Está en la página 1de 1

Palabras alusivas para el 20 de junio

Es difcil hablar de alguien que ya no est, de quien cambio su


vocacin de abogado para ocupar el cargo que su patria le ofreca y
aun as, pudo decir aos ms tarde en una de sus cartas: no busco
gloria sino la unin de los americanos. Hablar de un hombre que por
todo premio a sus gloriosas victorias en los campos de Salta y
Tucumn. Solo pidi poder fundar escuelas donde se enseara a
respetar los derechos del hombre. Hablar de un hombre junto a
quien marcho todo el pueblo jujeo durante el xodo, destruyendo
sus pertenencias para no dejar nada que el enemigo pudiera utilizar.
Hablar de un hombre que no repleg su fuerza a pesar de la
derrota. Hablamos entonces, no de un hombre comn, sino de
uno cuyo destino dirigi miles de destinos; de alguien sobre cuya
espalda cayo la enorme responsabilidad de comandar hombres de
batallas y acumular resonante triunfo. Normalmente, asignamos la
figura de Belgrano con la creacin de un smbolo patrio: la Bandera;
porque un 27 de febrero de 1812. En orillas del Ro Paran, sin pedir
permiso a sus superiores, se celebr la ceremonia de la Bandera.
Formada la tropa, Belgrano desvaino la espada y dijo: este ser el
color de nuestra divisa, con que marcha el combate, los
defensores de la patria. Es as que hoy, hacia donde miremos ella
est, acobijndonos. Cielo y nube que se besan, que se juntan, que
nos obligan a seguir luchando, como lo hicieron Belgrano y tantos
hombres, por una patria justa, libre y soberana