Está en la página 1de 5

Mg.

Johnny Alva Cabanillas
Docente

3.2 ARQUITECTURA Y URBANISMO: Templos y Poblaciones
Las grandes construcciones de adobe que conocemos como “huacas”, tuvieron
extremada importancia dada la inversión de millones de adobes, millares de
trabajadores, diversos especialistas y su alimentación, transporte de los materiales
y la organización del poder y su mantenimiento.

Decoración interna, de una de las habitaciones en Huaca La Luna. Moche

Paralelamente, las funciones rituales, la decoración escénica y la magnificencia de
los entierros que dejan en estas huacas nos hacen suponer su uso en los ritos del
poder que integraba lo político, militar y religioso.
Pareciera que los mochicas para edificar usaron dos criterios: como unidades y
como duetos. Las que están solas se asocian más a áreas cultivadas y a puestos
de control, avanzada político-religiosa y distribución del agua. En cambio, los
conjuntos duales se asocian a poblaciones, tal vez administrando el poder sobre
artesanos, comerciantes y, también, a la distribución del producto agrícola.
Las pirámides, en suma , deben sobrepasar el centenar en los diversos valles
ocupados. Pero abriremos una interrogante: ¿Cuáles fueron los motivos para erigir
estas pirámides monumentales y cuales para dejar de hacerlas? Pareciera que al
principio sólo ampliaron las existentes y elevaron otras; en cambio, en tiempos
ulteriores se hicieron menos o las circunscribieron a lugares especiales como
“LA VIDA TIENE MÁS IMAGINACIÓN DE LA QUE LLEVAMOS EN NUESTROS SUEÑOS”
CRISTOBAL COLÓN

Como en otros casos. como en los casos de Pañamarca. no se han encontrado aún restos de ocupación mochica. yendo del mar hacia las entrantes del valle. apoyandose en varios curacazgos locales. al final preferirían localizar las actividades religiosas. el poder estaría en manos de comerciantes. o más al sur. ciudades preincas que casi no tienen este tipo de pirámides. Vista panorámica de la Pirámide del Sol. Extrañamente. como se observa en Chan Chan (La Libertad). que tiene una construcción piramidal con restos de cerámica mochica tardía. el poder curacal era más agrícola y con mayor componente religioso. Posteriormente. todo circundado con murallas que sugieren su unidad. A un costado. “LA VIDA TIENE MÁS IMAGINACIÓN DE LA QUE LLEVAMOS EN NUESTROS SUEÑOS” CRISTOBAL COLÓN . ampliando y enriqueciendo templos ya existentes. en el valle de Casma. en Manchán.Mg. Huaca del Sol. la Luna o Sian. Pañamarca. Moche Planteada la relación entre la obra arquitectónica y su sociedad. 3.1 El Valle de Nepeña o Huambacho Más al sur hay un valle. anterior al de Nepeña. Es posible que esta construcción hubiese sido una especie de avanzada. se divisa una impresionante pirámide. en relación con las poblaciones y el control de los valles. el de Huarmey.2. Este fenómeno se acentúo en época Chimú. los cuales. artesanos y técnicos. Los veremos yendo de sur a norte. se trata de dos edificios junto a patios abiertos que aumentan sus magnitudes visuales. haremos una breve descripción morfológica de las pirámides más importantes. Johnny Alva Cabanillas Docente Pacatnamú (La Libertad) o Túcume Viejo (Lambayeque). en las últimas fases mochicas. sobre un amplio panorama desértico. otro edificio menor. Es deducible que en la época en que se edificaron estas construcciones monumentales. En Nepeña.

coronas de cobre dorado y abanicos de plumas multicolores enfatizaban la riqueza y el poderío del anciano gobernante. Allí hay una de más de 18 m. después de cruzar laderas y cerros bajos.2. El valle es angosto y de la margen izquierda sale el canal que riega la planicie cercana hasta Lacramarca.2 El Valle del Santa La pirámide más importante es la que en la actualidad se llama El Castillo y está ubicada en su margen izquierda. En la margen derecha está la toma que llevará agua a las planicies de Guadalupito y Pampas de Chao.. siendo las más destacadas “Huancaco” y “Castillo de Tomabal” en Virú. dejando ver muros de adobe enlucidos con barro y pintados con blanco. y al sur de la planicie. hallazgos que muestran el rico ajuar funerario de un sacerdote guerrero. Muy cerca de allí. madre. De un canal mochica. En la parte baja de este valle. asociados a cerámica Moche II y III. “LA VIDA TIENE MÁS IMAGINACIÓN DE LA QUE LLEVAMOS EN NUESTROS SUEÑOS” CRISTOBAL COLÓN . que tiene restos de pintura blanca en varias partes de su interior. Al pie de ambas. tiene importancia por los hallazgos de Strong y Evans (1952). los cuales se caracterizan por su forma sillar-rectangular. La vestimenta del mandatario era fina y lujosa. de alto.2. La Huaca de la Cruz.4 El Valle de Moche Este valle es conocido por sus grandes pirámides. una máscara de cobre le cubría el rostro. 3. hay restos de casa mochicas. ocre. con huellas de gavera de caña a los costados. determinando que el valle sea angosto y con muchas colinas. Johnny Alva Cabanillas Docente 3. merece especial atención el grupo de pirámides conocidas como “Huancaco”. se encuentran restos poblacionales de las tres primeras fases mochicas. rojo y turquesa. El pueblo “Moche” pudo comenzar siendo “Virú” así como los primeros niveles de las pirámides. tenía collares de turquesa. las cuales fueron ampliadas y engrandecidas en tiempos posteriores. a no más de 200 m.2. sepultado con sus dos mujeres y varios sirvientes. las Huacas del Sol y La Luna. dos de ellos enterrados vivos. pues están hechos con adobes al estilo Virú.3 El Valle de Virú Hay muchas pirámides hechas en los tiempos iniciales. Entre las colinas de Guadalupito están los terrenos para experimentación agrícola más importantes. La configuración geográfica es muy abrupta debido a que el río rompe la cordillera occidental y avanza hasta el mar. Báculos de madera con adornos de concha.Mg. 3. sale otro que ha cortado viviendas de estilo “Virú”.

Johnny Alva Cabanillas Docente Decoración interna. mucho más amplio que el de Moche. Huaca La Luna. después los Chimú hicieron sus cementerios. sobre la terraza. fueron luego modificadas por los mochicas para su uso o. No sabríamos decir con precisión cuántas pirámides mochicas hay en este valle. porque varias. otras huacas mochicas serían habilitadas para el ritual de los chimús. sobre la terraza aluvial del complejo arqueológico “El Brujo”. con imágenes del Decapitador .E de la colina. tiene evidencias de por lo menos dos importantes asentamientos urbanos. Las más importantes serían. en su defecto. Sonolipe. Urricape. La Campana. siendo originariamente de otras culturas predecesoras. Huaca “LA VIDA TIENE MÁS IMAGINACIÓN DE LA QUE LLEVAMOS EN NUESTROS SUEÑOS” CRISTOBAL COLÓN .Mg.2. en la margen derecha de uno de los antiguos brazos del río Chicama. hay tres grandes promontorios. Mocollope. Moche 3. Huaca Cartavio.5 El Valle de Chicama El valle de Chicama. Sobre este asentamiento. Los otros dos más altos y relacionados estan casi a los extremos de una gran planicie donde hay restos de paredes hechas con canto rodado. El otro estuvo en la parte media de este valle muy cerca de lo que hoy se conoce como Sauzal. Cerca del mar. el del sur y más alejado es “Huaca Prieta” con ocupación pre cerámica. Uno. del que sólo quedan algunos escombros en la falda S. el más grande.

Huaca de Faralá. En el valle. En este complejo. las mismas que dividían la ciudad conjuntamente con las murallas (Verano 1986). Dos canales importantes en la zona. Las fotos que ilustran el documento fueron hechas por el docente del área. en la cual se edificaron otras pirámides y reutilizaron las construidas anteriormente. el cual ahora está convertido en laguna con aguas de los cultivos de arroz. Cerro de Chepén. Donan (1984) supone la existencia de un período muy largo de ocupación con muy poca población anterior al período mochica. como material de consulta. Taymi y Collique parten de allí para regar el anchuroso valle. también sostiene que por los años 700 d. posiblemente por el intento de asaltar la amurallada urbe. la mayoría de las huacas se erigieron en honor a la Luna. poseía un amplio patio hundido en su lado sur. En este complejo geográfico está la más grande área cultivable de toda la costa. Sin embargo. Licapa. Del período Moche proceden algunos hallazgos que describen cruentas luchas. La Mina. San José de Moro.2. Los primeros estudios (Doering:1966) dicen que hay restos de ocupación mochica en traslapo con la fase Gallinazo y. Otras huacas son Dos Cabezas. “LA VIDA TIENE MÁS IMAGINACIÓN DE LA QUE LLEVAMOS EN NUESTROS SUEÑOS” CRISTOBAL COLÓN . (1994). En una elevada terraza aluvial en la margen derecha del río Jequetepeque está el impresionante complejo arqueológico Pacatnamú. Este texto fue reproducido con fines educativos. Lima. Concytec. y las ya anotadas Huaca Partida y Huaca Blanca. el curacazgo de Sipán destacaría entre otros. cuyo potencial agrícola es inmejorable. siendo los más importantes los de Lambayeque y Chancay.6 El Valle de Jequetepeque Hay varios sitios. dentro de éstas. tras sufrir este último un avenamiento.C fue ocupada por los pobladores de la zona de Dos Cabezas. La Huaca Sian (Casa de la Luna).Perú. Tal vez esto explique el temprano desarrollo de diferentes sociedades allí asentadas y.7 El Valle de Lambayeque El Valle de Lambayeque es un complejo geográfico compuesto por cinco valles. cerca de la actual ciudad de Guadalupe. sobresale por su monumentalidad. Signán o La Calera. tanto poblacionales como monumentales. La Cultura Mochica.2. Johnny Alva Cabanillas Docente Colorada. Los cadáveres fueron arrojados a largas fosas. Fuente: Cristóbal Campana. las construcciones son Chimús. Actualmente. Túcume con su más de 18 pirámides. El Hornito o Sisnán. La Chavinera. 3. hay un sitio conocido como La Puntilla por su valor estratégico para repartir y controlar la irrigación. En esta época las construcciones son religiosas y piramidales.Mg. al final. Huaca La Campana. 3. La ocupación más larga es Chimú. Dentro de este mismo ámbito.

Intereses relacionados