Está en la página 1de 3

ASOCIACIÓN DE

CONSERVADORES-RESTAURADORES
DE ESPAÑA
Avd. Alberto Alcocer, 8, entreplanta B y C
28036 Madrid

Att/ D. Marcelino Manzano Vilches
Delegado Diocesano de Hermandades y Cofradías
Plaza Vírgen de los Reyes s/n.
41080 - SEVILLA

Rvdo. Sr:

Nos dirigimos a Vd. como representantes de la Asociación Profesional de Conservadores-
Restauradores de Bienes Culturales de España, que utiliza la denominación abreviada de
ACRE. Esta es una Asociación de carácter profesional, sin ánimo de lucro, al amparo de la
Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación (B.O.E. de
26/03/2002), que ha surgido para velar por la profesión encargada de conservar el
Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural de España. Se rige por los estatutos y las
disposiciones legales aplicables, con sede en Avda. Alberto Alcocer 8, entreplanta B y C,
28036 de Madrid, e inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones: Grupo: 1/ Sección: 1/
Número Nacional: 598436. Nuestro principal objetivo es constituirnos como una
asociación de utilidad pública, accesible en el diálogo a todos los agentes implicados en la
salvaguarda del patrimonio cultural y su protección mediante altos estándares de calidad en
las intervenciones, tal y como establece la Confederación Europea E.C.C.O.

El motivo de ponernos en contacto con su Diócesis es la noticia que se ha dado a conocer
en la prensa ABC de Sevilla, con fecha 1 de febrero de 2017, sobre la intervención realizada
en la obra devocional Jesús Nazareno de Sanlúcar la Mayor (escuela granadina del
siglo XVIII) en la localidad sevillana de Sanlúcar la Mayor, donde se transmite el
impacto que ha generado dicha actuación. Es por ello que queremos transmitir nuestra
preocupación e interés para evitar este tipo de casos, ya que bajo los criterios y código
deontológicos de la profesión de la Conservación Restauración, toda modificación y
eliminación de una parte de un bien cultural incurre en un grave perjuicio para la correcta

1
ASOCIACIÓN DE
CONSERVADORES-RESTAURADORES
DE ESPAÑA
Avd. Alberto Alcocer, 8, entreplanta B y C
28036 Madrid

salvaguarda de ese bien, en este caso del patrimonio eclesiástico que ustedes tutelan y
custodian con esmero y devoción.

La intervención ha modificado notablemente esta imagen por la retirada del pelo natural
sustituyendo este elemento original por un añadido en madera que convertía la pieza en
única y singular por la escasez de ejemplares en la zona, según ha declarado el historiador y
experto en museografía, Ignacio Sánchez Rico. La actuación también ha sido cuestionada
por el profesor de historia del arte Jesús Romanov.

Considerando que las acciones se han realizado por una persona con formación escultórica,
pero sin la titulación adecuada para ejercer la Profesión de conservación- restauración de
bienes culturales, el imaginero Luis Álvarez Duarte, y que en dicha noticia se declara que la
decisión ha sido adoptada por demanda de la Hermandad y no a propuesta de la Junta de
gobierno (alegando que supuestamente estaba causando estragos en el rostro), queremos
reiterar desde ACRE nuestra preocupación y les instamos a que las iniciativas de
contratación para intervenciones sobre bienes patrimoniales sean vigiladas y reguladas
estrechamente por los responsables de su custodia, que deben velar para que los trabajos
sean realizados por profesionales cualificados.

Conociendo el peso y la importancia que la imaginería sevillana ha desempeñado y
desempeña en los bienes escultóricos, tanto como su aporte a nuestra Historia del Arte, y
puesto que queremos ser una asociación de servicio a la sociedad y al patrimonio, es
nuestra obligación diferenciar entre dos profesiones muy distintas: el escultor-imaginero y
el conservador-restaurador de bienes culturales, destacando que sólo a través de estándares
de calidad en las intervenciones de profesionales titulados se puede garantizar la correcta
salvaguardia del patrimonio. Declarando además que dicha intervención no puede
considerarse una restauración que pueda perjudicar a los profesionales de la CR, sino una
intervención adoptada arbitrariamente.

2
ASOCIACIÓN DE
CONSERVADORES-RESTAURADORES
DE ESPAÑA
Avd. Alberto Alcocer, 8, entreplanta B y C
28036 Madrid

Aprovechamos la ocasión para aportar la siguiente información, por si tienen a bien
considerarla. Las titulaciones oficiales actualmente reconocidas por el Ministerio de
Educación son los Títulos Superiores de Escuelas Superiores de Conservación y
Restauración de Bienes Culturales, la Licenciatura en Bellas Artes con especialidad
en Conservación y Restauración y el Grado en Conservación y Restauración. Estos
profesionales adquieren los conocimientos requeridos por el nivel previsto en Europa,
dónde los niveles de calidad se establecen en los diseños curriculares por los que se rigen
estos estudios superiores.

Desafortunadamente, cualquier otra iniciativa de intervención fomentará la falta de
profesionalidad en la correcta conservación de estos singulares bienes, ya que las personas
sin esta formación no están capacitadas en la resolución de criterios, la toma de decisiones
sobre conservación preventiva o curativa y la realización de tratamientos adecuados de
restauración, que puedan modificar los valores plásticos, artísticos o culturales de éstos.

Agradeciendo de nuevo la gran tarea de tutela y salvaguarda que ustedes desempeñan en el
patrimonio cultural, desde ACRE nos ofrecemos en el asesoramiento de cualquier aspecto
que estimen oportuno referente a la profesión.

Aprovechamos la ocasión para enviarle un cordial saludo.

En Madrid, a 9 de febrero de 2017

Fdo. Fernando Carrera
Presidente de ACRE

3