Está en la página 1de 6
Figura 826. Distribucién de un puesto de trabajo. CONSERVACION DEL TORNO PARALELO: ENGRASE Y LIMPIEZA Una buena conservacién de un torno alarga considerablemente la vida de éste y también la posibilidad de poder efectuar trabajos de precision durante un plazo de tiempo mds largo. Debe prestarse especial atencién al engrase de todos los puntos que lo requieran. Para ello bastard con seguir las recomendaciones del constructor para el empleo de los aceites adecua- dos y para la renovacién del aceite de los depdsitos cuando los haya. Un capitulo muy importante de los libros de instrucciones esta dedi- cado a este punto del engrase y, sin embargo, esté comprobado que no siempre se les presta la atencién debida, originando esta desatencién el 75 por ciento de las averias que tienen lugar en las maquinas. La formacién —1305— de una responsabilidad en jos operarios en cuanto al cuidado que deben prestar a las maquinas en las que desarrollan su trabajo, no solamente evita muchas pérdidas de tiempo por averias, sino que también mejora extraor- dinariamente el ambiente de trabajo. El constructor indica siempre en sus instrucciones Figura 827. — Puntos de engrase de un conjunto tablero del carro y frecuencia, 1, Pa- lanca de roscar. 2, Palanca de embrague. 3, Tope. 4, Tornillos de djuste del mecanismo de roscar. C, una vez al dia. B, dos veces al dia. A, una vez por semana. + Los puntos de engrase de cada parte de la maquina (fig. 827) + La clase de aceite que requiere, incluso muchas veces con especifica- cién de dos o tres marcas distintas de iguales caracteristias. + Periodicidad con que deben efectuarse los engrases en cada punto + Capacidad de los depésitos de aceite —1306- Figura 828, — Controles de nivel y circulacién del aceite. 1, Palanca cambio veloci- dades, 2, Visor seleccidn velocidades. 3, Palanca inversion avances. 4, Punto de con- trol de circulacién de aceite. vel de aceite. 6, Orificio de Ilenado de aceite. A, Orificio de purga o vaciado, + Periodos de renovacién de aceites y forma de efectuarlo. + Indicacién de niveles y controles que permitan localizar cualquier averia en el sistema de engrase (fig. 828). Otro punto también muy importante es la limpieza de la maquina; en particular las partes que rozan deben limpiarse con frecuencia después de las operaciones de desbaste y siempre antes de las operaciones de acabado, asi como engrasarlas ligeramente después. Sobre todo deben pro- tegerse las superficies de deslizamiento de toda clase de polvos abrasivos, cascarillas, etc. —1307— OPERACIONES DE REGLAJE Y DESMONTADO Reglar es verificar y corregir los juegos u holguras que se hayan po- dido apreciar entre dos o mas superficies que estén en contacto. Ya vimos en el envio 17 la forma en que procediamos al reglaje eventual del juego existente entre husillo y tuerca del carro transversal. En realidad, estos reglajes afectan sobre todo a los organos portapiezas y Portaherramientas. En cuanto a los érganos portapiezas, los juegos excesivos producen unos choques al ataque de la herramienta que hacen vibrar a la maquina, quedando la superficie mecanizada con unas facetas 0 marcas mas 0 me- nos sefialadas. A este efecto, hay que proceder a veces al reglaje del juego del eje del cabezal; este reglaje se realiza siempre con la maquina parada y desco- nectada. APRECIACION DEL JUEGO RADIAL Debemos aseguramos, ante todo, de que el eje gira libremente con la mano. Se monta un comparador sobre la bancada y se palpa la superficie exterior cilindrica del plato. Se ejerce una presién vertical de abajo a arri- ba sobre el plato y por medio de una palanca. Las oscilaciones de la aguja del comparador no deben sobrepasar del orden de 0,01 a 0,02 mm. Este juego se suprime (fig. 829) aflojando la contratuerca 8 y apre- tando ligeramente la tuerca 7 para efectuar el debido reglaje, el cual de- bera permitir al eje girar con suavidad, pero sin holgura; se verifica enton- ces el juego y se vuelve a fijar la contratuerca 8. APRECIACION DEL JUEGO AXIAL Se procede como en el caso anterior, pero palpando sobre la cara fron- tal del plato. Las diferencias no deben ser superiores a 0,01 mm. Se anula por el reglaje de un conjinete axial de bolas montado en el apoyo trasero o mediante los rodamientos de rodillos cénicos situados en el apoyo delantero del eje. 1308. Figura 829. — Reglaje del juego radial. 1, Proteccién de las ruedas. 2, Parte de protec- cidn que se desmonta, 3, Parte tornillos de fijacién. 4, Parte tapén del agujero del eje. 5, Tornillos fijacién. 6, Tapa posterior. 7, Tuerca para reglaje. 8, Contratuerca. REGLAJE DEL JUEGO DE LOS HUSILLOS DE LOS CARROS En la figura 830 puede ver como se efectiia el reglaje de estos juegos en un torno modelo CUMBRE 022; la tuerca es partida y mediante unos tornillos (3) puede reducir la holgura’ producida, Debe evitarse aqui un apriete excesivo de los tornillos que originaria una dureza de desplaza- miento y un desgaste prematuro de! husillo y tuerca. También los juegos de los carros pueden reducirse por medio de regle- tas de ajuste, las cuales se reglan también mediante tornillos. —1309— Figura 830. — Reglaje de los juegos husillo-tuerca del carro superior. 1, Mando carro superior. 2, Mando carro transversal. 3, Tornillos de reglaje de 1. 4. Tornillos de regla- “je de 2. DESMONTAJES DE PIEZAS En los libros de instrucciones vienen también especificadas las opera- ciones de desmontado que deben efectuarse mas frecuentemente, sobre todo si se ha de tomar alguna precaucién especial, ya que como la totali- dad de los mecanismos van encerrados no puede saberse siempre de qué forma o manera podria procederse al desmontaje. La figura 831 muestra las instrucciones de desmontaje de una tapa de cabezal de un modelo CUMBRE 026 en la que van adosados los mandos del cambio de veloci- dades. PREPARACION DEL TRABAJO A Io largo del curso hemos estudiado los diversos trabajos que pueden —1310—