Está en la página 1de 1

Voces

Aun cuando las voces susurren por doquier, los pensamientos viajen, hay una
chispa inamovible e imperecedera, lo que realmente soy.
Ni los sueos que me perturban al despertar aguijoneando mi piel, cerrando mi
garganta, atenazando mi corazn tienen poder sobre m, solo el que yo les
quiera dar al abrazarlos. Me pregunto cuntas veces he partido y actuado a
travs de la mentira de la imaginacin?
Cuando siento que ca, an sigo de pie, tantas veces torturndome
incesantemente, si hubiese podido verme, ah frente a la ventana, como una
extraa no notaria nada, no notaria el estallido interno en el que sucumba, el
castigo, la culpa, los miedos

An tengo miedo, solo que ahora se dnde


reside la fuerza, an hay tormentas, llegan y se
van.
L.Z.