Está en la página 1de 79

CAPÍTULO 2 1

ANÁLISIS GRANULOMÉTRICO

Análisis Granulométrico es la disciplina que estudia la composición granular de mezclas de partículas con el fin específico de describir su tamaño, su forma y su distribución de tamaño. En general, las características de una partícula individual no son de interés, ya que lo que se pretende es describir una representación del sistema de partículas. Sin embargo, no es posible describir el sistema si no se conoce las propiedades de cada partícula. Una vez definidas estas propiedades, se describe el sistema haciendo uso de conceptos estadísticos. Equation Section 2

haciendo uso de conceptos estadísticos. Equation Section 2 Fig. 2.1 Sistema de partículas. La necesidad de

Fig. 2.1 Sistema de partículas.

La necesidad de utilizar diversos métodos para la determinación experimental del tamaño de las partículas, según lo indique el rango de tamaño, impide el uso de una sola definición de tamaño de partícula y una sola función que describa la distribución de tamaño del sistema. Esto complica los cálculos y hace necesario desarrollar fórmulas de conversión entre los tamaños y las funciones utilizadas por cada método. Por otra parte, el uso de diferentes definiciones de tamaño y distribuciones, requiere la definición de un tamaño nominal de referencia, sin el cual se producirían confusiones.

1 Documento para uso personal solamente

1

Fernando Cocha A.

2

Propiedades de Sistemas Particulados

2.1 DESCRIPCIÓN DEL TAMAÑO Y FORMA DE UNA PARTÍCULA

El único cuerpo geométrico cuyo tamaño se puede describir sin ambigüedades mediante un solo número es la esfera. Este número es su diámetro (o radio). Todos los demás cuerpos tienen varias dimensiones lineales que podrían ser consideradas como su tamaño. El caso es relativamente sencillo cuando se trata de describir el tamaño de cuerpos regulares, tales como el cubo o un paralelepípedo, pero la situación se complica cuando este se mide experimentalmente mediante algunos métodos.

En el caso de partículas irregulares, dentro de las cuales están comprendidos los minerales y rocas, los concentrados de menas y los polvos de metales, la situación se torna más compleja y son muchas las dimensiones que podrían describir el tamaño de las partículas.

El obtener el tamaño de las partículas puede tener múltiples objetivos, pero al final lo que se pretende es obtener una descripción de la configuración de la partícula, esto es, el lugar que la partícula ocupa en el espacio. La configuración puede describirse mediante el volumen y la superficie de la partícula. Es así como éstas son las propiedades relevantes a conocer. Por ejemplo, si se desea calcular la velocidad de reacción que las partículas tendrán en un cierto proceso, no es el tamaño de las partículas lo que se desea saber, sino su superficie. Por otra parte, si se desea conocer la fuerza que un fluido ejerce sobre un sistema de partículas que está sedimentando, lo que interesa es el volumen de las partículas y no realmente su tamaño. De esta misma manera, se puede establecer, en cada caso particular, si es el volumen, la superficie o el volumen y la superficie, en conjunto, las variables relevantes.

2.1.1 Tamaños inducidos por las mediciones: diámetros equivalentes

Existen diversos métodos de determinar el tamaño de partículas. Algunos de ellos miden el volumen de las partículas, otros su superficie y otros su velocidad de sedimentación u otra propiedad. Cada uno de estos métodos compara los resultados

obtenidos para la partícula con los que se obtendrían con una esfera de tamaño equivalente y denominan a ese tamaño de partícula el diámetro equivalente. Ver figura

2.2.

Diámetro equivalente volumétrico

Consideremos dos partículas de igual volumen, una de forma irregular y la otra de forma esférica. El volumen de la esfera es:

V

=

V =

6

d

3

v

entonces, el diámetro de la esfera de volumen V será:

d

v =

6 V
6
V

1 3

(2.1)

Fernando Cocha A.

Capítulo 2 Análisis Granulométrico

3

Si se determina el volumen “V” de la partícula, “d v ” es el diámetro de una esfera que tiene el mismo volumen que la partícula. Este tamaño recibe el nombre de diámetro equivalente volumétrico.

recibe el nombre de diámetro equivalente volumétrico. Fig. 2.2 Diámetros equivalentes. Diámetro equivalente

Fig. 2.2 Diámetros equivalentes.

Diámetro equivalente superficial

Consideremos dos partículas de igual superficie, una de forma irregular y la otra de forma esférica. La superficie de la esfera es:

S = d

2

S

entonces, el diámetro de la esfera de superficie S será:

d

S =

1 S
1
S

1 2

(2.2)

Si se determina el la superficie “S” de la partícula, “d S ” es el diámetro de una esfera que tiene el mismo la misma superficie que la partícula. Este tamaño recibe el nombre de diámetro equivalente superficial.

Diámetro equivalente volumétrico-superficial

Consideremos dos partículas de igual superficie específica, esto es, de igual superficie por unidad de volumen, una de forma irregular y la otra de forma esférica. La superficie específica de la esfera es:

Fernando Cocha A.

4

Propiedades de Sistemas Particulados

2 S d 6 S == sv = 3 V ( 6d ) d sv
2
S
d
6
S ==
sv
=
3
V
(
6d
)
d
sv
sv

entonces, el diámetro de la esfera será:

d

6

sv

=

(2.3)

S

Si se determina la superficie específica “ S ” de la partícula, “d sv ” es el diámetro de una esfera que tiene la misma superficie por unidad de volumen que la partícula. Este tamaño recibe el nombre de diámetro equivalente volumétrico-superficial.

Diámetro equivalente circular

Consideremos dos partículas, cuyos perímetros son iguales, una de forma irregular y la otra de forma círculo. El perímetro del círculo es:

entonces, el diámetro del círculo será:

PP= pc = d c P p d = c
PP= pc
= d
c
P
p
d
=
c

(2.4)

Si se determina el perímetro “P p ” de la partícula, “d c ” es el diámetro del círculo que tiene el mismo perímetro que la partícula. Este tamaño recibe el nombre de diámetro equivalente circular.

Diámetro equivalente de Stokes

Consideremos dos partículas, una de forma irregular y la otra de forma esférica, que adquieren la misma velocidad de sedimentación cuando se las deposita en un recipiente con un fluido. La velocidad de sedimentación de una esfera pequeña está dada por la ecuación de Stokes:

u =

entonces, el diámetro de la esfera será:

d

S

2 1 d g S 18 1 2 18 u = g
2
1
d g
S
18
1 2
18
u
=
g

(2.5)

Si se determina la velocidad de sedimentación “u” de la partícula, “d S ” es el diámetro de una esfera que tiene la misma velocidad de sedimentación el que la partícula. Este tamaño recibe el nombre de diámetro equivalente de sedimentación o diámetro de Stokes.

Fernando Cocha A.

Capítulo 2 Análisis Granulométrico

5

Ejemplo 2.1

Definir el diámetro equivalente de hidrodinámico

d

h

como el diámetro de una esfera

que sufre el mismo arrastre que la partícula durante la sedimentación.

Un balance macroscópico sobre una partícula en sedimentación es:

Fuerza gravitacional + Fuerza de empuje + Fuerza de arrastre = 0

de donde resulta que:

F

d

=

(

F +

g

F

e

FFF++

ged

)

=

Vg

pp

= 0

Vg = Vg

fp

p

f , y la aceleración de

F depende solamente del volumen de la

partícula

independiente de su forma. Por lo tanto, el diámetro equivalente hidrodinámico es igual al diámetro equivalente volumétrico:

Como la diferencia de densidades entre la partícula y el fluido,

gravedad son constantes, La fuerza de arrastre

d

p

V . Esto significa que partículas del mismo volumen sufrirán el mismo arrastre

p

dd

hv

6 = V p
6
=
V
p

1 3

2.1.2 Tamaño nominal y factores de forma

La diversidad en la definiciones de tamaño de partículas y dado que hemos establecido que son la superficie y el volumen de una partícula lo que realmente nos interesa, agreguemos a éstos conceptos la longitud y establezcamos como premisa que son necesarios cuatro parámetros para describir granulométricamente una partícula. El conjunto elegido es el tamaño nominal, la longitud, la superficie y el volumen de la partícula. Los tres últimos, a su vez, dependen del tamaño nominal, y el conjunto lo podemos escribiremos en la forma [x,L(x),S(x),V(x)] (Concha et al. 1973a).

Si suponemos que existe similitud geométrica entre las diversas partículas, lo que se manifiesta en que partículas de distintos tamaños tienen la misma forma, es posible definir tres parámetros, constantes para cada material, el factor de forma lineal

, tal que se

, el factor de forma superficial cumpla:

s y el factor de forma volumétrico

v

L(x) =

x ,

S(x)=

s

x

2

,

V(x)=

v

x

3

(2.6)

Es así como el sistema de cuatro variables [x,L(x),S(x),V(x)] puede ser

sustituido ventajosamente por el nuevo sistema [

, variable, el tamaño nominal, y tres parámetros constantes, los factores de forma.

La elección del tamaño nominal es totalmente arbitraria para un sistema de partícula, pero una vez escogido, debe ser utilizado para todo el sistema. Dos son los

] , constituido por una

x,

s

,

v

Fernando Cocha A.

6

Propiedades de Sistemas Particulados

tamaños nominales más utilizados, el tamaño de Feret y el tamaño de Martín. Estos tamaños provienen de la medición de partículas al microscopio. Se denomina tamaño de Feret la distancia entre dos líneas paralelas y tangentes a la partícula, trazadas perpendicularmente a la dirección de la medición. El tamaño de Martín es la distancia en la dirección de la medición entre paralelas, perpendiculares a la dirección de la medición, que dividen la imagen proyectada de la partícula en dos partes iguales. Ver figura 2.3.

x x x Tamaño de Feret x x x Tamaño de Martin Dirección de la
x
x
x
Tamaño de Feret
x
x
x
Tamaño de Martin
Dirección de la medición

Fig. 2.3 Tamaños nominales de Feret y Martín.

Debemos estar conscientes que en todo estudio microscópico se observa cortes de una partícula y las únicas mediciones posibles son en estas secciones planas bidimensionales. Existe un amplio campo de estudio, llamado estereología, que permite proyectar a tres dimensiones los resultados de mediciones hechas en secciones planas. En este capítulo no entraremos en esos detalles y utilizaremos el tamaño de Feret como tamaño nominal.

En algunos casos es conveniente reemplazar, o complementar, los parámetros definidos por (2.6) con la superficie proyectada de una partícula S p sobre un plano, tal que:

S

p

=

p

x

2

(2.7)

Fernando Cocha A.

Capítulo 2 Análisis Granulométrico

7

2.1.3 Relaciones entre diámetros equivalentes y el tamaño nominal

Con las definiciones de las dos secciones anteriores se puede relacionar los

diámetros equivalentes con el tamaño nominal. Reemplazando las expresiones de S(x)

y V(x) desde (2.6) en (2.1), (2.2) y (2.3) se obtiene, respectivamente:

d

v

13 12 6 6 vsv = x, d == x, d s sv s 13
13
12
6
6
vsv
=
x,
d
== x, d
s
sv
s
13
12
s
x
=
6
d
==
v
dd 6
s
sv
vs
v

x

(2.8)

(2.9)

2.2 DESCRIPCIÓN DE LA FORMA DE UNA PARTÍCULA

Las partículas, en general, poseen formas irregulares, por lo que un análisis granulométrico no se debe restringir al tamaño de las partículas sino que debe contemplar también su forma. Tal como para el tamaño existe un gran número de parámetros que miden la forma de las partículas (Jones y Barbery 1975), pero en su

mayoría, pueden ser derivados del conjunto fundamental [

(Concha et al

1973b). Mencionaremos solamente dos ejemplos, la esfericidad y la circularidad, el primer caso para un sistema tri-dimensional y el segundo para uno bi-dimensional.

Cuando se desea una descripción muy precisa de la forma de la partícula se recurre al análisis de Fourier. Este método (Ehrlich y Weinberg 1970) consiste en describir la superficie de las partículas mediante un vector, con origen en el centro de masa de la partícula, que depende de los dos ángulos de las coordenadas esféricas y . Para una partícula esférica el radio es una constante y para partículas irregulares se puede expresar como una suma de términos denominados armónicas esféricas. Como la determinación de los coeficientes de esta serie, denominada serie de Fourier, es muy difícil, se recurre a la representación bi-dimensional de la imagen de la partícula. En este caso, se representa la periferia de la imagen mediante un vector formado por una serie de Fourier términos del ángulo de las coordenadas cilíndricas.

x,

,

s

,

v

]

2.2.1 Esfericidad

Se denomina esfericidad (Wadell 1935), y se la designa mediante el símbolo ,

a la razón entre la superficie de una esfera S e y la superficie de una partícula S p que

tienen el mismo volumen

V e

= V . Entonces: p S SV S e ee e =∫ ∫ S SV
= V . Entonces:
p
S
SV
S
e
ee
e
=∫
S
SV
S
p
pp
p

(2.10)

Fernando Cocha A.

8

Propiedades de Sistemas Particulados

donde

S

e

y

S

p son las

superficies

específicas

de

la

esfera

y

de

la

partícula.

Reemplazando (2.3) tanto en el numerador como en el denominador de (2.10), resulta:

6d d v sv = = 6d d sv v
6d
d
v
sv
=
=
6d
d
sv
v

(2.11)

Finalmente usando las expresiones (2.8) obtenemos finalmente:

=

(

36

)

2 3 1 3 v
2 3
1 3
v

s

(2.12)

2.2.2 Análisis de Fourier

Para una imagen plana, por ejemplo para una imagen obtenida al microscopio, el radio vector “R” se puede expresar en coordenadas cilíndricas como una función del ángulo (Schwarcz and Shane 1969):

R

()

=

R

+

R

0n

n

=

1

(

cos n

n

)

(2.13)

donde R 0 es una constante igual al radio del círculo con igual área que la partícula, R n es la amplitud de la armónica, es el ángulo polar y es el desfase. El centro del radio R( ) es el centro de gravedad de la figura, el que se puede obtener dividiendo la figura en polígonos y obteniendo el centro de gravedad de éstos.

Para el ejemplo de la figura 2.4 se usaron tres armónicas con la ecuación:

(

R

)

=

1+ 0.18cos 2

()

o

148 +

0.13cos 3

()

174

o

( R ) = 1 + 0.18cos 2 () o 148 + 0.13cos 3 () 174

Fig. 2.4 Partícula representada por una serie de Fourier con tres armónicas.

En general, las armónicas de bajo orden dan la forma a la imagen y las armónicas de alto orden dan los detalles más pequeños de la forma, a los cuales se les denomina rugosidad. Es común trabajar con 20 armónicas y, en algunos casos, hasta

70.

Fernando Cocha A.

Capítulo 2 Análisis Granulométrico

9

Capítulo 2 Análisis Granulométrico 9 a) Armónica de segundo orden. b)Armónica de quinto orden. Fig. 2.5

a) Armónica de segundo orden.

b)Armónica de quinto orden.

Fig. 2.5 Efecto del orden de las armónicas en la simulación de la rugosidad.

2.3 DISTRIBUCIÓN DE TAMAÑO DE UN SISTEMA PARTICULADO

Una vez definido el tamaño nominal de una partícula, es necesario cuantificar con qué abundancia aparece este tamaño en el sistema particulado. Para ello se utiliza las funciones frecuencia y funciones distribución del sistema. (Hatch, T. and Choate

1929).

2.3.1

Medidas de la distribución

La función frecuencia se define de manera tal, que la frecuencia relativa f (x)dx tiene el siguiente significado ver figura 2.6:

f (x)dx

=

probabilidad de encontrar en el sistema particulado una particula de tamaño

comprendido entre x y x+dx, o

fraccion de particulas del sistema con tamaños comprendidos entre x y x+dx

30 25 20 15 10 5 0 0.0 10.0 20.0 30.0 40.0 50.0 60.0 70.0
30
25
20
15
10
5
0
0.0
10.0
20.0
30.0
40.0
50.0
60.0
70.0
80.0
Función frecuencia relativa

Tamaño de partícula en micrones

Fig. 2.6 Función frecuencia y frecuencia relativa.

Fernando Cocha A.

10

Propiedades de Sistemas Particulados

Si extendemos el rango de tamaño de las partículas a 0 x de encontrar una partícula de tamaño x es 1, es decir:

, la probabilidad

 

0

f (x)dx

=

1

(2.14)

Esta expresión recibe el nombre de condición de normalización, y asegura que la función frecuencia esté expresada como fracción.

Restringiendo el rango de partículas de tamaño a 0 x , podemos definir una segunda función F(x), denominada función distribución, con el siguiente significado, ver figura 2.7:

F(x)

=

probabilidad de encontrar en el sistema una particula con tamaño

menor a x, o

fraccion de particulas en el sistema con tamaño menor a x.

 

x

F(x)

=

0

f (

)d

y

f (x)

=

dF(x)

dx

(2.15)

El complemento a la función distribución F(x) se denota por R(x) y queda representada por:

 

R(x)

=

f (

)d

,

con

F(x)

+

R(x)

=

1

(2.16)

 

x

Las figuras 2.7 y 2.8 muestran la representación gráfica de las ecuaciones F(x) y R(x).

100.0 90.0 80.0 70.0 60.0 50.0 40.0 30.0 20.0 10.0 - 0.0 10.0 20.0 30.0
100.0
90.0
80.0
70.0
60.0
50.0
40.0
30.0
20.0
10.0
-
0.0
10.0
20.0
30.0
40.0
50.0
60.0
70.0
80.0
Función distribución inversa F(x)

Tamaño de partícula x en micrones

Fig. 2.7 Funciones distribución acumulativa inversa F(x).

Fernando Cocha A.

Capítulo 2 Análisis Granulométrico

11

100.00 90.00 80.00 70.00 60.00 50.00 40.00 30.00 20.00 10.00 - 0.0 10.0 20.0 30.0
100.00
90.00
80.00
70.00
60.00
50.00
40.00
30.00
20.00
10.00
-
0.0
10.0
20.0
30.0
40.0
50.0
60.0
70.0
80.0
Función distribución directa R(x)

Tamaño de partícula x en micrones

Fig.2.8 Función distribución acumulativa R(x).

2.3.2 Parámetros de la distribución

La distribución de tamaños de un sistema particulado se puede caracterizar mediante dos parámetros, el valor medio , que mide la tendencia central, y la varianza 2 , que mide la dispersión de la distribución. Ambos parámetros pueden ser escritos en la forma:

• = 0
=
0

xf (x)dx

y

• 2 = 0
2
=
0

(

x

)

2 f (x)dx

(2.17)

La raíz de la varianza recibe el nombre de desviación estándar .

En ocasiones se utiliza como medida de dispersión el coeficiente de variación

y el valor medio del

C v , definido como el cuociente entre la desviación estándar sistema particulado:

C

v

=

(2.18)

Otro parámetro usado frecuentemente es la media de la distribución. Designada

por

designación se puede generalizar definiendo como x al valor de x que resulta en una función distribución de 0.01 :

=

) = 0.5 . Esta

x

50

, la media es el valor de la variable x que resulta en un valor

F(x

50

F(x

)

0.01

(2.19)

2.3.3 Funciones frecuencia inducidas por la medición

Los métodos de medición de la función frecuencia, tales como el tamizaje o el cuenteo al microscopio, introducen una complicación, ya que las mediciones entregan

Fernando Cocha A.

12

Propiedades de Sistemas Particulados

la función frecuencia en unidades diferentes. Por ejemplo, el tamizaje mide el peso (o volumen) de las partículas en un cierto rango, mientras que el cuenteo al microscopio mide el número de partículas en el rango. Por esta razón se hace necesario encontrar una forma de convertir los resultados obtenidos mediante un método en los obtenidos con otro. Con este objetivo se define las siguientes frecuencias relativas:

f

f

0

1

f

f 3

2

(x)dx

(x)dx

(x)dx

(x)dx

= numero de particulas con tamaños entre x y x+dx

= longitud de particulas con tamaños entre x y x+dx

= superficie de particulas con tamaños entre x y x+dx

= volumen de particulas con tamaños entre x y x+dx

Debemos dejar explícita la restricción que estas definiciones son válidas solamente para un material uniforme y homogéneo

Como cada función frecuencia debe cumplir la condición de normalización, ecuación (2.14), se debe cumplir:

0

f (x)dx

j

=

1 ,

x

F (x)

=

f (

)d

,

R (x)

j

=

jj

0x

f (

j

)d

,

f (x)

j

=

dF (x)

j

dx

(2.20)

donde j=0, 1, 2 y 3.

La relación entre las diversas funciones frecuencia se deriva de su propia definición, ya que las partículas de un sistema cuyo tamaño se encuentra comprendido

entre x y x+dx, tendrán una longitud total

(x)dx multiplicado por la longitud de las partículas de tamaño x, L(x) y por un

, que da cuenta del hecho que no todas las partículas en el rango entre x y

f 1 (x)dx igual al número de partículas,

f

0

factor

1

x+dx tienen exactamente la longitud L(x) . Similarmente se puede analizar los casos de

superficie y volumen. Entonces:

Longitud:

Superficie:

Volumen:

Los parámetros 12 3

f

1

f

2

f

3

(x)dx =

(x)dx =

(x)dx =

y

L(x)f

10

S(x)f

20

V(x)f

30

(x)dx

(x)dx

(x)dx

(2.21)

(2.22)

(2.23)

se pueden obtener integrando las expresiones (2.21) a (2.23):

,

0

L(x)f (x)dx

10

1

1

=

1

(2.24)

0

L(x)f (x)dx

0

0

0

S(x)f (x)dx

20

V(x)f (x)dx

30

1

1

2

3

=

=

1

(2.25)

0

S(x)f (x)dx

0

1

0

V(x)f (x)dx

0

(2.26)

Fernando Cocha A.

Capítulo 2 Análisis Granulométrico

13

Reemplazando (2.24) a (2.26) en (2.21) a (2.23) y tomando en cuenta que L(x), S(x) y V(X) se pueden expresar mediante la ecuación (2.6), obtenemos finalmente:

xf (x)

0

2

x f

s0

(x)

3

x f

v0

(x)

f (x)

== f (x)

12

x0

2

xf (x)dx

0

,

0

v

3

x f (x)dx

0

f (x)

3

=

, f (x)dx

••

00

como los factores de forma

,

s

y

v

son constantes, las ecuaciones se simplifican a:

xf (x)

2

x f

(x)

3

x f

(x)

f (x)

== f (x)

,

000

f (x)

3

=

12

xf (x)dx

2

x f (x)dx

,

3

x f (x)dx

••

00

000

0

Estas

relaciones:

relaciones

se

pueden

generalizar

mediante

cualquiera

de

las

f (x) =

j

 

x

j

f (x)

0

f (x)

=

x

jk

f (x)

k

j

f (x)dx

0

o

j

jk

f (x)dx

k

0

x

0

x

(2.27)

siguientes

(2.28)

2.3.4 Momentos y tamaños promedios de una distribución

De las expresiones (2.24) a (2.26) se puede observar que:

1 = L(x) 1 1 = S(x) 2 1 = V(x) 3
1
=
L(x)
1
1
=
S(x)
2
1
=
V(x)
3

L(x)f (x)dx

0

S(x)f (x)dx

0

V(x)f (x)dx

0

Utilizando las definiciones (2.6) y comparando con la expresión (2.17), podemos denominar tamaños promedio lineal, promedio superficial y promedio volumétrico a las expresiones:

 

xf (x)dx

 

L

=

 

x

 

0

0

10

S

 

2

x f (x)dx

0

 

2

=

x

 

s

20

 

0

V

 

3

x f (x)dx

0

 

3

=

x

 

v

0

30

   

(2.29)

(2.30)

(2.31)

La designación de

3 y el suscripto de f(x) es 0, en las integrales de (2.29) y de (2.31).

x

10

, x

20

y x

30

proviene del hecho que los exponentes de x son 1, 2 y

Fernando Cocha A.

14

Propiedades de Sistemas Particulados

Es lógico que la designación de los promedios se puede generalizar usando el ”

para el

valor “i=1, 2, 3,

para

el exponente de “x” y el valor

“j=0,

1,

2,

3,

suscripto de f(x), dando como resultado la expresión:

x

ij

=

0

i

x f (x)dx

j

1 i

(2.32)

Esta expresión i j momentos de la distribución. Sólo algunos de estos momentos tienen significado físico. Ya hemos utilizado los valores de j=0 e i=1,2,3 para definir los promedios lineal, superficial y volumétrico, según (2.29) a (2.31). Otros momentos importantes resultan para i=1 y 4 y j=0, 2 y 3.

La función frecuencia con el valor de j=2 corresponde a una distribución en superficie, por lo que este promedio está relacionado con la superficie promedio del sistema de partículas.

i

=

1, j

=

2

x

12

=

0

xf (x)dx

2

(2.33)

La función frecuencia con el valor de j=3 corresponde a una distribución en volumen, por lo que este promedio se lo denomina promedio lineal-volumétrico o promedio en peso.

i

=

1, j

=

3

x

13

=

0

xf (x)dx

3

(2.34)

La función frecuencia con el valor de j=0 e i=4, no corresponde a ningún promedio, pero el momento es importante porque aparece en el cálculo del promedio lineal-volumétrico, como veremos luego.

i

=

4, j

=

0

x

40

=

0

4

x f (x)dx

0

(2.35)

2.3.5 Diámetros equivalentes de una distribución

En la misma forma como se definió los diámetros equivalentes para una partícula, se los puede definir para un sistema de partículas de diversos tamaños, sustituyendo la propiedad pertinente por su valor promedio en el sistema. Así podemos escribir:

Diámetro equivalente volumétrico:

Diámetro equivalente superficial:

Diámetro equivalente volumétrico-

Superficial:

1 3 6 d = x v v 1 2 s d x = s
1 3
6
d
=
x
v
v
1 2
s
d
x
=
s
20
v
d
=
6x
sv
12
s

30

(2.36)

(2.37)

(2.38)

Fernando Cocha A.

Capítulo 2 Análisis Granulométrico

15

2.3.6 Relación entre los tamaños promedio

Es conveniente disponer de ecuaciones para convertir un promedio en otro. Para ello reemplacemos las expresiones (2.28) en (2.32) para obtener:

• i + j x f (x)dx i + j x 0 i i +
i
+
j
x
f (x)dx
i
+
j
x
0
i
i
+
0
j,0
x
=
ij
j
j
x
x f (x)dx
j,0
0
0

(2.39)

• i + jk x f (x)dx i + jk i x k 0 i
• i +
jk
x
f (x)dx
i
+ jk
i
x
k
0
i
+
j
k,k
x
=
ij
j
k
x j k
x
f (x)dx
j k,k
k
0

x

12

y

x

13

(2.40)

Ejemplo 2.2

Encontrar la relación entre los promedio

x

20

, volumétrico

x

30

momento

x

y los promedios lineal

x

10

,

40 , según (2.29) a (2.35). Usemos la expresión

superficial

(2.39) con i=1, j=2 y 3 y k=0:

3 • x 30 x = xf (x)dx = 12 2 2 0 x 20
3
x
30
x
=
xf (x)dx
=
12
2
2
0
x
20
4
• x
40
x
=
xf (x)dx
=
13
3
0
x 3
30

(2.41)

(2.42)

12 es igual al cuociente entre los

tamaños promedio volumétrico y superficial. Por esta razón este tamaño recibe el nombre de tamaño promedio volumétrico-superficial.

La relación (2.41) muestra que el tamaño promedio

x

2.3.7 Varianza de una distribución

De acuerdo a la definición de varianza, según (2.17), para una función frecuencia f (x) podemos escribir (Leschonski y Koglin 1974a):

j

Reemplazando

2

j

=

0

(

x

x

1j

)

2

f (x)dx

j

f (x) desde (2.28) obtenemos las dos expresiones:

j

2

j

2

j

=

=

(

x

x

1j

)

2

j

x f (x)dx

0

 

0

   
 

j

x f (x)dx

0

 

0

(

x

x

1j

)

2

x

j k

f (x)dx

k

0

   
 

x

j k

f (x)dx

k

 

0

(2.43)

(2.44)

(2.45)

Fernando Cocha A.

16

Propiedades de Sistemas Particulados

2.3.8 Superficie específica de una distribución

En forma similar a como definimos la superficie especifica de una partícula, podemos definir la superficie específica de un sistema particulado como la superficie promedio por unidad de volumen promedio del sistema.

2 S == S(x) x 1 s 20 s ∫ 3 V(x) x x v
2
S == S(x)
x
1
s
20
s
3
V(x)
x
x
v
30
v
12

(2.46)

Debido a que la superficie específica se determina generalmente midiendo la permeabilidad del sistema, el tamaño promedio diámetro volumétrico superficial se

denomina también, diámetro de permeabilidad, y se lo designa por ecuación (2.38)).

ver

d

k

( d

sv

,

d

k

=

6 v = 6x S s
6
v
=
6x
S
s

12

(2.47)

2.4 REPRESENTACIÓN EMPÍRICA DE UNA DISTRIBUCIÓN

La medición de las funciones frecuencia y distribución de un sistema particulado y su representación gráfica, ha requerido establecer ecuaciones empíricas que describan la distribución y permitan calcular los parámetros esenciales. No todas las ecuaciones que se ha propuesto, y que se usan en la práctica, cumplen este requisito, como veremos en esta sección. Las funciones más utilizadas son (1) la distribución de Schuhman, (2) la distribución de Rosin-Rammler, (3) la distribución de Tres Parámetros, (4) la frecuencia normal, (5) la frecuencia logaritmo-normal y (6) la distribución Gamma.

2.4.1 Función distribución de Schuhman

La función de Schuhman, también conocida como función distribución de Gates- Gaudin-Schuhman, es la función matemática más utilizada en América para representar la distribución de un sistema particulado en Mineralurgia. La función se utiliza, generalmente, para representar la distribución en volumen F 3 (x), más comúnmente denominada distribución en peso, según:

F (x)

3

=

x

k

m

(2.48)

donde k es el tamaño máximo de la distribución y recibe el nombre de módulo de

tamaño y m es el valor de la pendiente en un gráfico de

recibe el nombre de módulo de posición. Tomando el logaritmo de (2.48) se obtiene:

y

log F (x) versus log x

3

,

log F (x) = mlog x mlog k

3

Fernando Cocha A.

Capítulo 2 Análisis Granulométrico

17

1 k=100 0.1 m=0.8 0.01 1 10 Tamaño x 100 1000 Función distribución F3(x)
1
k=100
0.1
m=0.8
0.01
1
10
Tamaño x
100
1000
Función distribución F3(x)

Fig. 2.9 Función de distribución de Schuhman, según (2.48) para k=100 y m=0.8.

Los parámetros k y m son:

log F (x ) log F (x 3 2 3 1) kx = y m
log F (x
)
log F (x
3
2
3
1)
kx
=
y m =
F 3 (x)
= 1
log x
log x
2
1
La función frecuencia del sistema se calcula de (2.15):
m
1
dF (x)
m
x
3
f
(x) =
=
3
dx
k
k

(2.49)

(2.50)

El defecto de esta función frecuencia es que no tiene un máximo, como se ve en la figura siguiente.

Fernando Cocha A.

18

Propiedades de Sistemas Particulados

0.020 m<1 m=1 m>1 0.015 0.010 0.005 0.000 0 200 400 600 800 1000 1200
0.020
m<1
m=1
m>1
0.015
0.010
0.005
0.000
0
200
400
600
800
1000
1200
Función frecuencia f 3 (x)

Tamaño x en micrones

Fig. 2.10 Función frecuencia de Schuhman f 3 (x) según ecuación (2.50).

Los principales parámetros de la distribución pueden ser obtenidos desde su definición:

Tamaño

Tamaño

x

x

13

12

:

:

Varianza

• k m m m x = xf (x)dx == x dx k 13 3
k
m
m
m
x
=
xf (x)dx
==
x
dx
k
13
3
m
0
0
k
m1
+
1
m
2
1
f (x)
k m
m1x
3
m
2
==
dx
x
dx
=
x
0
x
0
k
m m
1k
k
12
0
m
1 k
si
m
> 1
k
=•
si
m =
1
si
m <
1
2
m1
k
mk
m x
2
2
=
(
x
x
)
f (x)dx =
x
3
13
3
0
0
m1
+
kk
2
=
2
m
m
2
k
m
+ 2
(
m
+ 1
)
2

dx

(2.51)

(2.52)

(2.53)

Obviamente el valor del tamaño volumétrico-superficial no es satisfactorio, ya que daría una superficie específica infinita para valores de m 1 . Se puede concluir, que la función de distribución de Schuhman sirve solamente para representar

Fernando Cocha A.

Capítulo 2 Análisis Granulométrico

19

gráficamente datos experimentales, pero no se puede hacer cálculos con los parámetros obtenidos de la función.

2.4.2 Función distribución de Rosin-Rammler

La función distribución más utilizada en Europa para describir la distribución en peso es la de Rosín-Rammler. Esta función tiene la siguiente forma:

F (x)

3

m x = 1 exp x 0
m
x
=
1
exp
x
0

(2.54)

donde x 0 es el tamaño característico y m es el coeficiente de uniformidad. Es fácil

demostrar que para partículas pequeñas, esto es, para

Rammler se transforma en la distribución de Schuhman. Efectivamente, expandiendo en serie de potencial el exponencial tenemos:

x << x la función de Rocín-

0

F (x)

3

=

1

1

m

x

1x

2m

1x

+

x

2 x

00

3! x

0

3m

+

Para pequeños valores de x, se puede conservar solamente el primer término,

obteniéndose la función de Schuhman con

k = x

0 .

La función frecuencia es:

f (x)

3

 

m1

m

 

mx

x

=

 
 

esp

 

xx

00

x

0

(2.55)

Esta función frecuencia presenta un máximo solamente para valores de m>1, como se ve en la figura 2.11.

Con el objetivo de graficar la función de distribución de Rosin-Rammler, se acostumbra hacer la siguiente transformación:

R (x)

3

=

1

F (x) =

3

exp

m x x 0
m
x
x
0

Invirtiendo y tomando el logaritmo natural tenemos:

Fernando Cocha A.

20

Propiedades de Sistemas Particulados

Función frecuencia de Rosin-Rammler

0.03

0.02

0.01

0

m=0.8 m=1 m=1.2 0 50 100
m=0.8
m=1
m=1.2
0
50
100

Tamaño en micrones

Fig. 2.11 Función frecuencia de Rosin-Rammler para x 0 =100 micrones y m=0.8, 1 y 1.2.

ln

1

x

R (x)

3

x

0

=

m

Tomando ahora logaritmo decimal resulta:

log ln

1

R (x)

3

=

mlog x

mlog x

0

(2.56)

Graficando esta expresión en un papel especial, denominado papel Rosin-Rammler, definido como loglog recíproco (0.1 a 99.9) x tres ciclos log se obtiene la figura 2.12.

El parámetro x 0 corresponde al valor de recta.

F (x ) = 0.3679

3

0

y m es

la

pendiente de la

(2.57)

(2.58)

(2.59)

Los principales parámetros de la distribución son:

x

13

x

:

12

es:

3 2 :

m + 1 x = = x 13 0 m x m 1 0 1
m
+
1
x
=
=
x
13
0
m
x
m
1
0
1
x
=
12
m
m
m2
+
m1
+
222
2
=
=
x
3
0
m
m

Tamaño

El tamaño

La varianza es

Fernando Cocha A.

Capítulo 2 Análisis Granulométrico

21

Capítulo 2 Análisis Granulométrico 2 1 Fig. 2.12 Función distribución en papel de Rosin-Rammler. 2.4.3 Función

Fig. 2.12 Función distribución en papel de Rosin-Rammler.

2.4.3 Función frecuencia normal

Datos experimentales de análisis granulométrico al microscopio, que miden el número de partículas, dan muchas veces una distribución normal. Ese no es el caso de mediciones de superficie o masa. Para la distribución normal, la frecuencia y distribución están dadas por:

Frecuencia:

f

0

(x) =

1

2
2
2 1x exp con 2
2
1x
exp
con
2

+•

f (x)dx

=

1

(2.60)

La figura 2.13 muestra una curva de frecuencia probabilística.

exp con 2 +• • f (x)dx = 1 (2.60) La figura 2.13 muestra una curva

Fernando Cocha A.

22

Propiedades de Sistemas Particulados

Fig. 2.13 Curva de frecuencia probabilística.

x 2 1 = exp 2 2 0 son el valor medio y la
x
2
1
=
exp
2
2
0
son el valor
medio y la

Función distribución:

F (x)

0

y

Donde los parámetros continuación.

El valor de la integral (2.61) para varios valores de tabla siguiente.

d

(2.61)

varianza, como se verá a

(x

)
)

se muestra en la

Tabla 2.1 Tabla de la integral de probabilidad normal

x x 2 1 F (x) = exp d 0 2 2 0 0 0.5000
x
x
2
1
F (x)
=
exp
d
0
2
2
0
0
0.5000
0.5
0.6915
1.0
0.8413
1.5
0.9332
2.0
0.9772
3.0
0.9987
4.0
0.99997

De la tabla se puede observar que para x = , F(x)=0.5. esto significa que representa la mediana de la distribución:

(2.62)

Por otra parte para

= x x x
= x
x
x

50

= 1

84.31

, F(x)=0.8413.

x

50

= 1

Por esta razón podemos escribir

, de donde se puede calcular :

=

x

84.31

x

50

(2.63)

Los tamaños promedio y la varianza son:

Fernando Cocha A.

Capítulo 2 Análisis Granulométrico

23

x 10 Tamaño x : = 1 10 2 2 x Tamaño x : 20
x
10
Tamaño
x
:
= 1
10
2
2
x
Tamaño
x
:
20
=
1
+
20
3
2
x
Tamaño
x
:
30
=
1
+
3
30
4
2
x
Momento
x
:
30
=+ 16
+
3
40
Tamaño
x
:
13
Tamaño
x
:
12

4

2 4 16 + + x 3 13 = 2 1 + 3 2 1
2
4
16 +
+
x
3
13
=
2
1
+
3
2
1
+
3
x
12
=
2
1
+

(2.64)

(2.65)

(2.66)

(2.67)

(2.68)

(2.69)

De las expresiones (2.62) y (2.64) se desprende que el valor medio y la media son iguales para la distribución normal.

Media

(2.70)

x

50

= xx

10

x

50

:

Varianza:

Esta expresión muestra que 2 es la varianza de la distribución.

El defecto de esta función distribución es que tiene como valor mínimo -vez de cero.

2

:

22

=

0

x

20

x =

10

2

2

(2.71)

en

2.4.4 Función frecuencia logaritmo-normal

Ha sido demostrado por varios autores (Hatch and Choate, 1929, Epstein 1947, 1948) que el tamaño de productos de la fracturación de sólidos de origen mineral producen una distribución logaritmo-normal, esto es, el logaritmo del tamaño está distribuido normalmente. Por otra parte, es fácil demostrar que si un sistema de partículas tiene una distribución normal en número, también lo tendrá en cualquiera de

Fernando Cocha A.

24

Propiedades de Sistemas Particulados

las otras formas de medir la probabilidad, longitud, superficie o volumen. Las funciones frecuencia y distribución están dadas por:

Función frecuencia:

Normalización:

Función distribución:

donde los parámetros continuación.

1 f j (x)dx = 2 ln +• f (x)dx = 1 j 0 x
1
f
j (x)dx
=
2
ln
+•
f (x)dx
= 1
j
0
x
1
F
(x)
=
j
0
2
ln

exp

exp

f (x)dx = 1 j 0 x 1 F (x) = j 0 2 ln exp

f (x)dx = 1 j 0 x 1 F (x) = j 0 2 ln exp

2

2

dx

(2.72)

(2.73)

(2.74)

y

son el valor

medio y la varianza, como se verá

a

30 25 20 15 10 5 0 1.0 10.0 100.0 Frecuencia relativa f(x)
30
25
20
15
10
5
0
1.0
10.0
100.0
Frecuencia relativa f(x)

Tamaño de partícula x en micrones

Fig. 2.14 Frecuencia logaritmo-normal

Los tamaños promedio y la varianza son:

Tamaño

x

10

:

Tamaño

Tamaño

x

x

20

30

:

:

Momento

x

40 :

x 1 10 ln = ( ln ) 2 0 2 x 20 ln =
x
1
10
ln
=
(
ln
) 2
0
2
x
20
ln
=
1
(
ln
) 2
0
x
3
30
ln
=
(
ln
) 2
0
2
x
40
ln
=
2
(
ln
) 2
0

(2.75)

(2.76)

(2.77)

(2.78)

Fernando Cocha A.

Capítulo 2 Análisis Granulométrico

25

x 5 2 13 Tamaño x : ln = ( ln ) 13 0 2
x
5
2
13
Tamaño
x
: ln
=
(
ln
)
13
0
2
x
5
12
Tamaño
x
: ln
=+
(
ln
) 2
12
0
2
Media
x
= xx∫
50 :
x 50
10
22
2
Varianza:
2 :
=
x
x
0
20
10

(2.79)

(2.80)

(2.81)

(2.82)

2.4.5 Función distribución Gamma

La distribución Gamma ha sido propuesta por diversos autores como una adecuada representación de la granulometría de un sistema particulado producido por reducción o crecimiento de tamaño (Becke 1964, Randolph y Larson 1971). Las funciones de frecuencia y distribución son:

f (x) =

3

F (x) =

3

Normalización:

a a ab a a z exp ( z ) a x exp x ∫
a
a
ab
a
a
z exp
(
z
)
a
x
exp
x
con z =
( a +
1b
)
b
(
+ a
1
)
b
x
1
ab
a
exp
x
(
)
dx
∫+ P a
1,z
(
a1 +
)
(
+ a1
)
b
0

0 f (x)dx

3

=

1

Los tamaños promedio resultan ser:

b x = 13 a x 12 = b
b
x
=
13
a
x
12 = b

(

+

a1

)

x

(2.83)

(2.84)

(2.85)

(2.86)

(2.87)

De estas dos expresiones se obtiene el valor de los parámetros a y b:

a =

x 12 yb = x x x 13 12
x
12 yb
=
x
x
x
13
12

12

(2.88)

Esto significa que los parámetros a y b pueden ser obtenidos directamente de los datos

experimentales calculando los promedios

La tabla 2.3 muestra valores para la función Gamma

x

12

y x

13

.

Fernando Cocha A.

26

Propiedades de Sistemas Particulados

2.5 DISTRIBUCIÓN DISCRETA DE TAMAÑOS

En las secciones anteriores hemos supuesto implícitamente que el tamaño es una variable continua y hemos usado esta propiedad para integrar o derivar las funciones frecuencia o distribución de tamaño respectivamente. Sin embargo, los métodos disponibles para medir experimentalmente la distribución de tamaños de un sistema particulado entregan datos en forma discreta, esto es, miden la fracción de partículas contenidas en sucesivos intervalos finitos.

2.5.1 Definiciones

Consideremos, por ejemplo, fracciones de partículas contenidas entre tamaños con valores x a y x b . Si estos intervalos son suficientemente cercanos se puede definir una variable frecuencia relativa discreta f ab definida por:

f

ab

=

x

b

x

a

f (x)dx

F

()

x

b

F

()

x

a

(2.89)

Si evaluamos la integral mediante el teorema del valor medio, resulta:

Tabla 2.3 Valores de la función Gamma (n)

n

(n)

n

(n)

n

(n)

n

(n)

 

1.00

1.00000

1.25

0.90640

1.50

0.88623

1.75

0.91906

1.01

0.99433

1.26

0.90440

1.51

0.88659

1.76

0.92137

1.02

0.98884

1.27

0.90250

1.52

0.88704

1.77

0.92376

1.03

0.98355

1.28

0.90072

1.53

0.88757

1.78

0.92623

1.04

0.97844

1.29

0.89904

1.54

0.88818

1.79

0.92877

1.05

0.97350

1.30

0.89747

1.55

0.88887

1.80

0.93138

1.06

0.96874

1.31

0.89600

1.56

0.88964

1.81

0.93408

1.07

0.96415

1.32

0.89464

1.57

0.89049

1.82

0.93685

1.08

0.95973

1.33

0.89338

1.58

0.89142

1.83

0.93969

1.09

0.95546

1.34

0.89222

1.59

0.89243

1.84

0.94261

1.10

0.95135

1.35

0.89115

1.60

0.89352

1.85

0.94561

1.11

0.94740

1.36

0.89018

1.61

0.89468

1.86

0.94869

1.12

0.94359

1.37

0.88931

1.62

0.89592

1.87

0.95184

1.13

0.93993

1.38

0.88854

1.63

0.89724

1.88

0.95507

1.14

0.93642

1.39

0.88785

1.64

0.89864

1.89

0.95838

1.15

0.93304

1.40

0.88726

1.65

0.90012

1.90

0.96177

1.16

0.92980

1.41

0.88676

1.66

0.90167

1.91

0.96523

1.17

0.92670

1.42

0.88636

1.67

0.90330

1.92

0.96877

1.18

0.92373

1.43

0.88604

1.68

0.90500

1.93

0.97240

1.19

0.92890

1.44

0.88581

1.69

0.90678

1.94

0.97610

1.20

0.91817

1.45

0.88566

1.70

0.90864

1.95

0.97988

1.21

0.91558

1.46

0.85560

1.71

0.91057

1.96

0.98374

1.22

0.91311

1.47

0.88563

1.72

0.91258

1.97

0.98768

1.23

0.91075

1.48

0.85575

1.73

0.91467

1.98

0.99171

1.24

52.00000

1.49

0.85595

1.74

0.91683

1.99

0.99581

 

2.00

1.00000

Para otros valores de n, use la tabla y haga sucesivas aplicaciones de la siguiente

relación: (n+ 1)=

n

(n) .

Fernando Cocha A.

Capítulo 2 Análisis Granulométrico

27

f

(

x

ab

)

=

()

Fx

b

()

Fx

a

x

b

x

a

(2.90)

donde

frecuencia relativa f ab queda definida por:

x

x

ab

es el valor medio del tamaño en el intervalo

f

ab

(

= fx

ab

)

xx=

b

x

a

. Entonces la

(2.91)

Supongamos que un método de análisis granulométrico separa el sistema particulado en n fracciones de tamaños. Es costumbre utilizar el índice “i” para las funciones de tamaño discretas. Denominaremos rango de tamaño los valores extremos de tamaño que separan dos fracciones contiguas. Por ejemplo las fracciones f i-1 y f i describen el tamaño x i , tamaño superior del rango y las fracciones f i y f i+1 describen el tamaño x i+1 , tamaño inferior del rango. Ver figura 2.15.

El rango se escribe

. El sistema completo lo

dividiremos en n rangos de tamaño, con x 0 como el tamaño mayor y x n como el tamaño

recibirá

la designación

menor, según se muestra en la figura 2.16. El tamaño promedio del rango

xxx

i

=

i

+

i1

,

(

= fx

)

ii

x

.

con

x

i

xx

+

i1

x

i

x , tal que f

i

i