DOMINGO, 27 JUNIO 2010

T E N D E N C I A S

LA VANGUARDIA 35

Jaime Serra

Un peregrino acaba el camino entrando a la ciudad histórica de Santiago, en febrero pasado

ÀLEX GARCIA / ARCHIVO

El placer de andar en soledad
]Janine, una arqueóloga de Los

Ángeles, viajó en tren a Santiago de Compostela hace diez años, durante unas vacaciones en España, y se encontró “con una ciudad llena de personas extrañas, procedentes de muchos sitios, que llegaban caminando con grandes sonrisas en sus rostros”. La sensación de plenitud que transmitían le impactó. Pero cuando hace tres años dispuso de tiempo para lanzarse a la ruta, era en verano. “No me gusta caminar con mucha gente. Por eso, en esa ocasión hice el camino del norte y el primitivo. Y este año vine por la vía de la plata. Quiero hacer el camino francés, pero en invierno o en primavera, cuando esté menos saturado”, apuntaba el viernes en el albergue de Outeiro, mientras

descansaba antes de los últimos 16 kilómetros a Santiago. Janine encontró en la vía de la plata la tranquilidad y soledad que buscaba. Es uno de los grandes atractivos de las rutas alternativas a la francesa. “En veintidós días creo que sólo he adelantado o me han adelantado caminando unas diez personas”, contaba Daniel, un celador de Burgos, mientras reponía fuerzas para una de las últimas etapas del camino norte. También es un veterano con varias rutas a sus espaldas, como la peregrina francesa. Considera que para quien le guste la naturaleza, la ruta del Cantábrico es la ideal. En cambio, uno de sus compañeros de caminata se quejaba del poco ambiente que hay en los albergues de este itinerario, compara-

do con el bullicio y animación de la ruta más clásica. “A mí me gustó más el camino francés que el norte. Si buscas relacionarte, el primero es mucho mejor”, opina Arantza, una guipuzcoana que ya había peregrinado a Santiago desde Roncesvalles por la ruta más tradicional y que este año lo hizo con unas amigas desde Irun, un itinerario que le resultó “demasiado solitario. Hicimos kilómetros y kilómetros sin ver a nadie”. “El camino francés debe de ser como el Rocío, una marabunta de gente”, opina Ángeles, una malagueña que ayer completó su peregrinación de 368 kilómetros por la vía de la plata, desde Granja de Moreruela. “Cumplí un reto que me había puesto a mí misma”, dice satisfecha.

í, el tabaco es la peste. Y sin embargo, ahí siguen; acorralados física y moralmente, en contra de toda legislación, del pensamiento social imperante, conscientes del daño físico al que se someten, un número considerable de ciudadanos resiste. ¿Es sólo adicción? Para los fumadores de mayor edad, que sin la información que hoy tienen los jóvenes empezaron a fumar para ser adultos, el primer beso sabe a tabaco. Para muchos, el cigarrillo es el amigo leal que siempre estuvo ahí: cuando nació el hijo, cuando llegó el divorcio, cuando perdieron el trabajo... Dejar de fumar, sí, pero ¿y las cosas que le acompañan? Josep Pla decía que sus ideales a medio liar eran una herramienta para encontrar adjetivos, ¿qué habría sido de El quadern gris sin el humo? Y todavía hay fumadores por parejas que, después de hacerse el amor, encienden un cigarrillo compartido. No es sencillo abandonar la significación de ese acto. En mi caso quizá fumaba sólo por adicción, pero fue por romanticismo que antes de matarlo quise tomarle una instantánea. Tracé un viaje de despedida por la mítica ruta 61, cruzando Estados Unidos desde Canadá hasta Nueva Orleans. Ayudado por un GPS, a cada cigarrillo que encendía marcaba el lugar con una pequeña quemadura en un mapa.

S

Un ex amigo

27 días

729 cigarrillos

36,45 por día

por la costa y entran en Galicia por Ribadeo como los que lo hacen por los montes de A Fonsagrada. “Hemos pasado por un tubo verde, rodeado de vegetación”, contaban hace unos días en Vilalba Sergio y Cristina, dos andaluces entusiasmados con el paisaje del camino norte. Pero también hay ejemplos de cierta decepción, de peregrinos que sueñan con un itinerario que discurra permanentemente junto el mar y se encuentran que a menudo son desviados hacia el interior y que en el litoral se encuentran con un océano de ladrillo. En este itinerario los albergues son contados, lo que impide a los peregrinos organizar sus propias etapas. También provoca que en verano las infraestructuras se puedan saturar. Otra ruta muy en auge este año es la lusa. Se trata de un conjunto de varios caminos. La parte más frecuentada es la que va de Oporto hacia Braga y el pueblo fronterizo de Ti. “Una vez en Galicia, lujo total”, escribió Paco Nadal en su guía del camino portugués.

Los otros caminos conservan el espíritu de aventura pero tienen menos infraestructura Los dos itinerarios del Cantábrico cautivan a los peregrinos por sus paisajes Respecto al anterior año santo, el camino francés crece un 37% y las otras rutas, el 105%
LA EVOLUCIÓN RUTAS EN ALZA

V E N T A J A S E I N CO N V EN IEN T ES

VEA LAS EXPECTATIVAS DE LA XUNTA DE GALICIA SOBRE TURISMO EN EL AÑO SANTO EN: www.lavanguardia.es/hemeroteca

Esta es una constante de los itinerarios alternativos, ya que la parte con más infraestructuras es la que discurre dentro de Galicia, como destaca João, un trabajador de la industria electrónica de Braga que llegó ayer a Santiago. En Galicia la ruta lusa atraviesa las zonas más pobladas, lo que merma su atractivo. Lo contrario de lo que sucede con los primeros tramos de la vía de la plata, que parte de Sevilla hacia el norte por Extremadura y que tiene el inconveniente del calor. “Hemos descubierto la belleza de Castilla”, contaban Mariano, de Zamora, y Amaya, de Málaga. Los itinerarios jacobeos se multiplican en Galicia, en ocasiones sin base histórica, mientras los alcaldes se pelean porque pase por su pueblo para captar turistas. Los otros caminos de Santiago ofrecen la ventaja de lo novedoso pero presentan la desventaja de la falta de infraestructura y animación. Aparecen como una alternativa para un año en el que se espera que lleguen a Compostela unos 250.000 peregrinos.c

Al llegar al Caribe nos despedimos en silencio. Ya en casa, calqué rojo sobre negro su retrato. Recuerdo de un viejo amigo para mi nueva vida de ex fumador.
N

O

E

S

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful