Está en la página 1de 105

i(dh)eas

Lm O I O Esn.ATtG I C:O ! H D t t U!C H OS H UMAN OS , A , C ,

i(dh)eas. Litigio Estratégico en Derechos Humanos, A.C. es una organización de la sociedad civil sin fines de lucro que utiliza el litigio estratégico como una herramienta para incidir en la erradicación de las fallas estructurales que per­ miten las violaciones de los derechos humanos.

Paralelamente, realiza labores de monitoreo, análisis, inves­ tigación, documentación, comunicación y difusión con re­ lación al litigio estratégico y los derechos humanos, tareas fundamentales para lograr una cultura de plena vigencia de los principios básicos en el país

PERSONAS ASOCIADAS

Siria Y. Ohva Ruiz

Fabián Sánchez Matus

Mario Santiago Juérez

DIRECCIÓN EJECUTIVA

Fabián Sénchez

Matus

DIRECCIÓN

Mario

DE INVESTIGACIÓN

.Jué

rez

Santiago

DIRECCIÓN DE LITIGIO

Carlos

Rubén Nobara Suárez

Mónica Patricia Pérez Ankarvall

PROGRAMA SOBRE MIGRACIÓN Y ASILO

Edoardo Bazzaco

Arelí Palomo Contreras

DESARROLLO

Cynthia

Garibay

INSTITUCIONAL

López

i(dh)eas, Litigio Estratégico

Tehuantepec 142, Colonia Roma Sur

Delegación Cuauhtémoc

México, D.F.

06760

Tel: + (52) 55 5264.73.32

info@idheas.org

www.idheas.org

en Derechos

Humanos,

A.C.

USAID

DEL PUEBLO DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA

Este manual ha sido posible gracias al apoyo del pueblo de los Estados Unidos a través de la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID). Su contenido es responsabilidad de i(dh)eas. Litigio Estraté­ gico en Derechos Humanos, A.C. y no refleja necesariamente el punto de vista de USAID o del Gobierno de los Estados Unidos de América.

,

D ESA PAR I C ION FORZADA

~

DEPERSONASENMEXICO

GUÍAPRÁCTICA

i(dh)eas

Ltr1c¡ro E.ftwArt(¡.li(Of;lf Dr

lt:t(:­"0$

R UMA.NOS, A.C.

MÉXIC0 20 11

Elaborado

por:

i(dh)eas

Mónica Patricia

Ximena

bajo la coordinación

Pérez Ankarvall

Rangel,

de Fabián

de lturbide

Con la revisión

Gabnella Citroru

Federico Andreu Guzmán

Santiago Corcuera Cabezut

de·

Diseño: Tres y Tres, S.C.

Corrección

de estilo

Alejandro

Impreso en: México, D.F.

y

Sánchez

Matus.

Juá rez Zepeda

La guía

forzad as" de la organización Aim for Human Rights, se

utilizó como referencia principal

este trabajo.

"Usar el derecho contra las desapariciones

para

la realización

de

Primera

edición, 2011

México

D.F.

Nota introductoria

3

Capítulo l. Una primera aproximación a la desaparición forzada

5

Ejemplos

de desapariciones

5

Tipos

de desapariciones

5

Capítulo 11. Contex to histórico

7

Desaparición forzada como fenómeno mundial

7

México y la desaparición forzada

8

Estadística y datos Relevantes

9

Capítulo 111. ¿Qué es una desaparición forzada?

11

Definiciones

internacional

 

11

Elementos

en el ámbito que configuran

la

desaparición

forzada de personas

14

Características

e implicaciones

 

14

Contexto

internacional

21

Legislación

nacional

26

Capítulo IV. El Estado como rosponsablo do dosaparición forzada

31

Obligaciones

del Estado

31

Responsabilidad del Estado mexicano Responsabilidad penal individual

34

35

Capítulo V. ¿Qué hacer ante una desaparición forzada?

39

Mecanismos jurisdiccionales nacionales

39

Mecanismos no jurisdiccionales nacionales

53

Mecanismos Jurisdiccionales internacionales

54

Mecanismos no jurisdiccionales internacionales

58

Pasos a seguir cuando ha ocurrido una desaparición

65

Capítulo VI. Guía de documentación para casos de desaparición forzada de personas

66

Para enfrentar un caso de desaparición forzada es impre­

scindible tener conocimiento de los diferentes mecanismos jurisdiccionales y no ju risd icciona les d ispon ibles a nivel na­

cional e internacional. Los mecanismos nacionales deben activarse al momento de registrar un caso de desaparición forzada en la localidad o ciudad donde presuntamente se

produjo. El caso puede escalar y llegar, a través del litigio, a instancias internacionales, como la Comisión lnterameri­

cana de Derechos Humanos (Comisión lnteramericana) y,

 

ste manual1es un producto más del proyecto"lmpulsodel Litigio Estratégico sobre Desaparición Forzada de Personas en el

Estado de Baja California".

desarrollado

por

i(dh)eas,

Litigio

Estratégico

en Derechos

Humanos,

A.C., o rganización especializada en el litigio

estratégico de casos paradigmáticos. Está destinado a servir de guía tanto para víctimas

y familiares, como para asociaciones civiles que tratan específicamente con casos de desaparición forzada de personas.

El objetivo de este manual es sensibilizar a los lectores sobre el fenómeno de la desa­

parición forzada, ofrecer el conocimiento básico necesario para identificar cuándo

se está frente a un caso de esta natura­ leza. y explicar los recursos disponibles

para afrontarlo. Para ello, es preciso hacer una definición amplia de la desaparición forzada, apegada a criterios internaciona­

les, que permita identificar sin confusiones dicha práctica, así como los aspectos lega­

les y sociales que la rodean.

I Pata la ~ ali:aeíon d t e:te manual

no: h&mo: apoyado en

la lnformaclon contenida •n la "Guia préetlee para famllia­ re: de per:ona: de:aparecida: y 0 1 IG". titulada Uar el derecho contra la: de:aparlelone: for:ada:. que elaboro la organl:aclon de derecho: humano: Alm for Human Rlght:. La recopilacion de ,nformaoión que logró dicha guía y la

redacción pr6Ctic.y directade lo: eutores fue de oran apoyo en

la reali::.acion dt> e~e

trobajo.

posteriormente, la Corte lnteramericana de Derechos Hu­

manos (Corte lnteramericana), para lo cual

se requiere el

agotam iento previo de los recursos internos Hay mecanis­

mos internacionales que no requieren dicho agotamiento

de recursos. como

Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Invo­

luntarias (GTDFI o Grupo de Trabajo) y al nuevo Comité contra la Desaparición Forzada, ambas instancias de las

Naciones Unidas. En este manual se tomarán en considera­ ción todos los mecanismos locales e internacionales a la

mano, para exponer las alternativas disponibles y proponer

su utilización de la manera más idónea a un caso concreto de desaparición forzada.

la presentación de casos urgentes al

Antes de elegir los recursos y herramientas a utilizar es im­

portante crear

un

plan

de

acción

para

enfrentar

un caso

de desaparición forzada. En el diseño de la estrategia, es necesario. primero, establecer objetivos. Hay que tomar en

cuenta que los familiares. defensores y defensoras, o repre­ sentantes de las víctimas deben tener una visión estratégica

de las metas y fines a alcanzar, a saber. localizar a la per­ sona desaparecida, recuperar sus restos, lograr su liberación.

identificar y encontrar a los autores materiales y llevarlos ante la justicia, honrar la memoria de las víctimas. evitar fu­ turas desapariciones en una comunidad específica, buscar

una reparación para la víctima o para la familia, etcétera.

UNA PRIMERA APROXIMACIÓN DESAPARICIÓN

A LA FORZADA

Ejemp/os de desapariciones

Ocasionalmente

persona

sucede

"desaparece"

(por

diversas

sin

dejar

rastro

razones)

alguno,

que

una

haciendo

8.

Un grupo de agentes uniformados de

las Fuerzas Armadas mexicanas de­ tienen a un maestro de escuela por es­

tar supuestamente vinculado a grupos guerrilleros de la zona. Testigos obser­

van cómo es llevado en una camioneta

hacia

un centro

de detención

clandes­

tino y no se vuelve a saber de él.

9.

Un

grupo

te do'?

por

de

inmigrantes

es "levan­

agentes

del Instituto

Na­

que

sus familiares

y/o personas allegadas

entren

en

una

cional

de Migración

y posteriormente

situación

de angustia

e incertidumbre

por

desconocer

su

entregado

a

grupos

de

delincuencia

paradero

y las circunstancias

de

su

desaparición.

Como

organizada.

consecuencia

buscar

lógica

lo

en ta I sentido.

de

anterior,

respuestas

éstos

se dedican

a

Determinar

el motivo por

el cual

una

persona

ha desapa­

recido requiere hablar de

un

"marco

hipotético";

es decir,

elementos

que

puedan

indicar

tentativamente

por qué ha

desaparecido

responsable

la persona

y,

de esta acción.

en su

caso, quién

puede

ser el

A continuación

exponemos

algunos

ejemplos

de

de­

Tipos de desapariciones

Tomando en consideración los ejemplos

anteriores, una persona puede desaparecer por diversas razones. Éstas pueden englo­ barse principalmente en cuatro categorías:

ACCIDENTAL

sa

pa rrcron

es:

En

este

caso,

la

persona

desaparece

sin

l.

Un niño

sale

a jugar

y cae en un

río, en donde

pierde la

culpa ni responsabilidad directa de nadie.

vida.

Al final, nadie sabe qué pasó

con él.

2. Un terremoto

azota a una

pequeña

su paso varias personas

extraviadas.

localidad

dejando

a

3 Un joven decide dejar

su comunidad

para tratar

de lle­

gar a los Estados Unidos

sin comentárselo

a nadie.

4. Una persona es secuestrada por un grupo de particula­

res ligado al narcotráfico. noseconocesuparadero

Esta

persona

es asesinada

y

5. Una

mujer es violada

y, posteriormente.

asesinada.

Su

cuerpo

es ocultado

por el perpetrador.

6. Un grupo

de paramilitares2

detienen

y asesinan a un ac­

tivista

sin

dejar rastro

de

la

persona.

Las

autoridades

niegan

conocimiento

sobre

los hechos.

7. Un policía detiene a una persona,

misma

que es tortu­

rada y asesinada. Su cuerpo es ocultado y se niega in­ formación sobre la suerte de esta persona.

2 Organi:ación civil con ertructura o

di:;-ciplina

militar. e:; decir han :;ido entrenado:; por

militare: o encuentren un vínculo con la: fuer:a militare: o cuerpos de :;eguridad del E~ ado.

en una situa­

ción de fuerza mayor y no puede informar sobre su paradero.

La persona

se ve envuelta

Los supuestos

rioridad,

l y 2. expuestos con ante­

a esta categoría.

pertenecen

PROPIA VOLUNTAD

persona

paradero

rece" voluntaria

La

opta

por no

decir

informar

de su

Se

puede

que

es decir,

ni rastro, por

"desapa­

que

bus­

lo que

no

mente,

ca no dejar huella

informa

a nadie acerca

de su destino.

El supuesto

3 entra

en esta categoría.

3 Levantado

no te: un té-rmino adecuado

pero e:; común·

mente, utill:ado. Oe:vlrtUa lo:; he choe en cuestten. e ete

e:. lo mayoría de la: vece: que :;e habla de "leventcnee " ce trata de verdadera:; de:aparicione:; for:ada:;. user el

termino levantón

cuen cie s de dicha conducta.

di:;minuye

la re:;pon:;abilidad y la:; cense­

POR VOLUNTAD

DE UN PARTICULAR

(DELITOS

COMUNES)

La persona desaparece

en contra

de su voluntad

y la respon­

sabilidad

es atribuible

a

u no

o

varios

sujetos

identificables

como perpetradores

de

un

delito

común

(un

homicidio.

un

secuestro,

etc.). La victima

es ocultada

y

no

se sabe

de su

paradero. En este caso el Estado es responsa ble únicamente en lo respectivo a la falta de prevención e investigación, no

así de la desaparición misma.

Dentro

de esta categoría

caben

los supuestos

4 y 5.

POR FUERZA Y VOLUNTAD DEL ESTADO (DESAPARICIÓN FORZADA)

En este caso particular la persona es desaparecida por algún

servidor público o particular

scencle:' del Estado (paramilitares, patrullas civiles, grupos políticos o delincuencia les, etc.), El Estado es el responsable

directo de la desaparición y sus efectos (falta de investi­ gación y sanción). En este caso se configura el crimen de

desaparición forzada.

con apoyo, tolerancia

o aquie­

Los ejemplos

6, 7, 8 y 9 entran

dentro

de este rubro.

~ '"Aquie:;cencia- se refiere al con:;entimiento

E

:;entimiento no tiene que ser expreso.

1:adopreste

su con:;entimiento

por

para que se lleve

parte del E;tado: e:; dear. cuando el a cabo una dec eperíción. E:;te con-

hecho de conocer que para evitarlo. el E.:.tado

o se e que. por el :;imple

y decidir no intervenir

se este llevando a cebo una de sep ertcíón

e:;tá consíntiendo la comicion de dicho delito.

CONTEXTO

~

HISTORICO

Desaparición forzada como fenómeno mundial

La desaparición forzada es un fenóme­

no relativamente reciente. Comienza a hablarse de él a finales de la Segunda Guerra Mundial, durante los juicios de

Núremberg, cuando sale a la luz el de­

creto conocido como "Noche y Niebla"5,

una orden redactada por Adolf Hitler con

el ob¡eto de asegurar a las personas que

'amenazaran' la seguridad alemana. Los sospechosos solían ser miembros de la

oposición política y eran aprehendidos en territorios europeos ocupad os por Alemania. Sin embargo, no eran ejecuta­

dos inmediatamente sino que se les des­ plazaba hasta Alemania, en donde desa­

pa r e c ían comp let am e nt e €>

Este fenómeno resurgió a finales de la

década de los sesenta y principios de

los setenta en América Latina. El término

"desaparición" entró al vocabulario de los derechos humanos en 1962, durante

la llamada "primera década del terror" en

Guatemala, en la que el gobierno se libró de sus opositores políticos en secreto.

Se estima que durante este período, al­ rededor de 20 .0 00 personas fueron víc­

timas de asesinatos políticos CUADRO A

y desapariciones forzadasª por agentes

gubernamentales de cualquier sector o

nivel, por grupos organizados, o por par­ ticulares que actuaban en nombre del

Estado o con su apoyo directo o indirec­

to, su autorización o su consentimiento.

en lngloc

(t llght and Fog Do croo) en: http:/ / www.yale.edu/ lawweb/ av· alon/ lmt/ nlghtfog.htm

6 Informo pre:ontado por ti ~r.Manfrod I lowak exporto lndopon·

dlen·te tn«roado de exom1nOr' el morco internocional

5 Texto

comploto

dol Doeroto

"l loche

y

I llobla·

exl:ttnte

tn material penal y de derechoe hurn enos poro lo protección de

la:; pt>r-;ona: contra lo.: de:aparieione: for:ado: o involuntono:;

R es o l u ció n 2 001 / 4 6 do la

Comi:ion de Derecho: Humano: de la:; l leciones Unida:. Con:ejo Económico y ::;ocial. 8 de Enero de 2002. Página 6. Texto com-

d o conformi d ad con • I p orr af o 11 d e la

pleto en: http/ / www.unhchr.ch/ Huridocda/ Huridoca.nof 8dc99~ <>f84ccl256b9700540cdc?Opendocument

/ O/ :ld64

A

o

o:

o

<(

::::J

u

A

.;:, ··· ;;:;

~

· ··,:.:i t- · ,c:_

·,. ~~\

' 1 c" l

)_ ~­. J l

1' ~ 1· cc " · ·

)~

i

Ef término" , asesina t os •.p o lftkos

,

', :¡­.

;.

',':'

·"·'.

.

corresponde :al •• concepto l

'\"

.;.­·

·.·­:~.::., .

•.• ·.­

09~ ' fJ E?C:~S ' ?r } ~ . ?' Y } l JUdl Cl a l .

.'.traf1a'.(que

<'1 l.~5.~J\ ,~9·f A~-!? j t <:=1.J. f 19t n ~ . ~!Q! . ~r ¿ª e, .1 muerte sin la:observancia,deilas

pero no al de eig s;_1¿5

desproporcionado

n r ~ ! ~ ~t :

defle tuerce

1c:

resultede luso

~°"~~-r.Jj~)?·"(.'

T-8.<?~_i.q!,8.tt .?.~Je. t P~~fI~I~fJJ

I

reglas relai:l\las a{deb1elo:

-

·•· .,

~

--~--.,;-:,

,"

"-"-

' .V.~-::.--,.~- -~~·:t:•;c:-:'

:);::~,~,_;,-;'.;.~C,~""!-c':'

c:

-

.•~.,~.-.,· ~:-;_~-.---;.;~·,:,::;

\ P.rocts9 ) .iSe ¡t rc)Jª ·cte

••tre s¡1~a t .f~_üf í~s d .e ,i:~! ~CL\fÍ º .P .,~x t ra~,

,:;~0:_~;.::~~'.:.,<.9.s;;cc:::~-;:•

I1~L~t~J ::, ~~5lf.1D:1~. 9+.,s!l~~

.r t~ s . t~9-~~~- ~ Js>; !:%1 sts r ~ r J]g t mI <;Lll ~, : '

·extr ajudicial',·~ la ~·ejecución ·:=

ell_derecho

pepaf .de no.e,

,:cion alí,'a,.saber~;.·1a!"ejecúción

t ,;i { M . a.li ~ ·:: ~ ? é J 1?j !?~kt Si.Qh i. ª r " 9 1Ir 9,rjc:l '.( M l?D! !. ~ ·~.Jª J fit<:: , 1,!f ! QD '

,·e.>51:rajudiciai:,· ·se.ref ere a: lo,que:

:t:mlria', 11:SrríitréíTo'Tni:ené16ña 1·,1J\ / 1á1J eJe'éu'é1trnst ' ñ{~t1aP a

Ll~.s.i ~li ~.~sL~D,~111.~,Jmg?.i l ~l 1rif :(t :'.t~) e.~,~~:.s ~pJf~! !f ~~R~,

'?cte,,imuerte );.como ,resu

-·--,,---

,

·~·--

,

·····--.

~--,-

i;-~.O)re~r 1.e:>;,I~~

--·

ltedos de.::u n proces ojj údlclel ,que,

----,---·········- ---

•.J.

­·­·· u­ ···

}_t,

----·

PQr~ej,:d.err cQO

,"¡,,

_

.111~"

_condJCtº J,17CS( [e9u~t;(d,~\ .

(} ~r , 9 g . ~J 8~~! Rf;' <?I <\g . 1] ,; JLt lSL~ \ J~!\ t ~ ~(g eb1dof? X.9~f S 9 ) } Y / ~ ; e . 2 ;

\ 9. ~s c on pf I rn1 r~ Fº ; q . ~ ,ias \ ~~rao t 1a ~,:1.\;l d 1c1a1_f s : 1 1a 1n <;>_c1óni':I e ¡

1,'ei¡ecuctón ar .b¡t1' erl é" se!reti er e

a

las: r:nuertes .ocas Jo .n.adas :

r to t ei ' ü~­º ~x é:"esl { 1BdéZíá1f u~' r za':' pxó t pa} i ~"éí e ·tíi'n cr oñar , bs,

•r--•',

--

-

•, encar _gados

---,.

-

-

----

- -------

.

;•' -

de _·J 1acer , c u mpl i r ' la 'J ey t

·.,

En las décadas siguientes, esta práctica se extendió a Ar­

gentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Haití, Honduras, México, Paraguay, Perú y Uruguay. Se estima que entre 1980 y 1992, se eliminó a cerca del dos por ciento de la población de El Salvador a través de desapariciones y ase­ sinatos políticos9. En su informe final, denominado "Nunca Más"'º· publicado en Argentina en septiembre de 1984, la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas" de dicho país calculó que seguían desaparecidas alrededor de

8,960

superior, pues desde la resta u ración de la democracia se han identificado e investigado muchos casos que no fueron de­ nunciados durante el período dictatorial. Incluso se tienen datos que indican que el país en el Cono Sur donde más se

practicó la desaparición forzada fue Argentina.

personas. No obstante, hoy se sabe que la cifra es muy

En Chile, el golpe de Estado

provocó que el aparato

del 11 de septiembre

se hiciera

de 1973

y que

militar

del poder

la persecución y exterminio de sus opositores políticos se

tradujera en a Itas cifras de secuestros de personas consi­ deradas enemigas del gobierno. En los años 90, se llevaron

7 V er. inter alia. Re:olución 110. -J2 / 14 1 de la Acamblea General de la~ l lacione,~ Unida~ de

7 de dlci•m bre de 1987; Resolución l lo. 1992/ 72 de la antigua Comision de Derecho: Hu­ manos do las l laciones Unida:: Informe del Relator Eopeclal sobre ejecucíonea extraJudl· ciale: sumaria: o arbitrarla:, doeumonto de la: l laclone: Unida:. E/ CI14/ 1992/ CRP.l. do 12 f•broro do 1992. parrafo 606: Alto Coml:lonado: para lo: Dortcho: Humano: ­ Contro d• Dtr echo: Humano:. ~erl• do c apac itac ión pro fe: lonal 110. 6 : Dorec:ho: Humano: y apllca cl on dt l a l ey . Ed . l lae io ne : U ni da o, ll ue v a C or k ­ Gine br a. 199 7. p a g . 3 1: y I llgel Rodl, y, Th• Trtatment of Prl:oner: undtr lnternatlonal Law. Clarendon Pre:: ­ Oxford. 1999. ~•cond Edltion.

8 Cr,mtne: :in Ca:tioo Homicidio: Politlco: y De:.oparicione::; For:ada:.Publicación por A mni: t i a l nterna ciona L Editorial Am ni: t ia I nt erna c io na l. O ctubre- 1993 . P a o . 7 .

For:ada.:. Publicacion

Internacional.

For=ada de Pe~ ona:. l tunee 1'1.i:. Informe

de la Comi::;ión l lacional sobre la Desaparición de Personas. Bueno::;Aire:;. Eudeba. 198~.

por Amni:t1a Internacional. Editorial Amniene

9 Cnmene:; :.on Ca:tigo. Homicidio:

Político:; y De:aparicione:

Octubre 1993. Pag 8.

10 Comi';ión l lacional sobre la Oe:aparición

a cabo investigaciones sobre los delitos cometidos por el gobierno durante los años del terror y ha salido a la luz que, entre 1973 y 1976. al meno s 3.278 personas fueron víctimas de desaparición forzada.12

Durante

la década

de los 60, Uruguay fue escenario

de mo­

vimientos revolucionarios

y luchas

rición forzada

fue parte del terrorismo

armadas.

de Estado

La desapa­

que operó

entre 1973 y 1984. No obstante, si bien se practicó la desa­

parición

forzada, fueron la detención

arbitraria,

los juicios de

civiles por parte de tribunales militares y, sobre todo, la prác­ tica de la tortura, los abusos más característicos.

Asimismo, en el conflicto armado interno que vivió Perú durante las décadas de los 80 y 90 se produjeron, de a­

cuerdo con estimaciones de la Comisión para la Verdad y la

de 4.414

forzadas atribuibles al Estado."

Reconciliación.

alrededor

casos de desapariciones

Los

grupos

guerrilleros

de

Guerrero.

Srne loa. Sonora. Chihuahua. Nuevo León.

Jalisco.

México e incluso el Distrito Federal, así como sus familiares y amistades, fueron

Michoacán,

Chiapas.

Estado

de

víctimas

forzada, los asesinatos

tortura. De acuerdo

durante la Guerra Sucia desaparecieron

alrededor

go, organizaciones no gubernamentales (ONG) hablan de cifras que oscilan entre

1500 y 3000 personas deseperecrdes." En la década de los 80. el índice de desa­

pariciones disminuyó, aunque aumentó el número de ejecuciones extrajudiciales.

del

terror

de

con

la

desaparición

y

la

políticos

cifras

sin

oficiales,

embar­

de

275

personas;

Con el fin de prevenir la desaparición forzada y lograr que los Estados hicieran conciencia sobre su gravedad, en los años 70 surgió la preocupación dentro de la comunidad internacional por tipificar dicha práctica e incluirla en los instrumentos internacionales como una forma de impedir su desarrollo y propagación

Hoy, en pleno siglo

XXI,

las

desapariciones

forzadas

ocurren

en

la

gran

parte

de

los

países

del

mundo.

De

acuerdo

con

el Grupo

de

Trabajo,

los

países

con más

ca­

sos sin resolver

son lrak

y Sri Lanka.

Les siguen

Argentina,

Guatemala,

Perú, El Salvador,

Argelia.

Colombia,

Chile, In­

donesia.

Sudán. México, Sudan,

Etiopía,

Irán, Filipinas,

Nepal,

Timor

Rusia, Yemen.

Nicaragua y Turquía.1

del

India,

Honduras, Marruecos,

Este, Líbano,

México y la desaparición forzada

Las primeras desapariciones forzadas en nuestro país se rela­ cionan con los movimientos campesinos y obreros que siguie­ ron al movimiento estudiantil de 1968. A partir de esa época co­ mienza la llamada "Guerra Sucia". En este periodo, el Derecho Internacional de los Derechos Humanos apenas comenzaba a desarrollarse, por lo que los casos de desaparición forzada no fueron denunciados ni perseguidos en este ámbito.

11

Coml:lon cruda

por •I pro:ldente

Raul

Alfon:ín

en eu primor•

am anad•

gobltrno

c:on ti objttlvo

de t:clar'tc er lo: e a:o : de dt:apañoione:

de ptr:ona:

en l"\.r'Qtntína.

t'.l lnform•

pagina 883

d• la Comi:ion

1 lod onal

d•

Vtrdod y Reeonclliaclón.

::antlago

d• Chile. 1991.

IS Comi:oón de la V erdad y Rec oneiliac:lon.

Info rme Flnol. t. V I. Promtro

Reconcilloe,on.

lnvoluntory

Porte. El Proc:e:o .

200 3. pag~ 7-4

A/

lo: hechee. lo: vrcnmes. Limo. Coml:lón de lo Verdod

14

Report

of

the Worl<lng

Group

on Enforced

y

or

Doooppearonu: .

HRC/ 16/ 48. Enero de 2011. Pogino, 1S5 ­139. Texto completo : poni:h / i::u .: / di: oppear / annu al.htm.

en: http://ww w2.ohchr.org/

15

ll leto l~olró,

Jooé

Lulo,

Lo: Grande:

Problema:

llo do n·

ale:.

La Oe:aporlc:lón

For: ada de Per<ona:. 2008 . pág. 9.

Texto

completo

en:

http: ://doc:.google.com/v lewer?a=v.::.

pi d =om oi 10::.ott Id= o.1.::. th Id= 12 c7 9fOf2 03589 os.::mt = • pplieot lon/ p df .::.u rl= htt p:: / / mo il .goo gle .c:om / m oll/ ?ui%30 2%26 ik ·

%SDde37a3cfe5%26view%SDatt%26th%SOl2c79fOf:?03589•

3%26attid%:;00.1%26di: p%3Dattd%26=w O::.oig•AHIEtbTGY21 Jr w aM: opHmElo3k6y jn 51"1FA.

Cumpliendo con la recomendación 26/ 2001 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), se creó la Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (FEMOSPP) con el fin de

esclarecer las acciones que llevó a cabo el Estado para reprimir a los movimientos estudiantiles, obreros, campesinos y guerrilleros surgidos a finales de la década de los 60. En sus investigaciones, concluyó que

el Estado mexicano:

''

a los más altos niveles de mando, impidió, crimina/izó y combatió a diversos sectores de la población que se organizaron para exigir mayor participación democrática en las

decisiones que les afectaban, y de aquellos que quisieron poner coto al autoritarismo,

al patrimonialismo, a las estructuras de mediación y a la opresión, [

] El combate que

el Estado emprendió en contra de estos grupos nacionales [

e incurrió en crímenes de lesa humanidad que culminaron en masacres, desapariciones

] se salió del marco legal

forzadas, tortura sistemática, crímenes de guerra y genocidio [

''

Lamentablemente, las desapariciones forzadas no han cesado en los últimos años y, por el contrario,

han aumentado. Esto fue particularmente alarmante durante el sexenio del presidente Ernesto Zedillo

(1994­2000 ), en el sureste

la llamada "guerra contra la delincuencia organizada". Son especialmente preocupantes los índices

de algunos estados, co mo

Aunque el fenómeno de la desaparición forzada surge en los años 60 y 70 en el seno de regímenes au­ toritarios, hoy día este fenómeno no es exclusivo de Estados que se encuentran en contextos de dicta­

Oaxaca, Chiapas, Guerrero 17; y todos aquellos en la frontera norte del país

de la República;

y ahora, con el presidente

Felipe

Calderón,

en el marco

de

dura o situaciones de conflicto. Con esta acotación, es importante recalcar que el delito de desaparición forzada también puede darse en gobiernos democráticamente elegidos, como es el caso mexicano.

Estadística y datos Relevantes

El Grupo de Trebejo, en su informe siguientes cifras sobre México:

anual

acerca

llúmero de

casos sin

resolver

al

comienzo

del periodo

-

­­­,

Casos remitidos por el GTDFI

al Gobierno

en

Procedimiento de Urgencia en el periodo

10

Casos

remitidos

por el GTDFI

al Gobierno

Procedimiento Ordinario en el período

¡ o

en

16 Informe General FE140~ PP. Introducción. pdglna 1.

17 Ídem .

de las actividades

Casos esclarecidos durante el periodo por el Gobierno

.,

v

realizadas

durante

Casos esclarecí­ dos por fuentes

gubernamentales durante el periodo

no

20 10, publicó las

tJúmero

dei.

.casos

:·:,

sin

,

,"

- •.•. ­~­,. ~·····';",

, resolver, al

Í··-~------;,·

~.- ;;:

i,ünal· de,l:aoó

examinado

""­::

:.:.

Cabe

destacar

que

éstas

no

son

las

cifras

de

todas

las desaparicíones

forzadas

ocurridas

en 2010.

Únicamente representan los casos transmitidos a este organismo. Desafortunadamente, por diversos motivos. no todos los casos se reportan ante el Grupo de Trabajo, y aun cuando estas cifras permiten

hacerse una idea sobre la magnitud del fenómeno, es necesario enfatizar la importancia de reportar todos los casos, así haya pasado mucho tiempo, para enriquecer los registros al respecto y fortalecer la

presión ejercida sobre los gobiernos y las autoridades.

En el mismo informe se expuso un estudio de los casos que fueron reportados al Grupo de Trabajo entre 1980 y 2010. A continuación se presenta una tabla con cifras de países que tienen índices

alarmantemente

altos

de casos de desaparición

forzada, transmitidos

al Grupo

de Trabajo.

País

lrak

Sri Lanka

Argentina

Guat emala

Perú

Argelia

El Salvador

Colomb ia

Chile

t Je pal

México

Totel casos

transmitidos

al Gobierno

16, 545

12 230

3

3.155

3,009

2.950

2.662

149

1.236

907

6

- .,

¡_

~12

Total

casos

de

t­íujeres

2.311

155

773

390

3 11

19

332

122

65

Total de

casos

esclarecidos

137

6,575

159

256

638

27

391

100

21 i

Casos

esclarecidos

por el

Gobierno

107

6.535

107

177

253

9

318

211

77

135

1

­

.)~

1

1

Casos

escterecidos

Casos

esclarecidos

cuyas

Casos

esclarecidos

cuyas

por fuentes no

victimas

se

vicbmasse

gubernamentales

encuentran

encuentran

en libertad

endetención

30

.io

52

79

3 8 5

18

73

68

23

79

2­l

122

103

28

187

450

9

6

27

5

6

85

10

1

196 175

157 ~

!

2

152

77

o

60

18

Muenos

9

6445

126

63

10 3

8

20

98

98

1

63

¿QUÉ ES UNA DESAPARICIÓN FORZADA?

Definiciones en el ámbito internacional

En

el

ámbito

internacional

existen

di­

versas definiciones para la desaparición

forzada de personas La primera vez que

apareció una definición sobre dicha prác­ tica en un instrumento internacional espe­

cializado fue en 1992, con la Declaración sobre la Protección a Todas las Personas

contra las Desapariciones Forzadas (la

Declaración

de 1992).

En

1983, la Asam­

blea General

de la Organización

de Esta­

dos Americanos declaró que "la práctica

de la desapariciónforzada de personas en América es unaafrenta a la conciencia del Hemisferio y constituye un crimende

/esa humanidad"'ª. Una declaración simi­ lar fue hecha por la Asamblea Parlamen­

taria del Consejo de Euro­pa, de 198419,

y desde 1988, la propia

cana ha reiterado en su jurisprudencia que

Corte

lnterameri­

la desaparición forzada constituye un deli­

to bajo el derecho internaciona 12º

18 Resol ución A G/ RES. 66 6 (Xlll­0 / 8 3)

las Resoluciones

de 18 de noviemb re AG/ RES. 7­12 (XIV­

de 198:;. Ver igualmente

0 / 8­1). ad o ptad a el 17 d e noviembre d e 198 ­1, párrafo -1: AG/

de 1988. párrafo ­1:

AG/ RES. 1022 (XIX­0 / 8 9 ).de 10 d e noviembre de 198 9, párrafo 7: y AG/ RES_10­1­1 (XX­0 / 90), de 8 de junio de 1990. párrafo 6

RES. 950 (X V lll­0 / 88 ).de 19 de noviembre

19 R eso lución 11" 8 2 8 d e 198­1 d e l a A samb lea

del Con:-ejo de Europa.

Par lament a ria

20 Corte 1.0 .H C a:o G oiburu

y otro:

ve. Paraguay, ::.entencla

de 22 de eeptlembre de 2006. !:.eñe C I lt 153. párrafo 82: Ca:o Gome: Palom,no v: PefU. :";entencla de 22 de novltmbre de

:200 5. ::erit

e ti• 136. pan'afo 9 2: c eee Hermana:

Cerrano

Cru:

v e. E t Ca tv ad or. Exc e pelone : p r et lrnlnere s , ~ e nte ne la de ::s d e

2 00., . ~•rl• C 11• ns. parra foo 100 a 106: c ese 19

Com era ant eo v e. Colom bia. ~•nt enela de 5 de jullo de 200 ­1.

no v i em br e d e

~erie C 11• 109. porrofo ~ 2 : Co:o Godine:

::Otntenclo de- 2 0 de enero de 19 8 9 . ~e rle C 111 S. pórrafo : 163

o 167: y C.:o Vela:que:

de

Cru: ve, Honduros:.

Centencio

Rodrigue: vs. Hondures.

29 de julio d e 1988. :;ene C 11• ­1. párrafo 153.

La Declaración

de 1992 no contiene

una

definición propia de

desaparición forzada de personas, sino que establece una definición operativa dentro de su preámbulo:

''

[el] que se arreste, detenga o traslade

su voluntad a las personas, o que éstas resulten privadas de su libertad de alguna otra forma por

agentes gubernamentales de cualquier sector o nivel, por grupos organizados o por particula­ res que actúan en nombre del gobierno o con su apoyo directo o indirecto, su autorización o su asentimiento, y que luego se niegan a revelar la

suerte o el paradero de esas personas o a

nocer que estón privadas de la libertad, sustrs» ytindola s a s ! a l a protecci ón d e / 11 / ey . 2 1

contra

reco­

''

Posteriormente, La Convención lnteramericana sobre Desapa­

rición Forzada de Personas ( la Convención lnteramericana), de 1994, definió la desaparición forzada en términos muy

similares a la Declaración de 1992

''

[

sonas, cualquiera que fuere su forma, cometida por agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúen con la autorización, el apoyo o la aquiescencia del Estado, seguida de la falta de Información o de la negativa a reco­ nocer dicha privación de libertad o de Informar sobre el paradero de la persona, con lo cual se impide el ejercicio de los recursos legales y de

las garantlas procesales pertinentes22.

] la privación de la libertad a una o mós per­

''

La definición más reciente se encuentra en la Convención In­

ternacional

las Desapariciones Forzadas, de 2006 23 (la Convención In­

ternacional de 2006). Define la desaparición forzada como

para la Protección

de Todas las Personas

contra

:?I Oeelorocion

s obr e la Protec c ión

da:. introducdon. p arrefo 3•.

o todo: la: Per:ono: co ntra lo: Oe-;oportcione,:

For:a-

22 ,

rtículo

2. de lo Convención

lnteramerieona

:obre Oe:aparicion For:oda de Per:ono:.

2:; Firmada por M•xieo el 6 de febrero de 2007 y ratificada el 18 de merco d• 2008. •:ta Convencion entro en vigor el 23 de diciembre de 2010. vinculando y obligando a 1"1exico por cu contenido. ~ín embargo. l"'lexico no ha reconocido la cornpetencse del Comite creado a través de e~ a Convención.

'' [

] el arresto, la detención, el secuestro o cualquier otra forma de privación de libertad que sean obra de agentes del Estado o por personas o grupos de personas que actúan con la autorización, e/ apoyo o la aquiescencia del Estado, seguida de la negativa a reconocer dicha privación de libertad o del ocultamiento de la suerte o e/ paradero de la persona de- saparecida, sustrayéndola a la protección de la ley24·

''

No obstante la existencia de diversas definiciones en el ámbito internacional. es de gran importancia que este delito se encuentre tipificado a nivel interno por los instrumentos legales correspondientes, esto es, el Código Penal. Más adelante, se retomará la importancia de dicha tipificación

2~ Articulo 1 de la Convención Internacional parc:1 la protección de todes la~ per-;ona,; contra la= de!:aparicione$

2 5

forz ades.

D e a cuerdo con e l e rt seul o 7 (2) (i) de l E c-t a t u t o

d e R o ma , lee eu j e tce

activo!: de l crimen d e d e ~ a parició n a ctúa n con "l e i nt enció n

pa:ivo: del delito] fuera del amparo de la ley".

d e de j arla~ [a lo= =:u j e to:

26

lnd:o 1) del artiaJlo

72. del E:h tuto de la Corte

Ponal Internacional

 

27

lncl:o 1)

del

articulo

72. dol

E:tatuto d• la Corto

Ponal lntornad onal

28

Do ocuerdo con el ernevte II de la Convonelón lntoromorlcona

: obre Oo:oparlclo n For: ada do Per: ona: ("[

]

con lo cuol :e Impide ol ejerc,do de r ocur:o:

logole: y do lo: gorontto: proce:ole: pertlnentes")

c ie nes for:odo: et

y ol ortfeulo 2 de la Conveneion lntemoc:ional para lo protección de todo: lo: per:ona: eontro lo, de:opori·

J : u:tra yendo la de la pr otección de la ley").

29 De acuerdo eon el artículo 7 (2) (i) del Eototuto de Roma. lo: ou)etoo aetivoo del enmen de deoaporlcion actúan con "la intención de dejorlao fuero del

amparo de la fe-y-.

Elementos

que confi guran la desaparición

de personas

forzada

Como se observa en el apartado anterior, existen diversas definiciones de desaparición forzada. No obstante, de lasdefini­ ciones anteriores podemos identificar tres elementos comunes:

l. LA DETENCIÓN O PRIVACIÓN DE LA LIBERTAD EN CUALQUIER FORMA

Se refiere a que la víctima sea arrestada, detenida o trasla­

dada en contra de su voluntad.

Esto

es, cualquier

form a

de "privación

de la libertad",

ya que

puede

iniciar

por una

detención

ilegal

o por un arresto

o detención

legal.

Lo ante­

rior es verdaderamente importante, pues la protección de la víctima en contra de las desapariciones forzadas debe

ser efectiva en contra

quiera que sea su forma, sin limitarse únicamente a casos

de privación ilegal de la libertad.

de la privación

de la libertad.

cual­

11. LA INTERVE N C I Ó N DEL EST A D0 3 º

Se configura cuando el primer elemento, la privación de la libertad, se lleva a cabo por agentes gubernamentales de cualquier sector o nivel, o por grupos organizados o particulares que actúen en nombre del gobierno, con su apoyo directo o indirecto, su autorización o aquiescen­

cie " , Puede tratarse de soldados, policías, agentes de se­ guridad, milicias privadas y bandas criminales que actúan

estatales o

por instrucción de autoridades o instituciones con su apoyo y aquiescencia32.

111. LA NEGATIVA A RECONOCER LA PRIVACIÓN DE LIBERTAD U OCULTAMIENTO DE LA SUERTE O EL PARADERO DE LA PERSONA DESAPARECIDA

El tercer elemento se configura cuando se niega información sobre el detenido o incluso cuando no se reconoce la privación de la libertad, o bien cuando las o los perpetradores ocultan la suerte o el paradero de la persona desaparecida. Es decir, la familia, abogados o abogadas, y/ u ONG acuden a la auto­ ridad que ellos consideran responsables de la desaparición y

30 El GTDFI ce pronunció al respecto en el Predmbulo del Comentario General sobre la

Definición d e Oe-;aparicione,; For: ada:. Expre!;a que para efecto: de fa

19 92, el p rime r in~rum e-nt o e: pe cifico en la met er le. : o lamente

a a pa ricion e-!. fo r=a da: la ~ qu e : ea n co m et id a : p o r c1gen t e t:. e d: c1t a le-~

Oed aración de

de-

p od r dn ee n eíde rere e

o , en t o d o c a ee . por

p artiOJlare: que aetuan en nombre y con el apoy o directo o indirecto del Gobierno o con

eu ccnsentímlento

ldón&a. put :to

conduyó que no ee put den con:iderar

combot•n al Gobierno como puede ser Interpretado

o aquie:oenda. En este : entido la definición

del E:t:atuto de Roma no e:

que añad• -organl: ación

política· como r&:pon:ablo. El Grupo de Traba)o

entonce:

a m ovlmlento.:

terroñ~a:

o in:urgentt : que

de:de •I E:tatuto dt Roma

31 La: d .: crip d one: anterior&: sen la: Incluida: on la Oed aroclón ::obrt la Pn>tec d on d•

Toda, 1.,, Per:on.,, controla: Oeooporieione: For:odo:. on la Convención lnter•merie<1na eebre Ot:oporicfon For:ado de Per:ona: y la Convención pora la Protección de Toda: lo:

Ptr:ona: en contra de la: Oe:apoñeione: For:ado: y no exl:te uno 11:to exhou:tlvo de lo:

per:ono: que pueden entrar dentro de la definición. pero se refiere a to do: la:; per:ona:. grupo: o entklade:; euyo:; octivtdade: pueden relecíoneree o vincular:e o lo re:;pon:abd1dod del Estado.

32 Cabe recalcar que el E~ atuto de Roma no incluye este elemento: el del apoyo o equles-

cencíe del E~ ado.

dicha autoridad se niega a revelar la suerte

o desconoce que ésta se encuentre privada

de la libertad por autoridades del Estado En este caso, la autoridad no sólo niega la infor­ mación. sino que activamente toma medi­ das para ocultar la suerte o el paradero de la víctima, por ejemplo, ocultando el cadáver.

Aun

miliares o personas

información,

cuando

las

o

víctimas

no

tengan

fa­

con interés

de pedir

en

caso

de que los fami­

liares o personas interesadas

no deseen

solicitarla,

este

elemento

sigue

presente

puesto que las autoridades pueden ocul­

tar la suerte aún cuando

cho

elemento

o el paradero

nadie la esté buscando. Di­

de la víctima.

es muy

importante

e

rrn­

plica una conducta

los perpetradores;

detención

desaparición

de

negativa

libertad u ocultamiento de la suerte o el

paradero

de

de

ulterior

por parte

es decir, después de la

cometiendo

el delito

forzada

la

por

la

misma

privación

desaparecida.

se sigue

a

reconocer

de la persona

Estos

tres elementos

son absolutamente

necesarios para la configuración del deli­ to de desaparición forzada de personas33.

La ausencia de alguno

parición de la víctima puede catalogarse dentro de otras situaciones o de delitos parecidos pero que conllevan diferentes consecuencias e implicaciones.

indica que la desa­

Características

e implicaciones

A partir de las definiciones anteriores.

podemos identificar otras características

e implicaciones

de personas, que si bien no constituyen ele­

mentos en la definición, nos permiten en­

tender el delito en todas sus dimensiones.

de la desaparición

forzada

33 El E:tatuto de Roma agrega un elemento

condltutivo ma::

·1a intenclon de :u:traer a la víctima

de la protecclon de la ley

por un prolongado p.rlodo dt tltmpo·. Lo lncorporadon de eete elemento tiene eon:t cuenela: ntootlvd: ya que incorpora lo ,ntenclonalldod del perpetredor como con:titutlvo de una

de:aparldón for:ada genera la problemático de probar que la

de:aparleión :e

de aceptar e:ta definición e. que de no preberse dicho inten·

ción :.e lleoaria al ebsurdo

de:;aparición for:ada. dejando a la:. victimas en un e~ado de indefen:ión. Por lo anterior. :.e constdere que la definicion del

E::.tatuto de Roma e~ inadecuada y limitada en su contenido.

provocó con e:t• finolldad. La conctcuend a

de afirmar que no se ha dado una

1. LA SUSTRACCIÓN DELA PROTECCIÓN DE LA LEY.

Toda detención por alguna autoridad del Estado debe seguir formalidades y garan­

tizar el derecho al debido proceso. Una de las garantías que se debe cumplir es que la

persona detenida sea puesta a disposición de la autoridad competente "sin demora",

a fin de que la persona siempre se encuen­ tre protegida por la ley En los casos de desaparición forzada, normalmente la per­

sona detenida de forma ilegal

gal, no es puesta a disposición de la autori­

dad competente para que se determine su situación jurídica. Lo anterior tiene como

consecuencia que la persona desa pareci­ da no se encuentre protegida por la ley y

por ende se habla de que ha sido sustraída de la protección de la misma.

o incluso

le­

 

La Corte

lnteramericana

determinó

en

el

Caso Gómez Lund:

 

'

'{

]

que la desaparición forzada

 

también conlleva a la vulneración del derecho al reconocimiento de la personal/dad Jurídica establee/· do en e/ artículo 3 de la Convención Americana, dado que su desapari­

ción busca no sólo una de las más graves formas de sustracción de una persona de todo ámbito del ordenamiento Jurídico, sino tam­ bién negar su existencia y de/arla en una suerte de limbo o situación de lndetermlnac/ón/urídlca ante la

 

sociedad y el Estado. :s4

'

'

 

Tanto

la

Declaración

de 199235 como

 

la

Convención Intere mericane= y la Con­ vención Internacional de 2006, precisan

que uno de los elementos que caracteriza a la desaparición forzada es que el indi­

viduo es sustraído de la protección de la

34

c erte 1.0.H.

csee Gom•:

Lund.y Otro: ("Guerrllh•

do

A regu l e " ) v . Bre: 11. E x c ep ol o n e : prellrn l n ere s , Fondo . Repere · elone: y Co:te :. ::entonele d• 2-1 de noviembre de 2010. ::orle e 11· 219. Perrefo 122.

eebre le protee-

35 Parrofo 3" del Preombulo de lo Deeloroeión

cion de toda:;las per:ona:; contra la:; de:;aparlcione~ for=ada:;.

36

rt1culo

U

d e l a C onv en c i o n

lntera m e rica na

riaón For=ada de Per:ona~.

s o br e D e:;<1p a -

ley Esta naturaleza específica de la desaparición forzada

­­y así nos lo indica la realidad­­ tiene como consecuencia suspender del goce de todos los derechos de la persona

desaparecida y colocar a la víctima en una situación de in­ defensión total. Además, este elemento está directamente

relacionado con el derecho a I reconocimiento de la person­ alidad jurídica, uno de los derechos y libertades reconoci­ dos en la misma Convención Americana de Derechos Hu­

manos (Convención Americana)37.

ha destacado que la desaparición forzada:

La Corte lnteramericana

''

implicauna violaciónal derechoal reconocimiento de [la] personalidadjurídica consagradoen el artí· culo :J de la Convención[toda vez que la persona desaparecida] fue excluld[a] necesariamente del ordenjurídico e institucionaldel Estado, lo que sig· nificó una negación de su propia existenciacomo ser humanorevestido de personalidadjurídica:se. ''

El Comité

la desaparición

de la personalidad

de Derechos

Humanos

también

ha concluido

que

forzada viola

jurídica

el derecho

al

ser humano­".

reconocimiento

de todo

2.

DURACIÓN O CONTINUIDAD

DEL CRIMEN

Se refiere al momento

forzada. Se puede decir que inicia cuando se actualiza el

primer elemento: la privación de la libertad en contra de la

voluntad de la persona. Finaliza

de la desaparición se aclaran: es decir, cuando la negativa de información cesa y se define el paradero de la persona

además de especificar si la víctima se encuentra o no con

vida. En el caso de que

el delito cesa cuando se localicen, exhumen. identifiquen y

en que

inicia

y cesa

la

desaparición

cuando

las circunstancias

la víctima

no se encuentre

con vida,

restituyan

los restos mortales

a los familiares.

El articulo

17 de

la

Declaración

de 1992 establece

que

" {••.]

todo acto de desaparición forzada será considerado delito

permanente

suerte y el paradero de la persona desaparecida y mientras

mientras sus autores continúen ocultando la

no se hayan esclarecido los hechos".

37

Menfred I lowek. U.11. Convenont

on Clvll ond Pohtleol Rightt - CCPR Commentary.

11.P. Engel Publo:her. K•hl - !:tre:bourg - Arllngton.

págine Z~ .

38 lnform•

55/96 de 6 d• dlelembro de 1996. Petición 8076. cese .-.x•I Reul Lemu:

Garcio e. Guetemalo. p&rrafo 24.

39 c ornee d• D•recho: Humono:: o beervectcnee

mano:: Kuwait. documonto de la, l lacione:

Unida:

finale: del Comite de Derecho: Hu· CCPR/ C0 / 69/ KWT de 27 de Julro de

2 000 . parrafo 11 y Obse rv ec ion es fin alea del C omité de Derecho:; Hurne n os : ~ rgelia. docu-

mento de la, l lacione.

Unida,

CCPR/C/ 79/ Add.95.

de 18 d e ago:to d e 1998 . párrafo 10.

Por

forzada

otro

lado.

la Convención

lnteramericana

prescribe.

en su artículo

3, que

el delito

de desaparición

"será considerado como continuado o permanente

mientras no se establezca e/ destino o

paradero de la víctima". La Convención

Internacional

de 2006

recuerda a los efectos

de la prescripción.

la "obli-

gación [del Estado] de continuarcon la Investigación hasta establecer la suerte de la persona desa-

en su artículo

8, el "carácter continuo de este delito"''º. Asimismo, su artículo

24 (6) recuerda

paree/da". reafirmando

así el carácter

de delito

permanente

o continuado

de la desaparición

forzada.

La jurisprudencia tanto nacional como internacional, asi como el Comité de Derechos Humanos ha con­ siderado que la desaparición forzada es "un delito cont/nuado"41. La Comisión Europea de Derechos Humanos (Comisión Europea) consideró a las desapariciones ocurridas en Chipre por tropas turcas

como "situación continuada" de violación a derechos humanos42. Asimismo. la Corte lnteramericana ha destacado en varias oportunidades el carácter de delito permanente de la desaparición forzada­13 y

el GTDFI. en su Comentario sobre las Desapariciones Forzadas como Crimen es Continuos+', a la desaparición forzada de personas como un crimen continuado.

ha definido

El Grupo de Trebejo expresó que el acto comienza cuando se detiene a la persona y no termina hasta que el Estado reconozca dicha detención y dé a conocer información sobre su suerte o paradero Es decir. se prolonga mientras los tres elementos ·privación de la libertad, intervención estatal y negación de información u ocultamiento de la suerte y el paradero de la víctima­ subsistan. Los delitos de carácter con­ tinuado se consuman de momento a momento, y en éste caso, durante el tiempo en el que la víctima continúe desaparecida y no se hayan esclarecido los hechos. Mientras se siga cometiendo el delito, también subsiste la responsabilidad del Estado y la responsabilidad penal de las o los perpetradores

La Corte lnteramericana forzadas que ha resuelto.

lásquez Rodriguez45, así como en casos posteriores como los casos Bla ke~. Radilla Pacheco 47, Heliodoro

ha apoyado

estos criterios

en la mayoría de los casos relativos

a desapariciones

Desde su primer

caso relativo a desaparición

forzada de personas, el Caso Ve­

Portugal­U! y Gómez Lund " , la Corte lnteramerica na ha reiterado la jurisprudencia en ésta dirección.

''

En este sentido, la desaparición forzada consiste en una afectación de diferentes bie­ nes Jurldicos que continúa por la propia voluntad de los presuntos perpetradores, quienes al negarse a ofrecer Información sobre e/ paradero de la víctima mantienen la violación a cada momento [

I ".

''

~O Art.8 : "Sin perjuiciode lo di~pue~to en

el articulo 5. J. Todo E$tado Parte que aplique un régimen de pr esc r ipc ión

a la desepertc ión for::ada tomará la:; rnedtdes

n e c e s e n e s p a r a que e l p le c o d e la pr es c r ip c ión

del momento en que cese la deceperición

de le a cción pena l: c1) ~ ea p r olonga do y

forzade. heblde cuenta del cerécter continuo

pr opor ciona do a la e xtr ema gra veda d de e s e delito: b ) Se cue nte a p artir

de est e delito

~

4 1 D ecisi ó n d e 2 d e no vi em b r e

42 Decisiones d e la Comisió n

d e 2 0 0 5 . Co m uni c ac ió n

Euro pea en punto a las peticiones

11• 107 8 / 20 0 2 . C as o l l o rm a Y urich c. Ch ile. d oc . c it

pá rr afo 6(­1) .

8 6 13/ 79. 8 70 1/79. 8 317/ 78 .

8 2 06 / 7 8 . 93­18 / 8 l 936 0 / 8 1. 98 16 / 82 . 10 ­1­18 / 8 3 . 9 99 1/ 8 2 . 98 :33/ 8 2 . 9310 / 8 1. 10 5 3 7 / 83 . 104 5­1/ 8 3 .1138 1/ 85 . 9303 / 8 1. 1119 2 / 8 4 . 118­1­1/ 85 . 12015 / 86 .y 11600 / 8 5 .e n t r e

otres .

ns. 720 2/ 75. 7379 / 76. 8 0 0 7/ 77. 77­12/ 76 . 68 52/ 7­1. 85 60 / 79 y

.43 Corte 1.0 .H , C a:o Goiburú y ot r o c v e. Paraguay, doc. cit

párrc1fo=83 y 8 5 : C a :;o B lake v. Guatem ala. Excepcione~ pr eltmine r ec . ~ ent encia d e 2 d e julio d e 199 6 ,

~erie C t 27, párrafo 39: Ca:-o 19 Comercic1nte~ ve. Colombia. doc. cit. pánafo 142: Ca!.o Hermenae ~erran o c ruc vs. El Calvador. Excepcione:;: preriminare:;:, doc.

cit

párrafo: 100 a 106.

­1­1 W orklnQGroup on Enfor~ d or lnvoluntary

Dlsappearance:.

www2.ohchr.orQ/spanl:h/ lsou•:/ dlsappear/ lnd•x.htm

G•ntr al Comm•nt on Enforeod 0 1:appearance a: a Contlnuou:

Crim• . Toxto complete en: http://

45 Cort• 1.0 H Caco V elá: que: Rodrigue: v e. Honduras. doc. c it.

46 Corte I D.H Caso Blake v. Guatemala. Excepciones prellmlnaro:.

sr c ese RodJlla Poeheco v.1-te)(jco,

""'ª C o rte

~9 Corte ID .H. Ca-;o Gome= Lund y otros (Guerrilha do Araguaia). Excepcione:; prehrnlneres. Fondo. Reparacione:; y c octec.dcc.

SO Corte ID .H. Ca-;:oHeliodoro Portugal v. Panamá.

doc. cit.

Exeepelonee

Prellmlnore:.

Fondo. Reparocione:

y Co:ta:. Centencia de 23 de noviembre

de ::?00 9.

~erie

C I :!0 9

1.0 .H . C a.-;o He liodoro Portugal v. Panam4.

E xcepcione-; Prelim inart--;, Rep a ra cione: y C o:ta ::. Centeneia

Excepcione:; Preliminare:. Repereciones

y c ostee. doc. cit

de 12 de ago:;to de 2 008 . ~ ere C 11· 186 .

párrafo 112.

cit.

''

( ) Al respecto, e/ Tribunal reitera que la desaparición forzada tiene carácter permanente y

continúa mientras no se conozca e/ paradero de la víctima o se hallen susrestos de modo que se determine con certeza su identidad.61

''

Esto implica que aunque la desaparición haya sucedido antes de que México haya firmado los diversos instrumentos internacionales (la Convención lnteramericana y la Convención Internacional de 20 06), el hecho de que la desaparición continúe después de la entrada en vigor hace que los actos sigan siendo imputables al Estado. Lo anterior significa que la Corte lnteramericana podrá conocer de los casos de

violaciones

a la Convención

lnteramericana

que sigan sin resolverse.

La continuidad del crimen o del delito se encuentra directa mente relacionada con la prescripción del

mismo. Tomando en cuenta las opiniones anteriormente mencionadas, queda claro que el plazo para la prescripción no comienza sino hasta que el crimen hubiere cesado. En diversas sentencias, la Corte lnteramericana señaló lo siguiente:

''

De tal modo, a efectos del presente caso, e/ Tribunal reitera que 'son inadmisibles las disposi­ ciones de amnistía, las disposiciones de prescripción y el establecimiento de excluyentes de responsabilidad que pretendan impedir la investigación y sanción de /os responsables de las violaciones graves de /os derechos humanos tales como la tortura, las ejecuciones sumarias, extralegales o arbitrarias y las desapariciones forzadas, todas ellas prohibidas por contravenir derechos inderogables reconocidos por el Derecho Internacional de /os Derechos Humanos62

''

3. CONTINUIDAD

DEL ESTADO

Se refiere al hecho de que "la responsab/1/dadsubsistecon Independenciade /os cambiosde gobierno

en el transcursodel tiempo y, concretamente, entre e/ momento en que se comete el hecho /líe/to

que genera la responsab/1/dady aquél en que ella es declarada" 63. Así pues,

si un Estado

cambia

de

gobierno o pasa de un régimen totalitario a un régimen democrático, aun cuando la desaparición se

haya cometido durante

y el

paradero de la víctima. el Estado nuevo es responsable por la investigación y sanción de los respon­ sables, localización de la víctima y la reparación de los daños.

el gobierno

o el régimen

totalitario

anterior,

si no se han aclarado

la suerte

4. CARÁCTER PLURIOFENSIVO

El carácter pluriofensivo la violación simultánea

de la desaparición

forzada se refiere a que su comisión

de múltiples

derechos,

principalrnente+':

l.

El derecho

a la dignidad

humana

2. El derecho

a la

vida

3. El derecho

a la libertad

personal

4. El derecho a la protección

Judicial

tiene como consecuencia

51 Cort•

1 O.H

ca,o Gómo: Lund

y otro:

(Guerrllha

do Araouala). Excepciono,

proliminare:.

Fondo.

Roparaclone:

y co,ta:.doc. eit parrafo 121.

52 c ene

1.0

H

c

eee Gom o:

L und

y o t r o: (G uo r rll ha

d o A raou •l a) .

Exc ep ci ono:

prellmi· noro: .

Fo nd o .

Rop oro c lo no:

y Co:t•: . doc . c i t . parrafo 171

53

Corto 1.0.H. c ese Volé:que:

Rodrigue:

ve. Hondura:.

doc. cit. porrafo 184.

6-'- E~a li:;ta no e,:; exheusttve. ~iendo la desep ericién

for::ada un

crime-nde tal complejidad. exíeten otros derechos humano:; violado:; :;imultaneamente y

e:;to:;puede-o vañar dependiendo del cese concreto. como podna ser el derechos a no ser sometido a esclevitud o :;ervidumbre. el derecho a la libertad de

conciencia o religion. o el derecho a la libertad de p ens emlento

o expresión.

5

El derecho

a la integridad

personal

6.

El derecho

al reconocimiento

de la personalidad

jurídica

7.

El derecho

a un debido

proceso

Dichas

violaciones

no pueden considerarse

por separado, sino que configuran

en su totalidad

el crimen de

desaparición

''

forzada de personas

Al respecto, la Corte lnteramerica

na ha considerado:

El fenómeno de la deuparición forzada de personas requiere de un análisis sistémico y com­ prensivo, por /o cual este Tribunal considera adecuado reiterar e/ fundamento jurídico que sustenta la necesidad de una perspectiva integral de la desaparición forzada en razón de la pluralidad de conductas que, cohesionadas por un único fin, vulneran de manera perma­

''

[

]el

nen te, mientras subsistan, bienes jurídicos

y

protegidos

por la Convención",

''

análisis de la desaparición forzada debe abarcar la totalidad del conjunto de /os

hechos que se presentan a consideración del Tribunal.Sólo de este modo e/ análísls legal

de este fenómeno es consecuente con la compleja violación a derechos humanos que ésta conlleva, con su carácter continuado o permanente, y con la necesidad de considerar e/

contexto en que ocurrieron /os hechos, a fin de analizar sus efectos prolongados en el

tiempo

y enfocar

integralmente

Además, al respecto, la Corte ha señalado:

sus consecuencias.ss

''

''

la necesidad de tratar Integralmente la desaparición forzada como una forma compleja de vio­

lación de derechos humanos, llevan a este Tribunal a analizar en forma conjunta /os artículos 4, 5

y 7 de la Convención [sobre e/ derecho a la vida, e/ derecho a la Integridad personas y el derecho

Asimismo,

a la libertad personal respectivamente], en relación e/ artículo 1.1 de la misma [

]6'.

"[

} en su Jurisprudencia constante

sobre casos de desaparición forzada de personas, la Corte

ha reiterado que ésta constituye un hecho Ilícito que genera una violación múltiple y continuada de varios derechos protegidos por la Convención Americana y coloca a la víctima en un estado

de completa Indefensión,acarreando otros del/tos conexoss7• ''

S.

VÍCTIMAS

 

Cuando

se habla

de

las victimas

de desaparición

forzada,

no

sólo se habla

de

la

persona

desapa­

recida,

sino

que

la

jurisprudencia58

y el derecho

internacional59

han

considerado

que

los

familiares

55

56

C.J.O.H. C aco lb::en Cárd e na: e lb~e n Pe ña v . Bo livia

lbíd

.

.Ge n t en c ia de l 1 de ~ ept ie m bre de :20 10. !ie rfe c .11• .

217. p érr e fo s

57 y 6 8 .

parrafo 8 1.

p .irr . 8 .2. V er tamb i en: C a=o Fairé n Gar b i y Co l i ~ C o rre le c v e. Ho n d ur a : . ~ent enci a de 15 de me rz o de 1989,~erie C 11•. 6, p arrafo 14 7 : y C a:o Blake

57 l b i d

ve. Guatemala. doc. cit .• párrafo 65.

58 v er: c e ee Blak< v e. Guattma la. doe. c it

c eec Dura nd y Ugart< v. Ptru . Fon d o. !;t n t<ncia de 16 de ago: to de 2 000 . c erte C 11• 68 . c ese Rad llla Pa ch<co

v M•xieo.

Centtn cla

Excepoone: Prtl,minar<:. Fondo. Reparaciones y Coctoo. doc. cit. csse l.a Cantuta v Ptru Fondo. R•paroelone: y Co:to:. !:-tnttnelo d< :?9 d• novlembrt d•

Exct pcione:

d t

-1.

Prtllminare:. de 2 006

Fondo. Reparaclone:

y c eeree.

doc. cit .• ca:o

Ma: acrt

d• Putblo Bello v. Colombia.

Ca:o Góme:

Fondo. Reparaeione:

y Co:ta:. v . Bra : íl

31 d e en ero

!;tr ie C 11· 1-10, Ca: o 19 Co m erc iant es

sobre la Oe: aptiri c:ló n

v . Colomb ia. do c. e n,

l.und y o t ro : (Guerrllha

do Ar a gu1a)

2006. :: C 1r 16:?. Ca:o B<imaco Velá:que: v. Guottmala. Fondo. !:-<ntenc:,o dt :?S de noviembre de :?000. !:-erlt C 11• 70 y Ca:o Gom•: Polomlno v. Peru.

doc. cit.

d e to d a: lo:

Per:ona:

Juri~prud,na a que-tmana de la Corte lnteromericana de Derecho: Humano:. con:ideran que tanto lo persone desepereclde como :u: famihore.: y :ere: eer­

cano: :o n victima.:;. El articulo 2

párrafo. e~ablece que : e con:idera "victime" a la persone de:aparecida y a toda persone fu;ica que haya sufrido un perjuicio directo a consecuencte de la deseperícíón for::ada.

For::ado:: 0:1 como lo

59 L 4 Con v en d on ln t tr am ericon a

contra lo: Ot-:opo:lone:

Fo r: ad o d e Per :ono:

como l a Declaració n d e la: l lo ci o ne­:

Un ida : : o b r e f4 Pr o t ecoon

For: ada:.:. la Convención paro lo Proteccion de Todo: lo:; Per:ono:

J

de la Convención Internacional

en contra de lo: De:aporldone:

para la prete cetén de toda: la: persones contra la: de:apañcione:

for::ada:. en :u primer

también entran dentro de esta categoría.

Lo anterior se refiere

stancias de la desaparición. tales como

a que

las circun­

la

sustracción de la protección

de

la

ley,

la

falta

de investigación

de los hechos y

el desconocimiento del paradero de la persona desaparecida; generan graves sufrimientos y angustias a los familiares.

Aunado a estas situaciones, el trato inhu­ mano y degradante de los familiares de las victimas, proporcionados por las au­ toridades que se configura con la actitud

de

de éstas ante las gestiones

y pedidos

los familiares. En este sentido, lnteramerrcana, ha esteblecidos?

sufrimiento

tancias

lación al derecho

y moral de los familiares

el articulo 5 de la Convención

que generan

o

dichas

representa

implica

a la integridad

la

una

Corte

el

vio­

que

circuns­

psíquica

en

consagrado

Americana.

La Corte lnteramericana

tos criterios

en el siguiente

ha afirmado

sentido:

es­

"I ]

e n c asos q u e i nvo l u c r an l a d es ap ar i ­

deberá analizar si de la prueba que consta en el expediente se acredita alguna afectación a la integridad personal de la presunta victima, sea o no familiar de alguna otra víctima en el caso. Respecto de aquellas personas sobre quienes el Tri­ bunal no presumirá un daño a la integridad personal por no ser f amiliares directos, la Corte evaluará, por ej emplo,si existe un vínculo particularmente estrecho entre éstos y las víctimas del caso que le permita establecer una afectación a su inte­ g r i d ad p er sonal y, por end e, una viol ación d el A rt í cul o 5 d e la Convención. El Tribunal también podrá evaluar si las presuntas víctimas se han involucrado en la búsqueda de justicia en el caso concreto, o si han padecido un suf rimiento propio como producto de los hechos del caso o a causa de las posteriores actuaciones u omisiones de las autoridades estatales frente a l os hechos 1 1G•.

Asimismo. las desapariciones forzadas violan las garantías [udicrales de la familia de la víctima contenidas en el articulo

8 de la Convención Americana. Este artículo contempla el derecho que tienen todas las personas a ser oídas. con las

garantías debidas y dentro de un plazo razonable, por un juez o un tribunal competente, independiente e imparcial En el sentido de las desapariciones forzadas, los familiares

de las victimas deben de contar con la posibilidad de ser oí­ dos y actuar en los procesos encaminados a esclarecer los

ción forzada de personas, es posible en­ tender la violación del derecho a la inte­ gridad psíquica y moral de los familiares de la víctima es una consecuencia directa de ese fenómeno, que les causa un seve­ ro sufrimiento por el hecho mismo, que se acrecienta, entre otros factores, por la constante negativa de las autoridades es­ tatales de proporcionar información acer­ ca del paradero de la víctima o de iniciar una investigación eficaz para lograr el es­ clarecimiento de lo sucedido. Al respecto, este Tribunal ha estimado que se puede presumir un daño a la integridad psíquica

y moral de familiares directos de víctimas de ciertas violaciones de derechos huma­ nos aplicando una presunción iuris tantum r especto d e m adres y p adres, hijas e hijos, esposos y esposas, compañeros y compa­ ñeras permanentes (enadelante "familiares directos"), siempre que ello responda a las circunstancias particulares del caso. En el caso de tales familiares directos, corres­ ponde al Estado desvirtuar dicha presun­ ción. En los demás supuestos, el Tribunal

hechos, a castigar a los responsables y a buscar una debida reparación. Por otro lado, el articulo 25 de la misma Con­

vención confiere a los familiares de las victimas el derecho a que la desaparición sea efectivamente investigada por las

autoridades del Estado, a que se siga un proceso en contra de los responsables, a que se impongan las sanciones ade­ cuadas y a que se reparen los daños y perjuicios que dichos

familiares han sufrido.

La Declaración de 1992, establece en su articulo 13 que los

Estados tienen la obligación de llevar a cabo una inves­ tigación exhaustiva e imparcial, remitiendo cada vez que

existan motivos para creer que una persona ha sido objeto de una desaparición forzada, a la autoridad correspondien­ te, sin demora el asunto, para que se inicie una investiga­

ción, que no deberá concluir hasta que se haya aclarado la

suerte de la victima. Muchas veces serán los miembros de la familia quienes denuncien los hechos ante la autoridad

estatal competente, y son ellos mismos los que tendrán in­

terés legitimo y quienes sostengan que una persona ha sido objeto de una desaparición forzada

Por otra parte. la Convención Internacional de 2006, esta­ blece en su articulo 12. y de manera similar a la Declaración

60 Corte 1.0 .H_ Ca:.o Bamaca Velésquec.

61 Cort~ 1.0.H . Caso lb:;en Cardena:; e tbc en Peña v. Bolivia. doc. cit. Parrafo:; 126 y 127. Texto completo

doc. cit. parrafo 160.

en: http:// wwvv~corteidh.or.cr/ ca:;o: dm

de 1992. que los Estados tienen la obligación de velar por

que las personas, que a leguen que alguien ha sido sometido ocultamiento o destrucción de los

a desaparición forzada, tengan derecho a denunciar dicha

violación. Las autoridades correspondientes deben exami­ nar dicha denuncia de manera rápida y realizar una inves­

tigación exhaustiva e imparcial sin demora. En este sentido, se deduce que los familiares de las víctimas de desaparicio­ nes forzadas de personas, tienen el derecho a contar con

el apoyo de las autoridades cuando interpongan una de­ nuncia, así como también la certeza de que se conducirá

Prevenir

y

sancionar

la falsificación,

documentos que manifiesten la ver­

dadera identidad de los niños y niñas desaparecidos o desaparecidas.

En caso de que las desapariciones in­ volucren a más de un país, dichas na­

ciones deben asistirse mutuamente para la búsqueda, identificación, locali­ zación y regreso de los niños y niñas

desaparecidos o desaparecidas.

una investigación para esclarecer los hechos y perseguir y

sancionar a los responsables

NIÑOS Y NIÑAS

Los niños y las niñas pueden ser víctimas de desaparición

forzada en dos sentidos· víctimas directas (víctimas mate­ riales) o víctimas indirectas (familiares de las personas de­

saparecidas). En ambos casos, su infancia los pone en una posición de particular vulnerabilidad. Un niño o una niña es

víctima de una desaparición forzada si:

es desaparecido

o desaparecida

forzosamente;

La Declaración de 1992, establece en este

sentido. en los primeros tres párrafos de su artículo 20, ciertas obligaciones para

los Estados relativas a los niños y niñas, específicamente para el caso en que es­ tos hayan nacido durante el cautiverio de

las madres víctimas de desapariciones o de que ambos o cualquiera de sus padres

hayan sido víctimas de desapariciones forzadas o involuntarias:

su padre, madre o tutor

forzadas; o

son víctimas

de desapariciones

nacen durante la desaparición

apropiados

forzada de su madre y son