PAÍS: FRECUENCIA

PAGINAS: O.J.D.
TARIFA: E.G.M.:
ÁREA: SECCIÓN:

08/03/2017

PAÍS: España FRECUENCIA: Lunes a sábados
PÁGINAS: 4 O.J.D.: 13847

TARIFA: 4372 € E.G.M.: 60000
ÁREA: 338 CM² - 33% SECCIÓN: OPINION

8 Marzo, 2017

UNIR HOMBRES Y MUJERES PARA GANAR
Isabel Hay incluso quien defendió que, si las muje- jeres, en conclusión, no se precipitan a la ho- precipitarse y de hecho lo han hecho en el pa-
Perea res hubiesen estado al mando, se podría haber ra de etiquetar una situación como de riesgo. sado. En este caso, las mujeres podemos apor-
evitado la caída. ¿Sabemos cuáles son las for- Primero toman en consideración el contexto tar comprobaciones y equilibrios muchas ve-
Socia de auditoría de Grant Thornton talezas y las debilidades de las mujeres al com- y los matices para entender bien las implica- ces necesarios y que disuaden a los hombres
pararlas con las de los hombres? Lo cierto es ciones. Con las oportunidades la diferencia de tomar decisiones demasiado rápido. Las
que es un terreno poco estudiado. La literatu- entre hombres y mujeres también es patente. mujeres suelen valorar los riesgos y las opor-

G estionar empresas en tiempos difíci-
les como los que vivimos no es una
tarea fácil. La incertidumbre está a la
orden del día y los cambios a los que un direc-
ra académica es abundante en estudios sobre Las mujeres suelen ver menos oportunidades
las diferencias de género relativas a la percep- que los hombres en diversos aspectos de la vi-
ción de los riesgos en las
empresas, pero en compa-
da empresarial y algunas
teorías relacionan esto con
tunidades desde una perspectiva global que
presta atención a los detalles.
Con todas estas conclusiones sobre la mesa
está claro que ante un mundo cada vez más
tivo se enfrenta son de toda índole, desde eco- ración apenas aborda có- la confianza en uno mismo. complejo y cambiante, contar con ambos se-
nómicos, políticos, jurídicos, sociales y tecno- mo gestionan los riesgos los El sexo femenino Existe una brecha de con- xos en los equipos directivos que deciden so-
lógicos. Los riesgos que asumen las empresas hombres y las mujeres en reconoce mejor el fianza que separa a ambos bre los riesgos a tomar puede ayudar a las em-
tienen efectos decisivos en el crecimiento cor- un contexto empresarial. sexos, consecuencia en par- presas a estar más preparadas. Los hombres
porativo y en los resultados. Desde nuestra firma hemos riesgo empresarial te de la cultura y de la edu- pueden ser más proclives a asumir riesgos y,
Pero ese riesgo, fundamental para las em- identificado que los hom- para trazar un plan cación. Por tanto, las mu- en general, conllevará grandes recompensas
presas, está dominado por los hombres. Los bres y las mujeres perciben jeres reaccionamos a los en forma de crecimiento. Pero las grandes
relatos empresariales a los que estamos acos- los riesgos y las oportuni- estratégico riesgos de forma distinta apuestas también pueden salir mal. Las mu-
tumbrados están lleno de estereotipos sobre dades de forma distinta y, que los hombres. Estamos jeres no solo tienden a moderar los compor-
el género y el riesgo. La literatura académica en consecuencia, respon- en cierto modo más expues- tamientos extremos, sino que poseen más sen-
también revela una estrecha relación entre la den a ellos de manera dife- tas, ya que si algo sale mal, sibilidad social y dedican tiempo a escuchar y
asunción de riesgos y la masculinidad, que a rente. A pesar de la percepción generalizada nos colocamos en el centro de la diana, esta- reconocer sentimientos como el peligro y el
su vez nutre la creencia popular de que los de que las mujeres son más reacias al riesgo mos en el punto de mira y, por tanto, a veces miedo antes de evaluar atentamente el riesgo
hombres buscan los riesgos y las mujeres son que los hombres, las conclusiones a las que he- nos refrenamos un poco. Todo esto afecta a la empresarial y trazar un plan estratégico. Un
reacias a ellos. En el peor momento de la cri- mos llegado nos indican que aunque las mu- velocidad y a la naturaleza de la toma decisio- equipo mixto aporta más opiniones y es más
sis financiera, muchos echaron la culpa del de- jeres tarden más en llegar a una conclusión so- nes. Los hombres son más proclives a tomar efectivo al valorar las grandes cuestiones. Es
sastre a una cultura empresarial aventurera, bre si algo constituye o no un riesgo, están igual de inmediato una decisión a favor o en contra, una parte fundamental para colocar a las gran-
despiadada y mayoritariamente masculina. de abiertas a asumir dichos riesgos. Las mu- lo que facilita la acción. Sin embargo, pueden des empresas en una posición de fuerza.

Intereses relacionados