Está en la página 1de 2

Universidad de Puerto Rico

Recinto Universitario de Mayagüez


1 de julio de 2010

A TODA LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA

Resistiremos porque no tenemos miedo


Colegiales en Acción repudia el uso de las fuerzas represivas del Estado
contra los estudiantes y el pueblo trabajador

La violencia con que las fuerzas represivas del Estado dispersaron la


manifestación estudiantil que se llevaba a cabo en las inmediaciones del Capitolio
evidenció nuevamente el caracter dictatorial y fascista del gobierno de Luis Fortuño.
No debe soprendernos del todo, este es el mismo gobierno que una y otra vez ha
intentado destruir la Universidad de Puerto Rico para acallar a los estudiantes que,
como dignos representantes de un futuro mejor, no hemos dado nuestro brazo a
torcer ante la injusticia y la antidemocracia. Lo que sí sorprendió fue el uso
desmedido, desproporcionado y brutal de la fuerza con que fuimos detenidos y
removidos de lo que debería ser la Casa del Pueblo.
Esto fue precisamente lo que fuimos a denuciar: la constante violación de
derechos a la que ha sido sometido el pueblo trabajador. Aquellos que dicen
representarnos se dedican a gobernar de manera dictatorial en beneficio de un
grupúsculo de riquitos. Para imponer su voluntad, por ejemplo, atentan contra la
autonomía universitaria al nombrar cuatro nuevos miembros a la Junta de Síndicos,
y favorecer así a los bonistas que han convertido nuestra educación, la educación a la
que debe tener acceso cada ser humano, en un negocio. De igual forma, con las
enmiendas a la Ley Universitaria que deslegitiman las asambleas estudiantiles
pretenden minar los esfuerzos de los estudiantes para construir un poder alterno,
que sea verdaderamente democrático y participativo.
Así las cosas, la Legislatura se ha caracterizado por ser la Casa de los
Ricos, donde se atentará contra todo un pueblo para conservar sanos y salvos los
bolsillos de quienes tienen más. Con las enmiendas a la Ley del Karso, los
legisladores pretenden abrir las puertas para que los desarrolladores continuen
destruyendo nuestros valiosos, y ya escazos, recursos naturales. La lista de acciones
en contra del pueblo podría ser interminable, pero algo es evidente: el gobierno no
tiene un mínimo de respesto por el pueblo trabajador y le tocará al pueblo trabajador
dares a respetar.
Los estudiantes ya hemos comenzado, y no nos podrán detener. La protesta
estudiantil en el Capitolio pretendía denunciar la falta de democracia y la forma
unilateral con que se gobierna en Puerto Rico. Ante los reclamos justos de los
estudiantes, la policía respondió como único sabe hacer, a macana y gas pimienta.
Sin embargo, con nuestros pechos inflados de orgullo fuimos capaces de resistir la
intolerancia y la brutalidad para decir ¡BASTA YA! No toleraremos más abusos
contra nuestra Universidad ni contra nuestro País. Que le quede bien claro a los
déspotas en Fortaleza y en la Legislatura: si no nos dejan sonar, no podrán
dormir. No escatimaremos en las medidas que sean necesarias para resistir la
dictadura fascista que se ha entronizado en el poder. Responderemos a la ignorancia
y la fuerza con la palabra y la razón, pero lo haremos contundentemente. No
tenemos medio y mientras mayor sea la represión, mayor sera nuestra
resistencia.

Josua Aponte
josua.aponte@gmail.com
Comité de Prensa, Colegiales en Acción