Está en la página 1de 57

DECÁLOGOS DEL ESCRITOR

Decálogo del escritor - Augusto Monterroso
Primero.
Cuando tengas algo que decir, dilo; cuando no, también. Escribe siempre.

Segundo.
No escribas nunca para tus contemporáneos, ni mucho menos, como hacen
tantos, para tus antepasados. Hazlo para la posteridad, en la cual sin duda
serás famoso, pues es bien sabido que la posteridad siempre hace justicia.

Tercero.
En ninguna circunstancia olvides el célebre dictum: "En literatura no hay nada
escrito".

Cuarto.
Lo que puedas decir con cien palabras dilo con cien palabras; lo que con una,
con una. No emplees nunca el término medio; así, jamás escribas nada con
cincuenta palabras.

Quinto.
Aunque no lo parezca, escribir es un arte; ser escritor es ser un artista, como el
artista del trapecio, o el luchador por antonomasia, que es el que lucha con el
lenguaje; para esta lucha ejercítate de día y de noche.

Sexto.
Aprovecha todas las desventajas, como el insomnio, la prisión, o la pobreza; el
primero hizo a Baudelaire, la segunda a Pellico y la tercera a todos tus amigos
escritores; evita pues, dormir como Homero, la vida tranquila de un Byron, o
ganar tanto como Bloy.

Séptimo.
No persigas el éxito. El éxito acabó con Cervantes, tan buen novelista hasta el
Quijote. Aunque el éxito es siempre inevitable, procúrate un buen fracaso de
vez en cuando para que tus amigos se entristezcan.

Octavo.
Fórmate un público inteligente, que se consigue más entre los ricos y los
poderosos. De esta manera no te faltarán ni la comprensión ni el estímulo, que
emana de estas dos únicas fuentes.

Noveno.

Cree en ti, pero no tanto; duda de ti, pero no tanto. Cuando sientas duda, cree;
cuando creas, duda. En esto estriba la única verdadera sabiduría que puede
acompañar a un escritor.

Décimo.
Trata de decir las cosas de manera que el lector sienta siempre que en el fondo
es tanto o más inteligente que tú. De vez en cuando procura que
efectivamente lo sea; pero para lograr eso tendrás que ser más inteligente que
él.

Undécimo.
No olvides los sentimientos de los lectores. Por lo general es lo mejor que
tienen; no como tú, que careces de ellos, pues de otro modo no intentarías
meterte en este oficio.

Duodécimo.
Otra vez el lector. Entre mejor escribas más lectores tendrás; mientras les des
obras cada vez más refinadas, un número cada vez mayor apetecerá tus
creaciones; si escribes cosas para el montón nunca serás popular y nadie
tratara de tocarte el saco en la calle, ni te señalara con el dedo en el
supermercado.

El autor da la opción al escritor, de descartar dos de estos enunciados, y
quedarse con los restantes diez.

Decálogo de Borges

En literatura es preciso evitar:

1. Las interpretaciones demasiado inconformistas de obras o de personajes
famosos. Por ejemplo, describir la misoginia de Don Juan, etc.

2. Las parejas de personajes groseramente disimiles o contradictorios, como
por ejemplo Don Quijote y Sancho Panza, Sherlock Holmes y Watson.

3. La costumbre de caracterizar a los personajes por sus manías, como hace,
por ejemplo, Dickens.

4. En el desarrollo de la trama, el recurso a juegos extravagantes con el tiempo
o con el espacio, como hacen Faulkner, Borges y Bioy Casares.

5. En las poesías, situaciones o personajes con los que pueda identificarse el
lector.

6. Los personajes susceptibles de convertirse en mitos.

7. Las frases, las escenas intencionadamente ligadas a determinado lugar o a
determinada época; o sea, el ambiente local.

8. La enumeración caótica.

9. Las metáforas en general, y en particular las metáforas visuales. Más
concretamente aún, las metáforas agrícolas, navales o bancarias. Ejemplo
absolutamente desaconsejable: Proust.

10. El antropomorfismo.

11. La confección de novelas cuya trama argumental recuerde la de otro libro.
Por ejemplo, el Ulysses de Joyce y la Odisea de Homero.

12. Escribir libros que parezcan menús, álbumes, itinerarios o conciertos.

13. Todo aquello que pueda ser ilustrado. Todo lo que pueda sugerir la idea de
ser convertido en una película.

14. En los ensayos críticos, toda referencia histórica o biográfica. Evitar
siempre las alusiones a la personalidad o a la vida privada de los autores
estudiados. Sobre todo, evitar el psicoanálisis.

15. Las escenas domésticas en las novelas policíacas; las escenas dramáticas
en los diálogos filosóficos. Y, en fin:

16. Evitar la vanidad, la modestia, la pederastia, la ausencia de pederastia, el
suicidio

-----------------

1 No tratar de anticipar un "lector ideal"; puede haber uno, pero él/ella está
leyendo a alguien más.
2 No tratar de anticipar un "lector ideal"; a excepción de sí mismo tal vez, en
algún momento en el futuro.
3 Sea su propio editor/crítico. ¡Compasivo pero despiadado!
4 A menos que usted esté escribiendo algo muy avant-garde –todo retorcido,
gruñido y "obscuro"–, debe estar atento a las posibilidades de la utilización de
párrafos.
5 A menos que usted esté escribiendo algo muy posmoderno –consciente,
reflexivo y "provocador"– debe estar atento a las posibilidades de la utilización
de vocablos simples conocidos en lugar de de "grandes" palabras polisilábicas.
6 Tenga en cuenta a Oscar Wilde: "Un poco de sinceridad es peligrosa, y una
gran cantidad de ella es absolutamente fatal".
7 Mantenga el corazón alegre, esperanzado. Pero espere lo peor.

-----

1 No mirar hacia atrás hasta que haya escrito un borrador completo. Comience
cada día continuando la última frase que escribió el día anterior. Esto evita
sentimientos serviles, y significa que usted tiene una cantidad importante de
trabajo antes de llegar a la verdadera labor que es el de...
2 la edición.
3 Lleve siempre consigo una libreta. Y me refiero a siempre. La memoria a
corto plazo sólo retiene información durante tres minutos; a menos que esté
escrito en el papel, puede perder una idea para siempre.
4 Detener la lectura de ficción –son mentiras, de todos modos, y no tiene nada
que decir que no sepa ya (suponiendo, claro está, que usted haya leído mucho
de ficción en el pasado; si no lo ha hecho no tiene sentido alguno ser un
escritor de ficción).
5 ¿Sabe Ud. algo de esa sensación enfermiza de inadecuación y de la
sobreexposición que se siente cuando se mira su propia prosa? Relájese a
sabiendas de que esta sensación horrible nunca, nunca se irá, no importa qué
tan exitoso y alabado públicamente se vuelva uno. Es intrínseco a la actividad
real de la escritura y debe ser apreciado.
6 Viva la vida y escriba sobre la vida. Hay más que suficientes libros sobre
libros.
7 De la misma manera recordar cuánto tiempo las personas pasan frente al
televisor. Si usted está escribiendo una novela con un ambiente
contemporáneo tiene que tener largos pasajes donde no pasa nada salvo mirar
televisión: "Más tarde, George vio Grand Designs mientras comía con Hobnobs.
Luego vio el canal de compras por un rato...".
8 La vida de escritor es esencialmente de confinamiento solitario; si usted no
puede hacer frente a esto, dedíquese a otra cosa.
9 Ah, y no olvidar la paliza ocasional administrada por los guardias sádicos de
la imaginación.
10 Considérese a sí mismo como una empresa pequeña de una sola persona.
Haga ejercicio (tome largas caminatas). Celebre una fiesta de Navidad cada
año en el que usted esté parado en la esquina de su sala de redacción,
gritando en voz muy alta para sí mismo mientras bebe una botella de vino
blanco. Entonces mastúrbese debajo del escritorio. Al día siguiente sentirá una
profunda y aglutinadora sensación de vergüenza.

------
1 Póngase a trabajar. La disciplina permite libertad creativa. La no disciplina es
igual a no libertad.

2 Nunca se detenga cuando esté atascado. Puede que no sea capaz de resolver
el problema, pero póngalo a un lado y vaya a escribir algo más. No se detenga
por completo.
3 Ame lo que haga.
4 Sea honesto consigo mismo. Si no es bueno, acéptelo. Si el trabajo que está
haciendo no es bueno, acéptelo.
5 No aferrarse a un trabajo deficiente. Si era malo cuando entró en el cajón,
será igualmente malo cuando salga.
6 No le haga caso a quien no lo respeta.
7 No le haga caso de cualquier persona con problemas de género. Muchos
hombres siguen pensando que las mujeres carecen de imaginación.
8 Sea ambicioso con el trabajo y no con la recompensa.
9 Confíe en su creatividad.
10 ¡Disfrute de este trabajo!
------
1 No coloque una fotografía de su autor favorito en el escritorio, sobre todo si
el autor es uno de esos famosos que se suicidaron.
2 Sea bueno consigo mismo. Llene las páginas lo más rápidamente posible, use
doble espacio. Considere cada nueva página como un pequeño triunfo.
3 Hasta que llegue a la página 50. Entonces cálmese, y empiece a preocuparse
por la calidad. Póngase ansioso: es su trabajo.
4 Déle a la obra un nombre tan pronto como le sea posible. Hágala propia y
véala. Dickens sabía que Casa desolada se llamaría Casa desolada antes de
empezar a escribirla. El resto debe de haberle sido fácil.
5 Limite la navegación a unos pocos sitios web al día. No se acerque a los
corredores de apuestas en internet, a menos que sea parte de la investigación.
6 Tenga un diccionario de sinónimos, pero en un cobertizo de la parte trasera
del jardín o detrás de la heladera, en algún lugar donde le demande un
esfuerzo llegar hasta él. Las palabras que le vienen a la mente serán
suficientes, por ejemplo, "caballo", "corrió", "dijo".
7 En ocasiones, ceda a la tentación. Lave el piso de la cocina, cuelgue la ropa
lavada. Es parte de la investigación.
8 Cambie de opinión. Las buenas ideas son a menudo asesinadas por otras
ideas mejores. Yo estaba trabajando en una novela sobre un grupo llamado las
Particiones, luego lo cambié y me decidí a llamarlos los Comprometidos.
9 No buscar en amazon.co.uk el libro que Ud. no ha escrito todavía.

2 Lea mucho y discrimine. En una novela. Las palabras son la materia prima de nuestro oficio. el escritor se expone por encima de sus personajes. 5 ¡No se exceda con los signos de exclamación! Para darle una idea imagine que no se le permiten más de dos o tres exclamaciones por cada 100. 3 No sólo planee escribir. Así que lo . Cuanto mayor sea su vocabulario.000 palabras de prosa.10 Dedique unos minutos al día de trabajo en la biografía de la solapa: "Divide su tiempo entre Kabul y Tierra del Fuego". Y esa información la puede deslizar también en cualquier otro punto de la historia. ----- 1 Aumente su poder de palabra. no será capaz de parar. 6 Nunca use expresiones como “de repente”. sea feliz o trágico. debe ser desperdiciado. 4 Escriba lo que usted necesite escribir. más eficaz será su escritura. Nada de lo que le suceda a un escritor. Pero luego vuelva al trabajo. El autor debería ser lo menos intruso posible. y no soñando con eso. He comprobado que los autores que más usan este tipo de expresiones son también los más generosos con sus signos de exclamación. aunque sí puede hacerlo si quiere mostrar la reacción de su personaje ante ese tiempo. 4 Nunca use un adverbio para modificar ese verbo “dijo”. El diálogo pertenece a los personajes y las acotaciones son el lugar en el que el autor mete su nariz para que el lector sepa quién está hablando. ------ 1 Nunca empiece un libro hablando del tiempo para dar ambiente. 7 Utilice los dialectos regionales lo menos posible. Quienes escriban en inglés tienen la fortuna de contar con el lenguaje más rico y más versátil del mundo. 2 Evite los prólogos. Es sólo escribiendo. Una vez que empiece a transcribir fonéticamente esos dialectos. Esta regla no necesita mayor explicación. el prólogo se usa para hablar sobre la historia de fondo de los personajes. Es un pecado mortal. no lo que es actualmente popular o lo que crea que se va a vender. Al utilizar esos adverbios. que desarrollamos nuestro propio estilo. Respételo. en particular al estudio de la gente. 3 Nunca use otro verbo que no sea “dijo” para acotar el diálogo. escriba. 5 Abra su mente a nuevas experiencias. distrayendo al lector e interrumpiendo el ritmo del diálogo. La mala escritura es contagiosa.

7 Lo más probable es que necesite un diccionario. Y tome otro camino. 9 Lo mismo es también aplicable a los lugares y a los objetos. Así que lleve dos lápices. suele saltar en una novela y no malgaste su tiempo (ni el de su lector) en escribir esos trozos. 10 La oración debería funcionar. Las lapiceras chorrean. a no ser que quiera romper con ella. O leer algo más. sea Margaret Atwood y sea capaz de pintar con el lenguaje. Ha estado entre bambalinas. porque Ud. Pero no sabe quién es el lector. Lo que fascina a A matará de aburrimiento a B. No se quedes sentado en medio del bosque. 8 Nunca lea su obra con la inocente expectativa que tiene en la primera y deliciosa página de un libro nuevo. 9. Nadie lo obliga a hacerlo: Ud. 4 Si usa una computadora. 3 Lleve algo para escribir. la escribió. vuelva sobre sus pasos allí donde erró. si la mina se rompe no la puede afilar porque no se puede llevar un cuchillo a bordo. 2 Si al segundo lápiz se le rompe la mina siempre puede recurrir a una lima de uñas de metal o de cristal. Y/o cambie al personaje. que es la versión final y publicada de su esplendoroso libro. así que no se queje. Esto último significa que no hay almuerzo gratis. una gramática elemental y un asidero a la realidad. 5 Haga ejercicios de espalda. pedazos de madera o su propio brazo son útiles. No le dará un plan de pensiones. 6 Mantenga la atención del lector (probablemente lo logre si consigue mantener la suya). de modo que es como pescar peces con una honda en la oscuridad. 8 Evite las descripciones detalladas de los personajes. guarde siempre los textos en un pen-drive. El dolor distrae. Si está perdido en la trama o se ha bloqueado. Cambie el tiempo. Ha visto cómo los conejos se metían en el sombrero. La escritura es un trabajo. . También un juego. Piense en qué es lo que Ud. En un apuro. Cambie la primera página. Algunas personas pueden prestar ayuda. Sin embargo. El papel es bueno.mejor será que no tomar ese camino. Pero es mejor que no tenga una relación romántica con ninguna de esas personas. lo eligió. Pídale a un par de amigos que le echen un vistazo antes de lanzarlo al negocio editorial. a no ser que Ud. pero en esencia lo único que cuenta es Ud. ----- 1 Tenga un lápiz a mano para escribir en los aviones. 10 No escriba las partes que los lectores se suelen saltar. O una visualización constante del Santo Grial.

2 La ficción que no sea una aventura personal de su autor al adentrarse en lo desconocido o en aquello que más miedo le da. 8 Es difícil creer que alguien que tenga conexión a internet en su lugar de trabajo pueda llegar a escribir buena literatura. ---- 1 El lector es un amigo. 5 En un tiempo en el que la información es gratuita y de acceso universal. 9 Los verbos interesantes rara vez son muy interesantes. ni tarde. sólo merece la pena escribirse por dinero. 3 Nunca utilice la palabra “entonces” como conjunción. 7 Verá más estando sentado en un sitio que corriendo detrás de algo. El uso de todos esos “entonces” no es más que la falsa solución que un escritor perezoso ha tomado ante el problema de tener demasiadas repeticiones de la conjunción “y” en una sola página.------ 1 Cásese con alguien que ame y que le parezca buena idea que Ud. 7 No escriba cartas al director (a nadie le importa). 9 Intente pensar en la buena suerte de otros como un estímulo para Ud. 8 No le desee el mal a tus compañeros. por la noche. 10 No coma mierda si lo puede evitar. el hecho de pasar demasiado tiempo documentando su novela hace que tanto la documentación como la propia novela se devalúen sin remedio. 4 Escriba siempre en tercera persona. 6 No beba y escriba al mismo tiempo. 10 Necesita haber amado algo para poder ser despiadado con ello. 5 No tenga discusiones con su mujer por la mañana. ya tenemos la palabra “y” para eso. . Nadie ha escrito jamás una historia más autobiográfica que La metamorfosis. sea un escritor. 4 No escriba críticas (su juicio será siempre sesgado). a menos que haya encontrado una voz realmente distintiva con la que narrar en primera persona y no sea capaz de quitársela de la cabeza. 6 La ficción más autobiográfica es la que requiere más inventiva. 3 No lea las críticas. 2 No tenga hijos. no un enemigo ni tampoco un espectador.

------ 1 Incluso siendo niño. asegúrese de leer un montón de libros. Dedique más tiempo a esto que a cualquier otra actividad. cuando también está todo callado. Escribe con insomnio o después de dormir mucho. pero cuéntela. trate de leer su propia obra como la leería un desconocido. No existe un "estilo de vida del escritor". Escribe siempre. 8 Proteja el tiempo y el espacio en el que escribe.Un buen escritor sabe que toda literatura es política. 7 Trabaje con un equipo informático que no tenga conexión internet. Resígnese de por vida a la tristeza que deriva de no estar nunca satisfecho. No oculte su falta de confianza en sí mismo con desprecio. Un buen escritor debe ser capaz de sostener al menos durante un breve lapso una ideología.Cuente la verdad a través de cualquier velo que le venga a mano.Un buen escritor busca la poética adecuada que represente lo que escribe. ------- Un buen escritor es un buen lector. 10. La presencia de una multitud no hará que su escritura sea mucho mejor de lo que es. incluso de las personas que son más importantes para Ud. . Puede escribir buenas oraciones o puede no hacerlo. una visión del mundo. Escribe. 4 Evite sus debilidades. 9 No se deben confundir los honores con el logro. bandas. Escribe aunque sea tarde. Pero hágalo sin decirse a sí mismo que las cosas que no puede hacer no valen la pena. 5 Deje un espacio decente de tiempo entre escribir algo y editarlo. o mejor aún. cuando está todo callado. 3. Haga esto sin decirse a sí mismo que las cosas que no puede hacer no valen la pena. sin por eso convertirse en panfletario. o muy tarde. 3 No idealice su "vocación". grupos. aunque el cuerpo no pueda más. 2. Escribe en cualquier circunstancia. 2 Siendo adulto. 6 Evite camarillas.Un buen escritor escribe mucho. Lo único que importa es lo que deja en la página. De mañana. 1. Manténgase alejado de todo el mundo. aunque venga el sueño. como lo haría un enemigo.

Ama a tus personajes Para que un personaje sea real. si no te comportas puedes acabar en la cárcel o en un psiquiátrico. Sabe que definir un lenguaje en el momento de escribir es parte de la columna vertebral de un texto. pero en la literatura. Están mintiendo. blocs con oraciones. Y no dejes que nadie te diga lo contrario. puedes destruir planetas enteros y erradicar civilizaciones a golpe de teclado.Un buen escritor afina los sentidos. 9. en los pasos de alguien. Muchas vidas. Si hay un personaje en tu historia que te atrae. La música. tiene que existir al menos una persona en este mundo que sea capaz de entenderlo. el teatro… están ahí para ayudar a escribir. No quieren admitir que se ganan la vida pasándolo bien. 5. Cada vez que te sientes y te enfrentes a una página en blanco. Un buen escritor lleva un diario.Un buen escritor busca los procedimientos de las otras artes y los adapta a la literatura. Reescribe. Cuando el adjetivo no da vida.Un buen escritor tiene siempre presente que el lenguaje es su patria. 4. Es divertido. todo vale. en un encuentro. Asegúrate de que te lo estás pasando bien A los escritores les encanta presumir de lo duro que es el proceso creativo. Sabe que la descripción sensorial es la que da robustez a los relatos. 2. Eres el padre y la madre de los personajes que crean. métele fuego. ------ 1. 8. bésalo. Si hay una alfombra que odias. Chulo.Un buen escritor lleva cuadernos de ideas. la pintura. Cuando se trata de escribir. da las gracias. mata. Si tu no los quieres. percibe con atención lo que pasa en una charla. Elegante. Corrige siempre que sea posible. Las de incontables personas que nunca serás pero que son completamente tú. . Aún así tu vecina mayor no te va a retirar el saludo. Un buen escritor sabe que el único texto malo es el que no se concluye. 6. el cine. Escribir es una manera de vivir otra vida.Un buen escritor desconfía de los adjetivos. nadie lo hará.Un buen escritor corrige. les guste o no lo que haga y diga el personaje. No le debas nada a nadie En la vida real. 7. Un buen escritor es un buen observador. 3. tiene el oído atento. papeles escritos en cualquier parte para retener las ideas.

Intenta no saber el final La curiosidad es una fuerza poderosa. No te dejes arrastrar por ella. Asegúrate de que estás sólo en la habitación cuando escribes Aunque escribir en cafeterías suene romántico. Todo eso son convenciones que están a tu servicio. Cuando no hay nadie a tu alrededor. Oye a todos pero no escuches a nadie (excepto a mí) Escribir es uno de los territorios más privados del mundo. 5. A lo mejor le sirve a otro. Cuando vayas a escribir un relato o un capítulo. no pierdas ni un segundo. No hagas algo porque «siempre ha sido así» Párrafos. Quizá lo necesitas pero no es realmente comestible. 8. Si te dan un consejo que suene bien pero que no funciona. De la misma forma que nadie puede enseñarte a hacer café.4. encontrarán a uno que cumpla con sus expectativas. puedes hablar contigo mismo y tocarte la nariz. No importa. Empieza siempre desde la mitad El principio es como el borde chamuscado que se ha quedado en el molde de una tarta. siempre habrá por lo menos una persona — cuyo nombre es Vladimir y apellido es Nabokov— que lo hará mejor que tú. Deja que te animen las personas a las que le gusta lo que escribes E intenta ignorar a los demás. Simplemente. pero déjate sorprender siempre por los giros de la trama. Hay un montón de escritores en el mundo. siempre serás el campeón del mundo. cualquier cosa que escribas no es para ellos. Si no te sirven. tener a gente a tu alrededor te distraerá. olvídate de eso. úsalo. Y meterse el dedo en la nariz es una misión menos natural cuando hay gente mirando. 6. 10. 7. El hecho de que cada libro tenga unas reglas no quiere decir que tengan que servir para tu libro. Si buscan lo suficiente. personajes que siempre tendrán incluso cuando pases de página. Escribe con tu estilo Si intentas escribir como Nabokov. ------ Decálogo del perfecto cuentista . Pero cuándo se trata de escribir como tú sabes. toma el control de la situación y de las motivaciones de los personajes. tampoco nadie te puede enseñar a escribir. comillas. Si alguien te da un consejo que suene bien y funcione mejor. 9. aunque no te des cuenta.

Pero hay que hallarlo. él solo tendrá un color incomparable. lo conseguirás sin saberlo tú mismo. Si eres capaz entonces de revivirla tal cual fue. V No empieces a escribir sin saber desde la primera palabra adónde vas. pero imita si el influjo es demasiado fuerte. sin ver otra cosa que el camino que les trazaste. III Resiste cuanto puedas a la imitación.Horacio Quiroga I Cree en un maestro -Poe. Inútiles serán cuantas colas de color adhieras a un sustantivo débil. Kipling. VII No adjetives sin necesidad. Ama a tu arte como a tu novia. No sueñes en domarla. has llegado en arte a la mitad del . no hay en lengua humana más palabras que las apuntadas para expresarla. Si hallas el que es preciso. Déjala morir. aunque no lo sea. En un cuento bien logrado. No te distraigas viendo tú lo que ellos no pueden o no les importa ver. VIII Toma a tus personajes de la mano y llévalos firmemente hasta el final. Una vez dueño de tus palabras. sino en el ardor con que lo deseas. el desarrollo de la personalidad es una larga paciencia IV Ten fe ciega no en tu capacidad para el triunfo.como en Dios mismo. no te preocupes de observar si son entre sí consonantes o asonantes. II Cree que su arte es una cima inaccesible. Chejov. dándole todo tu corazón. Un cuento es una novela depurada de ripios. Más que ninguna otra cosa. Maupassant. las tres primeras líneas tienen casi la importancia de las tres últimas. Cuando puedas hacerlo. IX No escribas bajo el imperio de la emoción. Ten esto por una verdad absoluta. y evócala luego. VI Si quieres expresar con exactitud esta circunstancia: “Desde el río soplaba el viento frío”. No abuses del lector.

con la humanidad de siempre como veneno inmutable? Es decir. Tener siempre presente que. a la actualidad social que de lejos o de cerca nos rodea? Porque cosa distinta de esto es el intentar una obra cuyos fines artísticos perdurables estén vinculados a nuestra actualidad. Cuenta como si tu relato no tuviera interés más que para el pequeño ambiente de tus personajes. Concretaré: no usar las letras sino dentro de los límites del conocimiento exacto que de ellas se tenga.camino X No pienses en tus amigos al escribir. 6. Adquirir conciencia de aquello que realmente se quiere realizar con las letras como instrumentos. de buscar en lo más cercano y más propio. o sea en lo nacional. 4. para influir en ella y no sólo para sacarla a luz y darle forma vaciándola en los materiales que nos ofrece la humanidad de hoy. 5. en todo lo posible. un mismo estilo a temas o asuntos que se diferencian por su intención y su posibilidad artísticas. para sentir el genio del idioma. por ejemplo. ¿se tiene un propósito literario ajeno. es expresión. Claro que ésta última. 2. hasta las más recónditas alternativas del ánimo mediante las cuales -por ejemplo también. al fin y al cabo. ------ 1. de los que pudiste haber sido uno. a quien deliberadamente le haya hecho el mayor de los daños. ni querer inventar nada si antes no se han adquirido -”la letra con sangre entra”- las enseñanzas de la gramática y se ha abrevado. de fines exclusivamente artísticos. fondo y forma son una misma cosa. casi infinito. no obstante su fecha. la expresión de esencias universales. Saberse interesar en todas las cosas: desde el modo. ¿Se acomete una obra. de la humanidad de todos los tiempos. Sentir el impulso. Tener conciencia del oficio y el arte de escribir. No de otro modo se obtiene la vida del cuento. como un afilador usa la muela. por donde resulta equivocado el empeño de imponer un mismo modo. de lo interesante. Saber aislar dentro del panorama. . ni en la impresión que hará tu historia.un espíritu rencoroso y vengativo es capaz de perdonar. y aun llegar a querer. cultivándolo para hacerlo eficaz. aquello que permite al novelista descubrir esencias reveladoras de lo que el hombre es en planos de existencia que merezcan y justifiquen una interpretación artística. hasta cierto punto y artísticamente. 3. en la lectura de los clásicos y de los grandes escritores de todas las épocas.

La palabra no pertenece. Conocer los márgenes. 3. desemboca en la necesidad de escribir. ---------------- 1. 7. aún en prosa». Las poéticas se despliegan como una trama simbólica donde los autores dialogan entre sí. No solo la serenidad y la contemplación ayudan. definirlos. Podemos hacernos un canal de comunicación donde fluya. No confundir lo permanente con lo que en ello haya de transitorio o superficial. 9. Mantenerse a distancia del poder. Al revés: prepararse siempre. 2. 5. recrearlos. desenvolverlos y exaltarlos en términos artísticos. para hallar en toda ella las peores imperfecciones. convirtiéndose en arranque incoercible. Circula. No envanecerse con la propia obra considerándola inmejorable. situaciones y ambientes con nada que no sea absolutamente indispensable para mostrarlos. 8. no intentar el trazo de caracteres. Seguir el mandato de Baudelaire: «Se siempre poeta. Cuerpo y mente deben crear una disposición para la escritura. los bordes. consentir en que su esfuerzo. y. Eventualmente el aturdimiento propicia la creación (Rimbaud y la videncia a través del desarreglo de los sentidos) 6. Dejar al crítico.7. como un color grato a la vista o una . Las poéticas migran. su radio de acción. se desplazan. No enojarse con él. Buscar un tono y una textura. cuando aquilata una obra. si antes no se ha escuchado dentro la propia vibración: aquella que. 4. 3. Escribirás a escondidas de ti mismo. por tanto. Rehuir el imitar a nadie y no ponerse a escribir nada – como no sea a título de ensayo o ejercicio-. la periferia. Personalmente agregaría: más aún en prosa. No olvidar nunca que hasta lo mejor que uno hizo es siempre perfectible. 10. y aun espolearse. es tan respetable como el esfuerzo de quien la creó. libre e íntegramente. así de fondo como de forma.

En la naturaleza del cuento corto está el ser caprichoso. PD: Corregir: un poema malo es un poema no terminado. Nueve. pero la enriquece. Escribir o leer cuentos largos acorta la vida. Siete. Cinco. imprevisible e impuntual. 10. si corto. Ocho. vivió. que trata de toda la condición humana: “Nació. cortísimo y de quién sabe quién. previsto. prácticamente imposible. El que a cuento corto mata… quizá de novela larga muera. la reseña o la columna son ejercicios que se deben practicar a menudo sin perder el estilo. Cuatro. Replícales con este. El cuento corto suele nacer ya con su justo número de palabras. Todas son herramientas. 9. Nunca la descripción es realista: tiene el tono subjetivo del autor. Más vale cuento corto volando por los aires que novela larga arrastrándose por tierra. Escribir o leer cuentos cortos no alarga la vida. Seis. preparado. dos veces buen cuento. Dios. decía Borges. Dos.musicalidad. que haga a la inmanencia como marca o huella. ----------------- Decálogo del escritor de minicuentos Uno.) Diez. No creas que suprimiéndole palabras a un cuento largo obtendrás un cuento corto. si existiera. No le gusta ser citado. Entender que lo llano no es mejor que lo barroco ni viceversa. sería un cuento corto… aunque eterno. Que no te digan que el cuento corto no es profundo. 8. El cuento corto simplemente sucede. Tres. murió”. El periodismo. --------------- . Un cuento de cincuenta páginas es un cuento corto si está narrado con la máxima velocidad. Un cuento. (Pero debes saber que es dificilísimo. lograr esa velocidad en cincuenta páginas.

cualquier formato es bueno: Da igual que la inspiración te llegue en una cafetería y únicamente puedas escribir en un trozo de servilleta de papel. literariamente hablando. no hay que pretender ser quien no se es.Cree en lo que haces. No hay que decorar en exceso los escritos.… Debe leer mucho y de todo. Escribe. y luego vuelvo a escribir. aquí también escucharás frases de desánimo que únicamente sólo querrán probarte o hacerte decaer. la escritura se practica. Busca parecerte a ellos. Escucharás opiniones como que “eso de la escritura no sirve para nada”. o que estés cómodamente en tu casa y puedas elegir entre hacerlo en tu libreta moleskine o en tu portátil personal.Un buen escritor no se queda en la superficie de sus textos. El buen escritor se puede adaptar a todo. Kundera.Un buen escritor debe escribir aunque no sienta ganas de hacerlo o tenga la sensación de que lo que escribe no es bueno. Tus escritos son tuyos. en su forma de contar y de decir. . cambia o destruye aquello que quieras y lleva tu narración por el camino que deseas. Bukowski. 3. en su manera de escribir. puedas añadir tu toque personal que te haga diferente al resto. pero ¡ten cuidado! No escribas siempre ni bajo demasiada rabia ni bajo demasiada alegría. Como cualquier otro arte. etc.De la emoción y del instinto pueden nacer grandes escritos.Escribe por y para ti. cuanta más mejor. pero sin forzar el lenguaje. cree en su existencia y dales vida. únicamente escribirás bien cuando estés ante emociones altamente alteradas. busca la profundidad. 6. Cree y confía en ti. 4. 8. Fíjate en su literatura. 5. de nadie más.Todo buen escritor debe leer mucho. En tus escritos eres como ese Dios que dicen que crea vida de la nada… Pues se el Dios que crea. pero eso no quita que dejes de practicar más y más.Para escribir. “pierdes el tiempo si crees y sueñas con que algún día te publicarán un libro”… Como en la vida. Auster. Podría ponerme a decir nombres y no parar. No pienses a priori en lo que pensará tu familia o tus amigos sobre tus escritos. ya que si lo haces.Fíjate o “cópiate” de los grandes… Bécquer. para que cuando lo consigas (aunque sea de lejos). 1. y no sólo literatura clásica o no sólo literatura moderna.Dota a tus personajes de una gran personalidad. Puedes haber nacido con más disposición a expresarte mediante la escritura que otra persona. porque nadie más lo hará mejor que tú mismo/a. 2. Acostúmbrate a escribir también cuando no sientas absolutamente nada. 7. la poética aunque escriba prosa.

lee a los grandes. léete a ti mismo. No cedas. El arte siempre crea arte. 9. y duda de que sea capaz de dar con ello. Dale rienda suelta a tu creatividad. no me acordaba de ti. piensa por ti mismo. ya había olvidado lo cabrona que eres”. si no sabes cómo seguir el desarrollo de un argumento o una escena. la biblia hebrea: “Lo que existe está muy lejos y terriblemente profundo. sin grandilocuencia. Ante todo. Presta atención al décimo consejo. pero sabe que está muy lejos y muy hondo. aunque sea ficticio. ¿quién puede encontrarlo?”. aprende a desarrollar plenamente cada idea particular antes de embarcarte en la gran empresa de la novela. desarrollándose en su interior como un ‘alien’. algo así como el bucle del escritor escribiente. ¡Bien que lo experimenta el escritor mientras está escribiendo una novela! Y se dice: “Hola. pero aprende a zanjar tu obra en el momento apropiado. Deja que tus propios pensamientos te sorprendan. Es una constante de la práctica literaria. Empieza a ensayar con relatos y cuentos. ten pasión por la vida. es el primer y el último libro que leerás. plasma grandes ideas en un acto simple. Es el mismo punto de partida de cualquier escritor ante el libro que quiere escribir. ten en cuenta que nunca dejas de evolucionar. desarrolla tu capacidad crítica. párate y reflexiona. Las historias de . Revisa una y otra vez tus escritos. Y es muy cierta la imagen: una novela en la cabeza de un escritor es un cuerpo extraño que cobra vida propia en ‘algún lugar’ de su cerebro. ten tesón. Ni siquiera le ha puesto nombre todavía a lo que busca. 3) Cuando se está escribiendo. ---------------- 1) Todos los libros son titánicos y todos los escritores son famélicos. no permitas que la circunstancia te coarte. Busca la sencillez en el estilo. visualízalo. Vive. escritura. el escritor se convence de que la novela vive en paralelo dentro de su mente. -------------- Lee incansablemente. A menudo el escritor se ve a sí mismo buscando denodadamente algo que existe. sé original.Ayúdate de una buena melodía al piano o de un cuadro que te inspire para crear. es la clave para disfrutar de tu trabajo. 2) Dice el Tanaj. lee a los pequeños.

ésta es la gran aventura de la literatura: la reciprocidad entre él y sus textos. lo que se suman y lo que se restan. al cabo del tiempo. el escritor tiene la sensación de que sus libros se escriben solos. de que él es un mero médium que se limita a reproducir el libro que está ya escrito. Se quiere saber más de algo para poder hablar de ello. para sacar de la piedra de la palabra un bloque. Para el escritor. una poderosa interrelación entre ambos. aquí Pascal. 7) Escribir comporta poseer un alto porcentaje de conocimiento de la ruta. el libro y su autor. Los libros que ha escrito han convertido al escritor en la persona que es. por así decir. es volver a los orígenes y plantearme qué habría hecho Flaubert. 8) Solo quien está colonizado por la literatura es escritor. Y lo sabe porque se abisma al vacío de la insatisfacción y la soledad. jugando con su ingenuidad como si fuera un instrumento con el que lograr materializar un texto que ya se ha ‘autoescrito’. tal vez sin pretenderlo. igual que aquella planta carnívora de ‘La tienda de los horrores’. . creo yo que con su típica ironía de filósofo científico: “Curiosidad no es más que vanidad. los libros. Quizá suene extravagante. palabra por palabra. pero en ocasiones el escritor presiente que sus libros se escriben a sus espaldas. cambian profundamente al escritor que los escribe. una vez terminados y dotados de vida propia. cómo lo habría resuelto él. En mi caso funciona. 6) Escribe Blaise Pascal. valiéndose de él abusivamente. lo que se dan mutuamente. con los años. 4) A veces. ha hecho una definición del impulso literario. párrafo a párrafo. Y porque transita por el filo del fracaso como el funambulista por el alambre. una primera forma. Y viceversa. La novela se nutre del novelista ‘literalmente’. Existe. y no existiría el placer de ver si no hubiera ninguna esperanza de poderlo comunicar”. 5) Evidente es que. en esa común evolución. de hecho. dejando atrás caminos por los que no conviene adentrarse ya que están excesivamente trillados. Si escribe golpe a golpe. tal vez mejor. el escritor ha provocado que también la obra cambie y sea otra. A algunos escritores les sucede algo así. no se viajaría por el mar si no se pudiera contar nada nunca de ese viaje. y de que cuando escribe actúa como si la propia novela le estuviera dictando su contenido.las novelas reptan y se mueven como una tenia intelectual que crece. cuando me bloqueo en la novela y no avanzo. la vieja película de Roger Corman. ¡Esto es aplicable a la literatura! Incluso. Y en el de Proust. Por ejemplo. cómo se modifican ‘juntos’. el único modo de reencontrar el camino. igual que esos matrimonios de muchos años que terminan por identificarse uno en el otro y hasta parecerse físicamente. en algún lugar etéreo. se muda y vampiriza al escritor como un organismo insaciable. para mí. Solo lo es quien renuncia a ser un país para ser una colonia. un primer bulto sobre el que cincelar. en su mente (no me atrevo a decir ‘fuera de ella’). todo entero. quizá acabe siendo escritor.

Escriban siempre para ese otro. La literatura se lo exige todo. con las economías ajustadas. Éste sólo se asusta cuando le amenazan el bolsillo. con las inseguridades a flor de piel. 7) No se limiten a leer los libros ya consagrados. para escritores principiantes Juan Carlos Onetti 1) No busquen ser originales. ahora ya no hay nada que le reclame ni que él pueda reclamar. El ser distinto es inevitable cuando uno no se preocupa de serlo. que son lo mismo). en este asunto. Solos. 2) No intenten deslumbrar al burgués. silencioso e implacable. le exige la vida. es sabido que. Todos los escritores que de veras lo son escriben con la vida en contra. en la superficie. Navegará por aguas tranquilas o no. que llevamos dentro y no es posible engañar. No verá otros barcos ni sacará su periscopio a la superficie. Ya no resulta. Proust y Joyce fueron despreciados cuando asomaron la nariz. en la dulce novia o esposa. 5) No sacrifiquen la sinceridad literaria a nada. 4) No escriban jamás pensando en la crítica. ni buscar ni reclamar su ayuda. poco importa. 6) No sigan modas. cuando escribe. Y no otros sino estos son el precio y las condiciones que hay que negociar con ella. No sabrá de las tormentas ni de los tifones.9) Un escritor escribe consciente de que ha de cerrar la escotilla y surcar un mar desconocido. Y además sin tener ninguna garantía de que la cosa llegue a buen término. tiránicamente. abjuren del maestro sagrado antes del tercer canto del gallo. en los amigos o parientes. ------------------ Decálogo más uno. porque allá arriba. Por lo general. con no mucho dinero. cuánta vida le doy y cuánta me quedo. Ni a la política ni al triunfo. privándose de hacer cualquier otra cosa más deseable o feliz. Ha emprendido un largo viaje hacia un lugar al que no llegan y del que no se envían cartas (o emails. 10) La escritura es una trampa mortal para el escritor. Solo escribe. ni siquiera sabe con certeza si lo que escribe tiene la calidad literaria pretendida. hoy son genios. Significa que se sumerge y se transforma él mismo en submarino. . el escritor es un rehén que negocia mal su libertad. Ni siquiera en el lector hipotético. 3) No traten de complicar al lector.

Muchas otras vidas. si no te comportas. un rato más tarde. A la gente no le gusta admitir que se gana la vida haciendo aquello que les apasiona. Es divertido. Si en tu historia hay un personaje que te atrae. no lo hará nadie. bésalo. te saludará igualmente. Si en tu historia hay una alfombra que odias. Empieza siempre por el medio. que viene a ser lo más bajo en que un escritor puede caer. ---------------- 1. Y no dejes que nadie te convenza de lo contrario. prueba. Cuando escribes. pero cuando escribes. justamente famosa: 2 más dos son cuatro. todo vale. 11) No olviden que Hemingway escribió: "Incluso di lecturas de Los trozos ya listos de mi novela. tiene que haber al menos una persona en este mundo capaz de quererlo y entenderlo. cuando te encuentres a la vecina del piso de abajo. no sirve leer." Coda: en otra parte agregó: “Para escribir bien. Lo único que sirve es escribir”. irás derecho a prisión o a alguna institución. préndele fuego en el comedor. pero ¿y si fueran 5? 9) No desdeñen temas con extraña narrativa. Asegúrate que te lo pasas bien escribiendo. Cada vez que te sientes para afrontar una nueva página. pero no es del todo comestible. de duro.8) No olviden la frase. Cuando escribes no tienes que dar explicaciones a nadie. En la vida real. el proceso de escritura y cuanto sufrimiento comporta. agradecer la oportunidad de expandir el espectro de tu vida. Mienten. Si no los amas tu. Ama a tus personajes. 4. Para que un personaje sea real. no sirve dormir. Escribir es un modo de vivir otra vida. puedes destrozar planetas enteros y erradicar civilizaciones enteras pulsando una sola tecla y. Roben si es necesario 10) Mientan siempre. aunque no lo consigas. no sirve fumar. no sirve caminar. 3. cualquiera sea su origen. no sirve el alcohol. El inicio es como el borde requemado de un pastel que tocaba el molde. no sirve sufrir. 2. Las vidas de innumerables personas que nunca has sido. Tú eres la madre y el padre de los personajes que creas. no sirve hacer el amor. Mola. . tanto si le gusta lo que hace como si no. A los escritores les encanta decir como es. Lo necesitas para seguir adelante. pero que son del todo tú.

Asegúrate que estás solo en la habitación cuando escribas. Esfuérzate en escribir. Si alguien te da un consejo que suena bien y con el que te sientes cómodo. Del mismo modo que nadie te puede enseñar cómo te gusta el café. ----------------------- El Decálogo del Escritor. simplemente no hace para ellos. Si no te funcionan. Si pruebas de escribir como Nabokov. Cuando no hay nadie cerca. la acción puede ser menos natural. Intenta no saber cómo acaba. Si buscan suficiente. Deja que la gente a la que le gusta lo que escribes te anime. Cuando estás a punto de escribir una historia o un capítulo. El uso de párrafos. no le dediques ni un segundo. tener gente alrededor te influirá aunque no lo percibas. puedes hablar solo o hurgarte la nariz inconscientemente. 8. olvídalas. Pero cuando se trata de escribir a tu manera. Que una regla case con todos los libros que has leído no significa que case también con tu libro. siempre habrá como mínimo una persona (nombrada Nabokov) que lo hará mejor que tú. Y trata de ignorar al resto.5. seguro que encontrarán alguno que les acabe de convencer. de personajes que utilizan el mismo nombre cuando ya has pasado de página: todo esto son solo convenciones que pueden serte útiles. Da igual. cuando hay gente alrededor. 7. siempre serás el campeón mundial de ser tú mismo. No la dejes escapar. ponlo en práctica. 9. La curiosidad es una fuerza poderosa. Hemingway 1. Quizá es adecuado para alguien. 6. Hay un montón de escritores en el mundo. Escribe con tu estilo. pero no para ti. Escribas lo que escribas. de comillas. Escucha a todos pero no hagas caso a nadie (excepto a mí). Escribir es el territorio más privado del mundo. No utilices nada por el simple hecho de que “siempre va así”. pero déjate sorprender siempre por los golpes de efecto de la trama. nadie te puede enseñar cómo escribir. Escribir puede ser como hurgarse la nariz y. Si alguien te da un consejo que suena bien pero con el que no te sientes cómodo. 2. toma el control de la situación y de las motivaciones de los personajes. Permanece enamorado. Aunque escribir en cafés suene romántico. 10. .

no se hace: es una cuestión de ser o no ser 2 Escribir es también una forma de protesta. Calla: la palabra mata el instinto creador. 10. 3 Mientras haya un poeta. modelos. 6 Lo “políticamente correcto” casi nunca es literario. 5. Sigue el impulso de tu corazón. No pierdas tiempo. Lee sin tregua. 5 Escribir es siempre muy difícil. Escucha música y mira pintura. pero no crean.3. No intentes explicarte. estudios nunca estorban y pueden ayudar. Frecuenta a escritores consagrados. Decálogo del escritor Según Ana María Matute 1 El escritor nace. Casi todos los escritores comparten el malestar con el mundo. 4 Maestros. Mézclate estrechamente con la vida. no hay universidad ni escuela que enseñe lo que enseña la vida. 7 Para un escritor. 7. 8 Escribir no es solamente una profesión y una vocación: es una forma de ser y de estar. la poesía existirá. 4. 8. sobre todo hacerlo de forma aparentemente sencilla. 6. 9 . 9.

Un libro no existe en tanto alguien no lo lea. NI FUMARÁS. El cuento debe partir de situaciones en las que el o los personajes viven un conflicto que los obliga a tomar una decisión que pone en juego su destino. Si el lector no acepta el desenlace es que el cuento ha fallado. ------------- DIEZ PASOS I. real. Dejemos eso para la poesía o la novela. El cuento admite todas las técnicas: diálogo. El cuento debe conducir necesaria e inexorablemente a un solo desenlace. NO BEBERÁS. V. NI TE DROGARÁS.. por sorpresivo que sea. de modo que pueda leerse de un tirón. La historia del cuento puede ser real o inventada. Y nunca nadie lee el mismo libro. NO TENDRÁS COSTUMBRES RARAS. debe parecer inventada y si es inventada. La historia contada por el cuento debe entretener. VI. El cuento se ha hecho para que el lector a su vez pueda contarlo. 10 El día que yo piense que he escrito algo perfecto. II. Si no logra ninguno de estos efectos. VIII. De otro modo sería una moraleja. conmover. IV. sin ornamentos ni digresiones. El cuento debe solo mostrar. No hay cuento sin historia. ------------------- 1. El cuento debe ser de preferencia breve. (Para ser escritor necesitas todo el cerebro que tienes) 2. Cada palabra es absolutamente imprescindible. IX. monólogo. no existe como cuento. etc. sencillo. collage de textos ajenos. (Un escritor nace del talento y del . El estilo del cuento debe ser directo. mejor. siempre y cuando la historia no se diluya y pueda el lector reducirla a su expresión oral. intrigar o sorprender. epístola. VII. X. informe. si todo ello junto. III. narración pura y simple. estaré muerta (como escritora). no enseñar. En el cuento no debe haber tiempos muertos ni sobrar nada. El cuento debe contar una historia. Si es real.

9. los modos específicos inventados por los grandes maestros para desarrollar un tema. No existe otra forma de concebir un mundo imaginario. No has de atormentarte con ambiciones contradictorias). pero resulta absolutamente inútil para ser un escritor. Toma pluma y papel e intenta relatar lo que has presenciado). estudiar y pensar. 8. ESCRIBIRÁS PARA COMPLACERTE A TI MISMO. una lucha constante contra las propias limitaciones… Tales son los principales sucesos en las vidas de la mayoría de los grandes artistas. 4. Sueña despierto. Cualquier persona que haya tenido éxito en literatura. 6.tiempo… Tiempo para observar. racional. y si aspiras a compartir su destino. Si crees ser sabio. NO SERÁS MODESTO. Por consiguiente. Sus variaciones en compás y en escala de tiempo. PENSARÁS SIN CESÁR EN LOS QUE SON VERDADERAMENTE GRANDES (Rechazo. NO DEJARÁS PASAR UN SOLO DIA SIN RELEER ALGO GRANDE (El estudio constante y diario de las grandes obras. sus vidas y sus luchas. NO ADORARÁS LONDRES/ NUEVA YORK/ PARÍS. 3. fracaso. pobreza. Leer un libro para charlar sobre el no es lo mismo que comprenderlo. se puede aprender todo lo que hay que aprender sobre la técnica. Es preciso decidir que es más importante para uno: Vivir bien o. (Aunque vivas en el quinto infierno. absorbiendo las obras perfectas. mofas. una bendición para el sexo opuesto. no hay razón para sentirte aislado. un párrafo. tiene acceso a más secretos de la literatura que todos los farsantes de la cultura que arcan el tono en las grandes ciudades. (La modestia es una excusa para la pereza. qué la hace dramática. con los personajes. debes fortalecerte aprendiendo de ellos). sabrás realmente algo). SOÑARÁS Y ESCRIBIRÁS Y SOÑARÁS Y VOLVERÁS A ESCRIBIR. Es mejor releer grandes novelas hasta comprender su estructura. Si posees una buena colección de grandes escritores y no dejas de releerlos. NO SERÁS VANIDOSO. (Ningún escritor ha logrado jamás complacer a lectores que no estuvieran aproximadamente en su mismo . A menos que tenga la suerte de haber nacido rico. es mejor que se prepare para vivir en la pobreza. lo ha conseguido en sus propios términos). Las ambiciones pequeñas suscitan esfuerzos pequeños. es porque no te conoces a ti mismo lo suficiente para escribir). (La mayor parte de los libros malos lo son porque sus autores están ocupados tratando de justificarse a sí mismos. Nunca he conocido un buen escritor que no intentara ser grande). bueno. no puede permitirse el lujo de desperdiciar una sola hora ganando dinero para cosas no esenciales. 7. por ejemplo: El autor describe un minuto en dos páginas y luego cubre dos años con una frase…¿Por qué? Cuando hayas comprendido esto. una víctima de las circunstancias. que le presta ritmo e impulso. para la complacencia. escribir bien. construir una frase. un capítulo. No se puede cometer el error común de intentar leerlo todo para estar bien informado. (No dejes a nadie decirte que estas perdiendo el tiempo cuando tienes la mirada perdida en el vacío. Estar bien informado sirve para brillar en las fiestas. 5.

. Sabrá que las distancias ya no existen y que la realidad nunca ha existido. Pero cuando escribes tienes que resistir la tentación. 7. El nefasto hábito del tabaco ni se plantea. Y es porque. por ejemplo. 8. ------------------- 1. 4. Elige como tema cualquier cosa en la que no puedas dejar de pensar. 6. Stendhal dijo que la literatura es el arte de la omisión. Si te complaces a ti mismo.. en Shanghai o en Tokio.El escritor (o escritora) perfecto será heterosexual y ambiguo.El escritor (o escritora) perfecto no beberá alcohol ni consumirá drogas.. ser fiel a lo que realmente nos importa. La memoria es un buen crítico)... La misma que disfrutan. No vale la pena esforzarte por intersarte en algo que te resulta aburrido.El escritor (o escritora) perfecto no militará en ningún partido político.El escritor (o escritora) perfecto poseerá una belleza rara. SERÁS DIFÍCIL DE COMPLACER. y si no puedo recordar algo. No . o era inútil. 2.. Su pareja y sus vínculos sociales serán un capítulo más de su obra.nivel de inteligencia general y que no copmpartiera su básica ante la vida y sus perspectivas. los californianos que mezclan sus genes con los campesinos errantes de Asia Central. quien quiera que seas.El escritor (o escritora) perfecto criticará la globalización pero será más global que nadie. suelo descubrir que no era correcto.El escritor (o escritora) perfecto dominará a la perfección el inglés y las redes sociales. No es fácil.. (Escribir empieza a ser emocionante de verdad cuando vuelvo a un capítulo un par de meses después de haberlo escrito.El escritor (o escritora) perfecto no se relacionará con gentes que no entiendan el devenir del mundo.. 3. así puedo examinar el capítulo durante el tiempo suficiente para aprendérmelo de memoria. Mantendrá con esmero su página web y sus múltiples perfiles (públicos y privados. tienes la posibilidad de escribir algo que les agrade a millones. por supuesto.El escritor (o escritora) perfecto rozará los límites de la anorexia. 5.. y hay que omitir yodo lo que no nos parece importante. 10. hay en el mundo millones de personas mas o menos parecidas a ti).El escritor (o escritora) perfecto mirará a la cámara sin temor pero sus ojos mostrarán fragilidad y una leve desesperanza. angulosa. 9. para las masas y para las élites). Se sentirá en casa en NYC.

que habiten en ciudades distantes. acumulativos. La novela gana siempre por puntos. una síntesis que dé el "clímax" de la obra. en la medida en que la novela acumula progresivamente sus efectos en el lector. en realidad. mientras que un buen cuento es incisivo.El escritor (o escritora) perfecto escribirá novelas infinitas y fracturadas. a lo sumo cabe hablar de puntos de vista. están minando ya las resistencias más sólidas del adversario. Será levemente ácrata. El cuento es una síntesis centrada en lo significativo de una historia. “Es cierto.firmará manifiestos. El cuento es “…una síntesis viviente a la vez que una vida sintetizada.. en planetas lejanos. No se entienda esto demasiado literalmente. “Nadie puede pretender que los cuentos sólo deban escribirse luego de conocer sus leyes… no hay tales leyes. Tomen ustedes cualquier gran cuento . a lo sumo puntos de vista. (Algunos aspectos del cuento) 2. 10. (Algunos aspectos del cuento) 3. una fugacidad en una permanencia”… “Mientras en el cine.Julio Cortázar 1. protagonizadas por seres bellos y atormentados. -------------------- Decálogo del cuentista . y muchos de sus golpes iniciales pueden parecer poco eficaces cuando. mordiente. porque el buen cuentista es un boxeador muy astuto. por supuesto. Comprensibles e incomprensibles. Defenderá los derechos de los animales y los de algunas personas. mientras que el cuento debe ganar por knock-out. algo así como un temblor de agua dentro de un cristal. Porque no habrá manifiestos. en una fotografía o en un cuento de gran calidad se procede inversamente. No existen leyes para escribir un cuento. es decir que el fotógrafo o el cuentista se ven precisados a escoger y limitar una imagen o un acaecimiento que sean significativos”. sin cuartel desde las primeras frases. que no excluyen. como en la novela. la captación de esa realidad más amplia y multiforme se logra mediante el desarrollo de elementos parciales. de ciertas constantes que dan una estructura a ese género tan poco encasillable”.

algo estalla en ellos mientras los leemos y nos proponen una especie de ruptura de lo cotidiano que va mucho más allá de la anécdota reseñada”… “La idea de significación no puede tener sentido si no la relacionamos con las de intensidad y de tensión. un mismo tema despertará enormes resonancias en un lector. En suma. Lo que hay es una alianza misteriosa y compleja entre cierto escritor y cierto tema en un momento dado. y analicen su primera página. en el hecho de escoger un acaecimiento real o fingido que posea esa misteriosa propiedad de irradiar algo más allá de sí mismo… al punto que un vulgar episodio doméstico… se convierta en el resumen implacable de una cierta condición humana. Y es aquí donde. . Un buen cuento nace de la significación. bruscamente. “…el cuentista trabaja con un material que calificamos de significativo. El cuento es una forma cerrada.que prefieran. un mundo propio. existen buenos o malos tratamientos. intensidad y tensión con que es escrito. “…en literatura no hay temas buenos ni temas malos. se produce el deslinde entre el buen y el mal cuentista”. o en el símbolo quemante de un orden social o histórico… los cuentos de Katherine Mansfield.. El elemento significativo del cuento parecería residir principalmente en su tema. (Algunos aspectos del cuento) 6. son significativos. ya que hasta una piedra es interesante cuando de ella se ocupan un Henry James o un Franz Kafka”… “Un mismo tema puede ser profundamente significativo para un escritor. así como la misma alianza podrá darse luego entre ciertos cuentos y ciertos lectores”. una esfericidad.. (Algunos aspectos del cuento) 5. y anodino para otro. a la técnica empleada para desarrollar el tema. meramente decorativos”. solamente hay un buen o un mal tratamiento del tema”. “Tampoco es malo porque los personajes carecen de interés. puede decirse que no hay temas absolutamente significativos o absolutamente insignificantes. que ya no se refieren solamente al tema sino al tratamiento literario de ese tema. del buen manejo de estos tres aspectos. En el cuento no existen personajes ni temas buenos o malos. y dejará indiferente a otro. (Algunos aspectos del cuento) 4. Me sorprendería que encontraran elementos gratuitos. de Chéjov.

pero es necesario que lo excepcional pase a ser también la regla sin desplazar las estructuras ordinarias entre las cuales se ha insertado… la peor literatura de este género es sin embargo la que opta por el procedimiento inverso. “…cuando escribo un cuento busco instintivamente que sea de alguna manera ajeno a mí en tanto demiurgo. es decir el desplazamiento de lo temporal ordinario por . “La narración en primera persona constituye la más fácil y quizá mejor solución del problema. he procurado casi siempre no salirme de una narración strictu senso. de los que pudiste haber sido uno. Me parece una vanidad querer intervenir en un cuento con algo más que con el cuento en sí”. No de otro modo se obtiene la vida en el cuento”. no con el uso excesivo de lo fantástico. y que el lector tenga o pueda tener la sensación de que en cierto modo está leyendo algo que ha nacido por sí mismo. sin esas tomas de distancia que equivalen a un juicio sobre lo que está pasando. Lo fantástico en el cuento se crea con la alteración momentánea de lo normal. en sí mismo y hasta de sí mismo. en todo caso con la mediación pero jamás la presencia manifiesta del demiurgo”. (Del cuento breve y sus alrededores) 7. de un desplazarse que altera el régimen “normal” de la conciencia”… “Sólo la alteración momentánea dentro de la regularidad delata lo fantástico. El narrador de un cuento no debe dejar a los personajes al margen de la narración.Señala Horacio Quiroga en su decálogo: “Cuenta como si el relato no tuviera interés más que para el pequeño ambiente de tus personajes. “Siempre me han irritado los relatos donde los personajes tienen que quedarse como al margen mientras el narrador explica por su cuenta (aunque esa cuenta sea la mera explicación y no suponga interferencia demiúrgica) detalles o pasos de una situación a otra”. “El génesis del cuento y del poema es sin embargo el mismo. (Del cuento breve y sus alrededores) 9. nace de un repentino extrañamiento. que eche a vivir con una vida independiente. porque narración y acción son ahí una y la misma cosa… en mis relatos en tercera persona. (Del cuento breve y sus alrededores) 8. El cuento debe tener vida más allá de su creador.

(Del cuento breve y sus alrededores) 10. de mayor nivel. terminado el cuento. 2 Puede parecer obvio. que atrapa la atención. es necesario un oficio de escritor. que aísla al lector de todo lo que lo rodea para después. Y la única forma en que puede conseguirse este secuestro momentáneo del lector es mediante un estilo basado en la intensidad y en la tensión. tendrás más opciones en un concurso pequeño. sino participar. en el que participarán más escritores y. Si tienes poca experiencia como escritor. en el que la participación será menor. uno de barrio.) como al texto a enviar (género. pero. sexo. por ejemplo. invadiendo la casi totalidad del escenario con gran despliegue de cotillón sobrenatural”. enriquecida. No estamos seguros de que esto pueda aplicarse a los concursos literarios. extensión. Para escribir buenos cuentos es necesario el oficio del escritor. “…para volver a crear en el lector esa conmoción que lo llevó a él a escribir el cuento. (Algunos aspectos del cuento) -------------- Decálogo del concursante literario Dicen que lo importante no es ganar. aquí van estos diez consejos que esperamos que te resulten útiles: 1 Selecciona concursos que se adapten a tus posibilidades. que en uno de más prestigio. edad.una especie de “full-time” de lo fantástico. seguramente. en lograr ese clima propio de todo gran cuento. que obliga a seguir leyendo. . entre muchas otras cosas. un estilo en el que los elementos formales y expresivos se ajusten. tanto en lo que respecta a ti (nacionalidad. pero: lee bien las bases del concurso en el que vayas a participar y asegúrate de cumplir los requisitos. más honda o más hermosa. volver a conectarlo con sus circunstancias de una manera nueva. etc. en cualquier caso. y que ese oficio consiste. sin la menor concesión… tanto la intensidad de la acción como la tensión interna del relato son el producto de lo que antes llamé el oficio de escritor”.

Esta información te resultará útil para saber qué textos pueden tener más opciones de resultar ganadores y así poder hacer que el tuyo no se aleje de ellos en exceso. 3 Si tienes alguna duda sobre las bases. Si lo escribes o lo envías con prisas.. Trabájalo con calma y tenlo preparado para el envío semanas o días antes de que venza el plazo de participación. 4 Aparte de leer las bases. Deja margen suficiente en cada página. quién compone el jurado. Que tu texto no haya ganado no significa que no fuese bueno o que no mereciese ganar.). A menudo. es posible que no te quede del todo bien. 5 No esperes al último momento para escribir y enviar tu texto. qué textos han resultado vencedores en ediciones anteriores. 10 . no te quedes con ella: ponte en contacto con los organizadores y pregúntales. 7 Cuida el formato. Un simple detalle como una tilde olvidada o una mayúscula mal puesta puede provocar que el jurado valore tu trabajo negativamente. Si no los cumples. 8 Ten paciencia: el fallo del jurado se acabará publicando (las bases suelen indicar cuándo).tema. por ejemplo) e interlineado de 1. a la derecha y a la izquierda. el jurado se ve obligado a escoger un único ganador de entre varios textos.5. o que cometas un error al hacérselo llegar a los organizadores. revisa la ortografía. para que leer el texto resulte lo más cómodo posible. A no ser que las bases indiquen otra cosa. En particular. o incluso que no llegues a tiempo de enviarlo y te quedes con él en la mano. no desesperes. usa un tipo y un tamaño de letra normales (Times New Roman de 12 puntos. Sigue intentándolo. ni adornes el texto de cualquier otra forma. difícilmente tu trabajo resultará seleccionado. 9 Si no has ganado. todos con una calidad parecida. Están para atenderte.. abajo. arriba. No escribas en otro color que no sea el negro. etc. 6 Repasa bien lo que hayas escrito. ni subrayes. infórmate sobre el concurso literario al que hayas decidido presentarte: quién lo organiza.

Repasa la prosa frase por frase. cuando hayas completado el escrito. Planifícate la tarea de escribir. Escribe para que pueda entenderte. ¡enhorabuena! Si el premio incluye un importe en metálico.. No tengas prisa. Haz notas. Piensa en tu audiencia. 2. 3. 7. Fíjate en los párrafos: que se destaque la unidad de sentido y de forma. Emborrona. Cuida que sea comprensible y legible. Busca economía y claridad. el propósito. Dirige tu trabajo. listas y esquemas. ¡y a nosotros también. 6. 8. Date tiempo para reflexionar sobre lo que quieres decir y hacer ( el texto. no te olvides de invitar a tus familiares y amigos. .. En este libro propone el siguiente "Decálogo de la redacción": 1. Uno de estos libros se titula La cocina de la escritura (1993. Dirige conscientemente tu composición. No te preocupes si están sucios. Anagrama). el lector. que empiecen con una frase principal. Fíjate primero en lo que quieres decir: en el significado. que sean ordenados. mal hechos o si no se entienden. Que tu texto sea un puente entre tú y ella.).. Deja la gramática para el final. garabatea todo lo que haga falta No tengas pereza de escribir el texto una y otra vez. Ha publicado una docena de libros sobre comunicación escrita y enseñanza de la lengua.. si estos diez consejos te han resultado útiles! ------------------- DECÁLOGO DANIEL CASSANY Daniel Cassany es profesor titular de Análisis del Discurso en la Universitat Pompeu Fabra (Barcelona). borrajea.Y si has ganado o has resultado seleccionado o finalista. No empieces a escribir inmediatamente.. 5. "manual de redacción para todos aquellos que escriben". 4. Utiliza el papel como soporte..

.Una imagen vale más que mil palabras. ------------------- Decálogo de Ginés S. o todo. 10.Golpea sin piedad en el punto final. se pierde parte de ese patrimonio. VI..Elige con sumo cuidado cada una de las palabras. Deja reposar tu escrito en la mesita. si es posible.La elipsis es la reina.. El único patrimonio del periodista es su buen nombre. Hay que defender ante los editores el tiempo que cada quien necesita para escribir un buen texto y el espacio que necesita dentro de la publicación. Hay que trabajar en equipo. Las fotos no son un complemento. X. III.9. sino noticias en sí mismas. lee todo. IX.Parte de situaciones y personajes conocidos. IV. VII. Déjalo leer a otra persona. 4.Concentra tu máximo esfuerzo en la primera frase. Fíjate que la imagen del escrito sea esmerada. y en el que todos deben sentir que lo que le sucede a uno les sucede a todos..Haz que el título forme parte de la historia.... ------ Decálogo del Periodista Por Tomás Eloy Martínez 1.. Pónle márgenes: subtítulos. VIII.Aplica sin complejos toda la literatura anterior... . Cada vez que se firma un artículo insuficiente o infiel a la propia conciencia.No escribas nada que no aporte nada nuevo. enlaces. números. 2.Antes de escribir nada.. 3. Cutillas DECÁLOGO DEL PERFECTO MICRORRELATISTA I. Una redacción es un laboratorio en el que todos deben compartir sus hallazgos y sus fracasos. Ayuda al lector a leer. V.. II. Una foto que sirve sólo como ilustración y no añade información alguna no pertenece al periodismo.

10. verificando cada dato y estableciendo con claridad el sentido de cada palabra que se escribe. Vaya a una editorial grande. Larrain o Errázuriz puede que su manuscrito sea revisado con más justa atención. Hay que usar siempre un lenguaje claro. preocupados siempre por el bienestar de los futuros escritores de nuestra pujante nación. Tampoco lo es narrar una noticia. Es cosa de tocar el timbre o el citófono y si el portero anda desprevenido. En Intemperie. la publicación de su primer libro puede ser una labor ardua o acaso titánica. sin verificarlos. un acto de servicio. Excepción # 2: tener un amigo. lo que se dice en diez palabras siempre se puede decir en nueve. Evitar el riesgo de servir como vehículo de los intereses de grupos públicos o privados. 6. les entregamos a continuación un breve manual para que puedan sacar a la luz su opera prima 1. pero al menos hay unas cuantas excepciones: Excepción # 1: si alguno de sus apellidos es Matte. debería cambiar de profesión y dedicarse a ser mensajero. Edwards.5. conciso y transparente. eficacia. Nunca hay que ponerse a narrar si no se está seguro de que se puede hacer con claridad. comprender lo otro. tío o pariente en algunas de estas editoriales aumentan también drásticamente sus posibilidades de ser . No hay que escribir una sola palabra de la que no se esté seguro. Encontrar el eje y la cabeza de una noticia no es tarea fácil. Es la cruenta realidad de las grandes editoriales. ser otro ---------------- Decálogo para el escritor novel Por: Intemperie Para cada escritor. y pensando en el interés de lector más que en el lucimiento propio. conocido. 7. es probable que lo rechacen antes inclusive que usted se haya dignado a abandonar las instalaciones. ni dar una sola información de la que no se tenga plena certeza. Es ponerse en el lugar del otro. Allí será recibido con discreta cordialidad o más bien frialdad por los encargados. Y. Recordar siempre que el periodismo es. Por lo general. Hay que trabajar con los archivos siempre a mano. a veces. Cueto. o en siete. Alfaguara o Mondadori le sean abiertas. Un periodista que publica todos los boletines de prensa que le dan. ante todo. quienes si bien acogerán su manuscrito. Consejo asociado: envíe el manuscrito usando un seudónimo que lleve alguno de estos apellidos. 9. puede que las puertas de Planeta. 8.

con el consiguiente descuartizamiento de la industria. Es cosa de escoger un nombre evocativo (Agora. Ganadores de otros concursos como el Municipal o el Bolaño por favor abstenerse. Es el premio más estimado por estas grandes corporaciones. Si el dueño de la editorial le dice que aquel acto es improcedente. Placer Culpable. No son pocos los escritores noveles que aquí también reciben un portazo en las narices pero de tiempo en tiempo. 4. 5. Dejando de lado los grandes sueños de fama y fortuna que suelen aquejar a los escritores noveles. 3. Comience enviando sus cuentos o novelas a los Concursos Literarios. Excepción # 3: si fuese por las grandes editoriales. algún manuscrito cuela y llega a ver la luz. editoriales independientes con larga trayectoria y ya un merecido prestigio. esto es. publicar uno que otro autor chileno nuevo. Y si ha ganado el Municipal. resulta oportuno darse una vuelta por las editoriales medianas. y comenzando ya a poner los pies en la tierra. Muchos de los malos ratos que tendrá que pasar como escritor novel en la búsqueda de la publicación de su primer libro pueden ser bypasseados eficazmente si consigue un agente literario que se haga cargo del trabajo sucio. Para esto el criterio es haber ganado el Premio del Consejo Nacional del Libro. De nuevo. Si ya está aburrido de las negativas tajantes y de los prejuicios infundados en contra de su obra. Vaya a una editorial mediana. Consejo asociado: envíe el manuscrito con seudónimos como Parra. Esta solución debe ser una de las más elegantes al problema de la publicación sino fuese porque a la larga implicaría que cada escritor debe ser también un editor. cámbiese su verdadero nombre al seudónimo de utilidad. estas no harían más que distribuir libros provenientes de otras latitudes que son éxitos seguros. Agregue un billete de 100 euros doblado con forma de cisne de origami. Aquairos) y tener el contacto con una imprenta. Pero con pesar deben. . No pocas veces el cisne hace la diferencia. Eso y un par de millones de pesos para comenzar. Carmen Ballcels o Kerrigan Miro. Arme su propia editorial. el Bolaño o ha sido finalista del Premio Herralde sus oportunidades de publicar aquí son más que buenas. de tiempo en tiempo y para no parecer una simple importadora. Si tiene suerte. publicara todos los libros que se le ocurran y de paso aumentara su fama como promotor cultural. Envíeles su CV de paso y el manuscrito. 2. siéntase libre de enviarle correos a Guillermo Schavelzon.publicado. Consiga un agente literario. tome el toro por las astas y abra su propia editorial. Pezoa. Droguett o Uribe. le irá bien.

Márchese a la India. llegado el momento. presentara a los editores para que estos se enteren de una vez por todas de su valía. haga el esfuerzo de entrar a los círculos literarios. es literariamente un país muy pequeño. consígales chicas. Puede que el maestro le cobre una suma que en principio le parezca anómala. es más que aconsejable sentarse a los pies de loto del maestro y escuchar sus sermones de la montaña. Deshágase de sus escrúpulos. pese a sus 17 millones de habitantes.No es cosa de creer que de la noche a la mañana uno se convertirá en la próxima star literaria de nuestra nación. Desarrolle una página de actualidad literaria y ponga a sus conocidos en el cielo. Ellas son las que toman las decisiones. de 200 a 400 mil pesos mensuales por una clase semanal de dos horas. Hágase una red de contactos. No se fije que hay libros de 10 lucas con los mismos consejos. 7. pero para lograr publicar no tiene que fijarse en gastos. Si lo que usted quiere. Pese a que adonde sea que vaya encontrará otros escritores con ganas de publicar su primer libro. invíteles un trago. diciéndole a su interlocutor lo inteligente que es y lo . mande sus trabajos a todos. Por eso. 6. Recuerde que Bolaño comenzó a ser Bolaño después de ganar el Premio Herralde. Chile. entonces escriba realismo mágico. Fotocopie su libro y véndalo en Lastarria a la manera del Divino Anticristo. Si ya está aburrido de tener que armar redes de contactos. 8. es bueno ir gestando un cierto currículo literario que. Si no funciona. donde nadie escucha a nadie y tómese un avión o barco en busca de nuevas fronteras. El mundillo literario nacional está compuesto por no más de 300 personas. Republica Checa o la isla de Sumatra. Piense que cada consejo del escritor famoso usted acabara por trasmutarlo en una novela de éxito descomunal. siga a pie juntillas los dictámenes del escritor famoso y sobretodo crea en EL. siendo siempre el chupamedias del grupo. présteles su casa en la playa. 9. Aprovéchelo. Consejo asociado: escriba sobre la dictadura. ellos son la llave que le abrirán las puertas del reino. Métase al taller de un escritor famoso. usted contaráa ahora con el plus de ser un extranjero proveniente de un país casi desconocido para la gran mayoría. Tenga los concursos literarios entre ceja y ceja. otro ya lo logró. Deje el amargo terruño. No desperdicie ninguno. Por lo mismo. desde el Santiago a 100 palabras hasta el concurso de cuentos de Carabineros de Chile. Váyase de Chile. codéese con los mandamases. Que Marcelo Lillo se convirtió en el “próximo Bolaño” después de ganar el Paula.

con precisión. También se valorará el atractivo físico. hágase una publicación cartonera de su primer libro y salga a las calles a venderlo. prescinda de todo eso. Entre en contacto con el publico real. solo puntos de vista “Nadie puede pretender que los cuentos sólo deban escribirse luego de conocer sus leyes… no hay tales leyes. 7. comer y follar regularmente. Debe ser humilde y modesto según el nivel de ventas de su obra. si ya está harto de que todo sea una corruptela de influencias y apellidos altisonantes y donde la literatura parece siempre estar brillando por su ausencia. Debe leer todo tipo de obras. 2. Escriba bien. Abandone su casa. Debe tener paciencia. baje de su nube y empápese de la realidad local. 10. Si no tiene imaginación que se dedique a otra cosa. 9. 3. pero no serlo descaradamente. a lo sumo cabe hablar de puntos de . Incluso biografías y poesías si hace falta. Debe ser disciplinado. El escritor puede parecer un vago (de hecho lo es). No debe importarle retocar doscientas veces una frase. Mejor aún: escriba de forma excelsa. 4. el lector promedio chileno: estudiantes de humanidades.originales que son sus ideas solo para ganarse sus favores. Debe saber firmar ejemplares a toda velocidad. ---------------- 1 – No hay leyes para escribir un cuento. una paciencia infinita. sáltese la industria. No sólo para escribir. Debe tener una viva imaginación. Debe saber recibir las críticas positivas y negativas con olímpico desdén. Debe escribir bien. suele ser una persona con sus necesidades primarias. 6. señoras jubiladas y fanáticos del heavy metal (no sé el por qué pero los metaleros suelen ser buenos lectores). 5. El novelista es un corredor de fondo. Debe tener sentido del humor. --------------- 1. Debe dormir. 8. por lo general. El novelista. sino también para lucirlo en las entrevistas. 10.

Me sorprendería que encontraran elementos gratuitos. y dejará indiferente a otro. una fugacidad en una permanencia”… “Mientras en el cine. puede decirse que no hay temas absolutamente significativos o absolutamente insignificantes. mientras que un buen cuento es incisivo. 4 – En un cuento solo existen los buenos y malos tratamientos “…en literatura no hay temas buenos ni temas malos. mordiente. y analicen su primera página. es decir que el fotógrafo o el cuentista se ven precisados a escoger y limitar una imagen o un acaecimiento que sean significativos”. meramente decorativos”. Tomen ustedes cualquier gran cuento que prefieran. y anodino para otro. y muchos de sus golpes iniciales pueden parecer poco eficaces cuando. intensidad y tensión “…el cuentista trabaja con un material que calificamos de significativo… El elemento significativo del cuento parecería residir principalmente en su tema. la captación de esa realidad más amplia y multiforme se logra mediante el desarrollo de elementos parciales. Lo que hay es una alianza misteriosa y compleja entre cierto escritor y cierto tema en un momento dado.vista. por supuesto. en la medida en que la novela acumula progresivamente sus efectos en el lector. como en la novela. en el hecho de escoger un acaecimiento real o fingido que posea esa misteriosa propiedad de irradiar algo más allá de sí mismo… al punto que un . solamente hay un buen o un mal tratamiento del tema”. porque el buen cuentista es un boxeador muy astuto. están minando ya las resistencias más sólidas del adversario. En suma. un mismo tema despertará enormes resonancias en un lector. 5 – En un buen cuento se deben de saber manejar tres aspectos: significación. una síntesis que dé el “clímax” de la obra. que no excluyen. algo así como un temblor de agua dentro de un cristal. “Tampoco es malo porque los personajes carecen de interés. acumulativos. de ciertas constantes que dan una estructura a ese género tan poco encasillable”. así como la misma alianza podrá darse luego entre ciertos cuentos y ciertos lectores”. sin cuartel desde las primeras frases. en realidad. en una fotografía o en un cuento de gran calidad se procede inversamente. ya que hasta una piedra es interesante cuando de ella se ocupan un Henry James o un Franz Kafka”… “Un mismo tema puede ser profundamente significativo para un escritor. No se entienda esto demasiado literalmente. 3 – A diferencia de las novelas el cuento debe ser contundente “Es cierto. 2 – El cuento siempre tiene una unidad de impresión de una historia El cuento es “…una síntesis viviente a la vez que una vida sintetizada.

en sí mismo y hasta de sí mismo. algo estalla en ellos mientras los leemos y nos proponen una especie de ruptura de lo cotidiano que va mucho más allá de la anécdota reseñada”… “La idea de significación no puede tener sentido si no la relacionamos con las de intensidad y de tensión. Y es aquí donde. o en el símbolo quemante de un orden social o histórico… los cuentos de Katherine Mansfield. es decir el desplazamiento de lo temporal ordinario por . 6 – El cuento es un mundo propio Señala Horacio Quiroga en su decálogo: “Cuenta como si el relato no tuviera interés más que para el pequeño ambiente de tus personajes. que eche a vivir con una vida independiente. “La narración en primera persona constituye la más fácil y quizá mejor solución del problema. son significativos. que ya no se refieren solamente al tema sino al tratamiento literario de ese tema. y que el lector tenga o pueda tener la sensación de que en cierto modo está leyendo algo que ha nacido por sí mismo. en todo caso con la mediación pero jamás la presencia manifiesta del demiurgo”. he procurado casi siempre no salirme de una narración strictu senso. se produce el deslinde entre el buen y el mal cuentista”. de un desplazarse que altera el régimen “normal” de la conciencia”… “Sólo la alteración momentánea dentro de la regularidad delata lo fantástico. sin esas tomas de distancia que equivalen a un juicio sobre lo que está pasando. nace de un repentino extrañamiento.vulgar episodio doméstico… se convierta en el resumen implacable de una cierta condición humana. No de otro modo se obtiene la vida en el cuento”. porque narración y acción son ahí una y la misma cosa… en mis relatos en tercera persona. de los que pudiste haber sido uno. bruscamente. Me parece una vanidad querer intervenir en un cuento con algo más que con el cuento en sí”. de Chéjov. 9 – Lo fantástico de un cuento solo se logra con la alteración de lo normal “El génesis del cuento y del poema es sin embargo el mismo. 8 – El narrador no debe dejar a los personajes al margen de la narración “Siempre me han irritado los relatos donde los personajes tienen que quedarse como al margen mientras el narrador explica por su cuenta (aunque esa cuenta sea la mera explicación y no suponga interferencia demiúrgica) detalles o pasos de una situación a otra”. 7 – El cuento debe tener vida “…cuando escribo un cuento busco instintivamente que sea de alguna manera ajeno a mí en tanto demiurgo. pero es necesario que lo excepcional pase a ser también la regla sin desplazar las estructuras ordinarias entre las cuales se ha insertado… la peor literatura de este género es sin embargo la que opta por el procedimiento inverso. a la técnica empleada para desarrollar el tema.

es necesario un oficio de escritor. invadiendo la casi totalidad del escenario con gran despliegue de cotillón sobrenatural”. . ENTRELINEAS EDITORES os aconseja que llevéis el mismo original a varias editoriales serias (que éstas también existen) para que lo lean. critiquen. Dichas supuestas editoriales. que os informará convenientemente. ----------------- El mundo editorial actual está muy revuelto y la noble intención de publicar un libro se ha convertido para el escritor en un camino lleno de trampas y frustraciones. en lograr ese clima propio de todo gran cuento. que obliga a seguir leyendo. os den un informe de lectura y una valoración. enriquecida. que atrapa la atención. Para tomar precauciones debéis seguir los pasos siguientes: 1. están estafando diariamente a cientos y quizá miles de escritores noveles que desean ver su obra editada e impresa.Debéis mandar una copia de vuestra obra a la editorial que elijáis. y que ese oficio consiste.Registrad vuestra obra en el Registro de la Propiedad Intelectual de vuestra zona. más honda o más hermosa. MUCHO CUIDADO con aquellos anuncios en los que se prometen premios. sin la menor concesión… tanto la intensidad de la acción como la tensión interna del relato son el producto de lo que antes llamé el oficio de escritor”. con el beneplácito del Ministerio de Cultura y de la Agencia Española del ISBN. volver a conectarlo con sus circunstancias de una manera nueva. un estilo en el que los elementos formales y expresivos se ajusten.. si no sabéis dónde está.. se trata de una estafa. que aísla al lector de todo lo que lo rodea para después. Y la única forma en que puede conseguirse este secuestro momentáneo del lector es mediante un estilo basado en la intensidad y en la tensión. terminado el cuento. llamad a vuestro Ayuntamiento. 2. lectura o edición previo pago de un requisito legal. entre muchas otras cosas.una especie de “full-time” de lo fantástico. el proverbial oscurantismo del sector y su tendencia al elitismo son el caldo de cultivo ideal para que surjan infinidad de empresas que se hacen pasar por editoriales. 10 – El oficio del escritor es imprescindible para escribir buenos cuentos “…para volver a crear en el lector esa conmoción que lo llevó a él a escribir el cuento.

con el epígrafe 41 ni sea conocida en la Agencia Española del ISBN... presentación en medios de comunicación. plastificados ni otros aspectos como: precio de venta al público.mcu. diseño de cubierta. papel. tintas. Desconfiad de aquellos contratos que no indiquen las características técnicas de vuestro libro: tirada. ni promocionado ni vendido (y en algunos casos ni siquiera impreso).Huid de toda editorial que sea de autoedición (autor-editor). FNAC.. es decir. invitaciones. porque ni veréis el libro editado.isbn@cll. pues automáticamente el libro será editado como de autor-editor. Casa del Libro. y ningún distribuidor querrá distribuir vuestro libro por ser de autoedición. 9. cantidades. marketing. con los aduladores que inflaman vuestro ego y os prometen un futuro esplenderoso en el mundo literario. encuadernación. 6. 7. distribución... FNAC..). promoción.. venta en todo tipo de librerías (Corte Inglés. 5... CEDRO. ó 609. con lo que se rebaja la valoración y el prestigio de la obra y no podréis venderla en establecimientos como El Corte Inglés. números del ISBN que empiecen por 607.. de no entregar nunca una fotocopia de vuestro DNI. presencia en portales como amazon.Huid de toda editorial que no esté registrada como tal. No firméis ningún papel que la editorial os envíe de la Agencia Española del ISBN.Huid de toda editorial que no haga contratos de edición.3... presentaciones..Huid de toda editorial que no esté registrada en la Agencia Española del ISBN (Teléfonos: 91 536 88 34 /35 / 36 / 37.Tened mucho cuidado con los cantos de sirena. asesoramiento post-producción. pues pueden falsificar vuestra firma para hacer tu libro como de autor-editor.. etc...Huid de toda editorial o empresa que no esté registrada ni con un CIF ni con su nombre editorial en el Registro de Patentes. El resultado suele ser una depresión. e-mail: agencia. Librerías. Ministerio de Cultura. etc. en muchas ocasiones son desaprensivos que se aprovechan de vuestra ilusión por ver la obra editada y sólo tienen el objetivo de lucrarse. carteles.com. solapas. etc. Tened mucho cuidado. etc..Huid de toda editorial o empresa que os exija pagos por adelantado para .es) 4. 8. reseñas de prensa a revistas culturales y especializadas....

Al mirar hacia abajo desde la azotea. Para ser escritor necesitas todo el cerebro que tienes. pero la mayoría de las personas con hábitos caros son propensas a fracasar como escritores. maquetistas. correctores de estilo. Al final. A menos que tengas la suerte de haber nacido rico. Algunos escritores inmigrantes que conocía trabajaban como camareros o vendedores para ahorrar dinero y crearse una “base financiera” antes de intentar ganarse la vida escribiendo. Os aconsejamos un buen asesoramiento: confiad en aquellas editoriales que os ofrecen todos los servicios que una editorial debe tener: correctores ortográficos. tras la derrota de la revolución húngara.Huid de las prisas. Tiempo para observar. con la intención de saltar.que podáis ver vuestra obra editada. ni te drogarás. estudiar. Un escritor nace del talento y del tiempo. gabinetes de prensa y comunicación. aprender a escribir en otra lengua fue menos difícil que escribir algo bueno. marketing.. No te atormentes con ambiciones contradictorias. departamentos de lectura. uno de ellos posee ahora toda una cadena de restaurantes y es más rico de lo que yo podría llegar a ser. y viví durante seis años al borde de la miseria antes de estar listo para escribir En brazos de la mujer madura. ----------------------- 1. No tendrás costumbres caras. me encontré en Canadá con unas 50 palabras de inglés. si no hubiera visto otra alternativa que la azotea de aquel rascacielos. . aterrorizado ante la idea de morirme. A la edad de 24 años. ni fumarás. 10. Así que no puedes permitirte desperdiciar una sola hora ganando dinero para cosas que no son esenciales. pero ni él ni los otros volvieron a escribir. imprentas. No podría haberlo hecho si me hubiesen interesado los trajes o los coches… En realidad.. en Montreal. distribución. diseñadores. subí en ascensor al último piso de un alto edificio de Dorchester Street. No beberás. ilustradores. webs. Cuando me di cuenta de que era un escritor sin una lengua. es mejor que estés preparado para vivir sin demasiados bienes terrenales. Es preciso decidir qué es más importante para uno: vivir bien o escribir bien. 2.. pensar. pero con más miedo de romperme la columna vertebral y pasar el resto de mi vida en una silla de ruedas. Es cierto que Balzac sentía un especial interés por acumular enormes deudas y comprar cosas. decidí en vez de eso tratar de convertirme en un escritor inglés.

que mi principal problema no era la lengua. Si crees ser sabio. 4. o d) sencillamente no puede ser verídico. No serás vanidoso. Pensarás sin cesar en los que son verdaderamente grandes. las ambiciones pequeñas provocan esfuerzos pequeños. la pereza. Soñarás y escribirás y soñarás y volverás a escribir. racional. escribió Balzac en Ilusiones perdidas. 6. me he considerado sencillamente materia prima. pobreza. buenos y malos— están hechos de mí mismo más la observación. Cuando he escrito y pasado a máquina mi relato. estos son los sucesos más importantes en las vidas de la mayoría de los grandes . no te conoces a ti mismo lo suficiente como para escribir. No permitas que nadie te diga que estás perdiendo el tiempo cuando estés con la mirada perdida en el vacío. la complacencia. sino. el personaje de su libro descrito con mayor simpatía será un alcohólico. Sueño despierto con mis personajes. fracaso. y cuando una escena se ha desarrollado en mi imaginación y creo saber qué han sentido. entonces. Nunca me siento ante una página en blanco para inventar algo. Rechazo. Este tipo de cosas resultan para los de fuera. Así. como siempre. burla. una lucha constante contra nuestras propias limitaciones…. sus vidas y sus luchas. tomo pluma y papel e intento relatar lo que he presenciado. “Las obras del genio están regadas con sus lágrimas”. No serás modesto. Si un autor vanidoso es alcohólico. dicho y hecho mis personajes. ordenar las cosas en mi cabeza. bueno.3. cuando aprendía inglés. 5. Dejé de tomarme en serio a la edad de 27 años y. No existe otra forma de concebir un mundo imaginario. Me utilizo del mismo modo que se utiliza a sí mismo un actor: todos mis personajes — hombres y mujeres. lo leo y encuentro que la mayor parte de lo que he escrito es a) confuso o b) inexacto. La modestia es una excusa para la dejadez. o c) tedioso. Fue este modo de trabajar lo que me hizo darme cuenta. utilizo el borrador mecanografiado como una especie de informe crítico de lo que he imaginado y vuelvo a soñar toda la escena mejor. Nunca he conocido a un buen escritor que no intentara ser grande. desde entonces. una bendición para el sexo opuesto y una víctima de las circunstancias. La mayor parte de los libros malos lo son porque sus autores están ocupados en tratar de justificarse a sí mismos.

Lo cierto es que solo absorbiendo las obras perfectas. que intenta convencernos de que es fácil ser un genio como Mozart y muy difícil ser una mediocridad como Salieri. de Shaw. sin embargo. Ninguno de nosotros tiene oportunidad de conocer a muchos grandes hombres en persona. y estoy seguro que esto tiene algo que ver con la libertad interior que irradian sus obras. Un ejemplo reciente es Amadeus. donde vive en un pequeño piso de dos habitaciones (un lugar diminuto para un hombre tan alto) con los lujos de un aire benigno y vistas al mar. es un escritor que está dirigido por sus obsesiones sin hacer caso de modas que cambian e ideologías populares. Una especie de vida. En cuanto a literatura específica sobre la vida del escritor. En mi adolescencia estudié para ser director de orquesta y de mi educación musical adopté una costumbre que considero esencial también para los escritores: el estudio constante y diario de las obras maestras. al menos mientras lo lees. lo cual es la razón de que haya más músicos expertos que escritores expertos. artistas. Él te libera del peso de tus propios compromisos. y esta libertad se comunica a sus lectores. de Jack London y sobre todo. diarios y cartas. Un violinista que tuviera la técnica de la mayor parte de los novelistas publicados no encontraría nunca una orquesta en la que tocar. No dejarás pasar un solo día sin releer algo grande. pero podemos contar con su compañía si leemos sus memorias. los modos específicos inventados por los grandes maestros para desarrollar una trama. También he tenido ocasión de visitarle en Antibes. en cambio. pero pocas posesiones aparte de libros. Yo me animo con frecuencia a releer el primer volumen de la autobiografía de Graham Greene. la mayor parte de los escritores. las cartas de Mozart. especialmente las que han sido convertidas en películas o series de televisión. de Balzac. el prefacio de La dama morena de los sonetos. . solo tienen un vago recuerdo de los clásicos. construir una frase. yo recomendaría Una habitación propia. Hay que evitar. Parece tener pocas necesidades materiales. un capítulo: puedes aprender todo lo que hay que aprender sobre la técnica. Esta clase de logro solo es posible para un escritor de costumbres espartanas. escritas por autores perezosos de poca monta que no tienen ni la menor remota idea del arte ni del trabajo duro. de Virginia Woolf. 7. un párrafo. La mayor parte de los músicos profesionales de cualquier categoría conocen de memoria centenares de partituras. Sí que hay que leer. y si aspiras a compartir su destino debes hacerte fuerte aprendiendo de ellos. Ilusiones perdidas. en cambio. A pesar de que afirma que ha escrito sus “entretenimientos” por dinero. las biografías dramatizadas. Martin Eden. Casi todo lo que nos llega sobre los artistas a través de los medios son bobadas. que trata de sus primeras luchas.

Hay que leer una novela unas cinco veces para comprender su estructura. A mi juicio. así como a Swift y a Sterne. Tolstoi. como los que encontramos en la música desde Bach a Beethoven. Incluso George Eliot escribió demasiado sobre demasiado poco. Esta es mi técnica. Por lo menos una vez al año releo casi todo lo de Pushkin. y traiciona su talento imitando a retrasados mentales cuyo único talento escasea. pero desaconsejo con firmeza la lectura de novelas victorianas. y cada día intento aprender algo de ellos. Estar bien informado sirve para brillar en las fiestas. El provinciano suele ser una persona inteligente y dotada. Nada de lo que ya se ha hecho puede decirte cómo hacer algo nuevo. qué la hace dramática y qué le proporciona ritmo e impulso. Kleist y estos novelistas franceses y rusos del siglo XIX son los más grandes maestros de la prosa. ven programas sobre arte en televisión para averiguar qué es importante. qué es el arte en realidad. Leen las páginas de críticas literarias. que están infestadas de hipocresía e hinchadas de palabras redundantes. No adorarás Londres–Nueva York–París. quien dijo más con menos palabras que cualquier otro escritor en la historia de la literatura occidental. una constelación de genios no superados. a Shakespeare y a Mark Twain. deberás leer los relatos de Henrich von Kleist. sobre el arte. pero si comprendes las técnicas de los maestros tienes más posibilidades de desarrollar las tuyas propias. que acaba por adoptar la idea de algún periodista o académico con mucha labia sobre lo que constituye la excelencia literaria. qué debería preocupar a los intelectuales. Incluso si vives al final del mundo. alguna información interna especial que ellos no poseen. Para decirlo en términos de ajedrez: aún no ha existido un gran maestro que no conociera de memoria las partidas de los campeonatos de sus predecesores. pero resulta absolutamente inútil para ti como escritor. Gogol. Conozco a menudo aspirantes a escritores de lugares apartados que creen que las personas que viven en las capitales de los medios de comunicación tienen. sabrás algo realmente. 8. Cada escritor elegirá sus propios favoritos entre aquellos de los que piensa que puede aprender más. Dostoyevski. Es mucho más útil leer una y otra vez unas cuantas novelas hasta entiendas qué las hace buenas y cómo las han construido los escritores. por ejemplo: el autor describe un minuto en dos páginas y luego cubre dos años con una frase… ¿Por qué? Cuando hayas comprendido esto. Cuando te sientas tentado de sobrescribir. Stendhal y Balzac. Sus variaciones en compás y escala de tiempo. Lo leo constantemente. No cometas el error común de intentar leerlo todo para estar bien informado. Leer un libro para poder charlar sobre él no es lo mismo que comprenderlo. no hay razón para que te .

No sentía el menor interés por los vestidos ni por los muebles. el estilo idóneo o qué clase de cosas ganan premios. la muerte. Mis esfuerzos estaban condenados. afirmaciones. sentimientos. tienes acceso a más secretos de la literatura que todos los farsantes de la cultura que marcan el tono en las grandes ciudades. no a un concepto . y además está orgulloso de ello. Cualquier persona que haya tenido éxito en literatura lo ha conseguido en sus propios términos. que consiguió comunicarme mientras le leía. ¿Quién no ha asistido alguna vez a una fiesta sin fingir interés por algo? Pero cuando escribes tienes que resistir la tentación. Cuando era joven perdí mucho tiempo intentando describir vestidos y muebles. Si te satisfaces a ti mismo —a tu yo verdadero. Sin embargo. No es fácil. Ningún escritor ha logrado jamás complacer a lectores que no estuvieran aproximadamente en su mismo nivel de inteligencia general. 9. la política o el dinero. Ahora sólo escribo sobre lo que no me interesa. que me hayan escandalizado/intrigado/divertido/deleitado a mí mismo o a otros. Stendhal dijo que la literatura es “el arte de la omisión”. la obra en sí. que no compartieran su actitud básica ante la vida. No busco temas: cualquier cosa en la que no pueda dejar de pensar es mi tema. por supuesto. pero Balzac experimentaba hacia ellos un apasionado interés. Escribirás para tu propio placer. Así que no pierdas el tiempo preocupándote por lo que está de moda. a todos nos gustaría ser considerados personas llenas de curiosidad por todo. Si posees una buena colección de ediciones en rústica de grandes escritores y no dejas de releerlos. y agotaron todo mi entusiasmo por aquello que me había propuesto escribir en primer lugar. Describo a las personas solo en los términos de aquellas de sus acciones. Los dramaturgos son afortunados: con ayuda de los actores pueden extender su mensaje hasta más allá del círculo de los espíritus afines. ¡no la producción! Si Shakespeare no puede complacer a todo el mundo. ¿por qué intentarlo siquiera nosotros? Esto quiere decir que no vale la pena que te esfuerces por interesarte en algo que te resulta aburrido. y cuando lees lo que has escrito debes preguntarte siempre: “¿Me interesa de verdad esto?”. pensamientos. ser fiel a lo que realmente nos importa. y yo omito todo lo que no me parece importante. el tema idóneo. sientas aislado. así que pensé que debía dominar el arte de escribir excitantes párrafos sobre armarios si quería ser algún día un buen novelista. el sexo. Conozco a un destacado crítico de Nueva York que no ha leído nunca a Tolstoi. hace sólo un par de años leí en los periódicos americanos las críticas más condescendientes de Medida por medida….

pueden ser eliminadas. imaginario de ti mismo como si fueras la más noble de las personas que solo se preocupa por los niños hambrientos de África—. hay en el mundo millones de personas más o menos como tú. suelo descubrir que no era correcto. Pronto verá resultados notables en su imagen. Es en este punto cuando examino el capítulo durante el tiempo suficiente para aprendérmelo de memoria —lo recito palabra por palabra a cualquiera dispuesto a escuchar— y si no puedo recordar algo. 1. De hecho. tienes la posibilidad de escribir un libro que agrade a millones. gestores . En esta etapa lo miro no tanto como autor sino como lector. 2. 10. Serás difícil de complacer. Para mí. ------------------ Estos son los diez mandamientos del escritor Vizinczey. Esto es así porque. Un perfecto escritor adaptado a los nuevos tiempos ha de construirse como marca. no añaden nada a mi comprensión de los personajes o de la historia y. La memoria es un buen crítico. editores. Eso no lo catapultará al éxito ni le garantizará más que un público reducido de dudosas costumbres taciturnas. El éxito editorial más vulgar tiene una cosa en común con una gran novela: ambos son auténticos. por consiguiente.Olvídese de sus tribulaciones. encuentro escenas enteras que. El escritor se contentó con hacer su trabajo más o menos bien. Deje de atormentarse en su soledad. A partir de ahora. escribir empieza a ser emocionante de verdad cuando vuelvo a un capítulo un par de meses después de haberlo escrito. La mayoría de los libros nuevos que leo me parecen a medio terminar. aunque ciertas. y no importa con qué frecuencia he reescrito el capítulo original. puedo encontrar todavía frases que son vagas y adjetivos que son inexactos o superfluos. su principal imperativo es instalarse como escritor destacado en todos los medios disponibles y recurrir sin reparos al marketing desvergonzado del yo.Alístese en algún grupo literario militante lo más numeroso posible y búsquese todos los aliados que pueda (jurados. Pero nadie quiere leer a un novelista que no piense realmente lo que escribe. Regístrese en las numerosas redes y medios sociales que estén a su alcance y haga uso intensivo de estos maravillosos instrumentos que aproximan a los seres humanos. y luego pasó a algo nuevo. Invite de forma pausada pero insistente a que los demás se sumerjan en su insondable mundo interior. escribiendo poemas o relatos abstrusos a contracorriente. quienquiera que seas.

«hiperrealismo onírico» o «creacionismo individualista» u otras similarmente sofisticadas: muestran un elitismo intelectual ofensivo para su público). sin necesidad de problematizar en exceso lo que quiere «expresar» (dando por sentado que no hay nada más importante que su libertad de expresión. seleccione un vocabulario básico y elemental que lo identifique con un grupo. No olvide que usted no está compartiendo con sus lectores . no ahorre detalles insignificantes de su vida íntima que simulen alguna peculiaridad de carácter o un valor agregado a sus actitudes más mediocres. búsquese una etiqueta alternativa. (Evite etiquetas tales como «post-vanguardismo tribal». para retener la atención en medio del vértigo mediático. 4. Podrá comprobar cómo cualquier nimiedad puede adquirir visos extraordinarios. 3. pronto recibirá algún premio por su lealtad. Ponga en valor su persona más que su escritura: el público estará suficientemente entretenido como para leer sus poemas o sus relatos sin el más mínimo sentido crítico. Con algo de suerte.culturales y periodistas o críticos espontáneos dispuestos a reseñarlo). incluyendo elogios –proporcionalmente desmesurados. las islas Sitges. de manera de ir sumando nuevos adeptos o followers cada vez. Unas pocas palabras-comodín le permitirán atajos sorprendentes. Para ello. ahorrándose el trabajo de la crítica. una favela de Río o el Festival Literario Internacional de Fiji. Eso le proporcionará toda clase de beneficios. si no la ha sustituido ya por un televisor de plasma). reconocimiento y sexo poético. con total prescindencia de la calidad de lo que escriba. lo más breve y simple posible. provechosas oportunidades de venta y medios para satisfacer sus necesidades más básicas de amor.Busque algunas fotos antiguas que mejoren su imagen actual o produzca una serie con ángulo favorable. No se prive de retoques digitales y busque preferentemente un fondo de biblioteca (en caso de disponerla. Aproveche las fotos recomendadas y altérnelas semanalmente. incluso si es ligeramente auto-referencial). elogiándolos sin pudor. la selva marfileña. lo suficientemente ambiguas como para poder ser reinterpretadas según sus conveniencias mercantiles.Elija un estilo fácilmente reconocible sin ponerse extravagante o críptico: la claridad meridiana es su carta de presentación y captación. 5.Puesto que su clientela valora la transgresión. Frecuente a sus contertulianos todo lo que pueda. También le suministrará un circuito de distribución y promoción sin coste alguno. Dado que lo oficial está devaluado. el esfuerzo de la lectura detenida o tanto debate sesudo que no le interesa más que a un puñado de melancólicos trasnochados. Según la marca que le interese promocionar puede posar espontáneamente en diferentes escenarios cotidianos: el Aconcagua.hacia su persona. Piense frases impactantes y vacías.

sino la ilusión que usted gestiona. Cada vez que lo inviten a un recital. 8. si es que todavía preserva alguna en su práctica. La presencia literaria debe traducirse en pauta publicitaria. su círculo distinguido de contactos. 6. así que no se prive de compartir lo que le plazca) y no deje de enviar sus escritos a las selectas antologías a las que es invitado por módicos precios o a los numerosos concursos (importantísimos por definición) que estén a su alcance. Su escritura debe unir lo que la política divide. sobre todo. hable de su sensibilidad. Crear condiciones de mercado exige una rigurosa administración de los juicios. Si publica un cuento. no deje de comentar las deslumbrantes resonancias de su participación estelar. Agrádele. con independencia a lo que hagan: el amor al arte siempre debe ser más fuerte que las diferencias ideológicas o estéticas. Vaya por la positiva: extienda sus redes.Mime a su clientela. especialmente si son negativos. Comparta de forma periódica sus actividades artísticas (toda su vida lo es. Si no tiene nada que compartir. Chéjov. También puede hacer anticipos de publicaciones que todavía no ha escrito. Haga oficio de su ecumenismo público. invéntelo. Lo que importa no es lo real en lo más mínimo. en honor a su infinita gratitud. Lo prioritario es estar: no ser olvidado ni un solo día. hable de su interés. Si sube un artículo. Lo importante no es hacer una lectura reflexiva sino empatizar con todos sus colegas (que es su principal clientela) y mostrarse incondicional defensor de sus actos. puede hablar de sus nervios antes de . Si algún seguidor suyo comparte una foto. ya tendrá tiempo para mostrar sus antipatías en privado.unos meros escritos sino dándoles la oportunidad inigualable de dar un salto cuántico en su conciencia ilustrada. señale sus semejanzas con algún autor preferentemente de moda (y olvídese de una vez de esos autores que ya nadie lee.Sea espléndido desde el principio al fin. declárese seguidor de quien pueda contribuir a su meteórica carrera y haga guiños a los que pudieran dudar de su honorable empresa: todos son únicos y cada uno está ávido de saberlo. Cerciórese de que su clientela comulga de antemano con sus opiniones: ya sabe que siempre tiene razón incluso si está equivocada. Usted es un alma bella y el optimismo ilimitado es su lenguaje. su sensibilidad y. Borges o Cortázar…). economice toda crítica: cada cual tiene derecho a pensar lo que le plazca y es de sentido común que usted no es nadie para contrariarlo. Le Guin. Del mismo modo que ha de derrochar elogios. comenzando por Poe. hable de su belleza.Limítese a ser encantador. Si comparte un poema. obviando comentarios políticos u observaciones sociológicas que pudieran incomodar a sus clientes potenciales. Practique el amor y no la guerra. anúncielo y. de recitales a los que aún no ha sido invitado y si su imaginación logra desperezarse. 7.

Lo que cuenta es la explotación de la imagen de marca. humor. su neomalditismo. Con ello. Tampoco renuncie a invocar poetas de renombre que no necesariamente ha leído y no sienta pudor por relatar sus historias de éxito (incluyendo las reediciones de 30 ejemplares de su obra magna) o la demanda creciente que sus libros tienen a nivel nacional e internacional.Búsquese algún programa informático que le permita combinar palabras para sus poemas o mezcle relatos para formar nuevos. mezcle misterio. con alguna pizca de erotismo. ------------------ . épica histórica y todo el erotismo que pueda. Bastará con que el escrito contenga algunas palabras mágicas y. 10. monte un libro y envíelo a todos los contactos que ha establecido en los pasos previos. Si es una novela. que no aburra con su extensión. 9. si es joven promesa (hasta los 40 tiene tiempo). su frikismo. 1 slip + 1 poemario erótico + 1 dedicatoria. mezcle misterio y género policial. En caso de poemas. género policial. drogas. su condición revolucionaria (también la revolución puede vender). sobre todo. Cuando tenga un número suficiente de escritos. Si alguien le indica cualquier minucia corríjala y agradézcale efusivamente. No pierda tiempo en esas nimiedades y ahórrese las revisiones que coartan su espontaneidad expresiva. 2 fotos con el artista + 1 poemario + 2 relatos con bragas u otros combinados por precios baratísimos. La fórmula es fácil y simple: cuanto más éxito sugiera. más éxito tendrá. noche y otros tópicos análogos y si está inspirado divida el texto y preséntelo bajo la forma de poemas independientes que irá publicando regularmente para retroalimentarse con el público. Si es un cuento. Siempre queda la posibilidad de fomentar una estética del reviente en caso de no contar con estas otras virtudes. Tenga la seguridad que pronto se convertirá en un perfecto escritor autista que podrá gozar sus cinco minutos de fama. no olvide de vender el encanto de la juventud. Puede poner como ventaja competitiva su feminidad. subir a recoger algún ilustre premio literario que con toda probabilidad le otorgarán. Se sentirá co-autor y estará encantado de encontrar su nombre en los agradecimientos. escriba versos cortos que hablen de sexo. Combínelas para que cada escritor invitado (no supere los veinte) lleve consigo tres o cuatro familiares y amigos. su sex appeal o. Esos son reparos de otro tiempo. Cultive con celo su imagen y pronto tendrá epígonos dispuestos a emularlo y fans que esperan con un bostezo sus próximos recitales. tendrá una audiencia asegurada a la que le podrá ofertar sus productos en combos de lujo: 3 libros de relatos + 1 tanga. cuando el culto a la autoridad no era lo único que contaba.Hágase gestor cultural y organice para sus colegas numerosas actividades literarias.

mientras que el cuento debe ganar por knock-out “La novela acumula progresivamente sus efectos en el lector. una fugacidad en una permanencia”. existen buenos o malos tratamientos “Un mismo tema puede ser profundamente significativo para un escritor.El gran escritor Julio Cortázar escribió “Del cuento breve y sus alrededores”. La novela gana siempre por puntos. Lo que hay es una alianza misteriosa y compleja entre cierto escritor y cierto tema en un . y dejará indiferente a otro. algo así como un temblor de agua dentro de un cristal. y anodino para otro. sólo hay que dejarse llevar por la imaginación y saber o conocer que hay algunas técnicas que harán más fácil esta actividad. 3. El buen cuentista es un boxeador muy astuto. donde expone distintos puntos claves que se deben tener en cuenta al momento de escribir. es por eso que homenajeando este día importante. y analicen su primera página. Todos podemos escribir cosas increíbles. puede decirse que no hay temas absolutamente significativos o absolutamente insignificantes. a lo sumo cabe hablar de puntos de vista. Tomen ustedes cualquier gran cuento que prefieran. pero sí muchos puntos de vista “Nadie puede pretender que los cuentos sólo deban escribirse luego de conocer sus leyes… no hay tales leyes. Me sorprendería que encontraran elementos gratuitos. un mismo tema despertará enormes resonancias en un lector. 1. 2. quiero que los veas. 4. El cuento es una síntesis centrada en lo significativo de una historia “El cuento es una síntesis viviente a la vez que una vida sintetizada. No existen leyes para escribir cuentos. mordiente. de ciertas constantes que dan una estructura a ese género tan poco encasillable”. No existen personajes ni temas buenos o malos. mientras que un buen cuento es incisivo. meramente decorativos”. sin cuartel desde las primeras frases. En suma.

Y es aquí donde. he procurado casi siempre no salirme de una narración. . intensidad y tensión con que es escrito “El elemento significativo del cuento parecería residir principalmente en su tema. se produce el deslinde entre el buen y el mal cuentista”. en sí mismo y hasta de sí mismo. porque narración y acción son ahí una y la misma cosa… en mis relatos en tercera persona. en el hecho de escoger un acaecimiento real o fingido que posea esa misteriosa propiedad de irradiar algo más allá de sí mismo. 6. El cuento es un mundo propio Cortázar señala a Horacio Quiroga que en su decálogo explicó “cuenta como si el relato no tuviera interés más que para el pequeño ambiente de tus personajes.momento dado. 5. de los que pudiste haber sido uno. Un buen cuento nace de la significación. El narrador no debe dejar a los personajes al margen de la narración “Siempre me han irritado los relatos donde los personajes tienen que quedarse como al margen mientras el narrador explica por su cuenta detalles o pasos de una situación a otra. en todo caso con la mediación pero jamás la presencia manifiesta del demiurgo”. que ya no se refieren solamente al tema sino al tratamiento literario de ese tema. La idea de significación no puede tener sentido si no la relacionamos con las de intensidad y de tensión. a la técnica empleada para desarrollar el tema. 8. bruscamente. y que el lector tenga o pueda tener la sensación de que en cierto modo está leyendo algo que ha nacido por sí mismo. Me parece una vanidad querer intervenir en un cuento con algo más que con el cuento en sí”. El cuento debe tener vida “Cuando escribo un cuento busco instintivamente que sea de alguna manera ajeno a mí en tanto demiurgo. así como la misma alianza podrá darse luego entre ciertos cuentos y ciertos lectores”. que eche a vivir con una vida independiente. No de otro modo se obtiene la vida en el cuento”. La narración en primera persona constituye la más fácil y quizá mejor solución del problema. 7.

. es necesario un oficio de escritor. es decir el desplazamiento de lo temporal ordinario por una especie de “full-time” de lo fantástico. nos gusta tanto proponer nuestras poéticas del cuento mediante decálogos? . que aísla al lector de todo lo que lo rodea para después. sin la menor concesión… tanto la intensidad de la acción como la tensión interna del relato son el producto de lo que antes llamé el oficio de escritor”. invadiendo la casi totalidad del escenario con gran despliegue de cotillón sobrenatural”. en lograr ese clima propio de todo gran cuento. quizá sea un buen momento para echar un vistazo a la pequeña tradición de la que proviene. terminado el cuento. El oficio del escritor es imprescindible para escribir buenos cuentos “Para volver a crear en el lector esa conmoción que lo llevó a él a escribir el cuento. un estilo en el que los elementos formales y expresivos se ajusten. más honda o más hermosa. ¿Por qué a los cuentistas. que obliga a seguir leyendo. etc. enriquecida.9. Editorial Base). pero es necesario que lo excepcional pase a ser también la regla sin desplazar las estructuras ordinarias entre las cuales se ha insertado… la peor literatura de este género es sin embargo la que opta por el procedimiento inverso. ------- Ahora que mi amigo Ginés Cutillas acaba de publicar un decálogo práctico del microrrelato (Lo bueno si breve. entre muchas otras cosas. y que ese oficio consiste. 10. Lo fantástico de un cuento sólo se logra con la alteración de lo normal “Sólo la alteración momentánea dentro de la regularidad delata lo fantástico. que atrapa la atención. Y la única forma en que puede conseguirse este secuestro momentáneo del lector es mediante un estilo basado en la intensidad y en la tensión. volver a conectarlo con sus circunstancias de una manera nueva. talla grande o micro.

por esa misma razón. descontextualizadas. Una vez dueño de tus palabras. el oficio. Kipling. Brander Matthews. El uruguayo Horacio Quiroga (1878-1937) no solo fue el primer escritor de lengua española en dejar un corpus relevante de reflexiones sobre el cuento (de más enjundia y alcance que las de Clarín o Emilia Pardo Bazán) sino que hizo algo más: inventar una forma nueva para proponerlas: el decálogo.La cosa viene. Cree que su arte es una cima inaccesible. Una de las consecuencias de la divulgación de las recetas de Matthews fue la proliferación de consejos del tipo how to do. Maupassant. carentes de perspectiva histórica o crítica. las tres primeras líneas tienen casi la importancia de las tres últimas. Ama a tu arte como a tu novia. y en cuyos apartados dedicados al relato breve encontramos. Resiste cuanto puedas a la imitación. Chéjov— como en Dios mismo. En un cuento bien logrado. En 1846 el padre fundador del género se lamentaba de que no existiera ningún tratado donde el propio escritor contase paso a paso su método de trabajo: los engranajes. Algo similar sucedió con el decálogo de Quiroga. de Edgar Allan Poe. La sugerencia de Poe fue tomada al pie de la letra por un discípulo tardío y no demasiado talentoso. no hay en lengua humana más palabras que las apuntadas para expresarla. quien publicó en 1883 una vulgata de la poética del maestro bajo el título de "The philosophy of short story". V. llevó la unidad de efecto a los extremos de exigir para todo relato breve "un solo personaje. IV. lo conseguirás sin saberlo tú mismo. el proceso. No empieces a escribir sin saber desde la primera palabra adónde vas. «I. el desarrollo de la personalidad es una larga paciencia. un solo acontecimiento. VI. II. fue mil veces reproducido en Estados Unidos hasta el punto de convertirse en modelo de prontuario básico para la fabricación de relatos breves y. texto que puede ser calificado de precursor de la escritura creativa. Cuando puedas hacerlo. Más papista que el papa. Más que ninguna otra cosa. Matthews transformó las intuiciones de Poe en preceptos. No sueñes en dominarla. las mismas viejas ideas de Poe simplificadas. las mismas veces denostado. una y otra vez. antecedentes de los manuales de escritura creativa de escasa calidad que inundan hoy el mercado editorial. Ten fe ciega no en tu capacidad para el triunfo. Si quieres expresar con exactitud esta circunstancia: «desde el río soplaba un viento frío». como era de esperar. no te preocupes de observar . Cree en un maestro —Poe. Es lo que se propuso hacer en "La filosofía de la composición". pero imita si el influjo es demasiado fuerte. hoy justamente olvidado y todavía sin traducir al español. dándole todo tu corazón. esa tratadística en forma de consejos prácticos que tanta fortuna ha tenido en la modernidad. Este texto. III. sino en el ardor con que lo deseas. la cocina. una sola emoción provocada por una sola situación".

VII. resulta de un enorme acierto. "Los trucs del perfecto cuentista" (1925) o "La retórica del cuento" (1928). a trazar líneas y tradiciones. No adjetives sin necesidad. . rápida y sin fallas de nuestros mejores cuentos nacionales". Si eres capaz entonces de revivirla tal cual fue. Pero hay que hallarlo. Su "Decálogo del perfecto cuentista". No de otro modo se obtiene la vida en el cuento». Poe. Se suponía que la inmersión provechosa en aquellas recomendaciones daría como resultado "una confección casera. Cuenta como si tu relato no tuviera interés más que para el pequeño ambiente de tus personajes. Chéjov. El primer precepto tuvo como consecuencia la fijación de un primer canon internacional del cuento desde el punto de vista del ámbito hispánico. Quiroga había ido vertiendo sus ideas en artículos de prensa cuyos títulos evidenciaban el tono burlón y paródico con que pretendía acercarse al asunto: "El manual del perfecto cuentista" (1925). IX. un cuentista de poética distinta e incluso contraria a la de los tres primeros. La agrupación de los dioses tutelares ayudó a dar valor al género. X. No pienses en tus amigos al escribir. lo que. No escribas bajo el imperio de la emoción. Lo cierto es que en el decálogo de Quiroga hay mucho más contenido del que parece. y la inclusión de Chéjov. sin ver otra cosa que el camino que les trazaste. Inútiles serán cuantas colas de color adhieras a un sustantivo débil. No hay datos sobre aquellos supuestos "amigos" que querían producir cuentos sin el molesto expediente de tener que leer y escribir mucho. Toma a tus personajes de la mano y llévalos firmemente hasta el final. Llama la atención el cosmopolitismo. Kipling. sarcástica). Ten esto por una verdad absoluta. y evócala luego. Maupassant. se propuso hacerles llegar una serie de trucos y reglas que a él alguna vez le habían servido. irónica. a individualizarlo. No te distraigas viendo tú lo que ellos no pueden o no les importa ver. aunque no lo sea. contemplado desde la perspectiva actual (Chéjov conecta mucho más que Kipling o Maupassant con la sensibilidad contemporánea –el caso de Poe es distinto– y su relevancia en el canon no ha dejado de crecer). de los que pudiste haber sido uno. pues seguro que eran inventados: la ficcionalización de un aprendiz de escritor a quien el maestro se dirige para poner en sus manos su conocimiento práctico del oficio es una de las características de este tipo de textos. Si hallas el que es preciso. has llegado en arte a la mitad del camino. no lo eran tanto en 1927. él solo tendrá un color incomparable. Déjala morir. tuvo un éxito instantáneo y se erigió en modelo de numerosas reflexiones personales sobre el género. Un cuento es una novela depurada de ripios. la ausencia de nombres locales. Antes de dar con el hallazgo genial. en la confianza de que también pudieran servirles a ellos.si son entre sí consonantes o asonantes. donde recordaría que habiendo sido "solicitado cierta vez por algunos amigos de la infancia que deseaban escribir cuentos sin las dificultades inherentes a su composición". en cualquiera de sus variantes (bienhumorada. VIII. No abuses del lector. burlona. publicado en 1927 en la revista Babel de Buenos Aires. Esos cuatro fáciles nombres. hoy aparentemente obvios. ni en la impresión que hará tu historia.

escribió . a quien leyó en la versión francesa de Baudelaire. El octavo se relaciona con el quinto y con la poética del final del cuento según Edgar Allan Poe. El mandamiento sexto ha sido despachado comúnmente en tanto que cuestión de retórica aplicable a cualquier otra práctica escritural. Desde entonces ha sido de buen tono desdeñar a Quiroga. cuando lo que precisamente defiende es la honrada entrega al argumento por encima de cualquier otra consideración. un problema surgido con la modernidad y que atraviesa todo el siglo XIX. pues es un problema largamente tratado por los poetas: a lo que Quiroga está aludiendo implícitamente es a la cercanía (emocional. es curioso que un microtexto concebido como crítica y sátira de las soluciones fáciles para escritores holgazanes haya terminado convirtiéndose en vademécum de toda clase de manuales y talleres de escritura. su propia concepción del género. Quiroga pone el foco de la respuesta no en la valía o en el talento ("capacidad") y mucho menos en el refrendo externo ("triunfo"). pero la sonriente facilidad de su decálogo resultó contraproducente. la versión de Quiroga compite en popularidad con la del propio Poe.Los preceptos segundo y tercero aluden a disposiciones psicológicas del escritor y a una ética del trabajo. Queriendo lanzar el mensaje de que no valían recetas. Quiroga sabía que en literatura los preceptos son un error. El cuarto aborda el tema de la vocación o la llamada. la parodia de las tablas de Moisés. hasta el punto de suplantarla. Lo interesante de este precepto no es tanto la posición de Quiroga como el hecho de que lo traiga a colación en una reflexión sobre el cuento. como una fuerza optimista que decide amar. a la vez que no hay escritor de cuentos que no haya intentado. El séptimo habla de la necesidad de la economía de medios en el aspecto estilístico y retórico. su propio decálogo: "Nueve de los preceptos (de Quiroga) son considerablemente prescindibles". una broma ambigua que servía de parapeto antisolemne tras el que esconder algo más serio. el de si hay que escribir dejándose llevar por el furor de la emoción o con la frialdad lógica de un constructor de textos. De hecho. lo que ya en otra ocasión he llamado su esfericidad". y qué relación hay entre el valor de lo escrito y una u otra posición. el calificativo de perfecto para el aspirante a escritor que los obedeciera. Estas dos características se van a perpetuar en la mayoría de los posteriores textos de este tipo. por sarcásticos que se pretendan: un conjunto irónico de consejos para aspirantes a escritores y una poética más o menos solapada de la escritura. El décimo fue ponderado por Cortázar. Quiroga tuvo una idea brillante. El quinto precepto sitúa a Quiroga en el radio de acción de la poética de Poe. devino modelo de recetarios. El noveno plantea un tema recurrente a partir del romanticismo. al definir la forma cerrada del cuento. Ironía sobre ironía. La forma apodíctica del decálogo. que vio en él un acercamiento sencillo y expresivo a su propia poética: "La noción de pequeño ambiente da su sentido más hondo al consejo. se ha hecho escarnio del mal gusto de Quiroga en la solución al dilema planteado. en realidad resulta casi una traducción literal del norteamericano. estilística. constructiva) del cuento con el poema. sino en la fe interior entendida como potencia activa del deseo. en público o en privado. además. pues contienen siempre la posibilidad de su reverso. no podían sino indicar una ironía.

y pueda rechazar dos. la economía de medios. la pederastia. Su "Dodecálogo de un cuentista" (2001) es un texto de poética en toda regla. 1) "Contar un cuento es saber guardar un secreto". al gusto". De 1978 es el "Decálogo del escritor" que el cuentista guatemalteco Augusto Monterroso incorporó en la biografía apócrifa del falso escritor Eduardo Torres. El texto se plantea como un enigma. Aunque el primero en abrir fuego fue Borges. a la vez que . sus ejemplos eximios y sus diferentes modelos estilísticos es Andrés Neuman. ¿cuál es el secreto que esconde? El secreto que esconde es exactamente el de la escritura de cuentos. es decir. su desarrollo histórico. en gran medida a modo de canon personal. Uno de los autores que se ha tomado con más seriedad la práctica del decálogo en tanto que forma privilegiada para las reflexiones metanarrativas. "fruto del ensayo y del error". etcétera. Hay otro aspecto interesante y es su estructura narrativa. la voz. Sabemos que el argentino mantuvo a lo largo de casi toda su vida una opinión muy negativa del uruguayo: "La invención de sus cuentos es mala. los personajes. la atmósfera. se sitúan en un cruce perfecto entre teoría y práctica. Tiene "doce mandamientos con el objeto de que cada quien escoja los que más le acomoden. compendio de su poética del cuento y de su estilo personal "cordial y amistoso". una lista borgeana de dieciséis consejos acerca de lo que un escritor no debía poner nunca en sus libros. Los enunciados que propone. En 1948 Borges. el rechazo del éxito. el narrador. pero que dejó. el ritmo. fruto de aquellas reuniones. una de las especialidades de Borges. Si el decálogo es a su vez un cuento. la receta mágica de Horacio Quiroga. se diga una cosa o la contraria. Bioy Casares y Silvina Ocampo proyectaron escribir a seis manos un relato que nunca fue escrito. En 1968 la narradora argentina Silvana Bullrich publicó una curiosa "Refutación del 'Decálogo del perfecto cuentista' de Horacio Quiroga". entre reflexiones sobre la naturaleza del género y postulados sobre el tiempo del relato. y en el que reivindica "el sagrado efecto único" de Poe. un conjunto algo áspero de filias y fobias en cuyo punto cuatro decía que había "que leer a Quiroga". "Consejos sobre el arte de escribir cuentos". El listado es hilarante. Se abre como se cierra. Comienza con la expectativa del secreto (su posible revelación) y termina con el silencio. la ausencia de pederastia". el comienzo y el final. otro aviso sobre la inutilidad de toda receta. etcétera. El punto ocho reniega de la enumeración caótica. la modestia.Cortázar. 12) "Terminar un cuento es saber callar a tiempo". los puntos de su (do)decálogo están llenos de sustancia y usan la metáfora como forma de pensamiento. En 1987 Roberto Bolaño propuso el suyo. con su génesis. El español Antonio Pereira incluyó un decálogo sin título dentro del prólogo a su antología Me gusta contar (1999). Los temas tratados son: la ética del trabajo. y que ha entendido que se trata de un subgénero específico. los paratextos. Extremadamente sintéticos en la formulación (muchos de ellos son aforismos). El punto dieciséis pide "evitar la vanidad. para quién escribir. la emoción nula y la ejecución de una incomparable torpeza".

siempre provisionales. ¡Larga vida a los decálogos del cuento! . No son una poética fija. Neuman regresará al género en "Nuevo dodecálogo de un cuentista" (2006) y "Tercer dodecálogo de un cuentista" (2010). anuncia que su propia naturaleza consiste precisamente en ocultar lo que sabe. sino a reflexionar y entretener. en los que continúa desgranando aforísticamente aspectos de su poética: "¿En qué consisten los dodecálogos de un cuentista? No son recetas para escribir cuentos en serie.el decálogo-cuento deja sin revelar el secreto último de qué cosa sea la escritura de cuentos. El manual de Ginés Cutillas —por el momento. Son aproximaciones diversas. Son pequeñas conclusiones en marcha. Solo a reflexionar entreteniendo". No aspiran a dar lecciones. la última manifestación de este género— tampoco aspira a dar lecciones. unitaria. y puede ser útil para curiosos y principiantes.