Está en la página 1de 143
ISMAIL XAVIER, EL DISCURSO CINEMATOGRAFICO La opacidad y la transparencia MANANTIAL Buenos Aires Til ctl O dike ematipco ‘packed es ranparénce koa Pe Tene (© ina Nave, 2005 Foor Artive Gnas Relea Coles Tera: Dies, Grado You! “iad dl porups: Maio Crs “Toad dela eer i dl portage evanday pa Revie dee ada lar 8 Rusa ii de tape Edoardo Ri, av i dieu dogmaogenopcd y waporncis td Base As! Maal, 08 Dep satst ‘sav 97-son1206 1, Gemmogmt Tio Hecho eld gue ach ey 1.723 (© 2008, EAkions Manan SR Ad de Mayo 1365, 6" po 8S) Bueno Ae Aegina Te 1) 9365-735 40069 Infeersnantalcom 1580978 97-5004206 Der eras ie soda jal cacy ue animist oe estore de tly cr cag oa ar faler medio, cesenco 9 scsi medane escape Sic ues modo sl pba penby eto del cir Su te linc palo priate 1785735460 Indice ‘efi, Arindo Machado . Feélogo a la eicin en castellano Inerodacion " 1. La yemana de cine yl identfcacion TBI découpage sin... Del natuclima al realism xtc. 1a representacin naturalist de Helly wood. Las experincias de Kulecho¥ nn realise de a “visi de mundo” El ealismo extcoexplceado un. 1. Bl realismo revelado yl xtica al monte "lempirismo de Keacauer yet umanismo corals El modelo de Andeé Bazin, Las correcionesfenomenolégias la “apertura” V. La vanguard ni lsntreaismo y el cine de rombras 13 9 SBI dixcreo cinemagritico line potico y cine puro nn El advenimiento del objeto la intligencia del siguina fs El modelo onic La imagen arquetpo 1G mirada visionatay la cuestionepistemolgic. ‘VicE cinediseurso y la deconstruccion isensteins del montaje de aracciones al cine intelectual El ipacto de as cence del tea La deconstrccion VI Las asa dicotomias ssn Apéndice (1984) Las aventuras del dspostvo (1978-2004) ‘Las aventuras del dispesitive: primer movimiento Las avenuras del dlspesitiv: Segundo movimiento Revisando las oposiciones: opacdadizansparencia, vertical (poesafhorizontal (naratva, fuera del Feagmenteloyica del sentido Reflexion final Indice onoméstico * Indice de revets 16 43 148 153 158 m 7 192 135 a2 29 2s 2a 255 260 24 28s 289 Prefacio Hace as treinta aos que Bl discarso cinematogrifcn esis te con entereza como la mas importante obea sobre teota eine rmatogrifiea produc en Brasil aun considerando la exclenca de otras contibaciones que legavon despues, algunas incluso del propio Ismail Xaver, Vata generaciones de profesionales dec hey del audiovisual y la comnicacion en general se formaron en Tae universidade rniendo et libro como principal eerencla Iubliogatica, Las maones son simples de elucdas En primer I sat, Nave posce un ampli conacimiento sobre pricicamente Todo lo que de importante fue pensaday escrito en el campo de Tos estos sobre cine, desde sts origenes asta ls mi ecentes icusiones acerca del acl eozdenamiento del audiovisual Ti ‘nc tambign una envidiablecapacidad de condensacion ysntess, ‘be extrar de a abel de los debates entre diferentes endencias feéricasy su fondo conceptual mis importante yToego destlar todo ella en un lenguaje clara y accesible, sung sn compro ‘ete la complejdad de las cueriones dircatiday oi sacrfcar lx recesaria densidad conceptual en nombre de cualquier diactismo "implificador. Y ademas de todo esto, se tata de un autor con ‘pimisn: no solo presents abjetivameate las diferentes eo sino que se posciona eespeto de ells. He agus porque un libro como El discurso cinamatografco demandaba una icon nueva Yyactusizad, 1 Hl dscussocinematogritico Publicado onginalmente en 1977, reflejalasdiscusions igen vey en aguel momento. En la déada de 1970, el proceso de rcep- ‘dn del filme y el mode en que la posicién, la subjedividad y Tos fects dl espectador son trabsjadoso “programados" en el cine, rereceron an atencion concentrada dela exten al punto de qo esos temas se constituyeon en el foc de atencignpeivilea do ean de las teria esructcalistas,psicoanaliticasy decons teuctvas, como dels ands mis "compromecdos” en las diver ss perspectivas marist, feminists ymultculturalistas, En ess abordajes el aparato tecnologico y econémico del cine (en la paca lama *disposiivo"), asi como la configuracion del ima: nario foriada por sus productos, fueron somecidos a una invest: f2cibn minuciosae intensva, en el sentido de verificarcémo el {ine (am cit spo de cine aba cone abjervo de imterpelar a ‘urexpectadoren euant eget, cSmo ere mismo cine condo naa su pbc aidenificarse con y através de las posiciones de subjetividad construdas pore filme. Cuando el “dspositvo” es tad, a favor den mayor iuswoisme, ls operacion se deno Transparencia. Cuando el “dspositvo” es retlado al pee tados,ponbiande la adquisicion deun mayor dstanciamiento y critica, la operacion se denomina opacidad. Opucidad y teanspa- renciasubticulo del libro son los dos polos de tension que esu- me fo esecial del pensamiento de aqeel period, FAD Getavr ediciin, Xavier opt porno modifct el texto ‘orignal de 1977 (i el apéadice de' 1984}. Fa compensacin, i ‘corpora un capitulo nuevo que da cuenta del vance posterior de la teoria y tambien desu dispersion en rorno de algunos temas begernGnicos-. El capitulo adiionado ex pedcticamente un nueva libro come si fuete un Discrso cinematogrifico 2- en el eat, ‘nueyameate con aotable poder de sntess, Xavier aa el camino de peasamicnto tric dese acti dl deconsteuccionisno”™ tetos fos seen hassel surgimiento de nuevas peespectivas de anilisis: De hecho, de 1977 hasta el pesente, el pensamiencopre- dlominante en oe afiossetenta fue sometida a una reision mu cas veces muy sever, La tcoras de aguel period presuponian tuna concepcién un tanto monolities de To queers ene “li ot ealbbatepelia crmieht6 a tornaree problemiiied nnd la atencin se cents en un inmenso nimere de flmes “comeria Prefcio 11 lex” y hasta hollywoodenses que no confirmaban el modelo. Por ‘tt lad, la concepcion que se hacia de Ia actividad del especta- ‘dor o del proceso de recepcisn ea demasiado abstacta y gid clespectador era vst, en e0s sistemas tesecos, como una fig ‘teal cuya poiccn yalectidad se encontraban erableciae 2 rir’ por el aparatoo por el “exto” cinematogriico. NO set ‘aba en cuenta ninguna conskeraciinrerpecto de una posible respuesta auomoma des pare. Tl aero capitulo agrgado ofrece al lector una suerte de ma: ‘a conceptual de los mievos camines reorsidos por el pens Imient cinematografico «paride los os ochent I ritea de los medelortedricos de extrcturalisio y del psicoansiss (Da vid Bordwell, Noel Carol los nuevos modelos dela semiopeag mivica (Roger Odin, Francesco Case, la eecuperacion de a tradieén baniniana desde una perspectiva contemporinea (Serge Daneyhselretorno al cine de los ovigenes (Tom Gunning, Miriam Hansen, la perspectvas feminists (Lauea Mulvey, Mary Ann Doane), las ertias cultrals (Frederic Jameson, Jean Louis Co sgoli, Paul Viel}, las incursions de cuno flosofic (Slavoy ite, Stanley Cavell, Gilles Deleuze), los estudio culturales (Raymond Williams, John Fiske, esis Marti-Barbero) 0 el id logo con la pinturs {Jacques Aumont, Pascal Bonter) 0 con fa ives (Michel Chion) o con Tas otras artes visuals y audiovi- sales (Raymond Bellou, Philippe Dubois) y i reciente inver ‘in del prinepio” operada por Jacques Rance. Se tata de un ‘erdadero vie por el pensamiestocontemporinco sobre el cine, ‘el auiovsualy des cultura entra del presents, donde Xavier ‘cumple al papel no sélo de guia, sino tambien de protagonist, puesto gue, et muchos momento, demi de comentar el pensa> Inieno de fs dems tambien va dando forma as propio univer so conceptual Peo, ademas de que un certo fundamentalismo ortodoxo do rinante en los aos eetenta haya pasado por las necesaras eo frecciones ycelacivzaciones en las décadas siguientes, de alguna forma lo esencial de aquclladrcusion permaneciéy ex bueno que Ta cuestin no se hays obidado, Results muy istrsctivo notar mo la dialectics de Is opacdad y la tanspatenca, anuncada como moribunda en eleie y en Ia teoria mas reciente, retomna 12 Bldicano cinematogeitico hora com toda ees en os nuevos smbientes dgtalés, Una autora en xa es como Olive Gs en reciente bro Vir tual at rom son to omerson (Cambie, The MIT res, 2003), analiza las determinacione econ last eh in realidad vital yen videjueg,y le hace de un modo que secerda los debates en toeno al “duponitv en les aos etc ‘Gea se preguntas todavia pede habe gar paral flexion cftca dbtanciada en Tos actuals espacios de tmerson que se experiance one tenia de inmerin con a nerae cc mada ingen mente inerfae natural) afeca Is snc de un obscrrador enor ad, de gue modo neces vie, feet Acentuads, hacen al obereador mis conscente del experiencia de inmersiony puede, por lo eno, conduct» ona proceso de tellin. ia Ristori fe repite en los convenient, de ve taccando,rtrnar os models de pentamiento dl pasado no Sélo pa consaar to ge fr soperado sino umbin para ev Toa lo que podmox est peatendo ARLINDO MACHADO Prologo a la edicién en castellano La publicacin de este iro en castellano me tae wna enorme satislasion. Amplia de forma sustancal su espacio de dilogo y Tovnserta en un contentoculutl en el que el debate sobre el cine 9 la ellesion esta presenta un dinamismo y una cuaidad ade tables "Mi deseo ex gue se aust a at inguiemdes de los jovenes que se forman en las numerorasescelas de cine de Argentina en ‘otros eco dela cinta omemosa en un sentido amplio qe ince el amor el dereo de intimidadl con ls formas decreaion ta imagen y sonido con distintos soportsténicos). Ma alli de ‘So, espero que el libro encuente st gar de “retaguardia” en a ‘umos dchates en caro, dentro dela moxesta zona de accion pro pi de un texto que es una intodcion a las estes del cine, no programa pocica una infervencgn erica original que abra 23 ls coyuntura vivida de manera mas ns ‘undue explicit valores yasuma posiciones, buscando toil «at lo que hay en tlibto de exporici academic, éte es een almente una pices didéticn, ua peesentacion panordmica y ‘esumide de los pensimnientor que confronts. Como toda expasi- ‘an de este tipo, compone ss temas ytende a condensarlos, con Tas ventajasy también los limites de semeante empress. Con el tiempo, fe ais evident el mode en que la rigid del formu ‘Gon pesadiea uno w otro passe dl texto, dando lugar a vacios 14 El discurt cinematogritico ‘importantes. Tove la tentacin de alteasos, per instar enmien 4s aga yall plea eerie ona ib. or bea parte, la obnervacign de las difrenc,princpalment en vison del Cine clsico jus a bec praca en tales mds cpeticos Sed ae aoa dc sh es est yatores El dscarso ematogrfce nena sr abarcados, compres voyensucomentario sabre lor excites dedicados al ine deel ‘cal de 1920 Pee al enorme terreno a recone prefer dee et comienzo, no espa el contorn de wna lasicacion formal jue podia seit un campo de pra teoria. De exe modo, e! nace con pentnete sented evacte me slat ttl spon de dee cone porcini econ tas yeaa, sino tambien la presetacon de posit uy a ‘eee conforma de matt, deenden programas pula cl {abajo dees arias. Ess dos formar de excrire se erpene= tan; yn gue lotion, porate onconan ene ls pesca (programas), yeas, singe voleadas hare propos Sn de nips eon en prespton eters y Senn implicit et “Enctanloalprincpio ordenador del itr, ost oposcn caste paca y transparencies a cesin ara ko Gu se expin en mi primera nesducciom exer en 1927 que thmbien we deal en el petacio gue Arinlo Machado er ti pare dn acini en 2005 cuando greg el macro captolo pare seguir ls formulecones mae aces se capil eden crten dit en lcm cm el corpo cnt! dl iron erg eft un mperativ de condesion ta vis israel Diet uncut gu om com puto depart Clo goeen primera edn, fc el punt de lege: dw $n del concept de “disponito™ al coma fu frmulada por Jeans Baudry ens ariculo de 1975 (Revita Commie ‘ion nt 23), las eicas didn la eoria de Baud acme Ce Sepang ‘to, svieron de apoyo pra star as eva drccons dlp tamcmo aus deiner na aperi ntble el campo hist Sorvino, ororeindcle mayer compleid al debe ens Sco Pesto aa cision eneastlano 15 En [a actualiaacin ce 2005 me limite comentar textos que tomaran el cine como objeto; no hice una contextualizacion mis, tpl que incluyese la eatin general del dispositivo como, por ‘empl l formulads or filsofos como Michel Foucault y Gior ‘Zo Agamben, en el mbito de una biopotica. Ni fue posible dis: Emr de modo ins eectva las redefniciones del esatato de la imagen genadas por la consoidacin de las nuevas tcnologias {il audiovisual, en particular efecto sobre la pregunta "29ué es tl in?” teas veces eetomada> Las custiones ads a Ta ontologa de a imagen ganar in ‘pul en funcion dela nucra dindmica dels relaciones ent es esttea, pest se hicieron mas densas porque ha habido una prtsipacg mayor de los isofosen la dscusin dl cine, noto- amettea paride os bros de Gilles Deleuze que abies todo ‘Un eontinemte de indagacione y comentarios La afirmaciin del ‘ine como un pensamiento en ato, bajo as formas “auténomas © 1. ara uma exposcin concia de lt exeston vase Giorgio Aga en, ure ui pf Par, Editions Payot Rivage, 2007), Peto reer gl enn ain gearaica "ros medion” 0.8 cia tcnlogin scene" cone acomre xi afl ie Ector emer que servile der del ecreadopody In ematiacign de ly enorme sons de experi xc ave uots como Plipye Dubs, Joi aul Fret. ope La Fay Ati ‘Machado, ence ove nce ha yidado a explraten ws apis de ln robles del deo yd urea con line. clan gos cea presencia lor xaos ena reli sob ine to cx nucta especiamcn en Pana Sin embargo se extend ‘esememen yp sla prefs Deleuze, como es poste prc {Senedd de monies teas de efx et ders puies et ‘Sade Staley Cavlly Rett Pppin x xades Unidos. Con rela Em oe anger ores con libro compl por Cesar Sock, Penarel cine Imagen, tery fils (Banos Ais, Manas, 3004), qu icy estar de Asin Baton y Jase Rance, pensadores emodoea pa desu patina el propo de Lous Athos en ‘Rio dl proyecto de nara de flespt et os mishos aor eset ‘ef gets; no sn coneson con el propio Asi bea pet de Baud, Radu y Rane non dos eros de ots ‘Godengo fechvamente a legado con el aka de Dd. 16 El scuso cinmatoprtco insstoibls que os inate fern spaces de venta (De tere cea vo esto en elu mis pec, ea dopo a ori densi, dels mci de ayo ete ‘ciclo neo adn ns Kae ne ese tx laps con enue cine (el nuevo vide} sen ene ans a olan del cine modo antrormene tabs parc de nocioneseomo ite pod de nga experimental om cep La sites encontrads en cn enemicho intr par Joao, abe aq un comentario pra sefalar una la ‘et, pro sein, ete a dco qu recor oe io y in eae del ensayo como fra. Els ern on posona tient de a erica fete log ober somo t,o ten dena crn sin a plain ls eglar cada deo ined, una expen neta! ns abieta en aa ol pon Samiento se arrege en teres dont a exci es mpovle ¥en ambi el etd de ve sft examen expo In insstenca de ua ciestn en el apa dea era y sea la apichesn del obo en se vanhidad,asumiendo lepine de de leramorio coin foc de seni, Een el erga Secular del eno, on polo snc ya mare dela ub jevida. fats te ce presente deforma racy namenieado twa felacién tens prov con el tenor de verdad dea. Ba ra abe a“ cnt cmsrucin expect {como obserea Theodor Adorno) qe ponds reconoe en os Atercioments de nagerysondo gue eielaan Wo conceptual itapenara hacia mun ye gece pen dela avora® lenny tens ag ited ene a as ley el geo, pero rier apres deo dinero allen yur Fo conch reads sbee del prc, qe fo ans forma en In ates or exec de una eacaconemport- 4. Neate Theodor doen, *ELesay com fra en Not de ite ‘at (Bareloa, Edones Ari 1962), ara dcson ampli ae te sumo del ensayo en gener yen el bio el elenon see Sine, wése Susanne Lunde Cuigues Se Mure Gagne fap), sae cinema Sept, Edstns Char Nallon, 2008, Peslogo aa edicin en exedlano 17 tea que recone las imigenes como modalidades dl ensayo en santo “la forma que pens, para tsar aqu una expresion de Jeane Godard, ur del obra que sh inspira el dcbate cavtorno cei del eayo en video (Que penal ie} 4! propio cine Histor) dv cinéma, exa sve de videos en Tos fue Intend del insets se expande al mismo tempo, tnerplaconeptalmenee! nda de las migenes soni er Su elacion ese com los tsunas de ilo XX en un mov tonto que inlay a sucbiograi! Dienst fxn yin Eat dn doe socionss gue anes aici vx elementos de a eri, como se evden Gia af larg de exe bro. En 1977, sri bao el pact del dha lanes en torn st deconarucion come todo cre 4 cotta propeatna poten, connde om faadanenal mace le posit ene comtnuidad apart) y dacontinuiad eect} del moviniemoenecine, sa en su tcaoogia de ase, sea en sus fata La tendecia econcs no era el augue alos hecho de transparensa ds cine cisco industrial y la defensa del cine ‘moderna ode ls cine experts, oma el wndeground noe feamricano, Bn seejante coyuntua, hablar de "scusa ce {eatopaten” sta eds deataalzar ginal Sl Cine ira, reas ol ng Som a ct del Wage, ‘centusndo el tbjoconsrtve de encanto yl presen ‘hades istancaerascadora de ee Gncrs.Y ea ofa Ge clara Ta potics de un cine de rptura, que hace penn, qe reste Is convenciones de lor metos de iformaciin, Desde tones, eta ops por el polo de a apt en sintona con ls trac del lto mederiamo ~desasomatzaciin dela percep on eflxivida- bse concepos nev. Se abr as un mero aS eet Seat eect ree {alo ete cine “otros medioe oo por easaad, Chris Mar. 5. Sobre a ste de Godard, wise David Osta comp, enmLae Godard: pemsaonto del one. Cato minds sbre Histo) du ‘oma (Gacnon Ale, Paidn, 2003, tambien Gerardo You (comp), Dons lene 2 neat. tnporlided y wens tools (Buenos Aes Masa, 2008) 18 curso cinematogefico eres uno dels hits en a dinusin del limensayo) © emia pata repenst Is cet dela opacidad, Razbn por La cal os fl Ines sefalados, en 1968-1969, como paradigms de una potica de la deconstrucion -Mesiterané, de Daniel Pollet, To Filmes ‘de Goda ode Jean-Marie Staub enesentran ahora en el recur toa la nocién de ensayo in nuevo cuadro conceptual paca sci Enel intevalo entre aquel momento posterior 2 1968 y la actalidad, se pasaje del “discutsocinematogratico” al “forma {qe piensa” ex uno de los aspectos del proceso mayor en el gue (ramos implicados. Espero que la parte de esta historia tratada tn este libeo inspite al ecto a hacer las preguntas que condurean hacia una mayor comprensdn del cuadeo actual dla critic y de In teoria. "Me gustaria expresar mi agradecimiento a Eduardo Russo y Gerardo Yoel por la especial atencion 2 est trabajo, oxigen de sta publica, Fauna xan San Pablo, jlo de 2008, ie eed Vises ot bom. Introduccion ‘Mi earenconsisteen prevents, del modo més ampio posible, los postuasentéico-ieoldycas més signlcaivas que fueron a mmidasen el cine lo largo de casi sesenta aos (desde la Primera ‘Guerra Mundial hasta inicios de la década de 1970}. Un peviodo ‘an extenso implica una diversidad de formlaciones, en el dmb to dela reflexion excita, que consttayen wn conjanto demasiado amplio para abareae a quien e propone pesentacas en conjunto. [sas formlaciones no consiuyen uma eed cera de proposiio ‘es ques explcan por st mist ni som intaigibes so a partie ‘deuna clasfiacion que extablezca un “esquema” de aus ifece- ‘at Eline no ercapa ala condicén de campo de incidencia en el ‘que se dsbacen las mis variadasposiionesideolegias. I discur 0 sobre aguello que lees espctico es también un dscuso sobre Prineipios mas generales que, en kimainsanca,orenan as re Pesta a evextonespuntuales Sin olvidar eas condones, esa esi para el montaje de as dverss perspecivas que se anal 2zan en este libro realizar certs selecciones elesi un principio ‘ordenador de modo que la exposcén de las peopuestas sea expaz {e tornar clara as implicacons presentes en cada una de ela. (Queda; descarada: lr preseaructm permeate cronokipes, dada su tendencia a produce ln sion de que el texto ets dando cuenta de una decerminada historia y que la simple sucesin cons. ‘ite un principio explcativo, No hay aqu tampoco uns nueva 20 El discrs cnematogritico “historia de Ia ideas inematogrificas™, porque no buseo explcar tan proceso y su lgica de desrello El objetivo ese confron tar diferentes postrasy starls spins respuesta ana cues ‘on fundamental en los debates en tore de a prScticacinemato trea, El eje que me guia en ext exposicion es Ia concepein Ssumida por dlferenes autores y escuela en eelacion con el esta toca dela imagenlsonido del cin frente ala realidad (dentro de Ins coneepesones conlicuivas que se enen de ét Ls diferentes posiciones asumidas en canto Int relaciones ‘entre discursocinematogriticn realidad no consitayen wa dea. ‘Sn puramenteredrica, Para evitarconfusiones, poeas veces wo termino “tori” dado que, esquemsticament, ls perspectives tstén computstas por dos momentos bisios: en cada propuesta hay una idcolgis de base que pretend explican 0 simplemente postal exisencia de cicras propiedades en la magensonido Gal cine, Dentro det espacio creado por esa idologia se realiza tuna deers proporcion refi al pretica cinematogrdtic ‘ty biscamente en lo ue se refer l modo de organiza I {etfsonc, reniendo en cuenta [a realizaion de certo objetivo Sociocultural tomado como tarea letina del cine. La conexion entre teria “general” y norma "parGcular™ con frecuencia ad ‘ere miter en la medida en que la norma, ceferidaa lo que el ine "debe se”, busca apoyo en una teoria que en primer lugar, france que el cine pueda ser” To que se le pide yen segundo liga, afieme que "es mas propio asw naturales” ser lo que sele pide. Por esos motivos, prefer usa el tring “estes cinema {ogficas, aplcado a proposcionesdispsestas 2 orenae una de- ttrminada pracoca y wna determinada critica cinematogyatica, ara doar esta presentacion de mayores elementos didicics, ‘pts por la exposiciin mas orentada alas ideas de vn conjunto Bisco de autores, evitando la acumlacin de referencias hist sogrsficas qe dasian mis precision al panorama tazado, pero ‘que no contibuirian a la discusion centeal que me ineresa. Al Inismo tiempo, na tradiién de debates en tsno del problema del docimental cinematogetico no eecibe agui un tratamiento parte, pesto que esto significaria una amplicion dif de ma: hej un nivel de detalle que quite evitan, dados los lites proporcines de este trabajo Al dst cada propuesta, mis co Invroduscion 21 sideracomed vata entae concentendat ene cine fccional, ete que tradicionalmente se ha opuento al cine documental, como st se tratasen de géneros nkidamenteseparados. Esto no significa la fceptacion de tl oposicion en los ferminos en que, en general, fue propsesta, ya seas partir de Ia dicotomia “natural” (espomté sealaciicl [repetentaion), ya sea a partir dl grado de "ve- ‘acdad” dl lime de acuerdo con su pertinencia aun género w (otro. Agui se asume que el cine, como discurso compuesto de limigenesy sonidos een verdad, siempre fccional en cualquiera de sus modalidades! siempre es un hecho de lengua, un discor 0 produedo y coneolada de diferentes formas por una fuente Enestesemido, fo que est ausent en mi texto noes un discurso sobee el documenta, sino un discurso sobre determinados autores cuya perspeciva se define exclusivamente en relaion eon el documenta -Flahery, Grierson, lens, Jean Rosh, por ejemplo {la nica excepcin es un eipido comentario sobre Dziga Verto, «dada su posicén central en las referencias de certos desloge ‘ontemporineos)» La etétias agi discutidas correponden al tsenblecmienta de determinados princpios generale que se ap fan a diferentes modaldades de produccion cinmatogratica, includ el documenta. Finalmente, ls proposiciones de Bazin, Kacauer Puidovkin de la revst Cinétique no estin formula das de un modo que lo excluye como algo extato a su dominio, sino todo lo contario, Por To tanto, en fo que rigse l discuro Sobre el documenta esti presente, aunque no espeificad, 1, Hic un ata wo de ides de Fein ini aqui de “no cea nv de dcuso~ No tive en hentai free pclae [Eigen propiments dha”, como invenciéa -smaacgn consent dds fete sat fra de crs, dtinn gu pede ser elerante ‘oa cone de ani I. La ventana del cine y la identificacién Result hubieual decir que la imagen forogrifia esl mismo siempa, un seano yun indice eespeto de aquell que epresenta Entre ose frmulaciones semeantes, podemoscomat lade Maya Deren, figura bisica de a vanguardia norteamercana de 1947 2 4961, que ofeece una clara exphcacin en su aticalo "Cine: et ‘so ceatvo de la realidad” (1960). EL témino ‘imagen rile halmente basado en la imitai6n) signifi, en su primera acp- ‘ibm, algo visualmentesenejantea un objeto 0 persona ral en cl propio acto de espeificar fa semejanza, tal termino distingve y ablece un tipo de experiencia visnal que no es la experiencia de tun objeto o persona real En este sentido, espeiicamente ne fntivo nel sentido de que la fotografia de un caballo no ese propio caballo a forogratia sso uns imagen.” Hasta aqui et Eritero de la semjanva comprende lo que, de acuerdo con la cla Sificacion de Peirce define un pode sig: econo (en principio, Ta imagen denota alga cosa pore echo de peesetay al sr per cibida vsualmente, alguns propiedades en comin con In cosa ‘enor “Al miso emp a propia Maya Deren es eafitea al apuntar Ja diferencia fundamental que sepasa la imagen Torogitia de ‘otros pos de imagen, obtenidas a partir de procesos diferentes {por ejemplo, las imigencsproducdas por In mano del hombre tiseios pintura, ef) “Una pintra no e, fandamentalmente, 2 discus cinematoraico algo semejanteo la imagen de un caballo, es algo serejante 3 un oncepto mental, el cual puede parecer un caballo a puede, como {nel caso dela pintura abstract, no contener ninguna elacin Visible con un objeto eel. La fotografia, n cambio, es un proceso por el que un objeto crea su propia imagen debido ala accion de Ins sobre el material sensible, Por lo tanto, presenta un seit cerado precisimente en el momento en que, en la formas trad onales de arte, ocuere el proceso ereativo a partie de qu la es Tidad pasa a craves del arsa", En otras palabeas, Deren est ha- blando del eardcter indicia de la imagen fotogrifca pues, dado Que el proceso fotogeaico implies una “impeesin” luminoss de Ja imagen ela pelicula, aa imagen se encuadea también en la ateyoria denice: “Un indice en signa que ae refiee al abjeto Aue el denocaen viru de haber sido realmente afectado por ese ‘bjeto” (Philosophical writings of Perce, pag, 102) ‘A partir de ee hecho, eda na serie de comentatiosy dtc Sones pueden levarse a cabo enrelaién con las mecamemos pee Sentes en el funcionamiento de la imagen fotogritics en tanto Signo, lo ques jastament levado hasta ls limas conseeuenias dentro de una perspectva semi6vca. La inestigaciia semitica ‘nico trabajo con la fotografia el cine a partir de ss const ‘acion de a ionicidad y de Is indicia Especialmente a partic dela década de 1960, esa perspctva desarrollo ss investigacio nes referids alas condiciones (de pecepsin) presenter ea kes for dela imagen, buscando los codigos responsables pos Po ser significante. El analisis semistico ha aleansado un importante ‘esarolo, pero nuestro andlss noi en ea dire, sino en la de as mphicacionespricticas que provienen de eas propedadey ‘asicas del material cnematogrifico, Estoy interesada en exponet Ylcutie propoesias estes, deensoras de un po particular de Sine, el modo.en que extspropucsts aborda esas peopieda des, Sin dscui lo que esti por dtr de a semejanca ode lain calidad, vamos a tetner Is dea defidelidad de reproducsin de ‘leas propiedades vibes del objeto y la idea de que una foto aatia puede ser pensada como un documento que sea na pre- fester del elemento que ela denota Ete es un punto de pat ‘ds paca In ingenomy eterada admin de que, en la forografa, son las casi mismas las ques presentan a nuestra percept, et La ventana del cine ylaidensicacon 25 tuna stuacion vista como eadicalmente diferente dela encontrads en ero tips de represenacion. Si ya es un hecho normal a cele ‘rac dl “relismo” dea images fotograties, em xlebracn ex smucho mds inten ene aan del cine enendo en cuenta el dss ‘woo enporal desu imagen, capaz de reproduc, no s6lo una propiedad del mundo visible, sino una propiedad exencal a su ‘atures: el movimiento, El sumento del coeiciente de deidad Ta mulpiccion enorme del poder desi estaba gracias 4x reprodaccign de movimiento de les objeto, susctaron zeae ‘ones inmediatasy profundasreflexiones, fstas tienen una larga Fistoria que se iis con la primera proyectineinematopitis en 1895 y se extiende hasta niet das. Ea los primeros in os, son mimerora as eromicas que nos haan dels eaccones ‘le pica de entsiasma provocadas por Ia contsionente ‘anagem dl acotecient Ia realdad del aconteciniento visto nls pantalla Lor primeros trios hicieron de ete per ilaso- ‘ion motivo de elogio fal ine) y de critica (a quienes se prove chaban del cine), que les consumi buena parte de sus elaboraio- nes. Los piclogos, desde Munsteberg (1916) hasta los doctors ea filmologi (posterior ala Segunda Guerra Manca, pasando por Areim (1933), ruvieron al so tema preferido. La dscusion ‘el tema ol presi de reba one cine se easonmd eh eh ‘punto de pata de una polémsca fundamental deseellada1e- entemente en Francia, que involved una tradici filmolégien fue, dealgin modo, se extiende a Jean Mitey y Christan Metz, por un lado las revista Cahiers du Cinta y Cinétique, pore ‘uo. Ente esas dos revista, el conflict también es flagrantey va 2 participa dela figura de Jean-Patik Lebel. Pretendo llegar a esa discusién, pero alin no estoy preparado para dilucidara, Hasta agut nada fue dicho sobre a impicanca Fundamental contenida ene hecho de que un filme estécompues to por una sueesin de fotogeaia. He seialado algo sobre la re- preduceidn del movimiento, pero no he mencionado gue el ee de las discusiones se encuentra justamente ene! modo en que deben ser abordadas ls posbidndesofrecidas or el proceso cinema frifico. El conjunto de indigenes impreso en el celled cores: ponde 2 uaa serie fita de fotgeaiasclaramenteseparadas. Sa Provecedn, en verdad, es ciscontin. Este proceso material de. 26H discurso cnematogritico prerentacion no impone, en principio, ninginvinculo entre dos forografiesucesias. La velackn ene ells ser immpuesta por las dds operaciones hiscas en la construccion de un filme lade fil ‘acid, que inelaye In opcin de cdmo los waios repro sein realizados,y la del montaj, que inelaye Ia elecign del modo en ‘que las imagenes obtenidas eran combinads ycxinadas. Con ‘dezemos en primer hae ona hipétsis bisa: la eSmara es puesta fen funconamiento solo una vez yefcria un sist continuo de Ja imagen, que capa un cierto campo de visi entre el registro y 1a proyeccon de la imagen nada ocurre salva la revlacény el co piado del material. Eo este caso, tenemos en la proyeecion una fmagen que ex peribida comoun contin. Una primera cons tatacin es que, aun en ese cas, el rectingulo de la pantalla no define so el campo dewsén efectivareate presente dence de La cimarae impreso en la pelicula a efectos de ofrecer I usin de ‘rofundidad de acverdo con la eyes de perspectiva (gracias a as ualidades de la ene). Noel Burch nos tecuerda muy Ben el he- ‘cho basic de que el espacio que se extiende fra del campo it ‘mediato de visin puede tambien ser definide fen mayor o menor sro) Pero Burch no nos dice “puede er", sino gue ems tivo en la admisinabyouta de a virtual presencia de ee expacio tn capeado por el encuadre: "Pars entender el espaci cineca, ‘puede resultar sil consierarlo como consttudo, de hecho, por os tips diferentes de espacio: aguel insert en el interior dele ‘sade y aguel exterior al encuadre” (Prase do cnema). Desde tm punto de vista, ext admision ya es indeadora de una valorieae ‘ine ae cierto tipo de agen pasa deforma implta + no Ser considera “cinenten” eae sr reaterslineae cinemato- pf Est resulta mis claro cuando intentamos esablecer de qué modo ese espacio “fuera del pantalla” puede ser definido dentro de la hipotsis iniial eegisteo ¥ proyessién continua). En este aso, el espacio drecamente observado por la eSmara podeia “oftecee una dfinicia del espacio no diectamente obseevado, 4 partir de que algin clemento visible establecese alguna relacion on aguello que supuestamenteestarin ms alls de os limites del ‘dro. Uns telacin frecuente proviene del hecho de que el en ‘ich tecoeta tn pore nied, lo que erate implica Ie La ventana del cine yl identcacion 27 ‘aptaciin parcial de cero slemento,reconecdos por el expecta dlr como fragments de objetas 0 de cuerpos. La visién directa de una parte sugiere la presencia de todo lo que se extende hacia tl expacio “fuera dela pantalla”. El primer plano de un roxtro 0 {de enalqier otra detallesupone Ia presencia viral del cuerpo. De modo mis general, es posible decie que e espacio observade tiende a suger su propia extensiGn hacia fuera de los limites del ‘euadro,o tambien spunta hacia un espacio eoatiguo no visible sa propiedad esti lejos de ser exclusiva de la fotografia o del cine, Ella se manifesta también en otros tpos de comunicacion visual, dependiendo bisicameate del critecio adoptado en la org: nizacin de la imagen. La tendencia alt denotacin den espacio “fuera dela pantalla” es algo que puede se intensificado 0 mini smizado por la composicion producda. En esos trminos, so un ndliss mis deallado podeiaverfiat la valid de ln afirmacion ‘de Andeé Bazin: "Los limites de a pantalla fenematogrtica) no ‘on, cino el vocabulari téenico suelesugei, el cuadro de In Smagen, sino cn “recat” cache en francés} que no puede mis ‘que mostae tna parte de In realidad. Fl cuadro (de 1. pinesea) polarza cl espacio en crecion a au interio; toda aquelo que It pantalla nos muestra, conteariamente, puede prolongarse de mo- {do indeini en el univers, El cua ex ceneipeto la pantalla centrifuga” (Qn est-ce que le cnéa?, vol. Hl, pig. 128) ‘Bazin cuenta as favor som algunos datos de la historia de tn pint dl siglo XIX. La tendeneia I composicion que busca el Seralle no autossficent yl fragmento en tanto fragmento, en ‘er del todo completo que se cera en mismo, comenzs a man festarseparalelamente bajo influent de la ftogeaia (el