Está en la página 1de 13

Universidad Católica del Maule

Facultad de Ciencias de la Educación


Magíster en Educación, Mención Currículum y Administración

“Georg Lind y el método Konstanz


de discusión de dilemas”

Alumno: Víctor Correa V.


Profesor: Dr. Víctor San Martín.
Curso : Ética e Innovación Educativa.
Curicó, 19 de Junio de 2010

Índice.

Páginas

Índice......................................................................................................p.1

Introducción............................................................................................p.2

Georg Lind……………………………………………………………………p.3

Georg Lind: Teoría del aspecto dual (cognitivo-afectivo)……………… p.4-5

Competencias y dilemas en el Método Konstanz………………………..p.5-6

Cómo abordar los dilemas………………………………………………….p.7

Descripción del Test de Juicio Moral………………………………………p.8-9

Conclusiones…………………………………………………………………p.10

Bibliografía……………………………………………………………………p.11-12

12
Introducción.

Este trabajo tiene como propósito dar a conocer el trabajo del Psicólogo Alemán
Georg Lind y sus estudios de la moralidad por medio de los dilemas morales en el
área de la educación.

Se presenta su teoría dual cognitivo-afectivo, aportando a la teoría de Kholberg, el


tema afectivo y el como este ayuda a las decisiciones que se toman con los
diversos dilemas morales a que nos vemos enfrentados en nuestra vida diaria.

Esta teoría se materializa mediante el método Konstanz de discusión de dilemas,


método pedagógico y práctico que se puede realizar en una sala de clases, para
ayudar al alumno a pensar de mejor manera sus decisiones y actuar frente a
alguna situación de carácter moral a la que se vea enfrentado.

Con el método Konstanz, así también, según lo desarrollado y presentado en esta


investigación se puede hacer una sociedad mejor, más tolerante por medio de las
herramientas que tenga para ello el educador, orientando y moderando de una
manera eficiente y eficaz las discusiones que se puedan presentar o abordar
dentro del marco metodológico educativo.

12
Georg Lind

Georg Lind es Profesor de Psicología e Investigación en Educación en la


Universidad de Konstanz (Alemania). Ha desarrollado investigaciones y cátedras
de competencias morales y cívicas por más de 30 años y asesorado trabajos de
entrenamiento a docentes en estos y otros temas alrededor del mundo.
Lind ha trabajado en las Universidades de Illinois, Humboldt en Berlín y Monterrey
en México.
Junto con otros investigadores como Kohlberg, Higgins, entre otros ha trabajado
en varios proyectos de discusión de dilemas morales y justicia comunitaria.
El método desarrollado por Georg Lind ha sido creado basándose en los estudios
de Blatt-Kohlberg, que tiene que ver con una teoría cognitivo evolutiva de la moral
en el área de la educación, utilizando como único componente la discusión
mediante dilemas morales, ese es pilar que sustenta los estudios de Lind
mediante el método Konstanz de discusión de dilemas, agregando a este el
componente de la emoción a los juicios morales. Con el trabajo realizado
mediante este método se ha originado un cambio de mentalidad en los sujetos que
se han estudiado, promoviendo con ello un cambio moral y la vez, ha dado como
resultado una mejora en la toma de desiciones y una mejora en la conducta dentro
de la sociedad en que esta inserto

12
Georg Lind: Teoría del aspecto dual (cognitivo-afectivo)

El psiquiatra alemán Levy-Suhl descubrió que los buenos principios morales no


son suficientes para llevar una vida moral y que los delincuentes juveniles tenían
los mismos principios que los no delincuentes.

En eso se basó el profesor Georg Lind para definir que una cosa son los valores y
otra, la forma cómo se aplican lo que se denominan competencias morales.

Georg Lind al adoptar la teoría de Kholberg de la capacidad del juicio moral como
aquella que permite tomar desiciones morales basadas en principios internos y de
actuar de acuerdo a esos principios. Propone una aproximación alternativa a la
explicación del juicio moral conocida como “Teoría del Aspecto Dual” (Zerpa,
2007) esta nos dice que se debe considerar para realizar una descripción
completa del juicio moral, las propiedades cognitivas como las afectivas, aunque
esta dualidad no sea estrictamente una condición necesaria del razonamiento
moral.

La teoría de Georg Lind se diferencia esencialmente con la de Kholberg que esta


centrada mayormente en aspectos que se vinculan casi únicamente desde lo
cognitivo, entendido como la habilidad para razonar conforme a una lógica
parecida a la de Piaget, Lind incluye la confluencia de aspectos afectivos y
cognitivos bajo el concepto de competencia moral.

Se deben integrar para un proceso de decisión moral, tanto los ideales morales
sus principios y las capacidades cognoscitivas de las que puede valerse, es decir,
Georg Lind acorta la brecha entre el juicio y la acción moral fusionándolas. De esta
enunciación teórica aparece un método de discusión de dilemas morales como
una propuesta de educación para el desarrollo de la competencia moral (método
de discusión de dilemas morales de la Universidad de Kontanz)

Georg Lind presenta dos elementos para la realización del método de Konstanz la
confrontación con contraargumentos y el autocontrol en las discusiones, estas
unidades por así decirlo, comprenden el todo de una discusión racional y
coherente, en donde el respeto es la base esencial de este método.

Lind da la razón a Larry Walker, quien sostiene que “en general son los
argumentos diferentes a los propios, sobre todo aquellos que contradicen la propia
opinión, los que desafían el raciocinio moral e impulsan el desarrollo” (Walker,
citado por Lind, 2007: 77).

12
Según palabras de Lind (2004) “la educación no se puede separar. Hay una parte
emocional, una cognitiva y una social, pero son elementos de un todo. En la
escuela esto se traduce en que no debe haber una clase para desarrollo
emocional, una clase para desarrollo cognitivo, una clase para desarrollo social,
porque todas las clases son importantes para el desarrollo democrático y de
ciudadanía. Sin emoción no podemos aprender. Además, enseñar es dar ejemplos
de moral, el educador es un guía, un punto de referencia de comportamiento
moral”.

Georg Lind señala además que moral y democracia son en cierta manera lo
mismo, una y otra van ligadas, y esto se demuestra en nuestras acciones y
desiciones dentro de una sociedad de reglas y opciones.

Con el pensamiento de Georg Lind podemos inferir la real importancia de la


libertad y la democracia y lo que ella lleva consigo, es decir, principios morales,
justicia y respeto de las libertades individuales.

Si bien la justicia se considera un principio universal, se tienen diferentes visiones,


modos de entender ésta, proporcionándonos entonces, diferentes formas de
solucionar los dilemas, eso hace la diferencia y da pie a los diferentes tipos de
dilemas morales, por lo tanto, se debe llegar a un acuerdo, aún cuando choquen
diferentes y fuertes emociones, esta es una virtud esencial, para cambiar y
mejorar nuestra forma de ver el mundo, construido de diferentes realidades e
interpretaciones de estas.

Competencias y dilemas en el Método Konstanz

Una característica esencial para desarrollarnos en el medio en que nos


desenvolvemos y que debe ser entrenada y desarrollada día a día, es entrar en la
discusión de problemas morales propios de aquellos temas que nos diferencian,
que nos separan del otro. El nivel más alto de competencia consiste en tener la
habilidad de hablar y comunicarse con su distinto, sin abandonar su posición,
manteniendo la conversación sin acudir a la fuerza o el poder y sobre la base de
principios superiores, pero ante intereses y soluciones paradójicas. Esta es una de
las características del Método Konstanz de discusión de dilemas
Georg Lind entonces ha trabajado en adaptar y mejorar el método creado
por Lawrence Kohlberg, hasta establecer unos principios didácticos sobre los
cuáles se basa su método de estudio.
El primero de estos principios es de didáctica elemental y consiste en que
los estudiantes deben tener plena concentración, atentos, todo el tiempo, “si uno
no está atento, no aprende” (Lind, 2004).

12
Para lograr la concentración de los alumnos se les entregan elementos de
análisis y discusión que los tienen ocupados en un nivel recomendable de
meditación y discusión controlada por el profesor, cuando se pierde el interés
durante este estudio por parte de los alumnos, se les dan más elementos de
análisis y al tener las emociones en su nivel más alto, donde ya no hay mas que
analizar o comprender, se les calma.

Este trabajo dará mejores resultados, si el profesor tiene los conocimientos


necesarios que le ayuden a crear un ambiente, ni con demasiado atención ni
demasiada excitación.

El segundo principio, cuando se enseña moral y competencias morales, es


pensar con qué clase de ambiente, de situaciones el alumno se encontrara, con el
objetivo esencial de prepararlos para ello.

Cada competencia tiene una cierta clase de tareas que son su propia
contrapartida.
La discusión de dilemas morales puede ser utilizada para conseguir varios
objetivos educativos en el aula. Es posible ayudar a los niños a aprender, entre
otras cosas a:

• Articular los propios sentimientos y emociones ligados a conflictos


• Atreverse a hablar aun en casos de ansiedad y en circunstancias
hostiles
• Distinguir entre la calidad de opiniones (sean o no contrarias a mis
propias opiniones)
• Reconocer conflictos, valores morales y otros valores
• Diferenciar los dilemas de conflictos entre personas
• Diferenciar problemas de valores de problemas técnicos
• Diferenciar principios morales de valores humanos no universalizables
• Utilizar la razón para resolver conflictos
• Utilizar el diálogo con otras personas para resolver conflictos
• Apreciar el valor de oponer razonamiento a crítica para el propio
desarrollo
• Apreciar el discurso racional con oponentes para mantener y desarrollar
el orden social.

12
Cómo abordar los dilemas

Cuando Lawrence Kohlberg, completa su propuesta, el campo del


desarrollo moral, esta dominado por los enfoques psicoanalíticos y conductista.
Aunque estas teorías tienen poco en común, ambas rechazan la moralidad como
un fenómeno racional.
Kohlberg identificó 6 estadios o fases del juicio moral, esto las representan la
secuencia del desarrollo evolutivo en que el juicio moral sobre la justicia se vuelve
cada vez más abstracto y tiene su origen en aspectos como el castigo la ley y las
normas sociales (Habermas, 1985).
Más recientemente Lind desarrolla el Test de Juicio Moral (TJM) que se utiliza
para aprobar predicciones derivadas de teorías del desarrollo moral. He aquí
entonces, en donde los dilemas Morales aparecen como elemento de estudio, con
objetivos claros para el mejoramiento del desarrollo moral de las personas, el
darse cuenta que el otro puede no estar de acuerdo con uno, pero con el fin de
llegar a un consenso, un acuerdo por medio de la argumentación efectiva sin
llegar a la descalificación.
Los dilemas morales están en todas partes y la gente encuentra más o menos fácil
enfrentarlos, algunos son resueltos de tal modo que la gente no tiene sentimientos
de angustia o mala conciencia acerca de ellos, ya sea, por su madurez,
experiencias de vida, el medio en el que se desenvuelve, etc.
Un dilema moral es una típica tarea moral. Cuando dos o más principios morales
chocan entre sí e implican formas de actuar que son contradictorias, la persona
termina no sabiendo qué hacer.
Dentro de la sala de clases se puede ayudar a que el niño desarrolle las
capacidades para encontrar una solución tan buena como sea posible dentro de
las posibles soluciones, creando un ambiente de aprendizaje, confrontándolo con
tareas morales suficientemente atractivas para mantenerlos atentos.
En consecuencia, Lind recomienda emplear preferentemente dilemas morales
ante los cuáles el aula se divida, de un modo aproximado y espontáneo, en dos
mitades, una a favor y otra en contra de una determinada solución; para así
organizar debates en los que se alternen fases de apoyo y desafío. Todo ello con
un grado mínimo de intervención por parte del docente o de la autoridad, quien
debe velar más que nada porque se mantenga el necesario clima de respeto.
La discusión particular de un dilema es única, porque cada grupo, en cierta forma,
tiene su propia personalidad y dinámica.
Por supuesto, una inquietud natural es cómo evitar que el debate desemboque en
un caos, si el docente abandona el rol de moderador. Pero para ello Lind (2007:
82-83) propone un sencillo recurso: la “regla del ping-pong”, según la cual el
participante que está hablando indica a quién le corresponderá hablar luego,
siempre y cuando sea alguien perteneciente al grupo contrario.

12
La base de este método es la educación para la paz y para la resolución de
conflictos de una manera pacífica, argumentando, pero no peleando, haciendo que
la violencia no sea necesaria.

Descripción del Test de Juicio Moral

Con el Test de Juicio Moral se “asume la definición de Kohlberg de la capacidad


de juicio moral como la capacidad de tomar decisiones y hacer juicios que sean
morales (principios internos) y de actuar de acuerdo a estos juicios.” (Kohlberg,
1964).
Una de las características principales del Test de Juicio Moral, es la producción
simultanea de dos conjuntos de calificaciones, cognitivas y afectivas que como se
menciona anteriormente esta inspirada en los trabajos de Kholberg y Piaget.
El principal índice del Test de Juicio Moral (TJM) llamado el índice C el cuál mide
la capacidad de una persona de juzgar los argumentos de otros con relación a los
estándares morales que ellos han aceptado como válidos para ellos o usando la
terminología de Piaget, mide el conocimiento necesario (Lourenço y Machado,
1996), es decir, la habilidad para juzgar argumentos de acuerdo a la calidad moral
de cada uno.
“Además el Test de Juicio Moral produce medidas o calificaciones y no sólo de la
capacidad de juicio moral del individuo (índice C) sino también de sus aptitudes
morales o sea, sus aptitudes hacia cada etapa del razonamiento moral “(Kohlberg,
1964)
El Test de Juicio Moral puede “producir otras medidas cognitivas – morales, como
la adaptación a las distintas situaciones del juicio moral, como el juicio extremista”
(Heidbrink 1985).
Georg Lind recomienda una muestra aproximada de 100 sujetos para llevar a cabo
la validación de este Test y así tener un universo más amplio.
El Modelo del test de juicio moral contempla 2 historias una y otra historia nos
relata el como una persona se ve envuelta en un dilema moral, en un apremio de
alguna norma de conducta.
“La calidad de la decisión es la que importa y no la decisión en sí misma.”(Lind,
1999) dependerá de los argumentos y razones que le respalden si la decisión es
buena y que tan buena o mala sea.
“A los sujetos se les pide juzgar en que medida los argumentos son aceptables los
cuales presentan diversos niveles de razonamiento moral: 6 argumentos justifican
la decisión que hizo el protagonista de la historia y 6 argumentan en contra de la
decisión que tomó. De esta forma para cada dilema el entrevistado tiene que
juzgar doce argumentos. En la versión estándar hay 24 argumentos que el
entrevistado debe analizar. (Lind, 1999)
La calificación del test de juicio Moral tiene en cuenta el patrón de respuesta del
individuo a la prueba y no sólo los actos aislados entre sí (Lind, 1999).

“La segunda característica importante es que personifica una tarea moral y no sólo
una actitud o valor.” (Lind, 1999) Una actividad adecuada para aprobar la
capacidad de juicio moral es la forma en que lo sugieren la experimentación

12
experimental y la filosofía moral es confrontar a la persona con los argumentos
que representan en el nivel de razonamiento moral del sujeto, pero que ha su vez
justifican el curso de acción opuesto al que favorecería el sujeto,( Keasey, 1974;
Kholberg, 1958; Walter, 1983; 1986 y Habermas, 1983; 1985) la forma de calificar
el Test de Juicio Moral nos dice: que se logra una alta calificación de competencia
sólo si el juicio de los argumentos a favor y en contra muestra una consistencia
moral. “Sí una persona deja que su opinión de lo que considera correcto influencie
su orden de referencia de los argumentos en contra el individuo sacará una
calificación baja (sin importar la calidad moral de los argumentos en si).” (Lind,
1999) Lind destaca que sólo la consistencia en el juicio sobre aspectos morales
es la que implica competencia o capacidad de juicio moral.

Algunas características del Test de Juicio Moral son que esta diseñado de tal
manera que se puede hacer a un individuo como a un universo de participantes,
en un experimento ideográfico, ya que describe la naturaleza y desarrollo de
propiedades del comportamiento, que van íntimamente ligadas con el grado de
desarrollo de cada persona. El factor moral que instaura el comportamiento del
juicio de los individuos se representa por la calidad moral de los argumentos, los
cuáles siguen los seis niveles del raciocinio moral de Kohlberg.
El Test de Juicio Moral se diferencia de otros, porque es un experimento de
psicología cognitiva y no un test clásico psicométrico (medición características
psicológicas o rasgos de personalidad).
“El Test de Juicio Moral sirve para dos propósitos: Debe permitir probar teorías
modernas de desarrollo moral y educación, y debe permitirnos evaluar la
efectividad de los métodos educativos para desarrollar las competencias morales.”
(Lind, 1999)

12
Conclusiones

Una vez realizado este trabajo de investigación, se puede concluir la importancia


que tienen los dilemas morales dentro del ámbito educativo en todas sus áreas y
el como estos pueden ayudar a formar mejores personas.

Con Georg Lind podemos ver que no solo lo cognitivo actúa al tomar una posición
dentro de la sociedad y las problemáticas que nos afectan, nuestros emociones,
nuestras experiencias y el medio social en que nos desarrollamos y
desenvolvemos son esenciales para la toma de decisiones, nuestro ADN
interpretativo, por así decirlo, es fundamental, ya que, con el podemos tomar
buenas o malas decisiones que afectarán finalmente de buena o mala manera
todo aquello que nos compete.

En el área educativa con el Método de Konstanz se abre una puerta pedagógica


importante, pues se convierte en una herramienta de apoyo para conocer a
nuestros alumnos, incentivándolos a que interactúen entre ellos y aprendan que
nadie tiene la verdad absoluta, por lo tanto, debemos enseñar la diferencia
fundamental entre el oír y el escuchar al que piensa distinto, estableciendo
criterios para tomar la mejor decisión en la resolución de problemas morales por
medio de los argumentos y contraargumentos presentados.

12
Bibliografía

Benítez Zavala, Arturo (2009). La Educación en Valores en el Ámbito de la


Educación Superior. Reice. Revista Electrónica Iberoamericana sobre Calidad,
Eficacia y Cambio en Educación. Consultado en Mayo 12, 2010 en
http://www.rinace.net/reice/numeros/arts/vol7num2/art6.htm.

Farías, Levy (2010). Dilemas Morales para la educación superior.


Postconvencionales. Consultado en Mayo 15, 2010 en
http://www.postconvencionales.eepaucv.com.ve/index.php/ethikos/article/view/28/2
8.

Lind, Georg (2005). El Método de Konstanz de Dilemas Morales. Consultado en


Mayo 12, 2010 en http://www.uni-konstanz.de/ag-moral/pdf/Lind-2005_1-
GuiaDilemasMorales-03.pdf.

Lind, Georg (2000). Georg Lind: Una Introducción al Test de Juicio Moral (MJT).
Consultado en Mayo 10, 2010 en http://www.uni-konstanz.de/ag-moral/pdf/Lind-
1999_MJT-Introduction-Sp.pdf.

Lind, Georg (2006). Los dilemas y la ciudadanía. Consultado en Mayo 12, 2010 en
http://www.uni-konstanz.de/ag-moral/pdf/Lind-2005_Los-dilemas-y-la-
ciudadania.pdf.

Lind, Georg (2009). Psicología de la Moral y Democracia, y educación. Consultado


en mayo 10, 2010 en http://www.uni-konstanz.de/ag-moral/about-span.htm

Lüdecke-Plümer, Sigrid (2007). La enseñanza de valores y principios morales en


los centros de formación profesional. Revista Europea de formación Profesional.
Consultado en Mayo 13, 2010 en
http://www.cedefop.europa.eu/etv/Upload/Information_resources/Bookshop/476/41
_es_luedecke.pdf.

12
Oser, Fritz (1995). Futuras perspectivas de la educación moral. Revista
Iberoamericana de Educación. Consultado en Mayo 12, 2010 en
http://www.rieoei.org/oeivirt/rie08.htm.

Palacios Navarro, Santiago, Navarro, María Blanca, Ruiz de Azua, Sonia (2002).
Nuevas Formas de Medir el Desarrollo Sociomoral. Revista de Psicodidáctica.
Consultado en Mayo 15, 2010 en http://redalyc.uaemex.mx/pdf/175/17501403.pdf.

Palomo González, Ana María (1989). Laurence Kholberg: Teoría y práctica del
desarrollo moral en la escuela. Revista Interuniversitaria de Formación del
profesorado. Consultado en Mayo 12, 2010 en
http://www.aufop.com/aufop/uploaded_files/articulos/1213665403.pdf.

Pautas para una mejor educación. Georg Lind y Paulo Padilla conversaron sobre
educación desde sus experiencias, europea y latinoamericana (2004, Octubre
31). El Espectador, pp.

Walker, L. R. Pitts, K. Hennig y M. Matsuba (1999). “Reasoning about morality


and real-life moral problems”, en Killen, M., y D. Hart, (Eds.). (1995). Morality in
Everyday Life: Developmental Perspectives. Cambridge, England: Cambridge
University Press.

Zerpa, Carlos E. (2007). Tres Teorías del Desarrollo del juicio Moral: Kholberg,
Rest, Lind implicaciones para la formación Moral. Laurus Revista de Educación.
Consultado en Mayo 13, 2010 en http://cc.bingj.com/cache.aspx?
q=redalyc.uaemex.mx%2fredalyc%2fpdf
%2f761%2f76102308.pdf&d=4591298662569342&mkt=es-US&setlang=es-
US&w=11fa53ac,f745c3e9.

12