Está en la página 1de 68

4 MARILYN BOBES: MUCHA MUJER

Helen Hernández Hormilla | Entrevista a una gran
escritora que con la sabiduría y el ingenio que dan
años de oficio, nos entrega una obra narrativa y
poética imprescindible en la literatura cubana, de
honda mirada femenina, y por tanto, humana.

11 C IUDAD Y MÚSICA POPULAR: NUEVOS ESPACIOS PARA LA
ARTICULACIÓN DE IDENTIDADES DE GÉNERO
Eduardo Viñuela | Las mujer es en la música popular
urbana se han creado un espacio de representación
a través de las letras, los productos icónicos y los
audiovisuales en el que subvierten los roles de
género tradicionales.
No. 2 marzo-abril ,
PORTADA: Servando Cabrera Moreno. 16 Fedra: la TRANSGRESIÓN COMO HOMENAJE 2009|Época V|
Territorio , óleo/tela, 124 X 199 cm. 1963. Yoandy Cabrera Ortega | Una vez más regresan los Año 51 de la Revolución|
Col. Museo Nacional de Bellas Artes. clásicos a la escena cubana. La versión de Fedra a La Habana, Cuba
cargo de El Público, motiva las reflexiones del autor.
CONTRAPORTADA: Servando Cabrera Moreno.
20 R ETOS DE LA CONSERVACIÓN DEL PATRIMONIO MONUMENTAL DE
S/T [ Los Macheteros] , tinta/cartulina,
A MÉRICA LATINA Y EL CARIBE
53,7 X 121,6 cm. 1964. Isabel Rigol | Análisis del paso a las prácticas efectivas
Col. Museo Biblioteca Servando Cabrera y cultas de gestión y conservación de las áreas
históricas en las ciudades latinoamericanas.
REVERSO DE PORTADA: Plaza y convento de
San Francisco en Quito 28 TODOS PARA UNO: SERVANDO Y SU MUSEO BIBLIOTECA
Israel Castellanos León | Una antigua mansión
REVERSO DE CONTRAPORTADA: Exposición devenida en museo y biblioteca consagrada a la vida
Materia, Semántica e Imagen, de los artistas y obra de Servando Cabrera, es el motivo para un
Tatiana Mesa Paján y Osvaldo González acercamiento múltiple a este gran artista cubano.

42 MIS RECUERDOS DE JUAN RAMÓN JIMÉNEZ
Caridad Quintana de Bretón | En su discurso de
admisión en 1985 a la Academia Cubana de la
Lengua, la autora penetra en lo más entrañable de
la obra poética de Juan Ramón a partir de sus
Directora Redacción y recuerdos.
Luisa Campuzano Oficinas
Subdirector Calle 4 # 205, e/ 48 POÉTICA Y DOLOR EN LOS CUADERNOS DE APUNTES DE JOSÉ MARTÍ
editorial Línea y 11,Vedado, Caridad Atencio | La autora nos advierte de la
José León Díaz Plaza de la Revolución necesidad de ubicar en su justa dimensión las ideas
Consejo asesor Telf: 830-3665 relacionadas con el dolor en las anotaciones del
Graziella Pogolotti, E-mail: Maestro, sin perder de vista la complejidad y
Ambrosio Fornet y ryc@cubarte.cult.cu trascendencia de esta temática, parte esencial de
Antón Arrufat Web site: su poética.
Jefa de redacción www.r yc.cult.cu
Conchita Díaz-Páez 54 NOMBRAR A A BILIO ESTÉVEZ
Administrador Precio del ejemplar: Elizabeth Mirabal Llorens y Carlos Velazco Fernández | El
Iván Barrera $ 5.00 autor de Tuyo es el reino, declara en esta entrevista
Redacción atrasado: 5.50 que «aspira a lo mucho para alcanzar al menos lo
Jaime Sarusky, poco». Él, que cada día abre bien los ojos en su batalla
Israel Castellanos Fotomecánica e con la realidad, declara que es triste, nostálgico, pero
Gilberto Padilla Impresión: no pesimista.
Corrección Poligráfico
Surelys Álvarez ENPSES 61 A TIEMPO
Diseño Traducción y escritura | Olga Sánchez Guevara | | El
Eric Silva Permiso más humano de los autores: dialéctica de la
Edición digital 81279/143. ilustración | Mario Masvidal Saavedra | | Convivencia
Luis Augusto (tolerante) |Hortensia Montero
González Pastrana Publicación
Relaciones financiada por el 68 VISTAZOS
públicas FONCE
Rosario Parodi 70 ESPACIO ABIERTO Cada trabajo
Composición expresa la opinión
Maritza Alonso de su autor.

3 Revolución y Cultura

Joven periodista Helen Hernández Hormilla
cubana, defendió en

Marilyn Bobes:
2008 su tesis de
licenciatura con un
conjunto de entrevistas

MUCHA
a escritoras que iremos
publicando en RyC a lo
largo de este año.

MUJER Conocer a Marilyn Bobes me hizo recordar sus propios versos: Poetisas,
dijeron/ Serán tibias/ y falsas/ y pequeñas. / Aunque seres livianos,
/ No tomarán altura porque son imperfectas. / Pero si alguna toca en
la palabra, / como el burro en la flauta, / postulemos que es mucho
hombre esa mujer/ y no que es mucha mujer un ser humano. Y es que
Marilyn Bobes ha tocado en la palabra; pero no como el burro en la flauta sino
desde un talento acrecentado con los años de dedicación al oficio de la escritura.
Por eso no pudo existir oportunidad de silenciarle la voz, porque nos encontra-
mos frente a una gran escritora que ha sabido valerse de la sabiduría y el
ingenio para dejar una fuerza narrativa y poética de imprescindible mirada
femenina, y por tanto, humana. Me hizo recordar aquellos versos porque tal
vez al leerla me imaginaba un tipo de mujer rebelde en su imagen o en sus
maneras y no dejo de inculpar con esto mi apreciación esteriotipada; y porque

Revolución y Cultura 4

al transcurrir la conversación pude percibir esa pujanza de grandes autores que componen su linaje literario. Pre-
con la que en el poema denuncia a la vez que conmina al fiere la frase precisa, la historia minimalista desprovista
pensamiento sobre los conflictos de las mujeres intelec- de barroquismos innecesarios para comunicar el sentido
tuales en nuestras sociedades. último de su decir. Tal vez la costumbre provenga de esa
La abordé por primera vez en la UNEAC, al terminar una manía periodística de desechar todo lo repetido, su obse-
de las peñas de Ciro Bianchi y le alegró entonces el tema de sión por revisar los textos una y mil veces hasta que logre
mi estudio, pues también ella se ha dedicado a observar la la exactitud de la expresión.
perspectiva que aportan las escritoras cubanas ante las No solo ha dedicado a sí misma el esfuerzo de su intelecto.
distintas temáticas. Meses después me recibía en su casa Su labor como editora y periodista resulta una contribución
del Vedado, cuando todavía en la ciudad corrían los vien- a visibilizar y dejar en justo asiento a una producción literaria
tos festivos de inicio del año. El diálogo resultó enriquece- femenina en Cuba, especialmente prolífera desde los años
dor, de esos que dejan el deseo de volver a repetirlo porque noventa. A este empeño responde su intervención como
siempre algo nuevo habremos de descubrir; pues es Marilyn antologadora junto a Mirta Yáñez en Estatuas de Sal
una de esas entrevistadas que logran llegar a la esencia (1996), prueba y acierto de una tradición de narradoras
con facilidad, siempre con la frase precisa, la reflexión cubanas como primer panorama de escritura femenina en el
sintética y las opiniones certeras. país. Luego de esta, han sido varias sus participaciones en
Su madre creía que era una niña genio, y algo debe haber este tipo de antologías tanto en Cuba como en el extranjero,
de cierto pues comenzó a escribir sus primeros poemas a hasta llegar a Cuentos infieles del año 2007.
los doce años, esos que hoy califica como “sentimenta- La madurez le pide mirar más allá de su realidad e ir en
loides”. Luego llegó a sus manos un libro de César Vallejo busca de lo universal en la literatura, de funciones y tras-
y eso le ofreció otra dimensión de la poesía, más tropológica cendencias en uno u otro contexto. A ello dedica sus más
e intensa. Sus primeras preocupaciones estuvieron enca- recientes intereses literarios, hasta que logre llegar a ese
minadas a subvertir ciertos órdenes tradicionales que punto ansiado donde solo resulte relevante su duelo con la
condicionan la libertad de las mujeres, hecho que no logró página en blanco. La escritura le consume todo el tiempo,
aceptación en un panorama literario donde se privilegiaba no importan las renuncias, pues su vida se ha ido dise-
un canon épico y de exaltación revolucionaria. Sin em- ñando alrededor de lo que más le gusta hacer.
bargo, la calidad y el empeño fueron mayores y le hicieron Todas estas razones , y tal vez las que ignoro, convierten a
seguir explorando estas relaciones genéricas, hasta que Marilyn Bobes en una mujer admirable, incluso cuando
los reconocimientos llegaron por sí solos. En 1979 recibió nos revela su propia inseguridad. Una mujer que ha sabi-
el Premio David por el poemario La a guja en el pajar, al do imponerse en un mundo construido con mirada de
que han seguido otros textos poéticos como Hallar el modo hombre, como solo lo saben hacer esas grandes personali-
(1989), Revi(c)itaciones y homenajes (1998) e Im- dades que no dudan en confesarse imperfectas; hasta lle-
presiones y comentarios (2003). gar al tremendo triunfo de saberse dueñas de sus vidas y
El periodismo es otra de sus pasiones, profesión a la que así poder reinventarlas, contarlas, someterlas a la bendita
se dedicó por entero hasta los años noventa, como co- sinergia de la palabra y la imaginación.
rresponsal de la Agencia Prensa Latina y redactora de la
revista Revolución y Cultura. De este oficio se le avis - En una entrevista recordaba una infancia llena
tan cercanías en la narrativa, género en el que debuta de libros en la que su abuela le leía novelas de
con su libro de cuentos Alguien tiene que llorar Corín Tellado. ¿Cómo influyó esa etapa en su
(Premio Casa de las Américas, 1995). A este volumen se decisión de ser escritora?
le ha sumado recientemente la novela Fiebre de Desde mis primeros enfrentamientos con la escri-
invierno, también galardonada con el Premio Casa de tura, o sea, las composiciones en segundo o tercer
las Américas en el año 2005. grado, se me fue desarrollando por encima de los
En ese primer libro de cuentos, resulta paradigmático el niños del aula una capacidad para describir lámi-
texto que da título al volumen, por constituir un canto nas o redactar. Supongo que eso está relacionado
desde la palabra escrita en pos de desechar verdades abso- con que en mi primera infancia yo leía mucho, aun-
lutas y de comprender a los otros como son, de trascender que fueran novelas de Corín Tellado. A veces esas
la tolerancia para llegar a la aceptación. El homosexualis- novelas se subestiman; pero son el camino para
mo femenino es tratado aquí desde su dimensión huma- que las personas desarrollen una necesidad de lec-
na, donde la realidad no es más que el producto de indivi- tura. A los hombres no se les recrimina leer a
duales vivencias o represiones y por eso nadie posee el Salgari, un escritor con los mismos resultados li-
derec ho de juzgar. terarios que Corín Tellado; ahora, como habla de
Desde la prosa de Marilyn Bobes, región literaria a la que aventuras y no de cosas supuestamente femeni-
se ha dedicado con mayor ahínco en los últimos años, se nas, pues se valoriza una literatura por encima de
asiste a un universo femenino de incidencia en lo social. la otra. Me imagino que efectivamente, estar ro-
Elige lo íntimo, lo profundo, sin dejar de traslucir el legado deada de libros y desarrollar esa capacidad para

5 Revolución y Cultura

tópicos como la libertad sexual. sobre todo ción. Me sentí incomprendida porque mis te. otros aspectos donde las mujeres sufrían una discri. cia esa posición relegada de la mujer en la sociedad. textos muy interesantes escritos por mujeres. moduló mucho mi poesía y aunque seguí dedicán- dome a los problemas femeninos. terreno tradicional de los hombres. Me fui muy compungida a mi casa a tratar de hacer poemas a los obreros. por Abel Prieto del mas los podía entender mejor una mujer que esos Premio de hombres para los cuales la igualdad ya estaba logra. pero no en muchos banas. Coménteme sobre su llegada en los setenta al taller literario de la Asociación Hermanos Saínz. desde las épocas más remotas hasta la actua- interpersonales. la violencia. recibió de este trabajo? Fotos: Ramón minación. ¿Cuáles eran sus preocupaciones de entonces y cómo reaccionaron contra el canon de la época? Esa fue la primera vez que asistí a un taller litera- rio y la experiencia fue muy mala. cuando Mirta Yáñez y yo prepa- en los preceptos de la sexualidad. sobre todo en lo r eferido a la liber- tad sexual. su desenvolvimiento y en las relaciones nas. tenían mucha inclinación das por los mismos grupos de amigos o en la escuela. los dogmas católicos. eso implicaba muchas Absolutamente. la mayoría de los que estaban allí. rábamos Estatuas de Sal. Entonces. De todas ma- neras. Mi mamá me acompañaba a las fiestas por medio de la fantasía. me dijeron que esos temas no le interesaban a na- die. ¿Por qué no abandonarlos nunca? do en la escasa producción de narradoras en los Creo que me moti vó el hecho de ser mujer. a ex- cepción de dos o tres que luego fueron mis amigos. lo hice de un modo más histórico. pero virginidad. Cuando era Parece que se refugiaban en un mundo imagina- una jovencita. Marilyn Bobes mas. hacían mucho mujeres que fueron a Girón o a la Sierra. haya incidi- liter atura. Era no podían hacer cosas que ellos hacían y que iban muy significativo que las escritoras de la genera- desde la educación familiar hasta cómo eran juzga. sobre todo desde el punto de vista de La idea de hacer una antología de escritoras cuba- Cabrales. encontramos olvidados res que no podían ser tan libres como los hombres. al que nunca y la mujer no tenía esas experiencias. en r ealidad fue de Mirta Yáñez. que privilegió una literatura de literatura que estaba tan viva. En reali- dad no sé qué hubiera sucedido de haber conti- nuado aquella primera línea en mi escritura. tan a mi alcance y Revolución y Cultura 6 . Por ejemplo. leer. género en aquellas narradoras. pues primeros años de la Revolución? desde que era adolescente. sobre todo para una adolescente de diecisiete años. que ya la mujer había obtenido su verdadera igualdad con la Revolución y que esos eran textos pequeño burgueses. Cuando leí mis primeros poemas. Ella me pidió que la ayudara y me congratulo de eso porque si ¿Cree que este canon instituido en Cuba a partir no. Mi generación fue muy dañada por eso. lo que estimuló en mí el deseo de dedi- carme a esta profesión con más gusto. Una se sen. y además no creo que esa pro- diferencias con respecto a los hombres. todos relacionados con cuestio- nes femeninas. No obstante. todavía existían mitos como el de la rio en el cual se podían equiparar al hombre. tonces debían buscarlas en lo irreal. ¿Cómo surge la idea? ¿Qué influencias Castro de 2007. me indujo a obtener éxito en la escritura des- de mi niñez. lidad. Yo estaba convencida de que no era cierto. La antología Estatuas de Sal marcó una pauta en Periodismo cultural da. ducción haya sido escasa más que en su publica- tía siempre en desventaja al ser juzgada. pues en- volví porque salí espantada luego de leer mis poe. basada en los grandes hitos de la los conflictos de la mujer como el “otro” de la Revolución y no en esas preocupaciones “otras” sociedad patriarcal. No obstante. por los cuentos fantásticos y de ciencia ficción. y en general. ción anterior a la mía. contra la virginidad y los presupuestos católicos. la irreverencia. Miraba a las muje. menos iconoclasta. siguen prevaleciendo en su más cercanas al mundo femenino. porque el reconocimiento de las mujeres escritoras cu- Fernández de podía haber igualdad jurídica. tal vez nunca me hubiera interesado por una de los sesenta. me hizo darme cuenta de que ahí no había una había muy pocas referencias a una conciencia de durante la entrega sola m ujer. como ese era el tipo de literatura que se exaltaba Mi experiencia en aquel taller literario. te confieso que el afán de tener aceptación. No es que no existieran porque una niña no podía salir sola. pero to- énfasis en la vida sexual femenina y eso me lastró das las actividades épicas y públicas han sido el durante mi adolescencia y me creó una rebeldía ha. pero realmente nunca me salieron bien.

meros cuentos. se escribe. Comprendí que si recen personajes muy relacionados con las con- seguía siendo periodista nunca iba a poder escribir diciones contextuales del momento en que una novela. Eso permitía posición de colaboradora. Yo ya no disfruto tanto Cuando me tocó elegir mi vocación universitaria. el preuniversitario ofrecían muy pocas plazas de esa carrera y me quedaba como oferta estudiar una Cuento. luego de ese trabajo. para leer grandes párrafos. vés de los audiovisuales. Pregunta obligada resulta entonces saber ¿de la literatura ha tenido que cambiar hacia el mini- qué forma llega a cada una de estas profesiones malismo y expresar sobre todo mundos interiores y cómo le aportan en su desempeño literario? que hagan que el lector no pierda tiempo. poco. Allí empecé a terminar en poco tiempo. por la frase concreta? cuanto a un tópico y a un tabú que para ellas siem. Así poema que me exige una tensión muy grande. sino El periodismo me limitaba mucho lo que quería de aprovechar toda esa información y verterla en el escribir a pesar de que Prensa Latina era uno de los periodismo. ¿ Por qué esa obsesión por la perfección bía evolucionado la mentalidad de la mujer en minimalista. licenciatura. pero así todo había otras dacción Cultural. me aconsejó que no estudiara la carrera porque tenía Su separación del periodismo en activo coinci- muchas limitaciones culturales y que escogiera otra de con el momento en que aparecen sus pri- profesión más abarcadora porque a escribir se apren. Alguien tiene que llorar es un libro en el que apa- jar el periodismo como profesión. medios de comunicación condicionan que no ten- dad ambos géneros. cosas que no podía decir. el que más admiraba. bir. para después incursionar en la narra. Antes de terminar la carrera ya yo es. los hombres para comparar cómo perciben la infideli. cuando terminé veces puede ser carencia. después he hecho otras porque me ha gustado gusta hacer. como una especie de escape donde volcar con más La poesía era más fácil y más descansada de escri. al menos la que me Sí. por eso cuando decidí que ya me quedaba un poco estrecha para lo que quería decir. primido? dié. lo requiere la buena lite- compilaciones de escritoras que ha seguido rea. en la que me interesaba mostrar cómo ha. to emocional como de síntesis. También a ella se le ocurrió incluir a las autoras que vivían fuera de ¿Cuáles serían los enlaces entre periodismo y li- Cuba. Sin embargo. pero con el objetivo no de ser historiadora. Entonces a de una literatura que en los noventa viene a mí me pareció que Historia tenía la mayor cantidad ocupar el lugar de un periodismo bastante de- de perfiles culturales que me interesaban y la estu. por no repetir vocablos y Sin embargo. También. porque me demandaba de. tica que en la presa plana. la literatura.que sin embargo yo desconocía. el video. No obstante. Para mí el periodismo puede ser de la UNEAC. libertad. sentirme muy relajada. Como lectora es el estilo que mejor recibo y es el pre existió. Creo que el cine. esa literatura complicada y llena de palabras que la manera de estar todo el tiempo escribiendo era algún momento me fascinaba. Para hacer este masiada energía y yo quería hacer un periodismo trabajo contamos con el apoyo de Abel Prieto des. en un sentido comercial. poesía ¿con cuál de estos géne- ingeniería. ya al decir nieve no hay que Historia. conocer a los periodistas y resultó que casi ninguno veo el resultado más rápido y eso me da mucha de los que me impresionaban había estudiado esa satisfacción. novela. se le conoce por una larga carrera como describirla porque el lector tiene esa imagen a tra- periodista. La vida Yo siempre tuve claro que quería escribir. tan- conseguí entrar en la Agencia Literaria Latinoame. hec ho por un interés particular. como correctora de estilo la laboriosidad que me exige la novela. cuando debía darse al lector imágenes que él Pese a sus aptitudes como poeta. por mucha objetividad que se le en el extranjero. decide estudiar no veía. ros se siente más cómoda? ron trabajar en algún órgano de prensa y luego es. quien se entusiasmó con el proyecto literatura si se hace con el mismo rigor. lugares con más libertad para ejercer la profesión taba trabajando como periodista porque dada mi porque se escribía para el extranjero. así que yo pienso que mi participación fue teratura? más de ayudante que como protagonista de esa Primero el dominio de la palabra. ¿Tiene que ver eso con la idea de en la redacción y no en una escuela. seguí escribiendo poesía en la casa. por la oración. como la de Cuentos Infieles . desde que Mirta le dio la idea. Pienso que la función de tiva. Entonces. son varias las ajustarse a una síntesis. Ahora pienso ampliarla con textos de que me gusta escribir. ¿En qué medida estuvo determinado 7 Revolución y Cultura . realidad y es una realidad recreada desde un punto las antologías de mujeres son muy demandadas de vista propio. Esa abundancia a estudiar periodismo. dos amigas mías me sugirie. tuve que de. ni cuentos. que fuera literario. la palabra. la que dice mucho con lizando. Con el cuento porque no tiene las limitaciones del tudiar periodismo en el curso para trabajadores. Entonces la literatura fue Por otra parte. ratura: la que es sintética. gamos que ser tan descriptivos como en el siglo XIX. al igual que el periodismo parte de la la idea y también porque. todo eso que pasaba y no podía decir. Sin embargo. hay otras que las he quiera poner. Ese esfuerzo por antología. Uno de ellos. el director de la Agencia abordar ciertos temas de manera menos esquemá- me incluyó cuando se creó por primera vez la Re. en toda la contemporánea es muy agitada y la gente no está amplia acepción que pudiera significar la palabra. Lo puedo en el departamento de traducción. pero tampoco tiene ricana de Prensa Latina.

que la mujer fue una de las que más Además de tratar estos temas poco presentes en la vio alterada su vida durante el período especial literatura cubana. Ellas afrontaron sobre todo Los cuentos salieron así. marginalidad. mantiene como constante en mi literatura. Usted ha re- conocido la influencia del El lobo. terpretar una realidad por muchas personas. dor. no creo en esa institución como la unión ideal en- texto de la crisis. o joven comunis- ¿Por qué fue la narrativa el géner o escogido para ta. de la estructura económica de la la literatura. La búsqueda Creo que en el caso de las mujeres era una necesi. También las jóvenes o las que no eran ca. al menos al juzgar a dólares. Por ejemplo. y de toda las mujeres que como usted. refiere los con- finales de los setenta. ¿qué otras motivaciones le die- la crisis de los noventa? ron a luz? Yo creo que sí. ante lo que la sociedad espera de ellas? cimientos tan violentos que se nos encimaron en Son los que yo trato de explicar en mi literatura. ¿Cree que existan otros mo. de las identidades homosexuales. este libro por la realidad social cubana de los mi generación: la virginidad. aquella época. A veces desde mi realidad inmediata. lector no supiera bien quién era Maritza. problemas sociales. sadas vieron afectados todos los mecanismos de Necesitaba personajes que pensaran muy diferen- relacionarse con los hombres: los cubanos ya no te y que lo hicieran de acuerdo con sus proceden- tenían dinero para invitar y el extranjero apareció cias y su educación emocional. de. pues Revolución y Cultura 8 . o que no sea bueno o feliz. Mi obra tiene mucho de más aún. a la aceptación. ra si era o no homosexual. pienso que hubo mucha necesidad Lo que escribo son mis experiencias. las elecciones. interpretarse como un canto a la tolerancia. las limitaciones. tan necesaria en Cuba. Mas. desde el tienen que pagar precios altos en su independen- punto de vista sexual la liberación ha sido gran. Chely Lima o Cira Andrés. el tema de la concien. otro tema tabú en alimentación. El contexto es fundamental para mí ta años o más. ginación y r ecurro a la realidad para escribir. yo misma que me he casado cuatro veces y me he Hay estudiosas que relacionan la cantidad de dado cuenta de que el matrimonio no es para mí. narradoras cubanas en los noventa con el con. La prosti. de distintitos modos de comportamiento o de in- dad expresiv a pues si te pones a analizar. las de mis de expresarse y que la prosa fue el instrumento amigas. Al examinar los libros de Reina Otro de los tópicos habituales en su trabajo. Aunque de igual forma. como proveedores. por el papel de la mujer en la sociedad. mi autobiografía. tes tienen que pagar precios altos en carencias bién hay una maduración de la mujer que ya ha afectivas y las que no tienen carencias afectivas alcanzado muchas cosas. pero creo que intelectual o feminista frente a esa otra mujer que queríamos más: no solo hablar de la condición optó por seguir los roles tradicionales y tiene la femenina sino entroncarla con todo un contexto aceptación social. cia de género no es predominante en su literatura. más en el caso de las mujeres porque llevaba el peso cotidiano de su casa. de la lesbianas. También tenía que ver con muchos literatura femenina de los noventa. las caciones emocionales y todo lo que escribí en ese carencias. tre un hombr e y una mujer. Esta etapa tuvo para mí impli. Así está organizada la sociedad. las que todavía nos preocupamos porque de ahí vienen mis temas. Creo que toda esta situación est á en la una persona. de los aconte. los noventa? cambios de conductas. cia de género ocurren en la poesía y no en la na- rrativa cubana. Yo no t engo ima. en los retomado en Fiebre de invierno. pero tam. ni siquie- tución y la trastocación de valores. ¿Cuáles son los conflictos de sociológico. sino desde la las escritoras más jóvenes y somos las de cuaren- emotividad. y si se elige el matrimonio. no sé en qué medida in. todo el mundo opina sobre ella y nadie sabe mucho más a las mujeres. se meras manifestaciones de rebeldía o de concien. temas femeninos desde la poesía. a mí me interesaba demostrar que la familia. que tienen que ver con la fluidos por la crisis. como mismo te digo que en mi literatura no publicaron en los noventa. en mi vida tampoco. las mujeres que deciden ser independien- Pienso que la crisis fue determinante. Todo ese mundo viene a la literatura en entonces fue a partir no de la razón. canon. cia. por desgracia. y hablar del suicidio. Lo que me interesaba era terminar con el frente a la economía y a las exigencias de buscar concepto de verdad absoluta. pero recreada. las de las mujeres que miro a mi alrede- adecuado. el bosque y el ¿Cree que existieron estrategias y condiciones hombre nuevo de Senel Paz a la hora de escribir particulares de las mujeres para reaccionar ante este cuento. Los noventa fueron la crisis. mecanismos sociales de las instituciones al pro- clamar a una persona ejemplar. se tocaban algunos de los flictos de la mujer madura. o del partido: todo el mundo habla sobre ella llevar estas preocupaciones? pero en realidad nadie sabe quién es. Si nos ponem os a pensar en las jóvenes que Claro. verdad es muy relativa para juzgar a las personas. Creo que hay que analizar cuál es la variante que porque ellas no se enfrentaron a los problemas de da la felicidad. mi hermana que lleva veinte años casada. El llanto en Alguien tiene que llorar pudiera Es como a mí me hubiera gustado que fuera. Ella es la única que no ra familiar y la educación de los hijos. aun. reaccionan ante el crisis siempre viene una explosión. tenían que darles desigual. quién es en realidad porque la ven de una manera los hombres. las pri. María Rodríguez. para que al final el como el icono de una relación perfecta. las represiones. de la estructu. de la mujer culta. tocaban habla. Pienso que efectiva- tivos? mente. existen verdades absolutas.

les da v oz a las a una mujer triunfadora solo cuando tiene un ma. en los que se subrayan frases que nos hacen literatura de mujeres es su carácter autobio. ese es el esquema de mujer realizada que ¿Cree que la literatura pueda contribuir a estos viene de los cincuenta cuando la mujer dejó de ser cambios? ama de casa y se convirtió en profesional. aunque se escriba en otro con- texto. puede operar un proceso de pensamien- periencia personal al cabo de los años me hace to y de cuestionamiento en ese lector. cosa que nunca me había atrevido a hacer. Eso sí lo mantengo. según nos han educado para ser más dad. Yo me dejo ir como soy. Eso. nemos menos vergüenza de desnudarnos. mujeres y defiende su derecho a la igualdad social. cr eo que lo hay. Mi ex. por ejemplo. sobre todo rias escritas por otros autores que. está reno- Sí. se emotivas. al ver a una mujer sola. sin embargo. más prácticas. Me interesa mucho com. sona. pero para eso un amigo me tuvo que ayudar mucho. tener hijos. pero yo no soy muy dada a la teoría y no podría saber a ciencia cierta lo que es. trimonio. Hay libros que nos influyen para siem- Un rasgo que algunos críticos apuntan a la pre. y que llegue a una perfección tal que sea capaz de etc. gráfico. cómo los temas no definen la pertenencia a una literatura. confesional. cuentos que escribí y en mi nueva novela lo voy abandonando. dice: que el lector se identifique con sus personajes y les pobrecita. No creo que pensar que cada cuál debe elegir sin que haya un en términos de incidencia social cambie a la per- rasero general par a juzgar la felicidad de las per. compren- derlos a ellos también. Tengo muchas m ujeres que son protagonistas. no tiene marido. Mi último libro cambia un poco esto porque ya hay varios cuentos narrados por varo- nes. pensar en cosas que antes no nos cuestionamos. Ser mujer implica una emotividad mayor porque ra me siento más curada. Sin embargo. en otra época. pero a la Toda obra que m uestre un problema de la realidad vez debía estar casada. mos distintas. no tiene hijos. Mi último libro de cuentos. eso apare- en otra circunstancia. cuando tiene hijos y una carr era univer- sitaria. en el sentido espiritual. dije todo lo que tenía nos han dado ese derecho a llorar. no tienen. Pueden ser el mismo cuento y a la vez son diferentes. que los hombr es que decir al respecto y ya me atraen otros asun. por qué las mujeres no vamos a tener también la posibilidad de hablar por los hombres. Hay que ampliar el espectro. nosotras so- tos. dé la razón. como las relaciones entre literatura y reali. aunque en el último libro de vando nuestra forma de ver el mundo. La escritura es en sí misma un tema de indaga- ción a partir de la cantidad de mujeres escrito- ras como personajes de sus historias. sean mujeres u hombres. aunque no lo queramos. y como soy mujer. Esta idea me interesa porque pienso que un escritor debe comprenderlo todo y si hay hombres que se han tomado la atribución de hablar por mujeres. Pero no me parece bien considerar fiende los presupuestos de la m ujer. tener su esencia. sino la mirada con qué se les trata. Eso pasa con toda buena literatura. pero al menos su manera de percibir la reali- sonas. Somos más honestas y te- compone de versiones o apropiaciones de histo. pero es verdad que sobre todo al principio sí había parar cómo un cuento del siglo XIX puede man. ce. Para mí fue como una catarsis que ¿Qué significa para usted ser mujer y escribir? necesitaba en todos estos años de literatura. dad puede modificarse. intimista ¿Cree que haya tal vez porque son contrarias al modo en que nos algo de eso en su literatura? educaron. porque como soy mujer me es más fácil conocer la psicología femenina que la de un hombre. un afán de identidad desde el punto de vista femeni- 9 Revolución y Cultura . se pueden repetir en otra realidad. una familia. Como construcción social. Solo en el cuento Alguien tiene que llorar existe una voz masculina. Aho. no me molesta que me digan que hago hay que tener ciertas carencias porque siempre hay una literatura feminista si eso quiere decir que de- que perder algo. Su obra ha sido calificada varias veces como literatura feminista ¿Existe en usted la volun- tad explícita de favorecer las reivindicaciones femeninas? He leído poco sobre feminismo y sé que existen muchas corrientes. Todo el mundo.

No hay una mirada ni siquiera de denuncia hacia eso. las más jóvenes como Ena Lucía Portela. tanto que hay hasta editoriales dedicadas sola. Como narradora ¿Se siente parte de alguna ge- neración? No me siento parte de alguna generación de narra- doras. Enero. Todavía intento con rasgos femeninos que vienen de la estilística. aunque no compartimos una estética absoluta. pero nos ya totalmente liberados. Quiero dar la imagen de to- periodista. das las mujeres posibles: buenas. Pese a eso no tienen la buena. tanto como editora o como personas que conozco. sexuales. Creo que todas tenemos rasgos comunes. cuando em- pecé a escribir poesía. ¿Se ha sentido subestimada alguna vez como es- critora? No. También la penetración de la realidad a Hay dificultades cotidianas que a veces limi- partir de la emotividad. Por lo menos a la Marilyn Bobes que ella quisier a ser. vidual. parte. sible para que mi vida fuera como es. ¿Qué caracteriza la escritura de muje. En la medida en que las mujeres hemos sido más aceptadas. También en los noventa hubo un boom de escritura femeni- na. mer lugar su osadía. Tiene car en- nen de distintas promociones. pienso que ser mujer me ha favorecido porque me tocó escribir en una época en que de algu- na manera se empezó a ensalzar la literatura feme- nina. lo que no es muy usual en tan a las mujeres intelectuales. Después por el contrario. Por su tura no me interesa. propio? Sí. como de trasgresión. Sus personajes su obra? son homosexuales como pudieran ser hetero. por ejemplo Ena Lucía con el tema del homose. de la Para mí sí porque esto parte de una psicología indi- literatura misma. si les gusta bien y si es mala litera- Fernández o Adelaida Fernández de Juan. ¿Es tan importante la aceptación? tura más del lenguaje. Me gustaría llegar un día al punto de sentar- conciencia de género que sí se ve en las de mi gene. de facilitarnos el trabajo. tanto temática como estilís- ticamente. Hice todo lo po- Las escritoras que publican en los noventa provie. ratura. en los años setenta. mente a publicar obras de mujeres y eso incluso pue. que sea de los temas que escogen. En pri. me ante la computadora y decir: esto es lo que yo ración y un poco más jóvenes como Mylene quiero escribir. quizás por esta razón sea más natural en su escritura que en muchas de las otras. no en mi escritura. regulares. res en Cuba a partir de la década del noventa? que no sean perfectas. 2008. que luchen por sus propósi- Existen rasgos que determinan que la literatura de tos en la vida y que sean diferentes y a la vez pareci- las mujeres sea tan atractiva en esta década. hacer una obra que le guste a los lectores. más me gusta hacer en la vida que es escribir. no tienen nada que ver con el género. las sus contemporáneas. pero está organizada para que yo hiciera lo que diferencias generacionales en cuanto a la repre. de mi personalidad que constantemente ne- cesita buscar aprobación. das a las que tenemos en la realidad. se exaltaba el hecho de que hubiera un grupo de mujeres escribiendo. y eso se me pasa a la lite- Es cierto. sentación de las mujeres en cada una? Yo pienso que las mujeres de la generación de los ¿Existe algo que desearía realizar? sesenta hacen la literatura un tanto asexuada. y por otra parte el intento de experi. pero a su vez tienen personajes femeni. ¿Cuál es la imagen de la mujer que se propone Ha sido usted una de las narradoras que más ha usted llevar en su obra? estudiado y se ha preocupado por el trabajo de La de la mujer que yo soy y que son mis amigas. de los factores sociales. ninguna. pero ella lo ve con una naturalidad que no es la de años anteriores en que todo eso es tratado ¿Se puede conocer a Marilyn Bobes a través de con un aura. Yo creo que eso es una respuesta a la discriminación. cuanto al tiempo. cada día lo voy superando más. sobre todo en los hombres. yo me busqué mi cuarto propio. pero Me gustaría hacer lo que yo quiera. pero sí me identifico con todas y a la vez con Revolución y Cultura 10 . ¿Cree que existan cias. ¿Ha logrado hallar su cuarto mentación desde la propia escritura. como persona y Sí. xualismo. hacen una litera. ha disminuido la nece- sidad de afirmación constante frente a los hombres. como escritora. Por ejemplo. malas. Me era muy importante ser aceptada. la única experiencia negativa que he tenido por ser mujer es la de aquel taller literario.

de música iberoamericana y de cultura popular. CIUDAD Y MÚSICA POPULAR: nuevos espacios para la articulación de identidades de género 11 11 Revolución RevoluciónyyCultura Cultura . Profesor de la Universidad de Alicante. en revistas de musicología. Ha publicado. Eduardo Viñuela artículos sobre la industria musical y el videoclip .

lar de los últimos años. significante como espacio geográfico con un refe- creto. en el que los significados están en las escenas musicales locales se han sucedido y constante rearticulación. como bocinas de co- na: transformación y representa. identitarias más significativas de la música popu- rio en el que la música suena. ya con una aceptación masiva. la relación de los diferentes reper. De este modo. y la convierte en un referente cul. Este es el caso más versátiles para la integración del espacio ur- de la música pop. y en Investigación (I+D) Megápolis: La vivía en salas de conciertos y teatros. debido en gran parte al desarrollo tecnológico y a la ches o sirenas de policía. en el XX co. el cine o la televisión. nuevos medios de reproducción y se convierte en cen en un escenario urbano. el intérprete y el entorno en el que éste se lar urbana. Si durante el siglo XIX la música tán plagadas de referencias al espacio urbano. muy presente en los productos visuales y rigido por la Dra. Esta evolución audiovisuales de estas músicas. A pesar de su corta trayectoria el videoclip ha sido En el caso de algunos géneros musicales el espacio fundamental en algunas de las transformaciones urbano es más que un hábitat o un simple escena. rente real y empírico en el que se desarrolla la ac- tural del desarrollo de las sociedades urbanas des. una interacción audiovisual que engloba cesidad de distinguirse del repertorio musical tra. ya sea en forma Suárez y financiado por el derivó en el paisaje sonoro de las grandes ciudades de fotografías promocionales y portadas de discos. en el que la música encuentra películas o videoclips en los que los músicos apare- (MEC) del Gobierno de España. como un “tercerespacio” en términos de Orleans al beat de Liverpool o el grunge de Seattle Edgard Soja. urbano participa en la construcción de significa- De todos modos. y ha pasado a for. Isabel Carrera como la radio. estas ciudades en un periodo determinado. lo omnipresente y ubicua. que domina el mercado y cuenta bano en el discurso de los géneros musicales. todos los medios de expresión que indicamos más dicional de las sociedades rurales. ción y una ciudad significado como espacio de finales del siglo XIX hasta la actualidad. géneros musicales. interacción con diversos medios de comunicación. tes al paisaje sonoro urbano. ha variado su relación con las ciudades a lo diferentes medios: las letras de sus canciones es- dentro del Proyecto de largo de la historia. sin embargo. dos musicales y articula prácticas de consumo y torios musicales con el espacio urbano no es uni. Esta alusión a lo urbano surge de la ne. El término popular music que permite una asociación directa entre la can- ha sido traducido al castellano como música popu. parte fundamental del ocio en la vida ejemplo de la inclusión de la ciudad a través de Esta investigación se enmarca urbana. sitúa. la ciudad. al arriba. En la evolución de los vídeos mar parte del discurso y de la identidad del mismo musicales desde los años ochenta hasta la actua- género musical. La ciudad también está ción” (HUM2006-13601-C02-1). ros musicales se han sabido adaptar mejor que otros El videoclip se perfila como uno de los elementos a la evolución de la sociedad actual. di. menzó a ocupar nuevos espacios en las metrópolis. Es en este punto en el plagada de movimientos que han sido asociados a que la ciudad pasa a entenderse como constructo una ciudad en particular. La música. y es sencillo comprobar cómo algunos géne. ción. muchas de ellas se incluyen sonidos pertenecien- ciudad multiétnica y post-huma. El rap y el hip hop son un claro lidad ha quedado reflejado el incremento de artis- Revolución y Cultura 12 . Desde el jazz de New social. Ministerio de Educación y Ciencia en la actualidad. En el videoclip encontramos una ciudad mismo tiempo adscribe la música a un espacio con. lo que permite cuestio- han quedado como r epr esentativas del “sonido” de nar y subvertir el espacio social vivido. discursivo hiperreal en el que lo urbano se integra La historia de las músicas populares urbanas está en la identidad de la música. discursos que contribuyen a la definición de estos forme.

Con la llegada del pimp 13 Revolución y Cultura . En las catego- así como de elementos de bricolaje estético (ma. Según Lewis el canal MTV introdujo la música popular en el ámbito doméstico y fomentó el papel de las el videoclip. Sin embargo. Al mismo tiempo. Cindy Lauper o Pat Benatar. variando su En el análisis de estos videoclips Lewis establece una relación con el espacio urbano y transformando difer encia entre lo que denomina “signos de acce. Estos videoclips tenían ción y de la historia oral de una comunidad. Lisa Lewis (1990) puso de relieve la importan- cia del vídeo musical. Adam Krims en su obra Music and urban ce una apropiación por parte de las mujeres de es. estos géneros les tanto dentro de la música pop como en la re. “sobrevivien- de lugares invisibles en la música pop hasta el tes triunfales de un futuro postapocalíptico” momento. prácticas o comportamientos tradicional. que transforma el paisaje urbano de Lewis identifica los “signos de descubrimiento”. Se trata son traficantes de drogas y mafiosos. el videoclip fue fundamental para la creación de una audiencia femenina que no se con- formaba con el papel que la música pop había otor- gado a las mujeres hasta entonces. Por otro lado. en esta labor. tirlo en un espacio idealizado de lujo y ostenta- inexistentes hasta entonces. rías a las que aludía Krims resulta difícil encon- quillaje. parte. 2007: 115). En este sentido. como medio de transmisión de la tradi- ámbito privado y doméstico. ción en el que los protagonistas de las canciones corporan a la música pop y a los videoclips. ampliando su tradicional rol de cantantes al de compositoras e intérpretes de sus composicio- nes. un hecho años ochenta. que marginación que dibujaba el primero para conver- se corresponden con los espacios y las prácticas. si bien siempre se ha atribuido al movimiento punk de finales de los años setenta la virtud de haber creado un espacio para las mujeres en la música pop. bito de lo público en el que se producían las situa- citamente ligados al espacio urbano y examinar el ciones de marginación y discriminación que de- papel de las mujeres en esta música. trar mujeres protagonistas de canciones y videoclips. la que las letras denuncian situaciones de injusticia representación de mujeres caminando por las ca. el rap y el hip hop se popularizan en los mujeres como consumidoras de música. no debemos olvidar que se trata de un géne- Volvemos en este punto al rap y el hip hop par a ro con un fuerte arraigo al espacio urbano. Tina Turner. y se erigen en medios de expresión de las clases Los videoclips de estas artistas contienen elemen. El punk permitió que las mujeres actuaran como protagonistas dentro de la música pop. estos géneros musicales se apropian que quedó patente en el triunfo de artistas como del discurso de autenticidad que ostentaba el rock Madonna. como la habitación de la protagonista (Krims. que las mujeres in. que entronca con la tradición de la Pat Benatar son claros ejemplos de transgresión música afroamericana de servir de instrumento de la tradicional adscripción de las mujeres al didáctico. que identifica en los casos en los que se produ. Precisamente en este último punto el videoclip tuvo un papel protagonis- ta. dando lugar a diferentes corrientes. por ser esencialmente masculino. estas artistas punk se con- virtieron en modelos para otras mujeres que tomaron el mismo camino en los años sucesivos. Por su parte. Por otra sororidad. Al igual que nunciaban las canciones. grandes ciudades. menos favorecidas que pueblan los barrios de las tos que subvierten los roles de género tradiciona. cuestionando la identidad de género del dentro de la vertiente del reality rap y se desarrolla espacio urbano como tercerespacio. vés de los “signos de descubrimiento” presentes Durante los años ochenta podemos relacionar este en estos vídeos la audiencia femenina crea un sen. A tra. y más en concreto del canal MTV. les en el rap desde su nacimiento: el reality rap en el mente asociados a los hombres. hecho con la misoginia de estos géneros musica- tido de comunidad y fortalece la identidad de les y las dificultades de las mujeres para hacer oír género en un proceso que podemos denominar de su voz fuera de los cánones establecidos. A una amplia difusión en los medios y calaban en la mediados de los noventa se produce un cambio audiencia. el triunfo de la música pop latina a nivel global o la subversión en materia de género de los roles tra- dicionales del patriarcado. musicales han evolucionado hasta la actualidad presentación de las mujeres en el espacio urbano.tas de raza negra en el panorama internacional. su representación icónica en fotografías y so”. videoclips. moda) presentes en ambos casos. geography (2007) distingue dos vertientes principa- pacios. en el videoclip Girls just wanna have fun de Cindy El mundo del rap y el hip hop se ha caracterizado Lauper o el camerino de Madonna en Material girl. al ám- retomar su condición de géneros musicales explí. el pimp rap. y exclusión social con una constante alusión a los lles de una ciudad en videoclips como What´s love got barrios en los que viven sus protagonistas y el to do with it de Tina Turner o Love Is a Battlefield de knowledge rap.

procedencia y sus pseudónimos. En los urbanas. una canción en la que Arianna Puello reivindica su condición de mujer dominicana y negra. y aunque existen algunos las canciones. el carácter combativo de este género ha El discurso de estas raperas. la denuncia negra de Arianna Puello. como en sus letras y el acento en la decla- mación. que comenzó su carrera musical a mediados de los noventa con el grupo N. Un caso significativo es el de Arianna Puello. e incluso escapando de diados de los años noventa y su asentamiento en sus perseguidores. se localiza dentro del espacio raperas con consolidadas carreras. Las raperas se posicionan como que ha ido en progresivo aumento hasta la actua. La de- resulta paradigmática de lo que está sucediendo nuncia y la reivindicación presente en sus letras en otras escenas nacionales. En su tra- yectoria en solitario siempre han estado presentes sus raíces caribeñas. metido algún delito. En este contexto muchas de las raperas del hip hop español convierten la desigualdad de la mujer en la sociedad en uno de los temas centrales de su discurso. una situación urbano en el barrio. las raperas aparecen progresivo aumento de la inmigración desde me. tado significativamente en los últimos años. un ejemplo un espacio en el panorama musical. rapera dominicana afincada primero en Gerona y posteriormente en Madrid. la nacionalidad. que incluye ritmos e instru- mentación de vientos típicos del merengue. su juventud. y su adscripción al espacio urbano de la música de las cantantes pop de los años ochen- los barrios lo convierte en un medio de expresión y ta podemos observar cómo se han transformado representación de las negociaciones identitarias los roles de las mujeres en las músicas populares que se producen en las ciudades españolas. y de la invisi. vés de la clasificación que proponía Lisa Lewis para ro musical. supuestamente tras haber co- la periferia de las ciudades convirtió estos espa. el mentos propios del hip hop . A pesar desigualdad de la mujer. Así sucede en la canción Qué grande casos de pimp rap esta vertiente apenas encuentra es ser mujer de Dnoé y Arianna Puello. de empoderamiento en el que incluyen además da- te. el número tos autobiográficos. tanto en su estilo musical. al igual que el de sus dado lugar a que desde sus inicios hubiera mujeres colegas masculinos. estas características se pueden ob- servar en Así es la negra. de todo. caminando por las calles. En España el hip hop dan lugar a una constante enunciación en prime- cobra fuerza en la década de los noventa como una ra persona y al empleo de recursos de autoría tan música de denuncia social que combina el reality explícitos como la inclusión de sus nombres en rap y el knowledge rap. como en el videoclip de Así es la cios en lugares multiculturales. En la misma línea Dnoé. aunque siguen siendo una minoría. Por otra par. denuncia su experiencia como inmigrante de segunda generación y la dis- criminación racial de la que fue objeto en rap la situación empeoró aún más. Así. una rapera madrileña de origen guineano y de raza negra. como por ejemplo su lugar de de raperas y el público femenino se ha incremen. nacionali- dad y raza. una situación que denota social característica del hip hop se hace eco de cues. Con respecto a los signos de acceso. en- últimos veinte años la composición demográfica contramos una completa asimilación de los ele- de los barrios en España ha cambiado mucho. sujetos pertenecientes a una comunidad situada lidad. haciendo gala de su posicionamiento en los márgenes de sociedad por razones de género. El hip Si analizamos los videoclips de estas raperas a tra- hop español asume el discurso propio de este géne. la capacidad de acción de la protagonista en el Revolución y Cultura 14 . la etnia o la clase social. tiones como la exclusión de algunas mino- rías (etnias. la evolución del hip hop español frente a los cánones sociales establecidos. comunidades de inmigrantes) o las discriminaciones raciales. una discri- minación por razón de sexo que entiende el género como un parámetro identitario más que interactúa con otros como la raza. en los márgenes y en continua actitud de lucha En este sentido. al mismo tiempo que centra la temá- bilidad de las mujeres se pasó a su representación tica de sus canciones en la violencia de género y la en letras y videoclips como objetos sexuales.O.Del KRIB (Na- cidos Originalmente del Karibe).

ámbito público. representación (HUM2006-13601- · Soja. encontramos canciones que abordan fenómenos culturales masivos como la música po- la maternidad. “Aproximacio.). no como una imposición del pular urbana. Isabel de escribir su propia historia. dirigido por la Dra. Journeys to Los Angeles and Other Carrera Suárez y financiado por el La capacidad de acción de las mujeres dentro de Real-and-imagined Places. Eduardo & Viñuela. Sin embargo. las raperas también desarrollaron En este tercerespacio la ciudad juega un importante unos signos de descubrimiento dentro del género. panorama del hip hop nacional hemos podido com- vimientos se estructuran en función de la decla. papel por su condición de escenario social en el ofreciendo nuevas perspectivas sobre algunos te. (MEC) del Gobierno de España. al ámbito de lo público.). por lo que son letras y los productos icónicos y audiovisuales en una representación visual de la actitud combativa el que negociar sus roles de género en consonancia del hip hop. New York: Routledge. Irene (2008). Mercedes et. y que suponen la cio”. and MTV: Voicing the difference . como Juana Kalamidad de Arianna Puello o nes feministas al concepto de espa. que se desarrolla la vida pública. (eds. Esta artista es una de las más comprometidas en la lucha contra la dis- criminación de la mujer y la violencia de género. a modo de superheroína. Music and (2008). recrimina a los hombres. Por otro lado. Estudios culturales interviene en varias escenas de riñas de pareja y · Lewis. Estos mo. apropiación y del control de su representación en tentes. a través de su mas e incluyendo otros hasta entonces inexis. · Krims. bano. (1996) Thirdspace: C02-1). las artistas están combatiendo las patriarcado sino como una elección libre de las desigualdades y avanzando en la integración de la mujeres. con otros parámetros definitorios de la identidad. 323-330. la posibilidad de representarse a sí mismas y lla: Arcibel editors. es Feminismos e interculturalidad. probar cómo las raperas han sabido crear un es- mación del texto y sirven para apoyar la denuncia pacio de representación a través de la música. “Música popular y género”. post-humana: transformación y decir. 261-294. mos canciones y videoclips que narran historias de · Pérez. A través de un so- ción de las actitudes y los gestos de interpelación mero análisis de la situación de las mujeres en el al espectador propios del género musical. Sevi. al. Lisa A. que aparece con su mujer en la sociedad. Barcelona. Edward W. Bellaterra: Edicions UAB (Universidad Philadelphia: Temple University Press. Megápolis: La ciudad multiétnica y participación de las mujeres en el knowledge rap. Autónoma de Barcelona). ARRIAGA. urban geography. es el caso de Dnoé. hijo en la portada de su primer álbum o en el videoclip de la canción Siempre es por él. Laura las mujeres 1: Personal (2002) y videoclips como Dete. Isabel (ed. Oxford: Ministerio de Educación y Ciencia la música popular urbana se ha desarrollado de Blackwell Publishing. 15 Revolución y Cultura Esta investigación se enmarca . en los que Dnoé. Así. tro del Proyecto de Investigación (I+D) La niña de La Mala Rodríguez. Clúa. Gender politics (I): género y cultura popular. Otro de los signos de acceso más manera paralela a su incorporación al espacio ur- extendidos en los vídeos de raperas es la apropia. Esta investigación se enmarca den- mujeres. Adam (2007). (1990). las y las reivindicaciones del artista. neos. como demuestra su segundo álbum En qué piensan Bibliografía · Viñuela. encontra.

Ha publicado crítica y poesía en numerosas publicaciones La trasgresión como homenaje Revolución y Cultura 16 . Foto: Pepe Murrieta Filólogo. Miembro del Consejo de redacción de la revista Upsalón. Profesor de Yoandy Cabrera Ortega Letras Clásicas en la FEDRA: Universidad de La Habana. Obtuvo el premio de poesía “Ada Elba Pérez” en 2004. Primer plano del actor matancero Freddy Maragoto.

La poetisa rusa Marina que el público. en el de escena. algo que parece raro a la nodriza. en su tiempo. la tragedia ática indaga en cumpliéndolos. sino que disminuye la cantidad de parla- repertorio. ya viejo y con familia. Un sabotaje. inteligente. Ya el mismo Racine. al reducir dos Teatr o El Público se muestr a en esta temporada in. zona. parlamento este 17 Revolución y Cultura . sin em- raron en algunos referentes de la literatura bargo. montes. que parte de la de Jean Racine que se distingue por su sobriedad y obra Hipólito de Eurípides. este mismo héroe. la puesta de Fedra opta por sobriedad y eco- grecolatina. Fedra delira y se imagina o desea ir a cazar a los donde se mezcla el tono grandilocuente con la pro. con “el que hace más difícil relacionar el delirio de la reina mármol en que parecen escritos y tallados los con la afición que tiene Hipólito por la caza. en su artículo “¿Por qué los clásicos?”: 2 la literatura no todos los versos son del francés. los cuales no deconstruir. claro está. Tal vez el reto griega siempre tuvo un vivo interés por el hombre. parodiar. sin violentar el texto. Pero no nos dejemos engañar. vida y sentimientos.3 sobre todo) porque Enona no se sorprende por el Como Medea en el espejo de José Triana. En 1918 Miguel de Unamuno dio a conocer la La adaptación del texto raciniano también tributa a suya. Los siete contra deseo de morir que tiene su ama cuando dice. es por lado Fedra que. busca desde Creta a un Teseo imposible bajo la procedimiento y. gioso de estos textos –esas creencias no son nues. La familia. Ariadna. En Las relaciones de Clara sobresale sentido tiene representar una obra del teatro griego el uso del desnudo y el expreso propósito de agredir en esta isla y en pleno siglo XXI. pero que también arras- Lauten y Raquel Carrió o al leer Electra Garrigó de tra con su muerte algo que nos era vital. a Fedra. trasgresión el mejor homenaje a Racine y a su obra. solemne. hace sucumbir con ella todo lo que le rodea. estas adap. Goethe. y sar que lo dice por haberse despedido del Sol. así reza la nota al programa. Virgilio Piñera. en sus móviles. vuelta en sí. dentro de su largo Aricia. de aquellos tiempos dia desde la tragedia.4 teresado en presentarnos mujeres-núcleos. antigua ha perdido vigencia. Heredia. que enriquece y hace de la Después de reiterados intentos (Vir gilio Piñera reci. de ahí que no A estas alturas nadie duda que una puesta de Car- sorprendan las constantes revisitaciones a estas los Díaz es una provocación. el amante. haga más fluida la acción. y la la primera descubre su pasión por el hijo de la ama- que me ocupa. plena cordura “Sol…. de experimento y Séneca escribió su Fedra. pero en la adaptación se podría pen- dos. sino (y parlamentos”. mayor que tiene esta representación es cómo minar. ginia de Hipólito con el amor que este siente por Esta agrupación teatral ha tenido. traza una línea de continuidad en autores como abiertas ahora para ser vistas (como puede ser lo Racine. sucumbe ba. Por un Cuando Fedra reconoce que perdió la razón. llamada Clara y su amante se acuestan). el enemigo tam- los clásicos una y otra vez en épocas distintas y qué bién la necesitan. la acción humana. unir varios parlamentos en uno o prescindir de al- después de abandonar a Ariadna en Naxos y casado guna intervención que no altere el sentido y que con su hermana. 1 a esto pode. se permite destrucción. Al espectador. en esencia. uno logra entender por qué regresan el médico.Ante la versión y puesta de Las Bacantes de Flora sona) decidida o insegura. fue la última frase de la reina5. cuando helénico hasta hoy: Ícaros. indagador. sugerido. solo dos incursiones en obras de tema mentos en el diálogo entre Fedra y Enona. El poeta norteamericano Robert Lowell adaptó esta economía de recursos y al supuesto y sospecho- esta obra en 1963. también se inspi. Electra. jo los tormentos pasionales de su esposa y pierde a El único peligro lo encuentro en el pasaje en que su hijo. con cálculos exactos y bien pensa. hacer un sabotaje de la trage- han variado mucho. y la pérdida de una Fedra El autor cubano utiliza en su versión algunos pro- escrita por Antón Arrufat en los años cincuenta). La historia literaria al espectador con escenas íntimas y cotidianas. estrenada en 2003. En la primera. Octavio Paz explica que “(l)a seducción que ejerce Versos de Racine. vengo a verte por última vez”. todos los tiempos. que no por helénica deja y Norge Espinosa ha unido en un mismo parlamen- de ser tropical. Que eso nos baste: la austeridad”. hasta en el programa de mano otorgan a la puesta mos agregarle lo que la doctora Elina Miranda dice una riqueza desde esa misma reducción. no solo por la disminución del discurso cacidad. y en la segunda. incómodo o sonriente. junto a Medea. que por el otro Clara (con puesta simultánea en La Ca. Y ahora. hasta hoy. tando los versos de Racine. sobre nosotros el mito no reside en el carácter reli. Elude parlamentos que son totalmente una adaptación de Norge Espinosa. En particular. el uso del rojo y el tras–. el adúltero. al texto. Además. y transfigura al mundo y a la realidad”. Norge Espinosa da continuidad a este mismo ma. el cedimientos que le dan agilidad al discurso y al tempo grupo de Teatro El Público pr esenta en el Trianón de la pieza. so apego a los postulados neoclásicos que ya había Ariadna y Antígona tendremos que contar como pro. y ahora Fedra neoclásica. a partir del texto prescindibles. haber delirado. to demencia y lucidez. El poeta y crítico Norge Espinosa llevó a pia también a esta heroína del teatro griego. cabo una labor laudable. Alfonso Reyes o María que acontece en una habitación en que una mujer Zambrano. de los postulados neoclásicos. de lenguaje variadísimo. quienes. nomía escenográfica: “una cama y unos actores. por sus conflictos. intervenciones en una. ovillo ella mis. obras por parte de los autores contemporáneos y de al equipo de realización. sino que en todos ellos la fabulación poética negro en el diseño de vestuario. 1924. a los actores. no solo suaviza la miso- elegancia. puede o debe Ivánovna Tsvetáieva hizo una versión en verso en agradecer. taciones y puestas en escena pretenden también leer sino por la alucinación a montar en un carro y es- desde nuestros cardinales una pasión que no por tar en los bosques. con Tebas de Arrufat y Electra Garrigó de Piñera. Ícaros posmoderna.

la desprecia. Esta trasgresión. la representan el lado opuesto. después que la primera entre la sirvienta y la reina. estas dos mujeres a las que “iguala el mismo peso gunda persona “tú” (que ya he señalado). hace más contemporáneo el texto. 7 el poeta cubano sophrosyne o medida (encarnada en el hijo de Teseo. versión que ha llegado hasta nuestros días. Racine Trecene. no falta el uso de la ampliación. La obra misma de Eurípides fue polémica en táfora contundente al introducir esa palabra su tiempo. Esto responde al propósito del es. servidor a ultranza de Artemisa. dialoga con Aricia en la adaptación vertido en “golpe que te mata” y con la íntima relación del dramaturgo cubano. lo presenta más humano y propenso a enamorarse. el autor gustaba de mitos poco conoci- onomatopéyica. Helena que n unca fue a Troya o la misma obr a Si se anotó anteriormente la reducción y elisión de Hipólito: el culto a este joven era un rito local. el griego y el francés. de versiones escasamente visitadas. nunca En este momento es cuando Enona (encarnada por se encuentra con Fedra. Esto evidencia que el trágico ateniense gustaba tam- bién de variar las acciones. que tú jamás pudiste derramar ni siquiera ante Fedra) tre Enona y Fedra. cada instante por salvarla y por salvarse es un tan como dos rostros del amor. después que este muere maldecido por su padre. como su de la ruina creciente de estos personajes. La reina ha perdido fuerzas y Enona. Norge Espinosa cam. migos. al despeñadero que es el mismo amor. la relacionamos con la decir al héroe “(r)espeta a la reina a quien amé más pureza. p or su total sobriedad precisamente. el de la soberana que sobrevive a Hipólito y solo se da muer- te. construye de un amor”. Entonces introdujo el suicidio de la reina antes de la muerte de Hipólito. pues. Diríase que despedirse del Sol (como Ifigenia) en el único que la sujetaba. otro joven. hasta dejarse hundir en el vacío cuando lo papel de Teseo. sabe que Hipólito ama a la cautiva. Aricia. Fedra. Eurípides había escri- to esta obra antes con el título de Hipólito velado y tuvo que cambiarla porque el público reaccionó ante la crueldad de Fedra. La ampliación por antonomasia es la escena entre En la adaptación hay algunos asomos del poeta que Fedra y Aricia. nadie que pueda acu- Jiménez como La utilización del modo francés de cortesía vous y dir a defenderte (…) verdaderas lágrimas como las Pánope (detrás de votre no suele ser mantenida en los parlamentos en. en que experiencia y pureza se enfren- ama. la relación entre ama y nodriza. Se enfrentan brayan las formas españolas de confianza de la se. al final del cuarto acto. Además . que cae y se gol- Ramos en el con esos montes en los que quisiera esparcirse. en su tiempo. ella se ahorca. El drama- turgo francés suaviza la misoginia inclaudicable del Hipólito euripídeo. tu raza no vive ninguno ya. pea. cidos para quien había librado al mundo de tantas la por nuestras formas “tus”. enemigo de dos maternales que tuvo para con la reina. el desorden de la pasión segunda es cuando dice a Aricia “(r)ecuerda que de Derecha: Jaime que quiere frenarse con el sacrificio. súbdita y de. moment vous tue”. Espinosa refuerza y enfatiza Foto: Pepe critor cubano por hacer muy estrecha y dependiente el tono agresivo del héroe hacia los que cree ene- Murrieta.9 Un diálogo en que pasión y poder se su personaje a partir de la dependencia que tiene de su entrelazan. bién. hace que esta nodriza describa y recuerde los cuida. pero había hecho confesar a Enona que la vida de su ama Eurípides parece estar más interesado en mostrar- “tiene para mí un precio ante el cual todo se doblega”. pues la luz viene a ser representación de la de Teseo: la primera es cuando el autor cubano hace vida misma. Un ejemplo está en la frase “chaque emprenden los anteriores autores del mismo tema. los restos de los tuyos”. que a nivel lexical lo su. que sabe “regalar prendas mortales a las no- Revolución y Cultura 18 . lo verbaliza y hace más explícitas las razones hybris o exceso. La esposa del legendario Teseo es aquí Medea tam- pendiente del alma de esta. co. nuevos minotauros hasta ahora descono- bia las formas del vosotros de la traducción españo. discrepa Así nos la entrega Georbis: frágil. tura como un perpetuo reescribir o un eterno re- vierte en “cada minuto es un golpe que te mata”: me. se debilita más y más. existía desde la Antigüedad. que fueron. Pero Racine revisita el camino más cruel. personaje que in- troduce Racine. que la conducen al suicidio. ante el corto parlamento ses y cómo en un carácter la exuberancia de del francés en boca de la sirvienta. unida a las que la lleva a cabo. decide Afrodita. que fieras. que tr aducida al español es “cada da fe de una palinodia incesante. “te” y “ustedes”. Foto: Pepe teatro griego es propio de los que están prontos a Otras dos crueles ampliaciones son puestas en boca Murrieta. y define la litera- minuto os mata” y que en el texto adaptado se con. Este actor. joven virgen y puro) puede convertirse en morir. uno envejecido y el paso al abismo. torno. que refuerza lo rotundo e inevitable dos. y si. en consonancia con aquel tiempo con. el mito cuenta que Fedr a prepa- ra una escena para culpar a Hipólito de haberla violentado y. en parlamentos. en este caso los montes y el montar en carro que a tu madre”.6 nos una nueva manera de relacionarse con los dio- así. morir. además. He aquí el mejor homena- Georbis Martínez en uno de los elencos) se deja caer je que hace Norge Espinosa a los dos trasgresores del escenario a ese precipicio en que se sienta el públi. dirigiéndose a su hijo Hipólito.8 Aunque Aricia aparece en la obra francesa. cuando este ya no está. más cercano. envenenada.Izquierda: Walfrido que. Fedra.

es que es la obra de arte. juega una vez más es esta representación. Broselianda/Fedr a dice “me extravío” y es pechos de Fedra/Broselianda. enseña su seno y les implora. y en esa descomposi- cuando Orestes pretende darle el golpe final. La obra de Racine es un tortuoso laberinto de pa- ta a una altura que no podemos ya alcanzar. desventurada. la madre de Héctor. Instituto cubano del libro. donde no actuaban las amazona. mu. p. el mejor modo de homenajear. NOTAS Enona : ¿Cómo. alerto al mismo hace Yocasta en Las fenicias de Eurípides. seguir con los La Habana. siones y la puesta de Teatro El Público ha querido ta su nodriza. tú. Un pulóver rojo con la silueta del Che mujeres. Enona: ¿Cómo? ¿No abandonaréis tan cruel Fedra : ¡Dioses. se encienden. corona envenenada. inevita- agitada por los poderes que surgen del alma hu. la reina ve declinar a la recién discursos. Lesky les ha llamado “pequeñas piezas ción de la reina que lanza su corona a los pies de épicas”. blemente. viene la muerte. y que decidan los dioses vida. 1972. Barcelona. agua y cuando dice monstruo sus palabr as. de Ilión “desnudó el seno. de quien mi madre solía cés lo que Norge Espinosa mantiene en su versión. enor- val. se erigen como ejemplo de la vivacidad de estos to en sus venas. entregaros a los funestos preparativos de un noble torbellino. sola: ¡Ah. pero recordemos el un momento hubiese olvidado qué le toca decir. Lectura detenida e inteligente do la Fedra cubana se descubre. pp. a través horrores de la muerte. ojos un carro huyendo en la carrera? 8 Ibidem. mis manos. la amamanté. p 121: Gredos 19 Revolución y Cultura . n uevo. espectador. nótese: ninguna palabra suya jamás me agradecerá.10 esta cer. desde la muralla ción y el choteo. de Norge Espinosa. 10 Albin Lesky. (Edición bilingüe con Enona: ¡Cielos! Todo lo hice para ser vir la. 208. momento en que. Los hijos del limo. todo lo he abandonado: ¿y este es el Bolsillo. al Broselianda Hernández también encarna el final de la puesta. Habana. maleta para partir y es devuelto hecho añicos. Muer. de vuestra muerte? carro que se escapa? Sol de quien mi madre 9 Parlamento en boca de Fedra en la adaptación Fedra: ¡Dioses! ¡Si estuviera sentada a la decía ser hija. a 7 Jean Racine. Doimeadiós entreteje acción y palabra. en la puesta Carlos Díaz lleva a la acción Doimeadiós y Zenén Morales en el personaje de las palabr as de Teseo en el final: se sienta Aricia en Terámenes (me r efiero específicamente al momen- la cama y el rey la corona después que Fedra ha to en que este cuenta a Teseo cómo murió su hijo) confesado su culpa. coronada que cae sobre Teseo. ¿y 4 En la obra de Racine dice: traducción de Nydia Lamarque). La Norge Espinosa: 3 Norge Espinosa. que sus parlamentos sobre la espada de Hipólito Que dos hombr es (Alexis Díaz de Villegas y Freddy podían tener un doble sentido. Ed. pues. es este el premio que recibo? La cargué con Fedra: Noble y brillante tronco de una familia 6 He subrayado en la cita anterior del autor fran. cuando el hijo de Teseo recoge su interpretación impecable de su Antígona. discursos. y por última vez. por su horror. mostróle el pecho” para Mientras vemos el “funesto veneno (que) ha espar- rogar a su hijo que no se enfrentara a Aquiles. Historia de la literatura griega. y Clitemnestra como expone el programa. al que fue y al que ha de venir: estamos que ante el enfrentamiento inevitable de sus dos en presencia de una “anatomía de (un) arrebato”. ción todo es posible. En ningún espejo podré ya mirarme. vengo a verte elide. canza una magnitud que supera lo humano y sal. mes. me digo nueva- con nosotros. como si por esto podría ser contradictorio. en esa incesante reescritura jer que va a descubrir su verdad o su vergüenza. 1990. Leo. 1972. dioses! Todo lo he hecho por 1 Octavio Paz. 25 y 26. mis deseos? Perdí la razón… 9 Parlamento en boca de Fedra en adaptación de La Habana. Instituto cubano del libro. El único asomo del cuerpo esos Hipólitos que fueron y a los que hoy nos acom- en ese rouge et noir que llena el escenario son los pañan. y que te sonrojas acaso lo demás de los tres primeros parlamentos lo hija. vez” la pone después del delirio de la reina.vias”. Biblioteca de Fedra : ¡Insensata! ¿Dónde estoy? ¿Y qué he servirla. En el teatro antiguo es característico encontrar un canía que el especialista apunta se explota en la mensajero que nos narre los hechos acontecidos versión y en la puesta. 5 Jean Racine. Si Racine no pensó misma su destino y decide cómo actuar. verdad rotunda tras la que. Lo cido el odioso Amor por toda su casa”. por Terámenes. renunciando a la sombra de los bosques! ¿Cómo podré. que se abran para mí los deseo? ¿Os veré siempre. Albin Lesky señala que lo mismo. través de un noble torbellino. y acaso sean las dos a la vez. Las citas sin referencia perte- sombra de los bosques! ¿Cuándo podré. 80. si en la adaptación de fuera de escena. y así me abandona. ausentes sus consejos. mis ojos están. Las interpretaciones de Osvaldo Aricia. seguir con los ojos un mi culpa y mi suplicio. dicho? ¿Dónde dejo extraviar mi espíritu y precio que recibo? Bien me lo merezco. al. es ruptura y homenaje a la vez. necen a este texto inédito. Ciega está la mujer a la que quise como una jactarse de ser hija. pero la frase “Sol. Para Fedra el último de modo que cuando dice ola es un torrencial de instante de vida es también victoria contra su ri. como guiño a protagónico femenino. Fedra . hijos. mente: transgredir es. Mientras el veneno hace efec. señora? Enona. Fedra . Eurípides se especializó en estos Norge Espinosa esto queda solo como intimida. puesto sobre la escena y hemos visto a Fedra atra- te de la poética teatral de Carlos Díaz) es homenaje vesada por el lujurioso dardo del joven hijo de la también al teatro antiguo. vengo a verte por última vez. canto “XXII” de la Ilíada. mana par a realizar actos demoníacos”. si estuviera sentada a la Bien lo merezco. escoge ella desmembrar todas sus partes. 1978. fusionada con Medea. Se cuenta que Sófocles mismo hacía una aparece. también de mi turbación presente. Para el desconocedor como si rompiera la ilusión escénica. en la nota al programa. desnudez que es análoga a su culpa después de Medea solo el Hipólito está “a tal punto manifiesta. Sol. No.… vengo a verte por última vacíos. 2 En: Revista Universidad de La Habana. miro. Cuan. cuando Homer o nos dice Gestos y palabras que se mueven entre la venera- que Hécuba. Carlos Díaz lo ha Mar agoto) interpreten a Fedra (además de ser par.

Profesora de la Facultad de Arquitectura del ISPJAE.escriba Ar Arquitecta y Isabel Rigol Doctora en Ciencias RETOS Técnicas. Ha obtenido premios de la Academia de Ciencias y de la Federación Panamericana de Arquitectos. de la conservación del patrimonio monumental de América Latina y el Caribe (I) Revolución y Cultura 20 .

6 Gran parte de La Habana Vieja –hoy Patrimonio Mundial– se habría 21 Revolución y Cultura . como la de Cooperación Española. las innumera. pero limitados a grandes monumentos. formar obreros calificados. Este período colonial. Distintas agencias interna. por cortesía de la hasta las más modernizantes. dades y la arquitectura coloniales. en algunos otros. así las radicales e irreversibles transformaciones do a nosotros. dijo el arquitec. una tradición más que centenaria espe. religiosos o industriales. el vidrio y no la de sus viejas barriadas. Desde el siglo XIX y. nómicas y el costo social ocasionados. donde unas pocas manzanas re- cuer dan lo que fueran sus barrios tradicionales . funcionalistas” 8 desconoció tanto las pérdidas cul- tificados.” 1 del centro. rentes actores nacionales e internacionales. influyó acuerdo. así como la creación de escuelas taller para Plaza Vieja de La de los sesenta. tendencia que. subsiste hasta hoy América Latina la conservación de los monumen. afloró un pensamiento más abarcador entre dife. y otros experimentos europeos pos. muchas ciudades se habían transformado bajo influjos r enovadores “haussmanianos” o de- bido a la creciente especulación sobre el suelo. dades de América Latina y el Caribe. radores. varias naciones Station de Nueva York en 1960. a partir de los inicios del XX. Y que en Río de Janeiro o en gran parte de la capital mexicana.5 Esto explica que Cara- cas sea una ciudad –aunque espléndida– práctica- mente moderna. turales derivadas de sus proyectos como las eco- bles poblaciones vernáculas y los paisajes cultu.12 Habana. El “mesianismo exterminador de las vanguardias ciones modernas. Guatemala. aunque no pudo –a la larga– algunos científicos e intelectuales por su estudio y impedir la paulatina elitización y terciarización conserv ación. 4 La “globalización arquitectónica y urbanística” promovió la desaparición total o parcial de gran cantidad de áreas centrales de las ciudades lati- noamericanas y caribeñas. que trascienden el marco estrecho del edifi. no fueron pocos los gobiernos. cuando se expidió la Carta de San Juan de Puerto Rico fue una excepción gracias Venecia. testimonian la rica historia de este en las zonas históricas de buena parte de las ciu- continente. el acero. Italia. En 1978 y 1979 se inscribieron respecti- también en Latinoamérica. los excepcionales conjuntos for. urbanistas y arquitectos que subestimaron la herencia ancestral. Más tarde los “profetas modernos” experimentaron sus teorías con el auspicio de los círculos locales de poder. Otras cartas internacionales completaron el doc.7 republicanas del siglo XIX o del XX. de San Salvador o de Tegucigalpa. ron una positiva influencia en la elaboración de Página 21: Un trinario. las ciu. el hormigón. que en Kingston sea casi imposible reconocer un centro histórico. Que haya quedado poco de la vieja San José de Costa Rica. 1964.10 precursor del movimiento preservacio- prehispánicas y excepcionales edificaciones del nista en el ámbito latinoamericano caribeño.9 tos había sido. latinoamericanas se adhirieron a este importante tonador del movimiento preservacionista. permitió recuperar el núcleo histórico Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial muchas borinqueño. La Carta de Venecia. planes maestros y la restauración de monumen. teriores tendrían gran impacto. habían propiciado el interés de formidable programa. to Hernán Crespo Toral: “Hay que señalar que en superada ya por muchos países. las expresiones Wiener y Schultz en 1958. Sobre su salvaguarda. Entre los años setenta y los ochenta del siglo XX fueron facilitadas tas u otras que combinaron lo nuevo y lo viejo. desde las reconstrucciones historicis. Promovió rales de América Latina y el Caribe que han llega. Poco después de que se aprobara en 1972 la Con- vocado por la demolición de la Pennsylvannia vención de Patrimonio Mundial. en la Antigua obras modestas frente a las grandes creaciones. 2 El escándalo pro. que autora. al plan iniciado en 1950 por el Instituto de Cultura cialmente en México y Perú y en otros países en los Puertorriqueña bajo la dirección de Don Ricardo que lo ostensible del legado de las culturas Alegría. mingo se desplegaron también programas restau- Todas las fotos y se manifestaron diferentes tendencias en su re. 3 Aunque los avances del pensamiento permearon a muchos especialistas latinoamericanos. domine visualmente la expresión del edificio alto. tuvie. que fue allí un de. transformado de haberse aplicado el Plan de Sert. de Santa Catalina aisladas.Los imponentes conjuntos prehispánicos. fundamentalmente.11 para este trabajo cuperación. las manifesta. Los programas rehabilitadores con énfa. además de plantear la importancia de las cio o espacio valioso. cionales. reflejó avances del pensamiento al enfatizar se tradujo en el rescate de áreas históricas com- Página 20: Arco el valor de los conjuntos y no sólo de las obras pletas. nuevo café en la sis habitacional como el de Bolonia. a fines tos. En la Ciudad Colonial de Santo Do- ciudades europeas se levantaron sobre las ruinas.

tes originales aportar el financiamiento para re- mercio y el esparcimiento. en Brasil. cuperar barrios envejecidos y tugurizados. des- algunas importantes intervenciones en León.16 La década de los noventa vio avanzar la preserva. en Lima. solucionar problemas de habitabilidad. Panamá. el centro histórico de Qui- to. Willemstadt en Curazao. los de Oaxaca. tam. se le prestó la atención necesaria y se dejaron sin nal de Licores para albergar funciones culturales. por encima del patri. Raras veces pudieron los habitan- –aparentemente anodina– cobró vida para el co. deterioro de los servicios. la Ciudad Vieja de MontevideoM.17 Según trimonio industrial. Fueron reveladores también los encuentros organizados por el Comité Mexicano de ICOMOS. habitantes urbanos residentes en edificios ña ciudad de Suchitoto. empleo y otros males en los centros históricos de nada. lo que ofrece una muestra de reutilización del pa. en Buenos Aires. empleo. los cuales sobrevivieron gracias al he- manentes en Managua después del sismo de 1972. que como sus naciones vecinas –se dad dentro del conglomerado urbano. En 2005 se rescató también la ellos.14 En América Central –a pesar de que en los últimos años sufrió serias ame- nazas– se distinguió la rehabilitación de Antigua Guatemala como excepción dentro de un contexto organizado visitas a centros históricos de la capi- subregional en el que se han priorizado los sitios tal como parte de los circuitos turísticos. el comercio y las facilidades culturales y re- creativas que contienen.” 17Asimismo. Como atracción cultural y turística. Olinda y el Barrio de Recife. Salvador de Bahía. 19 rezagada de las naciones centroamericanas en este En 1987 el Seminario sobre Rehabilitación de Vi- campo. esta región. En esa capital se re. Hardoy y Margarita Gutman puntualizaron que “no habilitó el conjunto de la antigua Fábrica Nacio.13 El balance actual del rescate del patrimonio de la región refleja que hasta la fecha se han recuperado –en mayor o menor grado– numerosas áreas de gran valor. donde se realizaron les no enfatizaron la premisa fundamental de ele- intervenciones en el Barrio Amón. las políticas nacionales y loca- ción histórica en Costa Rica. los centros históricos de San- to Domingo. La mayoría de los sitios recuperados devinieron monio urbano y arquitectónico. en Bogotá. Ouro Preto. educación y seguridad pública. pública o privada y la creciente pobreza de muchos planeamiento y participación popular en la peque. sector urbano var las precarias condiciones de vida de los cen- de los siglos XIX y XX. tal vez la más patrimoniales. éstas se rehabilitaron mayormente para es- Grados Norte donde una arquitectura del siglo XX pacios de lujo. tuado estudios urbanos e inventarios así como congestión vehicular. Al descubrirse el potencial de las zonas anti- centro de la capital y se reanimó el Distrito Cuatro guas. Cartagena de Indias y La Nueva vivienda en Candelaria. Port of Spain en Trinidad Tobago. Honduras. y fueron así las primeras ciudades del área que ostentaron ese reconoci- miento. el patrimonio arquitectónico. México. El Hatillo y Petare. Salvo excepciones.15 arqueológicos y naturales. sas fundamentales los cataclismos. transformada como San José. En Ciudad de Gua. en Car acas. en los cuales se r eunió la mayoría de los estudiosos del patrimonio latino- americano desde los años setenta del siglo pasado hasta hoy. salubridad. partes del centro fundacional y del barrio de Barrancos. El Coloquio de Quito en 1977 sobre la preservación de los Centros Históricos ante el Crecimiento de las Ciudades Contemporáneas. señalaron como cau- vador. enclaves de turistas extranjeros y grupos adinera- temala hace pocos años se comenzó el rescate del dos. la Plaza Vieja de Campeche. América Latina fue que “hubo mayor tugurización. En Nicaragua han efec. entre otros casos que han basado sus éxitos en el turis- mo. México DF o San Miguel de Allende. en La Habana. la negligencia bién efectuaron procesos de gestión municipal. priorizó el patrimonio arqueológico y natural. Puerto Madero y la Boca. Gra. ha iniciado estudios sobre Tegucigalpa y viendas en Centros Históricos celebrado en Méxi- Revolución y Cultura 22 . vamente Quito y Antigua Guatemala en la Lista del Patrimonio Mundial. Zacatecas. vital para una ciudad muy tros y barrios históricos. Agudamente. produjo avanzadas conclusiones hoy vigentes. Masaya y en las escasas áreas históricas re. el dramático saldo de las últimas décadas en vieja Aduana de San José. cho de haber mantenido mayor o menor centrali- En El Salvador. Por ejemplo. ya denunciaron las irreparables mermas sufridas por han inventariado los barrios históricos de San Sal. Jorge E.

las migraciones del campo a la ciudad. turismo. la falta terciario y la elitización de las áreas centrales”. en 1994. En sentido inverso históricos latinoamericanos señalaban la falta de al de la modernización a ultranza. culturales y económicos en el marco global del el tejido físico y social. el empleo. que provocan profundas alteraciones en les. afir- monio habitacional existente. había planteado aspectos atención a la rehabilitación de viviendas. contemplando sus sin embargo. En la calle Obispo medulares como la importancia económica de la bridad.co DF y La Habana. ventajas económicas y controlando los aspectos manente en muchas zonas urbanas históricas.24 Siete años más tarde.”23 emprendían acciones de importancia sólo ante la Al respecto. la salu. como la planificación está desarrollo urbano. ciamiento de los mismos. en los setenta y 23 Revolución y Cultura . se invirtieron grandes su- nario taller sobre rehabilitación en áreas o sitios mas en operaciones de otro tipo. enfatizó la necesidad de enfocar el tu- eventualidad de grandes catástrofes naturales y. Advertían también como factor alarmante Vieja se inició en de las ciudades de Latinoamérica y el Caribe. dos por procesos de transformación vinculados al gedia altamente significativa en términos socia. la situación de emergencia era per. las “el desalojo directo o indirecto de los moradores de los ochenta el fuertes carencias de viviendas en la región. las conclusiones del Semi.21 depredadores. ante los problemas Mientras las inversiones destinadas a mejorar el agravados en la región. rismo en sus aspectos positivos. hábitat fueron escasas. Finalmente. con el consiguiente va. de La Habana infraestructura existente en los centros históricos blica.” 20 Sentenciaba también que se orientada a privilegiarlo como recurso preferente. agra. co. el incremento del sector rehabilitador. En ese seminario se mó “que las áreas y sitios históricos están afecta- advertía que “de lo contrario se pr ovocaría una tra. repercusión sobre los habitantes. programa vadas por altos índices de crecimiento demográfi.22 de coherencia o ausencia de políticas al respecto y Se analizó también el fenómeno del turismo y su la necesidad urgente de recuperar el valioso patri. áreas y sitios históricos. la educación y la seguridad pú.

han constituido una vanguardia tanto en la teoría varse desde las estaciones del moderno metro o de como la práctica. se trata de un ejercicio difícil y de cido innumerables proyectos para la formación del obligada destreza en el diseño. y de otras excelentes obras del ar- y los alrededores del Teatro Nacional de San José de quitecto Rogelio Salmona en Colombia. Las actividades de la UNESCO y el PNUD han favore- saria. crear Guanajuato. poráneamente la arquitectura tradicional. el showroom de la Olivetti en la Plaza de San noventa el Proyecto Regional de Patrimonio y Desa- Marcos en Venecia.31 ricas. para mostrar relevantes substratos arqueo.27 No han Getty Conservation Institute y también el Banco proliferado entre nosotros estos paradigmas y. Patrimonio ochenta se produjo una corriente de regresión a menudo. entre sus magistrales obras. varias instituciones prehispánicos. como ocurrió con la zona escritor Gabriel García Márquez junto a las mura- circundante del Alcázar de Colón en Santo Domingo llas de Cartagena. México. una inteligente inserción contemporánea lógicos. colombianas. Habana. historicidad. or- mismo nombre en Colonia. En el caso de México. Aldama.30 espacios subterráneos donde se expusieran los restos Más allá de errores o carencias.29 Otro ejem- Costa Rica. el desarrollo de capacidades institucionales noamérica y el Caribe ejemplos como el de Carlo y la realización de experiencias piloto.28 Porque. M. Ciertamente. para ampliar las visuales hacia un mo. ganizaciones no gubernamentales como el ICOMOS. internacionales gubernamentales como la OEA. 25 A un elevado costo. el das Gross San Martin. donde las ruinas arqueológicas pueden obser. junto a la antigua iglesia del ICCROM. donde las capas de las ciudades que antecedie. sultaría muy fructífera la discusión de la casa del numento de muy alto valor. existido. las agencias europeas de cooperación. por ejemplo. Pei en el Louvre aportó otro hito a París. ecuatorianas y cuba- ron a ésta pueden apreciarse en túneles o galerías nas. las entidades mexica- Sofía. se sintió la influencia de corrientes moderno en La historicista que se manifestó en la demolición de arquitectónicas globalizantes. si no En la inserción de nuevos diseños en las áreas histó.26 Tampoco es común el cuidado rrollo UNESCO/ PNUD. brasileñas. con frecuencia. si la pirámi- Rampa de La masas completas de edificios históricos o con cierta de de I. reinterpretando contem. No abundan en Lati. nas. se borraron sectores del conocido arquitecto Ricardo Legorreta en la zona que testimoniaban parte de la evolución de dichas histórica de San Miguel de Allende (ciudad incluida ciudades. O. que las oportunidades de formación. diseñó en se distinguió entre los años ochenta y parte de los 1957. además de con un valor económico y sus ecos han resultado dudosos en este medio. Perú. permitían pensar que sí era posible. se cuestionó si no en la Lista de Patrimonio Mundial en el 2008) en habría sido técnica y económicamente factible. Puede afirmarse que el marco de reflexión ha bajo tierra. Re- funcional. Entre otras. muy Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo Revolución y Cultura 24 . en el Centro Histórico de plo digno de debate puede ser la sorprendente Casa México. En tal sentido Scarpa que. ha escaseado la sutileza nece. con sede en Lima. suficientes. fueron significativas de cualquier modo.32 que tuvieron en los setenta los arquitectos Margot y No pocos recursos han invertido las organizaciones Joachim Schürman con el nuevo conjunto de vivien. personal. Las experiencias de ciudades como latinoamericanas dedicadas al patrimonio cultural Praga.

Mundial en 2007. en tras ciudades. propagadores del patrimonio como el argentino Ra.36 ma. como una riqueza económica fundamental de las tal: la conservación territorial y urbana integrada. obtuvieron mayor reconoci- encabezado por Juka Jokilehto y Herb Stovel. pocas veces se tiene en cuenta su elevado valor dor sobre el tratamiento del patrimonio monumen. pero también en las excelentes univer. Carlos Chanfón en México merosos ciudades medianas y pequeñas. Pensadores eclécticas de “tono menor” que definen la imagen como los desaparecidos Jorge E. Izquierda: Los ficientes. bajo el auspicio Universitaria en del ICCROM y la dirección del profesor Sylvio M.33 europeos y latinoamericanos. Y –aunque las respuestas prácticas son aún insu. algunas interesantes experiencias han típicos balcones contribuido a ampliar el pensamiento. entidades promueven el estudio. Todavía no se com- gestión y la inserción del patrimonio en el desarro. La valoración de la arquitectura de las primeras dé- mericana del patrimonio. El DOCOMOMO. el ICOMOS.35 El significado histórico cultural y didáctico de nues- En los años noventa. prende plenamente la nueva disciplina de la Eco- llo sostenible. No sólo las expre- ropa o EE. cadas del siglo XX fue creciendo. toriano recientemente desaparecido. su potencial Roma. El nivel del pensamiento de la inteligencia latinoa.38 El Art o Luis Lápidus en Cuba. neración de ciudades pueden estimular nuevos em- 25 Revolución y Cultura . Sin embargo. históricos pueden producir beneficios económi- En América Latina las ideas novedosas han sido cos”40 y que “los enfoques holísticos sobre la rege- rápidamente asimiladas a niveles intelectuales. en los niveles que deciden. 37 También emergieron con fuerza nomía de la conservación. Hernán Crespo En estos tiempos no es raro que los exponentes de la Toral. Otros como Sylvio Mutal y el arquitecto ecua. de los barrios y edificios del Movimiento Moderno. muy larga sería la lista de expertos con que obra de Carlos Barragán..UU. ha contado y cuenta esta porción del mundo. fueron ejemplos de lucidez. duró a nivel internacional un concepto más abarca. bajo la égida del ICCROM. siones de “tono mayor” como el Capitolio Nacional sidades locales. monumentos y sitios. naciones y su capacidad para promover un desa- Se enfatizó así la necesidad del planeamiento. el Monumental Moderno y el Moderno se con- Esta región cuenta con incansables investigadores y sideran ya como históricos y dignos de conservarse. México. Y así. no ha estado a la zaga respecto a los de Cuba (1927). Brasil. las nociones de quio de Quito en 1977.34 Deco. las uni versidades y otras món Gutiérrez. sino también las grandes masas conceptos más avanzados en el mundo. autenticidad e integri. difusión y rescate mente. formados muchos en Eu. y mediante el innovador programa docente para múltiples usos. modernidad latinoamericana se inscriban en el Pa- gado patrimonial de nuestro continente desde sus trimonio Mundial como lo ejemplifican Brasilia. las responsabilidades en el sistema de Naciones Uni. de la rrollo humano sustentable. cuya obra nos ilustra permanente. dedicaron fructíferos años a la defensa del le. y urbana integrada impartidos por el Centro de Conservación Integrada (CECI) de la Universidad Derecha: Ciudad de Pernambuco en Recife. inscrita para proyectos. Ejemplo de Cartagena de han sido los cursos sobre Conservación territorial Indias. miento.39 valor universal excepcional. que surgió a fines del bajo el liderazgo del Comité y el Centro de Patrimonio siglo XX y reafirma la vigencia del visionario Colo- Mundial de la UNESCO y el ICOMOS. Ciudades Universitarias de México y Caracas o la das. con un notable claustro de profesores en el Patrimonio personal en el área. Hardoy o Marina urbana predominante de muchos barrios y de nu- Waissman. en Argentina. investigaciones y entrenamiento de Zanchetti. Algunos sectores han asumido que los “ambientes dad y otros conceptos imprescindibles.

acerca los enfoques de específicas características geográficas y climáticas patrimonio cultural y natural. son relevantes a escala na.” 45 universal excepcional. cos . Herman Van Hooff. patrimonio subacuático así como obras -En la promoción de estudios. prác- de arte y tradiciones. práctica de la conservación del patrimonio lati- Los asuntos más álgidos son las insuficiencias noamericano y caribeño. valor de los viejos conjuntos industriales. entendimiento sobre el patrimonio como una tencia es también válida para el inmenso con. Como resultado. entre varias -Se va descubriendo y aprovechando el enorme actividades trascendentales se lanzó en 2007 el Pro. aunque polémicos. modo siguiente:46 ción de una filosofía adecuada sobre el manejo de -La América Latina y el Caribe cuentan con una los sitios patrimoniales– los efectos podrían. señalan caminos impor- pr esó el Documento Dominica 2001: “El Caribe po. se debate el llamado “paisaje histórico urbano”. al Caribe. socialmente justa y económicamente equi- México. glos XIX y XX ha ganado en reconocimiento.41 Pero se requiere todavía mate- de San Miguel de rializar en la región esos principios de manera Allende en culta. un paradigmático Proyec. las frecuentes desastres naturales y las gigantescas lecciones aprendidas podrían sintetizarse del carencias sociales. en muchos casos. al base de experiencias de incalculable utilidad que menos. no se pueden desapr ovechar. to de estudios para su preservación. tra- antiguo Mercado bajar y visitar”. los de la Carta de Venecia en 1964 hasta hoy. centros. Como ex. tantes. Dentro del contexto reseñado. hace más de una década. -El legado urbanístico y arquitectónico de los si- to para Nueva Sevilla y Port Royal en Jamaica. aliviarse. presentado en el 2004 al Comité de Patrimo. es obje- el Caribe de la UNESCO. asiáticos y otros pueblos. Aún así –mediante la aplica. Como continuación de aquellos noce el valor de los pequeños pueblos y la arqui- empeños. ciudades históricas y amplios. Al mismo tiempo y refleja la mezcla de amerindios. Por ejemplo. A pesar de todos los problemas y dificultades que la aquejan y de las pérdidas sufridas. oportunidad en el proceso de desarrollo junto de bienes que si bien no ostentan un valor sostenible. -Más allá de lo muy cualificado o lujoso. intercambios. sobre todo. Sin embargo.42 El Informe de reporte reriódico sobre el estado del patrimonio mundial en América Latina y el Caribe dirig ido por el Dr. a recurrentes desastres propiedades inscritas en la Lista del Patrimonio naturales y. están amenazados debido a su fragilidad. el mencionado -Se trascendió el marco del monumento aislado Proyecto de Patrimonio Regional UNESCO-PNUD generalizándose los conceptos de zonas. ferro- yecto de creación de capacidades para el patrimo. 44 Puede afirmarse que la adver. poráneo en la rehabilitación de edificios históri- guarda del legado monumental caribeño. estos valores be. afri. Es justo reconocer que saron varias leyes protectoras del patrimonio entre los años setenta y noventa. desafortunadamente no implementado en la prác. desplegó diversos programas y acciones de apoyo ciudades y territorios de valor patrimonial. edificios. El café del pleos y crear lugares interesantes para vivir. parte de este legado es precisamente uno de sus trimonio mundial para América Latina y el Cari. 47 canos. cuya aplicación ingenieriles. europeos. -Nuevas categorías como los paisajes culturales bido a su particular desarrollo histórico y a sus se asimilan y. El carácter vernáculo de gran ticas exitosas y ampliación conceptual fue deter- Revolución y Cultura 26 . así como de las obras nio cultural y natural del caribe. -Algunos ejemplos de inserción de diseño contem- Vale la pena impulsar el reconocimiento y salva. por una falta de de la Humanidad. esto a la vez. América La- tina y el Caribe mantienen todavía un excepcio- nal patrimonio material y un invaluable acervo intangible que han sobrevivido casi milagrosa- mente. vienen prestando atención al Caribe y. -El estudio de las rutas o itinerarios culturales se puede apreciarse un magnífico conju nto de sitios va abriendo paso y definiendo horizontes aún más naturales y arqueológicos. see un inmenso patrimonio cultural y natural de. se reco- tica en ese país. comenzó ya en Cuba y la República Dominicana. La arquitectura de madera tan Oficina Regional de Cultura para América Latina y abundante. 43 entonces asesor de P a. a las nio mundial. atributos principales. así lo alertaba con respecto a varias condiciones económicas. que conforman una inapreciable fuente de desarrollo para la vida actual y que deben tras - mitirse a las generaciones futuras. viarios y portuarios. en el Gran Caribe. la escasez financiera. el Centro de Patrimonio mundial y la tectura vernáculos. librada. Pero no olvi- demos que ese magnífico tesoro está amenazado en una medida apreciable. En un breve recuento de la evolución teórico cional o local. la situación -En la región se crearon o fortalecieron varias ins- caribeña es aún más crítica y digna de estudios y tituciones especializadas y se aprobaron o revi- acciones más profundos. desde la formulación institucionales y legales.

The Architecture of Additions. op. Cuba. World Heritage Papers. cas.3 / 2005.” Re vista quitecto canadiense. Rabat. 15 Rigol Isabel. Marrue. Carta de La Habana No. Ciudad de La Design and Regulation . Oficina América Latina y el Caribe 44 University of North Carolina Press. ISPJAE. Rabat. “Reflexiones sobre las áreas histó. Latinoamérica y el Caribe. 13 Ídem 36 Juka Jokilehto. distintos Estados la responsabilidad de establecer -El turismo cultural ha ganado espacios importan. 1 Hernán Crespo Toral. / Editorial Plaza Vieja. -Muchas universidades latinoamericanas esta. ICOMOS y profesor del ICCROM. ciones para la conservación y uso del patrimonio. 43 cos. administradores. des e instituciones capaces de formular proposi- rales. graduado en Universida. universida- micas. Op. Unidas para los Asentamientos Humanos (CNUAH) Rigol Isabel. Facultad de Arqui. monumen. 32 Ídem ricas”. 4 0 Pickard. Rob. La Habana Vieja en Cuba. Reflexiones sobre las áreas históricas. Carta de La Habana No. Ciudad de La 34 Ibídem Habana. dor o San Miguel de Allende en el estado mexicano de tios y su equilibrio social. -La participación comunal es insuficiente y en mu- blecieron programas de formación en diferentes chos casos nula. 1999. La Habana.cit. Ciudad de La 16 Rigol Isabel. ISPJAE. Impacto de CENCREM / Dirección Provincial de Cultura. 19 Ibídem Economics of Ar chitectural Conser vation. 1987. Agencias de cooperación cos capacitados que no se mantienen en sus posi- europeas. ar- blicaciones/dossiers/dossier13/dossier13art4. limitaciones econó. -Los niveles de vida de los habitantes de las áreas -Han tenido lugar apreciables intervenciones que históricas siguen siendo en general precarios. Cuba ciada en el evento Eclecticismo y Tradición Popular. tes que ayudan a conservar los sitios. 1994 Paris. cionarios. Guanajuato. 22 Seminario Taller sobre Rehabilitación Integral en Director de la Oficina Regional de Cultura para Havana. Rafael y Rober to Segre. Grupo para 33 Ibídem el Desarrollo Integral de la Capital. Centro Patrimonio 1997. Gr upo para ICCROM en Roma. op. Reflexiones sobre las áreas históricas. nicas. Pendiente de publicación por la Mundial/ UNESCO 46 10 El Dr. Jorge E. En 14 Ibídem durante muchos años en el ICCROM y asesor de http://www. WW Norton and Habana. y Marg arita Gutman. 1997. Para salvar la herencia cultural monumental de tos y sitios. 116. destacada Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana Rigol Isabel. No se puede obviar el determinante rol de ción: los gobiernos locales y de la sociedad civil en las -Diariamente se pierden exponentes o sitios patri. 41 Latina y el Caribe a fines del siglo XX . mostrando la efectividad de sus mode. The Áreas o Sitios Históricos Latinoamericanos. Conferencia en Viviendas en Zonas Históricas: Centro de Naciones Ídem 42 el Seminario Científico de ICOMOS. “Los Centros históricos de la Améri. Arquitectura y Urbanismo 1/ 99.. 38 Lápidus Luis e Isabel Rigol. 1992. Desarrollo Integral de la Capital. 1995. 5 Rigol Isabel. New York. son ejemplos que permiten ya mos- -Los cambios periódicos en diferentes niveles gu. Grupo para el tectura. y la OLACCHI. arquitecto finlandés. Tendencias Municipalidad de Quito. 35 Ibídem 27 Revolución y Cultura . Madrid: Editorial MAPFRE. Quito en Ecua- impactos negativos sobre la conservación de los si. Ecuador. 23 Ídem Documento Dominica 2001./2005. Ciudad de La 18 Ídem Habana. Ciudad de La 31 Rigol Isabel. Dominica. cíficas. decisiones y gestiones sobre su entorno de vida. reunidos en Seminario Científico de ICOMOS. trar prácticas efectivas y cultas de gestión de las bernamentales provocan inestabilidad de los fun. aspectos del patrimonio. 27 Idem and Contemporary Architecture –Managing the des de Puerto Rico. Concepto lanzado en la Conferencia World Heritage to de Cultura de su país. 47 personalidad puertorriqueña. implementar o enriquecer sus legislaciones espe- Los mayores problemas se resumen a continua. 2005. Marruecos. Instituto Italo-Latinoamericano y ribe. queda en manos de los los de gestión. ICCROM. de la UNESCO. PNUD. Herb Stovel. Herman Van Hooff. 2005. 2005. Reino Unido. áreas históricas. Es moniales y otros se encuentran amenazados por además imprescindible que los dirigentes y fun- desconocimiento. octubre. 2005./2005. “Reflexiones sobre las áreas históri. cionarios oigan a las organizaciones. Cuba.3/2005. 1998./2005. Cuba. Joseph L.es/cultura/iaph/pu. 39 Ídem Carta de La Habana No…. Grupo para 30 Ibídem Austria. América Latina y el Ca- London. Curso Regional de Ediciones Gustavo Gili. Chapel Hill and Regional de Cultura para América Latina y Caribe Informe Periódico 2004. o actualizar las políticas necesarias. Two Faces of the Antillean Metrópolis. EEUU. Pp. La Habana.3. The Desarrollo Integral de la Capital. 28 Ibídem Historic Urban Landscape. el Getty Conservation Institute ciones. llo Sostenible y el Turismo en el Caribe. 37 Se refiere al programa Integrated Ter ritorial and Carta de La Habana No. 12 Rigol Isabel. actual 7 Scarpaci. 24 Ibídem Entrenamiento sobre la Aplicación de la Conven- 9 Rigol Isabel. especialistas y técni- World Monuments Fund.htm ca Central el Caribe a fines del siglo XX. Roberto Segre & Mario Coyula. ricas”.cit. Pp. Ricardo Alegría. desastres natu. Paul Spencer. 1986. la OEA. Tesis. Conferencia al cas. 2005. Cuba. Los Centros históricos de la América 25 Rigol Isabel. -La frecuente sobreexplotación turística produce Felizmente. 2006. “Reflexiones sobre las áreas histó. 2001.1986. abandono. 45 Arquitectónicas y Caos Urbano en América Latina. especulación inmobiliaria.juntadeandalucia.” Carta de La Habana No. “Reflexiones” sobre las áreas históri. Influye también en muchos casos la baja y otras entidades internacionales remuneración. 2008. 26 Rigol Isabel. de formular.minante la influencia de UNESCO. Tesis de doctorado en Ciencias Téc. Posteriormente se ha debatido bajo el Desarrollo Integral de la Capital. Conferencia pronun- el Desarrollo Integral de la Capital. han conservado ciudades históricas. experto holandés de fructífera 6 Ídem 21 Ídem trayectoria en el Sistema de Naciones Unidas. Grupo para el América. Los Centros históricos de la América 20 Memorias del Seminario sobre Rehabilitación de Consultation. ción de Patrimonio Mundial y su Rol en el Desarro- Latina y el Caribe a fines del siglo XX. el auspicio de ICOMOS. etc. antropólogo. La Convención del Patrimo. Habana.” Roseau. Fue profesor nio Mundial y su Impacto en América Latina.3. Chicago y Harvard. 8 López Rangel . York. Patrimonio Mundial en ICOMOS. 2001. World Heritage Center. ex director de Institu. 3 Byard. la Urbanización en los Centros Históricos de Ibero Tunas. Fue Secretario general de 2 Rigol Isabel. 17 Hardoy. México DF . Company. Urban Conser vation (ITUC) desar rollado por el Habana.cit. organizada por el Centro 11 Rigol Isabel. Findings and Conclusions. Tesis. “Otra v ez sobre lo nuevo y lo viejo. 78. 29 Ibídem de Patrimonio Mundial y La Ciudad de Viena. Las 4 Rigol Isabel.

Israel Castellanos León TODOS PARA UNO: Servando y su Museo Biblioteca RevoluciónyyCultura Revolución Cultura 2288 .

Así de simple… Joan Miró. Era el año 1955 […] nunca vas a tener una obra mía. la primera patrimonial y liberar o no una pieza para su comer- 2299 Revolucióny yCultura Revolución Cultura . viendo su sicismo. en este país. porque obviamente plásticas. aventuré la hipótesis me estaban pidiendo un «Raúl Martínez» valor arquitectónico el interés his. que integró en reconocido que había realizado algunas visitar por primera vez y que no se exposiciones en el Lyceum. 340-348. Ser vando y yo de Cuba. por tancia: al regalar los trabajos que en 1922 adquirió ese inmueble Simpatizamos enseguida. Debo decir encontrara un «Servando». y a conti- del actual siglo y milenio. el art nouveau y la arqui. Yo tendría porque desde que amanecía hasta que ficación ubicada en Paseo no. respeto hacia los demás y reconocerle.) públicas o privadas. Creo levantarse. que ejercía en mí un encanto que no mucha de aquella gente. es dirigida desde el año 2008 por la ingeniera Lourdes ¿cómo fue la selección de este creador y su obra para ese Álvarez. s. creo que por de la casa. Sigue primera vez. (Tomado de: Yo Publio. apenas me visitaban ya tectura colonial criolla. y cuando dudaba de fuimos amigos y compañeros. de que se desquitara Fachada del de Céspedes. que era con su obra artística y cómo la vo relacionado con Villa Lita. por lo dejó de ser vivienda para alojar al En el plano artístico me he sentido en menos no de mis manos. que regalaba a diestra y siniestra. antes de morir. todo por otras causas devino en sede para su Museo Biblioteca. Me llevaba le sobraban y no sabía qué hacer con ubicado en una zona residencial de algunos años. puede obrar con desinterés y verdadero gotable producción visual exhibi. La ayuda de eventos –como las bienales de Ser vando fue necesaria en mi creci. Gracias a esta costumbre de lo fue– una persona exquisitamente con el «pinta que te pinta». además. y quien. allí estaban sus piezas de des. y no solo la burguesía de entonces. Yo le ofrecí la opor tunidad. La ¿Tres.Y en los inicios época– trajo dos novedades: su cambio celebré mucho los trabajos. aunque bre de la dueña de la casa. Pero específicamente para la comer- institución. al no tener otras obliga- esquina a 13. Artecubano/ prodigada a su vez en colecciones cuando me fui a Chicago. artístico no sean patrimoniales. Al autor de una ina. A mi regreso Letras Cubanas. Por alguna razón que he Museo. Eso se garantiza a vicepresidenta de las tres primeras ediciones (2002-2004) partir de la intervención de la Comisión Nacional de de SUBASTAHABANA. el último pariente de a alguien que viajara tanto en aquella das de que me iba a decir que no. en la capital cubana. A un artista que falleció habíamos discutido sobre lo pródigo en 1981 y anteriormente no estu.A la entrada de una imponente edi. entonces veintiún años. Raúl Martínez da en numerosas exposiciones y sin envidia. laborales o sociales. socialmente solícito la atención por dos motivos. una signora italiana que tidad y confianza. por lo distinguido hace cuarenta años con iba a encontrar mi camino. dad de halagar y ser halagado por sus conmigo. y nos Bellas Artes San Alejandro y mí mismo y me quejaba de que nunca tocó vivir un trozo de historia. yo sí tenía talento. Tenía una presen. Raúl Martínez. cuando se estaba abro- do Premio Internacional de Dibujo que solo un hombre seguro de sí mismo chando los zapatos. sus méritos. artística. de menor im- Pandini. cuatro. 304. dentro y fuera Ya en varias ocasiones. honores en la Escuela Nacional de por lo que yo hacía. en sen- tanciado por una celebración especial para Servando y su tido general. De cualquier modo. en su necesi. virtuosas habilidades: era un dibujante olvidado fui a visitarlo. A pesar de ello. me llevó a su casa para que viera lo ciones familiares. adosó a su lo conocí mejor. De ahí. le Moreno Lita que vivió allí. quedó cia física agradable. de que su forma de expresión era el para colgar en casa… tórico de haber sido habitada en resultado del ambiente de comodida. amable. artista. admiración por su obra y que no había negaste uno de aquellos Martí que me Se consagró así a un pintor y celebrado su talento. se lee todavía la inscripción Villa que él estaba pintando. Murió un día al se veía en los cuadros que pintaba. obras banales que perdían grabado el apelativo familiar de expresión clara y severa que creaba a toda expresividad verdaderamente Emmanuela Salmoiraghi y su alrededor un ambiente de hones. ya no nos veíamos como antes […] pp. a sabien. unos años arriendo por el Dr. en la década del cincuenta ar tesanía. la notable escritora. ar tístico hacia temas de contenido nuación le pedí que me regalara uno. comedida. ¿Cuántos exactamente? ellos saturaba el ambiente. Era –siempre todo lo que hacía era llenar el espacio Lita. donde la obra de Cabrera Moreno Patrimonio..a. Cabrera cendencia. La Habana. hijo del Padre de la Pa. de otro que hizo después –no recuerdo su colección de guajiros. sino que su diseño elementos del neocla. el nexo con este creador se cialización. y en una de las paredes Biblioteca contando la historia que en el […] No sé si al regreso de este viaje o colgaban unos bellos dibujos a tinta de Servando decenio de 1980 murió. afirmaba que menos la de las ar tes que llaman la primera mención en el acredita. cinco? Era ya un pintor no había lugar donde uno acudiera a ecléctica mansión. accedió El término potencial patrimonial podría tender a con- finalmente a este diálogo articulado con otros reveladores fundir. puesto que es la producción. y más importante: que producía. ¿Tú crees que Museo Biblioteca Servando deuda con él: tenía clara mi poca yo he olvidado cuando años atrás me Cabrera Moreno. y miento en los años anteriores a 1952. lo que es potencialmente patrimonio. la obra de ese puntos de vista. Yo. en su rostro una con oficio. más dispuesta a concre- tar el trabajo en hechos que a expresarlo en palabras. Le llamaba llamar a una mansión con el nom. Esta entidad del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural pregunta: Teniendo en cuenta su potencial patrimonial. ex vicepresidenta artística y comercial del Consejo mercado. El intercambio con Lourdes estuvo circuns. lograba ejercer su pintura […] Cuando prodigalidad. segunda edición. tria. deben ser obras que si bien tengan interés remonta a unos años antes para quien fue. encargada de determinar si tiene valor ha sido una de las más presentadas. Rolando Ferrer se acostaba. sin des. y qué suerte ha corrido? Nacional de Artes Plásticas. y el segundo. Confesiones de Venecia o la de São Paulo–. efímero presidente de la Re. gustaban tanto?»[…] dibujante criollo graduado con siempre demostró admiración e interés A pesar de mis críticas a él y su obra. ficación de méritos patrimoniales social y el inicio de su colección de Me miró sorprendido y me dijo: «Tú artesanía popular. Había instalado Foto: Cor tesía extraordinario […] un museo en un salón de la parte baja del Museo pública y padre de Alba de Céspe- Servando viajó a Europa. Conocí a Servando en 1949. esa edi. Carlos Manuel des en que había crecido. el primero y buen conversador.

sobre los cuales se pueden hacer infini- Museo Biblioteca tas investigaciones. mular y preservar una magnífica colección de su obra puesta de una obra de este artista en personal. pero los precios sional como coleccionista. en el sitio www. entre 17 y 19. y el y algunos otros. Así es. no entre las que los propietarios están dispuestos a Antes. erotismo. Servando Cabrera Moreno. además. en Cuba. Encontrar tan pocos artistas nues. de 1979. y a vaba unas libretas donde anotaba las piezas que rea- partir de entonces se presentaron sucesivamente lizaba o pensaba hacer. expertos en la materia emprendieron la tarea de inventariar y fotografiar las vastas colecciones y otras pertenencias del artista para salvaguardar las colecciones y objetos de Servando que se en- contraban en la casa donde había residido duran- te gran parte de su vida. Margot Ca- brera Moreno. a la vida y obra de creadores de la plástica. eróticas y figurativas. Tomás Sánchez. Servando Cabrera y Antonia Eiriz. Los mejores resultados fueron para “Cam. se unieron varios factores para consagrar un Martínez. René Portocarrero maestría el retrato. para otro prominente artista visual cubano? tud del reto: la subasta no encontraría compradores en el mercado nacional y. En Cuba no se debe ven. con- versaciones con vistas al proyecto del museo. Lo evidencia el trabajo investigativo reali- zado. lenguajes plásticos.artprice. ni que estuviera seos se organizan a partir de colecciones existentes. pero generó tam- en Cuba nos enfrentamos a un sinnúmero de proble. solo encon. coleccio- cipio medular: presentar el arte cubano desde la pers. en las dos nio Rodríguez Morey. Pero. 1703. También coleccionó obras de varios cole- ediciones del evento se han presentado veintitrés gas o discípulos: Wifredo Lam. Almendarez (hoy municipio Playa). Se afirma que Servando también deseaba que su hogar Foto: Rufino del fuera un museo… Valle. como Raúl mente. La primera pro. Flavio Garciandía y otros importantes pintores con sión online. Su vasta obra transitó por diferentes líneas te- con resultados de ventas registrados. y para “Ciro”. muestran su e volución y capacidad creativa. ausente de los remates internacionales. solo existía el Hurón Azul de Carlos Enríquez. En las siete natarios. que 2001. bién una interrogante: ¿Por qué uno para Servando y no mas. Antonia Eiriz. Mariano Rodríguez. que tampoco dejó descendencia. ni de Ahora diriges uno de los dos únicos museos dedicados ofi- Servando ni de ningún otro autor. Era un artista que lle- SUBASTAHABANA ocurrió en la edición de 2003. Poseía. Eso no se autoriza por el Estado cubano. bajo la atención especial de Alfredo Guevara. A mí me parece der nada patrimonial. que junto a fotos y documen- tos personales cuentan también su vida y propor- Lourdes Álvarez en cionan a cualquier museo un conjunto de bienes su oficina del valiosos. abordó con Mario Carreño. Estos serían méritos suficientes para de- mercado. que incluyó entrevistas a contemporáneos y alumnos. Solo se aceptan o cialmente. a grandes maestros de los años dicarle un espacio como memoria. devoción que le hizo acu- nunca rebasaron los dos mil dólares. Anto- obras de Servando (entre pintura y dibujo). Víctor Manuel. cialización y/o exportación. Amelia Peláez. entre otros. épicos. y mucho menos en un acto que son resultados muy alentadores. en todas sus etapas. sus padres y Patrimonio Cultural –dirigido enton- ces a nivel nacional por Marta Arjona– iniciaron. no puede asegurarse que re. lienzo figurativo de 1949 que se colección de arte popular y artes decorativas. El sitio Servando desarrolló una afición muy culta y profe- artprice reportó ventas desde 1996. su Revolución y Cultura 30 . soportes y técnicas. los temas sociales. Cuando falleció su hermana. Tampoco se buscan obras para ese mercado. público. Poco después de su inesperada muerte. modalidades utilizadas: el r emate a viva voz y la ver. por otra parte . Hay que partir de una verdad de Perogrullo: los mu- sultara desconocido fuera de Cuba. jó entre la figuración y la abstracción. En el caso de Servando. A su talento como pintor y dibujante ha- tros en este escenario nos obligó a establecer un prin. museo a su vida y obra. ubicada en calle 68. nista y promotor de lo mejor de la cultura cubana y pectiva de nuestros especialistas e introducir en este universal. dibujo erótico una amplia biblioteca. no. Cundo Bermúdez. fundación del consagrado a Cabrera Moreno revistió así un Al sentar las bases para fundar una subasta de arte aporte desde el punto de vista institucional. así como vendió en 30 mil euros. bría que sumar sus dotes como profesor.com: Wifredo Lam. entre 1998 y máticas. Él ha sido uno de los más destacados artistas cuba- tramos la discreta cifra de treinta artistas cubanos nos. Traba- Amelia Peláez. La vender. que fue comprado en 15 mil. con el acuer- do de los familiares y por orientación de Patrimo- nio. así como sus primeros desti- obras abstractas. pero hay dos que pueden dar idea de la magni. una nutrida pesinos amantes”. A partir de ese momento y hasta 1984. los que se relacionó. indudable- sesenta que se mantuvieron en Cuba.

tanto. pintores. después peró y estuvo bastante bien como diez una jarra. pleta en el Museo. sobre todo con su ma. realizadas por Servando. Dejó una canti. Se com- sido muy codiciado. era su interés específico. socialistas como comisario de una ex. Comenzó con una academia muy otro país. Y en el año 2004 Marta Arjona. que porta el nombre de Servando y Servando con el gusto. conocimiento. rios problemas de salud hasta que un Tenía una colección verdaderamente día su mamá lo encontró muer to en la extraordinaria. en años cincuenta fue amigo entrañable de Servando. Pepe de él fueron muriendo sus familiares cer- muy allegados a ningún otro pintor. La primera intención fue menos. Era muy fuer te el grupo de tades de muchos tipos: músicos. quien fue a la casa ca se peleó con nadie. de los países que visitaba. a lo mejor le habría nocidos como Escuela de La Habana. refirió a “la iniciativa de Alfredo Guevara de reunir todo ese legado en un museo”… Algunas personas piensan que las esculturas emplazadas en el patio –perfectamente visibles desde la calle– fueron Es v erdad. Un museo de ar te popular Servando tuvo poco reconocimiento en conoció a muchísima gente. Marta Arjona cama. porque era muy matraquillosa. o que sencillamente le pertene- mente. Tenía predilección por Es. Fue un pintor que. recogimos las cosas inventariadas. dedicación durante algunos meses exhibió varias de sus obras eróti. posición de ar te cubano. todo el tiempo porque es una exposi. ron a trasladar para Villa Lita. Que yo sepa. gracias a Alfredo Guevara. dije que no era apro- primer infar to. Cor tesía de la versión ciones con ellos. Servando se co estaba decidido a desprenderse de decir. bueno. sobre todo de mos compañeros durante un año. El padre era muy bromista. hacer uno de ese tipo en la Plaza de la amistad bastante buena. Ramiro Guerra. colgada a su espalda. También quería mucho a las tías. Alicia Alonso… canos. que por suer te está com.Conocí a Servando en la Escuela de San que no tuvieron hijos ni se casaron tam. Con la hermana no se llevaba populares y objetos decorativos. y nial. pero últimamente no se cuidaba lia. Ser vando tampo- virtió casi en una hermandad. Tenía una país. por varios años en almacenes seguros hasta que sora nuestro museo. un retrato del ausente sobre la mesa. en el extranjero. creo que sí va a cumplir esa función tanto como antes. Alfredo fue el 31 Revolución y Cultura . pues propio Guevara. se adquirieron los bienes patrimoniales que ate. Pero. y así es cionaba muy bien y siempre venía car. encantaba ir a teatros. algún tiempo antes de fundarse proceso de restauración y el cambio de uso de vi- este Museo Biblioteca. en Nueva York. y vio cómo estaba aquello. que el cu. Después hizo otros familia. lo que le creó interesaba por los objetos ar tesanales una casa de seguridad. Trabajando así se ganó su pri. Él terminaba la carrera y yo poco. y se podrá ver ahí varle café. guardados él. recorrió los países ex es de Alfredo Guevara. no así el inmueble. aunque eso es normal y lógico. lo su. Fui. estuvo disponible un inmueble adecuado. brera Moreno) esposo heredó la propiedad. bastante bien. las llamadas salas permanentes ubicadas en la planta baja reconocido admirador de su obra y defensor de su del museo… figura en los difíciles años sesenta. y cariño con que él la conservaba y mostraba. Villa Lita. Era obsesivo cho. Servando no se peleaba con Servando nos representó varias veces La idea de un museo dedicado a Ser vando nadie. ya cas . Recuerdo que. jes y la colección de ar te popular. praron las cosas. en El Vedado. pidieron mi opinión. dejó mucha familia en la casa. Ser vando tenía muy buenas rela. por la mañana. Se mantuvieron una personalidad especial. Cuando como se muere. Tuvimos entonces tuvimos una lestaban. po en Estados Unidos. que la casona ecléctica de Villa Lita difiere mucho go Servando Cabrera Moreno. no solo de la pintura. con una obra amigo de Raquel y Vicente Revuelta. y volvió a tener se. cuando fue a lle. muy amigo del Servando le cogía el fin de año fuera del se llegó a realizar. estuvo muy grave. concier tos. Era un mucha. en ese local hasta ahora. creo que telegrafista o algo popular comenzó desde que empezó a Marlene Padura. más o Había cosas de la familia que le mo. y en su lugar se deci- ar te. hubieran propuesto conver tir su propia pintores de esa época. Nos veíamos muy a menudo. Él sus cosas. 7 de sep- casa. la hermana y el cuñado. sin haber Graziella Pogolotti. mer dinero. como ñado de Servando decidió conservar. dió hacer el actual Museo de Ar te Colo- cultura muy vasta. se de la casa de Servando. Eran muy destacados y no Violeta Casals. el ICAIC dirigido entonces por el vienda a museo. De todas formas. Fue gustado. ar te popular. y después muy sólida. los famosos co. pintar. Yo viví todo el tiempo su gado de ellos. Se en los camiones del ICAIC y se llevaron a cional desde varias líneas. De pleno acuerdo con albacea de aquellos bienes adquiridos. donde cuidaba niños y los enseñaba a original: Museo Biblioteca Ser vando Ca- dre. que había encontrado en Ita. bailarines. No Linares. Pero fue pasando el tiempo. Cuando nosotros fui- artista muy cubano y original en su pin. tura. él Eran ar tistas ya maduros. ponía furioso cuando se enteraba. nun. Él quería hacer un museo. Sus obsesiones eran los via. de sangre… obstante. junto con dio a esa tarea y comenzó a tratar con la dinarias. pero por muchas razones no cho muy comunicativo. (Versión adaptada de la entrevista inédi- El padre de Ser vando era un trabajador ción permanente. y cuando a Catedral. Pero también se debe significar que la intervención en este inmueble fue un proyecto El crédito de Alfredo Guevara aparece asociado muchas asumido por el Consejo (antigua Dirección) Na- veces a la gestación de un espacio para ese artista de la cional de Patrimonio Cultural llevaron a cabo el visualidad. Esa amistad se con. de pronto se hizo un recor ridos. Este museo existe hoy. Constituyó un gran esfuerzo. Su interés por el ar te ta realizada por Lissette Monzón y de oficina. Entonces se dad de piezas verdaderamente extraor. como sucede con piezas exhibidas en el interior. aunque si le su momento. tiembre de 2004. honestamente. Tenía amis. venía de la Anexa de San Alejandro. Consejo Na- así. paña más que por Francia o cualquier mos. cional de Patrimonio Cultural. cantantes… Le casa en un museo. con la cuestión de las ar tes populares. La Habana. al prologar el catálo. de las transformaciones que se han he- años. fundamental. Los selec. La obra de su vida . a la hora de comer. y la madre era una mujer de su ir a España. pudo comprar artesanías Alejandro. inauguró una galería en la esquina de 23 resulta muy difícil exponer la colección de y 10. que se trasladaron con mucho cuidado fuer te y se convirtió en un pintor excep. Lo vi una vez bajarse de un avión con piada para museo. quien desde los cieron. se puede brindaban y todo por él. su papá ponía. Estuvo también mucho tiem. que se empeza- Era muy elegante en su pintura.

museografía. consolidar actividades para localizar e incrementar sus fondos como soporte la comunidad. También tiene que estudiar. importantes para promover la institución. conserva- ducción de este tipo de manifestación a tamaño ción. y de esa manifestación Moreno tampoco llegó a nuestros fondos ningún exponente a las que están dedicados. Caridad Ramos. académicos frecuentes. demorado por problemas modificaste o añadiste otros? tecnológicos. promover los valores principalmente. recientemente nos fue entregada la co- lección de libros patrimoniales de Amelia Peláez. Debía tenerse en cuenta que Servando nun- Servando Cabrera ca incursionó en la escultura. En nuestro caso. que a mi juicio son justos y hermo- sos: un mural a partir de un diseño de Marta Arjona. Revolución y Cultura 32 . organiza e incrementa. la casa museo o a través de la biblioteca. peñas musicales y otras muchas ilustrativo de la vida y obra de las personalidades a acciones para diversos públicos. Desde el siones conceptuales para la vida y uso de este precioso año 2008. Los propósitos siguen siendo los Museo Biblioteca. y la reproducción de una obra de Rita Longa. Su propuesta incluyó la par. natural. con muchas ganas de trabajar. Además. ticipación de escultores contemporáneos cubanos: mismos. exponer. ya disponible para los usuarios. La primera de- neas con carácter transitorio. al las piezas a la intemperie. Aún se debe habili- ¿conservaste los objetivos iniciales de la institución. Por su parte. quien editar las informaciones digitales o impresas hizo un extraordinario trabajo y tomó muchas deci. organizar las actividades colaterales y gido por la compañera Paulina (Lina) Blanco. Choy pensó hacer dos home. de su importancia. y de lo que podemos hacer Ramón Casas. Tomás Lara. Por suerte. área exterior: la necesidad de instalar un almacén de Foto: Cortesía del obras e integrar el patio. la prensa. por lo que sala de Servando El proyecto fue encargado a uno de nuestros mejores su alcance y el nivel de sus actividades deben dar fe coleccionista. pero los vamos adecuando en función de lo Foto: Rufino del Valle. los tar el servicio de Internet. y la especial condición que supone ubicar la biblioteca permite la consulta de sus fondos. pero ha quedado hasta pendencia tiene un equipo de especialistas para los ahora como permanente. en el arquitectos: José Choy. inventario y veladoras de salas. cuyos objetivos no difieren de los museo cada tres meses. hemos sistematizado exposiciones en el Museo Biblioteca. hablamos Derecha: Escalera de la escala natural que él pudiera haber adquirido. somos un Eliseo Valdés. ejemplo. restaurar. está dirigida por una subdirectora. fue conce. Nuestra institución también cuenta con un relacionista público encargado de atender a En los seis años anteriores a 2008. casa de del inmueble se abordaron dos problemas para esa Servando. La institución posee dos grandes casas unidas por maestra y promotora de la escultura en Cuba. ¿Cómo funciona el Museo Biblioteca? ceramista y extraordinaria protectora del patrimonio cubano. que vamos aprendiendo. Izquierda: Escalera Tengo entendido que al acometerse la restauración interior. José Villa. han obstaculizado su tiempo que los estudia. de un museo catalogado como nacional. colectivo joven. René Negrín. Alberto Lescay. campos de la museología. El servicio público se realiza desde espaci o. Por renovación. llamado Jardín de las Esculturas. Rafael Consuegra y con los recursos disponibles. najes especiales. el museo fue diri. Y aspiramos a mantener espacios culturales que atesora. Los altos costos de pro. conservar. con un buen diseño. Ese bellos jardines. a la ins- Museo Biblioteca titución. Al asumir la dirección de un museo ya organizado. Cada una bido para exponer piezas escultóricas contemporá. Acogemos muchas con- establecidos para ese tipo de institución en Cuba: ferencias e intercambios de temas culturales.

todo el siglo XX. cluyó.P EDÍ A FIDEL SALVAR LA OBRA DEL PINTOR SERVANDO tista que atesoraba el Estado cubano CABRERA MORENO Y OCUPARME PERSONALMENTE DE para exponerla en la institución. guías de ciu. Ya dentro de la plástica cubana –como lo estaban definidos los propósitos. 2008. blicaciones seriadas cubanas y extranjeras que abor. para obra de este “paseante solitario” hacer realidad la nueva institución. montar los espacios expositivos y los ser vicios al público. escultura. Esta es la génesis del proyecto al que Los criterios museográficos y me incorporé en abril del año 2002. Moreno. *Alfredo Guevara. utilización de las áreas de una vivien. así como los que la pintora utilizó en París durante su estancia en esa ciudad. Carta a Ignacio Ramonet tórica y las piezas de ar te popular se.L. fotografías. de Bellas Artes. 1981. 33 Revolución y Cultura . fotografía y en 1969. (sobre todo) pintura. La colección bibliográfica personal de Servando. pp. tudios sobre grabado. la construcción significativos: las características de la del almacén de obras de ar te y la colección personal del artista –en la remodelación del jardín lateral que se que predominan sus obras de impron- con vertiría en el Jardín de las Escultu. dar continuidad al trabajo de restauración de la obra pic. trasladar la colección personal del ar. montadas las obras en su casa. diccionarios. dibujo. Comunistas. CON SU AYUDA HE RECUPERADO SU COLEC. Premio Internacional monografías de reconocidos pintores del mundo. Museo Biblioteca cumentos personales: manuscritos. La de Amelia reúne casi trescientos libros. Museo Nacional dades (fundamentalmente de España y América). Ser vando Cabrera dernos escolares. Para ello los especialistas tuvieron en da como salas expositivas y biblioteca consideración. objeto social y los principales su vocación de avezado y singular conceptos técnicos/museográficos. Primera que se encuentran importantes libros de referencia. Restauración y Museología. esenciales de la plástica cubana de recta del Centro Nacional de Conser va. recreación del ambiente familiar en el ción del inmueble para posibilitar la que se desarrolló. “José Mar tí”– así como todos los li- P ERO ME PROPONGO CREAR. conformar un equipo de especialistas –tanto de museo Lina Blanco como de biblioteca–. cua. así expositivos con que Ser vando tenía como del Museo Nacional de Ar tes De. por úl- SEO SERVANDO CABRERA MORENO… * timo. y procesar la colección bibliográfica de CIÓN PERSONAL Y LA COLECCIÓN DE ARTE POPULAR QUE Cabrera Moreno –que se encontraba FORMÓ EN EL CURSO DE SU VIDA […] EL M USEO DE en depósito en la Biblioteca Nacional BELLAS ARTES CUENTA CON UNA BUENA COLECCIÓN. coleccionista del mejor arte popular de teniendo en consideración el tipo de impor tantes regiones del mundo – entidad cultural que se proyectaba. Atesora. Fotos: Cor tesía del dan temas artísticos. entre los 1969. mención en el colecciones permanentes de prestigiosos museos. postales y estampillas. del 1 de abril de 1994. atesora tinta/cartulina. Y. EL MU. nes culturales del museo. es. de Dibujo Joan Miró. conjunto catalogado entre los más Al llegar. catálogos de arte. Arriba: Ángulo de la ¿En qué consisten las colecciones de libros de Servando sala de la casa de Cabrera y Amelia Peláez? Ser vando. entre los cuales sobresalen los que abordan temas de arte uni- versal. los conceptos ción. diplomas. en paralelo. bros que se iban adquiriendo. Abajo: Flor de carne.. por alcance. a museológicos iniciales fueron definidos solicitud de la dirección del Ministerio y proyectados por especialistas de la de Cultura y de la Unión de Jóvenes vicepresidencia de museos del CNPC. Epistolario ¿Y si fuera una huella? Madrid. Derecho. variados do. En: Alfredo Guevara. 518-519. enciclopedias y valiosos libros de Historia. Los trabajos se habían a fin de mostrar al visitante un recorri- iniciado de conjunto con el Consejo do.R. desde los años cuarenta hasta Nacional de Patrimonio Cultural (CNPC). por lo más significativo de la bajo la dirección de Mar ta Arjona. las corativas. había comenzado un arduo. el calificara la Dra Graziella Pogolotti–. En este largo proceso contamos ar te popular y obras de exponentes con la colaboración y participación di. entre otros aspectos especializada en ar te. asimismo. Incluye ejempla- res sobre conservación del patrimonio. las significativas piezas de ras. Col. Ediciones Autor S. recibir ESA TAREA. alrededor de mil setecientos documentos. pu. par ticularidades del inmueble y los fi- Fueron años de mucho trabajo que in. en Playa. recibida como parte de los bienes de su casa. relevantes del país– y por una complejo y difícil proceso de restaura. ESTOY CREANDO. ta erótica–. leccionadas para el primer montaje.

lización árabe en el suelo de España. en la me reveló. de imaginería de raíz profundamente bles. coleccionó un don de inmor talidad a través de sus uno desfilaba a través de aquella sala los belenes más hermosos de España obras. Los no conocidos per. sobre todo mos marcar para la posteridad el lugar podía imaginar que tuviese la edad que de las cosas españolas e italianas. iban al jardín y allí es. Ambas fueron colecciones privadas de estos seo es un hecho todavía reciente y necesitamos pro- eminentes artistas. Foto: Cortesía del Museo Biblioteca Ser vando Cabrera Moreno Revolución y Cultura 34 . peligro. en su casa de Playa. 1964.7 X 121. formado también. porque también reunió allí maravi- mento. 18 de Maestro. acción para la entidad que lleva su nombre? hemos tenido la suerte de contar con la colabora- ción de viejos y nuevos amigos del Maestro. Una mañana lo en- sonas y amigos. donde muebles muy cubanos de los y de América. y tenía un don vitrinas hechas en cedro cubiertas de tante fue la familia. Su cara era serena. que envidiamos: el de una eterna ju. cristiana que nace del culto antiguo y *Versión fragmentada de sus palabras cesible escalera. coleccio. Ser vando colocó contraron sin vida. que contribuyeron a la realización de redondo y conformamos un programa por un año. na. su cabe. y de im- El 28 de mayo de 2008. donde los santos habitan ca Servando Cabrera Moreno. aquel hom. le encantaban esas figura- no era otra que la que colindaba con la parado todo para ese museo que él ciones hermosas que se hacen en Se- sastrería de Nicanor Mella. Transcripción: Cor- escalera misteriosa. mover más la institución. conversatorios y para convocar actividades disímiles relacionadas con otras actividades. Nuestro Museo Bi. de Deruta. estudio y con. y Ser vando se derrumbó Cuando Servando recibía muchas per. el intelectual de su tiempo. donde Servando había nacido. en México o en la antigua Guatemala. como artista y persona. que la figura de Servando necesitaba despojarse del blioteca es el encargado de su custodia. pone obscuro. inaugurales en la exposición Una devo- manecían fuera. sin embargo tuvo hacía por lo general en la planta baja. fue de la mano de aquel hombre que Pero había otro lugar. su vida y obra. verdadera. nieto En ese pasillo de ingreso. Cuando yo logré subir por la entre nosotros de las maneras más diciembre de 2008. las más bellas esculturas. misteriosas. si ello debe ser un permanente centro de interés y ñador. S/T [Los Macheteros]. imaginó y hoy es este. Col. Lingüística y Literatura Hispanoameri.6 cm. de Grecia y de otras lati- años veinte y treinta nos introducían tudes. llera. ascender por ella. durante tantos años. Todo eso forma una colección Eusebio Leal por aquel pasillo donde estaban mue. El programa abordaría muchas esferas en las que ¿Por qué un año dedicado especialmente a homenajear a incursionó: el artista. los de los cuadros que pintó. y padre de mente antigua y her mosa. que es lo sabio. dise- Servando. raigal a los santos que él había trans. También consideramos monio cultural de nuestro país. lo Joaquín López Antay. nados. coleccionista. Amaba fundamentalmente la cerámica calle Obispo. una familia en la cual la ventud sin rencor. tímido en grado sumo. máxime cuando la apertura del mu- cana. Quizá la más impor. los ex-votos que ya eran raros un amigo: Cuando un ángel cae todo se bolo de la juventud cubana”. En este empeño. en el Museo Bibliote- taban los pinceles y los atributos del de esta isla. y tenía adentro rosos cuadros. cristal. el espacio era maravilloso. nadie llas de la mayólica europea. Ese era un aniversario ternacionales. sin embargo. el tesoro más precioso del arte popu- madre ocupaba un papel primordial. Ello nos sirvió como pretexto posiciones. profesor. y también esos platos espléndi- bre tan importante para Cuba. un retablo que era sin duda obra de demasiado pronto. tesía de dicho Museo). aquel que según Neruda tenía. Y. y hoy se catalogan como patri. retratos y una misteriosa e inac. talleres. con la noble realidad ción compartida . Era Ser vando un hombre él había transformado. entrecana. que Servando Cuando todo eso se dispersó y corrió Julio Antonio. esquematismo y prejuicio que la ha acompañado servación. me acompañó cuando quería. Y después estaban allí. pre. había puesto las y sus devociones. Ramón Matías Mella. Resultó ser que la casa ta alta. había una de dos que evocan el esplendor de la civi- que fue del padre de la Patria dominica. Museo Biblioteca Ser vando Cabrera. En el garaje que das las cosas que fueron sus pasiones era tan sutil. claros y transparentes como lar latinoamericano o hispanoamerica- Aquella anciana. villa. 53. Cuando llegamos a la plan. recordé el poema cantado de fue “la figura más apolínea y el discó. no. y esos maravillosos retablos. tinta/car tulina. Gramática. Servando habría cumplido portantes instituciones especializadas cubanas e in- ochenta y cinco años de edad. conciertos. retratada en nume. Servando fue colocando en su casa to. sus ojos. de un fuerte tempera. un programa multidisciplinario conformado por ex- hasta mayo de 2009.

día. planeta he coleccionado estos peque. óleo/tela. Así que agradezco al Mu- América Latina. Yo no sé si es porque me crié en un casa siones con Héctor García Mesa. porque las piezas que ha colec. porque lo que me fascina es cómo las manos del ser hu. donde había una sola Quiero aclarar que siento una gran hu. ción compartida. 90 X 57 cm. cuando ya mi casa sea no un museo lle. sin buscar las. a la gran colección de Servando Arriba: Mi hermana. tesía de ese museo). gestión. las he encontrado. vidad de los seres humanos de recrear mente le estaba haciendo un homena. Isabel y las brisas. Moreno. Lo que más me emociona diciembre de 2008. comerciales. y que me haya dado rango de lado algunas. Col. Inconsciente. tegre. imagen de una virgen. sobre todo en exponerlas. Quizás se exhiban algún algunos mercadillos. *Ver sión abreviada de sus palabras ravillosa que nos ha legado la religión inaugurales en la exposición Una devo- católica. 99. además de un gran artista. sino una biblioteca de libros cubanos. tura popular. Miguel Barnet mano han elaborado en una concepción original piezas de esa iconografía ma. y cia y un valor que no tienen las mías. otras las he adquirido en coleccionista. la creatividad y la imagi. 1960. esa extraordinaria creati- nería del ar te popular. triales. un hombre ños iconos tan misteriosos elaborados que amó muchísimo la cultura y la cul- con el gusto. Me han rega. Ambos de la colección de Museo 1973. coleccionando sin afán nunca de cido. siempre en la ca. óleo/tela. 1960. mo esencial de nuestro continente. que de pronto en- mildad.5 X 70 cm. cuya casa visité en varias oca. Abajo: S/T [Retrato de su madre]. en el Museo Bibliote- Esa es la historia de esta modesta co. nunca en lugares digamos indus. 35 Revolución y Cultura . Ellas han apare. en algunos países de seo Ser vando que haya hecho esta Europa y hasta en África.Museo Biblioteca Biblioteca Servando Cabrera Moreno. quizá eso motivó que yo descubriera Yo he ido coleccionando estas piezas estas pequeñas imágenes y las fuera al azar. óleo/tela. porque creo que él fue. ca “Servando Cabrera Moreno”. se in. Transcripción: Cor- y enorgullece es que se fusione. 99 X 119 cm.Recorriendo algunos lugares raros del Cabrera Moreno. contré en esta iconografía un barroquis- cionado Servando tienen una rele van. tan minimalista. estas devociones y estos caminos je a nuestro amigo Ser vando Cabrera marianos. Ser vando Cabrera Moreno. 18 de lección mía.

f. 1979. Colección Choy-León. Foto: Cortesía del Museo Biblioteca Servando Cabrera Moreno IzIzquierda: La soledad y Sevilla. óleo/tela. Foto: Cortesía del Museo Biblioteca Ser vando Cabrera Moreno Revolución y Cultura 36 . Antonia Eiriz. s..5 cm. tinta/cartulina.5 cm. 1981. óleo/tela. 148 x 198. 767 X 647 mm. 198 x 98. S/T. Foto: Cortesía del Museo Biblioteca Ser vando Cabrera Moreno Sevilla en el horizonte.

1958. 716 X 870 mm. óleo/tela. Arenal de Sevilla. Los Académicos. tinta/cartulina. Col. 94 x 180 cm. Foto: Cortesía del Museo Biblioteca Servando Cabrera Moreno 37 Revolución y Cultura . Museo Biblioteca Servando Cabrera Moreno. 1980. Foto: Cortesía del Museo Biblioteca Servando Cabrera Moreno Antonia Eiriz.

La exposición tuvo un com. 1967. ciales que no se han mostrado con fre. objetos personales y su colección de cada a homenajearlo por el aniversario plemento muy fuerte en el programa arte popular) unido a la posibilidad de ochenta y cinco de su natalicio. de extensión cultural que realizamos rescatar un hermoso inmueble de alto La vida erótica de Ser vando se refleja con el Centro Nacional de Educación valor. Presen. sea el ar tista más importante ni que hacer. En el Edi. que estuvo dedi. res. cuencia ni en el museo ni en otros luga. taciones evidentes o explícitas.5 X 36 cm. La existencia en Cuba de un museo do (el erotismo). los demás de su escala. Abajo: S/T. tempera. deban tener también un museo. do una conciencia de su valor. Arriba: Cuestionario. tema muy tratado y no siempre exhibi. tes posee también obras de este ar tis. 49. óleo /tela. ubicado además en una céntrica en par te en su obra. con una mues. sin que por esto considere que tra bastante representativa de su que. El Museo Nacional de Bellas Ar. nes.5 X 18 cm. 1958. de diferen. pero la diversidad de opi. que está necesi- suer te. por Sexual. no necesita una reivindicación detractores. sino también de sus ria. principalmente por problemas de que en el caso de Servando existió la ficio de Arte Universal inauguramos re. ya que son exponentes de gran feliz coincidencia de un rico legado (no cientemente una exposición transito. espacio. bana. Con esa niones es importante (y esperada) en la posibilidad de mostrarla e ir recrean- muestra pretendimos revalorar un un temática como la abordada. nombrada Erótica. en este caso obras del propio solo de su obra. dedicado a Ser vando Cabrera Moreno Moraima Clavijo Revolución y Cultura 38 . ya fallecidos. tes culturas. pero creo que. Creo ta en sus fondos de almacén. Servando. Expusimos algunas piezas esen. Tuvo también sus defensores y avenida de El Vedado. Fotos: Cor tesía del Museo Biblioteca Servando Cabrera Moreno Ser vando es un artista que está pre. traordinario creador en la plástica cu- Edificio de Ar te Cubano. Col. Unión de Escritores y Artistas de Cuba. formato. tado de realzar su arquitectura y tener par ticular en ese sentido. técnicas y manifestacio. tiene la significación que tuvo ese ex- sente en nuestra sala permanente del tamos obras muy diversas. 150. más aún en represen. Col. Museo Biblioteca Servando Cabrera Moreno.

además de célebres artis. Foto: Cortesía del en nuestra colección). Él pensaba extender el guetes y juegos populares. Museo Biblioteca que desde las salas de la planta alta acompañó unidas. Picasso). Servando estuvo representado con pinturas ciones poco conocidas de la etapa épica de Servando. y fue una propuesta inédita de El programa incluyó. A mi juicio. y no pañadas por las que colecciona el poeta. ciones. y contará con exponentes asociados a los ju- fallecimiento de Servando.¿Podrías particularizar algunas de esas acciones? y coincidió con la edición de un calendario de 2009. autores. El brigadista Benjamín. mostró piezas de Moreno sus palabras. Servando Cabrera española que visitaba con frecuencia. y era. que reunió alrededor de un cen- el primer artista cubano que expuso de manera in. Servando Cabrera todo el homenaje. Moreno. Col. de variadas colecciones. Exceptuando imaginería religiosa atesoradas por Servando. dividual en nuestras salas. Servando… También incluimos m uestras transitorias. Y la correspondiente a 2008 cional de Bellas Artes. que por primera vez se ha exhibi. Una de ellas. con obras que no son de países y épocas. El Museo Saura. La cap- tura de las voces exhibió pinturas hechas por Anto. A partir de 1970. y concluyó en 1981 por el repentino no. desde la antigüedad hasta el pre- nuestra colección. la exhibición incluyó al etnólogo Miguel Barnet. ción inicial por el aniversario ochenta y cinco de De ahí el título de la exposición. un “símbolo de amor”. Estos hermanos. Todos los recuerdos de Sevilla fue la muestra central. tempera /cartulina. la etapa erótica de Servando (la más representada naje a Teatro Estudio y dos exposiciones para pro. el artista mover la colección de arte popular de Servando. Hemos podido presentar diferentes exposiciones. acom- dos telas (que debió realizar en 1971 y 1973. como consta en arte. Servando entre los artistas cubanos de aquella ex- Un margen a la sorpresa presentó a Alfredo Sosabravo. narrador y hemos podido localizar). in. Como cierre de las celebra- resto de la serie. 1978. otra exhibición será inaugurada en el vera- do como tal. tales. sente. Nacional de Bellas Artes tenía pensado incorporar a tas españoles. según da Una devoción compartida. titula. 63 X 93. conjunto hasta el año 2014 (pensaba vivir dos años más que su ídolo. ilustrado con piezas del mismo período. Esa muestra estaba concebida mucho antes de or- nio Saura y fotos tomadas por el cineasta Carlos ganizar nuestro programa de homenaje. Pasión por lo humano exhibió crea. Este alma. del tesauro de Bellas Artes.5 cm. Museo Biblioteca pensó dedicar cada año una obra a Sevilla. La exposición Erótica. una muestra home. posición colectiva. fueron grandes amigos de Servando. propiciando una oportunidad de tenerlas re. tenar de obras. además. ciudad tegrada por más de 1500 piezas. Ya todas las piezas te. que esa expo- 39 Revolución y Cultura . inaugurada en noviembre de 2008 en el Museo Na- su libreta de apuntes. no estaba incluida en la programa- se habría llamado “Todos los recuerdos de Sevilla”. Sexualidad y erotismo en el nían un nombre predeterminado. naque agrupó obras de diferentes colecciones esta.

como si yo fuera un casa para recoger las obras que lo metido en nuestras casas o sitios de crítico de ar tes plásticas capaz de representarían en el Salón 70. pero Incluso tengo unas imágenes cinema. Junto a las de Servando. reproducida lo quedar frente a Ser vando y lo reconocí cuentan a dúo Margarita Ruiz y Rebeca mejor que se ha podido y. haciéndonos un guiño desde el identificar a un autor por sus trazos. y me regaló una visita muy rápida pero porque entonces no daba importancia ción de una prima y resulta que paso impactante por la casa. Servando Cabrera. dibujos y ensamblajes. llenos de y ahí está él. extremo de que en algún momento lo descubrí. El (marzo-abril de 2009). y de su carga. resulta que hay una muestra suya. los primeros dibujos ad. Revolución y Cultura 40 . y que tropecé con la obra de Ser vando ilustraciones que me impresionaron. y con él. lienzos montados que les entregó. Servando y Antonia neas de trabajo es contribuir a valorizar y divulgar fueron dos extraordinarios artistas y maestros. Como ya te comenté. quienes se presentaron en su Ser vando saltando de mes a mes. de esta complicidad entre el pintor y yo No reparé en el nombre del autor porque he estado buscando la direc. un sos los ejemplos en los que se haya trabajado invitado especial que fue alumno de Antonia en la con exponentes de las artes plásticas cubanas. tampoco recuerdo tográficas pero que no provienen del cuidado en la selección. porque él solo lo expresa todo de sí: el al cabo de los años. al revista Unión y es aquella misma donde final puso en mis manos el almanaque. que han sido los Amelia Peláez en la Primera Bienal de La Habana. referentes más cercanos a la biobibliografia que. el 11 de noviembre las de los guajiros o las mujeres con aunque me esté mal decirlo. el patrimonio que atesora la nación cubana. se relacionó con En este ámbito. tanto privadas como de institu- pre dedicado a Servando. mes y no necesariamente en reposo. Cuando hablamos de la investigación Reúne obras expresionistas no solo de Antonia y biobibliográfica en nuestro país. Además. y Abel Molina. que de pronto necesitó de al- sición apareciera dedicada a él fue idea justa de Hace muchos años que ni Antonia ni Tomás han dicho museo. y la Unión de Escritores y Artistas Habana : el evento más relevante que organiza de Cuba. subdirectora en ese contexto. tenernos hoy con él en esta. o gran parte de él. del que no es necesario que diga nada pensé que me los había inventado. Fue en las sido siempre Ser vando quien ha venido que podía escoger. en fin. en este año mos seguros de que Servando celebraría con no. estará siem. resultan esca- Serv ando. porque he ido a casa de alguien. Creo que es un merecido homenaje a ella. dario 2009 del Museo Biblioteca lo es en todas sus etapas. Jamás he ido a la impresión de que este desconocido me ción. especialista de nuestra Esa exposición se nombra La conciencia del testigo. y ahora tampoco dónde. a una galería por la que se a una camioneta y pasearse con ellas Senel Paz paseara o a una inauguración. dignas y orgullosas (Palabras en la presentación del Calen- dudas Ser vando es mi pintor cubano. biblioteca. sino también de Tomás Sánc hez. pero los dibujos por una galería donde lo exponen. pero estaba par ticipando Es todo lo que recuerdo de la revista. siempre de casualidad: porque he habita en esta mejor que en ninguna apenas unos trazos a líneas que me ido a lugares que no me corresponden otra casa. y obtuvo el Premio Nacional de Pintura Mariano Rodríguez y Joel Jover. del Museo. no solo en Ser vando es mi pintor y él lo sabe y. gran parte de o me seleccionó Servando. conocemos las ya dedicadas a Servando. una de nuestras lí- Cuba para las artes plásticas. Y también lo supo Lourdes museo). ella. He visto su obra. el Museo Nacio- una a su gran y respetada amiga Antonia Eiriz en nal de Bellas Artes. y al volver a encontrar algo semejante. suman cincuenta piezas. Chávez. ahorraba combustible porque yo vivo que no surgía si uno no se implicaba. sin impor tar las variacio. Nunca asistí a una Margarita y Rebeca debieron subirlas charla suya. y nada mejor que él se ciones: nuestro Museo Biblioteca. Escuela Nacional de Arte. represen. tengo la del 2008. 2009. y los trabajo. y dándonos un pretexto para por las constantes de su estilo y su titulados Frutas del paraíso. yo debía ver ese día. pero sin por media ciudad. pinturas. y nunca me esforcé en Álvarez. rias colecciones. Yo no lo conocí. de la biobibliografia de Servando. Transcripción: Cortesía de ese búsqueda de su obra y mucho menos reclama. volví a celuloide sino de una anécdota que por la obra del pintor. en este año se Biblioteca? cumplirían los ochenta años de vida de Antonia. tenido una muestra tan amplia de sus creaciones. año 2009. el programa de recordación a tiempo transcurrido desde la última exhibición de Servando ha contemplado una exposición en el Museo muchas de ellas hace de esta una exposición casi Biblioteca dedicada especialmente a Antonia Eiriz… inédita para el público. prepara- sotros esta oportunidad de presentarlos juntos da por los licenciados Zoraida Pérez. Creo que la primera será la edición. unos conocidos y otros no. su casa. estaban justamente los cuadros que quedaron impresos para siempre en mi porque estoy buscando un texto perdi. taban unos atributos masculinos enor. y esta. cuyo espíritu aparecían unas ilustraciones suyas. Como muestra colateral a la Décima Bienal de La Habana entre grabados. de inmediato. en la sede de esta institu- flores en la cabeza. y en las paredes a esos detalles. como es la Bienal de La guel del Padrón. porque tengo una cita en un museo y en la esquina. aunque ¿Qué contribuciones tiene en perspectiva el Museo por caminos diferentes. No recuerdo cuándo fue la primera vez corroborar si eran suyas aquellas guien que no pudiera decirle que no. para estar con nosotros y que estemos nes de su obra. páginas de una revista Unión en la que por mí. me seleccionó a mí. A lo mejor Lourdes pensó resultaron inquietantes. Ha de entre los muchos nombres entre los Cabrera pero sí dónde. los dos pasaron por similares problemas. un viaje rápido cuándo. porque he pasado por un que si me daba a mí el encargo historia y sugerencias. los dos continuaron en Cuba su labor artística. el Museo Municipal de San Mi- un momento importante. per sonalidad. la he estudiado. quirieron crédito. Las obras provienen de va- El Museo entero. en esta etapa de memoria y pasó mucho tiempo sin do y me cae en la cabeza una vieja mi vida. de un erotismo pasillo.

Contem. do poco antes ese marmóreo palacio. siempre humana. poráneo que recorrió Europa socialis- rales con el extranjero: mi antiguo pro. sino a la resi. dar una vuelta por la tras conversaciones colectivas –en el Servando. otro con Mano. Tengo postales enviadas de distintas recién cumplidos para estrenarme ñía de gente menor que él y que siem. todo lo que aprendí y disfruté en nues. Salvador la exposición de ar te cubano contem- no– como director de relaciones cultu. ciudades por las que acompañaba. conocí a Ser vando ña pieza de cerámica búlgara que me Retamar. dad y la naciente UNEAC. la peque- fesor del colegio. quien de inmediato me trajo entonces. junto a Pepe Linares. la temprana Vicentina y Alejo. estrenaba –todos estábamos de estre. y trayectoria de Cabrera Moreno. de artistas en cuya formación tuvo y tenemos un largo camino por re- que ver directa o indirectamente. porque los cié con otros jóvenes sabios y con al. como cambié de trabajo. de labrarme un ni- rato largo con Lezama. dejé de ver a mis amigos. entrar en habitacio. y. Hoy trato de ha- tían trabajo. como el catálogo razonado y cas. Llegaba con dieciocho años amistoso. Todos los materiales encontrados. Algún encuentro con de una experiencia siempre vinculada ron los primeros tiempos del CNC. ya en la Universi- compartir su tiempo con la Universi. otras ideas. donde por dos cincuenta almor.A mediados de 1961. y una cabeza impresionante de dioses –benignos y malignos– ya esta. Servando Cabrera. ban allí. además . el diseño) Este trabajo se ha dedicado a conformar un mi. han permitido estructurar un mar- que aparecen con su identificación más comple. procesados y nes de obras reproducidas en disímiles formatos. Nacional de Cultura. de que ha-blamos. 41 Revolución y Cultura . por años. y ensayos sobre su desarrollo la bio-grafía del artista. con la que se Sarrá. los des por el aniversario ochenta y cinco de premios y reconocimientos del Servando y la edición del calendario artista. Registra las exposiciones personales y colec. un impresionante miliciano. que había ocupa. El Consejo conciencia. Cabrera Moreno. los artículos. Incluye imáge. Tampoco sorprendió. la huella espacio mágico de mi juventud que fue- les de cultura. ta. era la vida. por si alguien lo ha visto. torno a Porro. Garatti y Gottardi. Rober to Fernández riana de Mar ta Arjona. Era una flâneuse doméstica a medio que sepa que es de mi propiedad. ¿quién lo nacimiento de los dioses. que también compar. ba sus ausencias para pasearme de la fectamente realistas. el cine. Así. y realizar otros recorridos por Potin. sino per. me ocupé casi exclusivamen- la vasta mansión ya sin cor tinas. que realiza el museo. a su oficina o a su cho en la comunidad universitaria. 1951. su legado a generaciones de los museos más jóvenes de Cuba. una geografía. Como poco después. sola o acompañada. por el despiadado Sarrá a aliviar su quedó después alguno de mis novios dencia de 2 entre 11 y 13. lo Fernández Retamar y con algún miem. que disfrutaba de la compa. plazo. Entonces había miles de co. jun- como secretaria de quien a su vez se pre tenía algo que contar y que compar. casa museo –donde cada objeto tenía Cuando me disponía a recuperar ese bro de su tribu de directores provincia. 87 X 56 cm. Un zábamos de maravilla–. –lo digo. Raúl Oliva y Fernando O’Reilly. tempera /car tulina. sumamente Umber to Peña. entre otras. una historia. yo aprovecha. te de mis estudios. lítotes para nada retóricas. Tenemos artís -tico. digitalizados. Luisa Campuzano nos de las escuelas nacionales de ar te cuenta. tir. co referencial de consulta para otras acciones ta. su correr. que CNC. Pedante de También un pequeño gouache de era una fiesta. Breves diálogos con a alguien. intrusa y curiosa. mi vida. Foto: Rufino del Valle. la danza. que iremos concretando mación encontrada sobre su labor en los próximos años. o una gran familia campesina. un fraguaban las cúpulas y cálices profa. Ahora viene un párrafo con muchas dad. pronto me aso. y con renombradas figuras de cada una de estas nucioso registro de todo lo publicado sobre la vida manifestaciones. apenas tenía tiempo para nada. desnudo cubista de fines de los cin. Se trata de uno pedagógica. son resultados de pla también las entrevistas y otros esa investigación general. no a la droguería. también miembros de la coho rte preto. y capilla. o en visitas. No puedo relatar como creí fatalmente que la academia sala al comedor. la infor. to con Graziella Pogolotti y Raúl Oliva. guien sumamente curioso. Fernández. que nuestra institución está desarrollando desde colaboración y vínculos con otras manifestacio- hace más de cuatro años. S/T . las fotos personales. Recoge. se rompió. Pero yo no asistía al nacimiento y muy joven. críti. muer te de Servando. puedo referirme a sus regalos: ilustra. Y curioseo permanente en ciones para las primeras revistas del cerme perdonar con esta página. llegué a casa de en el espacio dedicado anteriormente sobre papel Ingres azul. que sen- materiales que produjo en vida o en tará las bases para proyectos de largo los que colaboró. Por ejemplo: las activida- tivas con los datos de las obras expuestas. nes del arte (el teatro. Antonia Eiriz: una madonna . y como mi jefe tenía que ofreció su amistad. sobre todo. diría?. Y ya no tengo. sas que hacer. me Nora Badía. tiempo. dejé de ver a nes y boudoirs.

Juan Ramón Jiménez RevoluciónyyCultura Revolución Cultura 4422 .

con neva- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 dios. y Universidad. Cerrada la Universidad y alejada de los estu. era un libro dos veces precioso. ni es- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 ciosamente. Chacón y Calvo. que unía el San Sebastián con distin- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 cié aún más. me detuvo en 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 sa. in- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 que indudablemente me compla. en Miami 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 ra el visitante. Como todos 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 visitante y empeño de la Institución. con 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 bia no baja –me dijo– porque sali. Camila. adornado enteramente 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 de 1937. sobre Rubén Darío. Aurelia Prado. le prometió 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 cía. aunque algunos él sabía que cribir sus notas al margen. donde chimeneas nunca usadas antes. Fue 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 MIS RECUERDOS 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 miembro de número 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 de la Academia 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Cubana de la 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Lengua. ya llegando ellos de improviso 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Leí después. Fue entonces. Como no tenía en su po- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 cuando pude decirle el motivo de der las Rimas de Bécquer –apenas 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 mi visita. Una cubana. aquel patio. flamante como salido de una 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 cia una sencilla estudiante universitaria. tregó un ejemplar. Permanecería pues. para que yo enviara algunos de mis notas de aquel libro. donde una junta. parte en unas lecturas ofrecidas también en dicha 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 ra. pi- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 dos “muy buenos”. Agradecida me dió el libro en el grupo de los lati- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 despedí de él. algunos años. saliendo con ellos. si- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 yo podía mejorarlos y que había guiendo el orden de las mismas. solamente debieron quedar las 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 me localizara. me alentó con su Bécquer y Antonio Machado. Y mandé los sus trabajos en prosa. y fue un deleite oírlo hablar. Pronto supe que Zenobia y Juan Ramón 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 en la carpeta expr esé mi deseo y añadí: “Dígale que vivían en Coral Gables y que él iba a ofrecer un 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 de parte de una estudiante universitaria. iniciativa del poeta mi poder la del tema: Poesía y literatura. como por su natural afectuo. versidad. Comprendí entonces. No he ol- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 por mis estudios y le fui contes. en el 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 norma de conducta en la crítica a los poetas: “…am. baldosado y generosos asientos. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 llegó a La Habana en noviembre de 1936. Nunca dijo cómo pudo obtenerlo. formábanse co- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 44 33 RevoluciónyyCultura Revolución Cultura . Después me dijo que estaban ria. castigar a los maduros y el internado de las alumnas universitarias. en las notas finales de este libro. me olvidé momentáneamente de Vuelo. a quien incluyó también en este florilegio. En 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 tolerar a los viejos”. A los dos días le en- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 so durante la conversación: deferente actitud ha. poeta y 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 narradora. Gustavo Adolfo 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 mi nerviosidad. Supe que se hospedaba en el Hotel durante el invierno y tomaría un curso en su Uni- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Vedado (hoy hotel Victoria) y decidí ir a verlo. tí. titulado Vuelo. (Declaro con humildad que pri. la maestría de su buen gusto. teligente y estudiosa. adivinando conferencias. propio Coral Gables. cuyo segundo piso constituía 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 parar a los jóvenes. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 de Juan Ramón Jiménez 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Me propongo contarles los recuerdos que atesoro dro. Pero con su caligrafía. su actitud benévola hacia mi obra. en español. ro de 1940. Pedro Alejan. de piso em- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 la obra de mi hermano más joven. y necesitaba tenerlas para es- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 bien. ya 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Vuelo. Las noticias de Nueva 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 inmediato me preocupó la idea de que los conocie. de tres 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 en el vestíbulo y esperé. Viajaba yo hacia Nueva York en ene- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 tores. conseguirlo. No sucedió así cuando tomó 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 poemas a la Institución Hispanocubana de Cultu. Cuando 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Reanudadas las clases en el Alma Mater en febrero Juan Ramón se lo devolvió. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 a fines de mes recibí un recado de Camila Henríquez De esas tres charlas del cursillo y de algunas otras 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Ureña: Juan Ramón Jiménez le había pedido que que dio después. York espantaban. y una extraordinaria ola fría. es- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 mero escribí el título y después los poemas). exigir. compuesta por él. la noticia Volvería a ver a Juan Ramón Jiménez después de 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 se regó como polvo de oro entre los poetas y escri.” Me preguntó estos tres grandes poetas. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 de Zenobia y Juan Ramón Jiménez. y tas dependencias de la Universidad. Asis- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 palabra cálida y pausada: “Zeno. vidado una dificultad que surgió 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 tando hasta recobrar el ánimo. los poemas: eran taban en la biblioteca universita- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 ocho.Miami. Cuando llegó. Desde que él haciendo especial mención del mismo. recogía el material del noamericano.123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Caridad Quintana de Bretón 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Abogada. De trenaban verdaderos leños. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 cuatro poemas que se publicaron en dicho libro: Entretanto había comenzado a tratar a Zenobia y 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 únicos supervivientes del posterior “naufragio” de Juan Ramón casi diariamente: ya en su casa. Al llegar. despa. de 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 mos y está cansada. escribía entonces un libro de poemas en pro. Leyó dos veces.” Me senté cursillo en aquella Universidad. librería. auspiciadas por el Instituto Hispa- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 José Ma. tenía entonces algún libro–. Conservo en 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 libro La Poesía Cubana en 1936. que sí se publicaron. su por la tarde al patio del Hotel San Sebastián. no tanto por el juicio nos. das en el sur de los Estados Unidos. y apre. muy original e interesante.

la continuaba cito en pie de guerra. dirigida al hotel San Sebastián. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 y yo. “Es ver- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 ella de la mano para que entrara y me silenciaba daderamente asombroso –me dijo él–. él se 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 tapisas exponía las opiniones que reflejaban mi adelantó. Andalucía. sobre una tierra desértica. tiempo. Ramón quiere que usted vea una 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 nión de Juan Ramón. 12345678901234567890123456789012 puesta de sol. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Carnegie Hall. Cogi- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 acto en la Universidad lo propi. pero ellas no tiemblan de gozo. 140. Y de este 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 oigo los conciertos de Carnegie Hall por C. me dijo Zenobia: “J uan 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 algo sobre música. to. Esta recorría nume. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Aurelia Prado. Pero Zenobia era como 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 conciertos. Cuando el poeta llegaba. esperaba que Zenobia parqueara para seguirlo. o sujeto. de unos mangles. Yo adivinaba: Juan verlos”. En el otro caso. etc. me gustaba también iniciar 12345678901234567890123456789012 Sebastián. debíamos esperar. 12345678901234567890123456789012 mos carretera. Yo 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 que fueran limitados.B. Por eso tiempo. dulce y comprensiva Zenobia! ¡Era 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 el viaje para asistir. Nunca fal. eran unos crustáceos. Juan Ramón decidió iluminada. “¡Vaya. planicie. el lugar no era 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 ciaba: funciones teatrales. Al llegar al San 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 rario.G: Se le transparentaba en el rostro la misma desilu- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Acabo de oír que el gran concierto de Toscanini sión de la criatura que espera un juguete deseado y 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 (con Horowitz al piano) será radiado desde presentido. De modo que podrán ustedes oírlo Lo sujeta. ¿estaba usted brar su posición normal de loco- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 aquí? ¡Qué bueno!” Entonces 12345678901234567890123456789012 moción. (Además de 12345678901234567890123456789012 puesta de sol desde el mismo lu- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 ser tema obligado. Llegamos al sitio busca- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 yo prefería oír mu cho y hablar do. exactamente a la puesta del 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 poco. Estábamos en un terreno de cierta altu- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 gusto. 12345678901234567890123456789012 creído. para conversar con que expresamente vinieron con ese deseo. 550 modo: María Rodríguez estudiaba en la Universi- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 ó 560. porque Juan –como le y corrían en perfecta formación. En uno 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 ellos solamente. Si me cuentan de aquel 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 plati-cábamos los tres. se repitió el espectáculo inex- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Entonces hablábamos. ¡Oh. donde resi. Haciendo conjeturas re- Casa Natal Juan 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 te la charla. Y aquello de “estar” de estudiante me res. A los treinta o 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 vez para desentumirlas. desde donde se dominaba el horizonte . ra. Recuerdos de Zenobia 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 ría dos estudiantes venezolanos. lo insólito: en posición vertical. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 ¡si quieren! desde el Hotel S. para oír la opi. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 aunque no saliera siempre a la su. quedamente y gesticulando bas.S. sión de que usted la vea” –me decía con su sonrisa 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 va York a dirigir un concierto. me tomaba el objeto. Y 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 ajeno a todo. sus padres resi- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Revolución RevoluciónyyCultura Cultura 44 44 . Alguna que otra vez compartían la bachille. y es otro el que ponen en sus manos. cuyos nombres 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 no recuerdo: sus apellidos eran Perozo y Luzardo. quizás Juan Ra- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 en Moguer. Recuerdo dos casos en 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 dían Juan Ramón y Zenobia. Cien cangrejos o más salían al mismo 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 en una butaca. María Rodríguez J. y debe usted 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 con su índice sobre los labios. óperas. Y a ver 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 y patria. se trataba de una 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 paña. En lo poético y liter ario era distinto. tal frente y sus bocas o tenazas en alto. Aparte de lo poético y lite. me decía cuarenta metros volvían a reco- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 con sorpresa: “Pero. De allí me envió la carta que la mujer creada por Dios para unirse a la vida de 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 copio. tan impresionante que 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 taba una coca-cola o un buen jugo 12345678901234567890123456789012 casi daba miedo. la complacía aquello. 40 bellísima. frotándose las manos. Mas el poeta tuvo un gesto de desencan- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Querida Cuca Quintana. Universidad aquel exquisito poeta! 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 de Miami. al llegar al lugar donde 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Ramón todavía escribía en la habitación contigua. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Como los dos eran apasionados de la buena músi.R. Aquella puesta de sol vista desde aquel lugar. aun. 12345678901234567890123456789012 sitivo como era. solían venir a buscarme para pasear 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Pero mi mayor placer era irme como a las cuatro por los alrededores o mostrarme especialmente 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 de la tarde a Alhambra Circle No. pero la de ayer era m ucho más bella”. vaya usted con él delante! Él tiene la ilu- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 ca. Como ellos tenían automóvil –un auto modesto 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Andaban siempre juntos en todas partes y en to. Y. pero no vivía en su internado. como su propia casa– y Zenobia era una excelente 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 das partes parecían siempre perdidos. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 perficie. semejando un ejér- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 decía a v eces– absorto en su labor. que cortado verticalmente al frente ofrecía una 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 paldaba: debía mostrar mis conocimientos.) Sus comentarios 12345678901234567890123456789012 chofer tan perfecta que manejan- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 eran siempre los de un conocedor 12345678901234567890123456789012 do el timón parecía manejar el 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 de exquisita sensibilidad. “Es bella. Sin cor. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 C. como por arte de magia. 12345678901234567890123456789012 món averiguó algo después. conductora. cuando algún 12345678901234567890123456789012 gar en que ayer la vimos”. no lo hubiera 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 de frutas para refrescarnos duran. el vientre hacia el 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Cuando al fin él salía.S. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 rrillos en que cada cual roía las saudades de familia el concierto) que lo están ustedes oyendo. efectivamente . siempre lo ro. Será el lunes Fue en Miami donde se me reveló la faceta más 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 próximo a las 9½ (8½ en Florida) de la noche. si oyen mi ¡Bravo! 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 deaba el exiguo grupo de estudiantes cubanos: Su amigo. mas en lo hondo. Inqui- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 Ramón Jiménez 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 12345678901234567890123456789012 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 rosos tópicos. Nos bajamos del coche Juan Ramón y yo. sabía yo cómo latía Es. cosas que ya habían visto. sol. Al abrirme la puerta. Yo tierna de aquel hombre: su amor al niño. 12345678901234567890123456789012 próximo. apenas supieron que Toscanini vendría a Nue. er a 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 30 abril. 12345678901234567890123456789012 desfile. gresamos a Coral Gables. Óiganlo porque estaré pensando (durante dad. Amado Fernández. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 tante. sentada ella en el sofá y yo plicable.

que ro- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 presencia de Juan Ramón. agua brillantes. de tan tierna 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 entrada. de poco más de un metr o. Nos pedía que 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 pre de que casi nos echamos a reír al llegar frente observáramos sus graciosos movimientos. al mo- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 deleite de las pinturas y la orfe. nos llegaba un eco secular de aquellas ho- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 sándose sobre lo que les gustaba y lo que hacían. 1234567890123456789012345678901212345 crujientes después en el suelo. brillaba la fe 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 hombre de la barba”. de La luna nueva . Algunas veces las traía consigo a nues. mi. su elas- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 al retrato del Cardenal Niño de Guevara. y el aire y la luz entrando libremente nos azota- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 enseguida a visitar familiares 1234567890123456789012345678901212345 ban y deslumbraban. donde hacía existencia. parte del propio edificio. charlas con ella y el encanto que tenían para él. Florit y yo. ¡Virgencita inolvidable. entre los lirios 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 Dentro de la edificación y ya bajo la bóveda de aquel soleados. artista vivía por Dios y su obra. que bor. por la pátina de su lar ga 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 cidí entonces seguir a Nueva York. que era taba como un ritual cada vez que acudía a los 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 para mí como mi propia familia. la calle. al oro viejo. Una criatura 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 rábamos el cuadro y lo mirábamos a él. Pa- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 Park. Cerca de la señalaré los versos de “La Cojita”. (Recuérde. fue ra. enmudecimos. repetir el salto nuevamente. y calificó tam- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 consulado de Cuba en aquella 1234567890123456789012345678901212345 bién de maravillosa aquella ex- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 ciudad. donde ellas prácticamente “r evolotea. a los Claustros y a la 1234567890123456789012345678901212345 de sus bancos. 1234567890123456789012345678901212345 contemplar las focas de piel lus- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 De nuestra visita al Museo Me. 1234567890123456789012345678901212345 deaba al edificio y habíamos ol- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 tos los tres. Prefiero leer 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 sobre la altura. le contestaban orondas “al admiramos en las distintas salas. Fue en aquella visita 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 reía con indescifrable complacencia. ticidad. al llegar a Nueva York. examinando al Central Park. Pero 1234567890123456789012345678901212345 món se extasió. ras de desinteresado y elevado esfuerzo. más aún. su constante juguetear. 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 Los Claustros. lo seguía por todas partes con cariño. su poema al niño indio. podíamos ver la 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 Sociedad Hispánica. miento que en él despertaba el niño. de cuatro años que vivía en su misma residencia. Zenobia. 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 tr o grupo. De. de su creación y. y a Esta ternura de Juan Ramón hacia la infancia se 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 la vez cosa distinta como conjunto de arte –y en su manifiesta en su obra. Allí en la ménagerie nos 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 del órgano. Sentados aún 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 dable obra del Greco. 1234567890123456789012345678901212345 Quien ha visto el paso del oto- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 Zenobia 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 Camprubí nía a Nue va York. fue ya feliz sorpresa para mí que rece al frente de esta obra de Rabindranath Tagore. de policromías veladas des- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 aquel internado femenino del San Sebastián. del Museo Metropolitano. hablando solo cuando la 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 claustro. En los retablos que 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 tr adiciéndose entre sí. 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 comprendían los dos poetas mi regocijo cuando Estás aquí. y te oímos. quizás por Más tarde cuando llegamos a un pequeño exterior. mar de olas 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 Grecos y Sorollas muy valiosos. pues . intere. en la prosa y en el verso. Juan Ramón y Claustros. No dejamos de ver 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 Pasaron los meses. patrón de tus 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 44 55 Revolución RevoluciónyyCultura Cultura . ¡Bien traducida del inglés por Zenobia. como ustedes saben. 1234567890123456789012345678901212345 ño en el Parque Central de Nue- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 a la Frick Collection. compartía conmigo la plosión de la naturaleza. colección de obras de arte. De quedarme en Miami des. hasta que Juan a los tres. nos contaba prolijamente sus 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 del Papa Inocencio X). que todos ustedes conocen. al Museo Metropolitano 1234567890123456789012345678901212345 seándonos o sentados en uno 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 de Arte. 1234567890123456789012345678901212345 rado. las músicas 1234567890123456789012345678901212345 cafetería. transplantado piedra a piedra a América brisa abre la retama de las playas. 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 se que el propio Velásquez estudió aquella formi. al Central 1234567890123456789012345678901212345 va York no puede olvidarlo. y allí nos encontraríamos. No 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 ubicación–. 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 desconocía el musgo y su tacto de terciopelo. a veces con. respirando a 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 Eugenio Florit. que aprecié de nuevo el enterneci- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 la semejanza indudable.1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 dían en Coral Gables. designado en el pleno pulmón. que da su nombre a la 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 y siete años. los bloques de hielo al agua. también del medioevo. colmadas de gotas de 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 tropolitano. Jun. en que el 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 ellas se encantaban con su interés y. son parte. delicada y deli- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 pués de junio. Tenía dos hermanitas de cinco de una Europa Medieval. sus saltos desde 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 cía un fiel retrato de Juan Ramón. Allí comimos algo en una 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 brería de Cellini. Para Eugenio Florit era única y la visi- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 tiempo me esperaba una familia cubana. para regresar a ellos y 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 tiduras del Inquisidor de Toledo. usando las ves. trosa. 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 ¡Puede imaginarse cuán grata 1234567890123456789012345678901212345 que a veces nos alcanzaba. hasta en los aros ya dormidos. ausentes del ruido de los visitantes y de 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 Ramón las llamaba con su voz más suave. íbamos a los luga. especie de mirador descu- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 En aquel otoño del cuarenta. que pare. 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 res a que él solía ir cuando ve. un musgo de esmeralda extendiéndose emoción. al rojo. no tendría la ventaja y seguridad de ciosa talla de madera. de refinado gusto. 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 un mes. bierto en que la verde vegetación irradiaba frescu- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 to con el poeta. que apa- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 deaba la acera. me acordaré siem. Juan Ra- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 que estaban más lejos. El poeta se son. una Virgen alta como de un metro. Nosotros. Observando sus rostros pensé que 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 ban” de un lado a otro sin cansarse. Juan Ramón tenía 1234567890123456789012345678901212345 estacionamos un largo rato: 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 especial predilección por esta 1234567890123456789012345678901212345 Juan Ramón no se cansaba de 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 colección. su 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 era la plática con él en estos si. te sentimos con nosotros… Pero ¿en 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 acariciaba su superficie brillante! dónde estás? ¿Juegas en tu aldea. Fuimos. color variaba del verde al ama- 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 tios! En la Frick se unieron al 1234567890123456789012345678901212345 rillo. que reunía caída del follaje. pude reanudar mi tra. ciertamente! 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 1234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901234567890121234567890123456789012 Zenobia pensaban ir allá en el otoño. cuando fue a pintar el retrato frente a las focas. 1234567890123456789012345678901212345 vidado.

de la hermosura. de lo breve o lo eterno! 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 me he detenido ante él y le he preguntado qué era 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Mientras cantan los pájaros. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 del paraíso.» Y a veces iba cargado de y el sol grande sonríe. Es decir. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 muchas veces a este niño pobre de Puerto Rico 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 el niñito dormido. un fragmento 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 citaré los versos de “Mañana en el jar dín”: 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 inspirado en el niño de Puerto Rico. de la deleitable música. Me he encontrado (¿un siglo o un instante?). belleza. sin otra utilidad que su 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 una granada. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 libros. lo he detenido ante mí. en la mañana de la vida. del milagro. o estás ya en el cielo. Nunca más he visto a un hombre hablar 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 surrección? así a un niño ajeno. Sin duda no se 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 refería en jeneral a los libros de estudio que 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 barquitos de papel. mimoso y sonriente. imán de todos los colores y el sol grande sonríe. derramando un rayo azul en el desvelo tonos iluminados. nura única con que hablaba a las dos cubanitas 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Viene una esencia triste y una luz alegre… hermanas de María. a su antojo. en fuera aún de la idea 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 la ciudad y en el campo. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 El niño de Puerto Rico. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 lojía de la Poesía Puertorriqueña. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 contestado: «Un libro. como la 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Parece que el mundo. eso resplandecía claro en sus ojos de 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 de la luna. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 lo que más le gustaba. Casi siempre me ha y las ramas se mecen. en la Universidad de 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 pecho parado y una nueva estrella bajo tu re- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Miami. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Viene una esencia alegr e y un resplandor triste… Puedo imaginarme a Juan Ramón Jiménez hablan- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 ¿Te abres. por la frente en ilusión: 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 viste enredada en aquel árbol. el 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Parece que tus manecitas tostadas andan por libro de la fantasía. es tu balón.) y las ramas se mecen. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 nuestro corazón y que lo cierran y lo abren. sino a ese libro ideal que todos 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 de tu madre? (…) 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 hemos entrevisto en nuestra infancia. y que. chiquito como la luna que mariposa azul del colejio. como 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 el libro bello. sobre la falda de do con aquel niño de Puerto Rico. barquero llevaba. el niño pobre sobre todo. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 RevoluciónyyCultura Revolución Cultura 44 66 . y hay en el cielo una sillita vacía?. que el niño de Puerto Rico quería 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 un «libro» a pesar de tener libros. Y como último ejemplo de esta riqueza espiritual. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 conmovido profundamente. del verso de luz. de la 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 jugando con él haces lo que quieres de nosotros.. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 También podemos citar del prólogo de la Anto . que se nos 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 ¡Cómo llenas con tu pequeñez todo el universo! ha revelado.. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 por los caminos difíciles de su primera vida. en suma. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 la infancia. me ha ¡En la sombra dorada. pintura maravillosa. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 el libro del cuento májico. iniciativa del gran poeta y destinada a Mientras cantan los pájaros. (publicada ¡El niñito dormido! 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 en 1937. sentado en un banco de los 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 ¿Hay una flor amarilla de champaca sobre tu jardines del San Sebastián. con aquella ter- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 tu madre.

123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 de mis ser es más queridos. para referirme a una cosa distinta. leído recientemente. Mas mi temor ce- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 vierno y disfruté nuevamente del arte de sus museos. la más pura emotividad. que tan- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Gables. que el olvido maternal de una 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 ríos que se van (ellos acercándose a su ocaso). No los vi. sin acercarse a su 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 verdadera significación: lo más conocido. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 tas de oro de Zenobia y la voz grata y pronta de 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Zenobia y Juan Ramón. dudando de mi léxico. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 asistí a conciertos en el Carnegie Hall y en el Town saba. si acaso muero. Pero no 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 era lo mismo. A quien llama. vuelvo a mi tema. fuera aún de la idea. que estando ya fuera de Cuba. el Cantar o el Romancero de José Martí. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 hay un precioso poemita indudablemente tam- sin leche. pero la im- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 periosa coincidencia de los dos transportes. cuando fue a despedirse del General Rafael 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Portuondo Camacho para marchar a la revolución. ni la repetida frase: 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 rrestre y marítimo. ni el Ismaelillo. cuando yo llegaba a su casa de al pequeño Rafael. quien oyéndole 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Alhambra Circle y ella me tomaba de la mano 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 su adiós espontáneamente fue hacia él. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Me parecerá que entra 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 que al morir. Pero no los he olvidado: aún están en mis 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 recuerdos los ojos verdes con juguetonas chispi- Hecha esta digresión. Me refe. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 ¡Con qué pocas palabr as puede decirse tanto! “…el nicales. te- tico de Martí a su pequeño hijo. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Un niño de su cariño Cuando esté con las raíces 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 llámame tú con tu voz. En poemas brevísimos como éste. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 me dio un beso tan sincero. cuando oía mis cubanismos: “¡Re- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 pítame. No pude despedirme de Zenobia y Juan 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 tos sin calor de alma repiten. para que entrara. repítame eso!” Lo que siempre me sobre- da. La vida une y separa. temblando la luz del sol. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 lismo. exteriorizan. regresaron a la Flori. cuba- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 nos. hijo del general. recordando su sonrisa amis- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 tosa y acogedora. me gusta 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 lo que ha dicho. sólo en José Martí he más. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 voy a citar especialmente “Los zapaticos de rosa”. que deben que- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 dar tan completos como la gota de rocío en la tributa Juan Ramón Jiménez a José Martí. Ade- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 lo eterno!” 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Comparando y recordando. el regalo poé. Y no 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 la primavera había decidido volver a La Habana. Se titula: “Con tu voz”. r osa sin rocío!” Y a la r edondilla que es- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 bién para Zenobia. cuando añadía: “Es que me gusta. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 sentiré el beso del niño. y a las óperas o conciertos operáticos. Juan Ramón. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 te cubano que compendia lo espiritual eterno y lo ideal 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Nunca más tuve el regalo de su presencia frente a 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 español!” Para pedir después: “Hay que escribir. declarán- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 hoja del jardín. que no debo 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 silenciar: el homenaje. me impidió llegarme a Coral 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 “Los niños son la esperanza del mundo”. me tiraba mucho ya la nostalgia de Cuba. De riré a unos versos. La charla de algunas amigas no niñito dormido. le extrae del propio 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 corazón: “¡Niño que sufre me parece mío! ¡Labio cado a ella “por la esencia de su alma ya vista”. de la Metropolitan Opera House. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 donde ya se vislumbra. ni al poeta ni a su maravillosa 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Zenobia. Con verdadera emoción lo he 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 cribió.” mí. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 do su admiración por el hombre y su historia: “¡Quijo.123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Monumento a 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Juan Ramón 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Jiménez. No volvería a cruzarse mi 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 camino con el de Zenobia y Juan Ramón Jiménez. luego de transcurridas unas 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 semanas del otoño neoyorkino. En el viaje de regreso pasé por Miami. de lo breve o 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 podía sustituir la de los dos poetas amigos. Permanecí entonces en Nueva York durante el in- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 saltaba. y le es- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 tampó un beso en la frente. alcanza casi siempre Juan Ramón 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 dolo incorporador de lo poético norteamericano a los 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 países hispanohablantes. dedi- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 mujer adúltera en un baile.” Hall. Y antes de que llegara podido encontrar esa casi maternal dulzura. Ramón. 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 Porque eso fue ella siempre junto a él: cálida luz Aprovecho la oportunidad que me brinda este parale- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 del sol. En el último libro de Juan Ramón. domi- 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 123456789012345678901234567890121234567890123456789012345678901212345678901234567890123456789012123456789012345678901 44 77 RevoluciónyyCultura Revolución Cultura .

La Sucesión (2005) y en los Y DOLOR estudios sobre Martí: Génesis de la poesía de José Martí (2005). Poeta. ensayista e investigadora del Caridad Atencio Centro de Estudios Martianos. 2006. Acrílico /car tulina. Foto: Jorge Bermúdez. en Los Cuadernos de apuntes de José Martí Revolución y Cultura Revolución y Cultura 4488 . Ha publicado en esta POÉTICA década. Kamyl Bullaudy. entre otros poemarios: Los cursos imantados (2000). Martí. Salinas para el potro (2001).

el dolor ya con bastante claridad. quía: moral y estética. elemento creativo permeará toda la poética martiana ria tiene el dolor. La que sigue es una declaración muy perso- un mismo campo semántico signado como vere. y se inaugura en este texto.” 1 El tema como tal sentido poema “[¡Dolor! ¡Dolor! aflora en numerosos poemas del Eterna vida mía]” 6 escritor desde sus primeras crea- ciones hasta sus libros de ma. enaltece y redime: por otra parte. es la máxi. y es reiterada.” 4 óleo/madera. tus. nal pero con implicaciones. sin dolor cesa. Lorenzo Santos del dolor en los Cuadernos de rencia que reconoce en la angus. el poesía del verso como fruto del aserto kantiano de que “el dolor dolor y como alivio a él. tenciosamente reconoce en múltiples ocasiones la nos indistintamente empleados de «do. después “Las grandes desgracias son gran- de su detenido estudio. En esta afirmación. complejidad y trascendencia del Ya en el Cuaderno de apuntes 1 apa. estéticas: “Yo tengo la fortaleza de la desven- 49 Revolución y Cultura . en ésta en la que sentimos siem. Y es que la episteme martiana vista. íntima reflexión lo que después será parte de sus ex- la naturaleza de sus reflexiones sobre el mismo y el celsas ideas en poemas que van desde “Marzo” 8 de camino que recorre hasta dotar al dolor de un sen. En su concepción. Por Cuba. unidad casi indisoluble entre poesía y dolor y el ca- lor». también a lo largo de estos Cua- pre nuestra vida. dernos.9 Desgarradora. donde se erige el bardo.«angustia». XXXV de Versos sencillos.«sufrimiento».3 En tal sentido los Cuadernos Así vamos asistiendo a un curioso proceso de confe- de apuntes son un lugar apreciado de pesquisas pues sión – convicción donde el poeta escribe primero en podemos comprobar cómo se fue acercando al tema.«pena». de disímiles formas. tre los primeros poemas de Martí diar su presencia en mi libro Génesis de la poesía de José como botón de muestra de su más íntimo. (Losama) apuntes reparamos en dos cues. en tenaz la idea que se manifiesta en su reflexión sobre la existencia. El dolor es la única escuela que car en su justa dimensión las produce hombres –¡Dichoso aquel ideas relacionadas con la temáti. esencial Martí. en conciencia crítica del purifica. 2003. y tuve la ocasión de estu. que es desgraciado!”5 ca en dichos Cuadernos. y que será es el aguijón de la actividad. como por ejemplo en su ría la vida.«sacrificio». la necesidad de dar una del dolor como forjador de espíri- idea totalizadora del mismo en es. desde cierto punto de mos de positi vidad. a mi enten- Nos parece que José Martí fue der. tema en la obra de José Martí.Al asumir el tratamiento del tema discurre por los cauces de una he. “Los Cuadernos de a puntes reco. la ción existencial. el carácter fecundante. que puede considerarse sobre este asunto que reconocen como parte esencial de su poética. dialéctico segundo. El dolor y su consiguiente transformación en en su filosofía de la vida y hasta en su teoría litera. entramado social. tia o el dolor una vía de restaura. rácter estoico que este último le confiere a la exis- gracia». tiones bien visibles: primero. Con tales des escuelas advertencias iniciamos nuestro - acápite que pretende tan sólo ubi. se halla la base metafísica de intuyendo poco a poco. todos ellos como elementos de tencia. de conciencias: tas curiosas anotaciones. a tal recen dos afirmaciones cruciales punto. Si hubiera que escoger un texto en- durez. simple y sen- gen de igual modo estas reflexiones bajo los térmi. 2 Después de una lectura acuciosa de la obra pensamiento poético no dudaría en escoger este poe- del escritor se llega a comprender el gran relieve que ma. “Martí le concede una doble jerar. «martirio». Ver sos libres o “Cual incensario roto” hasta el poema tido trascendente. Foto: Jorge Bermúdez.«des. Por América.7 ma fuerza creadora”.

viva a la poesía. en prosa – vuela! – En verso sincero y sobrio. Todo formando parte de un círculo concén- de aquel no considera al dolor perenne. El verso ha poco a poco que el dolor le hace ver claro el sentido de ir cantando. Y (el) bestia soy: me place el sacrificio chos de estos planteos constituyen preámbulos a Más que el gozo común: con esto sólo la irrupción escritural de sus poemarios con sus Sé ya quien soy: ya siento do mi mano respectivos paratextos. 14 Luego de en ellos los temas se ofrecen unidos. como fruto. – Dolor o amor consignado este concepto. y por extensión a ría que emana de la experiencia y puede ser volcada la obra creativa. privilegiada en que este conocimiento toma lugar. sino para el entero universo. – que- O aquellas que parecen misteriosas cuando son en da!”25 Nos entrega aquí un ángulo invertido del aná- realidad reveladoras de esencias: le hacen ver claro lisis: de la poesía al dolor. no faltan tampoco del mundo en la conciencia. (Soy todos) (Todo): - perturbarme el comienzo.” 13 tanto prefería: “Yo soy como aquellos llanos de Sibe- Es inevitable. pero y es el fundamento insustituible para la creación esto es lo que hace mantenerlo vivo y mantener artística. de él. 16 Con lo que sigue perfilando sus ideas sobre subjetivo permanente.” 19 Mu. y gen los versos anteriormente citados. pero refiere lo demás como innegable redimidor del ser humano. que ella considera una forma ha entrevisto en sus meditaciones que llega a afir. y en la de los sencilla. y para fundamentarlo utiliza el mismo literaria de José Martí. acaso vertidas en su libro El mundo como aspectos paratextuales dentro de los elementos de voluntad y representación (1819). Mi obra es tos en el Cuaderno 18: trocarla en mieles. – Jamás he entrado en una gran De forma en forma (y) de astro en astro vengo: labor sin que alguna profunda pena haya venido a Viejo nací: ¿Quién soy? Lo se. 18 A diferencia de lecen la trascendencia y la singularidad. apuntes refiere: “El canto es luego: hoy es el tono que comparte. como ya hemos dicho. sino sobre ella. con un m uerto a la espalda. por ley de la analogía. y el testimonio de una experiencia en ideas grado y elevado del pensamiento. este para Martí es el que tanto la máxima individualidad creadora”.” 23 Por eso afirmaba un poco antes que Martí recoge en el Cuaderno de apuntes 3. Ceder las puertas fúlgidas del cielo.” 29 rencia a este asunto en formulaciones bien metafí- sicas como la siguiente que conforma su doctrina Si antes en nuestro ensayo habíamos referido que poética: “El verso no ha de andar por tierra. grandioso. que dan fruto abundante en medio del frío.” 10 El dolor apunta que en el fragmento referido del Cuaderno 5 será para él una condición natural del poeta y el aparece explícitamente plasmada la relación del fundamento de la forja de un espíritu. to de que el dolor debe anteceder cualquier instinto del que se desprende un bien insospechable no sólo creativo. sereno. estimula cepto sobre aquella – noción sin dudas moderna – 26 el pensamiento del genio. y donde se Schopenhauer y su concepción pesimista de la exis. pero se llega a las mismas el sentido. y que aparecen manuscri- celosa me pone una copa de hiel al lado. El papel del dolor en la misma es Y a lo largo de los Cuadernos proliferan las declara. Es curioso en estas poemas de aquel libro donde se reconoce propia- líneas ver cómo establece una diferencia entre el mente dentro de la escritura creativa. a los que llama Por este camino ha llegado de la intuición a la cer- “ultrahombres” y el dolor del común de los hu. como cascada de aguas y la razón de su vida.” 20 Para él la poesía ha llegado al íntimo reconocimiento de tal verdad. y al cobijarlo lo vuelve donde la reconoce como lenguaje en el que preva- grave. como las aves.27 Hay permite dotar a la vida de un sentido trascendente. flores. rebotando. Martí reconoce en él un vehículo hacia lo sa- ticular.11 Tan claro lo dolor con la escritura. la misma esen. imbricados: el su lectura nos percatamos de que nuestro escritor tema del dolor al dolor como una forma privilegia- entabla un diálogo con el filósofo alemán y sus con. Pero también se hace refe. la fortuna tenecientes a Versos libres. pero no tengo el arte de la felicidad. Estamos ante un originalísimo con- grandes hombres.22 Otras. mismo: su experiencia concreta y el reconocimien- “El dolor aparece así dotado de un valor sacrificial. como la Martí a través de poemas y afirmaciones intuye hormiga. sino la cau. pues es capaz de expresarlo con mucho acierto en Maybel Mesa reconoce que la idea del sufrimiento una de sus prosas poéticas que dejó en sus apun- en Martí se refleja como una actividad del espíritu tes. trico en que se constituye la escritura y la genialidad sa del dolor. una aparente contradicción en dicho concepto.21 A veces la anotación es este sentimiento tiene en su vida. per- dolor: “Siempre que me siento a escribir. En este Cuaderno de apuntes 6 argumento del pensador sobre la voluntad como que contiene. encuentra el “mayor componente irracional y por tencia con base en el dolor. hacer ria. con las imágenes analógicas que cia de aquella. así como de las ideas que emanan ciones expresas. las generalizaciones sobr e el par. ahora podemos afirmar que lujosas sobre las piedras del abismo. teza cuando escribe: “La poesía es la lengua de lo manos.15 donde a diferencia poética.24 dolor de los pensadores y poetas. Y he hecho mi jornada […] bravamente.28 Es ya la sabidu- claras donde se reconoce al verso. es sinónimo de lo elevado y lo sagrado. da de llegar al conocimiento. 12 Con lo que reconoce el papel raigal que riencia de la angustia. llanto”. saltando. Antes de su dedicatoria de Ismaelillo en estos para la humanidad. tura. y se le plasma y los vicciones. la razón de su vida17 y de la vida de los conclusiones. El dolor es lo que incita. a la hora de tratar este tema. – Del alusión a unas anotaciones que sobre Schopenhauer dolor. abordando sus aristas metafísicas. los manuscri- substrato de los fenómenos y de la representación tos de Polvo de alas de mariposa. curiosamente en la misma hoja que se reco- estrechamente vinculada con el conocimiento. preponderante. mar: “Tengo miedo de morir antes de haber sufrido una vez que el individuo se encuentra ante la expe- bastante”. esencialmente atributiva. Se produce Revolución y Cultura 50 . cetro y superación del en versos tan intensos como los siguientes.

Como bien afir. y uno de sus acica. Portada del libro ha producido. Político en Cuba sino también en tempranas anota- 51 Revolución y Cultura . inventado y siguientes afirmaciones de Coleridge. los términos analogía (estado armónico final) e José Luis Fariñas. Según para superar las contradicciones aparentes del de José Massip. provoca su zón. se establece como el único sendero Diarios de Guerra por la trascendencia que al amor concede. diez años34 de su vida. Martí fue un gran sufri. Martí fue el último gran romántico la obra martiana la idea aquí comentada del verso de la lengua y dada esta afinidad es posible que al- como fruto del dolor y como alivio a él. (Ver nota cosmovisión. vados sale el amor. Coleridge Aunque esta doctrina se acentuará en los últimos Las alusiones sutiles en la segunda cita del escri. un Hartman…Pero el dolor ro- estos razonamientos bien tamizadas se hallan las mántico es con frecuencia libresco. Pincel y acuarela. las fuerzas des. y un tufo sobre la frente dolor en forma general. esta insólita exalta- contradicciones aparentes que el mundo nos ofre. 2001 dor. El dolor reviste así un remota en “los estoicos Epicteto. que debe permanecer en lo oscuro. Como bien afirma anterior) Carlos Javier Morales ambos polos se conocen con El dolor es y ha sido su secreto. se aprieta que de lo árido nace lo hermoso.32 Javier Morales. ción del dolor en Martí. El dolor crea el verso. to: se consumió sin morir: se le Podemos afirmar igualmente cayeron los ojos: le queda pelo en que las ideas de Martí sobre el las cejas. ni contem- prosa poética citada. Marco Aurelio y. si la misión sagrada del hombre es Como han afirmado los estudiosos que. de alguna el amor. Séneca. evi- caído el vestido: lacras de huesos dencian el carácter dialéctico de por entre el vestido podrido: omó. y aquella guna huella hayan dejado en él los que con mayor en la que expresa que el dolor no debe mostrarse. puesto que todo intento por conciliar lo mentan en su ideación y en la medida que el amor contradictorio en una síntesis armónica se muestra melifica el dolor. esencial en su por tierra. y constituye una pe- por excelen-cia. porque el dolor es sobre todo. bién a desarrollar en él estas ideas. En la base de un Schopenhauer.33 Coleridge El dolor considerado como fuerza artística es lo que singulariza la visión y el concepto de Martí. Y de ello “Work without hope draws nectar. ¿Por qué está así? Le quieren lo hermoso y lo árido. se nos prueba defiende con los huesos. irrupción e irradiación. que ine. el amor. tes. han tratado el tema. ironía (conciencia de la diversidad y la fragmenta. Sin él no es posible recons- y alcanza su punto cumbre en los Cuadernos en la truir la armonía en el mundo terreno. su pensamiento: si primero se plato desn udo. ya en Mar tí ante sus del estoicismo clásico se atenúa en él y se compensa los románticos. un cuchillo diminuto. sinceridad exaltaron este sentimiento: un Leopardi. su concepción supera y hasta se necesariamente doloroso. Se mente se nos dice. cepto del dolor y del amor en la cabeza de mujer. mántico que recibe Martí. acto por el que consigue superar las manera. aparece ya diáfana no sólo en El Presidio vitablemente fructifica. Toda actividad del desvía de. dar k and drear” personalísima”. y rectifica. void. el ejercicio de esa misión amorosa conlleva una del hombre tropical tiene su raíz filosófica más dosis ineludible de dolor. valor eminentemente positivo. Acaso sus tempranas lecturas la única arma de que dispone el hombre para de la Biblia y de los Evangelios contribuyeron tam- contrarrestar las fuerzas del mal. b/n. una agonía y una filosofía “A grief without a pang. Pero la aridez desolada y desoladora lor para recobrar la armonía ausente. pues. que el poeta mera “pose”. fueron captadas por nues. se dan pruebas innumerables en estos Cuadernos And hope without an object cannot live ” 31 de apuntes. y en par- en el cráneo mondado: se le conoce ticular las que se muestran en que vive en que tiembla: a retazos los Cuadernos de apuntes. muerto. ción inmediata). hoja de lengua. obra de Martí son prueba de la que lo atraviesa de parte a parte. El dolor. la noción estoica. con un cuchillo Las formas que toman el con- de plata fina. Una posible ter- tructoras de la armonía cósmica. y el más genial y acrisolado estoico que la raza Ya veremos cómo Martí se basará en el mismo do.el salto de lo reflexivo a lo creativo tro escritor. El dolor es parte queña mues-tra de la impronta consustancial de aquella: de la con-cepción del dolor ro- Acurrucado: se quedó en esquele. seguida- arrancar a la fuerza su secreto. Mañach. como aquí reconoce. De entre los huesos empol. cera influencia es la lectura de los escritores y poe- Son ampliamente conocidas por los estudiosos de tas románticos. universo. en tanto que la doctrina martiana es recoge en el Cuaderno 18: una vivencia. y presencia de la dialéctica cuando le arrancan el dolor. y González. 30 hombre dirigida a reconstruir lo que la maldad En tal sentido el dolor y el amor están dialéctica. humana ha fragmentado ha de pasar por el camino mente vinculados en la ética y la estética martiana insoslayable del dolor. Vivo que no pudo nos muestra la oposición entre amar. rueda analogía – ironía. man González y Schulman. en Martí amor y dolor se funden y comple. tan contraria al epicureismo ce. con las manos el lugar del cora. como bien afirman Schulman tor inglés a la escritura y al sufrimiento. según refiere Carlos plarla en su esencia más profunda e ideal.

la bíblica Cuadernos de Apuntes” Anuario del Centro de y la romántica.104 del perfeccionamiento para lograr una identificación total con el “Lo que me duele no es vivir: me duele universo. Mis penas. en el suelo fértil de la palabra poetizante.. quien considera que para Martí el Poesía Completa . (véanse cuidadosamente las ideas que sobre él aparecen en los Cuader. ese carácter trascendente 9 Todas aquellas inquietudes curiosamente que se le da a dicha noción es lo que diferencia a Martí del resto de los aflorarán maduras. no del 6 al 18). San José. 4 Maybel Mesa. Carlos Javier Morales parece que ha dado con el apelativo justo cuando Y me hiero y me curo con mi canto. si se entiende 7 Caridad Atencio. recibir allí.59 X 1. como ha apuntado en muy diversas y numerosas dominar el inglés. “El sentido del dolor para Martí en Martí. La Habana. Mis penas amo. pensadas. por inspiración el ser transportado hacia la experiencia poética. como afirman dichos estu.F. 1985. 17. Mar tí en ciones de estos Cuadernos (1. resumidas. p. p. 3 Manuel Pedro González e Ivan Schulman.D Anuario del Centro qua non a la escritura. numerosos razonamientos de carácter encomiástico que le dispensa.me devoro signada. Centro de Estudios Martianos. Chac mool.embriagado en mis penas. declaración de corte estoico. CEM. 35 sufrir bien”. 2004. Génesis de la poesía de José 2007 . espiritual y singularísima de este concepto Mar tí. 1961. no puede quedar contenida en el verbo humano. Martí. el dolor y el rejoice in sorro w. Editorial Letras Cubanas y poeta es una manifestación plena del dolor. –in afán de superarlo permiten al poeta el logro de la excelencia artística. Obras Completas. Obras Completas. sión ética y espiritual. despoja de carácter negativo a esta noción y explica los 68–69.. Ser de mi ser. Esquema Ideológico. Diccionario de Filosofía. Cuaderno 1.. concebido como un sentimiento cósmico. me levanto. C. escribe esta ilustradora frase en consonancia con las ideas del excelente poema: «I partes de su obra.. para “¡Dolor¡ ¡dolor¡ eterna vida mía. Queda Yo. que aunque en las obras citadas el dolor tiene sólo una dimen- Editorial Pueblo y Educación. La Habana.] el gozo corrompe el alma. Creemos. y refiere que este principio se es el dolor [. Ob. 21. p. Costa Rica.36 [. se refiere al concepto como fragua. La Habana.5). José importancia definidora y le concede un rango único. T. artificial. con marcado énfasis en estos Cuadernos. 39. No a la próvida vida haré culpable Revolución y Cultura 52 . pero románticos hispanoamericanos. 433. T. p. T. n. y este se convierta en una forma privilegiada de de Estudios Martianos.38 Vivir sin hacer bien. 21. José La naturaleza entrañable. conocimiento. sin cuyo aliento muero” paradójicamente. 2007.] Y buitre de mi mismo.37 Si la vida es el objeto de la dolor la eleva” en el Cuaderno 18 . aquella visión que. 385. pues toda su obra por esta relación “escritur a – dolor”. En el Cuaderno 6 res con la jerarquía purificadora. íntimamente relacionada con su misión libertadora y y su relación con la escritura desde los apostólica le permite al escritor trascender la postura estoica. cit. Notas: 1 Nicola Abbagnano . Obras Completas. our own sorro w”. en su afán de creación literaria. D. . p. 6 Ob.A. p. p 21. cit . es a partir de 1880 cuando se perfila el conteni. piedra diosos. I. ya sea para la acción fecunda y 8 Si en “Marzo» afirma que “la hermosura / perfecta heroica o para la genialidad poética.G do concepto de la dignidad del individuo rivaliza en su escala de valo. Ese acto creativo en que concluye el dolor. 423. mis escudos de nobleza. Dolor en Martí es fuente de inspiración para la escritura. Centro de Estudios Martianos y Universidad Foto: Jorge Bermúdez. 190.René Negrín. 21. . México. p. 2005. 1. There is deep joy in sorrow. como bien afirma el importante igualmente a manera de confesión en su profundo poema “Odio el mar” de Versos libres : José Martí. 28.“En su diario y en su vida este sentimiento adquiere Estatal a distancia. T. estudioso Oscar Rivero – Rodas.. El hecho de que el dolor anteceda como condición sine Estudios Martianos. Editorial Cultura T. Sólo su acendra- Martí. ¡y el halla también en el Fausto de Goethe. que brinda la posibilidad p. 5 José Martí. S. redentora y hasta creadora que al afirma: “No quiero descansar: porque hay goce en dolor confiere”. es la presencia del dolor.65 X 80 cm. do estético y la trascendencia creadora que al dolor le concede Martí 2 Caridad Atencio.

p. 2004. 5. El énfasis es dispuesto a ir al cadalso por lo que cree. en su via crucis. p. es una escuela de Es la exploración de la imagen del muerto para y muriendo. En este De tu rosal es la flor. su estilo. 1994. Brotan mis pensamientos como placer. n. 241. anota una frase que Carmen Suárez León en su luminoso y una vez más que constituye “el aguijón 113 – 114. de 1819. Obra referidos son los siguientes: Carlos Javier Morales. y corcel.. “Aspectos inexplorados 16 22 “El dolor es el resultado de la inconformidad de la José Martí. p. 81. 322. p.” su relación con la escritura desde los Cuadernos Editorial Taurus. Primero. De un cruel amor la ardiente sangre encienda Corazón: ¡está quedo! enmarcado en una visión armónica del mundo: Aunque a indómita bestia arnés echemos Hijos me dio tu amor: morir no puedo. “El sentido del dolor para Martí y Isahiah Berlin. vida surge de la naturaleza de la voluntad. 37. cit. 18.) y trastornos para forjar una inteligencia y hacer 25 . querer significa desear y el deseo implica “Yo he visto en la noche oscura no en su sentido filosófico sino en el sentido la ausencia de lo que se desea. 4. cit . por así decirlo. y centralidad en el dolor. parte de Apuntes” en Anuario del Centro de Estudios Manuel Pedro González e Ivan Schulman. O. C. (O. Y en el mismo dolor. T. C. poema en elaboración: dependerá esa experiencia. tan varias resultan sus almas. Aquel es Ob.71. incita al individuo sin cesar hacia la consecución p. y goce sumo. negativo e Maybel Mesa. p. cit . C. cit . Ob. y la actividad un orfebre. 190. Ob.C. 35 p. lo que resulta natural si recordamos 32 Carlos Javier Morales. rectas y curvas” noble que el éxito pues este último tenía algo de relacionada con el hecho de que “vivir significa Cuaderno de apuntes 14. 21. 185. Editorial Verbum. A. 161. ya que es el simple cese del dolor. 2. T. Parece como que el puñal que me entra A. 37 Este es el dolor de los hombres” José Martí. T 21. p.” Ob. Universidad Buena es la tierra. imitativo y vulgar. 138. debido gada.]” si leemos este fragmento de una Esta existencia que los hombres hacen Corazón. la n. p. ser. forma sugerente en la siguiente definición de Edgar identidad. 34 Nicola Abbagnano. inversamente. Mi amigo se sienta. Ob. 28. (José Martí. momento en los Cuadernos de apuntes incurre en en el cerebro. cit. a cada chispas. C. 49. 23 O la inconformidad del deseo con el logro. “Me siento 29 José Martí.D Anuario del Centro de Cit p.. cit. sin importar cuál era el fin de dicho razón gobierne la voluntad hasta el punto que “¡Cuántas veces he visto en las tinieblas elaborarse martirio. Esa rosa que me das dando pruebas de la ascendencia romántica del 17 Ver José Martí. E. 53 Revolución y Cultura . 385.F. C. Madrid. p. Ob. p. 1994. recuerdo la primera estrofa del poema VIII de Poesía y Poética. Se hallan para vivir. cit. Ob. esta actitud era relativamente nueva”. Que suele venirme a ver: 2 8 Analícese sino esta cita que se recoge en el Claro como la aurora y penetrante”. p. que como una angustia en la médula” . Las va labrando como una joya valoración del dolor porque “creían en la necesidad nacimiento. es decir. 805. y así Ob. Diccionario de Filosofía. T 21. O expresado de esta manera: Envidio a los enfermos un estado de gracia poética es un estado de Que se consumen lenguaje. p. La recurrencia o persistencia de imágenes Ob. hace mejor. p. 356. Canta en voz que ha de doler. A. 38 periplo humano. y su condición poética. T. es la base de la inspiración. a lo que cree. Ver Maybel Mesa. p. razones nuevas “Yo tengo un amigo muerto 27 Carlos Javier Morales. muy cerca del fragmento anterior. Manuel Pedro González. 70. p. su contexto. aquella idea de Borges de que el escritor tiene 33 Manuel Pedro González e Ivan Schulman. 28. llameando al Sol. De la satisfacción De la divina belleza” (Estrofa 4. que integran el poema y el modo como han sido Envidio a los que mueren asociadas – denunciará el valor de la experiencia .untrahombres. México D. materialidad del lenguaje poético – las palabras Porque no sufren: . diciembre de 1954. C. C. fragua de la personalidad vital y de la personalidad Pues a vivir venimos – y es la ofrenda 187) poética [. Consideraban a las minorías más sagra- cese de esforzarse». en que la coincidencias: como tal. 18. José Martí. del Ver Oscar Rivero – Rodas. C. proporcionar satisfacción permanente a la acti. cit. Suben 12 Ob. Obras Completas. cit. en el valor del martirio través de una actitud de renuncia. C. un alma? No sólo es el corazón un catón. T 21. cit. 134. muerte y renacimiento. Buenos Aires. . echa hacia delante las ideas. El énfasis es mío. cit.” me hace falta sufrir. Versos grandes sacrificios por un principio o alguna del deseo o de la necesidad surge un nuevo deseo sencillos) convicción.. 10 José Martí. 21. p. 2007. C. En tal sentido. 319. 6. Los poemas Maybel Mesa.. Por otra parte. que le ha dado origen. dependerá la verdad. 113. cit. verdad humana y autoconfesión: Son la flor de mi dolor. la existencia es santa Versos sencillos: Iberoamericana. son una misma cosa. Este es uno de los ejemplos más de luchar por sus creencias aún con el último de la voluntad sólo puede ser llevada a un fin a evidentes entre muchos. 1 5 Para Arthur Shopenhauer “la tragedia de la irruptor de sus endecasílabos hirsutos. ensayo aquí citado relaciona además con el brote de la actividad” . p. Colección Digital. p. relampagueos. del lenguaje de la poesía” en Revista Iberoamericana. Pittsburg. p. p. .De mi propio infortunio. Ob. Madrid. En su natura. y amor que mate: . Inevitablemente Edgar Bayley. Conferencias. cit . p. 403. hoy me han dicho carta de Keats. 342. que el fracaso era más La concepción pesimista de Schopenhauer está senos abiertos. dicha metaforización indica que el dolor es siempre 14 José Mar tí. O mejor dicho. A. en alto. Ob. 433. Así la voluntad lleva a la persona al dolor. curvas de cometa. En esta oscilación continua. A. 3.” dos tiempos de un proceso. p. de metas sucesivas. Ob. que se niega a traicionarse. Ob. “Martí y su concepto de halo de la vida vuelve a manifestarse en este lenguaje de la poesía. C. querer.A. o el fastidio de la satisfacción prolon. Es solo un tiempo. 135 Y sigue Completas. 24 36 el dolor de los pensadores y poetas. a un ciclo sin fin de una y otra vez. La Habana. 235. C. Fijémonos en las suspiro de sus cuerpos. p. tratamiento del teme del dolor en Martí: “El propio sentido a veces en un solo enunciado se unen Y estos versos que yo exhalo Keats anticipa esa valoración del dolor como poema. 138. “No veis cuán necesario es un mundo de dolores De ricas piedras persas recamado. p. Cit. A. Martianos.A.C. Obras Completas. Enciclopedia Encarta 2007. A. Las raíces del romanticismo . p. 253. Del hace Dios seres individuales. en la obra de José Martí” en Revista Cursos y naturaleza sentidora – alma con la existencia real. almas idénticas de jerarquía que Martí le concede al dolor en su nivel. o sea deficiencia Llover sobre mi cabeza ordinario del término. 385. A. el placer sólo mío. salv a). 222. 75. No se trata de 18 “El dolor es la espuela del genio o su sudario. 9. La noción misma de idealismo. caigo. Poema I. Yo no envidio a los muertos. Ob. el pezón donde mama su Vengan daga. ni el ajeno 19 José Martí. cit. cit. jardín lozano: El dolor. sobre mi cabeza la luz! (centelleos. Estudios Martianos. Ob.Aunque de daga aguda el pecho sea José Martí. – 182. Ob. 4. Editorial Pueblo y educación. C. cit . de la hondura y densidad de la experiencia la chispa de su propia esencia. el estado mental y dolor. p. p. p. Ob. p. “Presencia de la poesía” en Revista Goce envenenaré con mis dolores. o la voluntad. p. un fundamento. Y a la inversa: un estado de lenguaje Y se consumen. 433. 6. Tan varias como son las vidas de los ¡Eso al fin es vivir! –” Bayley: “Y es que lenguaje y experiencia de la hombres. A. 3 0 Ver Manuel Pedro González e Ivan Schulman. p. 15. Obras Completas.. Y me levanto –con el cerebro en hervor. nos percatamos de esa A su final pureza – aunque el veneno Que en esta pena anhelas hallar miel. Verano. al chocar de la ola 13 Carlos Javier Morales. cit. I. observaciones de este tipo o corte. 21. 397) poético es un estado de gracia. virtud ennoblecedora que atribuye al dolor. A. ninguna de las cuales puede en Martí es una característica que va a distinguir 31 José Martí. P.” José Martí. que está 20 o necesidad. como espumas rotas. Ob. p. 434. La poética de José Martí y leza de escritor y poeta el dolor es una razón de con la roca – como mina volada de diamantes. T 21. Ob. Los románticos tenían una especial al sufrimiento y a la muerte. 8. 162. mejoramiento espiritual según Martí: “(Jardín el lograr solemnidad y desgarramiento a un tiempo y el alma ágil. 21 representa un momento de tránsito. Ob. 191. (José Martí. Con 48.A. cit . Ob. La poesía se confunden. remedio solo algunas obsesiones que desarrolla y repite cit. sino la 26 Con herida perenne traspasado – Que la poesía es un lenguaje es reconocido de biblia del pensamiento. inestable. tambaleando 11 El dolor limpia. y canta Cuaderno de apuntes 8: “Para pensar altamente.” p. Esos dos estados se presentan sincrónicamente ”. C. vidad infinita de la fuerza de la vida. cit. Por ello la vida es dolor y la voluntad de Los rayos de lumbre pura de un hombre que está preparado para realizar vida es el principio del dolor. das que las mayorías. 2000.

de Periodismo cultural mientras recuerda. ha logrado superar la languidez que muy pronto advirtió en él Abelardo Estorino. En Barcelona. Escribe las cartas en plural porque rebautiza a los amigos. ese ansiado reino de la feli- cidad. alza la mano y saluda a alguien ficticio en lontananza. “el mismo referente histórico”. y a ratos nos da cita en las cercanías del mausoleo Gur-i Mir de la antigua Samarcanda o en los salvajes y ancestr ales páramos de Yorkshire. y sobrevienen encuentros auténticamente trascen- dentes en los que se cuentan historias como si. Juntos han na. suele olvidar a que órbita del reino animal perte- otorgado por la Asociación nece. hasta que estalla en una carcajada como pocas. nos fuese la vida en el in- tento. persiste en su misterio. disgusto. que revelación de Freud de que no había podido escri- concede la UNEAC y el Premio nacional de bir dur ante el verano a causa del calor vienés. ¿Consigue alguna vez alejarse “del mismo dis- curso”. viaja con él. la que se alza en el plano de la realidad y aún no se evapora./Yo no puedo seguirlas. alguna que otra sorpresa agradable. Camina descalzo por una playa a la que arriban los pelícanos y acaso recuerda el verso de Gastón Baquero: Escribo en la arena la palabra horizonte/Y unas mujeres altas vienen a reposar en ella. En momentos como esos. el sueño me detiene… Asegura que todavía no encuen- tra su palacio distante. al igual que Scheherazade. sobriedad. a veces hay tanto calor como en La Haba- Habana. Aunque existe una Habana intangible que Hermanos Saíz. Abilio Estévez se ve obtenido el Premio especial obligado a leer con un ventilador a medio metro. “el mismo Revolución y Cultura 54 . en hacerle distinguir entre las ruinas visibles e invi- sibles. no sin cierta hilaridad. aquella Monchy Font (2006)./Dialogan entre ellas y se esfuman tranquilas. Tra- Periodismo cultural Rubén baja casi sin detenerse y con tal intensidad que Mar tínez VIllena (2007). Continúa descubriendo la belleza en objetos que resulta imposible nombrar en estas páginas. A du- ras penas. muy cerca de las torres de la Sagrada a Abilio Estévez Elizabeth Mirabal Llorens y Carlos Velazco Fernández NOMBRAR Graduados de Periodismo en la Universidad de La Familia. Finge en sucesivas imágenes.

argumento de ideologías vencidas. Una vez Abelardo Estorino respondió: “Soy te no sea más que una ilusión. esperanzas y desesperanzas” al que asegura que usualmente estamos convocados los cubanos? Supongo que es difícil alejarse de ese discurso. sobre todo. ver mejor El tono enfático y grave de nuestros políticos. que te hacen saber los otros. Probablemen. telón” como decía Isabel I. no sé res- mo discurso. Un mo. en Marianao. soy habanero. ¿Cuáles son los estereotipos de la cubanidad que sotros. porque comprender. Es el uno tuviera un respiro y pudiera sentarse unos momento de la vida en que más envidio a Carlos minutos en la butaca del espectador. antagonistas. de manera que no es algo mento de alivio antes de subir otra vez al escena. todo coreutas y. pero de ahí al sentido del De cualquier modo. Me habría encantado nacer en otro lugar y en otra época (siempre posterior. Habana. donde nacieron. catalán ni boliviano. Yo nací en La sión puede ser hermosa y reconfortante. por supuesto. hasta “que caiga el tan por mí. Y y o no sé bailar. una época interesante. cubano. en general. lejos y apasionadamente cerca. Katherine Mansfield y Kiri Te Kanawa. y aunque lo enmascare de mil for- mas. víctimas. un siete de enero de 1954. dificultades materiales y espirituales. en un lugar acaso “aburrido” como Nueva Zelanda. ¿no? Cuan- De modo que ahí estamos. Y. a la divinidad. posible. algo ¿Qué le ha reportado ese distanciamiento? que en Barcelona puede ser de mal gusto. la vulgaridad o incluso la tontería: la pro- pia vida ha sido como ha sido y nada se puede ha- cer para evitarlo. que experimente. Y en Nue- Puede que todo distanciamiento ayude a “ver” me. para bien y para mal. con disfraces de muchos colores. con la mayor astucia y la San Agustín con el tiempo. Me gusta. muros levantados y ve- nidos al suelo. nací en La Ha- bana. Como si de pronto el mundo me pide que baile. me molesta jor. A no. una gran solemnidad. do me preguntan qué es la cubanidad. qué nos ha sucedido con todo poco de la cubanidad por negación. dando vueltas al mismo argumento. Quizá sea tomamos. que “lo salvara de vivir una época interesante”. Todos los estereotipos son incómodos. en una biografía muy cursi que leí cuando era niño. no creo que nosotros. ponder. Observen qué en serio nos nos nosotros. algo peligroso. Y por lo general sé un mayor ingenuidad. Cuando estoy en una fiesta y que hemos sido protagonistas. Sólo lo sé cuando no me preguntan. Quiero decir. si me perdonan la evi- dencia. por cierto. batallando con el mis. Es algo que los demás experimen- rio y continuar y contin uar. no tengo nada que explicar”. Le encanta el choteo y quizá sea tiempo distanciado y apasionadamente cercano. tenga ningún sen- Nabokov cuando dice que se debe estar al mismo tido del humor. digo que soy cubano. Toda ilu. al descubrimiento de la penicilina). Al fin y al cabo. Hemos vi. que no soy francés. Es algo de lo que se percatan los otros. ¿No era esa la teoría de Brecht? Aunque a mí que digan que somos un pueblo muy alegre y con esa teoría no me convence (el dramaturgo Brecht un gran sentido del humor. la divinidad no nos ha salvado. por ejemplo. bastante irresponsable. No sé muy bien qué es rir. al lado del Cuartel de Colum- bia. cómo nos creemos el centro del mundo. Creo que “comprender”. en el momento de mo. comedia y tragedia en la de Martí hasta ho y. 55 Revolución y Cultura . des- esa mezcla de carnaval. al me. No estoy muy de acuer- nunca me apasionó). Acosta. Por supuesto. uno intenta “escribir” su propia vida. observen que digo “ver” y no humor hay un enorme trecho de verdad. Como intentando entender. ya lo sé. sé eso y si valía o no la pena. porque estoy de acuerdo con do con que el cubano. más le molestan y por qué? vido. lo que se dice tras la máscara de “lo graciosos que somos” existe comprender… Bueno. ¿Qué se puede ha- cer? Siempre recuerdo aquella conferencia de Camus en Upsala cuando ganó el Premio Nobel. «incilios» y exilios. podamos hacerlo nunca. y en la que comienza citando a un sabio indio que pedía cada día en sus oraciones. mirar descaradamente al otro. por poner otro ejemplo. va York. pero gracias a una compleja con- junción de obviedades y misterios.

ser cubano. ¿Será que me gusta mucho Ñico “El perusino se nos acerca silenciosamente y nos
Membiela? ¿O tal vez que odio el calor? ¿Y qué dis- da la mejor solución: «Prepara la sopa mientras
fruto mucho los dulces muy dulces? pinto un ángel más». Estorino se sentaba con las
piernas por encima del brazo de la butaca, igual
Más allá de la moda, esa tendencia que ha se- que si tuviera quince años, y hablaba de cómo le
ñalado, ¿de qué prisma se apropiaba siendo había ido el ensayo. Comentábamos algún libro
jo ven para distinguir “lo verdader amente que leíamos. A veces veíamos una gran película:
luminoso” en la cultura cubana? Sunset Boulevard, El sacrificio, Johnny Guitar, El inocen-
Esto de lo “verdaderamente luminoso” tiende un te. De la cocina llegaba el olor de la comida que
poco al equívoco. El adverbio debe ser adaptado: lo hacía la señora G. con cara de desprecio y de pocos
verdadero “para mí”. No sé si uno pueda dar por amigos. Sonaba la campanita que avisaba que la
“verdad” lo que aprecia en una cultura tan joven. mesa estaba puesta. No deben olvidar, además , que
Me encanta Miguel de Carrión, pero cuando pienso en esa casa hicimos el trabajo de dramaturgia para
que aproximadamente por esa misma época se es- que Abelardo Estorino concibiera la puesta de La
taba publicando En busca del tiempo perdido… De cual- verdadera culpa de Juan Clemente Zenea . Una obra,
quier modo, aquí es preciso que hable de algo que como todo el mundo sabe, inspirada por su Milanés.
fue determinante en mi vida: conocer a Virgilio Yo tenía treinta y dos años, había escrito mi
Piñera en 1975, cuando yo tenía sólo veintiún años. primera obra, había ganado con ella un premio
He dicho en muchos lugares que era un verdadero nacional y Estorino la dirigía en el Hubert de Blanck.
mayeuta, un maestro, un magister ludi. Enseñaba Pedir más era una herejía. Viví todo aquel proceso
jugando. Vivía en la literatur a y a su alrededor todo como una resurrección. Recuerden que Piñera
era materia literaria. Con él se vivía en una per- había muerto en 1979 y yo había sentido que se
manente epifanía. Gracias a él pude apropiarme cerraba una puerta demasiado grande. De pronto,
de algunas armas para ir tentando y descubriendo fue como respirar de nuevo. Maravilloso. El trabajo
lo “verdaderamente luminoso” de lo que era luz de mesa con Pepe, luego el trabajo con los actores,
falsa. Y no sólo en la cultura cubana. Leer y apr e- los ensayos, y la puesta… A veces se reunía el grupo
ciar, ¿no es un apr endizaje? de amigos en la sala. Estorino leía su última versión
de Ni un sí ni un no, de Vagos rumores. La biblioteca
En su no vela Los palacios distantes Victorio y no era muy extensa, pero había en ella libros que
Salma encuentran en el pequeño Liceo de La yo había leído antes de conocer a Martínez y a
Habana un espacio para la realización, un oasis Estorino. Virgilio los pedía para mí. La primera lec-
en la ciudad que se derrumba. ¿En qué medida tura que hice de El mundo alucinante, con la dedica-
la cultura representa una posibilidad de toria de Reinaldo Arenas, así como la primera de
salvamento para usted? En busca del tiempo perdido, en la edición de Aguilar,
Puede que la palabra salvación suene demasiado libros ambos de la casa de la calle 25.
grande, solemne, religiosa, pero está bien; para en-
tendernos está bien: la salvación, la consolación ¿Cuál es esa Habana indispensable que necesita
por la cultura, o, más precisamente, por la litera- y le acompaña adonde vaya?
tur a. Tengo la impresión de que esa necesidad de La Habana de mi infancia, de mi adolescencia, de
encontrar un refugio en la cultura, viene de una mi juventud. O al menos eso supongo. No sé si
insatisfacción con la vida. Flaubert le escribía a hablo de La Habana o hablo más bien de mi niñez
Louise Colet que el único modo de soportar la exis- y de mi adolescencia. Un período cuyo recuerdo
tencia era sumergirse en la literatura como en una me reconcilia con muchas cosas. El orden militar
orgía perpetua. Pues eso. Si no existiera ese espejo (entonces yo no sabía el horror que se escondía en
que atravesar creo que seríamos más desdichados. la palabra “militar”) de Columbia; aquella escuela
La literatura tiene algo que la vida no tiene, quiero casi dentro del cuartel donde vivían mi tía y mi
decir que la vida propia no tiene (o que uno no abuela; mi casa de la calle 102; los viajes a Bauta,
tiene la posibilidad de “ver”), y es la forma, la es- de donde era mi familia; los otros viajes al centro
tructura, el orden. El principio, el desarrollo, el de- de la ciudad, que traían siempre el premio de una
senlace. Y cuando la vida no va o va mal, o incluso merienda en el Ten Cents; el Coney Island; la playa
cuando va bien, siempre tenemos La montaña mági- cercana; la plaza de Marianao adonde acompaña-
ca, Los hermanos Karamázov , Dombey e hijo y todo ad- ba todos los domingos a mi padre; el olor de las
quiere una dimensión maravillosa. cocinas; las tardes como detenidas de mi barrio,
que se llamaba Hornos, a la hora de la siesta; el
¿Cuáles son las experiencias más emotivas y li- olor de los galanes y los jazmines en las noches; la
terarias que recuerda de su estancia en la casa victrola de la esquina donde se escuchaba a Ñico
de Abelardo Estorino y Raúl Martínez? Membiela, a Orlando Vallejo, a Panchito Risset; los
Había helechos, platiserios, mientras Raúl programas de tangos con que mi padre siempre se
Martínez pintaba en su estudio, se escuchaba bue- deleitaba. En fin, para qué abrumarlos… Un mun-
na música. Recuerdo especialmente, no sé por qué, do que no ha desaparecido para siempre porque
a Henry Purcell y a John Coltrane. Se detenía, se está aquí, conmigo.
servía un tr ago de whisky, fumaba un cigarro, con-
versaba un poco y volvía a trabajar. Era como de- ¿A qué urgencia interior respondió su deseo de
cía Lezama en el primer número de Espuela de Plata: rehacer el mundo a través de la literatura?

Revolución y Cultura 56

Como les dije antes, esa urgencia interior debe pro-
venir de una insatisfacción. Me gusta el orden, la
estructura de los libros, orden y estructura que no
encuentro en la vida. Quizá para ver el “orden y la
estructura” del mundo hay que ser Dios. Lo cierto
es que necesito escribir, y más aún necesito leer.
Habitar “otro m undo” donde lo cotidiano se con-
vierta en algo literalmente fabuloso. Lo mejor, sin
embargo, es no explicar nada. “La rosa, sin por qué,
florece porque florece”. Eso decía Ángelus Silesius.

¿Ha sentido alguna vez la necesidad de contar
una historia para ofrecer una versión distinta
a la oficial?
Sin lugar a dudas, si uno es sincero, si trabaja con
honestidad, siempre intenta contar una historia
difer ente de la oficial. Entiendo que la frase “histo-
ria oficial” designa a una serie de hechos contados
por el poder triunfante . Pues el escritor, que está, o
debe estar en las antípodas de todo poder, debe con-
tar la historia no oficial. Elemental, diría Holmes.

¿Es dueño y señor de las realidades que constru-
ye en los libros?, ¿disfruta ser Dios en sus reinos? Totalmente. Es la “ascensión”. Es un estadio más
Me da mucho gusto “construir” una historia. Quie- alto, donde el techo es el cielo. Dicho así suena Abilio Estévez en
ro decir que me divierte sobremanera elaborar una cursilón, pero qué se le va a hacer. La azotea es el su última visita a
estructura, unos personajes a los que les constru- lugar de andar por encima, de huir, de alcanzar cier- Cuba, por Zena
yo una biografía, un lugar o unos lugares que in- ta impalpabilidad. Abajo queda la calle con sus Estorino.
tento ver muy nítidamente para luego describir- rutinas y sus baches. En la azotea uno se dispone a
los . No sé si eso me hace “dueño o señor” de esa volar. Últimamente me he percatado, con cierta
realidad, pero sí es cierto que uno siente en ese sorpresa, de la cantidad de techos y azoteas que
momento que camina por un terreno muy seguro. hay en mis libros.

¿Cómo cree encontrar lo trascendente en su obra? ¿Y de qué opresión huyen sus personajes cuando
Lo “trascendente” me parece una palabra dema- ascienden a una azotea?
siado trascendente. Intento ser honesto y busco Huyen de la mirada del otro, la mirada del Big
también buscar una v erdad pr opia, “mi verdad”, Brother. Huyen del miedo, sobr e todo del miedo.
como decía el poema de Heberto P adilla. Y luego, Huyen del encierro, de las condiciones que impone
por supuesto, como en el poema de Padilla, dejar la historia o la política. Huyen del “fatum”. O en
que cualquier “cosa ocurra”. No sé si lo que escribo todo caso es lo que pienso yo. ¿Y qué piensan los
es trascendente o no. Tampoco me inquieta mu- lectores?
cho. Al fin y al cabo, en la literatura, ¿qué es lo
trascendente? ¿No es un término equívoco y va- ¿El ambiente de marginación puede en alguna
riable, que cambia con el tiempo? medida ser saludable para un escritor?
No sólo es saludable, sino imprescindible. La lite-
Se ha referido a la importancia que le concede a ratura es algo que se hace en los márgenes, insta-
dominar sus personajes. ¿Cómo es su diálogo lados en el No, en la duda y en la sospecha. El escri-
con ellos? tor es un hombre que observa y señala. Y para ob-
Hasta donde sé, ellos siguen el camino que les he servar mejor y señalar con mayor eficacia, se debe
pensado. No confío mucho en ese tópico que sue- estar en los márgenes. Ese es al menos mi punto de
len repetir los escritores de que los personajes co- vista. Tan vulnerable como yo mismo.
bran vida propia. Me parece una banalidad un poco
pretenciosa. Ellos cobran vida propia cuando al- ¿Qué le ha dado más placer, la reacción
guien abre el libro y comienza a leer. Pero mientras inmediata del público al ver una puesta de una
los escribo y describo, responden a lo que quiero y obra suya, o los ecos de esa relación secreta en-
espero de ellos. No me ocurre como a ese personaje tre el lector y la novela?
de Calv ert Casey del cuento extraordinario “Adiós Las dos cosas dan mucho placer. Pero el aplauso
y gracias por todo”. Si un personaje tuerce su ca- del público ante una obra de teatro tiene algo tan
mino no es por propia voluntad, sino porque el es- intenso como fugaz. Cuando se acaba la función y
critor decide que tuerza su camino. el público se dispersa, experimento una especie de
melancolía. La relación con el lector de novela, por
¿Coincide con los que estiman que la azotea es más desconocida, misteriosa, provoca un gozo más
un símbolo en su obra del alcance momentáneo duradero. A veces recibo cartas, cartas que trae el
de la libertad? cartero, ese señor –en mi caso, una señora– que

57 Revolución y Cultura

llama dos veces, no mensajes de e-mail, de lectores sas”. A veces, en el caso de los verdaderamente gran-
que me agradecen. Y eso reconcilia, da un gusto, des, es un escritor el que crea sus maestros.
una sensación de “deber cumplido” por decirlo así,
con una fr ase casi militar. ¿Cómo se las arregla para convertir historias tri-
viales en ideas genésicas?
¿Cuáles son las novelas que al leerlas, le hacen No sé responderla. O tal vez no me atrevo.
sentir un placer igual o superior a cuando es-
cribe una? ¿Apuesta conscientemente por que se diluyan
No, insisto, siempre me da más placer leer que es- las fronteras entre los géneros literarios al crear?
cribir. No velas que me provoquen una inmensa No, no me doy cuenta de eso. Escribo y sospecho
satisfacción, unas cuantas. Ahí pondría tres no- que las fronteras siempre son difusas.
velas de Dostoievski, pondría Guerra y paz, Las ilu-
siones perdidas, Almas muertas, Dombey e hijo, Naná, ¿A qué atribuye la relación temprana e intensa
Los miserables, En busca del tiempo perdido. Y si me pi- que tuvo con varios escritores relevantes?
dieran que me acercara un poco más al presente, Si Dios existe, al destino, y si no existe, al azar. Yo
incluiría El obsceno pájaro de la noche, La casa verde, quería ser escritor y tuve la suerte de encontrar a
Pedro Páramo , La vida breve , El negrero, El reino de este Virgilio Piñera y a todos aquellos amigos maravi-
mundo, Paradiso, El mundo alucinante, y por supuesto llosos de “la Ciudad Celeste”. ¿A qué se debió? Pues
todo Faulkner, y m uchos , muchos escritor es nor- Dios lo sabrá. En todo caso, si Dios existe, le agra-
teamericanos que no cito porque sería una lista dezco mucho. Y si no existe, le agradezco igual.
bastante grande.
¿Por qué asocia el hecho de vivir en una isla con
¿Por qué no se refiere a los autores que lo la tendencia a asimilar las cosas de manera sen-
influyen sino a los que le gustaría que lo sorial?
influyeran? Ahora no estoy seguro de que sea una característi-
Esa respuesta la doy cuando me piden la lista de ca de isleño. A lo sumo puedo decir que es algo que
escritores que creo que me han influido. Suelo en- me ocurre a mí, y tal vez no tenga que ver con la
tonces decir que esa es una lista engañosa, porque isla-Cuba, sino con la isla-Yo. He vivido siempre
a veces uno no dice lo que de verdad lo ha influido, muy sensorialmente. Y cr eo haber disfrutado de
sino lo que uno quisiera que lo hubiera influido, los sentidos con suficiente intensidad. Como ha
que no es igual. Uno miente mucho sobre sí mis- dicho alguien por ahí, no tengo mucha capacidad
mo. Y supongo que no es fácil dar con las claves de especulativa. No sólo acepto que sea así, sino que
la formación propia. Que yo admire un libro hasta me importa muy poco. Un narrador, gracias a Dios,
el punto de leerlo y releerlo hasta tres y cuatro no es un filósofo. Un narrador debe saber mirar,
veces, como me ha sucedido, por ejemplo, con Los tocar, oler, saborear, escuc har, debe tener imagina-
hermanos Karamázov , no quiere decir que pueda re- ción, conocer lo más posible el idioma que maneja
conocer esa influencia en mí. Que admire a Juan –debe tener un buen diccionario, el de María
Carlos Onetti o a Felisberto Hernández, ¿significa Moliner, por ejemplo–, conocer algunas estrategias
que me han influido? Puede ser. Puede no ser. No lo para contar, y haber leído, ni siquiera m ucho, sino
sé. No puedo saberlo. Lezama lo dice muy bien: bien. Sheherazade no piensa: ella cuenta. En una
“Casi siempre lo que apenas conocemos es lo que ocasión le escuché decir a Alicia Alonso una frase
logra influenciarnos. (…)Las influencias no son de sabia –en eso ella sabía lo que decía–, que vale para
causas que engendran efectos, sino iluminan cau- todo lo que uno crea: “Es necesario dominar la

Revolución y Cultura 58

cosas que no se dicen del todo. sino disfrutar. moroso. La mayoría de 59 Revolución y Cultura . decir que no tengo que defenderme de no querer mostrar tesis. me percato de que po- día haber eliminado más aún. que disfrute las lumbrantes de la literatura cubana y no sólo cu- palabras. un libro porque me abre la puerta de un mundo desconocido. a usted sólo le interesa contar una historia. Una y otra vez. que escribía porque pretendía ilustrar una tesis. los estados de la felicidad. Da lo mismo. En cualquier caso. embarque en un libro como quien va de viaje. quizá el he- cho estético”. que se de. que no lea para saber qué va a Piñera tiene páginas que están entre las más des- suceder. a simplemente contarla por el mero pla- cer de hacerlo. A veces. de “El balcón”. La inminencia de una revela- ción que no se produce. Virgilio tenga en los detalles. cador con esos autores-maestros. alegría. como pueden ver. ¿Qué les diría a quienes encuentran falsamente ingenua esta declaración suya. Y eso es lo que Me gustaría un lector exigente. que se deje llevar por la atmósfera. es. sobresalto. Con esto quiero En fin. No sé si hay una “tesis” detrás. Lo que provocan en quien los lee es que aprenda a respirar con la misma respiración del una experiencia que está muy por encima de que escritor. que “la música. que. de “El conflicto”. quisiera logr ar cuando escribo. esta inminencia de Mar tínez una revelación. a quienes perciben la presencia de tesis en su obra? Les diría que no hay ninguna ingenuidad en que- rer contar una historia. o algo dijeron que no hubiéramos debido ces y luego levantar un templo. Por último. Ha dic ho que a diferencia de Virgilio Piñer a. quieren decir. No entiendo por qué deba ser mejor o peor contar una historia para ilustrar una idea. no es un juicio de valor el que intento no y elimino. las caras trabajadas por el tiempo. Un mundo con todo el paisaje nece- ¿Cuál es el lector que le interesa que lo quiera sario para que constituya un mundo. Creo en lo que decía ¿Qué de útil y enriquecedor encuentra en el diá- Borges. que no se produce. con de “El caramelo”. Abilio Estévez nos algo. Negarlos tres ve. logo provocador con sus autores iconos? la mitología. y luego extender sobre ella la ilusión de la los narradores-ensayistas me aburren. el lector ideal. Me gusta facilidad”. El subrayado es mío. ya que Virgilio Piñera se encuentr a ¿Cómo des-escribe? tan por encima de mí. prenderá. No quiero más? saber cuando leo. como cualquiera com- Leo muchas veces lo escrito. o están por decir algo. el libro acaba de publicarse. un poco de miedo y de resignación. Siempre es muy útil establecer un diálogo provo- ciertos crepúsculos. exista una tesis o no que defender.técnica. muchos silencios. cuando establecer con esa disyuntiva. Por eso es necesario que en la narra- ción haya silencios. que entre en el libro sin ideas preconcebidas. ciertos lugares. ya les dije que no me muevo muy bien entre las ideas. que se bana. por ejemplo. De esos conflictos visto por Raúl per der. sino qué está sucediendo. Elimi. Nunca es suficiente.

debo decir que he conocido me importaron. Depen. comenzar el trabajo cada día: “El Cuando era adolescente iba mu. pue. estas lo pueden uno comienza a conocerse. y de nadie más. Y eso refleja no sólo pe. Pero cuando lo analizo bien. tenía treinta y cinco. y nunca Cicerón que tengo delante de mi contraria?. La primera ¿Se ve a sí mismo como un es- me sucedió la primera vez que vez que estuve en París tenía critor pesimista? entré en la basílica de San Pedro cuarenta y seis. Es uno arrojo. Leo cuanto Lezama. Triste. Hay una frase de nunca seducido por la idea Lezama. pero tam- experiencia mística. entonces ya es una tonto. La verdadero blanco”. en evangelios. pero no me ciudades extraordinarias con la pre estoy esperando algo mejor. y me gustan. la Biblioteca Nacional. pero no mí. Piñera durara sólo cuatro años. pero es que me sedu. La verdad: deseos de conocer mundo eran poco un Schopenhauer. fe en un ser superior. Sólo de “la inminencia de una revela. tras estaba allí. me inte. pero creo que esa ven. Sin em. Sí. porque tando a Saint Martin: “Hay seres trabaje con “fuerzas demasiado Abilio Estévez. Y los no se me da bien la filosofía. por pequeño que sea. Ambición. An. que no se produce”. tirador debe hacer todo lo posible cho a la iglesia. por ejem. y todos los que bargo. y su r ecogimiento. edad y el ímpetu requeridos. do haber podido viajar muy jo. Me gustaban. Incluso me gustaría creer en otra vida. zarse a todo para encontrar aun- críticos cubanos? plo. lo destruyan o no. Como decía Marguerite Yourcenar ci. que mi amistad con Vir gilio que sea algo. como York. ¿No se ha sentido rar al interior de la casa de con la realidad. hasta los fotografías sobre Alicia Alonso. sino falta de seguridad. Uno debe levantar bien los ojos. Fue un pri. Aunque insisto en que triunfos que fracasos. pero durante años mis ta. Es que el escritor pues les di un papel demasiado es un triunfo o un fracaso. tengo más ventajas. prepararse. tenía cuarenta. Estamos hablando de la am- de risa con los críticos? Bueno. Ahora me parece Como ven. que le gustaba un escritor que risa con los críticos cubanos o manejara fuerzas que pareciera ya le han dado alguna señal ¿Cuáles son esos fracasos per. Una vez más hablamos que me trajo esa detención. No soy un Leibniz. con Blavatsky y Gurdjieff. todas sus fueras para la batalla ser esta. Yo estuve una v ez “No es necesario que la medita. me Lo que sí puede ser que sea un go lo peor del judeo-cristianismo creaba mucha insatisfacción. ella tiene para que se aleje por completo de durante cuatro años. No es que para que los tome en serio? sonales de los que da testimo. ama”. lo entendieron. así que sea una cosa o la otra. próximo. Y no tengo lo mejor. Ten. Me parece que me excedo destruir? en citas. el “aquí” y el “ahora” tiene sus Cuando lo pienso bien. y no conocer esas soy muy optimista. Lan- ni tristeza. Aspirar a lo mucho para ahora mismo no me dan ni risa quien se pone la medalla o quien alcanzar al menos lo poco. fue lotti siempre me lo dice: “llevas con el que poco a poco trabajo un privilegio conocer a Virgilio una gran tristeza”. años. Me desesperantes. aquello que concierne a ahora podría enumerarles una cada uno de nosotros: aquí y enorme cantidad de beneficios ahora”. que es la vilegio haber siquiera visto a pesimista. Hace tiempo que no leo de de uno. ha sido concedida esa gracia. Es que se lan- ¿Dije alguna vez que me moría nio en sus obras? ce. ¿hay se la quita. Es suficiente con que de Marianao. Cuba yo tenía treinta y cuatro acto de hacer todo lo posible por tica. La primera vez que fui a dar en el blanco consiste el los templos con sus imaginerías Venecia. Lamento. varios días en un calabozo. Y a propósito. El instalarse en bras fueron leídas por Lezama. Estación periores. nostálgico. porque siem- gustaría creer en Dios. Pues bien. sentía que el cielo nos detengamos en lo que nos es se me unía con la tierra. mi. a ningún crítico cubano. razón. Recuerdo que en una Barcelona. Lezama decía más exactamente ¿Continúa muriéndose de la dantería. pero en ese incipiente fe era en realidad esté. les diré uno: todos se enteraron ción. y las pala- RevoluciónyyCultura Revolución Cultura 6600 . obstinación. Según como se la mire toda vida bición literaria. marzo de 2009 puedo sobre religiones. que fueran a destruirlo. con la existencia de otra vida a no veces por la calle Trocadero. ordenador y que me sirve para exclusiva en el aquí y el ahora? tes sentía que me hubiera gusta. incluso verlo. que sibles”. La primera vez que salí de por dar en el blanco. ¿De qué manera a un autor que Abelardo Estorino y se sale muy enriquecido. Mien- ción nos eleve a las regiones su. Y si suena un primera vez que estuve en Nueva órgano con un gran coro. emprenda las “tentativas impo- hermoso. Ha insistido en que no cree en Lamento haber pasado tantas abrirlos mucho. no soy nada pesimis- en Roma. fracasos tienen también su lado do citar una frase de Heidegger: de triunfo. cen los misterios. mucha gente maravillosa. ocasión estuve en la apertura de resa desde el budismo. Madame una exposición de Chinolope. en la 5ta. es en esos conflictos en los que a través de los cuales Dios me telúricas”. ¿por qué esa certeza tener el valor de acercarme. hombre triste. de que yo era gay. La doctora Pogo- que es el sentimiento de culpa.

que sí es indispen. Conde- tura y. puede ser compleja incluso para los Escribano. traductor es paralela a la del poeta. muchos de los mejores poemas Entre los primeros intentos de escri. ción de poesía. la poeta y el protago. el descifrado y revelado por la traduc. posibilidad de traducción ha sable para la existencia de una litera.1 Como lo demuestran intérpretes del sentir de los otros. sin en significación y en impor tancia haber pasado nunca por esa expe- según las diferentes épocas. lentes adecuados. El escri. En ambos casos. Sobre la posibilidad o no de transmi- las muchas lenguas que se han con. traducciones […] La actividad del tan la escritura cuneiforme y los je. Al transmitieron a los siglos futuros el traducir poesía. son traductores o más bien autor en la lengua de partida. por consiguiente. en su Escribanía Dolz de la logo en otra lengua (lengua de llega- ra. Una traducción crito. escri. nista de la novela. Quincoses cuando presta su colabo. traductor sabe que su poema ción. pues traducción es nuestra re. de reescritura de un texto desde una señala: guaje tampoco le es imprescindible La condenación mayor sobre la el signo escrito. escritor. TRADUCCIÓN Y ESCRITURA Olga Sánchez Guevara La relación dialéctica entre traducción llama a sí misma la poeta Liudmila lengua original (lengua de par tida). un papel de indiscutible impor tancia Teniendo en cuenta el hecho de que en las más antiguas culturas de que la simple lectura de un poema se tiene noticia. escribana se y forma se presentan en compleja 61 Revolución y Cultura . que ardua labor que debe realizar un con su paciente labor de copistas traductor de textos poéticos. se podría tir ese “mensaje original” se ha es- servado a lo largo del tiempo sin definir la traducción como el proceso crito y discutido mucho. con esta diferencia capital: al el contenido de los fragmentos que escribir. leyes y tradiciones. Escriba. y vino a demostrar que los deberá reproducir el poema que seres humanos intentaron recoger de tiene bajo los ojos. son conceptos que van variando fue escrito. es decir. roglíficos egipcios. Para ello es premisa fundamen- y verbal (comúnmente llamado inter. el poeta no sabe cómo se conser van tardó mucho en ser será su poema. 2 modo perdurable sus ritos y creen. lectores de la misma lengua en que bir. recaído sobre la poesía. al traducir. podremos quizás. escribiente. riencia. en la que contenido saber de la Antigüedad. bra de los por tales junto al parque será fiel al texto de partida cuando el ro? Octavio Paz apuesta por la del pueblo. ¿Cuál de las dos surgió prime. del lenguaje. hacernos una idea de la nos eran los monjes medievales. al len. mo mensaje que quiso expresar el presentación de los objetos por medio banos. Ambos. ración. amor – como solía hacerlo. aunque como proceso intelectivo ciudad de Sancti Spiritus. La traduc. En un sentido más estricto. quisiera detenerme biente o escribano ya desempeñaba en este aspecto del problema. de la nación singular si se recuerda que traducción literaria. de cada lengua de Occidente son bir que registra la historia se cuen. a la vez que escri. Ariza de El amor en los tiempos del efecto comunicativo que el original. Precisamente porque las mayores cias. ceso lingüístico parte inicialmente de cólera. hasta convertirlo en un texto homó- ción puede ser en sí misma escritu. desde los polémicas giran en torno a la traduc- inicios de toda civilización. Octavio Paz contar con una escritura propia. a quienes da). cuando comunique el mis- ésta. desean redactar car tas o recados de tal la búsqueda y hallazgo de equiva- pretación) no necesita del signo es. y escritura es innegable. a la som. el memorable Florentino texto traducido produzca el mismo traducción al plantear que todo pro.

John Donne. el que no pocas veces resulta sino que es necesaria una tra. Aguda obser vación: a menudo tuve que pasar horas en se la aprenda o no de memoria. aquí podríamos de poesía: invocar el sentido del humor de El poeta Yeats sabía cuánta Jorge Luis Borges cuando dice que energía creativa y cuánto tiempo en ciertos casos “el original es cuesta transformar una idea en un infiel a la traducción”. dejándole su sello personal. mi status como escribir la obra en la lengua de autora ha sido discutido. Nadie discutirá que Yeats García Márquez ha dicho que. Bernard de Mandeville. habrá que realizar una es otro mundo. quien ha traducido. John Keats. y todo traductor literario es creador de obras intelectuales autónomas […] Son palabras de la colega alemana Christa Schuenke. La poesía pretendan desconocer sus méritos o sugiere. por citar un ejemplo heterodoxa. El de intentar cualquier versión. ensayista o dra- partida. no ideé todos esos el traductor primero se las aprendió versos. aunque basta la simple lógica para entender que toda traducción literaria es una obra intelectual autónoma. determinado no quiere decir que Veamos la opinión de una traductora esta sea “infiel ”. falta de “ideas propias”. Edgar Allan Poe y William Butler Yeats. La Ilustraciones: Eric Silva traducción como obra es una reproducción ar tística. Jonathan Swift. para de memoria y después las reescribió convertirlos en versos alemanes. en el que se precisa rebajarlos aduciendo una supuesta traducción poética que implica una entrar en “sintonía” con el autor. Herman Melville. añade la de comprender a cada per- un traslado literal condicionado seleccionando equivalencias y apor. y estrecha unión. en ocasiones algo descubrir el secreto del poema antes Shakespeare. Y así ocurre con una cultura o una idiosincrasia de. en lengua inglesa. por más que algunos y sensaciones que su autor nos autor. su intención al contar. tando soluciones propias a las pio. El procedimiento de trabajo de este ar te consiste en sustituir un material lingüístico (code) por otro […] Este proceso es. al leer era un autor. los rasgos estilísticos del maturgo. a la necesidad de una su obra basándose en las de otros sea una recreación de un texto interpretación personal de la obra se autores. 3 verso. Si lo que Al reescribir una obra narrativa hay su tarea es tan escritor como cual- se quiere es ser fiel al texto de que tener en cuenta el hilo de la quier poeta. las traducciones al inglés de sus He traducido más de 2 500 versos obras. 1969). En el cimero. sonaje. sus móviles y su lenguaje pro- sólo por la forma o el contenido. entre otros autores. diversas dificultades que surgen en extremadamente difícil de reproducir ducción poética que descodifique un proceso tan complejo como mal en una nueva lengua. sin una sola línea. del texto primario. a William Shakespeare. no hubiera edificado casi toda hecho de que la traducción poética caso del teatro. pues. entendido por muchos de los que a la los demás géneros literarios: el terminada y la recodifique en otra larga son sus usufructuarios.4 Por su parte. con especial énfasis en la traducción poética. narrador. En otras obras abordó la teoría de la versificación y la problemática específica que surge al traducir poesía. el teórico e historiador literario checo Jirí Levý (1926-1967) aborda problemas de la traducción de literatura. le ha dado la impresión de que de Yeats. Teoría de un género artístico (Frankfurt del Meno. pero también yo. traductor que asume decorosamente completamente distinta. y fue un duro trabajo lugar a dudas el traductor vuelve a […] Sin embargo. como si reescritura. en el libro La traduc- ción literaria. no se puede hacer llegada. Revolución y Cultura 62 . ori- ginalmente creativo en el área del lenguaje donde tiene lugar. y transmitir las emociones narración. el traducir como proceso es un crear original.

Friederike Mayröcker. Die literarische Über setzung.christa-schuenke. mejores traducciones.de/ de cier to poema. o Notas propia obra. Parafraseando a laciones descubier tas por la imagi. que van por en imágenes extraídas de sutiles re. por la materia. puede ñol. de Kerschbaumer. y una buena cada cosa / también ese árbol de 7 Jorge A. o ensayista). piensa de nuevo las ideas idioma.com/de/ kollegium/seminare-und-werkstaetten/index. me di cuenta Kunstgattung (Frankfurt/ Main. Rilke: La traducción de poesía como elemento ¿Quién no ha llamado alguna vez la eignen preis. traducir literatura. basada mis propias cosas. la actuación]. o dramaturgo. poetas y otros poemas: del alemán Por su par te. por la forma de expresión. como de mayor quiera ser traductor. Alex J. 65. un color.. sin 5 Levy. y de hecho muchos tra.. durante días enteros su contenido. antes de serlo y memoria: o ich weiss um diese eine Peña y Olga Sánchez Guevara. gusto. eruditos y diccionarios. lo miras una y otra vez. Nelly Sachs. ser la motivación fundamental de las oh bien lo sé / tiene su propio precio Madri: Editorial Gredos. drama o comedia? steigen in die nacht. p. Martínez Porque el traductor.. “Poesía eres tú”. contesta Bécquer Después ha sucedido con otros a la amada en su célebre rima. Sin dejar de escribir sas.. y quien opine que y en el curso del tiempo me van el traductor. o traducirla? Cada cir el libro poemas. o tal vez muchísimas: esto 1 Paz. Theorie einer Compar tir con otras per sonas el dis. Cecília Meireles). etcétera). atención de un amigo sobre los valores aus vogelstimmen / und jeder klang 4 Citado en: http://www. Octavio. girse juez y decidir quién es o no poeta veces apuntan muy bien a algo que (o narrador. es un lector enamorado. 1987. Y así comencé a tradu- ¿qué es escribirla. fragmentos de cartas respuesta a la pregunta de por qué trinos de aves / y cada acorde de 8 Marie-Thérèse Kerschbaumer. Salomón.htm de cier ta novela. Pero atención. a la vez traducir y un tiempo de escribir.com escribir. Companioni Sánchez. 7 esté capacitado para escribir su Leer un poema varias veces. a lo cual durante cier to tiempo.5 se podrían llenar páginas. en Ischia. bilder immermehr. quien responderá a estas preguntas publicado en 1997 por la Casa Edito- según sus experiencias.” Bueno. creativo. o no: más bien presta ángel. a veces no. la traducción como género artístico nación. «Diálogos con Rainer siempre. Jiri. [10 de mayo de 2008]. cuento o ensayo. [online]. que es otros) y del portugués (la brasileña el aspecto bello o emotivo de las co. muchas.html interesante o nos parece bello. se viste con cantidad de plumas en el ala de un contestó: “El día que conozca a un la ropa ajena. y que miras. El signo y el ductores son también escritores o me recuerda cómo traduje por garabato. puede que al por el relevo y adelante! de cualquier defecto encontrado en principio me digan algo.. ¡Bravo gente que cargue al traductor la culpa los leo varias veces. Salzburgo. que el cial. […] Los poemas nuestros colegas en el futuro. su Diccionario de uso del español. [Comparar con el arte de por poetas. ¿Y quién tiene el derecho a autoeri. Collazo López.8 Un día. Es como un cuadro rrador. en la noche. Octavio viceversa. y qué es o no tú siempre quisiste decir o poesía (o literatura)? ¿Con cuáles ar. ra Abril. Diccionario de uso del español . Sarah Kirsch. Christine Lavant. en (Else Lasker-Schüler. / auch dieser baum mediador entre escritores de lenguas diferentes (primera parte)». las filtra y las a veces lo lleva a un mínimo. el texto de llegada. ¿qué es?. la de que lo elimina y solo deja lo esen. alguien dedicará su tiempo Marie-Thérèse Kerschbaumer y lo leí 2 Íbid. define la poesía como “Género lite.. y en un Veamos ahora la opinión de un lector tor me dará un síncope. como es un caso límite en el punto de sugestivo y musical. pudiendo primera vez un texto poético. ¿Y por qué. no es poeta (o na. en: http://www. saber cómo ni por qué. y por el lenguaje. en este simbiosis. cauces diferentes. tiempo y dolor / y peces peces suben Otto Müller Verlag. gumentos sustentará su tesis? una pequeña calle que no notaste Es normal que el traductor literario en tu caminar. por las búsquedas en Internet. país en 2008. 1997 Y en cuanto a la poesía. se le formuló en una ra (y más el de poesía) se parece en como en aquellos beatos tiempos en entrevista la pregunta de si existe la algo al actor: representa un papel que los monjes cavilaban sobre la vocación de traductor. y lo escribí: en esta hora precisa 6 María Moliner.. lo traslada en el tiempo y Tal vez la poesía sea el porqué del lado del océano tenemos mejor el espacio. Disponible en: www. citado frute de un texto que nos ha resultado de que lo estaba pensando en espa. generalmente hay también un tiempo de leer.” 6 indispensable para cualquier empeño reproduce y el arte originalmente Con las muchas definiciones dadas literario. stunde / ein jedes ding hat seinen M. pero expresa en su propia lengua. aus zeit und weh / und fische fische aktuelles/presse. niño que de mayor quiera ser traduc- sus ropas al autor traducido. contando más. Al español Miguel Mar tínez-Lage. El traductor proceso de duplicación y a la vez de de poesía: se hace… por azar. Citado por: Bradu. despiertan algo que no conocías. intersección entre el ar te que sometido a la disciplina del verso. Era de Paz traductor.letraslibres. y vuelves a mirar y Mi agradecimiento al amigo y colega por eso su trabajo es deficiente. Annemarie Moser y rario exquisito. Fabienne.. y discutir premio nacional de traducción de su Cier to es que el traductor de literatu. 1969). interesante para mí es que suerte: no he conocido a un niño que del texto de par tida. a traducir lo que otros han escrito? tantas veces que casi lo aprendí de 3 Rainer M. claro. doña María Moliner. diría que hay un tiempo de 63 Revolución y Cultura . sí a varios estudiantes de la Facultad llegada. mientras te va diciendo lo tienes a Juan Alber to Hernández. A Italia. Literatura y literalidad. inédito. como el pintor que decide dejar de Lenguas Extranjeras de la Univer- resultado queda en blanco y negro y las formas y se conforma con un sidad de La Habana que aspiran a ser será leído y criticado: siempre habrá punto.uebersetzerkollegium.

ob- sesiones. locuras. lugar de origen. es el fluir de expresiones simbólicas de las nociones seleccio- nadas. sentimientos. Sus pensa- mientos germinan. a par tir de 2007 Virginia Mo rales Menocal enrumba su búsqueda en revelar la pluralidad de ideas que puede generar la mente (TOLERANTE) humana. Con talento y pasión. Revolución y Cultura 64 . y mediante una realización sencilla y elegante. sólo son ideas encarnadas en objetos. Lo demás. la concepción integral de un conjunto temático que sobrepasa lo exhibido en esta muestra. su poética vislumbra temas como: los recuer- dos de la infancia desde la alegoría. recuerdos. Qui- zá este interés de la artista por sig- nificar la individualidad de cada ser humano. y funde en resina. edad. después en silicona. raza. lleva por nombre Convivencia (tolerante) y lo esencial en ella es que representa cerebros despojados de sexo. La serie. dada su similitud con la apariencia externa de un cerebro CONVIVENCIA humano. En hierro y acrílico con- fecciona las bases de distintos nive- les que sostienen estas esculturas. el envejecimiento y la muer te del cerebro humano. Hortensia Montero Obsesionada por la estructura de un coral de playa. y para el resto hace un molde de yeso. expuesta en la galería Rubén Martínez V illena desde el 20 de febrero al 20 de marzo. constituya el eje aglutinador de esta exposición. evoca indistintamente sueños. Luego realiza una en alumi- nio. La primera obra la acome- te en bronce y la titula “Ideas de piedra”. fluyen sin tregua.

65 Revolución y Cultura . repertorio nos ayudará a regodearnos los colores”. los cables están de punta. con agudeza y nólogos indescifrables”. es precisamente cómo bordea los misterios del ser humano desde una estética caracterizada por su poder de seducción y representada median- te una simbología depurada. “Mo- deados de astillas y espinas de ma. parte superior refleja la imagen de minado”. es la composición. y sin embar- me”. peración del individuo. nos remite a las preocu- la otra. de las obras expuestas en Convivencia (tolerante) . “Anoche soñé contigo”. tes de una PC. La línea Todas las imágenes son de trabajo actual continúa esos pre. expresa la frustración. re- suelta con un tejido de cintas de co. lo más significativo lores representativo de evocaciones. “De tanto las mitades del cerebro. “Ilu. negras y un fenomenal zapato negro lativo a quienes lamentablemente han y dorado. un mouse y otros componen. frescos y novedosos. aborda la dera. sencillez en un arte que sugiere y letra impresa como reflejo del pen- llas rotos implican la sucesión de apuesta por la sencillez. el cerebro es visto como otro go. trabajada con yute pintado de rosa y morado. o en la misma di- rección. Recorrer este samiento. “Inaccesible”. conductor atrae por la ingeniosidad. “Las esperanzas fun. engendro electrónico. La maestría estriba en la pensar en ti”. la amalga- ma de cables forma una unidad. dedica. “Prisionero de ti mismo”. una transparente da a la protección de la descenden. “Cuán difícil es olvidar”. conformado con Lo que caracteriza el ar te de Virginia cables. pues en una de con monedas y billetes. allí renace una flor. casita con techo rojo alude a la cia y simbolizada por unos huevos ro. Fotos: Cortesía de la ar tista Virginia Morales Menocal. y. re. en “Memories”. se resuelve satírica-mente todo aquel que se acerque. “Para gusto se han hecho juicios encerrados en sí mismos. enfocada en la depau- de alambres eléctricos. Virginia aprovecha el uso de motivos necesidad vital de la vivienda. asumidas en una colección cuyo hilo “Sólo en sueños”. “Resetéa. cuellos de bote.mediante la concurrencia de juguetes. un espejo en la didas”. lentejuelas en el humor y la jovialidad. delicadeza de las soluciones técnicas paciones y carencias económicas. y en supuestos. terno. un homenaje al sexo. “Ya no con un bombillo ahorrador y un manojo existo más”. en “Sentimientos maternales”. “Mediocre”. la fatuidad del decorado ex- perdido el juicio.

este para su consulta a estudiantes y pro. Luciano todos modos voy a intentar presen. barroquismos gra- Cuba republicana. y entre éstas y el novela. tal vez presentación del libro González recurre a múltiples discipli. Creo que es ante todo un reporte ción-narración de las circunstancias desarrollo coral del libro de Reynaldo. no-mexicana de la famosa radio- un placer. Manuel Vázquez El más humano de los autores es un voz de su autor. Milán texto genéricamente incalificable por. Porque este libro es una vibrante bito artístico-intelectual nacional e in- último me sirva también de parche crónica periodística a la vez que resul. y muchos otros. a partir del fenómeno esa fotonovela de El derecho de nacer. novelas del corazón. Orlando Castellano. que no dudo en recomendar dores. Silvia Oroz. académicos. hilo conductor de la prosa de Reynaldo sentar su nuevo texto. ción (radio. quien hábilmente Montalbán. por qué me escogía a mí dentro de las circunstancias socio. En ese sentido hay que decir que El González. Feria Internacional del Libro. plagadas de de las radionovelas y de la radio en la tudios culturales. La edición análisis literario. con ribetes de tra. Kundera. reconocidas personalidades del ám- presentar lo inefable. económicas y políticas de aquella dentro del mismo texto. por una parte. estética de las radionovelas y de las placer ya se había agotado el asunto na. Umber to Eco. Lisandro Otero. la psico. la semiótica. vínculos de multimedia. Reynaldo González se pro. prensa y televisión). Y hasta la propia interior del texto estuvo en manos del Revolución y Cultura 66 . 1 Palabras de de investigación científica. Mario Masvidal Saavedra EL MÁS HUMANO DE LOS AUTORES: dialéctica de la ilustración 1 Y yo que pensé que con Llorar es un logía. por ejemplo. Caignet. Meri Lao. Y segundo: de Comunicación. Y segundo: porque. llevan al lector nuevo libro de Reynaldo. y a toda la tradición frankfor tia. Marcelo Pogolotti. británica y latinoamericana de es. el de mundo de los medios de comunica. estilos de vida y cultura de masas. que El más científico. un banquete suntuoso para a los de las especialidades de Arte y relativa al cuerpo central del libro. Hermann Broch. ternacional como Alejo Carpentier. época. Y aunque esto les. visualizar incorpora a su libro a par tir de la pri- se trata de un libro que parecía abor. críticos. nas científicas. y logra con acier to. versus encuentra en este libro su punto cli- amablemente solicitarme que le pre. es decir. del término. narra- cosas también: primero. Por eso cuando cribir la dinámica entre costumbres tuitos e imaginería sensiblera y cursi Reynaldo González me llamó para muy y cultura popular. concurrencia de muchas otras voces entre tantos buenos candidatos posi. de este volumen contiene poesía de di. La Habana: Ed. Caignet. autores radica principalmente en la o mejor. se potencia en este El más humano de los cultural. lugares comunes. que Reynaldo González recompone e prendí doblemente: primero. que contiene en sí mismo muchos las detectivescas. es en verdad fesores universitarios. Caignet y su obra. prosa que vehicula la Gubern. en particular por otros senderos de información un festín. o segmentos con un estilo cercano carnavalesco en el sentido bajtiniano de Reynaldo González. la XVIII por la otra. su altura en esta presentación. el de sepultado– por otros géneros textua. Trinidad Velasco. Manuel Puig. los media studies. públicos muy diversos. se abren convenientemen- mente ambos nos encontramos para más humano de los autores es un te otros espacios para textos de pe- hablar del asunto me percaté de dos riguroso y bien documentado texto riodistas. mático y paradigmático a través de sentara su último libro en esta. La polifonía de El más humano de los Félix B. pasión y muer te de Amado que fue estructurado. gedia como. ferente calibre diseminada dentro de Castillo. cado desde un estudio de caso. Ni- para encubrir mi temor de no estar a ta un ensayo personalísimo. Cuando final. la teoría de la como sucede en el capítulo dedicado volumen por el trabajo de edición con autores. críticamente la complejísima madeja mera versión cinematográfica cuba- dar un tema muy similar a Llorar es de relaciones entre la vida de Félix B. junto al bles y probables para comentar y pre. me sor. Este carácter polifónico. la descrip. en fin. la historia. Román ser leído. Alber to Luber ta. Mas este reporte Debe destacarse en estas citas y que yo tenía ante mi un reto imposible: científico se halla cubierto –que no “páginas prestadas” la presencia de el de nombrar lo innombrable. Reynaldo de la muer te de la actriz María Valero. cine. Así. Rine Leal. el a la vida. Ariel. UNION. contribuyeron con sus voces al po. para descubrir y des. porque pone. como la antropología al de las crónicas rojas de antaño. pero en esta ocasión enfo. co-biográfico. Además colás Guillen. textos que como hiper- humano de los autores. Sigfredo tarles y comentarles aquello que debe la prosa literaria del género históri. 2009 comunicación. articula pasajes al estilo de las nove. que géneros escriturales al mismo tiem.

Para utilizar un símil cinema. Es esa cier ta vocación pedagógica del autor. y motivaciones de los posibles lecto. descomponer/recomponer todos esos en aquellos tiempos y que tienen el Nada falta y nada sobra. y que para Y Reynaldo González lo hace con recomendar una lectura comparada suerte nuestra hacen de Reynaldo un elegancia y estilo. una suerte de paratexto cor taza. que involucra a todos los géne- ilustraciones. las come- a recorrer casi indolentemente. el radiodocumental. Su esta obra.propio autor con la colaboración de –y paradójica– nostalgia. Mucho se agradece Reynaldo me contó que él quiso armar para deleite del lector ilustrado. la crítica. en tanto que otro tipo de prácticamente extinguidos ya en buena que aligeran y amplían la lectura lineal público guiado por el mismo texto ve par te del planeta. divir tiéndose y divirtiéndonos con la bos textos y disfrutar así de las múlti- como Beatriz Pérez. Es una pieza sentidos. cada vez más preocupante. y la editora Olga Mar tha Pérez. y textos paralelos reales). El más humano de los auto. una dimensión otra como ar tista y histórica. con fina ironía. pasado ilumina zonas del presente. claves a nivel de la enunciación para tado de la continuidad de lo fundado su contenido sorprendente y erudito. ajena a autores como Benjamín. el radio- humano de los autores invita al lector solo los otros sentido subyacentes en teatro. Llegado a este punto. que este texto que hoy un velado didactismo o mejor. condición que casi siempre le ha sido quien a través de esta mirada al turada o paralela de su contenido. deber social de invitarnos a pensar y de arquitectura precisa. tural. Cuba. fermata. citas. Sigfredo Ariel en estética kitsch –tan cara a la radio. artístico. cubana desde 1922 hasta la fecha. res es como un filme de Almodóvar. muchos de ellos publicitarios. de corte por la estructura de las multimedia narración de superficie (los chismes social. político. y observar cómo un jodedor ilustrado. por de El más humano de los autores y ilustrado tropical o lo que es igual. compleja y Tal vez habría que incluir en este texto. una recorridos de lecturas a par tir de la presentamos viene a ratificar. yo se asemeja más a una de esas o tal vez uno de Tarantino. cul- contemporáneas. El más a través de la superficie textual no radiales como la radionovela. que viene a llenar el vacío este libro suyo como si fuera una libro alcanza esa rara cualidad de ser que existe. Horkheimer o Hall. culturales– la cual maneja hábilmente mente develar. de la época. 67 Revolución y Cultura . la rivalidades y pasiones ros y estilos radiales. moderna (o post-post moderna). llenas de recuadros. ples aristas que el tema posee y que el tratamiento digital de las imá. atendiendo a los disímiles intereses En suma. sino también las estrategias y las dias radiales. simultáneamente una opera aper ta o sobre los estudios de los medios en riencia en redacciones de ese for. blemente ha alcanzado y cimentado la parodia. mediable de los estudios sobre la radio alguna manera. las intimidades de per. como él. debatir estos tiempos de hoy. me atrevo a Adorno. momentos con admiración y con leve Llorar es un placer. tan influidas cier to público disfruta y vibra con la una dinámica muy particular. entre otros. pero siempre mutuamente se complementan am- varios colegas de Ediciones Unión. caricaturas. por mal llamarlo de tográfico. aprovechando su basta expe. y sobre todo el vacío casi irre- mato impreso. Nuestros “fósiles” del bloque principal del texto. Reynaldo González induda- donde confluyen el entretenimiento. en fin. anuncios sonajes. novela y a ciertos rituales y escenarios Reynaldo González ha sabido sabia- genes. la reflexión teórica y hasta reano que nos recomendara diferentes crítico cultural. donde un Porque la radio en Cuba sigue teniendo enciclopedias modernas. son el resul- muchos suelen hacer en las revistas. la reconstrucción res. Para mí este libro su. revista. sintaxis lineal y –aparentemente– frac.

de Radio Rebelde en Villa Clara recibió En cuanto a los premios honoríficos el premio en prensa radial junto a las La Casa también en 50 a las obras publicadas durante los menciones concedidas a Abel Falcón. producción de audiovisuales que refle. fue adjudicado a Ojito. marse no solo como actores. como institución. prometida del señor de la montaña o fue laureada en la categoría de prensa mente en el último género mencio. del boli. de treinta documentales. Puer to Rico. acaba considerados como la zona de audien. del investigador Festival de Cine Pobre. ¿de qué esta- tográficos (ICAIC). ción visual más activas y trascenden- zadores. el Conjunto artístico comunitario cincuenta y dos títulos y estuvo dedi. el de Documen. el Premio cia más desprotegida debido a la escasa Nacional de Cultura Comunitaria 2008. celebración tuvieron lugar durante la comunitaria En esta última. seminarios. días 5 y 11 de febrero. Colombia y Chile. Autores de Bolivia. Américas comenzó el pasado 16 de el peruano Carlos Germán Belli con En documentales para la televisión la enero. talleres y festivales du. La doncella del Huillallaco. Porto. Hungría. del sitio Web La Jiribilla. Brasil. todos con temas centrados en las Martí. nes que tuvieron la posibilidad de for- tojuvenil caribeño. del periódico Escambray.UU. obra de toda una vida. en tanto se privilegiará la promo. na es lejos (memorias verdes de los En la misma ceremonia. un periodismo de calidad. baila- En el caso de la muestra de nuevos rines. de Argentina. Tal es el caso del el Año Cinético: 365 días en movi. de con cerca de sesenta materiales. mientras en su obra es aún imperfecta e incompleta literatura testimonial lo obtuvo Maña. una muestra culturas latinas en Estados Unidos. número en animación. con la apertura de la exposición El alternado paso de los hados. celebrada entre los Feria del Libro. Rozenzvaig. mientras que Revolución y Cultura 68 . otorgado a profe- Fernando Pérez. de Ledo Ivo. España. jen las inquietudes y realidades de como la obra de su vida. Colombia. chileno Grínor Rojo. tado de honor. hasta la actualidad. presente en la tales Santiago Álvarez In Memoriam. Cienfuegos. Minoska Cadalso Navarro. el Taller de la Crítica. Luego de diecisiete años de creado. El ICAIC a los 50 Obras de treinta ar tistas de Argentina. Y en la categoría de ensayo Ezequiel rante 2009.. expresó que alcanzó el ansiado lauro. (Tomado de Granma) Korimakao. sionales que desarrollaron una labor veintena de trabajos en ficción e igual goría para niños y jóvenes alcanzó el meritoria durante 2008. cada a los niños y jóvenes por ser que dirige el actor Manuel Porto. Ecuador. recayó en la obra los cincuenta años de vida del Instituto de la Casa. comenta que los menores. mereció La ceiba de la memoria.. el de de la emisora villaclareña CMHW. para entregar más de sí a este colec- dicha Muestra Itinerante reser vó un tivo que todos los días le da alegría. sino tam- bién como artistas más integrales y conscientes de la necesidad que tiene todo ser humano del arte y la cultura. Perú. en la cate. Venezuela y Cuba. y el Premio digital. en Internacional que analizó los procesos 1992. por la raíces latinoamericanas y caribeñas. por lo que espera aportar mucho más. del 8 al 13 de marzo. se presentaron una Yoli F idanza. edición exhibió. Gualberto Gómez. que tuvo lugar años rabiosos). además. mientras que el reconocimiento nado. han pasado de producción cinematográfica y por el conjunto más de quinientos jóve- audiovisual. par ticiparon tió protagonismo con Chile. donde la Casa compar. Y los Premios de Casa de recibir. servirá de homenaje a per tenecientes a la Colección de Arte Mar tínez Estrada. y a cumpleaños 50 de la Casa de las poesía José Lezama Lima. la Muestra de nuevos jóvenes reali. Su título Sancti Spíritus. también se jóvenes realizadores. Además de la proyec. integraron esta primera Globalización e identidades nacio- Cubano del Ar te e Industrias Cinema. de Un conjunto encuentros. espacio para la realización de un Foro Desde la fundación del proyecto. Argentina. y en literatura brasileña el Premio Anual de Periodismo Juan y que estuviera presidida por el cineasta cuaderno Réquiem. muestra de lo que se ha dado en llamar nales y postnacionales. el Festival Santiago Álvarez In Extraordinario de estudios sobre los en prensa escrita fue para Enrique Memoriam.. Esta Bugalú y otros guisos: ensayos sobre Francisco Rodríguez de Trabajadores. El de distinción fue para Ismary Barcia. quien calificara a Korimakao. del argentino Eduardo dieron a conocer los ganadores del del 24 de febrero al primero de marzo. país invi. Juan Flores (Puerto Rico). narrativa José María Arguedas. México. contó latinos en EE. dirigidos al público infan. ceremonia. el Festival tes de la segunda mitad del siglo XX. Roberto Burgos Cantos (Colombia). conferencias. El programa conmemorativo por el últimos dos años en la región. calificado En novela. mos hablando?. como un luchador genuino a favor de viano Claudio Ferrufino-Coqueugniot. de la Ciénaga de Zapata. ción de una de las zonas de la crea. así como más Premio anual con su obra titulada La Nirma Acosta. y una mención para provenientes de trece países. fue otorgado a Luis Sexto. se alzaron con los premios literarios Premios a periodistas cubanos Casa de las Américas en su edición El Premio Nacional de Periodismo José 50. miento. de De la abstracción al arte cinético. de Radio Güines. lo Perlavisión. cantantes o músicos. Sexto. es un altísimo honor y un compromiso ción de las obras seleccionadas. fue muy elogiado por el jurado. lo alcanzó Carlos Molina. premio de cultura Nacional del Cine en las montañas y la Muestra Itinerante de Cine del Caribe. corres-ponsal dedicada al Noticiero ICAIC. Brasil. Otras acciones prominentes de la Korimakao. Precisa. El exilio voluntario.

Al mismo tiempo. México y Perú. lectuales del orbe como invitados. ganó el inmersa en urgentes tareas y abocada estuvo dedicada esta edición. Bonalde en 1994. el agregado cultural de nocimiento en ocasión del cincuen- un amplio programa literario. recibió Alfredo de Chile. El Louvre llega a Cuba se llevó el galardón en gráfica. sino también del continente. que concurrió con cuarenta y ficación y el populismo. ha recorri. Abel Prieto. Cuba. la simpli- entre las de habla hispana correspondió galardón. respectivamente. institución se le reconoció una huella actividades que incluyeron no solo semi. El escritor. considerado el más rele. durante casi un mes. en su segunda edición. Premio días después del derrocamiento de Retamar Premio ALBA la tiranía y la conquista del poder. largo- Literatura. gráfico de vasta experiencia e inge- identidad y los valores. intitulada Imágenes del Louvre. la ya tradicional sede El Presidente de la Casa de las principal de la cita del libro. posibilidad de que los cubanos histórica. al engrandecimiento del patrimonio La Feria del Libro es un encuentro que creación más auténtica junto con la cultural de América Latina y el Caribe. que va desde el su fecunda labor como promotor Cabaña. que refleja como nación invitada de honor y reco. fotógrafo de Trabajadores. académico Francia en nuestro país. la de Ciencias Sociales y de Historia. profundamente representadas más de doscientas rector de la Academia Cubana de la sesenta editoriales. Iroel Abel entregó reconocimientos a un Rubén Darío en 1980. hasta los territorios más que Pineda Barnet y Manolo Pérez. de manera sostenida. (Granma) 69 Revolución y Cultura . tenario de su fundación. Un centenar de pinturas asistió masivamente. Enri- continuará llegando a los municipios y. por Carrillo (Lolo). una representativa selección de Inaugurada el 12 de febrero en La la pintura occidental. y su invariable e irreductible de la presidenta Michelle Bachelet. estará dedicado a María del Carmen nación. se encuentran González. fundamental en la defensa de la obra narios y presentaciones de títulos. luego de haber recorrido todo el país en la capital cubana. Por su parte. formación de nuevos públicos. En tal sentido su consagración. Marruz. Di. El Louvre arribó a La Habana el pasado 14 de marzo. y más recientemente. su entrega total a la defensa de la apuntó que el jolgorio literario de 2010. los cubanos esperan cada año para que Entre otros impor tantes lauros nos haga no solo más cultos. entre se acuda a la fotografía. la organizada tanto museográfica como Guevara de manos del General de Feria contó con la presencia de aproxi. que impresión. la feria nición que la tecnología digital permite Más de dos millones de ejemplares hoy a la fotografía y los sistemas de fueron adquiridos por el pueblo. sino guay y ahora Cuba. por En la histórica Fortaleza de San Carlos a graves peligros externos e internos. Premio Nacional de Literatura. premios La conmemoración culminó con el nacionales de Ciencias Sociales y de estreno de Ciudad en rojo. por a Chile. dores esenciales como Teodoro Premio ALBA de las Artes 2008. Inviable es. El que dichas obras puedan ser apre. Uru. nidad de conocer más de la literatura conozcamos de cerca las obras más Durante la celebración en el teatro chilena y de sus escritores. las rejas del Castillo de la Real Fuerza. Barcia y a Reynaldo González. Ejército Raúl Castro Ruz la más alta madamente medio centenar de inte. en compañía de Omar otorgados a Retamar. poeta y ensayista cubano. José Massip. estuvieron tución cultural y abrió la senda de una Américas. como una la conser vación de la memoria El público de la Capital tuvo la opor tu. La mayor presencia comprometida con los valores huma- Lengua. según Zayan. ha sido lealtad a la patria. nuevo cine cubano y latinoamericano. al cineasta boliviano en el que figuraron también trabaja- apartados de la Isla durante el Festival Jorge Sanjinés. con más de trescientas comentó que la exposición. Estado y de Ministros. aseguró el presidente el Premio Latinoamericano de Poesía del Instituto Cubano del Libro. do países como Santo Domingo. personalidades cubanas a las que Revolución encabezada por Fidel. Alain Zayan. país invitado de honor. enca- Sánchez. el Premio nutrido grupo de fundadores. idónea para El presidente de los Consejos de ellos un nutrido grupo de chilenos. propició A propósito. recordó de qué manera se asumió la seis. sin duda. no solo de su niosa inventiva. durante la Feria per tenecientes a la colección del afa- Internacional del Libro. Por su extraordinario empeño en echar episodios de la lucha contra la nocimientos para la Imprenta Nacional las bases y orientar los caminos del dictadura en la heroica Santiago de por sus cincuenta años. Buró Político y ministro de Cultura. sino Después. montador esceno- el ministro de Cultura Abel Prieto. también acontecimiento. es merecedor de tan alto nos y ajena al dogmatismo.René Pérez. quien aseguró. que Nacional de Literatura en 1989 y el este trascendental evento cultural bezados por los realizadores Julio Premio internacional de poesía Pérez García Espinosa. le fue conferido el del Libro en la Montaña. país vino dada. actual presidente del ICAIC.Orden José Martí metraje de Rebeca Chávez. Gracias a la alta defi- Del Libro. Premio ALBA de las Letras 2008. resaltó cómo apenas ochenta y dos y al investigador Jorge Ibarra. Roberto Fernández Retamar. así como representativas del emblemático Karl Marx. en abril. traer las obras originales. con la relevante asistencia siglo XIII hasta mediados del XIX. Allí. política en ese campo. cultural. la transformación de también la realización de concier tos en esta ocasión la muestra a nuestro la vida espiritual de nuestro pueblo y y exposiciones de ar tes plásticas. curatorialmente. con Rusia Guevara. A esta y profesional. también mejores. miembro del de homenajear a la poetisa Fina García museo francés. que en su XVIII mado museo pueden ser apreciadas en edición concluyó en Santiago de Cuba. de ahí que condecoración de la República de Cuba. fundó con el ICAIC su primera insti- de la Cabaña. ciadas por un público masivo. además. seguida de España. entregó al ICAIC diploma de reco- vante de la cultura en Cuba. La razón de traer revolucionaria. la obra de toda la vida.

ya en nuestra sede. lo entreverado de esa retícula. las obras expuestas por Osvaldo presidido por el viceministro Fernando Rojas. es decir. nuestra galería Espacio Abierto acogía la exposición Materia. no tanto debido a los elementos inscritos o sugeridos –aunque tam- bién en sus saturaciones–. en ambos. la filigrana. de «vaciar sus significa- dos» para agregarle otros. Terminaba sus días en La Cabaña la F eria es una obra que puede evocar el mundo de los Internacional del Libro. el remanente. la densidad de esos collages y bricollages. antigua Comandancia del Che en esa sobre otros conceptos más amplios como la fortaleza. como si fuera una membrana poética de lo urbano […] Cuando el espectador camina por esta instala- ción. remiten también a un remanente. volvimos a pr esentar este número. Al respecto. como podemos ver. las parejas que se aman en los par- 22 de febrero. en Osvaldo. se presentó el primer número correspon. memoria. Días después. el residual recuperado. Es- dedicado a la literatura chilena. sino antes bien de una «intensa densidad» semántica de materia «hiperimpregnada». la trama. remite a discursos plásticos que sugieren la idea de «vaciar el elemento». […] No se trata así en Materia. el vestigio. el cartón corrugado. el tiempo. Semántica e Imagen. en la Sala José Antonio ques y se dejan una nota de amor. cuyo espesor llega a ser tan intenso. un campo semántico movido por los sentidos y las posibilidades evocadoras de los significantes. Por otro lado. concebido especial. co-extensiva en el espacio de la galería. el nuestra directora resaltó en esta edición el dossier cual ha sido recuperado. exactamente el domingo enamorados. lo escritural […] diente a 2009 de Revolución y Cultura. su curador. la joven artista extrae las páginas transparentes de estos álbumes y las cose unas con otras uniéndolas hasta conformar esta especie de forma extendida. expresó en las palabras al catálogo: Titulada La Escritura del Instante. sino por ese campo otro que sugieren. donde Chile era el son percibidas según un material que les recubre. país invitado de honor. En el acto. cuyas formas externas mente para esta cita cultural. en la que el modo de estar montada en el espacio es parte de su estética y lenguaje. tas imágenes de objetos. de los jóv enes artistas Tatiana Mesa Paján y Osvaldo González. de la memoria física de la ciudad […]. un residual. Con anterioridad. y va viendo todos estos residuos en los que encuentra como imágenes los vestigios físicos del tiempo. Se trata de un espesor aglomerado. percibe que Revolución y Cultura 70 . en Tatiana. cuando fue descubierta la materialidad misma de la superficie en sentido literal. el crítico Abdel Hernández. pero también Portuondo. Semántica e Imagen. cuando. desde el día 11. de aquel abstracto que fue propio al arte matérico en sus inicios.