Está en la página 1de 6

“Una hipótesis escéptica sobre el fenómeno OVNI”

Por AECH - Asociación Escéptica de Chile (www.aech.cl)

Imaginando distancias

Si redujera el tamaño del Sol al de 1 mt. de diámetro (una pelota de playa grande), nuestro planeta estaría a 215 mt. y tendría el tamaño de un garbanzo. Plutón sería un pequeño grano de arroz y se encontraría a 8.500 mt.

un pequeño grano de arroz y se encontraría a 8.500 mt. A esta escala el diámetro

A esta escala el diámetro del Sistema Solar sería de 17 km. y nosotros un pequeño garbanzo, perdido en esta inmensa superficie.

Ahora si achico todo el sistema solar a 1 mm. de diámetro (aquí nosotros quedamos de un tamaño a nivel atómico). A esta nueva escala la siguiente estrella, que es Próxima Centauri, se encontraría a un poco más de 6 mt. El diámetro de nuestra Galaxia sería de 146 km. y la galaxia de Andrómeda estaría a 2.900 km., los objetos más lejanos estarían a 19.000.000 km.

El objeto construido por nosotros y que más lejos esta es el Voyager 1, lanzado en 1977, que viaja a 17 km/seg. (tarda 7 seg. en viajar de Santiago a Valparaíso). Esta nave se encuentra a una distancia equivalente a un diámetro y medio del sistema solar y a nuestra escala son 1,5 mm., después de viajar 33 años.

Por todo esto viajar por el espacio no es como ir a comprar pan a la esquina.

Comienzo

Se afirma que la ovnilogía moderna comienza el 24 de junio de 1947 cuando Kenneth Arnold reportó que vio una formación de nueve objetos parecidos a discos sobre el monte Rainier, en el Estado de Washington. Arnold dijo que cada disco se parecía a un "plato rebotando sobre el agua". Se le prestó atención mundial a sus afirmaciones y subsecuentemente se han reportado decenas de miles de avistamientos de "platillos voladores" a través del mundo. En algunos años, los reportes de ovnis llegaron a ser epidémicos y el interés público se incrementó enormemente. Estos reportes han llegado de la mayoría de los países del mundo y de todos los estratos de la sociedad.

¿OVNIS una nueva religión?

Con el correr del tiempo el tema de los OVNIS se ha convertido en otro sistema de creencia en lo paranormal, pero con un matiz distinto, ya que sus seguidores tienen la idea que nos están visitando desde hace mucho tiempo seres superiores provenientes del espacio exterior, incluso llegan a afirmar que nosotros los humanos somos resultado de una manipulación genética realizada por estos supuestos seres.

manipulación genética realizada por estos supuestos seres. La creencia en OVNIS es un masivo sistema ilusorio

La creencia en OVNIS es un masivo sistema ilusorio que ha cautivado a millones de personas. Y obviamente no sería el primero ni el último de tales sistemas de creencias que no tenga ningún fundamento en hechos probados, no obstante tiene un fuerte apoyo.

Los suicidios colectivos que han intentado o consumado varias sectas religiosas, integradas por creyentes en el origen extraterrestre de los llamados OVNIS, revelan hasta qué grado este tipo de superstición seudocientífica se está convirtiendo en una religión hecha y derecha.

Uno de los precursores de esta tendencia es sin duda el jesuita español Salvador Freixedo, quien fue de los primeros en dar una visión redentorista y apocalíptica a la supuesta llegada de cientos de especies extraterrestres a nuestro planeta.

Un caso concreto fue “La Puerta del Cielo”, una religión OVNI de la cual fueron líderes Marshall Applewhite y Bonnie Nettles. El fin de esta secta coincidió con el paso del cometa Hale-Bopp, el cual causó un gran clamor en 1997. Applewhite convenció a 39 de sus seguidores a suicidarse para que sus almas pudieran subir a una nave espacial que ellos creían que estaba escondida en la cola del cometa.

Pero este no es un fenómeno nuevo. A lo largo de la historia los relatos de brujas, demonios, hombres lobo, monstruos o hadas han sido comunes. En el siglo XVII se comenzaron a hacer estudios y observaciones sistemáticas para explicar la brujería que era popular en Inglaterra. Después de que unas niñas de Conttingley afirmaran haber jugado con hadas y duendes, e incluso haberlos fotografiado, la publicación de estas instantáneas produjo una ola de avistamientos que sacudió a toda Inglaterra y otras partes del mundo.

Estas fotos cayeron en el descrédito cuando se demostró que fueron trucos hechos por las niñas usando dibujos recortados en cartulina.

Se preguntan ustedes ¿Por qué los Astrónomos, no reportan avistamientos de "OVNIS“?. Pensemos en el proyecto NEOs, que busca constantemente asteroides que podrían impactar la Tierra.

Entonces ¿cómo es posible que si astrónomos, tanto profesionales como aficionados quienes pasan mucho tiempo observando el cielo, sean otras las personas que "logran ver Ovnis"?.

Una de las razones; es la poca familiaridad con el cielo nocturno, esto por vivir en ciudades donde la contaminación lumínica existente, solo permite ver la Luna y una que otra estrella y/o planeta.

Por ejemplo:

• Mucha gente aun señala un objeto del cielo y llama "LUCERO" a cualquier objeto.

• Muchos no saben qué son las estrellas; incluso desconocen que el Sol es una estrella.

• Muchos desconocen que la Tierra en un planeta.

• Muchos no saben cuál de esos puntos de luz que ven en las noches es un planeta.

• Muchos confunden y no conocen la diferencia entre Fases de la Luna y Eclipses.

Precisamente este desconocimiento es lo que lleva a las personas a catalogar como "OVNI" a cuanto objeto desconocido (para ellos) que ven en el cielo.

Y

esto aplica tanto para un ingeniero, un abogado o un medico, no importa el titulo

ni

el ser universitario.

Los creyentes soslayan el que los astrónomos profesionales y aficionados no detecten OVNIS, al afirmar que estos objetos no necesitan llegar de lejos por el espacio cósmico en su viaje hacia la Tierra, sino que se materializan ya en nuestra atmósfera o en sus cercanías. Al no usar ondas de radio para comunicarse o para navegar (ya que lo hacen por Telepatía), o bien al aparecer de pronto en nuestra atmósfera, se hace imposible refutar o demostrar su existencia, con lo cual se colocan de plano al margen de toda investigación científica, y todo se vuelve un asunto de fe.

Ejemplos de argumentos utilizados y que llegan al absurdo son:

“Entre otras razones se dice que estos no son visibles a personas de baja vibración, se desplazan en otras frecuencias”.

O la famosa “conspiración mundial para suprimir las evidencias. ¡El hecho de que

no existan evidencias es prueba para la existencia de la conspiración!” (Esto se llama argumento circular)

Si leen el cuento de Sagan “Tengo un dragón en el garaje” podrán entender la idea.

Simpleza

Asociar y explicar los avistamientos “ovni” con hechos comunes, resulta mucho más lógico y con mayor evidencia que atribuírselas a extraterrestres.

Hoy día en el cielo podemos encontrar una gran diversidad de objetos; aviones de todo tipo y tamaño desde comerciales hasta experimentales con y sin piloto, también cruzan el cielo nocturno satélites artificiales, instrumentos que estudian fenómenos naturales, cuerpos celestes vistos bajo condiciones meteorológicas especiales, luces que se reflejan, nubes con formas extrañas, sucesos normales pero poco corrientes, como el reingreso de satélites artificiales, de la abundante chatarra espacial, de meteoritos, etc.

Existiendo una complejidad adicional, ver objetos en el cielo sin ningún punto de referencia, además que se desconoce su tamaño. Hace que un objeto que se encuentra a centímetros nosotros podamos imaginar que esta a kilómetros.

Con tanta explicaciones posibles, lo realmente insólito es porqué la mayoría de las personas asocia los avistamientos a la más improbable de las posibilidades, el de ser objetos o seres extraterrestres.

La navaja de Occam indica que frente a dos explicaciones posibles, para un mismo fenómeno, la más simple es la más probable.

Si bien, descartar de plano las posibles visitas esta en contra de la ciencia, aceptar a ciegas las “pruebas” es una incoherencia aún mayor. La mayoría de las evidencias presentadas por los entusiastas de este fenómeno se caen ante el más simple análisis crítico.

Para asegurar que un avistamiento es real, la evidencia debe ser arrolladora y no debe dejar a ninguna duda. Aplicándole la navaja de Occam, sería necesario que las otras explicaciones posibles fueran improbables frente al suceso mismo.

El que los medios de comunicación presenten estos incidentes como reales no los legitima. Por el contrario, es una irresponsabilidad de parte de ellos ya que promueven conductas crédulas (sobre todo en personas más vulnerables), al divulgar información que no ha sido comprobada ni analizada.

Antes de difundir estos rumores deberían investigar la evidencia y consultar a expertos.

En los últimos trescientos años, la ciencia ha cambiado de tal manera que ya no se fundamenta en testimonios, sino en evidencias probadas muchas veces y de diversas maneras, de tal manera que cuando se afirma que algo es cierto, las probabilidades de que sea refutado en el futuro, son baja. Aceptar ciegamente evidencia insuficiente y no concluyente es un error y un desatino.

Pensando en el 2012

Se calcula que existen en nuestro país alrededor de 300 sectas y se estima que su número crecerá debido a los anuncios relacionados al 2012 (fin del mundo, llegada de una nueva era). Pudiendo aparecer nuevamente ideas de suicidios grupales, como ocurrió con la llegada del nuevo milenio.

El tema de los OVNIS no es ajeno a esto y las agrupaciones que los

El tema de los OVNIS no es ajeno a esto y las agrupaciones que los estudian, deben ser una señal de alerta ante los medios que divulgan noticias que pudieran estimular a las personas vulnerables y posibles victimas de estos grupos místicos.