Está en la página 1de 26

Clásicos escolares

Ponemos en vuestras manos esta colección de
Clásicos Escolares, que responde al compromiso
de la Consejería de Educación de la Junta de An-
dalucía por impulsar la lectura en el ámbito esco-
lar y poner en marcha la publicación de ediciones
escolares de obras clásicas en lengua castellana,
con propuestas didácticas y dinamizadoras.
El objetivo de esta colección de Clásicos Escola-
res es doble, por una parte fomentar el hábito lector
en nuestro alumnado y por otra, llevar a las biblio-
tecas escolares andaluzas parte del riquísimo y
variado acervo literario que poseemos.
Es cierto que puede haber títulos infantiles y
juveniles más cercanos a los intereses y gustos de
los y las estudiantes, pero es importante que des-
cubran la belleza de estas obras literarias clásicas
por ser la herencia escrita que hemos recibido.
Carlos García Gual dice: «Los clásicos deben
estar en las aulas, porque a ningún ciudadano, ni a
ningún grupo social le debemos sustraer el cono-

1

la labor del profesorado es de una enorme importancia al ser pieza fundamental en la formación presente y futura de lectores y lec- toras.cimiento de un patrimonio cultural que es propie- dad de todos…». En este empeño. pudiendo acompañar a su alumnado a des- cubrir nuevas formas de creación literaria. y la aportación de las guías didácticas. La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía 2 . Animamos e invitamos a toda la comunidad educativa a disfrutar con la lectura de esta obra. al igual que nosotros lo hemos hecho con la gestión de este proyecto. Fábulas. La amplia nómina de escritoras y escritores se- leccionados de distintos géneros literarios y dife- rentes etapas de la literatura en lengua castellana recogida en esta colección. harán de este trabajo un instru- mento valioso y contribuirán al desarrollo de las competencias básicas y del gusto por la lectura.

SAMANIEGO .HARTZENBUSCH Clásicos escolares . GUÍA DIDÁCTICA Juan Jesús Ruiz Manceras FÁBULAS IRIARTE .

. Para fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra. salvo excepción prevista por la Ley. diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos www. distribución.org). comunicación pública y trans- formación de esta obra sin contar con autorización de los titulares.© Guía didáctica: Juan Jesús Ruiz Manceras © Edición: Consejería de Educación de la Junta de Andalucía Coordinan: Dirección General de Ordenación y Evaluación Educativa y Asociación de Editores de Andalucía (Alicia Muñoz) Diseño gráfico: Forma Comunicación Maquetación: Ángel González Edición NO VENAL Depósito legal: MA-1517-2010 ISBN : 978-84-693-4026-4 Impreso en España IMAGRAF IMPRESORES .Málaga Queda prohibida cualquier forma de reproducción.cedro.

en muchos casos de mordacidad. al personaje de «la cigarra» para ejemplificar las conductas negligentes. con escaso interés para los escritores actuales1. pero aún es agradable comprobar que una parte de esta tradición literaria terminó enraizándose en nuestra cultu- ra. ya esta- ban esbozados en algunas tablillas halladas en Meso- potamia. se le reconoce una historia oficial de 2.Breve introducción para el docente A la fábula. a modo de refranes o «dichos». como género literario. por ejemplo.600 años. el lenguaje de estas breves cre- aciones literarias puede resultarles artificioso o distante. 5 . o se recurre a «la lechera» para exhortar a una reflexión sobre los límites entre la fantasía y la realidad. y que. Hoy serían equiparables a la sátira social. Este devenir puede aún ser más amplio si se acepta la tesis de que los rasgos distintivos de esta peculiar forma de contar historias. o a la crítica relativamente elegante que pueden practicar contados columnistas (y humoristas) de prensa. No todas serán comprendidas con facilidad por nuestros alumnos/as. o aleccionar. incluso para las fábu- las que componen este libro. desde luego. se menciona. • Sus «moralejas». con Esopo como primer gran autor. evidencian la pervivencia de un interés atemporal del hombre por el 1 Con la notable salvedad de Augusto Monterroso. Ha pasado tiempo. Es un género que ha perdido vigencia. pero aún hay dos cosas que hemos de concederles: • Son una muestra de ingenio. o mensajes didácticos.

atractivo para los más pequeños. En ellos subyace una filosofía no convencional. por lo que una buena parte de su valor aún permanece latente. • El componente fantástico: en un mundo en que los objetos cobran vida y los animales expresan sus ideas. y surgen de un conocimiento profun- do de ésta. Las fábulas pueden ayudarnos a conocernos mejor a nosotros mismos. todo parece posible. sin duda. una sutil (re)interpretación de la realidad. equivalen a una foto instantánea de la condición humana. No olvi- demos que se trata de un género con un claro valor didáctico o ejemplarizante. y el protagonismo otorgado a los animales resultará. 6 . pues las situaciones narradas. por lo general. ¿Qué nos interesa de este género y de estos autores? ¿Qué partido podemos sacarle en la escuela de inicios del siglo XXI? • Podemos estudiar y debatir el significado. • En el plano formal es destacable el uso del verso. y a las personas que nos rode- an. nos invitan a reflexionar sobre la conducta humana. El propio verbo fabular nos brinda una excelente excusa para incentivar la imaginación. a veces la paradoja. la personalización de objetos y animales y el valor alegórico de las situaciones en las que éstos se desenvuelven. • Es interesante la ironía. que encierran algunos de estos relatos. analizar su vigencia. la comparación.propio hombre.

o nuestro deseo de profundi- zar en el estudio de su época. les invito a que realicen una simple. • La necesidad de una adecuada contextualización. será recomendable ofrecer unas mínimas aclaraciones al respecto. Para saber más sobre este género. En cualquier caso. El diccionario deberá estar cerca en todo momento. más que a los creadores. No debo extenderme más. Algunas de estas creaciones son una crítica directa a los poderes políticos de su tiempo. para facilitar la comprensión por parte del alumnado. consulta en los portales de Internet. pues en esta breve guía ha prevalecido mi interés por acercar al alumnado a «la creación». imbuidos del espíritu de la Ilustración. En el aula esto pue- de ser más o menos relevante dependiendo de nuestro interés por estos autores. Los autores son personas de gran cultura. 7 . por lo que es recomendable ir alternando entre actividades. y su narrativa se adecua a los dictámenes estilísticos de su época.¿Qué obstáculos podemos encontrarnos? • El vocabulario. corriente de pensamiento o moda literaria (como es el caso de la selección de obras de Iriarte aquí presentada). y siempre socorrida. otras aluden a un determinado grupo social. o conocer datos sobre la vida y obra de los tres autores. ¿Cómo usar los textos en el aula? En la presente propuesta se trabajan por separado diferentes aspectos de la lecto-escritura.

S. y a las necesidades concretas de deter- minados individuos (A. alumnado extranjero. Aprender a buscar y seleccionar información. b) Mejorar la comprensión lectora. etc. Están destinadas a: a) Mejorar aspectos técnicos específicos relacionados con la eficacia lectora. su capacidad para acometer deter- minadas tareas individuales. serán fácilmente extrapolables a otros ciclos. ni se trata de exprimir 8 . confío en que cada docente sabrá interpretar las actividades. Para la selección de las mismas. No todas se podrán trabajar con la misma facilidad en cada curso (grupo). para adecuarlas al nivel específico del grupo con el que pretende trabajar. pero a poco que nos adentremos en esta selección de obras observaremos que es fácil poner en práctica muchas de ellas con diferentes fábulas. la expresión oral y escrita. c) Trabajar aspectos relacionados con la comunica- ción lingüística en general. pero la mayor parte de ellas.I. sus hábitos lectores.). la autoestima y la creatividad.C. con leves modificaciones. ni se han abarcado todos los temas posibles.. más que a la edad. y modelarlas. Junto a cada actividad aparece un texto recomendado. se debería atender a la formación previa del alumnado. promover la refle- xión y estimular el espíritu crítico ante la interpretación de mensajes textuales. Recomiendo echar una ojeada al conjunto de esta propuesta. y su predisposición a invo- lucrarse en las colectivas. Como comprobarán. aparte del sugerido.

Organizar al grupo por parejas. 9 .al máximo un solo libro. en la que es recomendable variar el tipo de estímulos. Cada pareja debe con- tar todas las «i» que aparecen en el texto.). A continuación cada pareja hace un nuevo recuento. 1. Búsqueda rápida en un texto. Se consensúa el resultado. Tomás de Iriarte y Juan Eugenio Hartzenbusch. Individual. 2. Se deben localizar. PRIMER CICLO a) Eficacia lectora Para alumnos/as que están comenzando su andadura lecto-escritora. todas las sílabas «al» y «an» del texto. ¿Qué es una tilde? • Texto: «El asno y el cochino». por lo que ruego se tomen estas líneas como lo que son: unas orientaciones para que nos resulte grato acercarnos a la creaciones literarias de Félix Mª de Samaniego. Identificación de caracteres tipográficos. por parejas o pequeño grupo. ACTIVIDADES 1. pero ahora se deben localizar sólo las que lle- van tilde. aprox. La estimulación del interés por la lectura en los más jóvenes es una tarea extensa y diversa. Sílabas invertidas • Texto: «La zorra y las gallinas». en un tiempo dado (5-7 min.

1. Es interesante ir incorporando un tiempo límite. a los saltos de línea y aprenda a focalizar su atención. Comentario: Con esta actividad ofrecemos un referen- te para que los demás compañeros/as se animen a mejorar su velocidad lectora. Después el profe- sor/a invitará al primer alumno/a que concluyó a que lea en voz alta para toda la clase. Estimulación de la velocidad lectora • Texto: «La mona». Para alumnos/as que ya han iniciado su andadura lecto-escritora. y alzar la mano al terminar. El reto es leer la fábula en voz baja en el menor tiempo posible. mostrándole que es posible hacerlo bien y más rápido. 10 . sino para esti- mularlo positivamente. Nunca lo haremos para dejar en evidencia al lector/a más lento/a. Durante la realización de este tipo de ejercicios (pre-lectores) se observarán especialmente los hábitos posturales. Comentario: estos juegos se pueden realizar con cual- quier grafía que estemos abordando en la iniciación lec- tora del alumnado. pues pretendemos que el alumno/a habi- túe su vista a los diferentes caracteres tipográficos. que deben ser corregidos en edad temprana.

Asociaciones • Texto: «El león y el ratón». 11 .b) Comprensión e interpretación 1. Por ejemplo: ¿qué es un resoplido?. el caracol es… lento). o ¿qué quiere decir «asnal»? Y podre- mos continuar la actividad relacionando esta última palabra con otras como: semanal. los compañeros extienden completamen- te su brazo y agitan su mano con intensidad. y una breve explicación sobre su significado. el profesor/a rea- lizará preguntas concretas para comprobar el nivel de comprensión oral del alumnado. por parte del pro- fesor/a • Texto: «El burro flautista». genial. Tras leerles el texto pausadamente. El león es… fuerte. (Ej. si la asociación es muy acertada. se inicia una ronda de participación individual. Tras la lectura en voz alta del texto por parte del pro- fesor. para que ellos/as intenten deducir su significado. Cada alumno/a debe decir el nombre de un animal y un adje- tivo que lo defina o caracterice. experimental. 2. ¿qué significa «por casualidad»?. Si los compañeros están conformes alzan su mano y la agitan levemente. El objetivo no es cap- tar el mensaje de la fábula sino enriquecer el vocabula- rio. Comprensión-expresión oral. Lectura comentada de textos.

Comprensión-expresión escrita. por escrito. organizamos la clase en grupos. el profesor/a explica en qué consiste la comparación y su valor expresivo. Comparaciones • Texto: «El asno y el caballo». y se dejará espacio a la improvisación. la comparación escrita por un compañero/a.3. siem- pre que se mantenga la línea argumental del texto. A continuación se pide a los alumnos/as que. el resto de la clase participará intentando explicar lo que ha querido expresar quien escribió la comparación. y las hormigas responderán imitan- do el tono de la petición de cada cigarra. establezcan una comparación entre una persona conocida y un animal. Comentario: Se pueden hacer un par de variaciones. Dramatización (sencilla) • Texto: «La cigarra y la hormiga». El pri- mer grupo hará suyos los argumentos y actitudes de la cigarra representada en la fábula. el otro grupo hará otro tanto con el personaje de la hormiga. (Ej: mi hermano es como una tortuga). si tenemos tiempo. Cada alumno/a-cigarra pedirá comida a las hormigas con su propio vocabulario. dos grandes grupos. Cada alumno/a leerá. La representación será breve. Tras la lectura conjunta del texto. o más de dos. Tras la lectura y una breve explicación sobre la mora- leja de esta fábula. c) Expresión y creatividad 1. 12 . Una en la que el profesor/a lee el texto haciendo pausas. al azar.

Les pediremos que la dibujen y escriban lo que ésta diría. o lo que contaría la pizarra. Por ejem- plo. Expresión plástica. y le permite vivenciar las situaciones narradas.mientras cada grupo interpreta gesticulando (mímica) la situación. si pudiera hablar. oída la petición. porque tengo ocho bocas que alimentar». el profesor/a explica en qué consiste la personalización. Este recurso es aplicable a muchas otras fábu- las. que debe haber aprendido muchas cosas después de años presenciando las explicaciones de clase. La personalización • Texto: «El león y el ratón». La otra variación es recurrir a un texto más elaborado. aporta sus propios argumentos escritos. que en este juego suele proporcionarnos unos dibujos muy diverti- dos. 2. Usaremos la expresión plástica. Fabulando. Propondremos que personalicen objetos inanima- dos cotidianos y cercanos al alumnado. en el que cada alumno/a. Y si… cambiamos parte de la historia • Texto: «Los cangrejos». debe responder con otro tex- to escrito. 3. Tras la lectura conjunta del texto. y su valor literario. con lo que acrecentamos su interés por los libros y las historias que nos cuentan. Contribuye a que alumnado mantenga su atención. a lo que una hormiga. la cigarra puede argumentar: «Necesito comida. por ejemplo la silla que nos sostiene todos los días durante cinco horas. tras reflexio- nar. 13 .

nuestra propia fábula. Los protagonistas de esta historia podrían ser animales que deciden dejar de ser como los conocemos: perros que se han propues- to dejar de ladrar y aprender a cantar. o sim- plemente cronometrando el tiempo invertido en leer esta breve fábula (de 95 palabras). nos centramos en los aspectos fantásticos de la misma. Medición de la velocidad lectora • Texto: «El zagal y las ovejas». deben habituarse a la medición de su velocidad lectora. 2. SEGUNDO CICLO a) Eficacia lectora 1. a partir de tercer curso. sin que esto les provoque nerviosismo o ansie- dad. que finalmente podrá ser escrita e ilustrada. Debe ser una acti- vidad integrada en el devenir habitual de clase. y se propone una situación nueva: ¿Y si los humanos decidiéramos vivir en los árboles? ¿Cómo podríamos aprender a leer? ¿Cómo comeríamos?… Inventamos una historia colec- tiva. como el propio autor. y una explicación sobre su significado. pollos que quieren ser astronautas. Tras la lectura de la fábula por parte del profesor/a. 14 . intentaremos ser imaginativos. Puede hacerse estableciendo un tiempo límite. Comentario: Los alumnos y alumnas. ¿Conocemos películas en las que suce- dan estas cosas? Se habla sobre ello. Lo mejor es realizar estas mediciones con regulari- dad e informarlos sobre sus avances.

se «detiene» en cualquier mensaje escrito que está a su alcance. deben buscar todos los nom- bres de animales que aparezcan en estas cuatro páginas en el menor tiempo posible.2. Organizados en parejas. intentan explicar el significado. Imagina el final • Texto: «Los dos conejos». alzando la mano. Posteriormente. 3. con sus pro- pias palabras. Lectura rápida • Texto: Páginas 26 a 29. Se establece un tiempo límite. Ejercicio individual. en cuanto hemos aprendido a leer. o lo que ha creído entender. El profesor/a propone que sea leída la fábula con excepción de los últimos ocho ren- glones y pide a los alumnos y alumnas que escriban el posible desenlace de la misma. Terminada ésta. Hacemos una relación de las mismas en la pizarra. En gran grupo. Comprensión lectora. que se compromete a buscar en el diccionario. Búsqueda rápida de palabras • Texto: «La compra del asno». al resto del grupo. pues nues- tra vista. b) Comprensión e interpretación 1. Uso del diccionario. Este simple juego de discri- minación visual es más útil de lo que parece. cada uno/a elige la palabra. nombran las palabras o expresiones que no comprenden. Tras la lectura del texto. los alumnos/as. 15 . Localización de información en un texto. o palabras.

la hormiga. hay que haber comprendido su arranque. El profesor/a explica: en esta breve fábula. «La lechera». por ejemplo. en vez de usar de nuevo la palabra león. suelen resultar más estimulantes para el alumnado que las recurrentes pre- guntas cerradas sobre lo leído. aparece una perífrasis. «El zagal y el lobo». ¿Cambiaría el mensaje? • Texto: «La cigarra y la hormiga». El autor ha optado por escribir «la generosa fiera». Comentario: para poder terminar una historia. Los recursos literarios: ¿Sabes lo que es una perífrasis? • Texto: «El jumento murmurador». 2. Comprensión lectora. Y si…cambiamos el final de la historia. Este tipo de ejercicios de comprensión. Se puede realizar igual- mente con «La cigarra y la hormiga». entre paréntesis. – «la real pieza». podría dar alimen- 16 . «El zagal y las ovejas». organizados por parejas. obvia- mente. – «la hambrienta fiera». El final de la historia de la cigarra y la hormiga puede ser cambiado…. deberán buscar una perífrasis en alguna de éstas fábulas: «Las ranas pidiendo rey». c) Expresión y creatividad 1. o cualquier otra fábula que considere- mos de nivel adecuado para nuestros/as jóvenes lecto- res/as. A continuación. en los que se solicita la participación de la imaginación. Fabulando.

Realizarán un bre- ve relato. sin reflexionar en la informa- ción que ya poseemos (la del propio título de la fábula. 3. Extrapolar el mensaje. por ejemplo). que le sirva de punto de partida para esceni- ficar esta misma «moraleja». Comentario: un error frecuente del alumnado es seguir la secuencia de páginas. a cambio de que le enseñara a cantar. que equivaldrá a la versión moderna de dicha fábula. Entre las mencionadas páginas. 2.to a la cigarra. Aclaramos que los protago- nistas no tienen porque ser animales. en este caso. Búsqueda rápida de información • Texto: Páginas 42 hasta 52. individualmente. Dejemos volar la ima- ginación. Comentario: este tipo de juegos de creación literaria se pueden realizar con todas las fábulas que deseemos. finales alterna- tivos. la palabra 17 . Crear una nueva trama Individualmente o por parejas. TERCER CICLO a) Eficacia lectora 1. buscar la palabra «estanque». Un lector/a eficaz optaría por buscar directamente en el texto que tiene más probabilidades de contener la información o. Cada alumno/a elegirá libremente una de las fábulas e intentará buscar un ejemplo posible. El alumnado debe redactar. una situa- ción actual.

3. Trabajo en pequeño grupo. Esta práctica debería continuarse con ejerci- cios de búsqueda rápida en enciclopedias.D. u otras palabras del texto) en las enciclopedias.E. Tras leer la fábula. debe ser manuscrita. Búsqueda de información en la B. «bosques. a las que deberíamos recurrir para buscar información sobre: «Lobos y perros».) • Texto: «El lobo y el perro». Conocer la Biblioteca Escolar. y finalizar con una práctica de búsqueda (de éstas.D.. Búsqueda y selección de información en Internet En pequeño grupo. No podrán traer la información impresa. (Sólo si se dispone de Biblioteca Escolar organizada según C. se pide al alumnado que propongan secciones de la C. Se pide que comprueben si estaban en lo cierto.U.solicitada. 2. 18 . Esta búsqueda deberá cumplir tres con- diciones: 1ª. resumida y con una extensión no superior a 12 . señores y esclavos». Comentario: Si queremos que el ejercicio sea un poco más complejo podríamos agregar las palabras «caballe- ros. Iriarte y Hartzenbusch.15 líneas.U. mos- trando los libros en los que aparezcan dichas palabras. prados… y poblados» y «lluvias. Los alumnos/as deberán buscar información en páginas web sobre Samaniego. nieves y calores».

o individualmen- te. 2ª. ¿Es totalmente fiable nuestra fuente de información? Organizados en pequeños grupos. Comentario: el objetivo de este ejercicio es doble. por ejemplo. la tendencia a copiar toda la información sin seleccionarla. o a recurrir siem- pre a la misma fuente. de Esopo. pero es necesario establecer unas pautas claras si nos decidimos a encomendarles este tipo de tareas. que serán citadas al final del resu- men. el alumnado debe buscar una fábula en Internet. Leeremos las distintas versiones en clase y después reflexionaremos sobre por qué en Internet hay tanta información diferente. por ello los datos exclusivamente biográficos no deben sobrepasar la mitad del texto redactado. en la búsqueda hay que consultar como mínimo tres fuentes. Nuestros alumnos/as encontrarán seis versiones dife- rentes (como mínimo). e incluso con- tradictoria. Búsqueda puntual de información en Internet. La información no puede ser obtenida de una sola página o portal. y reescritas. y por otro poner de manifiesto que 19 . La información aportada debe contener informa- ción sobre las creaciones de estos autores. por un lado conocer una de las fábulas más populares. es la úni- ca fórmula para evitar. sobre un mismo hecho o materia. 4. 3ª. Comentario: La búsqueda de información en Internet es un recurso cada vez más usado por nuestro alumna- do. La fábula en cuestión es: «La liebre y la tortuga».

Resumir y ampliar. El profesor/a. explica: las fábulas tienen un «argumento». 2. 20 . Comprender el mensaje. también debe estar presen- te en la búsqueda de información. El sentido crítico no sólo atañe a la interpretación de un texto. aquello que quiere trans- mitirnos el autor. nos cuentan una histo- ria. Argumento y tema • Texto: «La lluvia de verano». A conti- nuación los alumnos/as leen tres fábulas al azar e inten- tan distinguir entre argumento y tema. (¿Cuál es la auténtica?). Finalmente se leen colectivamente las fábulas pro- puestas y se consensúa en grupo cuales son los temas tratados en las narraciones seleccionadas. pero el verdadero mensaje. el tema generalmente está relaciona- do con la conducta. o elegir cualquier otra fábu- la). (Podemos usar el mismo texto. b) Comprensión e interpretación 1. tras la lectura de la fábula. recibe el nombre de «tema». • Texto: Podemos continuar con «La lluvia de vera- no». o la condición humana. • En el argumento de las fábulas (o desarrollo de la historia) suelen aparecer animales que hablan. como continua- ción del ejercicio anterior.toda información debe ser verificada y contrastada. Argumento y tema (II). Esta aclaración puede venirles bien: • En las fábulas.

Nos fijamos en la frase final: «No hay mal en el mundo que por bien no venga». 3. Por ejemplo: «A fe». «debe 21 . por otro lado. o tres a lo sumo. que ha ido evolucionando conforme han evolucionado las necesidades comunicativas de las propias personas. Se lee el texto y se propone hacer un doble listado: por un lado expresiones que están de moda. la botella puede parecer medio llena. es diferente al lenguaje cotidiano. A continuación se propone que resuman el propio resumen hasta conden- sarlo en dos oraciones. Ahora la propuesta es inversa. • Explicación: la lengua es un ente vivo. El profesor/a propondrá que relacionen este tema con las siguientes ideas: • Todo es según el color del cristal con el que se mira. Hay expresiones que están «de moda». • Según quien la mira. vamos a desarrollar un tema. para ello necesitaremos argumentos y ejemplos que ilustren este mensaje. tiene otra intención. Lenguaje literario y lenguaje común • Texto. (Es un texto que va a requerir explicaciones por parte del profesor/a). o medio vacía. El profesor/a propone a los alumnos y alumnas que resuman el argumento de esta fábula. por otro lado buscamos en el libro expresiones (no vocabulario) que no nos resultan habituales. «La cabra y el caballo». y otras que han caído en desuso. Después nos centramos en el tema. y el escritor usa los recursos de nuestra lengua de un modo diferente al que usaría para expresarse normalmente. El lenguaje literario. cambiante.

«El pollo y los dos gallos». Comentario: podríamos realizar un juego en gran gru- po. ni puede imponerse en la interpretación de la misma. no impuesto por persona ajena. el significado profundo de un texto literario. o «estábase». La interpretación de un texto El profesor/a plantea: ¿Qué actitudes o conductas humanas caracterizan a los personajes de las siguientes fábulas? «Los dos conejos». sino interpretado por éste/a. «La ardilla y el caballo».mi auxilio». 22 . en el que los alumnos/as proponen expresiones deliberadamente rebuscadas para expresar mensajes cotidianos. 4. No existe la objetividad en la creación artística. debe ser asimilado por el alumno/a. (Se buscarán en diferentes fábulas). Comentario: El mensaje. ni forzosamente comparti- do.

cada grupo adoptará un rol. Se hacen dos grandes grupos. renunciando al verso. Tras leer la fábula. 2. c) Expresión y creatividad 1. defenderán el sentido práctico. Para realizar una alegoría (literaria) debemos 23 . que pueda ser comprendido por un alumno/a de segundo curso. El alumno/a adop- tará el rol de narrador (estilo indirecto). Un libro de cuentos «fabulosos» Ejercicio individual. Creación literaria Explicar previamente al alumnado: las fábulas son alegorías. Los perros serán pragmáticos. Un sencillo juego de rol para el aula. al azar o por libre elec- ción. solitario y hambrien- to. rebatir y argumentar • Texto: «El lobo y el perro». Fabulando. 3. los lobos defenderán la actitud del idealista. Fábulas y alegorías. En este ejercicio el profesor/a deberá asesorarlos/as para que no se des- deñe ninguno de los elementos relevantes del relato. y comentar su significado. Comentario: podríamos establecer una conexión entre estas actitudes y las representadas por otros dos grandes personajes de la literatura universal: Don Quijote y Sancho Panza. y argumentarán a favor de no complicarse la vida y «llenar la panza». Aprender a debatir. que intenta preservar su libertad a cualquier precio. El objetivo es convertir una de las fábulas en un cuento. redactado con un lenguaje senci- llo.

En cualquier caso. la otra es relajar los conteni- dos y centrarnos en los procesos. Con respecto al alumnado con necesidades de refuerzo educativo o necesidades educativas especia- les. existen dos posibilidades. Como propuesta final para esta guía he reservado una tarea un poco más compleja: que los alumnos/as escri- ban su propia alegoría. y fomentar el gusto por la literatu- ra a edades tempranas. RECOMENDACIONES FINALES Las fábulas pueden complementar perfectamente el currículum de Lengua Española y Literatura. adje- tivos. También pueden ser una excusa para estudiar un poco de Historia de España. por ejemplo. A través de ellas podemos estudiar los verbos. etc.usar el lenguaje en sentido figurado. reforzar la ortografía. sustantivos. Un texto que verse sobre la amistad. no intentaría describirla. Nos servirán para esti- mular la creatividad. o acercarnos a la Mitología griega. sino recurrir a elementos o personajes que con su actitud nos acerquen a este concepto. pues cuentan con el aliciente de su brevedad y el interés que suscitan en el alumnado sus protagonistas no humanos (a pesar de tratar temas «muy humanos»). no recomiendo encomendar a estos alumnos/as una tarea 24 . de Zoología. una es seleccionar unos ejercicios que presenten menor nivel de dificultad para el alumno/a en cuestión.

buena parte del valor didáctico de estas fábulas continúa vigente invitándonos a reflexio- nar sobre cuestiones (actitudinales) tan candentes como la solidaridad. pues si algo distingue a este género es precisamente su crítica a los defectos más notables de la conducta humana. pienso que no deberíamos dejar pasar la oportunidad de trabajarlas en Primaria. Como ya indiqué. o la arrogancia. 25 .individual cuando un ejercicio vaya a ser realizado colectivamente. la intolerancia. Personalmente.