Está en la página 1de 14
PEK T OTAT 10 - C4 Moye, DEY Wj, AUTOR: Ing Mond Fer mendes Capitulo 10 LA MUJER DE LA ILUSION FOTOCOPIADORA CEP YyCS. care NSA 40,68 so menares Grupo Ino valores que ha legitimado com diferentes estructuras materiales, ocupan un lugar central en 1a vida soci progreso lineal— para el a mujeres meno y de su funcionamiento en |: des no son menores cuando su indagac en conjuntos humanos de escala restringida como grupos, fa stituciones. Sin embargo, la mirada microfisica puede en estas cuestiones, Ubicar la naturaleza social de poder supone inlerrogar so- ivos no sélo en la organizacién es sino también su ins idad de hombres y mujeres; supone, por ejemplo, puntos de este capitulo farman parte de Ia Introduc- 1, Los dos primeros. imaginacidn colectiva, A. M. Fernéndez (comp), oler y el imaginarfo socis!”, La Ciudad Futura Nt 1988 31 Bondar. 239 iam We ounqoanegy ‘popeyses vy ap vismusRni nem v7 "9 anb ous eso cay awyuasatdor vied upis op aye $0) 28 ovals 0189 0s BUN EpHin suOALEUL onb OF $9 oANZaJ> oLIPUIEEIUE Of Ig '93) Of & of{aq 0] ap ‘opiqryard 0} £ oprynuzad of ap ‘oH! Of £ 0710H oO} ap uoIIeDINUWAP ap HL Sb} opuarsa[qe3e9 sosiaatu soy que ua ‘K of jpt20r exipunionn mayo eros aajqn769 anb worswIOU | 8 aLangal os Ig “dopod jap ugponpadar £ p uo) UL A *A9} Bw osaaoe Ja uted sodlzono so] ap saat 5a [ep903 ojreuiew jap up!oury ng “wpep UtgID 1b sarapod op X sayttwasap anys wun tka oFanf ua Jere UapaTi soo9} so] op popioydntnur wp w pep. Mt ued sappy $09 -dootion soquie 24 uvlU ap ‘satapad so] © UEP -nue as soasap so] otto seuttdy s¥{ twos anb s199p opesdoxd 1199 Z9A [By, apod po UpNUD as odsap 79 OWLO xDLULOf SE] WOS ove 90 a ‘wees (0961 ‘Uyanbsg @] ‘evejaring “vepod yop DexeYos2}M0 7 “IY HENS y ww qo "A ‘UTE ~eut ]2 ‘ugzes e] © nb sey ¥.,2It) Wa UeBUOd 25 saytterosuooUL a soqarssuod so], anb eae ‘saiafnu £ sarquioy soy ap nyrnjdso 12 ue uEquOSUT 2S seuoIoNANsUF sms onb & taped [e soasep sns uangape & waag[ua, pEpaldos Bun ep so.qiualt so[ and opues -ovord ayant topod jo onb savy (\eto0g ouemBeury) sauojoes -yudts ap osraattin 9ysq “sodrand So] ueuy{dy9sIp ‘eruaTo9sUOD ua ‘K sauoised sey & uaiqey onb sapenais ‘seuioiquia ‘soowBio(oqu saytodos ap eysoau ‘sealsmosipenxa seonogid uprqure) ows (vep.0 jap sosinasip) sajqzasep ou SvjanpuoD sel ap 5 suf ap sviSar x seANetusoN ‘sop -a{ ap Sewais{s oj9s ou Jopod Jap ugieonpordas wy £ oyuEtUTDU -ofsuny [ap UpioIpuo oULoD teB!Xa 2opod op soAntsodstp S07] squasne psa vztary eB] opuend une Jepod fep vIoasad ¥L ueanBose K 5321908 souoystioy S81 ULUOIsayo OVULS UD Jopod aropeprar lua BZiany B| UotUAOJSUEy Peptfeal Ua JeDOs oLEUYFHUNE 9 UapIO Jap osinasigy “opmynsus o opeis{nbuoo 1epod jap pepmnuyyUu0D y uvzquered ‘2129p $2 ‘opronpord t9pod jap searjonpoidat sou “ypuloo svj UEpYOsUCD [eID05 oFTEUTBeUN Ya X UAptO Jap osinosIp apted v ‘tepod uasnpoad werory ap #0792 So] 1g sarepodoionu £ sezaportosoeut aqua ‘souoioerpout £ sopepiayduios se ap ‘souorsypnanse sey op ‘sou -ojounu0d sv] ap sIstfeuD [9 aByx9 upIqueey 1ad ‘oduuwaox0{uN tH, ap sugingadso svifeiense & pepiigista suze sanuzed tepod jp 2p gues sees © emi age enued are pp osiantun [ap ojUn{uod {2 ua seuOIJeaYrUrEL SNS EISIA ap apsod UIs sojenjund syt2 0 sopeziiomonied spur sistpuT woo (we[Ox]U09 oy anb sodas so, oe wa wauod anb selaunsa A seorag7 ‘e1edo owod sopow ‘ermyonaasa ns ep [e105 oye.) oTDIOLaLe Us ap sajetatia sauoyysano zejnaAT a}:tKLIad OATSOKsIp OUIOD rapod [a .ustiad ‘sazapodo1mut ap oso o1seur ap souoroengts ted ‘que asivstind apandl a3s9 4 ‘opayaaze sa os anb ops r0keur ua repsaye ap pepioedeo vy so ‘ezouldg updes ‘uapod [2 1S ettaygoye ‘spzeuIUTE ‘sojayur ‘suzuesadse ‘sarowsy ‘soasap so] ep upiseindwueus ‘9p saje{o0s seIBojousn) se] oaysiHx Ye] wa werodo oUOD ABJepUT estos esquiemas orgfanizadores son co de aqu a una soci es decir, el ual Ja sbciedadl se instituye cartio totalida lores yc} longuaje particular, Se nlude aqui a la construccién que, a ymana, da fe ividuos 1S Mujores en quienes se de una su fraguan tanto tuacién.? De funci 1e, aun en crisis, una so: ciodad La urdim ta y divige tala la corporalmente consti cindadanos, esclavo: tabii, virtud, ioy son los que sun en virtud de las Estas in dadas por crea- maginarias ffeaciones son iinaginarias cion 0 invenciin, es decir, no comesponden a elementos es- ‘lamente reales, y son sociales porque sélo existen, siendo objeto de n ente colect fo} tinguir la noc uso en ell imaginario refiere a lo especular, reflejo. La idea de to ima, 2 en la mirada del otro, es tributaria de aquella acepcién de lo en tal sentido, para Castorindis trae como rémora una onfologia por la cual,’ desde la famosa platénica re Ios encrucijadas del laberin BB c1opre, Seminorin Cat ‘de Veitolagia, UBA. Buc 242 caverna, es necesario que las cobas, el mundo, otra cosa. « En la expresién ‘imaginario social”, lo imagi otro orden de sentido: ya no como imagen de, sino como capa- cidad imaginante, como invencién o creacién incesante social- histérica-psiq ras, formas, imdgenes; en sintesis, produccién de significaciones colectivas. Una sociedad es también un sistema de interpretacién del mundo, Es decir, de construc , invencién de su pro- pio mundo En tanto tal, puede percibir como peligro cualquier desmentida a su sistema de interpretacién del mundo; estas si- tuaciones suelen ser vividas como ataques a su identidad y las Giferencias son entonces imaginadas como amenazantes. Cuando las diferencias se instituyen como peligro, puede decirse que el principio de conservacién de esa sociedad es conseivacidn de sus “atributos arbitrarios” y especificos, o sea, es conservacién le sus significaciones imaginarias sociales. Por lo tanto, las transformaciones de sentido lo instituyen y operan jempre con la resistencia de aquello consagrado, instiluido, que hasta tanto no sea trastrocado aclia como regimenes de verdad. No hay sociedad sin mito, pero lo esencial para Castoriadis no es, como quicve el estructuralismo, que la sociedad organi- za el mundo légicamente por medio del mito. B] mito es para este autor un modo por el cual la sociedad catectiza como significacién el mundo y su vida en este mundo; de otra ma- neta, sus "individuos” estarian privados de sentido. Los mitos que una sociedai juye son cristalizaciones de significa cién que operan como organizadores de sentido en el accionat, pensar y sentir de los hombres y las mujeres que conforman esa sociedad, sustentando a su vez la orientacién y la legiti- midad de sus instituefones. Pero lo histérico-social no crea o inventa de una sola vez y para siempre significaciones imaginarias; el desorden social ¢e despliega cuando aparecen nuevos organizadores de sentido; asf, por ejemplo, en el desmoronamiento del mundo romano tardio apare io unificador, el cristianismo, ean imagen de remite a 243 rd je as suasap A town yp ‘x0ur ‘301 outoa smut -0} [9 ‘Ugisaille n] YoD UYLor{DL a SOI -eiodwod so| ap seidoal sew. set uaasnword € wenunsa Ssquoysed go; v 35v UBjade »!,copod pr soasap sns cafuyayny £ saprn SUIMoUDInY “O79 “0501 enjenepaua ap £ sou 19 So] UeNsyun9 onb sane. peatid oredso un & oigedsa um 2p upIaNyTsUY vy 2A NSU ‘ap ouyrasent ‘pursay tupaep my (ou [ap {@ & He WP -go"p ‘mpeuoyseg -¢ peparos vaonu uodminsuy ‘oqwawow undje ua *X seuoronysut ans UEuINBasep ‘sodsana so] ueutidrastpsap ‘svaptovid se] ueuaprosap anb “apod [P wpmun as ou and soasep ap zI9u2/5}X9 sn] ap vjuana np anb ‘sa2e0 ooxdom ‘audwiays ayuatnynsen ‘pDorpDs ‘opmynsua ow 101908 opminsoun of v wasotjes saiqysod Ussey so] anb sayeI00s sv91y pad Soy A Opiquas ap Setopeziues.0 sosane soj anb swap sq se20}9099 ‘ezapunyeU 1] Woo ‘sauo}sexauaB a1jUa Sauo}oBjar Se] ap ‘our|NasEuE of £ oUTL -2uuay 6] 9p Op!qUas ap SasopeziuEs0 soaanU AkinDiyu09 uapand uakmysul as 1s anb sope}0s sepeULFrUN sauoioeomTUsIs sua canu ap viasedsap £ cupejned uproesByuoo vy Weserdxa ayrod ajo 10g ‘UpIoROI UTIs ap Wapio UN oULS oDUEUOe WapIO UA (9) 8 sOUaLE Oo] Lod— ua;EquIDD ou ‘eUUNS Ug eURIOP ap SUyRIUOD seIMi0) sep asa sound SNS UB OPATDOE $9 CHIO}SS {a ‘2p vwstu vapr Wa :ugisos ap sa vo opeatinnay aqveureiiesao9u apat Pepta, “08]e was9 v si095nq 0 “oUt @ ‘wiaUEE BND op UpLI Aenuyjuoo v sopedijqo uaa a5 (seaped & soiqtuoy waxqUID) oy 9] 10d &) s H odwiay tent 1B J, “$oUorDLIaLAT ainuo souejaeio2 soj ap oiquivs ye ssoyse 93 ai owspu o sajqeynoqea pia vy oper vjzaye onualensaot 1 ‘po 1U9s Soxas so) 21qUa soUOFDM|DE -tv vied outoway oxas ap son ‘soxos so] axmu9 vonbup2af ui r 1 Seuojseay tr tod soya sopay, “ootsoj009 «74 1nN@ ns ap sesod-u *X sauBsof sof op onuatut 5p ‘seralAur ap oytio}utAoLH jap 2199p 489 olus|AE OF ssIpurtoyses) vowel tado pu cuales los rativas Bsta repeticisn tiene como caractevistica primordial gue se yestiona a lravés de formas reticulares y pro. d cursos que con pe rTaciones de did, sein los focos sostienen al gumental Repeticién argumental Ta gestidn de sus on crean los 8 de su eficacia simbédlica. Asi, discursos ificos, religiosos, ju , producen y repro- teatro, to femening stibuy tia sociedad Segundo lugar, se instituyen como universos de sign 28, totali y no da lugar, se apropia, tritura, a las diferencias de sentido, la diver fictions subjetivos de los actores sociales; homogeiniza Ys por lo tanto, vioanta I diversn i Esta invisibilizae de to diverse silo deje ¢ lo divers no silo deja sin lugar ala singularidad sino que, a través de estos discursos molares, as, se invisibiliza el proceso sociohistérico de su construccién y aparece como realidac naturales y ahistoricas —y por lo tanto inmodificables— aquello que es producto, efee. to de su eficacia, En tanto construyen “un real", que co presen. ta como la realidad objetiva, organizan desde la "fuerza de la evidencia’, la evidencia de los hechos", regimenes de verdad de gran poder de sancién 0 enjuiciamiento de cualquier practica, Pensamiento o sentimiento que transgreda, di vestione Bensamiento rede, dude o cuestione Otia de las caracteristicas de lo totalizador de sus enuncia- 246 dos es que, en tanto cus prineipins son establecidos como vni- versales, es decir para todos Jos hombres y las mujeres, denie- gan las estrategias biopoliticas que, bueno es reconocerlo, ope- Tan de forma muy diferente segiin las clases sociales o grupos Einicos 0 culturales que conformen una sociedad. Por ejemplo, tuna mujer de sectores populares debe dejar muchas veces des- atendidas a sus hijos para salir a trabajar, frente a un Estado ‘0 empresa que al mismo tiempo que ponen en discurso la sacralizacién de la maternidad no ofrecen. guarderfas ni ningin tipo de proteccidn para esos hijos. Por otra parte, operan por deslizamientos de sentido que vuelven equivalentes cuestiones muy disimiles. En el mito Mujer = Madre, no es lo mismo decir “para ser madre se necesita ser ‘mujer’, que “para ser mujer se necesita ser adie"; sin embargo, esta ecuacién de gran eficacia simbdlica en nuestra cultura ha vuelto equivalentes ambos términos de la ecuacién Asim stituyen exaltaciones y negaciones articuladas: sus narrativas pondrin un acento superlative sobre ciertos as pectos de una realidad y denegardn 0 invisibilizardn otros, que al no ser objeto de enuneiscién quedara existentes. Es decir que en un mismo acto seméi famente sus visibles y vuelven inexistente por denegado, nominado, todo posicionamiento o prdctica que desdiga algun aspecto del mito, Invisibilizan, por lo tanto, toda contradiocin posible entre In realidad y el mito Estas cristalizaciones de sentido, los mitos is tituir un pero vivido por los actores sociales como la realidad objetiva, organizan las formas de los lazos sociales, es decir que institucionalizan tanto las relaciones materiales como las subjetivas de las personas. Por lo tanto, prescriben de forma explicita e implicita cémo deben ser desde los contratos laborales hasta las relaciones sentimentales entre géneros sexuales; son, por ende, una verdadera fuerza material del campo social En tanto organizadores de sentido, los mitos sociales se inscriben en una dimension sociohistérica de gran relevanci Ja produccién de los sistemas de significacién que hacen posible la produccidn de consensos de una sociedad. De tal forma, ge neran los anclajes econdmicos, sociales, politicos, simbdlicos, pero también eréticos y subjetivos de los actores sociales en las instituciones, haciendo posible el disciplinamiento y poli- 247 ers eal ore ‘sare{inet se] ap 0011949 10finj Jap oYadsaN sajvIons soquIED sop -uoad ap oqatuou un esayanaye as prpyemia” wysiuofinjerd anb ayouopind spur ‘earow anb wats p19 oafns anb oyafqo spur ‘safe ond NW P| AP aysg “yenxas ou wo eqsand Uy nGeyo1d ‘OUlO anb ajuvTLdutose o1WOD spur sarafmu sv] ap jenxas ta9ejd (ap aeBoy [a opvulseur v sauafrut A sazqtion ‘oda ows! -ap ua xojmnpo.ar ayaadse ns op ns ap ugivznbavsal x ‘sa: ap wut peprwapy, ns uezanf apuop apsop 1s op ‘sepuozruy swangadsar ene ap apsep uvInsywes soysp ‘ouynaseus Oo] A oUWTaLUAY O| ap 921908 SOIR SO[ Uata!sos-Wr} todos UpIquE) anb oUIS JENXAs VIDUAL -Of1P P| BP Uo!ONW ISHED B| UALANSOS E}OS OU So.AUPB SoguIE op sodtan9 504, uyau souoroeay ums ap oyunftreD Un apsap outs oun FpeD ap sayenxasontsd sOyLAI Ops ou aknp[stoD oF SaLCtWOY| A SaI>MNI DP OUESI]OAD [3] “L sodofnwt sep op ugirzyseas Uy yan Alqns ap uoronpord vj ua eanyod UIs 1 ap ofpedsa owon a1qe a8 ‘stjod Yl 9p SIE (dure ae anbojus a5 apsop and p oyuoztreuop.o ja ua oA, -ey9 svzatd ‘opcayequawntias opuagtd-opezyfuuorsyt oD1jqnd “09 qd of K epearid of ap opayueuap.o zejna}pred cn aanposdar A vanposd a§ sajeno sul sod sayeqoyit sput suorenysa ap opted fouioa opeatul of ap wory!Jod UoIsuauNp BISa LuoIa}Sod ‘oL2BA} too iui ou ozijeaLId ow EpBatte Upla vy od usant9 yf Jwa0[oD ap prprsavaut ey wyjnin} & poltiAulos elioysity upvs ap satvyvav £0] uvzpojere anh sypaign o sajyins sauo,DE;LOAJUCD Sel ‘seZUEILE A soyoed op svurays{s so JeBnj upiptiay anb so Te epsaq *e. suanaue as anh v9 wori91a £ eanoliyts ‘eHtazVUL U9IDeUIpIOGNS ap so[etous sayoroyat ap ootwws ja ua oidways “tapodenues & epousjopavsquoa ap ‘ejotaysisar op svucroy aquawayuaysuoo suawap By upERE| ‘9p one [2 ua Bre © aqustosuos wziueBi0 ugiquiey c1od ojuaTUMEUIOS ap opeLs We oqliosur 98 {nur eped ‘soxrseut soytazuryeWios 20 ~npoid ou ojuaiutiejuajoia ap sosaooad So) ‘sew10) separ oq “soraUg2 50] aqua sauoIefe2 Se] Ua a]UaTuT|U0D ou & ertesaoau so vipuaio1s vj onb asieurye epand anb ‘soplayeqse saquaueuiied £ sesnytp ‘soydiqynu ap 89 ‘sonpoid 9s sopod je) tot103s05 vied wlottafofn e] nb se asreUt gpand 1s anb of o1ag ‘supemsaide sauoiezyje40y ap oBso12 Jo vluaxtod oprittas {2} ta uoIaeZT|e19UaH Jombyend onb oj aod ‘seal shui £ sarquot] axquo [enxas oped eped ua oyuaUt>|qusapieu09 quurs A uoisy eIDUE|oNA ap sop £ sud S07 ‘suIdojoyu Suys9 op earwutEL Uy ‘somourafioy sosacoxd so 204 sepeidoadeas nos ou optieno 'uaatp -Sap anb opfuas ep souoroonpoid £ soquodmnsut seonoeid ap seUtio) soquaiQnp sajqisod oyay uey £ eus[naseW eJuEMIAZay vy wemsy onb tepodenue € vjouaysisaz op svifionense sns uemfiyuod ‘saxpeut 1127 ua o s9[ey O}R] Ua Tas vA ‘sazofnUL Sey esodso el ap esurouatazay Bf aXMINEU! OpfaecU {op z0pod | ‘supent vy op [eos way vy 9p sgavay v ousuatuay xapoctesqting oalyujad un vindI Lae £ wsodsa ¥| B BaNOIa X vatTAlqns "eoRUIOLIODD vIQUapuadap a CUOIDISod anb opptew jap ye}905 eIn8yy B] ap spavry 2 ‘ouNNoseUt rapod ap sepeurmioyp seayapad ep uofowunySay v] worngyySuE ON -upwiox 2owre Jo A eulUatUay BONOID peplarsnd by :,BsanBing wise) v] ep soLeUySeUs souapsO say, 507 DoIOQUIS BIDUAJOIN NS UBUOSOS ‘squoizarpmsquos ap uoroounuyya & (saywEyRUTDUD. srUOIDVHIU & sauoEy[exa) 891q1SIAUI ap UOIdINpaU ‘opines ap sojuanuwensap ‘sajuneryojo; & spsopo2ijoqo7 souormIUNUA Ap SzAvI) Y {P1905 optfor Jop sory sajqesowntn ue ueordem as afb ‘sorejuaumBie sows sns op EoUasisUt sug}onedar vj ap spawsy & DoyoquiIs DIonoYo ns WoUaTqo Saqeis08 Sonu Sof ‘popraodwiagn vi ¥ & uolanzTVuNpMU Y{ B OIUDULOIUDT -s{Sied usuinoar anb soanetivu sojiqee ua ‘sisayus ug qetauad spiaqut ap ours soayiuzodioa sasarequ! sne ‘pepoioos v| ap oun{uod je ‘vyu9said ap 20pod ap sodnud so, ep prppedes ese ‘,srucwaday e] ap voMse, B ‘psuivzg ap apep [8 ‘294 BNO Inbe of “pepels0s vj op oquaNUTD idad muy contrapuesta con subjetivos de sus actores/as Seguramente es en esta diferenci Lerico y ti i produce 0 de transacei de transforma s, Se crean_ algunas ad femenina uno, maser Paiece ser que est fonda desde un i ‘lel erotismo bre. Virilidad puesta en eos de asalto y conquista. Virginidad ind eproducen caila vez que ol deseo jeamente" ‘eud supuso que el clitoris cederia su fi a In vagina, En | cuanto a Ja sigi enanto la institu sima sensibilidad on es mas comploja ‘por as significaciones de una y otra zona 8s ya dadas 1ura y de efectos de sentido instituidos desde la sin: do las practicas de side cada sujeto una inuje! es “cedan total o parcialment su sensibilidad” —y con ella su significacién— a In vagina es algo que el psicoansilisis en vez de normativizar hubiera debide interrogar en tanto efecto de violencia sobre el erotisino de tales mujeres 20 0° La cultura musulmana, ante la amenaza de una mutonomia erdtica de sus mujeres, instituye prdctioas rituales de mutila- cién clitoridea; la cultura occidental obtiene similares efectos a través de estrategias y dispositivos que no por simbilicos son menos violentos. Destrucciones o mutilaciones operan desde 1a violencia fisiea directa sobre las mujeres infibuladas del Medi Oriente. En cambio, para las mujeres occidentales se ha inven- tado_una anatomfa'imaginaria castrada Este es uno de los ejemplos mas elocuentes de la eficacia de la violencia simbélica en tanto apropiacién de sentido. Una significacién imaginaria colectiva que actiia como organizador de sentido logra, al igual que el cuchillo ritual musulmén, que muchas mujeres occidentales actiien, piensen y sientan como si no tuvieran clitotis. (Tal vez habria que deci que no ac ni piensan ni Sienten como si lo tuvieran ) Otras, aunque i cluyen dicha zona en sus practicas placenteras, construyen una imagen de mas como réplica castrada del varén Aqui no puede ignorarse que el psicoandlisis es hoy uno de los dispositives de pasivizacién, en tanto sus narrativas sob la sexuacién fe ersales —ya naturales, pero precipitado de complejos procesos de violentamient del erotismo do las mujeres En realidad, el pasaje hacia el “cambio de zona” ha cons- tituide uno de los principales soportes de la monogemia uni lateral; tiene, por lo tanto, gran importancia estratégica en la reproduccién de la familia patriarcal, siendo sin duda una de suis consecuencias la “pasividad” femenina. Pero, asi plan- teada la cuestién habra que repensar criticamenté esta no- cidn de pasividad como caracteristica de la feminidad —y por Jo tanto un tasgo universal de la “normalidad’—. Seria mas pertinente hablar de pasivizacién como efecto de la violenci simbélico-institucional sobre el erotismo de las mujeres en iareado; desde i sible analizar sus mareas en Ta produccién de Ja subjetividad y el erstismo de tantas mujeres gestadas en ese régimen social. A tal efecto, seria de gran utitidad Ia indagacién genealégiea de las categortas cudindo y por qué se originaron y cémo se significaron en di ferentes tiempos histéricos permitirfa quebrar el hébilo de 261 ese -o] swood ‘atsap sq “ojteS9qdsop ward oops’, o;sedsa 12 2u8y) seood ‘Key o] 1g gsauafntn sey op ordosd ow vg? Stageyd ap sapepyyrsuoied snes ap 0721 sep [op saafnuu spyttey vw ‘ayIK9 ‘Cfale p to epeam -onaysa Wey eANy|No VAySaNt ta AVysA Tw anh ‘owas OWSHOLe [ep ounL [9 cSis oonor JooE|d ofuD sarafner ap BIIS099N vy Wa sa90jd voznpul @ auaipy ‘viqnasap {9 anb ‘eootjo10 sodonf sns tes -ajdsop & acjaqur Bted ‘arourdutos ns ap svat -uadap anh sa 0489 ‘euougaazaty wastrEM vu 9p LOLO!OISOd OS anb soaafaur ap eysooou auoturaroadsas serquuoy £ sorafnuy tua oaryoe £ oaysed sarvftny $0] ednooseyse anb ousyose Up, “soxafaet sm] ap ranera wore peqtauepany ezaid wun so —soujnasute sapertt9s op r ‘outod uous Y nigiaoyne evoranad uso ns uvztueBio anb sexqtuoy sot amb rod seungje uvayuejd os —vuyhosen pepral auongos uu UI— Up} MUAYE Nptinfies B v oIaadsat oD Bun ap upISvs ap Soaryisodsip so] “unt ‘seouoqug “o!patu o1ysoNU Bp sarqulioy sol UA anb sozofnut ay ud ojuanoay Spt ODM pRy!DE PUN ‘HOKE EISeY “1as Jjans ‘sodsono so} awuouiopiory vonel anb zna tun ‘pepry {gaye oa UPAAs o| ou end aqus 1s ayy 59 9h ang? ut gnb tod? ‘arquror, ‘eatsud own ',0190 ow ofr wun 1g japrsuod ajons ammo aysonu ua anb ‘ol[hy 9Avo Ua oUTNOseU owsHOID op reinayj2ed ody) tin ap any sod aon ‘ockuayy ous! Ty ‘volwyiouou eyyusvy vj 9p UpIS0s [edsoutsd oLUoD vésclo sas ae “guat ‘nog wp “pa “sag ‘DUG arOUNUAS “p Ue] ZT -afaut soy ap owsiyoxe Jo owt anqi9sut nangino v| anb eeasust “ett suj op 9y.10d sop seaejeuas uapand ‘oidjoutid ua ‘seuo}sy; SRayuelstfajduion ep ous eu ua autos) 9s ugyisano ving “ove ap eopestsd~ soSenf so v nswas ojos auxe}DUCD JU BANBITEU LUM BqUBULEL ~eUt $@ OU oatsed ,o]NoWTeINAwU, $9 SeUMT][N SLIES ap oULsI}O19 je enb opeswtad uekey sarainus £ saiquioy anh ap oysaq ta Fy ip 9p ootspissy opeiieard je enb sop eno s0 ow- saat Se] op 8 oahu S008, opeyuow oy fo ‘OpHUDS ogo UD f017910 odiana nS op soxafnut su{ ap oM!xa Jap IUAND ep oj9s oUstIaL -aJ outstjoza un owlod eyuasard 98 onb ojjanbe ‘ezoye vIseH tango varquenave, pp font uo vysend &] ap oa1}oe-on1sed sareBiny soy ¥ vonjod upjsuaup Bim amngLye —Koy UNE— KNOL ‘anb a9iqistaur-ojqusuadu 0] er9ptstioa uoo vrreyseq “eIDR: ins ap epnp rumdje eaepanb Is ‘uaiq opeféquyy wey epnp wig ‘PUpYeUsAges ap v1.19) vue} wpeo us epee larH09 yop sostosuoo so] stonpox op esuodsas pediotntd vj veBua] onb svoijquar o 694910)[09 [pt souoisnglgeuy se] owoa sosuiosip £0) owt) WER OSU as onb ua svanyodor seiayeaise sol ungas soupicquowndie So]. a9 upIIRuIeD ‘ooLigTsH o}UDUION UpeD ap oansHae Ud apt soeirotap Sp toionpead onntsodsip fo unos "sootnbisd ‘Soouoqorg ‘soutstp soyuourepuny uo> sopvoydxa uyros onb oF fouioa opunte Jp UOD TOTDRIAX Ns OV BFaydsop anb oafhs un anjua asreqayao ap pagqey anb vk ‘puple ‘ ‘aiqos —pepyenyse uy ua taY— BANdyuED 140 {eno ja wred [wpos o2e) ‘pepyesinAuing vy ayuatuDzRO! 89 s9pRd9 id safepoue sokna ap oun r -oupoxd e[ ap oydwe spur oy}naaio WN Ua aqUIoHU So] ep oWSY}O9 [ap uoVsuZLAIsed DY ap ota! ean pupyeiaduos v] siuoo ournasete owwsiior9 [ap ,pEPIAL -ug) 'Aou| une ‘oanysos upionziaised ns apugp ‘Our ‘adiona jap wwoUSTayAY NL _G vIPadsat aNd o| UA ABWLIY® Blapod ou '—vIoUR PIO Ns aUUNSaqns Bs oF anbURY— toynpoadar odiano owas odiona oldord ns ap wolouNate vy 2 uow|emunysns opryieaad wy SeANdaatoatjue sv}Bojous—) Sel ¥ osan0e jo So]P]90s saroypas So¥jdwuN: FUE Ua zea wpDD TAI “wiaygoje ‘sataould.sns op watyou epanbsnq ‘soca sus ap oustar ‘odiana ns ap upeuiojdxe € pepartosd e| ap Buayye a5 safu B| [eno vf sod ‘piynauaf poprarsnd wy ‘peplanatqns ap urroj aRjnaqATd CUA ap ugaNpard op [wIDOs-odL19ISIt{ O8a001d tun ap Spavaj v asxawaysos epand oj9s ,,—esodsa P| aaqos oplwut ‘Aipg> wo sup: anb 59 opeziyeyuauint gee Pp osisnyaxa oyparep 9 ‘se oyse— oonpSouoW opwownyeUr Je onb astesuad oqaq “owsHose ns op ug}eziatsed ¥| opis ey sapepiisae.y sis op uglysad vj ua aaeyo void wuy “pep! ugjadeo1ed wjdord ns s1onpoid ered ous ‘unay viouepuassap ns tejouqtios vxed ‘sjadug opeuas owod ‘ojos ON “soxofnus sey op peptensas Ff op JouOD [ap epMINNsUE EULIOJ EY sUEULAY{NIDS opis vy ‘9]U9pI999 ap BHLORSIY{ B| Bp 08:9] oj v operdope ey and s¥ar)s|.loj2uze9 SeSIeAID Se] Sp FTE SEU ‘PEpH|ETNAUCD wT E sey ua ayermyine soypuBut soy anh svaiwer “9 wos ‘vorydutt of afin wun ap odano 9 1s opudanye asiws ‘e)Jo ap soBont so) op oyalgo fas ayuEzeuaUrY OOD JUAta Jo “apoC af [ap UO!DUR) Ua souOLsand sEpIE] AesLeIE0d [g “akngnisut soredas wis eBarqte vj ap peproyduod vj onb peprumjut vy wis ‘sod.tono so] ap anefua [9 Ua Biattad ugised ny an costtuordurn, [9 UIs ‘1199p se fopestydutt apanb us 40mm s9908, Eequena apes K aequa Papod anb op LURES ej K —-operIe s@ oun enb oj ap spl 0170 [e twyDaJe Op peplowdua op opruss j> ua— tepod ap o1siaiafh jap 2308 op safe opruopuow wx J9 ‘sop aquawpedtoulid wos sauopoLNsat svIse ep ,saToyattad,, SO] ugised vidod ns op outed [9 9019 of tain v aspiod vam anb 3908 ap syd [vy eraua anb J9pod_un ap opraiafe “afop B| ‘[N1U08 So [9 oWOD ‘eI, ap SOB A sepanbsnq sv] ap oy@{qo ouios [9 & ofouo.oieod —oNEE UN 15 BL ANTOAU! eosnq el[a 1S and ua EoIpeEr HULa[qod peut pysa ou anb eso0 ‘sofant sns ap cia{qo 18 otuoo {89 anpuajmnd ns ‘woul BUIsiu {wa A “upIqUTEy, efivasap use ud vipa) of oad ‘yreBoy) Bis9 ‘opnp us :1o113¢0d Ug}a¥inavée & uolpearouad ej uo pivysa t99eId didoad as onb ua upiquiey opueyuDd !olan{ Us dud aqes i9 anb sapepitiqey se] Uo eyi9x9 os Ryo o1t99 AIqrox9d aonpord Of anb uploejnuinse v] ue opueyucd ‘sordoad soy ap asopugcenysip “ey[@ ap saiadeyd so] avosng & oyueye spur pAdySe ‘aauMWOLed ppeo ua |p ap wBuay vyja anb'uolufdo re oysnw vyodu! a £ ‘ojenboo se outed ‘aed wo Jog “vBuaape opuorsedy olusyjo19 J2 nb vied ouwsavau oUOpuEge [9 wxUCD vildsUOD few epenst Junto a los sentimientos amorosos q un hombre ya una ituyendo posiciones cle poder que generalmente as mujeres, en tanto los pactos y contratos que celebian los géneios se realizan cntre actores no simétricos po- liticamente. Si esta al én cuando se habla de u ida, los procesos actuales de divoreio ponen en evidencia el costado brutal que el mito invisi en estos plei muchos ho de tos hijos que, si bien ost: proceso donde para que ssaria la fragilizaciin s. unto, es pertinente distinguir esa facién y depende: que suele ser of iento de géneio iad en clave sentimental —presente aun en muchas mujeres con independencia econémica o protagonismo publico— crea condiciones para un tipo particular de depen- dencia por Ia cual ella espera tal vez demasiadas cosas del amor de un hombre. En ese deseo desesperado de reconoci- miento vive angustiada, se deprime, sufre todo tipo de enfer- medades psicosomaticas.” Si es "moderna” ostentaré algin amanie, pero nada evitard ese estar siempre al borde de un ataque de nervios ivy P38 de implienion que generalinente debe ya wiotenci Sudomericana, 1989 far 2s ia an erm ese ceaene anette espera algo, que pasados los primetos tiem- pos de la pasién, diffcilmente legara: una palabra, un, gesto, una mirada anhelante a través de Ja cal él confirme y reconfirme a cada instante ese amor, y fa confirme. Pero, en el vacto de palabra, de gesto, de mirada, el colapso. éPor qué esa espera angustiosa? {Por qué era busqueda azarosa de sefiales de amor, que por otra parte —hay que re- conocer— son generalmente escatimadas? {Por qué cuando tales signos del amor no legan se producen verdaderos derrumbes narcisistas en gran niimero de mujeres? Confluyen aqui muchas cuestiones enlazadas Para aislar una —tal vez no In més importante, pero sin duda si ; se 10s que en tanto muchos varones pueden organizar su sexualidad en clave falica y por Jo tanto circulan par diversos y a veces simultdneos objetos erdticos y/o amorosos, esta entrada y salida de enlaces eréticos diferentes no pone en juego su valo- vacidn personal'® ya que son los otros hombres, y no las mujeres, los que les otorgan sus reconocimiontos narcisistas. Pero en el caso de tantas mujeres, el hombre en cuestién no es sélo su objeto amoroso sino también quien suministra sus reconocimientos; por Jo tanto, al quedar unidas embas inetancias, ellas permanecen aisladas en enlaces subjetivos en fuerte de pendencia. Esto suele dificultar su circulacidn por objetos eréticos simultaneos, y el pénico frente al abandono guiari muchas de sus conductas insensatas."? Si él no la mira, mira a otra, la abandona para siempre o por un instante, se pierde mucho mas que un objeto de amor, estd en juego su valoracién, su reco- nocimiento, su narcisismo. Y en el vacfo de palabra, de gesto, de mirada, el colapso. Frente a estas “realidades” suelen inferirse caracteristicas de la condicién femenina, El problema es de qué condicién fe menina hablamos, Suele pensarse la existencia de algo inhe- rente al ser femenino, a universales edipico-estructurales por Jos cuales “la mujer” queda envuelta en esta biisqueda en su deseo de reconocimiento, mas que en el reconocimiento del deseo. Si el criterio es descriptive puede decirse que muchas muje- 38. Mas bion Ja estimela. 19. Por ejemplo, subordinar al pacto de Ia pareja su oh mundo publics, ae a 198 ‘soaumyrod ou UY ‘safe vp uo uppsreased Op 3p BIU7}90 87609 | “OBST “OaIEHHD ‘vOyrEG, seoiaag D}UDUL seanppid ua smusesiio wou ajvop uajans 4 sans tasrv7]9x9 sotouvduiwd ns wo> su: Bf o o2vypar oouLay fp wu aub avsordxo u9f Wap LpYMUISIP Uo}DLIIAo anb j9 ua owsyoa9 ap ody uN jo20,01d01q05 ¥| op 0} p aseq ej ua anb -onyou suonpia su: so1owe-91919-[ 81905 L917 919 oy9ins owos onb oyafyo OWws uos 0— uvunpsisod as wouansa4y 404%