Está en la página 1de 4

De la función y los n sentidos de los enunciados políticos.

1
Domingo 27 de junio: Me levantó tarde, como de costumbre, y me encuentro con una nota que llama
mi atención. Llamar la atención es poco; es más adecuado decir: una nota que me escandalizó; y es que
en lo personal me escandaliza cuando un político hace una declaración sensata.

El encabezado de la nota decía: Sugiere Yunes a Dante sumar fuerzas.1 En ella se explicaba que Yunes
hacía una invitación a Dante de unir fuerzas para frenar la continuidad en el poder del PRI. Dentro de la
nota citan a Yunes:

'Creo que con una visión democrática, quien tiene menos posibilidades de
ganar debiera pensar en la necesidad de sumar fuerzas para vencer lo que
estamos viendo, la corrupción, despilfarro, falta de respeto de las normas
legales, pobreza y desempleo'

Es una de las cosas más sensatas que he leído han asociado al Sr. Yunes; es una brillantez; es una
declaración bastante sensata elocuente y, sobre todo, pragmática.... si pensamos que el propósito de la
elección es sacar al PRI y procurar una alternancia. Pero ¿El propósito de Yunes es realmente sacar al
PRI y procurar la alternancia? Por supuesto que no; el propósito de Yunes es ganar. ¿Entonces porqué
está actitud, porqué a escasos días de las elecciones? Para dar razón de ésta última pregunta habríamos
de proceder a hacer un análisis, breve, de la declaración dentro de su singularidad, es decir, dentro del
contexto determinante en el que la enunciación acontece. Tal contexto se presenta evidente: la guerra
mediática entre los 3 candidatos para descreditarse y, por supuesto, la lucha directa entre ellos y la
población para convencerlos de que les otorguen el voto.

¿Cuál es el destinatario de esta declaración de Yunes; Dante, Duarte o el electorado? Si seguimos la


redacción de la nota es obvio; la declaración es hacia Dante, hacia el líder de la coalición 'Para Cambiar
a Veracruz' (PRD-PT-Convergencia). El encabezado de la nota no lo sugiere; señala al destinatario
categóricamente: SUGIERE YUNES A DANTE DELGADO SUMAR FUERZAS. Está claro; es
evidente; buscarle más a un enunciado tan claro y libre de ambigüedad es una necedad, o un ejercicio
de tremenda ociosidad.

1 Leí otros periódicos para contrastar la información; sin embargo cito la nota que salió en wradio (
http://www.wradio.com.mx/nota.aspx?id=1319020 ) por haber sido la primera que leí.
Pero hay un detalle pequeño, pequeñísimo. Soy necio y ocioso. Pero sobre todo soy un poco
desconfiado. Hay que desconfiar de todo lo que dice un político, PERO POR SOBRE TODO HAY
QUE DESCONFIAR CUANDO UN POLÍTICO DICE ALGO SENSATO (o hace algo sensato). ¿Pero
por qué? Porque los asesores tienen que desquitar su sueldo; por algo les pagan; sobre en temporada de
campaña. Pero sobre todo porque la retórica es un juego estratégico, una erística.

Entonces regresamos a la pregunta ¿Es realmente Dante el destinatario del mensaje de Yunes? No;
definitivamente no. Yunes no tiene la más mínima intención de unir fuerzas con Dante; él, de hecho,
sabe que eso no pasará. Sean ciertos o no esos rumores de la complicada relación Yunes-Dante
sabemos, al igual que Yunes que eso no pasará; entonces cuál es el sentido y el destinatario legítimo de
tal proposición, si tomamos en cuenta la imposibilidad de una alianza entre él y Dante (entre otras
razones por lo cercano del día de las elecciones).

Se acercan las elecciones y muy pocos ciudadanos tienen ya decidido por quién votar. De hecho es muy
probablemente que la mayoría de aquellos que tienen su voto decidido es porque 'votan duro'. Me
refiero a que, por ahora, gran parte de los votos que ya tienen seguros los partidos/candidatos son los de
aquellas personas que se asumen a sí mismas como panistas, priístas, perredistas, etc.
En una definición un poco más técnica podríamos definir el voto duro como la práctica en la que el
voto está decidido (podríamos decir también condicionado) por la costumbre o la coacción hacia un
partido político sin importar el candidato, la propuesta ni la situación histórico-política singular en la
que acontecen las votaciones.
Sin embargo esta modalidad del voto ciudadano, que es sólo una entre varias, es determinante o no
depende de la escala y la zona en la que se estudie: En una escala micro esta modalidad del voto sí
puede ser determinante. Por poner un ejemplo en un municipio pequeño, alejado de alguna capital
estatal el voto duro es totalmente determinante. Pero en una escala macro la situación cambia. Tal cosa
pasa en nuestras elecciones a gobernador; en las que el voto duro no tiene todo el poder; también
cuenta aquí el voto apuesta, el voto light, el voto comprado, el voto útil y el voto nulo.

A diferencia del voto útil; que está sujeto al partido por costumbre o la coacción existen modalidades
de voto que más que sujetas a la tradición se emiten con una cierta conciencia de la singularidad
histórico-política de los comicios electorales: el voto nulo, el voto apuesta y el voto útil.
Lo primero sospechoso de lo que enuncia Yunes es que es, en realidad, algo bastante sensato. Pero en
política todo, especialmente las cosas sensatas, tienen al menos dos sentidos.

En éste caso creo que esto está relacionado con la idea de voto útil. Yo creo que Yunes quiere ganarse el
voto útil; de dos maneras:

1.- Suponiendo una alianza entre Yunes y Dante el que debería quedar al frente sería el que tuviera más
posibilidades de vencer a la máquina electoral priística. Pero sabemos dos cosas: queda muy poco
tiempo para que se logre una alianza y Dante; digamos que no parece que se lleve muy bien con Yunes.

2.- Si Dante responde en contra de la propuesta Yunes queda como el hombre sensato y con visión y
Dante como el Quixote.

Yunes quiere ganar el voto útil; sabe que ya tiene el voto duro panista segura, pero el voto útil es
determinante para tener una ventaja amplia. A eso va apuntada esta retórica.

En lo segundo: Sí, sí; un animador de fiestas o conductor de TV, incluso perry el ornitorrinco, tiene más
carisma que estos hombres. Otra sería que les dieran algún curso de talentos o algo así; así podríamos
votar, en lugar del insípido Yunes, por DJYunis o Yunes MC... Y en vez de Dante podríamos tener a
René Casados. Y en lugar de Duarte... :S en lugar de Duarte podríamos tener un muppet :D