando el cuspo es objeto de tend Ia palabra se hace inde del ar “cuerpo versus palabra” no, éelofcio mudo” ‘cuerpo cobre presencia. El cuerpo es una produccién humana Impensable sn la palabra. La palabra es inasibe sn cuerpo, sin cuerpos. En Fenomenolagia de la perepcin Maurice Merleau- Ponty dice que “Ia palabra es un verdadero gest contene wt Sento como el gesto coniene el suye Sabemos que el cuerpo de la palabra busca en las acciones sds sues su apariidn reveladora Sigmund Freud ha seilad| en este sentido que el que tiene ojos para very oldos para oft puede convencerse de que ningiin mortal puede conservar un Secreto pues, si sus labios estin cerrados,parlotea con la yema de os dedos I paroteo con la yera de los dedos es un gesto expresiv, veo hecho carne, palabra en movimiento tatuae en aire ‘Tanto a palabra en e lenguale verbal yen el escrito, asf como ol cuerpo en sus marifestciones, pueden ser interpretados por Ssemiologiasdistintas que dan cuenta de lenguajes diferentes, EL gesto es lenguale de silencio para quien quieray sepa “oir on la mirada”, El gesto es Inasible por las "herramentas” del ofdo aunque deja ss hella en el gratis) Sobre la base del movimiento et organismo “habit” y genera | “habilidad” dela mano, porla cual, entre otras cosas, e sujeto ¢st “habilitado" para el aprendlzaje y la comunicacén En un sentido amplio, el gestono silo comprende la mimice, tos adetmanes de los brazos ¥ la mirada, sina también las acc. nes materiales que dejan huellas persisentes sobre un objeto: ‘como sucede con el papel, que funciona como soporte del raz. Debemos comprende a hoja como un espacio de representaion, donde se materializan notacionesfonétias y no fantteas. Existe tuna acelén humana que une literalmente el ewerpo y la palabra of acto de escribir. La palabra, convencional yatbitrari, equle- Fe, pata ser escrta, del desarrollo del cuerpo y de una apttud Particular del onganismo, El geso debe someterse ala ley de la ‘scrtur, debe peer su espontaneldad y deambular en silencio Jos caminos prescriptos por la letra. El movimiento es bre s6lo et la media en que se article en una aeci6n que conduce ala reallzacin de un act, sea, perdiendo su “libertad” Paza que 1 cvnavo ew ua shearers lo pueda expotrs en au ex debe regula os mov Ilene de a ano, Toda pani plana scomodacin Si hservamos los arenzajes del no mis espeados por Jos ates eacntams res de mayor elevnca Ia marche orale enue ete ve Geto consryentre ene eprendiae de panns isin vos de cape mana, como ela mateha en bipedeacic. Palara en soporte sigicante de las, Gas qu reste erentnzs efctades por ano, depuca por la actiad postural de esrb or aprenzaj Se sms Inport, fradgras modo. Lx piers patos, las itera pais Tes pines leas La mano Die Meleau-Ponty en Fenomenologa de ta pereepién con relacién con el cusrpo: "El se ve viendo, se toca tocando, es vi- Sibley sensible para sf mismo”. La many el oj son salidarios, Se aacan en lo fculomanal “Ojo por oo" "mano mano $nbas Zonas ds enerpo oy mano, partepan de as mers de equdad. Cuando oj dese, Ia mano sige ean el 01 noe, a mano pap, "ve" Cuando la mabo Se inmovliza lopcomandl {Th Flan mano oo 6 frecuenen iss orogaia ded sersaseltras Se pte encontr por rp ni ots SO Yara India yen Virco, dos de os puton adios eset epee ei eo mao ans Sota 3 eet ve “Un aspecto que distingue el funcionamlento de ojo y de la ‘mano, mis alld del hecho de ser productores de imagenes de naturalezasdistintas (visuales,tctiles)es que la mano se inde ‘pendiza de su pat, mientras quel ojo so lologra acostade una slteraeida, La Independencia y la autonomia de las funciones de Ja mano son una serial del buen desarrollo 1a acabada madu- ‘acin del organism; en forma opuesa, el ojo, cuando madara Ye desartolla, adquiere visi binocular. La otra diferencia es intra ls os necesitan tomar distancia para ejercer su 1a mano, en las tareas que requieren contact, sélo fun- cna en la estecha cercania. Antes de ser un érgano de pren Sion, la mang es un objeto de observacion, de exploracién, a escritura, el oo no mira la mano, sefijaen el raz0, mira laletza,y es nccesario que ast sea En este sentido, lo visual con- juga con lo manual en la producisn de trazos,o sa, opera alli lo visogestual Las alleraciones en la morfologia de la mano exigen que él cuerpo compense organizando funciones y funcionamientos al ternativos, La impartancia del pulgar es maylseula, pues part ‘pa como protagonista principal en la “pinza’, necesaria para boperar con los objetos, ene otcos el lip. Al escribir, el dedo ‘puesto al pulgan el medique -necesariamente pequeho, apo para el oce con el papel- se destiza produciendo a veces un leve ‘uemull, al modo de una pia que roza sobve el "d La corporizacién de la mano conlleva una relatva indepen: dencia, La mano ee independiente porque ee articula, es libre por descendencia: “De tal homb, tal asi". Dice Francisto Tesquelles (1973): "No puede pretenderse una reeducacion dela mano en sf sin preocuparse de qué pasa con el cdo y la articu Tacin del hombro”. Para que le mano se liberees necesaria na postuza que habe que el brazo sostenga, acompate ¥ allerne Ta tension y ladistensién necesarias: "Se puede decir con certa apariencia parades", contina Tosquelles, “que la vedcaciéns 4e los movimientos activs presupone el aprenizaje del no «mo- verse, dal reposo, dela inhibicién conteolada’. “Tnazos: maNem, LINEA, LETRA ‘Trazos pintura, duo y escitua, Primero la pintua, segur do el dibujo yterero la eseritura alfaétiea. Asfaparecen tempo falmene en la vida del aifa las dstintas produccionesgrificas [Ga pintura vinevlada a la mancha; el dibujo y la esertura, a la linea En los comlenzes, et nif grafca con elementos dispares y sobre sopartes diversos. Una mancha es motivo para la grafla, {el mismo modo como un trozo de puré sobre la mesa, una gota tle agua ola saliva sabre el dors dela mano. Desde esta poligra- fia orginal, el nliioescoariaado parece dirgirse peseriormente hacia el monopolio de las gratia alfabéticas. El geiego clasico no contaba con una palabra especial para exc presa la idea de eserbir, En su Hlsiora de Grecia rast Curis texpliea que “en Grecia una misma palabra: griphein, bastaba para seseribirypintar; y de hecho las letras trazadas sobre los ‘vasos pintados de los griegos sirven de adornos més que de sig- vexplcativos’. etal, itustraciones que configuraban verdaderos cuadtos en miniatura La posiciin en que se colocaba la hoa para Ja escrtura era similar ala usada en la pint ‘ade caballete: el libro era ubieado, para set escrito, en un ati, en forma casi vertical. La ‘designacion incorrecta de arriba y abajo para ‘nombrar la parte superior e inferior de a hoja de papel remit precisamente a esta forma de Dresentar Ia hoja, en la eual arriba y abajo «eran coordenadas que respondian ala vertical. dad del papel Si bien amano dl escriba, del coisa, poseia las habilidades del pintor, en su erenca la pntura(@ bu Jo) y la escritura alfabétca tienen diferencia, aunque ~como su aire Emile Bernard, citado por Merleau-Ponty (2003) medida ‘qe se pina, se dibula”. Mientras la pinta y el cibujo conser- van algin parentesco, ambos se diferenciarin progresivamente de la escrituray dela lengua en genet hinge Y pntra est mareados por una dieencla sus- Son ieductibes uno a ova: por bien que se dia fo ‘ese ha visto, lo visto no raid ums ea ou ec, ¥ por bien que se quera hacer ver, por mei de mgenes, se metioras, de comparacones, lo que sees dcendo, lugar en que ellas respandecen noes el que despliegs Ja vista, sino el que deinen lat sucesiones Sh sntat (Foveaut 1955) I dibujo es un paseo del trazo; la letra, una visita gulada. a imagen grética goza de libertad infinita a letra, de libertad condicionaéa. Cualguier deformacién o combinacién inadecu: da cola ala letra y al esribiete en un acta transgresivo que pone a lengua escrta en una siuacion de ilgili. En el aprendizae, la letta es proyecto poigue profundliza el futuro; e dibujo ~y mis an la platura-, poreleontraro,ahonda sada. Ambos ton eanotnecesais porque ss dite fenl ios hace ieductbes el no al oral uj no quee Geet ice; lo ques ie del ibulo no eso quee! duo dice Ta palabra oe hace aos, e poeta; i imagen nox sua es pamerosdescubrinietos del und, es ees Dive Reis ebay en Visa muted ia mage: Lapa spr mage ne [a pao roylonasane las mines aye eae eh licmpe del individ de a especies un atelerador de Doteela, El escrito eerie; la image, nares, [BL Hspacio met TRAzo leaninents da wna forma al vac, Georges Braque ta pina ny enna i ine macs sas Sobre el eucpo, La mancha es forms el ib e figura, Le finsre sc aproveia del cuerpo dela anche bus aba Rede ios pats qu separa a line, Lt naeba ne les Sepa, Le mancha hte prevent epi ne To invent ‘inbos cream imigenes wale, La munch es ocupaln, ena ‘ond. ieee demateaia, nena vot, Imagen y Magia ‘cuando la ines hace al expan. ‘Aes del lipiz no hay na, {papel es un sven dltraza. (Camels, 200) No toda marea se considera un trazo, Para Vasil Kendinski “la unin sucesiva de lineas conforma un taze", 0 sea que un trazo no es producto de un solo impulso 0 de una marca act- ‘dentada, casa La linea eres una presencia simulténea al movimiento de ta ‘mano, simuitinea y perdurable. La marea del lpiz es fel al ges: to, dela evidencia de que algo ha ocurrido y es tstgo de los Imovimientos. Temblores, frenos, torsiones se dedicen con s6i0 inspeccionar Ia calidad ela huella grafca; esta no sOlo deja ‘marea del movimiento sino también de su calidad y cantidad. El ‘movimiento de la mano y el dela hella son simulténeos, conf {guran una accién, una produccidn aprendida, susceptible de ser Vaada. Et razoofrece la posibildad de aticiparse, de cortege |a préxima linea. El trazo rea espacio, peta ademas rea tempo. Crea espacio en tanto marca la textura de la hoja,trancforma el espacio neuro haciendo visible su existenca, Una linea resulia Inds que na linea. Bsencialmente descubre zonas que el blanco 4e a hoa oculta con su homogénea planice: un tazo crea espa- ios a sus costados, asf como la linea del horizonte descubre el cielo. Afrma Novalis: "Cada linea es un eje del mundo” La linea, segin Kandinsky, es el elemento bisico de todo gra fismo y uno de los mas usados; represent a forma de expresion sms sencilla y pura, pero también la mis dindmica yvarlada™ En cuanto al tiempo, el tazado de una linea nos da la idea de viaje. Asi como hay costads en el espacio, en el tiempo hay pasado, presente futuro, Sila mano se detiene. el mismo frend genera presencia ¥ deja tris el pasado. El futuro esté ala espera, €n tanto trazo posible, peco también como ausencia de 1420: Joa en blanco es para el niio una obetvacién del concepto de proyecto y de porvenit. Cala da, al*ponerla fecha’ eli crea ‘1 propo calendaro; su letra avanza, ext en el iempo Como dios, a mancha es primigena, la linea corresponde, fen cambio, a otro orden, construyendo una forma més compleja se la figurackn; aunque mancha y linea no son evoltivas, sino ‘entidades auténomas. La letra se construye con la line, pero alt compleidad que sigue 1 Tan eas, que Tos itentos de aos por elconario, espoleciaa Ia carga exesva dea n gia. Cain ut ncn rls as eon jas gu Busan epodacr un rg ui foe, un cle fhratodas eis noconfuceainescritira sabe, noe la fi destino, En todo cao, esas peas marcas epesentan un moment genio dea pss Occlente ol lenguse articolado en onemas, en signos conenionles se ha logo spat oe itn age ue fnenta esque oda repeseacn fda fumlnsiad toda se imejanza, [eta manca avrnazo pester erent eta pearance Bee ccae apie aren eet rate ae Serra er ea Pe os es ie ee a eae cece orn osu utiizado para mara as taser et arcar las ras el xtee veil, fafa crete ala ea deen eae Sst tena un etemo pontagi pata apa os tel Seado para borer cong “servies can etc el tee to redondeado de vars elt ert eensjo que sedate ise eers datl fedetan ctuamente nos feral como una ogo personal de autora, que mare una dieencla en la ouside ap scr sun cana cet et era de un hme Besse tambien en el ming “alge, En grado de lace Roland Barthes ice quel eon sin eh fae dec eevee nnn cae eatuens carnal dl attr: nestled rita de plans te Book deta ‘de tongue depended cle enn Tomada Se Seine Res Ds Bema Bt deni et Tales la presencia del cuerpo en la escrtura tan singular el tan 3, que reconecemos en todos un estilo” snd ald del acto de eserbir Histdreamente, en la medida en que se iba perfecionando e soporte dela escritua, el gesto empleado para escribir cobraba ‘Guctitidad, Se pasa gradualmente de un marcado gestoinicial, Fasgo en profundidad presente en el acto de tally hasta legar fs letra preucida com el fair de la tinta sobre el soporte del papel. Dela tridimensionalidad a la bidimensionalidad, del sacar Al poner; del trabajo de fuerza y golpe al sutiltazo digital, El ‘cuerpo encuentra en la eseritura un acto que le exige conroes, Jnhibiciones,Independencias y acuerdos mutuos entre el ojo y Ja mano, Proceso histico que gestualmente podemos deimitar entre el raza de profundida y el azo de deslzamiento. ‘Ahora bien, Ia actual produccln grafca, realizada por una ‘maquinaria -especialmente las computadoras-, agrega tuna tr ‘cera gestualidad: pasa que podemos enunciar como de lo viso ‘manual a lo visodgital, que implica una predominancla de los ‘igitos, de las yemas de los dedos. La escritura mecanogrifia, ffectuada mediante la maquina de eseribir tradicional, equesia fle un esluerzo mayor que el actual teclado de la computador. En este timo, el esfuerzo es mimo ¥ loalizado, y produce tuna marca virtual (a diferencia de la maquina de escribir, que mareaba sobre un soporte conereto yea la cual “impresion” y fescritura se realizaban en un mismo acto y en un mismo lugat ‘Ademés se agrega otra variante que permite activar una pan- tallacon el roce de a yema de ls dedos, hecho imposible en las ‘aquinas tradicionales en la cual la pantalla era solo un objeto Jedicado ala vsign, que se aconsejaba no tocar. La inclusion del teclad en la pantalla es parte de un proceso de sintesis y con- flensacdn,caracterstcas de los objets altamentetecnificados ‘Si primero la eseritura impli la posturay el braza para Iue- fp pasar ala mano y convocar la reunién de los dedos, ahora ompromete una ligera presi de los dedos o el roce de a yema Ge los dedos por separado, Conn ligero movimiento, se escibe ‘con la exttemidad de las extremidades, La reunion de ls dedos fnelinstrumento de excitura favorece el desarrollo prdsico y 1a twansferencia de sa habilidad 2 ottas acciones. 1 Rk Die tao Ni cee ee buts edb eer escrfurs «man sigue teed See «eseribe con todo el nit, Su mano toma el Iépiz.como un estilet omunmente deste la pare supeie de pis para efor mi fein, Cone empo irs aimandn sus yr sl ween el neo quiere ser protagonista, de la ensefianza y su cuerpo, el lugar de la ensena. Sina 4, grt ti ss pc Ls icles ‘ce dele tar eer denna digas Sn 8 4e rebelia frente ala abitratledad del signo. En el aprendizaje {dela escrtura hay fuerzas que se oponen. El nila debe renunclar Allie albedr(o del movimiento, creunseribinlo, enmarcarlo, no fscapar de los limites impuestos por la hoa, acatar los caminos Gel englony respetar los margenes. Sobre el liiz: trabajo de presion y de prensién, Sobre la ola un gesto que nose pede ene aire. Una estela de colores testigo fdetmovimlente, scan - Destrzantento ‘La tinea de la descarga es aquella en 1a cual el cuerpo se apoyat la mano del no que lo resume y representa ruelea sus ‘onones, su necesidad de profundidad, aunque el concept y Ia pereepcion de profundidad todavia no estén logrados, En Fro renalgta de a percepcién Merleau-Ponty afirma que “Ia profun- tlidad es una tercera dimension derivada de las otras dos” En test sentido, surge defo que vulgarmente denominamos ancho y fargo, dimensiones con las cuales el niflo construye en un orden, ‘gue representa la erwz. En cambio, cuando el niio comienza a ttazar la profundidad esté todavia en proceso de construcci. ‘Ta lien de la descarga trabsja ms hacia abajo que hacia el costado; la linea de la descarga descascara el papel Io penet. El Seslizamieno es propio de la linea aéres, la que establece entre ‘eeuerpo y 1 papel un espacio para la tint, la mina, el crayén Ta tinea es aétea cuando la mano se desliza al suave roce del téedo menique, pequeno para que no se obture su funcidn de ‘poyo precario, Su deblidad anatémica es su fortaleza funcional Enel mio, en cambio, la mano que profundiza es ls mano del brazo alzado, Ta linea dela descarga se ocupa de marcar quitand; la linea Gel desizamiento, pore conraro, se sobrepon. ‘Cuando la lines incursiona en la escritura de palabras, debe estar preparade pata demostar algunos efectos dedeslizamiento. ‘Desizandose, la linea puede retrocedet, enroscarseY gta ‘Coando la linea de la descarga se apoya en la regla a desva, 4a corre; cuando inenta hacer letras, agueres, penetra: La dese carga modifica el espacio-soparte,agranda la superficie, aunque tempobrece el tiempo, lo concentra y lo retiene en el quebre, en 1a abolladura, £1 deslizamiento, por su pare, hace que el tiempo se suceda en el espacio, siempre primo, * La lnea de la descatga es cere; la del destizamiento, aper- tura, La primera es pesaez; la segunda, lviandad. Aquella es uniforme: éta, maliorme, El bucle, el giro son productos del desizamiento, donde el retroceso no es descenso, sino elevacién Desizarse es apoyo precario, cariia,y para que esto se pro- stuzca debe haber sosin del cuerpo, postara, acti de esriba ara que se distinga la mano de Ta hola, el lpia debe intercede. ‘La descarga parecieta trabajar so en la inscrpelin. En cam bio, el deslizamiento reine ambos movimientos el de inser cid y el de progresién. Trozavo - Teazavo (Cuando el nifo puede inclir entee su mano y el papel a pe sencia del trazo com gesto autonome e intencional respecto de los impulsos generale de cuerpo, el deslizamignto cobra vida En Jos eomienzos, para tomar y traladar el lip, los dedos participan en su ttaidad. Eliz es tomato con multiples apo ¥yos, como se toma una flauta: parecera que cada uno de los ddedos buscaratapar un agujero invisible ‘a toma del lipiz desde su parte mas elevada muestra la nece- sida de la mano de alejarse de! lugar donde se predic el raz. En los primeros encuentres, el léplz es tomado como un basta blanco que palpa el camine. El niio debe “hacer cuerpo" con el lpiz.o sea, prolongarse en el instrumenta, ¥ pare que esto curta se debe producir un ensamble, el lipiz debe dejar de ser ajeno,extrao a la mano que lo sostione. Siesta na sucede, el Japiz Youelga” dela mano, e ajeno al cuerpo, ‘Trazar es rat una linea; trzar, haoet un corte, ELtrazado es hereneia del trozado: el primer liz no se desliza porque debe esac Petrone ele, manca de arta hacia abso. sequno aerliza,avanza por a ls dl coarse, sea dtl pecho del escribene Bi cananaro El garaato en go iene espacio dl pel. La tinea se aia en fom sna loo ee gue eno date ‘oni eneepacio ambient: pareiera qu se ae cua ‘bea elad deca ose i) pore el impulse ha eso 9 Te fone, eons uninke a movimiento de sv ebtpobukando {Tetee que com Ml ganbeto evolucenadoc9una danza de mano bale de ios ape, de sees de vlver sre lo pans. as pr thera line ozaas “son simplemente moalestacenes de la naturaliad del i eyo biz elias peo movimiento: Shrocmadament ete. Mis adelante el pier contae to enlace de nes resuaré Ge una orlacin pendula de It mano" (ra, Bed qe produc ines qoecomienzan Geovare doin fc uesded algo similar ena econ de Ie ates cuando eno eomiensa el prensa dea macht Porn prostyee observa gue cambiar dtn dos plmeros js volutriamente picasa foe compl. En muchas Ecavones se cambla de deci eviando cae. La marca y Fiano san soos ene shay posts simian se 4 nto scarey el desiamien et anet” neetmaogcame {counoal rnin cr Snorage deta cert eae see ‘Spiage Damlael aca gums tego a. eemocts reo. ‘Sinidgea yeaa ene sae y exci mo roar ‘tees Oo ry neon vneaa eas une manera {he bene cons pei pr acu ann Se rp ‘Ma ah done nly pe nomen Sansa iment y pear, o> Dawiat Cassats papel como “suelo” y sobee el “papel” del suelo ya veces de as paredes, El niio que camina djando una marea en la arena cn fe punta de una vata, el nif que desliza una tiza por la parades mientras camina por la vereda as piedritas de Pulgarcito, eb fuero que marca Ia tierra, la soga que es arrastrada, a estela que tj la marca del pase: traz0s posbles,caminos, sendas La esencia del garabato es la curva. La curva es enemiga de Ja quietud siempre es dica y regresa haciendo del espacio un tiempo de retro, ‘in el garabato no hay preocupacién por lo figurative, aunque ‘el encuento fortulto de una figura es rethio con satlstaccin, El acto de garabaten ibera la mano, hace que el tono muscu: larse armanice. Es un aprendizaje para la mano del deslizamien- to, Garabatearno signifi descargar. Debemos descatar aqui Ia Inetafore dela ocupacién como opresin y lade la desocupacion| Como libertad; Ia descarga se entende, en un supuesto sentido positivo, sobre una base cuantiativay digestiva, como liberar el ‘mpacho de las tensiones. El garabato se expande, pero no para ‘ear excesos de carga. Noes tina excusa, una mera via sino wna estacidn posible. esp del traz0, cas siempre como respuesta la pregun- ta utlitaria del adult que buseafiguracion, el ni dice, nombra Jo que eacuentta en la ja, No se tata de plasmar un nombre, Sino de encontrar un nombre entre muchos posibles. La forma {Que se encuentra es un descubrimiento, no una especulacin La preceriedad en el dominio de a linea que busca figuras cconvencionales no es un obsidetlo para la ereatvidad del tra ‘zo grafico. Si bien la mano de Ja descarga, presa del peso de ‘i cuerpo, iene difcultades para la escrtutaalfabtica, puede ho tenerias eomo potencia de expresividad,visibie actualmente fen muchas producciones pictéricas donde se agurca la tela 0 Sela presiona para abtener un relieve particular, Por oto lado, 1u mano mal poco entenada en lo Rguravo est presa de Para pdr eam ep, ware Danie Camels, spaco ee ney tc moa. ‘onvenciones y estereotipos que le exigen una normativa y un fiterio esti que valora lo lindo por sobre lo bello. Con una linea temblorosa.discontinua desigual, se puede componer un dibujo con una carga de expresividad que lo acerque ala belleza ‘No todo lo indo es belo, asi como no todo lo bello es lindo. Eltérmino “garabato” proviene del instrument de hiero cuya punta esté vuelta en semitrcul (gancho, garfo), a cietts con {extos, alta yprineipalmente la firma son denominadas con el ‘erin “pancho ‘En Historta de a educacin en ta Anvigiated Hen ry Marrou dice que "el dibujo hizo su aparicién en Ia ecicacion Hera! durante el ranseurso del sigio [c.} au finalidad earece de sentido préctico alguno; fdbe tender a afinar el sentido de Ta vst, el gusto or las lineasy as formas” Caracteriza el dibujo como un medio para “afin” fo para tomar “el gusto" a as lineas y formas. El fibujo en st, al no tener un sentido préetco, no tenia jerarqula enize las producciones graticas ‘Algunos referentes que samos para identfcar o decodificar las figuras que desconacemns san el cuerpo humana -princl palmente el rostro- y signos como las letras y los aimeros. Bs posible encontrar rstos y escrturas en manchas, raspados, e0- Slones de diversas materas. Roland Barthes (989) afirma en este sentido que "la letra es precisamente algo que no se parece a ‘nada: es propio de su naturaleza hulr nflexiblemente de toda semjanza: todo eafierzo de la letra es en direceién contraria a Ti analogi’. Si bien esto es asi en una leetura general, sabemos ‘due los nifos les adjudican las letras parscidos,semejanzas, vecindades con objets, cuerpos, etc. Un exponente cisico de tsta aproximacion es la asocialdn que seestablee entre la casa fon tech a dos aguas y la letra A maydscula, entre ol nimero 2 ¥ un patito, entre el nimero 4 y una sila ‘mente, las lneas se las sueledenominar “palitos, Barthes continia su refexin diclendo que “ee trata de dela mayora de os nos o particular se descubreen las atirmacion paradocs, porque cada cosa, en denis, se Carictessias eonstanes de un mismo ni a lo largo de ana ‘ej a alga ota (Jo que nose parece a nada ler por fecuenea de produccones. Lo particular es tereno donde se tecere aun lta}; hay que pensar entonces que la eta fo muestra identi, a sutoria. La ito, que se repite en as se neparé del pctograma, sino ms bien ques ps0" produecionsgefleas,fuelona como una monogmtia,o amo ‘este cas, la“netraliad” de a leta (ens conjunto aad) in monogama Duede enenderte en omparacign con la telerencia figural “As, ek gaismo de un ai puede ser atado en una doble resentatva) de too pctgrama. sta oposilin no sige coma direcin: una gue fo wigue en Ta genetalidad, que lo compare escendencia sino como un eddigo auénome, atl punto que ano querealzanodosias ios, yore que apunteadescubrir las demés eserturas son denominadas, en opescin & ta, no Inciferencla que exe nio impime eno general Sel profesional allabetica’ se detiene solo en la primera instancia, pierde de vst la singu- laeidad det nit. [En Cuando el verbose hace carne Palo Virno eka a Ludwig Wittgenstein: “Ahora, @la pregunta sobre ‘Antes de dibwjar un efculo, el nif traza un lazo, un bucle? Siu eserealmentes mis oscura que e, 6! responders teazo citcular donde las lineas se cruzan dentro del espacio que asl seguro algo como: «No es que sea realmente encierrao fuera de 6: ms oscura, pero a mi me da de algin mado una Jimpresion mas oscuras an la siguiente instancia, en la construecién del circu, et pancho punto de lgada y de partidatendrin un encuentro que exhibits Ja continnidad del azo en un mismo camino: fn algin momento del apendizaje de as raise azo co- bra rasgos singulates, marcas de suri, Esto nos permite di tinguirun dibujo de oo, un garabate de cro yuna era deo, Ta pariulriad dt razo se meta como diferente ante la seneadad dele esperado en cas ea. Por ejemplo, a mayoria dels nines, en agin momento del desarrollo, unen una linea ae ha ear un camino clr yeeatiyen ana gr el circulo. Pero esta construccién, esperable y comin a muchos 17. "Be lazo (boucie), si ereemos Iss pruebas de La etimologia, es una bocs: ios, resulta diferente en ead no en partiul Tal dieenca Soult ade, atv eb, bce Sad 19). persona a partir de una huella, trabajo de pesquisa la segunda particulariza. La primera da El nifo mas grande podré arceer al évalo en forma itencio- nal pues, al eomlenzo, intetando hacer un efteul, hace algo similar aun Salo; ése se pod observaren el dibujo del rostro| ela figura humana: Sil bucle, al excedese, se descenra, ol ctculo se organiza alrededor de un centro virtual; mientras el dvalo se arma rom Piendo el centramiento nic, “duplica su centro, lo desarrolla” (Sarduy, 1979). Estas operaciones gréficas no sdlo competen al o- den téeico sino que, su vez, pueden ser indicadoras del cena mmiento © el descentramiento de la persona, de su posibilidad de ‘isaled dla daascapactbd porn ninina carer ou carpe Nose trata aqui de observar ideas, concepts. Se trata de ima ‘genes, porlo tanto, de formas, de figuras, de lenosy vacos, de contorns y plenos, de vecindades y aljamientos, de adeno y fuera. Cada ruo, cada giro de tazo, tiene valor para la iden: tidad grafica. El grado de pros y prenaién del lip revite importancia, es una marca del cuerpo donde se aina lo impreso ‘ylo expresvo. ‘En algunos casos, ese rasgo personal que otorga identidad al tuazo interfere en lo esperable, opera contra la convencion. Al .gun0s maestros ntentan corregilo, cambiarlo, ordenario en el ‘comin de los traz0s,encauza el gest gritio en el ecto camino, ‘ena orto grafia. a ealigraia corige, no interpreta; en cambio, la grafologla Jnterpretay no corige.Ambas se han acupado de Ia ereriura, La Drimera ordena la forma deseable a la cual el trazo debe azol- arse, establece el modelo de io esperado; la segunda se propone egulaciin y dominio; la segunda, sentido (a pesar de que mu- thos de estos sentidas en ocasiones sean tan genéricos que 10 ‘represent ala persona) Ta insistencia de la caligrafia en To homogéneo va mds alla de la comnicacin y de la esética (con las excepciones cores- pondientes, prinipalmente en la ealigrafa oriental): se tata de Feregulacion de a condcta, del comportamiento dela mano. ta, taligiafa separa ala persona de la letra, no (lea la identidad, porque aspira.a lo Kléntico. Le grafologia, en su interés por encontrar en la escrtura la persona, prescinde de ella, no necesita conocera, repone a la persona ausente al reconocerla en e trazo “Ambas corten el riesgo de descartar la comunién, la Nigazén profunda de las instanelas en las cuales el cuerpo, através de {Tr acitud el gesto, la mirada, opera sobre el Lipiz y Ta imagen, ligazdn que impeime un "colo: personal sobre Io hoja Si bie la letra tne un modelo a seguir que no puede alterar- se si quiere ser comprendlda, dentro de esa convencién pueden aber formas diversas de imprimir la identidad del suet. Para Henri Wallon (1991) la escritura es, precisamente, “un registra for de nuestas dlspsicions ftimas tanto mas fel cuan’o que sis ataclones escapan a nuestra contol” ‘Exlste un easo excepelonal en el quelaoficacia de Ta eseritura radia en una caligrafla imperfecta: ste ela firma, Frama, Sila escitura comin debe sometersea un corse, discplinrse aun ttazo la esrtura construtiva dela firma tiene la libertad Se tansgredi. ba fitma carece de rengln; sla hola lo tiene pre Slamente trazado, la firma no tiene por qué respetaro,Incluso Tnuchasfirmas construyen su propio rengldn en alin momento feu trazalo, No sele pide que se someta ala norma plural, sno fue se singularice al extremo de volverse nica y multiplic- ie, sus valores esenciales Unica, por se original dela persona: ruliplicabe, porque puede y debe reproducise sn flsear su avant Causes ‘enidad, Sia singularidad est, en efecto, igada al estilo, ala ‘marca que djaba el etlet, la firma represeata lo singular por cexeelencia La condicin de alfabetizado no es un requsto indispensable para poder irmar, Recurit a una marca del cuerpo orgénico (Ia tauella digital) como reemplazo del firma noes el inca recurso. ‘Anju no se tenga acceso al lenguaje escrito, puede consirurse ‘un trazo original, a mode de sell; un diseio propio que otorgue tuna imagen de Mentidad diereate de la huella de 1a yema del pulgar Firmar, coma acto de aceptacén responsable, es una marea ‘no mecénica, escapa a la duplicaién; aunque exista una firma ‘eseaneada, ei los actos ceremoniales, en los rituales de la vida ‘eadémica,e6 necesaro realizarla en act, en presencia y con testigos que de fe: firmar se acerca aun juramento ‘Lz firma, como produccon grafic, no tene una atenc6n pa ticular dentro del programa escolar tradicional, No se ensefia a firmaren la escuela, a veces tampoco en la casa. El ni alfabe tizado sue integrar en sus juegos el acto de firmar; es af do fe los primeros trazos se eercitan en impulsos contrlados que Smitan los gestos que hacea ls adultos cuando firman, La firma nace de un infejuego entre el fren y el Impulso, se construye a sacudidas programiadas, pequehos latigazos de la int. Es un “hrrebato controlada’,papitante sobre el sedimeato estacionario de milipiesfrmantes que componen la historia de la escrtura, En fa sogunda infancia, la firma posee un interés particular para los nies, se converte en una produciin asociada de ma- tera inconfundible con la vida adula, y liga la identidad. {as Gemas se construyen tomando como modelo otras firmas, tent las que las firmas de los padres constituyen un relerente Indiscuibie EL primer lamado de atencén, el primer impulso aa cons teucein de la firma, radica en la necesidad de firmar el doce tent de Sdentidad La primera firma no ica se realiza eon ‘Lcuidado necesario para que los nombres puedan leerse con ‘Halden oc tno ak letras famillases, det nombre y del apellido, una recreacién per sonal Ta firma reafirma la dentidad del que escribe, confirma una diferencia posible con el 220 comiin de la letra ‘Rubricar firmar al pe, es un ato de autoriay de compromiso, *Poner la fema" es compromett la palabra Bx pocuaero ne mexrDAD Documento, céula de identdad: sexistro co- min de lo diferente, EI documento de identiad se constituye en la antculacién de cuatro imagenes grafcas. Una de tllas es el nombre el apelid, esertos en el do ‘mento pot el empleado administativo de tusno, fn algunas ocasiones a mano y, en otras, a miqui- fa, De las cuatro grafias,ésta 6, desde ol punto de vista del ato de la producién, Ia que mayor distancia toma res pecto del cuerpo del sueto. Las restantes lo nvolucran en forma Inconfundible, Se tata de tes regisros dela identidad que se documentan sobre el papel: huelladactilar, fotografia y firma. La feel data, una im-presin digital, matea orginica par ticular ysinlea, producto de la herencia biolégica; la foto gra, feono que reproduce el rst, 20na del cuerpo prodicida sobre la cara del organismo, ela coal se instala un aspecto dela iden tidad, producto de la herencia corpérea; la forma, letra singular, ribviea que la mano taza a partir de un gesto aprendido, im pronta de ritmo, presi, freno ¢ impulso controlado. Marca de! forganisme, del cuerpo, dela esritura. Tes impresiones sobre Tas que se apoya la Mentidad, Document, titulo, prusba escria TACETHA BLANDA La LevRA DURA os tres, tos textos, las isa, sm tumBes, tunbas ‘ue prfenar fn. ‘Antonin Artaud 1a sorta es wx tongue cendurecido. Roland Barthes Lo escrito sostenfa un eriterio de eredbilidad, se homo- legaba con la verdad e incluso con la certeza. Al preguntar “donde lo encontrase escrito", hacfamosalusion a ese valor Incuestionable que le otorgamos ala letra que estructura ol iro. Pero lo escrito en Ia aetualidad ha perdido ese valor. Roland Barthes (19976) nes advierte sobre la decadencia Gelvalor de credibilidad dela escritura, Se pregunta: {No fue Ia. esritura durante siglos et reconocimiento de una devs, la garanla de un {ecambi el sell de tna represetacién? Pero ‘oy la eserturase dj ir etameate hacia el aban flono de las deus burguesas, la perversion, el ex tremismo del sentido. Pero, en cuanto a la transmis del conocimlento,s {que ablendocierta dependencia con la letra eset, Para- Sojieament, la palabra desvanecida, la letra muera, ests Potencialmenteinsripta en la eternidad, En Bl escribe Norman Brown al respecte: Esta servidumbre al libro nos obliga ano ver con nues- "eos propos ojos; nos obliga aver eon ls ojos dene mer tos, on jes muertos Igvalment, eh un sermon tase entalista, Whitman dle "nadelante ao mars cosas ddesegunda oereera mano, ao mires con ls os gel eros, ne alimentarés cn bs spectros es ios Por su parte, para el poeta Henri Michaux “lIipiz es un de lator’: dejar escrito es develar un secreto, perder el eontrol de la Palabra. En cambio, ala palabra oral "sé la leva el viento" La palabra escrita es expansion a través del tiempo peta, a su vet, limite y eaducidaa a escritura, histricamente, se muestra como un susituto \degradado dela oralidad. En su Diccionario de ls sibs Jean Chevalier y Alain Gheerbrant sugieren al respecto que “la histo sa dela scritura no se remonta mis allé de los seis mil aos Los grandes maestros, Séerates, Buda, Jesuctista, no han dejado nada escrito, Simboliza una pérdida de presencia: la esciura 3ega cuando la palebra se retira”. ‘Las academias otorgan legalidad ala palabras cuando la or lidad ~el“lenguaje vivo"- las ha comenzado a introduc en cl Jenguaje escrito, El lenguae oral es efimero, se reeonstraye en a secbencla, se corrige en el instante, goza de fede eratas. En La ‘eritura del desastre dice Maurice Blanchot que el "habla aye y se derrama [Jl esritura se retiene” Pitsgoras deliberadamente no escriie. Ast interpreta Jorge ‘Lals Borges (1979) la decisin del sabio griego: No escribid porave no quis atarse ana palais ee crits Sn, sin duda, aquello de que Ia letra mata y epi vvica, que vendra desputs en lia de- bi sentir es, no quso alse a tna pala exit; por ‘0 Aristtelesno habla nunca de Psgoras, ind de fos Diagércos. manos eargados de a sell ‘osu macs, fos aul raid pod compett fomel bro tno’ artesanal grabado cone esto de Ia mano ‘empos en os que ta reproduicin tenica dea palabra esta tran realidad impensabe. hy aguas liber de ecrbirdegando eta trea en ssi cipal Ena plabra esr ext aa ya condena, a sumisn det everpay del esprit aa eta or sce ae stra Hl, tami 1 ae letra ber. La etrtra se configura en un espacio donde Tenguaje encuentra un ligary una vsilidad. Slendo Unico su {rn ine In eapucad de sr mp; as area resula {ha nea ofc de exponerse inmumerbis letra. Al, la leva el espacio dei exer enueva sugary eobra nuevos soto Aun pe tae Jen los nis una ft apredlzaj del lengua exert inscribe en lo ty funni coloesaodos bp wh so ordenamen En sds poplars abun efempos ens ela est cara epecenta ay yl der: cer buena tr’ camplicon un omen = ‘uerid, comportamieno espero socal- trnte aepabie.cumplir con la autoridad, Gorath dvi Foner os puntos sobre Ia ie: os puntos “ore lv ssn limites, ates disina- Tio La ortega os pus orl eto ca fore “ee “A pe de a ler’: empl con rgurosidad peo, Estar le pes de eoerpo de Ta palabra et Jo ea con sangre ent: esta fase Fepresenta la apropiacién det Encierra historias de pentencias castgos. De esta forma la letra entea para no salt Jamas. No basta con que la letra entre, es ‘ecesarioesencialmente que salga, como es- tandarte dela comunicacin, de a exprsion bamana, Bl cuerpo sometid al pie de la letra, reinseript en et orden ‘natural de la palabra, consttuye la tniea naturaleza posite, la ‘Que convene al (del) proceder dela cultura La letra: prsin del cuerpo. Sila lengua cree bajo el estimulo de la made (lengua ma: tera’), la eseritura est regida por ale del pad. La tablas de 1a ley, is tablas de los mandamientos, no expresan la oalad sino laeseritura de la Ley de Dios‘ El esprtu hecho carne. "Los sonidos de la voz’, dice Foucault en Las palabras y tas cosas, 'sélo son su traduccién transitory precaria. Lo que Dios ha sdepostado en el mundo som las palabras esritas [La Ley fue