Breve historia de la lucha de los educadores venezolanos

Enviado por el prof. Luis Soto Pirela
El 15 de enero de 1932 marca la pauta del magisterio venezolano y de la educación del
país, un grupo de educadores reunidos en el edificio, situado entre las esquinas de
Salvador de León a Socarrás número 52, se funda la Sociedad Venezolana de Maestros
de Instrucción Primaria, allí funcionaba una librería del Dr Luis Beltrán Prieto
Figueroa. Estos maestros imbuidos del espíritu cívico de Don Simón Rodríguez, y
portadores de las innovaciones educativas, donde sobresale el espíritu de la Escuela
Activa o Nueva, cuya corriente impulsó al magisterio en medio de la zozobra, y la
brutal persecución, desafiando la hostilidad y las difíciles condiciones políticas que
imponía la dictadura de Juan Vicente Gómez.
Entre sus fundadores se encuentran Miguel Suniaga, Víctor M. Orozco, José Antonio
López, Luis Beltrán Prieto F., Santiago Schenelle, Luis Padrino, Rosa de Vanegas,
María Teresa Landaeta, Margot Lares, etc. La primera junta directiva de la Sociedad
quedó integrada de la siguiente manera: Presidente Miguel Suniaga, Vicepresidente
Víctor Manuel Orozco; Secretario José Antonio López; Subsecretaria Isabel Delgado
Sarmiento; Tesorera Ana Gertrudis Ohep; Bibliotecaria Virginia Martínez. Siendo Luis
Beltrán Prieto Figueroa quien propone el nombre de la naciente sociedad, - Sociedad
Venezolana de Maestros de Instrucción Primaria- SVMIP.
En 1934, la SVMIP creó un Seminario Pedagógico para efectuar investigaciones
educativas y cuyos resultados dan fe de la preocupación de los docentes venezolanos de
la época, por superar los problemas educativos. Debido a esa labor, que ponía en
entredicho la gestión del Ministerio de Instrucción Pública, en 1935 el Ministro Rafael
González Rincones, emitió un decreto ordenando a los maestros renunciar a la sociedad,
bajo pena de perder sus cargos. Este decreto fue complementado con persecuciones
constantes, lo que motivó la suspensión del trabajo que debió continuarse en la
clandestinidad.
A la muerte de Juan Vicente Gómez, asume la presidencia de la república Eleazar
López Contreras. En su régimen se abre un clima de libertades, retornan los exiliados,
se permite la fundación de partidos políticos, se funda la Confederación de Trabajadores
de Venezuela y aparece la Federación Venezolana de Maestros.
Con López Contreras la situación educativa y cultural comienza a cambiar. Se crea el
Instituto Pedagógico Nacional, se funda la primera Escuela Nacional Rural y se dicta la
nueva Ley de Educación.
DE 1936 HASTA 1979
En este periodo se afianza el modelo económico petrolero, masas de campesinos
emigran hacia los campos petroleros y hacia las ciudades que empiezan a crecer
rápidamente. La educación reflejó por una parte la creatividad social no estatal en torno
a la SVMIP, la cual va adquiriendo gran fuerza social, tras el liderazgo político del Dr.
Luis Beltrán Prieto Figueroa.
En 1936 la SVMIP presentó un Proyecto de Ley Orgánica de Educación Universitaria y
Media, conjuntamente con la Federación de Estudiantes de Venezuela. Es el primer
aporte, desde el punto de vista legal que presenta el Magisterio organizado para cambiar
la estructura jurídica que regía el sistema educativo. Este proyecto consagraba el
principio del Estado Docente, la obligatoriedad escolar desde los cuatro hasta los
dieciséis años y la gratuidad de la enseñanza. El concepto de gratuidad, implicaba no
1

solo el acceso a los locales educativos sino también ayuda efectiva para la alimentación,
vestido, transporte, útiles escolares, etc.
La SVMIP, liderada por Luis Beltrán Prieto convoca la Primera Convención Nacional
del Magisterio el 29 de julio de 1936, a realizarse en Caracas el 25 de agosto de ese año.
Comenzaba de esta manera la historia de la organización magisterial llamada
Federación Venezolana de Maestros. Transcurridos ocho días de labores, el 2 de
septiembre se le dio lectura a las bases y estatutos que deberían regir la Asociación
Nacional del Magisterio Venezolano,
Una vez discutidos los estatutos fueron aprobados con la sola modificación del nombre.
A propuesta del Maestro Víctor M. Orozco la Sociedad Venezolana de Maestros de
Instrucción Primaria se denominaría Federación Venezolana de Maestros. De esta
manera se da luz a la vida de la organización gremial del Magisterio Venezolano que se
convirtió en ductora y guía de las luchas de los docentes por mejores condiciones de
vida para contribuir a mejorar la calidad de la educación y la situación de los niños y
jóvenes venezolanos.
Esa Primera Convención del Magisterio produjo interesantes documentos como fueron:
la Tabla de los Derechos del Niño que aún sigue vigente, la Situación Económica del
Magisterio Venezolano, en el que por primera vez se planteó el aumento salarial para
los docentes. Los maestros ganaban 230 Bs. y solicitaron incremento a 400 Bs, lo que
no se logró inmediatamente. De igual manera, se propuso declarar el 15 de enero como
Día del Maestro en reconocimiento a la fecha de la creación de la SVMIP. Esta
propuesta entró en vigencia posteriormente por Decreto de Isaías Medina Angarita. En
la gestión de la Junta de Gobierno que se instaló en octubre del 1945, la FVM tuvo una
apertura extraordinaria, se le permitió establecer seccionales y cubrir todo el territorio
nacional.
La FVM estimula la participación social, cultural, científica y sirve de estímulo a la
participación política.
Entre 1936 y 1958 se van a producir cambios profundos en la vida política, económica y
social del país, tales como:
• Apertura de la vida democrática del país, es decir del nacimiento de la democracia
contemporánea.
• Aparición de numerosas asociaciones que van a llenar un gran vacío, propugnadoras
de ideales democráticos.
• Nacimiento de los grandes Partidos Políticos nacionales: AD, COPEI, URD y PCV.
• Se producen numerosas reformas legales destinadas a fortalecer la estructura orgánica
del país.
• Se promulga la Ley del Trabajo, dando lugar a la aparición de los Sindicatos.
• Se producen las primeras huelgas de los sindicatos petroleros.
• Se van a ensayar gobiernos elegidos por el pueblo; hay una gran actividad en la que se
inserta nuestra Institución, algunos fundadores de ella van a fundar a Acción
Democrática, estableciéndose una estrecha correlación entre la actividad política y la
gremial. De tal manera, que la actividad gremial proporciona dirigentes para la actividad
política y se establece una relación inversa a la existente actualmente, es decir que el
gremio en cierta forma contribuyó al nacimiento de los partidos políticos, mientras que
la tendencia actual es la de que los partidos aúpan el nacimiento de organizaciones
sindicales.
Después de la caída de la dictadura de Pérez Jimenes el 23 de Enero de 1958, sucede la
apertura democrática, entre otros se legalizan los partidos políticos, regresan los
dirigentes del exilio y se produce un gran florecimiento de la actividad gremial, cuestión
que es aprovechada por la FVM para exponer sus doctrinas, tesis educativas y
2

culturales, su organización y sus estrategias, hay un repunte en la labor que se realiza.
En el lapso 1958 -1968 es igualmente de profunda actividad, surgen diferentes
organizaciones del magisterio, el Colegio de Licenciados, y el Colegio de Peritos y
Técnicos, se produce una división en la FVM por razones políticas y esta tendencia
funda FETRAENSEÑAÑZA, y se mantiene el contacto con el Colegio de Profesores.
En 1959 en la XV Convención Nacional del Magisterio se establecen las bases
normativas para la creación del Instituto Nacional de Cooperación Educativa (INCE)
mediante los principios de colaboración por parte de las empresas privadas para la
capacitación y formación profesional de los obreros y empleados, además que esta
institución también contribuiría en la capacitación de los egresados de las escuelas
rurales.
El otro acontecimiento de la FVM va a ocurrir en 1969 cuando se realiza XXI
Convención en la ciudad de Trujillo en la cual se toma la trascendental decisión de
declarar a la FVM como Central Sindical de los Trabajadores de la Educación, lo que
significará un cambio y un viraje profundo en la concepción de la organización, porque
la acción reivindicativa sería más intensa y determinante, demostrada en la reacción de
la organización cuando el Dr. Rafael Caldera para ese entonces Presidente de la
República promulga la Ley de Carrera Administrativa en la cual se le daba la opción a
los empleados públicos de crear sindicatos pero sin derecho a la huelga y al Contrato
Colectivo.
Durante los años 1958-1979, se realizaron ocho convenciones nacionales, en Caracas
(1958), Tucupita (1959), Maracay (1960), Barinas (1962), Ciudad Guayana (1964),
Cumaná (1974) y Trujillo (1979). La Convención de Ciudad Guayana culminó sus
deliberaciones en Caracas, debido a una tragedia ocurrida en el Parque La Llovizna que
enlutó al magisterio venezolano.
Mención especial, merece esta Convención porque en ella se aprobó la declaración que
sirvió de base para la elaboración del Proyecto de Ley de Educación de 1966. Y, a partir
de la Convención de Cumaná en 1974, el máximo evento del Magisterio es denominado
Congreso de los Trabajadores de la Enseñanza.
A pesar de la vigencia de la Ley de Carrera Administrativa, en 1969 se produce la
gran huelga nacional del Magisterio, allí se consigue elevar los sueldos del maestro de
primaria de 900 Bs a 1200 Bs mensuales, esa huelga fue liderada por Isaac Olivera
Quintero quien era el presidente de la FVM para la época.
A partir de 1985 bajo la presidencia del profesor Félix Manuel Luces, reingresa
formalmente otra tendencia política, con lo cual el pluralismo ideológico se hace más
patente y se diseña un nuevo programa de trabajo que contempla el nacimiento formal
de Institutos como el Sindicato Académico Cultural que redimensionará las tareas
culturales pendientes de la FVM.
A través de su Instituto Académico se diseña el modelo educativo que en aquella época
era el más adecuado a la realidad venezolana. Se revisan planes, programas, estrategias
y replanteo económico de la Institución. La FVM se traza una política unitaria sin que
esto implique la pérdida de su identidad y su propio perfil.
En el transcurso de estos años, al irse renovando los estudios pedagógicos, fueron
egresando otros profesionales de la docencia, los cuales por necesidades de
agrupamiento, conllevaron a la creación de otras estructuras gremiales por efectos de la
sindicalización como FENAPRODO (CPV), FESLEV (CLEV), FENATEV.
Durante los años 1990 a 1998, la situación de la FVM continúa en franco progreso,
mantiene su hegemonía como la primera organización gremial sindical del magisterio
venezolano sindical del país. Sus aportes y propuestas de las Convenciones Nacionales
del Magisterio Venezolano- Congresos de los Trabajadores de la Educación, son
3

tomados en cuenta por instancias gubernamentales para el mejoramiento de la calidad
de la educación, tal es el caso del Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente en
1991 que venía a regir las condiciones de ingreso y ascenso para los profesionales de la
docencia. Con este hecho significativo para el magisterio la FVM conjuntamente con la
Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL), prepara a su dirigencia para
ser portavoz ante los docentes del país, del contenido de este documento que constituía
un avance dentro de la legislación educativa.
En esta etapa de la historia Fevemista se hicieron muchos avances dentro del ámbito
gremial sindical, entre los cuales se destacan:
• La creación del Instituto de Formación Sindical del Magisterio (INFOIM) con la
finalidad de formar a su dirigencia de todos los niveles: nacional, regional, municipal y
sobre todo a los delegados de centros de trabajo.
• La FVM firma convenio de Cooperación Académica con la UPEL para la
profesionalización de los docentes en servicio.
• La FVM entra en el ámbito internacional con representantes en la Central
Latinoamericana de los Trabajadores (CLAT) y la Federación Latinoamericana de
Trabajadores de la Educación y la Cultura (FLATEC), Confederación Mundial de la
Enseñanza (CSME).
• La dirigencia Fevemista tiene la oportunidad de participar, presentar estudios y
ponencias ante Congresos Internacionales, dando a conocer a la institución más allá de
nuestras fronteras.
• En el campo cultural la FVM institucionaliza el Festival Nacional “El Magisterio le
Canta a Venezuela” (1995), con el objetivo de unir a los docentes del país a través de la
cultura y el canto, afianzando los valores nacionales. Asimismo, crea el Orfeón de la
FVM (1997).
• De igual manera, en su afán de mantener al magisterio unido se realizan los I, II; III y
IV Juegos Deportivos Nacionales (1987 Ciudad Bolívar) (1997 Ciudad Guayana).
Entre 1980 y 1999 se realizan tres Convenciones Nacionales del Magisterio – II, III y
IV Congresos de los Trabajadores: Caracas (1980), Barquisimeto (1986) y Puerto La
Cruz (1991), siendo sus propuestas más importantes:
• Plantear al M.E el mejoramiento de las condiciones de vida del docente de zonas
fronterizas.
• Creación de la Casa de la Juventud en todas las ciudades de Venezuela. Propuesta
acogida por el gobierno nacional bajo la presidencia del Dr. Luis Herrera Campins, y se
ponen en funcionamiento en todas las regiones del país.
• Se produce la Declaración de Principios de la FVM.
• Se plantea el Proyecto de Ley Sustitutivo del Estatuto Orgánico del IPAS-ME.
• Exigencia al M.E del cumplimiento del Decreto 283 sobre el Régimen de Educación
Intercultural Bilingüe.
DE 2000 HASTA 2011
Con la llegada al gobierno de Hugo Chávez Frías se marca una nueva etapa de la
historia de la FVM. Se entra en un período de gran agitación política, debido a las
medidas autocráticas impuestas por el gobierno que atentan contra la estabilidad
democrática, donde el Poder Ejecutivo controla de manera férrea todos los demás
Poderes Públicos y mantiene una presión constante por imponer un sistema de gobierno
distinto al sistema democrático (Socialismo del Siglo XXI), y de gran influencia
antillana que con asesoría fundamental del vetusto y enfermo dictador genera
contradicciones importantes en la población.

4

En lo que se refiere a la EDUCACIÓN eliminaron la intermediación, las decisiones
tomadas son unilaterales dejando a un lado a las organizaciones del magisterio. El
Reglamento del Ejercicio de la Profesión Docente no existe para ellos, sometiendo la
carrera docente al clientelismo político y en consecuencia la distorsión de la nómina es
grave, y en lo académico, la primera línea del gobierno es la desinformación, la puesta
en funcionamiento de acciones curriculares inconsultas creando un inequívoco malestar
en la escuela y en el liceo. La ideologización ya no es una amenaza sino una realidad
dirigiendo acciones en este sentido que van contra todo lo que signifique libertad de
enseñanza. Asimismo, se ha revertido el proceso de descentralización que se venía
avanzando en Venezuela, concentrando las decisiones en el despacho ministerial.
En la actualidad las organizaciones que agrupan a los educadores luchan contra todas
las imposiciones que, desde el Ministerio de Educación, se les pretende introducir a las
discusiones de los Contratos Colectivos, le ha sido difícil al gobierno ideologizar al
educador, porque hasta ahora no han podido penetrar a la dirigencia magisterial, la
mística docente y el amor al niño y a la escuela, han sido el norte de la actual
generación de educadores. Hoy 15 de enero de 2017 celebramos esa rectitud y esa
mística que ha podido sobrevivir a los ataques despiadados de los representantes del
Socialismo del siglo XXI.

5

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful