Está en la página 1de 1

Haba una vez una linda familia; formada por papi Jefri,

mamita Tati y el hijito Gustavito.


Gustavito a veces se portaba un poquito mal, no
obedeca a su mami, y en el colegio no obedeca a la
profesora; y mamita sufra mucho por esto y estaba
muy triste.
La mamita Tati le rezaba mucho a la virgencita, le
peda que ayude a su hijito a ser ms obediente y a
que se porte bien.
Entonces un noche la virgencita se meti e el sueo de
Gustavito y le dijo: Gustavito de ahora en adelante vas

a ser un buen nio, vas a portarte bien con mamita ya


no la vas hacer llorar, le vas a dar muchos besitos y la
vas a obedecer.
A la maana siguiente Gustavito se levant y le dio
muchos besitos a su mamita y se volvi un nio
obediente, y todos los das se soaba que la virgencita
le daba muchos besitos.
Recuerda, si eres un nio obediente la virgencita va a
venir todas las noches a darte un besito.