Está en la página 1de 3

Los Derechos Humanos son el conjunto de prerrogativas

inherentes a la naturaleza de la persona, cuya realización


efectiva resulta indispensable para el desarrollo integral del
individuo que vive en una sociedad jurídicamente
organizada. Estos derechos, establecidos en la Constitución
y en las leyes, deben ser reconocidos y garantizados por el
Estado.

Todos estamos obligados a respetar los Derechos Humanos


de las demás personas. Sin embargo, según el mandato
constitucional, quienes tienen mayor responsabilidad en
este sentido son las autoridades gubernamentales, es decir,
los hombres y mujeres que ejercen la función de servidores
públicos.

La tarea de proteger los Derechos Humanos representa


para el Estado la exigencia de proveer y mantener las
condiciones necesarias para que, dentro de una situación
de justicia, paz y libertad, las personas puedan gozar
realmente de todos sus derechos. El bienestar común
supone que el poder público debe hacer todo lo necesario
para que, de manera paulatina, sean superadas la
desigualdad, la pobreza y la discriminación.

La defensa o la protección de los Derechos Humanos tiene


la función de:

° Contribuir al desarrollo integral de la persona.

° Delimitar, para todas las personas, una esfera de


autonomía dentro de la cual puedan actuar libremente,
protegidas contra los abusos de autoridades, servidores
públicos y de particulares.

° Establecer límites a las actuaciones de todos los


servidores públicos, sin importar su nivel jerárquico o
institución gubernamental, sea Federal, Estatal o Municipal,
siempre con el fin de prevenir los abusos de poder,
negligencia o simple desconocimiento de la función.

° Crear canales y mecanismos de participación que


faciliten a todas las personas tomar parte activa en el
manejo de los asuntos públicos y en la adopción de las
decisiones comunitarias.

Procedimiento para levantar una


queja

Cualquier persona puede denunciar presuntas violaciones a


los Derechos Humanos y acudir ante las oficinas de la
Comisión Nacional, ya sea personalmente o por medio de
un representante para presentar su queja, así como por
teléfono o fax.
Los menores de edad también pueden denunciar hechos
presuntamente violatorios de derechos humanos, para lo
cual cuentan con la asesoría de personal especializado que
recibe la queja en forma oral. En caso de extranjeros o
indígenas que no hablen o entiendan español, se les
proporciona gratuitamente un traductor.
Una vez recibida la queja en la CNDH, se le asigna un
número de expediente y la Dirección General de Quejas y
Orientación la turna de inmediato a la Visitaduría General
correspondiente para los efectos de su calificación, que
puede ser:
1. Presunta violación a Derechos Humanos.
2. No competencia de la Comisión Nacional para conocer
de la queja.
3. No competencia de la Comisión Nacional con la
necesidad de realizar orientación jurídica.
4. Acuerdo de calificación pendiente, cuando la queja no
reúna los requisitos legales o reglamentarios o que sea
confusa.
Aquí en la ciudad de Uruapan la comisión de los derechos
humanos se encuentra en la calle Francisco J. Mujica # 951
colonia revolución. C.P. 60150

En esta comisión se reciben aproximadamente 15 quejas al


mes, principalmente por abandono de hogar, divorcios,
violaciones y por abandono de las personas de la tercera
edad.

En la ciudad de Uruapan las autoridades que más violan los


derechos humanos son la policía ministerial, la PGR y la
policía municipal.

Si tienes alguna duda o necesitas ayuda no dudes en llamar


el numero es 52 4 7952.