Está en la página 1de 347

DIEGO BARROS ALDUNATE

PRACTICA FORENSE
NUEVO SISTEMA PROCESAL PENAL
Tomo III
Expreso un especial agradecimiento al Abogado Waldo Parra, quien me apoyó
en la recopilación y preparación del material de esta obra
Diego Barros Aldunate
Editorial LEXISNEXIS Chile
Miraflores 383 Torre Centenario Piso: 11 Santiago. Chile.
Teléfono 600 700 8000
www.lexisnexis.cl
Registro de Propiedad Intelectual Nº 141.103
Obra completa: I.S.B.N. 956 -238 -491 – 8
Tomo I: I.S.B.M 956 – 238 – 492 - 6
PRACTICA FORENSE
NUEVO SISTEMA PROCESAL PENAL
TOMO III
1ª edición agosto 2004
Tiraje: 500 ejemplares
Impresores: CyC Impresores – San francisco 1434, santiago
IMPRESO EN CHILE / PRINTED IN CHILE
ADVERTENCIA
La Ley N.º 17.336 sobre propiedad intelectual prohíbe el uso no exceptuado de obras protegidas sin la
autorización expresa de los titulares de los derechos de autor. El fotocopiado o reproducción por cualquier otro
medio o procedimiento, de la presente publicación, queda expresamente prohibido. Usos infractores pueden
constituir delito.

2
Nº 412.- GARANTIAS. EXPLICACIÓN

Artículos 7º - 10 - 13 - 93 a 98 - 134 - 135 - 146 - 148 - 150 - 334 - 347 - 373 - 374 y 376 del Código
Procesal Penal

En el Libro Primero del nuevo Código, las siguientes normas están relacionadas con el tema del
rubro.
El artículo 7º, relacionado con el Imputado, establece las facultades, derechos y garantías
constitucionales, del Código y de otras leyes, que se reconocen al imputado.
Sin perjuicio de tal explicación, desde la primera actuación del procedimiento, el imputado puede
hacer valer sus derechos, empezando por la presunción de inocencia.
Al efecto, se entiende por primera actuación del procedimiento -ver explicación respectiva-
cualquiera diligencia o gestión que se realice ante un tribunal con competencia penal o ante el Ministerio
Público o ante la Policía.
El artículo 10 del nuevo Código determina que el Juez de Garantía, si estima que el imputado no está
en condiciones de ejercer los derechos que le otorgan las garantías judiciales consagradas en la
Constitución, en las leyes o en los tratados internacionales ratificados por Chile y que se encuentren
vigentes, debe adoptar, de oficio o a petición de parte, las medidas necesarias para permitir dicho
ejercicio.
Si tales medidas no son suficientes para evitar que pueda producirse una afectación substancial de los
derechos del imputado, el Juez debe ordenar la suspensión del procedimiento y debe citar a los
intervinientes a una audiencia, que se debe celebrar con los que asistan. Con el mérito de los antecedentes
reunidos y lo que, en dicha audiencia se decrete, debe resolver si continúa el procedimiento o si decreta
(sic) el sobreseimiento temporal del mismo.
En cuanto a las sentencias de tribunales extranjeros, ver el artículo 13 del Código.
En cuanto al imputado, los derechos y garantías del imputado, están consignados en los artículos 93 a
98.
El artículo 93 establece que todo imputado puede hacer valer, hasta la terminación del proceso, los
derechos y garantías que le confieren las leyes.
En especial, tendrá derecho:
a) Que se le informe de manera específica y clara acerca de los hechos que se le imputaren y los
derechos que le otorgan la Constitución y las leyes;
b) Ser asistido por un abogado desde los actos iniciales de la investigación;
c) Solicitar de los fiscales diligencias de investigación destinadas a desvirtuar las imputaciones que se
le formularen;
d) Solicitar directamente al juez que cite a una audiencia, a la cual podrá concurrir con su abogado o
sin él, con el fin de prestar declaración sobre los hechos materia de la investigación;
e) Solicitar que se active la investigación y conocer su contenido, salvo en los casos en que alguna
parte de ella hubiere sido declarada secreta y sólo por el tiempo que esa declaración se prolongare;
f) Solicitar el sobreseimiento definitivo de la causa y recurrir contra la resolución que lo rechazare;
g) Guardar silencio o, en caso de consentir en prestar declaración, a no hacerlo bajo juramento;
h) No ser sometido a tortura ni a otros tratos crueles, inhumanos o degradantes; e
i) No ser juzgado en ausencia, sin perjuicio de las responsabilidades que para él derivaren de la
situación de rebeldía.
En relación con el artículo 94, sobre garantías y derechos del imputado que está privado de libertad,
ver explicación sobre Imputado.
En cuanto al Recurso de Amparo, que se interpone ante el Juez de Garantía, el artículo 95 del Código,
establece esta institución. Ver explicación respectiva y ver Recurso de amparo ante las Cortes.
En lo tocante a los derechos de los Abogados, relacionados con la detención y la prisión, del artículo
96 del Código, ver la explicación Abogado.
El artículo 97 establece la garantía de cumplir, en favor del imputado, con informarle de sus derechos
y de registrar la constancia de ellos en los respectivos registros.
Es también una garantía del imputado, como medio de defensa, su derecho de prestar, siempre,
declaración para defenderse de la imputación que se le dirija.
La declaración judicial del imputado se debe prestar en la audiencia a la cual pueden concurrir los
intervinientes en el procedimiento, quienes deben ser citados al efecto.
La declaración del imputado, no se puede recibir bajo juramento, lo que es otra garantía. El Juez, en
su caso, o el Presidente del Tribunal Colegiado, en el suyo, se debe limitar a exhortarle para que diga la
verdad y que responda con claridad y precisión las preguntas que se le formulen, y rige al efecto, en
ambos tribunales, el derecho que tiene el acusado de ejercer, personalmente su defensa y, además, de
ofrecer la palabra al Abogado defensor. Artículo 98.
En cuanto a la citación en caso de flagrancia, del artículo 134 del Código, ver la explicación Delito
Flagrante o In Fraganti.
En todo caso de detención, el funcionario público a cargo del procedimiento, está obligado a
informar, al afectado, acerca del motivo de la detención, al momento de practicarla, lo que, mirado en otra
forma, es una garantía para el detenido. Ver las explicaciones Detención e Información y Derechos del
Detenido y del Preso. Artículo 135.
Para reemplazar la prisión preventiva del imputado (en el nuevo Código ya no cabe la “declaratoria
de procesado” o encargatoria de reo, se puede otorgar una garantía por el liberto, según el artículo 146,
caución que puede ser dada por un tercero. Ver las explicaciones sobre Libertad.
La garantía otorgada para reemplazar la prisión preventiva procede en los casos del artículo 148 del
Código, a cuyo texto nos remitimos. Ver, al respecto, la misma explicación sobre Fianza y Devolución.
La medida de prisión preventiva se debe ejecutar en la forma dicha en el artículo 150 que está
explicada, en Prisión y Prisión Preventiva.
Esta garantía consiste en que la prisión se debe ejecutar (sic) en establecimientos especiales
diferentes de los que se utilicen para los condenados; o al menos, en lugares absolutamente separados de
los destinados para los condenados.
El mismo artículo reitera la presunción de inocencia del imputado quien debe ser tratado, en todo
momento, en tal carácter. Es garantía, también, de que la prisión preventiva se debe cumplir de manera
que no adquiera las características de una pena, ni provoque otras limitaciones que las necesarias para
evitar la fuga y para garantizar la seguridad de los demás internos y de los funcionarios.
También, el tribunal debe adoptar y disponer las medidas para proteger la integridad física del
imputado; en especial, aquellas destinadas a la separación de los jóvenes y de los no reincidentes, respecto
de la población penitenciaria de mayor peligrosidad.
La misma norma, concede la facultad del Juez o del Tribunal Colegiado, para otorgar permiso de
salida durante el día; sea por un período determinado, o con carácter de indefinido, debidamente
caucionada. Ver, explicación sobre Salida Diaria.
Por último, es también garantía el hecho de que la autoridad penitenciaria debe comunicar, de
inmediato, cualquiera restricción al preso y el tribunal puede dejarla sin efecto convocando, si lo estima
necesario, para el examen de la medida, a una audiencia.
******
En el Libro Segundo del Código, se establece, como garantía, el que no se puede incorporar, ni
indicar, como medios de prueba, ni dar lectura, durante el juicio oral, a los registros y demás documentos
que dan cuenta de diligencias o de actuaciones realizadas por la Policía o por el Ministerio Público.
Ni aun en los casos señalados en los artículos 331 y 332, se puede incorporar, como medio de prueba,
o dar lectura a las actas o a los documentos que dan cuenta de actuaciones o de diligencias declaradas
nulas, o en cuya obtención se han vulnerado las garantías constitucionales. Artículo 334.
Es obligatorio alzar las garantías que, como medidas cautelares personales, se han decretado en
contra del acusado, si se dicta sentencia absolutoria; y es obligación el tomar nota de este alzamiento en

4
todo índice o registro policial en que las medidas figuren. También se debe ordenar la cancelación de las
garantías de comparecencia que se hayan otorgado. Artículo 347.
******
En el Libro Tercero, sobre Recursos, tres normas dicen relación con garantías.
El artículo 373, atinente al recurso de nulidad, en su letra a), establece, como causal el que se hayan
infringido, sustancialmente, derechos o garantías asegurados por la Constitución o por los tratados
internacionales ratificados por Chile, que se encuentren vigentes.
El artículo 374, que enumera los motivos absolutos de nulidad, contiene, explícitamente, diversas
garantías que tienen las partes y cuyo vicio debe acarrear la nulidad.
En relación con el artículo 373 letra b), ya referido y el artículo 374, también consignado, es garantía
del respectivo interviniente el que, en caso de existir diversas interpretaciones sostenidas en distintos
fallos emanados de los Tribunales Superiores, corresponde pronunciarse a la Corte Suprema. Ver Recurso
de Nulidad. Artículo 376.
******

Nº 413.- GASTOS Y ANTICIPACION DE GASTOS. EXPLICACIÓN

Artículos 51 - 192 - 277 - 312 y 315 del Código Procesal Penal

En el Libro Primero del Código, el artículo 51, de orden general, establece que, cuando sea necesario
efectuar un gasto cuyo pago corresponda a los intervinientes, el tribunal estimará su monto y dispondrá su
consignación anticipada.
En todo caso, el Estado soportará los gastos de los intervinientes que gocen del privilegio de pobreza.
Al respecto, formulamos dos observaciones. La una, que los organismos públicos, que están
obligados a cumplir con las informaciones que les soliciten los Fiscales o los Jueces, por regla general,
son gratuitos para las partes, como es el caso del Instituto Médico Legal del Servicio Médico Legal, el
Hospital Siquiátrico, el Servicio de Investigaciones, Carabineros de Chile; pero no lo son, por ejempl o,
los peritajes costosos que realizan las Universidades o los hospitales Privados, ni las pericias de parte. La
otra, que algunos servicios que eran gratuitos, como los de la Corporación de Asistencia Judicial, seguirán
siendo sin cargo para el imputado y el procesado; pero los pagará el Estado, a las Instituciones o a los
Profesionales de la Defensoría Penal Pública.
En el Libro Segundo, el artículo 192, relativo a la anticipación de prueba en el extranjero, que se
realiza ante el Cónsul chileno o ante el tribunal local donde está el testigo, autorizada que sea tal probanza
y en la rogatoria, que se hace por el medio del Ministerio de RR. EE., en la cual se debe individualizar a
intervinientes, si la diligencia no se lleva a cabo, el Ministerio Público debe pagar a las demás partes que
comparecen, los gastos en que han incurrido, sin perjuicio de lo que se resuelva -en definitiva- en cuanto a
costas.
En el Auto de Apertura del Juicio Oral, a cuya explicación y texto nos remitimos, el artículo 277, en
su letra f) establece que se debe individualizar a los que deben ser citados a la audiencia del juicio oral,
con mención de los testigos a los que se deba pagar, anticipadamente, sus gastos de traslado y habitación;
y los montos respectivos.
El testigo que carece de medios suficientes y el que vive sólo de su remuneración, tiene derecho a que
la persona que lo presenta le indemnice de la pérdida que le ocasiona su comparecencia para prestar
declaración y que le pague, anticipadamente, los gastos de traslado y de habitación, si procede.
Parece que es derecho del testigo el solicitar que se haga consignación previa de tales gastos. Resulta
muy injusto que el testigo deba realizar los pagos, sin saber si se le reembolsarán, en la realidad.
Pongamos el ejemplo de un testigo que vive en Temuco y que debe estar en un hotel en Santiago, por tres
días o más; y que es presentado por el acusado. Además, si se vuelva a su lugar de trabajo, ¿cómo cobra
sus gastos?

5
El derecho del testigo, de ser reembolsado, precluye (¿o prescribe?) en el plazo de veinte días desde
el día de su deposición.
Respecto de los testigos que presenta el Ministerio Público y de los que son presentados por los
intervinientes pobres, tal indemnización debe ser pagada por anticipado por el Fisco; y las partes, con este
fin, deben expresar, en sus escritos de acusación o de contestación, el nombre de los testigos a los que
debe efectuarse el pago; y el monto aproximado que éste alcanzará.
Por último, el artículo 315, atinente al informe de peritos -Ver la explicación Pericia y Peritos-
establece que los honorarios y demás gastos corresponden a la parte que los presenta.
******

Nº 414.- GENDARMERIA. EXPLICACIÓN

Artículos 79 y 175 del Código Procesal Penal

En dos oportunidades, el Código se refiere a Gendarmería de Chile.


La una, del Libro I, el artículo 79 determina, sin perjuicio de las facultades de investigación del
Fiscal, cuando se trata de investigación de hechos cometidos en el interior de los establecimientos penales,
el Ministerio Público también podrá impartir instrucciones a dicho organismo el que debe actuar de
conformidad con lo dispuesto en el Código.
En estas formas, se entiende que Gendarmería es auxiliar del Ministerio Público en las tareas de la
investigación y que debe cumplir las diligencias necesarias para llevar a cabo los fines del Código; en
especial, los artículos 180, 181 y 187 del Libro III, relacionadas con la investigación que hacen los
Fiscales, con las actividades de la investigación y con los objetos, documentos e instrumentos del delito.
El artículo 175, por su parte, determina quiénes están obligados a denunciar los crímenes o simples
delitos de acción pública y, entre ellos, se menciona a Gendarmería.
******

Nº 415.- HACERSE PARTE. FORMULARIO


Artículo 12 del Código Procesal Penal
SE HACE PARTE.
S. J. L. del ....º Juzgado de Garantía de la ciudad de .........
.........................., Abogado, por la parte del interviniente don ........., en su carácter de ................, en
autos seguidos en contra de ..................., Rol Unico de Causa (R. U. C.) Nº……........, por el delito
de ............, a US. respetuosamente, digo:
Solicito que el tribunal tenga presente que por mi mandante, me hago parte en la instancia; por lo
tanto, solicito se me autorice a participar de la audiencia de autos, decretada para la fecha de ............ del
mes de ........ del año 2.......
Fundo esta solicitud en la norma del artículo 12 del Código Procesal Penal y en el artículo 200 del
Código de Procedimiento Civil.
Tales normas determinan que .........................
POR TANTO,
RUEGO A US. I.: se sirva tenerlo presente.
.......................................... (Nombre y Firma)
Abogado

6
******

NOTA: Artículo 12.- Intervinientes. Para los efectos regulados en este Código, se considerará
intervinientes en el procedimiento al fiscal, al imputado, al defensor, a la víctima y al querellante, desde
que realizaren cualquier actuación procesal o desde el momento en que la ley les permitiere ejercer
facultades determinadas.

******

Nº 416.- HECHOS. EXPLICACIÓN


Artículos 58 - 83 - 109 - 113 - 168 - 170 - 174 - 180 - 181 - 183 - 250 - 257 - 261 - 275 276 277 -
295 - 297 - 328 - 341 - 342 - 369 - 413 - 425 - 463 - 475 - 484 y 485 del Código Procesal Penal
En el Libro Primero del nuevo Código de Procedimiento Penal los siguientes artículos tienen que ver
con el tema en cuestión.
El artículo 58 dice relación con la responsabilidad penal de las personas naturales y la
responsabilidad civil de las personas jurídicas del hecho punible.
En relación con las actuaciones de la Policía -ver explicación respectiva- enumeradas en el artículo
83 del Código, en su letra c), determina que, además de resguardar el sitio del suceso y de impedir el
acceso a toda persona ajena a la investigación, puede proceder a la clausura del lugar y debe evitar que se
alteren o que se borren, de cualquiera forma, los rastros o vestigios del hecho; o que se remuevan los
instrumentos usados para llevarlo a cabo, mientras no interviene personal experto de la Policía que el
Ministerio Público designe.
El personal policial debe realizar todas las gestiones enumeradas en dicho artículo, a cuya norma nos
remitimos.
Asimismo, según la letra d) de la norma en estudio, la Policía debe identificar a los testigos y
consignar las declaraciones que éstos presten voluntariamente.
En cuanto a los Derechos de las Víctimas, ver la explicación respectiva, y también ver la explicación
sobre Víctimas del delito. El artículo 109 enumera tales derechos y establece que procede solicitar
medidas de protección para el imputado y su familia y perseguir las responsabilidades civiles del hecho
penal.
Por último, el artículo 113 establece los requisitos de la Querella, a cuya explicación nos remitimos.
En tal norma, se enumeran los requisitos de toda querella criminal, la que debe presentarse, por
escrito, ante el Juez de Garantía.
Entre tales requisitos, en la letra d) está la relación circunstanciada del hecho, con expresión del
lugar, año, mes, día y hora en que se hubiere ejecutado. Si estas circunstancias o algunas de ellas no se
saben, en todas formas, se puede presentar la querella.

******

En el Libro Segundo del nuevo Código Procesal Penal, las siguientes normas dicen relación con
hechos.
Mientras no se ha producido la intervención del Juez de Garantía en el procedimiento, el Fiscal tiene
la facultad de abstenerse de toda investigación, cuando los hechos relatados en la denuncia, no sean
constitutivos de delito o cuando los antecedentes y datos suministrados, permitan establecer que se
encuentra extinguida la responsabilidad penal del imputado. Esta decisión debe ser siempre fundada y se
debe someter a la aprobación del Juez de Garantía. Artículo 168. En la explicación Principio de
Oportunidad, a la que nos remitimos, se establece que el artículo 170 del Código Procesal faculta al Fiscal
para no iniciar la persecución pública o para abandonar la persecución ya iniciada, cuando se trate de un
hecho que no comprometa gravemente, el interés público; a menos que la pena mínima asignada al delito

7
exceda de la de presidio o reclusión menores en su grados mínimos (61 a 540 días); o que se trate de un
delito cometido por un funcionario público, en el ejercicio de sus funciones.
El artículo 174 del Código establece la forma y el contenido que debe tener una denuncia de delito.
Ver Denuncia.
En la denuncia que se puede formular por cualquier medio y que debe contener la identificación del
denunciante y su domicilio, se exige “la narración circunstanciada del hecho”, la designación de quienes
lo han cometido; de las personas que lo han presenciado -testigos presenciales- o las que tuvieren noticia
de él -testigos de oídas- según le conste al denunciante.
La misma norma se refiere a la denuncia verbal que debe tener los mismos requisitos y que debe ser
firmada por el denunciante o por un tercero, a su ruego, si él no sabe firmar.
En cuanto a las actuaciones de la Investigación -ver la explicación respectiva- el artículo 180
establece que los fiscales están obligados a dirigir personalmente la investigación; pero podrán
encomendar a la Policía, las diligencias de investigación que consideren conducentes para el
esclarecimiento de los hechos.
La misma norma determina las actuaciones que debe realizar el Fiscal en el plazo fatal de
veinticuatro horas.
La investigación del Fiscal se debe llevar a cabo de modo de consignar todo cuanto conduzca a la
comprobación del hecho punible y a la identificación de los partícipes del mismo, incluyendo
detalladamente personas, cosas, lugares, testigos y sus declaraciones; huellas, rastros o señales de lo que
se consignará en el acta respectiva.
En cuanto a los medios de prueba, ver las explicaciones Prueba. Artículo 181.
El imputado y los demás intervinientes -querellante, demandante, responsable civil y los respectivos
Abogados- pueden solicitar al Fiscal, todas aquellas diligencias que consideren pertinentes y útiles para el
esclarecimiento de los hechos.
Si el Fiscal rechaza la solicitud, se puede presentar reclamación ante las autoridades del Ministerio
Público -Fiscal Regional o Fiscal Nacional, según el caso- con el propósito, de obtener un
pronunciamiento definitivo acerca de la procedencia de la diligencia. Artículo 183.
Procede el sobreseimiento definitivo de la causa, según el artículo 250 letra a) del nuevo Código,
entre otros casos, cuando el hecho investigado no sea constitutivo de delito, y según la letra b), cuando
aparezca, claramente establecida la inocencia del procesado en el hecho punible. El último inciso de la
norma en estudio establece la existencia de delitos imprescriptibles y de delitos inadmistiables, ver la
explicación Amnistía y ver las explicaciones sobre Prescripción. El artículo 257 del Código establece el
caso de reapertura de la investigación, a cuya explicación nos remitimos.
Hasta quince días antes de la fecha fijada para la realización de la audiencia de preparación del juicio
oral, el querellante, por escrito, tiene varias opciones.
El artículo 261 letra a) le faculta para adherir a la acusación o para presentar acusación particular. En
este caso, puede plantear una distinta calificación de los hechos; otras formas de participación que ha
tenido el acusado, solicitar otra pena o ampliar la acusación del Fiscal, extendiéndola a hechos o
imputados distintos, siempre que hayan sido objeto de la formalización de la investigación.
En la parte civil, el Fiscal, el querellante, si lo hubiere y el imputado, pueden solicitar, en conjunto al
Juez de Garantía, que dé -el texto no pone acento a esta palabra- por acreditados ciertos hechos, que no
podrán ser discutidos en el juicio oral. El Juez de Garantía podrá formular proposiciones a los
intervinientes sobre la materia. Artículo 275.
En cuanto a las pruebas que son manifiestamente impertinentes y las que tienen por objeto acreditar
hechos públicos y notorios, deben ser desechadas en la audiencia de preparación del juicio oral. Artículo
276.
En la resolución llamada Auto de Apertura del Juicio Oral, el artículo 277 del Código, establece los
requisitos de ella y en la letra d), el Juez de Garantía debe determinar los hechos que se dan por
acreditados en conformidad al artículo 275, ya dicho.
Para acreditar los hechos y las circunstancias pertinentes para la adecuada solución del caso, por el
Tribunal Colegiado del juicio oral, existe la llamada libertad de prueba, que consiste en que para la

8
adecuada solución aquellos pueden ser acreditados por cualquier medio producido e incorporado en
conformidad a la ley. Artículo 295.
Al respecto, el Código anterior, que es también paralelo, ya estableció que, además, de los medios de
prueba taxativamente enumerados en la ley -artículo 457 de esa recopilación- el hecho punible puede estar
establecido por cualquier medio probatorio. Así, se pueden acreditar hechos punibles por medio de
facsímiles, disquetes, compacts discs, despacho de comunicaciones entre computadoras, sistema DVD y
cualesquiera otro que la imaginación lo cubre; sin embargo, por una parte está prohibido el detector de
mentiras y, por otro lado, está prohibida cualquiera amenaza, coacción o promesa, para obtener una
confesión o una declaración. Ver Métodos prohibidos, amenaza, coacción o promesa.
La valoración de la prueba está establecida en el artículo 297 y se encuentra, también, en la
explicación amplia sobre Prueba.
Las pruebas, en el juicio oral del artículo 328 del Código, establece el orden de recepción de las
pruebas para acreditar los hechos y peticiones de la acusación y de la demanda civil; y, luego, la prueba
ofrecida por el acusado. La sentencia condenatoria definitiva del juicio oral, no puede exceder de lo
contenido en la acusación. En consecuencia, está prohibido condenar por hechos o por circunstancias que
no están contenidas en la acusación.
Pero, el Tribunal, puede dar, al hecho punible, una calificación jurídica distinta de aquella contenida
en la acusación; o apreciar la concurrencia de causales modificatorias que son agravantes de la
responsabilidad penal, no incluidas en ella, siempre que hubiera advertido, a los intervinientes, durante la
audiencia, de esta posibilidad.
Si, durante la deliberación, uno o más jueces del tribunal colegiado del juicio oral, considera la
posibilidad de otorgar a los hechos una calificación distinta de la establecida en la acusación, que no haya
sido objeto de discusión durante la audiencia, se deberá reabrir la audiencia, con el objeto de permitir a las
partes, debatir sobre ella. Artículo 341.
La sentencia definitiva del juicio oral, debe contener los requisitos del artículo 342 del Código, a
cuyo texto nos remitimos.
En la letra b) de la norma se contiene la enunciación breve de los hechos y de las circunstancias que
hubieren sido objeto de la acusación; en su caso, dejar constancia de los daños, cuya reparación se reclama
en la demanda civil y su pretensión reparatoria; y las defensas formuladas por el acusado.
En la letra c) del mismo artículo, se establece que la sentencia debe contener la exposición clara,
lógica y completa de cada uno de los hechos y circunstancias que se dieren por probados, fueren ellos
favorables o desfavorables al acusado, y de la valoración de los medios de prueba, que fundamenten
dichas conclusiones, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 297.
En el mismo artículo, en su letra e), se establece que la sentencia debe contener la resolución que
condena o que absuelve a cada uno de los acusados, por cada uno de los delitos de la acusación, la que se
pronuncia sobre la responsabilidad civil de los acusados y que fija el monto de las indemnizaciones del
caso.

******

En el Libro Tercero, sobre Recursos, un solo artículo dice relación directa con los hechos.
El artículo 369, dice relación con el Recurso de Hecho, a cuya explicación y texto nos remitimos.

******

En el Libro Cuarto del Código, varios artículos dicen relación con hechos.
El artículo 413, relativo al procedimiento abreviado, establece el contenido que debe tener la
sentencia respectiva y en su letra b) indica la enunciación breve de los hechos y circunstancias que han
sido objeto de la acusación; y de la aceptación, por el acusado, así como de la defensa de éste, y en la letra
c) de la misma norma, la explicación clara, lógica y completa, de cada uno de los hechos que se dan por
probados, sobre la base de la aceptación, que el acusado ha manifestado, respecto de los antecedentes de la

9
investigación, así como el mérito de éstos, valorados en la forma prevista en el artículo 297 dicho más
arriba.
En cuanto a la Querella de Capítulos, el artículo 425 del Código, establece que cerrada la
investigación, si el Fiscal estima procedente formular acusación por crimen o simple delito en contra de
un Juez, de un Fiscal Judicial -de Corte- o de un Fiscal del Ministerio Público, debe remitir los
antecedentes a la Corte de Apelaciones respectiva, con el fin de que, si haya mérito, declare admisibles los
capítulos de la acusación.
En el escrito de querella, se especificarán los capítulos y se deben indicar los hechos que constituyen
la infracción de la ley penal, cometida por el funcionario capitulado.
En cuanto al caso del sujeto inimputable por enajenación mental, el artículo 463 determina reglas
especiales para la aplicación de las medidas de seguridad. En la letra c), establece que la sentencia del
caso, si no se constata la existencia de un hecho punible típico y antijurídico, o la participación del
imputado en él, debe ser absolutoria y, en caso contrario, el tribunal tiene la facultad de imponer al
inimputable, una medida de seguridad.
En cuanto al recurso de revisión, que no se encuentra en el Libro Tercero sobre recursos, sino que en
el Libro Cuarto, sobre procedimientos especiales, el artículo 475 del Código, establece, entre las
formalidades de la solicitud de revisión, los medios que se intenta probar y el hecho o documento
desconocido durante el proceso, que justifica el recurso. Ver Recurso Revisión.
El Código nuevo, su entrada en vigencia es paulatina según las regiones y todavía está en duda acerca
de la fecha exacta en cada una de ellas tendrá el nuevo sistema, de manera que los hechos anteriores que
se rigen por el Código antiguo, se seguirán incoando con sus normas y, en los lugares en que existan
nuevos tribunales, los hechos cometidos durante la vigencia del nuevo Código, se conocen y se fallan
según esta recopilación.
Por último, el artículo 485 establece las reglas para la aplicación de las penas por tribunales con
competencia en lo criminal, sujetos a distintos procedimientos.
Si una persona ha cometido distintos hechos, debido a los cuales, deba ser juzgado por un Juzgado de
Letras del Crimen o con competencia en lo Criminal, con sujeción al Código de Procedimiento Penal
(anterior), y también, lo sea por un Juzgado de Garantía o por un Tribunal Oral Colegiado, según el nuevo
Código, las sentencias condenatorias que se dicten con posterioridad a la primera, se estará a lo previsto en
el artículo 64 del Código Orgánico de Tribunales, relativos a los delitos conexos sujetos al fuero común.
Sin perjuicio, aunque la ley no lo diga, también será posible el sistema de unificación de las penas, en
su caso, del artículo 160 de esa misma recopilación.

******

Nº 417.- HOMICIDIO. DELITO CRIMEN. EXPLICACIÓN


Artículos 90 - 108 - 129 - 198 - 201 - 202 y 473 del Código Procesal Penal
En el Libro Primero del Código, el artículo 90 determina que en los casos de muerte en la vía pública,
y sin perjuicio de las facultades que corresponden a los órganos encargados de la persecución penal, la
descripción a que se refiere el artículo 181 (consignar y asegurar todo lo que conduzca a la comprobación
del hecho punible, la comprobación del hecho, identificación de los partícipes del mismo; el estado de
personas, cosas y lugares, identificación de testigos y sus declaraciones; huellas, rastros y señales,
especificados, estado de los objetos y constancia de todo otro dato pertinente), la orden de levantamiento
del cadáver, podrán ser realizadas por el jefe de la Unidad Policial correspondiente (habitualmente, de
Carabineros), en forma personal o “por medio” (el Código dice “por intermedio”) de un funcionario de su
dependencia, quien dejará registro de lo obrado, según las normas generales.
En los delitos cuya consecuencia sea la muerte del ofendido y en aquéllos en que éste no pueda
ejercer sus derechos procesales, el artículo 108 establece que se considera como “víctimas” (ver
explicación respectiva), a las personas que enumera.

10
En lo tocante a la detención en caso de flagrancia, la ley hace referencia a los delitos sexuales (ver
explicación pertinente) previstos y sancionados en los artículos 361 a 366 quater, algunos de los cuales
tienen pena de crimen.

******

En el Libro Segundo, el artículo 198, también relacionado con crímenes sexuales, establece:
“Las obligaciones de hospitales, clínicas y establecimientos de salud semejantes, públicos o privados,
de practicar reconocimientos, exámenes y pruebas biológicas del caso y la obligación de guardar los
antecedentes y las muestras correspondientes. Ver la explicación Exámenes médicos.
El artículo 201 resuelve el caso en que haya motivo de sospechar que la muerte de una persona haya
sido el resultado de un hecho punible (parricidio, homicidio, violación, infanticidio, robo con homicidio,
robo con violación, robo con lesiones, lesiones, otro delito sexual, etc., el Fiscal está obligado, primero, a
efectuar el reconocimiento; luego, a ordenar la autopsia y después, la inhumación (ver explicación
Exhumación e inhumación de cadáver)de los restos.
El artículo 202 se refiere a la exhumación de un cadáver, cuando seas necesaria, lo que resuelve el
Juez de Garantía, a petición del Fiscal. Ver la misma explicación.

******

En el Libro Tercero del Código, no hay normas atinentes al epígrafe.

*******

En el Libro Cuarto, una sola norma es atinente al tema. El artículo 473 relativo a la gestión de
Revisión de sentencia firme, en su letra b), declara la procedencia de la solicitud (que, ahora, no es,
propiamente, un recurso) cuando alguno esté sufriendo condena como autor, cómplice o encubridor del
homicidio de una persona cuya existencia se comprueba después de la condena. Ver, también, la
explicación Muerte.

******

A continuación, transcribimos las explicaciones sobre parricidio, homicidio calificado y homicidio


simple, según las normas penales y las del Código de Procedimiento Penal anterior, y paralelo en los
lugares en que aún no rige el Código Procesal Nuevo.

******

HOMICIDIO CALIFICADO. EXPLICACIÓN


1. Según el art. 391 Nº 1 del Código Punitivo, comete homicidio calificado el que mata a otro (en
caso que no sea parricidio), con una o más de las circunstancias siguientes:
Primera. Con alevosía.
Segunda. Por premio o promesa remuneratoria.
Tercera. Por medio de veneno.
Cuarta. Con ensañamiento, aumentado deliberada e inhumanamente el dolor al ofendido.
Quinta. Con premeditación conocida.
2. La pena, según tal artículo, es de presidio mayor en su grado medio (diez años y un día) a presidio
perpetuo (de por vida).
3. La libertad procede, aunque difícilmente, salvo que la forma de comisión del delito o que los
antecedentes anteriores del procesado constituyan peligro para la sociedad; y, en los demás casos, de
excepción dichos en la explicación LIBERTAD.

11
******

HOMICIDIO SIMPLE
1. El que mata a un semejante (distinto que los casos anteriores de parricidio y de homicidio
calificado), comete delito-crimen de homicidio simple (art. 391 Nº 2º del Código Penal).
2. La pena es de presidio mayor en sus grados mínimo a medio; o sea, de cinco años y un día a quince
años.
3. La libertad procede con fianza calificada, con consulta. Muchas veces, se da cuando el hechor ha
cumplido seis meses de privación de la libertad.

******

Nº 418.- HORARIO. FUNCIONAMIENTO DE LOS TRIBUNALES. NACIONAL. EXPLICACIÓN

CORTE SUPREMA
CHILE
“En Santiago, a veintinueve de enero de mil novecientos noventa y nueve, El Tribunal Pleno, con la
presidencia de don Roberto Dávila Díaz y con la concurrencia de los Ministros Hernández, Marín, Yurac
y Espejo, adoptó el siguiente acuerdo:
VISTO Y TENIENDO PRESENTE:
1º) Que la aplicación del horario extraordinario implantado por resolución de esta Corte de 3 de junio
de 1997, complementada por las de 24 de junio de 1997 y 31 de octubre de 1997, ha procurado diversas
peticiones de organismos gremiales de la judicatura, de Cortes de Apelaciones de Grupo de Jueces y de
empleados, tendiente a obtener su modificación;
2º) Que este Tribunal designó una comisión para proponer soluciones al respecto, la que, luego de los
estudios de los antecedentes recogidos y de consultas a las diferentes Cortes de Apelaciones y
Asociaciones Gremiales, presentó su informe al Tribunal Pleno;
3º) Que de todos los elementos de juicio acopiados, aparece evidente la necesidad de regularizar la
situación actual, ordenando la variedad de horarios existentes y racionalizando su duración y oportunidad,
de manera de lograr una mejor gestión administrativa, facilitar el acceso expedito de los usuarios, permitir
la debida coordinación y simultaneidad en la función de los diversos Tribunales, proporcionar atención al
publico y servicios auxiliares en un horario fijo conocido en todo el país.
4º) Que con tal fin, es indispensable establecer una jornada de trabajo común para Juzgados de Letras
y Cortes, a nivel nacional, permanente en el año e igual para todos los días de trabajo; con una extensión
que contemple un período para la atención externa de usuarios, servicios anexos y público en consulta, y
otro lapso de labor interna de Secretaría para ordenación, cumplimientos de oficios, preparación de
despacho, registro de demás actividades administrativas; y paralelamente, con un tiempo de actuación
directa y personal de los Ministros y Jueces en sus labores jurisdiccionales, presentes en el Tribunal
complementada por el espacio que se dedique al estudio privado de los asuntos, la reflexión y el análisis o
discusión en su caso de las cuestiones a decidir y a la redacción de resoluciones, no necesariamente en el
recinto del Tribunal.
5º) Que la presente decisión complementa otras medidas ya adoptadas y en marcha sobre
implementación informática, capacitación del personal y mejoras comunicacionales, todas ellas tendientes
a avanzar en la modernización del funcionamiento de la administración de justicia, dentro de los medios
de que se dispone, y
6º) Que, finalmente, para facilitar la adecuación de las diversas circunstancias y particularidades
funcionales, locales e individuales, tanto de los abogados como el personal judicial, al nuevo horario que

12
en este acuerdo se determina, es de toda conveniencia contemplar un plazo relativamente amplio para su
entrada en vigencia;
De conformidad, además con lo prevenido en el artículo 96 Nº 4 del Código Orgánico de Tribunales,
que entrega a la Corte Suprema en Pleno, en uso de sus atribuciones administrativas y económicas, la
facultad de “determinar la forma de funcionamiento de los Tribunales y demás servicios judiciales, fijando
los días y horas de trabajo en atención a las necesidades del servicio”.
SE ACUERDA:
1º) La jornada de trabajo judicial se iniciará de lunes a viernes, a las ocho horas y terminará a las
dieciséis horas.
2º) La atención externa para abogados, procuradores, servicios auxiliares y público en general, será
de ocho a catorce horas.
3º) La obligación de la asistencia de los jueces se extenderá de las nueve a las catorce horas.
4º) En las Cortes de Apelaciones y la Corte Suprema, la vista de las causas se realizará de nueve a
trece horas, y la cuenta se dará en la hora siguiente. Las materias de Pleno serán vistas por la Corte
Suprema en la audiencia de los días viernes, y por la Corte de Apelaciones, en la hora de cuenta de los
días lunes, después de la audiencia extraordinaria originada en la Ley Nº 17.246.
5º) El horario presencial de los Ministros y Jueces se complementará con el trabajo privado diario de
estudio y redacción de resoluciones, que se efectúe fuera de las horas de audiencias, sin límite de tiempo,
y en el lugar que se estime conveniente.
6º) En todos los Tribunales se dispondrá lo conveniente para permitir la salida por media hora para
colación, del Secretario y personal de empleados, en forma escalonada y terminado el horario de atención
externa.
7º) Se mantienen los turnos de sábado establecidos en el auto acordado de 22 de diciembre de 1969,
con sus modificaciones, y con las siguientes salvedades:
a) Cada Tribunal por decreto económico o auto acordado, según proceda, deberá determinar el
personal superior y de secretaría necesario para la atención del turno de los días sábado, distribuyendo,
rotativa y equitativamente, esa labor entre todos.
b) En igual forma, fijará el número de horas de funcionamiento para esos días; las que en el caso de
los Juzgados con competencia en lo criminal, no podrá ser inferior a cuatro horas.
c) El Juez, Secretario y empleados que hayan cumplido dicho turno, trabajarán una hora menos al
final de cada jornada, a la semana siguiente, hasta completar el tiempo establecido y efectivamente
ocupado en el turno evitándose -en lo posible- de descontar esta hora en los días lunes; y
d) En las Cortes de Apelaciones, la Sala que haya tenido turno el sábado, disminuirá su horario de
audiencia en una hora a la semana siguiente, de martes a viernes.
8º) Cuando exista recargo de trabajo las Cortes y Juzgados aumentarán transitoriamente su horario
diario en la forma que estimen más conveniente, hasta un máximo de 44 horas semanales, dando cuenta de
ello al superior respectivo.
9º) El presente horario comenzará a regir a contar del lunes 2 de agosto del año en curso.
Acordada contra el voto de los Ministros señores Jordán, Faúndez, Garrido, Libedinsky y Alvarez
Hernández, quienes estuvieron por mantener el horario en actual vigencia, por estimar que la innovación
en nada mejora el servicio.
Transcríbase a las Cortes de Apelaciones del país, a fin de que se comunique a los Juzgados de su
dependencia.
Transcríbase al Ministerio de Justicia, a la Policía de Investigaciones, a Carabineros de Chile, a
Gendarmería y al Servicio Médico Legal.
Comuníquese a las Asociaciones Gremiales de Abogados y de funcionarios judiciales.
Publíquese en el Diario Oficial.- Roberto Dávila Díaz, Presidente y Ministros señores Jordán,
Faúndez, Garrido, Libedinsky, Navas, Ortiz, Tapia, Gálvez, Chaigneau, Rodríguez, Cury, Alvarez

13
Hernández, Marín, Yurac y Espejo. Proveído por la Excma. Corte Suprema.- Carlos A. Meneses Pizarro,
Secretario”.
Meneses Pizarro, Carlos A.
Secretario
Dávila Díaz, Roberto
Presidente
Cortes de Apelaciones del país;
Ministerio de Justicia;
Policía de Investigaciones;
Carabineros de Chile;
Gendarmería;
Servicio Medico Legal;
Asociaciones Gremiales de Abogados y de funcionarios judiciales;
Diario Oficial

******

Nº 419.- HOSPITALES, ESTABLECIMIENTOS ASISTENCIALES Y DE SALUD.


EXPLICACIÓN
Artículos 150 - 151 - 175 - 197 - 198 - 199 - 200 - 201 - 202 - 457 - 464 y 481 del Código Procesal
Penal
En el Libro Primero del Código, el artículo 150, indirectamente, se refiere a la salud, en cuanto a que
dispone que los que están cumpliendo prisión preventiva deben ser protegidos en su integridad física.
El Código establece que la facultad de restringir comunicaciones del imputado, no lo puede ser
respecto del acceso a su Abogado, al propio tribunal y a una apropiada atención médica. Artículo 151.

******

En el Libro Segundo, el artículo 175 señala que, entre las personas que están obligadas a denunciar
un crimen o simple delito de acción pública, en su letra d), incluye a los jefes de establecimientos
hospitalarios o de clínicas particulares o, en general, los profesionales, en medicina, odontología, química,
farmacia y de otras ramas relacionadas con la conservación o el restablecimiento de la salud y los que
ejercen prestaciones auxiliares de ella, que noten, en una persona o en un cadáver, señales de
envenenamiento o de otro delito.
El artículo 197, relacionado con las actuaciones de la investigación, determina que si es necesario,
para constatar circunstancias relevantes para la investigación, podrán efectuarse exámenes corporales del
imputado o del ofendido por el hecho punible, tales como pruebas de carácter biológico, extracciones de
sangre u otros análogos, siempre que no sea de temer menoscabo para la salud o la dignidad del
interesado.
En caso que sea menester examinar al ofendido, el Fiscal le debe solicitar que preste su
consentimiento. De negarse, debe solicitar la correspondiente autorización al Juez de Garantía,
exponiéndole las razones en las que se haya fundado la negativa. Tratándose del imputado, el Fiscal
pedirá, derechamente, la autorización judicial.
El Juez de Garantía debe autorizar la práctica de la diligencia siempre que se cumplan las condiciones
señaladas en el inciso 1º.
En cuanto a los exámenes médicos y pruebas relacionadas con los delitos sexuales, según el artículo
198, se impone a los hospitales, clínicas y establecimientos de salud, públicos y privados, la práctica de
reconocimientos, exámenes médicos y pruebas biológicas conducentes a acreditar el hecho punible y a

14
identificar a los partícipes en su comisión, debiendo conservar los antecedentes y muestras
correspondientes.
Se debe levantar acta, en duplicado, del reconocimiento y de los exámenes realizados, la que debe ser
suscrita por el Jefe de establecimiento o de la respectiva sección y por los profesionales que los han
practicado.
Una copia debe ser entregada a la persona, que ha sido sometida al reconocimiento o a quien la tenga
bajo su cuidado; la otra, así como las muestras obtenidas y los resultado de los análisis y exámenes
practicados, se deben mantener en custodia y bajo estricta reserva en la Dirección del Hospital, clínica o
establecimiento de salud, por un período no inferior a un año, para ser remitidos al Ministerio Público.
Ver, además, la explicación Delitos Sexuales.
Según el artículo 199 del Código, en los delitos en que sea necesaria la realización de exámenes
médicos para la determinación del hecho punible, el Fiscal puede ordenar que éstos sean llevados a efecto
por el Servicio Médico Legal o por cualquier otro servicio médico.
Las autopsias que el Fiscal dispone como parte de la investigación de un hecho punible, deben
practicarse en las dependencias del Servicio Médico Legal, por el Legista correspondiente; donde no lo
haya, el Fiscal debe designar, el Médico encargado y el lugar en que la autopsia debe ser llevada a cabo.
Para los efectos de su investigación, el Fiscal puede utilizar los exámenes practicados con
anterioridad, a su intervención, si le parecen confiables.
Toda persona a cuyo cargo se encuentre un Hospital u otro establecimiento de salud semejante,
público o privado, está obligado a dar cuenta, al Fiscal, de la entrada de cualquier individuo, que tenga
lesiones corporales de significación, indicando, brevemente, el estado del paciente y la exposición que
hagan la o las personas que lo han conducido, acerca del origen de dichas lesiones y del lugar y estado en
que se le ha encontrado. La denuncia debe consignar el estado del paciente, describir los signos externos
de las lesiones e incluir las exposiciones que hagan el afectado o las personas que lo han conducido.
En ausencia del Jefe del establecimiento, debe dar cuenta el que lo subrogue en el momento del
ingreso del lesionado.
El incumplimiento de la obligación prevista en este artículo se debe castigar con la pena que prevé el
artículo 494 del Código Penal que, antes, era de prisión y que, actualmente, es sólo sanción de multa.
Artículo 200.
En cuanto al hallazgo de un cadáver, del artículo 201, ver la explicación Accidente en la Vía Pública
y Levantamiento de Cadáver.
En relación con la exhumación de cadáver del artículo 202, ver la explicación Exhumación e
Inhumación de Cadáver.

******

En el Libro Tercero no hay normas que se refieran al tema.

******

En el Libro Cuarto, el artículo 457 refiere que, en lo tocante al enajenado mental, según la gravedad
del caso, se puede imponer la medida de internación en un establecimiento siquiátrica; o su custodia y
tratamiento. Ver, además, explicación Enajenación Mental y Enajenado Mental.
Siempre en relación con el enajenado, se puede ordenar la internación provisional del imputado.
Artículo 464.
Por último, en relación con las medidas de seguridad impuestas al enajenado, el artículo 481 del
Código establece que sólo pueden durar, mientras subsisten las condiciones que las han hecho necesarias,
y en ningún caso podrán extenderse más allá de la sanción restrictiva o privativa de libertad que hubiere
podido imponérsele o del tiempo que corresponde a la pena mínima probable, el que debe ser señalado por
el tribunal, en su sentencia.

15
******

Nº 420.- HURTO. DELITO. EXPLICACIÓN


Artículos 130 y 189 del Código Procesal Penal
El artículo 130 del Código se refiere a la detención en caso de delito flagrante y define los casos en
que la flagrancia se produce. Ver DELITO FLAGRANTE.
En la letra d) de la norma referida, se refiere el caso en que, en un tiempo inmediato a la perpetración
de un delito fuere encontrado con objetos procedentes de él; o con señales, en sí mismo o en sus vestidos,
que permitan sospechar su participación en el hecho punible; o con las armas o instrumentos que hubieren
sido empleados para cometerlo.
La norma no refiere expresamente ni el hurto ni el robo; pero lo dicho sucederá habitualmente con
estas dos clases de delito.
El artículo 189 del Libro II del Código, en su inciso 2º, dispone el derecho de reclamación o de
tercería que los intervinientes o terceros entablaren durante la investigación, con el fin de obtener la
restitución de los objetos recogidos o incautados, lo que se tramita ante el Juez de Garantía.
Sin embargo, lo dispuesto en el inciso 1? no se extiende a las cosas hurtadas, a las robadas y a las
estafadas, las cuales se deben entregar al dueño, en cualquier estado del procedimiento, una vez
comprobado su dominio, por cualquier medio y, además, haberse establecido su valor.
Habitualmente ello se hará mediante el levantamiento del acta respectiva, en la Policía o ante el
Fiscal y la ley se pone en el caso de que sea conveniente, mediante fotografías u otros medios establecer
cuáles son las cosas apropiadas y que deben ser restituidas o devueltas.
A continuación, transcribimos la explicación penal del delito del epígrafe.

HURTO. DELITO. EXPLICACIÓN


Arts. 432, 446 a 448, 449 y siguientes, 489 y 494 Nº 19 del Código Penal y arts. 146 a 148 del
Código de Procedimiento Penal, que es anterior y paralelo.

I. HURTO
El hurto, definido en el art. 432 del Código Penal, tiene castigo según la cuantía o valor de la de las
especies hurtadas, diversas penas:
a) Si el valor de la cosa hurtada excede de 400 sueldos vitales mensuales, el castigo es de presidio
menor en su grado máximo y multa de 21 a 30 unidades tributarias mensuales (U.T.M.); o sea, entre tres
años y un día y cinco años. Art. 446 inc. final del Código Penal.
b) Si dicho valor excede de 40 U.T.M. y no sube de 400, la sanción es de presidio menor en su grado
medio a máximo; o sea, entre 541 días y cinco años y multa de 11 a 15 U.T.M. Art. 446 Nº 1º del Código
Penal.
c) Si dicho valor excede de 4 U.T.M. y no pasare de 40 U.T.M. es de presidio menor en su grado
medio; vale decir, entre 541 y tres años y multa de 6 a 10 U.T.M. Art. 446 Nº 2º.
d) Si tal valor excede de una U.T.M. y no pasare de 4 U.T.M. es de prisión menor en sus grados
medio a mínimo, entre 61 a 540 días y multa de cinco U.T.M. Art. 494 Nº 19 del Código Penal.
Si la cosa hurtada no excede de una unidad tributaria mensual, se comete el delito-falta de hurto, con
pena de una a cuatro U.T.M. Art. 494 Nº 19 del Código Penal.
Si no está acreditado el valor de la cosa hurtada, ni puede probarse por peritos o en otra forma legal,
el tribunal regulará prudencialmente su valor. Art. 455.
La tasación debe hacerse por peritos. En la realidad, en relación con cualquiera clase de bienes y de
cualquier valor, tal apreciación se encarga, por el Juez respectivo, a un funcionario del propio Juzgado;
generalmente, al propio Actuario que tramita el proceso.

16
Más que una “agravante” -que sería la de “abuso de confianza”- la ley da, al Juez, en ciertos casos la
facultad de imponer la pena en el “grado” inmediatamente superior. Se produce, este aumento, cuando el
hurto se comete:
1º Por dependiente, criado o sirviente asalariado en la casa de su empleador; o en la casa a donde éste
le hubiere llevado;
2º Por obrero, oficial o aprendiz, en la casa, taller o almacén de su maestro o empleador; o por quien
trabaja, habitualmente, en la casa en donde se produce el hurto;
3º Por posadero, fondista u otro que hospeda personas, en los bienes que éstas hubieren llevado al
establecimiento;
4º Por patrón o comandante de buque, lanchero, conductor o bodeguero de tren, guarda almacenes,
carruajero, carretero o arriero en cosas que se hayan puesto en su vehículo, bodega o animal. No es claro
que el “etc.” puesto en la disposición, comprenda aviones, camionetas y camiones, que no existían al
tiempo de la dictación del Código; y si por “carruajero” se entiende al camionero.

******

I. APROPIACION EN ESPECIE MUEBLE AL PARECER PERDIDA (HURTO DE


HALLAZGO). DELITO. EXPLICACIÓN
El legislador trata este “tipo” penal como una forma de hurto.
El que se encuentre una especie mueble, al parecer perdida, incluyendo animales mayores y menores,
no la entrega a la autoridad o a su dueño (si se sabe), es castigado con presidio menor en su grado mínimo;
o sea, 61 a 540 días (art. 448 inc. 1º del Código Penal) y comete, hurto de hallazgo.
III. SITUACIONES ESPECIALES DEL DELITO DE HURTO
Si el hurto es de vehículos o animal mayor o menor o de porcino, a los autores, a los cómplices y a
los encubridores, es facultad la de aplicar la pena aumentada en un grado de la legal (art. 449 inc. 1º del
mismo). Cuando la pena conste de dos o más grados, el aumento se hará -si lo resuelve así el Juez-
después de fijada la pena normal. Esto sólo sucede, en el caso del inciso final del art. 446 del Código
Penal -para el autor, puede llegar a pena de crimen-; y en el delito falta de hurto, del art. 494 Nº 19º del
mismo, que la pena ya no es de prisión, sino que sólo de multa.
En el hurto de hallazgo del que encuentra un animal mayor o menor o un porcino -o aves- se puede
imponer, la pena superior, aunque la pena esté constituida por un solo grado. Art. 449 inc.3º. El que
beneficia o destruye las especies -vehículo o animales- para apropiarse sólo de partes, puede ser castigado
con tal aumento de grado; mismo artículo, inc. 4º.

******

El que hurta plumas, pelos, crines o cerdas de animales, mediante esquila o corte, se le castiga como
autor de delito -nunca como “falta”, aunque la cuantía así lo haga aparecer- con presidio menor en su
grado mínimo a medio; o sea, 61 días a tres años: misma disposición, inciso último.

******

Hurto con uso de armas. Sin perjuicio de lo que se dirá en le párrafo “Robo, Delito. Explicación”,
acerca del robo con intimidación, el robo con violencia, el robo con homicidio, el delito de robo con
lesiones graves y el robo con violación, si, en el hurto, los culpables hacen uso de armas o sean portadores
de armas, se les debe castigar -no es facultad- con presidio mayor en cualquiera de sus grados, cinco años
y un día a veinte años. Sin embargo, el solo hecho de portar armas, no produce el efecto de aumentar la
pena, si el autor del hurto las llevaba con un propósito distinto que el de cometer un delito de apropiación .
Art. 450 inc.3º del Código Penal. La definición de “arma”, está en el art. 132 del mismo.

17
******

Reiteración de hurtos. En el caso de hurtos reiterados a una misma persona –o, en una misma casa, a
distintas personas- se suma el valor de todos los objetos; y “se debe” imponer la pena en su grado superior
-art. 451 inc.1º- sin perjuicio de lo dicho acerca de la agravación de dependientes, hoteleros, porteadores,
bodegueros y otros, del art. 447 del Código Penal -inciso 2º-.
En nuestro entender, en el caso de reiteración, si la aplicación de la pena, imponiendo un castigo por
cada delito, es más beneficiosa, sí se lo debe hacer, en virtud del principio pro-reo y el art. 74 del Código
Penal.

******

Recidiva. En caso de reiteración del hurto, después de una condena de hurto o de robo o en caso de
reincidencia, por haber cometido el hechor otro hurto u otro robo -y haber cumplido la pena- al castigo
correspondiente, afectado ya por la reiteración o agravado por la reincidencia, se puede agregar, por el
Juez, la sujeción del hechor a la vigilancia de la autoridad, dentro de los límites fijados en el art. 25 del
Código Punitivo. Art. 452 del Código Penal.

******

Pluralidad de circunstancias especiales de agravación


Si se reúnen varias (dos o más) circunstancias especiales de agravación (ser el hechor dependiente de
la víctima; ser trabajador suyo en su domicilio, no tan sólo en la casa; ser cometido el hecho por el
hotelero; por portador o bodeguero; tratarse de un hurto de vehículos o animales; o hurto de plumas, pelos,
crines, o cerdas de animales; o cuando el hechor use o porte armas; o el caso de reiteración de hurtos en
una misma casa; o el caso del reiterante y del reincidente de hurto o de robo), el Juez “debe” aplicar la
circunstancia de agravación que le parezca más grave y -además- el Juez tiene “facultad” para aplicarla,
además, aumentada en su grado. Art. 453 del Código Penal.

******

Presunción de autoría. Se presume autor del hurto -si ha habido fuerza, se presume autor de robo- a
aquél, en cuyo poder se encuentra la cosa hurtada, salvo que el imputado pruebe su legítima adquisición.
Es “contra presunción”, el que se acredite la irreprochable conducta anterior del inculpado. Art. 454 inc.1º.
La misma presunción de autoría corresponde en contra del que detente partes identificables de un animal
hurtado o robado, cuyo dominio se presume en favor del propietario de la marca puesta sobre el animal.
Art. 454 incs. 2º y 3º.
El que compre o reciba -a cualquier título- una cosa -aunque haya dispuesto ya de ella- y al que
simplemente detente una cosa sabiendo que fue mal habida -o no pudiendo menos que conocerlo- se
castigaba como cómplice de hurto, o de robo, en su caso. Ahora, ello constituye un “tipo” penal especial,
el de receptación. Se presume que sabe el origen de la especie, quien comercia, habitualmente, en la
compra y venta de especies usadas. Al respecto, recordamos que éstos deben llevar un libro, en el que es
obligatorio registrar cada operación, con la individualización detallada del vendedor.

******

Devolución de lo hurtado. Si el hechor, antes de que se le persiga, devuelve, voluntariamente, la cosa


hurtada, es obligatorio aplicar la pena inmediatamente inferior en grado, al mínimo legal. Art. 455.

******

18
Agravantes especiales del hurto y del robo
1º ejecutarlo en sitios faltos de vigilancia policial, oscuros, solitarios, sin tránsito habitual o que -por
cualquier a otra condición- favorezcan la impunidad;
2º ser la víctima niño, anciano, inválido o persona en manifiesto estado de inferioridad física;
3º ser dos o más los malhechores. Para nosotros, en virtud de la definición del Diccionario de la Real
Academia y el principio “pro-reo”, no es “malhechor” quien no ha sido jamás condenado.
Las circunstancias 2ª -cometer el delito mediante precio, recompensa o promesa,
5ª obrar con premeditación conocida o emplear astucia, fraude o disfraz y la del art. 12º del Código
Penal, son aplicables en los casos en que se ejerciere violencia sobre las personas.
En estos casos, la mera restitución que haga la víctima, de las especies apropiadas, no constituye
atenuante del Nº 7º del art. 11 del Código Penal, lo que el Juez dará por establecido, salvo que esté
especificada la justificación del “celo” desplegado en la reparación del mal. Art. 456 bis del Código Penal,
agregado por la Ley Nº 11.625, sobre Estados Antisociales.

******

Exención de responsabilidad en caso de hurto. Están exentos de responsabilidad penal por los hurtos
(además, por las defraudaciones y los daños), y sujetas únicamente a la responsabilidad civil, las personas
indicadas en el art. 489 del Código Penal, que enumeramos, para mayor claridad, en forma alfabética:
1. abuelo y abuela
2. abuela de la cónyuge 2.1. abuela del cónyuge
3. abuelo de la cónyuge 3.1. abuelo del cónyuge
4. bisabuela y bisabuelo
5. bisabuelo de la cónyuge 5.1. bisabuelo del cónyuge
6. bisabuela de la cónyuge 6.1. bisabuela del cónyuge
7. bisnieta y bisnieto
8. cuñada
9. cuñado
10. hermana
11. hermano
12. hija
13. hijo
14. madre
15. marido
16. mujer, (cónyuge)
17. nieto y nieta
18. padre
19. suegra
20. suegro

Nº 421.- IDENTIDAD, IDENTIFICACION E INDIVIDUALIZACION. IMPUTADOS, PERITOS Y


TESTIGOS. EXPLICACIÓN
Artículos 83 - 85 - 86 - 92 - 181 - 201 - 329 - 342 - 413 - 436 - 442 y 449 del Código Procesal
Penal
En el Libro Primero del Código, diversas normas se refieren al tema.
El artículo 83 del Código determina que, entre las actuaciones que realiza la Policía sin orden previa,
en su letra d) está la de identificar a los testigos y de consignar las declaraciones que éstos presten
voluntariamente.

19
Según el artículo 85 del Código, relacionado con las actuaciones de la Policía sin orden previa, los
funcionarios tienen la facultad de solicitar la identificación de cualquiera persona , en casos fundados,
tales como la existencia de un indicio y que ella ha cometido o intentado cometer un crimen o simple
delito, que se disponga a cometerlo o que pueda suministrar informaciones útiles para la indagación de un
crimen o un simple delito. La identificación se debe realizar en el lugar en que la persona se encuentra, por
medio de documentos de identificación expedidos por la autoridad pública, como cédula de identidad,
licencia de conducir o pasaporte. El funcionario policial tiene la obligación de otorgar a la persona
facilidades para encontrar y para exhibir estos instrumentos.
En caso de negativa de una persona, de acreditar su identidad; o si, habiendo recibido las facilidades
del caso, no le es posible hacerlo, la Policía lo debe conducir a la Unidad policial más cercana, para fines
de identificación. Si no le ha sido posible acreditar su identidad, se le deben dar, en ese lugar, facilidades
para procurar una identificación satisfactoria, por otros medios distintos de los ya mencionados. Si esto
último no resulta posible, se debe ofrecer, a la persona, ponerla en libertad de inmediato, si autoriza por
escrito que se le tomen las huellas digitales, las que sólo pueden ser utilizadas para fines de identificación.
La facultad policial de requerir la identificación de una persona, debe ejercerse de la forma más
expedita posible. En caso alguno, el conjunto de procedimientos detallados en los incisos precedentes,
puede extenderse por un plazo mayor de cuatro horas, transcurridas las cuales, la persona debe ser puesta
en libertad.
En cualquier caso en que haya sido necesario conducir a la unidad policial a la persona cuya
identidad se trata de averiguar, según el artículo 85 del Código, el artículo 86 establece que el funcionario
que practica el traslado tiene la obligación de informar al sujeto, verbalmente, de su derecho a que se
comunique a su familia o a la persona que él indique de su permanencia en el cuartel policial. El afectado
no podrá ser ingresado a celdas o calabozos, ni mantenido en contacto con personas detenidas.
Está prohibido a los funcionarios policiales, informar a los medios de comunicación social, acerca de
la identidad de detenidos, imputados, víctimas, testigos, ni de otras personas que se encuentren o que
puedan resultar vinculadas a la investigación de un hecho punible. Artículo 92.

******

En el Libro Segundo, el artículo 181 determina que la investigación se debe llevar a cabo de modo de
consignar y de asegurar todo cuanto conduzca a la comprobación del hecho y a la identificación de los
partícipes del mismo. Ver, la explicación Investigación.
En cuanto al hallazgo de un cadáver, ver la explicación Accidente en la Vía Pública y Levantamiento
de Cadáver. Artículo 201.
El artículo 329 señala que, en la audiencia del juicio oral, el Juez Presidente de la Sala debe
identificar al Perito o al Testigo; y ordenar que preste juramento o promesa de decir verdad.
El artículo 342, sobre el contenido de la sentencia definitiva del juicio oral, en su letra a) establece la
mención del tribunal y la fecha de su dictación, la identificación del acusado y la del de los acusadores.

******

En el Libro Tercero, no hay normas que se refieran al tema.

******

En el Libro Cuarto, el artículo 413, señala que en el contenido de la sentencia que se dicta en el
procedimiento abreviado, en su letra a), que se debe consignar la mención del tribunal, la fecha de su
dictación y la identificación de los intervinientes.
El fallo que acoge la solicitud de extradición activa, se debe dirigir al Ministerio de Relaciones
Exteriores, pidiendo que se practiquen las gestiones diplomáticas que sean necesarias para obtener la
extradición. Se debe acompañar, además, copia de la formalización de la investigación, que se ha dirigido

20
en contra del imputado, de los antecedentes que la han motivado o de la resolución firme que ha recaído
en el procedimiento, si se trata de un condenado; de los textos legales que tipifican y que sancionan el
delito, de los referentes a la prescripción de la acción y de la pena; y toda la información conocida sobre la
filiación, identidad, nacionalidad y residencia del imputado. Artículo 436.
En el caso de extradición pasiva, el artículo 442 del Código establece, entre los requisitos de la
solicitud formal, en su letra a), la identificación del imputado.
Por último, el artículo 449, atinente al fallo de la extradición pasiva, el tribunal debe concederla si
estima comprobada la existencia de varias circunstancias y, en su letra a), la identidad de la persona cuya
extradición se solicita.

Nº 422.- IDENTIDAD, IDENTIFICACION E INDIVIDUALIZACION. IMPUTADOS, PERITOS,


TESTIGOS. FORMULARIO
Artículos 83 y 85 del Código Procesal Penal
ACTA DE CONTROL DE IDENTIDAD
En la ciudad de ………………….., a …………… días del mes de ……….. del año 200….., siendo
las …..…:….... horas, por existir indicios que hubiese cometido o intentado cometer un crimen, simple
delito o falta, de que se dispusiere a cometerlo, o de que pudiere suministrar informaciones útiles para la
indagación de un crimen, simple delito o falta, se procedió a control de identidad de las siguientes
personas, quienes se identificaron como:
1. Don(ña): ............................................, Cédula Nacional de Identidad Nº ………., de nacionalidad
………, Estado Civil …….., Profesión u Oficio ……….., domiciliado en................ Nº …., de la comuna
……., de la ciudad………..;
2. Don(ña): ............................................, Cédula Nacional de Identidad Nº ………., de nacionalidad
………, Estado Civil …….., Profesión u Oficio ……….., domiciliado en................ Nº …., de la comuna
……., de la ciudad……….. ;
3. Don(ña): ............................................, Cédula Nacional de Identidad Nº ………., de nacionalidad
………, Estado Civil …….., Profesión u Oficio ……….., domiciliado en................ Nº …., de la comuna
……., de la ciudad………..
Por existir indicios que permiten estimar que oculta objetos importantes para la investigación y como
medida de seguridad al momento de realizar el procedimiento policial, se procedió a practicar el examen
de …………Vestimentas ………… Equipaje ………… Vehículo, con las siguientes observaciones:
a)………………………………………………………………………………….... b)
………………………………………………………………………………....…
c)…………………………………………………………………………....…........
La identificación se realizó en el lugar en que la persona se encontraba, por medio de su cédula de
identidad y licencia de conducir. El funcionario otorgó a las personas las facilidades para encontrar y
exhibir estos instrumentos.
Los procedimientos dirigidos a obtener la identificación fueron realizados de la forma más expedita
posible, luego de los cuales las personas fueron puestas en libertad.
Leída la presente acta, se ratifico y firmó por el funcionario policial a cargo de la diligencia y por las
personas sometidas a control de identidad, a quienes se les dio copia de la misma, declarando recibirla a su
entera satisfacción.
OBSERVACIONES:
ANTECEDENTES POLICIALES:
DOCUMENTACION QUE SE ADJUNTA:
TIPO DOCUMENTO NUMERO DOCUMENTO FECHA DOCUMENTO
C/ID.Nº C/ID. Nº
C/ID.Nº C/ID.Nº

21
CARABINEROS QUE EFECTUARON LA DILIGENCIA (TESTIGOS)
GRADOS NOMBRES Y APELLIDOS FIRMAS
__________________
DE SERVICIO

******

NOTA: Artículo 85.- Control de identidad. Los funcionarios policiales señalados en el artículo 83
podrán, además, sin orden previa de los fiscales, solicitar la identificación de cualquier persona en casos
fundados, tales como la existencia de un indicio de que ella hubiere cometido o intentado cometer un
crimen, simple delito o falta, de que se dispusiere a cometerlo, o de que pudiere suministrar informaciones
útiles para la indagación de un crimen, simple delito o falta. La identificación se realizará en el lugar en
que la persona se encontrare, por medio de documentos de identificación expedidos por la autoridad
pública, como cédula de identidad, licencia de conducir o pasaporte. El funcionario policial deberá otorgar
a la persona facilidades para encontrar y exhibir estos instrumentos. Ley Nº 19.789 Art. único Nº 4 a)
D.O. 30.01.2002.
Durante este procedimiento, la policía podrá proceder al registro de las vestimentas, equipaje o
vehículo de la persona cuya identidad se controla. Ley Nº 19.789 Art. único Nº 4 a) D.O. 30.01.2002.
En caso de negativa de una persona a acreditar su identidad, o si habiendo recibido las facilidades del
caso no le fuere posible hacerlo, la policía la conducirá a la unidad policial más cercana para fines de
identificación. En dicha unidad se le darán facilidades para procurar una identificación satisfactoria por
otros medios distintos de los ya mencionados, dejándola en libertad en caso de obtenerse dicho resultado.
Si no resultare posible acreditar su identidad, se le tomarán huellas digitales, las que sólo podrán ser
usadas para fines de identificación y, cumplido dicho propósito, serán destruidas.
Los procedimientos dirigidos a obtener la identificación de una persona en los casos a que se refiere
el presente artículo, deberán realizarse de la forma más expedita posible, y el abuso en su ejercicio podrá
ser constitutivo del delito previsto y sancionado en el artículo 255 del Código Penal. En caso alguno estos
procedimientos podrán extenderse en su conjunto a un plazo superior a las seis horas, transcurridas las
cuales la persona que ha estado sujeta a ellos deberá ser puesta en libertad.
Artículo 86.- Derechos de la persona sujeta a control de identidad. En cualquier caso que hubiere sido
necesario conducir a la unidad policial a la persona cuya identidad se tratare de averiguar en virtud del
artículo precedente, el funcionario que practicare el traslado deberá informarle verbalmente de su derecho
a que se comunique a su familia o a la persona que indicare, de su permanencia en el cuartel policial. El
afectado no podrá ser ingresado a celdas o calabozos, ni mantenido en contacto con personas detenidas.

Nº 423.- IDENTIFICACION DEL CADAVER (DIFUNTO). EXPLICACIÓN


Artículos 201 y 202 del Código Procesal Penal
En la explicación ACCIDENTE EN LA VIA PUBLICA Y LEVANTAMIENTO DEL CADAVER,
hemos consignado el procedimiento que se debe aplicar en tal caso.
El artículo 201 del Libro II del Código de Procedimiento Penal, determina el caso en que se produzca
el hallazgo de un cadáver y que hubiere motivo para sospechar que la muerte de una persona fuere el
resultado de un hecho punible.
El Fiscal, en este caso debe proceder, antes de la inhumación del cadáver o inmediatamente después
de su exhumación, a practicar el reconocimiento e identificación del difunto y a ordenar la autopsia.
El cadáver, una vez practicada la autopsia, podrá entregarse a los parientes del difunto o a quiénes
invocaren título o motivo suficiente, previa autorización del Fiscal.
El artículo 202 se refiere al caso de la exhumación del cadáver, cuando pudiere resultar de utilidad
para la investigación de un hecho punible, lo que resuelve el Juez de Garantía.

22
Practicado el examen o la autopsia correspondiente, se debe proceder a la inmediata sepultura del
cadáver.

******

Nº 424.- IDENTIFICACION DEL CADAVER (DIFUNTO). FISCAL AL REGISTRO CIVIL.


FORMULARIO
Artículos 19 y 180 del Código Procesal Penal
OFICIO
Ministerio Público
Fiscalía Regional de ............
Fiscalía Local de ...............................
En ......................, a .........., de ................. de 2..........
R.U.C. Nº: .....................................
OFICIO Nº: ................
IDENTIFICACION DE CADAVER
Sr. (a)....................................................
Do(ña)…………………………………..
Director Regional del Servicio de Registro Civil
PRESENTE
En investigación Rol Unico de Causa (R. U. C.) Nº ......, por el delito de ....................., solicito a Ud.
identificar un cadáver N.N. que se encuentra en el Servicio Médico Legal de .................................., para
establecer si corresponde o no a don(ña) .........................................; todo lo anterior, de acuerdo a las
normas de los artículos 19 y 180 del Código Procesal Penal.
Saluda atentamente a Ud.,
..................................... (Nombre y Firma)
Fiscal Adjunto de la Fiscalia Local de la ciudad de ............

******

NOTA: Artículo 19.- Requerimientos de información, contenido y formalidades. Todas las


autoridades y órganos del Estado deberán realizar las diligencias y proporcionar, sin demora, la
información que les requirieren el ministerio público y los tribunales con competencia penal. El
requerimiento contendrá la fecha y lugar de expedición, los antecedentes necesarios para su cumplimiento,
el plazo que se otorgare para que se llevare a efecto y la determinación del fiscal o tribunal requirente.
Con todo, tratándose de informaciones o documentos que en virtud de la ley tuvieren carácter secreto,
el requerimiento se atenderá observando las prescripciones de la ley respectiva, si las hubiere, y, en caso
contrario, adoptándose las precauciones que aseguraren que la información no será divulgada.
Si la autoridad requerida retardare el envío de los antecedentes solicitados o se negare a enviarlos, a
pretexto de su carácter secreto o reservado y el fiscal estimare indispensable la realización de la actuación,
remitirá los antecedentes al fiscal regional quien, si compartiere esa apreciación, solicitará a la Corte de
Apelaciones respectiva que, previo informe de la autoridad de que se tratare, recabado por la vía que
considerare más rápida, resuelva la controversia. La Corte adoptará esta decisión en cuenta. Si fuere el
tribunal el que requiriere la información, formulará dicha solicitud directamente ante la Corte de
Apelaciones.
Si la razón invocada por la autoridad requerida para no enviar los antecedentes solicitados fuere que
su publicidad pudiere afectar la seguridad nacional, la cuestión deberá ser resuelta por la Corte Suprema.

23
Aun cuando la Corte llamada a resolver la controversia rechazare el requerimiento del fiscal, por
compartir el juicio de la autoridad a la que se hubieren requerido los antecedentes, podrá ordenar que se
suministren al ministerio público o al tribunal los datos que le parecieren necesarios para la adopción de
decisiones relativas a la investigación o para el pronunciamiento de resoluciones judiciales.
Las resoluciones que los ministros de Corte pronunciaren para resolver estas materias no los
inhabilitarán para conocer, en su caso, los recursos que se dedujeren en la causa de que se tratare.
Artículo 180.- Investigación de los fiscales. Los fiscales dirigirán la investigación y podrán realizar
por sí mismos o encomendar a la policía todas las diligencias de investigación que consideraren
conducentes al esclarecimiento de los hechos.
Sin perjuicio de lo dispuesto en el Párrafo 1º de este Título, dentro de las veinticuatro horas siguientes
a que tomare conocimiento de la existencia de un hecho que revistiere caracteres de delito de acción penal
pública por alguno de los medios previstos en la ley, el fiscal deberá proceder a la práctica de todas
aquellas diligencias pertinentes y útiles al esclarecimiento y averiguación del mismo, de las circunstancias
relevantes para la aplicación de la ley penal, de los partícipes del hecho y de las circunstancias que
sirvieren para verificar su responsabilidad. Asimismo, deberá impedir que el hecho denunciado produzca
consecuencias ulteriores.
Los fiscales podrán exigir información de toda persona o funcionario público, los que no podrán
excusarse de proporcionarla, salvo en los casos expresamente exceptuados por la ley.

******

Nº 425.- IMPLICANCIAS Y RECUSACIONES. EXPLICACIÓN


Artículos 75 - 76 - 281 - 318 - 356 y 374 del Código Procesal Penal
En el Libro Primero, el artículo 75 del Código determina que, planteada la inhabilitación del Juez de
Garantía, quien deba subrogarlo conforme a la ley, debe continuar conociendo de todos los trámites
anteriores a la audiencia de preparación del juicio oral, la que no se puede realizar, hasta que se resuelva la
inhabilitación.
En cuanto a la inhabilitación de los jueces del tribunal del juicio oral, el artículo 76 establece que
debe plantearse, a más tardar, en el plazo fatal de tres días siguientes a la notificación de la resolución que
fija fecha para el juicio oral; y se debe resolver con anterioridad al inicio de la respectiva audiencia.
Cuando los hechos que constituyen la causal de implicancia o recusación, llegan a conocimiento de la
parte con posterioridad al vencimiento del plazo previsto en el inciso anterior y antes del inicio del juicio
oral, el incidente respectivo debe ser promovido al iniciarse la audiencia del juicio oral.
Con posterioridad al inicio de la audiencia del juicio oral, no se pueden deducir incidentes relativos a
la inhabilitación de los jueces que integren el tribunal. Con todo, si cualquiera de los jueces advierte un
hecho nuevo, constitutivo de causal de inhabilidad, el tribunal puede declararla de oficio.
El tribunal colegiado debe continuar funcionando, con exclusión del o de los miembros inhabilitados,
si éstos pueden ser reemplazados de inmediato según el artículo 281 inciso 5º; o si continúa integrado por,
a lo menos, dos jueces que han concurrido a toda la audiencia. En este caso, están obligados a alcanzar
unanimidad, para pronunciar la sentencia definitiva. Si no se cumple con alguna de estas condiciones, se
debe anular todo lo obrado en el juicio oral.

******

El artículo 281 relacionado con las actuaciones previas al juicio oral, el Juez Presidente debe indicar
el nombre de los jueces que van a integrar la sala. Con la aprobación del Juez Presidente del Comité de
Jueces, debe convocar a un número de jueces mayor de tres, para que la integren, cuando existan
circunstancias que permitan presumir que, con el número ordinario, no se podrá dar cumplimiento a lo

24
exigido en el artículo 284; o sea, la presencia ininterrumpida de los jueces -además del Ministerio Público-
en el juicio oral.
En el Libro Segundo, el artículo 318 establece que los peritos no pueden ser inhabilitados. No
obstante, durante la audiencia del juicio oral, se les puede dirigir preguntas orientadas a determinar su
imparcialidad e idoneidad, así como el rigor técnico o científico de sus conclusiones. Las partes o el
tribunal, podrán requerir al perito información acerca de su remuneración y la adecuación de ésta a los
montos usuales para el tipo de trabajo realizado.

******

En el Libro Tercero sobre recursos, el artículo 356 establece que no se puede suspender la vista de la
causa de un recurso penal por falta de jueces que puedan integrar la sala. Si es necesario, se debe
interrumpir la vista de recursos civiles, para que se integren a la sala jueces no inhabilitados. En
consecuencia, la audiencia sólo se suspenderá si no se alcanza, con los jueces que conforman, ese día, el
tribunal, el mínimo de miembros no inhabilitados que deban intervenir en ella.
Por último, el artículo 374, relacionado con los motivos absolutos del recurso de nulidad, procede
ésta, entre otras causales, cuando la sentencia ha sido pronunciada por un tribunal incompetente o no
integrado por los jueces designados por la ley; cuando ha sido pronunciada por un Juez de Garantía o con
la concurrencia de un Juez de tribunal de juicio oral en lo penal, legalmente implicado, o cuya recusación
esté pendiente o haya sido declarada por tribunal competente; y cuando ha sido acordada por un menor
número de votos o pronunciada por menor número de jueces que el requerido por la ley; o con la
concurrencia de jueces que no han asistido al juicio.

******

En el Libro Cuarto no hay normas atinentes al tema.

******

A continuación, transcribimos la explicación atinente al epígrafe, relacionado con las normas del
Código de Procedimiento Civil y el Código Orgánico de Tribunales.

******

IMPLICANCIA(S) Y RECUSACION(ES). EXPLICACIÓN


I.- IMPLICANCIAS Y RECUSACIONES DE LOS MINISTROS Y DE JUECES
Estas personas pueden perder su competencia, para conocer de asuntos determinados, por implicancia
o por recusación, declarada por quienes se expresará más adelante. Las causales de implicancia y de
recusación, están señaladas en los artículos 195 y 196 del Código Orgánico de Tribunales.
En tales casos, los jueces inhabilitados serán subrogados en la forma dicha en el artículo 121 del
Código de Procedimiento Civil.
El artículo 199 del Código Orgánico de Tribunales, expresa que los jueces que se consideren
comprendidos en alguna de las causas legales de implicancia o de recusación, deberán, tan pronto como
tengan noticia de ello, hacerlo constar en el proceso, declarándose inhabilitados para continuar
funcionando; o pidiendo que se haga -esta declaración- por el tribunal de que formen parte.
No obstante, se necesitará de solicitud previa para declarar la inhabilidad de los jueces de la Corte
Suprema y los de las Cortes de Apelaciones, fundada en cualquiera de las causales de recusación; y de los
demás jueces, producida por el hecho de ser parte o tener interés, en el pleito, una sociedad anónima de
que éstos sean accionistas, sin perjuicio, en uno y otro caso, de que se haga constar -en el proceso- la
existencia de la causal.

25
El artículo 200 del Código Orgánico de Tribunales, agrega que la implicancia de los jueces puede y
debe ser declarada de oficio o a petición de parte.
La recusación sólo podrá entablarse por la parte a quien, según la presunción de la ley, puede
perjudicar la falta de imparcialidad que se supone en el juez.
La tramitación de las implicancias y de las recusaciones, está reglamentada en los artículos 113 a 128
del Código de Procedimiento Civil.
El artículo 114 de este Código expresa que la declaración de implicancia y de recusación, cuando
haya de fundarse en causa legal, deberá pedirse antes de toda gestión que ataña al fondo del negocio; o
antes de que comience a actuar la persona en contra de quien se dirige, siempre que la causa alegada exista
ya y que sea conocida de la parte.
Si la causa es posterior, o no ha llegado a conocimiento de la parte, ésta deberá proponerla tan pronto
como tenga noticia de ella. No justificándose esta última circunstancia, será desechada, la solicitud, a
menos que se trate de una implicancia.
Los artículos 115 y 116 del mismo Código, 200, 202, 203 y 204 del Código Orgánico de Tribunales,
señalan los jueces competentes para conocer de los incidentes de implicancia y recusación.
Junto con el escrito de implicancia o de recusación, debe acompañarse una boleta de consignación, en
arcas fiscales, por las cantidades indicadas en el artículo 118 del Código de Procedimiento Civil, el que
fue modificado por la Ley Nº 18.705. D.O. de 24.5.1988.
El artículo 123 del mismo Código, expresa que, paralizado el incidente de implicancia o de
recusación por más de diez días, sin que la parte que lo haya promovido haga gestiones conducentes para
ponerlo en estado de que sea resuelto, el tribunal lo declarará, “de oficio”, abandonado, con citación del
recusante.
Las apelaciones en contra de las resoluciones que se pronuncien sobre los incidentes de implicancia y
de recusación, están regidas por los artículos 126 del Código de Procedimiento Civil y 205 del Código
Orgánico de Tribunales.

******

II.- RECUSACION GRACIOSA


Como ya se expresó, las solicitudes de implicancia o de recusación se tramitan incidentalmente. Sin
embargo, el artículo 124 expresa que, antes de pedir la recusación de un Juez, al tribunal que deba conocer
del incidente, podrá -el recusante- ocurrir al mismo recusado, si funciona solo, o al tribunal de que forme
parte, exponiéndole la causa en que la recusación se funda y pidiéndole que la declare, sin más trámite.
Esta forma de recusación se ha dado en llamar “recusación graciosa” o “voluntaria”, y se diferencia
de la ordinaria en lo siguiente:
a) La recusación graciosa o voluntaria se solicita y se falla, sin tramitación incidental.
b) No es necesario, según nuestro concepto, que las causas de la recusación graciosa sean
-precisamente- las legales; basta que se trate de hechos que resten imparcialidad al Juez de la causa.
c) En contra de la resolución que niega la recusación graciosa, no procede el recurso de queja, sino
sólo el de apelación, en el caso del artículo 126.
d) La recusación ordinaria debe pedirse como primera gestión, cuando se funda en causa legal y atañe
el fondo de la causa, si ésta existe de antemano; pero puede pedirse primero, recusación graciosa, sin
perder el derecho a la recusación ordinaria.
e) En la recusación graciosa no es necesario acompañar boleta de consignación en arcas fiscales.

******

26
III.- RECUSACION DE LOS ABOGADOS INTEGRANTES
Para la implicancia y recusación de los Abogados Integrantes de las Cortes, rigen las mismas normas
que para los Ministros. Sin embargo, el artículo 198 del Código Orgánico de Tribunales autoriza -a las
partes- para recusar, sin expresión de causa, a un Abogado Integrante.
Este derecho no puede ejercerse, en cada litigio, sino respecto de hasta dos Abogados Integrantes,
aunque sea mayor el número de las partes litigantes.

******

IV.- IMPLICANCIAS Y RECUSACIONES DE LOS AUXILIARES DE LA


ADMINISTRACION DE JUSTICIA
Las implicancias y recusaciones en contra los Defensores Públicos y demás Oficiales del Ministerio
Público, Relatores, Secretarios y Receptores, están reglamentadas en los artículos 483 a 491 del Código
Orgánico de Tribunales.
Los Receptores pueden ser recusados sin expresión de causa por una sola vez, por cada parte, en un
mismo juicio. Los demás auxiliares deben serlo con expresión de causa y con prueba de la causal legal.
El artículo 491 expresa que la implicancia y la recusación de los auxiliares de la Administración de
Justicia, se reclamarán ante el tribunal que conozca del negocio en que aquéllos deban intervenir y se
admitirán, sin más trámite, cuando no necesiten fundarse en causa legal. La misma norma está dada en el
artículo 117 del Código de Procedimiento Civil.
El artículo 118 del este Código señala las sumas que deben consignarse, en arcas fiscales, para
solicitar la inhabilitación.

******

La Ley Nº 18.705, de 24 de Mayo de 1988, agregó, al artículo 113 del Código de Procedimiento
Civil, un inciso 3º, del tenor siguiente:
“Si la recusación afectare a un abogado integrante, el Presidente de la respectiva Corte procederá de
inmediato a formar sala, salvo que ello no fuere posible por causa justificada”.
En consecuencia, para recusar a un Abogado Integrante, reiteramos, no necesario efectuar
consignación alguna.
No es igual, el caso de recusaciones o de implicancias de Magistrados y de funcionarios judiciales
ordinarios.
Según el inciso 1º del artículo 118 del Código de Procedimiento Civil, que no fue modificado por la
ley dicha, el declarado pobre, no debe efectuar consignación alguna. Ver “PRIVILEGIO DE POBREZA”.
La aludida Ley Nº18.705 aumentó la cuantía de la consignación para implicar o para recusar un
Magistrado y sustituyó el inciso 2º del art. 118 del Código de Procedimiento Civil, por el siguiente:
“En la implicancia o la recusación del Presidente, Ministro o Fiscal de la Corte Suprema, una unidad
tributaria mensual. En la del Presidente, Ministros o Fiscales de una Corte de Apelaciones, media unidad
tributaria mensual. En la de un juez letrado o de un subrogante legal, juez árbitro, defensor público,
relator, perito, secretario o receptor, un cuarto de unidad tributaria mensual”.
La misma ley modificatoria sustituyó el artículo 125, de tal recopilación, por el siguiente:
“Producida alguna de las situaciones previstas en el art. 199 del Código Orgánico de Tribunales
respecto de las causales de recusación, la parte a quien, según la presunción de la ley, pueda perjudicar la
falta de imparcialidad que se supone en el juez, deberá alegar la inhabilidad correspondiente dentro del
plazo de cinco días contados desde que se le notifique la declaración respectiva. Si así no lo hiciere, se
considerará renunciada la correspondiente causal de recusación. Durante este plazo, el juez se considerará
inhabilitado para conocer de la causa y se estará a lo dispuesto en el artículo 121 de este Código”.
La intención clara de la ley es la de evitar el exceso de implicancias y/o de recusaciones y con ello,
impedir que se haga “chicana” o “tinterillaje”, para demorar la tramitación de los juicios, tanto al exigir

27
una mayor consignación –reajustable- como por el plazo fatal dentro del cual se debe “alegar” o formular,
bajo apercibimiento de tenerse por renunciada, la inhabilidad.

******

NOTA: Artículo 75.- Inhabilitación del juez de garantía. Planteada la inhabilitación del juez de
garantía, quien debiere subrogarlo conforme a la ley continuará conociendo de todos los trámites
anteriores a la audiencia de preparación del juicio oral, la que no se realizará hasta que se resolviere la
inhabilitación.
Artículo 76.- Inhabilitación de los jueces del tribunal del juicio oral. Las solicitudes de inhabilitación
de los jueces del tribunal de juicio oral deberán plantearse, a más tardar, dentro de los tres días siguientes
a la notificación de la resolución que fijare fecha para el juicio oral, y se resolverán con anterioridad al
inicio de la respectiva audiencia.
Cuando los hechos que constituyeren la causal de implicancia o recusación llegaren a conocimiento
de la parte con posterioridad al vencimiento del plazo previsto en el inciso anterior y antes del inicio del
juicio oral, el incidente respectivo deberá ser promovido al iniciarse la audiencia del juicio oral.
Con posterioridad al inicio de la audiencia del juicio oral, no podrán deducirse incidentes relativos a
la inhabilitación de los jueces que integraren el tribunal. Con todo, si cualquiera de los jueces advirtiere un
hecho nuevo constitutivo de causal de inhabilidad, el tribunal podrá declararla de oficio.
El tribunal continuará funcionando con exclusión del o de los miembros inhabilitados, si éstos
pudieren ser reemplazados de inmediato en virtud de lo dispuesto en el inciso quinto del artículo 281, o si
continuare integrado por, a lo menos, dos jueces que hubieren concurrido a toda la audiencia. En este
último caso, deberán alcanzar unanimidad para pronunciar la sentencia definitiva. Si no se cumpliere
alguna de estas condiciones, se anulará todo lo obrado en el juicio oral.
Artículo 281.- Fecha, lugar, integración y citaciones. El juez de garantía hará llegar el auto de
apertura del juicio oral al tribunal competente, dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes a su
notificación. También pondrá a disposición del tribunal de juicio oral en lo penal las personas sometidas a
prisión preventiva o a otras medidas cautelares personales.
Una vez distribuida la causa, cuando procediere, el juez presidente de la sala respectiva procederá de
inmediato a decretar la fecha para la celebración de la audiencia del mismo, la que deberá tener lugar no
antes de quince ni después de sesenta días desde la notificación del auto de apertura del juicio oral.
Señalará, asimismo, la localidad en la cual se constituirá y funcionará el tribunal de juicio oral en lo
penal, si se tratare de alguno de los casos previstos en el artículo 21 A del Código Orgánico de Tribunales.
En su resolución, el juez presidente indicará también el nombre de los jueces que integrarán la sala.
Con la aprobación del juez presidente del comité de jueces, convocará a un número de jueces mayor de
tres para que la integren, cuando existieren circunstancias que permitieren presumir que con el número
ordinario no se podrá dar cumplimiento a lo exigido en el artículo 284.
Ordenará, por último, que se cite a la audiencia de todos quienes debieren concurrir a ella. El acusado
deberá ser citado con, a lo menos, siete días de anticipación a la realización de la audiencia, bajo los
apercibimientos previstos en los artículos 33 y 141, inciso cuarto.
Artículo 318.- Improcedencia de inhabilitación de los peritos. Los peritos no podrán ser inhabilitados.
No obstante, durante la audiencia del juicio oral podrán dirigírseles preguntas orientadas a determinar su
imparcialidad e idoneidad, así como el rigor técnico o científico de sus conclusiones. Las partes o el
tribunal podrán requerir al perito información acerca de su remuneración y la adecuación de ésta a los
montos usuales para el tipo de trabajo realizado.
Artículo 356.- Prohibición de suspender la vista de la causa por falta de integración del tribunal. No
podrá suspenderse la vista de un recurso penal por falta de jueces que pudieren integrar la sala. Si fuere
necesario, se interrumpirá la vista de recursos civiles para que se integren a la sala jueces no inhabilitados.
En consecuencia, la audiencia sólo se suspenderá si no se alcanzare, con los jueces que conformaren ese
día el tribunal, el mínimo de miembros no inhabilitados que debieren intervenir en ella.
Artículo 374.- Motivos absolutos de nulidad. El juicio y la sentencia serán siempre anulados:

28
a) Cuando la sentencia hubiere sido pronunciada por un tribunal incompetente, o no integrado por los
jueces designados por la ley; cuando hubiere sido pronunciada por un juez de garantía o con la
concurrencia de un juez de tribunal de juicio oral en lo penal legalmente implicado, o cuya recusación
estuviere pendiente o hubiere sido declarada por tribunal competente; y cuando hubiere sido acordada por
un menor número de votos o pronunciada por menor número de jueces que el requerido por la ley, o con
concurrencia de jueces que no hubieren asistido al juicio;
b) Cuando la audiencia del juicio oral hubiere tenido lugar en ausencia de alguna de las personas cuya
presencia continuada exigen, bajo sanción de nulidad, los artículos 284 y 286;
c) Cuando al defensor se le hubiere impedido ejercer las facultades que la ley le otorga;
d) Cuando en el juicio oral hubieren sido violadas las disposiciones establecidas por la ley sobre
publicidad y continuidad del juicio;
e) Cuando, en la sentencia, se hubiere omitido alguno de los requisitos previstos en el artículo 342,
letras c), d) o e);
f) Cuando la sentencia se hubiere dictado con infracción de lo prescrito en el artículo 341, y
g) Cuando la sentencia hubiere sido dictada en oposición a otra sentencia criminal pasada en
autoridad de cosa juzgada.

******

Nº 426.- IMPLICANCIA. FORMULARIO


Artículos 75 y 76 del Código Procesal Penal
FORMULA INCIDENTE DE IMPLICANCIA
S. J. L. del ....... º Juzgado de Garantía de la ciudad de ................
.........................., Abogado, por la parte del interviniente don ........., en su carácter de imputado, en
autos seguidos en contra de éste, Rol Unico de Causa (R. U. C.) Nº……………......, por el delito
de ..............., a US., respetuosamente, digo:
Solicito que el tribunal tenga por interpuesta implicancia de US., debido a que ...............
Fundo esta solicitud en la norma del artículo 75 del Código Procesal Penal y en los siguientes
documentos: ...................
En consecuencia, procede que US. tenga a bien hacer lugar a esta solicitud y resolver que US no
podrá continuar conociendo del asunto de autos.
POR TANTO,
RUEGO A US.: se sirva acoger esta solicitud, declarar que la causa seguirá siendo conocida por el
Subrogante legal, que es el Sr. Juez de Garantía del ....º Juzgado del Crimen de esta ciudad.
................................................... (Nombre y Firma)
Abogado

******

NOTA 1: Si la inhabilitación es de un miembro del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal, se refiere el


artículo 76, en vez del 75.
NOTA 2: Artículo 75.- Inhabilitación del juez de garantía. Planteada la inhabilitación del juez de
garantía, quien debiere subrogarlo conforme a la ley continuará conociendo de todos los trámites
anteriores a la audiencia de preparación del juicio oral, la que no se realizará hasta que se resolviere la
inhabilitación.
Artículo 76.- Inhabilitación de los jueces del tribunal del juicio oral. Las solicitudes de inhabilitación
de los jueces del tribunal de juicio oral deberán plantearse, a más tardar, dentro de los tres días siguientes

29
a la notificación de la resolución que fijare fecha para el juicio oral, y se resolverán con anterioridad al
inicio de la respectiva audiencia.
Cuando los hechos que constituyeren la causal de implicancia o recusación llegaren a conocimiento
de la parte con posterioridad al vencimiento del plazo previsto en el inciso anterior y antes del inicio del
juicio oral, el incidente respectivo deberá ser promovido al iniciarse la audiencia del juicio oral.
Con posterioridad al inicio de la audiencia del juicio oral, no podrán deducirse incidentes relativos a
la inhabilitación de los jueces que integraren el tribunal. Con todo, si cualquiera de los jueces advirtiere un
hecho nuevo constitutivo de causal de inhabilidad, el tribunal podrá declararla de oficio.
El tribunal continuará funcionando con exclusión del o de los miembros inhabilitados, si éstos
pudieren ser reemplazados de inmediato en virtud de lo dispuesto en el inciso quinto del artículo 281, o si
continuare integrado por, a lo menos, dos jueces que hubieren concurrido a toda la audiencia. En este
último caso, deberán alcanzar unanimidad para pronunciar la sentencia definitiva. Si no se cumpliere
alguna de estas condiciones, se anulará todo lo obrado en el juicio oral.

******

Nº 427.- IMPUTADO O INCULPADO. EXPLICACIÓN


Artículos 4º - 7º - 8º - 10 - 12 - 13 - 59 - 62 - 91 - 92 - 93 - 94 - 95 -97 - 98 - 99 - 100 – 101 102 -
104 - 105 - 106 - 107 - 123 - 126 - 127 - 135 - 138 - 141 - 142 - 146 - 150 - 151 – 154 179 - 182 - 183 -
184 - 193 - 194 - 195 - 196 - 197 - 204 - 213 - 218 - 222 - 231 - 232 – 235 237 - 239 241 - 250 - 252 - 255
- 261 - 268 - 269 - 271 - 274 - 275 - 282 - 283 - 309 – 330 336 - 338 - 360 391 - 392 - 393 - 394 - 395 -
396 - 406 - 412 - 434 - 436 - 437 - 439 – 442 445 - 448 - 458 - 465 - 466 y 479 del Código Procesal
Penal
Del Libro Primero del Código de Procedimiento Penal, los siguientes artículos dicen relación con el
rubro.
El artículo 4º establece la presunción de inocencia del imputado, pues ninguna persona será
considerada culpable ni tratada como tal, en tanto no fuere condenada por una sentencia firme.
La calidad de imputado le concede las facultades, derechos y garantías que la Constitución Política, el
Código y otras leyes le reconocen y puede hacer valer todos esos desde la primera actuación del
procedimiento dirigido en su contra y hasta la completa ejecución de la sentencia. Para este efecto, el
mismo artículo define qué se entiende por primera actuación. Artículo 7º.
El imputado tiene derecho a ser defendido por un Abogado desde la primera actuación del
procedimiento que se dirija en su contra.
El imputado en persona tiene derecho de formular los planteamientos y las alegaciones que considere
oportunos, así como intervenir, directamente, en todas las actuaciones judiciales y en las demás del
procedimiento, salvo las excepciones expresamente previstas en el Código. Artículo 8º.
En cualquiera actuación del procedimiento en que el Juez de Garantía estime que el imputado no está
en condiciones de ejercer los derechos y garantías constitucionales o legales, debe adoptar de oficio o a
petición de parte, las medidas necesarias para permitir dicho ejercicio.
Si las medidas que resuelve el Juez no son suficientes para evitar que se produzca una afectación
sustancial de los derechos del imputado, tiene la obligación de ordenar la suspensión del procedimiento y
debe citar a los intervinientes a una audiencia que se debe celebrar con los que asistan. A continuación,
debe resolver la continuación del procedimiento o el sobreseimiento temporal del mismo. Artículo 10.
En nuestro concepto, si procede que se discuta un sobreseimiento definitivo, se debe citar a otra
audiencia especial.
Los intervinientes en el juicio, son los enumerados en el artículo 12 del Código; entre los cuales se
encuentra el imputado de un delito.
La sentencia de tribunales extranjeros, de absolución o de condena, se cumplen en Chile en la forma
que expresa el artículo 13 del Código, a cuyo texto nos remitimos.

30
Tiene relación con el imputado, lo expresado en el artículo 59 del Código, atinente a la acción civil, a
cuya explicación nos referimos. Se puede demandar al imputado, según la misma norma -ver demanda- de
que conoce el propio Juez de Garantía. El imputado debe oponer las excepciones correspondientes al
contestar la demanda civil en la oportunidad señalada en el artículo 263, a cuya norma nos remitimos.
Además, puede señalar los vicios formales de que adolece la demanda civil, requiriendo su corrección.
En su contestación, debe indicar los medios de prueba de que piensa valerse, como se dice en el
artículo 259. Artículo 62.
El imputado no tiene obligación de responder a las preguntas de la Policía, si no está presente su
Abogado defensor. En este caso, el interrogatorio se limitará a las preguntas tendientes a constatar la
identidad del sujeto. Pero, el imputado tiene el derecho de manifestar que desea declarar, caso en el cual la
Policía tiene la obligación de tomar las medidas necesarias, para que la declaración sea inmediata ante el
Fiscal. Si esto no es posible, la Policía podrá consignar las declaraciones que se allane a prestar el
imputado, bajo la responsabilidad y con la autorización del Fiscal. El Abogado defensor tiene el derecho
de incorporarse, siempre y en cualquier momento a esta diligencia. Artículo 91.
Está prohibido a los funcionarios policiales informar a los medios de comunicación social, acerca de
la identidad de los detenidos, de los imputados, de las víctimas, de los testigos, ni de otras personas que se
encuentran o que pueden resultar vinculadas a la investigación de un hecho punible. Artículo 92.
Al respecto, nos parece que los fiscales y también los Magistrados deben ser celosos en el
cumplimiento de esta obligación.
Por un lado, existen funcionarios a los cuales les agrada mucho aparecer en noticias y en fotografías,
con el éxito de una investigación, con o sin detenido: y, por otro, es fácil que los medios puedan tentar a
funcionarios con beneficios o gratificaciones especiales, para obtener primicias de información.
Existen, en el Código, normas especiales privativas relacionadas con el imputado.
El párrafo 4º del Título IV del Libro Primero del Código -artículos 93 a 98- dice relación con los
derechos y garantías del imputado; y los artículos 99 a 101, dicen relación con los mismos derechos en
relación con el imputado rebelde.
El artículo 93 del Código enumera las garantías que las leyes confieren al imputado.
En la letra a), la obligación, de manera específica y clara, acerca de los hechos que se le imputan y los
derechos que le otorgan la Constitución y las leyes. Ver Derechos del detenido y del preso.
La letra b), el ser asistido por un Abogado, desde los actos iniciales de la investigación.
La letra c), el solicitar diligencias de investigación destinadas a desvirtuar las imputaciones que se le
formulen.
La letra d), el solicitar, directamente al Juez, que cite a una audiencia, a la cual podrá concurrir con su
Abogado o sin él, con el fin de prestar declaración sobre los hechos materia de la investigación.
La letra e), el solicitar que se active la investigación y conocer el contenido de ésta, salvo cuando
alguna parte de la investigación ha sido declarada secreta y sólo por el tiempo que esa declaración se
prolongue.
La letra f) el solicitar el sobreseimiento definitivo de la causa y recurrir de apelación contra la
resolución que lo rechace.
La letra g), el guardar silencio o, en caso de consentir en prestar declaración, a no hacerlo bajo
juramento. Queda la duda acerca de si se le puede exigir promesa de decir verdad. Nuestro criterio es que
se le puede exhortar a que diga la verdad.
La letra h), el no ser sometido a tortura ni a otros tratos crueles, inhumanos o degradantes; y
La letra i), el no ser juzgado en ausencia, sin perjuicio de las responsabilidad que se deriven para el
imputado de la situación de rebeldía.
El artículo 94 señala que en el imputado privado de libertad, tiene, además de lo dicho, las siguientes
garantías y derechos:
a) Que se le exprese, específica y claramente el motivo de su privación de libertad y, salvo el caso de
delito flagrante, a que se le exhiba el mandato que la dispuso.
b) Que el funcionario a cargo del procedimiento de detención o de aprehensión, le informe de los
derechos a que se refiere el inciso 2? del artículo 135, que diremos más adelante.

31
c) Ser conducido, sin demora, ante el tribunal que ordenó su detención.
d) Solicitar, del tribunal -Juez de Garantía- que le conceda la libertad.
e) Que el encargado de la guardia del recinto policial al cual fuere conducido, informe, en su
presencia, al familiar o a la persona que el imputado indique, que ha sido detenido, o sometido a prisión;
el motivo de estar detenido o preso y el lugar en donde se encuentra privado de la libertad.
f) Entrevistarse, privadamente, con su Abogado defensor, según el régimen del establecimiento de
detención, el que sólo contemplará las restricciones necesarias para el mantenimiento del orden y la
seguridad del recinto
g) Tener a sus expensas, las comodidades o ocupaciones compatibles del establecimiento en que se
encuentre. En esta materia, es necesario destacar que no siempre es fácil, para el imputado privado de la
libertad, tener las comodidades a las que tiene derecho; que, muchas veces, se les impide trabajar y que, a
veces, para trabajar, debe contribuir.
h) Por último, el derecho de recibir visitas y de comunicarse por escrito o por cualquier otro medio,
salvo lo dispuesto en el artículo 151, cosa que aclararemos más adelante.
En relación con las visitas, muchas veces, se ponen inconvenientes, incluso al Abogado defensor,
cosa que debe terminar con el nuevo procedimiento.
En cuanto a las comunicaciones, no tan sólo no se dan facilidades para recibirlas o para despacharlas,
sino que se abre la correspondencia, en forma arbitraria.
El imputado privado de la libertad tiene el derecho de recurrir de amparo ante el Juez de Garantía.
Artículo 95. Ver. Recurso. Amparo. Ante el Juez de Garantía.
En cuanto a todos los derechos y garantías del imputado, tanto el Juez como los fiscales, como los
funcionarios policiales, deben dejar constancia, en los registros respectivos, conforme al avance del
procedimiento, de haber cumplido con las normas de los artículos 93 y 94 del Código Artículo 97.
El imputado tiene siempre, como medio de defensa, durante el procedimiento y en cualquiera de sus
etapas, el derecho de prestar declaración como un medio de defenderse de la imputación del caso.
La declaración judicial del imputado se debe prestar en la audiencia a la cual pueden concurrir todos
los intervinientes en el procedimiento, para cuyo efecto deben ser citados.
La declaración del imputado, reitera la ley, no podrá recibirse bajo juramento. El Juez se limitará a
exhortarlo a que diga la verdad y responda, con claridad y precisión, las preguntas que se le formularen.
Regirá, correspondientemente, lo dispuesto en el artículo 326.
Si el imputado o su Abogado defensor solicitan la práctica de diligencias de investigación, el Juez
tiene la facultad de recomendar, al Ministerio Público, su realización, cuando lo considere necesario para
el ejercicio de la defensa y el respeto del principio de objetividad.
Si el imputado no sabe la lengua castellana o si fuere sordo o mudo -lógicamente, el sordomudo- se
debe proceder a tomarle la declaración según los incisos 3º y 4º del artículo 29; vale decir todo en forma
oral, dictando las resoluciones fundadas verbalmente que se entienden notificadas en el acto, debiendo
constar en el registro del juicio, siendo prohibida la admisión de argumentos o peticiones por escrito; pero
los que no pueden hablar o no lo saben hacer en el idioma castellano, deben intervenir por escrito o por
medio de intérpretes.
El acusado sordo o el que no puede entender el idioma castellano, debe ser asistido por un intérprete
que le debe comunicar el contenido de los actos del juicio. Artículo 98.
La norma del artículo 326, dice relación con la defensa y declaración del imputado, según el artículo
8º del Código y el acusado –imputado- tiene derecho de prestar declaración y de manifestar libremente lo
que crea por conveniente respecto de la o de las acusaciones formuladas.
Luego, podrá ser interrogado directamente por el Fiscal, por el querellante y por el Abogado
defensor, en este mismo orden. Finalmente el o los jueces pueden formularle preguntas destinadas a
aclarar sus dichos.
En cualquier estado del juicio, el acusado puede solicitar ser oído, con el fin de aclarar o de
complementar sus dichos.
En relación con el imputado rebelde, ver la explicación Rebeldía.
El artículo 99 fija los casos en que el imputado debe ser declarado rebelde:

32
a) cuando, decretada judicialmente su detención o prisión preventiva, no sea habido; o
b) cuando, habiéndose formalizado la investigación en contra del que esté en país extranjero, no sea
posible obtener su extradición.
La declaración de rebeldía debe ser pronunciada por el Juez ante el que deba comparecer;
generalmente, el Juez de Garantía. Artículo 100.
Los efectos de la rebeldía se encuentran en el artículo 101 del Código. Se tienen por notificadas
personalmente al rebelde, todas las resoluciones que se dicten en el procedimiento.
La investigación no se suspende por la declaración de rebeldía del imputado y el procedimiento debe
continuar hasta la realización de la audiencia de preparación del juicio oral, en la cual se podrá dictar
sobreseimiento definitivo o sobreseimiento temporal, según el mérito de lo obrado.
Si la declaración de rebeldía se produce durante la etapa del juicio oral, el procedimiento se debe
sobreseer temporalmente, hasta que el imputado comparezca o sea habido.
Este sobreseimiento afectará sólo al rebelde y el procedimiento debe continuar con respecto de los
imputados presentes.
El imputado que sea habido, debe pagar las costas causadas con su rebeldía, a menos que justifique,
debidamente, su ausencia. Artículo 101.
El imputado, según el artículo 102 del Código, que reitera lo establecido en el artículo 8º, siempre
tiene el derecho de designar, libremente, uno o más Abogados defensores de su confianza. Ver la
explicación Abogado defensor y Derechos del Abogado.
El Abogado defensor podrá ejercer todos los derechos y facultades que la ley reconoce al imputado, a
menos que, expresamente, éste se reserve su ejercicio, en forma personal, lo cual resuelve el Juez. Artículo
104.
Si existen varios imputados en un mismo proceso, puede haber un Abogado defensor común, salvo
incompatibilidad.
Si el tribunal advierte una real o eventual incompatibilidad, la debe hacer presente a los afectados y
les debe otorgar un plazo para que la resuelvan o para que designen los Abogados defensores que se
requieran, con el fin de evitar la incompatibilidad. Si vencido el plazo, la situación de incompatibilidad no
ha sido resuelta o no han sido designados el o los Abogados defensores necesarios, el mismo tribunal debe
determinar cuáles imputados quedan sin defensor y debe proceder a efectuar los nombramientos
correspondientes. Artículo 105.
En cuanto a la renuncia del Abogado defensor y el abandono de la defensa, del artículo 106, a cuyo
texto nos remitimos, ver las explicaciones Abandono de la defensa y Renuncia del Abogado defensor.
La designación de un Abogado defensor penal público no afecta al derecho que tiene el imputado de
elegir, posteriormente, otro letrado de su confianza; pero la sustitución no produce efectos, hasta que el
Abogado defensor designado acepta el mandato y fija domicilio. Artículo 107.
Cuando sea necesaria la presencia del imputado ante el Juez, éste debe disponer su citación judicial,
según el artículo 33. Artículo 123. Ver explicación sobre Citación.
Lo propio, cuando sea el Tribunal Colegiado el que precise de la presencia del imputado.
El imputado en contra de quien se ha emitido una orden de detención, por cualquiera autoridad
competente, podrá ocurrir, siempre, ante el Juez correspondiente para solicitar un pronunciamiento sobre
la procedencia de tal medida o la procedencia de cualquiera otra medida cautelar. Artículo 126.
Recordamos que, excepcionalmente, hay autoridades distintas que el Juez de Garantía, que pueden
dictar mandatos de detención, la autoridad administrativa, como el Intendente, en su caso.
La detención judicial, salvo los casos en que no procede la detención, sino que otras medidas, se
ordena por el Juez, a solicitud del Fiscal, para ser conducido a la presencia de aquél, sin previa citación
cuando, de otra manera, la comparecencia puede ser demorada o dificultada.
También, se debe decretar la detención del imputado cuya presencia en una audiencia judicial sea
condición de ésta y que, legalmente citado, no comparece, sin causa justificada. Artículo 127.
En relación con la facultad de detención que tiene cualquier tribunal del crimen en caso de delito
cometido dentro de la sala de su despacho, la detención en caso de flagrancia, la situación de flagrancia,
los plazos de la detención, la comparecencia judicial del detenido, el ingreso de personas detenidas a los

33
establecimientos penitenciarios, la citación en caso de flagrancia, la información que se debe dar al
detenido, la fiscalización del cumplimiento de informar al detenido y la difusión de los derechos de éste,
se encuentran, en detalle en la explicación Detención. Ver, además, Derechos del detenido y del preso.
La ley confirma las normas vigentes de detención en la residencia del imputado en los casos de
defensa propia y de defensa de los derechos de un extraño del artículo 10 Nº 6 del Código Penal que
determina la presunción legal de que concurren las circunstancias previstas en los Nºs. 4º y 5º, cualquiera
que sea el daño que se ocasione al agresor respecto de aquél que rechaza el escalamiento en los términos
indicados en el Nº 1 del artículo 440 del Código Penal, en una casa, en un departamento u oficina
habitados o en sus dependencias; o si es de noche, en un local comercial o industrial o del que impida o
trate de impedir la consumación de los delitos señalados en los artículos 141, 142, 361, 365 inciso 2º, 390,
391, 433 y 436 del mismo Código; vale decir los delitos de sustracción de un menor, de secuestro de una
persona, de determinados delitos sexuales, de parricidio, de homicidio calificado, de homicidio simple, de
robo con violencia o intimidación y de robo por sorpresa. Ver la explicación Delitos sexuales y ver,
además, explicación sobre Libertad.
En cuanto a la prisión preventiva, ver la explicación respectiva.
El imputado que obtiene alguna de las medidas alternativas a la privación o restricción de libertad,
tiene la obligación de permanecer en el juicio hasta su término, de presentarse a los actos de
procedimiento y a la ejecución de la sentencia, inmediatamente que sea requerido o citado, según los
artículos 33 y 123. Ver, explicación sobre Citación. Artículo 141.
En relación con la tramitación de la solicitud de prisión preventiva, ver la explicación respectiva.
Se puede solicitar tal medida, en cualquiera etapa de la investigación, respecto del imputado en contra
de quien se ha formalizado la investigación, caso en el cual el Juez está obligado a fijar una audiencia para
la resolución de la solicitud, citando a ella al imputado, su Abogado defensor y los demás intervinientes.
La presencia del imputado y la de su Abogado defensor, constituye un requisito de validez de la
audiencia en que se resuelva la solicitud de prisión preventiva.
Una vez expuestos los fundamentos de la solicitud por el que la ha formulado, el tribunal debe oír, en
todo caso, al Abogado defensor del imputado, a los demás intervinientes si estuvieren presentes y que
quieran hacer uso de la palabra; y al imputado mismo. Artículo 142.
El imputado que se encuentra en prisión preventiva, puede ser autorizado por el Juez para reemplazar
tal medida por una caución económica suficiente, cuyo monto debe fijar.
La caución puede consistir, en el depósito, por el imputado o por otra persona, de dinero o de valores;
la constitución de prendas o hipotecas; o la fianza de una o más personas idóneas, calificadas por el
tribunal. Artículo 146. Ver Libertad.
La norma del artículo 150 del Código, establece la ejecución de la medida de prisión preventiva, a
cuya explicación nos remitimos.
El mismo artículo determina que el imputado será tratado, en todo momento, como inocente,
reiterando la norma del artículo 4º del Código, dicha más arriba. Además, la prisión preventiva no es una
pena y no se pueden provocar otras limitaciones que las necesarias para evitar la fuga del imputado y para
garantizar la seguridad de los demás internos y de los funcionarios.
Se debe protección a la integridad física del imputado, especialmente, las medidas destinadas a la
separación de los jóvenes y los no reincidentes, respecto de la población penitenciaria de mayor
peligrosidad.
En relación con la posibilidad de la salida diaria del imputado, ver la explicación Salida diaria.
Beneficios.
Cualquiera restricción que la autoridad penitenciaria imponga al imputado, es obligación de
comunicarla, inmediatamente, al Tribunal, con sus fundamentos. Este podrá dejarla sin efecto,
convocando, si lo estima necesario, a una audiencia para su examen.
Lógicamente, mientras el Juez resuelve, la medida especial no puede ser ejecutada.
El imputado tiene derecho, como se dice más arriba, de comunicarse siempre con su Abogado;
siempre con el tribunal y con terceros. Pero, el tribunal puede, a petición del Fiscal, restringir las

34
comunicaciones hasta por un máximo de diez días. El artículo 151 determina, que, además, en ningún
caso, la medida puede consistir en el encierro, en celda de castigo o celda solitaria.
En cuanto a la orden de prisión preventiva o a la orden de detención, en contra de un imputado, debe
contener los requisitos del artículo 154 del Código, a cuyo texto nos remitimos. Ver, también, Orden de
prisión.

******

El Libro Segundo del Código, contiene las siguientes normas.


El artículo 179 dice relación con lo que el Código llama “autodenuncia” y que, en realidad, no lo es.
La autodenuncia significa confesar ser responsable de un delito y reconocer, al tribunal, al Fiscal o a
la Policía, su calidad de hechor.
Tal artículo, dice relación con que alguien imputa a otro, el haber participado en la comisión de un
hecho ilícito y que éste tiene el derecho de concurrir, ante el Ministerio Público y de solicitar que se
investigue la imputación de que ha sido objeto.
Si el Fiscal respectivo se niega a proceder, la persona imputada puede ocurrir ante las autoridades
superiores del Ministerio Público, con el objeto de que revisen tal decisión.
Estas autoridades son los fiscales regionales y el Fiscal Nacional en su caso.
Las actuaciones de investigación realizadas por el Ministerio Público y por la Policía, deben ser
secretas para los terceros ajenos al procedimiento.
El imputado y los demás intervinientes tienen el derecho de examinar los registros y los documentos
de la investigación fiscal y policial, habitualmente por medio de su Abogado defensor.
Pero el Fiscal, puede disponer que determinadas actuaciones, registros y documentos sean
mantenidos en secreto, respecto del imputado o respecto de los demás intervinientes, para la eficacia de la
investigación. En este caso, debe identificar las piezas o actuaciones secretas, de modo que no se vulnere
la reserva y debe fijar un plazo no superior a cuarenta días para la mantención del secreto.
El imputado -y cualquier otro interviniente- puede solicitar al Juez de Garantía que ponga término al
secreto o que lo limite.
La declaración misma del imputado, puede decretarse secreta.
Los funcionarios, reitera el artículo 182, que han participado en la investigación y terceros están
obligados a guardar secreto respecto de las diligencias. Ver Secreto.
El imputado, al igual que los demás intervinientes, pueden solicitar, al Fiscal, todas las diligencias
que consideren pertinentes y útiles para el esclarecimiento de los hechos.
Si el Fiscal rechaza la solicitud, existe el derecho de reclamación ante las autoridades del Ministerio
Público. Artículo 183.
El imputado -y los demás intervinientes- pueden ser autorizados por el Fiscal, para asistir a todas las
actuaciones o diligencias que deba practicar. El Fiscal puede impartirle instrucciones y puede excluirlos en
cualquier momento. Artículo 184.
El imputado tiene la obligación de comparecer ante el Fiscal, cuando éste lo disponga.
Si se encuentra privado de libertad, pedirá la autorización del Juez y si el imputado está en prisión
preventiva basta una autorización del Juez para que el Fiscal pueda citar al imputado en cualquier
momento, mientras se mantenga la medida de prisión preventiva. Artículo 193.
El imputado puede allanarse a prestar declaración ante el Fiscal y, si se trata de su primera
declaración, antes de comenzarla, el Fiscal le debe comunicar, detalladamente cuál es el hecho que se le
atribuye, con todas las circunstancias de tiempo, lugar y modo de comisión, en la medida conocida,
incluyendo aquellas que sean de importancia para su calificación jurídica, las disposiciones legales que
resultan aplicables y los antecedentes que la investigación arroja en su contra. Luego, el imputado, tiene el
derecho de declarar, cuanto tenga por conveniente, sobre el hecho del caso.
En todo caso, el imputado no podrá negarse a proporcionar, al Ministerio Público, su completa
identidad y está obligado a responder a las preguntas que se le dirigen, con respecto a su identificación. En

35
el registro de la declaración se hará constar la negativa del imputado, de responder una o más preguntas.
Artículo 194. Ver Identidad, Identificación e Individualización.
En la explicación, Métodos prohibidos, coacción, amenaza o promesa se contiene la norma del
artículo 195 del Código.
Si la declaración del imputado se prolonga por mucho tiempo, o si se le han dirigido un número de
preguntas tan considerable que provoque su agotamiento, se le debe conceder el descanso prudente y
necesario, para su recuperación.
Se debe hacer constar en el registro, el tiempo invertido en el interrogatorio al imputado. Artículo
196.
En relación con los exámenes corporales que se deban realizar al imputado -y, también, al ofendido-
ver la explicación Lesiones y ver Delitos sexuales. Artículo 197 y ver Hospitales…
Cuando se ha dictado una orden de detención en contra del imputado, se puede también, dictar una
orden de entrada y registro, a cuya explicación nos remitimos. Artículo 204 y siguientes.
Para evitar la fuga del imputado, en caso de una orden de entrada y registro, el Juez de Garantía,
puede disponer las medidas de vigilancia del caso, ver explicación respectiva. Artículo 213. Respecto del
imputado, a petición del Fiscal, el Juez puede autorizar, por resolución fundada, la retención de la
correspondencia postal, telegráfica o de otra clase y los envíos dirigidos al imputado o remitidos por él.
Ver Interceptación de comunicaciones y de transmisiones. Arts. 218 y 219.
Los artículos 222 a 225 se refieren precisamente a la interceptación de comunicaciones telefónicas.
Ver la misma explicación.
En la audiencia de formalización de la investigación, el Juez ofrece la palabra al Fiscal, para que
exponga verbalmente los cargos que presente en contra de los imputados y las solicitudes que éste efectúa
al tribunal. Enseguida, el imputado puede manifestar lo que estime conveniente.
Luego, el Juez debe abrir debate sobre las demás peticiones que los intervinientes plantearen.
El imputado puede reclamar, ante las autoridades del Ministerio Público, de la formalización de la
investigación realizada en su contra, cuando considera que ésta ha sido arbitraria. Artículo 232.
En la audiencia de formalización de la investigación, a cuya explicación nos referimos, el imputado
tiene el derecho de realizar las alegaciones que correspondan y ofrecer a su turno, pruebas.
Al término de la audiencia el Juez debe dictar auto de apertura del juicio oral. Pero, podrá suspender
la audiencia y postergar esta resolución otorgando, al imputado, un plazo no menor de quince ni mayor de
treinta días, dependiendo de la naturaleza del delito, para plantear sus solicitudes de prueba.
Las resoluciones que el Juez dicte no son susceptibles de recurso alguno. Artículo 235.
En el sistema de suspensión condicional del procedimiento, a cuya explicación nos remitimos. el
Fiscal, con el acuerdo del imputado, podrá solicitar, al Juez de Garantía, la suspensión condicional del
procedimiento. Artículo 237.
Si el imputado incumple, sin justificación, grave y reiteradamente, las condiciones impuestas en la
suspensión del procedimiento; o si es objeto de una nueva formalización de la investigación, por hechos
distintos, el Juez, a petición del Fiscal, o por solicitud de la víctima, debe revocar la suspensión
condicional del procedimiento y éste debe continuar según las reglas generales.
La resolución del caso es susceptible del recurso de apelación. Artículo 239.
En cuanto a los acuerdos reparatorios, del artículo 241 a 246, ver la explicación respectiva.
Una de las causales para dictar sobreseimiento definitivo, a cuya explicación nos remitimos, según el
artículo 250 letra b), es que procede cuando aparece claramente establecida la inocencia del imputado.
Lo propio, según la letra d) del mismo artículo 250, cuando se ha extinguido la responsabilidad penal
del imputado o cuando, según la letra e), sobreviene un hecho, que, con arreglo a la ley, pone fin a dicha
responsabilidad. Asimismo, según la letra f), cuando el hecho de que se trata ha sido materia de un
procedimiento penal en el que ha recaído sentencia firme respecto del imputado. Ver Sobreseimiento y ver
Delito Imprescriptible y Delito Inadmistiable.
En cuanto al sobreseimiento temporal, según el artículo 252 letra b) procede cuando el imputado no
comparece al procedimiento y ha sido declarado rebelde, según lo dispuesto en los artículos 99 y
siguientes, a cuyos textos nos remitimos.

36
Según la letra c) del mismo artículo se dicta sobreseimiento temporal, cuando el imputado cae en
enajenación mental. Ver Enajenación mental y enajenado mental.
El sobreseimiento es total cuando se refiere a todos los delitos y a todos los imputados y es parcial en
todos los demás casos.
Así, se debe continuar el procedimiento respecto de aquellos delitos o respecto de aquellos imputados
a los que no se extienda tal sentencia de sobreseimiento total. Artículo 255.
Entre las actuaciones del querellante, del artículo 261 del Código, según la letra a), puede adherir a la
acusación del Ministerio Público o presentar acusación particular. En este segundo caso, podrá plantear
una calificación distinta de los hechos; otras formas de participación del acusado (imputado); solicitar otra
pena o ampliar la acusación del Fiscal, extendiéndola a hechos o a imputados distintos, siempre que hayan
sido objeto de la formalización de la investigación.
Si el imputado no ha ejercido, por escrito, las facultades previstas en el artículo 263, a cuyo texto nos
remitimos, el Juez le debe otorgar la oportunidad de efectuarlo verbalmente en la audiencia de preparación
del juicio oral. Artículo 268.
En la audiencia del juicio oral, es requisito de validez de la misma, la presencia del Fiscal y la del
Abogado defensor del imputado.
Si no comparece este último, el tribunal debe declarar el abandono de la defensa; debe designar un
Abogado defensor de oficio al imputado y debe disponer la suspensión de la audiencia, por un plazo que
no exceda de cinco días, con el objeto de permitir que el Abogado defensor designado se interiorice del
caso. La ausencia o abandono injustificados, de la audiencia, por parte del Abogado defensor -o del Fiscal,
debe ser sancionada conforme lo previsto en el artículo 287; vale decir, con suspensión del ejercicio de
Abogado, hasta por dos meses. Lo propio, si hace abandono de la audiencia que se está desarrollando. Ver
Abogado. Artículo 269.
Si el imputado ha planteado excepciones de previo y especial pronunciamiento -ver explicación
pertinente- en la audiencia de preparación del juicio oral, el Juez debe abrir debate sobre la cuestión.
Artículo 271.
En cuanto a la unión –acumulación- y a la separación -desacumulación- de acusaciones, el artículo
274 se refiere a la materia. Ver Unión, agrupación o acumulación de investigaciones y de acusaciones y
ver Separación o desacumulación de investigaciones, acusaciones y juicios.
En lo atinente a las convenciones probatorias, del artículo 275 del Código, ver la explicación
respectiva.
El artículo 282 del Código se refiere al principio de continuidad del juicio oral. Ver la explicación
respectiva.
La audiencia del juicio oral se suspende por las causales señaladas en el artículo 252. Ver la
explicación sobre Suspensión de la audiencia del juicio oral.
Sin embargo, es obligatorio seguir adelante con la audiencia en caso de rebeldía del imputado a quien
se le ha otorgado la posibilidad de prestar declaración en el juicio oral, siempre que el tribunal estime que
su ulterior presencia, no resulta indispensable para la prosecución del juicio; o cuando sólo falte la
dictación de la sentencia .
La suspensión de la audiencia o la interrupción del juicio oral, por un período que exceda de diez
días, impide su continuación y el tribunal tiene la obligación de decretar (sic) la nulidad de lo obrado en él
y ordenar su reinicio. Artículo 283.
En cuanto a la declaración de testigos de los intervinientes (entre los cuales se encuentra el imputado)
ver artículo 309 y la explicación Prueba. Testigos.
En lo tocante a los métodos de interrogación del artículo 330 del Código, ver explicación sobre
Métodos prohibidos, coacción, amenaza o promesa. A petición de alguno de los intervinientes o partes
-entre éstas, el imputado, el tribunal puede ordenar la recepción de pruebas, que ella no hubiere ofrecido
oportunamente, cuando justifique no haber sabido de su existencia, sino hasta ese momento. Ver Prueba.
Oportunidad. Artículo 336.
Producidas las pruebas en la audiencia del juicio oral, el Juez Presidente de la Sala, debe otorgar,
sucesivamente, la palabra al Fiscal, al acusador particular y al Abogado defensor, para que expongan sus

37
conclusiones. El tribunal debe tomar en consideración la extensión del juicio, para determinar el tiempo
que concederá al efecto.
Enseguida, se debe otorgar al Fiscal y al Abogado defensor del imputado -o el acusado- la posibilidad
de replicar. La audiencia termina otorgando al acusado -o el imputado- la palabra para que manifieste lo
que estime por conveniente y luego, se debe declarar cerrado el debate. Artículo 338.

******

En el Libro Tercero, sobre Recursos, una sola norma dice relación con el imputado.
El artículo 360 determina que debe haber decisión de los recursos y pronunciarse sobre las solicitudes
formuladas por los recurrentes -entre ellos, el imputado acusado- quedándole vedado extender el efecto de
su decisión a cuestiones no planteadas por los recurrentes; o más allá de los límites de lo solicitado. Ver la
explicación general de Recursos.
El mismo artículo establece que la decisión favorable que se dicte en favor de un acusado, aprovecha
a los demás imputados, a menos que los fundamentos hayan sido exclusivamente personales del
recurrente, de lo que se debe dejar constancia.
Interpuesto un recurso por un solo interviniente, la Corte no puede reformar el fallo en perjuicio de él.

******

En el Libro Cuarto, las siguientes normas dicen relación con el imputado.


El artículo 391, sobre procedimiento monitorio, establece los requisitos del requerimiento de faltas y,
en la letra a), se consigna la individualización del imputado. Ver Identidad, identificación e
individualización.
El artículo 392 establece el procedimiento monitorio que dice relación con los delitos faltas, que sólo
tienen sanción pecuniaria de multa.
El Fiscal propone el monto de la multa y así se resuelve.
Siempre en relación con el procedimiento monitorio de faltas, el tribunal tiene la obligación de
notificar el requerimiento al imputado y tiene la obligación de citar a todos los intervinientes al juicio
(Artículo 393). Ver Procedimiento simplificado y de faltas.
El procedimiento de faltas exige que el Juez instruya a la víctima y al imputado, sobre la posibilidad
de poner término al procedimiento, según el artículo 241; o sea, mediante acuerdos reparatorios. Ver
explicación respectiva. Artículo 394.
Efectuado lo anterior, el tribunal debe preguntar al imputado, si admite su responsabilidad en los
hechos contenidos en el requerimiento o si, por el contrario, solicita la realización del juicio.
En el primer caso, dicta sentencia de inmediato, sino son necesarias otras diligencias, imponiendo la
multa respectiva.
La ley establece que, si procede una pena de prisión, no se dicta en el acto, lo cual contiene un error,
pues ninguna falta de los artículos 494 y siguientes del Código Pernal, tiene, hoy día, pena de prisión.
Artículo 395.
Si el imputado solicita que se realice el juicio de procedimiento simplificado de faltas, éste se debe
llevar a cabo de inmediato y recibida la prueba, en su caso, se le pregunta al imputado si tiene algo que
agregar.
El Juez fija una nueva audiencia para los cinco días próximos, con el objeto de dar a conocer el texto
escrito del fallo. Artículo 396. Ver, además, explicación sobre Audiencia. Lectura de la sentencia.
En relación con el procedimiento abreviado de los artículos 406 y siguientes, ver la explicación
respectiva. En el mismo procedimiento, terminado el debate, el Juez de Garantía debe dictar sentencia. Si
es condenatoria, no se puede imponer una pena superior ni más desfavorable a la requerida por el Fiscal o
por el querellante, en su caso.
La sentencia condenatoria está prohibido emitirla exclusivamente sobre la base de la aceptación de
los hechos, por parte del imputado, distinto que el caso de delito falta, en el procedimiento monitorio.

38
En la sentencia del procedimiento abreviado cabe conceder algunas de las medidas alternativas de la
ley.
El fallo en este procedimiento, no se puede pronunciar sobre la demanda civil que haya sido
interpuesta Artículo 412.
En cuanto a la extradición activa se puede solicitar que el imputado sea detenido en el país en donde
se encuentra o que se adopte otra medida destinada a evitar su fuga. Artículo 434.
Ver Extradición activa y ver, además, Detención.
El fallo que acoge la solicitud de extradición activa, debe estar acompañado de los antecedentes del
caso, si se trata de un condenado y de los textos legales que tipifican y sancionan el delito y de las normas
referentes a la prescripción de la acción y de la pena; y toda la información conocida sobre la filiación,
identidad, nacionalidad y residencia del imputado.
Luego, la Corte de Apelaciones devuelve los antecedentes al Juzgado de origen. Artículo 436.
Si se obtiene la extradición activa del imputado, se lo debe conducir desde el país en que se
encuentra, hasta la Corte de Apelaciones; y ésta, ordena que el imputado sea puesto a disposición del
tribunal competente, para que cumpla la sentencia, si se ha dictado sentencia firme. Artículo 437.
Si existe multiplicidad de imputados en un mismo procedimiento, algunos en el extranjero y otros
presentes, se observan las disposiciones de los artículos 431 y siguientes, respecto de aquél cuya
extradición se solicita; y se debe proseguir sin interrupción, en contra de los presentes. Artículo 439.
En cuanto a la extradición pasiva, cabe la detención del imputado si así lo ha establecido el Tratado
respectivo, según el artículo 442, a cuyo texto nos remitimos. Ver, además, explicación sobre extradición
pasiva.
El imputado de extradición pasiva, en la audiencia del caso, tiene siempre derecho de prestar
declaración, ocasión en la que podrá ser, libre y directamente, interrogado por el Abogado representante
del Estado requirente y por su propio defensor. Artículo 445.
En la audiencia de extradición pasiva, el imputado, si lo desea, puede prestar declaración y, en caso
afirmativo, puede ser contrainterrogado.
Este termina la audiencia con su alegato personal o por medio de su Abogado defensor Artículo 448.
En cuanto al imputado que es enajenado mental, del artículo 458 del Código. Ver la explicación
Enajenación mental y Enajenado mental.
En cuanto al imputado que cae en enajenación mental, después de iniciado el procedimiento, del
artículo 465, ver la misma explicación.
En lo pertinente a la ejecución de la pena o a la ejecución de una medida de seguridad, los
intervinientes sólo pueden ser el Juez de Garantía, el Ministerio Público, el imputado y su Abogado
defensor. Artículo 466. Ver Ejecución de la sentencia condenatoria penal.
Por último, el artículo 479 del Código, que se refiere a los efectos de las sentencias, en caso de una
Revisión que, ahora, no es un Recurso, ver la explicación respectiva.

******

Nº 428.- IMPUTADO O INCULPADO. NUEVA DECLARACION. EXPLICACIÓN


Artículo 396 del Código Procesal Penal
En el procedimiento simplificado del Título I del Libro IV, procedimientos especiales y ejecución,
cuando el imputado solicitare, en vez de la resolución inmediata, la realización del juicio, éste se llevará a
cabo de inmediato, dándose lectura al requerimiento del Fiscal y a la querella si la hubiere. Luego, se oirá
a los comparecientes -intervinientes- y se recibirá la causa a prueba, tras lo cual se preguntará al imputado
si tuviere algo que agregar. Con su nueva declaración o sin ella, el Juez dictará sentencia de absolución o
de condena y fijará una nueva audiencia, para que, dentro de los cinco días próximos se dé a conocer el
texto escrito de la sentencia.

39
******

NOTA: Artículo 396.- Realización del juicio. Cuando el imputado solicitare la realización del juicio,
éste se llevará a cabo de inmediato, dándose lectura al requerimiento del fiscal y a la querella, si la
hubiere. En seguida se oirá a los comparecientes y se recibirá la prueba, tras lo cual se preguntará al
imputado si tuviere algo que agregar. Con su nueva declaración o sin ella, el juez pronunciará su decisión
de absolución o condena, y fijará una nueva audiencia, para dentro de los cinco días próximos, para dar a
conocer el texto escrito de la sentencia.
La audiencia no podrá suspenderse, ni aun por falta de comparecencia de alguna de las partes o por
no haberse rendido prueba en la misma.
Sin embargo, si no hubiere comparecido algún testigo o perito cuya citación judicial hubiere sido
solicitada de conformidad a lo dispuesto en el inciso tercero del artículo 393 y el tribunal considerare su
declaración como indispensable para la adecuada resolución de la causa, dispondrá lo necesario para
asegurar su comparecencia. La suspensión no podrá en caso alguno exceder de cinco días, transcurridos
los cuales deberá proseguirse conforme a las reglas generales, aun a falta del testigo o perito.

******

Nº 429.- IMPROCEDENCIA. EXPLICACIÓN


Artículos 141 - 290 - 318 - 350 - 364 - 383 - 387 - 438 y 476 del Código Procesal Penal
En el Libro Primero del Código, el artículo 141 señala que, en cuanto a la improcedencia de la prisión
preventiva (ver explicación), ésta no corresponde en los casos enumerados en la norma.

******

En el Libro Segundo, el artículo 290 del Código señala que los incidentes en la audiencia del juicio
oral, deben ser promovidos en esta misma; y resueltos de inmediato por el tribunal.
Las decisiones que recaen sobre estos incidentes no son susceptibles de recurso alguno.
Los peritos no pueden ser inhabilitados, sin perjuicio de que se les puede dirigir orientadas a
determinar su imparcialidad e idoneidad, así como el rigor técnico o científico de sus conclusiones.
Artículo 318.
La pena de muerte era improcedente con el solo mérito de presunciones, según el artículo 350, que
fue derogado por el artículo 62 de la Ley Nº 19.806, publicada en el Diario Oficial con fecha 31 de mayo
de 2002.

******

En el Libro Tercero sobre recursos, el artículo 364 establece que no procede el recurso de apelación
de las resoluciones dictadas por un tribunal de juicio oral en lo penal.
En lo tocante al recurso de nulidad, el tribunal ad quem debe declararlo inadmisible si concurren las
razones contempladas en el artículo 380, por improcedente o por extemporáneo. La resolución que lo
declara inadmisible, es susceptible de reposición, dentro de tercero día.
Sin embargo, si el recurso se ha deducido para ante la Corte Suprema, ésta no se pronuncia sobre su
admisibilidad, sino que ordena que sea remitido, junto con sus antecedentes a la Corte de Apelaciones
respectiva, para que, si lo estima admisible, entre a conocerlo y fallarlo, en los casos dichos en las letras
a), b) y c) del artículo 383, que son los siguientes:
a) Si el recurso se fundare en la causal prevista en el artículo 373, letra a), y la Corte Suprema
estimare que, de ser efectivos los hechos invocados como fundamento, serían constitutivos de alguna de
las causales señaladas en el artículo 374;

40
b) Si, respecto del recurso fundado en la causal del artículo 373, letra b), la Corte Suprema estimare
que no existen distintas interpretaciones sobre la materia de derecho objeto del mismo o, aun existiendo,
no fueren determinantes para la decisión de la causa, y
c) Si en alguno de los casos previstos en el inciso final del artículo 376, la Corte Suprema estimare
que concurre respecto de los motivos de nulidad invocados alguna de las situaciones previstas en las letras
a) y b) de este artículo.
La sentencia que falla un recurso de nulidad del juicio oral y del fallo (o sólo de este último), no es
susceptible de recurso alguno, sin perjuicio de la revisión, que ahora, no es un “recurso” y a cuya
explicación nos remitimos.
Tampoco es susceptible de recurso alguno la sentencia que se dicte en el nuevo juicio que se realiza
como consecuencia de la resolución que acoja el recurso de nulidad. No obstante si la sentencia es
condenatoria y la que se ha anulado ha sido absolutoria, procede el recurso de nulidad, a favor del
acusado, conforme a las reglas generales. Artículo 387.

******

En el Libro Cuarto, el artículo 487 señala que en lo pertinente a la extradición si la Corte de


Apelaciones declara no ser procedente la extradición, se deben devolver los antecedentes al tribunal, a fin
de que proceda según corresponda.
Si la extradición no es concedida por las autoridades del país en que el imputado se encuentra, se
debe comunicar el hecho al tribunal de Garantía, para idéntico fin.
Por último, el artículo 476, relacionado con la revisión determina que no puede probarse por testigos
los hechos en que se funda la solicitud de revisión.

******

NOTA: Artículo 141.- Improcedencia de la prisión preventiva. No se podrá ordenar la prisión


preventiva cuando ésta aparezca desproporcionada en relación con la gravedad del delito, las
circunstancias de su comisión y la sanción probable.
No procederá la prisión preventiva:
a) Cuando el delito imputado estuviere sancionado únicamente con penas pecuniarias o privativas de
derechos, o con una pena privativa o restrictiva de la libertad de duración no superior a la de presidio o
reclusión menores en su grado mínimo;
b) Cuando se tratare de un delito de acción privada, y
c) Cuando el tribunal considerare que, en caso de ser condenado, el imputado pudiere ser objeto de
alguna de las medidas alternativas a la privación o restricción de libertad contempladas en la ley y éste
acreditare tener vínculos permanentes con la comunidad, que den cuenta de su arraigo familiar o social.
Sin perjuicio de lo anterior, el imputado deberá permanecer en el lugar del juicio hasta su término,
presentarse a los actos del procedimiento y a la ejecución de la sentencia, inmediatamente que fuere
requerido o citado en conformidad a los artículos 33 y 123.
Podrá en todo caso decretarse la prisión preventiva en los eventos previstos en el inciso segundo
cuando el imputado hubiere incumplido alguna de las medidas cautelares previstas en el párrafo 6º de este
Título o cuando el tribunal considere que el imputado pudiere incumplir lo establecido en el inciso
precedente. Se decretará también la prisión preventiva del imputado que no hubiere asistido a la audiencia
del juicio oral, resolución que se dictará en la misma audiencia a petición del fiscal o del querellante.
La prisión preventiva no procederá respecto del imputado que se encontrare cumpliendo
efectivamente una pena privativa de libertad. Si por cualquier motivo fuere a cesar su cumplimiento
efectivo y el fiscal o el querellante estimaren procedente esta medida cautelar, o alguna de las medidas
previstas en el párrafo siguiente, podrán recabarla anticipadamente de conformidad a las disposiciones de
este Párrafo, a fin de que, si el tribunal acogiere la solicitud, la medida se aplique al imputado en cuanto
cese el cumplimiento efectivo de la pena, sin solución de continuidad.

41
Artículo 290.- Incidentes en la audiencia del juicio oral. Los incidentes promovidos en el transcurso
de la audiencia del juicio oral se resolverán inmediatamente por el tribunal. Las decisiones que recayeren
sobre estos incidentes no serán susceptibles de recurso alguno.
Artículo 318.- Improcedencia de inhabilitación de los peritos. Los peritos no podrán ser inhabilitados.
No obstante, durante la audiencia del juicio oral podrán dirigírseles preguntas orientadas a determinar su
imparcialidad e idoneidad, así como el rigor técnico o científico de sus conclusiones. Las partes o el
tribunal podrán requerir al perito información acerca de su remuneración y la adecuación de ésta a los
montos usuales para el tipo de trabajo realizado.
Artículo 350.- DEROGADO Art. 62 Ley Nº 19.806 D.O. 31.05.2002.
Artículo 364.- Resoluciones inapelables. Serán inapelables las resoluciones dictadas por un tribunal
de juicio oral en lo penal.
Artículo 383.- Admisibilidad del recurso en el tribunal ad quem. Transcurrido el plazo previsto en el
artículo anterior, el tribunal ad quem se pronunciará en cuenta acerca de la admisibilidad del recurso.
Lo declarará inadmisible si concurrieren las razones contempladas en el artículo 380, el escrito de
interposición careciere de fundamentos de hecho y de derecho o de peticiones concretas, o el recurso no se
hubiere preparado oportunamente.
Sin embargo, si el recurso se hubiere deducido para ante la Corte Suprema, ella no se pronunciará
sobre su admisibilidad, sino que ordenará que sea remitido junto con sus antecedentes a la Corte de
Apelaciones respectiva para que, si lo estima admisible, entre a conocerlo y fallarlo, en los siguientes
casos:
a) Si el recurso se fundare en la causal prevista en el artículo 373, letra a), y la Corte Suprema
estimare que, de ser efectivos los hechos invocados como fundamento, serían constitutivos de alguna de
las causales señaladas en el artículo 374;
b) Si, respecto del recurso fundado en la causal del artículo 373, letra b), la Corte Suprema estimare
que no existen distintas interpretaciones sobre la materia de derecho objeto del mismo o, aun existiendo,
no fueren determinantes para la decisión de la causa, y
c) Si en alguno de los casos previstos en el inciso final del artículo 376, la Corte Suprema estimare
que concurre respecto de los motivos de nulidad invocados alguna de las situaciones previstas en las letras
a) y b) de este artículo.
Artículo 387.- Improcedencia de recursos. La resolución que fallare un recurso de nulidad no será
susceptible de recurso alguno, sin perjuicio de la revisión de la sentencia condenatoria firme de que se
trata en este Código.
Tampoco será susceptible de recurso alguno la sentencia que se dictare en el nuevo juicio que se
realizare como consecuencia de la resolución que hubiere acogido el recurso de nulidad. No obstante, si la
sentencia fuere condenatoria y la que se hubiere anulado hubiese sido absolutoria, procederá el recurso de
nulidad en favor del acusado, conforme a las reglas generales.
Artículo 438.- Extradición activa improcedente o no concedida. Si la Corte de Apelaciones declarare
no ser procedente la extradición se devolverán los antecedentes al tribunal, a fin de que proceda según
corresponda.
Si la extradición no fuere concedida por las autoridades del país en que el imputado se encontrare, se
comunicará el hecho al tribunal de garantía, para idéntico fin.
Artículo 476.- Improcedencia de la prueba testimonial. No podrá probarse por testigos los hechos en
que se funda la solicitud de revisión.

******

Nº 430.- INADMISIBILIDAD. EXPLICACIÓN


Artículos 114 - 115 - 161 - 380 - 382 - 383 y 429 del Código Procesal Penal
En el Libro Primero del Código, tres normas se refieren al tema.

42
El artículo 114 establece cuándo no debe ser admitida a tramitación una querella, por el Juez de
Garantía. Ver la explicación Querella y Querellante.
La resolución que declara inadmisible una querella, es apelable; pero sin que, en la tramitación del
recurso, pueda disponerse la suspensión del procedimiento.
La resolución que admite a tramitación la querella es inapelable. Artículo 115.
En cuanto a las nulidades procesales -ver explicación respectiva- el artículo 161, determina la
oportunidad para solicitarlas.
No puede reclamarse la nulidad de actuaciones verificadas durante la etapa de investigación, después
de la audiencia de preparación del juicio oral. La solicitud de nulidad presentada extemporáneamente,
debe declararse inadmisible.

******

En el Libro Segundo no hay normas sobre el tema.

******

En el Libro Tercero, en lo pertinente al recurso de nulidad, el artículo 380 establece que la


inadmisibilidad sólo podrá fundarse en haberse deducido el recurso en contra de resolución que no sea
impugnable por este medio; o en haberse deducido fuera de plazo.
La resolución que declara la inadmisibilidad del recurso de nulidad, es susceptible de reposición, en
el plazo fatal de tercero día, corrido.
Ingresado el recurso de nulidad a la Corte, se debe abrir un plazo de cinco días, para que los demás
intervinientes, soliciten que se declare inadmisible; que adhieran a él o que formulen observaciones por
escrito.
La adhesión al recurso debe cumplir con todos los requisitos necesarios para interponerlo y su
admisibilidad se debe resolver de plano por la Corte. Artículo 382.
Transcurrido el plazo de cinco días para que las demás partes soliciten que se declare inadmisible el
recurso de nulidad, que adhieran a él o que formulen observaciones por escrito, el tribunal ad quem, debe
pronunciarse en cuenta, acerca de la admisibilidad del recurso.
Lo debe declarar inadmisible, si concurren las razones contempladas en el artículo 380, si no procede
el recurso o si fue interpuesto extemporáneamente. De esta resolución, se puede pedir reposición en el
plazo corrido de tercero día, por escrito.
Sin embargo, si el recurso se ha deducido para ante la Corte Suprema ésta no se pronuncia sobre su
admisibilidad sino que debe ordenar que sea remitido, junto con los antecedentes, a la Corte de
Apelaciones respectiva para que, si lo estima admisible, entre a conocerlo y fallarlo, en los casos signados
con las letras a), b) y c) del artículo 383, a cuyo texto nos remitimos y lo propio, a la explicación sobre
recurso de nulidad.

******

Por último, en el Libro Cuarto, en cuanto a la querella de capítulos, el artículo 429 establece que, si
en el caso del inciso 1º del artículo 425, la Corte de Apelaciones declara inadmisibles todos los capítulos
de la acusación comprendidos en la querella, tal resolución –sentencia- produce los efectos del
sobreseimiento definitivo total, respecto del Juez, Fiscal Judicial o Fiscal del Ministerio Público
favorecido con aquella declaración.
Si se trata de un delito de acción privada, el Juez de Garantía no admitirá a tramitación la querella
que, ante él, se hubiere presentado y deberá archivar los antecedentes.

******

43
NOTA: Artículo 114.- Inadmisibilidad de la querella. La querella no será admitida a tramitación por
el juez de garantía:
a) Cuando fuere presentada extemporáneamente, de acuerdo a lo establecido en el artículo 112;
b) Cuando, habiéndose otorgado por el juez de garantía un plazo de tres días para subsanar los
defectos que presentare por falta de alguno de los requisitos señalados en el artículo 113, el querellante no
realizare las modificaciones pertinentes dentro de dicho plazo;
c) Cuando los hechos expuestos en ella no fueren constitutivos de delito;
d) Cuando de los antecedentes contenidos en ella apareciere de manifiesto que la responsabilidad
penal del imputado se encuentra extinguida. En este caso, la declaración de inadmisibilidad se realizará
previa citación del ministerio público, y
e) Cuando se dedujere por persona no autorizada por la ley.
Artículo 115.- Apelación de la resolución. La resolución que declarare inadmisible la querella será
apelable, pero sin que en la tramitación del recurso pueda disponerse la suspensión del procedimiento.
La resolución que admitiere a tramitación la querella será inapelable.
Artículo 161.- Oportunidad para solicitar la nulidad. La declaración de nulidad procesal se deberá
impetrar, en forma fundada y por escrito, incidentalmente, dentro de los cinco días siguientes a aquél en
que el perjudicado hubiere tomado conocimiento fehaciente del acto cuya invalidación persiguiere, a
menos que el vicio se hubiere producido en una actuación verificada en una audiencia, pues en tal caso
deberá impetrarse verbalmente antes del término de la misma audiencia. Con todo, no podrá reclamarse la
nulidad de actuaciones verificadas durante la etapa de investigación después de la audiencia de
preparación del juicio oral. La solicitud de nulidad presentada extemporáneamente será declarada
inadmisible.
Artículo 380.- Admisibilidad del recurso en el tribunal a quo. Interpuesto el recurso, el tribunal a quo
se pronunciará sobre su admisibilidad.
La inadmisibilidad sólo podrá fundarse en haberse deducido el recurso en contra de resolución que no
fuere impugnable por este medio o en haberse deducido fuera de plazo.
La resolución que declarare la inadmisibilidad será susceptible de reposición dentro de tercero día.
Artículo 382.- Actuaciones previas al conocimiento del recurso. Ingresado el recurso a la Corte, se abrirá
un plazo de cinco días para que las demás partes solicitaren que se le declare inadmisible, se adhirieren a
él o le formularen observaciones por escrito. La adhesión al recurso deberá cumplir con todos los
requisitos necesarios para interponerlo y su admisibilidad se resolverá de plano por la Corte.
Hasta antes de la audiencia en que se conociere el recurso, el acusado podrá solicitar la designación
de un defensor penal público con domicilio en la ciudad asiento de la Corte, para que asuma su
representación, cuando el juicio oral se hubiere desarrollado en una ciudad distinta.
Artículo 383.- Admisibilidad del recurso en el tribunal ad quem. Transcurrido el plazo previsto en el
artículo anterior, el tribunal ad quem se pronunciará en cuenta acerca de la admisibilidad del recurso.
Lo declarará inadmisible si concurrieren las razones contempladas en el artículo 380, el escrito de
interposición careciere de fundamentos de hecho y de derecho o de peticiones concretas, o el recurso no se
hubiere preparado oportunamente.
Sin embargo, si el recurso se hubiere deducido para ante la Corte Suprema, ella no se pronunciará
sobre su admisibilidad, sino que ordenará que sea remitido junto con sus antecedentes a la Corte de
Apelaciones respectiva para que, si lo estima admisible, entre a conocerlo y fallarlo, en los siguientes
casos:
a) Si el recurso se fundare en la causal prevista en el artículo 373, letra a), y la Corte Suprema
estimare que, de ser efectivos los hechos invocados como fundamento, serían constitutivos de alguna de
las causales señaladas en el artículo 374;
b) Si, respecto del recurso fundado en la causal del artículo 373, letra b), la Corte Suprema estimare
que no existen distintas interpretaciones sobre la materia de derecho objeto del mismo o, aun existiendo,
no fueren determinantes para la decisión de la causa, y

44
c) Si en alguno de los casos previstos en el inciso final del artículo 376, la Corte Suprema estimare
que concurre respecto de los motivos de nulidad invocados alguna de las situaciones previstas en las letras
a) y b) de este artículo.
Artículo 429.- Efectos de la sentencia que declara inadmisible la querella de capítulos. Si, en el caso
del inciso primero del artículo 425, la Corte de Apelaciones declarare inadmisibles todos los capítulos de
acusación comprendidos en la querella, tal resolución producirá los efectos del sobreseimiento definitivo
respecto del juez, fiscal judicial o fiscal del ministerio público favorecido con aquella declaración.
Tratándose de la situación contemplada en el inciso final del mismo artículo, el juez de garantía no
admitirá a tramitación la querella que ante él se hubiere presentado y archivará los antecedentes.

******

Nº 431.- INCAUTACION. OBJETOS Y DOCUMENTOS. ENTREGA VOLUNTARIA. ACTA.


FORMULARIO
Artículos 188 - 217 - 220 - 221 del Código Procesal Penal
CARABINEROS DE CHILE
PREFECTURA DE .........
QUINTA COMISARIA DE ..........
ACTA DE RETIRO E INCAUTACION DE ESPECIES, OBJETOS E INSTRUMENTOS
En …………………, a ……… días del mes de ……………… de 2....., en investigación Rol Unico
de Causa (R. U. C.) Nº ……………, siendo las ……… horas se procede a realizar la siguiente diligencia
de incautación de objetos y documentos en conformidad a lo dispuesto en el artículo 217 del Código
Procesal Penal:
Domicilio o lugar donde se realiza la diligencia:
……………………………………………………………………...................
…………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………
Persona en cuyo poder se encuentran las especies y que hace entrega voluntaria de las mismas:
NOMBRES Y APELLIDOS:
………………………….....…………………… RUN: .......................………
DOMICILIO:
………………………………………..................................................…………
PROFESION U OFICIO: ..........................…………………………..........……
TELEFONO: ……….............................................…………………...........……
Los documentos y objetos incautados se detallan según el siguiente inventario:...............
Otórguese recibo detallado de los objetos y documentos incautados a la persona que hizo entrega de
los mismos.
Inventariados y sellados objetos y documentos, pónganse bajo custodia del Ministerio Público, en los
términos del artículo 188 del Código Procesal Penal.
.......................................... (Nombre y Firma)
Oficial a cargo

******

NOTA 1: Artículo 188.- Conservación de las especies. Las especies recogidas durante la
investigación serán conservadas bajo la custodia del ministerio público, quien deberá tomar las medidas
necesarias para evitar que se alteren de cualquier forma.

45
Podrá reclamarse ante el juez de garantía por la inobservancia de las disposiciones antes señaladas, a
fin que adopte las medidas necesarias para la debida preservación e integridad de las especies recogidas.
Los intervinientes tendrán acceso a esas especies, con el fin de reconocerlas o realizar alguna pericia,
siempre que fueren autorizados por el ministerio público o, en su caso, por el juez de garantía. El
ministerio público llevará un registro especial en el que conste la identificación de las personas que fueren
autorizadas para reconocerlas o manipularlas, dejándose copia, en su caso, de la correspondiente
autorización.
Artículo 217.- Incautación de objetos y documentos. Los objetos y documentos relacionados con el
hecho investigado, los que pudieren ser objeto de la pena de comiso y aquellos que pudieren servir como
medios de prueba, serán incautados, previa orden judicial librada a petición del fiscal, cuando la persona
en cuyo poder se encontraren no los entregare voluntariamente, o si el requerimiento de entrega voluntaria
pudiere poner en peligro el éxito de la investigación.
Si los objetos y documentos se encontraren en poder de una persona distinta del imputado, en lugar
de ordenar la incautación, o bien con anterioridad a ello, el juez podrá apercibirla para que los entregue.
Regirán, en tal caso, los medios de coerción previstos para los testigos. Con todo, dicho apercibimiento no
podrá ordenarse respecto de las personas a quienes la ley reconoce la facultad de no prestar declaración.
Cuando existieren antecedentes que permitieren presumir suficientemente que los objetos y
documentos se encuentran en un lugar de aquellos a que alude el artículo 205 se procederá de conformidad
a lo allí prescrito.
Artículo 220.- Objetos y documentos no sometidos a incautación. No podrá disponerse la
incautación, ni la entrega bajo el apercibimiento previsto en el inciso segundo del artículo 217:
a) De las comunicaciones entre el imputado y las personas que pudieren abstenerse de declarar como
testigos por razón de parentesco o en virtud de lo prescrito en el artículo 303;
b) De las notas que hubieren tomado las personas mencionadas en la letra a) precedente, sobre
comunicaciones confiadas por el imputado, o sobre cualquier circunstancia a la que se extendiere la
facultad de abstenerse de prestar declaración, y
c) De otros objetos o documentos, incluso los resultados de exámenes o diagnósticos relativos a la
salud del imputado, a los cuales se extendiere naturalmente la facultad de abstenerse de prestar
declaración.
Las limitaciones previstas en este artículo sólo regirán cuando las comunicaciones, notas, objetos o
documentos se encontraren en poder de las personas a quienes la ley reconoce la facultad de no prestar
declaración; tratándose de las personas mencionadas en el artículo 303, la limitación se extenderá a las
oficinas o establecimientos en los cuales ellas ejercieren su profesión o actividad.
Asimismo, estas limitaciones no regirán cuando las personas facultadas para no prestar testimonio
fueren imputadas por el hecho investigado o cuando se tratare de objetos y documentos que pudieren caer
en comiso, por provenir de un hecho punible o haber servido, en general, a la comisión de un hecho
punible.
En caso de duda acerca de la procedencia de la incautación, el juez podrá ordenarla por resolución
fundada. Los objetos y documentos así incautados serán puestos a disposición del juez, sin previo examen
del fiscal o de la policía, quien decidirá, a la vista de ellos, acerca de la legalidad de la medida. Si el juez
estimare que los objetos y documentos incautados se encuentran entre aquellos mencionados en este
artículo, ordenará su inmediata devolución a la persona respectiva. En caso contrario, hará entrega de los
mismos al fiscal, para los fines que éste estimare convenientes.
Si en cualquier momento del procedimiento se constatare que los objetos y documentos incautados se
encuentran entre aquellos comprendidos en este artículo, ellos no podrán ser valorados como medios de
prueba en la etapa procesal correspondiente.
Artículo 221.- Inventario y custodia. De toda diligencia de incautación se levantará inventario,
conforme a las reglas generales. El encargado de la diligencia otorgará al imputado o a la persona que los
hubiere tenido en su poder un recibo detallado de los objetos y documentos incautados.
Los objetos y documentos incautados serán inventariados y sellados y se pondrán bajo custodia del
ministerio público en los términos del artículo 188.

46
******

Nº 432.- INCAUTACION. OBJETOS Y DOCUMENTOS. INVENTARIO Y CUSTODIA.


EXPLICACIÓN
Artículos 187 - 215 - 218 - 219 - 220 y 221 del Código Procesal Penal
En el Libro Primero, no hay normas que se refieran al tema.
En el Libro Segundo, el artículo 187 dice relación con los objetos, documentos e instrumentos de
cualquiera clase que parezcan haber servido o haber estado destinados a la comisión del hecho
investigado, o los que de él provengan, o los que puedan servir como medios de prueba, así como los que
se encontraren en el sitio del suceso, a que se refiere a letra c) del artículo 83, que deben ser recogidos,
identificados y conservados bajo sello. En todo caso, se debe levantar un registro de la diligencia de
acuerdo con las normas generales. Ver, además, la explicación Documentos, objetos e Instrumentos.
En relación con entrada y registro -ver explicación respectiva- el artículo 215 establece que, si
durante la práctica de la diligencia de registro se descubren objetos o documentos que permitan sospechar
la existencia de un hecho punible distinto del que constituye la materia del procedimiento en que la orden
respectiva se ha dictado, pueden proceder a su incautación, previa orden judicial. Dichos objetos o
documentos deben ser conservados por el Fiscal. En cuanto a la retención e incautación de
correspondencia, al que se refiere el artículo 218 del Código, ver, además, la explicación Correo y
Correspondencia.
A petición del Fiscal, el Juez puede autorizar, por resolución fundada, la retención de la
correspondencia postal, telegráfica o de otra clase y los envíos dirigidos al imputado o remitidos por éste,
aun bajo nombre supuesto, o de aquéllos de los cuales, por razón de especiales circunstancias, se presume
que emanan de él o de los que él pueda ser el destinatario, cuando, por motivos fundados, sea previsible su
utilidad para la investigación. Del mismo modo, se puede disponer la obtención de copias o de respaldos
de la correspondencia electrónica dirigida al imputado o emanada de éste.
El Fiscal tiene la obligación de examinar la correspondencia o los envíos retenidos y debe conservar
aquellos que tengan relación con el hecho que es objeto de la investigación.
Para los efectos de su conservación, se debe aplicar, lo dispuesto en el artículo 188.
La correspondencia o los envíos que no tengan relación con el hecho investigado, deben ser
devueltos; o, en su caso, ser entregados a su destinatario, a algún miembro de su familia o a su mandatario
o representante legal. La correspondencia que ha sido obtenida de servicios de comunicaciones, debe ser
devuelta a ellos, después de sellada, otorgando, en caso necesario, el certificado correspondiente.
Según el artículo 219, el Juez de Garantía, puede autorizar, a petición del Fiscal, que cualquiera
empresa de comunicaciones, facilite copias de las comunicaciones transmitidas o de las recibidas por
ellas. Del mismo modo, puede ordenar la entrega de las versiones que existen de las transmisiones de
radio, televisión u otros medios.
No se podrá proceder a la incautación ni a la entrega bajo apercibimientos iguales a los de los testigos
(arresto, pago de costas y otros), en los siguientes casos del artículo 220, que se transcriben:
“a.- De las comunicaciones entre el imputado y las personas que pudieren abstenerse de declarar
como testigos por razón de parentesco o en virtud de lo prescrito en el artículo 303;
b.- De las notas que hubieren tomado las personas mencionadas en la letra a) precedente, sobre
comunicaciones confiadas por el imputado o sobre cualquier circunstancia a la que se extendiere la
facultad de abstenerse de prestar declaración, y
c.- De otros objetos o documentos, incluso los resultados de exámenes o diagnósticos relativos a la
salud del imputado, a los cuales se extendiere naturalmente la facultad de abstenerse de prestar
declaración.”
Las limitaciones previstas en este artículo, sólo rigen cuando las comunicaciones, notas, objetos o
documentos, se encuentran en poder de las personas a quienes la ley reconoce la facultad de no prestar
declaración; tratándose de las personas mencionadas en el artículo 303, la limitación se extenderá a las

47
oficinas o establecimientos en los cuales ellas ejercen su profesión o actividad. Asimismo, estas
limitaciones no rigen cuando las personas facultadas para no prestar testimonios, sean imputadas por el
hecho investigado; o cuando se trata de objetos y documentos que pueden caer en comiso, por provenir de
un hecho punible o por haber servido, en general, a la comisión de un hecho punible. En caso de duda
acerca de la procedencia de la incautación, el Juez puede ordenarla por resolución fundada. Los objetos y
documentos así incautados, deben ser puestos a disposición del Juez, sin previo examen del Fiscal o de la
Policía. El Magistrado debe decidir a la vista de ellos, acerca de la legalidad de la medida. Si el Juez
estima que los objetos y documentos incautados se encuentran entre aquellos mencionados en este
artículo, debe ordenar su inmediata devolución a la persona respectiva. En caso contrario, debe hacer
entrega de los mismos al Fiscal, para los fines que éste estime por conveniente. Si, en cualquier momento
del procedimiento, se constata que los objetos y documentos incautados, se encuentran entre aquellos
comprendidos en este artículo, ellos no podrán ser valorados como medios de prueba en la etapa procesal
correspondiente.
Por último, de toda diligencia de incautación, se debe levantar inventario, conforme a las reglas
generales. El encargado de la diligencia debe otorgar al imputado, o a la persona que los ha tenido en su
poder, un recibo detallado de los objetos y de los documentos incautados.
Estos deben ser inventariados y sellados y se deben poner bajo la custodia del Ministerio Público (el
Fiscal), en los términos del artículo 188, a cuyo texto nos remitimos. Artículo 221.

******

NOTA: Artículo 187.- Objetos, documentos e instrumentos. Los objetos, documentos e instrumentos
de cualquier clase que parecieren haber servido o haber estado destinados a la comisión del hecho
investigado, o los que de él provinieren, o los que pudieren servir como medios de prueba, así como los
que se encontraren en el sitio del suceso a que se refiere la letra c) del artículo 83, serán recogidos,
identificados y conservados bajo sello. En todo caso, se levantará un registro de la diligencia, de acuerdo
con las normas generales.
Si los objetos, documentos e instrumentos se encontraren en poder del imputado o de otra persona, se
procederá a su incautación, de conformidad a lo dispuesto en este Título. Con todo, tratándose de objetos,
documentos e instrumentos que fueren hallados en poder del imputado respecto de quien se practicare
detención en ejercicio de la facultad prevista en el artículo 83 letra b), se podrá proceder a su incautación
en forma inmediata.
Artículo 215.- Objetos y documentos no relacionados con el hecho investigado. Si durante la práctica
de la diligencia de registro se descubriere objetos o documentos que permitieren sospechar la existencia de
un hecho punible distinto del que constituyere la materia del procedimiento en que la orden respectiva se
hubiere librado, podrán proceder a su incautación previa orden judicial. Dichos objetos o documentos
serán conservados por el fiscal.
Artículo 218.- Retención e incautación de correspondencia. A petición del fiscal, el juez podrá
autorizar, por resolución fundada, la retención de la correspondencia postal, telegráfica o de otra clase y
los envíos dirigidos al imputado o remitidos por él, aun bajo nombre supuesto, o de aquéllos de los cuales,
por razón de especiales circunstancias, se presumiere que emanan de él o de los que él pudiere ser el
destinatario, cuando por motivos fundados fuere previsible su utilidad para la investigación. Del mismo
modo, se podrá disponer la obtención de copias o respaldos de la correspondencia electrónica dirigida al
imputado o emanada de éste.
El fiscal deberá examinar la correspondencia o los envíos retenidos y conservará aquellos que
tuvieren relación con el hecho objeto de la investigación. Para los efectos de su conservación se aplicará lo
dispuesto en el artículo 188. La correspondencia o los envíos que no tuvieren relación con el hecho
investigado serán devueltos o, en su caso, entregados a su destinatario, a algún miembro de su familia o a
su mandatario o representante legal. La correspondencia que hubiere sido obtenida de servicios de
comunicaciones será devuelta a ellos después de sellada, otorgando, en caso necesario, el certificado
correspondiente.

48
Artículo 219.- Copias de comunicaciones o transmisiones. El juez de garantía podrá autorizar, a
petición del fiscal, que cualquier empresa de comunicaciones facilite copias de las comunicaciones
transmitidas o recibidas por ellas. Del mismo modo, podrá ordenar la entrega de las versiones que
existieren de las transmisiones de radio, televisión u otros medios.
Artículo 220.- Objetos y documentos no sometidos a incautación. No podrá disponerse la
incautación, ni la entrega bajo el apercibimiento previsto en el inciso segundo del artículo 217:
a) De las comunicaciones entre el imputado y las personas que pudieren abstenerse de declarar como
testigos por razón de parentesco o en virtud de lo prescrito en el artículo 303;
b) De las notas que hubieren tomado las personas mencionadas en la letra a) precedente, sobre
comunicaciones confiadas por el imputado, o sobre cualquier circunstancia a la que se extendiere la
facultad de abstenerse de prestar declaración, y
c) De otros objetos o documentos, incluso los resultados de exámenes o diagnósticos relativos a la
salud del imputado, a los cuales se extendiere naturalmente la facultad de abstenerse de prestar
declaración.
Las limitaciones previstas en este artículo sólo regirán cuando las comunicaciones, notas, objetos o
documentos se encontraren en poder de las personas a quienes la ley reconoce la facultad de no prestar
declaración; tratándose de las personas mencionadas en el artículo 303, la limitación se extenderá a las
oficinas o establecimientos en los cuales ellas ejercieren su profesión o actividad.
Asimismo, estas limitaciones no regirán cuando las personas facultadas para no prestar testimonio
fueren imputadas por el hecho investigado o cuando se tratare de objetos y documentos que pudieren caer
en comiso, por provenir de un hecho punible o haber servido, en general, a la comisión de un hecho
punible.
En caso de duda acerca de la procedencia de la incautación, el juez podrá ordenarla por resolución
fundada. Los objetos y documentos así incautados serán puestos a disposición del juez, sin previo examen
del fiscal o de la policía, quien decidirá, a la vista de ellos, acerca de la legalidad de la medida. Si el juez
estimare que los objetos y documentos incautados se encuentran entre aquellos mencionados en este
artículo, ordenará su inmediata devolución a la persona respectiva. En caso contrario, hará entrega de los
mismos al fiscal, para los fines que éste estimare convenientes.
Si en cualquier momento del procedimiento se constatare que los objetos y documentos incautados se
encuentran entre aquellos comprendidos en este artículo, ellos no podrán ser valorados como medios de
prueba en la etapa procesal correspondiente.
Artículo 221.- Inventario y custodia. De toda diligencia de incautación se levantará inventario,
conforme a las reglas generales. El encargado de la diligencia otorgará al imputado o a la persona que los
hubiere tenido en su poder un recibo detallado de los objetos y documentos incautados.
Los objetos y documentos incautados serán inventariados y sellados y se pondrán bajo custodia del
ministerio público en los términos del artículo 188.

******

Nº 433.- INCAUTACION. OBJETOS Y DOCUMENTOS. INVENTARIO Y CUSTODIA.


FORMULARIO
Artículos 188 - 217 - 220 - 221 del Código Procesal Penal
CARABINEROS DE CHILE
PREFECTURA DE .........
QUINTA COMISARIA DE ..........
ACTA DE RETIRO VOLUNTARIO E INCAUTACION DE ESPECIES, OBJETOS E
INSTRUMENTOS
En …………………………, a …………… días del mes de ……………………………… de 2.....,
en investigación Rol Unico de Causa (R. U. C.) Nº ………, siendo las ……… horas se procede a realizar

49
la siguiente diligencia de incautación de objetos y documentos en conformidad a lo dispuesto en el
artículo 217 del Código Procesal Penal:
Domicilio o lugar donde se realiza la diligencia:
……………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………
Persona en cuyo poder se encuentran las especies y que hace entrega voluntaria de las mismas:
NOMBRES Y APELLIDOS:
……………………….....………..……… RUN: ...............................………
DOMICILIO:
………………………………………………....……………………...............
...........................................................................................................................
PROFESION U OFICIO: ……………………........................................……
TELEFONO: ……………………………................................................……
Los documentos y objetos incautados se detallan según el siguiente inventario:................
Otórguese recibo detallado de los objetos y documentos incautados a la persona que hizo entrega de
los mismos.
Inventariados y sellados objetos y documentos , pónganse bajo custodia del Ministerio Publico, en los
términos del artículo 188 del Código Procesal Penal.
.......................................... (Nombre y Firma)
Oficial a cargo

******

NOTA 1: Artículo 188.- Conservación de las especies. Las especies recogidas durante la
investigación serán conservadas bajo la custodia del ministerio público, quien deberá tomar las medidas
necesarias para evitar que se alteren de cualquier forma.
Podrá reclamarse ante el juez de garantía por la inobservancia de las disposiciones antes señaladas, a
fin que adopte las medidas necesarias para la debida preservación e integridad de las especies recogidas.
Los intervinientes tendrán acceso a esas especies, con el fin de reconocerlas o realizar alguna pericia,
siempre que fueren autorizados por el ministerio público o, en su caso, por el juez de garantía. El
ministerio público llevará un registro especial en el que conste la identificación de las personas que fueren
autorizadas para reconocerlas o manipularlas, dejándose copia, en su caso, de la correspondiente
autorización.
Artículo 217.- Incautación de objetos y documentos. Los objetos y documentos relacionados con el
hecho investigado, los que pudieren ser objeto de la pena de comiso y aquellos que pudieren servir como
medios de prueba, serán incautados, previa orden judicial librada a petición del fiscal, cuando la persona
en cuyo poder se encontraren no los entregare voluntariamente, o si el requerimiento de entrega voluntaria
pudiere poner en peligro el éxito de la investigación.
Si los objetos y documentos se encontraren en poder de una persona distinta del imputado, en lugar
de ordenar la incautación, o bien con anterioridad a ello, el juez podrá apercibirla para que los entregue.
Regirán, en tal caso, los medios de coerción previstos para los testigos. Con todo, dicho apercibimiento no
podrá ordenarse respecto de las personas a quienes la ley reconoce la facultad de no prestar declaración.
Cuando existieren antecedentes que permitieren presumir suficientemente que los objetos y
documentos se encuentran en un lugar de aquellos a que alude el artículo 205 se procederá de conformidad
a lo allí prescrito.
Artículo 220.- Objetos y documentos no sometidos a incautación. No podrá disponerse la
incautación, ni la entrega bajo el apercibimiento previsto en el inciso segundo del artículo 217:
a) De las comunicaciones entre el imputado y las personas que pudieren abstenerse de declarar como
testigos por razón de parentesco o en virtud de lo prescrito en el artículo 303;

50
b) De las notas que hubieren tomado las personas mencionadas en la letra a) precedente, sobre
comunicaciones confiadas por el imputado, o sobre cualquier circunstancia a la que se extendiere la
facultad de abstenerse de prestar declaración, y
c) De otros objetos o documentos, incluso los resultados de exámenes o diagnósticos relativos a la
salud del imputado, a los cuales se extendiere naturalmente la facultad de abstenerse de prestar
declaración.
Las limitaciones previstas en este artículo sólo regirán cuando las comunicaciones, notas, objetos o
documentos se encontraren en poder de las personas a quienes la ley reconoce la facultad de no prestar
declaración; tratándose de las personas mencionadas en el artículo 303, la limitación se extenderá a las
oficinas o establecimientos en los cuales ellas ejercieren su profesión o actividad.
Asimismo, estas limitaciones no regirán cuando las personas facultadas para no prestar testimonio
fueren imputadas por el hecho investigado o cuando se tratare de objetos y documentos que pudieren caer
en comiso, por provenir de un hecho punible o haber servido, en general, a la comisión de un hecho
punible.
En caso de duda acerca de la procedencia de la incautación, el juez podrá ordenarla por resolución
fundada. Los objetos y documentos así incautados serán puestos a disposición del juez, sin previo examen
del fiscal o de la policía, quien decidirá, a la vista de ellos, acerca de la legalidad de la medida. Si el juez
estimare que los objetos y documentos incautados se encuentran entre aquellos mencionados en este
artículo, ordenará su inmediata devolución a la persona respectiva. En caso contrario, hará entrega de los
mismos al fiscal, para los fines que éste estimare convenientes.
Si en cualquier momento del procedimiento se constatare que los objetos y documentos incautados se
encuentran entre aquellos comprendidos en este artículo, ellos no podrán ser valorados como medios de
prueba en la etapa procesal correspondiente.
Artículo 221.- Inventario y custodia. De toda diligencia de incautación se levantará inventario,
conforme a las reglas generales. El encargado de la diligencia otorgará al imputado o a la persona que los
hubiere tenido en su poder un recibo detallado de los objetos y documentos incautados.
Los objetos y documentos incautados serán inventariados y sellados y se pondrán bajo custodia del
ministerio público en los términos del artículo 188.

******

Nº 434.- INCIDENTE. FORMULADO ORAL EN AUDIENCIA Y POR ESCRITO. DOS


FORMULARIOS
A.- INCIDENTE FORMULADO EN AUDIENCIA. FORMULARIO
En las diversas audiencias que se llevan a cabo (conciliación, avenimiento, medidas cautelares,
transacción, lectura de la sentencia, preparación del juicio oral, abandono de la acción privada, y de
sanciones por el abandono, de corrección de vicios del procedimiento, de desafuero, de recursos, de
derechos del imputado, de cumplimiento de la pena, de extradición activa, de formalización de la
instrucción, de libertad, de prisión preventiva o de su término, de capítulos, de cierre de la investigación,
de corrección del procedimiento, de derechos del imputado, de derechos de los medios de comunicación
social, de determinación de la pena, de extradición pasiva, del juicio oral, de lectura de la sentencia, del
enajenado, de nulidad procesal, de procedimiento abreviado, de procedimiento simplificado, de
sobreseimiento, de suspensión condicional del procedimiento), el imputado puede siempre, manifestar su
pensamiento, aunque no haya sido autorizado para defenderse personalmente,
El o su Abogado puede interponer incidentes, en la propia audiencia, siempre que no sean ajenos al
objeto de la audiencia. A continuación, va un ejemplo, como parte de la audiencia.

******

51
El interviniente ………….., como imputado, plantea el siguiente artículo: pide que se declare nulo
este mismo comparendo, debido al vicio formal del mismo, como nulidad procesal, debido a que su
Abogado Defensor no fue emplazado para la actuación; y que el propio articulista tampoco fue emplazado
y ha concurrido por casualidad, con costas.
La actuación dicha me causa un perjuicio cierto, al quedar, en esta audiencia, sin la asistencia de mi
Abogado Defensor, que me asista legalmente.

******

NOTA: Este incidente se resuelve en el acto, según el artículo 290 del Código Procesal Penal.

******

B.- INCIDENTE FORMULADO POR ESCRITO, FUERA DE AUDIENCIA


Formula incidente

Señor Fiscal de la …ª Fiscalía de la ciudad de ……….

…………………., Abogado, por el interviniente Imputado don …….............…., quien también


firma, en autos seguidos en contra de éste, por el supuesto delito de ……………., Rol Único de Causa
(R. .U. C.) Nº ………., a US., respetuosamente, digo:
Dentro del plazo legal de cinco días, interpongo, fuera de audiencia, el siguiente incidente:
Solicito que se declare la nulidad procesal de la contestación de la demanda formulada por la parte
del Imputado, debido a que no contiene todos los requisitos que debe tener toda demanda:
a) por una parte, no contiene hechos, sino que se remite a un escrito suyo anterior, que sí los contiene;
no contiene la individualización completa, tanto del demandante, como de su Abogado.
b) Lo anterior causa a mi mandante, un perjuicio claro, al tener que contestar una demanda que
contiene tal causal de abrogación, con el gasto de honorarios respectivo.
POR TANTO, y de acuerdo con lo dispuesto por los artículos 159, 161, 162 y 165 del Código
Procesal Penal y artículo 84 inciso 3º del Código de Procedimiento Civil, previo traslado al demandante,
RUEGO A US.: se sirva tener por interpuesto incidente de nulidad detallado en el cuerpo de esta
solicitud y resolver, previo traslado, que se tiene como no presentada la demanda de autos, con costas del
artículo.

******

Nº 435.- INCIDENTES O ARTICULOS. EXPLICACIÓN


Artículos 45 - 63 - 76 - 161 - 163 y 290 del Código Procesal Penal
En el Libro Primero del nuevo Código, el artículo 45 determina que toda resolución que ponga
término a la causa o que decida un incidente, deberá pronunciarse sobre el pago de las costas del
procedimiento.
Según el artículo 63, todos los incidentes y excepciones deducidos con ocasión de la interposición o
de la contestación de la demanda, es obligatorio resolverlos durante la audiencia de preparación del juicio
oral, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 270. Esta norma dice relación con vicios del
procedimiento, que veremos en Nulidades procesales.
En tocante a la inhabilitación de los jueces del juicio oral, ver la explicación Implicancia y
Recusación.

52
El artículo 161, relativo a las Nulidades procesales -ver explicación respectiva- determina que la
declaración debe impetrarse, en forma fundada y por escrito, incidentalmente, en el plazo fatal de cinco
cías, término de días corridos. Pero, si la nulidad se verifica en una audiencia, en la misma se debe pedir y
resolver.
En ninguna circunstancia, se puede reclamar de un vicio procesal de actuaciones verificadas durante
la etapa de investigación, después de la audiencia de la audiencia de preparación del juicio oral. La
solicitud de nulidad presentada extemporáneamente, debe ser declarada inadmisible.
El artículo 163 , también sobre Nulidades procesales, faculta al tribunal -Juez de Garantía- para que,
previo traslado -conocimiento de aquél que tiene interés en la nulidad para que proceda conforme a sus
derechos- pero, esto no procede en el caso en que se han vulnerado los derechos constitucionales o legales.

******

En el Libro Segundo del Código, el artículo 290 determina que los incidentes promovidos durante el
transcurso de la audiencia del Tribunal Colegiado del Juicio Oral, se deben resolver inmediatamente por el
tribunal. Las decisiones que recaigan sobre estos incidentes, no serán susceptibles de recurso alguno.

******

NOTA: Artículo 45.- Pronunciamiento sobre costas. Toda resolución que pusiere término a la causa o
decidiere un incidente deberá pronunciarse sobre el pago de las costas del procedimiento.
Artículo 63.- Incidentes relacionados con la demanda y su contestación. Todos los incidentes y
excepciones deducidos con ocasión de la interposición o contestación de la demanda deberán resolverse
durante la audiencia de preparación del juicio oral, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 270.
Artículo 76.- Inhabilitación de los jueces del tribunal del juicio oral. Las solicitudes de inhabilitación
de los jueces del tribunal de juicio oral deberán plantearse, a más tardar, dentro de los tres días siguientes
a la notificación de la resolución que fijare fecha para el juicio oral, y se resolverán con anterioridad al
inicio de la respectiva audiencia.
Cuando los hechos que constituyeren la causal de implicancia o recusación llegaren a conocimiento
de la parte con posterioridad al vencimiento del plazo previsto en el inciso anterior y antes del inicio del
juicio oral, el incidente respectivo deberá ser promovido al iniciarse la audiencia del juicio oral.
Con posterioridad al inicio de la audiencia del juicio oral, no podrán deducirse incidentes relativos a
la inhabilitación de los jueces que integraren el tribunal. Con todo, si cualquiera de los jueces advirtiere un
hecho nuevo constitutivo de causal de inhabilidad, el tribunal podrá declararla de oficio.
El tribunal continuará funcionando con exclusión del o de los miembros inhabilitados, si éstos
pudieren ser reemplazados de inmediato en virtud de lo dispuesto en el inciso quinto del artículo 281, o si
continuare integrado por, a lo menos, dos jueces que hubieren concurrido a toda la audiencia. En este
último caso, deberán alcanzar unanimidad para pronunciar la sentencia definitiva. Si no se cumpliere
alguna de estas condiciones, se anulará todo lo obrado en el juicio oral.
Artículo 161.- Oportunidad para solicitar la nulidad. La declaración de nulidad procesal se deberá
impetrar, en forma fundada y por escrito, incidentalmente, dentro de los cinco días siguientes a aquél en
que el perjudicado hubiere tomado conocimiento fehaciente del acto cuya invalidación persiguiere, a
menos que el vicio se hubiere producido en una actuación verificada en una audiencia, pues en tal caso
deberá impetrarse verbalmente antes del término de la misma audiencia. Con todo, no podrá reclamarse la
nulidad de actuaciones verificadas durante la etapa de investigación después de la audiencia de
preparación del juicio oral. La solicitud de nulidad presentada extemporáneamente será declarada
inadmisible.
Artículo 163.- Nulidad de oficio. Si el tribunal estimare haberse producido un acto viciado y la
nulidad no se hubiere saneado aún, lo pondrá en conocimiento del interviniente en el procedimiento a
quien estimare que la nulidad le ocasiona un perjuicio, a fin de que proceda como creyere conveniente a

53
sus derechos, a menos de que se tratare de una nulidad de las previstas en el artículo 160, caso en el cual
podrá declararla de oficio.
Artículo 290.- Incidentes en la audiencia del juicio oral. Los incidentes promovidos en el transcurso
de la audiencia del juicio oral se resolverán inmediatamente por el tribunal. Las decisiones que recayeren
sobre estos incidentes no serán susceptibles de recurso alguno.

******

Nº 436.- INCOMPETENCIA. EXPLICACIÓN


Artículos 72 - 74 - 264 - 271 y 374 del Código Procesal Penal
En el Libro Primero del Código dos normas se refieren al tema en estudio.
El artículo 72 establece las facultades de los tribunales de garantía, durante los conflictos de
competencia.
Mientras no se resuelve la contienda, cada uno de los jueces está facultado para realizar las
actuaciones urgentes y para otorgar las autorizaciones que, con el mismo carácter les solicite el Ministerio
Público.
En cuanto a la libertad de los imputados, corresponde al Juez en cuyo territorio jurisdiccional se
encuentra el que está privado de ella.
El artículo 74 del nuevo Código resuelve sobre la preclusión de los conflictos de competencia.
Transcurridos tres días desde la notificación de la resolución que fija fecha para la realización de la
audiencia del juicio oral, la incompetencia territorial del tribunal (incompetencia relativa) del juicio oral
en lo penal, no puede ser declarada de oficio, ni puede ser promovida por las partes.
Si durante la audiencia de preparación del juicio oral, se plantea un conflicto de competencia, no se
suspende la tramitación; pero no se pronunciará la resolución a que alude el artículo 277 -auto de apertura
del juicio oral- mientras no se resuelve el conflicto.

******

En el Libro Segundo, dos normas hacen alusión al tema.


Entre las excepciones de previo y especial pronunciamiento del artículo 264 del Código, en su letra
a), está la incompetencia del Juez de Garantía.
Cuando se ha planteado una excepción de previo y especial pronunciamiento, como lo es la
incompetencia, el Juez debe abrir debate sobre la cuestión y puede permitir pruebas durante la audiencia
sobre antecedentes relevantes para la sentencia.
El Juez debe resolver de inmediato, entre otras, la excepción de incompetencia.

******

Por último, entre los motivos absolutos de nulidad, del recurso de nulidad del juicio oral y de la
sentencia o sólo de esta última, el artículo 374 del Libro Tercero del Código, en su letra a), determina que
es un motivo, entre otros, el que la sentencia haya sido pronunciada por un tribunal incompetente.

******

En el Libro Cuarto no hay normas sobre el tema.

******

NOTA: Artículo 72.- Facultades durante conflictos de competencia. Si se suscitare un conflicto de


competencia entre jueces de varios juzgados de garantía en relación con el conocimiento de una misma

54
causa criminal, mientras no se dirimiere dicha competencia, cada uno de ellos estará facultado para
realizar las actuaciones urgentes y otorgar las autorizaciones que, con el mismo carácter, les solicitare el
ministerio público.
De los jueces entre quienes se hubiere suscitado la contienda, aquél en cuyo territorio jurisdiccional
se encontraren quienes estuvieren privados de libertad en la causa resolverá sobre su libertad.
Artículo 74.- Preclusión de los conflictos de competencia. Transcurridos tres días desde la
notificación de la resolución que fijare fecha para la realización de la audiencia del juicio oral, la
incompetencia territorial del tribunal del juicio oral en lo penal no podrá ser declarada de oficio ni
promovida por las partes.
Si durante la audiencia de preparación del juicio oral se planteare un conflicto de competencia, no se
suspenderá la tramitación, pero no se pronunciará la resolución a que alude el artículo 277 mientras no se
resolviere el conflicto.
Artículo 271.- Resolución de excepciones en la audiencia de preparación del juicio oral. Si el
imputado hubiere planteado excepciones de previo y especial pronunciamiento, el juez abrirá debate sobre
la cuestión. Asimismo, de estimarlo pertinente, el juez podrá permitir durante la audiencia la presentación
de los antecedentes que estimare relevantes para la decisión de las excepciones planteadas.
El juez resolverá de inmediato las excepciones de incompetencia, litis pendencia y falta de
autorización para proceder criminalmente, si hubieren sido deducidas. La resolución que recayere respecto
de dichas excepciones será apelable.
Tratándose de las restantes excepciones previstas en el artículo 264, el juez podrá acoger una o más
de las que se hubieren deducido y decretar el sobreseimiento definitivo, siempre que el fundamento de la
decisión se encontrare suficientemente justificado en los antecedentes de la investigación. En caso
contrario, dejará la resolución de la cuestión planteada para la audiencia del juicio oral. Esta última
decisión será inapelable.
Artículo 264.- Excepciones de previo y especial pronunciamiento. El acusado podrá oponer como
excepciones de previo y especial pronunciamiento las siguientes:
a) Incompetencia del juez de garantía;
b) Litis pendencia;
c) Cosa juzgada;
d) Falta de autorización para proceder criminalmente, cuando la Constitución o la ley lo exigieren, y
e) Extinción de la responsabilidad penal.
Artículo 374.- Motivos absolutos de nulidad. El juicio y la sentencia serán siempre anulados:
a) Cuando la sentencia hubiere sido pronunciada por un tribunal incompetente, o no integrado por los
jueces designados por la ley; cuando hubiere sido pronunciada por un juez de garantía o con la
concurrencia de un juez de tribunal de juicio oral en lo penal legalmente implicado, o cuya recusación
estuviere pendiente o hubiere sido declarada por tribunal competente; y cuando hubiere sido acordada por
un menor número de votos o pronunciada por menor número de jueces que el requerido por la ley, o con
concurrencia de jueces que no hubieren asistido al juicio;
b) Cuando la audiencia del juicio oral hubiere tenido lugar en ausencia de alguna de las personas cuya
presencia continuada exigen, bajo sanción de nulidad, los artículos 284 y 286;
c) Cuando al defensor se le hubiere impedido ejercer las facultades que la ley le otorga;
d) Cuando en el juicio oral hubieren sido violadas las disposiciones establecidas por la ley sobre
publicidad y continuidad del juicio;
e) Cuando, en la sentencia, se hubiere omitido alguno de los requisitos previstos en el artículo 342,
letras c), d) o e);
f) Cuando la sentencia se hubiere dictado con infracción de lo prescrito en el artículo 341, y
g) Cuando la sentencia hubiere sido dictada en oposición a otra sentencia criminal pasada en
autoridad de cosa juzgada.

******

55
Nº 436A.- INCOMPETENCIA. RESOLUCION. FORMULARIO
Artículos 264 y 271 del Código Procesal Penal
En ............, a ..... de .............. del año dos mil..............
R. U. C. Nº .........................
VISTOS :
1. Que, el Abogado don(ña) …….....………. representante del imputado ...……… , en el tiempo
fijado por el artículo 263 del Código Procesal Penal, interpuso, por el imputado, una excepción de previo
y especial pronunciamiento.
2. Que dicha excepción es la correspondiente a la letra a) del artículo 264 del Código Procesal Penal;
esto es, la incompetencia del Juez de Garantía.
3. Que, se abrió debate sobre la cuestión planteada, exponiendo el Fiscal los siguientes antecedentes:
1)………………………
2)………………………
3)………………………
4. Que, a su vez, el imputado presentó al Tribunal, los siguientes antecedentes:
1)………………………
2)………………………
3)………………………
5. Que de lo anterior, es posible concluir que los fundamentos de tal solicitud, han sido acreditados en
autos y que se ha expresado cómo se acreditará tal excepción.
Y teniendo presente además, lo dispuesto en los artículos 264, 271 del Código Procesal Penal, se
declara:
RESUELVO:
Se rechaza la excepción de previo y especial pronunciamiento interpuesta, con costas.
Se fija, como costas personales la suma de $ ……….. ( …………. pesos), que se deberá enterar en el
acto o en el plazo de tercero día, bajo apercibimiento legal. Notifíquese. Regístrese.
Comuníquese.
…………………………………….. (Nombre y Firma)
Sr. Juez de Garantía de la ciudad de ……………..

******

NOTA 1: Artículo 264.- Excepciones de previo y especial pronunciamiento. El acusado podrá oponer
como excepciones de previo y especial pronunciamiento las siguientes:
a) Incompetencia del juez de garantía;
b) Litis pendencia;
c) Cosa juzgada;
d) Falta de autorización para proceder
criminalmente, cuando la Constitución o la ley lo exigieren, y
e) Extinción de la responsabilidad penal.
Artículo 265.- Excepciones en el juicio oral. No obstante lo dispuesto en el artículo 263, si las
excepciones previstas en las letras c) y e) del artículo anterior no fueren deducidas para ser discutidas en la
audiencia de preparación del juicio oral, ellas podrán ser planteadas en el juicio oral.
Artículo 271.- Resolución de excepciones en la audiencia de preparación del juicio oral. Si el
imputado hubiere planteado excepciones de previo y especial pronunciamiento, el juez abrirá debate sobre
la cuestión. Asimismo, de estimarlo pertinente, el juez podrá permitir durante la audiencia la presentación
de los antecedentes que estimare relevantes para la decisión de las excepciones planteadas.
El juez resolverá de inmediato las excepciones de incompetencia, litis pendencia y falta de
autorización para proceder criminalmente, si hubieren sido deducidas. La resolución que recayere respecto
de dichas excepciones será apelable.

56
Tratándose de las restantes excepciones previstas en el artículo 264, el juez podrá acoger una o más
de las que se hubieren deducido y decretar el sobreseimiento definitivo, siempre que el fundamento de la
decisión se encontrare suficientemente justificado en los antecedentes de la investigación. En caso
contrario, dejará la resolución de la cuestión planteada para la audiencia del juicio oral. Esta última
decisión será inapelable.

******

Nº 436 B.- INCOMPETENCIA. SOLICITUD. FORMULARIO


Artículos 72 - 74 - 264 - 271 y 374 del Código Procesal Penal
En el Libro Primero del Código dos normas se refieren al tema en estudio.
El artículo 72 establece las facultades de los tribunales de garantía, durante los conflictos de
competencia.
Mientras no se resuelve la contienda, cada uno de los jueces está facultado para realizar las
actuaciones urgentes y para otorgar las autorizaciones que, con el mismo carácter les solicite el Ministerio
Público.
En cuanto a la libertad de los imputados, corresponde al Juez en cuyo territorio jurisdiccional se
encuentra el que está privado de ella.
El artículo 74 del nuevo Código resuelve sobre la preclusión de los conflictos de competencia.
Transcurridos tres días desde la notificación de la resolución que fija fecha para la realización de la
audiencia del juicio oral, la incompetencia territorial del tribunal (incompetencia relativa) del juicio oral
en lo penal, no puede ser declarada de oficio, ni puede ser promovida por las partes.
Si durante la audiencia de preparación del juicio oral, se plantea un conflicto de competencia, no se
suspende la tramitación; pero no se pronunciará la resolución a que alude el artículo 277 -auto de apertura
del juicio oral- mientras no se resuelve el conflicto.

******

En el Libro Segundo, dos normas hacen alusión al tema.


Entre las excepciones de previo y especial pronunciamiento del artículo 264 del Código, en su letra
a), está la incompetencia del Juez de Garantía.
Cuando se ha planteado una excepción de previo y especial pronunciamiento, como lo es la
incompetencia, el Juez debe abrir debate sobre la cuestión y puede permitir pruebas durante la audiencia
sobre antecedentes relevantes para la sentencia.
El Juez debe resolver de inmediato, entre otras, la excepción de incompetencia.

******

Por último, entre los motivos absolutos de nulidad, del recurso de nulidad del juicio oral y de la
sentencia o sólo de esta última, el artículo 374 del Libro Tercero del Código, en su letra a), determina que
es un motivo, entre otros, el que la sentencia haya sido pronunciada por un tribunal incompetente.

******

En el Libro Cuarto no hay normas sobre el tema.

******

NOTA: Artículo 72.- Facultades durante conflictos de competencia. Si se suscitare un conflicto de


competencia entre jueces de varios juzgados de garantía en relación con el conocimiento de una misma

57
causa criminal, mientras no se dirimiere dicha competencia, cada uno de ellos estará facultado para
realizar las actuaciones urgentes y otorgar las autorizaciones que, con el mismo carácter, les solicitare el
ministerio público.
De los jueces entre quienes se hubiere suscitado la contienda, aquél en cuyo territorio jurisdiccional
se encontraren quienes estuvieren privados de libertad en la causa resolverá sobre su libertad.
Artículo 74.- Preclusión de los conflictos de competencia. Transcurridos tres días desde la
notificación de la resolución que fijare fecha para la realización de la audiencia del juicio oral, la
incompetencia territorial del tribunal del juicio oral en lo penal no podrá ser declarada de oficio ni
promovida por las partes.
Si durante la audiencia de preparación del juicio oral se planteare un conflicto de competencia, no se
suspenderá la tramitación, pero no se pronunciará la resolución a que alude el artículo 277 mientras no se
resolviere el conflicto.
Artículo 271.- Resolución de excepciones en la audiencia de preparación del juicio oral. Si el
imputado hubiere planteado excepciones de previo y especial pronunciamiento, el juez abrirá debate sobre
la cuestión. Asimismo, de estimarlo pertinente, el juez podrá permitir durante la audiencia la presentación
de los antecedentes que estimare relevantes para la decisión de las excepciones planteadas.
El juez resolverá de inmediato las excepciones de incompetencia, litis pendencia y falta de
autorización para proceder criminalmente, si hubieren sido deducidas. La resolución que recayere respecto
de dichas excepciones será apelable.
Tratándose de las restantes excepciones previstas en el artículo 264, el juez podrá acoger una o más
de las que se hubieren deducido y decretar el sobreseimiento definitivo, siempre que el fundamento de la
decisión se encontrare suficientemente justificado en los antecedentes de la investigación. En caso
contrario, dejará la resolución de la cuestión planteada para la audiencia del juicio oral. Esta última
decisión será inapelable.
Artículo 264.- Excepciones de previo y especial pronunciamiento. El acusado podrá oponer como
excepciones de previo y especial pronunciamiento las siguientes:
a) Incompetencia del juez de garantía;
b) Litis pendencia;
c) Cosa juzgada;
d) Falta de autorización para proceder criminalmente, cuando la Constitución o la ley lo exigieren, y
e) Extinción de la responsabilidad penal.
Artículo 374.- Motivos absolutos de nulidad. El juicio y la sentencia serán siempre anulados:
a) Cuando la sentencia hubiere sido pronunciada por un tribunal incompetente, o no integrado por los
jueces designados por la ley; cuando hubiere sido pronunciada por un juez de garantía o con la
concurrencia de un juez de tribunal de juicio oral en lo penal legalmente implicado, o cuya recusación
estuviere pendiente o hubiere sido declarada por tribunal competente; y cuando hubiere sido acordada por
un menor número de votos o pronunciada por menor número de jueces que el requerido por la ley, o con
concurrencia de jueces que no hubieren asistido al juicio;
b) Cuando la audiencia del juicio oral hubiere tenido lugar en ausencia de alguna de las personas cuya
presencia continuada exigen, bajo sanción de nulidad, los artículos 284 y 286;
c) Cuando al defensor se le hubiere impedido ejercer las facultades que la ley le otorga;
d) Cuando en el juicio oral hubieren sido violadas las disposiciones establecidas por la ley sobre
publicidad y continuidad del juicio;
e) Cuando, en la sentencia, se hubiere omitido alguno de los requisitos previstos en el artículo 342,
letras c), d) o e);
f) Cuando la sentencia se hubiere dictado con infracción de lo prescrito en el artículo 341, y
g) Cuando la sentencia hubiere sido dictada en oposición a otra sentencia criminal pasada en
autoridad de cosa juzgada.

******

58
Nº 437.- INDEMNIZACION DE PERJUICIOS. EXPLICACIÓN
Artículos 59 - 78 - 159 - 162 - 214 - 238 - 248 - 342 - 349 - 478 y 479 del Código Procesal Penal
En el Libro Primero no hay normas sobre la materia.

******

En el Libro Segundo, el artículo 238 relativo a las condiciones por cumplir, una vez decretada la
suspensión condicional del procedimiento -ver explicación- el Juez de Garantía debe resolver acerca del
cumplimiento de las distintas condiciones y, en la letra e), está la condición de pagar una determinada
suma, a título de indemnización de perjuicios a favor de la víctima o de garantizar, debidamente, su pago.
Se puede autorizar el pago en cuotas o dentro de un determinado plazo el que, en ningún caso, puede
exceder del período de suspensión del procedimiento.
La sentencia definitiva del juicio oral, según el artículo 342, debe contener las menciones que
enumera; y, en la letra e), establece que se debe pronunciar sobre la responsabilidad civil de los acusados
y fijar el monto de las indemnizaciones a que haya lugar. Además, debe pronunciarse sobre las costas de
la causa.
El artículo 349 establece que, tanto en el caso de absolución como en el de condena, el tribunal se
deberá pronunciar acerca de la demanda civil válidamente interpuesta.

******

En el Libro Tercero no hay normas sobre el tema en estudio.

******

En el Libro Cuarto, el artículo 478 dice relación con las sentencias firmes y establece que, declarada
la nulidad de la sentencia, la Corte puede pronunciarse de inmediato, sobre la indemnización a que se
refiere el artículo 19 Nº 7º letra i) de la Constitución Política; vale decir, la que procede en caso de
detención arbitraria o excesiva.
Por último, el artículo 479, entre otros efectos de la sentencia que declara la completa inocencia del
condenado, está el que se deben devolver, por quien las ha percibido, las sumas que el que fue condenado
ha pagado, en razón de multas, costas e indemnización de perjuicios, en cumplimiento de la sentencia
anulada.
El cumplimiento del fallo, en lo atinente a las acciones civiles que emanan de éste, debe ser conocido
por el Juez de Letras en lo Civil que corresponda, en juicio sumario. Al respecto, hay cosa juzgada.
Los mismos derechos corresponden a los herederos del condenado que ha fallecido.

******

NOTA: Artículo 59.- Principio general. La acción civil que tuviere por objeto únicamente la
restitución de la cosa, deberá interponerse siempre durante el respectivo procedimiento penal, de
conformidad a lo previsto en el artículo 189.
Asimismo, durante la tramitación del procedimiento penal la víctima podrá deducir respecto del
imputado, con arreglo a las prescripciones de este Código, todas las restantes acciones que tuvieren por
objeto perseguir las responsabilidades civiles derivadas del hecho punible. La víctima podrá también
ejercer esas acciones civiles ante el tribunal civil correspondiente. Con todo, admitida a tramitación la
demanda civil en el procedimiento penal, no se podrá deducir nuevamente ante un tribunal civil.
Con la sola excepción indicada en el inciso primero, las otras acciones encaminadas a obtener la
reparación de las consecuencias civiles del hecho punible que interpusieren personas distintas de la

59
víctima, o se dirigieren contra personas diferentes del imputado, deberán plantearse ante el tribunal civil
que fuere competente de acuerdo a las reglas generales.
Artículo 78.- Información y protección a las víctimas. Será deber de los fiscales durante todo el
procedimiento adoptar medidas, o solicitarlas, en su caso, para proteger a las víctimas de los delitos;
facilitar su intervención en el mismo y evitar o disminuir al mínimo cualquier perturbación que hubieren
de soportar con ocasión de los trámites en que debieren intervenir.
Los fiscales estarán obligados a realizar, entre otras, las siguientes actividades a favor de la víctima:
a) Entregarle información acerca del curso y resultado del procedimiento, de sus derechos y de las
actividades que debiere realizar para ejercerlos.
b) Ordenar por sí mismos o solicitar al tribunal, en su caso, las medidas destinadas a la protección de
la víctima y su familia frente a probables hostigamientos, amenazas o atentados.
c) Informarle sobre su eventual derecho a indemnización y la forma de impetrarlo, y remitir los
antecedentes, cuando correspondiere, al organismo del Estado que tuviere a su cargo la representación de
la víctima en el ejercicio de las respectivas acciones civiles.
d) Escuchar a la víctima antes de solicitar o resolver la suspensión del procedimiento o su
terminación por cualquier causa.
Si la víctima hubiere designado abogado, el ministerio público estará obligado a realizar también a su
respecto las actividades señaladas en las letras a) y d) precedentes.
Artículo 159.- Procedencia de las nulidades procesales. Sólo podrán anularse las actuaciones o
diligencias judiciales defectuosas del procedimiento que ocasionaren a los intervinientes un perjuicio
reparable únicamente con la declaración de nulidad. Existe perjuicio cuando la inobservancia de las
formas procesales atenta contra las posibilidades de actuación de cualquiera de los intervinientes en el
procedimiento.
Artículo 162.- Titulares de la solicitud de declaración de nulidad. Sólo podrá solicitar la declaración
de nulidad el interviniente en el procedimiento perjudicado por el vicio y que no hubiere concurrido a
causarlo.
Artículo 59.- Principio general. La acción civil que tuviere por objeto únicamente la restitución de la
cosa, deberá interponerse siempre durante el respectivo procedimiento penal, de conformidad a lo previsto
en el artículo 189.
Asimismo, durante la tramitación del procedimiento penal la víctima podrá deducir respecto del
imputado, con arreglo a las prescripciones de este Código, todas las restantes acciones que tuvieren por
objeto perseguir las responsabilidades civiles derivadas del hecho punible. La víctima podrá también
ejercer esas acciones civiles ante el tribunal civil correspondiente. Con todo, admitida a tramitación la
demanda civil en el procedimiento penal, no se podrá deducir nuevamente ante un tribunal civil.
Con la sola excepción indicada en el inciso primero, las otras acciones encaminadas a obtener la
reparación de las consecuencias civiles del hecho punible que interpusieren personas distintas de la
víctima, o se dirigieren contra personas diferentes del imputado, deberán plantearse ante el tribunal civil
que fuere competente de acuerdo a las reglas generales.
Artículo 238.- Condiciones por cumplir decretada la suspensión condicional del procedimiento. El
juez de garantía dispondrá, según correspondiere, que durante el período de suspensión, el imputado esté
sujeto al cumplimiento de una o más de las siguientes condiciones:
a) Residir o no residir en un lugar determinado;
b) Abstenerse de frecuentar determinados lugares o personas;
c) Someterse a un tratamiento médico, psicológico o de otra naturaleza;
d) Tener o ejercer un trabajo, oficio, profesión o empleo, o asistir a algún programa educacional o de
capacitación;
e) Pagar una determinada suma, a título de indemnización de perjuicios, a favor de la víctima o
garantizar debidamente su pago. Se podrá autorizar el pago en cuotas o dentro de un determinado plazo, el
que en ningún caso podrá exceder el período de suspensión del procedimiento;
f) Acudir periódicamente ante el ministerio público y, en su caso, acreditar el cumplimiento de las
demás condiciones impuestas, y

60
g) Fijar domicilio e informar al Ministerio Público de cualquier cambio del mismo.
Durante el período de suspensión y oyendo en una audiencia a todos los intervinientes que
concurrieren a ella, el juez podrá modificar una o más de las condiciones impuestas.
Artículo 248.- Cierre de la investigación. Practicadas las diligencias necesarias para la averiguación
del hecho punible y sus autores, cómplices o encubridores, el fiscal declarará cerrada la investigación y
podrá, dentro de los diez días siguientes:
a) Solicitar el sobreseimiento definitivo o temporal de la causa;
b) Formular acusación, cuando estimare que la investigación proporciona fundamento serio para el
enjuiciamiento del imputado contra quien se hubiere formalizado la misma, o
c) Comunicar la decisión del ministerio público de no perseverar en el procedimiento, por no haberse
reunido durante la investigación los antecedentes suficientes para fundar una acusación.
La comunicación de la decisión contemplada en la letra c) precedente dejará sin efecto la
formalización de la investigación, dará lugar a que el juez revoque las medidas cautelares que se hubieren
decretado, y la prescripción de la acción penal continuará corriendo como si nunca se hubiere
interrumpido.
Artículo 342.- Contenido de la sentencia. La sentencia definitiva contendrá:
a) La mención del tribunal y la fecha de su dictación; la identificación del acusado y la de el o los
acusadores;
b) La enunciación breve de los hechos y circunstancias que hubieren sido objeto de la acusación; en
su caso, los daños cuya reparación reclamare en la demanda civil y su pretensión reparatoria, y las
defensas del acusado;
c) La exposición clara, lógica y completa de cada uno de los hechos y circunstancias que se dieren
por probados, fueren ellos favorables o desfavorables al acusado, y de la valoración de los medios de
prueba que fundamentaren dichas conclusiones de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 297;
d) Las razones legales o doctrinales que sirvieren para calificar jurídicamente cada uno de los hechos
y sus circunstancias y para fundar el fallo;
e) La resolución que condenare o absolviere a cada uno de los acusados por cada uno de los delitos
que la acusación les hubiere atribuido; la que se pronunciare sobre la responsabilidad civil de los mismos
y fijare el monto de las indemnizaciones a que hubiere lugar;
f) El pronunciamiento sobre las costas de la causa, y
g) La firma de los jueces que la hubieren dictado.
La sentencia será siempre redactada por uno de los miembros del tribunal colegiado, designado por
éste, en tanto la disidencia o prevención será redactada por su autor. La sentencia señalará el nombre de su
redactor y el del que lo sea de la disidencia o prevención.
Artículo 342.- Contenido de la sentencia. La sentencia definitiva contendrá:
a) La mención del tribunal y la fecha de su dictación; la identificación del acusado y la de el o los
acusadores;
b) La enunciación breve de los hechos y circunstancias que hubieren sido objeto de la acusación; en
su caso, los daños cuya reparación reclamare en la demanda civil y su pretensión reparatoria, y las
defensas del acusado;
c) La exposición clara, lógica y completa de cada uno de los hechos y circunstancias que se dieren
por probados, fueren ellos favorables o desfavorables al acusado, y de la valoración de los medios de
prueba que fundamentaren dichas conclusiones de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 297;
d) Las razones legales o doctrinales que sirvieren para calificar jurídicamente cada uno de los hechos
y sus circunstancias y para fundar el fallo;
e) La resolución que condenare o absolviere a cada uno de los acusados por cada uno de los delitos
que la acusación les hubiere atribuido; la que se pronunciare sobre la responsabilidad civil de los mismos
y fijare el monto de las indemnizaciones a que hubiere lugar;
f) El pronunciamiento sobre las costas de la causa, y
g) La firma de los jueces que la hubieren dictado.

61
La sentencia será siempre redactada por uno de los miembros del tribunal colegiado, designado por
éste, en tanto la disidencia o prevención será redactada por su autor. La sentencia señalará el nombre de su
redactor y el del que lo sea de la disidencia o prevención.
Artículo 478.- Decisión del tribunal. La resolución de la Corte Suprema que acogiere la solicitud de
revisión declarará la nulidad de la sentencia.
Si de los antecedentes resultare fehacientemente acreditada la inocencia del condenado, el tribunal
además dictará, acto seguido y sin nueva vista pero separadamente, la sentencia de reemplazo que
corresponda.
Asimismo, cuando hubiere mérito para ello y así lo hubiere recabado quien hubiere solicitado la
revisión, la Corte podrá pronunciarse de inmediato sobre la procedencia de la indemnización a que se
refiere el artículo 19, Nº 7, letra i), de la Constitución Política.
Artículo 479.- Efectos de la sentencia. Si la sentencia de la Corte Suprema o, en caso de que hubiere
nuevo juicio, la que pronunciare el tribunal que conociere de él, comprobare la completa inocencia del
condenado por la sentencia anulada, éste podrá exigir que dicha sentencia se publique en el Diario Oficial
a costa del Fisco y que se devuelvan por quien las hubiere percibido las sumas que hubiere pagado en
razón de multas, costas e indemnización de perjuicios en cumplimiento de la sentencia anulada.
El cumplimiento del fallo en lo atinente a las acciones civiles que emanan de él será conocido por el
juez de letras en lo civil que corresponda, en juicio sumario.
Los mismos derechos corresponderán a los herederos del condenado que hubiere fallecido.
Además, la sentencia ordenará, según el caso, la libertad del imputado y la cesación de la
inhabilitación.

******

Nº 438.- INFORMACION. EXPLICACIÓN


Artículos 19 - 78 - 84 - 94 - 110 - 135 - 285 y 480 del Código Procesal Penal
En el Libro Primero del Código las siguientes normas dicen relación con el tema del epígrafe.
El artículo 19, sobre requerimientos de información, contenido y formalidades que deben dar las
autoridades y órganos del Estado, al Fiscal y al Juez, deben realizarse con toda prontitud.
Pero, las informaciones o documentos que, por ley tienen carácter secreto -ver la explicación
respectiva- en la misma norma, determina el procedimiento que hemos indicado en la explicación
respectiva.
Es deber de los fiscales, durante todo el procedimiento, tomar las medidas y solicitarlas para proteger
a las víctimas de los delitos; para facilitar su intervención procesal y para evitar o disminuir al mínimo
cualquiera perturbación que hayan de soportar, con ocasión de los trámites en que deben intervenir. Ver, al
respecto, la explicación Protección. Ver, asimismo, la explicación Víctima, y también, la explicación
Diligencias y Actuaciones. Artículo 78.
El artículo 84 del Código establece que, recibida una denuncia, la Policía debe informar,
inmediatamente y por el medio más expedito, al Ministerio Público (el Fiscal). Sin perjuicio de ello, debe
proceder, cuando corresponda, a realizar las actuaciones referidas en el artículo 83 del Código que
detallamos en la explicación Policía.
Al imputado privado de libertad, según el artículo 94, es obligatorio reconocerle las garantías y
derechos enumerados.
Entre estos derechos, según la letra a), está el que se le exprese, específica y claramente, el motivo de
su privación de libertad y, salvo en el caso de delito flagrante, a que se le exhiba la orden de aprehensión;
y, en la letra b), la obligación del funcionario a cargo del procedimiento de detención o aprehensión, de
informarle de los derechos a que se refiere el inciso segundo del artículo 135.
El artículo 110 del Código determina que, en los casos a que se refiere el inciso 2º del artículo 108
-muerte del ofendido y casos en los que éste no pueda ejercer sus derechos legales- si ninguna de las

62
personas enumeradas en la norma -ver la explicación Víctima- ha intervenido en el procedimiento, el
Fiscal debe informar de los resultados de éste, al cónyuge -hombre o mujer, en su caso- del ofendido; o, en
su defecto, a alguno de los hijos o a alguna otra de las personas enumeradas en tal norma.
El funcionario público a cargo de una detención, está obligado a informar, al afectado, acerca del
motivo de la detención, al momento de practicarla.
Asimismo, le debe informar acerca de los derechos del detenido y del preso a cuya explicación nos
remitimos.
Asimismo, ver el formulario Cartel de Derechos de los Detenidos. Artículo 135

******

En el Libro Segundo, el artículo 285, determina que en cuanto a la presencia del acusado en el juicio
oral señala que debe cumplirse durante toda la audiencia.
El Tribunal puede autorizar la salida de la sala del acusado, cuando éste lo solicite, ordenando su
permanencia en una sala próxima.
Asimismo, el tribunal puede disponer que el acusado abandone la sala de audiencia cuando su
comportamiento perturbe el orden.
En ambos casos, el tribunal debe adoptar las medidas necesarias para asegurar la oportuna
comparecencia del acusado.
El Presidente de la Sala tiene la obligación de informar, al acusado, de lo ocurrido en su ausencia en
cuanto éste reingrese a la sala de audiencia.
La ley no ha referido el caso en que la razón de la salida esté relacionada con motivos de sanidad.

******

En el Libro Tercero, no hay normas sobre el tema.

******

Por último, en el Libro Cuarto, en relación con la revisión de una sentencia firme, el artículo 480
establece que, si el Fiscal resuelve formalizar la investigación por los mismos hechos sobre los cuales
recayó la sentencia anulada, debe acompañar, en la audiencia respectiva, copia fiel del fallo que acogió la
revisión solicitada; o sea, la información de la revisión, en un nuevo juicio.

******

Nº 439.- INFORME. DE PERITOS. EXPLICACIÓN


Artículos 314 a 322 - 458 - 464 y 481 del Código Procesal Penal
En la Explicación “Pericia y peritos”, en la letra “P”, destacaremos las 212 normas que el Código
Procesal Penal establece en tres de sus cuatro libros, a cuyo texto nos remitimos.
Por razones de ordenamiento, hemos puesto esta explicación a pesar de que la otra es más completa.
Sin embargo, en aquella explicación no se encuentran los artículos 464 y 481 del Código Adjetivo
Penal.
“Artículo 464.- Internación provisional del imputado. Durante el procedimiento el tribunal podrá
ordenar, a petición de alguno de los intervinientes, la internación provisional del imputado en un
establecimiento asistencial, cuando concurrieren los requisitos señalados en los artículos 140 y 141, y el
informe psiquiátrico practicado al imputado señalare que éste sufre una grave alteración o insuficiencia de
sus facultades mentales que hicieren temer que atentará contra sí o contra otras personas.
Se aplicarán, en lo que fueren pertinentes, las normas contenidas en los párrafos 4º, 5º y 6º del Título
V del Libro Primero.”

63
Tales artículos son 139 a 153, sobre prisión preventiva; 154, sobre requisitos comunes a la prisión
preventiva y a la detención; y artículos 155 y 156 atinentes a “otras medidas cautelares personales”.
Lógicamente, los peritos del caso deben ser Médicos especialistas en Psiquiatría. En otros países, hay
Psiquiatras que no tienen el título de Médico y los sicólogos no médicos hacen tratamientos.
En lo tocante al artículo 481 del Código Procesal Penal, que no vale la pena transcribir, relacionado
con la ejecución de medidas de seguridad, establece que éstas sólo podrán durar mientras subsistieren las
condiciones que las hubiere hecho necesarias, “y en ningún caso, podrán extenderse más allá de la sanción
restrictiva o privativa de libertad que hubiere podido imponérsele o del tiempo que correspondiere a la
pena mínima probable, el que será señalado por el tribunal en su fallo”.
Los peritos del establecimiento correspondiente deben informar, periódicamente, la evolución del
enfermo, al Fiscal del Ministerio Público.

******

Nº 440.- INFORME. DE FISCALES. TRABAJO SEMANAL. FORMULARIO


INFORME SEMANAL DE OPERACION
Fiscalía Local de ...
semana del:
Fiscal
A
B
C
1
Nº casos asignados en el período
Nº salidas que se indican
2
Archivo Provisional
3
Principio de oportunidad
4
Facultad de no iniciar investigación
5
Suspensión Condicional
6
Acuerdos Reparatorios
7
Procedimiento abreviado
8
Procedimientos Monitorios
9
Procedimiento simplificado
10
Nº Imputados Formalizados
11
Nº de casos en que se solicita Prisión Preventiva
12
Imputados con prisión preventiva
13
Nº de casos terminados
14

64
Investigaciones en que se ha decretado reserva de las
investigaciones
15
Casos transferidos por incompetencia
16
Sentencia definitiva absolutoria
17
Sentencia definitiva condenatoria
18
Facultad de no perseverar
19
Sobreseimiento definitivo
20
Transferencia a otra fiscalia

******

Nº 441.- INFORME. EXPLICACIÓN


Artículos 314 a 322 - 458 - 464 y 481 del Código Procesal Penal
En el Libro Primero del Código no hay normas que se refieran al tema en estudio.

******

En el Libro Segundo, los artículos 314 a 322 del nuevo Código, dicen relación con el informe de
peritos, cuya explicación está en Pericia y Peritos.

******

En el Libro Tercero no hay normas sobre el tema del epígrafe.

******

En el Libro Cuarto, tres normas se refieren al tema.


En lo tocante al sujeto inimputable por enajenación mental, el Ministerio Público o el Juez de
Garantía, de oficio o a petición de parte, debe solicitar el informe siquiátrico correspondiente, explicitando
la conducta punible que se investiga en relación con éste. Artículo 458.
En cuanto a la internación provisional del imputado, el artículo 464, cuando concurren los requisitos
señalados en los artículos 140 y 141 y el informe siquiátrico practicado al imputado, señala que éste sufre
de una grave alteración o insuficiencia de sus facultades mentales que hagan temer que atentará en contra
de sí mismo o en contra de otras personas, se cursa tal medida.
En lo atinente a la duración y control de las medidas de seguridad impuestas al enajenado mental,
sólo duran mientras subsistan las condiciones que las han hecho necesarias y, en ningún caso, podrán
extenderse más allá de la sanción restrictiva o privativa de libertad que hubiere podido imponérsele o el
tiempo que correspondiere a la pena mínima probable, el que será señalado por el tribunal, en su fallo.
La persona o institución que tenga a su cargo al enajenado mental, debe informar, semestralmente,
sobre la evolución de su condición al Ministerio Público, a su curador o a sus familiares, en el orden de
prelación mencionado en el artículo 108; vale decir:
a) al cónyuge y a los hijos;
b) a los ascendientes;
c) al conviviente;

65
d) a los hermanos, y
e) al adoptado y al adoptante.

******

NOTA: Artículo 314.- Procedencia del informe de peritos. El ministerio público y los demás
intervinientes podrán presentar informes elaborados por peritos de su confianza y solicitar que éstos
fueren citados a declarar al juicio oral, acompañando los comprobantes que acreditaren la idoneidad
profesional del perito.
Procederá el informe de peritos en los casos determinados por la ley y siempre que para apreciar
algún hecho o circunstancia relevante para la causa fueren necesarios o convenientes conocimientos
especiales de una ciencia, arte u oficio.
Los informes deberán emitirse con imparcialidad, ateniéndose a los principios de la ciencia o reglas
del arte u oficio que profesare el perito.
Artículo 315.- Contenido del informe de peritos. Sin perjuicio del deber de los peritos de concurrir a
declarar ante el tribunal acerca de su informe, éste deberá entregarse por escrito y contener:
a) La descripción de la persona o cosa que fuere objeto de él, del estado y modo en que se hallare;
b) La relación circunstanciada de todas las operaciones practicadas y su resultado, y
c) Las conclusiones que, en vista de tales datos, formularen los peritos conforme a los principios de
su ciencia o reglas de su arte u oficio.
Artículo 316.- Admisibilidad del informe y remuneración de los peritos. El tribunal admitirá los
informes y citará a los peritos cuando, además de los requisitos generales para la admisibilidad de las
solicitudes de prueba, considerare que los peritos y sus informes otorgan suficientes garantías de seriedad
y profesionalismo. Con todo, el tribunal podrá limitar el número de informes o de peritos, cuando unos u
otros resultaren excesivos o pudieren entorpecer la realización del juicio.
Los honorarios y demás gastos derivados de la intervención de los peritos mencionados en este
artículo corresponderán a la parte que los presentare.
Excepcionalmente, el tribunal podrá relevar a la parte, total o parcialmente, del pago de la
remuneración del perito, cuando considerare que ella no cuenta con medios suficientes para solventarlo o
cuando, tratándose del imputado, la no realización de la diligencia pudiere importar un notorio
desequilibrio en sus posibilidades de defensa. En este último caso, el tribunal regulará prudencialmente la
remuneración del perito, teniendo presente los honorarios habituales en la plaza y el total o la parte de la
remuneración que no fuere asumida por el solicitante será de cargo fiscal.
Artículo 317.- Incapacidad para ser perito. No podrán desempeñar las funciones de peritos las
personas a quienes la ley reconociere la facultad de abstenerse de prestar declaración testimonial.
Artículo 318.- Improcedencia de inhabilitación de los peritos. Los peritos no podrán ser inhabilitados.
No obstante, durante la audiencia del juicio oral podrán dirigírseles preguntas orientadas a determinar su
imparcialidad e idoneidad, así como el rigor técnico o científico de sus conclusiones. Las partes o el
tribunal podrán requerir al perito información acerca de su remuneración y la adecuación de ésta a los
montos usuales para el tipo de trabajo realizado.
Artículo 319.- Declaración de peritos. La declaración de los peritos en la audiencia del juicio oral se
regirá por las normas previstas en el artículo 329 y, supletoriamente, por las establecidas para los testigos.
Si el perito se negare a prestar declaración, se le aplicará lo dispuesto para los testigos en el artículo
299 inciso segundo.
Artículo 320.- Instrucciones necesarias para el trabajo de los peritos. Durante la etapa de
investigación o en la audiencia de preparación del juicio oral, los intervinientes podrán solicitar del juez de
garantía que dicte las instrucciones necesarias para que sus peritos puedan acceder a examinar los objetos,
documentos o lugares a que se refiriere su pericia o para cualquier otro fin pertinente. El juez de garantía
accederá a la solicitud, a menos que, presentada durante la etapa de investigación, considerare necesario
postergarla para proteger el éxito de ésta.

66
Artículo 321.- Auxiliares del ministerio público como peritos. El ministerio público podrá presentar
como peritos a los miembros de los organismos técnicos que le prestaren auxilio en su función
investigadora, ya sea que pertenecieren a la policía, al propio ministerio público o a otros organismos
estatales especializados en tales funciones.
Artículo 322.- Terceros involucrados en el procedimiento. En caso necesario, los peritos y otros
terceros que debieren intervenir en el procedimiento para efectos probatorios podrán pedir al ministerio
público que adopte medidas tendientes a que se les brinde la protección prevista para los testigos.
Artículo 458.- Imputado enajenado mental. Cuando en el curso del procedimiento aparecieren
antecedentes que permitieren presumir la inimputabilidad por enajenación mental del imputado, el
ministerio público o juez de garantía, de oficio o a petición de parte, solicitará el informe psiquiátrico
correspondiente, explicitando la conducta punible que se investiga en relación a éste. El juez ordenará la
suspensión del procedimiento hasta tanto no se remitiere el informe requerido, sin perjuicio de continuarse
respecto de los demás coimputados, si los hubiere.
Artículo 464.- Internación provisional del imputado. Durante el procedimiento el tribunal podrá
ordenar, a petición de alguno de los intervinientes, la internación provisional del imputado en un
establecimiento asistencial, cuando concurrieren los requisitos señalados en los artículos 140 y 141, y el
informe psiquiátrico practicado al imputado señalare que éste sufre una grave alteración o insuficiencia en
sus facultades mentales que hicieren temer que atentará contra sí o contra otras personas.
Se aplicarán, en lo que fueren pertinentes, las normas contenidas en los párrafos 4º, 5º y 6º del Título
V del Libro Primero.
Artículo 481.- Duración y control de las medidas de seguridad. Las medidas de seguridad impuestas
al enajenado mental sólo podrán durar mientras subsistieren las condiciones que las hubieren hecho
necesarias, y en ningún caso podrán extenderse más allá de la sanción restrictiva o privativa de libertad
que hubiere podido imponérsele o del tiempo que correspondiere a la pena mínima probable, el que será
señalado por el tribunal en su fallo.
Se entiende por pena mínima probable, para estos efectos, el tiempo mínimo de privación o
restricción de libertad que la ley prescribiere para el delito o delitos por los cuales se hubiere dirigido el
procedimiento en contra del sujeto enajenado mental, formalizado la investigación o acusado, según
correspondiere.
La persona o institución que tuviere a su cargo al enajenado mental deberá informar semestralmente
sobre la evolución de su condición al Ministerio Público y a su curador o a sus familiares, en el orden de
prelación mencionado en el artículo 108.
El ministerio público, el curador o familiar respectivo podrá solicitar al juez de garantía la suspensión
de la medida o la modificación de las condiciones de la misma, cuando el caso lo aconsejare.
Sin perjuicio de lo anterior, el Ministerio Público deberá inspeccionar, cada seis meses, los
establecimientos psiquiátricos o instituciones donde se encontraren internados o se hallaren cumpliendo
un tratamiento enajenados mentales, en virtud de las medidas de seguridad que se les hubieren impuesto, e
informará del resultado al juez de garantía, solicitando la adopción de las medidas que fueren necesarias
para poner remedio a todo error, abuso o deficiencia que observare en la ejecución de la medida de
seguridad.
El juez de garantía, con el solo mérito de los antecedentes que se le proporcionaren, adoptará de
inmediato las providencias que fueren urgentes, y citará a una audiencia al Ministerio Público y al
representante legal del enajenado mental, sin perjuicio de recabar cualquier informe que estimare
necesario, para decidir la continuación o cesación de la medida, o la modificación de las condiciones de
aquélla o del establecimiento en el cual se llevare a efecto.

******

67
Nº 442.- INFORME. DE ALCOHOLEMIA. FISCAL A SERVICIO DE SALUD O LEGISTA.
FORMULARIO
Artículos 19 y 180 del Código Procesal Penal
OFICIO
Ministerio Público
Fiscalía Regional de ............
Fiscalía Local de ..............
En ..............., a .........., de .............. de 2........
R.U.C. Nº: .............................
OFICIO Nº:............
INFORME DE ALCOHOLEMIA
Sr. (a)....................................................
Don(ña)…………………………………..
…………………………………………….
PRESENTE
En investigación Rol Unico de Causa (R. U. C.) Nº...................., por delito de .............................,
solicito a Ud. remitir, a la brevedad posible, copia del informe de alcoholemia de don(ña) ....................,
quien fue atendido en ........................................, el ...............de .......................de .........................; todo lo
anterior, de acuerdo a lo establecido en los artículos 19 y 180 del Código Procesal Penal.
Saluda atentamente a Ud.,
.......................................................(Nombre y Firma)
Fiscal Adjunto de la ciudad de .................................

******

NOTA: Artículo 19.- Requerimientos de información, contenido y formalidades. Todas las


autoridades y órganos del Estado deberán realizar las diligencias y proporcionar, sin demora, la
información que les requirieren el ministerio público y los tribunales con competencia penal. El
requerimiento contendrá la fecha y lugar de expedición, los antecedentes necesarios para su cumplimiento,
el plazo que se otorgare para que se llevare a efecto y la determinación del fiscal o tribunal requirente.
Con todo, tratándose de informaciones o documentos que en virtud de la ley tuvieren carácter secreto,
el requerimiento se atenderá observando las prescripciones de la ley respectiva, si las hubiere, y, en caso
contrario, adoptándose las precauciones que aseguraren que la información no será divulgada.
Si la autoridad requerida retardare el envío de los antecedentes solicitados o se negare a enviarlos, a
pretexto de su carácter secreto o reservado y el fiscal estimare indispensable la realización de la actuación,
remitirá los antecedentes al fiscal regional quien, si compartiere esa apreciación, solicitará a la Corte de
Apelaciones respectiva que, previo informe de la autoridad de que se tratare, recabado por la vía que
considerare más rápida, resuelva la controversia. La Corte adoptará esta decisión en cuenta. Si fuere el
tribunal el que requiriere la información, formulará dicha solicitud directamente ante la Corte de
Apelaciones.
Si la razón invocada por la autoridad requerida para no enviar los antecedentes solicitados fuere que
su publicidad pudiere afectar la seguridad nacional, la cuestión deberá ser resuelta por la Corte Suprema.
Aun cuando la Corte llamada a resolver la controversia rechazare el requerimiento del fiscal, por
compartir el juicio de la autoridad a la que se hubieren requerido los antecedentes, podrá ordenar que se
suministren al ministerio público o al tribunal los datos que le parecieren necesarios para la adopción de
decisiones relativas a la investigación o para el pronunciamiento de resoluciones judiciales.
Las resoluciones que los ministros de Corte pronunciaren para resolver estas materias no los
inhabilitarán para conocer, en su caso, los recursos que se dedujeren en la causa de que se tratare.

68
Artículo 180.- Investigación de los fiscales. Los fiscales dirigirán la investigación y podrán realizar
por sí mismos o encomendar a la policía todas las diligencias de investigación que consideraren
conducentes al esclarecimiento de los hechos.
Sin perjuicio de lo dispuesto en el Párrafo 1º de este Título, dentro de las veinticuatro horas siguientes
a que tomare conocimiento de la existencia de un hecho que revistiere caracteres de delito de acción penal
pública por alguno de los medios previstos en la ley, el fiscal deberá proceder a la práctica de todas
aquellas diligencias pertinentes y útiles al esclarecimiento y averiguación del mismo, de las circunstancias
relevantes para la aplicación de la ley penal, de los partícipes del hecho y de las circunstancias que
sirvieren para verificar su responsabilidad. Asimismo, deberá impedir que el hecho denunciado produzca
consecuencias ulteriores.
Los fiscales podrán exigir información de toda persona o funcionario público, los que no podrán
excusarse de proporcionarla, salvo en los casos expresamente exceptuados por la ley.

******

Nº 443.- INFRACCION. EXPLICACIÓN


Artículos 294 - 344 - 373 - 374 y 377 del Código Procesal Penal
En el Libro Primero no hay normas atinentes a la materia.

******

En el Libro Segundo el artículo 294 determina que aquellos que “infringen las medidas de
publicidad” previstas en el artículo 289 o lo dispuesto en el artículo 293, según esta norma, pueden ser
sancionados según los artículos 530 a 532 del Código Orgánico de Tribunales, según corresponda.
Sin perjuicio de lo anterior, el tribunal puede expulsar a los infractores, de la sala.
En caso que el expulsado sea el Fiscal o el Abogado defensor, deberá procederse a su reemplazo,
antes de continuar el juicio. Si lo fuere el querellante, se debe proceder en su ausencia; y si lo fuere su
Abogado, debe reemplazarlo.
Ver, al respecto, la explicación Publicidad y Público.
En lo tocante a la sentencia definitiva del juicio oral -ver explicación atinente- el artículo 344
establece un plazo para la redacción y, en caso de infracción, se considera una falta grave de los Jueces del
juicio oral. Ver, explicación Lectura.

******

En el Libro Tercero, el artículo 373 relacionado con las causales del recurso de nulidad, en la letra a),
determina la procedencia cuando, en la tramitación del juicio o en el pronunciamiento de la sentencia, se
han infringido, sustancialmente, derechos o garantías asegurados por la Constitución o por los Tratados
Internacionales ratificados por Chile.
El artículo 374 enumera los motivos absolutos de nulidad, causales del recurso del caso y refiere
distintas infracciones referidas en la norma y dichas en la explicación sobre Recurso de Nulidad. Este
recurso es distinto que las Nulidades Procesales.
Por último, también relacionado con el recurso de nulidad, el artículo 377 determina la obligatoriedad
de prepararlo; o sea, de haber reclamado, oportunamente, del vicio o defecto; vale decir, la infracción de
ley.

******

En el Libro Cuarto no hay normas sobre el tema.

69
******

Nº 444.- INGRESO DE CAUSAS. ROLES. EXPLICACIÓN


Según el artículo 81 del Código de Procedimiento Penal, el sistema anterior de ingreso de causas
consiste en ponerlas en orden cronológico todas las denuncias, querellas, requisiciones del Ministerio
Público y de oficio, o sea pesquisa judicial, mediante un “auto cabeza de proceso”. El Ministerio Público
referido es el fiscal judicial de las Cortes. Ahora, en el nuevo sistema, existen distintos tipos de ingresos
de causas, según sea el lugar donde se está desarrollando el proceso.
Según el artículo 172 del Código Procesal Penal, la investigación de un hecho que revistiere los
caracteres de delito podrá iniciarse de oficio por el Ministerio Público, por denuncia o por querella. En
cuanto a la denuncia verbal o escrita, según el artículo 173, cualquier persona podrá comunicar
directamente al Ministerio Público el conocimiento que tuviere de la comisión de un hecho que revistiere
caracteres de delito. También se podrá formular la denuncia ante los funcionarios de Carabineros de Chile,
de la Policía de Investigaciones, de Gendarmería de Chile en los casos de los delitos cometidos dentro de
los recintos penitenciarios, o ante cualquier tribunal con competencia criminal, todos los cuales deberán
hacerla llegar de inmediato al Ministerio Público.
En cuanto al artículo 111 del Código Procesal Penal, la querella podrá ser interpuesta por la víctima,
su representante legal o su heredero testamentario. También se podrá querellar cualquier persona capaz de
parecer en juicio domiciliada en la provincia, respecto de hechos punibles cometidos en la misma que
constituyeren delitos terroristas, o delitos cometidos por un funcionario público que afectaren derechos de
las personas garantizados por la Constitución o contra la probidad pública.
Asimismo, podrá deducir querella cualquier persona capaz de parecer en juicio domiciliada en la
región, respecto de delitos cometidos en la misma que afectaren intereses sociales relevantes o de la
colectividad en su conjunto.
En cuanto a la querella del ofendido o de la víctima, siempre se presenta la juez de garantía. La
querella podrá presentarse en cualquier momento, mientras el fiscal no declarare cerrada la investigación.
Admitida a tramitación, el juez la remitirá al Ministerio Público y el querellante podrá hacer uso de los
derechos que le confiere el artículo 261.
Toda acción penal pública, cualquiera que sea su origen (denuncia, querella, etc.) se deberá envíar al
Ministerio Público, el cual comienza a desarrollar la etapa de investigación criminal. En el caso de la
acción penal privada, la querella se presenta directamente al Juzgado de Garantía.
Roles de Ingreso
El primer ingreso corresponde al que coloca el ministerio público, con la sigla R. U. C., que significa
“Rol Único de Causas” y que se establece a través de un sistema interno que lleva la Fiscalía Nacional
para todas las fiscalías locales del país, de manera que todos los expedientes penales tienen un número
correlativo de rol de ingreso “R.U.C.”
Una vez que se formaliza la investigación, o de cualquier modo es necesaria la intervención del Juez
de Garantía, este tribunal le da un ingreso adicional, con la sigla R.I.G., que significa “Rol de Ingreso al
Juzgado de Garantía” y que se establece por medio de un sistema interno que lleva la administración del
tribunal para todos los tribunales de garantía del país, de manera que todos los expedientes penales que
ingresan a estos juzgados tienen un número correlativo de rol de ingreso “R.I.G.”
Si la causa pasa a juicio oral, entonces el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal le coloca otro número de
ingreso, a través de un rol denominado “R. I. T.” que significa “Rol de Ingreso al Tribunal de Juicio Oral
en lo Penal” y que se establece por medio de un sistema interno que lleva la administración del tribunal
para todos los tribunales de juicio oral en lo penal, de manera que todos los expedientes penales que
ingresan a estos tribunales tienen un número correlativo de rol de ingreso “R. I. T.”
A su vez, cuando un asunto que se tramita con el nuevo procedimiento penal, sube a la corte
(apelación, nulidad), en estos tribunales se le da un número correlativo de rol de ingreso de corte.

******

70
Nº 445.- INHABILIDAD E INHABILITACION. EXPLICACIÓN
Artículos 75 - 76 - 318 y 356 del Código Procesal Penal
En el Libro Primero del Nuevo Código Procesal Penal, el artículo 75, relativo a la inhabilitación del
Juez de Garantía que ha sido planteada, debe continuar conociendo en todos los trámites anteriores a la
audiencia de preparación del juicio oral, el subrogante legal., mientras no se resuelve el conflicto, a más
tardar, en el plazo fatal de los tres días siguientes a la notificación de la resolución que fija la audiencia de
tal juicio; y se debe resolver antes del inicio de ésta. Artículo 76.
Si los hechos de implicancia o recusación llegan a conocimiento de la parte después de tal plazo, el
incidente se debe promover al iniciarse tal audiencia.
Después, sólo cabe declarar la inhabilidad de oficio.
Inhabilitado uno de los miembros, el Tribunal Colegiado del Juicio Oral debe continuar funcionando,
con exclusión del o de los miembros implicados o recusados, si no pueden ser reemplazados de inmediato,
y si continúa, a lo menos, con dos integrantes, éstos resuelven; pero debe ser por unanimidad.
Si no se cumplen estas condiciones, se anula todo lo del juicio oral y éste debe repetirse.

******

En el Libro Segundo, el artículo 318 determina que es improcedente la inhabilitación de los peritos
del juicio oral. Ver la explicación Pericia y peritos.

******

En el Libro Tercero, una norma dice relación con el epígrafe. El artículo 356 prohíbe suspender la
vista de un recurso, por falta de jueces para integrar la Sala, lo que, a veces, sucede por inhabilitación de
uno o más Magistrados del tribunal respectivo.

******

En el Libro Cuarto del nuevo Código, no hay normas relativas a este tema.

******

NOTA 1: Ver Implicancias y Recusaciones.


NOTA 2: Artículo 75.- Inhabilitación del juez de garantía. Planteada la inhabilitación del juez de
garantía, quien debiere subrogarlo conforme a la ley continuará conociendo de todos los trámites
anteriores a la audiencia de preparación del juicio oral, la que no se realizará hasta que se resolviere la
inhabilitación.
Artículo 76.- Inhabilitación de los jueces del tribunal del juicio oral. Las solicitudes de inhabilitación
de los jueces del tribunal de juicio oral deberán plantearse, a más tardar, dentro de los tres días siguientes
a la notificación de la resolución que fijare fecha para el juicio oral, y se resolverán con anterioridad al
inicio de la respectiva audiencia.
Cuando los hechos que constituyeren la causal de implicancia o recusación llegaren a conocimiento
de la parte con posterioridad al vencimiento del plazo previsto en el inciso anterior y antes del inicio del
juicio oral, el incidente respectivo deberá ser promovido al iniciarse la audiencia del juicio oral.
Con posterioridad al inicio de la audiencia del juicio oral, no podrán deducirse incidentes relativos a
la inhabilitación de los jueces que integraren el tribunal. Con todo, si cualquiera de los jueces advirtiere un
hecho nuevo constitutivo de causal de inhabilidad, el tribunal podrá declararla de oficio.
El tribunal continuará funcionando con exclusión del o de los miembros inhabilitados, si éstos
pudieren ser reemplazados de inmediato en virtud de lo dispuesto en el inciso quinto del artículo 281, o si
continuare integrado por, a lo menos, dos jueces que hubieren concurrido a toda la audiencia. En este

71
último caso, deberán alcanzar unanimidad para pronunciar la sentencia definitiva. Si no se cumpliere
alguna de estas condiciones, se anulará todo lo obrado en el juicio oral.
Artículo 318.- Improcedencia de inhabilitación de los peritos. Los peritos no podrán ser inhabilitados.
No obstante, durante la audiencia del juicio oral podrán dirigírseles preguntas orientadas a determinar su
imparcialidad e idoneidad, así como el rigor técnico o científico de sus conclusiones. Las partes o el
tribunal podrán requerir al perito información acerca de su remuneración y la adecuación de ésta a los
montos usuales para el tipo de trabajo realizado.
Artículo 356.- Prohibición de suspender la vista de la causa por falta de integración del tribunal. No
podrá suspenderse la vista de un recurso penal por falta de jueces que pudieren integrar la sala. Si fuere
necesario, se interrumpirá la vista de recursos civiles para que se integren a la sala jueces no inhabilitados.
En consecuencia, la audiencia sólo se suspenderá si no se alcanzare, con los jueces que conformaren
ese día el tribunal, el mínimo de miembros no inhabilitados que debieren intervenir en ella.

******

Nº 446.- INIMPUTABILIDAD. EXPLICACIÓN


Artículo 462 del Código Procesal Penal
En el caso de un sujeto inimputable por enajenación mental, según el artículo 462 del Libro IV del
Código, formulado que sea el requerimiento de medidas de seguridad, corresponde al Juez de Garantía,
declarar que el sujeto requerido se encuentra en la situación prevista en el artículo 10 Nº 1 del Código
Penal; vale decir que el imputado sea loco o demente -a no ser que haya actuado en un intervalo lúcido- y
el que, por cualquier causa independiente de su voluntad, se halla totalmente privado de razón.
Si el Juez apreciare que los antecedentes no permiten establecer, con certeza la inimputabilidad, debe
rechazar el requerimiento de medidas de seguridad.
Al mismo tiempo, con la acusación, se debe formular por el querellante, siempre que éste se hubiere
opuesto al requerimiento de medidas del Fiscal, para que la sostenga, en lo sucesivo, en los mismos
términos que este Código establece para el Ministerio Público. En caso contrario, ordenará al Ministerio
Público que formule la acusación del caso, conforme al trámite ordinario.
Los escritos de acusación podrán contener peticiones subsidiarias relativas a la imposición de
medidas de seguridad.

******

NOTA: Ver Medidas de Seguridad


Ver Edad y Menores

******

Nº 447.- INJURIAS. DELITO. EXPLICACIÓN


Artículos 55 y 404 del Código Procesal Penal
El artículo 55 del Libro I del Código, en la enumeración de los delitos de acción privada, en su letra
a) refiere a la injuria –y, también, a la calumnia. Ver DELITOS DE ACCION PRIVADA.
Por otro lado, en el procedimiento especial por delito de acción privada, que lo es el de injurias, a
cuya explicación nos remitimos, el Juez instará, a las partes, al inicio de la audiencia, a buscar un acuerdo
que ponga término a la causa. Tratándose de los delitos de calumnia o de injurias, se otorgará al
querellado la posibilidad de dar explicaciones satisfactorias de su conducta.
Producida la conciliación, se dicta sobreseimiento definitivo total.

72
******

A continuación, pasamos a explicar cuál es la situación actual del delito de injurias en nuestro Código
Penal:
Artículos 263 a 268 del Código Penal.
INJURIAS GRAVES CONTRA LA AUTORIDAD
Si se comete injuria grave contra el Presidente de la República, o contra alguno de los cuerpos
colegisladores o a las comisiones de éstos, sea en los actos públicos en que los representan, sea en el
desempeño de sus atribuciones particulares, o a miembros de los Tribunales Superiores de Justicia, el
castigo es de reclusión menor en sus grados medio a máximo (541 días a cinco años) y, además, multa de
seis a diez Unidades Tributarias Mensuales. Art. 263 inciso 1º.

******

INJURIAS LEVES CONTRA LA AUTORIDAD


La injuria leve contra las mismas autoridades las penas serán de reclusión menor en su grado mínimo,
61 a 540 días; y, además, multa de seis a diez sueldos vitales.

******

A continuación, viene la explicación del epígrafe aplicable a todas las regiones en las que no se aplica
el nuevo procedimiento penal y si se aplica el Código de Procedimiento Penal, que es también paralelo, en
la medida que existan causas criminales comenzadas y vigentes en el antiguo sistema. La parte penal de la
explicación esta al día, según el Código Penal actualizado.
INJURIAS. DELITO. EXPLICACIÓN
Artículos 416 a 431 del Código Penal y 571 588 del Código de Procedimiento Penal
El procedimiento en los delitos de acción penal privada se ejercita según las reglas del juicio penal de
acción pública, con las siguientes modificaciones:
El juicio empezará siempre por querella.
Si se trata de delitos de injuria o de calumnia, la querella se provee citando a querellante y a
querellado a comparendo dentro del quinto día, para procurar un avenimiento. Para este efecto, deben
concurrir ambas partes personalmente, o representadas o a través de mandatarios con facultad de avenir. Si
no asiste el querellante, o su mandatario; o si éste no tiene facultad de llegar a avenimiento, se le tendrá
por desistido de la acción, salvo lo dispuesto en el artículo 575, inciso 2º del Código de Procedimiento
Penal. Si no asiste el querellado, la causa sigue su curso.
Recibidas las “informaciones” ofrecidas por el querellante y testigos y, efectuadas las demás
actuaciones, se pedirá la encargatoria de procesado, con la variante de que no es necesario, la declaración
del inculpado para someterlo a proceso, en este caso. Sin tal declaración de testigos previa, no cabe
detención del imputado; y sólo procede la prisión preventiva, en su caso (artículo 237 del CPP).
Las actuaciones del sumario son públicas, salvo que el Juez ordene lo contrario, por motivos
fundados.
No existe, en estos procesos, acusación fiscal, por lo que, cerrado el sumario y encargado procesado
el querellado, el Juez da traslado al querellante para que, en el término fatal, no ampliable, de seis (6) días
corridos, formule acusación. El plazo que tiene el procesado para contestar es -precisamente- de seis (6)
días corridos fatales.
No existe sobreseimiento temporal, salvo lo dispuesto en el artículo 531 inciso 2º del mismo Código.
La sentencia condenará en costas a la parte vencida; y se consultará en los casos del artículo 533. Si
el querellado por delitos de injuria o calumnia, después de emplazado, desobedece o elude la citación del
Juez o la orden de prisión, el juicio se sigue en su rebeldía hasta su conclusión definitiva, siendo -el
procesado- defendido y representado, en tal caso, por el Abogado y por el procurador de turno.

73
Si el querellante o el querellado no practican las diligencias necesarias para dar curso progresivo a los
autos durante treinta (30) días corridos, el tribunal que conoce del asunto, sea el de primera instancia, sea
el de alzada, de oficio o a petición de parte, declarará abandonada la acción, resolución que produce los
efectos del sobreseimiento definitivo. Debe tenerse presente que la petición de medidas ya cumplidas o
inútiles, no da curso progresivo a los autos.

******

NOTA 1: Artículo 55.- Delitos de acción privada. No podrán ser ejercidas por otra persona que la
víctima, las acciones que nacen de los siguientes delitos:
a) La calumnia y la injuria;
b) La falta descrita en el número 11 del artículo 496 del Código Penal;
c) La provocación a duelo y el denuesto o descrédito público por no haberlo aceptado, y
d) El matrimonio del menor llevado a efecto sin el consentimiento de las personas designadas por la
ley y celebrado de acuerdo con el funcionario llamado a autorizarlo.
Artículo 404.- Conciliación. Al inicio de la audiencia, el juez instará a las partes a buscar un acuerdo
que ponga término a la causa. Tratándose de los delitos de calumnia o de injuria, otorgará al querellado la
posibilidad de dar explicaciones satisfactorias de su conducta.
NOTA 2: Art. 263. El que de hecho o de palabra injuriare gravemente al Presidente de la República,
o a alguno de los cuerpos colegisladores o a las comisiones de éstos, sea en los actos públicos en que los
representan, sea en el desempeño de sus atribuciones particulares, o a los tribunales superiores de justicia,
será castigado con reclusión menor en sus grados medio a máximo y multa de once a veinte unidades
tributarias mensuales.
Cuando las injurias fueren leves, las penas serán reclusión menor en su grado mínimo y multa de seis
a diez unidades tributarias mensuales, o simplemente esta última.
Art. 264. Cometen desacato contra la autoridad:
1.- Los que perturban gravemente el orden de las sesiones de los cuerpos colegisladores y los que
injurian o amenazan en los mismos actos a algún diputado o senador.
2.- Los que perturban gravemente el orden en las audiencias de los tribunales de justicia y los que
injurian o amenazan en los mismos actos a un miembro de dichos tribunales.
3.- Los que injurian o amenazan:
Primero: A un senador o diputado por las opiniones manifestadas en el Congreso.
Segundo: A un miembro de un tribunal de justicia por los fallos que hubiere dado.
Tercero: A los ministros de Estado u otra autoridad en el ejercicio de sus cargos.
Cuarto: A un superior suyo con ocasión de sus funciones.
En todos estos casos la provocación a duelo, aunque sea privada o embozada, se reputará amenaza
grave para los efectos del presente artículo.
Art. 265. Si el desacato consiste en perturbar el orden, o la injuria o amenaza, de que habla el artículo
precedente, fuere grave, el delincuente sufrirá las penas de reclusión menor en cualquiera de sus grados y
multa de once a veinte unidades tributarias mensuales. Cuando fuere leve, las penas serán reclusión menor
en su grado mínimo y multa de seis a diez unidades tributarias mensuales o simplemente esta última.
Art. 266. Para todos los efectos de las disposiciones penales respecto de los que cometen atentado o
desacato contra la autoridad o funcionarios públicos, se entiende que ejercen aquélla constantemente los
ministros de Estado y las autoridades de funciones permanentes o llamadas a ejercerlas en todo caso y
circunstancias.
Entiéndese también ofendida la autoridad en ejercicio de sus funciones cuando tuviere lugar el
atentado o desacato con ocasión de ellas o por razón de su cargo.
Art. 267. El que con violencia o fraude impidiere ejercer sus funciones a un miembro del Congreso,
de los tribunales superiores de justicia o del Consejo de Estado, sufrirá las penas de reclusión menor en su
grado mínimo y multa de once a veinte unidades tributarias mensuales.

74
Art. 268. El que ocasionare tumulto o exaltare al desorden en el despacho de una autoridad o
corporación pública hasta el punto de impedir o interrumpir sus actos, será castigado con reclusión menor
en cualquiera de sus grados y multa de once a veinte unidades tributarias mensuales.

******

Nº 448.- INMUNIDAD DE JURISDICCION Y RENUNCIA. EXPLICACIÓN


Artículos 210 y 211 del Código Procesal Penal
En el Libro Primero, no hay normas que se refieran al tema en estudio.

******

En el Libro Segundo, el artículo 210 relacionado con entrada y registro en lugares que gozan de
inviolabilidad diplomática de Embajadas, Residencias de los Agentes Diplomáticos, Sedes de
Organizaciones y Organismos Internacionales y de Naves y de Aeronaves que, conforme al derecho
internacional, gozan de inviolabilidad, el Juez está obligado a pedir el consentimiento al respectivo jefe de
misión, por escrito, en el cual le debe solicitar que conteste dentro de las veinticuatro horas. Este será
remitido por conducto del Ministerio de Relaciones Exteriores.
Si el Jefe de Misión niega su consentimiento o no contesta en el término indicado, el Juez de
Garantía, lo debe comunicar al Ministerio de Relaciones Exteriores. Mientras el Ministerio no conteste
manifestando el resultado de las gestiones que practique, el Juez se debe abstener de ordenar la entrada en
el lugar indicado. Sin perjuicio de esto, se podrán adoptar medidas de vigilancia conforme a las reglas
generales.
En casos urgentes y graves, el Juez puede solicitar la autorización del Jefe de Misión, directamente o
por medio del Fiscal, quien debe certificar el hecho de haberse concedido la autorización.
El artículo 211, también relacionado con entrada y registro, establece que, para la diligencia en
locales consulares o en partes de éstos que se utilizan exclusivamente para el trabajo de la Oficina
Consular, se debe recabar el consentimiento del Jefe de la Oficina Consular o de una persona que él
designe o del Jefe de la Misión Diplomática del mismo Estado.

******

En los Libros Tercero y Cuarto no hay normas sobre la materia.

******

Nº 449.- INMUNIDAD DE JURISDICCION. RENUNCIA. FORMULARIO


En la ciudad de Santiago, comparece don ....................., embajador de la República de ..............., de
nacionalidad ..............., estado civil ..........., pasaporte Nº .............., de la República de ...............,
domiciliado en Avda. .............. Nº ........., piso .....º ; y expresa:
Que se ha denunciado el hecho de que algunas personas habrían cometido un ilícito consistente
en ............
Que aparece, como imputado un empleado civil de la Embajada, don ................., que se desempeña
como ..............., en la Representación dicha, ubicada en el domicilio dicho.
Por el presente, en la representación que invisto, renuncio a la inmunidad de jurisdicción, a fin de que
la Policía Chilena, un Jefe de ............... concurra a nuestra Sede, a buscar antecedentes relacionados con la
investigación del caso y para que, previa vista del suscrito, incaute elementos, instrumentos y objetos del
delito del caso.

75
******

Nº 450.- INSCRIPCION. DEFUNCION. ORDEN DEL FISCAL AL REGISTRO CIVIL.


FORMULARIO
Artículos 19 y 180 del Código Procesal Penal
OFICIO
Ministerio Público
Fiscalía Regional de ............
Fiscalía Local de ...............................
En ...................., a .........., de ................. de 2..........
R.U.C. Nº: .................
OFICIO Nº ....................
INSCRIPCION DE DEFUNCION
Sr.(a)....................................................
Don(ña)………………………………
Director Regional del Servicio de Registro Civil
PRESENTE.
En investigación Rol Unico de Causa (R. U. C.) Nº ........................, por muerte y hallazgo de cadáver
de ………………………….., solicito a Ud. inscribir, previo el informe médico correspondiente, la
defunción de don(ña) ……………………., Cédula Nacional de Identidad número …………; y hecho,
enviar, a la brevedad, copia de la inscripción al Fiscal suscrito; todo lo anterior, de acuerdo a las normas
de los artículos 19 y 180 del Código Procesal Penal.
Saluda atentamente a Ud.,
……………………………………………… (Nombre y Firma)
Fiscal Adjunto jefe de la ciudad de ……

******

NOTA: Artículo 19.- Requerimientos de información, contenido y formalidades. Todas las


autoridades y órganos del Estado deberán realizar las diligencias y proporcionar, sin demora, la
información que les requirieren el Ministerio Público y los tribunales con competencia penal. El
requerimiento contendrá la fecha y lugar de expedición, los antecedentes necesarios para su cumplimiento,
el plazo que se otorgare para que se llevare a efecto y la determinación del fiscal o tribunal requirente.
Con todo, tratándose de informaciones o documentos que en virtud de la ley tuvieren carácter secreto,
el requerimiento se atenderá observando las prescripciones de la ley respectiva, si las hubiere, y, en caso
contrario, adoptándose las precauciones que aseguraren que la información no será divulgada.
Si la autoridad requerida retardare el envío de los antecedentes solicitados o se negare a enviarlos, a
pretexto de su carácter secreto o reservado y el fiscal estimare indispensable la realización de la actuación,
remitirá los antecedentes al fiscal regional quien, si compartiere esa apreciación, solicitará a la Corte de
Apelaciones respectiva que, previo informe de la autoridad de que se tratare, recabado por la vía que
considerare más rápida, resuelva la controversia. La Corte adoptará esta decisión en cuenta. Si fuere el
tribunal el que requiriere la información, formulará dicha solicitud directamente ante la Corte de
Apelaciones.
Si la razón invocada por la autoridad requerida para no enviar los antecedentes solicitados fuere que
su publicidad pudiere afectar la seguridad nacional, la cuestión deberá ser resuelta por la Corte Suprema.
Aun cuando la Corte llamada a resolver la controversia rechazare el requerimiento del fiscal, por
compartir el juicio de la autoridad a la que se hubieren requerido los antecedentes, podrá ordenar que se

76
suministren al Ministerio Público o al tribunal los datos que le parecieren necesarios para la adopción de
decisiones relativas a la investigación o para el pronunciamiento de resoluciones judiciales.
Las resoluciones que los ministros de Corte pronunciaren para resolver estas materias no los
inhabilitarán para conocer, en su caso, los recursos que se dedujeren en la causa de que se tratare.
Artículo 180.- Investigación de los fiscales. Los fiscales dirigirán la investigación y podrán realizar
por sí mismos o encomendar a la policía todas las diligencias de investigación que consideraren
conducentes al esclarecimiento de los hechos.
Sin perjuicio de lo dispuesto en el Párrafo 1º de este Título, dentro de las veinticuatro horas siguientes
a que tomare conocimiento de la existencia de un hecho que revistiere caracteres de delito de acción penal
pública por alguno de los medios previstos en la ley, el fiscal deberá proceder a la práctica de todas
aquellas diligencias pertinentes y útiles al esclarecimiento y averiguación del mismo, de las circunstancias
relevantes para la aplicación de la ley penal, de los partícipes del hecho y de las circunstancias que
sirvieren para verificar su responsabilidad. Asimismo, deberá impedir que el hecho denunciado produzca
consecuencias ulteriores.
Los fiscales podrán exigir información de toda persona o funcionario público, los que no podrán
excusarse de proporcionarla, salvo en los casos expresamente exceptuados por la ley.

******

Nº 451.- INOCENCIA Y PRESUNCION DE INOCENCIA. EXPLICACIÓN


Artículos 3° - 4° - 150 - 463 - 473 y 478
En el Libro Primero del código, el artículo 3º establece el principio de la exclusividad que tiene al
Ministerio Público (los Fiscales) en la investigación de los delitos, quienes deben determinar la
participación o la inocencia de los imputados.
La presunción de inocencia -”iuris tantum”, presunción legal- del imputado está consagrada en el
artículo 4º: ninguna persona será considerada culpable ni tratada como tal en tanto no fuere condenada por
una sentencia firme.
El artículo 150, sobre prisión preventiva confirma que el imputado preso debe ser tratado, en todo
momento, como inocente. Además, el tribunal debe proteger la integridad física del imputado y separar los
jóvenes y los “primerizos”, de los reincidentes y los de mayor peligrosidad.

******

En el Libro Segundo y en el Libro Tercero, no hay normas atinentes al epígrafe.

******

En el Libro Cuarto, el artículo 463, relacionado con medidas de seguridad de los enajenados
mentales, en su letra c) manda que la sentencia debe ser absolutoria, si no se constata la existencia de un
hecho típico y antijurídico o la participación del imputado en él; en caso contrario, puede imponer, al
inimputable, una medida de seguridad.
En lo tocante a la revisión de una sentencia firme -ver explicación- el artículo 373 letra b) declara la
procedencia de anularla, cuando algún inocente esté sufriendo condena como autor, cómplice o encubridor
del homicidio de una persona cuya existencia se comprueba después de la sentencia.
Por último, siempre en relación con la revisión de una sentencia firme, el artículo 478 determina que,
si de los antecedentes, resulta fehacientemente acreditada la inocencia del condenado, debe dictar, acto
seguido y sin nueva vista; pero separadamente, la sentencia de reemplazo que corresponda.
Ver, también, la explicación Absolución y ver Sentencia absolutoria.

******

77
LA PRESUNCION DE INOCENCIA
La presunción de inocencia rige con respaldo legal en Chile en virtud de lo establecido por el artículo
4º del Código Procesal Penal, el cual dispone que “Ninguna persona será considerada culpable ni tratada
como tal en tanto no fuere condenada por una sentencia firme”. Esta norma, que está incluida dentro de
los Principios Básicos del Código Procesal Penal, obliga tanto a Jueces como a Fiscales, en cuanto a que
los imputados deben ser tratados desde un punto de vista nuevo: La Ley nos presenta al que se le imputa la
comisión de un delito envuelto en una esfera de protección de la que antes carecía; esto quiere decir que
tanto el Fiscal del Ministerio Público, cuando investiga un delito, como el Juez de Garantía, de Tribunal
Oral en lo Penal o Ministro de Corte deben interactuar con un imputado que es inocente -hasta que se
pruebe lo contrario, que según la Ley ocurre cuando se le condena-.
Existe otra presunción en la Ley, establecida por el artículo 140 letra b) del Código Procesal Penal,
que autoriza al Juez de Garantía a decretar la Prisión Preventiva del imputado cuando, junto con otros
requisitos legales, se cuente con antecedentes que permitan “presumir fundadamente” la participación del
imputado en el delito. Esta presunción, sin embargo, tiene un alcance distinto: Puede el Juez considerar
que se dan estos supuestos -lo que implica que debe exigir un estándar de antecedentes superior al del
sistema procesal penal antiguo-, y decretar una medida cautelar; sin embargo esto no vence la presunción
de inocencia, que como dijimos es un Principio Básico; por lo tanto, el imputado puede estar sujeto a una
medida cautelar y aun debe ser considerado inocente.
La presunción de inocencia no sólo obliga a los operadores del sistema, como dijimos más arriba,
también obliga a la sociedad toda; debemos entender que sólo se es culpable de un delito cuando una
sentencia definitiva así lo dice, no cuando se detiene a un sujeto a quien se le imputa un delito. Esto que
parece tan lógico, implica un sustancial cambio en nuestra idiosincrasia, y es labor de todos -abogados,
medios de comunicación, profesores- socializar este principio.

******

Nº 452.- INSTITUCIONES. EXPLICACIÓN


Artículos 6° - 155 - 457 y 468 del Código Procesal Penal
Dos son los artículos del Libro I del Código que se refieren a Instituciones.
El artículo 6° dice relación con la Policía y los demás organismos auxiliares, que están obligados a
otorgar un trato acorde con su condición, a la víctima, procurando facilitar al máximo su participación en
los trámites en que deba intervenir. Ver POLICIA.
El artículo 155 determina, entre otros, el sistema de sujeción a la vigilancia de una persona o de una
institución determinada y a otras medidas que debe cumplir la Policía.
El artículo 457 del Libro IV, atinente a las medidas de seguridad establece la internación en un
establecimiento siquiátrico o su custodia y tratamiento y prohíbe, terminantemente, que ésa pueda llevarse
a cabo en un establecimiento carcelario y si no hay una casa especializada, se habilitará un recinto especial
en el hospital público más cercano.
Y el último inciso determina la medida de custodia y tratamiento, por medio de la familia, de su
guardador, de alguna institución pública o particular de beneficencia, socorro o caridad.
Por último, el artículo 468 del Código, sobre ejecución de la sentencia penal se refiere al
establecimiento penitenciario correspondiente, dando la orden de ingreso del caso.
Asimismo, en caso de haberse concedido una medida alternativa de las penas privativas o restrictivas
de libertad, se debe remitir copia de la misma, a la institución encargada de su ejecución y, por último, el
tribunal debe controlar el efectivo cumplimiento de las multas y comisos y ejecución de las cauciones y, al
efecto, dirigirá las comunicaciones que correspondan a los organismos públicos o a las autoridades que
deban intervenir en la ejecución de lo resuelto.

******

78
NOTA: Ver Hospitales
Ver Establecimiento Penitenciario

******

Nº 453.- INSTITUTO MEDICO LEGAL Y SERVICIO MEDICO LEGAL.


EXPLICACIÓN
Artículos 6° - 155 - 457 y 468 del Código Procesal Penal
Ley Orgánica: D.F.L. Nº 196, de 1960, D. Of. de 4-IV-60 y Reglamento: D. S. de Justicia Nº 427, de
1943, D. Of. de 27-IV-47.
El Servicio Médico Legal depende del Ministerio de Justicia y asesora a los tribunales emitiendo
informes médico-legales, a petición de ellos, y colabora en las cátedras universitarias de Medicina Legal.
Dicho servicio está formado por su Dirección, la Asesoría Jurídica, el Instituto Médico Legal “Dr.
Carlos Ibar” y por Servicios Médico-Legales de cabecera de provincias, departamentos y comunas.
El mencionado instituto comprende las secciones Clínica, Tanatología, Laboratorios y
Administrativa.
Este es el establecimiento central de todos los servicios médico-legales de la nación y tiene autoridad
para velar porque los procedimientos periciales que se practiquen, se ciñan a la ciencia del ramo y a las
normas generales que dicte. Además, es el consultor técnico en casos de dudas que tengan los tribunales o
los médicos legistas en materias médico-legales y debe evacuar los informes periciales, toxicológicos y de
laboratorio que las morgues de provincia no puedan hacer.
Los médicos legistas y demás personal técnico del Instituto tienen total autonomía en el estudio e
interpretación de las cuestiones que se sometan a su conocimiento y responden, personalmente, de los
informes que emitan.
En la Sección Autopsias la recepción de los cadáveres se hace a cualquier hora de la noche, previa
orden judicial competente. La entrega de éstos a sus familiares se hará con autorización judicial, debiendo
ser retirados en ataúd forrado en zinc y soldado. La autopsia médico-legal no se puede practicar antes de
las 24 horas de ocurrido el fallecimiento, a menos que el estado del cadáver exija proceder de inmediato.
De toda autopsia que se practique se redactará un protocolo, que se archiva en el Instituto.
Los médicos legistas alienistas informarán a los tribunales sobre el estado mental de los procesados,
sobre la capacidad o discernimiento de los menores y en los casos en que se requiera legalmente su
dictamen.
En el Instituto se lleva un índice alfabético de los cadáveres y un registro de desaparecidos.
Los médicos legistas se consideran como médicos de ciudad, en los casos que, en los juicios en que
se ejercite la acción pública -en que el nombramiento de perito corresponde al Juez- éste deba recaer en
dicho médico, tratándose de autopsia o examen médico (art. 8º D.L. Nº 196 y art. 224 inc. 1º del C. de P.
P.).
A su vez, a la Sección Clínica le corresponden todos los exámenes, tales como los de lesiones,
Psiquiatría, enfermedades profesionales, sexología, evaluación de incapacidades, paternidad, aborto y
violaciones.
La Sección Tanatología tiene a su cargo las pericias en cadáveres o restos humanos y de ella
dependen las Salas de Autopsias y diversos laboratorios.
El Fiscal de la Corte Suprema tiene la supervigilancia del Servicio Médico Legal y de sus empleados,
en lo tocante al esclarecimiento de los delitos y al cumplimiento de las órdenes periciales.
Respecto al aprovechamiento de órganos, tejidos o partes del cuerpo de un donante vivo y a la
utilización de cadáveres o partes de ellos con fines científicos o terapéuticos, se dictó un reglamento (el
D.S. de Salud Nº 240, de 1983, D. Of. de 3-XII-83, Recopilación de Reglamentos, t. 44, pág. 614 y sgtes.)
para la aplicación del Libro Noveno del Código Sanitario (DFL. Nº 725, de 1967, de Salud Pública,
modificado, D. Of. de 31-1-68).

79
******

NOTA: Artículo 6º.- Protección de la víctima. El Ministerio Público estará obligado a velar por la
protección de la víctima del delito en todas las etapas del procedimiento penal. Por su parte, el tribunal
garantizará conforme a la ley la vigencia de sus derechos durante el procedimiento.
El fiscal deberá promover durante el curso del procedimiento acuerdos patrimoniales, medidas
cautelares u otros mecanismos que faciliten la reparación del daño causado a la víctima. Este deber no
importará el ejercicio de las acciones civiles que pudieren corresponderle a la víctima. Art. único Nº 1 Ley
Nº 19.789 D.O. 30.01.2002.
Asimismo, la policía y los demás organismos auxiliares deberán otorgarle un trato acorde con su
condición de víctima, procurando facilitar al máximo su participación en los trámites en que debiere
intervenir.
Artículo 155.- Enumeración y aplicación de otras medidas cautelares personales. Para garantizar el
éxito de las diligencias de investigación, proteger al ofendido o asegurar la comparecencia del imputado a
las actuaciones del procedimiento o ejecución de la sentencia, después de formalizada la investigación el
tribunal, a petición del fiscal, del querellante o la víctima, podrá imponer al imputado una o más de las
siguientes medidas:
a) La privación de libertad, total o parcial, en su casa o en la que el propio imputado señalare, si
aquélla se encontrare fuera de la ciudad asiento del tribunal;
b) La sujeción a la vigilancia de una persona o institución determinada, las que informarán
periódicamente al juez;
c) La obligación de presentarse periódicamente ante el juez o ante la autoridad que él designare;
d) La prohibición de salir del país, de la localidad en la cual residiere o del ámbito territorial que
fijare el tribunal;
e) La prohibición de asistir a determinadas reuniones, recintos o espectáculos públicos, o de visitar
determinados lugares;
f) La prohibición de comunicarse con personas determinadas, siempre que no se afectare el derecho a
defensa, y
g) La prohibición de aproximarse al ofendido o su familia y, en su caso, la obligación de abandonar el
hogar que compartiere con aquél.
El tribunal podrá imponer una o más de estas medidas según resultare adecuado al caso y ordenará las
actuaciones y comunicaciones necesarias para garantizar su cumplimiento.
La procedencia, duración, impugnación y ejecución de estas medidas cautelares se regirán por las
disposiciones aplicables a la prisión preventiva, en cuanto no se opusieren a lo previsto en este Párrafo.
Artículo 457.- Clases de medidas de seguridad. Podrán imponerse al enajenado mental, según la
gravedad del caso, la internación en un establecimiento psiquiátrico o su custodia y tratamiento.
En ningún caso la medida de seguridad podrá llevarse a cabo en un establecimiento carcelario. Si la
persona se encontrare recluida, será trasladada a una institución especializada para realizar la custodia,
tratamiento o la internación. Si no lo hubiere en el lugar, se habilitará un recinto especial en el hospital
público más cercano.
La internación se efectuará en la forma y condiciones que se establecieren en la sentencia que impone
la medida. Cuando la sentencia dispusiere la medida de custodia y tratamiento, fijará las condiciones de
éstos y se entregará al enajenado mental a su familia, a su guardador, o a alguna institución pública o
particular de beneficencia, socorro o caridad.
Artículo 468.- Ejecución de la sentencia penal. Las sentencias condenatorias penales no podrán ser
cumplidas sino cuando se encontraren ejecutoriadas. Cuando la sentencia se hallare firme, el tribunal
decretará una a una todas las diligencias y comunicaciones que se requirieren para dar total cumplimiento
al fallo.
Cuando el condenado debiere cumplir pena privativa de libertad, el tribunal remitirá copia de la
sentencia, con el atestado de hallarse firme, al establecimiento penitenciario correspondiente, dando orden

80
de ingreso. Si el condenado estuviere en libertad, el tribunal ordenará inmediatamente su aprehensión y,
una vez efectuada, procederá conforme a la regla anterior.
Si la sentencia hubiere concedido una medida alternativa a las penas privativas o restrictivas de
libertad consideradas en la ley, remitirá copia de la misma a la institución encargada de su ejecución.
Asimismo, ordenará y controlará el efectivo cumplimiento de las multas y comisos impuestos en la
sentencia, ejecutará las cauciones en conformidad con el artículo 147, cuando procediere, y dirigirá las
comunicaciones que correspondiere a los organismos públicos o autoridades que deban intervenir en la
ejecución de lo resuelto.

******

Nº 454.- INSTRUCCIONES E INSTRUCCIONES OBLIGATORIAS. DEL FISCAL.


EXPLICACIÓN
Artículos 87 - 228 y 320 del Código Procesal Penal
El Fiscal del Ministerio Público tiene la facultad de impartir instrucciones a la Policía, a los
intervinientes y a los testigos, y también en caso de otras pruebas, para la expedición de las probanzas.
El Ministerio Público, según la misma norma del artículo 87, tiene la obligación, mediante
instrucciones generales, de regular la forma de cómo -el Código dice “en que”- la Policía debe cumplir las
funciones previstas en los artículos 83 y 85 del Código, así como la forma de proceder frente a hechos de
los que tomare conocimiento y respecto de los cuales, los datos obtenidos fueren insuficientes para estimar
si son constitutivos de delito.
El artículo 228 del Libro II, relacionado con el registro que se debe hacer de inmediato de las
diligencias practicadas, con expresión de día, hora y lugar en que se hubieren realizado y de cualquiera
circunstancia que pudiere resultar de utilidad para la investigación.
Es obligación dejar constancia en el registro de las instrucciones recibidas del Fiscal y del Juez.
Por último, el artículo 320 del mismo Libro del Código, ordena que los intervinientes pueden
solicitar, del Juez de Garantía, que dicte las instrucciones necesarias para que sus peritos oficiales puedan
acceder a examinar los objetos, documentos o lugares a que se refiere su informe pericial y para cualquier
otro fin pertinente. El Juez de Garantía debe acceder a la solicitud, a menos que, presentada durante la
etapa de investigación, considere que es necesario postergarla, para proteger el éxito de ésta.
Cabe dudas, a cerca de si los intervinientes pueden hacer la misma solicitud respecto de peritos de
parte. Creemos que sí procede.

******

NOTA: Ver Pericia


Ver Perito

******

Nº 455.- INSTRUCCIONES PARTICULARES DEL FISCAL. FORMULARIO


Artículos 79 y 180 del Código Procesal Penal
OFICIO
Ministerio Público
Fiscalía Regional de ............
Fiscalía Local de ...............................
En ....................., a .........., de ............... de 2..........

81
R.U.C. Nº: ................
OFICIO Nº:.........
INSTRUCCION PARTICULAR
Sr. (a)................................................
Don(ña)…………………………....
Carabineros de Chile / Policía de Investigaciones de Chile
Unidad: ............................................
PRESENTE
Conforme a lo dispuesto en el artículo 79 del Código Procesal Penal, en relación al artículo 180 y
siguientes del mismo código, en investigación Rol Unico de Causa Nº…………, por el delito de
……………… establecido en el artículo …. del Código Penal, solicito a Ud. que, a contar del día …….
…. del mes de …… de 200.…., conforme a lo instruido verbalmente por el Fiscal que suscribe, ordene a
la Unidad Fuerza de ……………………, de …………………………………. practicar las siguientes
diligencias:
1.- Otorgar vigilancia y protección permanente a los Señores (...), para resguardar su integridad física
y psíquica.
2.- Trasladar a las mismas personas, con el propósito de efectuar las diligencias que en la región sean
necesarias.
3.- Apoyar la recepción de declaraciones de las personas indicadas.
4.- Toda otra diligencias necesaria para esclarecer el hecho investigado.
El informe requerido deberá remitirse dentro del plazo de 10 días, contado desde la recepción del
presente oficio.
Saluda atentamente a Ud.,
…………..…………………………… (Nombre y Firma)
Fiscal Adjunto de la Fiscalía Local de la ciudad de …….

******

NOTA: Artículo 79.- Función de la policía en el procedimiento penal. La Policía de Investigaciones


de Chile será auxiliar del Ministerio Público en las tareas de investigación y deberá llevar a cabo las
diligencias necesarias para cumplir los fines previstos en este Código, en especial en los artículos 180, 181
y 187, de conformidad a las instrucciones que le dirigieren los fiscales. Tratándose de delitos que
dependieren de instancia privada se estará a lo dispuesto en los artículos 54 y 400 de este Código.
Asimismo, le corresponderá ejecutar las medidas de coerción que se decretaren.
Carabineros de Chile, en el mismo carácter de auxiliar del Ministerio Público, deberá desempeñar las
funciones previstas en el inciso precedente cuando el fiscal a cargo del caso así lo dispusiere.
Sin perjuicio de lo previsto en los incisos anteriores, tratándose de la investigación de hechos
cometidos en el interior de establecimientos penales, el Ministerio Público también podrá impartir
instrucciones a Gendarmería de Chile, que actuará de conformidad a lo dispuesto en este Código.
Artículo 180.- Investigación de los fiscales. Los fiscales dirigirán la investigación y podrán realizar
por sí mismos o encomendar a la policía todas las diligencias de investigación que consideraren
conducentes al esclarecimiento de los hechos.
Sin perjuicio de lo dispuesto en el Párrafo 1º de este Título, dentro de las veinticuatro horas siguientes
a que tomare conocimiento de la existencia de un hecho que revistiere caracteres de delito de acción penal
pública por alguno de los medios previstos en la ley, el fiscal deberá proceder a la práctica de todas
aquellas diligencias pertinentes y útiles al esclarecimiento y averiguación del mismo, de las circunstancias
relevantes para la aplicación de la ley penal, de los partícipes del hecho y de las circunstancias que
sirvieren para verificar su responsabilidad. Asimismo, deberá impedir que el hecho denunciado produzca
consecuencias ulteriores.

82
Los fiscales podrán exigir información de toda persona o funcionario público, los que no podrán
excusarse de proporcionarla, salvo en los casos expresamente exceptuados por la ley.

******

Nº 456.- INSTRUCTIVOS. MINISTERIO PÚBLICO. EXPLICACIÓN


Artículos 17 y 32 de la Ley Nº 19.640
En la Ley Nº 19.640, Orgánica del Ministerio Público, se establece la facultad del Fiscal Nacional y
de los Fiscales Regionales de dictar instrucciones generales relacionadas con criterios de distintas
materias, como las que se aplicarán en materia de recursos humanos, de remuneraciones, de inversiones,
de gastos de fondos respectivos, de la planificación del desarrollo, de administración y finanzas, entre
otras.
También, podrá -el Fiscal Nacional- dictar instrucciones generales para el cumplimiento de diversas
tareas, tales como aquellas que dicen relación con la investigación de hechos punibles, el ejercicio de la
acción penal y la protección de víctimas y testigos. Artículo 17.
Sin embargo, no podrá dar instrucciones u ordenar realizar u omitir la realización de actuaciones, en
casos particulares, a los Fiscales Adjuntos, salvo cuando la investidura de las personas involucradas como
víctimas o imputados, lo hiciere necesario para garantizar que dichas tareas se cumplirán con absoluta
independencia y autonomía.
En el caso de los Fiscales Regionales, éstos podrán dictar las normas e instrucciones necesarias para
la organización y el funcionamiento de la Fiscalía Regional y para el adecuado desempeño de los Fiscales
Adjuntos, en los casos en que les corresponda intervenir; pero siempre conforme a las instrucciones
generales del Fiscal Nacional. Artículo 32.
Las instrucciones generales han sido dictadas y publicadas mediante “instructivos obligatorios” para
todos los funcionarios del Ministerio Público.

******

Nº 457.- INSTRUCTIVO. GENERAL Nº 34. CRITERIOS DE ACTUACION. ACUERDOS


REPARATORIOS. TEXTO
OFICIO Nº 242 _/
ANT.: No hay
SANTIAGO, diciembre 14 de 2000
DE : FISCAL NACIONAL DEL MINISTERIO PÚBLICO
A: FISCALES REGIONALES Y FISCALES ADJUNTOS DEL PAIS
Introducción
Los acuerdos reparatorios constituyen una de las principales salidas alternativas en el nuevo proceso
penal. Como se observa en el Primer Informe de la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la
Cámara de Diputados sobre el proyecto de ley que establece un nuevo Código de Procedimiento Penal,
esta salida alternativa busca “realzar los intereses concretos de la víctima por sobre los intereses abstractos
del Estado” (1), es decir, considerar sus intereses concretos en el conflicto social que significa el delito
frente a los intereses abstractos del Estado en relación al mismo. Con el uso de este mecanismo, se señala
en dicho informe, “el sistema de procedimiento penal no es entendido como un sistema destinado a la
aplicación de penas, sino como un sistema destinado a la resolución de conflictos” (2) . Ciertamente, el
funcionamiento del sistema procesal penal se dirige a acreditar los hechos y las responsabilidades que
permitan la imposición de una pena, lo cual no implica una solución del conflicto sino sólo una reacción

83
punitiva del Estado frente al delito. El mecanismo de los acuerdos reparatorios permite encontrar una
solución efectiva al conflicto penal, de modo que para ello el nuevo sistema procesal penal debe permitir
un conjunto de actividades y habilidades distintas de las tradicionalmente exigidas para la persecución y el
juicio penal.
Pero además, los acuerdos reparatorios descargan el sistema y contribuyen a conseguir el objetivo
que sólo un reducido número de causas lleguen a juicio oral. Indudablemente la disminución de la carga
de trabajo no es sólo para los tribunales sino también para el Ministerio Público, el cual podrá concentrar
sus esfuerzos en la investigación y persecución de los delitos graves, esto es, aquellos que realmente
ponen en cuestión el orden social y el Estado, como son los que afectan los bienes jurídicos individuales
más básicos y los bienes jurídicos colectivos o estatales más fundamentales.
En virtud de estas consideraciones, esta Fiscalía Nacional estima que, al contrario de lo que se ha
sostenido en la doctrina (3), el Ministerio Público debe desempeñar un rol activo en relación a los
acuerdos reparatorios, sujeto a las siguientes instrucciones generales.
I. PROCEDENCIA
Los acuerdos reparatorios proceden, conforme al artículo 241 del Código Procesal Penal, cuando se
cumplen tres requisitos:
a) Sólo pueden referirse a hechos investigados que afectaren bienes jurídicos disponibles de carácter
patrimonial, consistieren en lesiones menos graves o constituyeren delitos culposos (inciso 2º)
b) El imputado y la víctima deben prestar su consentimiento en forma libre y con pleno conocimiento
de sus derechos (inciso 1º)
c) No puede existir un interés público prevalente en la continuación de la persecución penal (inciso
3º).
A continuación, se impartirán criterios de actuación relativos a cada requisito por separado. Se trata
de criterios flexibles, modificables y posiblemente ampliables, según se ponderará conforme a la
experiencia próxima y las estadísticas criminales más confiables.
Artículo 241 inciso 2º del Código Procesal Penal: Los acuerdos reparatorios sólo podrán referirse a
hechos investigados que afectaren bienes jurídicos disponibles de carácter patrimonial, consistieren en
lesiones menos graves o constituyeren delitos culposos.
1.- Atendida la naturaleza del hecho punible materia de la investigación, los fiscales tienen tres
posibilidades de actuación:
a) Favorecer los acuerdos reparatorios,
b) Estudiar con detención la procedencia y conveniencia de los mismos, y
c) Oponerse a la aprobación en la audiencia correspondiente.
No obstante proceder un acuerdo reparatorio atendida la naturaleza del hecho punible, los fiscales
pueden oponerse a la aprobación del mismo cuando constataren que el consentimiento prestado no fue
libre ni informado o estimaren que existe un interés público prevalente en la continuación de la
persecución penal, conforme a los Nºs 11 a 17 siguientes de estas instrucciones generales.
Bienes jurídicos disponibles (4) de carácter patrimonial (5)
2.- Los fiscales favorecerán los acuerdos reparatorios, conforme a lo dispuesto en los Nºs 18 y
siguientes de estas instrucciones generales, respecto de los siguientes hechos que afectan al bien jurídico
patrimonio:
Norma legal
Delito
Bien Jurídico
Artículos 432 y 446 del Código Penal
Hurto
Patrimonio
Artículo 168 del D.F.L. 4 de 1959
Hurto de energía eléctrica

84
Patrimonio
Artículo 448 del Código Penal
Hurto de hallazgo
Patrimonio
Artículo 458 del Código Penal
Usurpación no violenta
Patrimonio
Artículos 459 y 461 del Código Penal
Usurpación no violenta de aguas
Patrimonio
Artículo 462 del Código Penal
Alteración o destrucción de deslindes de propiedad pública
Patrimonio
Artículo 487 del Código Penal
Daños simples
Patrimonio
Artículo 468 del Código Penal
Estafa
Patrimonio
Artículos 467 y 469 Nº 1 y Nº 2 del Código Penal
Entrega fraudulenta
Patrimonio
Artículo 470 Nº 4 del Código Penal
Suscripción engañosa de documento
Patrimonio
Artículos 467 y 469 Nº 1 y Nº 2 del Código Penal
Entrega fraudulenta
Patrimonio
Artículo 470 Nº 4 del Código Penal
Suscripción engañosa de documento
Patrimonio
Artículo 470 Nº 6 del Código Penal
Celebración fraudulenta de contrato aleatorio
Patrimonio
Artículo 470 Nº 7 del Código Penal
Fraude en juego
Patrimonio
Artículo 473 del Código Penal
Otros engaños
Patrimonio
Artículo 470 Nº 1 del Código Penal
Apropiación indebida
Patrimonio
Artículo 469 Nº 3 del Código Penal
Administración fraudulenta
Patrimonio
Artículo 469 Nº 4 del Código Penal
Administración fraudulenta
Patrimonio
Artículo 470 Nº 2 del Código Penal
Administración fraudulenta

85
Patrimonio
Artículo 470 Nº 3 del Código Penal
Abuso de firma en blanco
Patrimonio
Artículo 471 Nº 1 del Código Penal
Hurto de posesión
Patrimonio
Artículo 471 Nº 2 del Código Penal
Celebración de contrato simulado
Patrimonio
Artículo 466 del Código Penal
Alzamiento de bienes, insolvencia punible y contratos simulados
Patrimonio
Artículo 469 Nº 6 del Código Penal
Destrucción de la cosa embargada
Patrimonio
Artículo 444 del Código de Procedimiento Civil
Depositario alzado
Patrimonio
Artículo 19 de la ley 18.112
Delitos contra la prenda sin desplazamiento
Patrimonio
Artículos 49 y 50 de la ley 5.687
Delitos contra la prenda industrial
Patrimonio
Artículos 27 a 30 de la ley 4.097
Delitos contra la prenda agraria
Patrimonio
Artículo 19 de la ley 18.112
Delitos contra la prenda sin desplazamiento
Patrimonio
Artículos 35 a 38 de la ley 18.690
Delitos relativos a almacenes generales de depósito
Patrimonio
Artículo 197 del Código Penal
Falsificación de instrumento privado
Patrimonio
Artículo 198 del Código Penal
Uso malicioso de instrumento privado falso
Patrimonio
Artículos 28, 52, 61 y 67 de la ley 19.039
Delitos contra privilegios industriales y derechos de propiedad industrial
Patrimonio
Artículos 28, 52, 61 y 67 de la ley 19.039
Delitos contra privilegios industriales y derechos de propiedad industrial
Patrimonio
Artículo 160 del D.F.L. 3 de 1997
Obtención fraudulenta de créditos
Patrimonio
Artículo 22 del D.F.L. 707 de 1982
Giro doloso de cheque

86
Patrimonio
3.- Los fiscales evaluarán con detención la procedencia y conveniencia de los acuerdos reparatorios
respecto de los siguientes delitos que afectan principalmente al bien jurídico patrimonio:
Norma legal
Delito
Bien Jurídico
Artículo 442 del Código Penal
Robo con fuerza en lugar no habitado
Patrimonio
Artículo 443 inciso 1º del Código Penal
Robo de cosas en bienes nacionales de uso público
Patrimonio
Artículo 443 inciso 2º del Código Penal
Robo de cables o alambres
Patrimonio
Artículo 449 del Código Penal
Robo o hurto de vehículos y el abigeato
Patrimonio
Artículo 445 del Código Penal
Fabricación de instrumentos destinados al robo
Patrimonio
Artículo 144 inciso 1º del Código Penal
Violación no violenta de domicilio
Patrimonio, intimidad
Artículo 462 del Código Penal
Alteración o destrucción de deslindes de propiedad pública
Patrimonio estatal
Artículo 478 del Código Penal
Incendio de objetos de poco valor
Patrimonio
Artículos 1º y 3º de la ley 19.223
Daños a sistema de tratamiento de información
Patrimonio
Artículos 78 a 80 de la ley 17.336
Delitos contra la propiedad intelectual
Patrimonio
Artículo 472 del Código Penal
Usura
Patrimonio, economía monetaria
Artículos 273 y 274 del Código Penal
Delitos de los proveedores
Patrimonio estatal, economía pública
En el evento que los fiscales estimaren procedente y conveniente el acuerdo reparatorio, se sujetarán
a los Nºs 18 y siguientes de estas instrucciones generales.
4.- Los fiscales se opondrán a la aprobación de los acuerdos reparatorios respecto los siguientes
delitos, entre otros, puesto que afectan, además del patrimonio, otros bienes jurídicos de mayor entidad:
Norma legal
Delito
Bien Jurídico
Artículo 442 del Código Penal
Robo con fuerza en lugar no habitado

87
Patrimonio
Artículo 443 inciso 1º del Código Penal
Robo de cosas en bienes nacionales de uso público
Patrimonio
Artículo 443 inciso 2º del Código Penal
Robo de cables o alambres
Patrimonio
Artículo 449 del Código Penal
Robo o hurto de vehículos y el abigeato
Patrimonio
Artículo 445 del Código Penal
Fabricación de instrumentos destinados al robo
Patrimonio
Artículo 144 inciso 1º del Código Penal
Violación no violenta de domicilio
Patrimonio, intimidad
Artículo 462 del Código Penal
Alteración o destrucción de deslindes de propiedad pública
Patrimonio estatal
Artículo 478 del Código Penal
Incendio de objetos de poco valor
Patrimonio
Artículos 1º y 3º de la ley 19.223
Daños a sistema de tratamiento de información
Patrimonio
Artículos 78 a 80 de la ley 17.336
Delitos contra la propiedad intelectual
Patrimonio (7)
Artículo 472 del Código Penal
Usura
Patrimonio, economía monetaria
Artículos 273 y 274 del Código Penal
Delitos de los proveedores
Patrimonio estatal, economía pública
Lesiones menos graves 5.- Los fiscales favorecerán los acuerdos reparatorios, conforme a lo
dispuesto en los Nºs 18 y siguientes de estas instrucciones generales, respecto de los delitos de lesiones
menos graves y leves tipificados en los artículos 399 y 494 Nº 5 del Código Penal.
Delitos culposos
6.- Los fiscales favorecerán los acuerdos reparatorios, conforme a lo dispuesto en los Nºs 18 y
siguientes de estas instrucciones generales, respecto de los siguientes delitos culposos:
Norma legal
Delito
Artículo 490 del Código Penal
Homicidio y lesiones por imprudencia temeraria
Artículo 491 del Código Penal
Homicidio y lesiones por imprudencia simple del facultativo o dueño de animales
Artículo 492 del Código Penal
Homicidio y lesiones por imprudencia simple con infracción de reglamentos
Artículos 329, 333 y 337 inciso 2º del Código Penal
Delitos culposos relativos a ferrocarriles y telégrafos
Reglas comunes

88
7.- Cuando proceden los acuerdos reparatorios atendida la naturaleza del delito, el hecho de
encontrarse el mismo en grado tentado o frustrado no constituye óbice a la aprobación de aquéllos, puesto
que ello no modifica su naturaleza (8).
Los fiscales favorecerán los acuerdos reparatorios, conforme a lo dispuesto en los Nºs 18 y siguientes
de estas instrucciones generales, cuando los delitos señalados en el Nº 3 anterior quedaren en grado
tentado o frustrado.
Los fiscales evaluarán con detención la procedencia y conveniencia de llegar a acuerdo reparatorio
respecto de cualquiera de los delitos señalados en el Nº 4 anterior, habida consideración de no haberse
completado el iter criminis, situación que implica una afección de menor significación para los bienes
jurídicos protegidos.
8.- Cuando proceden los acuerdos reparatorios atendida la naturaleza del delito, el hecho que
concurran en éste más de un partícipe no constituye óbice a aquéllos, puesto que ello no modifica su
naturaleza.
Es posible llegar a acuerdo reparatorio respecto de un imputado y no de otros, conforme a los
artículos 242 y 255 del Código Procesal Penal.
9.- Cuando proceden los acuerdos reparatorios atendida la naturaleza del delito, el hecho de darse un
concurso con otro delito no constituye óbice a aquéllos. Si se presenta un concurso aparente de leyes
penales, la procedencia del acuerdo reparatorio se evaluará según la calificación jurídica que se haga del
hecho punible. Si hay concurso real de delitos, es posible llegar a acuerdo reparatorio respecto del hecho
que, según su naturaleza, resulta procedente. Igual regla resulta aplicable si hay concurso ideal de delitos.
Por ejemplo, se falsifica un instrumento público para cometer estafa, procede el acuerdo reparatorio
respecto de ésta no respecto de la falsificación (la investigación continúa respecto de la falsificación de
instrumento público).
En los casos de concurso real o ideal resultan aplicables los artículos 242 y 255 del Código Procesal
Penal.
10.- Cuando proceden los acuerdos reparatorios atendida la naturaleza del delito, el hecho que
concurran agravantes no constituye óbice a aquéllos, puesto que ello no modifica su naturaleza. Lo
anterior, sin perjuicio de lo indicado en el Nº 17 siguiente.
Consentimiento libre e informado
11.- La víctima legitimada para llegar a un acuerdo reparatorio es la definida en el artículo 108 del
Código Procesal Penal.
En los delitos que afectan intereses fiscales, se considera víctima a la persona jurídica Fisco,
correspondiendo a los organismos estatales encargados de su representación la facultad de celebrar el
acuerdo reparatorio (9).
12.- El fiscal informará a la víctima sobre los efectos penales y civiles del acuerdo reparatorio. De
igual manera, cuando la víctima hubiere designado abogado, el fiscal realizará esta actividad también a su
respecto (artículo 78 letra a) del Código Procesal Penal). Asimismo, registrará estas actividades.
El fiscal informará a la víctima que una vez aprobado el acuerdo reparatorio se dictará sobreseimiento
definitivo en la causa (artículo 242 del Código Procesal Penal). Además, le advertirá que el
incumplimiento del acuerdo reparatorio no provoca nunca la reactivación del proceso penal y sólo da lugar
al cumplimiento forzado conforme a las normas del procedimiento incidental de los artículos 233 y
siguientes del Código de Procedimiento Civil, ante el juez de garantía (artículo 243 del nuevo Código).
La reparación puede tener distintos contenidos, no sólo pecuniarios. Puede consistir en una disculpa
formalizada o en un trabajo a favor de la víctima.
El acuerdo reparatorio es una causal de extinción de la responsabilidad penal que da lugar al
sobreseimiento definitivo de la causa, de modo que no impide que la víctima ejerza las acciones tendientes
a perseguir las responsabilidades civiles provenientes del hecho punible, en virtud del artículo 109 letra c)
del nuevo Código, acciones que deberán deducirse en sede civil (10). En el evento que se hubiere
interpuesto demanda civil antes del acuerdo reparatorio, resulta aplicable lo dispuesto en el artículo 68 del
Código Procesal Penal.

89
13.- No obstante proceder un acuerdo reparatorio atendidos la naturaleza del hecho punible y que no
existe un interés público prevalente, de constatar el fiscal que el consentimiento no se ha prestado en
forma libre y plenamente informada, se opondrá a su aprobación en la audiencia correspondiente.
Interés público prevalente
14.- Es obligación del Ministerio Público promover la persecución penal pública frente a un hecho
punible, conforme al artículo 166 del Código Procesal Penal. Por tanto, corresponde al Ministerio Público
alegar la existencia de un interés público prevalente en la continuación de la persecución penal, no
obstante que el artículo 241 inciso 3º faculta también al tribunal para negar la aprobación de un acuerdo
reparatorio por tal motivo (11).
No obstante proceder un acuerdo reparatorio atendidos la naturaleza del hecho punible y que el
consentimiento se ha prestado en forma libre y plenamente informada, el fiscal puede negarse a su
aprobación por existir un interés público prevalente en la continuación de la persecución penal, conforme
a los Nºs. siguientes.
15.- Alegar la existencia de un interés público prevalente en la continuación de la persecución penal
para negar la aprobación de un acuerdo reparatorio implica estimar que el conflicto provocado por un
delito de mediana gravedad debe enfrentarse mediante la imposición de una pena y no a través de un
acuerdo libre e informado de los sujetos concretamente afectados en sus intereses particulares. Por tanto,
los fiscales justificarán el ejercicio de esta facultad a la luz de los fines preventivos de la pena; esto es, la
prevención general o la especial, según sea el caso.
16.- Conforme al artículo 241 inciso 3º del Código Procesal Penal, concurre un interés público
prevalente cuando el “imputado hubiere incurrido reiteradamente en hechos como los que se investigaren
en el caso particular”. Se trata de la reincidencia específica, esto es, el haber sido el imputado condenado
anteriormente por delitos de la misma especie que aquel que es objeto del acuerdo reparatorio, debiendo
considerarse delitos de la misma especie aquellos que afectan un mismo bien jurídico, de acuerdo al
artículo 351 inciso 4º del Código Procesal Penal (12). Este es un criterio legal y obligatorio de no
aprobación del acuerdo reparatorio, de modo que los fiscales deberán alegarlo cuando concurriere.
17.- Los fiscales podrán estimar que concurre un interés público prevalente, entre otros, en los
siguientes casos:
a) La existencia de otro bien jurídico afectado de mayor entidad que el principalmente vulnerado por
el delito objeto de acuerdo reparatorio.
b) La constancia de haber llegado a acuerdo reparatorio por el mismo delito al menos en dos veces
anteriores al proceso penal.
c) La concurrencia de agravantes objetivas (13).
II. PROCEDIMIENTO
18.- Cuando a juicio del fiscal procediere un acuerdo reparatorio conforme a los Nºs anteriores,
solicitará a la Unidad Regional de Atención a las Víctimas y Testigos un informe u opinión que recaerá
sobre la conveniencia de tal salida para la víctima concretamente afectada por el delito y las posibilidades
fácticas de llegar a acuerdo, pero no sobre la procedencia jurídica del mismo, la que será evaluada
exclusivamente por el fiscal. Este informe u opinión será requerido en los casos de delitos que afectan
bienes jurídicos individuales pero no en aquellos que afectan bienes jurídicos colectivos ni en los que
vulneran intereses fiscales.
El informe u opinión será emitido a través del medio más expedito posible.
19.- Si conforme a la evaluación de la Unidad Regional resulta posible llegar a un acuerdo
reparatorio, ésta conducirá un proceso de conciliación o de mediación penal (14) invitando a la víctima y
al imputado para que concurran voluntariamente a su presencia (15). Antes de la audiencia
correspondiente, la Unidad Regional informará al fiscal sobre el proceso de conciliación o mediación
seguido y los términos del acuerdo.
El fiscal o la Unidad Regional también podrán ofrecer a la víctima y al imputado que concurran
voluntariamente a un centro especializado en mediación, cuando hubiere uno en la región respectiva.

90
Los fiscales no podrán en ningún caso conducir procesos de conciliación o mediación penal puesto
que no son terceros respecto de las partes sino que, por el contrario, ejercen la acción pública en contra de
una de ellas, cual es el imputado.
20.- Evacuado el informe u opinión de la Unidad Regional de Atención a las Víctimas y Testigos
conforme al Nº 18 anterior, el fiscal podrá también negociar con la defensa y el imputado un acuerdo
reparatorio, solamente cuando la víctima no tuviere abogado y teniendo siempre en cuenta su voluntad e
intereses. La negociación consiste en que las partes involucradas intentan llegar a un acuerdo
directamente, sin recurrir a un tercero conciliador o mediador. Esto en ningún caso puede significar que el
fiscal actúe como abogado de la víctima, sólo implica un intento de compatibilizar el interés del
Ministerio Público por evitar que los delitos de mediana gravedad lleguen a juicio oral con los intereses
concretos de la víctima afectados por estos delitos.
Si la víctima tuviere Abogado, el Fiscal procederá conforme al Nº 19 precedente.
En los casos de delitos que afectan bienes jurídicos colectivos y aquellos que vulneraren intereses
fiscales, corresponderá al organismo estatal respectivo iniciar, si así procediere conforme a sus propias
facultades legales, un proceso de negociación con el imputado y la defensa, sin perjuicio de las
atribuciones del fiscal en la audiencia correspondiente.
En los procesos de negociación no podrá incurrirse en ninguna clase de coacción o amenaza ni
podrán formularse reproches morales.
21.- Los acuerdos reparatorios pueden aprobarse en las siguientes oportunidades:
a) Audiencia de formalización de la investigación.
b) Audiencia especial al efecto en aquellos casos en que no se solicite en la audiencia de
formalización de la investigación. A esta audiencia serán citados todos los intervinientes en el
procedimiento.
c) Audiencia de preparación del juicio oral, si se encuentra cerrada la investigación.
En el caso de la letra b), no constituye requisito de validez de la audiencia la presencia del defensor, a
diferencia de la audiencia en que se ventila la suspensión condicional del procedimiento (artículo 237
inciso 3º del Código Procesal Penal). Tampoco constituye tal requisito la presencia del abogado de la
víctima, cuando tuviere uno, en ninguna de las audiencias señaladas en las tres letras anteriores (16).
En todo caso, es condición esencial que se haya formalizado investigación en contra del imputado.
22.- El registro del Ministerio Público en que consta el acuerdo reparatorio es reservado. Sin
embargo, la víctima puede solicitar la información que el registro contenga sobre el imputado, pero no
tiene acceso material directo al registro. Esta solicitud deberá hacerse a la persona encargada del control
del registro que en cada fiscalía se designe, debiendo dejarse especial constancia en él del nombre de la
persona que requirió la información, la fecha en que lo hizo y aquella en que se le entregó la información.
23.- Conforme al artículo 335 del Código Procesal Penal, no se puede invocar, dar lectura ni
incorporar como medio de prueba al juicio oral ningún antecedente que diga relación con la proposición,
discusión, aceptación, procedencia o rechazo de un acuerdo reparatorio. Esta norma imperativa obliga a
los fiscales a mantener reserva respecto de las conversaciones, argumentos y otros antecedentes que se
hayan utilizado en las conciliaciones, mediaciones o negociaciones previas al acuerdo reparatorio, sin
perjuicio de la responsabilidad de los jueces respecto de la aplicación de dicha norma.

******

Las Fiscalías Regionales deberán poner en conocimiento de los Fiscales el contenido de este
instructivo y promover una discusión jurídica al respecto con el objeto de que cualquier duda pueda ser
planteada a través del Fiscal Regional.
Saluda atentamente a Ud.
Guillermo Piedrabuena Richard
Fiscal Nacional

******

91
Nº 458.- INSTRUCTIVO. GENERAL Nº 36. CRITERIOS DE ACTUACION. SUSPENSION
CONDICIONAL DEL PROCESO. TEXTO
OFICIO Nº 249
ANT. : No hay
Santiago, diciembre 15 de 2000
DE: FISCAL NACIONAL
A: FISCALES REGIONALES Y ADJUNTOS DEL PAIS
I. PRIMERA PARTE
CRITERIOS DE ACTUACION
1. Antecedentes Generales
Remitiéndonos al concepto y objetivos de los criterios de actuación establecidos en el instructivo Nº
29, de 07.12.00, sobre prisión preventiva, y a los principios jurídicos que informan el nuevo sistema
procesal penal, en lo concerniente a los fundamentos del establecimiento de mecanismos y salidas
alternativas al conflicto de este carácter, para posibilitar la concentración de los esfuerzos en la
investigación y juzgamiento eficiente y eficaz de los hechos punibles de mayor gravedad, nos referiremos
a la suspensión condicional del procedimiento, establecida en el Párrafo 6º del Título I, Libro II, del
Código Procesal Penal.
La suspensión condicional del procedimiento que contempla el nuevo proceso penal chileno, es una
de dichas salidas alternativas que se han incorporado. Sus fuentes podemos encontrarlas en el Código
Procesal Penal Modelo para Iberoamérica, Art. 231, en el que se le denomina “suspensión del proceso a
prueba”, y la Ordenanza Procesal Penal Alemana, en cuya disposición 153ª se establece el “archivo del
proceso en caso de cumplimiento de condiciones y mandatos”, llamado también “archivo condicional del
procedimiento”.
El Código Modelo para Iberoamérica señala respecto de la suspensión del proceso a prueba “que es
un instrumento probado como eficaz en el derecho comparado, que permite prescindir de la persecución
penal íntegra, en aquellos casos en que no se vislumbra como aconsejable la aplicación final de una pena
efectiva. Esta herramienta a la par de constituir, junto con otras, la forma de diversificar los modos de
solucionar ciertos conflictos sociales para los que hoy se receta una pena, constituye una de las piezas
indispensables para descargar la administración de aquellos casos de menor importancia, prescindibles
según las valoraciones sociales, con el fin de ingresar al sistema aquellos que, sin duda, deben ser
procesados por él”.
La suspensión condicional del procedimiento es, en definitiva, un instrumento político criminal
entregado a la discrecionalidad del órgano de persecución penal para que haga uso de él cada vez que
estime que la persecución no aparece necesaria, teniendo en consideración que su aplicación resulte útil
desde la perspectiva del imputado y de la víctima.
Tres son los efectos de la aplicación de este instrumento, una reasignación eficiente de los recursos
del sistema criminal de acuerdo a criterios de racionalidad de persecución penal; evitar el etiquetamiento
formal; y, un relevante descongestionamiento del sistema judicial.
El nuevo sistema de persecución penal chileno, asumiendo estos argumentos recoge esta institución
en su diseño.
Al respecto, el mensaje del Ejecutivo que acompañó al respectivo proyecto de ley, señala:
“La reforma al sistema penal constituye una labor que se extiende más allá de la reforma al proceso
penal. Supone modificar nuestros criterios de criminalización primaria, introduciendo principios como los
de lesividad y ultima ratio; supone, además, supervigilar la ejecución de las penas para evitar así castigos
excesivos y favorecer la reinserción; exige modificar la relación entre el Estado y la policía, para favorecer
la oportunidad y la selectividad en el uso de la fuerza; y supone, por sobre todo, de un modo urgente y
prioritario, modificar el proceso penal para transformarlo en un juicio genuino, con igualdad de armas
entre el estado y el inculpado y con plena vigencia de la oralidad, la oportunidad y la inmediación”.
De otro lado, agrega:

92
“El examen de los problemas del sistema vigente, así como la experiencia comparada muestran que
uno de los mayores obstáculos al éxito de la justicia criminal lo constituye el manejo de volúmenes muy
grandes de casos, cuyos requerimientos suelen exceder con mucho las posibilidades de respuesta de los
órganos del sistema con sus siempre limitados recursos.
“Por otra parte, los avances de las disciplinas penales muestran cómo las respuestas tradicionales del
sistema, fundamentalmente las penas privativas de libertad en el caso chileno, resultan socialmente
inconvenientes para una multiplicidad de casos, sea porque los problemas asociados a ellas resultan
mayores que sus eventuales beneficios, o porque la rigidez en su aplicación desplaza soluciones
alternativas socialmente más productivas y más satisfactorias para los directamente involucrados en el
caso, especialmente las víctimas o los civilmente afectados por el delito”.
“Es a partir de estos dos planteamientos que se ha considerado necesario incorporar en el proyecto
dos tipos de innovaciones. En primer lugar, se propone avanzar hacia la creación de un sistema de justicia
criminal que otorgue diversas posibilidades de solución a los conflictos de que conoce, abriéndose,
todavía limitadamente, a la posibilidad de soluciones distintas a las tradicionales en aquellos casos en que
los diversos actores del sistema -jueces, fiscales y demás partes- estén de acuerdo en su conveniencia”.
Finalmente, indica:
“La primera de estas posibilidades (refiriéndose concretamente a la suspensión condicional del
procedimiento) consiste fundamentalmente en una anticipación del tipo de solución que la sentencia
otorgará al caso cuando probablemente resulte aplicable alguna de las medidas alternativas de la Ley Nº
18.216. Con acuerdo del fiscal y el imputado, el juez podrá suspender el procedimiento sujetando a este
último a ciertas formas de control de baja intensidad, por un período no superior a tres años. Una de las
ventajas de esta solución dice relación con la oportunidad de la medida, pues su decisión temprana evita
los efectos estigmatizantes del procedimiento y la eventual prisión preventiva para quien, finalmente, se
hará acreedor a una medida no privativa de libertad destinada a su reinsersión social. La otra ventaja es
que su aplicación no requiere de aceptación de culpabilidad ni de su declaración por parte del juez. En
consecuencia, de cumplir adecuadamente con las condiciones en el plazo estipulado, el imputado se
reincorporará plenamente a la vida social, sin que pese sobre su futuro el antecedente de una condena
penal”.
Por su parte, el informe de la Cámara de Diputados indica que el Código no opera sin esta norma,
siendo ésta una clave para su funcionamiento, pues “el costo de estructurar el sistema sin ella es doble; en
consecuencia, habría que seguir el doble o el triple de juicios.
El Senado , en el segundo informe de su Comisión de Constitución, Legislación, Justicia y
Reglamento, a su vez, expresa:
“Una de las ventajas de estos institutos procesales se relaciona con el hecho de que el sistema actual
de justicia penal tiene una estructura lineal, que ofrece a los ilícitos que se cometen una misma respuesta
sin diferenciar su distinta naturaleza, ni su gravedad. En cambio, la suspensión condicional del
procedimiento y los acuerdos reparatorios ofrecen fórmulas que toman en consideración estos elementos
al momento de satisfacer los requerimientos que se plantean hacia la justicia penal”.
“Otra ventaja que tienen estos mecanismos alternativos es que presentan aspectos funcionales a los
intereses de la seguridad pública. La suspensión condicional reconoce su antecedente en la estructura de la
ley Nº 18.216, que contempla los beneficios alternativos de la remisión condicional, la libertad vigilada y
la reclusión nocturna. Si se atiende a las estadísticas elaborada por Gendarmería de Chile sobre los
resultados obtenidos con estas medidas, se aprecia que son muy satisfactorios, porque las personas que
ingresan a alguno de estos mecanismos no presentan niveles de reincidencia superiores al 10%, versus los
niveles de reincidencia de quienes han cumplido sus penas privados de libertad, que superan el 60%”.
Así, pues, la incorporación de este mecanismo de política criminal encuentra sólidas bases, si se
piensa, por una parte, que se trata de evitar los efectos negativos, estigmatizantes y desocializadores que
enfrentan quienes por primeras vez toman contacto con el sistema penal, abriendo espacio para la
reinserción social y, por la otra, que se persigue descargar el sistema para concentrar los esfuerzos, como
se ha dicho, en los casos más graves que requieren con mayor propiedad de un juzgamiento pleno.

93
En este sentido, es dable pensar que el tipo de personas a la que se otorgará la suspensión es aquella
que, normalmente sería condenada a una pena a la cual se le aplicaría el beneficio de la remisión
condicional. Sin embargo, en la actualidad y pese a saberse, desde el inicio del proceso que no hay
antecedentes penales anteriores y que la pena máxima por el delito cometido no supera los tres años, debe
realizarse igualmente el juicio y recién en la sentencia otorgar el mencionado beneficio alternativo. Queda
de manifiesto, entonces, que se producirá un ahorro substancial de tiempo y de esfuerzos, tanto respecto
de la víctima como de abogados, jueces y demás auxiliares de la administración de justicia, que pueden
destinarse por los integrantes del sistema a la persecución de los delitos más graves.
No obstante, no puede ignorarse que el control de la aplicación concreta de estas medidas presenta
dificultades de orden práctico. La reforma al sistema de persecución penal no contempló mecanismos de
control y seguimiento de las condiciones decretadas al amparo de esta institución. Estimamos, que esta
circunstancia constituye una importante limitación que no puede dejar de considerarse para la aplicación
plena de la institución, al menos en una etapa inicial, mientras no se cuente con un claro conocimiento de
la forma en que operarán en la realidad los procedimientos de control del cumplimiento de las condiciones
impuestas, los que habrán de instaurarse por los organismos que corresponda, según la naturaleza de cada
una de las medidas que se decreten.
A ello se suman las limitaciones a que se hizo referencia en el instructivo Nº 29, de 07.12.00, sobre
prisión preventiva, en lo que dice relación con la ausencia de una elaboración dogmática y político
criminal de derecho penal, puesto que, por una parte, debemos atenernos a un Código Penal asistemático y
no representativo, en sus ilicitudes y sanciones, del derecho penal moderno, ni de las valoraciones sociales
propias de la presente época y, por la otra, a la ausencia de estadísticas completas, homologables y
regionalizadas, que pudieran permitir adoptar decisiones sobre la base de información confiable, al menos
por ahora.
Estas circunstancias, hacen aconsejable una actitud inicial prudente y un tanto conservadora, hasta
tanto se puedan observar los resultados de las primeras aplicaciones que se hagan de la institución a que se
refieren los criterios a instaurar, dadas las dificultades de control a que se ha hecho mención.
Pero, como ello tampoco puede llevarnos a dejar esta salida alternativa al conflicto penal sin
aplicación, deberemos igualmente instar por ella, con precaución, en la confianza de que se instaure y
opere convenientemente un procedimiento de control del cumplimiento de las condiciones impuestas, por
los organismos competentes, entre ellos el propio Ministerio Público, respecto del sistema de registro que
a él concierne, el que deberá ponerse en funcionamiento de inmediato, conforme lo instruimos más
adelante.
2. Criterios Generales de Actuación a (por) aplicar en la Materia en las Regiones IV y IX.
Teniendo en cuenta que según el tenor del artículo 237 del C.P.P., es facultativo para los fiscales
proponer y convenir con los imputados la aplicación de esta salida alternativa al conflicto penal y, que los
requisitos objetivos de procedencia legal para ello son, según la misma disposición, que la pena que
pudiere imponerse al imputado en el evento de dictarse sentencia condenatoria, es decir la pena en el caso
concreto, no excediere de tres años de privación de libertad, que corresponde a presidio menor en su grado
medio, por un lado, y por el otro, que el imputado no hubiere sido condenado anteriormente por crimen o
simple delito, se imparten los siguientes criterios de actuación en la materia:
No proponer la aplicación de esta salida alternativa en los casos de delitos que tengan asignada pena
abstracta de crimen.
En el evento que por aplicación de las rebajas de pena derivadas del grado de desarrollo y de
participación y del juego de circunstancias atenuantes y agravantes, la pena probable para el imputado en
el caso concreto bajare a pena privativa de presidio menor, será preferible esperar el cierre de la
investigación y negociar la pena a requerir para optar por el procedimiento abreviado, en la acusación, o
verbalmente en la audiencia de preparación del juicio oral.
Acudir a la suspensión condicional del procedimiento, en términos generales, cuando se trate de
hechos punibles a los cuales la ley asigna penas abstractas de simples delitos, siempre que concurran los
requisitos copulativos que la disposición referida establece, teniendo especialmente en cuenta que la pena
probable máxima del caso en concreto, deberá ser de hasta tres años, esto es, de hasta presidio menor en

94
su grado medio, habida consideración del grado de desarrollo del delito, de la participación y de las
circunstancias modificatorias de responsabilidad.
Naturalmente, para estos efectos los Fiscales habrán de ponderar las circunstancias de la comisión de
delito, su naturaleza, modalidad y móviles, el grado de desarrollo del mismo y de participación del
imputado, la naturaleza de las atenuantes y especialmente de las agravantes que concurran, los
antecedentes personales, laborales, familiares y de salud del imputado y de la víctima, con que cuenten,
entre otros aspectos, debiendo desechar este mecanismo y perseverar en la investigación y persecución
criminal, cuando aparezca necesaria, por la gravedad y trascendencia de los hechos en el caso concreto.
II. SEGUNDA PARTE
INSTRUCCIONES SOBRE PROCEDENCIA Y TRAMITACION
1. Requisitos de procedencia
El artículo 237 del Código Procesal Penal, en sus incisos primero y segundo, establece:
“El fiscal, con el acuerdo del imputado, podrá solicitar al juez de garantía la suspensión condicional
del procedimiento. El juez podrá requerir del Ministerio Público los antecedentes que estimare necesario
para resolver”.
La suspensión condicional del procedimiento podrá decretarse:
a) Si la pena que pudiere imponerse al imputado, en el evento de dictarse sentencia condenatoria, no
excediere de tres años de privación de libertad y,
b)Si el imputado no hubiere sido condenado anteriormente por crimen o simple delito.
Con relación a los requisitos a desarrollar, cabe traer a colación lo que se consignó en la historia
fidedigna del establecimiento de estas normas.
El informe de la Comisión de Constitución de Constitución, Legislación, Justicia y Reglamento del
Senado expresó:
“Vuestra Comisión, con el objeto de facilitar la aplicación de este mecanismo, ha suprimido dos
exigencias contenidas en el texto aprobado durante el primer trámite constitucional.
“La primera consistía en que, de los antecedentes personales del imputado, conducta anterior y
posterior, naturaleza del delito y móviles, se pudiera concluir que no volvería a delinquir. Nos pareció que
este requisito se explica en la Ley Nº 18.216, sobre medidas alternativas a las penas privativas de libertad,
que tiene como presupuesto la existencia de una sentencia condenatoria, pero no resulta justificado en la
especie, en que ni siquiera se ha iniciado un juicio penal, entrar a consideraciones hipotéticas sobre los
móviles del delito o a pronósticos sobre repetición de conductas delictivas, que, además de su cercanía con
el derecho penal de autor, impondrían al Ministerio Público y al juez de garantía la obligación de hacer
apreciaciones completamente subjetivas”.
“La otra exigencia prevista por la Cámara de Diputados era la de que el acuerdo importe aceptación,
por parte del imputado, de los hechos materia de la persecución penal y de los antecedentes de la
instrucción que la fundaren. Eliminamos este requisito, porque desincentiva a los imputados para aceptar
la suspensión condicional del procedimiento, promoviendo en cambio que se inclinen a someterse a juicio
oral, debido a la mayor carga que de esa manera hacen recaer sobre la víctima y el Ministerio Público”.
“Tuvimos muy en cuenta la información que nos proporcionaron los invitados extranjeros que
concurrieron a la discusión general de este Código. En Italia, según nos expuso el Magistrado señor
Giovanni Salvi, los mecanismos alternativos prácticamente no se han aplicado, debido a incoherencias
sistemáticas en las disposiciones del Código. En consecuencia, el juicio oral, que en teoría debiera
aplicarse a un porcentaje reducido de casos, se ha transformado en el procedimiento habitual. Por el
contrario, el profesor de derecho procesal penal don Antonio Magalhâes Gomes-Filho, ex procurador de
justicia del Estado de Sao Paulo, sostuvo que en Brasil la utilización de medios alternativos de solución de
los conflictos penales efectivamente ha funcionado. En 1995, la ley permitió la suspensión condicional
respecto de los delitos cuya pena mínima no sea superior a un año, sin que se requiera la aceptación de los
hechos por el autor de la infracción penal, y por eso la reforma funcionó: cerca del 90% de los casos son
resueltos a través de esta institución y de otra similar, la transacción penal, equivalente a nuestro
procedimiento abreviado, todo lo cual le deja al juez más tiempo para dedicar a los casos importantes.
Estimó el profesor Magalhâes, y con razón, que esa experiencia brasileña resultaba importante para

95
nosotros, poniendo énfasis en que, para la justicia penal es más importante asegurar la efectividad de una
sanción que la cantidad de esa sanción”.
“La mayoría de la Comisión fue de parecer que, en estas normas que regulan las salidas alternativas,
se juega la eficacia del nuevo sistema, porque si se ponen trabas excesivas no se van a utilizar, y la actual
sobrecarga de los juzgados del crimen se va a trasladar a los tribunales de juicio oral. Estimó que exigir la
aceptación de los hechos significa correr el riesgo de que esta institución no tenga aplicación”.
Ahora bien, del análisis del texto legal antes transcrito, podemos concluir que los requisitos para la
procedencia de la suspensión condicional son:
1.1. Acuerdo entre el fiscal y el imputado
Efectivamente, será necesario contar con el acuerdo del imputado para poder proponer la suspensión
del procedimiento al juez de garantía.
Es importante tener presente que, siendo el fiscal quien ejerce la acción penal pública, a él
corresponde analizar y determinar si es procedente y conveniente hacer uso de la suspensión condicional
del procedimiento para no seguir adelante una investigación, en cada caso concreto. Siendo así, cabrá al
fiscal asumir un rol activo en el planteamiento de esta salida alternativa.
A este respecto, el informe de la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de la Cámara es
concluyente, pues expresa:
“La idea es que cuando el fiscal se enfrente ante una situación de este perfil, pueda pactar con el
sujeto, desde luego, la posibilidad de no continuar adelante el proceso, sin pronunciarse sobre si es o no es
culpable, sugiriéndole que se someta a un sistema de control similar al que rige hoy con las medidas
alternativas a las penas privativas de libertad. Si se cumple este sistema de control administrativo, el
proceso se cierra para siempre y el sujeto se enfrenta a un sistema de rehabilitación con la ventaja de no
tener antecedentes penales. Si él incumple estas condiciones, entre las cuales está la de no delinquir de
nuevo, es posible reabrir el proceso e iniciar uno nuevo por ambos delitos: el delito por el cual se
suspendió el proceso y el nuevo delito”.
Subsecuentemente, esta Fiscalía Nacional instruye a los fiscales para que una vez practicado el
estudio de los antecedentes, de corresponder, planteen a la consideración del imputado o a su abogado, la
posibilidad de solicitar de común acuerdo al juez de garantía que decrete la suspensión, advirtiéndoles la
circunstancia de que las condiciones serán impuestas por el juez y de su derecho a negarse a esta medida,
ya que podrían preferir que una vez producido el cierre de la investigación, al formularse la acusación, se
optare por un procedimiento abreviado, o incluso, ir a juicio oral.
Debe recordarse que las condiciones de la suspensión y el plazo de las mismas, no son materia de
negociación o acuerdo entre el fiscal y el imputado y/o su defensor, pues es facultad privativa del juez su
fijación.
Lo anterior no significa que el fiscal, de acuerdo con el imputado, no pueda proponer o sugerir al juez
de garantía la aplicación de alguna o algunas de las condiciones señaladas en el artículo 238 del Código
así como el plazo de ellas, en razón de su mejor conocimiento de los hechos y de las circunstancias
personales tanto del imputado como de la víctima. Esta proposición debe ser evaluada previamente con el
imputado, pero siempre teniendo en cuenta que no necesariamente corresponderán a las que el juez
decrete.
Ahora bien, cabe preguntarse si el imputado puede retractar su consentimiento una vez que el juez le
haya fijado la condición y el tiempo en que debe cumplirla. Nada dice el Código este respecto. En los
hechos podría suceder que el fiscal y el imputado acordaren solicitar la suspensión y en definitiva las
condiciones impuestas por el juez resulten demasiado gravosas para este último o, insuficientes para el
fiscal. El análisis del artículo permite concluir que el consentimiento del imputado sólo se requiere para
concretar el acuerdo de solicitar la juez la aplicación de la suspensión y, que una vez prestado este
consentimiento, no puede retractarse, quedando el resto entregado a las facultades privativas del juez. Este
razonamiento encuentra sustento además, en la existencia del recurso de apelación que se entrega tanto al
fiscal como al imputado.
1.2. Pena probable para el imputado no superior a tres años de privación de libertad.

96
El art. 237 en examen, en lo pertinente, señala: “la pena que pudiere imponerse al imputado, en el
evento de dictarse sentencia condenatoria.........”.
A mayor abundamiento, el informe de la Cámara expresaba al respecto:
“Sobre la cuantía de la pena, se preguntó si se trataba de la pena judicial que el juez aplica en virtud
del juego de las atenuantes y las agravantes y las eximentes incompletas, o de la pena legal, esto es, la
fijada en el Código para el delito específico de que se trate. Se aclaró que se estaba tomando en
consideración la pena judicial”. (Subrayado agregado).
La misma idea fue ratificada durante la discusión en el Senado . Así queda de manifiesto en el
siguiente texto:
“Si bien en principio algunos HH. señores Senadores se mostraron proclives a aumentar el límite de
la pena hasta los cinco años, para hacerlo coincidir con la exigencia del procedimiento abreviado, la
Comisión en definitiva, por unanimidad, resolvió mantener los tres años pero especificando que se trata de
la pena concreta y no abstracta, o sea, la que le correspondería a ese individuo en particular considerando
las atenuantes y agravantes que corresponda aplicar”.
No queda duda, en consecuencia, que el texto legal alude a la pena en concreto que cabría imponer al
imputado en la eventualidad de dictarse sentencia, apreciada, obviamente, con los antecedentes de que se
disponen en ese momento.
Será necesario, entonces, que los fiscales realicen una ponderación de las eventuales atenuantes y
agravantes que podrían aplicarse al caso concreto a efecto de evaluar adecuadamente la procedencia de la
aplicación de esta salida alternativa.
Con tal objeto, deberán considerarse el grado de participación que ha cabido al imputado y la
circunstancia de encontrarse el delito en estado de tentativa, consumado o frustrado, en los casos que estas
circunstancias influyen en la determinación de la pena.
En otro orden de ideas, estimamos que la suspensión condicional del procedimiento podrá también
solicitarse y aplicarse en aquellos casos en que la pena probable no sea privativa de libertad, sino que de
restricción de libertad, siempre que no excediere de tres años. De la misma manera, sería procedente en
los casos en que la pena probable sea de carácter pecuniario.
Ello, en razón de que no existe motivo para no hacerlo cuando la pena asignada al delito es de menor
gravedad o entidad que la pena privativa de libertad.
1.2. Ausencia de condena anterior por crimen o simple delito
Establecido claramente por la ley, como está, que debe haber ausencia de condena anterior, esta
Fiscalía Nacional entiende que sólo las condenas impuestas por sentencias de término, ejecutoriadas,
pueden obstar a la aplicación de la suspensión condicional del procedimiento.
Por ende, podrá también el fiscal solicitar la suspensión condicional del procedimiento si el imputado
tiene un proceso en tramitación sobre el cual se encuentra pendiente la sentencia de término, cuando él
estime que según la naturaleza y gravedad del mismo, no se justifica perseverar en la persecución penal en
el nuevo caso concreto.
Finalmente, procederá también si el imputado ha tenido condenas anteriores por faltas.
1.3. Aprobación del Juez de Garantía
Se desprende del artículo 237, inc. 1º que el juez de garantía no tiene facultades para decretar de
oficio la suspensión condicional del procedimiento. Esta solicitud es facultad exclusiva del fiscal.
Para la aprobación, el juez podrá requerir del Ministerio Público los antecedentes que estimare
necesario para resolver.
El juez debe ponderar tanto los aspectos de forma como de mérito de la proposición que se le haga,
desde el instante que se encuentra facultado para aprobarla o rechazarla y para requerir los antecedentes
necesarios para resolver y, porque, por otro lado, no existe ningún elemento de texto que permita suponer
que esa actuación se encuentre limitada a la constatación de las exigencias formales, aunque no se haya
dicho expresamente como en el caso de los acuerdos reparatorios, por cuanto para la limitación de las
facultades del juez, en una materia en que le corresponde “resolver”, que es la atribución más propia del
ejercicio de la jurisdicción, se requiere de un texto manifiesto que la restrinja.

97
Por lo demás, en contra de la respectiva resolución del tribunal, procede la interposición del recurso
de apelación, antecedente que, a mayor abundamiento, sirve de abono a nuestro planteamiento.
En todo caso, deberá observarse la interpretación que den los tribunales sobre este particular,
teniendo presente que siempre podrá impugnarse la decisión por la vía de la apelación.
1.4. Presencia del defensor en la audiencia
Como lo expresa el inciso tercero de artículo 237, la presencia del defensor del imputado en la
audiencia en que se ventile la solicitud de suspensión condicional del procedimiento constituye un
requisito de validez de la misma, exigencia del todo lógica, si se piensa que el imputado debe contar con la
asesoría y defensa indispensables para determinar la conveniencia que para él reviste la salida alternativa
que se le ofrece.
2. Oportunidad en que puede ser decretada
El artículo 245 dispone que:
“La suspensión condicional del procedimiento y el acuerdo reparatorio podrán solicitarse y decretarse
en cualquier momento posterior a la formalización de la investigación. Si no se planteare en esa misma
audiencia la solicitud respectiva, el juez citará a una audiencia, a la que podrán comparecer todos los
intervinientes en el procedimiento”.
“Una vez declarado el cierre de la investigación, la suspensión condicional del procedimiento y el
acuerdo reparatorio sólo podrán ser decretados durante la audiencia de preparación del juicio oral”.
La disposición establece tres oportunidades en que puede ser solicitada y decretada la suspensión
condicional del procedimiento, siempre y en todo caso, con posterioridad a la formalización:
1. Audiencia de formalización;
2. Audiencia especialmente citada al efecto en aquellos casos en que habiéndose efectuado la
formalización, no se solicitó en esa oportunidad la medida. A esta audiencia deberán ser citados todos los
intervinientes en el procedimiento, incluida la víctima.
3. Audiencia de preparación del juicio oral, si se encuentra cerrada la investigación, la que se verifica
después que el Fiscal formula acusación al imputado.
Con relación a la oportunidad, se instruye a los fiscales para que realicen el análisis de la posibilidad
de aplicación de esta medida, sólo una vez que cuenten con todos los antecedentes necesarios para ello,
debiendo requerir especialmente el certificado de antecedentes penales, corroborar la pena que la ley penal
asigna al delito, la calificación jurídica de la participación que le ha cabido al imputado, así como el grado
de desarrollo de hecho punible y el estudio de las circunstancias atenuantes y agravantes que pudieren
concurrir en el caso concreto y la forma cómo influyen en la determinación de dicha pena.
En términos generales, resultará prematuro y arriesgado plantearse la posibilidad de sugerir y
proponer el acuerdo de suspensión condicional del procedimiento durante la audiencia de formalización.
Lo anterior, por cuanto la determinación de las circunstancias del delito y de la participación, así
como el grado de desarrollo y, en especial, la concurrencia de circunstancias modificatorias de
responsabilidad, exigirá cuando menos algún grado de avance de la investigación, el que obstará a su
planteamiento en forma inmediatamente posterior a la formalización.
Estamos ciertos que mientras antes se pueda definir el uso de esta salida alternativa mejor se cumplirá
con la finalidad con la que fue incorporada al sistema, pero, por la cantidad y naturaleza de los
antecedentes que será necesario recabar, difícilmente ello se podrá lograr antes de la formalización como
para plantearla en esa audiencia.
Lo más normal será, y así se instruye a los Fiscales, para que la evaluación de la procedencia y
conveniencia de esta salida alternativa se efectúe en tiempo muy cercano al cierre de la investigación,
cuando se disponga de todos los elementos de juicio necesarios, para solicitarlo al tribunal en una
audiencia especialmente convocada al efecto, previa citación de todos los intervinientes o, por último, en
la audiencia de preparación del juicio oral.
3. Rol del querellante y de la víctima
Conviene recordar que el texto del Código Procesal Penal originalmente aprobado por la Cámara de
Diputados, indicaba que el juez de garantía debía escuchar a la víctima antes de resolver sobre la
suspensión condicional. Esta exigencia fue eliminada por el Senado. En el informe evacuado se indicaba:

98
“En lo que atañe a la exigencia de oír a la víctima y al querellante, reflexionó la Comisión que podría
paralizar el procedimiento en caso de que no comparezcan, lo que estimó inadecuado. La víctima ya está
informada por el fiscal de sus derechos, medida que fue incluida por la Comisión, y tiene otras instancias
de reclamo, por lo que no se justifica incorporarla en el procedimiento”.
De ello se sigue que su presencia no será requisito de validez de la respectiva audiencia, pero que sí
debe ser citada a la misma, puesto que los fiscales deben cumplir con la obligación que les impone el
artículo 109, letra d), del Código, sobre “derechos de la víctima”, en cuanto ordena que debe ser oída, si lo
solicitare, antes de que se pidiere o se resolviere la suspensión del procedimiento.
La oportunidad para escuchar a la víctima puede darse, entonces, antes de pedir la suspensión o, una
vez ya pedida, antes de que se resuelva por el juez, incluso en la misma audiencia en que se trate el tema,
si asistiere.
Sin perjuicio de lo anterior, como la norma solamente establece que la víctima deba ser oída, su
opinión, si bien debe ser considerada, en definitiva no resulta vinculante para ninguno de los demás
intervinientes ni para el juez, aunque como veremos a propósito de las posibilidades de impugnación de la
resolución, estimamos que también podrá apelar de ella.
Distinto es el derecho de la víctima en el caso de que el imputado no cumpla con la o las condiciones
que se le hayan impuesto por el juez de garantía. Habiendo tomado conocimiento del incumplimiento
podrá solicitar la revocación.
El conocimiento del incumplimiento puede ser obtenido por la víctima a través del Registro que para
estas medidas debe llevar el Ministerio Público. De esta manera los fiscales deberán, siempre que la
víctima lo solicite, entregar información clara, oportuna y detallada con relación a los contenidos referidos
a un determinado imputado, que se encuentren en el Registro.
Relativamente similar es la situación del querellante en esta tramitación. El inc. 4º del artículo 237
indica:
“Si el querellante asistiere a la audiencia en que se ventilare la solicitud de suspensión condicional
del procedimiento, deberá ser oído por el tribunal”.
Constatamos que su presencia no es requisito de validez y la audiencia puede celebrarse entonces sin
ella, pero al igual que respecto de la víctima, ésta no puede realizarse si no ha sido citado.
La opinión del querellante tampoco es vinculante, a pesar de que también puede apelar de la
resolución que recaiga sobre la solicitud de suspensión condicional del procedimiento, aunque no haya
asistido a la audiencia en que ésta se decretó.
4. Condiciones que deben cumplirse
El artículo 237 en su inciso 5º, primera parte, señala:
“Al decretar la suspensión condicional del procedimiento, el juez de garantía establecerá las
condiciones a las que deberá someterse el imputado, por el plazo que determine, el que no podrá ser
inferior a un año ni superior a tres”.
El nuevo sistema de persecución penal persigue otorgar al imputado la posibilidad de reintegrarse a la
sociedad sin la estigmatización de los antecedentes penales y sin el necesario y negativo contacto con el
sistema, especialmente con el sistema carcelario, pero somete igualmente al imputado a ciertas formas de
control, de baja intensidad.
El Artículo 238, a su turno, establece las condiciones por cumplir al ser decretada la suspensión
condicional del procedimiento. “El juez de garantía dispondrá, según correspondiere, que durante el
período de suspensión, el imputado esté sujeto al cumplimiento de una o más de las siguientes
condiciones:
a) Residir o no residir en un lugar determinado;
b) Abstenerse de frecuentar determinados lugares o personas;
c) Someterse a un tratamiento médico, psicológico o de otra naturaleza;
d) Tener o ejercer un trabajo, oficio, profesión o empleo, o asistir a algún programa educacional o de
capacitación;

99
e) Pagar una determinada suma, a título de indemnización de perjuicios, a favor de la víctima o
garantizar debidamente su pago. Se podrá autorizar el pago en cuotas o dentro de un determinado plazo, el
que en ningún caso podrá exceder el período de suspensión del procedimiento;
f) Acudir periódicamente ante el Ministerio Público y, en su caso, acreditar el cumplimiento de las
demás condiciones impuestas, y
g) Fijar domicilio e informar al Ministerio Público de cualquier cambio del mismo”.
Las condiciones establecidas en el artículo 238 son taxativas. Se decretan por el juez pudiendo
imponer una o más de ellas. Estima esta fiscalía que no corresponde aplicar una medida distinta de las
mencionadas en esta disposición, aun cuando pudiere ser de una menor intensidad que las señaladas en la
ley. Es necesario recordar que algunas de ellas son limitaciones o restricciones a la libertad del imputado.
Tal cosa ocurre con la letra a) -residir o no residir en un lugar determinado- y b) -abstenerse de frecuentar
determinados lugares o personas-, por lo que se encuentran afectas a la norma constitucional del artículo
19 Nº 7 y por el artículo 5º del Código procesal Penal, esto es, a una interpretación restrictiva.
Por último, el inciso final del artículo 238 señala que:
“Durante el período de suspensión y oyendo en una audiencia a todos los intervinientes que
concurrieren a ella, el juez podrá modificar una o más de las condiciones impuestas”.
El texto no señala quién puede pedir la sustitución por lo que debe interpretarse en términos amplios.
Cabe entonces la solicitud de modificación por imputado, víctima, querellante y fiscal. Lo que no cabría,
sería la actuación de oficio del tribunal, porque el tenor de la ley no lo autoriza y porque, naturalmente,
carecería de la información necesaria para ello.
En todo caso, se instruye al respecto que la asistencia del fiscal es obligatoria, en aquellos casos en
que se cite a una audiencia para discutir la modificación de la o las condiciones impuestas, debiendo
concurrir con los antecedentes suficientes que le permitan demostrar al juez su posición.
5. Control de las medidas decretadas
El proyecto presentado a la discusión parlamentaria no contempló sistemas de control o seguimiento
del cumplimiento de las condiciones. El Código aprobado en definitiva sólo menciona en las dos últimas
letras del artículo 238 al Ministerio Público, como ente encargado de registrar las condiciones decretadas,
de las cuales se podría desprender un cierto rol de controlador de las mismas.
Así, la letra f) impone la obligación del imputado de acudir periódicamente ante el Ministerio Público
y, en su caso, acreditar el cumplimiento de las demás condiciones impuestas.
Por su parte, la letra g) le establece la obligación de fijar domicilio e informar al Ministerio Público
de cualquier cambio del mismo.
Sin embargo, y aunque en el texto legal no quedó expresado, la intención del legislador fue la de
otorgar al Ministerio Público el control del cumplimiento de estas medidas. Así se desprende del informe
del Senado que señala:
“Acordó también consignar determinadamente que es el Ministerio Público quien debe controlar que
se cumplan las condiciones y mantener el contacto con el imputado, porque él lleva el Registro y no el
juez, quien no contaría con los medios necesarios para este cometido. Más adelante y con relación a la
revocación el informe señala:
“Prefirió establecer que la revocación debe producirse a petición del fiscal, de la víctima o del
querellante, y no de oficio, sobre todo considerando que en el artículo anterior se le encomendó al fiscal el
control del cumplimiento de las condiciones impuestas al imputado”.
Como se ha dicho, este rol de encargado de controlar el cumplimiento por parte del imputado, no
queda claro en el texto legal. Si uno analiza el tenor de la letra f) del artículo que expresa “acudir
periódicamente ante el Ministerio Público y, en su caso, acreditar el cumplimiento de las demás
condiciones impuestas”, puede concluir que el rol que se cumple es el de recibir la información que debe
entregar el imputado sometido a suspensión condicional. Es decir, debe recibir los certificados que
obtenga y entregue el imputado y que den cuenta de su cumplimiento de las condiciones impuestas.
Sería, en todo caso, un rol relativamente pasivo el que corresponde al Ministerio Público, en tanto no
estará obligado a verificar en terreno el cumplimiento de las medidas decretadas.

100
En conclusión, la carga de acreditar el cumplimiento de las condiciones impuestas por el juez, pesará
sobre el imputado, pero, una vez advertido del incumplimiento, el Fiscal, como titular de la acción penal,
debe requerir la revocación de la suspensión condicional o la adopción de las medidas sustitutivas que
correspondan.
Sin perjuicio de lo anterior, para los casos de la letra g) de fijar domicilio e informar al Ministerio
Público de cualquier cambio, entendemos que el domicilio debe ser registrado por el Ministerio Público en
el libro de registro que analizaremos más adelante, señalándose en él cualquier cambio que se informe.
Para el control de esta medida se pedirá al imputado un certificado de residencia extendido por la
autoridad competente con una periodicidad determinada.
A su vez, para la ejecución práctica de la medida establecida en la letra f), de acudir periódicamente
ante el Ministerio Público, se habilitará un libro de firmas con ese objeto.
La periodicidad debe ser fijada por el tribunal.
En los demás casos, el Ministerio Público recepcionará los certificados o antecedentes que entregue
el imputado sometido a suspensión condicional, adjuntándolos al Registro de Suspensión Condicional.
En lo que atañe, en general, a las restantes condiciones contempladas en el artículo 238, de más
difícil control, los fiscales pueden proponer al juez las instituciones a cuya vigilancia deba quedar sujeto
su cumplimiento y a quienes deberán dirigírseles los correspondientes oficios para el control de las
medidas.
En todo caso, como se ha señalado en otros instructivos, más allá del problema de falta de personal
para ejecutarla, la legislación de Gendarmería de Chile permitiría que esta institución asumiera el control
de alguna de estas condiciones. Es así como la letra f) del artículo 3º del Decreto Ley Nº 2.859, que fija la
Ley Orgánica de Gendarmería de Chile, previene que le corresponde “Asistir en el medio libre a las
personas que accedan al mismo por encontrarse cumpliendo condena o por otra causa legal, en las
condiciones que señalen los reglamentos”.
De esta manera, para posibilitar el control y dar aplicación a estas condiciones de la suspensión del
procedimiento, especialmente las de las letras b) y d), que implican la necesidad de cierta vigilancia de los
imputados e información periódica al Fiscal, será del caso requerir, al Ministerio de Justicia, la dictación
de la reglamentación adecuada, siempre que se disponga del personal suficiente para ello.
Atendido lo anteriormente expuesto y a fin de dar aplicación a estas condiciones, se instruye a los
fiscales, que deberán indagar con las autoridades regionales y comunales de su jurisdicción, la posibilidad
de que alguna de ellas u otras instituciones públicas, sociales o comunitarias puedan tomar a su cargo el
control de las medidas que no correspondan a las de las letras b) y d) del artículo 238, aludidas.
Finalmente, respecto de las condicionas referidas, especialmente aquellas de difícil control, es
recomendable solicitar al juez que se ordenen bajo el apercibimiento o advertencia, expresados, de que su
incumplimiento acarreará la revocación del beneficio, a petición del fiscal o de la víctima.
Los fiscales deberán advertir de estas circunstancias a los imputados y al abogado defensor de éstos,
dejando constancia en su carpeta del hecho de haber puesto en su conocimiento que deberán hacer llegar
los antecedentes que den cuenta del cumplimiento de la o las medidas que se hayan decretado, para los
efectos de solicitar, en su oportunidad, la revocación o el sobreseimiento definitivo de la causa, según
correspondiere.
6. Efectos de la suspensión
La suspensión condicional del procedimiento produce, como su nombre lo indica, la paralización de
la persecución penal en contra del imputado durante el plazo que el tribunal decrete. Sin perjuicio de lo
anterior, queda vigente el derecho de los titulares para perseguir por la vía civil las responsabilidades
pecuniarias derivadas del hecho.
Por otra parte, es importante destacar que durante la vigencia de la suspensión, también se suspende
la prescripción de la acción penal y deja de correr el plazo de dos años para el cierre de la investigación o
el plazo que haya fijado el juez para ello.
De otro lado, según lo establece el artículo 240 del Código Procesal Penal, una vez transcurrido el
plazo de la suspensión y habiéndose cumplido con las condiciones, se produce la extinción de la acción
penal.

101
Consecuentemente, de conformidad con el inc. 2º del mismo artículo, el tribunal puede dictar de
oficio, o a petición de parte, el sobreseimiento definitivo.
A los efectos de no mantener causas vigentes que puedan alterar las estadísticas institucionales, los
fiscales deberán solicitar al término del plazo fijado por el tribunal, la declaración de sobreseimiento
definitivo, en todos aquellos casos en que se encuentren en condiciones de acreditar que las condiciones
fueron cumplidas.
7. Procedencia del recurso de apelación
El artículo 237 inc. 6º establece en forma expresa la procedencia del recurso de apelación en contra
de la resolución que se pronuncia sobre la suspensión condicional del procedimiento.
Si bien la disposición cita entre los titulares posibles de este medio de impugnación sólo al imputado,
al Ministerio Público y al querellante, estimamos que la víctima, en virtud del amplio derecho que le
acuerda el artículo 109 en su letra f), para impugnar el sobreseimiento temporal o definitivo y la sentencia
absolutoria, aun cuando no hubiere intervenido en el procedimiento, en relación con lo dispuesto en el
artículo 370, que concede el recurso, entre otras, respecto de las resoluciones que suspendan el
procedimiento por más de treinta días, también podría entablar este recurso respecto de la resolución en
comentario.
De otra parte, también apoya esta interpretación lo dispuesto en el artículo 352 del Código Procesal
Penal, en cuanto permite recurrir en contra de las resoluciones judiciales al Ministerio Público y los demás
intervinientes agraviados por ellas. Esta norma no distingue entre los distintos intervinientes agraviados,
por lo que puede estimarse que si la víctima es un interviniente y si está agraviada por la resolución
judicial, está habilitada para recurrir.
Reconocemos que la cuestión es discutible, pero por ahora y mientras no exista una jurisprudencia
que aclare el punto, no nos opondremos al ejercicio de este recurso por las víctimas.
8. Revocación
El artículo 239 del Código Procesal Penal señala:
“Cuando el imputado incumpliere, sin justificación, grave o reiteradamente las condiciones
impuestas, o fuere objeto de una nueva formalización de la investigación por hechos distintos, el juez, a
petición del fiscal o la víctima, revocará la suspensión condicional del procedimiento, y éste continuará de
acuerdo a las reglas generales”.
Se contemplan, entonces, dos causales de revocación:
a. el incumplimiento grave o reiterado, sin justificación, de las condiciones decretadas.
Existiendo una explicación que justifique razonablemente el incumplimiento, sea que se haya
producido una o más veces, no necesariamente procederá la revocación de la medida. En cambio, podría
existir sólo un incumplimiento calificado como grave, que dé lugar a la revocación.
En todo caso, en opinión de esta Fiscalía, la falta de cumplimiento de las condiciones decretadas debe
ser evaluada por los Fiscales.
b. la formalización de una nueva investigación por hechos diferentes
Sobre el particular, cabe remarcar que la ley no hace distinción acerca de la gravedad de los hechos
por los cuales se formaliza la nueva investigación, como tampoco sobre el grado de participación que haya
tenido el imputado.
Entendemos por lo mismo, que esta es una causal objetiva en la que el fiscal debe necesariamente
intervenir, pidiendo la revocación de la suspensión del procedimiento, ya que la ley no le otorga la
posibilidad de efectuar ninguna ponderación.
Cabe señalar que la continuación del procedimiento según las reglas generales, una vez decretada la
revocación de la suspensión, implica que no necesariamente debe haber una aplicación inmediata de
medidas cautelares personales por el solo hecho de haber operado tal revocación.
Finalmente, la revocación de la suspensión condicional debe solicitarse por el fiscal, la víctima o el
querellante y no puede ser decretada de oficio por el juez, según el texto expreso del art. 239.
9. Registro de Suspensión Condicional del Procedimiento
El registro de las suspensiones condicionales fue incorporado durante la discusión legislativa. Así la
Cámara estimó que “Si bien ni había condena y, por lo tanto, una eventual reincidencia, se acordó

102
establecer un registro especial, que llevara el Ministerio Público, de las personas beneficiadas con esta
suspensión”.
Pues bien, el inciso segundo del artículo 246 del Código Procesal Penal, señala que:
“El registro tendrá por objeto verificar que el imputado cumpla las condiciones que el juez impusiere
al disponer la suspensión condicional del procedimiento, o reúna los requisitos necesarios para acogerse,
en su caso, a una nueva suspensión condicional o acuerdo reparatorio”.
Entendemos que esta norma debe interpretarse en el sentido que la finalidad del registro respecto de
una persona determinada, solamente sirve para verificar si ella se encuentra cumpliendo o ha cumplido
con las condiciones impuestas, para los efectos de concederle nuevamente el beneficio o para invocarlo en
la petición de sobreseimiento, cuando corresponda, pero no para negarle la aplicación de otra medida
similar de suspensión, pues en ese caso se estaría imponiendo al imputado más requisitos que los que la
propia ley establece para optar a esta nueva salida alternativa.
Por otra parte, cabe resaltar que el registro en mención tiene carácter reservado, sin perjuicio del
derecho de la víctima de conocer la información relativa al imputado, excepción que se encuentra señalada
expresamente en el inciso final del artículo 246.
Además esta Fiscalía estima que la víctima no tiene acceso material directo al registro que lleve el
Ministerio Público, por lo que deberá solicitar la información que allí contenga sobre el imputado. Esta
solicitud deberá hacerse a la persona encargada del control del registro que en cada fiscalía se designe,
siendo conveniente dejar especial constancia en él del nombre de la persona que requirió la información,
la fecha en que lo hizo y aquella a quien se le entregó la información.
10. Prohibición del uso de antecedentes
Es conveniente recordar a los Fiscales que el artículo 335 del Código, señala:
“No se podrá invocar, dar lectura ni incorporar como medio de prueba al juicio oral ningún
antecedente que dijiere relación con la proposición, discusión, aceptación, procedencia, rechazo o
revocación de una suspensión condicional del procedimiento, de un acuerdo reparatorio o de la
tramitación de un procedimiento abreviado”.
III. VIGENCIA DEL PRESENTE INSTRUCTIVO Y EN ESPECIAL DE LOS CRITERIOS
DE ACTUACION EN EL CONTENIDOS
La vigencia del presente instructivo, incluidos los criterios de actuación en él contenidos, será, como
en todos los anteriores, inmediata, sin perjuicio que en lo que concierne a los criterios de actuación, éstos
serán informados en la próxima sesión del Consejo Superior del M.P., el 11 de enero de 2001, para su
ratificación.

******

Agradeceré a Uds. distribuir este instructivo a los Fiscales y promover su discusión para que sea
debidamente comprendido y para que se formulen las observaciones que sean pertinentes para su
consideración por el Fiscal Nacional.
Saluda atentamente a Uds.
Guillermo Piedrabuena Richard
Fiscal Nacional

******

Nº 459.- INSTRUCTIVO Nº 63. SUSTITUYE 2ª PARTE DEL INSTRUCTIVO Nº 34. TEXTO


OFICIO Nº 358
ANT.: No hay
SANTIAGO, diciembre 14 de 2000

103
DE : FISCAL NACIONAL DEL MINISTERIO PÚBLICO
A : FISCALES REGIONALES Y FISCALES ADJUNTOS DEL PAIS
El presente instructivo tiene por objeto sustituir la segunda parte del instructivo Nº 34 de 14 de
diciembre de 2000, sobre acuerdos reparatorios.
SUSTITUCION DE LA SEGUNDA PARTE DEL INSTRUCTIVO Nº 34 (14 de diciembre de
2000):
II. PROCEDIMIENTO
18.- Cuando a juicio del fiscal procediere un acuerdo reparatorio conforme a los Nºs. anteriores,
respecto de un delito que afectare bienes jurídicos individuales (v.gr.: patrimonio), solicitará de inmediato
a la Unidad Regional de Atención a las Víctimas y Testigos el apoyo que considere necesario para
alcanzar tal acuerdo entre víctima e imputado, como por ejemplo, un informe técnico, una gestión de
acercamiento entre las partes, etc. Para ello, procederá a la derivación del caso a dicha Unidad Regional.
Esta derivación a la Unidad Regional será facultativa tratándose de delitos respecto de los cuales se
aplicare el procedimiento simplificado y procediere un acuerdo reparatorio en conformidad al artículo 394
del Código Procesal Penal.
La derivación a la Unidad Regional no procederá en los casos de delitos que afectaren bienes
jurídicos colectivos ni en los que vulnerasen intereses fiscales.
19.- La Unidad Regional podrá conducir un proceso de conciliación o de mediación penal (2)
invitando a la víctima y al imputado para que concurran voluntariamente al mismo(3). Antes de la
audiencia correspondiente, la Unidad Regional informará al fiscal sobre el proceso de conciliación o
mediación seguido y los términos del acuerdo.
El fiscal o la Unidad Regional podrán ofrecer a la víctima y al imputado que concurran
voluntariamente a un centro especializado en mediación, cuando hubiere uno en la región respectiva.
La Unidad Regional podrá realizar otras gestiones tendientes a alcanzar el acuerdo reparatorio entre
víctima e imputado, como por ejemplo, en el evento que las partes autónomamente hubieren alcanzado un
acuerdo, facilitar su conclusión o apoyar su realización.
Los fiscales no podrán en ningún caso conducir procesos de conciliación o mediación penal puesto
que no son terceros respecto de las partes sino que, por el contrario, ejercen la acción penal pública en
contra de una de ellas, cual es el imputado.
20.- Cuando no se derivare el caso a la Unidad Regional, conforme a lo dispuesto en el Nº 18
anterior, el fiscal podrá negociar con la defensa y el imputado un acuerdo reparatorio, siempre que la
víctima no tuviere abogado y teniendo en cuenta su voluntad e intereses. Esto en ningún caso significará
que el fiscal actúe como abogado de la víctima, sólo implicará un intento de compatibilizar el interés del
Ministerio Público por evitar que los delitos de mediana gravedad lleguen a juicio oral con los intereses
concretos de la víctima afectados por estos delitos.
La negociación consiste en que las partes involucradas intentan llegar a un acuerdo directamente, sin
recurrir a un tercero conciliador o mediador.
Si la víctima tuviere abogado, el fiscal procederá conforme al Nº 19 precedente.
En los casos de delitos que afectaren bienes jurídicos colectivos y aquellos que vulneraren intereses
fiscales, corresponderá al organismo estatal respectivo iniciar, si así procediere conforme a sus propias
facultades legales, un proceso de negociación con el imputado y la defensa, sin perjuicio de las
atribuciones del fiscal en la audiencia correspondiente.
En los procesos de negociación no podrá incurrirse en ninguna clase de coacción o amenaza ni
podrán formularse reproches morales.
21.- Los acuerdos reparatorios pueden aprobarse en las siguientes oportunidades:
a) Audiencia de formalización de la investigación.
b) Audiencia especial al efecto en aquellos casos en que no se solicite en la audiencia de
formalización de la investigación. A esta audiencia serán citados todos los intervinientes en el
procedimiento.

104
c) Audiencia de preparación del juicio oral, si se encuentra cerrada la investigación.
En el caso de la letra b), no constituye requisito de validez de la audiencia la presencia del defensor, a
diferencia de la audiencia en que se ventila la suspensión condicional del procedimiento (artículo 237
inciso 3º del Código Procesal Penal). Tampoco constituye tal requisito la presencia del abogado de la
víctima, cuando tuviere uno, en ninguna de las audiencias señaladas en las tres letras anteriores(4).
En todo caso, es condición esencial que se haya formalizado la investigación en contra del imputado.
También puede aprobarse un acuerdo reparatorio en la audiencia de procedimiento simplificado
(artículo 394 del Código Procesal Penal).
22.- El registro del Ministerio Público en que consta el acuerdo reparatorio es reservado. Sin
embargo, la víctima puede solicitar la información que el registro contenga sobre el imputado, pero no
tiene acceso material directo al registro. Esta solicitud deberá hacerse a la persona encargada del control
del registro que en cada fiscalía se designe, debiendo dejarse especial constancia en él del nombre de la
persona que requirió la información, la fecha en que lo hizo y aquella en que se le entregó la información.
23.- Conforme al artículo 335 del Código Procesal Penal, no se puede invocar, dar lectura ni
incorporar como medio de prueba al juicio oral ningún antecedente que diga relación con la proposición,
discusión, aceptación, procedencia o rechazo de un acuerdo reparatorio. Esta norma imperativa obliga a
los fiscales y, eventualmente, a los funcionarios de las Unidades Regionales, a mantener reserva respecto
de las conversaciones, argumentos y otros antecedentes que se hayan utilizado en las conciliaciones,
mediaciones o negociaciones previas al acuerdo reparatorio, sin perjuicio de la responsabilidad de los
jueces respecto de la aplicación de dicha norma.

******

Las Fiscalías Regionales deberán distribuir a los fiscales adjuntos, para los fines que haya lugar.
Saluda atentamente a Ud.
Guillermo Piedrabuena Richard
Fiscal Nacional

******

1.- El instructivo Nº 63 corresponde al primitivo Nº 64, por corrección de la enumeración.


2.- En la conciliación la Unidad propone bases de arreglo, no así en la mediación. Esta última ha sido
definida por un grupo de magistrados argentinos como “una especie de proceso por medio del cual los
interesados, víctimas e imputados, con la asistencia de una persona neutral y con el apoyo de un equipo
interdisciplinario, intentan aislar de forma sistemática los puntos de acuerdo y desacuerdo, exploran
alternativas y consideran compromisos, con el fin de alcanzar una solución consensuada sobre los
distintos aspectos de las causas y motivos que llevaron a la situación conflictiva y que diera lugar al inicio
de la acción arribando a los posibles modos de superarlos” (Ricardo Basílico, Patricia Gabriela Mallo y
Alejandro Defranco: “Una posible salida alternativa a la pena. La mediación en el proceso penal. Hacia un
proceso penal de realidad”, en “Cuadernos de Análisis Jurídicos Nº 39” de la Universidad Diego Portales,
p. 227).
3.- En este sentido, Jean Pierre Matus (“La justicia penal consensuada en el nuevo Código de
Procedimiento Penal”, pp. 199 y 200). En la misma dirección, Bustos Ramírez sostiene que los Servicios
de Atención a la Víctima de Barcelona y Valencia “tendrían que ser la base de las formas de conciliación
o mediación entre agresor y víctima” (“Presente y futuro de la victimología”, p. 42, nota 32; destacado
agregado).
4.- El profesor Raúl Tavolari aclaró, en un seminario realizado en la Fiscalía Nacional, que no
constituye requisito del acuerdo reparatorio que la víctima tenga abogado.

******

105
Nº 460.- INTERCEPTACION. DE LAS COMUNICACIONES Y TRANSMISIONES.
EXPLICACIÓN
Artículos 217 - 220 - 221 - 222 - 223 y 224 del Código Procesal Penal
En el procedimiento ordinario, en la etapa de la investigación, el Juez de Garantía tiene la facultad de
autorizar, a petición del Fiscal, que cualquiera empresa de comunicaciones “facilite” copias de las
comunicaciones transmitidas o recibidas por ellas. También, podrá ordenar la entrega de las versiones que
existan, de las transmisiones de radio, televisión u otros medios.
El artículo 220 del Código establece que no podrá disponerse la incautación, ni la entrega bajo el
apercibimiento previsto en el inciso 2º del artículo 217, en tres casos:
“a) De las comunicaciones entre el imputado y las personas que puedan abstenerse de declarar como
testigos, en razón de parentesco o en virtud de lo prescrito en el artículo 303;
b) De las notas que hubieren tomado las personas mencionadas en la letra a) precedente, sobre
comunicaciones confiadas por el imputado, o sobre cualquiera circunstancia a la que se extendiere la
facultad de abstenerse de prestar declaraciones; y
c) De otros objetos y documentos, incluso los resultados de exámenes o diagnósticos relativos a la
salud del imputado, a las cuales, se extendiere, naturalmente, la facultad de abstenerse de prestar
declaración”.
Las limitaciones previstas en este artículo sólo regirán cuando las comunicaciones, notas, objetos o
documentos se encontraren en poder de las personas a quienes la ley reconoce la facultad de no prestar
declaración; tratándose de las personas mencionadas en el artículo 303, la limitación se extenderá a las
oficinas o establecimientos en los cuales esas personas ejercieren su profesión o actividad.
Asimismo, tales limitaciones no regirán cuando las personas facultadas para no prestar testimonio
fueren imputadas por el hecho investigado; o cuando se tratare de objetos y documentos que pudieren caer
en comiso; por provenir de un hecho punible o, por haber servido en general, para la comisión de un hecho
punible. Ver COMISO.
En caso de duda acerca de la procedencia de la incautación, el Juez podrá ordenarla por resolución
fundada. Los objetos y documentos así incautados, serán puestos a disposición del Juez, sin previo
examen del Fiscal o de la Policía, la que decidirá, a la vista de ellos, acerca de la legalidad de la medida.
Si el Juez estimare que los objetos y documentos incautados, se encuentran entre aquellos mencionados en
este artículo, ordenará su inmediata devolución, a la persona respectiva. En caso contrario, hará entrega de
los mismos, al Fiscal para los fines que éste estimare convenientes. Ver DEVOLUCION DE ESPECIES,
EFECTOS, OBJETOS Y DOCUMENTOS.
Si, en cualquier momento del procedimiento, se constata que los objetos y documentos incautados, se
encuentran entre aquellos comprendidos en este artículo, ellos no podrán ser valorados como medios de
prueba, en la etapa correspondiente.
El apercibimiento a que se refiere el artículo 217 dice relación con la incautación de objetos y
documentos que se encontraren en poder de una persona distinta del imputado caso en el cual, en lugar de
ordenar la incautación, o bien con anterioridad a ello, el Juez podrá apercibirla para que los entregue. El
apercibimiento en tal caso, es el mismo que existe en contra de los testigos renuentes. Ver PRUEBA.
TESTIGOS. Este apercibimiento no se podrá ordenar respecto de las personas a quienes la ley reconoce la
facultad de no prestar declaración.
El artículo 303 del Código, por su lado, dice relación con la enumeración de las personas que tienen
la facultad de abstenerse de declarar, por razones de secreto profesional, que son: el Abogado, el Médico,
otras profesiones relacionadas, como el Psicólogo, la Enfermera Universitaria y el Confesor; pero, éste,
únicamente, en lo que se refiere al secreto de confesión. Esta norma, también hace referencia al caso que
ellos sean relevados del deber de guardar secreto, por aquel que lo confió.
El artículo 221, relacionado con toda diligencia de incautación, obliga a levantar inventario de las
cosas y a otorgar recibo de los objetos y documentos incautados, los que deben ser inventariados, sellados
y custodiados por el Ministerio Público, según el artículo 188 del Código.

106
El artículo 222, dice relación con la interceptación de comunicaciones telefónicas cuando existieren
fundadas sospechas, basadas en hechos determinados, de que una persona hubiere cometido o participado
en la preparación o comisión; o que ella preparare actualmente la comisión o participación en un hecho
punible, que merezca pena de crimen y la investigación lo hiciere imprescindible. En este caso, el Juez de
Garantía, a petición del Ministerio Público, podrá ordenar la interceptación y la grabación de sus
comunicaciones telefónicas o de otra forma de telecomunicación.
La orden a que se refiere el inciso precedente, sólo podrá afectar al imputado o a las personas
respecto de las cuales existieren sospechas fundadas, basadas en hechos determinados de que ellas sirven
de intermediarias de dichas comunicaciones y, asimismo, de aquellas que faciliten sus medios de
comunicación, al imputado o a sus intermediarios.
Está prohibido, interceptar las comunicaciones entre el imputado y su Abogado, a menos que el Juez
de Garantía lo ordenare, por estimar, fundadamente, sobre la base de antecedentes de los que dejara
constancia en la respectiva resolución, que el letrado pudiere tener responsabilidad penal en los hechos
investigados.
La orden que dispone la interceptación y la grabación, deberá indicar, circunstanciadamente, el
nombre y la dirección del afectado por la medida y deberá señalar la forma de la interceptación y la
duración de la misma que, no podrá exceder de sesenta días. El Juez tiene la facultad de prorrogar este
plazo, por períodos de hasta igual duración para lo cual deberá examinar, cada vez, la concurrencia de los
requisitos previstos en los incisos precedentes.
Las empresas telefónicas y las de telecomunicaciones, deberán otorgar a los funcionarios encargados
de las diligencias, las facilidades necesarias para llevarlas a cabo. La negativa o el entorpecimiento de la
práctica de la medida de intercepción y de grabación, será constitutiva del delito de desacato. Asimismo,
los encargados de realizar la diligencia y los empleados de las empresas mencionadas en este inciso,
deberán guardar secreto acerca de la misma, salvo que se les cite como testigos, al procedimiento.
Si las sospechas tenidas en consideración, para ordenar la medida, se disiparen o si hubiere
transcurrido el plazo de duración fijado, ella deberá ser interrumpida inmediatamente.
Es obligatorio registrar (levantar un acta), mediante grabación magnetofónica u otros medios técnicos
análogos, para asegurar la fidelidad del registro. La grabación será entregada directamente al Ministerio
Público, el que la conservará bajo sello, y cuidará que la misma no sea conocida por terceras personas.
El Ministerio Público tiene la facultad de disponer la transcripción escrita de la grabación, por un
funcionario, como Ministro de Fe, acerca de la fidelidad. Además, deberá conservar los originales de la
grabación.
La incorporación al juicio oral, de los resultados de la medida de interceptación, se realizará de la
manera que determine el tribunal, en la oportunidad procesal respectiva.
En todo caso, podrán ser citados como testigos, los encargados de practicar la diligencia. Esta
oportunidad puede ser en el juicio simplificado, en el procedimiento abreviado o en el juicio oral.
Aquellas comunicaciones que fueren irrelevantes para el procedimiento, serán entregadas en su
oportunidad a las personas afectadas con la medida y se destruirá toda transcripción o copia de ellas, por el
Ministerio Público.
Pero, las grabaciones que contengan informaciones relevantes para otros procedimientos, en caso de
delito que merezca pena de crimen, se podrá hacer uso de ellas, conforme a las normas generales.
Según el artículo 224, es obligación notificar al afectado de la medida de interceptación, con
posterioridad a su realización, en cuanto el objeto de la investigación lo permita y en la medida que ello no
pusiere en peligro la vida o la integridad corporal de terceras personas. En lo demás, regirá el artículo 182
del Código, relativo al secreto de las actuaciones de la investigación, realizadas por el Ministerio Público
y por la Policía, para los terceros ajenos al procedimiento. Recordamos que el procedimiento es público
para los intervinientes.

******

107
Lógicamente, los profesionales y empleados de las respectivas empresas de los medios, deben
guardar secreto tanto de la diligencia como del contenido de ella, en relación con el interceptado y con
terceros. Esto se amplía a los hospitales, clínicas y otros establecimientos de salud, en su caso.

******

Nº 461.- INTERCEPTACION. DE LAS COMUNICACIONES TELEFONICAS.


FISCAL AL JUEZ. SOLICITUD. FORMULARIO
INTERCEPTACION DE COMUNICACIONES TELEFONICAS

S. J. L. del … º Juzgado de Garantía de la ciudad de ………...

.
Don(ña) …….................………, Fiscal Adjunto de … Fiscalía Local de la ciudad de .................……,
en causa por el delito de ……………….., Rol Unico de Causa (R. U. C.) Nº ……………, a US.,
respetuosamente, digo:
Solicito que se autorice la interceptación y grabación de las comunicaciones telefónicas que realice
………………………….. en su calidad de imputado en la presente investigación, en consideración a las
siguientes razones:
1. Existen fundadas sospechas que el imputado ha cometido o participado en la preparación o
comisión del delito de ……….., establecido en el artículo ………. del Código Penal; el que, de acuerdo al
mencionado artículo, merece pena de crimen.
2. En efecto, de conformidad a los hechos que se señalan en el numeral siguiente, es posible sostener
fundadamente que ……………………………………………………..
3. A su vez, las sospechas que fundamentan esta solicitud, se basan en hechos determinados que
consisten en que el día …………….. aproximadamente a las …….., el
imputado………………………….., procedió a …………......................
4. Por ultimo, cabe considerar esta diligencia como imprescindible para la investigación, dado que
…………………………………………………………………..
En virtud de lo señalado, solicito a US. se sirva ordenar la interceptación y grabación de
comunicaciones telefónicas que realice ……………………, en calidad de imputado en la presente
investigación, en su domicilio ubicado en …………….., entre los días ….. y ….. del mes de …… y …..,
del presente año; desde su teléfono de red fija Nº ......., correspondiente al domicilio ya individualizado y
desde su teléfono móvil Nº.......

******

POR TANTO, y de conformidad al mérito de los antecedentes señalados y según lo dispuesto en el


artículo 222 del Código Procesal Penal,
SOLICITO A US.: se sirva ordenar la interceptación y grabación de las comunicaciones telefónicas
respecto de …………………….., imputado en esta causa, en la forma y plazos solicitados.
.................................................................. (Nombre y Firma)
Fiscal Adjunto de la ..... Fiscalía de la ciudad de …………..

******

NOTA 1: Artículo 222.

******

108
Nº 462.- INTERCEPTACION. DE LAS COMUNICACIONES TELEFONICAS. OFICIO DEL
FISCAL. FORMULARIO
Artículos 219 - 220 - 222 - 223 y 224 del Código Procesal Penal
OFICIO
Ministerio Público
Fiscalía Regional de ............
Fiscalía Local de ...............................
En ................., a .........., de ................ de 2........
R.U.C. Nº: ..................
OFICIO Nº .............
INTERCEPTACION DE COMUNICACIONES TELEFONICAS
Sr. (a)....................................................
Don(ña)…………………………………..
Gerente de la Compañía de Teléfonos ………
Calle …………. Nº ………
PRESENTE
Conforme a lo dispuesto en los artículos 222, 223 y 224 del Código Procesal Penal, en autos seguidos
con el Imputado llamado ............, por el delito de ..........., Rol Unico de Causa (R. U. C.) Nº ........, se ha
ordenado oficiar a Ud. para el cumplimiento de la siguiente diligencia:
Interceptación de las comunicaciones telefónicas del Nº ........, del imputado llamado ..................,
domiciliado en calle ..................... Nº ...., de ésta, con los siguientes pormenores:
a) Dicha actuación se deberá realizar en cualquier tiempo, salvo el período comprendido entre las 12
horas y las 6 de la mañana siguiente, de domingo a lunes. Si no se tiene éxito en este horario, se podrá
interceptar el teléfono a cualquiera hora.
b) Se grabarán las conversaciones del que llama y del que recibe, que tengan cualquiera relación con
el delito crimen que se investiga, como de cualquier otro crimen, cuando existieren fundadas sospechas,
de que una persona ha cometido o participado en la comisión o preparación de un hecho punible, que
merezca pena de crimen; y que la investigación lo hiciere necesario. En este caso, se entiende por crimen,
cualquier hecho punible que tenga pena de crimen.
c) Las conversaciones distintas, si se han grabado, se deben borrar.
d) Junto con el “disquete o con el “dvd” del caso, se acompañará, al suscrito, una transcripción escrita
de lo interceptado, indicando días y horas de la diligencia.
e) La actuación será dirigida por un Ejecutivo de la Empresa y actuará sólo el personal técnico
necesario para captar las comunicaciones y transcribirlas, de total confianza de la Jefatura.
f) Advertidos del secreto total que se debe guardar, mientras se cumple con la actuación.
g) No se pueden grabar ni transcribir las conversaciones del imputado con su propio Abogado, salvo
que éste pudiera tener responsabilidad penal en los hechos investigados.
Saluda atentamente a Ud.,
................................................. (Nombre y Firma)
Fiscal Adjunto de la Fiscalía Local de la ciudad de …….
c/c a Subtel
Abogado del querellante

******

NOTA 1: Artículo 222.- Interceptación de comunicaciones telefónicas. Cuando existieren fundadas


sospechas, basadas en hechos determinados, de que una persona hubiere cometido o participado en la
preparación o comisión, o que ella preparare actualmente la comisión o participación en un hecho punible

109
que mereciere pena de crimen, y la investigación lo hiciere imprescindible, el juez de garantía, a petición
del Ministerio Público, podrá ordenar la interceptación y grabación de sus comunicaciones telefónicas o
de otras formas de telecomunicación.
La orden a que se refiere el inciso precedente sólo podrá afectar al imputado o a personas respecto de
las cuales existieren sospechas fundadas, basadas en hechos determinados, de que ellas sirven de
intermediarias de dichas comunicaciones y, asimismo, de aquellas que facilitaren sus medios de
comunicación al imputado o sus intermediarios.
No se podrán interceptar las comunicaciones entre el imputado y su abogado, a menos que el juez de
garantía lo ordenare, por estimar fundadamente, sobre la base de antecedentes de los que dejará constancia
en la respectiva resolución, que el abogado pudiere tener responsabilidad penal en los hechos
investigados. La orden que dispusiere la interceptación y grabación deberá indicar circunstanciadamente el
nombre y dirección del afectado por la medida y señalar la forma de la interceptación y la duración de la
misma, que no podrá exceder de sesenta días. El juez podrá prorrogar este plazo por períodos de hasta
igual duración, para lo cual deberá examinar cada vez la concurrencia de los requisitos previstos en los
incisos precedentes.
Las empresas telefónicas y de telecomunicaciones deberán otorgar a los funcionarios encargados de
la diligencia las facilidades necesarias para llevarla a cabo. La negativa o entorpecimiento a la práctica de
la medida de interceptación y grabación será constitutiva del delito de desacato. Asimismo, los encargados
de realizar la diligencia y los empleados de las empresas mencionadas en este inciso deberán guardar
secreto acerca de la misma, salvo que se les citare como testigos al procedimiento.
Si las sospechas tenidas en consideración para ordenar la medida se disiparen o hubiere transcurrido
el plazo de duración fijado para la misma, ella deberá ser interrumpida inmediatamente.
Artículo 223.- Registro de la interceptación. La interceptación telefónica de que trata el artículo
precedente será registrada mediante su grabación magnetofónica u otros medios técnicos análogos que
aseguraren la fidelidad del registro. La grabación será entregada directamente al Ministerio Público, quien
la conservará bajo sello y cuidará que la misma no sea conocida por terceras personas.
Cuando lo estimare conveniente, el Ministerio Público podrá disponer la transcripción escrita de la
grabación, por un funcionario que actuará, en tal caso, como ministro de fe acerca de la fidelidad de
aquélla.
Sin perjuicio de ello, el Ministerio Público deberá conservar los originales de la grabación, en la
forma prevista en el inciso precedente.
La incorporación al juicio oral de los resultados obtenidos de la medida de interceptación se realizará
de la manera que determinare el tribunal, en la oportunidad procesal respectiva. En todo caso, podrán ser
citados como testigos los encargados de practicar la diligencia.
Aquellas comunicaciones que fueren irrelevantes para el procedimiento serán entregadas, en su
oportunidad, a las personas afectadas con la medida, y se destruirá toda transcripción o copia de ellas por
el Ministerio Público.
Lo prescrito en el inciso precedente no regirá respecto de aquellas grabaciones que contuvieren
informaciones relevantes para otros procedimientos seguidos por hechos que pudieren constituir un delito
que merezca pena de crimen, de las cuales se podrá hacer uso conforme a las normas precedentes.
Artículo 224.- Notificación al afectado por la interceptación. La medida de interceptación será
notificada al afectado por la misma con posterioridad a su realización, en cuanto el objeto de la
investigación lo permitiere, y en la medida que ello no pusiere en peligro la vida o la integridad corporal
de terceras personas. En lo demás regirá lo previsto en el artículo 182.
NOTA 2: Artículo 219.- Copias de comunicaciones o transmisiones. El juez de garantía podrá
autorizar, a petición del fiscal, que cualquier empresa de comunicaciones facilite copias de las
comunicaciones transmitidas o recibidas por ellas. Del mismo modo, podrá ordenar la entrega de las
versiones que existieren de las transmisiones de radio, televisión u otros medios.
Artículo 220.- Objetos y documentos no sometidos a incautación. No podrá disponerse la
incautación, ni la entrega bajo el apercibimiento previsto en el inciso segundo del artículo 217:

110
a) De las comunicaciones entre el imputado y las personas que pudieren abstenerse de declarar como
testigos por razón de parentesco o en virtud de lo prescrito en el artículo 303;
b) De las notas que hubieren tomado las personas mencionadas en la letra a) precedente, sobre
comunicaciones confiadas por el imputado, o sobre cualquier circunstancia a la que se extendiere la
facultad de abstenerse de prestar declaración, y
c) De otros objetos o documentos, incluso los resultados de exámenes o diagnósticos relativos a la
salud del imputado, a los cuales se extendiere naturalmente la facultad de abstenerse de prestar
declaración.
Las limitaciones previstas en este artículo sólo regirán cuando las comunicaciones, notas, objetos o
documentos se encontraren en poder de las personas a quienes la ley reconoce la facultad de no prestar
declaración; tratándose de las personas mencionadas en el artículo 303, la limitación se extenderá a las
oficinas o establecimientos en los cuales ellas ejercieren su profesión o actividad.
Asimismo, estas limitaciones no regirán cuando las personas facultadas para no prestar testimonio
fueren imputadas por el hecho investigado o cuando se tratare de objetos y documentos que pudieren caer
en comiso, por provenir de un hecho punible o haber servido, en general, a la comisión de un hecho
punible.
En caso de duda acerca de la procedencia de la incautación, el juez podrá ordenarla por resolución
fundada. Los objetos y documentos así incautados serán puestos a disposición del juez, sin previo examen
del fiscal o de la policía, quien decidirá, a la vista de ellos, acerca de la legalidad de la medida. Si el juez
estimare que los objetos y documentos incautados se encuentran entre aquellos mencionados en este
artículo, ordenará su inmediata devolución a la persona respectiva. En caso contrario, hará entrega de los
mismos al fiscal, para los fines que éste estimare convenientes.
Si en cualquier momento del procedimiento se constatare que los objetos y documentos incautados se
encuentran entre aquellos comprendidos en este artículo, ellos no podrán ser valorados como medios de
prueba en la etapa procesal correspondiente.

******

Nº 463.- INTERCEPTACION. DE LAS COMUNICACIONES Y TRANSMISIONES. ORDEN DEL


FISCAL. FORMULARIO
Artículos 218 - 219 - 220 y 221 del Código Procesal Penal
OFICIO
Ministerio Público
Fiscalía Regional de ............
Fiscalía Local de ...............................
En ................., a .........., de ............. de 2..........
R.U.C. Nº: ......................
OFICIO Nº .........
RETENCION E INCAUTACION DE
CORRESPONDENCIA
Sr. (a)....................................................
Don(ña)…………………………………..
Director
Empresa de Correspondencia
Calle …………. Nº ………
PRESENTE
Conforme a lo dispuesto en los artículos 218 y 220 del Código Procesal Penal, se ha ordenado oficiar
a Ud. para el cumplimiento en la ciudad de …………, en autos seguidos con el Imputado llamado

111
………….., por el delito de ………… , Rol Unico de Causa (R.U.C.) Nº ………….., se ha ordenado
oficiar a Ud. para el cumplimiento de la siguiente diligencia:
La retención y la incautación de la correspondencia de cartas, telegramas y otras comunicaciones
dirigidas a tal inculpado, o bajo nombre supuesto, a su dirección de calle ................... Nº ......, de esta
comuna, domicilio del mismo; y a su bufete de calle ................ Nº ....., oficina Nº …, del Edificio
…………..Lo propio, la correspondencia que emane de él, o que así se presuma; o que se presuma ser el
destinatario, de ambos lugares.
Asimismo, la obtención de copias o respaldo de la correspondencia electrónica dirigida al imputado o
emanada de éste.
Esto se debe cumplir por la el Gerente de la empresa y por Carabineros de Chile, quienes levantarán
sendas actas e inventario de la actuación respectiva; y se otorgará recibo a la persona que tenía las cosas
en su poder.
Sellados, se entregarán al Fiscal de la investigación. Saluda atentamente a Ud.,
…………..…………………………… (Nombre y Firma)
Fiscal Adjunto de la Fiscalía Local de la ciudad de …….
c/c a Correos de Chile
Carabineros de Chile, Prefectura (…)
Abogado del querellante

******

NOTA 1: La misma comunicación, se enviará, en su caso, a la Policía de Investigaciones o a la


Empresa de Comunicaciones respectiva.
NOTA 2: Artículo 218.- Retención e incautación de correspondencia. A petición del fiscal, el juez
podrá autorizar, por resolución fundada, la retención de la correspondencia postal, telegráfica o de otra
clase y los envíos dirigidos al imputado o remitidos por él, aun bajo nombre supuesto, o de aquéllos de los
cuales, por razón de especiales circunstancias, se presumiere que emanan de él o de los que él pudiere ser
el destinatario, cuando por motivos fundados fuere previsible su utilidad para la investigación. Del mismo
modo, se podrá disponer la obtención de copias o respaldos de la correspondencia electrónica dirigida al
imputado o emanada de éste.
El fiscal deberá examinar la correspondencia o los envíos retenidos y conservará aquellos que
tuvieren relación con el hecho objeto de la investigación. Para los efectos de su conservación se aplicará lo
dispuesto en el artículo 188. La correspondencia o los envíos que no tuvieren relación con el hecho
investigado serán devueltos o, en su caso, entregados a su destinatario, a algún miembro de su familia o a
su mandatario o representante legal. La correspondencia que hubiere sido obtenida de servicios de
comunicaciones será devuelta a ellos después de sellada, otorgando, en caso necesario, el certificado
correspondiente.
Artículo 219.- Copias de comunicaciones o transmisiones. El juez de garantía podrá autorizar, a
petición del fiscal, que cualquier empresa de comunicaciones facilite copias de las comunicaciones
transmitidas o recibidas por ellas. Del mismo modo, podrá ordenar la entrega de las versiones que
existieren de las transmisiones de radio, televisión u otros medios.
Artículo 220.- Objetos y documentos no sometidos a incautación. No podrá disponerse la
incautación, ni la entrega bajo el apercibimiento previsto en el inciso segundo del artículo 217:
a) De las comunicaciones entre el imputado y las personas que pudieren abstenerse de declarar como
testigos por razón de parentesco o en virtud de lo prescrito en el artículo 303;
b) De las notas que hubieren tomado las personas mencionadas en la letra a) precedente, sobre
comunicaciones confiadas por el imputado, o sobre cualquier circunstancia a la que se extendiere la
facultad de abstenerse de prestar declaración, y
c) De otros objetos o documentos, incluso los resultados de exámenes o diagnósticos relativos a la
salud del imputado, a los cuales se extendiere naturalmente la facultad de abstenerse de prestar
declaración.

112
Las limitaciones previstas en este artículo sólo regirán cuando las comunicaciones, notas, objetos o
documentos se encontraren en poder de las personas a quienes la ley reconoce la facultad de no prestar
declaración; tratándose de las personas mencionadas en el artículo 303, la limitación se extenderá a las
oficinas o establecimientos en los cuales ellas ejercieren su profesión o actividad.
Asimismo, estas limitaciones no regirán cuando las personas facultadas para no prestar testimonio
fueren imputadas por el hecho investigado o cuando se tratare de objetos y documentos que pudieren caer
en comiso, por provenir de un hecho punible o haber servido, en general, a la comisión de un hecho
punible.
En caso de duda acerca de la procedencia de la incautación, el juez podrá ordenarla por resolución
fundada. Los objetos y documentos así incautados serán puestos a disposición del juez, sin previo examen
del fiscal o de la policía, quien decidirá, a la vista de ellos, acerca de la legalidad de la medida. Si el juez
estimare que los objetos y documentos incautados se encuentran entre aquellos mencionados en este
artículo, ordenará su inmediata devolución a la persona respectiva. En caso contrario, hará entrega de los
mismos al fiscal, para los fines que éste estimare convenientes.
Si en cualquier momento del procedimiento se constatare que los objetos y documentos incautados se
encuentran entre aquellos comprendidos en este artículo, ellos no podrán ser valorados como medios de
prueba en la etapa procesal correspondiente.
Artículo 221.- Inventario y custodia. De toda diligencia de incautación se levantará inventario,
conforme a las reglas generales. El encargado de la diligencia otorgará al imputado o a la persona que los
hubiere tenido en su poder un recibo detallado de los objetos y documentos incautados.
Los objetos y documentos incautados serán inventariados y sellados y se pondrán bajo custodia del
Ministerio Público en los términos del artículo 188.

******

Nº 464.- INTERROGACION E INTERROGATORIO. EXPLICACIÓN


Artículos 91 - 195 - 310 - 326 - 329 - 330 y 445
En el Libro Primero del Código, el artículo 91 establece que la Policía sólo podrá interrogar,
autónomamente, al imputado, en presencia de su Abogado defensor. Si éste no está presente durante el
interrogatorio, las preguntas se deben limitar a constatar la identidad del sujeto.
Si, en ausencia del Abogado defensor, el imputado manifiesta su deseo de prestar declaración, la
Policía debe tomar las medidas necesarias para que declare, inmediatamente, ante el Fiscal. Si esto no es
posible, la Policía podrá consignar las declaraciones que se allane a prestar, bajo la responsabilidad y con
la autorización del Fiscal. El Abogado defensor podrá incorporarse, siempre y en cualquier momento, a
esta diligencia.
A pesar de la claridad de la norma, es posible que, muchas veces, no se cumpla a cabalidad, y esto es
de responsabilidad tanto del Fiscal como del Juez.

******

Según el artículo 195 del Libro Segundo del Código, queda absolutamente prohibido todo método de
investigación o de interrogación que menoscabe o que coarte la libertad del imputado para declarar. Ver la
explicación Métodos Prohibidos. Coacción, Amenaza o Promesa.
El artículo 310 señala que el testigo menor de edad sólo será interrogado por el Presidente de la Sala,
debiendo los intervinientes dirigir las preguntas por su intermedio.
En el desarrollo del juicio oral, realizadas las exposiciones del Fiscal y de los intervinientes, el Juez
Presidente debe indicar al acusado que tiene la posibilidad de ejercer su defensa, en conformidad con lo
dispuesto en el artículo 8º. Al efecto, se debe ofrecer la palabra a su Abogado. Asimismo, el acusado
podrá prestar declaración. En tal caso, el Juez Presidente le permitirá que manifieste, libremente, lo que

113
crea por conveniente respecto de la o las acusaciones formuladas. Luego, podrá ser interrogado
directamente por el Fiscal, el querellante y el propio Abogado defensor, en este mismo orden. Finalmente,
el o los jueces podrán formularle preguntas destinadas a aclarar sus dichos.
En cualquier estado del juicio, el acusado podrá solicitar ser oído, con el fin de aclarar o de
complementar sus dichos. Artículo 326.
Durante la audiencia del juicio oral, los peritos y los testigos deben ser interrogados personalmente.
Su declaración personal no podrá ser sustituida por la lectura de los registros en que consten anteriores
declaraciones o de otros documentos que las contengan, sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 331 y
332, relativos a lecturas de declaraciones anteriores y a la lectura para apoyo de memoria, en los casos de
excepción. Artículo 329.
El artículo 330, caratulado Métodos de Interrogación en sus interrogatorios, las partes que han
presentado a un testigo o a un perito, no podrán formular sus preguntas de tal manera que ellas sugieran la
respuesta.
Durante el contrainterrogatorio, las partes podrán confrontar al testigo o al perito con sus propios
dichos o con otras versiones de los hechos, presentadas en el juicio.
En ningún caso, se pueden admitir preguntas engañosas o aquéllas destinadas a coaccionar,
ilegítimamente, al testigo o al perito, ni las que sean formuladas en términos poco claros para ellos.
Estas normas se deben aplicar al imputado cuando éste se allane a prestar declaración.

******

En el Libro Tercero, sobre Recursos, no hay normas que se refieran al tema en estudio.

******

En el Libro Cuarto, el artículo 445 sobre declaración del imputado, determina que, en la audiencia
prevista en el artículo 448 -de extradición pasiva- el imputado tiene, siempre, derecho de prestar
declaración, ocasión en la que podrá ser, libre y directamente, interrogado por el representante del Estado
requirente y por su Abogado defensor.

******

Nº 465.- INTERROGACION E INTERROGATORIO. EJEMPLO. FORMULARIO


Artículos 91 - 195 - 310 - 326 - 329 - 330 y 445
Ante el Tribunal del Juicio Oral, comparece … …………..., chileno, de profesión o
actividad ................, natural de ................., estado civil .................., padre de ....... hijos, domiciliado en
……………………….., cédula nacional de identidad Nº ……….., de … años de edad, quien, previo
juramento (o promesa de decir verdad), una vez que el Tribunal le instruyó acerca del sentido del
juramento (o promesa) y de su obligación de ser veraz, así como de las penas con las cuales la ley castiga
el delito de falso testimonio en causa criminal, se procedió, por parte del Presidente del Tribunal Oral, a
interrogarle.
Primeramente, se le preguntó acerca de su participación en el delito de robo con intimidación, que se
conoce en este juicio.
El testigo expresa que es efectivo que él cometió un delito; pero que, absolutamente, no es el de robo
con intimidación, sino que robo por sorpresa, pues aprovechó un tumulto, para apropiar la billetera del
denunciante (o que fue el delito de hurto, al sacar subrepticiamente la billetera, del bolsillo trasero del
pantalón del denunciante).
El Tribunal pregunta al imputado qué hacía en el barrio en el que se cometió el delito, si él vive en
otro barrio, distante más de cincuenta cuadras. El testigo contesta que está “pololeando” con una empleada

114
doméstica del lugar. Preguntado para que diga quién es ella y que la describa, contesta que no sabe su
nombre y que es malo para describir a las personas.
Preguntado para que diga a quién pertenece el reloj que la Policía manifiesta que estaba en su poder,
contesta que no tiene idea y que los Carabineros lo cargaron con dicha especie; o sea, se la atribuyeron
injustamente; y que no era del denunciante. Preguntado cómo lo sabe, dice que cree que es así.
Preguntado para que diga qué participación tiene su co-reo, detenido al mismo tiempo que Ud.,
contesta que no conoce a dicho sujeto.
Preguntado para que diga en qué terminó una causa por robo, en la que fue imputado en el año ……,
en el …º Juzgado del Crimen de la ciudad de ……….., manifiesta que primero botó la firma (dejó de
firmar); y que, en definitiva, en el año …….., fue condenado a una pena ya cumplida.
La audiencia continuó con la presentación de los testigos del querellante de la siguiente manera:
…………….…

******

NOTA: Este modelo sirve, con la adaptación del caso, para el interrogatorio que realiza el Juez de
Garantía.

******

Nº 466.- INTERVINIENTES O PARTES EN EL JUICIO PENAL Y PRESENCIA OBLIGATORIA.


EXPLICACIÓN
Artículos 12 - 18 - 26 - 27- 28 - 29 - 33 - 42 - 44 - 49 - 50 - 51 - 98 - 142 - 144 - 152 – 153 - 159 -
162 - 164 - 178 - 182 - 193 - 184 - 188 - 191 - 192 - 227 - 228 - 231 - 234 - 237 - 238 - 247 - 249 - 254
257 - 260 - 266 - 267 – 269 - 272 - 275 - 279 - 281 - 283 - 284 – 285 286 - 287 291 - 292 - 309 - 310 - 314
- 318 - 325 - 329 330 - 333 - 336 - 352 - 357 – 360 -362 - 369 - 394 - 411 – 463 y 466.
En el Código de Procedimiento Penal anterior, que también, es paralelo, “partes” son el querellante,
el procesado, el Ministerio Público, el demandante civil (o actor civil) y el demandado civil (o tercero
civilmente responsable). Artículo 142.
En el nuevo procedimiento se habla de “intervinientes” y, asimismo, a éstos se les llama, también,
“partes”.
En el Libro Primero del Código de Procedimiento Penal Nuevo, dos artículos se refieren a los
intervinientes.
El artículo 12 del Nuevo Código Procesal Penal, los enumera: el Fiscal -Ministerio Público- el
imputado, el Abogado defensor, la víctima y el querellante, desde que realizan cualquiera actuación
procesal o desde el momento en que la ley les permite ejercer facultades determinadas.
En consecuencia, debemos aclarar varias cosas: por una parte, es interviniente el Fiscal del Ministerio
Público y no se menciona al Fiscal Judicial de Corte de Apelaciones ni al Fiscal de la Corte Suprema,
quienes, lógicamente, tienen determinadas facultades en el procedimiento.
El imputado es parte aunque sólo sea un inculpado o un denunciado. En el nuevo procedimiento
penal, no existe la encargatoria de procesado (reo).
El defensor que, ahora, debe ser siempre un Abogado, antes no era parte, sino que lo era su
representado.
La víctima puede ser el propio perjudicado con el delito o un tercero que sufre las consecuencias
pecuniarias del hecho punible.
El querellante es el actor penal, que puede ser la misma víctima u otro que ejerce la acción criminal.
Se debe destacar que el Fiscal, será siempre parte en el proceso y el imputado, lo propio y que jamás
puede faltar el Abogado defensor letrado.

115
Sin embargo, incluso todos éstos, sólo son partes desde que realizan cualquiera actuación procesal o,
como aclara la norma, desde el momento en que la ley les permite ejercer facultades determinadas.
Los intervinientes en el procedimiento penal tienen la facultad de renunciar, total o parcialmente, a
los plazos, siempre que estén establecidos en su favor, por manifestación expresa; y nosotros agregamos
que por escrito u oralmente; en este caso, en una audiencia.
Cuando se trata de un plazo común, la abreviación o la renuncia de los términos requieren del
consentimiento de todos los intervinientes y además, de la aprobación del tribunal. Artículo 18.
Los intervinientes del proceso penal tienen la obligación, en su primera intervención, a requerimiento
del Juez, del Ministerio Público -el Fiscal- o del funcionario público que practique la primera notificación,
de señalar un domicilio dentro de los límites urbanos de la ciudad en que funciona el tribunal respectivo y
en el cual puedan practicárseles los emplazamientos posteriores. Asimismo, todos ésos deben comunicar
cualquier cambio de su domicilio.
Si se omite el señalamiento de domicilio o de su cambio o si se incurre en cualquiera inexactitud del
mismo, o si éste es inexistente, las resoluciones que se dicten, se deben notificar por el estado diario.
Al efecto, los intervinientes deben ser advertidos de esta circunstancia, lo que se hará constar en el
acta respectiva.
El mismo apercibimiento de fijar domicilio, se debe formular al imputado cuando sea puesto en
libertad, a menos que ello fuere consecuencia de un sobreseimiento definitivo o de una sentencia
absolutoria, ejecutoriados. Artículo 26.
Los emplazamientos al Ministerio Público -al Fiscal- se harán en sus oficinas para lo cual éste debe
indicar domicilio dentro de los límites urbanos de la ciudad en que funcione el tribunal y está obligado a
informar, al Juez, de cualquier cambio de domicilio. Artículo 27.
En la realidad, las oficinas del Juez de Garantía y las Oficinas del Fiscal, generalmente, estarán
contiguas, en un mismo inmueble.
A los demás intervinientes se les notifica, habitualmente, por medio de su Abogado defensor o
mandatario constituido, salvo que la ley o que el Juez -o el tribunal colegiado- disponga que, también se
notifique directamente al interviniente. Artículo 28.
Al imputado privado de la libertad se le debe notificar en el recinto en que permanece, aunque éste se
halle fuera del territorio jurisdiccional del Juzgado. Artículo 29. Ver el detalle en la explicación
Notificación, en el que aparece cómo se emplazan las resoluciones dictadas en las audiencias judiciales,
otras formas de emplazamiento que el tribunal pueda aceptar y las normas supletorias civiles relacionadas
con emplazamientos de los artículos 30, 31 y 32 del nuevo Código.
En cuanto a la forma de citar a alguna persona -interviniente en el juicio o no- para llevar a cabo una
actuación, del artículo 33 del Código y sus consecuencias, ver varias explicaciones sobre Citación.
El registro del juicio oral, con la actuación de los intervinientes del caso, debe demostrar el modo de
cómo se ha desarrollado una audiencia.
La omisión de las formalidades del registro sólo lo priva del valor cuando éstas no pueden ser
suplidas, con certeza, sobre la base de otros elementos contenidos en el mismo registro o de otros
antecedentes confiables, que den testimonio de lo ocurrido en la audiencia. Artículo 42.
Los intervinientes, salvo las excepciones expresamente previstas en la ley, siempre, tienen acceso al
contenido de los registros de las actuaciones judiciales; o sea, de las del Juez y las del Fiscal- Artículo 44.
Ver Registros.
En cuanto al pago de las costas cuando fueren varios los intervinientes condenados, el tribunal debe
fijar la parte o proporción que corresponda soportar a cada uno de ellos. Artículo 49.
Siempre en relación con el pago de costas, los fiscales, los Abogados, y los mandatarios de los
intervinientes en el procedimiento, no podrán ser condenados personalmente al pago de las costas, salvo
los casos de excepción. Artículo 50. Ver la explicación sobre Costas.
En cuanto a los gastos cuyo pago corresponde a los intervinientes, el tribunal debe estimar su costo y
disponer su consignación por anticipado.
En todo caso, el Estado debe soportar los gastos de los intervinientes que gocen de privilegio de
pobreza. Artículo 51.

116
En cuanto a honorarios y gastos en que sea condenado el Fisco, éste debe solucionarlos, cuando
corresponda.
En cuanto a la “Declaración” del “Interviniente” Imputado, ver las explicaciones respectivas.
A ella, tienen derecho de concurrir todos los intervinientes en el procedimiento, los que deben ser
citados al efecto.
En relación con el artículo 98 del Código, también, dice relación con la solicitud de práctica de
Diligencias y Actuaciones de la Investigación.
En lo tocante a la tramitación de solicitud de prisión preventiva, ver la explicación respectiva. Una
vez solicitada la prisión preventiva, se fija, en cualquiera etapa de la investigación, una audiencia para
resolver la solicitud y se debe citar al comparendo respectivo, al imputado, a su Abogado defensor y a los
demás intervinientes.
La presencia del imputado y de su Abogado defensor, constituye un requisito de validez de la
audiencia en que se resuelva sobre la prisión.
Expuestos los fundamentos de la solicitud por el que la ha formulado, el tribunal debe oír, en todo
caso, al defensor del imputado y a los demás intervinientes si están presentes y si quieren hacer uso de la
palabra; y al imputado. Artículo 142.
La resolución que ordena la prisión preventiva o la que lo rechaza, será modificable de oficio o a
petición de cualquiera de los intervinientes, en cualquier estado del procedimiento.
Si el imputado solicita la revocación de la prisión preventiva, el tribunal podrá rechazarla de plano;
pero podrá citar a todos los intervinientes a una audiencia, con el fin de abrir debate sobre la subsistencia
de los requisitos que autorizan la prisión. En todo caso, deberá proceder así cuando hubieren transcurrido
dos meses, desde el último debate oral en que se hubiere ordenado o se hubiere mantenido la prisión
preventiva.
Si ésta hubiera sido rechazada, puede ser decretada con posterioridad, en una audiencia, cuando
existan otros antecedentes que, a juicio del tribunal, justifican discutir, nuevamente, su procedencia
(Artículo 144).
En cuanto a la substitución de la prisión preventiva y la revisión de ésta de oficio, la caución
económica para reemplazar la prisión preventiva, la ejecución de las cauciones, la cancelación de las
cauciones, los recursos relacionados con la medida de prisión preventiva, la ejecución de esta medida, la
prohibición de comunicaciones del detenido o del preso hasta por un máximo de diez días, los límites
temporales de la prisión preventiva y el término de la prisión preventiva, de los artículos 143 a 153, verlos
en la misma explicación y en estos textos.
En cuanto a los límites temporales de la prisión preventiva, el Juez, de oficio o a petición de
cualquiera de los intervinientes, debe decretar (sic) la terminación de la prisión preventiva, cuando no
subsisten los motivos que la han justificado.
En todo caso, cuando la duración de la prisión preventiva ha alcanzado la mitad de la pena privativa
de la libertad, que se pudiere esperar en el evento de dictarse sentencia condenatoria, o de la que se
hubiere impuesto, existiendo recursos pendientes, el tribunal debe citar, de oficio, a una audiencia, con el
fin de considerar la cesación o la prolongación de la prisión preventiva. Artículo 152.
En relación con otras medidas cautelares personales, el tribunal puede dejarlas sin efecto
temporalmente, a petición del afectado por ellas, oyendo al Fiscal y previa citación de los demás
intervinientes que participaron en la audiencia del caso. Artículo 156.
En cuanto a las nulidades procesales, sólo pueden anularse las actuaciones o diligencias defectuosas
del procedimiento, que ocasionen a los intervinientes, un perjuicio reparable, únicamente, con la
declaración de nulidad. Existe perjuicio cuando la inobservancia de las formas procesales atenta en contra
de las posibilidades de actuación de cualquiera de los intervinientes en el procedimiento. Artículo 159.
Sólo podrá solicitar la declaración de nulidad, el interviniente perjudicado con el vicio y que no
hubiere concurrido a causarlo. Artículo 162.
La nulidad queda subsanada si el interviniente perjudicado no impetra su declaración oportunamente;
si acepta, expresa o tácitamente, los efectos del acto y cuando, a pesar del vicio, el acto cumple su
finalidad respecto de todos los interesados, salvo en los casos previstos en el artículo 160, que determina

117
que, en caso de nulidad, existe presunción de derecho de la existencia de perjuicio, si la infracción hubiere
impedido el pleno ejercicio de las garantías y de los derechos reconocidos en la Constitución, o en las
demás leyes de la República. Artículo 164.

******

En el Libro Segundo del Nuevo Código, numerosas normas dicen relación con los intervinientes.
El artículo 178 aclara que el denunciante, quien no es parte, no contrae otra responsabilidad que la
correspondiente a los delitos que hubiere cometido por medio de la denuncia o con ocasión de ella.
Tampoco adquirirá el derecho a intervenir posteriormente en el procedimiento, sin perjuicio de las
facultades que pudieren corresponderle, en el caso de ser víctima del delito.
En cuanto al secreto de las actuaciones de investigación, tienen tal carácter las realizadas por el
Ministerio Público y por la Policía, para los terceros ajenos al procedimiento.
El imputado y los demás intervinientes podrán examinar los registros y los documentos de la
investigación fiscal y de la policial.
El imputado o cualquier otro interviniente puede solicitar, del Juez de Garantía, que ponga término al
secreto o que lo limite, en cuanto a su duración, a las piezas o actuaciones abarcadas por él, o a las
personas a quienes afecte. Ver, además, la explicación Secreto. Artículo 182.
Durante la investigación, tanto el imputado como los demás intervinientes podrán solicitar, al Fiscal,
todas aquellas diligencias que consideren pertinentes y útiles para el esclarecimiento de los hechos; el
Fiscal ordenará que se lleven a efecto aquellas que estime conducentes. Ver, Diligencias. Artículo 183.
Durante la misma investigación, el Fiscal, puede permitir la asistencia del imputado y de los demás
intervinientes a las actuaciones o diligencias que deba practicar, cuando lo estime útil. En todo caso, podrá
impartirles instrucciones obligatorias, conducentes al adecuado desarrollo de las actuaciones o diligencias,
y podrá excluirlos de la misma, en cualquier momento. Artículo 184.
En cuanto a las especies recogidas durante la investigación, deben ser conservadas, bajo la custodia
del Ministerio Público y el Fiscal deberá tomar las medidas necesarias para evitar que se alteren de
cualquiera forma.
Se puede reclamar al Juez de Garantía por el incumplimiento de la norma del artículo 188 del
Código, por el interviniente respectivo.
Todos los intervinientes tendrán acceso a estas especies, con el fin de reconocerlas o de realizar
alguna pericia, siempre que fueren autorizados por el Ministerio Público; o, en su caso, por el Juez de
Garantía. El Fiscal debe llevar un registro especial, en que conste la identificación de las personas que
sean autorizadas para reconocer las especies o para manipularlas, dejándose copia, en su caso, de la
correspondiente autorización.
En lo tocante a la anticipación de prueba, el Juez debe citar a todos aquellos que tuvieren derecho a
asistir al juicio oral, quienes tendrán todas las facultades previstas para su participación, en la audiencia
del juicio oral. Artículo 191.
En cuanto a la anticipación de prueba testimonial en el extranjero, se debe individualizar a todos los
intervinientes a quienes se deba citar al juicio, para que concurran a la audiencia especial en la cual se
debe recibir la declaración; y en ella podrán ejercer todas las facultades que les corresponderían, si se
tratase de una declaración prestada durante la audiencia del juicio oral.
Si se autoriza la práctica de esta diligencia en el extranjero y ella no tiene lugar, el Ministerio
Público, debe pagar a los demás intervinientes que hayan comparecido a la audiencia, los gastos (ver
explicación respectiva), en que hayan incurrido, sin perjuicio de lo que se resuelva en cuanto a costas.
Artículo 192.
El Ministerio Público está obligado a dejar constancia de las actuaciones que realice tan pronto
tengan lugar, utilizando -al efecto- cualquier medio que permita garantizar la fidelidad y la integridad de la
información, así como el acceso a la misma de aquellos que, de acuerdo a la ley, tengan derecho de
exigirlo.

118
Se debe dejar constancia de fecha, hora y lugar, de los funcionarios y de todos los que hubieren
intervenido y una breve relación de sus resultados. Artículo 227.
La Policía debe levantar un registro en que conste la actuación del caso, que será firmada por el
funcionario a cargo de la investigación y, en lo posible, por las personas que hubieren intervenido en los
actos o que hubieren proporcionado alguna información. Artículo 228.
El Fiscal, si desea formalizar la investigación respecto de un imputado que no se encuentre en el caso
previsto en el artículo 132, debe solicitar, al Juez de Garantía, la realización de una audiencia en fecha
próxima, mencionando la individualización del imputado, la indicación del delito que se le atribuye, la
fecha y lugar de su comisión y el grado de participación del imputado en el mismo.
A esta audiencia, se debe citar al imputado, a su Abogado defensor y a los demás intervinientes en el
procedimiento. Artículo 231.
Cuando el Juez de Garantía, de oficio o a petición de alguno de los intervinientes y oyendo al
Ministerio Público, lo considere necesario, con el fin de cautelar las garantías de ésos y siempre que las
características de la investigación lo permitan, podrá fijar, en la misma audiencia, de formalización de la
investigación, un plazo para el cierre de ésta, al vencimiento del cual se producirán los efectos previstos en
el artículo 247. Artículo 234.
En lo que dice relación con las condiciones que se deben cumplir una vez decretada la “suspensión
condicional del procedimiento”, el Juez de Garantía, debe disponer, según corresponda, que el imputado
esté sujeto al cumplimiento de una o más de las condiciones dichas en el artículo 238, a cuyo texto nos
remitimos.
Desde que la investigación ha sido formalizada, el Fiscal debe terminarla en el plazo de dos años y
tiene la obligación de proceder a cerrarla.
Si no lo hace, el imputado o el querellante podrán solicitar al Juez que aperciba al Fiscal para que
proceda a tal cierre.
Para estos efectos, el Juez debe citar a los intervinientes, a una audiencia. Si el Fiscal no comparece o
si, compareciendo, se niega a declarar cerrada la investigación, el Juez debe decretar (sic) el
sobreseimiento definitivo de la causa, resolución que es apelable. Ver, Cierre de la investigación del Fiscal
y plazo. Artículo 247.
Para la audiencia en la cual se debe resolver la solicitud de sobreseimiento definitivo o de
sobreseimiento temporal, el Fiscal debe formular su requerimiento al Juez de Garantía, quien debe citar a
todos los intervinientes, a una audiencia especial. Artículo 249.
A solicitud del Fiscal o de cualquiera de los otros intervinientes, el Juez de Garantía, puede decretar
la reapertura del procedimiento, cuando cese la causa que hubiere motivado el sobreseimiento temporal.
Artículo 254.
Hasta la realización de la audiencia que tiene por objeto conocer y resolver, acerca del
sobreseimiento y durante la misma audiencia, los intervinientes pueden reiterar la solicitud de diligencias
precisas de la investigación que, oportunamente, hubieren formulado durante la investigación y que el
Ministerio Público -el Fiscal- hubiere rechazado.
Si el Juez acoge la solicitud, ordena al Fiscal reabrir la investigación y proceder al cumplimiento de
las diligencias, en el plazo que debe fijar. Podrá, el Fiscal, en dicho evento y por una sola vez, ampliación
del mismo plazo. Ver, además, Reapertura de la investigación, Artículo 257.
Presentada la acusación por parte del Fiscal, el Juez de Garantía, debe ordenar su notificación a todos
los intervinientes y debe citar, dentro de las veinticuatro horas siguientes, a la audiencia de preparación del
juicio oral, la que deberá tener lugar, en un plazo no inferior a veinticinco días ni superior a treinta y cinco
días. Al acusado, se le debe entregar copia de la acusación, en la que se dejará constancia, además, del
hecho de encontrarse a su disposición, en el tribunal, los antecedentes acumulados durante la
investigación. Artículo 260.
En la realidad, estos antecedentes, normalmente, deben ser conocidos por los letrados y no por los
intervinientes mismos.

119
Al comienzo de la audiencia de preparación del juicio oral, el Juez de Garantía tiene la obligación de
hacer una exposición sintética de las presentaciones que hubieren realizado los intervinientes; entre los
cuales, está el Fiscal. Artículo 267.
En la misma audiencia de preparación del juicio oral, cada parte puede formular las solicitudes,
observaciones y planteamientos, que estime relevantes con relación a las pruebas ofrecidas por las demás,
para los fines previstos en los incisos 2° y 3° del artículo 276. Ver, Prueba, varias explicaciones. Artículo
272.
En relación con las “convenciones probatorias”, durante la audiencia de preparación del juicio oral, el
Fiscal, el querellante -si lo hay- y el imputado, podrán solicitar, en conjunto, al Juez de Garantía, que dé
-el Código pone esta palabra sin acento- por acreditados ciertos hechos, que no podrán ser discutidos en el
juicio oral. El Juez de Garantía, podrá formular proposiciones a los intervinientes sobre la materia.
Artículo 275. Ver la explicación, convenciones probatorias.
El Juez de Garantía, tiene la obligación de devolver, a los intervinientes, los documentos que se
hubieren acompañado durante el procedimiento. Artículo 279.
Esta norma, redactada en forma tan amplia, no dice nada respecto de los instrumentos que es
necesario conservar, para el juicio oral; o si los intervinientes los deben retirar en el auto de apertura del
juicio oral y presentarlos en la audiencia de prueba del juicio oral mismo.
En cuanto a las actuaciones previas en el juicio oral, ver la explicación Audiencia. Juicio oral.
Desarrollo y suspensión.
Distribuida la causa entre las Salas del caso, el Juez Presidente del Tribunal Colegiado del juicio oral,
debe proceder, de inmediato, a decretar la fecha para la celebración de la audiencia del mismo (juicio
oral), la que debe tener lugar no antes de quince días ni después de sesenta días desde la notificación del
auto de apertura del juicio oral.
Además de otras obligaciones contenidas en el artículo 281, el Juez Presidente, tiene la obligación de
ordenar que se cite a la audiencia a todos quienes deben concurrir a ella; en que los intervinientes ocurren
juntamente con testigos, peritos y otros, en su caso.
Sabemos, que la audiencia del juicio oral se debe desarrollar en forma oral, tanto en lo relativo a las
alegaciones y a los argumentos de los intervinientes (partes), como a las declaraciones del acusado, a la
recepción de las pruebas y en general, a toda intervención de todos quienes participan en ella. Artículo
291. Ver principio de oralidad.
El Juez Presidente de la Sala que conoce del juicio oral, entre otras facultades, tiene el derecho de
limitar, el tiempo del uso de la palabra a las partes, que deban intervenir durante el juicio, fijando límites
máximos igualitarios para todas ellas, o interrumpiendo a aquel que haga uso manifiestamente abusivo de
su facultad. Ver Presidente, explicación. Artículo 292.
En la explicación, Prueba testigos, diremos que no existen testigos inhábiles y que, sin perjuicio de
ello, los intervinientes, pueden dirigir al testigo, preguntas tendientes a demostrar su credibilidad o falta de
ella, la existencia de vínculos con alguno de los intervinientes, que afecten o que puedan afectar su
imparcialidad, o algún otro defecto de idoneidad. Artículo 309. Los testigos menores de edad sólo podrán
ser interrogados por el Presidente de la Sala, debiendo los intervinientes dirigir las preguntas por su
intermedio. Artículo 310.
En lo pertinente al informe de peritos, en la audiencia del juicio oral, el Ministerio Público (el Fiscal)
y los demás intervinientes, pueden presentar informes elaborados por peritos de su confianza y solicitar
que sean citados a declarar al juicio oral, acompañando los comprobantes que acrediten la idoneidad
profesional del testigo. Ver Pericia y peritos. Artículo 314.
Tal como no existe, ahora, en el nuevo procedimiento, la tacha de los testigos, es improcedente, la
inhabilitación de los peritos. Pero, durante la audiencia del juicio oral, los intervinientes pueden dirigirles
preguntas orientadas a determinar su imparcialidad e idoneidad, así como el rigor técnico y científico de
sus conclusiones.
Los intervinientes –partes- o el Tribunal -Juez Presidente y los demás miembros- pueden requerir al
perito, información acerca de su remuneración y la adecuación de ésta a los montos usuales para el tipo de
trabajo realizado. Artículo 318.

120
El día y hora fijados para la celebración de la audiencia del juicio oral, el tribunal se constituye con la
asistencia del Fiscal, del acusado, de su Abogado defensor y de los demás intervinientes. Ver Apertura del
juicio oral. Artículo 325.
Los peritos y los testigos, en la audiencia del juicio oral, deben ser interrogados, personalmente. Esta
declaración personal no puede ser sustituida por la lectura de los registros en los que consten anteriores
declaraciones, o de otros instrumentos que las contengan, sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 331
y 332 del Código.
La declaración de los testigos se sujetará al interrogatorio de las partes. Los peritos deben exponer
brevemente el contenido y las conclusiones de su informe y a continuación, se debe autorizar que sean
interrogados por los intervinientes. Artículo 329.
Los intervinientes que han presentado a un testigo o a un perito, no podrán formular sus preguntas de
tal manera que ellas sugieran la respuesta. Ver, interrogación o interrogatorio. Artículo 330.
En lo que dice relación con la lectura o exhibición de documentos, del artículo 333, ver la explicación
Documentos.
Los documentos -y los objetos- en el juicio oral, deben ser leídos y exhibidos en el debate, con
indicación de su origen. Los objetos que constituyen evidencia, deben ser exhibidos y podrán ser
examinados por los intervinientes.
A petición de alguno de los intervinientes, el tribunal puede ordenar la recepción de pruebas que él no
hubiere ofrecido oportunamente, cuando justifique no haber sabido de su existencia, sino que hasta ese
momento. Artículo 336.

******

En el Libro Tercero del Código, relativo a los Recursos Procesales, varias normas dicen relación con
los intervinientes o partes del proceso.
El artículo 352 determina que pueden recurrir en contra de las resoluciones judiciales, el Ministerio
Público -el Fiscal- y los demás intervinientes agraviados por ellas, sólo por los medios y en los casos
expresamente establecidos en la ley.
En lo pertinente a la suspensión de la vista de la causa del juicio oral, del artículo 357 del Código, ver
explicación correspondiente.
Las causales de suspensión son por muerte del Abogado del recurrente, del cónyuge o de alguno de
los ascendientes o descendientes, ocurrida dentro de los ocho días anteriores al designado para la vista del
recurso.
En los demás casos, la vista sólo se puede suspender si lo solicitan el recurrente -o todos los
intervinientes facultados para concurrir a ella- de común acuerdo. Este derecho puede ejercerse una sola
vez por el recurrente y una sola vez por todos los intervinientes, por escrito, que debe presentarse hasta las
doce horas del día hábil anterior de la audiencia correspondiente, a menos que la agregación de la causa,
se hubiere efectuado con menos de setenta y dos horas antes de la vista, caso en el cual la suspensión
podrá solicitarse hasta antes que comience la audiencia.
El tribunal que conoce de un recurso, sólo puede pronunciarse sobre las solicitudes formuladas por
los recurrentes (intervinientes), quedándole vedado extender el efecto de su decisión a cuestiones no
planteadas por ellos; o más allá de los límites de lo solicitado, salvo en los casos previstos en este artículo
y en el artículo 379 inciso 2° Artículo 360.
La misma norma establece que, si sólo uno de varios imputados por el mismo delito, entabla el
recurso contra la resolución, la decisión favorable que se dicte, aprovechará a los demás, a menos que los
fundamentos sean exclusivamente personales del recurrente, debiendo el tribunal, declararlo así,
expresamente.
Si la resolución judicial ha sido objeto de recurso, por un solo interviniente, la Corte no puede
reformar la sentencia en su perjuicio.

121
En lo que atañe al recurso de reposición de las sentencias interlocutorias, de los autos y de los
decretos dictados fuera de audiencias, se puede pedir reposición, por el interviniente respectivo, al tribunal
que los hubiere pronunciado, en el plazo fatal de tercero día corrido, recurso que debe ser fundado.
El tribunal se pronuncia de plano de este recurso pero podrá oír a los demás intervinientes, si se
hubiere deducido en un asunto cuya complejidad así lo aconseja. Artículo 362. Ver, además, explicación,
sobre recurso de reposición.
Denegado un recurso de apelación o concedido siendo improcedente u otorgado con efectos no
ajustados a derecho, los intervinientes pueden ocurrir “de hecho”, en el plazo fatal de tercero día, de días
corridos, ante el tribunal de alzada, con el fin de que resuelva si ha lugar o no al recurso; y cuáles deben
ser sus efectos. Ver, explicación, recurso de hecho. Artículo 369.

******

En el Libro Cuarto del Código, sobre procedimientos especiales y su ejecución, varios artículos dicen
relación con los intervinientes.
El artículo 403 determina que el querellante y el querellado podrán comparecer a la audiencia en
forma personal o representados por mandatario que tenga facultades suficientes para transigir en el
procedimiento por delito de acción privada. Sin perjuicio de ello, aquéllos deben concurrir en forma
personal, cuando el tribunal así lo ordene.
En el Procedimiento Abreviado, acordado que sea tal tramitación, el Juez debe abrir debate, debe
otorgar la palabra al Fiscal, quien efectuará una exposición resumida de la acusación y de las actuaciones
y diligencias de la investigación, que la fundamenten. A continuación, se debe dar la palabra a los demás
intervinientes. En todo caso, la exposición final corresponderá, siempre, al acusado. Artículo 411.
.
En lo pertinente al sujeto inimputable por enajenación mental, para la internación provisional del
imputado, el tribunal puede ordenar, a petición de alguno de los intervinientes, tal ingreso en un
establecimiento asistencial, en la forma que dice el artículo 464 del Código. Ver la explicación
Enajenación mental y enajenado mental.
Por último, en relación con la ejecución de las sentencias condenatorias y las medidas de seguridad,
sólo podrán intervenir, ante el Juez de Garantía competente, el Ministerio Público, el imputado y su
defensor.
El condenado, o el curador en su caso, podrán ejercer durante la ejecución de la pena o la medida de
seguridad respectiva, todos los derechos y las facultades que la normativa penal y penitenciaria le otorgue.
Artículo 466.

******

Nº 467.- INVESTIGACION. FACULTAD DE NO INICIARLA. FISCAL AL JUEZ.


FORMULARIO
Artículo 168 del Código Procesal Penal
FACULTAD DE NO INICIAR LA INVESTIGACION
R.U.C./R.I.G:
R.U.C.: ........................
R.I.G.: ..........................
Hecho:
Fecha:
Hora:
Lugar:

122
Denunciante /víctima:
Nombre :
Domicilio:
En la ciudad de ……….., a … de ….….. de 200…
Vistos:
1. Que el presente caso se inició por denuncia ingresada a esta Fiscalía el ... de ........ de 200....,
mediante parte de Carabineros número ....... de la ............. de Carabineros de ...................., de
don(ña) ........................., estado civil ........................., de ....... años de edad, oficio .............,
domiciliado(a) en ..............................., en contra de don(ña) .................................., estado civil ……… , de
…. años de edad, oficio ......................, domiciliado(a) en ........................,
2. Que los hechos relatados en la denuncia consistieron básicamente en lo siguiente:
3. Que el día .......... de .................. de 200......., aproximadamente a las ............ hrs.
don(ña) ..........................................................................................................................................
.....................................................................................................................................................
.......................................................................................................................................................
...........................................................................................................................................................
......................................................................................................................................................
4. Que tales hechos no son constitutivos de delito, toda vez que delito es una conducta típica,
antijurídica y culpable, faltando este último elemento en la especie, por ser, la posible autora de las
lesiones, inimputable en conformidad a la norma legal arriba citada, y por tanto, sin voluntariedad frente a
la ley penal.
5. Que no se ha producido aún la intervención del Juez de Garantía.
6. Lo dispuesto en el artículo 168 del Código Procesal Penal,
DECIDO:
Abstenerme de toda investigación en relación a los hechos antes indicados.
Sométase la presente decisión a la aprobación del Juez de Garantía y comuníquese a la víctima.
Acompáñense los documentos fundantes de tal decisión y devuélvanse los mismos a esta Fiscalía, en
su oportunidad.
................................. (Nombre y Firma)
Fiscal Adjunto de la Fiscalía de la ciudad de ………..

******

NOTA 1: De acuerdo al artículo 168 del Código Procesal Penal, además del caso que no exista delito,
procede, también, de usar de la facultad de abstenerse de toda investigación cuando “los antecedentes y
datos suministrados permitieren establecer que se encuentra extinguida la responsabilidad penal del
imputado”. Esta decisión debe ser siempre fundada y se debe someter a la aprobación del Juez de
Garantía. Pensamos que el uso de esta facultad podría aplicarse en el caso de un hechor menor de edad e
inimputable frente a la ley penal conforme a lo dispuesto en el artículo 10 Nº 2 del Código Penal.
NOTA 2: Artículo 168.- Facultad para no iniciar investigación. En tanto no se hubiere producido la
intervención del juez de garantía en el procedimiento, el fiscal podrá abstenerse de toda investigación,
cuando los hechos relatados en la denuncia no fueren constitutivos de delito o cuando los antecedentes y
datos suministrados permitieren establecer que se encuentra extinguida la responsabilidad penal del
imputado. Esta decisión será siempre fundada y se someterá a la aprobación del juez de garantía.

******

123
Nº 468.- INVESTIGACION. FACULTAD PARA NO INICIARLA. APROBACION.
RESOLUCION. FORMULARIO
En ................, a ...... de …… .......... del año dos mil .............
R.U.C. Nº ......................... R. I. T. Nº ........................
Compartiendo los fundamentos vertidos por el Ministerio Público en la presentación que antecede de
los cuales se infiere que concurren, en la especie, los requisitos contemplados en el artículo 168 del
Código Procesal Penal, SE APRUEBA la decisión del Ministerio Público de abstenerse de toda
investigación.
Comuníquese.
Proveída por don ..................... Juez del ....... º Tribunal de Garantía de la ciudad de...........

******

NOTA: Artículo 168.- Facultad para no iniciar investigación. En tanto no se hubiere producido la
intervención del juez de garantía en el procedimiento, el fiscal podrá abstenerse de toda investigación,
cuando los hechos relatados en la denuncia no fueren constitutivos de delito o cuando los antecedentes y
datos suministrados permitieren establecer que se encuentra extinguida la responsabilidad penal del
imputado. Esta decisión será siempre fundada y se someterá a la aprobación del juez de garantía.

******

Nº 469.- INVESTIGACION. FACULTAD PARA NO INICIARLA. RECHAZO DEL JUEZ.


RESOLUCION. FORMULARIO
........................, .......... de .................. del........................
R. U. C. Nº ......................... R. I. T. Nº ........................
VISTOS
No compartiendo el -suscrito- los fundamentos vertidos por el Ministerio Público en la presentación
que antecede de los cuales se infiere que los hechos relatados en la denuncia precisamente constituyen
delito y no se encuentra extinguida la responsabilidad penal del imputado; y visto lo contemplado en el
artículo 168 del Código Procesal Penal, SE RECHAZA la decisión del Ministerio Público de no iniciar
investigación penal.
Comuníquese.
Proveída por don........................Juez del ......... º Tribunal de Garantía de la ciudad
de ...........................

******

NOTA: Artículo 168.- Facultad para no iniciar investigación. En tanto no se hubiere producido la
intervención del juez de garantía en el procedimiento, el fiscal podrá abstenerse de toda investigación,
cuando los hechos relatados en la denuncia no fueren constitutivos de delito o cuando los antecedentes y
datos suministrados permitieren establecer que se encuentra extinguida la responsabilidad penal del
imputado. Esta decisión será siempre fundada y se someterá a la aprobación del juez de garantía.

******

124
Nº 470.- INVESTIGACION. Y CIERRE. EXPLICACIÓN
Artículos 3° - 77 - 78 - 79 a 92 - 93 a 101 - 112 - 113 - 142 - 155 - 156 - 161 – 165 - 166 a 171 - 172
a 179 - 180 a 226 - 227 - 228 - 233 - 237 a 240 - 241 a 245 - 250 a 258 - 259 - 260 - 320 y 417
En el Libro Primero del Código Procesal Penal, las siguientes normas dicen relación con la
investigación que está a cargo del Fiscal, y en la cual, también, tiene intervención el Juez de Garantía.
.
El artículo 3° establece que el Ministerio Público -el Fiscal- debe dirigir en forma exclusiva, la
investigación de los hechos constitutivos de delito, los que determinen la participación punible y los que
acrediten la inocencia del imputado, en la forma prevista por la Constitución y las leyes.
Los artículos 77 y 78 que constituyen el párrafo 2° del Título III del Libro Primero del nuevo Código
Procesal Penal, vale la pena transcribirlos a la letra:
“Artículo 77.- Facultades. Los fiscales ejercerán y sustentarán la acción penal pública en la forma
prevista por la ley. Con ese propósito practicarán todas las diligencias que fueren conducentes al éxito de
la investigación y dirigirán la actuación de la Policía, con estricta sujeción al principio de objetividad
consagrado en la Ley Orgánica Constitucional del Ministerio Público”.
“Artículo 78.- Información y protección a las víctimas. Será deber de los fiscales durante todo el
procedimiento adoptar medidas, o solicitarlas, en su caso, para proteger a las víctimas de los delitos;
facilitar su intervención en el mismo y evitar o disminuir al mínimo cualquier perturbación que hubieren
de soportar con ocasión de los trámites en que debieren intervenir.
Los fiscales estarán obligados a realizar, entre otras, las siguientes actividades a favor de la víctima:
a) Entregarle información acerca del curso y resultado del procedimiento, de sus derechos y de las
actividades que debiere realizar para ejercerlos,
b) Ordenar por sí mismos o solicitar al tribunal, en su caso, las medidas destinadas a la protección de
la víctima y su familia frente a probables hostigamientos, amenazas o atentados,
c) Informarle sobre su eventual derecho a indemnización y la forma de impetrarlo, y remitir los
antecedentes, cuando correspondiere, al organismo del Estado que tuviere a su cargo la representación de
la víctima en el ejercicio de las respectivas acciones civiles,
d) Escuchar a la víctima antes de solicitar o resolver la suspensión del procedimiento o su
terminación por cualquier causa,
Si la víctima hubiere designado Abogado, el Ministerio Público estará obligado a realizar también a
su respecto las actividades señaladas en las letras a) y d) precedentes”.
En relación con las normas transcritas, ver, también las explicaciones siguientes: Fiscal -varias
explicaciones- Ministerio Público, Diligencias y Actuaciones, Víctima u Ofendido y Principio de
Objetividad.
Las normas transcritas, en nuestro parecer, no precisan de mayores explicaciones.
Los artículos 79 a 92 del Código, dicen relación con la “Policía”-tanto la Uniformada como la Civil-
a cuya explicación nos remitimos.
En ellos se dice la relación con la dirección del Ministerio Público -Fiscales- las comunicaciones
entre éste y la Policía, la imposibilidad de cumplimiento de órdenes y la reiteración de él, las actuaciones
de la Policía, sin orden previa, la información que la Policía debe dar al Ministerio Público, el control de
la identidad de las personas, por parte de la Policía, los derechos de la persona sujeta a control de
identidad, las instrucciones particulares que el Fiscal imparte en cada caso y que el Ministerio Público
debe regular con normas generales, la solicitud del Fiscal que se pongan a su disposición los registros
policiales, el examen de vestimentas, equipaje o vehículos del detenido, el levantamiento del cadáver, las
declaraciones del imputado ante la Policía y la prohibición que tienen los funcionarios policiales de
informar a los medios de comunicación social acerca de la identidad de detenidos o imputados, víctimas,
testigos ni otros que puedan resultar vinculados a la investigación de un hecho punible, todos se
encuentran, asimismo, en la explicación referida.

125
En cuanto al imputado, sus derechos y garantías, de los artículos 93 a 101, ver la explicación
Derechos del detenido y del preso y ver Derechos Constitucionales y privación de éstos y ver Derechos
Humanos, Prohibición de la tortura, de coacción y de presión.
En relación con el imputado, tales artículos enumeran los derechos y garantías, de todo imputado; los
mismos, en relación con el imputado privado de la libertad, y el “Amparo” ante el Juez de Garantía. Ver
explicación especial en Recurso de amparo.
Los derechos de los Abogados -ver la explicación sobre Abogado- la obligación de cumplimiento que
tienen los jueces, los fiscales y los funcionarios policiales de haber cumplido las normas relativas a los
derechos y garantías del imputado, la declaración del imputado, como medio de su defensa, las causales de
rebeldía del imputado, la declaración de rebeldía y los efectos de la Rebeldía, ver la explicación Imputado.
La querella criminal del ofendido se puede presentar en cualquier momento, mientras el Juez no
declare cerrada la investigación. Artículo 112.
Entre los requisitos que debe contener una querella por escrito, está el del artículo 113, letra e) del
Código, de contener la expresión de las diligencias cuya práctica se solicita al Ministerio Público.
La solicitud de prisión preventiva -ver explicación respectiva- se puede plantear verbalmente en la
audiencia de formalización de la investigación, en la audiencia de preparación del juicio oral, o en la
audiencia del juicio oral mismo. Artículo 142.
Para garantizar el éxito de las diligencias de la investigación -y para proteger al ofendido y asegurar
la comparecencia del imputado a las actuaciones del procedimiento o ejecución de la sentencia- después
de formalizada la investigación, el Juez, a petición del Fiscal, del querellante o de la víctima, podrá
imponer al imputado, una o más de las medidas enumeradas en el artículo 155, a cuyo texto nos
remitimos, el que se encuentra, también, en la explicación Medidas cautelares personales. Otras.
Lo propio, lo que dice relación con la suspensión temporal de esta clase de medidas, del artículo 156
del Código.
En cuanto a la oportunidad para solicitar una Nulidad Procesal del artículo 161 del Código, ello debe
hacerse por escrito, en el plazo de cinco días, incidentalmente; pero no podrá reclamarse la nulidad de
actuaciones verificadas durante la etapa de investigación después de la audiencia de preparación del juicio
oral.
El efecto de la declaración de nulidad de una actuación, conlleva la de los actos consecutivos que de
él emanen o dependan.
El tribunal, al declarar la nulidad, debe determinar, concretamente, cuáles son los actos a los que ella
se extiende y, siendo posible, ordenará que se renueven, se rectifiquen o se ratifiquen.
Con todo, la declaración de nulidad no puede retrotraer el procedimiento a etapas anteriores y, como
consecuencia, aunque la nulidad diga relación con asuntos de la etapa de investigación, el tribunal no
puede ordenar la reapertura de éste. Artículo 165.

******

En el Libro Segundo del nuevo Código Procesal Penal, las siguientes normas dicen relación con la
investigación.
El artículo 166 determina, en su inciso 1° que los delitos de acción pública deben ser investigados
con arreglo a las disposiciones del título, que es el I, llamado Etapa de la investigación.
El Ministerio Público, cuando toma conocimiento de la existencia de un hecho que reviste los
caracteres de un delito, con el auxilio de la Policía, debe promover la persecución penal, sin que pueda
suspender, interrumpir o hacer cesar su curso, salvo los casos previstos en la ley.
El inciso final establece que no se puede proceder en delito de acción pública, previa instancia
particular -acción mixta- sin que, a lo menos, se haya denunciado el hecho, con arreglo al artículo 154,
salvo para realizar los actos urgentes de investigación o los que sean absolutamente necesarios para
impedir o interrumpir la comisión del delito.
El artículo 167 establece la institución jurídica nueva del “archivo provisional de la investigación”, a
cuya explicación nos remitimos.

126
La misma norma establece el sistema de reapertura del procedimiento y la realización de diligencias
de investigación y la reclamación de la denegación de esta solicitud, ante las autoridades del Ministerio
Público.
Existe la posibilidad de no iniciar la investigación cuando no se ha producido aún la intervención del
Juez de Garantía, caso en el cual el Fiscal puede abstenerse de toda investigación, cuando los hechos
relatados en la denuncia, no sean constitutivos de delito o cuando los antecedentes y los datos
suministrados, permitan establecer que se encuentra extinguida la responsabilidad penal del imputado.
Esta decisión debe ser siempre fundada y se debe someter a la aprobación del Juez de Garantía.
Como dijimos al comienzo, la investigación que está siempre a cargo del Fiscal, sin embargo, le cabe
intervención, a veces, al Juez, quien tiene el control de tal investigación. Artículo 169.
El principio de oportunidad consiste en que el Fiscal puede no iniciar la persecución penal o puede
abandonar la ya iniciada, cuando se trate de un hecho que no comprometa gravemente el interés público
según el artículo 170, ver explicación respectiva.
En cuanto al caso en que, para el juzgamiento criminal se requiera la resolución previa de una
cuestión civil, de que deba conocer, conforme a la ley, un tribunal que no ejerza jurisdicción en lo penal,
se debe suspender el procedimiento criminal hasta que dicha cuestión sea resuelta por sentencia firme.
Ver, explicación sobre cuestiones prejudiciales civiles.
En este caso la suspensión no impide que se verifiquen actuaciones urgentes y estrictamente
necesarias para conferir protección a la víctima o a los testigos; o para establecer circunstancias que
comprueben los hechos o la participación del imputado y que puedan desaparecer.
Cuando se trate de un delito de acción penal pública, el Ministerio Público -el Fiscal- debe promover
la iniciación de la causa civil previa y debe intervenir en ella hasta su término, instando por su pronta
conclusión. Artículo 171.
Antes de estas normas, no cabía ninguna intervención al Juez del Crimen en relación con la causa
civil para resolver las cuestiones prejudiciales.
Así, por ejemplo, en un caso de bigamia, acreditado, en el proceso penal, que había una causa
pendiente de nulidad del primer matrimonio, se dictaba sobreseimiento temporal que, casi siempre,
significaba el término de la causa penal, por prescripción.
En cuanto al inicio del procedimiento de los artículos 172 a 179, pasamos a ver cómo comienza la
investigación, que lo es de oficio -por el Ministerio Público, o sea el Fiscal- por denuncia o por querella.
Como consecuencia, ya no existe la iniciación mediante un auto cabeza de proceso, llamada pesquisa
judicial, que iniciaba el Juez cuando tomaba conocimiento directo de un hecho penal, en el procedimiento
anterior, que es, asimismo, paralelo.
En cuanto a la forma de iniciar el juicio, mediante denuncia, ver las explicaciones y formularios
respectivos.
La denuncia la puede formular cualquiera persona, directamente al Ministerio Público o a los
funcionarios de Carabineros de Chile, de la Policía de Investigaciones, de Gendarmería de Chile, en los
casos de delitos cometidos dentro de los recintos penitenciarios o ante cualquier tribunal con competencia
criminal, todos los cuales tienen la obligación de hacerla llegar de inmediato al Ministerio Público, al
Fiscal respectivo. Artículo 173.
La forma y el contenido de la denuncia se encuentran en el artículo 174 y en la misma explicación
dicha más arriba.
Respecto de quienes están obligados a denunciar, según el artículo 175 del Código, su enumeración,
asimismo, está contenida en las mismas explicaciones.
En cuanto al plazo que tienen las personas obligadas a denunciar, para formular su denuncia, es de las
veinticuatro horas siguientes al momento en que toman conocimiento del hecho criminal. Respecto de los
Capitanes de Naves y de Aeronaves, este plazo se debe contar desde que arriben a cualquier puerto o
aeropuerto de la República. Artículo 176.
El incumplir con la obligación de denunciar, las personas indicadas en el artículo 175, cometen delito
falta, del artículo 494 del Código Penal que, antes, era de prisión y que, con las modificaciones legales,
ahora sólo es de multa.

127
Pero no cometen el delito los que hubieren omitido formular la denuncia si se arriesgaba, con ello, la
persecución penal propia, la del cónyuge, la de su conviviente o la de ascendientes, descendientes o
hermanos. Artículo 177.
En consecuencia, las personas que están obligadas a denunciar, deben formular la denuncia; pero,
cuando, con la denuncia, se arriesga la persecución penal de los suegros cuñados, los tío abuelos, de
sobrinos, de sobrinos nietos, de tíos o de primos hermanos o de quienes tengan un parentesco más alejado
que éstos.
El artículo 179, cuyo subtítulo erróneo, es “Autodenuncia” refiere el caso de que quien hubiere sido
imputado, por otra persona de haber participado en la comisión de un hecho ilícito, el que tiene el derecho
de concurrir, ante el Ministerio Público y de solicitar que se investigue la imputación de que haya sido
objeto.
Si el Fiscal respectivo se niega a proceder, la persona imputada puede ocurrir ante las autoridades
superiores del Ministerio Público -Fiscal Nacional o Fiscal Regional- con el objeto de que revisen tal
decisión.
En consecuencia, no se trata propiamente de una Autodenuncia, que consiste en que una persona
concurra a la Fiscalía, a la Policía o al Juez, reconociendo haber cometido un hecho punible, en
presentación voluntaria.
Las actuaciones de la investigación se encuentran en los artículos 180 a 226 del Código.
Los fiscales están obligados a dirigir la investigación y están facultados para realizar por sí mismos o
para encomendar a la Policía todas las diligencias de investigación que consideren conducentes para el
esclarecimiento de los hechos.
Sin perjuicio de lo dicho en el Párrafo “Persecución penal pública” -artículos 176 a 179- dichos más
arriba los fiscales tienen el plazo fatal de veinticuatro horas siguientes al momento en que tomen
conocimiento de la existencia de un hecho que revista caracteres de delito, en caso de acción penal
pública, por alguno de los medios previstos en la ley, debe proceder a la práctica de todas aquellas
diligencias pertinentes y útiles para el esclarecimiento y la averiguación del hecho punible, de las
circunstancias relevantes para la aplicación de la ley penal, de los partícipes del hecho y de la
circunstancias que sirvan para verificar su responsabilidad. Asimismo, deben impedir que el hecho
denunciado produzca -o siga produciendo-consecuencias ulteriores.
Los fiscales tienen la facultad de exigir información de toda persona o funcionario público, los que no
pueden excusarse de proporcionarla, salvo en los casos expresamente exceptuados en la ley. Artículo 180.
Para tales efectos, la investigación se debe llevar a cabo de modo de consignar y de asegurar todo
cuanto conduzca a la comprobación del hecho y a la identificación de los partícipes. Así, se hará constar el
estado de las personas, de las cosas y de los lugares; se debe identificar a los testigos del hecho
investigado y se deben consignar sus declaraciones. Del mismo modo, si el hecho hubiere dejado huellas,
rastros o señales, se debe tomar nota de ellas y se los debe especificar detalladamente; se debe dejar
constancia de la descripción del lugar, en que aquel se cometió y del estado de los objetos que en él se
encontraren; y de todo otro dato pertinente.
Para el cumplimiento de estos fines, el Fiscal, podrá ordenar la práctica de operaciones científicas, la
toma de fotografías, la filmación o la grabación y, en general, la reproducción de imágenes, de voces o
sonidos, por los medios técnicos que resulten más adecuados, requiriendo la intervención de los
organismos especializados. En estos casos, una vez verificada la operación, se debe certificar el día, la
hora y el lugar en que ella se hubiere realizado; el nombre, la dirección, profesión u oficio de quienes
hayan intervenido en ella, así como la individualización de la persona que ha sido sometida a examen, y la
descripción de la cosa, suceso o fenómeno que se reproduce o se explica. En todo caso, se deben adoptar
las medidas necesarias, para evitar la alteración de los originales, que han sido objeto de la operación.
Artículo 181.
En cuanto al Secreto de las actuaciones de la investigación, del artículo 182, ver el detalle de la
explicación respectiva.

128
Sin perjuicio de las diligencias, que el Fiscal está obligado a realizar, personalmente o con la Policía,
en el plazo que hemos indicado, durante la investigación, el Fiscal, con verdadero conocimiento y con la
imaginación que es necesaria, debe decretar todas las diligencias que sean pertinentes y/o útiles.
Según el artículo 183 el imputado y todos los demás intervinientes en el procedimiento, pueden
solicitar al Fiscal, la práctica de aquellas diligencias útiles o necesarias de investigación del delito y el
Fiscal ordenará que se lleven a efecto las que estime conducentes.
Si el Fiscal rechaza la solicitud, se puede reclamar ante las autoridades del Ministerio Público.
El Fiscal, durante la investigación, puede permitir la asistencia del imputado y de los demás
intervinientes a las actuaciones y a las diligencias que deba practicar cuando ello estime que sea útil. En
todo caso, puede impartirles instrucciones obligatorias, conducentes al adecuado desarrollo de la actuación
o diligencia y puede excluirlos de la misma en cualquier momento. Artículo 184.
En relación con la “Agrupación” y con la “Separación de investigaciones” -acumulación y
desacumulación- el Fiscal puede hacerlas, cuando resulte conveniente. Artículo 185. Ver, también, la
explicación sobre Unión, agrupación o acumulación de investigaciones y de acusaciones y ver Separación
o desacumulación de investigaciones, acusaciones y juicios.
Cualquiera persona que se considere afectada por una investigación que no se haya formalizado
judicialmente por el Fiscal, puede pedir al Juez de Garantía que le ordene informar acerca de los hechos
que hayan sido objeto de ella. También, el Juez podrá fijarle un plazo para que formalice la investigación,
lo que, en el Código, se llama “Control judicial anterior a la formalización de la investigación”. Artículo
186.
Durante la investigación, el Fiscal puede allegar objetos, documentos e instrumentos de cualquiera
clase que parezcan haber servido o haber estado destinados a la comisión del delito, o los que de él
provienen o los que puedan servir como medio de prueba, así como los que se encontraren en el sitio del
suceso, que deben ser recogidos, identificados y conservados bajo sello. Artículo 187. Ver, al respecto, las
explicaciones Documentos, objetos o instrumentos y su conservación y ver la explicación Incautación.
Las especies recogidas durante la investigación, deben ser conservadas bajo la custodia del Fiscal,
quien está obligado a tomar todas las medidas necesarias para que se alteren de cualquiera forma.
Los interesados podrán reclamar ante el Juez de Garantía, por la inobservancia de las disposiciones
antes señaladas, a fin de que adopte las medidas para la debida preservación y la integridad de las especies
recogidas.
Los intervinientes tienen acceso a estas especies, con el fin de reconocerlas o de realizar alguna
pericia, siempre que fueren autorizados, por el Ministerio Público, o en su caso, por el Juez de Garantía. El
Fiscal debe llevar un registro, en el que conste la identificación de las personas que han sido autorizadas
para reconocerlas o manipularlas, debiendo dejar copia, en su caso, de la correspondiente autorización.
Artículo 188.
En cuanto a las “Tercerías”, que el nuevo Código llama “Reclamaciones”, ver la explicación
respectiva.
Por un lado, existe el derecho de las personas de recuperar sus especies y, por otro lado, el reclamar
bienes que les pertenecen.
Las cosas hurtadas, robadas o estafadas se deben entregar al dueño, en cualquier estado del
procedimiento, una vez que ha sido comprobado su dominio por cualquier medio y se ha establecido su
valor, lo que significa que “las especies deben ser tasadas”.
Respecto de esta devolución es necesario dejar constancia, mediante fotografías u otros medios que
resulten convenientes, de las especies restituidas o devueltas.
En cuanto a las reclamaciones de otros objetos, no se devuelven durante el procedimiento, sino que
una vez concluido éste, a menos que el tribunal considere innecesaria su conservación.
Los testigos ante el Ministerio Público, durante la etapa de investigación, deben comparecer ante la
presencia del Fiscal y deben prestar declaración, salvo aquellos que están exceptuados, únicamente, de
comparecer, a que se refiere el artículo 300 del Código.

129
El Fiscal podrá exigir al testigo, el juramento o la promesa previstos en el artículo 306. (Artículo
190). Ver el detalle de la intervención de los testigos, tanto en la investigación como en el juicio oral, en la
explicación respectiva.
Respecto de los testigos, el Fiscal debe hacer saber la obligación que tienen de comparecer y de
declarar durante la audiencia del juicio oral, así como la de comunicar, cualquier cambio de domicilio o de
morada hasta esa oportunidad. Si, al hacérsele la prevención dicha, el testigo manifiesta la imposibilidad
de concurrir, se puede hacer “Anticipación de prueba” a cuya explicación nos remitimos. Artículo 191.
En cuanto a la anticipación de prueba testimonial en el extranjero, del artículo 192, ver la misma
explicación y el texto legal.
Durante la etapa de la investigación, el imputado está obligado a comparecer ante el Fiscal, cuando
éste lo disponga.
Si se encuentra privado de la libertad (detenido o en prisión preventiva), el Fiscal debe solicitar, al
Juez, la autorización para que aquél sea conducido a su presencia. Si está en prisión preventiva, la
autorización que el Juez otorgue debe ser suficiente para que el Juez ordene la comparecencia del
imputado cuántas veces considere necesario para los fines de la investigación, mientras dure esta medida
cautelar, que el Juez puede revocar o limitar. Artículo 193.
Si el imputado se allana a prestar declaración ante el Fiscal y se trata de su primera declaración, antes
de comenzar, el Fiscal está obligado a comunicarle, detalladamente, cuál es el hecho que se le atribuye,
con todas las circunstancias de tiempo, lugar y modo de comisión, en la medida conocida, incluyendo
aquellas que fueren de importancia para su calificación jurídica, las disposiciones legales que resulten
aplicables y los antecedentes que la investigación arroja en su contra. A continuación, el imputado tiene el
derecho de declarar cuanto tenga por conveniente sobre el hecho que se le atribuye.
En todo caso, el imputado no podrá negarse a proporcionar al Fiscal, su completa identidad, y debe
responder a las preguntas que se le dirijan, con respecto a su identificación.
En el registro respectivo, se debe hacer constar, en su caso, la negativa del imputado de responder
una o más preguntas (Artículo 194). Ver, también, la explicación Declaración.
En la investigación queda prohibido todo método de investigación o de interrogación que coarte la
libertad del imputado, ver, al respecto, la explicación Métodos prohibidos, coacción, amenaza o promesa.
Artículo 195.
Si la declaración del imputado se ha prolongado por mucho tiempo o si se le han dirigido un número
de preguntas tan considerable que provoque su agotamiento, el Fiscal le debe conceder el descanso
prudente y necesario para su recuperación.
Se hará constar en el registro el tiempo invertido en el interrogatorio. Artículo 196.
En relación con los exámenes corporales del imputado o del ofendido, en su caso, tales como pruebas
de carácter biológico, extracciones de sangre u otros análogos, se pueden ejecutar, siempre que no sea de
temer un menoscabo para la salud o para la dignidad del interesado.
Si es necesario examinar al ofendido, el Fiscal le debe solicitar que preste su consentimiento. Si éste
se niega, debe pedir la correspondiente autorización al Juez de Garantía. Tratándose del imputado, el
Fiscal pedirá derechamente la autorización judicial; o sea, sin pedirle que preste su consentimiento.
Artículo 197. Ver Pericia y peritos, ver, también, Lesiones.
Los exámenes médicos y las pruebas relacionadas con los delitos previstos en los artículos 361 a 367
bis, y en el artículo 375 del Código Penal; o sea, los delitos de violación, de acceso carnal, de estupro, de
abusos deshonestos, de sodomía, de acciones de significación sexual, de promoción o facilitación de la
prostitución de menores y de incesto, a que se refiere el artículo 198 del Código Procesal Penal, los
hospitales, las clínicas y establecimientos de salud semejantes, sean públicos o privados, están obligados a
practicar los reconocimientos, los exámenes médicos y las pruebas biológicas conducentes a acreditar el
hecho punible y a identificar a los partícipes en su comisión, debiendo conservar los antecedentes y
muestras correspondientes. Ver la explicación Delitos sexuales.
En cuanto a los exámenes médicos y las autopsias, en su caso, del artículo 199 del Código, éstos
deben ser llevados a efecto por el Servicio Médico Legal o por cualquier otro Servicio Médico. Ver,

130
explicación sobre Hospitales, establecimientos asistenciales y de salud. Ver también, explicación sobre
Muerte.
El artículo 200 se refiere al caso de una persona que se encuentra en un hospital u otro
establecimiento de salud, que presenta lesiones. Ver la explicación Lesiones.
En cuanto al hallazgo de un cadáver, de los artículos 201 y 202 del Código, en que se sospeche la
existencia de un delito, ver la explicación Exhumación e Inhumación de cadáver y la explicación
Accidente en la vía pública y levantamiento de cadáver.
El Fiscal puede solicitar (sic), al imputado, que escriba algunas palabras o frases con el objeto de
practicar las pericias caligráficas que considere necesarias para la investigación. Si el imputado se niega a
hacerlo, el Fiscal puede pedir, al Juez de Garantía, la autorización correspondiente. Artículo 203.
No dice la ley, qué pasa si el imputado se niega a escribir tal prueba caligráfica. Nosotros pensamos
que, además de poder determinar medidas en su contra, el Juez puede hacerle saber que su negativa le
puede ser perjudicial. Ver, Falsedad y falsificación de documentos.
Lo que dice relación con la entrada y el registro en lugares de libre acceso público, la entrada y el
registro en lugares cerrados, sin autorización judicial, el horario para el registro, el contenido de la orden
de registro, la entrada y registro en lugares especiales, la entrada y registro en lugares diplomáticos y
consulares, el procedimiento para el registro, la realización de la entrada y del registro, los objetos y
documentos no relacionados con el hecho investigado, la constancia de la diligencia, la incautación de
objetos y documentos, la retención y la incautación de correspondencia, las copias o transmisiones, los
objetos y documentos no sometidos a incautación, el inventario y la custodia de objetos y de documentos
incautados, la interceptación de comunicaciones telefónicas, el registro de esta interceptación, la
notificación de ésta al afectado y otros medios técnicos de la investigación, se encuentran en los artículos
204 a 236.
Sin perjuicio de consultar, directamente, el texto de cada una de estas normas, es útil revisar las
siguientes explicaciones especiales:
Entrada y registro y allanamiento
Documentos, objetos e instrumentos y su conservación
Incautación
Correo y correspondencia e incautación
Interceptación de comunicaciones y de transmisiones
Registro y conservación de actuaciones judiciales
Formalización de la investigación
Cierre de la investigación
El Fiscal, con el acuerdo del imputado podrá solicitar, al Juez de Garantía, la suspensión condicional
del procedimiento. Ver los casos en que ésta procede y la explicación respectiva. Artículos 237 a 240.
El imputado y la víctima, de consuno, podrán convenir Acuerdos Reparatorios; vale decir, la solución
del aspecto pecuniario y económico de un conflicto penal que, en algún caso significa el término total del
juicio y, en otros, sólo los aspectos civiles del mismo. Artículos 241 a 245. Ver acuerdos reparatorios.
A su vez, el artículo 245, dice relación con la oportunidad para decretar la suspensión condición del
procedimiento. Ver explicación respectiva.
El Ministerio Público, debe llevar un registro en el que se deje constancia de los casos en que se
decreta (sic) la suspensión condicional del procedimiento o se aprueba un acuerdo reparatorio.
Al parecer, se debe tratar de dos registros distintos. Artículo 246. Ver la explicación Registro.
En cuanto al plazo para declarar el cierre de la investigación, ver la explicación respectiva, las
consecuencias del cierre, y la citación a audiencia para resolver un sobreseimiento definitivo temporal, se
encuentran en los artículos 247 a 249. Ver, también, las explicaciones de sobreseimiento y los artículos
250 a 256, a cuyo texto nos remitimos.
La reapertura del procedimiento, por cesar la causal de sobreseimiento temporal, es el Juez, quien
puede decretarla (sic).
En cuanto a la reapertura de la investigación, del artículo 257 del Código, ver la explicación
respectiva.

131
Se produce el forzamiento de la acusación -ver explicación respectiva- según el artículo 258 del
Código cuando el Juez determina que el Fiscal debe dictar acusación o, en su caso, cuando es el
querellante quien debe hacerlo.
La acusación del Fiscal del artículo 259 del Código, sólo se podrá referir a hechos y personas
incluidos en la formalización de la investigación, aunque se efectúe una distinta calificación jurídica. Ver
acusación y ver formalización de la investigación.
Presentada la acusación, el Juez de Garantía, debe ordenar su notificación a todos los intervinientes y
debe citar, dentro de las veinticuatro horas siguientes, a la audiencia de preparación del juicio oral, la que
deberá tener lugar en un plazo no inferior a veinticinco días ni superior a treinta y cinco días.
Al acusado, se le debe entregar copia de la acusación, en la que se debe dejar constancia, además, del
hecho de encontrarse a su disposición, en el tribunal, los antecedentes acumulados durante la
investigación. Artículo 260. En la realidad, esto dice relación con el Abogado Defensor.
Durante la etapa de investigación (o en la audiencia del juicio oral), los intervinientes, pueden
solicitar, del Juez de Garantía, que dicte las instrucciones necesarias para que sus peritos, puedan acceder
a examinar los objetos, los documentos o los lugares a que se refiere su pericia o para cualquier otro fin
pertinente. El Juez de Garantía debe acceder a la solicitud a menos que, presentada durante la etapa de
investigación, considere necesario postergarla, para proteger el éxito de ésta. Artículos 320 y 321. Ver
Pericia y peritos.

******

El Libro Cuarto del Código, contiene sólo una norma relacionada con investigación.
El artículo 417 atinente a las personas que tienen fuero del artículo 58 de la Constitución Política
-Senadores, Diputados, Intendentes y Gobernadores- en caso de delito flagrante, se debe remitir la copia
del registro de las diligencias que se hubieren practicado y que sean conducentes para resolver el asunto, a
la I. Corte de Apelaciones respectiva.

******

Nº 471.- IRRENUNCIABILIDAD DE LAS ACCIONES PENALES. EXPLICACIÓN


Artículos 18 - 56 - 57 - 300 y 354
En el Libro Primero del código, el artículo 18 consigna que los intervinientes en el procedimiento
tienen la facultad de renunciar, total o parcialmente, los plazos establecidos en su favor, por manifestación
expresa. En su caso, esta manifestación, en una audiencia, se puede manifestar verbalmente.
Si el plazo es común, la abreviación o la renuncia requiere del consentimiento de todos los
intervinientes y de la aprobación del tribunal, el Juez, el Tribunal del juicio oral o las Cortes, en su caso.
Esto se debe entender que si el plazo afecta a todos los intervinientes del proceso, tal aprobación se
debe dar por todos ellos; pero si el asunto interesa a algunos de los intervinientes, basta el de todos éstos.
La acción penal pública no se extingue por la renuncia de la persona ofendida.
Pero se extinguen por esta renuncia la acción penal privada y la civil derivada de cualquiera clase de
delitos.
Si el delito es de aquellos que no pueden ser perseguidos sin previa instancia particular (mixtos), la
renuncia de la víctima a denunciarlo extinguirá la acción penal, salvo que se trate de un delito perpetrado
contra menores de edad. Ver explicación Delitos Sexuales.
Esta renuncia no la podrá realizar el Ministerio Público. Artículo 56.
La renuncia de la acción penal tiene efectos relativos pues sólo afecta al renunciante y a sus sucesores
y no, a otras personas a quienes también corresponde la acción. Artículo 57.

******

132
En el Libro Segundo del Código, el artículo 300 establece quiénes son las personas que no están
obligadas a comparecer al llamamiento judicial, a cuyo texto nos remitimos.

******

En el Libro Tercero, sobre Recursos, el artículo 354 se refiere a la Renuncia y al Desistimiento de los
recursos. Ver sendas explicaciones.

******

En el Libro Cuarto no hay artículos que digan relación con el tema.

******

Nº 472.- JUEZ Y JUEZ DE GARANTIA. EXPLICACIÓN


Artículos 2 - 9 - 10 - 23 - 37 - 39 - 40 - 43 - 44 - 45 -– 46 - 47 - 48 - 49 – 50 - 51 - 69 – 70 - 71 - 72 -
73 - 73 - 74 - 75 - 97 - 98 - 99 - 100 - 101 - 102 - 103 - 105 - 106 - 107 - 109 – 111 - 112 - 114 - 122 - 125
- 126 - 127 - 128 - 131 - 132 - 134 - 136 - 150 -151 - 152 - 153 -154 - 155 - 156 - 157 - 159 a 165 - 167 -
168 - 169 - 170 - 171 - 186 - 188 - 197 - 199 - 202 – 203 - 204 - 205 - 206 - 208 - 208 - 210 - 211 - 212 -
215 - 217 - 218 219 - 220 - 222 - 223 – 225 - 226 - 228 - 229 - 230 - 231 - 232 - 233 - 234 - 235 - 236 -
237 - 238 - 239 - 240 - 241 – 242 - 243 - 245 - 246 - 247 - 248 - 249 - 250 - 251 - 252 - 253 - 254 - 256 -
257 - 258 - 260 – 266 - 270 - 271 - 273 - 275 - 276 - 277 - 278- 279 - 280 - 281 - 284 - 292 - 303 - 320 -
324 – 326 - 327 - 329 - 330 - 331 - 339 - 344 - 356 - 358 - 362 - 363 - 364 - 365 - 366 - 367 - 369 – 370 -
371 - 374 - 390 - 391 - 392 - 393 - 393 bis - 394 - 395 - 396 - 397 - 398 - 399 - 400 – 401 - 402 - 403 -
404 - 405 - 406 - 407 - 408 - 409 - 410 - 411 - 412 - 413 - 414 - 415 - 416 – 420 - 424 - 426 - 428 - 429 -
432 - 434 - 438 - 458 - 462 - 463 - 464 - 465 - 466 - 468 - 473 - 479 y 481
NOTA PREVIA Todas las normas enumeradas más arriba, dicen relación con el Juez de Garantía,
menos los artículos 206 - 280 - 284 - 292 - 356 - 366 y 374, cuyo comentario está ut supra.
Antes de dar ninguna explicación sobre las normas del Código Procesal Penal, es útil establecer qué
significa la palabra “Juez”.
En un sentido amplio, “Juez” es todo aquel que administra justicia y, en tal sentido, son jueces todos
los magistradosde distintos tribunales:
- Juez Letrado de amplia competencia
- Juez Letrado del Crimen,
- Juez Letrado en lo Civil,
- Juez Letrado del Trabajo o Laboral,
- Juez Letrado de Menores,
- Juez Letrado de Policía Local
- Ministros y Abogados Integrantes de Cortes de Apelaciones
- Ministros y Abogados Integrantes de la Excma. Corte Suprema
- Abogados partidores
- Arbitros de derecho
- Arbitros arbitradores, y
- Tribunales especiales, como los Directores de Impuestos Internos y los Tesoreros Provinciales, sin
perjuicio de la intervención del Juez Letrado en lo Civil.
En relación con el nuevo procedimiento penal, además de los Jueces Ministros de Corte y Jueces
Abogados Integrantes, existen dos calidades nuevas de Magistrados:
El uno, es el Juez de Garantía, que dirige y controla el procedimiento, que dicta sentencia en distintas
clases de procedimiento y cuya función termina cuando el procedimiento pasa al Tribunal Colegiado, en
su caso. El total de Jueces de garantía en Chile, será de 400.

133
El otro, el Fiscal del Ministerio Público, que no es Juez fallador o sentenciador, sino que es Juez
Tramitador o Substanciador del procedimiento, acusador público, defensor de la legalidad del
procedimiento e investigador de los delitos y que, además, es sostenedor de la acusación, que él mismo
dicta. En la explicación FISCAL, encontramos las múltiples actividades del procedimiento que
corresponden a los fiscales.
Fiscal Regional, que es el superior jerárquico de los Fiscales comunales.
Fiscal Nacional, que resuelve, como superior jerárquico, sobre la dirección, competencia y
atribuciones de todos los otros fiscales.
Jueces del Tribunal Colegiado, éstos resuelven sobre todos los asuntos que no han sido fallados antes,
como el procedimiento simplificado, el procedimiento abreviado y otros, las causas que, en la vida real,
serán las más sometidas a la Justicia. Generalmente, son tres y su presidencia corresponde al Juez
Presidente quien tiene obligaciones y facultades especiales.
En el nuevo procedimiento penal, existe el Comité de Jueces, que es el que está constituido por los
distintos Jueces de Garantía de un determinado lugar.
En nuestro parecer, a los Jueces del Tribunal Colegiado del Juicio Oral, se les puede designar,
debidamente, como “Ministros”, según el significado de la Real Academia.

******

Los artículos que veremos a continuación, del Libro I del Código, dicen relación, fundamentalmente
con el Juez de Garantía.
El artículo 2º establece la existencia de un Juez Natural; vale decir que nadie podrá ser juzgado por
comisiones especiales, sino por el tribunal que señalare la ley y que se hallare establecido por ésta con
anterioridad a la perpetración del hecho.
El artículo 9º establece el principio de que toda actuación judicial del procedimiento que privare al
imputado o a un tercero del ejercicio de los derechos que la Constitución asegura, o lo restringiere o
perturbare, requerirá de autorización judicial previa.
En consecuencia, cuando una diligencia de investigación, pudiere producir alguno de tales efectos, el
Fiscal deberá solicitar, previamente, autorización al Juez de Garantía.
El Juez de Garantía, tiene la obligación de caucionar tales derechos, de oficio o a petición de parte.
Si las medidas no son suficientes, el Juez puede ordenar la suspensión del procedimiento y debe citar
a los intervinientes a una audiencia que se debe celebrar con los que asistan. Luego resolverá la
continuación del procedimiento o el sobreseimiento temporal de la causa. Artículo 10.
Cuando una persona citada por el Fiscal, no comparece, éste puede ocurrir ante el Juez de Garantía
para que lo autorice para conducirla compulsivamente a su presencia.
Pero, esto no cabe respecto de las personas o autoridades que no estaban obligadas a prestar
declaración, según el artículo 300. Artículo 23.
Las resoluciones judiciales -Juez de Garantía, Jueces del juicio oral, Ministros y Abogados
Integrantes de las Cortes- deben ser suscritas por los Magistrados respectivos. Si alguno de los jueces no
puede firmar, se debe dejar constancia del impedimento.
No obstante lo anterior, bastará el registro de la audiencia, respecto de las resoluciones que se dictan
en ella. Artículo 37.
El impedimento puede ser la muerte de un Magistrado, una enfermedad grave que le impida firmar,
ausencia indefinida, como si se le designa en un cargo diplomáticoy el que el Magistrado haya dejado de
serlo, después de dictada la resolución.
Todas las actuaciones judiciales realizadas ante el Juez de Garantía o ante el Tribunal Colegiado del
juicio oral en lo penal, deben estar registradas.
Lo propio las sentencias y otras resoluciones que pronuncie el tribunal, registro que se efectuará por
cualquier medio apto para producir fe, que permita garantizar la conservación y la reproducción de su
contenido.

134
Al respecto, aunque el procedimiento general es oral, muchas actuaciones deberán constar por
escrito, como las audiencias, las demandas, las sentencias y otras.
El medio “apto” puede ser en disquetes, en compact discs, en discos DVD, en cintas de computación,
en faxes, telegramas, correo electrónico, intervención de comunicaciones, discos duros y otros. Artículo
39.
Ante el Juez de Garantía, sus actuaciones deben contener una relación resumida de ésta, que refleje
fielmente la parte esencial de lo actuado y que describa las circunstancias en las cuales la actuación se
hubiere llevado a cabo.
Los intervinientes podrán pedir, al Juez, que se deje constancia, en el registro, de las observaciones
especiales que formulen.
En lo relativo a todas las normas que dicen relación con el registro de actuaciones ante el Juez de
Garantía, en el juicio oral, la conservación de ellos y del derecho de examinar el registro y las
certificaciones, ver nuestra explicación REGISTRO Y CONSERVACION DE ACTUACIONES
JUDICIALES. Artículos 39 a 44.
En cuanto al pronunciamiento sobre costas, su contenido, de cargo de quién son las costas, la
consecuencia de la absolución y el sobreseimiento definitivo, sobre las costas, la distribución de éstas, las
personas exentas del pago de costas y quién soporta los gastos, de los artículos 45 a 51, ver la explicación
costas.
Los artículos 69 a 76 del Código establecen el tribunal.
El Juez se entiende el Juez de Garantía. El tribunal del juicio oral en lo penal, es el Tribunal
Colegiado encargado de conocer del juicio del caso.
Por jueces se entienden tanto los Jueces de Garantía, como los jueces del tribunal del juicio oral en lo
penal. Y son Jueces Substanciadores, los Fiscales del Ministerio Público.
El tribunal se puede entender, al Juez de Garantía, al Tribunal Colegiado del Juicio Oral en lo penal,
la Corte de Apelaciones y la Corte Suprema.
Es Juez de Garantía competente el llamado, por la ley, para conocer de las gestiones a que dé -en el
texto del Código, esta palabra está sin acento- lugar el respectivo procedimiento y le corresponde
pronunciarse sobre las autorizaciones judiciales previas que solicite el Ministerio Público, para realizar
actuaciones que priven, que restrinjan o que perturben el ejercicio de los derechos asegurados por la
Constitución.
Previa autorización del Juez de Garantía del lugar, el Ministerio Público -el Fiscal- puede realizar
actuaciones en otro territorio jurisdiccional con la autorización directa del Juzgado de Garantía del lugar.
Realizada la diligencia, debe dar cuenta a la brevedad, al Juez de Garantía del procedimiento respectivo.
Artículo 70.
Las normas contenidas en el Párrafo 3° del Título III del Libro Segundo, artículos 292 a 294, sobre
facultades del Presidente de la audiencia del juicio oral, son aplicables durante las audiencias que se
celebran ante el Juez de Garantíay a éste corresponde el ejercicio de las facultades que se le entregan al
Presidente de la Sala -Juez Presidente- o al tribunal del juicio oral en lo penal, en dichas disposiciones.
Artículo 71.
Suscitado un conflicto de competencia entre Jueces de Garantía de varios Juzgados, en relación con
el conocimiento de una misma causa criminal, mientras no se dirime dicha competencia, cada uno de ellos
está facultado para realizar las actuaciones urgentes y para otorgar las autorizaciones que, con el mismo
carácter, les solicite el Ministerio Público.
De entre tales Magistrados, aquél en cuyo territorio jurisdiccional se encuentran quienes están
privados de libertad en la causa, debe resolver sobre su libertad. Artículo 72.
Dirimida la competencia deben ser puestos, de inmediato, a disposición del Juez competente, las
personas privadas de libertad y los antecedentes que obren en poder de los demás jueces que hubieren
intervenido.
Todas las actuaciones practicadas ante los Jueces que resulten incompetentes, serán válidas, sin
necesidad de ratificación por el Juez que fuere declarado competente. Artículo 73.

135
Esta norma no es nueva en cuanto a que el procedimiento anterior, que es también vigente, ya
establecía la validez de las actuaciones de un Juez que resulta ser incompetente.
En materia de competencia, transcurridos tres días desde la notificación de la resolución que fija
fecha para la realización de la audiencia del juicio oral, la incompetencia territorial del juicio oral en lo
penal, no podrá ser declarada de oficio ni podrá ser promovida por las partes.
Si, durante la audiencia de preparación del juicio oral, se plantea un conflicto de competencia, no se
suspende la tramitación, pero no se pronunciará la resolución de auto de apertura del juicio oral, mientras
no se resuelve el conflicto.
Se trata, entonces, de una especie de incompetencia relativa que ha sido prorrogada. Artículo 74.
En caso de inhabilitación del Juez de Garantía, el que debe subrogarlo conforme a la ley, debe
continuar conociendo de todos los trámites que son anteriores a la audiencia de preparación del juicio oral,
la que no se realizará hasta que se resuelva la inhabilitación. Artículo 75.
En relación con las solicitudes de inhabilitación de los Jueces del tribunal del juicio oral, deben
plantearse, a más tardar en el plazo fatal de tres días siguientes a la notificación de la resolución que fija
fecha para el juicio oral, y se resolverán con anterioridad al inicio de la respectiva audiencia.
Si se trata de implicancia o recusación que la parte conoce con posterioridad a dicho plazo; pero antes
del inicio del juicio oral, el incidente respectivo debe ser promovido al iniciarse la audiencia del juicio
oral.
Con posterioridad a tal inicio, no pueden deducirse incidentes de inhabilitación de los Jueces del
Tribunal Colegiado; pero, cualquiera de éstos, que advierta un hecho nuevo constitutivo de inhabilidad, el
tribunal podrá declararla de oficio.
El Tribunal Colegiado, continuará funcionando con exclusión del o de los miembros inhabilitados, si
éstos pueden ser reemplazados de inmediato, según el artículo 281.
Pero, si el Tribunal Colegiado sigue integrado a lo menos por dos jueces, que hayan concurrido a toda
la audiencia, la sentencia definitiva deberá serlo por unanimidad. Si no se cumplen alguna de estas
condiciones, es obligatorio anular todo lo obrado en el juicio oral. Artículo 76.
Los funcionarios del Ministerio Público –Fiscales- y la Policía, realizan la investigación, bajo la
autoridad del mismo Ministerio Público.
Pero, además, deben cumplir las órdenes que les dirijan los Jueces de Garantía, para la tramitación
del procedimiento y, al final, es el Magistrado quien determina las órdenes que deben cumplir los Fiscales
y la Policía, cuando haya dudas. Artículo 80.
Al respecto, tanto el Juez como el Fiscal tienen sus propias atribuciones y obligaciones; pero los
jueces, aunque no son los superiores directos de los Fiscales, tienen la atribución de resolver todo cuanto
corresponde cumplir por los fiscales, sin perjuicio de las atriciones de los Superiores de éstos.
Si un funcionario de Policía se considera impedido de cumplir una orden del Fiscal o del Juez, debe
poner, inmediatamente, esta circunstancia en conocimiento de quien la hubiere emitido y de su superior
jerárquico en la institución a la que pertenece.
Esto se llama “representar la orden”.
El Juez -o el Fiscal- que hubiere emitido la orden, podrá sugerir o disponer las modificaciones que
estime convenientes para su debido cumplimiento; o reiterar la orden si, en su concepto, no existe la
imposibilidad. Artículo 82.
En cuanto a los derechos y garantías del imputado, ver la explicación IMPUTADO, de los artículos
93 y siguientes del Código y ver, también la explicación Garantías.
Desde la primera actuación del procedimiento, el imputado tendrá derecho de designar, libremente,
uno o más defensores de su confianza. Si no lo tuviere, el Ministerio Público debe solicitar al Juez que le
nombre un Abogado Defensor Penal Público; o bien, el Magistrado procederá a hacerlo, en los términos
que señale la ley respectiva. En todo caso, tal designación debe tener lugar, antes de la realización de la
primera audiencia a que fuere citado el imputado.
Si el imputado se encuentra privado de libertad, existe acción pública, para que cualquiera persona
proponga al Juez, un defensor determinado o pedir que éste le nombre uno.
El Juez es el de garantía correspondiente o aquel del lugar en que el imputado se encuentre.

136
El Juez está obligado a disponer la comparecencia del imputado a su presencia, con el objeto de que
se acepte -o resigne- la designación del defensor.
El imputado, si prefiere defenderse personalmente, el tribunal lo autorizará; pero esto sólo en cuanto
ello no perjudique la eficacia de la defensa; en caso contrario, le designará un defensor letrado
-necesariamente, Abogado- sin perjuicio del imputado, de formular planteamientos y alegaciones por sí
mismo, según el artículo 8º del Código. Artículo 102.
La ausencia del defensor en cualquiera actuación que la ley exija previamente su participación,
acarreará la nulidad de la misma. Artículo 103.
Varios imputados en un mismo proceso, pueden tener un Abogado defensor común, salvo que exista
incompatibilidad entre ellos.
En este caso, les debe otorgar un plazo para designar los defensores necesarios y evitar la
incompatibilidad. Vencido este plazo, si no se ha resuelto o no se han designado los defensores necesarios,
el mismo Juez de Garantía debe determinar cuáles son los imputados que deben considerarse sin defensor,
y debe proceder a efectuar los nombramientos correspondientes. Artículo 105.
La renuncia y el abandono de la defensa, no libera al Abogado del caso, de realizar todos los actos
inmediatos y urgentes necesarios para impedir la indefensión del imputado. En estos casos, el tribunal
tiene la obligación de designar de oficio, un defensor penal público, salvo que el imputado se procure
antes, un defensor de su confianza.
Cuando éste asuma, cesa en sus obligaciones el Abogado designado por el tribunal. Artículo 106.
Sin perjuicio de todo lo dicho, el imputado tiene el derecho de elegir, posteriormente, otro defensor
de su confianza; pero la substitución, no producirá efectos hasta que el defensor designado acepte el
mandato y fije domicilio en el lugar del tribunal. Artículo 107.
En cuanto a los Derechos de las Víctimas, ver la explicación respectiva. Artículo 109.
Presentada una querella criminal, el Juez tiene la obligación de remitirla al Ministerio Público; y el
querellante podrá hacer uso de los derechos que le corresponden según el artículo 261, a cuyo texto nos
remitimos y que se encuentra en el Párrafo 2º del Título II, del Libro Segundo del Código. Artículo 112.
Ver la explicación querella y la explicación querellante y los artículos 111 a 121.
En cuanto a las medidas cautelares personales -citación, detención y prisión preventiva- de los
artículos 122 a 154, ver las explicaciones respectivas.
En lo que dice relación con otras medidas cautelares personales, que están enumeradas en el artículo
155 del Código y que su suspensión temporal dice relación con el artículo 156 del Código, ver la
explicación Medidas Cautelares Personales. Otras.
Cada una de las medidas personales -citación, detención y prisión preventiva- tiene su explicación
particular.
En lo que dice relación con las medidas cautelares reales que decreta el Juez de Garantía, del artículo
157 del Código, dicen relación con embargo de bienes y otras medidas precautorias.

******

Los artículos 159 a 165 dicen relación con las nulidades procesales que resuelven los tribunales, la
presunción de derecho de la existencia de perjuicio, la oportunidad para solicitar una nulidad, los titulares
de la acción de nulidad, la nulidad de oficio, el saneamiento de la nulidad y los efectos de la declaración
de nulidad, todo lo cual está explicado en nulidades procesales.

******

En el Libro Segundo del Código, numerosas normas dicen relación con los Magistrados.
En cuanto a la persecución penal pública obligatoria de los delitos, del artículo 166, ver explicación
respectiva.
La institución nueva del Código, de “archivo provisional”, significa que antes que se produzca la
intervención del Juez de Garantía en el procedimiento, el Ministerio Público, puede archivar

137
provisionalmente aquellas investigaciones en las que no aparecen antecedentes que permitan desarrollar
actividades conducentes para el esclarecimiento de los hechos. Igualmente, en tal explicación, aparece la
“facultad para no iniciar investigación”, tanto en el caso de que los hechos denunciados no sean
constitutivos de delito, como en aquél en que se encuentre extinguida la responsabilidad penal del
imputado. Esta decisión será siempre fundada y se debe someter a la aprobación del Juez de Garantía.
Artículo 168.
Tanto en el caso de archivo provisional como en aquel en que el Fiscal use de la facultad de no iniciar
investigación, la víctima puede provocar la intervención del Juez de Garantía, deduciendo la querella
respectiva.
Si el Juez admite a tramitación la querella, el Fiscal está obligado a seguir adelante con la
investigación, conforme a las reglas generales. Artículo 169.
En la explicación principio de oportunidad, del artículo 170 del Código, hemos visto de cómo el
Ministerio Público puede no iniciar la persecución penal; o puede abandonar la ya iniciada, cuando se trate
de un hecho que no comprometa gravemente el interés público, a menos que la pena mínima asignada al
delito exceda de la de presidio o reclusión menores en su grado mínimo -61 a 540 días- o que se trate de
un delito cometido por un funcionario público en el ejercicio de sus funciones.
En tal explicación se aclara cuál es la intervención del Juez de Garantía al respecto.
En el procedimiento penal nuevo, en el artículo 171, se establece el sistema de resolución de las
cuestiones prejudiciales civiles, a cuya explicación nos remitimos.
En relación con las actuaciones de la investigación, el artículo 86 del Código establece el control
judicial anterior a la formalización de la investigación, que significa que cualquiera persona que se
considera afectada por una investigación que no se hubiera formalizado judicialmente, podrá pedir al Juez
de Garantía, que ordene al Fiscal informar acerca de los hechos que fueren objeto de ella. También, podrá
el Juez fijar, al Fiscal, un plazo para que formalice la investigación. Artículo 186.
El Fiscal tiene la obligación de conservar las especies recogidas durante la investigación y tomar las
medidas para evitar que se alteren de cualquiera forma.
El perjudicado tiene la facultad de reclamar ante el Juez de Garantía, por la inobservancia de las
disposiciones antes señaladas, a fin de que adopte las medidas necesarias para la debida preservación e
integridad de las especies recogidas.
Los intervinientes tendrán acceso a estas especies para reconocerlas o para realizar alguna pericia,
siempre que fueren autorizados por el Ministerio Público o, en su caso, por el Juez de Garantía. El
Ministerio Público, debe llevar un registro especial en el que conste la identificación de las personas que
fueron autorizadas para reconocer las especies o manipularlas, dejándose copia, en su caso, de la
correspondiente autorización. Artículo 188.
En relación con los exámenes corporales que puede determinar el Fiscal, respecto del imputado o del
ofendido, pruebas de carácter biológico, extracciones de sangre u otros análogos (sic), siempre que no
fuere de temer menoscabo de la salud o dignidad del interesado.
En caso de que sea menester examinar al ofendido, el Fiscal le debe solicitar su consentimiento. Si
éste se niega, el Fiscal debe solicitar la autorización al Juez de Garantía, en solicitud fundada. Si se trata
del imputado, el Fiscal debe pedir, derechamente, la autorización del Juez. Este autorizará la práctica, si se
cumplen las condiciones recién dichas. Artículo 197.
El incumplimiento de dar cuenta, al Fiscal, de la existencia de un lesionado, por parte de los
directivos de hospitales y otros, constituye delito falta, castigado, ahora, con multa y no con prisión, de lo
que conoce el Juez de Garantía correspondiente. Artículo 199, inciso final.
En relación con la exhumación de un cadáver, ordenada por el Fiscal, es necesaria la autorización del
Juez, quien resuelve previa citación del cónyuge, o de los parientes más cercanos. Artículo 202.
En relación con las pruebas caligráficas que debe realizar el imputado, existe el mismo procedimiento
y actuación del Juez. Artículo 203.
El Juez puede ordenar la detención de un imputado y ello puede producirse cuando se ordena la
entrada y registro de lugares de libre acceso público. Artículo 204.

138
Y si, en la diligencia, hay oposición, el Juez puede ordenar, previa solicitud del Fiscal, para proceder
forzadamente. Artículo 205.
En relación con la entrada y registro en lugares cerrados, la Policía puede actuar, sin autorización
judicial, en el caso de llamadas de auxilio de personas que se encuentran en el interior. Artículo 206. Ver
explicación Entrada y registro.
Los artículos 207 y 208 del código, dicen relación con las horas adecuadas para registros y que el
Juez sólo puede dar vigencia por 10 días.
Previa orden judicial, el Fiscal puede incautar objetos y documentos, que éste debe cuidar. Artículo
215.
Los objetos y documentos susceptibles de ser decomisados, deben ser incautados, previa orden
judicial. Artículo 217 y 219. Ver Explicación Incautación. Objetos y documentos.
El artículo 220 determina cuáles objetos y documentos no pueden ser incautados.
En cuanto a la interceptación de comunicaciones y transmisiones de los artículos 222 a 225, ver
explicación del caso.
El Juez de Garantía, en relación con otros medios técnicos de investigación, del artículo 226 del
código, puede ordenar, a petición del Fiscal, la fotografía, filmación y otros medios de reproducción de
imágenes conducentes al esclarecimiento de los hechos. Ver Prueba y orden de las probanzas.
De las actuaciones de la instrucción, se debe dejar constancia en el respectivo registro público, con
las instrucciones del Juez y, también, las del Fiscal. Artículo 228.
La formalización de la instrucción, que realiza el Fiscal, la debe hacer en presencia del Juez -artículo
229- y por medio de la intervención judicial. El artículo 230, norma que, asimismo, determina que es
necesaria la intervención del Juez, en relación con determinadas diligencias y, asimismo, para la recepción
anticipada de prueba y de medidas cautelares.
El artículo 231 determina que el Fiscal debe solicitar, al Juez la realización de una audiencia para la
formalización de la investigación, a la que se debe citar a su Abogado defensor y a los demás
intervinientes.
En la audiencia para la formalización de la investigación, el Fiscal debe solicitar la autorización
judicial. Artículo 232.
En relación con la formalización de la investigación, además de los artículos recién referidos, está el
artículo 233.
En cuanto al plazo para cerrar la investigación, del artículo 234 del Código, el Juez, de oficio o a
petición de alguno de los intervinientes y oyendo al Ministerio Público, puede fijar, en la misma
audiencia, tal cierre.
En la audiencia de formalización de la investigación, el Fiscal podrá solicitar al Juez que la causa
pase directamente a juicio oral; lo que el artículo 235 llama “juicio inmediato”.
Si el Juez acoge esta solicitud, en la misma audiencia, el Fiscal tiene la obligación de formular,
verbalmente, su acusación y ofrecer prueba. También, en la misma audiencia, el querellante podrá adherir
a la acusación del Fiscal, o presentar acusación particular y tiene la obligación de indicar las pruebas de
que piensa valerse en el juicio oral. El imputado podrá realizar las averiguaciones que crea por
convenientes y ofrecer, a su turno, las pruebas de que piensa valerse.
Luego, al término de la audiencia, el Juez debe dictar el “auto de apertura del juicio oral”. No
obstante, el Magistrado tiene la facultad de suspender la audiencia y de postergar la resolución de apertura
del juicio oral; otorgando al imputado, un plazo no menor de quince días ni mayor de treinta días,
dependiendo de la naturaleza del delito, para plantear sus solicitudes de prueba.
Las resoluciones que el Juez dicte de conformidad con lo dispuesto en este artículo, no serán
susceptibles de recurso alguno.
Hay diligencias de la investigación que, según el artículo 9°, requieren de autorización judicial
previa. Se puede pedir por el Fiscal tales investigaciones aun antes de la formalización de la investigación.
Tales medidas se puede pedir que se lleven a cabo sin previa comunicación (notificación) al afectado y el
Juez autorizará que se proceda así cuando la gravedad de los hechos o la naturaleza de la diligencia
permiten presumir esta circunstancia.

139
Con posterioridad a la formalización de la investigación, el Fiscal puede solicitar que se proceda en la
forma recién dicha, y el Juez lo autorizará cuando la reserva resulte estrictamente indispensable. Artículo
236.
En relación con la suspensión condicional del procedimiento, ver los artículos 237 a 240 del Código.
En tal explicación se describe en qué consiste la institución del caso, las condiciones que se deben
cumplir por orden del Juez, la revocación de la suspensión condicional y sus efectos.
En lo atinente a los acuerdos reparatorios civiles, los artículos 241 a 246 del Código, determinan en
qué consiste esta institución jurídica, que, fundamentalmente, establece que en los delitos de acción
privada los acuerdos económicos terminan el procedimiento y que significan la dictación de
sobreseimiento definitivo, total o parcial en la causa, con lo que se extingue, total o parcialmente, la
responsabilidad penal del imputado.
En tal explicación se establece en qué consiste, los efectos penales del acuerdo reparatorio, los
efectos civiles del mismo acuerdo, los efectos subjetivos del mismo, la oportunidad para pedir y para
decretar la suspensión condicional del procedimiento y para decretar los acuerdos reparatorios y el registro
de todo esto.
Existe una forma distinta de terminar un procedimiento, de la dictación de una sentencia definitiva.
Cuando ha transcurrido un plazo de dos años desde la fecha en que la investigación fue formalizada, el
Fiscal debe proceder a cerrarla.
Si no lo hace, dentro de tal plazo, el imputado o el querellante podrán apercibir al Fiscal para que
proceda a tal cierre.
Al efecto habrá una audiencia de todos los intervinientes. Si el Fiscal no comparece o si,
compareciendo, se niega a declarar cerrada la investigación, el Juez está obligado a decretar (sic) el
sobreseimiento definitivo de la causa, resolución que sí es apelable.
Si el Fiscal se allana a la solicitud de la investigación, debe formular en la audiencia, la declaración
en tal sentido y tendrá el plazo de diez días para deducir la acusación. Si no lo hace, se debe citar a una
audiencia prevista en el artículo 249 para resolver acerca del sobreseimiento definitivo o temporal; total o
parcial.
El plazo de dos años se suspende cuando se dispone la “suspensión condicional del procedimiento”; o
cuando se decreta (sic) sobreseimiento temporal según el artículo 252.
Art. 247. Practicadas las diligencias necesarias para investigar el delito y sus autores, cómplices o
encubridores, el Fiscal debe declarar el cierre de la investigación.
En este caso, puede solicitar el sobreseimiento definitivo o temporal, puede formular acusación o
puede comunicar la decisión del Ministerio Público de no perseverar en el procedimiento. Artículo 248.
Cuando el Fiscal solicita el sobreseimiento definitivo o temporal, debe formular su requerimiento al
Juez de Garantía quien debe citar a todos los intervinientes a una audiencia para resolver sobre la
procedencia de tales sentencias. Artículo 249.
El Juez de Garantía debe “decretar”, o sea, dictar sentencia de sobreseimiento en los casos a que se
refiere el artículo 250 del Código, a cuyo texto nos remitimos.
El sobreseimiento definitivo pone término al procedimiento y tiene la autoridad de cosa juzgada.
Artículo 251.
En cuanto al sobreseimiento temporal, cuyas causales enumera el artículo 252 del Código, se
encuentran en la explicación del caso.
Asimismo, tal norma determina que el sobreseimiento, definitivo o temporal, sólo se puede impugnar
por la vía del recurso de apelación, ante la Corte de Apelaciones respectiva. Artículo 253.
También, en la explicación del caso, se establece que el Juez, a solicitud del Fiscal, o de cualquier
otro interviniente, el Juez puede decretar la reapertura del procedimiento, cuando cesa la causa que lo ha
motivado. Artículo 254.
El Juez, en relación con el sobreseimiento, definitivo o temporal, se debe pronunciar sobre la
solicitud respectiva del Fiscal. Su facultad es de acogerla, de sustituirla, de decretar un sobreseimiento
distinto del requerido o de rechazarla, si no la considera procedente. Artículo 256.

140
En consecuencia, el Juez puede declarar que un sobreseimiento pedido como temporal, lo sea como
definitivo o viceversa; y puede resolver que un sobreseimiento parcial, lo sea total y viceversa.
Para la reapertura de la investigación, es necesario solicitar diligencias precisas que, oportunamente,
se formularon durante la investigación y que el Ministerio Público rechazó.
Si el Juez acoge la solicitud, ordena al Fiscal reabrir la investigación y puede, al efecto, hacer lugar a
la solicitud de ampliación de plazo que pida el Fiscal. Ver Reapertura de la investigación.
En este caso, el Juez dispone que los antecedentes sean remitidos al Fiscal Regional, con el objeto
que éste revise la decisión del Fiscal a cargo de la causa.
El Fiscal Regional, en el plazo fatal de tres días, debe decidir si el asunto continúa a cargo del Fiscal
Instructor que lo condujo o si designa uno distinto. En este evento, se produce el forzamiento de la
acusación.
El Juez, también, puede autorizar al querellante para que lo faculte para ejercer sus derechos de
acusación.
La resolución respectiva es inapelable, sin perjuicio de los recursos que procedan en contra de aquella
que ponga término al procedimiento. Artículo 258.
Formulada la acusación por el Fiscal, el Juez de Garantía, tiene la obligación de ordenar su
notificación a todos los intervinientes -incluido al propio Fiscal- y debe citar, dentro de las veinticuatro
horas siguientes, a la audiencia de preparación del juicio oral. Ver explicación respectiva. Artículo 260.
Respecto de la actuación del querellante antes de la realización de la audiencia de preparación del
juicio oral, del artículo 260, sus posibilidades están aclaradas en esta norma. En cuanto a las excepciones
de previo y especial pronunciamiento que puede formular el acusado, su listado se encuentra en el artículo
264.
A la audiencia de preparación del juicio oral, se refieren los artículos 266 a 276.
En ellos, se establece la obligatoriedad de que tal audiencia se rige por los principios de oralidad e
inmediación; se expresa que el Juez hace un resumen de las presentaciones de las partes; cómo se hace la
defensa oral del imputado; la comparecencia obligatoria del Fiscal y del Abogado defensor, bajo
apercibimiento de nulidad, la corrección de los vicios formales en dicha audiencia y la resolución de
excepciones en la misma.
El debate acerca de las pruebas ofrecidas por las partes, dice relación con la Unión y la Separación
-acumulación y desacumulación- de actuaciones, las convenciones probatorias y la exclusión de pruebas
para el juicio oral.
En relación con la conciliación a que se refiere el artículo 273, el Juez está obligado a llamar al
querellante y al imputado a una eventual conciliación sobre las acciones civiles del caso.
El Juez de Garantía está obligado a dictar el auto de apertura del juicio oral, una vez cumplidos los
trámites recién expuestos.
El Juez de Garantía tiene la facultad, al término de la audiencia de preparación del juicio oral, de
aceptar un nuevo plazo, sólo al acusado, que no hubiere ofrecido, oportunamente, prueba, por causas que
no le fueran imputables, caso en el cual puede suspender la audiencia, hasta por un plazo de diez días.
Artículo 278. Ver las dos explicaciones sobre Plazos procesales penales.
En cuanto a la devolución de los documentos a los intervinientes, el Juez debe cumplirla según el
artículo 279.
En relación con el artículo 280, en la audiencia de preparación del juicio oral, los intervinientes
pueden solicitar que se reciba prueba testimonial anticipada. Ver Prueba. Anticipación de prueba.
También se puede pedir al Juez, la declaración de peritos, anticipada, cuando los especialistas se
encuentren en imposibilidad de concurrir al juicio oral.
A contar desde el artículo 281 del Código, relacionado con el juicio oral, el Juez de Garantía ya no
tiene actuaciones en el procedimiento, sino que, desde este momento, actúan los jueces del Tribunal
Colegiado y el Juez Presidente del mismo; y el Fiscal del Ministerio Público.
Sin embargo, el Juez de Garantía, precisamente, según el artículo 281, está obligado a hacer llegar el
“auto de apertura del juicio oral”, al tribunal competente, junto con los registros del caso, en el plazo fatal
de cuarenta y ocho horas siguientes a su notificación.

141
Dicho Juez debe poner a disposición del Tribunal Colegiado en lo penal, a las personas sometidas a
prisión preventiva o a otras medidas cautelares personales.
Según la misma norma, el Juez Presidente de la Sala respectiva, debe proceder de inmediato, a
decretar (fijar) la fecha en la que se debe celebrar la audiencia del juicio oral, la que debe tener lugar, no
antes de quince días ni después de sesenta días desde la notificación del auto de apertura.
El Juez Presidente, asimismo, debe señalar la localidad en la cual se constituirá y funcionará el
tribunal del juicio oral en lo penal, si se tratare de alguno de los casos previstos en el artículo 21 A del
Código Orgánico de Tribunales, según el Código.
Sin embargo, al tiempo de la promulgación y publicación del Código, dicha norma, junto con otras,
estaba derogada, de modo que, no es necesario referirse al texto viejo del artículo 21.
En la misma resolución, el Juez Presidente debe indicar el nombre de los Magistrados que integrarán
la Sala. Con la aprobación del Juez Presidente del Comité de Jueces, el Juez Presidente de la Sala, debe
convocar a un número de jueces, mayor de tres, para que la integren, cuando existan circunstancias que
permitan presumir que, con el número ordinario de tres, no se podrá dar cumplimiento a lo exigido en el
artículo 284, sobre permanencia ininterrumpida de los jueces, en la audiencia.
El Juez Presidente del Tribunal Colegiado, debe ordenar, por último, que se cite a la audiencia de
todos quienes deben concurrir a ella. El acusado deberá ser citado con, a lo menos, siete días de
anticipación a la realización de la audiencia del juicio oral, bajo los apercibimientos de los artículos 33 y
141. Ver la explicación Citación.
La continuidad de tal procedimiento, la suspensión que, por excepción, cabe de la audiencia, la
presencia ininterrumpida de los jueces y del Fiscal del caso, la presencia obligatoria del acusado en el
juicio oral, la presencia del defensor, en el mismo juicio, las sanciones que se deben aplicar al Abogado
que no asista o que abandona la audiencia injustificadamente, la ausencia o el abandono del querellante y
de su Abogado apoderado, a la audiencia, la publicidad de la audiencia del juicio oral, los incidentes que
ocurren durante la misma audiencia y la oralidad del juicio del caso, están relacionados con los artículos
281 a 291 del Código.
La dirección y disciplina de la audiencia del juicio oral, está a cargo del Juez Presidente del mismo.
Artículo 292.
Allí mismo, se expone acerca de los deberes de los asistentes a la audiencia del juicio oral y las
sanciones a los infractores de las medidas sobre publicidad y del debido respeto y silencio.
En cuanto a la prueba del juicio oral, tanto el derecho a libertad de prueba, como a la oportunidad
para su recepción y la valorización de las probanzas, se encuentran en los artículos 295 a 297.
Lo atinente a los testigos en la audiencia del juicio oral, su deber de comparecer, la renuencia de
comparecer, las excepciones a la obligación de comparecer, la declaración de las personas exceptuadas de
la obligación de comparecer, la facultad de no declarar por motivos personales, la facultad de abstenerse
de declarar por razones de secreto profesional o sacramental, el deber de comparecer de las personas
exentas, el principio de no autoincriminación, el juramento y promesa de los delitos, la individualización
de éstos, la protección de los mismos y la habilidad de todos los testigos, el testimonio de los menores de
edad, la declaración de testigos sordos o mudos, los derechos del testigo en relación con gastos de traslado
y de habitación, en su caso y los defectos de la comparecenciarespecto de otras obligaciones que tenga el
testigo, rolan en los artículos 298 a 313, a cuyos textos nos remitimos.
En cuanto al informe de peritos, su procedencia, el contenido del informe, la admisibilidad del
informe y la remuneración de los peritos, la incapacidad para ser peritos, la improcedencia de
inhabilitación de los peritos, la declaración oral de ellos, las instrucciones que puede dar el Juez de
Garantía, los auxiliares del Ministerio Público como peritos y la protección de ellos y de terceros, están
estudiadas en Pericia y Peritos. Artículos 314 a 322. Ver, además Audiencia. Juicio Oral.
En cuanto a la prueba del juicio oral, recordamos que existe la llamada “prueba tasada”; vale decir
que sólo se admiten determinados medios de prueba, cuyo valor se establece, específicamente, en la ley.
Sin embargo, ya en el Código anterior, que es también paralelo, se estableció que el tribunal puede
aceptar, como pruebas, otras probanzas no establecidas expresamente en la enumeración de esa
recopilación.

142
En el Código nuevo, es claro que existe libertad de prueba; vale decir que se pueden acreditar los
hechos de cualquiera forma que produzca fe.
En cuanto al tribunal colegiado, específicamente, el artículo 323 del nuevo Código determina que
podrán admitirse, como pruebas, películas cinematográficas, fotografías, fonografías, videograbaciones y
otros sistemas de reproducción de la imagen o del sonido, versiones taquigráficas y, en general, cualquier
medio apto para producir fe.
El Tribunal Colegiado, debe determinar la forma de su incorporación al procedimiento, adecuándola,
en lo posible, al medio de prueba más análogo. Ver. Prueba. Varias explicaciones.
Es nuestro parecer, que estas normas, aunque están determinadas, precisamente, en el juicio oral, son
de aplicación general, incluso para el Juez de Garantía.
El tribunal del juicio oral, en relación con la prueba de las acciones civiles en el procedimiento
criminal, se debe sujetar a las normas civiles, tanto en cuanto a la determinación de la parte que deba
probar (onus probandi), como a las disposiciones del nuevo Código de Procedimiento Penal, en cuanto a
su procedencia, oportunidad, forma de rendirla y apreciación de su fuerza probatoria.
Lo previsto en el artículo 324, al respecto, se aplica, asimismo, a las cuestiones civiles a que se
refiere el inciso 1° del artículo 173 del Código Orgánico de Tribunales.
Esto significa que hay dos clases de cuestiones civiles; las de previo y especial pronunciamiento de
que conoce siempre, el Juez Civil; y las de carácter civil en que la cuestión sobre un hecho de carácter que
sea uno de los elementos que la ley penal estime para definir el delito que se persigue o para agravar o
disminuir la pena; o para no estimar culpable al autor, casos -éstos- en los cuales es el tribunal del crimen
el que conoce de tal hecho.
Ilustremos esto con sendos ejemplos:
El primero que se discute en un juicio sobre bigamia, de la nulidad del primer matrimonio, caso en el
cual debe conocer, antes de continuar el juicio, previamente, el Juez Civil, si el matrimonio, fue válido en
cuyo caso existe bigamia con el segundo matrimonio; por la inversa, si el Juez Civil declara inválido el
primer matrimonio, no existe bigamia al celebrar el posterior.
El Juez de Garantía conoce, regularmente, de los asuntos civiles, de modo que todo lo que dice
relación con los aspectos civiles del juicio criminal, menos los que hemos indicado como ejemplo, los
conoce tal Juez. En este caso, si se trata de saber si el hechor es hijo de la víctima, el Juez del Crimen
investiga este parentesco y si se trata de saber si uno está exento de responsabilidad, en razón de su edad o
si tiene responsabilidad penal, el Juez del Crimen investiga esta edad.
En lo tocante al desarrollo del juicio oral, la apertura, la defensa y la declaración del acusado, la
comunicación entre el acusado y su defensor, el orden de recepción de las pruebas en la audiencia, los
peritos y los testigos en tal audiencia, los métodos de interrogación, la lectura de declaraciones anteriores
en la audiencia, la lectura que sirve de apoyo de memoria en la misma audiencia, la lectura o exhibición de
documentos, objetos y otros medios y la prohibición de lectura de registros y de documentos, en su caso,
están en los artículos 325 a 334.
En el juicio oral, está prohibido invocar los antecedentes de la suspensión condicional del
procedimiento, de los acuerdos civiles reparatorios y del procedimiento abreviado. Ninguno de tales
antecedentes se puede invocar, ni dar lectura ni incorporar como medio de prueba al juicio oral que digan
relación con la proposición, la discusión, la aceptación, la procedencia, el rechazo o la revocación de
alguno de tales sistemas. Artículo 335.
En cuanto a la prueba que no fue solicitada oportunamente, en el juicio oral, el tribunal puede ordenar
su recepción, cuando el peticionario justifique no haber sabido de su existencia, sino hasta ese momento.
Ver. Prueba. Dos explicaciones.
En lo que dice relación con el lugar en donde funciona el Tribunal Colegiado, éste puede constituirse
en un lugar distinto de la Sala de Audiencias regulares, manteniendo todas las formalidades propias del
juicio.
Aunque la ley no lo dice, entendemos que el lugar podría ser una Municipalidad, una Sala de
Conferencias o un Teatro; pero, no podrá ser uno que no tenga carácter de imparcial, como sería en un

143
predio que es de dominio de uno de los litigantes; o en el domicilio de un perito o de un testigo. Artículo
337.
Después de la recepción de las pruebas, en el juicio oral, y después que han hecho uso de la palabra,
el Fiscal, el acusador particular y el Abogado defensor, mediante alegatos finales, y después, también, que
el Fiscal y el Abogado defensor replican, se otorga al acusado, la palabra ; y luego, se declara cerrado el
debate. Artículo 338.
En lo pertinente, a la sentencia definitiva, su valorización, la convicción que debe formarse el
tribunal, la limitación de la sentencia a la acusación, el contenido del fallo, la decisión sobre absolución o
condena, el plazo para redactar la sentencia, la determinación de la pena, la audiencia de lectura de la
sentencia, la sentencia absolutoria y sus consecuencias, la sentencia condenatoria, el pronunciamiento
sobre la demanda civil, la improcedencia sobre la pena de muerte por solas presunciones y el caso de
reiteración de crímenes o simples delitos de una misma especie, rolan en los artículos 339a 350, verlos en
la explicación Sentencia.

******

En el Libro III, sobre recursos, pocas disposiciones se refieren al Juez.


El artículo 356 establece la prohibición de suspender la vista de un recurso por falta de Magistrados
que puedan integrar la Sala; si es necesario, se debe interrumpir la vistade recursos civiles para que se
integren a la sala, los jueces que no estén inhabilitados. En consecuencia, la audiencia sólo se suspende si
no se alcanza, con los jueces que conforman, ese día, el tribunal el mínimo de miembros no inhabilitados
que deban intervenir en ella.
Habitualmente, los Magistrados del Tribunal Colegiado son tres; pero, será, necesario muchas veces,
tener otro u otros Magistrados a disposición, para que alcance a dicho número.
En cuanto a las reglas generales de la vista de los recursos, de que siempre se conoce en una
audiencia pública. Ver los artículos 352 a 361, del nuevo Código Procesal Penal.
En cuanto al recurso de reposición rola en los artículos 362 y 363.
El recurso de apelación corre en los artículos 364 a 371, del nuevo Código.
El recurso de nulidad, en los artículos 372 a 387 del Código.
Ver las explicaciones respectivas.

******

En el Libro IV, numerosas disposiciones dicen relación con los Magistrados.


El Juez de Garantía, en el procedimiento simplificado de los artículos 388 y siguientes del nuevo
Código, recibida la denuncia de un hecho constitutivo de delitos menores, debe proceder a la citación
inmediata a juicio, salvo que los antecedentes agregados basten.
En lo tocante al procedimiento por delito de acción penal privada, ver los artículos 400 a 405. Ver
Delito de acción privada y abandono.
El procedimiento abreviado, que es una institución que no existía en el procedimiento penal hasta
ahora, ver los artículos 406 a 415 del nuevo Código.
El procedimiento especial, relativo a personas que gozan de fuero constitucional (Senadores,
Diputados, Intendentes y Gobernadores), su explicación se encuentra en Desafuero o Juicio Político.
Artículos 416 a 423.
El procedimiento relativo al caso de comisión de delitos por los Jueces -de Garantía, o del Tribunal
Colegiado- Fiscales judiciales -de Corte- y Fiscales del Ministerio Público, está en los artículos 431 a 439,
se encuentra en la respectiva explicación.
El procedimiento de extradición activa, en los artículos 431 a 439.
Lo propio, respecto de la extradición pasiva, en los artículos 440 a 454.

144
El procedimiento para la aplicación exclusiva de medidas de seguridad, relacionado con el sujeto
inimputable por enajenación mental y el imputado que cae en enajenación mental, durante el
procedimiento judicial, están en los artículos 455 a 465.
En cuanto a las medidas de seguridad, de los artículos 466 a 472, verlos en sendas explicaciones,
verlos en las explicaciones del caso.
Lo pertinente a la revisión de sentencia firme, de los artículos 473 a 480, su procedencia, el plazo
para solicitarla, los titulares de la solicitud y las formalidades de ésta, la improcedencia de prueba
testimonial, la resolución de la Corte Suprema que acoge el recurso, los efectos de la sentencia y la
obligación del Fiscal de acompañar copia fiel del fallo que acoge la revisión, se encuentran en tales
normas.
La ejecución de las medidas de seguridad impuestas al enajenado mental de los artículos 481 y 482
del Código, su explicación se encuentra en la explicación Enajenación y Enajenado Mental.

******

Nº 473.- JUEZ. DE GARANTIA. UNIPERSONAL. ARTICULOS DEL CODIGO. LISTADO


En la explicación JUEZ Y JUEZ DE GARANTIA, hemos explicado qué significa “JUEZ” y hemos
enumerado todas las normas que dicen relación con tal cargo. Una a una, dicen relación con el Juez de
garantía, menos unas pocas normas dichas al comienzo de esa explicación . Nos remitimos a ese
“documento” de computación.

******

NOTA: Ver Juzgados de Garantía, Alfabéticamente


Ver Juzgados de garantía. Territorial. De norte a sur
Ver Juzgados de Garantía. Santiago. Listado.

******

Nº 474.- JUEZ. DETENIDO. COMUNICACION. PARTE A LA I. CORTE. FORMULARIO


Carabineros de Chile
Prefectura …………
Calle … …….Nº ….
Ciudad: ……………
Parte Nº ………..
Ref.: Da cuenta de detención de un Sr. Magistrado sorprendido en delito flagrante

I Corte de Apelaciones de ………

………………, Coronel de Carabineros, a cargo de la …ª Prefectura de Carabineros de la …ª Zona


………, a US. I., respetuosamente, digo:
En el día de hoy, a las …. horas, el Radiopatrullas Nº ….. de la …ª Comisaría de esta ciudad, a cargo
del Sargento don ……………., acompañado del Cabo don ………….en la esquina de las calles …….……
y …….….., sorprendió al Señor Magistrado Titular del .…º Juzgado en lo ...…. de ésta, don
……………….., conduciendo su vehículo marca …….….., modelo ……….., placa patente Nº …….,
color ………., en estado de ebriedad ostensible.
POR TANTO, y de acuerdo con lo dispuesto por los artículos 128 y 131 del Código Procesal Penal,

145
RUEGO A US. I.: se sirva tener por formulada esta denuncia, haciendo presente que el Magistrado
imputado se encuentra a vuestra disposición en la …ª Comisaría de Carabineros de ésta, en calle
………..Nº ……, Teléfono Nº …………

******

NOTA: Artículo 128.- Detención por cualquier tribunal. Todo tribunal, aunque no ejerza jurisdicción
en lo criminal, podrá dictar órdenes de detención contra las personas que, dentro de la sala de su despacho,
cometieren algún crimen o simple delito, conformándose a las disposiciones de este Título.
Artículo 131.- Plazos de la detención. Cuando la detención se practicare en cumplimiento de una
orden judicial, los agentes policiales que la hubieren realizado o el encargado del recinto de detención
conducirán inmediatamente al detenido a presencia del juez que hubiere expedido la orden. Si ello no
fuere posible por no ser hora de despacho, el detenido podrá permanecer en el recinto policial o de
detención hasta el momento de la primera audiencia judicial, por un período que en caso alguno excederá
las veinticuatro horas.
Cuando la detención se practicare en virtud de los artículos 129 y 130, el agente policial que la
hubiere realizado o el encargado del recinto de detención deberán informar de ella al Ministerio Público
dentro de un plazo máximo de doce horas. El fiscal podrá dejar sin efecto la detención u ordenar que el
detenido sea conducido ante el juez dentro de un plazo máximo de veinticuatro horas, contado desde que
la detención se hubiere practicado. Si el fiscal nada manifestare, la policía deberá presentar el detenido
ante la autoridad judicial en el plazo indicado.

******

Nº 475.- JUEZ. DETENIDO. Y SUSPENSION DE SUS FUNCIONES. EXPLICACIÓN


Artículo 426
En el título V del Libro IV del Código sobre querella de capítulos, el artículo 426 se refiere al caso en
que el Juez -lo propio, el Fiscal Judicial o un Fiscal del Ministerio Público- sea detenido por habérsele
sorprendido en delito flagrante, el Fiscal del caso lo debe poner, inmediatamente, a disposición de la Corte
de Apelaciones respectiva. Además, debe remitir la copia del registro de las diligencias que se hubieren
practicado y que fueren conducentes para resolver el asunto.
Este es uno de los pocos casos en los cuales el Juez y el Fiscal de Instrucción no conocen de un
asunto y se conoce directamente por la Corte respectiva, en forma similar que el caso de desafuero. Otro,
es el caso de un recurso de Amparo -ver explicación- en uno de los casos, aquel de que conoce, en forma
directa, la I. Corte respectiva, pues hay casos de amparo de que conoce el Juez de Garantía.

******

Nº 476.- JUICIO. INMEDIATO. EXPLICACIÓN


Artículos 235 y 396 del Código Procesal Penal
Procedimiento que sólo es aplicable cuando:
1° El fiscal ha obtenido la prueba necesaria en un momento muy cercano a la ocurrencia de los
hechos, v. gr., la Policía detiene al imputado en delito flagrante, identificó a los testigos y demás medios
de prueba.
2° Se solicita el procedimiento en la audiencia de formalización.
3° El fiscal debe contar con el cuerpo del delito; esto es, antecedentes que justifiquen el hecho
punible.

146
4° Que el fiscal pueda acreditar que el imputado ha actuado como autor cómplice o encubridor.
5° Se formule verbalmente la acusación y se ofrezca la prueba

******

En la práctica los Juzgados de Garantía, ante la solicitud de juicio inmediato, suspenderán la


audiencia por un plazo prudente para que se presente la acusación y la prueba, a fin de conceder, a la
defensa la posibilidad de estudiar su teoría del caso. Esta situación puede ampliar la posibilidad al Fiscal,
en términos de poder recabar antecedentes importantes que se encuentran pendientes y que son
indispensables para la acusación, tales como informes técnicos, peritajes etc. Estimamos que es muy poco
probable que se solicite el juicio inmediato en casos flagrantes complicados como homicidio, porque la
investigación requiere de, al menos, ciertos antecedentes que no pueden estar completamente
determinados, salvo que la audiencia de formalización se lleve a efecto después de algún tiempo razonable
desde la perpetración del delito.
Desarrollo de la audiencia: En los mismos términos que la audiencia de preparación de juicio oral.

******

Por su parte, el artículo 396 del Código Procesal Penal, establece otro caso en el cual, asimismo, se
llama a juicio inmediato.
En el procedimiento simplificado -ver explicación- si el imputado solicita la realización del juicio,
éste se llevará a cabo de inmediato.

******

NOTA: Artículo 235.- Juicio inmediato. En la audiencia de formalización de la investigación, el


fiscal podrá solicitar al juez que la causa pase directamente a juicio oral. Si el juez acogiere dicha
solicitud, en la misma audiencia el fiscal deberá formular verbalmente su acusación y ofrecer prueba.
También en la audiencia el querellante podrá adherirse a la acusación del fiscal o acusar particularmente y
deberá indicar las pruebas de que pensare valerse en el juicio. El imputado podrá realizar las alegaciones
que correspondieren y ofrecer, a su turno, prueba.
Al término de la audiencia, el juez dictará auto de apertura del juicio oral. No obstante, podrá
suspender la audiencia y postergar esta resolución, otorgando al imputado un plazo no menor de quince ni
mayor de treinta días, dependiendo de la naturaleza del delito, para plantear sus solicitudes de prueba.
Las resoluciones que el juez dictare en conformidad a lo dispuesto en este artículo no serán
susceptibles de recurso alguno.
Artículo 396.- Realización del juicio. Cuando el imputado solicitare la realización del juicio, éste se
llevará a cabo de inmediato, dándose lectura al requerimiento del fiscal y a la querella, si la hubiere. En
seguida se oirá a los comparecientes y se recibirá la prueba, tras lo cual se preguntará al imputado si
tuviere algo que agregar. Con su nueva declaración o sin ella, el juez pronunciará su decisión de
absolución o condena, y fijará una nueva audiencia, para dentro de los cinco días próximos, para dar a
conocer el texto escrito de la sentencia.
La audiencia no podrá suspenderse, ni aun por falta de comparecencia de alguna de las partes o por
no haberse rendido prueba en la misma.
Sin embargo, si no hubiere comparecido algún testigo o perito cuya citación judicial hubiere sido
solicitada de conformidad a lo dispuesto en el inciso tercero del artículo 393 y el tribunal considerare su
declaración como indispensable para la adecuada resolución de la causa, dispondrá lo necesario para
asegurar su comparecencia. La suspensión no podrá en caso alguno exceder de cinco días, transcurridos
los cuales deberá proseguirse conforme a las reglas generales, aun a falta del testigo o perito.

******

147
Nº 477.- JUICIO. INMEDIATO. ACTA Y RESOLUCION. FORMULARIO
Artículos 235 - 275 - 277 y 279 del Código Procesal Penal
R.U.C. : Nº ........................
R.I.G. : Nº ........................
Imputado : ..................................
Tipo de Audiencia : ...................................
Observaciones : Fecha de Audiencia, ........../ de ........... de 200...., a las ...... horas
En ………., a ….. de ……… del año dos mil ……...
Ante este Tribunal, siendo las ............ horas, se lleva a efecto la audiencia decretada para esta fecha
ante el Sr. Juez de ....... º Garantía de la ciudad de ...................................... don........................................,
con la asistencia del Sr. Fiscal don .............................................., de la ….. Fiscalía Local de la ciudad
de .........................., del imputado ................................, Cédula Nacional de Identidad Nº ………., de
nacionalidad ...................., Estado Civil ..............., Profesión u Oficio ………........., domiciliado
en........................ Nº …., de la comuna ................., de la ciudad……….., quien es asistido por su abogado
defensor don..............., domiciliado en................ Nº …., oficina….. de la comuna ……., de la
ciudad……….., y con la asistencia además de la víctima, querellante en estos autos, don ...........................
Cédula Nacional de Identidad Nº ………., de nacionalidad .............., Estado Civil ......................,
Profesión u Oficio........................., domiciliado en ............................. Nº ......, de la comuna .....................,
de la ciudad......................, quien es asistido por su abogado don..................., domiciliado en......................
Nº …., oficina.............de la comuna ................, de la ciudad..........................
El Señor Juez indicó, a todos los intervinientes que el objeto preciso de esta audiencia es abrir debate
y resolver sobre la solicitud de formalización de la investigación, presentada por el Sr. Fiscal Adjunto
según el procedimiento establecido en el artículo 232 del Código Procesal Penal.
El Sr. Fiscal solicita que la causa pase directamente a juicio oral, acreditando que se cumplen los
requisitos para ello.
El Sr. Juez abre debate sobre dicha solicitud y otorga la palabra a todos los intervinientes para que se
pronuncien al respecto.
El Sr. Fiscal Adjunto hizo una relación de las circunstancias que hacen conveniente que la causa pase
inmediatamente a juicio oral, a saber fundado en las siguientes
consideraciones,...............................................................................................................................................
....................................................................................................................................................
Luego, el Sr. Juez ofreció la palabra a la víctima y querellante; y, por él, a su Abogado patrocinante
quien expresó que adhiere a la solicitud del Sr. Fiscal.
Por último, el Sr. Juez dio traslado al imputado y querellado, quien dijo, a través de su abogado
defensor, que se manifiesta contrario a tal solicitud por las siguientes
razones.................................................................................................................................................
.....................................................................................................................................................
Cerrado el debate el Sr. Juez decide acoger la solicitud del fiscal.
Acto seguido, se ofreció la palabra nuevamente al Fiscal quien procede directamente a acusar al
imputado, en los siguientes términos:
1.- Los Hechos:
El día .............. de ..................... de 2......, aproximadamente a las .......... hrs., el
imputado ......................................... procedió a .............................................................................
.....................................................................................................................................................
La participación del imputado fue en su calidad de autor/cómplice/encubridor del delito
de .........................., en grado de tentativa/consumado/frustrado. Las circunstancias de su detención fueron
las siguientes:..............................................................................................
.....................................................................................................................................................

******

148
2.- Calificación jurídica:
Para el Ministerio Público, los hechos descritos son constitutivos del delito de ......... descrito y
sancionado en el artículo .............., del Código Penal.

******

3.- Circunstancias modificatorias de responsabilidad penal:


El Ministerio Público estima que, en la especie, concurren las siguientes circunstancias
modificatorias de responsabilidad:
La agravante del artículo .... Nº .... del Código Penal; esto es, ..................................
La atenuante del artículo .... Nº ..... del Código Penal; esto es, .................................

******

4.- Medios de Prueba:


El Ministerio Público se valdrá de los siguientes medios de prueba a fin de acreditar los hechos
expuestos anteriormente:
a)Testimonial:
1.- Don(ña) ........................, de nacionalidad ...................., estado civil .............., oficio...............,
Cédula de identidad N° ..................... de ..............................., domiciliado en ...................... Nº .........., de la
comuna ........................., en la ciudad de .........................;
2.- Don(ña) .................................., de nacionalidad ..................., estado civil ................,
oficio .............., Cédula de identidad Nº .............. de ......................., domiciliado en ......................
Nº .........., de la comuna ..................................., en la ciudad de ........................................
Los testigos señalados depondrán sobre los hechos ocurridos el día … de ……. de 200.., relativos al
hecho punible, la participación del imputado y las circunstancias de su detención.
3.- Don(ña)..............................., de nacionalidad ......................, estado civil .................,
oficio ...................., Cédula de identidad Nº .................... de .............................., domiciliado
en ................................. Nº .........., de la comuna ........................, en la ciudad de ..........................;
Sargento 1º, de Carabineros de Chile.
4.- Don(ña) ........................................, de nacionalidad ............................., estado civil ..................,
oficio ........................., Cédula de identidad Nº ............... de ........................., domiciliado en ……… Nº
…., de la comuna ………………. , en la ciudad de ……….. ; Cabo 2º, de Carabineros de Chile.
5.- Don(ña) ………………….., de nacionalidad …….., estado civil ……, oficio …….., Cédula de
identidad Nº ………. de …………………., domiciliado en ……… Nº …., de la comuna ………………. ,
en la ciudad de ……….. ; Cabo 2º de Carabineros de Chile.
6.- Don(ña) ………………….., de nacionalidad …….., estado civil ……, oficio …….., Cédula de
identidad Nº ………. de …………………., domiciliado en ……… Nº …., de la comuna ……………….,
en la ciudad de ………..; Carabinero.
Los testigos depondrán sobre el procedimiento de detención del imputado y lo ocurrido la noche de
los hechos de la presente acusación. Todos se encuentran domiciliados, para estos efectos, en la Unidad de
Policía (Carabineros), Comisaría / Subcomisaría, de la Prefectura ............., ubicada en ………… Nº
………, de la ciudad ............

******

b) Documentos:
1.- Extracto de filiación y antecedentes del acusado ………..
. 2.- Certificado de Gendarmería de ……., sobre la conducta del acusado, en la prisión.

******

149
c) Perito:
Como perito, depondrá don(ña) ………………….., de nacionalidad …….., estado civil ……, oficio
…….., Cédula de identidad Nº ………. de …………………., domiciliado en ……… Nº …., de la
comuna ………………. , en la ciudad de ……….. ; para
acreditar.................................................................................................................................

******

d) Otros Medios de Prueba:


- Informe Pericial de la Especialidad de ……., evacuado por la Unidad Integral Investigativa de
Carabineros de ……., recepcionado el día … de ……...... pasado.
- Fotografía sobre.........................................................................................

******

5. Pena solicitada:
El Ministerio Público solicita que de conformidad a los artículos 2, 3, 15 Nº 1, 18, 21, 30, 50, 68, 69,
436 inciso 1º del Código Penal, le sea aplicada al imputado ...................., en su calidad de
autor/cómplice/encubridor del delito de ............................, en grado de tentativa/consumado/frustrado, la
pena de ....... años y ...... día(s) de ............... en su grado ........., más las penas accesorias del artículo .....
del mismo cuerpo de leyes, y que se le condene al pago de las costas, según lo prescrito en los artículos 45
y siguientes del Código Procesal Penal.
Luego, el Sr. Juez ofreció la palabra a la víctima y querellante; y, por él, a su Abogado patrocinante
quien expresó que no hay duda alguna que el delito indicado se cometió por el imputado y querellado de
autos.
El Sr. Juez le da la palabra al acusado, por medio de su Abogado, exponer los argumentos de defensa
que considere necesarios; a saber, los siguientes:...........................................
.......................................................................................................................................................
Acto seguido, el acusado señala los medios de prueba cuyo examen en el juicio oral solicita; a saber,
los siguientes:
a)Testimonial:
1.- Don(ña) ………………….., de nacionalidad …….., estado civil ….......…, oficio ….........…..,
Cédula de identidad N° ................. de .............................., domiciliado en ................................ Nº …., de la
comuna ………..………., en la ciudad de ……...........…..;
2.- Don(ña) ......................................, de nacionalidad ................................., estado
civil .........................., oficio ....................., Cédula de identidad Nº ....... de .................., domiciliado
en ............................ Nº ........, de la comuna ........................., en la ciudad de ......................
Los testigos señalados deponen sobre los hechos ocurridos el día .... de ............ de 2..., relativos al
hecho punible, la participación del imputado y las circunstancias de su detención.

******

b) Documentos:
1.- Copia autorizada de escritura pública de fecha..............., sobre la siguiente
materia:........................................................................................................................................
2.- Certificado de Asistente Social otorgado por..........................................................
3.- Certificado de Salud, otorgado por el Servicio de Salud ..........................., ubicado
en ..................................................................................................................................

******

150
c) Perito:
Como perito, depone don(ña) ..................................., de nacionalidad .................., estado
civil ................................., oficio ..............................., Cédula de identidad Nº ........... de
…………………., domiciliado en ....................... Nº.........., de la comuna ..................., en la ciudad
de .......................; para acreditar..................................................

******

d) Otros Medios de Prueba:


........ fotografías sobre....................................................................
INCIDENTES Y EXCEPCIONES
En primer lugar, de acuerdo con lo dispuesto por el artículo 63 del Código Procesal Penal, el Juez de
Garantía suscrito procedió a resolver las solicitudes pendientes atinentes a los incidentes planteados, no
resueltos y las excepciones deducidas con ocasión de la interposición y contestación de la demanda.
VICIOS FORMALES
El Sr. Juez ordena por este acto y, en virtud de lo establecido en el artículo 270 del Código Procesal
Penal, subsanar, sin suspender la audiencia, la acusación del fiscal y la del querellante, así como la
demanda civil, ya que adolecen de los siguientes vicios formales, a saber:
a) La acusación del fiscal:...........................................................................................
b) La acusación del querellante:..................................................................................
c) La demanda civil:......................................................................................................
EXCEPCIONES DE PREVIO Y ESPECIAL PRONUNCIAMIENTO
El Sr. Juez abrió debate sobre las siguientes excepciones de previo y especial pronunciamiento
planteadas por el imputado; a saber las siguientes:
a) La de la letra b) del artículo 264 del Código Procesal Penal, esto es, litis pendencia, ya que existiría
entre las mismas partes otro juicio diverso, pero sobre la misma materia por los siguientes
argumentos:.......................................................
b) La de la letra c) del artículo 264 del Código Procesal Penal, esto es, cosa Juzgada por los
siguientes argumentos:...................................................................................
En cuanto a la primera excepción, el Sr. Juez la declara inadmisible por las siguientes
razones:..................................................................................................................................
En cuanto a la segunda excepción, el Sr. Juez dejará la resolución de la cuestión planteada para la
audiencia de juicio oral.
DEBATE SOBRE PRUEBAS OFRECIDAS
El Sr. Juez abrió debate acerca de las pruebas ofrecidas por las partes; a saber:
1) El Sr. Fiscal objeta los medios de prueba documentales presentados por el acusado y realiza las
siguientes observaciones y planteamientos; a saber los siguientes:.....................................
2) El querellante de autos objeta igualmente las pruebas documentales presentadas por el acusado y
solicita se rechacen por las siguientes razones:.....................................................
3) El Sr. Juez otorga la palabra al querellante quien señala que en conjunto con el acusado solicitan
que se dé por acreditado los siguientes hechos, que no podrán ser discutidos en el juicio oral; a saber los
siguientes:
a)..............................
b)..............................
c)..............................
CONCILIACION
El Sr. Juez llama al querellante y al imputado a conciliación sobre las acciones civiles que ha
deducido el primero y propone las siguientes bases de arreglo, en conformidad a los artículos 263 y 267
del Código de Procedimiento Civil; a saber:
a)................................
b)................................

151
c)................................
CONSIDERANDO:
1º Que el Sr. Fiscal ha solicitado que la causa pase inmediatamente a juicio oral.
2º.- Que, habiéndose acogido la solicitud, el Ministerio Público ha formulado su acusación y ofreció
pruebas en contra del imputado.
3º.- Que por su parte el querellante se ha adherido a la acusación del fiscal, en los siguientes
términos.......................................................................................................................
4º.- Que además se ha deducido demanda civil por don....................fundamentado en
que..........................................................................................................................................
De conformidad además con lo prevenido en el artículo 277 y 279 del Código Procesal Penal se
declara que este procedimiento deberá pasar a juicio oral.
RESUELVO:
Se acoge la solicitud de juicio inmediato y atento a lo dispuesto en el artículo 235 del Código
Procesal Penal se dicta el siguiente auto de apertura de juicio oral:
PRIMERO: El tribunal competente para conocer del juicio oral es el Tribunal del Juicio Oral en lo
penal con asiento en la ciudad de ........., que corresponda según la distribución de causa que determine su
Juez Presidente del Comité de Jueces;
SEGUNDO: La acusación que deberá ser objeto del juicio es la siguiente:
1.- El Ministerio Público formuló acusación en contra de ……….. en calidad de
autor/cómplice/encubridor del delito de .................... previsto en el artículo………. del Código Penal,
cometido el día .......de ............ del .........., aproximadamente a las ........ horas, en la ciudad de ................
en perjuicio de don.................. pues estima que la investigación proporciona fundamento serio para el
enjuiciamiento del imputado contra quien se formalizó la misma y, asimismo, estima que ha reunido
antecedentes suficientes para fundar su acusación en contra del acusado, quien en circunstancias
que..................
2.- Las correcciones formales de la acusación fueron las siguientes:
..........................................
..........................................
TERCERO: La demanda civil presentada por la víctima don ……… en contra del acusado ................,
domiciliado en ..............................., es la siguiente:
CUARTO: Los hechos que se dieron por acreditados según el Art. 275 del Código Procesal Penal,
esto es, las convenciones probatorias, fueron los siguientes:
a).................b)...................c).................d)..................
QUINTO: Las pruebas que deberán rendirse en el juicio oral son las siguientes:
1.- POR EL MINISTERIO PÚBLICO:
a)..............b)............c)...........d)...............e)............f)............
2.- POR LA DEFENSA:
a).............b)............c)............d)...............e)............f).............
SEXTO: Las personas que deberán ser citadas a la audiencia del juicio oral en calidad de testigos son:
1.- POR EL MINISTERIO PÚBLICO:
a).............b)...........c)............d)...............e)..............f)..................
2.- POR LA DEFENSA:
a).............b)...........c)............d)...............e)..............f)..................
Se hace presente que a los testigos indicados se les deben pagar anticipadamente los gastos de
traslado y habitación, que ascienden a $................ cada uno, que serán de cargo del Ministerio Público, en
tanto que a los testigos indicados se les deben pagar anticipadamente los gastos de traslado y habitación,
que ascienden a $................. cada uno, que serán de cargo del Fisco, por tratarse de una defensa penal
pública.
Se acoge la conciliación producida entre las partes respecto de las acciones civiles deducidas.
Remítase el auto de apertura que antecede en su oportunidad al tribunal competente.
Devuélvase a los intervinientes los documentos que han acompañado durante el procedimiento.

152
Déjese constancia en el Estado Diario.
Con lo que se puso término a la audiencia, firmando el acta respectiva los asistentes con el tribunal.
…………………………………….. (Nombre y Firma)
Sr. Juez de Garantía de la ciudad de ……………..
…………………………………….. (Nombre y Firma)
Fiscal Adjunto de la ciudad de ……………..
……………………………… …… (Nombre y Firma)
Querellante
…………………………… ……... (Nombre y Firma)
Abogado Querellante
…………………………… ……… (Nombre y Firma)
Imputado
…………………………… ……… (Nombre y Firma)
Abogado Defensor

******

NOTA 1: De acuerdo con lo señalado en el artículo 235 del Código Procesal Penal, el Juez podrá
suspender la audiencia y postergar esta resolución, otorgando al imputado un plazo no menor de 15 ni
mayor de 30 días, dependiendo de la naturaleza del delito, para plantear sus solicitudes de prueba.
NOTA 2: Artículo 235.- Juicio inmediato. En la audiencia de formalización de la investigación, el
fiscal podrá solicitar al juez que la causa pase directamente a juicio oral. Si el juez acogiere dicha
solicitud, en la misma audiencia el fiscal deberá formular verbalmente su acusación y ofrecer prueba.
También en la audiencia el querellante podrá adherirse a la acusación del fiscal o acusar particularmente y
deberá indicar las pruebas de que pensare valerse en el juicio. El imputado podrá realizar las alegaciones
que correspondieren y ofrecer, a su turno, prueba.
Al término de la audiencia, el juez dictará auto de apertura del juicio oral. No obstante, podrá
suspender la audiencia y postergar esta resolución, otorgando al imputado un plazo no menor de quince ni
mayor de treinta días, dependiendo de la naturaleza del delito, para plantear sus solicitudes de prueba.
Las resoluciones que el juez dictare en conformidad a lo dispuesto en este artículo no serán
susceptibles de recurso alguno.
Artículo 275.- Convenciones probatorias. Durante la audiencia, el fiscal, el querellante, si lo hubiere,
y el imputado podrán solicitar en conjunto al juez de garantía que dé por acreditados ciertos hechos, que
no podrán ser discutidos en el juicio oral. El juez de garantía podrá formular proposiciones a los
intervinientes sobre la materia.
Si la solicitud no mereciere reparos, por conformarse a las alegaciones que hubieren hecho los
intervinientes, el juez de garantía indicará en el auto de apertura del juicio oral los hechos que se dieren
por acreditados, a los cuales deberá estarse durante el juicio oral.
Artículo 277.- Auto de apertura del juicio oral. Al término de la audiencia, el juez de garantía dictará
el auto de apertura del juicio oral. Esta resolución deberá indicar:
a) El tribunal competente para conocer el juicio oral;
b) La o las acusaciones que deberán ser objeto del juicio y las correcciones formales que se hubieren
realizado en ellas;
c) La demanda civil;
d) Los hechos que se dieren por acreditados, en conformidad con lo dispuesto en el artículo 275;
e) Las pruebas que deberán rendirse en el juicio oral, de acuerdo a lo previsto en el artículo anterior, y
f) La individualización de quienes debieren ser citados a la audiencia del juicio oral, con mención de
los testigos a los que debiere pagarse anticipadamente sus gastos de traslado y habitación y los montos
respectivos.
El auto de apertura del juicio oral sólo será susceptible del recurso de apelación, cuando lo
interpusiere el Ministerio Público por la exclusión de pruebas decretada por el juez de garantía de acuerdo

153
a lo previsto en el inciso tercero del artículo precedente. Este recurso será concedido en ambos efectos. Lo
dispuesto en este inciso se entenderá sin perjuicio de la procedencia, en su caso, del recurso de nulidad en
contra de la sentencia definitiva que se dictare en el juicio oral, conforme a las reglas generales.
Artículo 279.- Devolución de los documentos de la investigación. El tribunal devolverá a los
intervinientes los documentos que hubieren acompañado durante el procedimiento.

******

Nº 478.- JUICIO. ORAL. AUDIENCIA. TRAMITACION. ESQUEMA


1.- CONSTITUCION TRIBUNAL:
Con fiscal, acusado, defensor y demás intervinientes.
Si falta:
Fiscal, no se inicia juicio (nulidad del juicio y de la sentencia, art.284) y sanciones por ausencia o
abandono injustificado (287).
Defensa, no se inicia juicio (nulidad de éste, art.286) y sanciones por la ausencia o el abandono
injustificado (art.287). No se suspende la audiencia; se llama, de inmediato, otro Abogado a quien se le
otorga un plazo para interiorizarse del caso.
Acusado: Debe ir a 1° audiencia (285). A siguientes, no es tan trascendente (283 inc. 2°).
Demás intervinientes: (querellante o apoderado) No suspende juicio ni se produce nulidad; sólo
abandono de la querella (288 y 120 c).
2.- VERIFICAR DISPONIBILIDAD:
De testigos, peritos, intérpretes y demás citados a audiencia (art. 325).
3.- DECLARAR INICIADO JUICIO (325 inc. 1°).
4.- PRESIDENTE DE LA SALA SEÑALA:
acusaciones objeto del juicio contenidas en auto apertura juicio oral (325 inc. 2°).
advierte al acusado de estar atento a todo lo que oirá en el juicio (325 inc. 2°).
dispone la salida de la Sala, de peritos y de testigos. Conviene decir, a éstos, además, que, antes de
declarar, no pueden comunicarse entre sí; ni ver, ni oír, ni ser informados de lo que ocurra en la audiencia
(329 inc. 6°).
5.- DAR LA PALABRA: El Presidente puede fijar tiempo igualitario para las partes (292)
fiscal: para que exponga su acusación (325 inc. 3°).
querellante: para que sostenga la acusación y la demanda civil interpuesta (325 inc. 3°).
indicar al acusado, de la posibilidad de ejercer su propia defensa, conforme lo dispuesto por el art. 8°,
formulando los planteamientos y alegaciones que considere oportunos. (326 inc. 1°).
defensor: para exponer argumentos en los que funde su defensa (326 inc. 2°).
acusado: para que, si lo desea, preste declaración. Declara libremente (326 inc. 3°).
Si declara, puede ser interrogado por:
el fiscal
el querellante
su Abogado Defensor
los Jueces (o Ministros), para aclarar los dichos. (326 inc.3°).
6.- ETAPA RECEPCION DE LAS PRUEBAS:
Se recibe, primero la ofrecida para acreditar hechos y las peticiones de la acusación y demanda civil;
y luego, la del acusado. Ellos mismos determinan el orden (328).
respecto de documentos: se leen y exhiben, indicando su origen. Pueden leerse resumidos; pero sólo
con autorización del tribunal y acuerdo de partes (333).
objetos constitutivos de evidencia: se exhiben y pueden ser examinados por las partes (333).
grabaciones, pruebas audiovisuales, computacionales y otros electrónicos: se reproducen en la
audiencia (333). Pueden reproducirse parcialmente con autorización del tribunal y acuerdo de partes (333).

154
testigos: identificación: nombres y apellidos, edad, lugar de nacimiento, estado, profesión u oficio,
domicilio (307).
Interroga, a los testigos, primero, quien los presenta; y, después, los otros intervinientes.
juramento o promesa de decir verdad:
“¿Jura o promete decir verdad sobre lo que se le va a preguntar, sin ocultar ni añadir nada de lo que
pudiere conducir al esclarecimiento de los hechos?” (306).
peritos: identificación: nombres y apellidos, edad, lugar de nacimiento, estado, profesión u oficio,
domicilio (307).
Declaran acerca del contenido y conclusiones de su informe (315 y 329 inc. 3°). Luego de ello, los
interrogan las partes, comenzando por quien ofreció la prueba (329 inc. 3°)
7.- ALEGATO FINAL: El Presidente da palabra, sucesivamente:
fiscal: Todos, para que expongan.
acusador particular: sus conclusiones (338)
defensor: sus argumentos
8.- REPLICA: Presidente, luego, da palabra a:
fiscal: Para replicar sobre las conclusiones
defensor: su razonamiento (338 inc. 2°)
9.- LA PALABRA AL ACUSADO:
Para que manifieste lo que estime conveniente (338 inc 3°).
10.- DECLARAR CERRADO EL DEBATE. (338 inc. final).
11.- DELIBERACION EN PRIVADO
12.- DECISION SOBRE ABSOLUCION O CONDENA
13.- PLAZO PARA REDACTAR LA SENTENCIA Y FIJACION DE DIA Y HORA PARA
LECTURA DE LA SENTENCIA

******

Nº 479.- JUICIO. PENAL. EXPLICACIÓN


Artículos 1° - 69 - 234 - 235 - 259 - 344 - 388 - 396 y 479
En el Libro Primero del nuevo código, el artículo 1º establece, como principio básico, que ninguna
persona puede ser condenada ni penada, ni sometida a alguna de las medidas de seguridad establecidas en
tal recopilación, sino que en virtud de una sentencia fundada, dictada por un tribunal imparcial. Toda
persona tiene derecho a un juicio previo, oral y público, desarrollado en conformidad con las normas de
este cuerpo legal.
La persona condenada, absuelta o sobreseída definitivamente por sentencia ejecutoriada, no podrá ser
sometida a un nuevo procedimiento penal por el mismo hecho.
El artículo 69, atinente a los sujetos procesales del juicio penal, del Título IV del Libro Primero, al
referir al Tribunal Penal -Ver Tribunales- define al Juez -Ver explicación Juez y Juez de Garantía- al
Tribunal Colegiado del Juicio Oral -misma explicación- y a las Cortes de Apelaciones y a la Corte
Suprema.

******

En el Libro Segundo, según el artículo 234, el Juez de Garantía, de oficio o a petición de parte, en la
audiencia de formalización de la investigación, puede fijar un plazo, para el cierre de la investigación.
El artículo siguiente determina que, en la misma audiencia de formalización de la investigación, el
Juez puede ordenar que la causa pase, directamente, a juicio oral, caso en el cual el Fiscal debe acusar de
inmediato.

155
En lo tocante a la acusación, el artículo 259, entre otras menciones, establece que, si el Fiscal desea
pedir, al Juez, que el juicio siga según el procedimiento simplificado, es la oportunidad de hacerlo.
En lo relativo al plazo de redacción de la sentencia del juicio oral (absolución o condena), el artículo
344 establece que, si no se ha determinado la pena, en caso de haber diferido la redacción de la sentencia,
si no se cumple en el plazo de hasta cinco días y no se ha fijado la fecha para la lectura de la sentencia, y
tampoco ello se ha cumplido, en el nuevo plazo de siete días, además de constituir una falta grave, se
declara nulo el juicio mismo, salvo que la sentencia sea absolutoria.
En el caso dicho, la reiteración expresada, constituye una nueva infracción, que es obligatorio
sancionarla.

******

En el Libro Tercero, sobre Recursos, no hay normas relativas al epígrafe.

******

En el Libro Cuarto del código, el artículo 388, atinente al “procedimiento simplificado” establece
cuándo procede esta clase de juicio.
El artículo 396, también relacionado con el procedimiento simplificado, establece cómo se realiza el
juicio.
Por último, el artículo 479, sobre la solicitud de revisión de una sentencia firme, petición que, ahora,
no es un “recurso”, establece que, si fuere necesario un nuevo juicio, si se comprueba la completa
inocencia de aquel que, antes, fue condenado, además de publicarse la sentencia, a costa del Fisco, se
deben devolver las multas, las costas y las indemnizaciones que se pagaron antes.

******

Nº 480.- JURAMENTO Y PROMESA. EXPLICACIÓN


Artículos 93 - 98 - 190 - 306 y 329 del Código Procesal Penal
En el Libro Primero, el artículo 93 relacionado con los derechos y las garantías del imputado en la
letra g), se establece la facultad del imputado de guardar silencio; o, en caso de consentir en prestar
declaración, el no hacerlo bajo juramento.
El artículo 98 del Código, sobre declaración del imputado como medio de defensa, éste tiene, durante
todo el procedimiento y en cualquiera de sus etapas, el derecho de prestar declaración, como un medio de
defenderse de la imputación que se le dirija.
La declaración judicial del imputado, se debe prestar en audiencia, a la cual pueden concurrir los
intervinientes en el proceso, quienes deben ser citados al efecto.
Tal declaración del imputado no podrá recibirse bajo juramento. El Juez, o, en su caso, el Juez
Presidente del Tribunal Colegiado, se debe limitar a exhortarlo a que diga la verdad y que responda con
claridad y precisión, las preguntas que se le formulen. Regirá, correspondientemente, lo dispuesto en el
artículo 326, que establece que, realizadas las exposiciones de los intervinientes al comienzo de la apertura
del juicio oral, se debe indicar, al acusado, que tiene la posibilidad de ejercer su defensa, según el artículo
8º.
Si, con ocasión de su declaración judicial, el imputado o su defensor solicitan la práctica de
diligencias de investigación, el Juez de Garantía puede recomendar al Ministerio Público, la realización de
las mismas, cuando lo considere necesario para el ejercicio de la defensa y el respeto del principio de
objetividad.
Si el imputado no sabe la lengua castellana o si es sordo o es mudo, se debe proceder a tomarle la
declaración, según el artículo 291 incisos 3º y 4º, a cuyo texto nos remitimos.

156
******

En el Libro Segundo, tres normas refieren el tema en estudio.


Los testigos, durante la investigación, están obligados a comparecer a la presencia del Fiscal salvo
aquellos exceptuados, únicamente, de comparecer, a que se refiere el artículo 300. El Fiscal no puede
exigir, del testigo, el juramento o la promesa previstos en el artículo 306. Artículo 190.
En el juicio oral, todo testigo, antes de comenzar su declaración, debe prestar juramento o promesa de
decir verdad sobre lo que se le pregunte, sin ocultar ni añadir nada, de lo que pueda conducir al
esclarecimiento de los hechos.
Está prohibido tomar juramento o promesa a los testigos menores de 18 años ni a aquéllos de quienes
el tribunal sospecha que pueden haber tomado parte en los hechos investigados. Se debe dejar constancia,
en el registro, de la omisión del juramento o promesa y de las causas de ello.
El tribunal, si lo estima necesario, instruye al testigo acerca del sentido del juramento o promesa y de
su obligación de ser veraz, así como de las penas con las cuales la ley castiga el delito de falso testimonio
en causa criminal.
Estas son las de los artículos 206 a 208 del Código de Castigos, a cuyos textos nos remitimos.
En todo caso, dejamos constancia que estas sanciones, con razón, son draconianas.
Por último, el artículo 329, relacionado con peritos y con testigos en el juicio oral, establece que el
Juez Presidente de la Sala, debe identificarlos y ordenar que presten juramento o promesa de decir verdad.

******

En los Libros Tercero y Cuarto no hay normas que se refieran al tema.

******

NOTA: Artículo 93.- Derechos y garantías del imputado. Todo imputado podrá hacer valer, hasta la
terminación del proceso, los derechos y garantías que le confieren las leyes.
En especial, tendrá derecho a:
a) Que se le informe de manera específica y clara acerca de los hechos que se le imputaren y los
derechos que le otorgan la Constitución y las leyes;
b) Ser asistido por un abogado desde los actos iniciales de la investigación;
c) Solicitar de los fiscales diligencias de investigación destinadas a desvirtuar las imputaciones que se
le formularen;
d) Solicitar directamente al juez que cite a una audiencia, a la cual podrá concurrir con su abogado o
sin él, con el fin de prestar declaración sobre los hechos materia de la investigación;
e) Solicitar que se active la investigación y conocer su contenido, salvo en los casos en que alguna
parte de ella hubiere sido declarada secreta y sólo por el tiempo que esa declaración se prolongare;
f) Solicitar el sobreseimiento definitivo de la causa y recurrir contra la resolución que lo rechazare;
g) Guardar silencio o, en caso de consentir en prestar declaración, a no hacerlo bajo juramento;
h) No ser sometido a tortura ni a otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, e
i) No ser juzgado en ausencia, sin perjuicio de las responsabilidades que para él derivaren de la
situación de rebeldía.
Artículo 98.- Declaración del imputado como medio de defensa. Durante todo el procedimiento y en
cualquiera de sus etapas el imputado tendrá siempre derecho a prestar declaración, como un medio de
defenderse de la imputación que se le dirigiere.
La declaración judicial del imputado se prestará en audiencia a la cual podrán concurrir los
intervinientes en el procedimiento, quienes deberán ser citados al efecto.
La declaración del imputado no podrá recibirse bajo juramento. El juez o, en su caso, el presidente
del tribunal, se limitará a exhortarlo a que diga la verdad y a que responda con claridad y precisión las
preguntas que se le formularen. Regirá, correspondientemente, lo dispuesto en el artículo 326.

157
Si con ocasión de su declaración judicial, el imputado o su defensor solicitaren la práctica de
diligencias de investigación, el juez podrá recomendar al Ministerio Público la realización de las mismas,
cuando lo considerare necesario para el ejercicio de la defensa y el respeto del principio de objetividad.
Si el imputado no supiere la lengua castellana o si fuere sordo o mudo, se procederá a tomarle
declaración de conformidad al artículo 291, incisos tercero y cuarto.
Artículo 306.- Juramento o promesa. Todo testigo, antes de comenzar su declaración, prestará
juramento o promesa de decir verdad sobre lo que se le preguntare, sin ocultar ni añadir nada de lo que
pudiere conducir al esclarecimiento de los hechos.
No se tomará juramento o promesa a los testigos menores de dieciocho años, ni a aquellos de quienes
el tribunal sospechare que pudieren haber tomado parte en los hechos investigados. Se hará constar en el
registro la omisión del juramento o promesa y las causas de ello.
El tribunal, si lo estimare necesario, instruirá al testigo acerca del sentido del juramento o promesa y
de su obligación de ser veraz, así como de las penas con las cuales la ley castiga el delito de falso
testimonio en causa criminal.
Artículo 306.- Juramento o promesa. Todo testigo, antes de comenzar su declaración, prestará
juramento o promesa de decir verdad sobre lo que se le preguntare, sin ocultar ni añadir nada de lo que
pudiere conducir al esclarecimiento de los hechos.
No se tomará juramento o promesa a los testigos menores de dieciocho años, ni a aquellos de quienes
el tribunal sospechare que pudieren haber tomado parte en los hechos investigados. Se hará constar en el
registro la omisión del juramento o promesa y las causas de ello.
El tribunal, si lo estimare necesario, instruirá al testigo acerca del sentido del juramento o promesa y
de su obligación de ser veraz, así como de las penas con las cuales la ley castiga el delito de falso
testimonio en causa criminal.
Artículo 190.- Testigos ante el Ministerio Público. Durante la etapa de investigación, los testigos
citados por el fiscal estarán obligados a comparecer a su presencia y prestar declaración ante el mismo,
salvo aquellos exceptuados únicamente de comparecer a que se refiere el artículo 300. El fiscal no podrá
exigir del testigo el juramento o promesa previstos en el artículo 306.
Si el testigo citado no compareciere sin justa causa o, compareciendo, se negare injustificadamente a
declarar, se le impondrán, respectivamente, las medidas de apremio previstas en el inciso primero y las
sanciones contempladas en el inciso segundo del artículo 299.
Tratándose de testigos que fueren empleados públicos o de una empresa del Estado, el organismo
público o la empresa respectiva adoptará las medidas correspondientes, las que serán de su cargo si
irrogaren gastos, para facilitar la comparecencia del testigo, sea que se encontrare en el país o en el
extranjero.

******

Nº 481.- JURAMENTO. PROCEDIMIENTO. EXPLICACIÓN


Se aprobó la Ley 19.786 (enero 2002) que permite notificaciones judiciales en los recintos penales a
personas privadas de libertad, evitando los masivos traslados a tribunales.

******

NOTA 1: Artículo 98.- Declaración del imputado como medio de defensa. Durante todo el
procedimiento y en cualquiera de sus etapas el imputado tendrá siempre derecho a prestar declaración,
como un medio de defenderse de la imputación que se le dirigiere.
La declaración judicial del imputado se prestará en audiencia a la cual podrán concurrir los
intervinientes en el procedimiento, quienes deberán ser citados al efecto.

158
La declaración del imputado no podrá recibirse bajo juramento. El juez o, en su caso, el presidente
del tribunal, se limitará a exhortarlo a que diga la verdad y a que responda con claridad y precisión las
preguntas que se le formularen. Regirá, correspondientemente, lo dispuesto en el artículo 326.
Si con ocasión de su declaración judicial, el imputado o su defensor solicitaren la práctica de
diligencias de investigación, el juez podrá recomendar al Ministerio Público la realización de las mismas,
cuando lo considerare necesario para el ejercicio de la defensa y el respeto del principio de objetividad.
Si el imputado no supiere la lengua castellana o si fuere sordo o mudo, se procederá a tomarle
declaración de conformidad al artículo 291, incisos tercero y cuarto.
Artículo 306.- Juramento o promesa. Todo testigo, antes de comenzar su declaración, prestará
juramento o promesa de decir verdad sobre lo que se le preguntare, sin ocultar ni añadir nada de lo que
pudiere conducir al esclarecimiento de los hechos.
No se tomará juramento o promesa a los testigos menores de dieciocho años, ni a aquellos de quienes
el tribunal sospechare que pudieren haber tomado parte en los hechos investigados. Se hará constar en el
registro la omisión del juramento o promesa y las causas de ello.
El tribunal, si lo estimare necesario, instruirá al testigo acerca del sentido del juramento o promesa y
de su obligación de ser veraz, así como de las penas con las cuales la ley castiga el delito de falso
testimonio en causa criminal.
NOTA 2: Código Orgánico de Tribunales, Art. 471. Los auxiliares de la Administración de Justicia
antes de desempeñar sus cargos prestarán juramento al tenor de la fórmula siguiente “¿Juráis por Dios
Nuestro Señor y por estos Santos Evangelios que guardaréis la Constitución y las leyes de la República y
que desempeñaréis fielmente las funciones de vuestro cargo ?”
El interrogado responderá: “Sí, juro”, y el magistrado que le tome el juramento añadirá: “Si así lo
hiciereis Dios os ayude; y si no, os lo demande”.
Los fiscales judiciales, relatores y secretarios de Corte, prestarán juramento ante el presidente del
tribunal del que formen parte.
Los otros funcionarios auxiliares lo harán ante el juez respectivo. Si el tribunal estuviere acéfalo lo
prestarán ante el intendente o gobernador. La autoridad administrativa que haya recibido el juramento dará
lo más pronto posible el respectivo aviso a la que le habría correspondido intervenir en la diligencia,
remitiéndole lo obrado.
Código Penal, 7. Del falso testimonio y del perjurio
Artículo 206. El que en causa criminal diere falso testimonio a favor del procesado, será castigado
con la pena de presidio menor en su grado máximo y multa de dieciséis a veinte unidades tributarias
mensuales, si la causa fuere por crimen; con presidio menor en su grado medio y multa de once a quince
unidades tributarias mensuales, si fuere por simple delito, y con presidio menor en su grado mínimo y
multa de seis a diez unidades tributarias mensuales, cuando fuere por falta.
Artículo 207. El que diere falso testimonio en contra del procesado, sufrirá las penas de presidio
mayor en su grado mínimo y multa de veintiuna a veinticinco unidades tributarias mensuales, si la causa
fuere por crimen; de presidio menor en su grado máximo y multa de once a veinte unidades tributarias
mensuales, si fuere por simple delito, y de presidio menor en su grado medio y multa de seis a diez
unidades tributarias mensuales e inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y por el tiempo
de la condena para cargos y oficios públicos, cuando fuere por falta.
Artículo 208. Si en virtud del falso testimonio se hubiere impuesto al acusado una pena
respectivamente mayor que las determinadas en el artículo precedente, se aplicará la misma al testigo
falso; salvo el caso de ser la de muerte, que se reemplazará por el presidio perpetuo.
Artículo 209. El falso testimonio en causa civil, será castigado con presidio menor en su grado medio
y multa de once a veinte unidades tributarias mensuales.
Si el valor de la demanda no excediere de cuatro unidades tributarias mensuales, las penas serán
presidio menor en su grado mínimo y multa de seis a diez unidades tributarias mensuales.
Artículo 210. El que ante la autoridad o sus agentes perjurare o diere falso testimonio en materia que
no sea contenciosa, sufrirá las penas de presidio menor en sus grados mínimo a medio y multa de seis a
diez unidades tributarias mensuales.

159
En igual pena incurrirá el denunciante que perjurare sobre la preexistencia de la especie hurtada o
robada, en la declaración que preste con arreglo a lo establecido en el artículo 83 del Código de
Procedimiento Penal.
Artículo 211. La acusación o denuncia que hubiere sido declarada calumniosa por sentencia
ejecutoriada, será castigada con presidio menor en su grado máximo y multa de dieciséis a veinte unidades
tributarias mensuales, cuando versare sobre un crimen, con presidio menor en su grado medio y multa de
once a quince unidades tributarias mensuales, si fuere sobre simple delito, y con presidio menor en su
grado mínimo y multa de seis a diez unidades tributarias mensuales, si se tratare de una falta.
Artículo 212. El que a sabiendas presentare en juicio criminal o civil testigos o documentos falsos,
será castigado como procesado de falso testimonio.
Artículo 269 bis. El que se rehusare a proporcionar a los tribunales de justicia antecedentes que
conozca o que obren en su poder y que permitan establecer la existencia de un delito o la participación
punible en él, o que, con posterioridad a su descubrimiento, destruya, oculte o inutilice el cuerpo, los
efectos o instrumentos de un crimen o simple delito, será sancionado con la pena señalada para el
respectivo crimen o simple delito, rebajada en dos grados.

******

Nº 482.- JUZGADOS DE GARANTIA. DE NORTE A SUR. LISTADO


Los Juzgados de Garantía del país, están conformados por uno o más jueces con competencia en el
mismo territorio jurisdiccional, que actúan y resuelven unipersonalmente, salvo los asuntos que
corresponden al Tribunal del Juicio Oral respectivo. La competencia de ésos está enumerada en el artículo
14 del Código Orgánico de Tribunales.
El número de Jueces de Garantía del país, es de 400.
PRIMERA REGION DE TARAPACA (10 Jueces)
CAPITAL: Nº JUECES CON COMPETENCIA SOBRE LAS
SIGUIENTES COMUNAS:
ARICA Cinco General Lagos, Putre, Arica y Camarones
IQUIQUE Cinco con competencia sobre la misma comuna

******

SEGUNDA REGION DE ANTOFAGASTA (11 Jueces)


TOCOPILLA Uno con competencia sobre la misma comuna
CALAMA Tres Calama, Ollagüe y San Pedro de Atacama
ANTOFAGASTA Siete Mejillones, Sierra Gorda y Antofagasta

******

TERCERA REGION DE ATACAMA (7 Jueces)


DIEGO DE Uno con competencia sobre la misma comuna
ALMAGRO
COPIAPO Cuatro Copiapó y Tierra Amarilla
VALLENAR Dos Vallenar y Alto del Carmen

******

CUARTA REGION DE COQUIMBO (10 Jueces)


LA SERENA Tres La Serena y La Higuera
VICUÑA Uno Vicuña y Paihuano

160
COQUIMBO Tres con competencia sobre la misma comuna
OVALLE Dos Ovalle, Río Hurtado, Punitaqui y Monte Patria
ILLAPEL Uno Illapel y Salamanca

******

QUINTA REGION DE VALPARAISO (31 Jueces).


LA LIGUA Uno La Ligua, Cabildo, Papudo y Zapallar
LA CALERA Dos Nogales, La Calera, La Cruz e Hijuelas
SAN FELIPE Dos San Felipe, Catemu, Santa María, Panque-
hue y Llay-Llay
LOS ANDES Dos San Esteban, Rinconada, Calle Larga y Los Andes
QUILLOTA Dos con competencia sobre la misma comuna
LIMACHE Uno Limache y Olmué
VIÑA DEL MAR Seis Viña del Mar y Concón
VALPARAISO Seis Valparaíso y Juan Fernández
QUILPUE Dos con competencia sobre la misma comuna
VILLA ALEMANA Dos con competencia sobre la misma comuna
CASABLANCA Uno con competencia sobre la misma comuna
SAN ANTONIO Cuatro Algarrobo, El Quisco, El Tabo, Cartagena, San Antonio y Sto. Domingo

******

SEXTA REGION DEL LIBERTADOR GENERAL BERNARDO O’HIGGINS (12 Jueces)


GRANEROS Uno ostazal, Graneros y Codigua
RANCAGUA Seis Rancagua, Machalí, Doñihue, Coínco y Olivar
SAN VICENTE Uno Coltauco, Pichidegua y San Vicente
RENGO Dos Requínoa, Quinta de Tilcoco, Malloa y Rengo
SAN FERNANDO Uno San Fernando, Placilla y Chimbarongo
SANTA CRUZ Uno Santa Cruz, Nancagua, Lolol y Chépica

******

SEPTIMA REGION DEL MAULE (17 Jueces)


CURICO Cuatro Reno, Rauco, Curicó, Romeral y Sagrada Familia
MOLINA Uno con competencia sobre la misma comuna
CONSTITUCION Dos Constitución y Empedrado
TALCA Cuatro Río Claro, Pencahue, Talca, Pelarco, San Clemente, Maule y S. Rafael
SAN JAVIER Uno San Javier y Villa Alegre
CAUQUENES Uno con competencia sobre la misma comuna
LINARES Tres Coltauco, Yerbas Buenas, Linares y Longaví
PARRAL Uno Parral y Retiro

******

OCTAVA REGION DEL BIO BIO (30 Jueces)


SAN CARLOS Uno San Carlos, Ñiquén y San Fabián
CHILLAN Cuatro San Nicolás, Chillán, Coihueco, Pinto y Chillán Viejo
YUNGAY Uno El Carmen, Pemuco, Yungay y Tucapel
TOME Uno con competencia sobre la misma comuna
TALCAHUANO Cuatro con competencia sobre la misma comuna

161
CONCEPCION Siete Penco y Concepción
SAN PEDRO DE Tres con competencia sobre la misma comuna
LA PAZ
CHIGUAYANTE Dos Chiguayante y Hualqui
CORONEL Uno con competencia sobre la misma comuna
LOS ANGELES Cuatro Los Angeles, Quilleco y Antuco
ARAUCO Uno con competencia sobre la misma comuna
CAÑETE Uno Cañete, Contulmo y Tirúa

******

NOVENA REGION DE LA ARAUCANIA (14 Jueces)


ANGOL Uno Angol y Renaico
VICTORIA Uno Nueva Imperial y Teodoro Schmidt
TEMUCO Seis Temuco, Vilcún, Melipeuco, Cunco y
Padre Las Casas
LAUTARO Uno Galvarino, Perquenco y Lautaro
PITRUFQUEN Dos Freire, Pitrufquén y Gorbea
LONCOCHE Uno con competencia sobre la misma comuna
VILLARRICA Dos con competencia sobre la misma comuna

******

DECIMA REGION DE LOS LAGOS (17 jueces)


MARIQUINA Uno Mariquina y Lanco
VALDIVIA Tres Valdivia y Corral
LOS LAGOS Uno Máfil, Los Lagos y Futrono
OSORNO Cuatro San Juan de la Costa, San Pablo, Osorno y Puyehue
RIO NEGRO Uno Río Negro, Puerto Octay y Purranque
PUERTO VARAS Uno Fresia, Frutillar, Puerto Varas y Llanquihue
PUERTO MONTT Cuatro Puerto Montt y Cochamó
ANCUD Uno Ancud y Quemchi
CASTRO Uno Dalcahue, Castro, Chonchi, Puqueldón y Queilén

******

UNDECIMA REGION DE AISEN DEL GENERAL CARLOS IBAÑEZ DEL CAMPO (2 Jueces)
COIHAIQUE Dos Coyhaique y Río Ibáñez

******

DUODECIMA REGION DE MAGALLANES Y LA ANTARTICA CHILENA (4 Jueces)


PUNTA ARENAS Cuatro Laguna Blanca, San Gregorio, Río Verde, Punta Arenas, Ambarino y
Antártica.

******

REGION METROPOLITANA DE SANTIAGO


COLINA Cuatro Til Til, Colina y Lampa
PUENTE ALTO Siete Puente Alto, San José de Maipú y Pirque
SAN BERNARDO Diez San Bernardo, Calera de Tango, Buin y Paine

162
MELIPILLA Tres Melipilla, San Pedro y Alhué
TALAGANTE Siete Talagante, El Monte, Isla de Maipo, Peñaflor y Padre Hurtado
CURACAVI Dos Curacaví y María Pinto

******

NOTA: Ver: Juzgados de Garantía. Alfabéticamente. Listado, en la que se indican cuántos tribunales
hay por Regiones y el total.
Hay una localidad llamada San Pedro, en Melipilla, Región Metropolitana; y otra, San Pedro de la
Paz, en Concepción, 8ª Región.

******

Nº 483.- JUZGADOS DE GARANTIA. SANTIAGO. ALFABETICO. LISTADO


TERRITORIO JUZGADO
Cerrillos Noveno
Cerro Navia Quinto
Conchalí Segundo
El Bosque Undécimo
Estación Central Sexto
Huechuraba Segundo
Independencia Tercero
La Cisterna Undécimo
La Florida Decimocuarto
La Granja Duodécimo
La Pintana Decimoquinto
La Reina Cuarto
Las Condes Cuarto
Lo Barnechea Cuarto
Lo Espejo Décimo
Lo Prado Quinto
Macul Decimotercero
Maipú Noveno
Ñuñoa Octavo
Pedro Aguirre Cerda Décimo
Peñalolén Decimotercero
Providencia Octavo
Pudahuel Primero
Quilicura Segundo
Quinta Normal Sexto
Recoleta Tercero
Renca Segundo
San Joaquín Duodécimo
San Miguel Undécimo
San Ramón Decimoquinto
Santiago Séptimo
Vitacura Cuarto

******

163
Nº 483.- JUZGADOS DE GARANTIA. SANTIAGO. ALFABETICO. LISTADO
TERRITORIO JUZGADO
Cerrillos Noveno
Cerro Navia Quinto
Conchalí Segundo
El Bosque Undécimo
Estación Central Sexto
Huechuraba Segundo
Independencia Tercero
La Cisterna Undécimo
La Florida Decimocuarto
La Granja Duodécimo
La Pintana Decimoquinto
La Reina Cuarto
Las Condes Cuarto
Lo Barnechea Cuarto
Lo Espejo Décimo
Lo Prado Quinto
Macul Decimotercero
Maipú Noveno
Ñuñoa Octavo
Pedro Aguirre Cerda Décimo
Peñalolén Decimotercero
Providencia Octavo
Pudahuel Primero
Quilicura Segundo
Quinta Normal Sexto
Recoleta Tercero
Renca Segundo
San Joaquín Duodécimo
San Miguel Undécimo
San Ramón Decimoquinto
Santiago Séptimo
Vitacura Cuarto

******

Nº 484.- JUZGADOS DE GARANTIA. SANTIAGO. TERRITORIAL. LISTADO


JUZGADO JUECES DE LAS SIGUIENTES COMUNAS
Primero Seis Pudahuel
Segundo Quince Quilicura, Huechuraba, Renca y Conchalí
Tercero Ocho Independencia y Recoleta
Cuarto Dieciséis Lo Barnechea, Vitacura, Las Condes y La Reina
Quinto Diez Cerro Navia y Lo Prado
Sexto Ocho Estación Central y Quinta Normal
Séptimo Ocho Santiago
Octavo Nueve Providencia y Ñuñoa
Noveno Dieciséis Maipú y Cerrillos
Décimo Cinco Lo Espejo y Pedro Aguirre Cerca

164
Undécimo Ocho San Miguel, La Cisterna y El Bosque
Duodécimo Seis San Joaquín y La Granja
Decimotercero Doce Macul y Peñalolén
Decimocuarto Quince La Florida
Decimoquinto Ocho San Ramón y La Pintana

******

Nº 485.- JUZGADOS DE GARANTIA. DEL PAIS. ALFABETICAMENTE. LISTADO


En la primera línea, aparecen, en orden alfabético, las comunas del país. Cuando aparecen con un
número entre paréntesis, indica cuántos tribunales hay en determinada provincia o comuna.
En la segunda, a cuál territorio corresponde la localidad respectiva.
En la tercera (de la derecha), la Región respectiva, con su número de orden y su nombre.
Al final, cuántos tribunales de Garantía existen en Regiones; y la suma.
Los Juzgados de Garantía de Santiago, que son quince, tienen dos Listados: el uno, de norte a sur; y
el otro, alfabético.

******

Síntesis: Primera Región 10 Jueces


Segunda Región 11
Tercera Región 7
Cuarta Región 10
Quinta Región 31
Sexta Región 12
Séptima Región 17
Octava Región 30
Novena Región 14
Décima Región 17
Undécima Región 2
Duodécima Región 4
Región Metropolitana 33
Total del país 198 Jueces

******

Nº 486.- JUZGADOS MILITARES Y FISCALES MILITARES. TERRITORIO. D. S. Nº 64.


TEXTO

DECRETO SUPREMO Nº 64
Ministerio de Defensa Nacional
Subsecretaría de Guerra
ESTABLECE TERRITORIO JURISDICCIONAL A JUZGADOS MILITARES Y
FISCALIAS MILITARES LETRADAS DEPENDIENTES
(Publicado en el Diario Oficial de 16 de mayo de 1981)
Núm. 64.- Santiago, 23 de abril de 1981.- Con esta fecha se ha decretado lo que sigue: Visto:

165
a) Lo dispuesto en el Decreto Supremo (G) Nº 536, de 8 de junio de 1977, que fijó territorios
jurisdiccionales a los Juzgados Militares y creó el Séptimo Juzgado Militar;
b) Lo dispuesto en el Decreto Reservado Nº 535, de 8 de junio de 1977, que asignó zonas
jurisdiccionales a las Divisiones de Ejército;
c) Lo establecido en los artículos 15, 16, 26 y 35 del Código de Justicia Militar y las modificaciones
introducidas a los artículos 16 y 26 de dicho cuerpo legal, por el Decreto Ley Nº 3.425, de 4 de junio de
1980;
d) Lo estatuido por los Decretos Leyes Nºs. 2.867 y 2.868, de 26 de octubre de 1979, y 3.260, de 1º
de abril de 1980, que fijan la nueva División Político-Administrativa del país;
e) La facultad que me confiere el número 8 del artículo 32 de la Constitución Política de la
República;
f) Lo propuesto por el Vicecomandante en Jefe del Ejército en Memorándum Nº 6.030/2, de 24 de
marzo de 1981, que se adjunta,

DECRETO:

1. Establécese que los Juzgados Militares de la República y sus respectivos Fiscales Letrados, tendrán
el territorio jurisdiccional que más adelante se indica:
a) Sexto Juzgado Militar, con asiento en la ciudad de Arica:
Le corresponderá el territorio que comprende la I Región del país, y dependerán de él los siguientes
Fiscales Letrados:
Fiscal Letrado de Arica; con jurisdicción sobre las provincias de Arica y Parinacota.
Fiscal Letrado de Iquique; con jurisdicción sobre la provincia de Iquique.
b) Primer Juzgado Militar, con asiento en la Capital Regional Antofagasta:
Le corresponderá el territorio que comprende la II y III Regiones del país, y dependerán de él los
siguientes Fiscales Letrados:
Fiscal Letrado de Calama; con jurisdicción sobre la provincia de El Loa.
Fiscal Letrado de Antofagasta; con jurisdicción sobre las provincias de Antofagasta y Tocopilla.
Fiscal Letrado de Copiapó; con jurisdicción sobre las provincias de Chañaral, Copiapó y Huasco.
c) Segundo Juzgado Militar, con asiento en la Capital Regional Santiago:
Le corresponderá el territorio que comprende la IV, V y VI Regiones y Región Metropolitana del
país, y dependerán de él los siguientes Fiscales Letrados:
Fiscal Letrado de La Serena; con jurisdicción sobre las provincias de Elqui, Limarí y Choapa.
Fiscal Letrado de San Felipe; con jurisdicción sobre las provincias de Petorca, Los Andes y San
Felipe de Aconcagua.
Fiscal Letrado de Valparaíso; con jurisdicción sobre las provincias de Valparaíso, Quillota, San
Antonio e Isla de Pascua.
Fiscales Letrados de Santiago; existirán seis Fiscales Letrados en la Región Metropolitana del país,
con jurisdicción común sobre las provincias de Chacabuco, Talagante, Melipilla, Cordillera, Maipo y
Santiago.
Fiscal Letrado de San Fernando; con jurisdicción sobre las provincias de Cachapoal, Colchagua y
Cardenal Caro.
d) Tercer Juzgado Militar, con asiento en la Capital Regional Concepción:
Le corresponderá el territorio que comprende la VII y VIII Regiones del país, y dependerán de él los
siguientes Fiscales Letrados:
Fiscal Letrado de Talca; con jurisdicción sobre las provincias de Curicó, Talca, Linares y Cauquenes.
Fiscal Letrado de Chillán; con jurisdicción sobre la provincia de Ñuble y Bío Bío.
Fiscales Letrados de Concepción; existirán dos Fiscales letrados con jurisdicción común sobre las
provincias de Concepción y Arauco.
e) Cuarto Juzgado Militar, con asiento en la Capital Provincial Valdivia:

166
Le corresponderá el territorio que comprende la IX y X Regiones del país, exceptuando de esta última
la provincia de Palena, y dependerán de él los siguientes Fiscales Letrados:
Fiscal Letrado de Angol; con jurisdicción sobre la provincia de Malleco.
Fiscal Letrado de Temuco; con jurisdicción sobre la provincia de Cautín.
Fiscal Letrado de Valdivia; con jurisdicción sobre la provincia de Valdivia.
Fiscal Letrado de Osorno; con jurisdicción sobre la provincia de Osorno.
Fiscal Letrado de Puerto Montt; con jurisdicción sobre las provincias de Llanquihue y Chiloé.
f) Séptimo Juzgado Militar, con asiento en la Capital Regional Coyhaique:
Le corresponderá el territorio que comprende la provincia de Palena, de la X Región del país, y el
territorio que comprende la XI Región del país, y dependerá de él el Fiscal Letrado de Coyhaique; con
jurisdicción sobre las provincias de Palena, Coyhaique, Aysén, General Carrera y Capitán Prat.
g) Quinto Juzgado Militar, con asiento en la Capital Regional Punta Arenas:
Le corresponderá el territorio que comprende la XII Región del país, y dependerá de él el Fiscal
Letrado de Punta Arenas; con jurisdicción sobre las provincias de Ultima Esperanza, Magallanes, Tierra
del Fuego y Antártica Chilena.
2. Sin perjuicio de lo señalado precedentemente, se faculta a los Jueces Militares para que dentro de
su jurisdicción y en cumplimiento del artículo 27 del Código de Justicia Militar, establezcan divisiones
territoriales distintas a las señaladas para los Fiscales Letrados por este decreto supremo, a fin de asignar
territorios jurisdiccionales a Fiscales no Letrados.
De los nombramientos y asignación de territorio jurisdiccional a Fiscales no Letrados que realicen las
autoridades señaladas en el inciso anterior, se deberán remitir copias del respectivo decreto económico, a
la Iltma. Corte Marcial del Ejército, Auditoría General del Ejército y en general a todas aquellas
autoridades y entidades que, por la naturaleza de sus funciones, deban tener conocimiento de dicho
decreto, y al Instituto Geográfico Militar para su inserción en el Boletín Oficial de la Institución.
3. En los casos que se altere la jurisdicción del Tribunal Militar, por aplicación del presente decreto
supremo, aquellas Fiscalías en que a la fecha de vigencia de este decreto supremo se encuentren radicados
asuntos en conformidad a la anterior jurisdicción, continuarán su conocimiento y tramitación hasta la
terminación del mismo por sentencia ejecutoriada. Sin embargo, de los asuntos radicados en la suprimida
Fiscalía Letrada de Quillota, será competente para proseguir su conocimiento y tramitación la Fiscalía
Militar Letrada de Valparaíso y de los asuntos radicados en la suprimida Fiscalía Letrada de Rancagua
corresponderá dicha competencia a la Fiscalía Letrada de San Fernando. De los asuntos radicados en las
suprimidas Fiscalías Letradas de Curicó y Linares, será competente para proseguir su conocimiento y
tramitación la Fiscalía Militar Letrada de Talca. De los asuntos radicados en la suprimida Fiscalía Letrada
de Los Ángeles, será competente para proseguir su conocimiento y tramitación la Fiscalía Militar Letrada
de Chillán.
4. Derógase toda disposición contraria al presente decreto supremo.
Anótese, tómese razón, publíquese en el Diario Oficial e insértese en los Boletines Oficiales del
Ejército, Armada, Fuerza Aérea, Carabineros de Chile e Investigaciones.- AUGUSTO PINOCHET
UGARTE, General de Ejército, Presidente de la República.- Carlos Forestier Haensgen, Teniente General,
Ministro de Defensa Nacional.

******

Nº 487.- JURISPRUDENCIA Y CAMBIO DE DOCTRINA. NULIDAD. CORTE SUPREMA.


EXPLICACIÓN
Artículos 378 y 383
En relación con el recurso de nulidad, a cuya explicación nos remitimos, el artículo 378 del Código,
determina, como requisitos del escrito de interposición, que se consignen los fundamentos del mismo y las
peticiones concretas que se someten al fallo del tribunal.

167
El recurso puede fundarse en varias causales, caso en el cual se debe indicar si se invocan conjunta o
subsidiariamente. Cada “motivo” de nulidad debe ser fundado separadamente.
El último inciso de esta norma determina que, cuando el recurso se funda en la causal prevista en el
artículo 373 letra b): o sea, cuando la audiencia del juicio oral hubiere tenido lugar en ausencia de alguna
de las personas cuya presencia continuada se exige, bajo sanción de nulidad, en los artículos 284 y 286,
por aplicación del artículo 373, su conocimiento corresponde a la Corte Suprema, el recurrente deberá,
además indicar, en forma precisa, cuáles son los fallos en que se hubiere sostenido las distintas
interpretaciones que invoca, y además, acompañar copia de las sentencias o de las publicaciones que se
hubieren efectuado y el texto íntegro de las mismas.
Dicho en otras palabras, el fundamento del recurso consiste en dar valor a la jurisprudencia y
determina la ley que, por tratarse de un caso en el cual ha habido jurisprudencia contradictoria con la
sentencia, se deben agregar los fallos contrarios a ésta, para mantener la jurisprudencia.
Asimismo, si se trata de cambiar la jurisprudencia regular de un asunto se deben dar las razones por
las cuales se pretende que otra sea la doctrina del tribunal superior, situación que es parecida a la de la
Corte Suprema de Francia y, en alguna medida, similar al sistema del Common Law, de Inglaterra y de los
Estados Unidos, en este aspecto.
El artículo 383 del Código, relacionado con la admisibilidad del recurso de nulidad, en el tribunal ad
quem, en el caso que acabamos de exponer, la Corte Suprema puede estimar que no existen distintas
interpretaciones sobre la materia de derecho objeto del mismo o que, existiendo diferencia, no fueren
determinantes para la decisión de la causa.

******

Nº 488.- LABORATORIO DE CARABINEROS. LABOCAR. EXPLICACIÓN


La función investigativa ha debido ser potenciada, estructurándose a nivel de cada una de las
Comisarías territoriales las Secciones de Investigación Policial (S.I.P.). Es con este personal con quien
preferentemente se relacionará el Ministerio Público, sin perjuicio de la posibilidad de requerir la
intervención de los demás organismos especializados de Carabineros, tales como el Laboratorio de
Criminalística (LABOCAR), el Departamento Drogas (O.S.7.), el Departamento de Investigación Policial
(S.I.P.), el Departamento Encargo y Búsqueda de Vehículos (D.E.B.V.), la Sección Investigación
Accidentes de Tránsito (S.I.A.T.), y el Grupo Operaciones Policiales Especiales (G.O.P.E.), cuando la
naturaleza o complejidad del caso así lo exijan.
En tal sentido, el Laboratorio de Criminalística (LABOCAR) es un organismo pericial de apoyo a los
Tribunales de Justicia, que realiza el trabajo científico necesario para la investigación policial. Efectúa
peritajes criminalísticos a partir de las pruebas científicas que se aplican a las evidencias obtenidas en el
sitio del suceso.

******

Nº 489.- LABORATORIO DE POLICIA TECNICA SERVICIO DE INVESTIGACIONES.


LACRIM. EXPLICACIÓN
En este nuevo sistema de justicia penal, la Policía sin descuidar el trabajo operativo, ha debido asumir
nuevas funciones como son controlar el cumplimiento de las medidas cautelares personales o de las
suspensiones condicionales del procedimiento, el traslado de detenidos o evidencias a regiones extremas
del país, la permanencia ininterrumpida de oficiales policiales y de peritos en las audiencias o en el juicio
oral, etc., lo que, indudablemente, significa una carga laboral adicional para su personal.
Sin embargo, las necesidades no sólo se agotan en el aumento de personal, sino que adquiere gran
importancia el proyecto para la construcción de un Edificio Científico Técnico para la Policía de
Investigaciones de Chile, que albergue al Laboratorio de Criminalística Central, ya que con la entrada en

168
vigencia de la Reforma Procesal Penal en la Región Metropolitana se espera un explosivo aumento en la
solicitud de peritajes.
Respecto a los recursos obtenidos por esta institución para enfrentar este nuevo sistema de
administración de justicia, si bien son insuficientes debido a la magnitud del impacto que ha significado la
reforma, han permitido crear e implementar los Laboratorios de Criminalística de Antofagasta, Copiapó,
Talca y Coyhaique, y potenciar los ya existentes en Iquique, La Serena, Temuco y Punta Arenas, como así
también la contratación de personal para su funcionamiento.
¿Qué es el Plan Fénix 2?
Es el plan de desarrollo institucional de la Policía de Investigaciones de Chile, que constituye la
herramienta de gestión para armonizar los esfuerzos de modernización, en los ámbitos operativos y de
gestión.
Su objetivo es posicionar a la policía civil en el mediano y largo plazo como una institución de
servicio público cuya misión es la investigación científico-técnica de los delitos. Una organización que
contribuye a satisfacer las necesidades de seguridad individual y social de las personas, entregando un
servicio policial investigativo, de alto nivel, eficiente y eficaz, generando condiciones básicas de
tranquilidad ciudadana que permitan el desarrollo económico, político, cultural y social de Chile.
Elementos esenciales del nuevo plan
El Plan Fénix 2 contiene, como mínimo, los siguientes elementos:
Diseño del plan estratégico institucional.
Incorporación de profesionales a la carrera de investigadores policiales. También la de incorporar
profesionales idóneos en áreas específicas de apoyo.
Modernización del actual Laboratorio de Criminalística Central, integrando tecnologías y procesos
nuevos hoy indispensables para la investigación criminal. El Laboratorio deberá revisar sus
procedimientos internos y sus relaciones con las otras áreas institucionales, procurando abrirse a lo nuevo
y ser, de modo claro, la avanzada que impulse todo el quehacer investigador de la institución como policía
científica.
Lo anterior implica también la necesaria construcción de un edificio de propósito específico que
albergue al Laboratorio de Criminalística Central y las nuevas tecnologías de la investigación criminal
asegurando el cumplimiento de las condiciones técnicas propias del uso de tales tecnologías como también
las exigencias que establece la reforma para la protección de evidencias y su ulterior validez como prueba
procesal.
Incorporación del Instituto de Criminología al apoyo de la tarea investigativa criminal, estudiando
una formulación diferente a la actual para hacer más efectiva su misión.
Potenciación del uso de la inteligencia artificial mediante la incorporación de procesos automatizados
de información, ampliando nuestras redes informáticas, con la creación de bancos de información criminal
que sean necesarios fortalecer e integrar.
Rediseño de políticas institucionales que permitan hacer un uso racional de los recursos humanos,
modificando el sistema de promoción y ascensos, utilizando mayores y mejores recursos materiales y
tecnológicos.
Modificación de la estructura organizacional de la Policía de Investigaciones de Chile, promoviendo
y exigiendo un estilo de mando que asegure el trabajo en equipo, la iniciativa y la rigurosidad del trabajo
diario.
Lo señalado tiene, lógicamente, una incidencia presupuestaria e implica la generación de nuevas
leyes especiales, modificaciones legales y reglamentarias que son necesarias para posibilitar el
cumplimiento de la meta institucional, en el contexto de la Reforma Procesal Penal.
El marco de un eventual cambio de dependencia desde el Ministerio de Defensa a Interior, puede
facilitar esta gran transformación.

169
Es importante tener presente que el Plan Fénix 2 busca dar solución a los problemas de interés
general. No se trata de una herramienta de cambio automático, por cuanto su instalación requiere de
avances progresivos en el tiempo.
A la fecha el equipo de trabajo ha realizado las siguientes actividades: replanteamiento del
diagnóstico institucional realizado el año 1998; participación en seminarios de planificación estratégica;
presentación de un proyecto para financiar asesorías externas; cotización con asesorías y universidades;
diseño de una estrategia comunicacional; preparación de un set de presentaciones y reuniones de trabajo
con unidades policiales y contacto con unidades de planificación de otras instituciones (Contraloría
General y Armada de Chile).
Áreas estratégicas
Con este Plan se pretende consolidar siete aspectos claves:
1 Concentración de la acción en la investigación.
2 Formación permanente.
3 Tecnología.
4 Información.
5 Mayor profesionalización en áreas operativas y administrativas.
6 Alta especialización investigativa científico técnica.
7 Mayor integración a la comunidad.
Esto significa re-estudiar distintos aspectos. En el plano de lo legal y normativo, la propuesta incluirá
grupos especiales de trabajo que revisarán la Ley Orgánica y el Reglamento Orgánico; el Estatuto del
Personal; Ley de Plantas y el Reglamento de Sobresueldos, entre otros.
En materia de recursos humanos, se revisarán los procesos de selección de personal en todas las
plantas, la elaboración e implementación de estrategias para estimular un clima organizacional tendiente a
fortalecer el desarrollo institucional; reconocimiento de beneficios para el personal a través de una mejor
gestión de bienestar social; informatización de los procesos internos, educación continua a todas las
plantas; incorporación de profesionales a la Escuela y la búsqueda de soluciones a algunos problemas
derivados de la Ley de Plantas.
La gestión de recursos financieros, implicará el mejoramiento del diseño, presentación y ejecución
presupuestaria; incorporación del sistema de gestión financiera del Estado y presentación de proyectos
para la obtención de nuevos recursos.
En materia de control, la Inspectoría General tendrá un rol auditor, incorporando como proceso
permanente al trabajo institucional indicadores de gestión y el establecimiento de una cultura del control.
En cuanto a la tecnología, se pretende diseñar un plan informático alineado a la estrategia corporativa
que haga posible enlazar a toda la institución en un sistema integrado de fuentes de información internas y
externas. Así también se plantea el mejoramiento de la cobertura de los laboratorios de criminalística y de
las redes de telecomunicaciones.
En infraestructura se perseguirá mejorar los actuales cuarteles policiales, adquisición de más
viviendas fiscales y la construcción del edificio científico técnico, entre otros.
El Plan Fénix 2 implica un trabajo cada vez más riguroso y responsable, aportando con iniciativas e
ideas para el mejoramiento continuo de la tarea. Para apoyar esta iniciativa, se implementará un sistema de
recepción de propuestas a través de una página web y correo electrónico. Además, se destacará personal
en cada una de las unidades del país como enlaces permanentes y promotores de acciones tendientes al
desarrollo institucional.

******

Nº 490.- LECTURA. EXPLICACIÓN


Artículos 329 - 331 - 332 - 333 y 334 del Código Procesal Penal

170
Antes de entrar en el tema de cuáles normas dicen relación con el epígrafe, reiteramos que todo el
procedimiento del nuevo Código Procesal Penal es oral.
El se sigue por medio de audiencias -entre ellas, la del Tribunal Colegiado del Juicio Oral- y de
actuaciones orales, con debates y alegatos.
Sin embargo, existen numerosas actuaciones que son escritas: actas diversas, acuerdos, acusaciones,
las mismas audiencias que se deben registrar, autorizaciones, certificaciones, citaciones, convenciones,
declaraciones que se deben consignar por la Policía o por el Fiscal, demandas, denuncias, desistimientos,
exhortos, informes, medidas cautelares, listados, oficios, órdenes de arresto, de citación, de detención, de
prisión, de libertad, de investigar, querellas, pericias, reclamaciones, recursos, renuncias, requerimientos,
resoluciones, sentencias, suspensiones, solicitudes varias y otros. Todos estos instrumentos, en esta Obra,
son, aproximadamente, unos ciento ochenta.

******

En los libros Primero y Segundo del Código nuevo, no hay normas relativas al epígrafe.

******

En el Libro Tercero, de Recursos, el artículo 329, atinente al desarrollo del juicio oral, establece que
la declaración de los testigos y de los peritos, no puede ser sustituida por la lectura de los registros en que
constan anteriores declaraciones o de otros documentos que las contengan, sin perjuicio de lo dispuesto en
los artículos 331 y 332.Ver Prueba Testigos y ver Pericia y peritos.
El artículo 331 dice, a la letra:
Artículo 331.- Lectura de declaraciones anteriores en la audiencia del juicio oral.
Podrá darse lectura a los registros en que constaren anteriores declaraciones de testigos, peritos o
imputados, en los siguientes casos:
a) Cuando se tratare de declaraciones de testigos o peritos que hubieren fallecido o caído en
incapacidad física o mental, o estuvieren ausentes del país, o cuya residencia se ignorare o que por
cualquier motivo difícil de superar no pudieren declarar en el juicio, siempre que ellas hubieren sido
recibidas por el juez de garantía en una audiencia de prueba formal, en conformidad con lo dispuesto en
los artículos 191 y 280;
b) Cuando constaren en registros o dictámenes que todas las partes acordaren en incorporar, con
aquiescencia del tribunal;
c) Cuando la no comparecencia de los testigos, peritos o coimputados fuere imputable al acusado, y
d) Cuando se tratare de declaraciones realizadas por coimputados rebeldes, prestadas ante el juez de
garantía.
Esta norma no precisa de explicación, salvo lo que determinan las normas dichas en el texto. El
artículo 191 dice relación con la explicación Prueba. Anticipación de prueba. -Ver la explicación
respectiva-. El artículo 280 dice relación, igualmente, con la anticipación de prueba, que se puede solicitar
de la misma manera que la otra norma.
El artículo 332 del Código dice, a la letra:
Artículo 332.- Lectura para apoyo de memoria en la audiencia del juicio oral. Sólo una vez que el
acusado o el testigo hubieren prestado declaración, se podrá leer en el interrogatorio parte o partes de sus
declaraciones anteriores prestadas ante el fiscal o el juez de garantía, cuando fuere necesario para ayudar a
la memoria del respectivo acusado o testigo, para demostrar o superar contradicciones o para solicitar las
aclaraciones pertinentes.
Con los mismos objetivos, se podrá leer durante la declaración de un perito partes del informe que él
hubiere elaborado. Dice el artículo 333 del Código:
Artículo 333.- Lectura de exhibición de documento, objetos y otros medios. Los documentos serán
leídos y exhibidos en el debate, con indicación de su origen. Los objetos que constituyeren evidencia
deberán ser exhibidos y podrán ser examinados por las partes. Las grabaciones, los elementos de prueba

171
audiovisuales, computacionales o cualquier otro de carácter electrónico apto para producir fe, se
reproducirán en la audiencia por cualquier medio idóneo para su percepción por los asistentes. El tribunal
podrá autorizar, con acuerdo de las partes, la lectura o reproducción parcial o resumida de los medios de
prueba mencionados, cuando ello pareciere conveniente y se asegurare el conocimiento de su contenido.
Todos estos medios podrán ser exhibidos al acusado, a los peritos o testigos durante sus declaraciones,
para que los reconocieren o se refirieren a su conocimiento de ellos.
Dice el artículo 334, a la letra:
Artículo 334.- Prohibición de lectura de registros y documentos. Salvo en los casos previstos en los
artículos 331 y 332, no se podrá incorporar o invocar como medios de prueba ni dar lectura durante el
juicio oral, a los registros y demás documentos que dieren cuenta de diligencias o actuaciones realizadas
por la policía o el Ministerio Público.
Ni aun en los casos señalados se podrá incorporar como medio de prueba o dar lectura a actas o
documentos que dieren cuenta de actuaciones o diligencias declaradas nulas, o en cuya obtención se
hubieren vulnerado garantías fundamentales.
Estas normas no precisan de explicación.

******

Nº 491.- LEGITIMA DEFENSA Y LIBERTAD. EXPLICACIÓN


Artículo 138 del Código Procesal Penal
El artículo 138 del Libro I del Código establece que, en los casos del Nº 6 del artículo 10° del Código
Penal, la detención se debe hacer efectiva en la residencia del imputado y si el detenido tuviere su
residencia fuera de la ciudad en donde funcionare el tribunal competente, la detención se debe hacer
efectiva en la residencia que el detenido señale, dentro de la ciudad en que se encuentra el tribunal.

******

A continuación, ponemos la explicación de las normas que corresponde aplicar en las regiones en las
cuales no rige, aún, el Nuevo Código Procesal Penal y que están vigentes las del anterior (y paralelo)
Código de Procedimiento Penal.

******

La Ley Nº 19.164, además de derogar el párrafo segundo del Nº 4° del artículo 10 del Código Penal y
de derogar la Ley Nº 17.010, realizó cambios fundamentales en tres aspectos:
El uno, atinente a legítima defensa, que veremos a continuación.
El segundo, relativo a la detención, en su domicilio, de quien actúa en legítima defensa propia o de un
tercero, que tratamos en la explicación DETENCION Y DETENIDO y numerosas explicaciones sobre
Detención.
El tercero dice relación con la libertad provisional del detenido que actuó en defensa propia o en
defensa de un tercero.
Dicha ley agregó un nuevo artículo, en el Código de Procedimiento Penal anterior:
“Artículo 356 bis.- En los casos del artículo 10 números 4°, 5° y 6° del Código Penal y de los dos
incisos finales del artículo 160 de este Código, la libertad provisional del detenido será resuelta
inmediatamente por el juez de la causa, aun verbalmente, de oficio o a petición de parte, y con caución o
sin ella, cualquiera que sea el daño causado al agresor. Esta resolución no requerirá del trámite de la
consulta, ni será necesario cumplir con los requisitos del artículo 361, en su caso y la apelación se
concederá en el efecto devolutivo.”.
Esta norma significa lo siguiente.

172
En caso de legítima defensa de su persona o de sus derechos, el imputado está exento de
responsabilidad criminal en el caso que se cumpla con los tres requisitos copulativos del artículo 10 Nº 4°
del Código Penal: primera: agresión ilegítima; segunda, necesidad racional del medio empleado para
impedirla o repelerla; y tercera, falta de provocación suficiente por parte del que se defiende.
En la situación del que el que obra en defensa de la persona o de los derechos de su cónyuge o de
determinados parientes, se deben cumplir los requisitos primero y segundo; y, en caso que ha precedido
provocación de parte del que se defiende, no tuviera participación el defensor.
Asimismo, el que obra en legítima defensa de la persona o de los derechos de un extraño, se deben
cumplir los mismos requisitos recién dichos. Sin embargo, es preciso que el defensor no haya estado
impulsado por venganza, resentimiento u otro motivo ilegítimo.
La ley estableció una presunción de legítima defensa en caso del que rechaza el escalamiento de una
casa, un departamento o una oficina habitados, o en sus dependencias; o en el caso que sea de noche, en
un local comercial o industrial, impida o trate de impedir crímenes o diversos delitos del Código Penal: de
detención ilegal, de secuestro, de sustracción de menores, de violación del inciso 2° del artículo 361,
sodomía del caso del inciso 2° del artículo 365, parricidio, homicidio calificado, robo con homicidio, robo
con violación, robo con lesiones graves, robo con violencia, robo con intimidación, robo con lesiones
graves del Nº 2° del artículo 397 y robo por sorpresa.
Para el que se defiende de tales agresiones, la ley estableció, por una parte, el derecho a la detención
“en su casa”, en los casos a que se refiere la norma transcrita; y, por la otra, un procedimiento especial
para obtener la libertad del imputado, en tales casos.
Para todos los casos de los números 4°, 5° y 6° del artículo 10 del Código Penal, y de los dos incisos
nuevos del artículo 260 (del Nº 6° del referido artículo 10), la libertad tiene las siguientes diferencias:
a) Debe ser resuelta “inmediatamente”, por el Juez de la causa.
b) Se cursa, por el Juez, de oficio, o a petición de parte.
c) No es necesario presentar escrito de solicitud de libertad.
d) La libertad se puede otorgar con caución –simple- o sin caución, similar al caso de las faltas -art.
357 del C. P. Penal- o el del caso de procesos por delito, que no merece pena aflictiva, en el que se ha
dictado absolución o sobreseimiento y la pena impuesta por la sentencia de primer grado ya está cumplida.
Art. 368 del mismo cuerpo legal.
e) No procede el trámite de la consulta de la resolución que concede la libertad.
f) Por una parte, no es necesario cumplir los requisitos del artículo 361 del Código Procesal Penal;
vale decir, que el hecho cometido al defenderse, no sea de los casos descritos en el artículo 363 del mismo
Código.
Por la otra, que es necesario otorgar caución hipotecaria; o de dinero o de efectos públicos.

******

Nº 492.- LEGITIMA DEFENSA Y LIBERTAD. LEY Nº 19.164. FORMULARIO


EN LO PRINCIPAL: solicita se haga efectiva detención en la residencia. EN EL PRIMER
OTROSI: se tenga presente; EN EL SEGUNDO OTROSI: patrocinio y poder.

S. J. L. del ( .... º.) Juzgado de Garantía de la ciudad de ..........

................................., Cédula Nacional de Identidad Nº ........, de nacionalidad ………, estado civil


…….., profesión u oficio ……….., domiciliado en................ Nº …., de la comuna ……., de la
ciudad……….., imputado en autos seguidos por el supuesto delito de .................., Rol Unico de Causa (R.
U. C.) Nº .................., a US., respetuosamente, digo:
1º Que obra en mi favor el haber actuado en defensa de la persona y derechos de un extraño;
2º Que concurren las circunstancias de agresión ilegítima y la necesidad racional del medio empleado
para impedirla o repelerla;

173
3º Que, asimismo, concurre la circunstancia de no haber sido impulsado por sentimientos de
venganza, resentimiento u otro motivo ilegítimo;
4º Que en estos casos, el párrafo segundo del artículo 10 Nº 6 del Código Penal presume legalmente
que concurren las circunstancias ya mencionadas, cualquiera sea el daño que se ocasione al agresor,
respecto de aquel que rechaza el escalamiento en los términos indicados en el número 1 del artículo 440
del mencionado Código, en una casa, departamento u oficina habitados, o en sus dependencias, o, si es de
noche, en un local comercial o industrial y del que impida o trate de impedir la consumación de los delitos
señalados en los artículos 141, 142, 361, 365, inciso segundo 390, 391, 433 y 436 de este Código.
5º Que, en estos casos, el artículo 10 señala que se está exento de responsabilidad criminal;
6º Que, en conformidad al artículo 138 del Código Procesal Penal, la detención del que se encontrare
en los casos previstos en el párrafo segundo del artículo 10 Nº 6 del Código Penal se hará efectiva en su
residencia.
POR TANTO, de acuerdo a lo dispuesto en párrafo segundo del artículo 10 Nº 6 del Código Penal y
138 del Código Procesal Penal,
RUEGO A US.: se sirva tener autorizar que la medida cautelar personal de detención que me afecta
se haga efectiva en mi residencia.
EN EL PRIMER OTROSI: Ruego a U. S. tener presente que como mi residencia se encuentra fuera
de los límites de la ciudad, que es donde funciona el tribunal competente, se autorice que la detención se
haga efectiva en la residencia de don (ña) ……………. ubicada dentro de la ciudad en que se encuentra el
tribunal de Garantía, a saber ………………. Nº…., comuna de ………, de esta ciudad.
EN EL SEGUNDO OTROSI: Ruego a US., tener presente que vengo en designar Abogado
patrocinante y confiero poder a don(ña) ...................................., patente al día, Rol Nº .......... de la I.
Municipalidad de ........................................; domiciliado para estos efectos en .............................
Nº ............. Of. ..........., de la comuna y ciudad de Santiago.

******

NOTA: Artículo 138.- Detención en la residencia del imputado. La detención del que se encontrare
en los casos previstos en el párrafo segundo del número 6º del artículo 10 del Código Penal se hará
efectiva en su residencia. Si el detenido tuviere su residencia fuera de la ciudad donde funcionare el
tribunal competente, la detención se hará efectiva en la residencia que aquél señalare dentro de la ciudad
en que se encontrare el tribunal.

******

Nº 493.- LESIONES. EXPLICACIÓN


Artículos 54 - 195 - 200 - 241 y 390 del Código Procesal Penal
El artículo 54 del Libro Primero del Código, determina cuáles son los delitos de acción pública,
previa instancia particular y, en su letra a), enumera las lesiones menos graves, del artículo 399 del Código
Penal y las lesiones leves del artículo 494 Nº 5 del mismo.
En el Código de Procedimiento Penal, que es, también, paralelo, tales delitos se consideran de acción
penal pública; y así será, provisionalmente, en las regiones en las que no rige el Código Procesal nuevo.
En cuanto al delito falta de lesiones leves que, en el Código Penal, era sancionado con pena de
prisión, después de la modificación de las Leyes Nºs. 19.450 y 19.501, sólo tiene castigo de multa, de uno
a cuatro unidades tributarias mensuales, según los casos.

******

174
En el Libro Segundo, el artículo 195 establece que queda absolutamente prohibido todo método de
investigación o de interrogación que menoscabe o coarte la libertad del imputado, para declarar. En
consecuencia, no podrá ser sometido a ninguna clase de coacción, amenaza o promesa. Sólo se admitirá la
promesa de una ventaja que esté, expresamente, prevista en la ley penal o en la ley procesal penal.
Se prohíbe, en consecuencia, todo método que afecte a la memoria o a la capacidad de comprensión y
de dirección de los actos del inculpado, en especial, cualquiera forma de maltrato, amenaza, violencia
corporal o síquica, tortura, engaño; o la administración de sicofármacos y la hipnosis.
Las prohibiciones previstas en este artículo rigen aun para el evento de que el imputado consienta en
la utilización de alguno de los métodos vedados.
El artículo 200 del Código nuevo, es del tenor, siguiente:
Artículo 200.- Lesiones corporales. Toda persona a cuyo cargo se encontrare un hospital u otro
establecimiento de salud semejante, fuere público o privado, dará en el acto cuenta al fiscal de la entrada
de cualquier individuo que tuviere lesiones corporales de significación, indicando brevemente el estado
del paciente y la exposición que hicieran la o las personas que lo hubieren conducido acerca del origen de
dichas lesiones y del lugar y estado en que le hubiere encontrado. La denuncia deberá consignar el estado
del paciente, describir los signos externos de las lesiones e incluir las exposiciones que hicieren el
afectado o las personas que lo hubieren conducido.
En ausencia del jefe del establecimiento, dará cuenta el que lo subrogare en el momento del ingreso
del lesionado.
El incumplimiento de la obligación prevista en este artículo se castigará con la pena que prevé el
artículo 494 del Código Penal.
Esta norma es clara y no precisa de explicación.
En relación con los acuerdos reparatorios (ver explicación) éstos caben cuando los hechos
investigados afectan a bienes jurídicos disponibles de carácter patrimonial, que consisten en lesiones
menos graves o constituyan delitos culposos (cuasidelitos). Pero, en caso de reiteración de tales hechos, no
procede celebrar tales acuerdos.

******

En el Libro Tercero, no hay normas relacionadas con el epígrafe.

******

En el Libro Cuarto, el artículo 390, atinente al procedimiento simplificado, en relación con las
lesiones leves del artículo 494 Nº 5º del Código Penal, se debe proceder previo requerimiento precedente
de las personas a quienes corresponde la acción, según los artículos 54 y 55 del Código Procesal nuevo.

******

A continuación, viene la explicación del epígrafe, aplicable a todas las regiones en las que no se
aplica el nuevo Código Procesal Penal y sí se aplica el Código de Procedimiento Penal anterior que es,
también, paralelo. La parte penal de la explicación está al día, según el Código Penal actualizado.
A) LESIONES. DELITO. EXPLICACIÓN
Arts. 396 a 403 Nº 5 del Código Penal y Arts. 138 a 145 del Código de Procedimiento Penal.
Las lesiones voluntarias causadas a una persona, tienen múltiples grados y -consecuencialmente-
múltiples sanciones.
.
I. Castración. El que MALICIOSAMENTE (o sea, con dolo específico) castrase a otro, será castigado
con presidio mayor en sus grados mínimo a medio (cinco años y un día a quince años). Algunos han

175
considerado la posibilidad de que este delito se cometa en contra de una mujer, aunque el texto esté
redactado sólo en masculino (art. 395 del Código Penal).
II. Mutilación de un miembro importante. La mutilación de un miembro importante, que deje a la
víctima en la imposibilidad de valerse por sí misma o de ejecutar funciones naturales que antes realizaba,
que ha sido efectuada MALICIOSAMENTE, se castiga con presidio menor en su grado máximo a
presidio mayor en su grado mínimo; o sea, de tres años y un día a diez años. Artículo 396 inc. 1º.
III. Mutilación de un miembro menos importante, como un dedo o una oreja. Se castiga con presidio
menor en sus grados mínimos a medio. (61 días a tres años). Artículo 396 inc. 2º.
IV. Lesiones graves con consecuencias permanentes. Si, como consecuencia de las lesiones, queda el
ofendido demente; queda inútil para el trabajo; queda impotente; queda “impedido” de algún miembro
importante; o queda notablemente deforme, la pena es de presidio mayor en su grado mínimo; o sea, cinco
años y un día a diez años. Artículo 397 inc. 1º.
V. Lesiones graves sin consecuencias permanentes. Es el caso en que las lesiones producen -al
ofendido- enfermedad o incapacidad para el trabajo por más de treinta días. La pena, en este caso, es de
presidio menor en su grado medio; 541 días a tres años. Artículo 397 Nº 2º. La misma sanción se aplica al
que causa lesiones graves a otro, sea administrándole -a sabiendas; o sea, con dolo específico- sustancias o
bebidas nocivas, sea abusando de su credulidad o de la flaqueza de espíritu.
VI. Lesiones menos graves. Las lesiones comprendidas en los artículos precedentes, la ley las reputa
“menos graves”. Sin embargo, como las lesiones que producen enfermedad o incapacidad para el trabajo
“hasta por treinta días”, incluyen -también- a las lesiones leves, es necesario fijar un deslinde. Las lesiones
leves, de las que hablaremos a continuación, no tienen fijada en la ley un límite de tiempo que hayan
demorado en sanar, ni un período durante el cual el ofendido haya estado incapacitado para el trabajo. Por
descartación, debemos concluir de que son lesiones menos graves, las que no son lesiones leves; y tienen
este grado, las que atendida la descripción que de éstas, hace el art. 494 Nº 5º del Código Penal, han
demorado -en sanar- entre un día y diez días; pero estos diez días pueden ser más o pueden ser menos,
según la “calidad de las personas” y las “circunstancias del hecho”.
Las lesiones menos graves se castigan con relegación o -alternativamente- presidio menor en sus
grados mínimos (61 días a 540 días); o -alternativamente- con multa de once a veinte sueldos vitales.
Artículo 399.
VII. Lesiones menos graves contra ciertos parientes o el cónyuge, con agravantes. Si tales lesiones se
causan a los parientes o al cónyuge (mencionados en el art. 390 del Código Penal, al tipificar el parricidio)
con algunas de las circunstancias mencionadas al tipificar el homicidio calificado (con alevosía; actuar por
premio o por promesas remuneratorias; por medio de veneno; con ensañamiento, aumentando
deliberadamente e inhumanamente, el dolor al ofendido; y con premeditación conocida), las penas del art.
399 se aumentarán en un grado. Aclaramos que ésta no es una agravante, sino que un aumento de la pena
misma. Así, el castigo, con este aumento, es de 541 días hasta tres años de relegación o de presidio; o de
prisión en su grado mínimo a medio (61 días a tres años).
VIII. Lesiones graves en riña o pelea. Si no consta el autor de lesiones GRAVES; pero sí los que
causaron lesiones menos graves, se debe imponer, a todos los agresores, las penas inmediatamente
inferiores a las dichas en el Nº V de esta explicación; o sea, presidio menor en su grado mínimo; o sea, 61
a 540 días. (art. 402, inc. 1º).
Si no consta, tampoco quiénes causaron las lesiones menos GRAVES, se impondrán las penas
inferiores en dos grados de las dichas en el número V de esta explicación, a los que aparezca que hicieron
uso, en la riña o pelea, de armas que pudieren causar esas lesiones GRAVES, lo que corresponde a prisión
en su grado máximo (41 a 60 días) art. 402 inc. 2º.
IX. Y, en el caso que se hayan ocasionado lesiones MENOS GRAVES, sin conocerse los que las
causaron; pero sí los que hicieron uso de armas capaces de producirlas, se impondrá, a cada uno las penas
inferiores en un grado, a las que les hubiere correspondido por tales lesiones; o sea prisión en su grado
máximo (41 a 60 días) o multa disminuida.
X. Lesiones leves. Son las descritas en el art. 494 Nº 5º del Código Punitivo y se castigan con multa.
La libertad procede, según los números anteriores, así:

176
En los casos I, II, III y IV, calificada, con consulta.
En el caso V, libertad procede con fianza simple obligatoria (sin consulta).
En el caso VI, la libertad procede con fianza simple; y con irreprochable conducta, procede sin
caución, con cargo a ser citado, el inculpado o el procesado, a los trámites del juicio.
En los casos Nº VII, VIII y IX, con fianza simple, salvo cuando la pena que corresponde es de prisión
o multa, en que la libertad procede sin fianza.
En el caso del Nº X, la libertad puede ser con fianza simple o sin fianza.
Por último, la libertad en el caso XI de lesiones leves, procede siempre la excarcelación sin fianza,
con cargo a ser citado a los trámites del juicio, el inculpado o el procesado.

******

B. MODIFICACIONES DE LA LEY Nº 18.857


En relación con la investigación del delito de lesiones, la Ley Nº 18.857, de 6 de diciembre de 1989,
realizó varios cambios en el Código Adjetivo Criminal anterior y paralelo:
1º Sustituyó el artículo 138, por el siguiente:
“Toda persona a cuyo cargo inmediato se encuentre un hospital u otro establecimiento de salud
semejante, sea público o privado, dará en el acto cuenta al juzgado del crimen de la entrada de cualquier
individuo que tenga lesiones corporales, indicando brevemente el estado del paciente y la exposición que
hagan el o las personas que le hubieren conducido acerca del origen de dichas lesiones y del lugar y estado
en que se le hubiere encontrado.
En ausencia del jefe del establecimiento, dará cuenta el que le subrogue en el momento de entrada del
enfermo.
El incumplimiento de la obligación prevista en este artículo se castigará con la pena que señala el
artículo 494 del Código Penal”.
a) del texto transcrito, aparece como que no importa la entidad de las lesiones, para estar obligado, el
Director, el Administrador o el Jefe (o el subrogante), a dar cuenta al tribunal, de modo que, aunque las
lesiones sean leves, se debe cumplir tal obligación.
b) Así, ello corresponde, incluso, en el caso de la más mínima lesión, si el paciente ha entrado en el
establecimiento. Pero, si se trata de lesiones leves y el lesionado es enviado a su casa, no existe dicha
obligación, en nuestro parecer.
c) En tal caso de una lesión leve y mínima el castigo por no denunciar es multa de uno a cinco
sueldos vitales.
d) La norma anterior era casi igual. Antes, se refería a “un hospital u otro establecimiento de caridad
semejante”; y después, “hospital y otro establecimiento de salud semejante”.
2º Sustituyó el inciso 2º del artículo 139 de la misma recopilación:
“Si en el lugar no hubiera médico, el reconocimiento será hecho por el juez, asociado de dos testigos
y se pondrá en autos testimonio de lo que observaren. Se considerará especialmente a los testigos que
tengan alguna de las calidades mencionadas en el artículo 128”.
a) La referencia al artículo 128, lógicamente, se refiere al que la misma ley modificatoria sustituyó al
que existía antes.
b) El nuevo artículo 128, que estudiamos, determina que las autopsias se deben realizar por los
médicos que se indican en el nuevo artículo 221 del Código. Además, tal norma ordena, al igual que antes,
que en los lugares en que no haya facultativos que hagan la autopsia judicial del cadáver reconocerán éste
el Juez y dos testigos y los tres extenderán sus certificaciones (puede ser un acta conjunta) con los
pormenores indicados en el artículo 126. Esta última norma, que también sustituyó a la anterior, determina
que los médicos deben expresar, en su informe, las causas inmediatas que hubieren producido la muerte,
las que le hubieren dado origen y, con la mayor aproximación posible, la data de ella”. Estas exigencias
deben entenderse entonces, al Juez y a los testigos, en el caso de lesiones.

177
No siempre será fácil que el Juez y dos testigos no especialistas puedan cumplir, a cabalidad, con
estas exigencias.
Pero, esto último se ha simplificado con el agregado que aquella ley hizo, al artículo 128, de que el
Juez debe preferir: como testigos, dentistas, veterinarios, profesores, matronas, enfermeras u otras
personas que tengan alguna idoneidad para el cargo.
3º Sustituyó el artículo 142 de aquella recopilación:
“Mientras lo haga necesario la gravedad de sus lesiones, el herido deberá ser atendido y permanecer
en los servicios hospitalarios del Estado, a menos que tuviere derecho o medios para ser atendido por su
cuenta en un establecimiento particular”.
a) La norma anterior hacía referencia al herido que no tuviere hogar o si, teniéndolo es, en concepto
del Juez, pobre de solemnidad. Además, mencionaba al hospital del suceso o al más próximo; o al cuidado
de personas de confianza, siendo, los gastos, de cargo de la municipalidad respectiva.
b) No cabe duda alguna que la norma consagra un derecho del herido de modo que la infracción
puede acarrear responsabilidad penal y civil, por el incumplimiento.
c) Mientras se aclara que el herido tiene derecho de ser tratado en una clínica o en un hospital
particular, no debe retrasarse su atención, cuidado y tratamiento; pero se deberán pagar todos los costos
producidos, por el instituto previsional del caso, en la proporción o en la parte a que esté obligado.
d) Lo propio, con el que no tiene previsión y tiene medios para sufragar los gastos.
4º Sustituyó el artículo 243 del Código Procesal Criminal:
“No siendo necesaria la hospitalización del herido, si careciere de medios para proveer por su cuenta
a su curación será atendido en alguno de los establecimientos indicados en el artículo precedente”.
Esta disposición se refiere a los casos en que no es necesario hospitalizar al herido. Esto se produce
tanto en el caso en que las lesiones son de poca entidad (leves). como las de mediana gravedad. En este
último caso, en nuestro entender, cabe la obligación que atiendan, al herido, los servicios hospitalarios del
Estado. De la redacción del nuevo artículo 143, podría desprenderse que la obligación recae, también, en
los establecimientos privados, lo que no es nuestra opinión.
5º Por último, la tal Ley Nº 18.857 sustituyó el inciso 1º del artículo 145:
“Los médicos que asistan al herido en un hospital u otro establecimiento público o privado semejante
o fuera de él, darán parte de su estado en los períodos que el Juez señale, y si el herido falleciere o sanare,
comunicarán inmediatamente el hecho al mismo Juez”.
Lo anterior tiene gran importancia para calificar, debidamente, los hechos y la responsabilidad
consecuente del que es imputado de ser autor del delito, del cuasidelito o de otro hecho punible.

******

NOTA: Artículo 54.- Delitos de acción pública previa instancia particular. En los delitos de acción
pública previa instancia particular no podrá procederse de oficio sin que, a lo menos, el ofendido por el
delito hubiere denunciado el hecho a la justicia, al Ministerio Público o a la policía.
Tales delitos son:
a) Las lesiones previstas en los artículos 399 y 494, número 5º, del Código Penal;
b) La violación de domicilio;
c) La violación de secretos prevista en los artículos 231 y 247, inciso segundo, del Código Penal;
d) Las amenazas previstas en los artículos 296 y 297 del Código Penal;
e) Los previstos en la ley Nº 19.039, que establece normas aplicables a los privilegios industriales y
protección de los derechos de propiedad industrial;
f) La comunicación fraudulenta de secretos de la fábrica en que el imputado hubiere estado o
estuviere empleado, y
g) Los que otras leyes señalaren en forma expresa.
A falta del ofendido por el delito, podrán denunciar el hecho las personas indicadas en el inciso
segundo del artículo 108, de conformidad a lo previsto en esa disposición.

178
Cuando el ofendido se encontrare imposibilitado de realizar libremente la denuncia, o cuando quienes
pudieren formularla por él se encontraren imposibilitados de hacerlo o aparecieren implicados en el hecho,
el Ministerio Público podrá proceder de oficio.
Iniciado el procedimiento, éste se tramitará de acuerdo con las normas generales relativas a los
delitos de acción pública.
Artículo 54.- Delitos de acción pública previa instancia particular. En los delitos de acción pública
previa instancia particular no podrá procederse de oficio sin que, a lo menos, el ofendido por el delito
hubiere denunciado el hecho a la justicia, al ministerio público o a la policía.
Tales delitos son:
a) Las lesiones previstas en los artículos 399 y 494, número 5º, del Código Penal;
b) La violación de domicilio;
c) La violación de secretos prevista en los artículos 231 y 247, inciso segundo, del Código Penal;
d) Las amenazas previstas en los artículos 296 y 297 del Código Penal;
e) Los previstos en la ley Nº 19.039, que establece normas aplicables a los privilegios industriales y
protección de los derechos de propiedad industrial;
f) La comunicación fraudulenta de secretos de la fábrica en que el imputado hubiere estado o
estuviere empleado, y
g) Los que otras leyes señalaren en forma expresa.
A falta del ofendido por el delito, podrán denunciar el hecho las personas indicadas en el inciso
segundo del artículo 108, de conformidad a lo previsto en esa disposición.
Cuando el ofendido se encontrare imposibilitado de realizar libremente la denuncia, o cuando quienes
pudieren formularla por él se encontraren imposibilitados de hacerlo o aparecieren implicados en el hecho,
el ministerio público podrá proceder de oficio.
Iniciado el procedimiento, éste se tramitará de acuerdo con las normas generales relativas a los
delitos de acción pública.
Artículo 241.- Procedencia de los acuerdos reparatorios. El imputado y la víctima podrán convenir
acuerdos reparatorios, los que el juez de garantía aprobará, en audiencia a la que citará a los intervinientes
para escuchar sus planteamientos, si verificare que los concurrentes al acuerdo hubieren prestado su
consentimiento en forma libre y con pleno conocimiento de sus derechos.
Los acuerdos reparatorios sólo podrán referirse a hechos investigados que afectaren bienes jurídicos
disponibles de carácter patrimonial, consistieren en lesiones menos graves o constituyeren delitos
culposos.
En consecuencia, de oficio o a petición del ministerio público, el juez negará aprobación a los
acuerdos reparatorios convenidos en procedimientos que versaren sobre hechos diversos de los previstos
en el inciso que antecede, o si el consentimiento de los que lo hubieren celebrado no apareciere libremente
prestado, o si existiere un interés público prevalente en la continuación de la persecución penal. Se
entenderá especialmente que concurre este interés si el imputado hubiere incurrido reiteradamente en
hechos como los que se investigaren en el caso particular.
Artículo 390.- Requerimiento. Recibida por el fiscal la denuncia de un hecho constitutivo de alguno
de los delitos a que se refiere el artículo 388, solicitará del juez de garantía competente la citación
inmediata a juicio, a menos que fueren insuficientes los antecedentes aportados, se encontrare extinguida
la responsabilidad penal del imputado o el fiscal decidiere hacer aplicación de la facultad que le concede
el artículo 170.
Tratándose de las faltas indicadas en los artículos 494, Nº 5, y 496, Nº 11, del Código Penal, sólo
podrán efectuar el requerimiento precedente las personas a quienes correspondiere la titularidad de la
acción conforme a lo dispuesto en los artículos 54 y 55.

******

179
Nº 494.- LESIONES. EXAMEN CORPORAL AL IMPUTADO. ORDEN DEL FISCAL.
FORMULARIO
Artículos 19 - 180 y 200 del Código Procesal Penal
OFICIO
Ministerio Público
Fiscalía Regional de ............
Fiscalía Local de ...............................
En ...................., a .........., de ................. de 2........
R.U.C. Nº: .......................
OFICIO Nº ............
INFORME DE LESIONES
Sr. (a)................................................
DIRECTOR(A)
SERVICIO MEDICO LEGAL DE ............
PRESENTE
Conforme a lo dispuesto en el artículo 19 del Código Procesal Penal, en relación con los artículos 180
y 197 del mismo código, en investigación Rol Unico de Causa (R. U. C.) Nº…………..,, por el delito
de .................................... solicito a Ud. practicar, por el médico legista de turno de ese servicio, exámenes
médicos a ........................, imputado en esta causa, e informar a esta Fiscalía lo siguiente:
a) Análisis físico general y determinación de posibles lesiones y
b) Extracción de una muestra de sangre.
El informe requerido deberá ser remitido a esta Fiscalía dentro del plazo de 15 Dias, contados desde
la recepción del presente oficio.
Saluda atentamente a Ud.,
.................................................. (Nombre y Firma)
Fiscal Adjunto de la ciudad de ................................

******

NOTA: Artículo 19.- Requerimientos de información, contenido y formalidades. Todas las


autoridades y órganos del Estado deberán realizar las diligencias y proporcionar, sin demora, la
información que les requirieren el ministerio público y los tribunales con competencia penal. El
requerimiento contendrá la fecha y lugar de expedición, los antecedentes necesarios para su cumplimiento,
el plazo que se otorgare para que se llevare a efecto y la determinación del fiscal o tribunal requirente.
Con todo, tratándose de informaciones o documentos que en virtud de la ley tuvieren carácter secreto,
el requerimiento se atenderá observando las prescripciones de la ley respectiva, si las hubiere, y, en caso
contrario, adoptándose las precauciones que aseguraren que la información no será divulgada.
Si la autoridad requerida retardare el envío de los antecedentes solicitados o se negare a enviarlos, a
pretexto de su carácter secreto o reservado y el fiscal estimare indispensable la realización de la actuación,
remitirá los antecedentes al fiscal regional quien, si compartiere esa apreciación, solicitará a la Corte de
Apelaciones respectiva que, previo informe de la autoridad de que se tratare, recabado por la vía que
considerare más rápida, resuelva la controversia. La Corte adoptará esta decisión en cuenta. Si fuere el
tribunal el que requiriere la información, formulará dicha solicitud directamente ante la Corte de
Apelaciones.
Si la razón invocada por la autoridad requerida para no enviar los antecedentes solicitados fuere que
su publicidad pudiere afectar la seguridad nacional, la cuestión deberá ser resuelta por la Corte Suprema.
Aun cuando la Corte llamada a resolver la controversia rechazare el requerimiento del fiscal, por
compartir el juicio de la autoridad a la que se hubieren requerido los antecedentes, podrá ordenar que se

180
suministren al ministerio público o al tribunal los datos que le parecieren necesarios para la adopción de
decisiones relativas a la investigación o para el pronunciamiento de resoluciones judiciales.
Las resoluciones que los ministros de Corte pronunciaren para resolver estas materias no los
inhabilitarán para conocer, en su caso, los recursos que se dedujeren en la causa de que se tratare.
Artículo 180.- Investigación de los fiscales. Los fiscales dirigirán la investigación y podrán realizar
por sí mismos o encomendar a la policía todas las diligencias de investigación que consideraren
conducentes al esclarecimiento de los hechos.
Sin perjuicio de lo dispuesto en el Párrafo 1º de este Título, dentro de las veinticuatro horas siguientes
a que tomare conocimiento de la existencia de un hecho que revistiere caracteres de delito de acción penal
pública por alguno de los medios previstos en la ley, el fiscal deberá proceder a la práctica de todas
aquellas diligencias pertinentes y útiles al esclarecimiento y averiguación del mismo, de las circunstancias
relevantes para la aplicación de la ley penal, de los partícipes del hecho y de las circunstancias que
sirvieren para verificar su responsabilidad. Asimismo, deberá impedir que el hecho denunciado produzca
consecuencias ulteriores.
Los fiscales podrán exigir información de toda persona o funcionario público, los que no podrán
excusarse de proporcionarla, salvo en los casos expresamente exceptuados por la ley.
Artículo 200.- Lesiones corporales. Toda persona a cuyo cargo se encontrare un hospital u otro
establecimiento de salud semejante, fuere público o privado, dará en el acto cuenta al fiscal de la entrada
de cualquier individuo que tuviere lesiones corporales de significación, indicando brevemente el estado
del paciente y la exposición que hicieren la o las personas que lo hubieren conducido acerca del origen de
dichas lesiones y del lugar y estado en que se le hubiere encontrado. La denuncia deberá consignar el
estado del paciente, describir los signos externos de las lesiones e incluir las exposiciones que hicieren el
afectado o las personas que lo hubieren conducido.
En ausencia del jefe del establecimiento, dará cuenta el que lo subrogare en el momento del ingreso
del lesionado.
El incumplimiento de la obligación prevista en este artículo se castigará con la pena que prevé el
artículo 494 del Código Penal.

******

Nº 495.- LESIONES. EXAMEN CORPORAL A LA VICTIMA. ORDEN DEL FISCAL.


FORMULARIO
Artículos 19 - 180 y 200 del Código Procesal Penal
OFICIO
Ministerio Público
Fiscalía Regional de ............
Fiscalía Local de ...............................
En ..................., a .........., de ................. de 2..........
R.U.C. Nº: ........................
OFICIO Nº ............
INFORME DE LESIONES
Sr.(a)................................................
DIRECTOR(A)
SERVICIO MEDICO LEGAL DE ............
PRESENTE
Conforme a lo dispuesto en el artículo 19 del Código Procesal Penal, en relación con los artículos 180
y 197 del mismo Código, en investigación Rol Unico de Causa (R. U. C.) Nº………….., por el delito

181
de .................................... solicito a Ud. practicar, por el médico legista de turno de ese servicio, exámenes
médicos a don (ña) (…) , e informar a esta Fiscalía lo siguiente:
a) Análisis físico general y determinación de posibles lesiones y
b) Extracción de una muestra de sangre.
El informe requerido deberá ser remitido a esta Fiscalía dentro del plazo de 15 días, contados desde la
recepción del presente oficio.
Saluda atentamente a Ud.,
.................................................. (Nombre y Firma)
Fiscal Adjunto de la ciudad de ................................

******

NOTA: Artículo 19.- Requerimientos de información, contenido y formalidades. Todas las


autoridades y órganos del Estado deberán realizar las diligencias y proporcionar, sin demora, la
información que les requirieren el ministerio público y los tribunales con competencia penal. El
requerimiento contendrá la fecha y lugar de expedición, los antecedentes necesarios para su cumplimiento,
el plazo que se otorgare para que se llevare a efecto y la determinación del fiscal o tribunal requirente.
Con todo, tratándose de informaciones o documentos que en virtud de la ley tuvieren carácter secreto,
el requerimiento se atenderá observando las prescripciones de la ley respectiva, si las hubiere, y, en caso
contrario, adoptándose las precauciones que aseguraren que la información no será divulgada.
Si la autoridad requerida retardare el envío de los antecedentes solicitados o se negare a enviarlos, a
pretexto de su carácter secreto o reservado y el fiscal estimare indispensable la realización de la actuación,
remitirá los antecedentes al fiscal regional quien, si compartiere esa apreciación, solicitará a la Corte de
Apelaciones respectiva que, previo informe de la autoridad de que se tratare, recabado por la vía que
considerare más rápida, resuelva la controversia. La Corte adoptará esta decisión en cuenta. Si fuere el
tribunal el que requiriere la información, formulará dicha solicitud directamente ante la Corte de
Apelaciones.
Si la razón invocada por la autoridad requerida para no enviar los antecedentes solicitados fuere que
su publicidad pudiere afectar la seguridad nacional, la cuestión deberá ser resuelta por la Corte Suprema.
Aun cuando la Corte llamada a resolver la controversia rechazare el requerimiento del fiscal, por
compartir el juicio de la autoridad a la que se hubieren requerido los antecedentes, podrá ordenar que se
suministren al ministerio público o al tribunal los datos que le parecieren necesarios para la adopción de
decisiones relativas a la investigación o para el pronunciamiento de resoluciones judiciales.
Las resoluciones que los ministros de Corte pronunciaren para resolver estas materias no los
inhabilitarán para conocer, en su caso, los recursos que se dedujeren en la causa de que se tratare.
Artículo 180.- Investigación de los fiscales. Los fiscales dirigirán la investigación y podrán realizar
por sí mismos o encomendar a la policía todas las diligencias de investigación que consideraren
conducentes al esclarecimiento de los hechos.
Sin perjuicio de lo dispuesto en el Párrafo 1º de este Título, dentro de las veinticuatro horas siguientes
a que tomare conocimiento de la existencia de un hecho que revistiere caracteres de delito de acción penal
pública por alguno de los medios previstos en la ley, el fiscal deberá proceder a la práctica de todas
aquellas diligencias pertinentes y útiles al esclarecimiento y averiguación del mismo, de las circunstancias
relevantes para la aplicación de la ley penal, de los partícipes del hecho y de las circunstancias que
sirvieren para verificar su responsabilidad. Asimismo, deberá impedir que el hecho denunciado produzca
consecuencias ulteriores.
Los fiscales podrán exigir información de toda persona o funcionario público, los que no podrán
excusarse de proporcionarla, salvo en los casos expresamente exceptuados por la ley.
Artículo 200.- Lesiones corporales. Toda persona a cuyo cargo se encontrare un hospital u otro
establecimiento de salud semejante, fuere público o privado, dará en el acto cuenta al fiscal de la entrada
de cualquier individuo que tuviere lesiones corporales de significación, indicando brevemente el estado
del paciente y la exposición que hicieren la o las personas que lo hubieren conducido acerca del origen de

182
dichas lesiones y del lugar y estado en que se le hubiere encontrado. La denuncia deberá consignar el
estado del paciente, describir los signos externos de las lesiones e incluir las exposiciones que hicieren el
afectado o las personas que lo hubieren conducido.
En ausencia del jefe del establecimiento, dará cuenta el que lo subrogare en el momento del ingreso
del lesionado.
El incumplimiento de la obligación prevista en este artículo se castigará con la pena que prevé el
artículo 494 del Código Penal.

******

Nº 496.- LESIONES. LEVES. NO INVESTIGAR. DECISION FUNDADA. FORMULARIO


DECISION FUNDADA CAUSA R. U.C. ............. POR LESIONES LEVES
En base a lo señalado en el parte de Carabineros de Chile, Nº ....... de la .....° Comisaría
de ................., Prefectura ......... de .... de enero del 2.....; de la diagnosis médica contenida en la ficha
clínica de atención de urgencia del ofendido mencionada en ese parte y de lo dispuesto en los artículos 54,
388 y siguientes del CPP, especialmente de lo estatuido en los artículos 390 inciso 2°, 392 y 399 de ese
cuerpo legal y de lo establecido en el artículo 494 Nº5 del CP. He decidido fundadamente lo siguiente: No
investigar la denuncia por lesiones leves correspondiente a la causa RUC Nº.........., cometidas en perjuicio
de la persona de .................., RUT ................, domiciliado en esta ciudad.
Los fundamentos de esta decisión son los siguientes:
- En la especie se está frente una falta sancionada en el CP únicamente con pena de multa, situación
que haría aplicable el procedimiento monitorio del art. 392 del CPP. Este fiscal entiende que el
procedimiento monitorio es una especie de procedimiento simplificado, por tanto se rige por las normas de
este último procedimiento, particularmente en lo que dice relación con su ámbito de aplicación (art. 388) y
con la práctica del requerimiento que permite el ejercicio de la acción penal y la iniciación del juicio (art.
390).
- El art. 390 establece que una vez que el fiscal haya recibido la denuncia de un hecho constitutivo de
delito (entendiendo el vocablo delito en el sentido del art. 3° del CP, por tanto comprensivo de las faltas y
de los simples delitos, mas no de los crímenes; ello, por las limitaciones que se establecen en cuanto al
ámbito de aplicación del mismo por el art.388) solicitará al juez de garantía competente la citación
inmediata a juicio, salvo que tuviera lugar alguno de los casos señalados en el inciso 1° in fine de esa
norma, lo que no ha ocurrido en la especie.
- El inciso 2° del art. 390 establece dos excepciones a la regla general, cual es que el fiscal debe hacer
el requerimiento. Esas excepciones dicen relación con dos faltas penales, a saber, las lesiones leves y las
injurias livianas, sancionadas respectivamente en los arts. 494 Nº 5 y 496 Nº11 del CP. Tratándose de
estos dos casos de excepción resulta meridianamente claro que sólo pueden efectuar el requerimiento los
titulares de la acción penal, conforme a lo dispuesto en los arts. 54 y 55 del CPP. Al respecto debo señalar
que en derecho las excepciones deben interpretarse restrictivamente, máxime si se trata de una norma
procesal penal, como es el caso del inciso 2° del artículo en cuestión que estable estas excepciones. Por lo
demás y a mayor abundamiento, las normas jurídicas deben ser interpretadas en el sentido de que puedan
producir efecto jurídico y sostener que en estos casos el requerimiento debe ser también practicado por el
fiscal es absolutamente contrario a estos principios interpretativos de Derecho.
- Lo anterior permite concluir, que si el art. 392 del CPP señala que en el procedimiento simplificado
monitorio el fiscal tiene que presentar el requerimiento ante el juez competente, ello es la regla general,
por tanto debe entenderse en ese sentido para todos los casos que no sean los establecidos en el inciso 2° y
final del art. 390 del CPP en comento, correspondientes a las lesiones leves y a las injurias livianas.
- Por último, existe otra disposición en el CPP que permite sustentar esta posición. En efecto el art.
399 del CPP establece los recursos que pueden interponerse en contra de la sentencia definitiva dictada en
el procedimiento simplificado y en el simplificado monitorio.

183
Esta norma, además de hacer procedente únicamente en contra de la sentencia definitiva dictada en
estos procedimientos el recurso de nulidad de los arts. 372 y siguientes del CPP, establece que “el fiscal y
el querellante, en su caso, sólo podrán recurrir si hubieren concurrido al juicio.”
Este artículo deja abierta la posibilidad de que en ciertos casos el fiscal o el querellante particular no
intervengan en estos procedimientos simplificados, casos que son aquellos a que se ha hecho alusión y
particularmente al de las lesiones leves que son las que concurren en la especie.
De este modo, según esta norma es perfectamente posible que el fiscal no sólo no haga el
requerimiento sino que ni siquiera concurra al juicio.
.......................................................
Fiscal Adjunto de .................

******

Nº 497.- LEY Nº 18.287. PROCEDIMIENTOS JUZGADOS DE POLICIA LOCAL. TEXTO

LEY Nº 18.287
ESTABLECE PROCEDIMIENTO ANTE LOS JUZGADOS DE POLICIA LOCAL
(Publicada en el Diario Oficial de 07 de febrero de 1984)
La Junta de Gobierno de la República de Chile ha dado su aprobación al siguiente

PROYECTO DE LEY:

Título I
DEL PROCEDIMIENTO ORDINARIO
Artículo 1º. El conocimiento de los procesos por contravenciones y faltas y las materias de orden
civil que sean de la competencia de los Juzgados de Policía Local, se regirán por las reglas de esta ley.
Estas reglas también serán aplicables a aquellas materias que tengan señalado por la ley un
procedimiento diverso.
Artículo 2º. Las gestiones de preparación de la vía ejecutiva, de notificación de protesto de letras y
cheques, los juicios ejecutivos y de terminación de arrendamiento, se ceñirán a los procedimientos
especiales que los rigen.
Artículo 3º. Los Carabineros e Inspectores Fiscales o Municipales que sorprendan infracciones,
contravenciones o faltas que sean de competencia de los Jueces de Policía Local, deberán denunciarlas al
Juzgado competente y citar al infractor para que comparezca a la audiencia más próxima, indicando día y
hora, bajo apercibimiento de proceder en su rebeldía. Con todo, las infracciones o contravenciones a las
normas de tránsito por detenciones o estacionamientos en lugares prohibidos que se cometan a menos de
cien metros de la entrada de postas de primeros auxilios y hospitales, sólo podrán ser denunciadas por
Carabineros. Asimismo, las contravenciones a los artículos 113, inciso primero, y 114, inciso primero, de
la Ley de Alcoholes, Bebidas Alcohólicas y Vinagres serán denunciadas exclusivamente por Carabineros,
en la forma que señala dicha ley.
La citación se hará por escrito, entregando el respectivo documento al infractor que se encontrare
presente; si no lo estuviere, se le dejará en un lugar visible de su domicilio. Una copia de la citación
deberá acompañarse a la denuncia, con indicación de la forma en que se puso en conocimiento del
infractor.
Tratándose de una infracción a las normas de tránsito o de transporte terrestre, si el infractor no se
encontrare presente, la citación se dejará en el vehículo, sin adherirla. Si el denunciado no compareciere,

184
el juez le citará por carta certificada que dirigirá al domicilio que tenga anotado en el Registro de
Vehículos Motorizados, en el Registro Nacional de Servicios de Transporte de Pasajeros o en otro registro
que lleve el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones. De la misma forma se procederá cuando la
citación no hubiere sido dejada en el vehículo por encontrarse éste en movimiento. El último domicilio
que el propietario de un vehículo inscrito tuviere anotado en el Registro de Vehículos Motorizados, será
lugar hábil para dirigirle la correspondiente carta certificada, entendiéndose practicada la diligencia,
cuando sea entregada en dicho domicilio. Sin embargo, tratándose de la infracción a la prohibición
establecida en el inciso primero del artículo 118 bis de la ley Nº 18.290, se entenderá asimismo practicada
dicha diligencia, cuando sea dejada la respectiva carta certificada en un lugar visible de éste.
Los denunciantes a que se refiere el inciso primero y los funcionarios del Juzgado debidamente
autorizados por el juez tendrán acceso, sin cargo alguno, a la información del domicilio contenida en los
Registros mencionados. El uso indebido de estos datos por los funcionarios facultados para requerirlos,
generará las responsabilidades que establece la ley.
Esta información podrá ser solicitada por cualquier medio, sea escrito, oral, computacional o
electrónico que se estime más conveniente y expedito, al organismo que tenga a su cargo el respectivo
registro. Dicho organismo estará obligado a proporcionarla de inmediato, usando el medio más fácil y
rápido para ello, sin perjuicio de remitir con posterioridad el certificado correspondiente, al requirente.
En caso que la información sea pedida por el tribunal, el Secretario dejará testimonio en el proceso de
la fecha y forma en que se requirió ese informe y, si la respuesta es oral, señalará además su fecha de
recepción, la individualización de la persona que la emitió y su tenor. Si la información hubiese sido
recabada por los denunciantes señalados en el inciso primero, deberá adjuntarse al documento con que
hagan llegar la denuncia al tribunal.
Artículo 4º. La citación al Juzgado y la carta certificada que establece el inciso tercero del artículo
anterior, se harán por duplicado y bajo apercibimiento de proceder en rebeldía. En ellas deberá constar, a
lo menos, lo siguiente:
1.- La individualización del denunciado y, si se supiere, el número de su cédula de identidad;
2.- El Juzgado de Policía Local competente y el día y hora en que deberá concurrir;
3.- La falta o infracción que se le imputa y el lugar, día y hora en que se habría cometido, y
4.- La identidad del denunciante y el cargo que desempeña.
Si se tratare de una infracción a las normas que regulan el tránsito, deberá contener, además, la placa
patente y clase del vehículo y, si fuere pertinente, la licencia de conducir, su fecha de control, la
Municipalidad que la otorgó y el domicilio que tenga anotado en ella.
El reglamento indicará las demás menciones que deban contener la citación y la carta certificada.
La denuncia que Carabineros formule al Juzgado de Policía Local deberá contener todos los detalles
y antecedentes necesarios para la correcta individualización del denunciado, el número de su cédula de
identidad, el vehículo participante y los hechos constitutivos de la infracción y la norma o normas precisas
infringidas. El reglamento señalará la forma que deberán cumplir las denuncias.
En los casos de lesiones leves o daños a los vehículos producidos en accidentes de tránsito, la
denuncia deberá indicar, además, los siguientes datos del Certificado de Póliza del Seguro Obligatorio de
Accidentes causados por vehículos motorizados vigente: nombre de la compañía aseguradora, número y
vigencia del certificado de póliza y nombre del tomador.
Si la falta consistiere en el hurto de especies cuyo valor no exceda de una unidad tributaria mensual,
se acompañará al respectivo parte policial una declaración jurada del afectado, si fuese habido, sobre la
preexistencia de las cosas sustraídas y una apreciación de su valor.
Artículo 5º. Si la denuncia fuere motivada por infracciones o contravenciones cometidas por
conductores de vehículos, en lugares o caminos alejados de la residencia del denunciado, la citación no
podrá hacerse para antes del décimo día hábil siguiente a la fecha de la notificación, pudiendo el
funcionario denunciante, atendidas las circunstancias de cada caso, extender ese término hasta el vigésimo
día hábil posterior.
En el evento previsto en el inciso anterior, el denunciado podrá concurrir al Juzgado de Policía Local
de su residencia para formular sus descargos por escrito y solicitar que, por medio de exhorto, se recabe la

185
resolución del caso y, si corresponde, el envío de la licencia retenida a dicho tribunal. El juez exhortado
comunicará al exhortante la sentencia dictada, acompañando la licencia, en su caso, la cual sólo podrá ser
devuelta al denunciado previo pago, cuando proceda, de la multa impuesta, mediante vale vista bancario a
la orden de la Tesorería Municipal correspondiente al tribunal exhortado. El juez exhortante retendrá la
boleta de citación que se hubiere extendido al denunciado y otorgará permiso provisorio para conducir
hasta por treinta días, siempre que la infracción denunciada no se refiera a falta de licencia o al hecho de
encontrarse vencida.
Lo dispuesto en este artículo no tendrá aplicación en los casos de infracciones o contravenciones que
den origen a accidentes de los cuales resulten lesiones o daños materiales a terceros.
Artículo 6º. Los funcionarios indicados en el inciso primero del artículo 3 y, en su caso, la Policía de
Investigaciones, no podrán detener ni ordenar la detención de los que sorprendan in fraganti cometiendo
una infracción, a menos de tratarse de una persona sin domicilio conocido que no rinda fianza bastante de
que comparecerá a la audiencia que se le cite.
La caución podrá consistir en un depósito de dinero hecho por ella o por otra persona, ascendente a
un cuarto de unidad tributaria mensual. Podrá también constituirse como una fianza nominal de persona
cuya solvencia calificará el mismo funcionario o tribunal. Se facilitarán al detenido las medidas racionales
y expeditas que propusiere para acreditar su domicilio o presentar su fiador. La fianza deberá imputarse al
valor de la multa que se imponga y su remanente, si lo hubiere, al monto de los daños y perjuicios que se
regulen.
Siempre que se prive de libertad a una persona, se dará estricto cumplimiento a las disposiciones del
Código de Procedimiento Penal que obliguen a informarle la razón de ello y a comunicar a su familia, a su
abogado o a la persona que indique el hecho de haber sido privado de libertad y su motivo.
Los que permanecieren detenidos serán puestos inmediatamente a disposición del Juzgado de Policía
Local, si fuere hora de despacho, o a primera hora de la audiencia más próxima en caso contrario.
El juez pondrá en conocimiento del detenido la denuncia respectiva y lo interrogará de acuerdo a su
contenido. En caso que el inculpado reconociera ante el tribunal su participación en los hechos
constitutivos de la falta que se le atribuye y se allanare a la sanción que el mismo tribunal le advirtiere que
contempla la ley para estos casos, se dictará sentencia definitiva de inmediato, la que no será susceptible
de recurso alguno. El juez, en este evento, no aplicará la sanción en su grado máximo, salvo que el
infractor sea reincidente o haya incurrido en faltas reiteradas.
La sentencia se notificará al denunciante o querellante particular, si lo hubiere.
Si el detenido negase la existencia de la falta o su participación punible en ésta, el juez procederá, en
lo demás, en la forma que se indica en esta ley. Cuando no se dictare sentencia de inmediato, o si
haciéndolo, la sentencia fuere apelada, deberá poner en libertad al detenido, salvo que, por no tener
domicilio conocido, pudiere imposibilitar su tramitación.
Artículo 7º. En los casos de demanda, denuncia de particulares o querella, el tribunal la mandará
poner en conocimiento del demandado, denunciado o querellado y, sin perjuicio de lo dispuesto en el
artículo 9º fijará día y hora para la celebración de una audiencia de contestación y prueba, a la que las
partes deberán concurrir con todos sus medios de prueba y que se celebrará con las partes que asistan.
Las partes podrán comparecer personalmente o representadas en forma legal. En los juicios en que se
litiga sobre regulación de daños y perjuicios de cuantía superior a cuatro unidades tributarias mensuales se
deberá comparecer patrocinado por un abogado habilitado para el ejercicio profesional y constituir
mandato judicial.
Artículo 8º. La notificación de la demanda, querella o denuncia, se practicará personalmente,
entregándose copia de ella y de la resolución del tribunal, firmada por el Secretario, al demandado,
querellado o denunciado.
Sin embargo, si la persona a quien debe notificarse no es habida en dos días distintos, en su casa
habitación o en el lugar donde habitualmente pernocta o ejerce su industria, profesión o empleo, el
funcionario encargado de la diligencia hará entrega de las copias indicadas a cualquier persona adulta que
allí se encuentre o la fijará en la puerta de ese lugar, siempre que se establezca que la persona a quien debe
notificarse se encuentra en el lugar del juicio y que aquella es su morada o lugar de trabajo, bastando para

186
comprobar estas circunstancias la debida certificación del ministro de fe. La entrega de estas copias se
hará sin previo decreto del juez. Si a dicho lugar no se permitiere el libre acceso, las copias se entregarán
al portero o encargado del edificio o recinto, dejándose testimonio expreso de esta circunstancia.
Las notificaciones a que se refiere este artículo, así como las demás actuaciones que determine el
Tribunal, podrán hacerse por un receptor judicial, notario, oficial del registro civil del domicilio del
demandado, denunciado o querellado, o bien por un funcionario designado por el juez, sea municipal, del
Tribunal, del servicio público a cargo de la materia o de la Corporación Nacional Forestal tratándose de
infracciones a la legislación forestal y, en casos calificados, que el tribunal determinará por resolución
fundada, por un Carabinero. La designación del funcionario del respectivo servicio público o de la
Corporación Nacional Forestal se hará de una nómina de profesionales y técnicos que el Director Regional
correspondiente enviará al tribunal, a petición de éste. Todos los funcionarios señalados actuarán como
ministro de fe, sin que sea necesaria la aceptación expresa del cargo.
En las causas seguidas por accidentes del tránsito, el juez podrá decretar el retiro del vehículo cuando
no pueda notificarse la demanda, denuncia o querella porque el domicilio del conductor o del propietario
del vehículo registrado en la Municipalidad, en el Registro Nacional de Conductores, en el Registro de
Vehículos Motorizados o en el Registro Nacional de Servicios de Transporte de Pasajeros, según sea el
caso, fuere inexistente o no correspondiere al de quien debe ser notificado.
Las personas que el Tribunal designe en conformidad a lo dispuesto en este artículo, estarán
facultadas también para ejercer todas las funciones e intervenir en todas las actuaciones señaladas en el
artículo 390 del Código Orgánico de Tribunales, y para actuar fuera del territorio jurisdiccional de aquél.
Por las actuaciones que realicen en este carácter, los funcionarios municipales o del tribunal percibirán
hasta el 75% de los derechos fijados en el arancel de receptores judiciales establecido por el Ministerio de
Justicia.
Artículo 9º. El juez será competente para conocer de la acción civil, siempre que se interponga,
oportunamente, dentro del procedimiento contravencional.
En los casos de accidentes del tránsito, la demanda civil deberá notificarse con tres días de
anticipación al comparendo de contestación y prueba que se celebre. Si la notificación no se efectuare
antes de dicho plazo, el actor civil podrá solicitar que se fije nuevo día y hora para el comparendo. En todo
caso, el juez podrá, de oficio, fijar nuevo día y hora para el comparendo.
Si la demanda civil se presentare durante el transcurso del plazo de tres días que señala el inciso
anterior, en el comparendo de contestación y prueba o con posterioridad a éste, el juez no dará curso a
dicha demanda.
Si deducida la demanda, no se hubiere notificado dentro del plazo de cuatro meses desde su ingreso,
se tendrá por no presentada.
Si no se hubiere deducido demanda civil o ésta fuere extemporánea o si habiéndose presentado no
hubiere sido notificada dentro de plazo, podrá interponerse ante el juez ordinario que corresponda,
después que se encuentre ejecutoriada la sentencia que condena al infractor, suspendiéndose la
prescripción de la acción civil de indemnización durante el tiempo de sustanciación del proceso
infraccional. Esta demanda se tramitará de acuerdo con las reglas del juicio sumario, sin que sea aplicable
lo dispuesto en el artículo 681 del Código de Procedimiento Civil.
Artículo 10. La defensa del demandado, denunciado o querellado podrá hacerse verbalmente o por
escrito. Las partes podrán formular observaciones a la demanda, denuncia o querella y a la defensa, en su
caso, de lo que se dejará constancia por escrito.
Podrá el demandado, al formular su defensa, reconvenir al actor de los daños sufridos como
consecuencia del accidente. La reconvención se tramitará conjuntamente con la demanda, en el mismo
comparendo a que fueron citadas las partes y ella no podrá ser deducida en ninguna otra oportunidad
durante la secuela del juicio; sin perjuicio de que el interesado haga valer sus derechos ante la justicia
ordinaria, de acuerdo con las reglas generales, una vez que se declare por sentencia firme la culpabilidad
de la persona a quien se pretenda demandar.

187
En todo caso y oída la defensa del demandado, el juez, si lo estima conveniente y en resguardo de los
derechos del demandante o demandado, podrá suspender el comparendo y fijar nuevo día y hora para su
continuación, con el solo objeto de recibir la prueba.
Artículo 11. En el comparendo y después de oír a las partes, el juez las llamará a conciliación sobre
todo aquello que mire a las acciones civiles deducidas. Producida la conciliación, la causa proseguirá su
curso en lo contravencional.
No obstante lo dispuesto en el inciso anterior, el juez podrá llamar nuevamente a conciliación en el
curso del proceso.
Las opiniones que emita el juez, en el acto de la conciliación, no lo inhabilitan para seguir
conociendo de la causa.
De la conciliación total o parcial se levantará acta que contendrá sólo las especificaciones del arreglo,
la cual suscribirá el juez, las partes y el secretario, y tendrá el mérito de sentencia ejecutoriada.
Artículo 12. En el procedimiento de Policía Local, no podrá presentarse por cada parte más de cuatro
testigos, cualquiera que fuere el número de hechos controvertidos. Tratándose de daños en choque, si el
conductor y el propietario de un vehículo fueren personas diferentes, sólo se considerarán partes distintas
si entre ellos existe, en el juicio, algún interés contradictorio.
No será admisible, en el procedimiento de Policía Local, la prueba de testigos para acreditar la
existencia o fecha de un acto que sea título traslaticio del dominio de un vehículo motorizado.
En los casos de accidentes del tránsito, cuando las partes quieran rendir prueba testimonial, deberán
indicar el nombre, profesión u oficio y residencia de los testigos en una lista que entregarán en la
Secretaría antes de las 12 horas del día hábil que precede al designado para la audiencia. No se
examinarán testigos no incluidos en tales listas, salvo acuerdo expreso de las partes.
Cuando la falta consista en el hurto de especies cuyo valor no exceda de una unidad tributaria
mensual, será antecedente suficiente para acreditar la preexistencia de los objetos sustraídos, para todos
los efectos procesales, la declaración jurada a que se refiere el inciso final del artículo 4º.
Artículo 13. El juez podrá ordenar la comparecencia personal del demandado, denunciado o
querellado, si lo estimare necesario, bajo los apercibimientos legales a que se refiere el artículo 380 del
Código de Procedimiento Civil. Igual facultad tendrá para ordenar la comparecencia de los testigos.
Artículo 14. El juez apreciará la prueba y los antecedentes de la causa, de acuerdo con las reglas de la
sana crítica y del mismo modo apreciará la denuncia formulada por un carabinero, inspector municipal u
otro funcionario que en ejercicio de su cargo deba denunciar la infracción. El solo hecho de la
contravención o infracción no determina necesariamente la responsabilidad civil del infractor, si no existe
relación de causa a efecto entre la contravención o infracción y el daño producido.
Al apreciar la prueba de acuerdo con las reglas de la sana crítica, el tribunal deberá expresar las
razones jurídicas y las simplemente lógicas, científicas o técnicas en cuya virtud les asigne valor o las
desestime. En general, tomará en especial consideración la multiplicidad, gravedad, precisión,
concordancia y conexión de las pruebas y antecedentes del proceso que utilice, de manera que el examen
conduzca lógicamente a la conclusión que convence al sentenciador.
Artículo 15. Tratándose de la denuncia a que se refiere el artículo 3º y cumplidos los trámites
establecidos en dicha disposición, el juez podrá dictar resolución de inmediato, si estima que no hubiere
necesidad de practicar diligencias probatorias.
La sola denuncia por comercio clandestino en la vía pública, formulada por el personal de
Carabineros, constituirá presunción de haberse cometido la infracción. En este caso, no será necesaria la
asistencia a declarar de los funcionarios que como testigos figuren en dicha denuncia, salvo que el juez la
ordene por resolución fundada.
Artículo 16. El juez podrá decretar en todos los asuntos de que conozca, durante el transcurso del
proceso, las diligencias probatorias que estime pertinentes.
Siempre que sea necesario fijar el valor de la cosa objeto de la falta, el juez la hará tasar por peritos.
Al efecto, de estar la cosa en poder del tribunal, la entregará a éstos o les permitirá su inspección,
proporcionándoles los elementos directos de apreciación sobre los que deberá recaer el informe. De no
estar la cosa en poder del tribunal, les proporcionará los antecedentes que obren en el proceso, en base a

188
los cuales los peritos deberán emitir su informe. Cuando del proceso no resulte probado el valor de la cosa
ni pudiere estimarse por peritos u otro arbitrio legal, el tribunal hará su regulación prudencialmente.
Cuando procediere, el juez requerirá informe acerca de las anotaciones del inculpado en el Registro
General de Condenas.
En las denuncias por infracciones a las normas del tránsito, cuando el infractor hubiere registrado
domicilio inexistente o falso, o el domicilio registrado no sea el actual del inculpado, el juez podrá ordenar
el retiro del vehículo de la circulación hasta que registre su domicilio correctamente.
Artículo 16 bis. Tratándose de la aplicación de la Ley sobre Expendio y Consumo de Bebidas
Alcohólicas, el juez podrá, a solicitud fundada de funcionarios fiscalizadores, decretar la entrada y registro
a inmuebles sujetos a fiscalización que se encontraren cerrados o en que hubiere indicios de que se están
vendiendo, proporcionando o distribuyendo clandestinamente bebidas alcohólicas.
El tribunal se pronunciará de inmediato sobre la solicitud, con el solo mérito de los antecedentes que
se le proporcionen, y dispondrá que la diligencia se lleve a efecto siempre con el auxilio de la fuerza
pública, la que requerirá en conformidad al artículo 25.
El juez practicará la diligencia personalmente, pudiendo, si sus ocupaciones no se lo permiten,
comisionar para hacerlo al secretario del tribunal o a los funcionarios fiscalizadores que nominativamente
designe en la resolución respectiva.
La resolución que autorizare la entrada y registro se notificará al dueño o encargado del local en que
hubiere de practicarse la diligencia o, en ausencia de ambos, a cualquiera persona mayor de edad que se
hallare en el lugar o edificio, quien podrá presenciar la diligencia. Si no se hallare a nadie, se hará constar
esta circunstancia en el acta de la diligencia, invitándose a un vecino a presenciarla.
De todo lo obrado deberá dejarse constancia escrita en un acta que firmarán todos los concurrentes, y
se dará recibo de las especies incautadas al propietario o encargado del lugar.
Artículo 17. La sentencia deberá dictarse dentro del plazo de quince días, contado desde la fecha en
que el juicio se encuentre en estado de fallo.
La sentencia expresará la fecha, la individualización de las partes o del denunciado, en su caso, una
síntesis de los hechos y de las alegaciones de las partes, un análisis de la prueba y las consideraciones de
hecho y derecho que sirvan de fundamento al fallo y la resolución de las cuestiones sometidas a la
decisión del tribunal.
La sentencia una vez ejecutoriada, tendrá mérito ejecutivo y su cumplimiento se hará efectivo ante el
mismo tribunal.
Si el cumplimiento se solicita dentro del plazo de treinta días contado desde que la resolución se hizo
exigible se llevará a efecto en conformidad al procedimiento señalado en el párrafo 1º del Título XIX del
Libro I del Código de Procedimiento Civil, pero ante el mismo tribunal a que se refiere el inciso
precedente. La resolución que ordena la ejecución deberá notificarse personalmente o en conformidad al
artículo 48 de dicho Código.
Artículo 18. Las resoluciones se notificarán por carta certificada, la que deberá contener copia íntegra
de aquéllas. Las sentencias que impongan multas superiores a cinco unidades tributarias mensuales, las
que cancelen o suspendan licencias para conducir y las que regulen daños y perjuicios superiores a diez
unidades tributarias mensuales, se notificarán personalmente o por cédula.
La sentencia que imponga pena de prisión será notificada en persona al condenado.
Se entenderá practicada la notificación por carta certificada, al quinto día contado desde la fecha de
su recepción por la oficina de Correos respectiva, lo que deberá constar en un libro que, para tal efecto,
deberá llevar el secretario. Si la carta certificada fuere devuelta por la oficina de correos por no haberse
podido entregar al destinatario, se adherirá al expediente. Lo anterior es sin perjuicio de la aplicación de
las reglas generales sobre nulidad procesal.
De toda notificación se dejará testimonio en el proceso.
Artículo 19. Cuando se trate de una primera infracción y aparecieren antecedentes favorables, el juez
podrá, sin aplicar la multa que pudiere corresponderle, apercibir y amonestar al infractor. Ello sin
perjuicio de ordenar que se subsane la infracción, si fuere posible, dentro del plazo que el tribunal
establezca.

189
Podrá absolver al infractor en caso de ignorancia excusable o buena fe comprobada.
Si se dictare sentencia absolutoria en materia de tránsito, el secretario del tribunal deberá entregar al
denunciado un certificado en que conste dicha absolución y los datos esenciales de la denuncia.
Artículo 20. Si resultare mérito para condenar a un infractor que no hubiere sido antes sancionado, el
juez le impondrá la pena correspondiente, pero si aparecieren antecedentes favorables, podrá dejarla en
suspenso hasta por un año, declarándolo en la sentencia misma y apercibiendo al infractor para que se
enmiende.
Si dentro de ese plazo éste reincidiere, el fallo que se dicte en el segundo proceso lo condenará a
cumplir la pena suspendida y la que corresponda a la nueva contravención o falta de que se le juzgue
culpable.
No podrá suspenderse la pena en que se condene en los casos de infracciones calificadas de
gravísimas o graves por la Ley de Tránsito.
Artículo 20 bis. En aquellas comunas donde la Municipalidad o el Alcalde haya previsto la
posibilidad de efectuar trabajos en beneficio de la comunidad, el juez, determinada la multa y a petición
expresa del infractor y siempre que éste carezca de medios económicos suficientes para su pago, podrá
conmutarla en todo o parte, por la realización del trabajo que el infractor elija dentro de dicho programa.
El tiempo que durarán estos trabajos quedará determinado reduciendo el monto de la multa a días, a
razón de un día por cada quinto de unidad tributaria mensual, los que podrán fraccionarse en horas para no
afectar la jornada laboral o escolar que tenga el infractor, entendiéndose que el día comprende ocho horas
laborales. Los trabajos se desarrollarán durante un máximo de ocho horas a la semana, y podrán incluir
días sábado y feriados.
La resolución que otorgue la conmutación deberá señalar expresamente el tipo de trabajo, el lugar
donde deba realizarse, su duración y la persona o institución encargada de controlar su cumplimiento. La
no realización cabal y oportuna del trabajo elegido, dejará sin efecto la conmutación por el solo ministerio
de la ley y deberá pagarse la multa primitivamente aplicada a menos que el juez, por resolución fundada,
adopte otra decisión.
Artículo 21. Si aplicada una multa y antes de ser pagada se pidiere reposición, haciendo valer el
afectado antecedentes que a juicio del tribunal comprueban la improcedencia de la sanción o su excesivo
monto, el juez podrá dejarla sin efecto o moderarla, según lo estimare procedente, en resolución fundada.
Este recurso sólo podrá ejercitarse dentro de los treinta días siguientes a la notificación de la
resolución condenatoria.
Artículo 22. Las multas aplicadas por los tribunales a que se refiere esta ley, deberán ser enteradas en
la Tesorería Municipal respectiva dentro del plazo de cinco días.
El Tesorero emitirá un recibo por duplicado, entregará un ejemplar al infractor y enviará otro al
Juzgado a más tardar al día siguiente del pago. El secretario del tribunal agregará dicho recibo a los autos,
dejando en ellos constancia del ingreso de la multa.
Toda persona que hubiere sido denunciada a un Juzgado de Policía Local por los funcionarios a que
se refiere el artículo 3, debido a infracciones o contravenciones graves, menos graves o leves a la Ley de
Tránsito o a las normas de transporte terrestre, que no hayan causado lesiones o daños, podrá eximirse de
concurrir al Tribunal en cumplimiento de la citación que se le haya practicado, si acepta la infracción y la
imposición de la multa.
Se entenderá que el denunciado las acepta, poniéndose término a la causa, por el solo hecho de que
proceda a pagar la multa respectiva, dentro de quinto día de efectuada la denuncia, presentando la copia de
la citación, en la que se consignará la infracción cometida. En este caso, tendrá derecho a que se le
reduzca en un 25% el valor de la multa, que se deducirá de la cantidad a pagar. El pago deberá hacerse en
la Tesorería Municipal correspondiente al lugar en que se haya cometido la infracción, o en la entidad
recaudadora con la que haya celebrado convenio esa Municipalidad, quienes harán llegar al Tribunal el
comprobante de pago a la brevedad. Para estos efectos, el Juez de Policía Local remitirá al Tesorero
Municipal la nómina de las infracciones con sus correspondientes multas y el valor que resulte de la
deducción del 25% antes aludida. El Juzgado de Policía Local o la unidad de Carabineros en cuyo poder

190
se encuentre la licencia de conducir, la devolverá al infractor contra entrega del comprobante de pago
respectivo.
No obstante lo dispuesto en el inciso primero, tratándose de las infracciones al decreto con fuerza de
ley Nº 34, de 1931, sobre Pesca y a su reglamentación, la multa deberá enterarse en la Tesorería Municipal
de la comuna en que se cometió la infracción.
Tratándose de infracciones al decreto con fuerza de ley Nº 34, de 1931, sobre Pesca, las especies
decomisadas serán enviadas directamente a la municipalidad de la comuna en que se cometió la
infracción, con excepción de los productos hidrobiológicos que podrán ser destinados directamente por el
juez que conoce de la denuncia a establecimientos de beneficencia o instituciones similares.
Las Municipalidades que perciban ingresos por concepto de multas por infracciones cometidas en
otra comuna que carezca de Juez de Policía Local, deberán remitir el 80% del total recibido a la
Municipalidad de la comuna en cuyo territorio se cometió la infracción. Ambas Municipalidades deberán
ajustarse a lo dispuesto en el artículo 55 de la ley Nº 15.231.
Artículo 23. Transcurrido el plazo de cinco días a que se refiere el artículo anterior sin que se hubiere
acreditado el pago de la multa, el tribunal podrá decretar, por vía de sustitución y apremio, alguna de las
siguientes medidas contra el infractor: reclusión nocturna, reclusión diurna o reclusión de fin de semana, a
razón de un día o una noche por cada quinto de unidad tributaria mensual, con un máximo de quince
jornadas diarias, diurnas o nocturnas, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 20 bis. Dichas medidas
podrán ser decretadas en forma total o parcial, o en determinados días de la semana, especificando
duración, lugar y forma de cumplir con lo decretado.
Tratándose de multas superiores a veinte unidades tributarias mensuales, tales medidas no obstarán al
ejercicio de la acción ejecutiva.
La aplicación de estas medidas de sustitución y apremio no podrá suspenderse o dejarse sin efecto
sino por orden del mismo Tribunal que las dictó o por el pago de la multa, cuyo monto deberá expresarse
en ella. El organismo policial encargado de diligenciar la orden o de custodiar al infractor podrá recibir
válidamente el pago de la multa, en cuyo caso devolverá al Tribunal dentro de tercero día la orden
diligenciada y el dinero recaudado.
A solicitud de parte, el juez podrá sustituir una medida por otra durante el cumplimiento de ésta.
Lo dispuesto en este artículo no regirá tratándose de sentencias recaídas en las causas a que se refiere
el artículo siguiente.
En los procesos por faltas, regirán las disposiciones del Código de Procedimiento Penal.
Artículo 24. Tratándose de las denuncias señaladas en el inciso tercero del artículo 3º, el Secretario
del Tribunal, cada dos meses, comunicará las multas no pagadas para su anotación en el Registro de
Multas del Tránsito no pagadas. Mientras la anotación esté vigente, no podrá renovarse el permiso de
circulación del vehículo afectado. El plazo de prescripción será de tres años, contado desde la fecha de la
anotación.
La operación y administración permanente del Registro corresponderá al Servicio de Registro Civil e
Identificación, de acuerdo a un reglamento que dictará el Presidente de la República, y que deberá ser
suscrito conjuntamente por los Ministerios de Justicia y de Transportes y Telecomunicaciones.
El permiso de circulación del vehículo podrá renovarse si su monto es pagado simultáneamente con
las multas que figuren como pendientes en el Registro, sus reajustes y los aranceles que procedan. Para
ello, en el mes de diciembre de cada año, el Registro remitirá a los municipios la nómina de vehículos que
se encuentren en tal situación, señalando la placa patente, fecha de anotación de la morosidad, monto de la
multa, juzgado que la impuso y causa en la cual incide.
La municipalidad que reciba el pago de la multa impuesta por un juzgado de policía local de otra
comuna, percibirá un 20% de ella y remitirá al Registro el 80% restante, junto con el arancel que a éste le
corresponda, para que proceda a eliminar la anotación. A su vez, dentro de los 90 días siguientes, el
Registro hará llegar a las municipalidades respectivas el porcentaje de la multa que le fue enviada. No
obstante, tratándose de aquellas multas a que se refiere el número 6 del inciso segundo del artículo 14 de
la ley Nº 18.695, Orgánica Constitucional de Municipalidades, la municipalidad que reciba el pago, lo
enterará en su totalidad directamente al Fondo Común Municipal. En este caso, no procederá la deducción

191
del 20% antes señalado. Con todo, la municipalidad que reciba el pago, deberá remitir al Registro, dentro
de los treinta días siguientes, el arancel que a éste corresponda para que proceda a eliminar la anotación
respectiva.
Si el pago de una multa ya registrada se efectuare en la Tesorería Municipal correspondiente al lugar
en que se cometió la infracción o en la entidad recaudadora con la que haya celebrado convenio esa
municipalidad, ésta informará al Registro ese hecho y le enviará el arancel respectivo dentro de los 90 días
siguientes.
Artículo 24 bis. Para eliminar la anotación de morosidad en el Registro, el interesado deberá pagar,
junto con el valor de las multas y los reajustes que procedan, el arancel correspondiente.
Las resoluciones posteriores que acrediten el pago, modifiquen la cuantía de la multa o absuelvan de
ella, serán comunicadas al Registro para que la anotación que se hubiera practicado sea eliminada o
modificada, según corresponda.
Si, debido a una anotación errónea, inexacta, equívoca o incompleta en el Registro, el interesado en
obtener la renovación del permiso de circulación del vehículo tuviere que pagar las cantidades a que se
refiere el inciso primero sin estar legalmente obligado, tendrá derecho a que se le devuelva la suma
reajustada. Lo anterior no obstará a que demande la indemnización del daño que le hubiere causado el
tratamiento indebido de los datos.
Sin perjuicio de lo dispuesto en el inciso precedente, las personas naturales propietarias de los
vehículos tendrán los derechos que establece la ley Nº 19.628 en relación con el Registro y la
municipalidad que le haya proporcionado los datos.
Artículo 25. Para hacer efectivo el cumplimiento de la sanción y la práctica de las diligencias que
decrete, el juez de policía local podrá requerir, aun fuera de su territorio jurisdiccional, el auxilio de la
fuerza pública, directamente del jefe de la unidad respectiva más inmediata al lugar en que se debe
cumplir la resolución o diligencia.
Artículo 26. En los asuntos a que dé lugar la aplicación de esta ley, el juez de policía local se
pronunciará sobre el discernimiento de los inculpados menores de dieciocho años y mayores de dieciséis,
sin que sea necesario oír al juez de menores.
En todo caso, el juez podrá amonestar o sancionar con multa al padre, guardador o persona a cuyo
cargo estuviere el menor.
Encontrándose firme la resolución que declare que el menor ha actuado sin discernimiento, el juez de
policía local remitirá el proceso al juez de letras de menores que corresponda, para su conocimiento y
resolución.”
Artículo 27. Los plazos de días que establece esta ley se suspenderán durante los feriados.
Artículo 28. Si la infracción afecta a sociedades civiles o comerciales o a corporaciones o
fundaciones con personalidad jurídica, el procedimiento podrá seguirse con el gerente, administrador o
presidente, no obstante cualquier limitación establecida en los estatutos o actos constitutivos de la
sociedad, corporación o fundación.
Si se tratare de fundaciones, corporaciones, comunidades, sociedades de hecho sin personalidad
jurídica u otras entidades similares, podrá seguirse el procedimiento con su administrador o
administradores o con quien o quienes tuvieren su dirección. Si no se pudiere determinar quien tuviere su
administración o dirección, valdrá el emplazamiento hecho a cualquiera de sus miembros.
Artículo 29. Regirá respecto de los procesos por faltas o contravenciones lo dispuesto en los artículos
174 a 180, inclusive, del Código de Procedimiento Civil, en cuanto les fueren aplicables.
Sin embargo, la sentencia condenatoria no surtirá sus efectos respecto del tercero civilmente
responsable que no hubiere tomado conocimiento de la denuncia o querella seguida ante el juez de policía
local por notificación efectuada en conformidad con el artículo 8º, antes de la dictación de la sentencia.
Las sentencias condenatorias definitivas y ejecutoriadas por faltas se comunicarán al Servicio de
Registro Civil e Identificación, para su inscripción en el prontuario respectivo, cuando se trate de las faltas
a que se refieren los artículos 494, Nº 19, y 495, Nº 21, del Código Penal.

192
Título II
DE LAS MEDIDAS PRECAUTORIAS
Artículo 30. Para asegurar el resultado de la acción, el juez podrá decretar, en cualquier estado del
juicio y existiendo en autos antecedentes que las justifiquen, cualquiera de las medidas señaladas en el
Título V del Libro II del Código de Procedimiento Civil, debiendo ellas limitarse a los bienes necesarios
para responder a los resultados del proceso.
En los casos que el tribunal estime urgentes, podrá conceder las medidas precautorias antes de
notificarse la demanda, en el carácter de prejudiciales, siempre que se rinda fianza u otra garantía
suficiente, a juicio del tribunal, para responder por los perjuicios que se originen y multas que se
impongan.
Las medidas a que se refieren los incisos anteriores, podrán también ser decretadas de oficio por el
juez. Su duración, en tal caso, será de treinta días sin perjuicio del derecho de las partes para solicitar que
se mantengan o que se decreten otras.
Las medidas señaladas en los incisos anteriores y los embargos, cuando recayeren en un vehículo
motorizado, se anotarán en el Registro de Vehículos Motorizados.
Podrá, además, el juez decretar en forma inmediata el retiro de la circulación del o los vehículos
directamente comprendidos en el proceso, cuando exista fundamento grave que lo justifique.
Artículo 31. Se aplicarán las penas señaladas en el artículo 467 del Código Penal al que, notificado
personalmente de la resolución que decreta una medida precautoria y con perjuicio para aquel en cuyo
favor se concedió, incurriere en alguno de los hechos siguientes:
1.- Si faltare a sus obligaciones de depositario o ejecutare cualquier acto que signifique burlar los
derechos del acreedor;
2.- Si diere el vehículo en prenda a favor de un tercero o celebrare cualquier contrato en virtud del
cual pierda su tenencia;
3.- Si desobedeciere o entorpeciere las resoluciones judiciales para la inspección del vehículo;
4.- Si lo transformare sustancialmente, sustituyere el motor o alterare el número de éste, sin
autorización escrita de su contraparte o del tribunal;
5.- Si abandonare o destruyere el vehículo, y
6.- Si lo enajenare.

Título III
DE LA APELACION
Artículo 32. En los asuntos de que conocen en primera instancia los jueces de policía local, procederá
el recurso de apelación sólo en contra de las sentencias definitivas o de aquellas resoluciones que haga
imposible la continuación del juicio. El recurso deberá ser fundado y se interpondrá en el término fatal e
individual de cinco días, contados desde la notificación de la resolución respectiva.
Conocerá de él la Corte de Apelaciones respectiva y se tramitará conforme a las reglas establecidas
para los incidentes.
Si el apelante no compareciere dentro del plazo de cinco días desde que se reciban los autos en la
secretaría del tribunal de segunda instancia, éste declarará desierto el recurso de apelación respectivo.
Se aumentará este término en tres días más, cuando los autos se remitan desde un tribunal de primera
instancia que funcione fuera de la comuna en que resida el de alzada.
Artículo 33. Son inapelables las sentencias definitivas dictadas en procesos por simples infracciones a
la Ley de Tránsito que sólo impongan multas.
Asimismo, son inapelables las sentencias definitivas que sólo impongan la sanción de amonestación o
multa, dictadas en procesos por contravención a los artículos 113, inciso primero, y 114, inciso primero,
de la Ley de Alcoholes, Bebidas Alcohólicas y Vinagres.

193
Artículo 34. Concedido el recurso deberá enviarse los antecedentes al tribunal de alzada, dentro de
tercero día, contado desde la última notificación de la resolución que conceda la apelación.
El tribunal de segunda instancia podrá admitir a las partes presentar las pruebas que no hayan
producido en primera. Sin embargo, solamente podrá recibirse la prueba testifical que, ofrecida en primera
instancia, no se hubiere rendido por fuerza mayor u otro impedimento grave.
Artículo 35. El tribunal de alzada podrá pronunciarse sobre cualquier decisión de la sentencia de
primera instancia, aunque en el recurso no se hubiere solicitado su revisión.
Artículo 36. El plazo para fallar el recurso será de seis días, el que se contará desde que la causa
quede en estado de fallo.
Las resoluciones que se dicten en esta instancia se notificarán por el estado y exclusivamente a las
partes que hayan comparecido.
Artículo 37. En la apelación podrán hacerse parte el representante legal de la respectiva
Municipalidad, el jefe del Servicio que corresponda y el infractor.
Artículo 38. No procederá el recurso de casación en los juicios de policía local.

Título IV
DEL PROCEDIMIENTO DE CANCELACION Y SUSPENSION DE LA LICENCIA DE
CONDUCTOR POR ACUMULACION DE ANOTACIONES DE INFRACCIONES
Artículo 39. El juez de policía local abogado del domicilio que el conductor tenga anotado en el
Registro Nacional de Conductores de Vehículos Motorizados o aquel que sea competente de acuerdo con
el penúltimo inciso del artículo 14 de la ley Nº 15.231, si el del domicilio no fuere abogado, conocerá de
la cancelación o suspensión de la licencia de conductor cuando proceda por acumulación de anotaciones
de infracciones en aquel Registro, sin perjuicio de la facultad de los tribunales para cancelar o suspender
la licencia en los procesos de que conozcan.
Artículo 40. El juez, con la información que le envíe el Registro Nacional de Conductores, citará al
afectado a una audiencia para un día y hora determinados, en la que deberán hacerse valer los descargos.
Para tal efecto, se citará al conductor afectado mediante cédula, en extracto, que se dejará en su
domicilio. Si no concurriere a la citación o el domicilio registrado no le correspondiere o fuere inexistente,
el juez ordenará su arresto para que concurra a la presencia judicial.
Efectuados los descargos, el juez fallará en el acto o recibirá la prueba, decretando todas las
diligencias que estime pertinentes.
No procederá recurso alguno contra las sentencias y demás resoluciones que se dicten en este
procedimiento.
Artículo 41. El conductor que sin tener causa legítima que lo justifique, impidiere el cumplimiento de
la cancelación o suspensión de su licencia, podrá ser apercibido con arresto hasta por quince días, que
podrán repetirse hasta que cese el impedimento.
Artículo 42. Sin perjuicio de las obligaciones de Carabineros de Chile, Investigaciones de Chile
deberá ejecutar las órdenes de investigar o de arresto que el juez de policía local emita para hacer efectiva
la cancelación o suspensión de la licencia de conductor.

Título V
DISPOSICIONES VARIAS
Artículo 43. Corresponde al Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones de conformidad con las
facultades que le fueron asignadas por la ley Nº 18.059 definir, señalar las características fundamentales y
determinar las redes viales básicas en cada comuna del país.
Artículo 44. Introdúcense las siguientes modificaciones a la ley Nº 15.231:
1.- Introdúcese, como inciso cuarto del artículo 5º, pasando los actuales incisos cuarto y quinto a ser
quinto y sexto respectivamente, el siguiente:

194
“Los jueces de policía local y secretarios de estos tribunales no podrán intervenir como abogados
patrocinantes, apoderados o peritos en los asuntos en que conozcan tales tribunales.”.
2.- Reemplázase el artículo 52 por el siguiente:
“Artículo 52. Los jueces de policía local, en los asuntos de que conozcan y sin perjuicio de lo
establecido en leyes especiales, podrán aplicar las siguientes sanciones:
a) Prisión en los casos contemplados en la presente ley;
b) Multa de hasta tres unidades tributarias;
c) Comiso de las especies materia del denuncio, en los casos particulares que señalen las leyes y las
ordenanzas respectivas, y
d) Clausura, hasta por treinta días.
Tratándose de contravenciones a los preceptos que reglamentan el tránsito público y el transporte por
calles y caminos podrán aplicar, separada o conjuntamente, las siguientes sanciones:
1.- Multas de hasta cinco mil pesos;
2.- Comiso en los casos particulares que señale la Ley de Tránsito.
3.- Retiro de los vehículos que por sus condiciones técnicas constituyen un peligro para la
circulación, y
4.- Suspensión de la licencia hasta por seis meses o cancelación definitiva de la misma. Estas
medidas podrán decretarse en los casos que determine la Ley del Tránsito, debiendo el juez comunicar al
Servicio de Registro Civil e Identificación la imposición de estas penas como de las otras que se indiquen
en la Ley de Tránsito.
3.- Elimínase, en el inciso tercero del artículo 54, la frase “la autoridad policial o”.
4.- Sustitúyese el artículo 55 por el siguiente:
“Artículo 55. Las multas que los Juzgados de Policía Local impongan serán a beneficio municipal, no
estarán afectas a recargo legal alguno y un dieciocho por ciento de ellas se destinará al Servicio Nacional
de Menores para la asistencia y protección del niño vago y del menor en situación irregular. Las
Municipalidades deberán poner a disposición del Servicio Nacional de Menores a lo menos
quincenalmente estos recursos.”.
5.- Sustitúyese el artículo 57 por el siguiente:
“Artículo 57. Las multas expresadas en pesos que corresponde aplicar a los Juzgados de Policía Local
se reajustarán anualmente en el mismo porcentaje de alza que experimente el Índice de Precios al
Consumidor que fija el Instituto Nacional de Estadísticas, aproximando su monto a la centena.
El Ministerio de Justicia, durante el mes de enero de cada año, establecerá el porcentaje de alza que
corresponde por el año calendario anterior, la que se aplicará a contar del 1 de febrero de cada año.”.
6.- Sustitúyese el artículo 63 por el siguiente:
“Artículo 63. Los Tribunales de Justicia o los Juzgados de Policía Local podrán otorgar, a los
conductores que tengan su licencia de conductor retenida con motivo de procesos pendientes, permisos
provisorios para conducir, que no podrán exceder del plazo de treinta días.
Este permiso podrá renovarse por igual plazo, mientras el proceso se encuentre pendiente.”.
7.- Sustitúyese el artículo 65 por el siguiente:
“Artículo 65. Investigaciones de Chile deberá cumplir las órdenes de investigación o arresto que
emitan los Jueces de Policía Local en las causas de que conozcan, sin perjuicio de los deberes de
Carabineros de Chile en esta materia.”.
Artículo 45. Deróganse los Títulos III y IV y los artículos 51, 64, 67, 69, 70 y 71 de la ley Nº 15.231.
Artículo 46. La presente ley regirá a partir del 1º de enero de 1985. Sin embargo, su Título IV regirá a
partir del 1º de enero de 1986.
Artículo transitorio. Las inscripciones del dominio de los vehículos motorizados, las medidas
precautorias, las prohibiciones y cualquier otra limitación de su dominio que estuvieren inscritas a la
vigencia de esta ley, en el Registro de Vehículos Motorizados, de acuerdo con las normas del Título IV de
la ley Nº 15.231, no serán afectadas por la derogación de dicho Título IV, mientras no se practiquen las
nuevas inscripciones en el Registro de Vehículos Motorizados a que se refiere el Título III de la ley Nº
18.290.

195
JOSE T. MERINO CASTRO, Almirante, Comandante en Jefe de la Armada, Miembro de la Junta de
Gobierno.- FERNANDO MATTHEI AUBEL, General del Aire, Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea,
Miembro de la Junta de Gobierno.- CESAR MENDOZA DURAN, General Director de Carabineros,
Miembro de la Junta de Gobierno. CESAR RAUL BENAVIDES ESCOBAR, Teniente General de
Ejército, Miembro de la Junta de Gobierno.
Por cuanto he tenido a bien aprobar la precedente ley, la sanciono y la firmo en señal de
promulgación. Llévese a efecto como ley de la República.
Regístrese en la Contraloría General de la República, publíquese en el Diario Oficial e insértese en la
Recopilación Oficial de dicha Contraloría.
Santiago, 18 de enero de 1984. AUGUSTO PINOCHET UGARTE, General de Ejército, Presidente
de la República.- Hugo Rosende Subiabre, Ministro de Justicia.

******

Nº 498.- LEY Nº 18.216. REMISION, RECLUSION NOCTURNA Y LIBERTAD VIGILADA.


EXPLICACIÓN
Ley Nº 18.216, de 14-05-1983, Ley Nº 19.047, modificada por las leyes Nºs. 19.114 y 19.158.
La anterior ley N