Está en la página 1de 18

 

[Escribir el nombre de la compañía]
 
 
 

La iniciación al
silencio y a la oración
en los niños 
 
 
 
Módulo V
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo IV
 

OBJETIVOS

CONTENIDO
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo IV
 

ORAR CON LA CREACIÓN

“Levantaos con el alba y veréis el Sol salir rojo


como una granada. 
Veréis como el mundo dormido dentro de la
luz renace y todo surge más bello de lo oscuro
de la noche.”
LLORENC RIBER

1. Y sale el Sol…
 
Orar con los chicos a través de la Creación.
 
Todos los días, a nuestro alrededor, ocurren cosas maravillosas e importantísimas sin las que nos sería 
muy difícil poder vivir con alegría. Son cosas a las que no les damos importancia. 
 
Una de esas cosas maravillosas es la salida del Sol, uno de los más hermosos y más necesarios regalos 
que recibimos de la naturaleza. 
Todos los días, al atardecer, el Sol va desapareciendo lentamente por el horizonte y, poco a poco, todo 
se va oscureciendo a nuestro alrededor. 
De pronto, casi sin darnos cuenta, perdemos totalmente su luz y llega la noche; un tiempo, lleno de 
silencio, en el que toda la naturaleza parece como si descansara o durmiera a la espera de un nuevo día. 
 
Siguen pasando las horas y, de repente, el Sol vuelve a aparecer lentamente por el horizonte. ¡Empieza a 
amanecer! Y el Sol, como todos los días‐aunque no lo veamos‐, nos regala su luz; una luz que estalla en 
la naturaleza llenándolo todo de vida, de alegría y de colores. 
 
Actividades
 
La belleza y la alegría.
 
Una de las cosas que podemos hacer, gracias a la luz del Sol, es descubrir la naturaleza y darnos cuenta 
de la gran cantidad de cosas bellas y alegres que nos regala todos los días. 

 

 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo IV
 
Lee lo que nos cuenta Armando José Sequera en este relato y contesta las preguntas. 
 
“En la única casa del barrio donde no hay pájaros enjaulados es en la nuestra. Desde hace más de sesenta años, cuando la abuela
Belén era joven y vio que en las casas vecinas los pájaros que vivían en jaulas casi no cantaban y se morían muy pronto, inició una
costumbre que después siguió la tía Petra.
Todas las noches, antes de dormir, la abuela llenaba las ramas de los arboles que están en al jardín con trocitos de frutas
maduras. El suelo lo regaba de granos de maíz y colocaba pequeños recipientes con agua.
Por la mañana, la familia despertaba con la algarabía de los pájaros y de las palomas que, mientras comían, cantaban con sus
respectivos idiomas.

-No hay nada mejor para empezar el día –aseguraba la abuela Belén- que esas canciones que hablan de cosas alegres y
hermosas.
-¿Tú las entiendes, abuela? –le preguntó una vez tía Petra.
-No, mi amor, no hace falta: ni la belleza ni la alegría necesitan traducción.”
 
 
Responde: 
 
Z ¿Por qué motivo no cantaban, y se morían tan pronto, los pájaros que vivían en las casas del 
barrio de Armando? 
Z ¿Qué hacía, todas las noches, su abuela Belén antes de acostarse? 
Z ¿Para qué lo hacía? 
Z ¿Por qué decía la abuela Belén que lo mejor para empezar el día era escuchar el canto de los 
pájaros? 
 
 
La abuela Belén le decía a la tía Petra que “ni la belleza ni la alegría necesitan de traducción”. ¿Qué 
quería decir con esas palabras? 
Di cuál de estas dos respuestas crees que es la verdadera. 
 
 
Que para descubrir la alegría y para disfrutar de la belleza que nos regala cada 
V  F 
día la naturaleza no hacen falta las palabras. 
 
 
 
 
Que la alegría y la belleza no hablan y, por tanto, resulta inútil intentar 
descubrir o saber lo que nos dicen.  V  F 
 
 

 

 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo IV
 
Manifiesto del árbol
 
El Sol, todos los días –cuando nos amanece‐, con su luz y su calor le da vida a toda la naturaleza. 
El calor y la luz del Sol son imprescindibles para que puedan existir todos los seres vivos, y entre ellos, 
los árboles. 
 
Imagina que los árboles pudieran hablar. Si pudieran hacerlo, seguramente te dirían lo siguiente: 
 
 
 
 
 
Cuida siempre de mis nidos y mis ramajes floridos. 
En mi tronco y mis raíces no quiero ver cicatrices. 
Cuida de mi fruta verde, pues madura no se pierde. 
 
Si es tu amigo el que me nombra,  
recuérdale que doy sombra. 
 
Sálvame del que se empeña en hacer del árbol leña. 
Y del hacha y del hachero como el rayo traicionero. 
Salva la flor de mis ramas de la angustia de las llamas. 
Venme a regar con tu mano en los días de verano. 
Y dile a aquel que me ignora que el que por mi lado pasa 
siempre encuentra en mí su casa. 
 
MANUEL FELIPE RUGELES 
¡Canta, pirulero! Ed. Niebla 
 
 
El Sol les da a los árboles su luz y su calor para que puedan vivir, y, a su vez, los árboles nos ayudan a nosotros 
para que también podamos hacerlo con alegría. 
 
Z Piensa y escribe dos motivos por los que los árboles son tan importantes para las personas. 
 
 
 

 

 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo IV
 
Las personas debemos cuidar y proteger los árboles y, en general, toda la naturaleza. 
 
Z Piensa y escribe dos cosas que las personas nunca deberíamos hacer con los árboles y con los bosques. 
Z Y ahora, dos cosas que las personas debemos hacer para proteger y cuidar los árboles y los bosques. 
 
El regalo del agua
 
Otra de las cosas más maravillosas que podemos encontrar en la naturaleza es el agua. 
Sin el agua no crecerían las plantas, ni sería posible la vida de los animales y de las personas. 
 
 
Hablando del agua, el gran jefe indio Seattle ‐hace más de cien años‐ escribió una carta en la que, entre cosas, nos 
decía: 
 

Los ríos son nuestros hermanos y sacian nuestra sed;


son portadores de nuestras canoas
y alimentan a nuestros hijos.

Por tanto, debemos tratarlos con la misma dulzura


con la que se trata a un hermano.

Z Reunidos en equipos, piensen qué cosas deberíamos hacer con el agua para cuidarla y protegerla 
como si fuera una hermana. 
Z Después copien lo que hayan pensado en una cartulina y llénenla de fotos en las que el agua sea 
la gran protagonista. 

 

 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo IV
 
DIOS, NUESTRO PAPÁ DEL CIELO, NOS REGALA LAS MARAVILLA S DE LA CREACIÓN

“Cuando Dios hizo el cielo y la tierra, aún no había ningún árbol sobre la tierra, no había crecido ninguna
planta, porque el Señor Dios no había hecho llover sobre la tierra. Entonces Dios quiso que hubiera agua.
Hizo ríos que regaran las plantas e hizo llover.”

Adaptación Gen. 1, 1-10


 
Actividad….
 
“Al principio Dios creó el cielo y la tierra. La tierra era algo que no tenía forma y las tinieblas cubrían 
todo.” 
 
Dibuja la escena de acuerdo a cada parte del relato. 
 
1º Día: “Entonces Dios dijo: `Que exista la luz´. Y la luz existió. Llamó día a la luz y noche a las tinieblas”. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
2º Día: “Dios dijo: `Que haya un firmamento´. Y así sucedió. Dios llamó al cielo firmamento”. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo IV
 
3º Día: “Dios dijo: `Que aparezca el suelo´. Y así sucedió. Dios llamó tierra al suelo firme y mar a las 
aguas. Entonces dijo: `Que la tierra produzca vegetales, hierbas, árboles frutales con semillas.´ Y así 
sucedió”. 
 

 
4º Día: “Dios dijo: `Que haya astros en el cielo´. Y así sucedió. Dios hizo el sol, la Luna y también las 
estrellas”. 
 

5º Día: “Dios dijo: `Que las aguas se llenen de seres vivos y que vuelen pájaros en el cielo´. Y así 
sucedió.” 
 

 
 
 
 
 

 

 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo IV
 
6º Día: “Dios dijo: `Que la tierra produzca toda clase de animales´. Y así sucedió. Dios dijo: `Hagamos al 
hombre a nuestra imagen y semejanza´. Y Dios creó al hombre, lo creó varón y mujer. Y así sucedió”. 
 

 
 
7º Día: “El séptimo día Dios concluyó la obra que había hecho. Dios bendijo el séptimo día y lo 
consagró”. 
 

 
Adaptación Gen. 1, 1-27

Escribe una oración dándole gracias a dios por la creación.


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo IV
 
2. El pan nuestro de cada día…
 
Vamos a seguir descubriendo más cosas maravillosas que ocurren todos los días a nuestro alrededor; 
cosas a las que nos hemos acostumbrado y a las que no les damos demasiada importancia. 
Todos los días, por ejemplo, podemos disfrutar del pan, que, como sabes, es uno de nuestros principales 
alimentos. Ese pan tierno, que tú puedes comer todos los días, es el resultado del trabajo de muchas 
personas a las que deberíamos estar muy agradecidos. 
 
Actividades
 
Persiguiendo huellas
 
Para que puedas saborear y alimentarte con el pan que cada mañana trae el panadero a tu casa, o 
alguien de tu familia compra en el supermercado o en la panadería, ha sido necesario el trabajo de 
muchas personas; posiblemente, muchas más de las que puedas imaginarte. 
 
Z Lee las siguientes oraciones, que cuentan sobre la creación del pan, y dibuja la historia… 
 
SE PREPARA EL CAMPO‐SE SIEMBRA EL TRIGO‐SE CUIDA‐SE COSECHA‐SE PROCESA Y SE HACE LA 
HARINA‐LLEGA AL PANADERO‐MEZCLA LOS INGREDIENTES‐LOS AMASA‐LES DA FORMA‐LOS LLEVA AL 
HORNO‐CUANDO ESTÁN LISTOS SE LOS SACA‐MAMÁ/PAPÁ/VOS LOS COMPRA. 
 
     
 
 
 
 
     
 
 
 
 
     
 
 
 
 
     
 
 
 
 

 
10 
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo IV
 
Z Aquí tienes todos los trabajos necesarios para que el pan nunca nos falte. 
 
& Ordena estos trabajos, tal y como deben realizarse, escribiendo dentro del cuadro, del 1 
al 15, según corresponda. 
& Luego investiga el nombre de cada profesional que participa en el proceso de realizado 
del pan. 
 
‐Introducir las barras de masa en el horno. 
 
‐Moler el grano. 
 
‐Abonar el terreno. 
 
‐Amasar la harina con agua. 
 
‐Transportar la harina a la fábrica de pan. 
 
‐Preparar la tierra para el cultivo. 
 
‐Sacar del horno el pan ya cocido. 
 
‐Sembrar o echar las semillas en el terreno. 
 
‐Vender el pan en la panadería. 
 
‐Transportar el grano a la fábrica de harina. 
 
‐Separar el grano de la paja. 
 
‐Cuidar la planta durante su crecimiento. 
 
‐Cortar las espigas o segar. 
 
‐Formar las barras de pan con la masa. 
 

Necesarias e importantes
 
Al igual que todas las personas que intervienen en la fabricación del pan, hay muchísimas más que  
‐desde que sale el Sol hasta que se esconde‐ trabajan para que no te falte nada de lo que necesitas y 
para  que puedas vivir tranquilo, alegre y feliz. 
 
 

 
11 
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo IV
 
Z Haz una lista… sobre… 
Í Las personas que conozcas o a las que puedas ver, y que te ayudan, te acompañan o te prestan 
sus servicios a lo largo de todo el día. Por ejemplo: el oficial de Policía. 
Í Y personas, tal vez desconocidas para vos, a las que no puedas ver, pero sin las que no podrías 
disfrutar de muchas de las cosas que haces o que utilizas a diario. Por ejemplo: el encargado de 
ordeñar la vaca en el campo. 
 
¡Gracias!
 
Recuerda: Una de las palabras más hermosas que podemos regalarles a las personas es ¡Gracias!  
Ser agradecidos es necesario e importante. 
 
Z Busca fotos, recortes o dibuja, cinco personas a las que te gustaría darles las gracias por su 
trabajo. Dibújalas  y escribe, igualmente, el motivo de tu agradecimiento. 
 
Cuando llega la noche
 
Todos los días, cuando el Sol nos deja y se hace de noche, la mayoría de las personas nos acostamos 
para descansar; pero hay otras personas que siguen trabajando mientras dormimos. El trabajo de la 
mayoría de esas personas, aunque a veces no nos damos cuenta, es muy importante. 
 
Z Reunidos en equipos, piensen cuáles son los trabajos nocturnos y realicen un afiche 
representándolos por medios de fotos, recortes de revistas o dibujos. 
 
Z Respondan: 
 
™ ¿Por qué son tan importantes los trabajos que realizan estas personas durante la noche? 
 
3. Jesús nos dice: “Yo soy el Pan de Vida”

Mucha gente se reunía en torno a Jesús para escuchar su Palabra. Todos querían ser sus amigos. Un día, 
Jesús se disponía a descansar con los apóstoles y subió a una montaña para estar a solas con ellos. Pero 
al ratito, una multitud enorme se reunió para escucharlo. 
 
™ Leé Juan 6, 1‐15 y completá con tus palabras. 
 
Entonces……………………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………. 
 
Las personas comieron pan hasta saciarse y estaban muy contentas. Se acordaban de las palabras de 
Jesús: “FELICES LOS QUE TIENEN HAMBRE, PORQUE SERÁN SACIADOS”. 

 
12 
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo IV
 
Después del Milagro, muchas personas querían hacerlo rey, pero Jesús se retiró solo a la montaña para 
orar con su Padre. 
Y al día siguiente les reveló algo muy importante… 
 
“Ustedes me buscan porque han comido pan hasta saciarse. Pero yo tengo para ustedes otro pan, el Pan 
que viene del cielo y que da la Vida Eterna”. Ellos le dijeron: “Señor, danos siempre de ese pan”. Jesús 
dijo: “Yo soy el Pan de Vida. Yo soy el verdadero Pan del cielo. El que viene a mí jamás tendrá
hambre; el que cree en mí jamás tendrá sed”. (Jn. 6, 35) 
 
Las personas murmuran entre sí diciendo: “¿No es acaso este el hijo de María y de José? ¿Cómo puede 
decir entonces que ha bajado del cielo?”. Jesús les dijo: “No murmuren entre ustedes. Les aseguro que 
yo soy el Pan de Vida. Sus padres en el desierto comieron del Maná y murieron. Pero yo soy el Pan que 
desciende del cielo y aquel lo coma no morirá jamás”.  
Quienes lo escuchaban seguían discutiendo entre sí y se decían: “¿Acaso este hombre va a darnos de 
comer su propia carne?”. Jesús les respondió: 
“Les aseguro que si no comen la carne del Hijo del hombre y beben mi sangre, no tendrán vida
en ustedes. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene Vida Eterna y yo lo resucitaré en el
último día. Porque mi carne es la verdadera comida y mi sangre la verdadera bebida. El que
come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él”. (Jn. 6, 53‐68) 
 
Cuando Jesús terminó de hablar, muchas personas decían:  
 
 
 
Es un lenguaje muy duro….        ¡Es muy difícil de entender! 
 
 
 
Y muchos decidieron dejarlo solo. (Jn. 6, 59‐66) 
 
 
Los apóstoles tampoco entendían mucho y Jesús, mirándolos a los ojos, les preguntó: 
 
¿También ustedes quieren irse? 
 
 
 
Pero Pedro, tomando la palabra, le dijo: 
 
 
          Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes  
 
palabras de Vida Eterna… 
 
 
Y se quedaron con Él. (Cf. Jn. 6, 66‐69) 
 

 
13 
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo IV
 
¡Ven, Señor Jesús! ¡Ven pronto a mi corazón!
 
 
 
Jesús, ahora estás conmigo.
Vos sos el Pan de Vida,
aquel que desciende del cielo y da la vida al mundo.

Vos sos el Pan de Vida.


Quiero ir a vos para no tener más hambre.
Quiero creer en vos para no tener más sed.

Señor quiero recibirte en la Eucaristía…


Quiero vivir eternamente.
Dame tu carne y tu sangre para tener vida.

 
™ Leé en tu Evangelio el fragmento del Pan de Vida (Jn. 6, 22‐63) y copiá las partes que más te 
gustan. Después hacé tu compromiso para la semana. 
 
…………………………………………………………………………………………………………………………………………….. 
……………………………………………………………………………………………………………………………………………… 
……………………………………………………………………………………………………………………………………………… 
……………………………………………………………………………………………………………………………………………….. 
………………………………………………………………………………………………………………………………………………… 
……………………………………………………………………………………………………………………………………………… 
……………………………………………………………………………………………………………………………………………. 
………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………… 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
14 
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo IV
 
4. Compartir el Sol, el Pan y la Alegría
 
Fernando, el año pasado, conoció y se hizo muy amigo de Marta, una niña colombiana que vivía en su 
mismo barrio. Hace unos días, Marta ha regresado, con sus padres, a su país, y Fernando, que se 
acuerda mucho de ella, le ha escrito una carta. 
 
Amiga Marta:
Son las 10 de la mañana. A esta hora sé que estarás durmiendo porque mi
profesora me dijo que cuando sale el sol aquí en España, en tu país es de noche.
Te escribo para decirte que ahora, aunque vives muy lejos, sigues siendo mi mejor amiga.

Te quiero.
Fernando

Fernando, en su carta, le dice a Marta que su profesora le contó que cuando sale el Sol en España, en 
Colombia es de noche, entonces si en Colombia son las 10 de la mañana, son las 10 de la noche en 
España. 
Antes de seguir adelante entendamos que: El planeta Tierra, en el que vivimos, gira alrededor del Sol y 
al, mismo tiempo, también, gira sobre sí mismo. 
En dar una vuelta completa sobre sí mismo nuestro planeta tarda un día, es decir, 24 horas.  
 
™ Completa: 
 
Cuando para Fernando son las 10 de la mañana…    …para Marta son las 10 de la…………… 
 
 
Cuando para Fernando son las 10 de la noche…    …para Marta son las 10 de la…………… 
 
 
™ ¿Qué volverá a ocurrir cuando pasen otras 12 horas? 
 
 
Para Fernando serán las…….de la………………..            …y para Marta serán las……de la…………… 
 
 
 
 
 

 
15 
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo IV
 
™ Di si las siguientes afirmaciones son verdaderas (V) o falsas (F): 
 
 
Cuando llega la noche, Fernando y Marta pueden acostarse con  
V  F 
la seguridad de que al día siguiente el Sol volverá a darles su luz. 
 
 
Cuando llega la noche no podemos estar seguros de que   V  F 
al día siguiente vuelva a salir el Sol. 
 
 
La luz del Sol es un regalo del que podemos disfrutar todas 
V  F 
las personas que vivimos en al planeta Tierra. 
 
 
 
Actividades
 
Necesidades Compartidas
 
Al igual que la luz que el Sol nos regala cada mañana, hay otras muchas cosas que todas las personas 
necesitamos para vivir y para poder crecer felices y con alegría. 
Entre esas necesidades hay seis que son muy importantes: 
 
1‐ Necesitamos vivir en paz, es decir, sin guerras ni violencias. 
2‐ Necesitamos ir a la escuela o al colegio para aprender muchas cosas. 
3‐ Necesitamos tener tiempo para jugar y para divertirnos. 
4‐ Necesitamos el “pan nuestro de cada día”, es decir, estar bien alimentados. 
5‐ Necesitamos estar sanos y que se nos cure cuando estamos enfermos. 
6‐ Necesitamos una familia que nos quiera y que nos cuide. 
 
Hay muchos niños y niñas que, como vos, pueden ser felices porque pueden disfrutar de lo que 
necesitan para vivir; pero en el mundo también hay muchos chicos que sufren, que están tristes, o que 
mueren porque tienen grandes necesidades. 
 
Z Lee con atención las siguientes oraciones, piensa un ratito y di cuál de las seis necesidades 
anteriores es la que esos chicos tienen. Escribe el número que corresponda en el círculo.  
 
™ Más de 800 millones de personas en el mundo pasan hambre; la mayoría son niños. 
 
™ Hay más de 130 millones de niños de seis a once años que no tienen colegios, o que  
          no pueden asistir a clases. 

 
16 
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo IV
 
 
™ 250 millones de niños tiene que trabajar durante muchas horas y  
no tienen ni tiempo ni ganas de jugar. 
 
™ Cada año mueren 12 millones de niños menores de cinco años a causa  
de enfermedades que podrían haberse evitado. 
 
™ En nuestro planeta hay más de 120 millones de niños que viven en la calle, no tienen 
 ni una familia ni una casa. 
 
™ Hay miles de niños en el mundo que sufren el dolor de las guerras; muchos de ellos 
 hasta participan en ellas como soldados. 
 
 
Nuestro derecho a la alegría
 
De la misma forma que el Sol no le niega a nadie el regalo de su luz, a nadie en el mundo se le debería 
negar la posibilidad de disfrutar de todo aquello que necesita para poder ser feliz y para poder vivir con 
alegría. 
 
™ A continuación, encontrarás unas pancartas para escribir tres cosas que pedirías para que todos 
los niños y niñas del mundo vivan alegres y sonrían. 
 
 
  Pedimos que no haya ningún niño y ninguna niña en el
  mundo a los que les falte el pan nuestro de cada día.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
17 
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo IV
 
Una palabra mágica para la alegría
 
Teresa de Calcuta fue una religiosa que durante muchos años trabajó sin descanso para que todas las 
personas, y especialmente las más pobres, pudieran ser felices. En cierta ocasión nos dijo: 
 

En estos veinte años de trabajo entre la gente, me he dado


cuenta de que la peor enfermedad que las personas
podemos sufrir es la de no sentirnos queridos. Hoy
tenemos medicinas para curar todo tipo de enfermedades.
Pero el no sentirnos queridos pienso que jamás se curará,
salvo que haya corazones dispuestos a amar.

& ¿Cuál es esa palabra mágica de la que nos habla Teresa de Calcuta? 
& Reunidos en equipo, continúen diciendo otras formas en que podemos amar y expresarles 
nuestro cariño a las personas que nos rodean. 
 
 
DIOS, NUESTRO PAPÁ DEL CIELO, NOS CREA A SU IMAGEN Y SEMEJANZA
 
Somos lo más importante que Dios ha creado. Dios nos crea a su imagen y semejanza. 
 
Con un CUERPO    para CRECER 
 
Con una INTELIGENCIA  para PENSAR 
 
Con un CORAZÓN    para AMAR 
 
Con una LIBERTAD    para ELEGIR 
 
“Adán y Eva eran felices en el jardín. Amaban a Dios por sobre todas las cosas, amaban y cuidaban todas las
cosas creadas. Se amaban entre ellos y eran amigos.”
 
Esta semana me comprometo a: 
 
™ Tratar a todas las personas con respecto. 
™ Jugar con todos, sin dejar a nadie de lado. 

 
18