Está en la página 1de 17

Graciela Montes

Isol

Haba una vez una llave


GRACIELA MONTES
Co lecc i n h a b a u n a v e z

Una coleccin de pictocuentos, creada por Graciela Montes, ISOL


que presenta narraciones breves en un lenguaje ldico
y potico, con elementos grficos que ayudan a la mejor
comprensin textual. Libros para leer acompaados o para
comenzar a leer solos.

Graciela Montes
Juan Lima

Graciela Montes
Sal Oscar Rojas

Graciela Montes
Claudia Legnazzi

Graciela Montes / Isol


Graciela Montes
Elena Torres

www.loqueleo.santillana.com
GRACIELA MONTES
ISOL
H aba una vez una que

no se pareca a otras

porque no estaba en un ni

en una ni ni metida

en la de una .

La que digo yo estaba

tirada en una rosada,

justo al lado de una seca.


H aba, adems, una que

se llamaba Antolina.

caminaba despacito mirando

las de la vereda rosada.

Tanto mir las baldosas que


encontr la .

Uy, qu lindo! Una llave! dijo


, y se la meti en el .
L as
sirven para abrir

, pens Antolina.

L as puertas sirven para


entrar en las .

A dentro de las casas a veces


hay un , otras veces

hay y otras veces


hay un .

E so me gusta!
Entonces Antolina camin
por una

y despus por otra

y por otra ms.


Despus sali aL
E n el campo haba ,

y .

Pero Antolina no se detuvo


porque saba que

no existan.
D espus de mucho
lleg hasta una .

En lo alto de la montaa
haba un .

D el otro lado del bosque


haba un

y ms all del lago haba

una .
Entonces

y despus
y despus

y por fin
L a tena una .

E ra una chiquita y verde

como un .

A ntolina la empuj pero la


no se abri.

Entonces Antolina
y clic!
Y entr.
! dijo el ,

y se le frot contra los .

HOLA, ABUE! dijeron

los . Qu rpido que

volviste!

Y la y le

A bue dijeron despus:


Te presentamos a

Estamos jugando a las visitas.


Entonces y los ,

el y el se sentaron a

Intereses relacionados