Está en la página 1de 5

LA FORMA Y LA FUNCIÓN SIGUEN EL CLIMA1

RAHM, Philippe2
(2006)

Las políticas de desarrollo sostenible son un factor determinante en la convulsión actual
de las formas arquitectónicas. A priori, esta convulsión parece menos visible que la aparición
del hormigón armado a principios del siglo XX o que la transformación, a finales de ese mismo
siglo, de las técnicas de proyecto derivadas de las tecnologías informáticas, esencialmente
porque no afecta a la estructura o el aspecto de los edificios, sino más bien a lo que no se ve, lo
que solemos denominar la "gestión energética del edificio": calefacción, ventilación e
iluminación. El control climático en el interior de los edificios concentra la mayoría de los
problemas y de las soluciones relativas a los gases del efecto invernadero, los agujeros en la
capa de ozono y las catástrofes climatológicas que éstos podrían provocar: la industria de la
construcción es una de las principales fuentes de emanación de esos gases procedentes de la
combustión de energías fósiles. Las estadísticas demuestran que el sector de la edificación es
uno de los actores principales del ahorro energético3 y explican sin ambigüedades por qué, en la
actualidad, la reducción de este consumo constituye un reto tanto político como técnico para la
arquitectura del siglo XXI.

La Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo definió en 1987 la
noción de desarrollo sostenible como "un desarrollo que satisfaga las necesidades del presente
sin poner en peligro la capacidad de las generaciones futuras para atender sus propias
necesidades".4
En la arquitectura, esto se traduce en el objetivo de reducir de forma considerable el consumo
energético. Las maneras de lograrlo se conocen desde hace años. Algunas tienen que ver con la
gestión del edificio. Otras (sobre las que estamos trabajando) provocan una profunda
transformación de la relación entre la forma y la función. Por tanto, se trata de establecer el
potencial plástico, crítico y prospectivo de dichas transformaciones. En Suiza, las soluciones
medioambientales están codificadas a través de la certificación Minergie®, cuyo objetivo es
mejorar el confort y reducir el consumo de energías no renovables de forma compatible con un
desarrollo sostenible. Esta certificación se basa en cinco principios, entre los que se encuentran
los siguientes: una envoltura estanca al aire, un aislamiento térmico excelente y una ventilación
controlada. Se trata, por tanto, de aislar completamente los edificios impidiendo toda
transmisión térmica que no sea mediante ventilación mecánica con doble flujo y recuperación
de calor. Este planteamiento produce una paradoja: el edificio más ecológico es que está más
aislado de su entorno (y es autónomo respecto de él) y que regula todos sus intercambios con el
medio natural. Tal paradoja revela que, si se pretenden crear nuevas prácticas sostenibles con
relación a la arquitectura del hábitat, es necesario ir más allá de las costumbres y de los lugares
comunes. Debemos comprender, entre otras cosas, en qué medida unas recomendaciones que en
la actualidad son todavía puramente técnicas pueden tener el potencial para transformar las
formas y las funciones de los edificios y de las ciudades. Esto supone ir más allá de las
soluciones que suelen aportar las innovaciones tecnológicas, que se contentan con implementar
las nuevas técnicas en las formas tradicionales. Por ello, abogamos por una implicación más
profunda de las nuevas tecnologías, desde el momento de su concepción, con el fin de poder
materializar nuevas formas y usos, que todavía no se hayan identificado completamente.

Forma, función

A día de hoy, dos teorías principales se enfrentan sobre la relación entre el programa
arquitectónico y la forma. La de la modernidad heroica, basada en la fórmula del arquitecto
estadounidense del siglo XIX, Louis H. Sullivan, "la forma sigue a la función", se oponía al
estatus puramente simbólico y decorativo de la arquitectura. En contraposición, la nueva
arquitectura, racionalista, funcionalista y universalista, quería dar "una forma justa" a unas

con climas y calidades atmosféricas diferentes. Nos gustaría reemplazar las limitaciones funcionales y simbólicas por la libertad de uso y de interpretación. desprogramada. a menudo. la forma del hábitat es. en la que la función y la forma podrían surgir de manera espontánea a partir del clima. y sin determinar realmente las funciones. sino la respuesta a un sistema de jerarquías. Lo que nos importa es obrar con la materia del propio espacio. Al carecer de un uso específico en origen. Así. nuestras necesidades y nuestros deseos. no debemos olvidar que el campo debe su origen a un ingenioso sistema de filtración de las aguas de lluvia.funciones claramente predefinidas desde el punto de vista social. al contrario. la estación. etc. a la aparición de funciones ignoradas o formas inesperadas. la densidad del aire y la intensidad de la luz. la hora del día. entre otros. del 70 % en planta sótano hasta el 15 % en la cubierta transitable. ya que genera variaciones de temperatura. Forma En la historia de la ciudad y la arquitectura son numerosos los ejemplos en los que una causa física a dado origen a formas y a interpretaciones sociales. La forma y el tamaño de ésta dependían de la cantidad de agua que podía recogerse y del número de habitantes de las casas vecinas. por Louis I. En la década de 1960.la historia de la arquitectura es testigo de la persistencia de la forma arquitectónica -. Desde un punto de vista más abstracto. una respuesta al clima. En función de la hora del día y la estación. Los niveles de humedad siguen una progresión inversa. Kahn. en el que la arquitectura ya no era la encarnación del programa. de acceso.6 Es significativo que el nombre que se atribuye a las estancias no dependa de una función sino de una calidad climática. la . este credo fue contraatacado por la fórmula "la función sigue la forma". mientras que el programa y la función. culturales y políticas. A partir de ahí Louis I. sus dimensiones. Cuando disfrutamos sus espacios y admiramos su funcionamiento como lugares de atracción social. Khan elaboró un nuevo método compositivo. La estratificación vertical de las casas también es muy habitual. técnico y ergonómico. Se creaba así un marco rígido desde el punto de vista de la estructura pero flexible en cuanto al programa. Nuestra intención es poner en duda esta relación entre la forma y la función a partir de la relación contingente entre la arquitectura y el clima. Puede ser que las necesidades cambien . Por ejemplo. las casas de los barrios antiguos definen una serie de espacios en sección. El origen de la forma urbana de Venecia y del encanto de sus pequeñas plazas o campi no es otro que la falta de agua potable. al paso del tiempo. La idea del programa fue criticada en tanto que respuesta demasiado unívoca a las necesidades y a los usos. con temperaturas que varían de 30 ºC en el sótano a 35 ºC en la planta baja. Se trata de llegar a una arquitectura libre de predeterminaciones formales y funcionales. los habitantes se desplazan entre el sirdab (sótano) y el talar (galería a lo largo del patio).5 Desde el punto de vista arquitectónico. promulgada. La arquitectura no era más que la expresión espacial del programa y no se permitía ninguna dimensión semántica o afectiva. del sótano a la cubierta. jardín. 41 ºC en el primer piso y 50 ºC en la cubierta. recogidas en un pozo en el centro de la plaza. que disminuye a medida que uno se eleva. en función de los cambios térmicos. estas jerarquías definían un conjunto de espacios donde cada espacio se definía en relación a los demás. abierta a los cambios meteorológicos y estacionales. expresa ante todo la necesidad de crear un espacio exterior protegido de las tormentas de arena. cambian constantemente. humedad y luminosidad. para ofrecer una arquitectura que se asemejaría a una geografía: una meteorología abierta y cambiante. Su uso también puede variar del día a la noche. y llegar a unas dimensiones no exploradas en las que la arquitectura provoca la aparición de espacios y prácticas en el seno mismo de la materia. relativamente modestas. permiten evitar zonas de depresión. a las alternancias del día y la noche. que se habitaría en función de la actividad. En Bagdad. el patio. espacio central característico de la planta de las viviendas de las regiones desérticas. Trabajamos en una inversión de los métodos de proyecto tradicionales con el fin de permitir una nueva organización del espacio. espacio de servicio. en búsqueda del calor o del fresco. su función varía según las culturas y las épocas: lugar donde se recoge el agua de lluvia.

En las islas Aleutianas de Alaska. Estos ejemplos son muy diversos y muestran cómo "la forma y la función siguen al clima". dimensiones inexploradas. pueblo acurrucado. No debe ilustrar pero da contenidos que ilustrar. Las veladas e incluso nuestras reuniones vespertinas. se multiplican. curral . en planta y sección. que cumplen funciones tanto de la producción como del hábitat. Imaginamos una arquitectura que precede al significado. organizaciones anticuadas. En Francia perduran algunos nombres .bourne.9 Efectivamente. buron. donde se guarda el forraje.12 En numerosos pueblos franceses antaño había una habitación llamada la voute (la bóveda).]. que servía tanto de establo y almacén de estiércol como de sala de vida familiar. Al la evocar. extraños socialmente. puesto que designan espacios que ya no logramos describir ni clasificar. Lo que Robbe-Grillet aspira a destruir es pues el adjetivo". caouhade. que se despliegue libremente en el espacio y el tiempo y que induzca a nuevas prácticas. Perseguimos una arquitectura cuyo fin es el "de estar aquí antes ser algo". vivoir. se remontan a una época en la que las personas se agrupaban en las noches de invierno en una misma habitación para compartir su calor corporal..] se combinan y se transforman ante nuestros ojos" -11 y donde "los lugares."fresquera" de las antiguas casas de campo francesas ilustra un tipo de especialización climática que ha generado formas. climáticas.7 Robbe-Grillet denuncia la "tiranía de los significados"8 y. frío. ramonetage. y el muro sur. pero en el interior de su lenguaje. podríamos decir). tragedia". en su artículo "Naturaleza. Existe un número impresionante de maneras de ocupar unos espacios híbridos.. Buscamos una arquitectura que no sea funcional ni analógica.. entre el muro norte. Ahí transcurrían las veladas en invierno para aprovechar el calor de los animales y de la fermentación del estiércol. eso es lo que denunciamos. tiempo caprichoso. espacios que ya no sabríamos habitar y todavía menos imaginar y dibujar. que logra anudar todos los vínculos metafísicos del objeto [. espacios y prácticas. Nuestro objetivo es actualizar la relación entre la arquitectura y el clima . acoger comportamientos y modos de vista imprevistos.. No representa pero presenta espacios y temporalidades físicas. completamente inconcebibles hoy en día. más caliente.que ya no nos dicen gran cosa. o en acabar con "el adjetivo singular y global (gestaltista. Esta capacidad extrema de abrirse a la realidad permite descubrir.en la era del desarrollo sostenible. más seco. donde la arquitectura provoca . Lo que nos fascina en la obra de Robbe-Grillet es su enorme capacidad de hacer que existan espacios y tiempos en el presente de la lectura. se invierten. lo que resolvía el problema térmico a la vez que generaba una práctica social. por lo tanto. zadrouga. usos caducos. ruinas de actividades extinguidas. entre el sótano húmedo donde se guarda el vino y el granero. los objetos. Roland Barthes señalaba su empeño en despojar los objetos de toda calidad metafórica y analógica. proporciona ejemplos de esos adjetivos que imponen una lectura psicológica del espacio cuando califican un nombre. es decir que tiene sentido. Todo significado que va más allá de la arquitectura le impide habilitar libremente un espacio y un tiempo abiertos a las interpretaciones y. aquí y ahora. las situaciones" se funden.la aparición de tiempos.natural o artificial . "los elementos temáticos [. en un artículo de 1954.por sí misma .como indica Gérard Genette.10 como deseaba Robbe-Grillet en 1956 con relación a los "gestos y los objetos" de las construcciones novelescas futuras. modos de vida superados. de dibujar laberintos extraordinarios a lo largo de frases donde la realidad se reinventa con cada palabra . rafraichoir. la "literatura objetiva" de Alain Robbe-Grillet. como en el presente continuo de El año pasado en Marienbad.. geográficas y fisiológicas. por tanto. estas reuniones invernales podían acoger hasta trescientas personas alrededor de un único hogar en una especie . humanismo. Función La arqueología de los tipos arquitectónicos es un vasto campo sembrado de antiguos programas y de espacios con funciones obsoletas. chauffoir. Esta arquitectura sustituye los condicionantes funcionales y simbólicos por la libertad de uso e interpretación.

Por ejemplo.philipperahm. y a producir agua caliente y electricidad. como la famosa cocina de Fráncfort creada en 1927. 2 Arquitecto suizo (1967) titulado por la EPFL de Lausana. en Lausana y es director de un máster en la École Nationale Supérieure de Beaux-Arts de París-Malaquais. Lo que nos interesa es la capacidad que tiene la arquitectura de no ser funcional sino abierta. más bien. dejar la puerta abierta a la interpretación funcional del espacio. 2010. la aparición de una función a través de sus respuestas a los condicionantes climáticos y técnicos.com 3 En Francia. una celosía de listones de madera para cerrar ventanas y balcones que sirve para tamizar la luz natural y refrescar el ambiente mediante la circulación de aire en su interior. la inversión de los papeles entre función y clima nos ayuda a formular una arquitectura cuya funcionalidad emergería. como no. las células familiares volvían a formarse en sus tiendas de campaña personales. interpretable. De entre sus publicaciones más recientes destacan Environ(ne)ment. la historia no es lineal y el papel social del moucharabieh en el Islam siguió de cerca a la solución de un problema físico (o nació de forma simultánea). artificial o natural. libre. es decir no de dar respuesta a una función preestablecida. De hecho. En 1995 fundó el estudio Décosterd & Rahm Associeés junto a Jean-Gilles Décostared y desde 2004 tiene despacho propio con sedes en Lausana y en París. Manieres d'agir pour demain (2006) y Architecture meteriologique (2009). El comedor. en el que algunas funciones empiezan a sufrir una regresión.por una definición energética de la arquitectura y del territorio". de lo tectónico a lo termodinámico. Nos interesa hacer que el espacio construido sea mas libre y separarlo de unos condicionantes funcionales unívocos para lograr que sea permeable. el consumo de energía en el sector de la edificación. Cada habitación toma entonces una función específica y algunas de ellas se hacen cada vez más técnicas y sus formas son cada vez más determinadas. en verano. tiende a desaparecer como espacio independiente. es decir la energía destinada a calentar o refrigerar los espacios interiores. Editorial Gustavo Gili. la École Nationale Supérieure de Beaux-Arts de París. genera una relación ambigua entre interior y exterior de la que resulta un complejo juego social. www. no ambicionamos inventar nuevos tipos de habitaciones para nuevas funciones. por ejemplo. Estamos convencidos de que la arquitectura debe permitir la evolución de todas las maneras de habitar.de gran casa comunal. cuando se introdujo el pasillo en la casa burguesa. en lo que nos concierne. ligados al desarrollo sostenible. lo biológico y lo meteorológico". según la misma relación que describe el científico americano Jared Diamond: las variaciones del medio transforman el curso de la historia de los pueblos y. de problemas o respuestas climáticas. hacer posible. Evidentemente. Barcelona. la forma arquitectónica y sus usos. sino. en un movimiento de la arquitectura "hacia lo microscópico y lo atmosférico. Sin embargo. en Mendrisio. García-Germán Javier editor. Ha sido profesor en las escuelas de arquitectura de la Architectural Association de Londres. Sea como fuere. La tipología arquitectónica de la vivienda sigue evolucionando y nuestro trabajo persigue hacer emerger nuevos tipos de hábitat en función de nuevos modos de acondicionamiento climático. 1 Este artículo integra el libro "De lo mecánico a lo termodinámico .14 El programa monofuncional de las habitaciones de nuestras casas se remonta a principios del siglo XIX. supuso en 2000 el 46 % del . el moucharabieh del Islam.13 Lo que nos interesa es como un problema o una solución arquitectónica han podido provocar la aparición de modos de vida novedosos e imprevistos. habitamos un paisaje interior mas bien reciente. sino más bien sugerir. Su trabajo trata de redefinir la práctica arquitectónica con el fin de pasar de la preponderancia de lo visible a lo invisible.

En el Limousin. en Por una novela nueva. en Pour un nouveau roman. En ese sentido Monod afirma: "Solo el azar está en el origen de toda novedad. 2002. Círculo de Lectores. vol. 1. Alain. Los arquitectos de la corte no se ocupaban del uso de las estancias. 140 (versión castellana: El azar y la necesidad. Cuando se alcanzaba un determinado límite . 11 Genette. París. 48 (versión castellana: "Naturaleza. 4 Para el horizonte de 2050. en Pour un nouveau roman. cit. Barcelona. cit. en Monod. en Ensayos críticos. en Por una novela nueva. Jacques. "Un camino para la novela futura". a lo que Bernini respondió que ese tipo de cuestiones no concierne a los arquitectos sino a los Intendentes. "Vertige fixé. el número y tamaño de los pueblos y la cantidad de casas que éstos agrupaban dependía de los recursos hídricos y de su capacidad para satisfacer las necesidades de cierto número de hombres y animales domésticos. 6 Véase Plemenka. a dos culturas próximas lo encarna Gian Lorenzo Bernini: cuando presentó sus planos del Louvre a Jean-Baptiste Colbert. tragedia". 296 (versión castellana: 'Literatura objetiva". 13 Véase Deffontaines.en torno a cinco o seis casas -. pág. la energía consumida por los edificios supera en la actualidad el 50 % del consumo total del país. 5 Por supuesto. 1966. 12 Un ejemplo apropiado de este tipo de desfase. "L'aspect bioclimatique de l'architecture vernaculaire". Supic. Alain. Éditions Seuil. op. humanismo. multiplicar por cuatro su producción y dividir por dos sus emisiones de CO2. . se detenía el crecimiento del pueblo. en particular pág. 2000.consumo nacional y el 26 % de la emisión de gases de efecto invernadero. 1970. Lausana. multiplicar por ocho su rendimiento. preocupado. Éditions Seuil. pág. 88. Éditions du Minuit. París.44. "Une voie pour le roman futur"(1956). Éditions du Seuil. 2002. Éditions Gallimard. pág. 27 . Roland. pág. 31. alrededor de otra fuente natural. en el centro de Francia. 10. 21) 9 Robbe-Grillet. 1994. 125-126). págs. 42). Alain. éste le preguntó. Seix Barral. Barcelona. Barcelona. Se construía entonces un nuevo pueblo más lejos. sin embargo. op. de toda creación en la biosfera". donde dormiría el Rey. el agua siempre es un factor decisivo en la organización de los asentamientos humanos. op. pág. 8 Robbe-Grillet. Le hasard et la necessite. que concierne. págs. 2). una sociedad sostenible a nivel mundial debería tener un crecimiento económico del 3 o 4 %. humanisme. 14 Los programas de arquitectura seguirán entonces las teorías de Jean-Baptiste Lamarck y sobre todo las de Jacques Monod sobre el papel del azar en la aparición y la evolución de las formas de vida. tragedie"(1958). París. en Figures I. 7 Barthes. en Architecture et comportement. cit. En Suiza. París. "Nature. a pesar de que el despertar y el acostarse del Rey eran actos públicos a los que asistían un gran número de cortesanos. 1972. pág. 20 (versión castellana: "Un camino para la novela futura". 1973. Seix Barral. 1961.. es decir.) 10 Robbe-Grillet. L'Homme et sa maison. pág. Gérard. "Littérature objective" (1954) en Oeuvres completes (vol. Pierre.