Está en la página 1de 12

REAN ¡MACIÓN CARDIOPU LMONAR

RCP (Resucitación Cardiopulmonar) avanzada comprende las medidas que deben

aplicarse cuando se tienen medios técnicos adecuados y personal preparado para su utilización

Sus objetivos son: establecer la ventilación adecuada, restablecer la actividad

cardiaca, normalizar el ritmo cardíaco y estabilizar la hemodinámica.

Se efectuarán los siguientes pasos:

.

Mantenimiento de la permeabilidad y aislamiento definitivo de la vía aérea.

.

Ventilación y oxigenación.

.

Masaje cardiaco.

.

Empleo de fármacos y vías de administración.

.

Monitorización electrocardiográfica.

.

Diagnóstico y tratamiento específico de arritmias.

Los cuidados post-reanimación tendrán como objetlvo oplintZar las funciones de

idos primariamente o a post-anóxica. Por ello

los diversos sistemas orgánicos que pueden estar secundariamente a la hipoxia, especialmente la encef

los cuidados comprenderán:

- La valoración de la recuperabilidad del paciente y de la causa que ha provocado

la PCR.

- La valoración neurológica y tratamiento específico de la encefalopatía post-

anóxica.

- Control de los diversos órganos y sistemas, con optimización del tratamiento de

los mismos.

El paro cardiorrespiratorio es la condición que más rápidamente pone en riesgo la vida de una persona y requiere, por lo tanto, de una acción inmediata y eficaz. La

preservación de la función neurológica está en relación directa al tiempo de inicio de

maniobras de reanimación

cardiopulmonar.

Se ha demostrado

que mientras más

pronto se recupere la circulación y oxigenación en una víctima de paro

cardiorespirratorio de cualquier origen, la recuperación total es mejor.

Existen tres factores que se relacionan con un mal pronóstico:

a) Tiempo prolongado del paro antes del inicio de RCP,

b) fibrilación ventricular prolongada sin terapia, y

c) inadecuada perfusión coronaria y cerebral. Por ello es necesario iniciar

rápidamente las maniobras básicas y avanzadas de reanimación.

CAUSAS Dentro de las causas de muerte de origen cardiaco, la fibrilación ventricular ocupa el primer lugar, por lo que tener acceso lo más pronto posible a un desfibrilador es de

vital importancia.

Dentro de las

causas de paro cardiorrespiratorio en adultos se encuentran las

-

siguientes:

.

lnfarto agudo de miocardio.

.

Enfermedad vascular cerebral.

.

Fibrilación ventricular primaria.

.

Hipotermia.

.

Alteracionesmetabólicas.

.

Trauma.

.

lntoxicaciones medicamentosas.

PLAN DE ACCION El plan de acción para resolver el paro cardiorre de todo el equipo médico y paramédico, éste de cada persona. Se requiere de un

requiere de la participación

ser rápido y tener claro el objetivo

de 6.

4 personas y un máximo

1. Líder: Es la persona que dirige todas las acciones en la atención de la víctima

en paro cardiorrespiratorio, y deberá ser la persona mejor capacitada en

reanimación cardiopulmonar. La segunda persona está asignada al soporte de la vía aérea, proporcionando ventilación y oxigenación.

3. La tercera persona realiza las compresiones torácicas.

4. La cuarta persona instala el acceso venoso y administra los medicamentos.

5. La quinta persona llevará la bitácora que incluirá: Tiempo, medicamentos

administrados y maniobras

6. Una persona más apoyará a cualquier miembro del equipo que lo solicite.

CARRO DE PARO

Es el equipo desplazable que se utiliza para la atención de un paciente en paro

respiratorio ylo

paro cardiaco y está constituido por equipo electromecánico,

materiales y fármacos. La organización debe ser de la siguiente manera:

1. Monitor-desfibrilador con marcapaso. 2. Medicamentos.

EQUIPO DE ViA AÉREA

a) Mascarilla con válvula unidireccional y entrada de oxígeno

para ventilación boca mascarilla.

b) Bolsa-válvula-mascarilla con reservorio.

c) Cánulas endotraqueales de diferentes tamaños.

d) Cánulas de Guedel de distintos tamaños.

e) Guía metálica para intubación.

f) Mascarillas laríngeas.

g) Equipo para cricotirotomía percutánea.

h) Fuente de oxígeno con flujómetro y conector.

i) Laringoscopio con hojas curvas y rectas de diferenies tamaños. j) Lidocaína en spray.

k) Pinza de Magil.

l) Unidad de succión. m) Cánula de Yankauer.

n) Sondas de aspiración de diferentes

ACCESOS VASCULARES

a) Guantes.

b) Equipo de venopunción.

c) Catéter periférico de diferentes tamaños.

d) Llave de 3 vías.

e) Equipos macrogoteros y microgoteros.

f) Apósito oclusivo.

g) Equipo para instalar una vía venosa central.

h) Catéter venoso central.

i) Ligadura.

j) Jeringas de distintos tamaños

k) Gasas.

SOLUCIONES

a) Ringer lactado de 1000 ml.

b) Cloruro de sodio de 1000 y 250 ml.

c) Dextrosa al 5a/o de 1000 y 250 ml.

d) Gelatina succinilada 500 ml.

i

|

{

¡

,

-"

-'

,,

]

,j

¡i

#f'

.,J

¡l

1

-"':,-

0.,. 1,

-.--

1

¿1-,.

i{.1¡

LItt

*r"

i t

1

"!'

,-

J,

t,

i

i

Dentro de

los

accesos vasculares

tenemos que poner

un catéter en la vena

yugular.

Otros

a) Electrodo adulto y pediátrico para monitorización.

b) Electrodo para marcapaso externo.

c) Electrodo para marcapaso endovenoso.

d) Pasta conductora.

e) Sonda nasogástrica de diferentes tamaños.

f) Jalea K-Y.

g) Papel gráfico para monitor.

h) Pilas para laringoscopio.

i) Cable para marcapaso externo.

j) Tabla rígida.

PROCED¡M¡ENTO

- IDENTIFICACIÓNTEMPRANA El primer paso para la asistencia de una víctima con paro cardiorrespiratorio o con

una urgencia cardiológica es su identificación temprana.

lniciar inmediatamente la reanimación y activar el sistema de emergencia. En

algunos lugares se denominan códigos (asignándoles un color). Debe ser activado desde cualquier punto. A la llegada del equipo de reanimación avanzada se apoyará

a la víctima de acuerdo a sus necesidades, siguiendo el ABC de la reanimación.

- víA AÉREA

Se verifica la permeabilidad de la vía aérea, y en caso necesario se realizan

maniobras como aspiración, instalación de cánula oro o nasofaringe, entre otras.

- VENTILACIÓN Se inicia la ventilación con bolsa-válvula-mascarilla con reservorio a flujo alto (10 15

Its x'), en tanto se instala un acceso oro o nasotraqueal y se inicia asistencia

mecánica ventilatoria. En caso de no tener éxito deberá disponerse del equipo de cricotirotomía percutánea y máscara laríngea; este procedimiento aísla la vía aérea, la mantiene permeable, reduce el riesgo de aspiración y puede ser utilizada para la administración de medicamentos como la epinefrina, atropina y lidocaína. Una vez

la secuencia normal de

que se intubó al paciente, no es necesario llevar a ventilación-compresiones. Durante la reanimación

de pulso e idealmente la capnografía; una

ción de la efectividad de la lmente debe ser mayor a 20

monitorizarse la oximetría

reanimación es la medición del ETCO2, que

mmHg durante una reanimación exitosa.

CIRCULACIÓN El apoyo durante la reanimación cardiopulmonar más importante es el mantener la irrigación a los órganos vitales, especialmente el cerebro, motivo por lo que para

suplir la falta de volumen por la ausencia de bombeo cardiaco, se utilizan las

compresiones torácicas externas, que aportan aproximadamente el 2oo/o del gasto

-

cardiaco normal, y simulan una presión arterial sistólica de entre 70 y B0 mmHg,

suficientes para proteger al cerebro durante la reanimación.

identificación del ritmo que tiene el paciente durante la reanimación. El término

Es importante la

reanimación cardiopulmonar avanzada se refiere a las maniobras, accesos venosos, soporte farmacológico y la terapia eléctrica. La arritmia más frecuente que provoca y se acompaña en la gran mayoría de los pacientes adultos con paro cardiaco es la fibrilación ventricular. En el caso de identificar esta arritmia, la desfibrilación será la prioridad a resolver con tres descargas, con incremento progresivo de energía, la primera vez con 200 J, la siguiente, con 300 J, y la última con 360 J. En caso de no

resolver la arritmia, se continuarán las maniobras

y seguirán aplicándose los

fármacos y descargando al paciente con el siguiente orden: Droga-maniobras-

descarga-maniobras- droga, etc. Al cambiar el trazo en el monitor, se verificará el

pulso carótida, y

de acuerdo a los hallazgos se continúan las maniobras o se

modifica el tratamiento. Los accesos venosos durante la reanimación serán

periféricos, de preferencia en las venas antecubitales del antebrazo; no se sugiere

instalar una vía central (subclavia o yugular). Se recomienda la solución salina o

glucosada al 5o/o, así como la administración de bolos de 20 ml de solución después de cada medicamento y la -elevación del miembro torácico, para asegurar que el

medicamento llegue a la circulaclón central.

. MEDICAMENTOS

El medicamento inicial en la reanimación durante el paro cardiorrespiratorio de cualquier tipo, es la epinefrina, su efecto es la vasoconstricción mejorando la

perfusión coronaria y cerebral. La dosis recomendada es de 1 mg en bolo lV cada 3 a 5 minutos. Existen algunas variantes en la reanimación básica y avanzada parc situaciones especiales como: Embarazo, accidentes por electricidad, trauma, casi

ahogamiento e hipotermia, para los cuales existen lineamientos específicos. El

paciente deberá ser trasladado en cuanto sea posible Críticos después de que se ha logrado restablecer un identificar el pulso para continuar el apoyo cardi

con todos los recursos humanos y tecnológicos

a un-a Unidad de Cuidados

cardiaco, y se puede y cerebral, contando

DROGAS Y FLU¡DOS DE USO MÁS FRECUENTE

La utilización de drogas en la RCP está indicada cuando las maniobras previas (ventilación y masaje) se han demostrado ineficaces para lograr una actividad

cardiaca efectiva.

Se debe disponer de una vía venos a. La canulación de una vía venosa periférica

puede ser especialmente difícil en el paciente pediátrico, y su fragilidad excesiva. Por

ello es preferible en este tipo de pacientes el abordaje central realizado por vía

percutánea. De ellas las rnás comúnmente usadas en el niño son:

- Femoral.

- Yugular.

- Subclavia.

Una alternativa para no demorar el resto de las maniobras de RCP, mientras se

consigue cateterizar una vía venosa es la vía endotraqueal. A través de ella se

pueden administrar drogas como la adrenalina, atropina o lidocaína. a dosis algo

mayores que las recomendadas por vía lV y diluidas en 1-2 ml de suero salino.

Finalmente de forma excepcional, se puede tener que recurrir a la punción intra-

cardíaca en los casos en que resulte imposible conseguir otra vía de administración y dadas las dificultades asociadas en el paciente pediátrico.

En los casos de hemorragia aguda, deshidratación, etc., debe efectuarse una rápida

expansión de volumen con soluciones salinas, coloides o sangre.

Entre los fármacos más utilizados están:

o ADRENALINA: La adrenalina continua siendo una droga de elección y el objetivo que €e pretende es lograr una adecuada estimulación de la

actividad eléctrica cardiaca.

Las acciones farmacológicas son

complejas pero sin embargo, a las dosis utilizadas en el curso de la

RCP son básicamente dos los efectos que resultan útiles:

- Efecto ni (Betal), consistente en incremento de la capacidad contráctil y actividad eléctrica de la fibra miocárdica convirtiendo la

fibrilación de onda lenta en fibrilación de onda rápida, susceptible como

Iuego veremos de tratamiento mediante desfibrilaciÓn.

- Efecto tr (Alfa) que induce vasoconstricci

- periférica con elevación emento de la presión de soconstricción cerebral y del

de la presión diastólica, lo que causa ug) pulso. A pesar de esto, no se

territorio coronario porque

los efectos de la autorregulación de presión y flujo sistémico.

local apoyados por el i

Ambos efectos son fundamentales en el tratamiento de la RCP, y si bien existe controversia sobre cuál de ellos es el más relevante, ciertas

evidencias experimentales destacan la importancia del efecto alfa.

Como contrapartida a estas ventajas

adrenalina incrementa en

gran

que la

medida el consumo de oxígeno

debe tenerse en cuenta

miocárdico, lo que puede resultar muy nocivo sobre miocardio

previamente isquémico, además como la perfusión subendocárdica se realiza durante la diástole, esta resulta dificultada según se incrementa la contractilidad. Bajo estas condiciones, la utilización de una droga con

efecto exclusivamente alfa, puede ser una alternativa a considerar.

lndicación: Una vez iniciadas las maniobras de reanimación

(ventilación y masaje) con asistolia persistente preferiblemente bajo

control ECG. Fibrilación de onda lenta para inducir paso a. onda rápida (el desfibrilador debe estar disponible para su uso). De elección en el

tratamiento del shock anafiláctico.

Considerar que resultará menos efectiva si existe importante acidosis o

si se mezcla con bicarbonato en la misma vía de administración.

Presentación: Ampollas de 1 ml = 1 mg (1 :1000). No utilizar sin diluir.

Preparación de la dilución: Diluir 1 mg (1 amp = 1 mgr = 1 ml) en 9 cc

de SF (Suero Fisiológico). Resultarán 10 ml de adrenalina al 1: 10.000

(1 ml = 0,1 mg).

Dosificación y vía: Administrar a dosis de 0,1 mllkg de la dilución al 1:10.000 (0,1 ml= 0,01 mg), adultos dosis de 0,5 a 1 mg (de 5 a 10 ml

de la dilución l:10.000). Puede repetirse cada 5 minutos (corta vida

media) según el efecto.

Puede administrarse vía intravenosa, intratraq

mismas dosis, las dos primeras son ig

administración intra-cardiaca debe evitarse

riesgos (neumo, hemopericardio, irreversible).

intra-cardiaca las

eficaces, pero la

que presenta grandes

x, fibrilación ventricular

BICARBONATO SÓOICO: Antes o durante la PCR la existencia de

acidosis es la norma, debido al metabolismo tisular bajo condiciones de

hipoxia y a la

coexistencia de hipoventilación.

La utilización de

bicarbonato es uno de los aspectos clásicos de tratamiento, sin

embargo, es necesario mantener una actitud prudente respecto al uso

del mismo por varias razones:

a) La instauración de una ventilación adecuada elimina uno de los

factores mas importantes que contribuyen a la acidosis, por lo tanto el

control de la ventilación y hiperventilación constituyen

la obtención de un cierto grado de

un objetivo prioritario, mas que la

administración de bicarbonato en si misma.

b) Esto, junto con una mejora de la perfusión tisular debida al masaje cardíaco efie,az puede atenuar rápidamente el grado de acidosis previa,

originado sobre corrección de la misma.

c) La tolerancia a la acidosis es mayor en el paciente pediátrico

(especial mente lactantes)

d) El uso indiscriminado de bicarbonato (hipercorrección) produce

alteraciones (alcalosis metabólica, hipematremia, hiperosmolaridad,

incremento de la afinidad de la Hb por el oxígeno) tan perjudiciales o

mas que la propia acidosis.

lndicación: lndicado como maniobra inicial solo en caso de acidosis

severa documentada (pH <

7 lq

o hiperkaliemia corno causa de PCR.

Presentación: Utilizar siempre la solución 1M (8,4o/o). Ampollas de 10

ml= 10 mEq; 1 ml= 1 mEq. No administrar sin diluir.

Preparación de la dilución: Diluir en proporción 1'. 1 con suero

glucosado 5% (1 ml de la dilucción = 0,5 mEq).

Dosificación y vía: 1 mEq/K dosis inicial si se desconoce déficit de

bases. Valorar administrar la mitad de la dosis anterior cada 10 min si

persiste la situación. Siempre que sea posible, definir las dosis en

función del pH arterial evitando excederse en la corrección.

No emplear como medida de rutina, esperar 5 a 10 min

primera dosis y siempre que se trabaje

ulilizar perfusión de bicarbonato 116

de dar la adecuada. No

con ventilag

M para

ñtener la vía. No

administrar en la misma vía que los agentes i

vía endotraqueal. Preferible vía central.

cos y/o calcio ni por

CALCIO: La base fisiopatológica

radica en su acciones

para justificar el empleo del calcio

inotrópica positiva y su capacidad para

incrementar tanto la excitabilidad como la velocidad de conducción eléctrica en el músculo cardíaco. Su administración en el curso de

pasado de ser un axioma a convertirse en un hecho

tratamiento ha

controvertido

ya que existen pruebas de que la administración

incluso a dosis consideradas como terapéuticas)

indiscriminada (e

puede producir

efectos indeseables que superan a las ventajas

teóricas, entre los que cabe citar: bradicardia, actividad ectópica,

fibrilación ventricular refractaria, peor pronóstico neurológico etc. Por consiguiente, y a la luz de los datos disponibles actualmente, no se debe utilizar como medicamento rutinario en el tratamiento de la PCR.

Está contraindicado en pacientes con intoxicación digitálica.

lndicación: lndicado como tratamiento coadyuvante en la hiperkaliemia mientras se instauran otras medidas correctoras. También en los casos de disociación electromecánica donde se ha comunicado una respuesta

mas favorable. Pacientes e¡n PCR y bajo tratamiento previo con bloqueantes del calcio. Hipocalcemia severa documentada o tras

correcciones importantes de acidosis. Aconsejable en neonatos. Utilizar con mucha precaución en pacientes digitalizados.

Presentación: Disponible como gluconato y cloruro cálcico. Preferible

el uso de cloruro por su biodisponibilidad inmediata.

Cloruro Cálcico al 1Oo/o (1 amp= 10 ml; 1 ml = 100 mgrs de sal =27,2

mg de Ca** = 1,36 mEq).

Gluconato Cálcico al 1oo/a (1 amp= 10 ml; 1 ml= 100 mgrs de sal = 9,3

mg de Ca** = 0,46 mEq)

Preparación de la dilución: Puede administrarse sin diluir, pero la

administración ha de ser lenta, no en bolo (entre 5 y 10 min a pequeñas

tandas), ya que puede producir bradicardia severa y/o arritmias graves

e incluso parada en sístole. Puede diluirse en suero glucosado 5%,

nunca en soluciones bicarbonatadas.

Dosificación y vía: Dosis inicial de cloruro cálcico 10 mg/Kg de sal (0,1

ml/Kg del preparado al lOYo) dosis máxima 0.5 - 1 grs. Dosis para

adultos de 5 ml"dosis total de cloruro cálcico al lAo/o. Dosis mayores (de

2A a 50 mgrs/Kg) recomendadas en pautas anteriores, se consideran

hoy excesivas.

La dosis de gluconato oscila entre 100-200

mgrs/Kgldosis con un máximo de 1 a 2 grs.

Via central, preferentemente bajo monitorización del ECG. Atención a las dosis previas de bicarbonato por la misma via que puede inducir

precipitación y subsiguiente obstrucción del catéter.

competitivo de la

ndo la actividad del nodo ise que a dosis bajas tiene un a paradójica) por estimulación del

ATROPINA: Parasimpáticofitico

reduce el tono vagal

acetilcolina,

sinusal y la conducción A-V, debe efecto justamente opuesto (br

núcleo vagal medular.

lndicación: Resulta muy útil en el tratamiento de las bradicardias

debidas estimulación vagal o asociadas a hipoxemia (siempre que se trate esta), así como en el manejo inicial del bloqueo de 2o y 3"'grados

con respuesta ventricular lenta. S índrome brad icardia-hipotensiÓn.

Presentación: 1 €ffiP = 1 mg = 1 ¡n¡

Preparación

de la dilución: diluir 1 amp = 1 ml = 1 n-tg en I ce de

suero salino ('1 cc de la dilución = 0,1 mgrs)

Dosificación y vía: 0,01 rng/kg en niños (adultos 0,5 rngrs dosis total)

y máxima de 2 mg. Los recién nacidos

con dosis mínima

de 0,1 mgrs

parecen tener una respuesta de menor intensidad y pueden ser

precisas dosis mas elevadas, la respuesta es máxima en el adulto

joven y decae con la edad.

Vía intravenosa, central preferible. lntratraqueal resulta tan elicaz como

lV a la misma dosis.

NORADRENALINA: Potente estimulador de receptores beta 1 y alfa,

ejerce un efecto neto vasoconstrictor (con excepción de los lechos

cerebral y coronario donde el flujo puede aumentar) pero incluyendo el renal (disminución de la diuresis). Produce elevación de la TAS, TAM y TAD, con discreto efecto cronotrópico positivo sin incrementar el gasto

cardíaco. Tiene un papel muy limitado en el tratamiento de la PCR.

lndicación: PCR en el curso de situación hemodinámica con

resistencias periféricas muy disminuidas. Shock neurogénico.

Presentación; (Levophed) 1 amp =4ml',1 ml = 1 mgr.

Preparación de la dilución: Administrar siempre por via iv en

perfusión nunca directamente, Diluir en SG 5% o SSF.

Dosificación y via: perfusión continua a A.O2 - O.1 r:grlKmin. Via

central imprescindible, monitorización hemodinámica necesaria.

ISOPROTERENOL: Sin efecto alfa, potente estimulador Beta 1 y Beta

2, produce importante caída de resistencias con incremento de la

contractibilidad,

lncrementa notoriamente el consumo de oxígeno miocárdico, por lo

frecuencia, conducción A-V

y

actividad ectópica.

tanto, esta contraindicada en la cardiopatía isquémica, estenosis aÓrtica

dinámica y estenosis

infundibular pulmonar. La vasodilatación que

hipovolemia preexistente,

produce es capaz de acentuar la

especialmente en situación de mala contractibilidad, lo que hace su uso muy cuestionable en la PCR.

lndicación: Pocas indicaciones en el tratamiento de la PCR. Su

principal utilidad es en las bradiarritmias severas que

no responden al

tratamiento con atropina, especialmente el bloqueo A-V completo

mientras se instala marcapasos.

Presentación: (Aleudrina) 1 amp = 1 ml = 0,2 mgr

Preparación de la dilución: 3 amp = 3 cc = 0.6 /ngrs en 100 cc de SG

sa/o ó SSF (confiene 0.1 lgrl microgota)

Dosificación y vía: Dosis 0.02-0.5 ngr/kg/min (1 ngota/min = 0.1

I gr/min). Monitorización hemodinárnica y ECG imprescindibles durante su administración.

LIDOCAINA: Antiarrítmico del grupo 1, su acción fundamental es

inducir depresión de la velocidad de máxima despolarización durante la fase 0 del PAT y fase 4 de despolarización espontánea. Aumenta el

umbral de fibrilación y

(disminución de la duración del potencial de acción en fibras de

suprime la actividad ectópica y de reeentrada

Purkinje). En sujetos normales no ejerce efectos sobre la contractilidad,

presión arterial (menos seguro en pacientes con afectación miocárdica

Metabolismo hepático en un

previa) y

90%

conducción AN o intraventricular.

(Vida media unos I min.), un 10o/o eliminada por orina sin cambios.

lndicación: Fibrilación ventricular refractaria a desfibrilación verificando

previamente que no existe

una causa metabólica o respiratoria que lo

justifique (acidosis, alcalosis, hiperkaliemia, etc). Actividad

ectópica que induce arritmias con repercusión sistémiea incluyendo

intoxicación digitálica. Es importante sentar bien la indicación durante el

curso de la RCP, porgue su uso inadecuado o excesivo puede conducir

a asistolia refractaria. Otros efectos tóxicos incluyen hipotensión,

bradicardia junto con hipoacusia, parestesias, calambres e incluso

convulsiones y paro respiratorio.

Presentación: Lidocaina ampollas2o/o 1 amp = 10 ml; 1 ml = 20 mgr

(0,1 ml =2mg)

Preparación de la dilución: Debe administrarse inicialmente sin diluir,

2,4 - 6 ngr/ml.

Dosificación y vía: Dosr's inicial: 1,5 a

importante porque debido a su distri caída muy rápida de los niveles pl necesario continuar un una perfusi

de lograr los niveles adecuado

situación previa del paciente:

lV en bolo, esto es

finicialmente tiene lugar una

(región alfa), por lo que es

lV a 20-50 ¡grlKg/min con el fin

Las dosis varían en función de la

''-

r

_

i

Ylo 1,5- 2 mgrs/kg :50 L,grlKg/min.

;ii

tl - I ,5 mgrs/kg i30 lgr/Kglmin. j

i0,75 mgrs/kg i1O - 20 ngr/Kg/min. :

TOSILATO DE BRETILIO Es también un antiarrítmico

(amonio

cuaternario) clase lll no relacionado con la lidocaina. Su acción

antiarrítmica no está todavía muy clara pero su mecanismo de acción

parece mas relacionado con las terminaciones adrenérgicas que con un

posible efecto sobre la membrana. lncrementa el periodo refractario de

la red de Purkinje y el umbral fibrilatorio en mayor medida que la

lidocaina. No se metaboliza y se elimina por vía renal. Tiene una gran capacidad de fijación tisular, por lo que los niveles no son útiles como

control del tratamiento.

lndicación: Arritmias refractarias a otros tipos de tratamiento. Al parecer se han conseguido pasar fibrilaciones ventriculares a ritmo

sinusal. Parecería adecuado su

en pocos minutos) antes

Contraindicada (relativa) en el tratamiento de arritmias por intoxicación

uso en la fibrilación ventricular (efecto

de proceder

al

choque eléctrico.

digitálica ya que pueden empeorar por el efecto de liberación inicial de

catecolaminas que produce esta droga.

Presentación: 1 amp = 10 ml = 500 mgr 1 ml = 50 mgr

Dosificación y vía: 5 a 10 mgrlKg

fibrilación ventriculat y

en

bolo lV (central) para caso de

a conti

fón y si la

total de 30

de mantenimiento

bajo control

hernodinárnico. Administrar choque eléctrico

situación persiste, repetir dosis cada 15 min

mgrs/Kg. Si la dosis fuese efectiva, administrar

igual a la inicial cada 6-8 hr. Se ha utilizado

adultos arazón de 2 mgr/min dosis total.