66

Medio ambiente 67

Sostenibilidad urbana
y transición energética
Armando Paéz García
Doctor en Urbanismo. Profesor-Investigador del Instituto
de Ciencias de Gobierno y Desarrollo Estratégico (icgde) de la buap

Al reconocer la declinación de la producción petrolera mundial y mexicana, esta tesis presenta un
modelo urbano pospetróleo e identifica si en este país existen condiciones institucionales y capaci-
dad gubernamental para establecer el modelo de ciudad propuesto, el cual se construyó mediante
la energética social, las transiciones energéticas, la sustitución del petróleo, el concepto de ciudad
sostenible, los desafíos de la sostenibilidad social, la teoría urbana y trabajos que abordan aspectos
urbano-energéticos. A fin de identificar las condiciones institucionales se investigó si los gobiernos
municipales, delegacionales y de las entidades federativas cuentan con marcos jurídicos, políticas,
planes, programas y recursos humanos que permitan instrumentar el modelo urbano pospetróleo.
Se estudiaron ciudades que tendrán una población estimada de 50 mil habitantes y más en 2020. Se
estudió asimismo el marco constitucional federal y las acciones del gobierno federal. En conjunto,
Plataforma petrolera en la sonda de Campeche. Testigos del auge petrolero en Cerro Azul, Veracruz.
los gobiernos locales y estatales carecen de condiciones institucionales, además no se cuenta con Fotografía: Héctor Quiroz Rothe Fotografía: Héctor Quiroz Rothe
un marco jurídico que facilite la acción descentralizada en materia energética.
Palabras clave: transición energética, ciudades mexicanas, gestión urbana

El cenit de la producción petrolera El ajuste de los ingresos y el gasto federal afectarán la ges-
Se estima que el punto máximo de la producción petrolera a tión municipal y urbana, ya que las participaciones y aporta-

Los conceptos de sostenibilidad urbana y transición energé-
escala mundial se presentará en la primera mitad del siglo xxi, ciones federales representan alrededor del 80% de los recursos
mático (ipcc) es cuestionada por algunos científicos, la nece- probablemente antes o alrededor de 2020.1 El comienzo del que conforman los presupuestos de las entidades federativas
tica suelen relacionarse con la búsqueda y gestión de alter- sidad de gestionar la sostenibilidad urbana y de instrumentar decrecimiento definitivo de la producción y la dependencia de y los municipios.5
nativas para superar la crisis ambiental; se propone planificar una transición energética que disminuya e inclusive corte el la sociedad contemporánea del hidrocarburo traerán consigo
las ciudades con criterios ecológicos y usar fuentes de energía consumo de hidrocarburos y carbón se propone desde otro el aumento sostenido de los precios del barril de petróleo cru- Energía y sostenibilidad social
diferentes a los combustibles de origen fósil para, entre otros discurso, el cual, a pesar de tener su origen en la década de do. Las complicaciones surgidas por el encarecimiento de este A pesar de los desafíos que significan el cenit de la producción
propósitos, disminuir la emisión antropogénica de dióxido de 1950 —formulándose incluso antes del discurso ambiental—, recurso en la década de 1970 y a partir de 2004 nos permiten petrolera y la transición a un nuevo modelo energético, son
carbono y otros gases de efecto invernadero con el fin de sólo comenzó a recibir más atención en la segunda mitad de la visualizar los desafíos que se presentarán con el fin del petróleo problemáticas que han carecido de atención generalizada, esto
evitar un cambio climático global consecuencia del aumento década de 1990. Me refiero al planteamiento del cenit o punto barato y su paulatino agotamiento: inflación, recesión, des- puede explicarse por el trato inconexo y marginal que ha reci-
de la temperatura. máximo de la producción mundial de petróleo, situación rela- empleo.2 Será necesario, además de la gestión de la transición bido la energética social desde comienzos del siglo xx.6
El uso de esos conceptos en esta tesis no responde a esa cionada con el denominado “fin del petróleo barato”. energética, sustituir los productos obtenidos de la petroquímica. La siguiente transición energética será de un recurso do-
lógica. Si bien la teoría del calentamiento global sostenida por El cenit de la producción petrolera en México se registró minante de mayor calidad (petróleo) a menor calidad (carbón,
el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Cli- en 2004, esto coincide con la caída de Cantarell, campo super- gas natural, sol, viento, corrientes de agua, entre otros); las
gigante que llegó a representar más de 60% de la producción transiciones anteriores siempre fueron de menor a mayor ca-
nacional. Los yacimientos petroleros que indudablemente se lidad energética (madera a carbón, carbón a petróleo), lo cual
explotarán en las próximas décadas, sobresaliendo Chicontepec afectará la productividad económica. La energía nuclear de
y los localizados en las aguas someras y profundas del Golfo fusión y el hidrógeno, al menos para las próximas décadas, no
de México, no serán suficientes para compensar la dramática serán la solución.7
caída de Cantarell y aportar una cantidad mayor a la alcanza- La transición energética deberá realizarse en un escenario
da en 2004. Considerando la caída de la producción petrolera económico complicado, no habrá recursos suficientes para fi-
nacional, las reservas y recursos petroleros identificados y la nanciar el cambio tecnológico globalmente; también deberá
proyección del crecimiento del consumo, México podría con- destinarse inversión para el desarrollo y la seguridad social,
vertirse en importador neto de petróleo antes de 2020.3 el desarrollo económico y la gestión ambiental, así como para
La caída de la producción petrolera nacional y mundial signi- renovar o restaurar la infraestructura por su propio desgaste u
fica que el país dejará de contar con los ingresos que representa obsolescencia y el impacto de fenómenos naturales. Uno de los
la exportación de petróleo crudo, posteriormente tendrá que retos es desarrollar sinergias entre las estrategias que deberán
importar este recurso a un precio cada vez mayor, esto afectará instrumentarse.
seriamente las finanzas públicas, ya que los ingresos petroleros El discurso del desarrollo sostenible no planteó la cuestión
representaron entre 2004 y 2008 más del 30% del presupuesto energética considerando la culminación de la producción pe-
del gobierno federal. De hecho, la importación de petrolíferos ya trolera, la trata desde una perspectiva ambiental, de justicia
hace que se pierda en buena medida la renta petrolera.4 social y crecimiento económico, factores que sin duda deben
Encrucijada energética. Fotografía: Héctor Quiroz Rothe
68 69

Residuos y energía. Fotografía: Héctor Quiroz Rothe Autopistas urbanas en Houston. Fotografía: Héctor Quiroz Rothe

Mural en relieve en el edificio del Sindicato de trabajadores petroleros en Poza Rica
Fotografía: Héctor Quiroz Rothe
la década de 1970, sirve de guía para identificar si una ciu- Si bien la arquitectura y el urbanismo bioclimático definen
dad cuenta con condiciones institucionales para gestionar la la agenda del ahorro y la eficiencia energética de la ciudad,
transición urbano-energética. Los temas que se recomienda también debe fomentarse el fin del desperdicio y de la cul-
destacarse, pero que encuentran serios obstáculos ante el fin
del petróleo barato y su posterior agotamiento. El desarrollo
Ni el discurso de la atender son: tura del derroche, tanto con los modos de vida como con la
adquisición de mejor tecnología. La ciudad debe ahorrar agua,
sostenible ignoró la ley de la entropía y las consecuencias de
las crisis energéticas de la década de 1970.8
ciudad sostenible • Transporte: a) peatones, b) transporte público, c) uso de la
bicicleta, d) uso del automóvil
administrarla, limpiarla y reutilizarla, esta lógica también debe
aplicarse con el manejo de materiales y los residuos que se
Joseph Tainter ofrece una noción de sostenibilidad más ade-
cuada para entender y plantear el desafío que enfrentamos, la
ni la teoría urbana • Arquitectura generen. Los residuos orgánicos deben reintegrarse a la tierra,
sobre todo para permitir el desarrollo de una agricultura urba-
han tratado como
• Planeación urbana y uso del suelo: a) bioclimatismo, b) den-
cual reconoce la importancia del consumo de energía y la caída sidad urbana, c) ordenación del territorio na/periurbana que alimente a la ciudad para su autosuficiencia.
de los rendimientos: ser sostenibles cuesta, la sostenibilidad La protección y regeneración de suelos agrícolas, bosques y
requiere contar con organizaciones políticas (que son las que
resuelven los problemas de la sociedad) capaces de mantenerse.
un asunto central la • Fuentes renovables de energía

• Ahorro y eficiencia energética
ecosistemas, y su manejo adecuado debe hacerse no con la
intención de un conservacionismo per se, sino para obtener
Las sociedades, en caso de no contar con un nuevo subsidio
energético que les permita conservar su complejidad, deben
cuestión energética • Metabolismo urbano: a) agua, b) materiales, c) residuos, d)
materiales para las actividades del asentamiento.
En términos generales ésta es la nueva utopía, la visión ur-
alimentos.
simplificarse u optar por el colapso, es decir, organizarse de una bana pospetróleo. Algunas de las recomendaciones presentadas
manera menos compleja adoptando patrones descentralizados. desafíos y los límites que significa su dependencia del petró- Se sugiere también analizar factores económicos y de go- ya son realidad en varias ciudades, debido a una conciencia
Una clave para gestionar la sostenibilidad social es controlar el leo barato.13 No obstante, los análisis y las propuestas urbano- bierno. energética y/o ambiental, por el encarecimiento de los combus-
gasto gubernamental y crear reservas monetarias y de recursos energéticas elaboradas entre mediados de la década de 1970 y tibles o por la escasez de recursos, alternativas que responden
para enfrentar trastornos de diverso tipo.9 mediados de la década de 1980, también sirven para construir Urbanismo energético tanto a los excesos como a las carencias.
el problema y plantear alternativas, lo que me lleva a señalar Un modelo urbano pospetróleo debe contar con una red acce- El modelo esbozado pretende servir de guía para adaptar los
Urbanismo y energética urbana que la gestión de la transición energética ha estado en “coma” sible y consolidada de transporte público eléctrico, con zonas sistemas urbanos a las nuevas condiciones energéticas, es indu-
Ni el discurso de la ciudad sostenible ni la teoría urbana han por más de 20 años. peatonales y ciclovías; esta red debe ubicar nodos y puntos de dablemente perfectible, esa adaptación debe hacerse mediante
tratado como un asunto central la cuestión energética. La Ahora bien, es necesario no sólo concentrarse en los as- enlace en núcleos urbanos específicos, las políticas de transporte políticas concretas, con instrumentos legales, con esquemas de
teoría urbana se ha enfocado en mirar la ciudad desde una pectos técnicos de la cuestión urbano-energética, sino en su y de uso del suelo deben estar integradas. Las diferentes zonas financiamiento y fiscalización. El ingenio humano, la búsqueda
perspectiva estética, funcional, política o empresarial.10 Existen, dimensión institucional, en otras palabras, en cómo gestionar la de la ciudad deben mezclar funciones (uso mixto) y ofrecer de soluciones para problemas comunes, la organización co-
indudablemente, estudios sobre la dimensión energética de los transición.14 Desde la década de 1990 se ha replanteado en las servicios comerciales, gubernamentales, educativos, de recrea- munitaria y empresarial, la intuición de los comerciantes para
sistemas urbanos derivados de la búsqueda de alternativas para ciencias sociales la necesidad de destacar el papel y la impor- ción, etcétera, para el crecimiento en altura (cuatro niveles a lo detectar oportunidades de negocio, la desesperación, la inercia
superar el impacto del aumento de los precios del petróleo de la tancia del Estado para resolver problemas (crecimiento econó- mucho) en vez de su extensión, pero evitando que la densidad que ha condicionado el crecimiento urbano, las fortalezas y
década de 1970, estudios también inconexos que constituyen mico, desarrollo social, gestión ambiental), tendencia conocida sea demasiado alta para no generar problemas sociales o am- debilidades del sistema político local, los impactos del clima,
la base de la energética urbana.11 Desafortunadamente, con el como nuevo institucionalismo,15 esto conduce a concentrarse bientales. Debe fomentarse una concentración descentralizada. entre otros factores, se conjugarán para dar forma y vida a
discurso del desarrollo y la ciudad sostenibles, desde finales de en los marcos jurídicos, en las políticas, en los programas, en La ciudad debe pensarse y construirse con base en el clima, las ciudades que surgirán durante y después de la transición
la década de 1980, la cuestión urbano-energética comenzó a los recursos humanos y en la organización gubernamental. La la humedad, la insolación y los vientos de la región donde está energética.
plantearse como un problema ambiental (contaminación, ca- gestión de la transición urbano-energética requiere de Estados asentada, integrando el aprovechamiento de la energía solar
lentamiento global), ignorando la reflexión que trata la energía fuertes. y en lo posible las otras fuentes renovables. Son los criterios La dimensión institucional de la gestión urbano-energética
como un problema en sí mismo; dejó también de plantearse el bioclimáticos y ecológico-energéticos los que conducirán el en México
problema de la escasez.12 Gestión urbano-energética diseño arquitectónico y urbano en vez de caprichos formales El modelo urbano construido se utilizó para estudiar las condi-
Desde la década de 2000, con el discurso que plantea el ce- La construcción conceptual de un modelo urbano con criterios tan en boga en la arquitectura y el diseño urbano posmodernos. ciones de las ciudades mexicanas que hacia 2020 tendrán una
nit de la producción petrolera, volvió a destacarse la necesidad energéticos pospetróleo realizada en este trabajo, con base en La ciudad debe aumentar su arbolado y las zonas verdes por población de 50 000 habitantes y más.16 Los datos obtenidos
de entender la ciudad considerando su dinámica energética, los las recomendaciones elaboradas por diversos autores desde motivos estéticos, de habitabilidad y climáticos. a través de un cuestionario de preguntas cerradas, después
70 71

• Mejorar la infraestructura peatonal y crear zonas peatonales
futuro,17 lo cual políticamente, teniendo en cuenta la lógica (25% de las localidades que participaron en este estudio dice
de promoción personal que guía a muchos funcionarios gu- contar con infraestructura peatonal en buen estado en toda
la ciudad/delegación).
bernamentales, no es valorado.
Además de generar la capacidad para diseñar y gestionar • Construir ciclovías (17% de las localidades que participaron
dice contar con ciclovías y estacionamientos para bicicletas
en plano local una política urbano-energética que considere
en diferentes zonas de la ciudad/delegación).
el aprovechamiento de las fuentes renovables de energía y el
• Impulsar el servicio de bicitaxis (20% de las localidades que
ahorro y la eficiencia energética, debe incorporarse como po- participaron dice contar con este servicio en diferentes zonas
lítica municipal y delegacional la promoción de la agricultura de la ciudad/delegación).
urbana y periurbana con técnicas orgánicas y el desarrollo de • Mejorar el servicio del transporte público (21% de las locali-
proyectos agroecológicos, acuícolas y forestales, en asociación dades que participaron dice tener paraderos en buen estado
si es necesario con otros municipios o delegaciones. Deben va- en toda la ciudad/delegación).
Refineria de ciudad Madero. Fotografía: AGN hermanos Mayo
lorarse la autosuficiencia alimentaria y el manejo de plantacio- • Establecer redes de transportes públicos eléctricos, integran-
nes forestales y de diversos cultivos no maderables cercanos a do las políticas de transporte con el uso del suelo (15% de las
las ciudades como proyectos estratégicos que favorecerán la localidades que participaron dice tener metro, tren intraur-
bano o trolebús);
creación de empleos, el ahorro de energía, la restauración de
• Fomentar el menor uso del automóvil (18% de las localidades
suelos, el reciclaje de residuos orgánicos, el abasto de ciertos
que participaron dice contar con programas que invitan a usar
alimentos y productos y el ahorro de recursos económicos, ya más el transporte público, la bicicleta o desplazarse a pie).
que se evitará la salida de recursos monetarios de la región.18 • Tener leyes que definan criterios bioclimáticos y ecológicos
Es necesario manejar reservas territoriales cercanas, y en el en la arquitectura y la planeación urbana (22% de las loca-
interior de los centros urbanos con criterios energéticos, ya que lidades que participaron dice contar con leyes o normativas
en ellas podrían construirse granjas de energía.19 al respecto);
Se sugiere la creación de institutos de planificación mu- • Aprovechar lotes baldíos (34% de las localidades que parti-
La ciudad de Poza Rica, al fonso la refinería. Fotografía: Héctor Quiroz Rothe nicipal/delegacional o intermunicipal/interdelegacional, los ciparon dice promover acciones al respecto);
cuales deben generar y aportar información, promover y dar • Reutilizar edificios (31% de las localidades que participaron
seguimiento a las políticas relacionadas con la gestión urbano- dice promover acciones al respecto).
energética (transporte, arquitectura, planeación urbana, uso • Crear núcleos urbanos (65% de las localidades que participa-
ron dice promover acciones al respecto; si bien el porcentaje
de analizar la información proporcionada por 89 gobiernos del suelo, fuentes renovables de energía, ahorro y eficiencia
es elevado en comparación con los otros, lo ideal es que todas
locales (municipales y delegacionales) de 214 localidades se- energética, metabolismo urbano, entre otros) en coordinación las ciudades/delegaciones se planifiquen con base en esto).
leccionadas (participación del 42 por ciento) y 19 gobiernos de con los tres ámbitos de gobierno, universidades y centros de • Incrementar las reservas territoriales, teniendo en cuenta
entidades federativas de las 32 que conforman el país (parti- investigación. Estos institutos deben contar con cierta autono- la futura demanda de suelo para granjas de energía (34%
cipación del 59 por ciento), indica que las ciudades en México mía, es decir, no estar en función de los intereses y caprichos de las localidades que participaron dice contar con reservas
carecen en general de condiciones para gestionar la transición de los gobernantes en turno. suficientes);
urbano-energética: los gobiernos locales tienen malas condi- Hay mucho por hacer en México para que las ciudades sean • Promover el uso de las fuentes renovables de energía y el
ciones institucionales y los gobiernos estatales insuficientes, tecnosolares, la planificación y la gestión de los gobiernos lo- ahorro y la eficiencia energética (16% de las localidades que
participaron dice promover el uso de estas fuentes, mientras
es decir, menos de 40% de las preguntas del cuestionario de Residuos urbanos. Fotografía: Héctor Quiroz Rothe cales, en coordinación con los gobiernos de las entidades fede-
que la promoción del ahorro y la eficiencia en los diferentes
los gobiernos locales y menos de 60% de las preguntas de rativas y con otros gobiernos municipales y delegacionales. En sectores no alcanza en ninguno de ellos el 46%).
los gobiernos estatales, en la mayoría de los casos, aportan las zonas metropolitanas deben concentrarse en:
• Captar el agua de lluvia (24% de las localidades que partici-
información positiva en el sentido de acciones instrumentadas paron dice promover acciones al respecto).
relacionadas con la gestión del modelo urbano pospetróleo (las un área especializada concentrada en gestionar integralmente • Fomentar el consumo de productos regionales respetando
condiciones institucionales propuestas pueden ser muy buenas, aspectos energéticos y el metabolismo de la ciudad. criterios sociales y ambientales (38% de las localidades que
buenas, insuficientes, malas y muy malas); esto significa que Además de las carencias en plano municipal, delegacional y participaron dice contar con acciones al respecto);
no cuentan con leyes, normas, políticas, planes, programas y estatal, México no cuenta con un marco jurídico que facilite la • Desarrollar cultivos de recursos vegetales maderables y no
recursos humanos para construir y gobernar una ciudad con acción de los gobiernos locales y de las entidades federativas en maderables para el mercado local (menos del 26% de las
base en los criterios sugeridos en el modelo urbano pospetróleo. términos de generación de electricidad a partir de fuentes reno- localidades que participaron dice contar con acciones al res-
pecto en ambos sentidos).
Los temas urbano-energéticos mejor evaluados en plano vables: la Ley para el Aprovechamiento de Energías Renovables
local suelen ser considerados tanto por los gobiernos estatales y el Financiamiento de la Transición Energética y la Ley para el • Disminuir la generación de residuos y aumentar el reciclaje y
la reutilización, produciendo composta (si bien más del 50%
como por el gobierno federal, y por el discurso internacional, Aprovechamiento Sustentable de la Energía, aprobadas en el de las localidades que participaron dice contar con acciones
a saber: a) Hay una buena relación entre el gobierno y las or- segundo semestre de 2008 durante la lx Legislatura, definen al al respecto, lo ideal es que todas las ciudades/delegaciones
ganizaciones de transportistas; b) Hay planes concretos para gobierno federal como responsable de la gestión. Ahora bien, la instrumenten acciones).
mejorar el servicio y la seguridad del transporte público; c) Con- modalidad de autoabastecimiento definida en la Ley del Servicio
servación y aumento de las áreas verdes y el arbolado urbano; Público de Energía Eléctrica abre la posibilidad para que los
d) Establecer/promover un uso mixto del suelo; e) Se promueve gobiernos municipales y delegacionales fomenten proyectos.
el ahorro y la eficiencia energética en el sector gubernamental; La falta de una visión energética integral en la gestión ur-
f) Se promueve el ahorro de agua; g) Hay programas para tratar bana e institucional en México indica que las ciudades de este
las aguas negras; h) Se realizan foros o consultas públicas para país verán afectada su capacidad para gestionar su sostenibili-
abordar algunos de los temas aquí señalados. Esto indica que su dad, tanto por las limitaciones financieras, las complicaciones
atención responde a una gestión global, lo que lleva a destacar económicas, las carencias organizacionales, jurídicas, políticas
la importancia de la construcción teórica de los problemas, y tecnológicas y los modelos urbanos y arquitectónicos persis-
que es lo que en parte se ha pretendido hacer en este trabajo. tentes, que en este trabajo se sugiere modificar.
El mayor rezago en la evaluación municipal y delegacional
corresponde a la casi nula gestión de fuentes renovables de Recomendaciones para México
energía y a la inexistencia de órganos que operen de manera Es necesario revisar si el periodo de tres años que duran en
integral las cuestiones energéticas y el metabolismo urbano: México los gobiernos municipales es el más adecuado para
sólo 16% promueve el aprovechamiento de estas fuentes para plantear políticas considerando el mediano y el largo plazo.
generar electricidad y el mismo porcentaje promueve la utili- La transición energética requiere ayuntamientos con la capa- Trabajador petrolero (mural-relieve) en el edificio del Sindicato en Poza Rica, "Nuevas" alternativas para la movilidad en la ciudad del futuro
Veracruz. Fotografía: Héctor Quiroz Rothe. Fotografía: Bigjom / FreeDigitalPhotos.net
zación de calentadores solares, mientras que 10% cuenta con cidad de instrumentar estrategias con la mirada puesta en el
72 73

Fuentes Newman, Peter, “Beyond peak oil: Will our cities collapse?”, en Journal of
Aínsa, Fernando, Necesidad de la utopía, Montevideo, Nordan, 1990. Urban Technology 14(2): 15-30, 2007.
Alexander, Ernest, “Institutional design for sustainable development”, en Newman, Peter & Kenworthy, Jeffrey, Sustainability and cities / Overcoming
Town Planning Review, Londres, 2006, 77(1): 1-27. automobile dependence, Washington, Island Press, 1999.
Ascher, François, Los nuevos principios del urbanismo. El fin de las ciudades North, Douglass, Instituciones, cambio institucional y desempeño económico,
no está a la orden del día, Madrid, Alianza, (2001) 2004. México, Fondo de Cultura Económica, (1990) 1993.
Ayala, José, Instituciones para mejorar el desarrollo. Un nuevo pacto social para Organisation for Economic Co-operation and Development (oecd), Urban
el crecimiento y el bienestar, México, Fondo de Cultura Económica, 2003. energy handbook. Good local practice, Paris, oecd, 1995.
Bacon, Robert & Kojima, Masami, Coping with higher oil prices. Washington, Owens, Susan, Energy, planning and urban form, Pion, London, 1986.
Energy Sector Management Assistance Programme–The World Bank, 2006. Petróleos Mexicanos (Pemex), Anuario estadístico 2007, México, Pemex, 2007a.
Barbosa, Fabio, “Perspectivas de la producción petrolera para 2007-2012”, Petróleos Mexicanos (Pemex), Informe estadístico de labores 2006, México,
en el sitio de internet de Observatorio Ciudadano de la Energía. [Recu- Pemex, 2007b.
perado el 21 de marzo de 2008], de http://www.energia.org.mx/img/doc/ Petróleos Mexicanos (Pemex), Reservas de hidrocarburos al 31 de diciembre
PerspPetrol_2007_12.doc, 2007. de 2007, México, Pemex, 2008.
Beaudreau, Bernard, Energy and organization. Growth and distribution re- Revel, Jean-François, Las ideas de nuestro tiempo, Emecé, Buenos Aires,
examined. Westport, Greenwood, 1998. (1972) 1973.
Burchell, Robert & Listokin, David, (Editores), Energy and land use, New Reynolds, Douglas, Scarcity and growth considering oil and energy: An al-
Brunswick, Center for Urban Policy Research–Rutgers University, 1982. ternative neo-classical view, Lewiston, Edwin Mellen, 2002.
Centeno, Roberto, El petróleo y la crisis mundial. Génesis, evolución y conse- Robelius, Fredrik, Giant oil fields–The highway to oil. Giant oil fields and
cuencias del nuevo orden petrolero internacional, Madrid, Alianza, 1982. their importance for future oil production, tesis doctoral, Uppsala, Upp-
Chaline, Claude & Dubois-Maury, Jocelyne, Énergie et urbanisme. Paris, Pres- sala University, 2007.
ses Universitaires de France, 1983. Rosa, Eugene, Machlis, Gary & Keating, Kenneth, “Energy and society”, An-
Clark, Terry, “Old and new paradigms for urban research. Globalization and nual Review of Sociology 14: 149-172, 1988.
the Fiscal Austerity and Urban Innovation Project”, Urban Affairs Review Sánchez, Inés, Introducción al urbanismo / Conceptos y métodos de la pla-
36(1): 3-45, 2000. nificación urbana, Madrid, Alianza, 1999.
Consejo Nacional de Población (Conapo), Proyecciones de la población de Sawin, Janet & Hughes, Kristen, “Energizing cities”, en State of the world
México 2005-2050, México, 2006. 2007/Our urban future, New York, W.W., Norton, 2007.
Droege, Peter. Renewable city. A comprehensive guide to an urban revolu- Scott, Richard, Institutions and organizations, Thousand Oaks, Sage, 1995.
Transporte público sustentable para el futuro. Fotografía: Sura Nualpradid / FreeDigitalPhotos.net tion, Chichester, Wiley-Academy, 2006. Secretaría de Energía (Sener). [Recuperado el 12 de febrero de 2009], de
Eberts, Paul, “Fiscal austerity and its consequences in local governments”, Co- http://sie.energia.gob.mx/sie/bdiController, México, 2009.
ping with urban austerity, editado por T. Clark, Greenwich, jai Press, 1985. Shields, David, Pemex: Un futuro incierto, México, Planeta, 2003.
Fernández-Galiano, Luis, El fuego y la memoria. Sobre arquitectura y ener- Shields, David, “Otra joya de Pemex”, diario Reforma Sección Negocios, 23
gía, Alianza. Madrid (1982) 1991. de mayo. [Recuperado el 21 de marzo de 2008], de http://www.energia-
Friedman, Yona, Utopías realizables, Barcelona, Gustavo Gili, (1975) 1977. adebate.com.mx/Articulos/publicados_reforma/otra_joya_pemex.htm,
• Elaborar programas de producción de alimentos para satis- García, Carlos, La ciudad hojaldre. Visiones urbanas del siglo xxi, Barcelona, México, 2006.
como simplificación, austeridad, frugalidad, autosuficiencia, re- Gustavo Gili, 2004.
facer el mercado local (menos del 43% de las localidades Shields, David, “Pemex redobla esfuerzos en exploración y producción”, en
que participaron dice contar con programas de agricultura gionalismo, transporte público eléctrico, ciclovías, zonas pea- Goodin, Robert, “Las instituciones y su diseño”, en Teoría del diseño institu- el sitio de internet de Petróleo.com. [Recuperado el 21 de marzo de
cional, compilado por R. Goodin, Gedisa, Barcelona, (1996) 2003. 2008, de] http://www.petroleo.com/pi/secciones/pi/es/main/in/articulos/
urbana, avicultura, ganadería y/o acuacultura). tonales, concentración descentralizada, bioclimatismo, energía
Guillén, Omar, Energías renovables. Una perspectiva ingenieril, México, Tri- doc_59051_html.html?idDocumento=59051, 2007.
• Manejar indicadores del metabolismo urbano (17% de las renovable, eficiencia energética, agricultura urbana, agroeco- llas, 2004. Smil, Vaclav, Energy at the crossroads: Global perspectives and uncertain-
localidades que participaron dice manejar indicadores al logía, bosques perimetrales, metabolismo circular... Hall, Peter, Cities of tomorrow. An intellectual history of urban planning and ties, Cambridge, The Massachusetts Institute of Technology Press, 2003.
respecto). design in the twentieth century, Oxford, Blackwell, 2002. Smil, Vaclav, “21st century energy: Some sobering thoughts”, oecd Observer
Las utopías necesarias deben bosquejarse a partir de los Hirsch, Robert, Peaking of world oil production: Recent forecasts, Washington, 258-259, [Recuperado el 19 de abril de 2008], de http://www.oecdobser-
• Invertir en estudios sobre los temas aquí presentados (la in- límites, no de fugas tecnológicas proyectadas al infinito. Desde National Energy Technology Laboratory (Department of Energy), 2007. ver.org/news/fullstory.php/aid/2083, 2006.
versión en estudios por parte de los gobiernos varía según la década de 1970 habitamos el futuro. Instituto Nacional de Estadística y Geografía (inegi), [Recuperado el 25 de Smil, Vaclav, Energy and society: General energetics of complex systems,
el tema, pero ninguno es atendido por más del 65% de las mayo de 2009], de http://dgcnesyp.inegi.gob.mx/cgi-win/bdieintsi.exe/ Cambridge, The Massachusetts Institute of Technology Press, 2008.
localidades participantes). NIVH1000100220#ARBOL, México, 2009. Strong, Maurice, “International energy management”, en Habitat Internatio-
Jackson, Charles, Human settlements and energy / Seminar on the Impact nal 3(1-2): 167-170, 1978.
• Considerar los efectos del aumento del costo de la energía en of Energy Considerations on the Planning and Development of Human
Notas Tainter, Joseph, The collapse of complex societies, Cambridge, Cambridge
la ciudad/delegación (7% de las localidades que participaron Settlements, Ottawa, 1977. Oxford, Pergamon/United Nations Economic University Press, 1988.
dice contar con estudios al respecto); Commission for Europe, 1978. Tainter, Joseph, “Problem solving: Complexity, history, sustainability”, en Po-
1 Robert Hirsch, 2007; Ministére de l’Économie, des Finances et de
• Invertir en la formación de recursos humanos relacionados Kenworthy, Jeffrey, “Transport and urban planning for the post-petroleum pulation and Environment 22(1): 3-41, 2000.
l’Industrie (mefi), 2005; Fredrik Robelius, 2007.
era”, en Commonwealth Science Industry and Research Organisation Tainter, Joseph, “A framework for sustainability”, en World Futures 59(3-4):
con los temas aquí presentados (48% de las localidades par- 2 Robert Bacon & Masami Kojima, 2006; Bernard Beaudreau, 1998.
Sustainability Network Newsletter, Update 25: 1-10, 2003. 213-223, 2003.
ticipantes dice capacitar a funcionarios). 3 Fabio Barbosa, 2007; Petróleos Mexicanos (Pemex). 2007a.; Petróleos
Kenworthy, Jeffrey, “Urban planning and transport paradigm shifts for cities of Tainter, Joseph, “Social complexity and sustainability”, en Ecological Com-
Mexicanos (Pemex). 2007b.; Petróleos Mexicanos (Pemex). 2008; Secreta-
• Crear un área especializada en la gestión urbano-energética the post-petroleum age”, Journal of Urban Technology 14(2): 47-70, 2007. plexity 3(2): 91-103, 2006.
ría de Energía (Gobierno de México) (Sener) 2009; David Shields, 2003;
(10% de las localidades participantes dice contar con esta Lacaze, Jean-Paul, Les méthodes de l’urbanisme, Paris, Presses Universitaires United Nations (un), Agenda 21: Programme of action for sustainable de-
David Shields, 2006; David Shields, 2007.
área). de France, 1997. velopment, New York, un (Programa presentado en la Conferencia de las
4 Instituto Nacional de Estadística y Geografía (inegi). 2009; Secretaría de
Lerch, Daniel, Post carbon cities: Planning for energy and climate uncertainty, Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, Río de Janeiro,
Energía Gobierno de México (Sener) 2009.
Sebastopol, Post Carbon Press, 2007. junio 1992), 1992.
5 Instituto Nacional de Estadística y Geografía (inegi) 2009.
Lessard, Marie, “Energía, ordenamiento del territorio y desarrollo durable”. La United Nations (un), Programme for the further implementation of Agenda
Conclusión 6 Luis Fernández-Galiano, 1991; Eugene Rosa, Gary Machlis, & Kenneth
sustentabilidad y las ciudades hacia el siglo xxi, compilado por G. Milián, 21, New York, un, 1997.
El final de este trabajo que busca aportar elementos para Keating, 1988, 14: 149-172.;Vaclav Smil, 2008
Puebla, Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, 1999. United Nations (un), Declaration on cities and other human settlements in
7 Douglas Reynolds, 2002; Vaclav Smil, 2003, 2006.
fundar una energética urbana y preparar a las ciudades para 8 United Nation (UN), 1992, 1997, 2002; World Commission on Environ-
Magnin, Gérard. 2002. “Ville et énergie. De quoi parle-t-on?”. Actes du Co- the new millennium, New York, un, 2001a.
lloque “Ville, Énergie et Environnement” (Beyrouth, Septembre 2001). United Nations (un), Plan of implementation of the World Summit on sus-
el inevitable cambio energético, no sólo apunta al urbanis- ment and Development (wced) 1987.
Coordinado por V. David & J. Ndoutoum. Québec. Agence Intergouverne-
9 Joseph Tainter, 1988, 2000, 2003, 2006. tainable development, New York, un, (Plan presentado en la Cumbre
mo, a la arquitectura, a la ingeniería, a la agroecología y a mentale de la Francophonie/Institute de l’Énergie et de l’Environnement Mundial sobre Desarrollo Sostenible, Johannesburgo, junio 2002), 2002.
10 Carlos García, 2004; Peter Hall, 2002; Jean-Paul Lacaze, 1997; Inés Sán-
la geografía, sino al civismo, al “celo por las instituciones e de la Francophonie. United Nations Centre for Human Settlements–Habitat (unchs), People,
chez, 1999.
Magnin, Gérard & Menanteau, Philippe, “Ville et énergie: faut-il redéfinir settlements, environment and development: Improving the living envi-
intereses de la patria” (Diccionario de la lengua española). La 11 Robert Burchell & David Listokin, 1982; Claude Chailine & Jocelyn Du-
la place des collectivités locales dans les politiques énergétiques?”, en
bois-Maury, 1983; Charles Jackson, 1978; Gerald Mara, 1984; Ramon ronment for a sustainable future, Nairobi, unchs, 1991.
sostenibilidad de la ciudad está en función de su capacidad de Martín, 1981; Susan Owens, 1986.
Revue de l’Énergie 473: 806-813. 1995. United Nations Centre for Human Settlements–Habitat (unchs), The Istanbul
autorreorganización, la cual depende de las instituciones que Mara, Gerald, Renewable energy in cities, New York, Van Nostrand Reinhold, 1984. declaration and the Habitat agenda, Nairobi, unchs (Declaración y Pro-
12 Organization for Economic Co-operation and Development (oecd) 1995;
Martín, Ramón, La ciudad filoenergética, Madrid, Instituto de Estudios de grama presentados en la II Conferencia de las Naciones Unidas sobre los
la gobiernan. Lo que el urbanista puede hacer es orientar las United Nation (un), 1992, 2001a; United Nations Centre for Human Set-
Administración Local, 1981. Asentamientos Humanos, Estambul, junio 1996), 1996.
tlements – Habitat (unchs) 1991, 1996; World Commission on Environ-
decisiones con criterios que respondan a las condiciones que ment and Development (wced) 1987.
Masera, Omar, La bioenergía en México. Un catalizador del desarrollo sus- Walzer, Norman, Jones, Warren, Bokenstrand, Cecilia & Magnusson, Haakon,
determinarán la permanencia social tanto en el corto como tentable. México, Comisión Nacional Forestal/Red Mexicana de Bioener- “Choosing fiscal austerity strategies”, en Managing cities in austerity:
13 Peter Droege, 2006; Jeffrey Kenworthy, 2003, 2007; Daniel Lerch, 2007;
gía/Mundi-Prensa, 2006. Urban fiscal stress in ten western countries, editado por P. Mouritzen,
en el largo plazo. Peter Newman, 2007.
Meier, Richard, “Energy and habitat. Designing a sustainable urban ecosys- London, Sage, 1992.
14 Maurice Strong, 1987.
Las tecnoutopías de mediados del siglo xx ignoraron la di- 15 Ernest Alexander, 2006; José Ayala, 2003; Robert Goodin, [1996] 2003;
tem”, Futures 16(4): 351-371, 1984. World Commission on Environment and Development (wced), Our common
Ministére de l’Économie, des Finances et de l’Industrie (mefi) Gobierno de Francia, future, Oxford, Oxford University Press, 1987.
mensión política de las transformaciones urbanas y la cuestión Douglas North, [1990] 1993; Richard Scott, 1995; Oran Young, 2002.
L’industrie pétrolière en 2004, Paris, Direction Générale de l’Énergie et des Young, Oran, The institutional dimensions of environmental change / Fit,
energética. Las ecotopías planteadas desde finales del siglo xx 16 Consejo Nacional de Población (conapo), 2006.
Matières Premières/Direction des Ressources Énergétiques et Minérales, 2005. interplay, and scale, Cambridge, The Massachusetts Institute of Techno-
17 Peter Droege, 2006; Gérard Magnin, 2002; Gérard Magnin & Philippe
han desconocido la dinámica de los rendimientos decrecientes Mananteau, 1995; Daniel Lerch, 2007; Marie Lessard, 1999; Janet Sawin
Mitchell, William, E-topía. “Vida urbana, Jim; pero no la que nosotros cono- logy Press, 2002.
cemos”, Barcelona, Gustavo Gili, (1999) 2001.
y los tiempos de la sociedad del hidrocarburo. El urbanismo del & Kristen Hughes, 2007.
siglo xxi tiene que ser energéticamente consciente y eficiente, 18 Yona Friedman, [1975] 1977; Daniel Lerch, 2007; Richard Meier, 1984;
Peter Newman & Jeffrey Kenworthy, 1999.
esto será consecuencia de un diseño institucional adecuado. El 19 Peter Droege, 2006; Omar Guillén, 2004; Gerald Mara, 1984; Omar
urbanismo debe pensarse y redefinirse a partir de conceptos Masera, 2006.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful