II.

La crisis del Estado y de la sociedad, 1923-1939

3.- La Guerra Civil (1936-1939).

La guerra civil de 1936 es el suceso más relevante de la historia de España en el
siglo XX y el que mayor impacto ha tenido en la opinión y la política internacionales.
En esta guerra se concentraron muchos de los problemas que la sociedad española
contemporánea venía arrastrando desde el siglo XIX, pero la guerra fue también, desde
una perspectiva más cercana, el resultado de la propia dinámica social y política de
España y de las tensiones surgidas en Europa en la difícil coyuntura de los años treinta,
en la que se enfrentaron todas las grandes ideologías políticas existentes en el momento:
democracia, socialismo, comunismo, anarquismo, nacionalismo, fascismo… En razón
de ello, se trata de la parte de nuestra Historia que ha dado lugar a la mayor producción
bibliográfica que se haya suscitado nunca sobre un suceso histórico español (más de
cuarenta mil títulos), comparable a la protagonizada por la II Guerra Mundial. La
investigación histórica sobre la guerra civil no ha cesado nunca y la temática de lo
investigado se ha ampliado enormemente. En la investigación actual, merecen especial
atención los estudios sobre la represión y sus víctimas en la guerra y la posguerra.

a) El fracaso del golpe de Estado. El origen inmediato de la guerra civil estuvo en el
pronunciamiento fallido que diversos generales golpistas protagonizaron los días 17 y
18 de julio de 1936 contra el gobierno del Frente Popular. Sin embargo, la causa
fundamental del conflicto bélico estuvo más bien en las razones de la sublevación. La
mayoría del Ejército, interpretando las aspiraciones y deseos de aquellos grupos sociales
que se sentían amenazados por la democratización política y el reformismo social de la
República (burguesía financiera, terratenientes, medianos y pequeños propietarios
rurales y urbanos, la Iglesia), decidió, como en 1923, la toma del poder y el
establecimiento de una dictadura militar. Por su parte, el gobierno republicano, apoyado
por los trabajadores (obreros, mineros, jornaleros), por los sectores progresistas de la
pequeña burguesía, por la mayoría de intelectuales, por la burguesía nacionalista
catalana y vasca y con una parte del Ejército y de los cuerpos de Seguridad del Estado,
se enfrentó a la rebelión militar que, de este modo, tan sólo triunfó en una parte del
territorio nacional. El fracaso del pronunciamiento dio paso a una guerra civil de tres
años de duración (hasta el 1 de abril de 1939).

«Con la República fue el caos. Al ver que atentaron contra mis intereses,
digo: “No, esto yo lo tengo que defender cueste lo que cueste”, y me fui a la
Guerra».
Testimonio de un cacique gomero. Cit. por R. García Luis: Vallehermoso. “El Fogueo”, 1986.

«Si no es el Movimiento, nosotros hubiésemos conseguido bastante.
Queríamos derechos para todos iguales. Y bienestar para el pueblo: escuelas
y trabajo. Llegó la Guerra y nos destrozó todo».
Testimonio de un obrero gomero. Cit. por R. García Luis: Vallehermoso. “El Fogueo”, 1986.

1

La conspiración. Queipo de Llano venció en Sevilla y el levantamiento se extendió por parte de Andalucía. pero se hizo también patente la incapacidad del gobierno republicano para neutralizar la insurrección. Queipo de Llano. Pretendía con ello establecer una dictadura militar transitoria para implantar. voló de Canarias hacia Marruecos y tomó el mando del Ejército de África. diseñada y dirigida por los militares. algunos sectores de la CEDA. Al día siguiente. andando el tiempo. el bando sublevado (autodenominado nacional*). En cambio. y Cabanellas se apoderó de Zaragoza. 2 . por otra. que debía liderar la sublevación. haciéndose con el poder de todo el Protectorado marroquí. de modo que la dirección quedó a cargo de Mola. El Alzamiento (nombre dado por los rebeldes a su levantamiento) se inició en la guarnición de Melilla el viernes 17 de julio. que se enfrentaron en una guerra civil. Entre el 17 y el 20 de julio se evidenció el fracaso del pronunciamiento militar. en Madrid y Barcelona la rebelión fue sofocada por las milicias obreras y algunos mandos militares leales a la República. Franco (1892-1975). Varela. la República o la Monarquía. que colaboraron en la creación de una red de enlaces para extender el movimiento conspirador y buscar apoyo financiero. El asesinato (13 de julio) del líder derechista Calvo Sotelo decidió a los conspiradores a iniciar la sublevación de inmediato. Un grupo importante de altos mandos del Ejército (generales Fanjul. de modo que el resultado fue la división del territorio en dos: por una parte. que tenía gran prestigio gracias a su experiencia marroquí. contaba con el apoyo de las fuerzas políticas más conservadoras (monárquicos. murió en accidente aéreo cuando regresaba de su exilio en Portugal. que planteó el levantamiento como una acción rápida y muy violenta. Mola. Sanjurjo. Cabanellas. un bando leal a la República (llamado rojo* por los sublevados) y. Franco y Sanjurjo) fueron los organizadores de la insurrección contra el poder republicano. Goded. el más disciplinado y mejor preparado del ejército español. falangistas y carlistas). El levantamiento militar se produjo en la Península el día 18: Mola ocupó Pamplona con ayuda de la milicia carlista (requetés).

El principal problema al que tuvo que enfrentarse fue el del abastecimiento de la población urbana. Por su parte. pero controló la principal zona cerealista (Castilla). gran parte de Aragón y de Andalucía occidental. el País Vasco (excepto Álava) y la cuenca mediterránea desde Cataluña hasta Málaga permanecieron del lado de la República. aunque dividido. muy tradicionalista.1) La zona sublevada. la Galicia caciquil y conservadora. la franja cantábrica (excepto Oviedo). el ejército de África (legionarios y tropas marroquíes). desde agosto. organización. zona rural y católica. contaba con los núcleos industriales y urbanos de más relieve. 3 . Las organizaciones obreras. El territorio republicano. recursos económicos. las dueñas de la calle. no tuvo problemas de abastecimiento. y por el hecho de no ocupar grandes ciudades. La tarea de coordinación y unificación de las acciones de los insurrectos la llevó a cabo la Junta de Defensa Nacional. Junto a ellos lucharon los voluntarios falangistas y los requetés. creadas por los partidos de izquierda y los sindicatos. Baleares (excepto Menorca). Militarmente. Los efectivos militares eran más desiguales: la flota quedó en manos de la República. Los rebeldes controlaron desde el primer momento el norte de Castilla y León. y buena parte de Extremadura y Andalucía oriental (menos Córdoba y Granada) se frustró la insurrección. La organización militar quedó prácticamente desmantelada. incluido Madrid.000 efectivos. las minas del norte y las reservas de oro del Banco de España. Navarra. en realidad. eran. También en Castilla La Nueva. A ellos se unió. que disponía de unos 47. contaban con la mayoría de los oficiales y la mitad de los miembros del Ejército y de las fuerzas de seguridad. b. El bando sublevado tenía recursos industriales de menor envergadura (sólo el 20%).b) España dividida: territorio. b. Su poder fue reemplazado por el de las milicias populares*. al igual que la Aviación (poco importante) y la mitad de las tropas.2) La zona republicana. latifundista. constituida en Burgos. Canarias (menos La Palma hasta el 25 de julio: “Semana Roja”) y el Protectorado de Marruecos. Por este motivo. que era el objetivo prioritario de los sublevados. que habían conseguido finalmente que el gobierno les entregara armas. El gobierno de la República se debilitó porque apenas disponía de mecanismos para imponer su poder. pero escasos mandos. ejército. las regiones de agricultura de exportación (Levante).

ni permitir el paso de armas ni de suministros bélicos a España. Los sublevados construyeron un ejército profesional mucho más eficaz que el republicano.c) La internacionalización del conflicto. Sin embargo. La política de no- intervención fue una de las causas de la derrota de la República. que se comprometieron a no vender. Además de la ayuda aérea para el paso del Ejército de África a la Península. al que se adhirieron 27 países. Sin embargo. la guerra de España se produjo en una situación delicada de equilibrio entre potencias. Gran Bretaña presionó a Francia y ambas impulsaron una política de neutralidad. La participación italiana fue más numerosa. 4 . una lucha a muerte entre fascismo y democracia liberal (o fascismo. si alguna de ellas intervenía militarmente en España. Para evitar su generalización.R. Pero la realidad fue que.000 hombres y en armamento. La opinión democrática progresista mundial estuvo a favor del gobierno legítimo de la República. en agosto de 1936 se creó en Londres el Comité de No Intervención. a la opinión pública y a los intelectuales hasta el estallido de la II Guerra Mundial. Así. Italia. a los gobernantes. Los sublevados recibieron fundamentalmente apoyo de Alemania e Italia. Eran fundamentalmente jóvenes obreros y también intelectuales (Hemingway. carros de combate y abundante material bélico.S. aunque de gran valor moral. Sin embargo. en lo esencial. hacía lo propio con la causa republicana. tres años más tarde. Desde los primeros días de la insurrección militar. se consideró necesario aislar el conflicto. Además. La causa republicana se identificó con la lucha por la democracia y la libertad y contra el fascismo que se extendía por Europa. la guerra pudiera internacionalizarse. El coste de la ayuda alemana se reembolsó en alimentos y materias primas hasta el fin de la II Guerra Mundial. Unos 40. el Comité de No Intervención impidió que la Sociedad de Naciones mediase en el conflicto. Alemania y Portugal continuaron ayudando a los rebeldes. mientras la U. la República recibió la ayuda de las Brigadas Internacionales.S. con mayor número de mandos y mayor tradición militar. La “guerra de España”. además del consejo y asesoramiento de sus técnicos. artillería. enviando aviones. verdadero movimiento de solidaridad antifascista. pero en cuyo desenlace fue fundamental el papel de las potencias extranjeras.000 brigadistas procedentes de más de 50 países combatieron en España entre 1936 y 1938. democracia y comunismo). aunque de menor importancia técnica y estratégica. y se temía que. municiones. Aparte de un simbólico apoyo del gobierno de México. nombre con el que se la conoció en el mundo. tanto los sublevados como el gobierno republicano solicitaron ayuda extranjera urgente. Hitler envió ayuda inmediatamente y de manera constante a lo largo de la guerra: barcos. lo que influyó decisivamente en su victoria. equipos de transmisión y aviones (la Legión Cóndor). fue uno de los acontecimientos que más apasionó y dividió a los países. La opinión internacional creyó desde el principio que el conflicto que dividía España era. además de pilotos. ayudó con armas y alimentos a la República. Alemania utilizó la guerra española para probar su nuevo armamento y estrategias y para asegurarse un aliado. instructores y asesores. a los medios de comunicación. De menor importancia cuantitativa. efectivamente. tanques. a pesar de su adhesión. la Unión Soviética fue el único país que. lo mismo que en toda Europa. la Guerra Civil fue un enfrentamiento propiamente español entre viejos grupos dominantes y nuevos grupos emergentes. La República pagó sus compras con las reservas de oro del Banco de España (“oro de Moscú”). Se pensó entonces que España era un “laboratorio” donde se estaba produciendo el enfrentamiento armado que muchos temían a escala mundial y que llegaría. aunque había firmado el tratado de No Intervención. el cierre de la frontera francesa hizo que estos efectivos llegaran de manera discontinua. se concretó en un cuerpo de voluntarios (Corpo di Truppe Volontarie) de unos 40.

Franco. Los sublevados lanzaron una gran ofensiva sobre el País Vasco con ayuda de la Legión Cóndor. el gobierno republicano se trasladó a Valencia. las tropas “nacionales” intentaron cortar las vías de comunicación. que ostentaba ya el cargo de Generalísimo de los ejércitos y. asumía las decisiones militares. gracias también a la llegada de las Brigadas Internacionales y al primer material bélico ruso. de Saint-Exupèry. d. el conflicto atravesó en el aspecto militar por cuatro grandes etapas. éste último inmortalizado por Pablo Picasso. en la que utilizaron nuevas tácticas de guerra total. La guerra en el Norte (abril-noviembre de 1937). optó por abandonar la zona centro y concentrar la lucha en el norte. Neruda…) de ideología de izquierdas. d. Desde el momento en que la sublevación se convirtió en guerra civil hasta su conclusión casi treinta y tres meses después. en su mayoría comunistas que acudieron a la guerra de España siguiendo las directrices emanadas de la III Internacional. por tanto. Los ataques contra la capital debían llevarse a cabo simultáneamente desde el norte (Mola) y desde el sur (Franco). encomendando la defensa de Madrid a una Junta (generales Miaja y Rojo) que coordinó las operaciones militares y creó las milicias populares. que había quedado aislado de la frontera francesa.2. Fracasado el ataque. Las tropas africanas avanzaron hacia Madrid (ocupación de Badajoz y Toledo) y se unieron a las tropas del norte a las puertas de la capital. La franja cantábrica (Santander. como los bombardeos sobre poblaciones civiles indefensas en Durango y Guernica (26 de abril). La lucha por Madrid (julio de 1936-marzo de 1937). pero fueron derrotadas en las batallas del Jarama y Guadalajara.Orwell. Madrid resistió heroicamente (“¡No pasarán!”). Pese a los ataques aéreos. En noviembre. Asturias) cayó en manos de los rebeldes en octubre y con ello la zona 5 . d) El desarrollo bélico del conflicto.1. El objetivo prioritario de los sublevados fue desde el principio tomar Madrid.

material de guerra.III Año Triunfal En el día de hoy. lo que logró en abril. Para frenar un nuevo avance franquista sobre Madrid. cuando fue reconquistada por las tropas enemigas. Sus autoridades. cautivo y desarmado el Ejército rojo. Con la pérdida del norte. decidió el avance hacia el Mediterráneo a fin de romper el territorio republicano en dos.htm e) La evolución política durante la guerra.com/canciones4. 6 . y la firma del Pacto de Munich.republicana perdía una región minera e industrial de primera importancia. Los republicanos contraatacaron en Brunete y Belchite. El gobierno Negrín partió hacia el exilio y la Junta de Defensa abandonó la lucha en los frentes y entregó Madrid (28 de marzo). Con la caída de Cataluña en enero.galeon. se saldó con la derrota republicana y su ejército gravemente mermado. Tras este éxito. pero lo que vino después no fue la paz. sino la Victoria. «CUARTEL GENERAL DEL GENERALÍSIMO PARTE OFICIAL DE GUERRA correspondiente al día 1º de Abril de 1939. pero con escaso éxito. En Madrid. las tropas franquistas prepararon la ocupación de Cataluña. ingenuamente. sin embargo.3) El avance hacia el Mediterráneo (diciembre de 1937-noviembre de 1938). el Comité de No Intervención consiguió la retirada de las Brigadas Internacionales. quedaba un solo frente desde los Pirineos hasta Málaga. la más cruenta de toda la guerra. junto a miles de personas que iniciaron el camino del exilio. El 1 de abril el general Franco hizo público el comunicado del fin de la guerra sin condiciones. sino que es preciso sopesar también otros factores. el reorganizado ejército republicano se adelantó e inició una ofensiva sobre Teruel. benevolente y sin represalias que Franco no aceptó. que tras la muerte de Mola había concentrado aún más su poder. pretendía una paz honrosa. el jefe de gobierno Dr. las fuerzas republicanas se lanzaron sobre la retaguardia “nacional”. las estructuras políticas y militares del Estado republicano se derrumbaron. Para explicar la victoria de la España “nacional” y la derrota de la España republicana no basta con considerar la correlación de fuerzas (soldados. Francia y Gran Bretaña reconocieron al gobierno de Franco y en Madrid estallaron los enfrentamientos internos entre partidarios y enemigos de la política de resistencia. d. La Segunda República española había llegado a su fin. El coronel Casado dio un golpe de Estado y creó una Junta de Defensa que. sobre todo. que fue rápida y sin resistencia. la situación interna de unos y otros. apoyo extranjero…) de cada bando.guerracivil1936. Para intentar detener el avance sobre Valencia y Cataluña. A finales de 1938. atravesaron la frontera francesa. que ocupó hasta febrero. Negrín y los comunistas intentaron resistir. La batalla del Ebro. han alcanzado las tropas Nacionales sus últimos objetivos militares.4) El final de la guerra (diciembre de 1938-marzo de 1939). Tras la victoria en la batalla del Ebro. Franco.. pero en febrero de 1939. LA GUERRA HA TERMINADO. d. con el acuerdo entre democracias y fascismos. BURGOS 1º de Abril de 1939 Año de la Victoria EL GENERALÍSIMO Franco» Alocución radiofónica original en: http://www. incluido el presidente Azaña. dejaba a la República a su suerte.

y propugnó la resistencia a ultranza (“Resistir es vencer”). Ante la necesidad de un nuevo poder político unitario. El levantamiento militar se intentó justificar con el argumento de que el gobierno del Frente Popular estaba preparando una revolución comunista. tras un plebiscito. no había ninguna revolución en marcha. que eran sus aliados. a pesar de las investigaciones aún en curso. muy disciplinados y cada vez más influyentes. socialista moderado. En 1939. carlistas). de la que salieron triunfantes los partidarios de ganar la guerra. UGT y comunistas del POUM). Primero el gobierno del socialista radical Largo Caballero y luego el del grancanario Juan Negrín López (entre mayo de 1937 y marzo de 1939). transportes…) estuvieron dirigidas por los sindicatos y afectaron especialmente a Cataluña y Aragón. a un enfrentamiento armado (una guerra civil dentro de la guerra civil) en Cataluña en mayo de 1937. la prolongación de las penalidades de la guerra y el abandono internacional hicieron crecer la oposición a la política de Negrín y los acontecimientos se precipitaron: Azaña dimitió en París como presidente de la República y el golpe de Estado del coronel Casado destituyó a Negrín y puso fin a la guerra. Los republicanos se dividieron entre quienes dieron prioridad a la victoria en la guerra (republicanos. La situación tardó en corregirse. enfrentamientos políticos) y existía el precedente de la revolución de Asturias de 1934. Los sublevados tuvieron claro su objetivo de ganar la guerra y alcanzaron un alto grado de cohesión militar y política bajo el mando único del general Franco (Generalísimo. que proponía cambiar el sistema de propiedad y destruir el poder del Estado. atentados. El Ejército se convirtió en la columna vertebral del nuevo régimen. las derrotas en el frente. en el territorio leal a la República. El Nuevo Estado se organizó inspirándose en el modelo de los Estados fascistas italiano y alemán. cedistas. Negrín buscó también una salida negociada a la guerra (programa de los “Trece puntos”). confiando en que la situación internacional sería en breve favorable a la República. que eliminaría la propiedad privada y la religión para imponer un Estado al estilo soviético. en el cual se integrarán todos los demás y que pronto se conoció como el “Movimiento”. Los grupos políticos que habían apoyado el “Alzamiento” no tenían coherencia ideológica (monárquicos. nacionalistas. trataron de unificar el poder y reorganizar el Ejército republicano. campos. incluso. Esta división dio lugar. Las colectivizaciones (fábricas. Fue precisamente el levantamiento militar el que provocó que. Franco impulsó el Decreto de Unificación (1937). se ha avanzado mucho en el conocimiento del coste en vidas del conflicto. por el que se creaba un partido único —Falange Española Tradicionalista y de las JONS—. se extendiera de inmediato una revolución social de carácter colectivista. La falta de un mando único en la dirección política y militar de la guerra en la España republicana —generada por la fragmentación del Estado y el debilitamiento de la autoridad del gobierno— pesó negativamente en la evolución de esta zona. f) La represión y las víctimas de la guerra civil. Jefe del gobierno del Estado) desde 1936. ocupación de tierras. Sin embargo. si bien es cierto que en la primavera de 1936 el desorden era general (huelgas. aunque hoy día. No hay cifras exactas acerca de las víctimas de la guerra civil. que proponía la permanencia de la República. aunque tenían en común su aversión al Frente Popular. Negrín se apoyó en los comunistas. unificando a falangistas y carlistas. sino un programa de tipo reformista. y la promesa de la ausencia de represalias. PSOE y comunistas del PCE). Franco se autoproclamó Jefe del Partido o Caudillo (José Antonio había sido fusilado por los republicanos en 1936). En la guerra 7 . pero Franco declaró que sólo aceptaría una rendición sin condiciones. y quienes quisieron hacer la revolución y ganar la guerra al mismo tiempo (anarquistas de CNT-FAI. falangistas.

y la declaración de la guerra civil como Cruzada* sirvió como legitimación y propaganda para el bando vencedor. Otro grupo importante consiguió embarcar 8 . En la zona republicana. desapariciones y matanzas indiscriminadas de civiles. Con todo. como el poeta Federico García Lorca. infraestructuras). El número total de víctimas que provocó se calcula en casi dos tercios del total.R. enfermedades. Francia acogió a la mayoría.000 y 600.S.hubo víctimas por diversas causas: los combates. También hubo otro tipo de víctimas. además de la quema de templos y conventos. fábricas. hacia Francia.000 personas comprometidas con la República. pero también en “paseos”. En la U. La represión ejercida por el bando franquista se alargó durante la posguerra e incluyó también encarcelamientos (en 1939 había unos 250. que se plantearon como provisional.S. bombardeos) y la represión del enemigo. que alcanzó casi a las 7. Se ejecutó también a políticos destacados o personajes relevantes de la cultura. casi la mitad permanecieron en el exilio. Se basó en leyes militares y juicios sumarísimos sin garantías procesales. fue una represión dirigida por el incipiente Nuevo Estado para aniquilar toda oposición por medio del terror y consolidar el bando sublevado. Algunos colaboraron con la resistencia francesa y otros fueron deportados a los campos de exterminio nazi. Las prácticas descontroladas de la represión fueron siendo superadas con la creación de los Tribunales Populares y el fortalecimiento del poder político por parte del gobierno republicano. el conjunto más numeroso de exiliados lo constituyeron los 3. Los exiliados españoles se dispersaron por distintos países en Europa y el norte de África. muchos volvieron a tomar las armas durante la II Guerra Mundial para luchar con los aliados. Entre la guerra y la posguerra podemos hablar de entre 400. Al comienzo del conflicto. Esta furia anticlerical inclinó definitivamente a la jerarquía católica española (a excepción del clero vasco) hacia el bando sublevado. de los cuales. desterrados y exiliados. en ambos bandos se practicó la persecución indiscriminada de los contrarios o de los que se mostraban partidarios del enemigo. las penalidades de la retaguardia (hambre. En este caso. como en Badajoz o Málaga. De especial significación fue la brutal represión contra el clero. Esta sangría demográfica influyó más tarde en la caída de la natalidad. el fundador de Falange. que provocaron un retroceso de la economía española que tardaría años en recuperarse. El caos político de 1936 arrastró a la muerte a personajes como José Antonio Primo de Rivera. que se dirigió fundamentalmente contra los miembros de organizaciones y partidos del Frente Popular y contra los miembros del ejército y las fuerzas del orden que se negaron a sumarse a la insurrección. Muchos de ellos regresaron a España poco después.000 muertos. hacia el norte de África.000 niños evacuados durante la guerra (los llamados “niños de Rusia”). o dio lugar a matanzas tan graves y controvertidas como la ocurrida en Paracuellos del Jarama. o por algunos puertos del Mediterráneo. aunque muchos de ellos tardaron casi cuarenta años en regresar y otros no lo hicieron jamás. confiados en las promesas (no cumplidas) del Nuevo Régimen de no proceder contra los que no habían cometido delito de sangre. trabajos forzados (como el Valle de Los Caídos) y depuraciones de intelectuales y docentes. además del agotamiento de las reservas de oro y el endeudamiento.000 personas (el 12% del total de la represión republicana). fusilamientos. A estos efectos se deben sumar las pérdidas económicas (viviendas. En la fase final de la guerra civil abandonaron España por los Pirineos. Se sucedieron las detenciones y ejecuciones sin proceso (“sacas” y “paseos”) y la reclusión en cárceles clandestinas (“checas”).. que actuaban al margen de las instituciones republicanas.000 presos políticos en campos de concentración). la represión fue ejercida en los primeros meses por las milicias. algo más de 400. Los militares rebeldes y las milicias falangistas y carlistas practicaron también desde el principio de la guerra una implacable y sistemática represión. los encarcelados.

Jorge Guillén. tú ya libre caínes sempiternos. a fuerza de recuerdos. 9 . envenena mis sueños. sólo una larga espera tan dulces al recuerdo. Rafael Alberti. historiadores como Sánchez Albornoz. El éxodo de grandes figuras terminó con la llamada “Edad de Plata” que floreció en España a lo largo del primer tercio del siglo XX. institución que se mantuvo simbólicamente hasta la recuperación de la democracia en 1977. en ti sola creyendo. Sus heridas perduraron durante decenios y han continuado presentes en la memoria colectiva de los españoles. Pedro Salinas. En México se reanudó también la actividad del gobierno de la República española en el exilio. me buscarás. Entre las personalidades que debieron abandonar el país podemos citar científicos como Severo Ochoa o Blas Cabrera. lejos. éste muerto en 1939. sobre todo intelectuales y profesionales cualificados que se integraron rápidamente en la vida del país. Las playas. a solas. especialmente a México. de la vida. el país que acogió más generosamente a los españoles. artistas como Pau Casals. el del general Franco. Amargos son los días cortijos y conventos. de todo me arrancaron. que sufrió una merma considerable. Las consecuencias del exilio fueron asimismo desastrosas para la cultura española. las vegas pensar tu nombre ahora en paz. viviendo la vida con la historia. ¿qué ha de decir un muerto? Una mano divina tu tierra alzó en mi cuerpo Luis Cernuda y allí la voz dispuso (Sevilla 1902–México 1963) La guerra civil supuso una verdadera fractura moral para el país y varias generaciones estuvieron marcadas por el sufrimiento de la guerra y la represión de la posguerra. los castillos. parameras Contigo solo estaba. de la mentira de ellos. Picasso o Buñuel y poetas como Juan Ramón Jiménez. al rubio sol durmiendo. los oteros. ermitas. Óscar Domínguez. Ellos los vencedores Un día.hacia América Latina. Un español habla de su tierra que hablase tu silencio. Luis Cernuda o Antonio Machado. La guerra dio paso a un nuevo régimen político. marcado en sus orígenes y en su devenir por aquel conflicto. Entonces Me dejan el destierro.