Está en la página 1de 4

Cannabis y Embarazo

Las mujeres embarazadas a menudo optan por auto medicarse con cannabis para
controlar las náuseas. Los hijos de las consumidoras de cannabis de Jamaica
mejoraron sus reflejos 30 días después de su nacimiento. El jengibre, otro remedio
de hierbas, también puede aumentar el riesgo de aborto natural.

La cuestión sobre si es seguro continuar con el consumo de cannabis durante el
embarazo ha causado una gran controversia en los últimos años, ya que las tasas
de consumo siguen aumentando y el uso de esta droga está cada vez más
aceptado social y médicamente. El consenso actual sostiene que un alto consumo
durante el embarazo puede dar lugar a una reducción en el peso al nacer, y
posiblemente incrementar el riesgo de problemas tales como la preeclampsia. Sin
embargo, puede que la medida en la que esto ocurre dependa tanto del método de
consumo como de otros factores diversos.

Una nueva investigación sugiere una conexión entre el cannabis y los primeros
problemas de desarrollo

Puede ser seguro administrar pequeñas cantidades en ciertos momentos a lo
largo del embarazo, y optar por un método que no sea fumar puede reducir el
riesgo de problemas de desarrollo. No obstante, un estudio reciente concluyó que
en las primeras etapas del embarazo, incluso una ligera variación en los niveles de
endocannabinoides podría afectar el desarrollo embrionario. Los investigadores
averiguaron que, tanto silenciar como aumentar los endocannabinoides, el THC y
la anandamida en ratones gestantes altera la velocidad a la que las nuevas células
de la placenta (específicamente los trofoblastos) se forman y migran hacia la
pared del útero.
Aunque los resultados no han sido reproducidos en humanos, el parecido en la
actividad del sistema endocannabinoide entre ratones y seres humanos llevó a los
investigadores a concluir que “la exposición al cannabis puede afectar

los trofoblastos se combinan con el endometrio para formar la placenta. Del mismo modo. que puede atravesar la barrera placentaria para afectar directamente al desarrollo del feto. En circunstancias normales. En particular. La reducción de la tasa de migración del trofoblasto puede provocar irregularidades en la implantación del feto. esto supone una reducción de la actividad de la placenta y del crecimiento fetal antes de que se produzca la muerte del feto en última instancia. de modo que el embrión puede recibir los nutrientes que necesita para sobrevivir. el uso de cannabis en las fases tempranas del embarazo puede tener efectos sobre el desarrollo inicial del cerebro. esta reducción alcanza un promedio de sólo 90gr menos (lo que se considera estadísticamente como . Sin embargo.negativamente al desarrollo temprano del embrión que luego se perpetua en el embarazo”. La disfunción temprana del trofoblasto también ha estado implicada en posteriores abortos naturales (hasta las 20 semanas). otros estudios han establecido una relación entre el consumo de cannabis durante la gestación y la probabilidad de brotes psicóticos en los hijos adolescentes. El consumo de cannabis durante las primeras fases del embarazo y la disfunción cerebral en la edad adulta Los investigadores también supusieron que ya que el sistema endocannabinoide está tan estrechamente vinculado con la actividad neuronal en el sistema nervioso central. un estudio de la Escuela de Medicina Christchurch (Nueva Zelanda) averiguó que mientras que el consumo de cannabis en estado de gestación se asociaba con un detectable peso inferior al nacer. es necesario seguir investigando antes de sacar conclusiones firmes sobre la relación entre los niveles de endocannabinoides y la disfunción del trofoblasto. Sin embargo. se considera que el THC. influye en el desarrollo de las habilidades cognitivas. lo que puede a su vez aumentar el riesgo de aborto espontáneo y la aparición de problemas en el desarrollo más tarde.

y que son los que a menudo van a presentar trastornos del desarrollo. halló que las mujeres blancas que consumen cannabis experimentaron una reducción en la tasa de natalidad infantil y un aumento del riesgo de parto prematuro. Otro estudio realizado en Boston. el origen étnico y el nivel socio-económico Un conocido y citado estudio titulado ” Efectos del Consumo de Marihuana durante el Embarazo en el Llanto del Recién Nacido (Dreher et al. a través de la gestación y hasta los 5 años. No se observó una diferencia apreciable en el peso al nacer entre los grupos. este efecto se limita a las madres que fuman cannabis. con más disfonía (ronquera). Cuando se analizó a los bebés de acuerdo con la Escala Neonatal de Brazelton de Evaluación del Comportamiento. Dreher siguió documentando el desarrollo de 56 niños de Jamaica. no hubo ninguna diferencia inicialmente. las propias madres informaron de que habían experimentado alivio del estrés y de las náuseas durante el embarazo. y con un tono más grave.insignificante). Se cree que estas características acústicas se presentan comúnmente en los recién nacidos que sufrieron riesgo perinatal. la mitad de las madres de estos niños habían consumido cannabis con frecuencia variable durante el embarazo. El efecto de la cultura. Los hijos de madres consumidoras eran menos irritables y se relacionaban socialmente con mayor facilidad. . aquellas que ingirieron el cannabis dieron luz a bebes cuyo llanto está dentro de la gama acústica normal. 1989)” demostró que el llanto de los bebés de madres que fuman cannabis en Jamaica era más corto en duración. pero a los 30 días la descendencia de las consumidoras de cannabis (tanto fumado como ingerido en forma de té) ya estaba obteniendo una alta puntuación en la evaluación de los reflejos y en la estabilidad autónoma (capacidad de regular el sistema nervioso autónomo). Curiosamente. mientras que las mujeres no blancas no sufrieron un mayor riesgo más allá del que ya está asociado con su origen étnico. tampoco encontró ningún vínculo con el aborto espontáneo ni con el ingreso del bebé en la unidad especial de cuidados postnatales.

una mayor dependencia de la asistencia social. además. se asocia a los consumidores con un menor nivel educativo. las madres consumidoras de cannabis gozaban a menudo de una mayor independencia económica. Por el contrario. donde fumar de manera social se ve como una forma de fortalecer las relaciones. en el estudio de Boston se considera para esa misma tasa un consumo “ocasional” y “de al menos 2 o 3 veces al mes”. en esta muestra. Es también mucho más probable que la politoxicomanía se dé en los países donde el cannabis sigue siendo ilegal que en los países donde su uso es tolerado y aceptado. mientras que en el estudio de Jamaica se consideró el consumo diario como la tasa más alta.¿La aceptación social del cannabis reduce el riesgo de problemas en el desarrollo? Sin embargo. La riqueza de este ambiente puede explicar en parte la mejora en el desarrollo de la descendencia de las consumidoras. Este fenomeno cultural está muy establecido en Jamaica. cuanto más alto sea el consumo de cannabis. la comunas como forma de vida colectiva son relativamente frecuentes entre los variados grupos espiritistas que se encuentran en el país. Además. teniendo cuidado a la hora de evaluar el efecto de la regularidad y frecuencia del consumo. mayor es el nivel de independencia y de integración social de la mujer. el origen étnico y las actitudes culturales hacia el cannabis. De hecho. se deben llevar a cabo investigaciones más profundas entre naciones. y un menor nivel de satisfacción con la vida en general. Para determinar la relación exacta entre los problemas en el embarazo. menores ingresos. . en los países donde el cannabis sigue siendo ilegal e inaceptable socialmente. y más frecuentemente disfrutaban de los beneficios de tener redes sociales cercanas y extendidas.