Está en la página 1de 2

Los rieles

Miguel Huezo Mixco

Ha comenzado la temporada 2010 del teatro Luis Poma. Todos lo que tenemos cierta
edad recordamos con un aire nostálgico el "boom" del teatro salvadoreño de los años
70. Roberto Salomón, director del Poma, es uno de los últimos especímenes de aquella
tropa. Un verdadero sobreviviente, como Fernando Umaña. Ellos dos han seguido
dirigiendo a nuevas generaciones de actores y actrices. Son dos tipos exigentes que se
han esmerado en ofrecernos un teatro de calidad. Valen oro.

Los resultados de su trabajo podrán apreciarse de nuevo en algunas puestas en escena


que está ofreciendo el teatro Poma para esta temporada. Por ejemplo, la escuela de
Fernando Umaña estuvo presente en "Los rieles", obra escrita y dirigida por Enrique
Valencia. Este joven ha participado en varias obras dirigidas por Umaña, entre ellas "El
médico a Palos", una comedia-farsa de Moliere, que tuve la suerte de presenciar en
2004. "Los rieles" permaneció en cartelera del 15 al 25 de abril recién pasados. Es una
producción de las agrupaciones Acento Escénica y La Bocha Teatro.

Valencia, como todos los menores de 50 años que hacen teatro en este país, no ha tenido
una escuela de formación sistemática. Esa posibilidad desapareció en los terribles años
80, tras el cierre, por mano militar, del Bachillerato en Artes; después de eso no ha
habido manera para que se funde otra escuela de arte dramático. Todo el elenco de "Los
rieles" se ha formado directamente sobre las tablas gracias a programas independientes,
como el Teatro Estudio de San Salvador.

La falta de una escuela teatral no ha impedido la aparición de nuevos dramaturgos,


como Jorgelina Cerritos. Dos trabajos de Cerritos, ganadora del Premio Casa de las
Américas 2010 en la rama de teatro, serán puestas en escena en esta temporada. En el
teatro salvadoreño del siglo XXI están pasando cosas importantes. El teatro sigue dando
de qué hablar. El Festival Centroamericano "Sin fronteras" llegó este año a su
decimosexta edición, y la presente temporada en el Poma constará de 16 eventos (12
producciones nacionales y 4 extranjeras).
"Los rieles", la tercera presentación de la temporada 2010, me despertó reacciones
contradictorias. En algunos tramos me sentí atraído por el lenguaje lírico con que está
escrita. Pero los lugares comunes en los que el autor incurre me terminaron aburriendo.
El clima de zozobra que impera en la puesta en escena me resultó dolorosamente
familiar. Pensé que la guerra que vivimos el siglo pasado tiene en esta obra un resultado
estético significativo. Pero sentí insatisfacción por el tono tremebundo que domina casi
toda la obra, a lo que mucho ayuda un fragmento de una música patética que se repite
hasta el cansancio.

Disfruté mucho, en cambio, con la secuencia del entierro de Pepe Rodríguez.


Imaginativa, lúdica y con mucha plasticidad. Ese fragmento de la obra me convenció
del potencial de ese elenco integrado por Oscar Guardado, Viktorio Godoy, Omar
Renderos y las actrices Alejandra Nolasco y Dinora Alfaro. Ellas, de lejos, me
parecieron las mejores de la función.

El entierro de Pepe también me hizo pensar que Valencia tiene talento como dramaturgo
y director. Pero que, sin embargo, la combinación autor/director requiere de un talento
adicional que Valencia quizás todavía no posee, pero al que accederá trabajando duro en
eso que parece ser su genuina vocación: las tablas. A falta de mejores argumentos diré
que el director Valencia debió haber desplumado un poco más al autor Valencia.

(Publicado en La Prensa Gráfica, 29 abril 2010)

Foto de Carlos Hurtado